‘Las aventuras del Doctor Dolittle’ le llevan a ‘Aguas oscuras’


Estrenados prácticamente todos los títulos que competirán en las principales categorías de los Oscar, enero encara su recta final con novedades que, si bien no se presentan con el aval de premios y nominaciones, sí lo hacen con nombres e historias capaces de atraer al público a las salas. Este viernes día 24 son varios los estrenos, la mayoría de ellos procedentes de Europa, Sudamérica y Extremo Oriente.

Pero arrancamos con Las aventuras del Doctor Dolittle, comedia familiar hollywoodiense que vuelve a llevar a la gran pantalla al protagonista de la serie de novelas creadas por Hugh Lofting. Ambientada en la Inglaterra victoriana, la historia sigue al excéntrico y reputado veterinario que, tras perder a su mujer hace siete años, se encerró tras los muros de su mansión con la única compañía de animales exóticos. La enfermedad de la joven reina le obligará a dejar su retiro y embarcarse en una aventura para encontrar la cura en una mítica isla, enfrentándose por el camino a viejos adversarios y a sus propios demonios, y contando con la ayuda de una joven autoproclamada aprendiz y una corte de animales con los que puede comunicarse. Dirigida por Stephen Gaghan (Gold, la gran estafa), la cinta está protagonizada por Robert Downey Jr. (Vengadores: Endgame), Harry Collett (Dunkerque), Antonio Banderas (Dolor y gloria), Michael Sheen (El apóstol) y Jim Broadbent (Rey de ladrones), a los que se suman las voces de Rami Malek (Bohemian Rhapsody), Octavia Spencer (El sótano de Ma), Kumail Nanjiani (serie Silicon Valley), John Cena (Dos padres por desigual), Emma Thompson (Men in Black: Internacional), Tom Holland (Spider-Man: Lejos de casa) y Ralph Fiennes (Secretos de Estado).

También procede de Estados Unidos Aguas oscuras, drama basado en un hecho real revelado en un artículo del New York Times Magazine que tiene como protagonista a un abogado que descubre la conexión entre un número creciente de muertes inexplicables y una de las corporaciones más grandes del mundo. En su lucha por defender a aquellos que no pueden defenderse y sacar a la luz los hechos arriesgará no solo su futuro, sino su familia y su propia vida. Todd Haynes (Carol) se pone tras las cámaras para dirigir a Mark Ruffalo (Vengadores: Infinity War), Anne Hathaway (Serenity), Tim Robbins (Marjorie Prime), Bill Camp (Joker), Victor Garber (Rebelde entre el centeno), Mare Winningham (La gaviota), William Jackson Harper (Midsommar) y Bill Pullman (The equalizer 2), entre otros.

Pasamos ahora a los estrenos europeos con Te quiero, imbécil, comedia española dirigida por Laura Mañá (La vida empieza hoy) cuya trama arranca cuando a un joven le deja su novia justo cuando iba a pedirle matrimonio, pierde su empleo y se ve obligado a volver a vivir con sus padres. Ante semejante situación decide reinventarse y triunfar, pero no sabe cómo, por lo que acude al único sitio en el que todo se puede encontrar: internet. Y mientras intenta seguir los consejos de un youtuber, la vida sigue entre amigos, viejas conocidas y nuevas jefas. Quim Gutiérrez (Ventajas de viajar en tren), Natalia Tena (serie Juego de tronos), Ernesto Alterio (Lo dejo cuando quiera), Alfonso Bassave (Que Dios nos perdone) y Alba Ribas (100 metros) encabezan el reparto.

Desde Alemania nos llega Cerca del horizonte, drama romántico basado en la historia real de la novel escrita por Jessica Koch, en la que una joven con un futuro prometedor y sin complicaciones en su vida conoce a un chico que tiene todo con lo que ella sueña. Fascinada por él, poco a poco descubrirá quién se esconde tras la fachada construida con tanto esmero, y juntos deberán enfrentarse a los prejuicios y la exclusión en una carrera contra el tiempo. Dirigida por Tim Trachte (Abschussfahrt), la cinta está protagonizada por Luna Wedler (Streaker), Jannik Schümann (El día que vendrá), Luise Befort (Jesus cries), Jamie Bick (Loverboy), Julia Eiber (Die goldfische) y Nicola Gründel (Ein weihnachtslied).

El país germano también está presente, junto a Suecia y Noruega, en Sobre lo infinito, cinta escrita y dirigida por Roy Andersson (Una paloma se posó en una rama a reflexionar sobre la existencia) que, en clave dramática, realiza una reflexión en torno a la vida, su belleza y su crueldad, todo ello en un marco bélico que ofrece un caleidoscopio de la vulnerabilidad de la existencia. Entre los numerosos actores que componen el elenco destacan Jessica Louthander, Martin Serner, Tatiana Delaunay, Anders Hellström, Jan-Eje Ferling (Juni) y Thore Flygel (Apan).

Aunque sin duda la cinta más internacional es Dios es mujer y se llama Petrunya, drama con capital macedonio, belga, francés, croata y esloveno que narra como en un pequeño pueblo de Macedonia, cada mes de enero, el sacerdote local arroja una cruz de madera al río en una ceremonia en la que cientos de hombres se lanzan al agua para conseguirla, pues quien lo logre tendrá garantizada la buena suerte durante todo el año. Pero cuando la coge una mujer estalla la furia de una sociedad que lo considera una afrenta a un ritual tradicionalmente masculino. Dirigida por Teona Strugar Mitevska (The woman who brushed off her tears), la película está protagonizada por Zorica Nusheva, Labina Mitevska (7 avlu), Stefan Vujisic y Suad Begovski.

Pasamos ahora a las novedades procedentes de Sudamérica, entre las que destaca Ema, film chileno dirigido por Pablo Larraín (Jackie) que combina drama y música para contar la historia de una bailarina de reguetón que, tras un traumático incidente que cambia su vida y su matrimonio por completo, decide embarcarse en una odisea de liberación personal. El reparto está encabezado Mariana Di Girolamo (Aquí no ha pasado nada), Gael García Bernal (serie Mozart in the jungle), Santiago Cabrera (serie Big little lies), Giannina Fruttero (serie Zamudio) y Catalina Saavedra (Marilyn).

China, en colaboración con Francia, produce El lago del ganso salvaje, historia escrita y dirigida por Yi’nan Diao (Ye che) que tiene como protagonista a un gángser de nivel medio. El día que sale de la cárcel se ve involucrado en una reunión de bandas que termina con un policía muerto. Huyendo de las bandas y del dispositivo policial se encuentra con una prostituta de cuyas intenciones sospecha, pero que es su única vía de salvación, por lo que deberá enfrentarse a los límites que está dispuesto a sacrificar. Lun-Mei Kwei (The big call), Ge Hu (1911), Fan Liao (La ceniza es el blanco más puro), Regina Wan (Xin li zui) y Zeng Meihuizi son los principales actores.

Puramente asiática, en este caso de Japón, es la cinta de animación Los niños del mar, adaptación del manga de Daisuke Igarashi cuyo argumento gira en torno a una joven adolescente de padres separados. Su padre trabaja en el acuario local, donde pasa mucho tiempo fascinada con las especies que allí viven. Todo cambia cuando conoce a dos chicos que son trasladados al acuario, pues la joven comprenderá que tiene una conexión especial con el océano, al igual que los dos chicos. Pero el poder de sus dos nuevos amigos parece interponerse con los intereses del acuario. Dirigida por Ayumu Watanabe (Doraemon y el pequeño dinosaurio), la película cuenta con las voces originales de Mana Ashida (Pacific Rim), Hiiro Ishibashi, Seishû Uragami (Tomodachi gêmu gekijouban) y Win Morisaki (Ready Player One).

Terminamos con el documental Cholitas, producción boliviana escrita y dirigida a cuatro manos por Pablo Iraburu (Oskara) y Jaime Murciego, para quien es su ópera prima. El film muestra la vida de cinco mujeres indígenas que con su vestimentas tradicionales lograron ascender los 6.962 metros del Aconcagua, la montaña más alta de América.

Keira Knightley vive ‘El día que vendrá’ después de ‘After’


Se acerca el fenómeno cinematográfico del año, y la cartelera lo acusa. Y en esta ocasión lo hace con varias semanas de antelación, marcado también por la proximidad de la Semana Santa. El resultado es que este viernes 12 de abril llegan a las pantallas españolas títulos que posiblemente no atraigan al gran público, aunque sin duda ofrecen un interés añadido por sus historias y sus protagonistas.

Es el caso, por ejemplo, de El día que vendrá, drama romántico que adapta la novela de Rhidian Brook ambientada en la Alemania de 1946, devastada por la II Guerra Mundial. En este contexto, una joven llega a Hamburgo en pleno invierno para reunirse con su marido, un coronel británico encargado de la reconstrucción de la ciudad. Pero al mudarse a su nueva casa, descubre que su marido ha optado por compartirla con sus antiguos propietarios, un viudo alemán y su hija. La convivencia estará marcada por la hostilidad, pero también por una inesperada pasión. Dirigida por James Kent (Testamento de juventud), esta cinta con capital estadounidense, británico y alemán está protagonizada por Keira Knightley (El cascanueces y los cuatro reinos), Alexander Skarsgård (La leyenda de Tarzán), Jason Clarke (Winchester: La casa que construyeron los espíritus), Kate Phillips (The little stranger), Jannik Schümann (Inmersión) y Alexander Scheer (Goodbye Berlín), entre otros.

Puramente hollywoodiense es After. Aquí empieza todo, adaptación del primer volumen de la exitosa saga literaria escrita por Anna Todd. Dirigido por Jenny Gage, quien de este modo debuta en el largometraje, este drama romántico adolescente tiene como protagonista a una joven estudiante, hija obediente y entregada novia, que en su primer año de universidad se enamora de un chico con un oscuro secreto, comenzando una complicada relación que dará un vuelco a su vida. Josephine Langford (Siete deseos), Hero Fiennes Tiffin (serie Safe), Selma Blair (Mamá y papá), Jennifer Beals (Si no despierto), Peter Gallagher (El gran desmadre) y Meadow Williams (The intruders) son los principales actores.

También estadounidense es La profesora de parvulario, cinta dirigida por Sara Colangelo (Little accidents) que es el remake de la película homónima de 2014 y que contaba con capital israelí y francés. La historia, para aquellos que no hayan visto el film original, se centra en una profesora inusualmente atenta con sus estudiantes. Un día descubre que uno de ellos es un niño prodigio, y llegará a poner en riesgo su vida familiar y su libertad con tal de que el pequeño desarrolle su talento. El reparto está encabezado por Maggie Gyllenhaal (Asalto al poder), Gael García Bernal (serie Mozart in the jungle), Rosa Salazar (CHIPS), Michael Chernus (serie Orange is the new black), Anna Baryshnikov (Manchester frente al mar) y Daisy Tahan (Dos buenos tipos).

Entre los estrenos exclusivamente europeos destaca Dobles vidas, comedia dramática escrita y dirigida por Olivier Assayas (Personal shopper) que sigue la vida de una pareja en constante contradicción. Él, editor de libros, ama a su mujer pero mantiene una aventura con una compañera de trabajo, publica el libro de un amigo aunque no le gusta, y se apasiona con las ediciones antiguas de los libros aunque no se separa de su ebook. Ella es una actriz que se siente estancada en su trabajo en una serie de televisión pero no puede dejarlo, al igual que ocurre con la aventura que tiene con el amigo de su marido. Entre los principales actores del film destacan Guillaume Canet (Cézanne y yo), Juliette Binoche (Ghost in the Shell), Vincent Macaigne (Las inocentes), Christa Théret (Broers) y Nora Hamzawi (Pensión completa).

La principal novedad de nacionalidad española es Lo dejo cuando quiera, comedia que arranca cuatro tres amigos de la universidad pierden su empleo como profesores por la crisis. Cansados y sin blanca, deciden jugárselo todo a una única carta: el proyecto científico de uno de ellos, consistente en un complejo vitamínico. Pero lo que no esperaban es que el experimento diera como resultado un fármaco que provoca un desfase a tope y que no produce efectos secundarios. Será entonces cuando se metan en el mundo de la noche y en negocios de dudosa legalidad, algo para lo que no están tan preparados como pensaban. Dirigida por Carlos Therón (Es por tu bien), la cinta está protagonizada por David Verdaguer (Verano 1993), Ernesto Sevilla (Tenemos que hablar), Carlos Santos (Villaviciosa de al lado), Cristina Castaño (La madriguera), Miren Ibarguren (Fe de etarras), Amaia Salamanca (Nuestros amantes) y Ernesto Alterio (Perfectos desconocidos).

También española, pero de género muy distinto, es El hijo del acordeonista, drama dirigido por Fernando Bernués (Kutsidazu bidea, Ixabel) que adapta a la gran pantalla la novela de Bernardo Atxaga. La trama tiene como protagonista a un hombre que en los años 70 tuvo que huir de su pueblo natal acusado de traición. Aunque encontró la felicidad en California, lo ocurrido le sigue pesando hasta el punto de no poder afrontar los últimos momentos de su vida con paz. Su amigo de la infancia acude a despedirse de él, pero también a ajustar viejas cuentas que les obligará a afrontar su pasado y la verdad de los hechos. El reparto está encabezado por Aitor Beltrán (Los tontos y los estúpidos), Eneko Sagardoy (Handia), Frida Palsson (Anna), Joseba Apaolaza (La isla), Miren Arrieta (serie Go!azen) y Christian Merchan (Lasa y Zabala).

Francia, Alemania y Sudáfrica coproducen la aventura familiar con toques dramáticos Mia y el león blanco, que arranca cuando una niña de 11 años se opone a vivir con su familia en Sudáfrica, donde tienen una granja de leones. Pero cuando nace un cachorro de león blanco la joven y el animal se volverán inseparables. Con el tiempo el cachorro se convierte en un hermoso león, por lo que la familia busca un comprador. Sin embargo, la chica decide emprender un viaje con su amigo animal para buscarle un hogar en la sabana donde pueda vivir en libertad. Dirigida por Gilles de Maistre (Killer kid), entre los principales actores de la cinta destacan Daniah De Villiers (Meerkat Maantuig), Mélanie Laurent (Frente al mar), Langley Kirkwood (Son of God), Ryan Mac Lennan y Lionel Newton (Nothing for Mahala).

Al drama pertenece A la vuelta de la esquina, producción alemana basada en la historia corta de Clemens Meyer cuyo argumento gira en torno a un joven solitario y tímido que comienza a trabajar en un gran supermercado. Pronto uno de sus compañeros más experimentados le toma bajo su tutela, enseñándole los secretos de ese laberinto de productos y estanterías. Allí conoce también a una chica de la que se enamora inmediatamente. La máquina de café se convierte en su lugar de encuentro, y aunque parece que los sentimientos se corresponden, ella empieza a marcar distancias, hasta que un día no regresa al trabajo. Thomas Stuber (Herbert) pone en imágenes esta historia protagonizada por Franz Rogowski (Happy end), Sandra Hüller (Toni Erdmann), Peter Kurth (Schmitke), Henning Peker (En la sombra) y Matthias Brenner (Short term memory loss).

En lo que respecta a la animación, dos propuestas. El parque mágico es una coproducción entre España y Estados Unidos que tiene como punto de partida el descubrimiento que hace una niña de un parque de atracciones en medio de un bosque. Sin embargo, todo es un caos, y la pequeña decide arreglarlo para que los animales parlantes que lo utilizan puedan seguir disfrutando de la diversión, incluso aunque es consciente de que todo está en su imaginación. Dylan Brown se pone tras las cámaras de esta aventura cómica en la que ponen las principales voces Brianna Denski (Deseo y esperanza), Jennifer Garner (Los milagros del Cielo), Ken Hudson Campbell (A one time thing), Kenan Thompson (Brother Nature), Mila Kunis (Malas madres), John Oliver (El gurú del buen rollo), Ken Jeong (R3sacón) y Matthew Broderick (La excepción a la regla).

Por último, Quiero comerme tu páncreas, adaptación de la novela de Your Sumino centrada en un joven que encuentra el diario de una compañera. Al leerlo, descubre que tiene una enfermedad terminal de páncreas, por lo que decide pasar todo el tiempo posible con ella hasta su fallecimiento. Este drama romántico realizado en Japón está dirigido por Shin’ichirô Ushijima, quien debuta de este modo en el largometraje, y cuenta con las voces de Mahiro Takasugi (Relife), Lynn (Mary y la flor de la bruja), Yukiyo Fujii (serie Citrus), Yuma Uchida (serie Gakusen toshi asterisk) y Jun Fukushima (serie Monster strike).

Salander se enfrenta a los experimentos nazis de ‘Overlord’


Nos aproximamos ya al final de este 2018, y noviembre comienza de un modo muy distinto a como terminó octubre y, sobre todo, de un modo muy diferente a lo que suele ocurrir por estas fechas cinematográficamente hablando. Porque este viernes día 9 llegan muchos estrenos, en efecto, pero todos ellos están más enfocados al gran público que a los premios que se conocerán en unos meses. Y con tanta novedad, prácticamente todos los géneros tienen su representante.

Comenzamos el repaso con Millennium: Lo que no te mata te hace más fuerte, adaptación de la cuarta novela de la saga ideada por Stieg Larsson y escrita, en esta ocasión, por David Lagercrantz. La trama sitúa a la protagonista en una situación en la que habitualmente no se metería, todo sin motivo aparente. Mientras, el periodista Mikael Blomkvist vive su particular calvario. Sus mundos vuelven a cruzarse a través de un eminente investigador que utiliza a la joven como herramienta para obtener información vital sobre la inteligencia norteamericana, y que recurre al periodista para contar la historia. Con capital estadounidense, británico, alemán, sueco y canadiense, este thriller dramático está dirigido por Fede Alvarez (No respires) y protagonizado por Claire Foy (First Man), Sverrir Gudnasson (Borg McEnroe), Sylvia Hoeks (Blade Runner 2049), Claes Bang (The square), Vicky Krieps (El hilo invisible), Volker Bruch (serie Hijos del Tercer Reich), Lakeith Stanfield (Déjame salir) y Stephen Merchant (Logan).

Puramente estadounidense es Overlord, film que mezcla terror, acción y misterio ambientada en la II Guerra Mundial en la víspera del Día D, cuando un grupo de soldados es enviado a Francia en una misión esencial para la victoria de los aliados. Por el camino descubren un laboratorio nazi en el que se llevan a cabo grotescos experimentos con gente del pueblo cercano, por lo que los soldados deberán enfrentarse a una amenaza que podría acabar con la Humanidad. Julius Avery (Son of a gun) se pone tras las cámaras, mientras que Wyatt Russell (Todos queremos algo), Pilou Asbæk (serie Juego de tronos), Bokeem Woodbine (Soldado de la noche), Iain De Caestecker (serie Agentes de S.H.I.E.L.D.), Jacob Anderson (Comedown), John Magaro (La gran apuesta) y Jovan Adepo (Fences) encabezan el reparto.

Al terror también pertenece Mandy, cinta con capital estadounidense, británico y belga cuyo argumento es, cuanto menos, curioso. Un leñador vive apartado del mundo con la única compañía del amor de su vida. Un día ella se cruza en el bosque con el líder de una secta que se obsesiona con ella. Dispuesto a poseerla, invoca un grupo de motoristas venidos del infierno que la raptan y destrozan la vida del hombre. Pero este, lejos de hundirse, decide vengarse, para lo que desarrolla todo tipo de armas que utilizará en un viaje lleno de sangre y vísceras. Dirigida por Panos Cosmatos (Beyond the black rainbow), la cinta cuenta con Nicolas Cage (Mamá y papá) y Andrea Riseborough (La batalla de los sexos) como pareja protagonista, a los que se suman Linus Roache (serie Homeland), Bill Duke (Tierra del mal), Richard Brake (Cosecha amarga) y Ned Dennehy (En defensa propia), entre otros.

Pasamos ahora a los estrenos puramente europeos, entre los que destaca Tu hijo, drama español dirigido por Miguel Ángel Vivas (Inside) que recupera la figura del ángel vengador para narrar la historia de un médico que tiene que ver cómo su hijo queda en estado vegetativo después de una brutal paliza a la salida de una discoteca. La justicia no hace nada para detener a los culpables, por lo que él iniciará un viaje a los infiernos en busca de venganza. José Coronado (Es por tu bien) da vida al protagonista, estando acompañado en el reparto por Ana Wagener (Contratiempo), Ester Expósito (serie Estoy vivo), Pol Monen (Pasaje al amanecer), Sergio Castellanos (serie La peste) y Sauce Ena (Al sur de Granada).

También española es Ana de día, thriller que combina drama y comedia cuyo punto de partida es cuanto menos original. Una joven a punto de terminar el doctorado en derecho descubre que alguien idéntica a ella ha ocupado su lugar. Nadie se extraña de su presencia, por lo que se plantea la duda de descubrir a la impostora o de aprovechar su anonimato para descubrir sus propios límites. Opta por lo segundo y aprovechar esta nueva y ansiada libertad, pero eso no siempre conlleva la felicidad. Andrea Jaurrieta debuta en el largometraje con esta historia protagonizada por Ingrid García Jonsson (Zona hostil), Fernando Albizu (Rumbos), María José Alfonso (Clara no es nombre de mujer), Iñaki Ardanaz (Lasa y Zabala), Carla de Otero y Cibeles Fernández.

Entre el resto de novedades europeas encontramos Dogman, thriller dramático con capital italiano y francés ambientado en 1988, cuando un hombre que regenta una peluquería canina se ve envuelto en una peligrosa relación con un boxeador que aterroriza al vecindario. Dispuesto a no dejarse avasallar, el hombre se enfrentará a la amenaza desvelando una inusitada violencia escondida bajo su apariencia tranquila. Matteo Garrone (Gomorra) se pone tras las cámaras de esta historia protagonizada por Marcello Fonte (L’intrusa), Edoardo Pesce (Fortunata), Nunzia Schiano (Reality) y Adamo Dionisi (Suburra).

Francia y Bélgica colaboran en Bienvenida a Montparnasse, drama de 2017 que es la primera película de Léonor Serraille, y cuya trama sigue la vida de una joven que regresa a París tras un largo periodo fuera. Sin dinero en el bolsillo y sin nadie a quien llamar, pero con su gato bajo el brazo, está decidida a tomar las riendas de su vida, y hacerlo a lo grande. El reparto está encabezado por Laetitia Dosch (Un amor de verano), Souleymane Seye Ndiaye (La pirogue), Grégoire Monsaingeon (Augustine), Jean-Christophe Folly (Fuori mira) y Nathalie Richard (Le grand jeu).

Desde Suecia llega The unthinkable, thriller que arranca con un misterioso ataque al país europeo. Ante esto, un joven se ve forzado a regresar a su hogar, donde se enfrentará con su padre y se reencontrará con un antiguo amor de juventud. Pero todos ellos deberán dejar atrás el pasado y colaborar si quieren sobrevivir a la amenaza que se cierne sobre todos. Victor Danell (Soundcheck) es el encargado de poner en imágenes esta trama con Christoffer Nordenrot (Flykten till framtiden), Lisa Henni (Remake), Jesper Barkselius (Jägarna 2), Pia Halvorsen (All inclusive) y Magnus Sundberg (Micke y Veronica) frente a las cámaras.

Sin duda la cinta más europea es Lazzaro feliz, drama escrito y dirigido por Alice Rohrwacher (Corpo celeste). Con capital italiano, suizo, francés y alemán, la trama narra la vida de un campesino que vive en una aldea controlada por una marquesa y aislada del mundo, en la que el tiempo parece no haber pasado. Los campesinos viven explotados, pero todo cambia cuando este joven agricultor de excepcional bondad se hace amigo del hijo de la marquesa, iniciando un viaje a través del tiempo que le abrirá los ojos al mundo moderno. El reparto está encabezado por Adriano Tardiolo, Agnese Graziani (El país de las maravillas), Luca Chikovani, Alba Rohrwacher (Testigo) y Sergi López (Río arriba).

Fuera de Europa nos encontramos con Museo, producción mexicana basada en la historia real del robo de varios artefactos prehispánicos del Museo Nacional de Antropología de la Ciudad de México en 1985. El carácter del delito llevó a pensar que los autores habían sido ladrones profesionales y sofisticados, de ahí la sorpresa al descubrir que fueron dos jóvenes marginales de los suburbios. Drama y thriller se unen en este film dirigido por Alonzo Ruizpalacios (Güeros) y protagonizado por Gael García Bernal (serie Mozart in the jungle), Leonardo Ortizgris (Opus zero), Alfredo Castro (Una historia necesaria), Simon Russell Beale (La muerte de Stalin), Lynn Gilmartin y Leticia Brédice (8 tiros).

India es el país de origen de Rebeldes de Hindostan, cinta que mezcla aventura y acción para narrar la lucha entre un grupo de rebeles y la Compañía Británica de las Indias Orientales en 1975. Los primeros quieren liberar la región de India conocida como Hindostan, lo que sería un duro golpe para los segundos. Ante esta amenaza, el comandante británico envía a un pequeño rebelde a infiltrarse en el grupo y desbaratar desde dentro los planes de estos rebeldes. Escrita y dirigida por Vijay Krishna Acharya (Tashan), esta película que llegó a las salas este jueves día 8 está protagonizada por Amitabh Bachchan (Sarkar 3), Lloyd Owen (Apollo 18), Aamir Khan (Talaash), Katrina Kaif (Fitoor) y Fatima Sana Shaikh (Table No.21), entre otros.

En lo que a animación se refiere, tres son los estrenos. Detective Conan: The Zero Enforcer recupera al conocido personaje japonés en la que es la película 22 de la franquicia. La trama arranca cuando se produce una explosión en un complejo turístico y centro de exposiciones vigilado por más de 22.000 agentes. A pesar de las medidas de seguridad el atentado se produce, por lo que será necesaria la presencia del detective más famoso de Japón. Dirigida por Yuzuru Tachikawa (serie Death Parade), la cinta cuenta con las voces originales de Tôru Furuya (Dragon Ball Z: La batalla de los dioses), Megumi Hayashibara (Pokémon ¡Te elijo a ti!), Rikiya Koyama (serie Coppelion), Ken’ichi Ogata (Space battleship Yamato) y Ryôtarô Okiayu (Dream 9).

También de Japón procede Maquia, una historia de amor inmortal, aventura dramática escrita y dirigida por Mari Okada, con la que debuta en el largometraje. El argumento gira en torno a una joven huérfana en una tierra donde el tiempo no transcurre igual que en el mundo de los hombres. Una tierra en la que sus gentes se dedican a tejer los acontecimientos que acontecen. La vida de la joven y del resto de habitantes da un giro cuando son atacados por un ejército que busca la sangre que les permita ser jóvenes eternamente. Tras la devastación, la joven huérfana encuentra un bebé con la que crea un vínculo, pero a medida que el bebé crece ella siempre permanece igual. Entre las principales voces de esta historia encontramos a Manaka Iwami (serie New game!), Miyu Irino (Una voz silenciosa. La película), Yôko Hikasa (Nôgêmu nôraifu: Zero), Hiroaki Hirata (One Piece Gold) y Yoshimasa Hosoya (En este rincón del mundo).

La última de las novedades animadas es El ángel en el reloj, aventura familiar producida en México en 2017 cuyo argumento está protagonizado por una niña que quiere detener el tiempo. Al intentar hacerlo conoce al ángel que vive en el reloj de cuco de su casa, quien le llevará a los Campos del Tiempo, donde aprenderá a apreciar las cosas buenas del presente que nos ayudan a luchar por lo que más queremos. Miguel Ángel Uriegas (La increíble historia del Niño de Piedra) es el encargado de poner en imágenes esta historia, en la que también participa como guionista, mientras que Leonardo de Lozanne (Que pena tu vida), Erick Elias (Compadres), Laura Flores (serie La fan) y Camila Sodi (Amor de mis amores) ponen las principales voces en la versión original.

En cuanto al documental, destaca la nueva película dirigida por Michael Moore (Bowling for Columbine), que lleva por título Fahrenheit 11/9, y que es una mirada crítica y cómica a los tiempos actuales, analizando los dos primeros años de presidencia de Donald Trump y tratando de responder a las preguntas ¿Cómo hemos llegado hasta aquí? y ¿Cómo salimos de esta situación?

Los amantes del cine tienen una cita ineludible con  Bergman, su gran año, un retrato del famoso director sueco que en 1957, cuando tenía 40 años, comenzó un periodo de producción artística que le llevó a afirmar algunos de los más grandes clásicos de la historia del cine en apenas seis años, realizando además obras teatrales, radiofónicas y películas para televisión. La cinta está dirigida por Jane Magnusson (Descubriendo a Bergman).

La producción española documental está representada por I hate New York, ópera prima de Gustavo Sánchez, quien con una cámara doméstica se adentra durante diez años en las vidas de cuatro mujeres artistas y activistas transgénero de la cultura underground de la ciudad. A lo largo de este tiempo sus testimonios van revelando su pasado, pero también su realidad y su propia identidad.

También española es El amor y la muerte. Historia de Enrique Granados, que recrea la tormentosa y apasionante historia del compositor catalán a finales del siglo XIX y principios del XX, mezclando la historia con nuevas versiones de sus obras maestras. La cinta está escrita y dirigida por Arantxa Aguirre (Dancing Beethoven).

La tercera novedad dentro del género documental lleva por título El mayor regalo. Dirigida por Juan Manuel Cotelo (La última cima), la película versa acerca del perdón y la fuerza que tiene para cambiar situaciones que parecen insalvables, todo a través de testimonios de quienes lo han dado y quienes lo han recibido.

El último estreno de la semana es Comandante Arian, un análisis de la figura de una mujer, su lucha por la libertad y su emancipación en un país, Siria, marcado por la guerra. La comandante lidera un batallón de mujeres con el objetivo de liberar una ciudad de manos del Daesh, mientras trata de inculcar a sus compañeras el verdadero sentido de su misión: entregar la libertad a las siguientes generaciones de mujeres. Con capital español, alemán y sirio, la cinta está dirigida por Alba Sotorra (Game Over).

4ª T. de ‘Mozart in the jungle’, un inesperado y sobresaliente final


Uno de los efectos secundarios habituales de las series es que dejan una sensación casi de orfandad cuando llegan a su fin. Una sensación de haber terminado una etapa de nuestras vidas que no volveremos a recuperar, al menos no del mismo modo. Y cuanto más dura la serie, más acentuada es esa sensación. Pero cuando una producción de este tipo se cancela casi sin previo aviso y, por lo tanto, no es posible llegar a terminar su historia de forma correcta, lo que el espectador puede llegar a sentir es algo muy diferente, a medio camino entre la pérdida y la indignación, entre la frustración y la pena. Y eso es exactamente lo que ha ocurrido con la cuarta temporada de Mozart in the jungle.

Y es que esta comedia con la música como telón de fondo ha finalizado, y curiosamente no lo ha hecho con un final abierto. Más bien, la trama que ha centrado estos 10 episodios ha tenido un arco dramático completo, situando a los personajes ante nuevos retos de futuro. Y eso es precisamente lo que genera más frustración. La serie creada por Alex Timbers, Roman Coppola (Moonrise kingdom), Jason Schwartzman (Viaje a Darjeeling) y Paul Weitz (El circo de los extraños) termina planteando nuevos hilos conductores que ahora se quedarán sin resolver, como si sus autores tuvieran la esperanza de retomar la historia de estos personajes en un futuro no muy lejano, lo que crea un delicado equilibrio de emociones y de estructuras dramáticas.

Por un lado, esta cuarta y última temporada se revela como, posiblemente, la más original de las cuatro. Durante todos sus capítulos Mozart in the jungle ha hecho gala de una transgresión narrativa, visual y sonora sin igual, pero es en esta última etapa cuando apuesta por echar toda la carne en el asador. Desde inteligencias artificiales creadas para poder componer música y dirigir orquestas, hasta un viaje de autoconocimiento o, sobre todo, una interpretación de la vida del protagonista a través de la danza, el arco argumental ha dejado algunos de los momentos más bellos de la serie, amén de ahondar en las motivaciones y los objetivos de la pareja protagonista interpretada por Lola Kirke (Barry Seal: El traficante) y Gael García Bernal (Me estás matando Susana) hasta un punto pocas veces visto, lo que por extensión convierte a esta temporada en la más dramática de todas.

Por otro, el final deja un sabor agridulce. Y no precisamente porque su resolución busque ese efecto, que en cierto modo también lo hace. Más bien, lo que se genera es la sensación de estar ante una etapa que termina y otra que comienza en la trama, con la salvedad de que la segunda parte nunca va a ocurrir. El tsunami dramático que se produce en el tercio final de esta temporada es de tal magnitud que no hay ni un solo personaje que no modifique su situación dentro de la trama. En mayor o menor medida, cada rol con cierto protagonismo en esta musical historia evoluciona personalmente, algo que se traduce en su posición laboral y en su búsqueda de nuevos retos profesionales. Y aunque el tratamiento de estos arcos argumentales sea irregular (a algunos secundarios no se les da el espacio suficiente), en líneas generales todos han cambiado desde sus inicios, lo que añade valor a esta temporada y la convierte, posiblemente, en la mejor de las cuatro, tanto musical como visual y dramáticamente hablando.

La importancia de los secundarios

Y aquí entra en juego el otro gran aspecto de esta cuarta temporada de Mozart in the jungle y de toda la serie en general. Si bien es cierto que la pareja protagonista, sus tira y afloja, sus éxitos y sus fracasos, son el motor fundamental de la trama, la presencia de unos secundarios con entidad propia ha permitido al argumento crecer en complejidad, ser mucho más transversal y, por tanto, menos lineal. Con sus fobias, sus esperanzas y su bagaje dramático propio y ajeno al resto, cada uno de estos roles menos relevantes en la trama ha crecido hasta hacerse un hueco propio en el desarrollo del arco dramático principal, enriqueciéndolo y aportando matices tanto humorísticos como reflexivos.

Esta producción viene a confirmar algo fundamental en cine y televisión que, sin embargo, muchas veces se ignora. Un buen plantel de secundarios puede convertir una serie mediocre en una producción aceptable, y una obra notable en algo fuera de lo común. Y eso es en lo que se ha convertido en apenas cuatro temporadas esta obra de música, romance, humor y algo de locura. Asimismo, esto ha provocado una dinámica sumamente interesante en toda la serie. Mientras que el peso narrativo comenzó estando más sobre los hombros de García Bernal que de Kirke, en la última parte de la historia ha sido al revés, algo que no solo se ve en la fuerza que ha adquirido el personaje, sino en algo tan palpable y a la vez identificativo como las conversaciones con los compositores muertos que tiene inicialmente el Maestro y que luego asume la joven oboísta.

La última temporada de esta original serie, por tanto, es el canto de cisne de una historia que apuntaba al futuro. Porque aunque es cierto que estos 10 capítulos cierran argumentos, también abren otros muy interesantes y, a raíz de esos secundarios capaces de evolucionar y crecer de forma independiente, plantea un escenario completamente nuevo que renovaría la serie. Dicho de otro modo, esta cuarta temporada podría ser, hasta cierto punto, el fin de un ciclo, y como tal permite la posibilidad de finalizar la producción en este punto. Pero la capacidad de renovarse de forma autosuficiente hace que se abran nuevas expectativas, nuevas posibilidades tanto o más interesantes de lo visto hasta ahora. Y ahí radican los sentimientos encontrados de esta obra.

Sentimientos que, en cualquier caso, no restan calidad a Mozart in the jungle. Más bien al contrario, esta serie es una de las pocas que pueden presumir de haber crecido y mejorado con cada temporada, de haber explorado los rincones más interesantes de sus personajes, principales o secundarios, capítulo a capítulo y con el humor y la ironía por bandera. Es cierto que su narrativa puede resultar en algunos momentos un tanto confusa. Y no es menos cierto que con tantos personajes algunos roles menos importantes han tenido un desarrollo intermitente. Pero nada de eso debería de ser un impedimento para disfrutar de una comedia fresca, dinámica y diferente con una banda sonora, evidentemente, fuera de lo común. ¿La única pega? Que se haya acabado antes de tiempo.

Spielberg, Streep y Hanks nos desvelan ‘Los archivos del Pentágono’


Si el pasado viernes eran varios los estrenos que competirán (y que de hecho ya han empezado a hacerlo) en los principales premios de estos meses, este 19 de enero es solo un título de estas características el que llega a las salas españolas. Eso sí, lo hace acompañado por mucho cine europeo y algo de asiático, este último de animación y con el regreso de un mítico personaje de la televisión.

Pero comencemos por Los archivos del Pentágono, lo nuevo de Steven Spielberg (Mi amigo el gigante) que, con un reparto encabezado por Tom Hanks (Inferno) y Meryl Streep (Florence Foster Jenkins), narra los acontecimientos acaecidos en 1971, cuando el New York Times y el Washington Post se unieron a otros medios de comunicación para demostrar el valor de la libertad de prensa al publicar unos documentos clasificados del Pentágono sobre la Guerra de Vietnam. En concreto, la trama se centra en la primera mujer editora del Post y su volátil director, que tuvieron que tomar la decisión de unirse al New York Times y luchar contra el intento de Nixon de restringir la primera enmienda norteamericana. El reparto de este drama biográfico se completa con Sarah Paulson (serie American Horror Story: Roanoke), Jesse Plemons (serie Fargo), Bob Odenkirk (serie Better Call Saul), Matthew Rhys (serie The Americans), Michael Stuhlbarg (El caso Sloane), Alison Brie (The disaster artist), Bruce Greenwood (Gold, la gran estafa) y Carrie Coon (serie The leftovers), entre otros.

Muy diferente es la comedia Plan de chicas, cuya trama arranca cuando cuatro amigas de la infancia deciden realizar un viaje que les sirva al mismo tiempo de reencuentro. El objetivo es llegar a Nueva Orleans para asistir a un festival de música, pero durante el camino el romance, el alcohol, la fiesta y las peleas serán el denominador común. Dirigida por Malcolm D. Lee (Scary Movie 5), la cinta está protagonizada por Regina Hall (Vacaciones), Queen Latifah (Los milagros del Cielo), Jada Pinkett Smith (serie Gotham), Tiffany Haddish (School dance), Larenz Tate (Beta test) y Deborah Ayorinde (Tipo duro 3).

Dejamos Estados Unidos para dirigir la mirada al cine europeo, en el que destaca El joven Karl Marx, drama histórico y biográfico producido entre Francia, Bélgica y Alemania cuya trama en el encuentro entre Marx y Engels cuando el primero vivía en el exilio en París. De ese encuentro surgieron los instrumentos para la emancipación de los pueblos oprimidos. Raoul Peck (I am not your negro) pone en imágenes esta historia y dirige un reparto encabezado por August Diehl (Aliados), Stefan Konarske (Los Cinco y el misterio de la joya escondida), Vicky Krieps (Colonia), Olivier Gourmet (Río arriba) y Hannah Steele (serie Wolf hall).

Puramente francés es el drama 120 pulsaciones por minuto, cinta dirigida por Robin Campillo (Eastern boys) que sitúa su argumento a principios de los años 90, cuando un joven se integra en el grupo Act Up-Paris, que busca dar visibilidad al sida, enfermedad que en ese momento llevaba matando casi 10 años. A través de los ojos de este nuevo miembro se verá cómo el movimiento multiplica sus actividades y cómo algunos de sus miembros más radicales consumen sus últimas fuerzas en la acción. Adèle Haenel (La chica desconocida), Nahuel Pérez Biscayart (Todos están muertos), Catherine Vinatier (Al amanecer), Simon Bourgade (De sas en sas), Aloïse Sauvage (El sueño de Gabrielle), Félix Maritaud, Arnaud Valois (La clienta) y Antoine Reinartz (Quand je ne dors pa) encabezan el reparto.

La representante española de la semana es Las heridas del viento, drama escrito y dirigido por Juan Carlos Rubio, quien adapta su propia obra de teatro y debuta de este modo en el largometraje. Realizada en blanco y negro, la película arranca cuando un hombre se hace cargo del legado de su padre después de que este fallezca. En dicho legado encuentra varias cartas de amor de otro hombre dirigidas al fallecido. Dispuesto a saber la verdad, decide visitar al supuesto amante de su padre. Daniel Muriel (Como la espuma) y Kiti Mánver (Las ovejas no pierden el tren) forman la pareja de actores protagonista, al igual que hicieran sobre los escenarios.

Fuera de Europa encontramos la comedia dramática Me estás matando, Susana, adaptación de la novela de José Agustín realizada en 2016 que sigue las peripecias de un joven y mediocre actor que vive una despreocupada vida hasta que un día se despierta y su mujer se ha ido. Al comenzar a buscarla se da cuenta de que su matrimonio no iba tan bien como pensaba, por lo que cuando la localiza en una pequeña ciudad de Iowa inicia un viaje para recuperarla, teniendo que afrontar además la rígida sociedad de esta parte de Estados Unidos. Producido entre México y Canadá, y dirigido por Roberto Sneider (Dos crímenes), el film está protagonizado por Gael García Bernal (serie Mozart in the jungle), Verónica Echegui (Kamikaze), Ilse Salas (Cantinflas), Daniel Giménez Cacho (Un monstruo de mil cabezas), Ashley Hinshaw (La pirámide) y Tristan Carlucci (Camino sangriento 4: El origen).

En cuanto a la animación, destaca Mazinger Z Infinity, primera aventura en la pantalla grande del famoso robot con el que han crecido muchas generaciones. La trama se centra en el regreso a la acción de este personaje, que volverá a ser activado cuando el mundo vuelva a correr el peligro de caer en la garras del Mundo Subterráneo, liderado por el Dr. Infierno. Solo un grupo de jóvenes del Instituto de Investigaciones Fotónicas parece ser capaz de devolver la paz al mundo pilotando el súper robot. Junji Shimizu (Eiga Futari wa Purikyua Max Heart) dirige esta película basada en el manga de Gô Nagai, entre cuyas voces en la versión original se hallan las de Natsuki Hanae (Digimon Adventure Tri. 5), Unshô Ishizuka (Lupin III: The italian game), Ai Kayano (serie New Game!), Masami Kikuchi (serie Digimon) y Shôtarô Morikubo (Boruto: Naruto The Movie).

A la animación pertenece también la cinta rusa Salvando al reino de Oz, adaptación de la novela de Aleksandr Volkov que narra cómo un astuto y malvado personaje decide convertirse en el gobernante de la tierra de Oz, para lo que toma ciudad Esmeralda con sus soldados de madera. Sin embargo, su estudiado plan no contaba con la intervención de Dorothy, una chica normal que termina en Oz junto a su perrito Toto y que, antes de volver a su hogar, ayudará a El Espantapájaros, El Hombre de Lata y el León a derrotar a Urfin. Dirigida a tres bandas por Fyodor Dmitriev (Krepost), Darina Shmidt (Ivan Tsarevich i Seryy Volk 3) y Vladimir Toropchin (Ilya Muromets i Solovey Razboynik), la película cuenta con las voces originales de Konstantin Khabenskiy (#Selfi), Dmitriy Dyuzhev (Showdown in Manila) y Sergey Shnurov (Gena Benton).

Cerramos el repaso con el documental El mar nos mira de lejos, cinta que supone el debut en el largometraje de Manuel Muñoz Rivas y que, a medio camino con la ficción, narra la vida de unos hombres en el sur de España que habitan en una zona en la que las leyendas cuentan que una vez existió una antigua civilización. Una creencia que lleva a muchos viajeros a buscar las huellas de una posible ciudad sepultada bajo las arenas de esta parte de la península situada frente al mar.

‘Coco’: un viaje sensorial al Mundo de los Difuntos


Una película Pixar se ha convertido, por derecho propio, en un fenómeno cinematográfico en sí mismo. La factura técnica impecable, la originalidad de sus historias y el tratamiento de las mismas han convertido estos films en obras, literalmente, para todos los públicos, con un notable mensaje en valores y una universalidad de sus argumentos fuera de toda duda. De ahí la expectación sobre su nueva obra, y de ahí también las expectativas sobre su posible calidad o fracaso.

Una expectación que, a grandes rasgos, queda más que satisfecha. Coco es, en todos los sentidos, una experiencia sensorial única. Visualmente fascinante y poderosamente colorida, el viaje de este niño por la Tierra de los Difuntos es todo un relato sobre la amistad, los ídolos, la familia y los recuerdos. Con algunos detalles tanto argumentales como narrativos magistrales, la película esconde una importante moraleja y un fundamental mensaje sobre la memoria de nuestros familiares y cómo ellos siguen vivos mientras se mantengan en nuestros pensamientos. En este sentido, la historia logra traspasar las fronteras de México para narrar algo universal tomando como referente la colorida tradición del país centroamericano.

Otra cosa distinta es el argumento en sí. A pesar de la originalidad de la propuesta y del calado dramático de sus mensajes finales, lo cierto es que la cinta peca en algunos momentos de déjà vu. Muchas de sus tramas recuerdan, hasta cierto punto, a otras historias de la propia compañía. Es lo que ocurre cuando tu trayectoria fílmica está construida sobre obras de arte que ya forman parte, en su mayoría, del imaginario popular. Con todo, y a pesar de estas ciertas “irregularidades”, la realidad es que este viaje de música, pasión y familia hace las delicias de grandes y pequeños.

Porque Coco puede y debe ser disfrutada por toda la familia. Sin excepción. Los más pequeños disfrutarán con la imaginación y el derroche de originalidad visual que desprende la película, pero también aprenderán, aunque sea de forma subconsciente, la importancia de la familia, de seguir nuestros deseos y nuestras pasiones, y de escoger bien a nuestros modelos a seguir. Lo cierto es que la cinta atrapa de tal forma al espectador que sus deficiencias quedan en un segundo plano. Ahora bien, eso no significa que no existan, y si Pixar no quiere caer en una decadencia argumental debería empezar a buscar temas sólidos que tratar en sus nuevas y, con toda probabilidad, originales tramas nuevas.

Nota: 7,5/10

‘Mozart in the jungle’ equilibra protagonismos en su 3ª temporada


La serie Mozart in the jungle está siendo una de las producciones más transgresoras y más divertidas de la actual oferta televisiva. Y lo está logrando con una apuesta de lo más sencilla y, a la vez, difícil de lograr en una industria que tiende a ir sobre seguro. El secreto radica en la libertad para desarrollar una historia con personajes a cada cual más extravagante, con tramas cuya evolución no es del todo lineal, y con un trasfondo, el de la música, que lo impregna absolutamente todo. Lejos de lo que pueda parecer a primera vista, esta ficción creada por Roman Coppola (guionista de Moonrise Kingdom), Jason Schwartzman (Big Eyes), Paul Weitz (guionista de Un niño grande) y Alex Timbers es capaz de evolucionar, de aprender de sus errores y sus limitaciones para expandir su particular universo sonoro más allá del indiscutible protagonista al que da vida cada vez con más solvencia Gael García Bernal (Rosewater).

Y es precisamente en esta evolución en la que se centran los 10 episodios que componen la tercera temporada de esta serie basada en la novela de Blair Tindall, con una trama que pivota fundamentalmente sobre tres personajes que a lo largo de la trama han tenido su peso (relativo o no) en los acontecimientos. De este modo, mientras en la segunda temporada el argumento parecía más enfocado a los problemas internos y externos del “Maestro” interpretado por García Bernal, en este arco argumental se aprecia una transformación más clara del interés dramático de la ficción, lograda además tomando como punto de partida los acontecimientos finales de la etapa anterior. Esto, en otras palabras, se traduce en un cambio de protagonismo dentro de la serie, o al menos de peso específico dentro de la historia global.

Sin duda, esto se aprecia en los dos ambientes principales en los que se desarrolla el argumento de Mozart in the jungle en esta temporada. En primer lugar Italia, con Monica Bellucci (Spectre) como invitada principal en un papel que no solo concuerda a la perfección con el tono de la serie, sino que acentúa aún más la locura que rodea a estos personajes. En esta primera parte, más o menos la mitad de la etapa, es García Bernal el que centra la mayor parte de la atención, tanto por sus tribulaciones como por lo que representa el concierto que da en Venecia. Pero esta primera parte de la historia permite a sus creadores introducir de forma más consciente al personaje de Lola Kirke (Fallen), cuyo paso por la serie, a pesar de ser la protagonista, parecía haberse relegado casi a un secundario importante a la sombra de la fuerza del ‘Maestro’.

A través de esos primeros compases en Venecia los guionistas son capaces de desviar la atención de la hipnótica presencia de García Bernal para dotar de una mayor fuerza e independencia a la joven oboísta que interpreta Kirke, que toma las riendas de la historia para convertirse, en cierto modo, en la nueva ‘Maestra’ de la serie. Es evidente que su papel está llamado a ser fundamental en la trama, tanto por ser para el espectador el vehículo de presentación de este universo musical como por protagonizar línea argumental romántica de esta ficción. Con todo, parecía haber caído un poco en un olvido activo, siendo un personaje al que recurrir para presentar a otro que finalmente se ha llevado los laureles durante las pasadas temporadas. Todo eso cambia, o apunta al cambio, en la segunda mitad de estos 10 capítulos. Y por si a alguien le queda alguna duda, la joven empieza a mantener conversaciones con grandes compositores de la música clásica, rasgo asociado siempre al papel de García Bernal.

Secundarios imprescindibles

Evidentemente, este significativo cambio en la trama principal de Mozart in the jungle no implica, a priori, un cambio de status en la dinámica de los personajes. Es, más bien, un cambio en el enfoque del protagonismo dentro de la trama, devolviendo al personaje femenino un valor que parecía diluirse conforme el rol masculino adquiría fuerza. La duda que se plantea ahora es si realmente este equilibrio podrá mantenerse en el futuro, y el modo en que eso se llevará a cabo. Sea como fuere, esta evolución dramática no ha impedido que una de las señas de identidad de la serie se mantenga intacta: el plantel de imprescindibles secundarios, a cada cual más irónicamente surrealista. De hecho, uno de los mejores momentos de la serie lo protagonizan dos de estos roles, encerrados en una iglesia para negociar un conflicto laboral y terminando completamente borrachas. Sencillamente irrepetible.

Antes mencionaba un tercer pilar sobre el que se basa esta trama, y ese es precisamente el secundario al que da vida Malcolm McDowell (El marido de mi hermana), anterior ‘Maestro’ de la Orquesta que, por fortuna para todos, se ha reciclado en una suerte de consejero con entidad propia que no solo sirve de apoyo para la trama principal cuando es necesario, sino que protagoniza una propia trama secundaria capaz de aportar algo de profundidad al tratamiento de la serie, además de algunos de los momentos más cómicos de la temporada. Se puede decir, en este sentido, que es la definición perfecta de un secundario, sustento de los dos protagonistas, con historia propia y satélite de muchas de las tramas que centran los músicos, entre los que vuelven a destacar algunos personajes pero que cada vez se ve más como un ente único.

Que los secundarios son algo fundamental en la serie es algo que ha quedado patente desde la primera temporada. La fuerza que ha ganado esta ficción con el paso de los años, sin embargo, no se aprecia únicamente en estos personajes y en los actores escogidos para interpretarlos. Cabe destacar la colaboración de importantes personalidades de la música clásica, tanto intérpretes como compositores y directores, que se han dejado ver en los diferentes episodios de esta tercera etapa. Al igual que ha ocurrido con otras ficciones musicales, el respaldo de estos nombres a una producción como esta no hace sino elevar su categoría, amén de confirmar esta extraña comedia como una de las más frescas, dinámicas y diferentes de la parrilla televisiva.

Y desde luego, parece que fuerza no le falta a Mozart in the jungle para continuar narrando las desventuras de este grupo de músicos liderados por Gael García Bernal y Lola Kirke. Confirmada su cuarta temporada, solo cabe esperar que la libertad creativa en el plano narrativo (hay que reconocer que visualmente es algo más tradicional de lo que podría esperarse) se mantenga intacta, permitiendo a sus creadores explorar las vías ya abiertas en el final de esta tercera temporada. De ser así, de permitir a la serie crecer, equivocarse, rectificar y situar a sus protagonistas ante nuevos retos, seguiremos estando ante una de las comedias más recomendables de un tiempo a esta parte. ¡Qué la orquesta siga tocando!

Scorsese pide ‘Silencio’ a los primeros estrenos de 2017


Estrenos 6enero2016Este año 2017 comienza, al menos en lo que a estrenos se refiere, al menos interesante. Liderados por una película que, al menos a priori, parece llamada a protagonizar la lucha por algunos de los premios que se entregarán en los próximos meses, los estrenos se reparten hasta en tres días, aprovechando de este modo los últimos coletazos de las vacaciones navideñas. Cine para toda la familia, comedias alocadas, dramas humanos y thrillers son las principales propuestas que se estrenan, sobre todo, el 6 de enero.

Entre ellas destaca Silencio, lo nuevo de Martin Scorsese (El lobo de Wall Street) que adapta la novela de Shûsaku Endô. Su trama se desarrolla en la segunda mitad del siglo XVII, cuando dos jóvenes jesuitas viajan a Japón para encontrar a un misionero que, tras ser capturado y torturado, ha renunciado a su fe. Su viaje será de todo menos apacible, y vivirán en primera persona los peligros de ser un cristiano en la sociedad japonesa de la época, poniendo a prueba sus propias creencias. Un interesante drama producido entre Estados Unidos, México y Taiwán y protagonizado por Andrew Garfield (Hasta el último hombre), Adam Driver (Star Wars: El despertar de la fuerza), Liam Neeson (Un monstruo viene a verme), Tadanobu Asano (Viaje hacia la orilla) y Ciarán Hinds (La región inmóvil).

Unos días antes, el 4 de enero, llega a las salas españolas De-mentes criminales, comedia gamberra norteamericana producida en 2015 cuyo argumento arranca cuando el conductor de un furgón blindado que no tiene más aspiraciones que conquistar a su amor platónico, se ve envuelto en el robo del dinero que transporta. El grupo de ladrones con los que perpetra el crimen, sin embargo, empieza a dejar un rastro que las autoridades siguen fácilmente hasta él, lo que le obligará a huir en una persecución en la que también se verá involucrado un sicario. Todo mientras planea como vengarse de sus antiguos compañeros. Jared Hess (Super Nacho) dirige esta cinta en cuyo reparto encontramos a Kristen Wiig (Cazafantasmas), Mary Elizabeth Ellis (Los hombres libres de Jones), Owen Wilson (Zoolander 2), Zach Galifianakis (R3sacón), Jason Sudeikis (Nunca entre amigos), Ken Marino (Pesadillas) y Kate McKinnon (Fiesta de empresa).

Ese mismo día también llega a la cartelera Monster Trucks, cinta de aventuras y acción que sigue las peripecias de un joven que ansía escapar de una vida monótona y rutinaria en su pueblo natal. Para ello, y combinando piezas y chatarra de varios coches, construye un ‘monster truck’. Todo cambiará cuando un accidente despierte a una extraña criatura que se unirá a su coche y en la que encontrará un inesperado amigo. Dirigida por Chris Wedge (Robots), la película está interpretada por Lucas Till (X-Men: Apocalipsis), Jane Levy (No respires), Amy Ryan (El puente de los espías), Rob Lowe (Sex tape), Thomas Lennon (Knight of cups), Barry Pepper (Matar al mensajero), Danny Glover (Pushing Dead) y Frank Whaley (Cold moon).

Pasamos ahora a los estrenos españoles, y entre ellos destaca el thriller Contratiempo, nuevo film escrito y dirigido por Oriol Paulo (El cuerpo), que arranca cuando un joven empresario despierta en una habitación de hotel junto al cadáver de su amante. Aunque todo apunta a su culpabilidad, él se declara inocente, por lo que decide contratar a la mejor preparadora de testigos del país para encontrar una duda razonable. Sin embargo, la aparición de un testigo de cargo amenaza con destrozar su plan. Mario Casas (Toro), Bárbara Lennie (El apóstata), José Coronado (El hombre de las mil caras), Ana Wagener (Vulcania), Paco Tous (La puerta abierta) y Francesc Orella (Lasa y Zabala) encabezan el reparto de este film que llega el viernes 6 de enero.

España también está presente en Mimosas, en la que también hay capital francés, marroquí y qatarí. Este intenso drama estrenado el 5 de enero sigue el viaje de una caravana que lleva el cadáver de un jeque a través del Atlas marroquí. Un viaje en el que ninguno de los implicados tiene asegurado llegar a su destino. Dirigida por Oliver Laxe (Todos vós sodes capitáns), la película cuenta con un debutante reparto encabezado por Ahmed El Othemani, Ikram Anzouli, Said Aagli, Shakib Ben Omar y Ahmed Hammoud.

Francia y Canadá colaboran en Sólo el fin del mundo, adaptación de la obra de Jean-Luc Lagarce en la que un escritor regresa a su pueblo natal para anunciar a su familia que pronto morirá. La noticia, lejos de generar una comunión entre todos los miembros del clan, reabre viejas heridas y provoca un cóctel de enfrentamientos cruzados. Xavier Dolan (Tom en la granja) dirige este drama en cuyo reparto encontramos a Nathalie Baye (La volante), Vincent Cassel (Una semana en Córcega), Marion Cotillard (Assassin’s Creed), Léa Seydoux (Spectre) y Gaspard Ulliel (El arte de amar).

También es una coproducción Desierto, aunque en esta ocasión entre Francia y México. Dirigida por Jonás Cuarón (Año uña), guionista de Gravity (2013), este thriller dramático arranca cuando un joven mexicano decide cruzar de forma ilegal la frontera para entrar en Estados Unidos. Lo que comienza siendo un viaje más o menos cómodo pronto da un giro al estropearse el vehículo en el que le lleva su guía. Junto al resto de indocumentados se verá obligado a cruzar las tierras baldías, una ruta rara vez utilizada en la que deberán enfrentarse no solo al clima, sino a un vigilante cuya afición es disparar a matar a inmigrantes ilegales. El reparto está encabezado por Gael García Bernal (serie Mozart in the jungle), Jeffrey Dean Morgan (serie The walking dead), Diego Cataño (Salvajes), Alondra Hidalgo y Marco Pérez (Aerosol).

Por último, aunque no por eso menos importante, el 5 de enero se ha estrenado Train to Busan, cinta de Corea del Sur que combina acción, drama y terror en una historia cuyo argumento se centra en un padre y su hijo que tratan de huir de una epidemia que ha puesto en alerta a Corea. Su huida pasa por coger el tren de alta velocidad que une Seúl con Busan. Pero antes de partir un zombi logra subir al tren, lo que deja encerrados a los pasajeros en una lucha por su vida. Escrita y dirigida por Yeon Sang-ho (The fake), la cinta cuenta en su reparto con Jung Yu-mi (La chica satélite y el chico vaca), Kim Soo-an (Gyeongju), Sohee, Ma Dong-seok (Norigae) y Gong Yoo (Ese daieoli).

Los nuevos siete magníficos, contra Streep, Mortensen y Fernández


Estrenos 23septiembre2016Nuevo viernes de septiembre y nueva cita con los estrenos en las salas de cine. Y como está siendo habitual este mes, títulos de puro entretenimiento se juntan con los que empiezan a sonar a Oscar, aunque solo sea en esa carrera inicial hacia las nominaciones. Este 23 de septiembre llega cargado de acción, humor y drama.

La acción la pone Los siete magníficos, remake del film de 1960 que, a su vez, adaptaba la película de Akira Kurosawa Los siete samuráis (1957). Para quienes no conozcan la trama, esta arranca cuando los habitantes de un pueblo deciden contratar los servicios de siete hombres, entre los que se encuentran forajidos y sicarios, para que les salven de la opresión y el terror que está sembrando un empresario industrial. Y aunque inicialmente se mueven por dinero, estos siete hombres pronto descubrirán que sus motivaciones van más allá. El encargado de esta nueva versión es Antoine Fuqua (The Equalizer), que cuenta con un reparto encabezado por Denzel Washington (2 guns), Chris Pratt (Guardianes de la galaxia), Ethan Hawke (Regresión), Vincent D’Onofrio (serie Daredevil), Peter Sarsgaard (El caso Fischer), Matt Bomer (Dos buenos tipos), Cam Gigandet (Plush), Haley Bennett (Kristy) y Luke Grimes (Forever).

El humor lo aporta Florence Foster Jenkins, biografía dirigida por Stephen Frears (Philomena) acerca de la vida de una heredera neoyorquina que en los años 40 decidió cumplir su sueño y convertirse en cantante de ópera. Pero lo que ella consideraba como una voz espléndida para el resto era hilarantemente horrible. Con ayuda de su manager y marido la mujer logró actuar en teatros de la ciudad hasta que se enfrentó a un concierto público en el Carnegie Hall. Meryl Streep (Sufragistas), Hugh Grant (Operación U.N.C.L.E.), Simon Helberg (serie The Big Bang Theory), Rebecca Ferguson (Hércules), John Kavanagh (In secret) y Nina Arianda (La sombra del actor) son los principales protagonistas.

Y el drama, aunque con dosis de humor, lo propone Captain Fantastic, segunda película de Matt Ross (serie Silicon Valley) como director tras 28 hotel rooms (2012). El argumento se centra en una familia que vive en medio del bosque y cuyo patriarca se ha entregado a la educación de sus hijos, enseñándoles todo lo que considera necesario para sobrevivir en la naturaleza. Sin embargo, una tragedia obliga al clan a acudir a la ciudad, donde las enseñanzas del hombre chocarán frontalmente con la realidad del mundo. Con Viggo Mortensen (Las dos caras de enero) como principal protagonista, en el reparto también encontramos a Frank Langella (serie The americans), Kathryn Hahn (La visita), George MacKay (Pride), Steve Zahn (serie Mad dogs), Annalise Basso (Standing up) y Samantha Isler (Dig two graves).

Estados Unidos participa, junto a Turquía, en la cinta de terror Baskin, producción de 2015 que arranca cuando una patrulla de policía que recorre la Turquía rural recibe una llamada momentos antes de terminar su turno. Cuando llegan a la zona se encuentran con la celebración de una misa negra que ha abierto las puertas al infierno. Dirigida por Can Evrenol, que debuta de este modo en el largometraje, la cinta cuenta entre sus actores con Muharrem Bayrak (Nefes: Vatan sagolsun), Fadik Bülbül, Mehmet Cerrahoglu, Elif Dag (Risse im Betim) y Fatih Dokgöz (Elveda katya).

Pasamos ahora al estreno español de la semana, El hombre de las mil caras, thriller político basado en la novela de Manuel Cerdán que narra, a su vez, la historia de Francisco Paesa, ex agente secreto español que tuvo que huir del país por un caso de extorsión. Cuando regresa, arruinado y con una vida personal en crisis, recibe la visita de Luis Roldán, ex director de la Guardia Civil que le contrata para sacar los 1.500 millones de pesetas robados al erario público. Sin embargo, esto le dará la oportunidad de ajustar cuentas con el Estado español. Dirigido por Alberto Rodríguez (La isla mínima), la película está protagonizada por Eduard Fernández (Truman), José Coronado (Cien años de perdón), Marta Etura (Los últimos días) y Carlos Santos (Miel de naranjas), entre otros.

También española es Fátima o el parque de la fraternidad, drama de 2015 dirigido por Jorge Perugorría (Habana abierta) que se centra en un travesti cuya vida está marcada por la crudeza de las decisiones que debe tomar para poder sobrevivir y estar junto al hombre que ama. El reparto está encabezado por Carlos Enrique Almirante (La pared de las palabras), Tomás Cao (Larga distancia), Mirtha Ibarra (Amor crónico) y Broselianda Hernández (Siempre Habana).

En lo que a estrenos europeos se refiere, destaca El porvenir, coproducción franco alemana escrita y dirigida por Mia Hansen-Løve (Eden: Lost in music) que se centra en una mujer, escritora y profesora de filosofía, cuya vida se reparte entre su trabajo, sus hijos y atender a su posesiva madre. Pero todo dará un vuelco cuando su marido anuncie que la abandona por otra mujer. Este drama está protagonizado por Isabelle Huppert (Luces de París), Edith Scob (Primavera en Normandía), Roman Kolinka (Juliette) y André Marcon (El hombre perfecto).

En clave de comedia se desarrolla El gruñón, film de 2014 con capital de Finlandia e Islandia cuya trama arranca cuando un hombre al que todo lo que ha ocurrido después de 1953 le enfurece tiene que irse a vivir con la familia de su hijo a Helsinki. Su vida allí representa todo lo que odia, pero tratará de integrarse en su familia ayudando a su nuera, una mujer de carrera, a cerrar un negocio. El problema es que para lograrlo posiblemente enfade a alguien. Basado en la novela de Tuomas Kyrö, el relato está dirigido por Dome Karukoski (Napapiirin sankarit) y protagonizado por Antti Litja (Hella W), Petra Frey (Kotirauha), Janne Reinikainen (Vuosaari), Timo Lavikainen (Roskisprinssi) y Kari Ketonen (Risto).

De 2014 también es Caballo dinero, drama escrito y dirigido por Pedro Costa (Casa de lava) que gira en torno a un hombre cuyos recuerdos le llevan a vivir de nuevo los momentos previos a abandonar su Cabo Verde natal para buscar una vida mejor en Lisboa, donde siempre ha vivido desplazado. Unos instantes marcados por la violencia y la revolución. Con cierto toque biográfico, el reparto de esta historia está encabeza por Ventura (Juventude em marcha), Vitalina Varela, Tito Furtado y Benvindo Tavares.

Francia, España. Argentina y Chile están detrás de Neruda, drama biográfico acerca de la persecución del Premio Nobel de Literatura por la policía de Chile a finales de los años 40, cuando se dio la orden de detenerlo por sus convicciones comunistas. Pablo Larraín (No) dirige esta propuesta que cuenta con Luis Gnecco (Aurora), Gael García Bernal (serie Mozart in the jungle), Mercedes Morán (Betibú), Alfredo Castro (El Club) y Pablo Derqui (Sabrás qué hacer conmigo) como principales intérpretes.

En 2015 también se produjo Blanka, film con capital italiano, filipino y japonés que, en clave de drama, narra la historia de una joven que se gana la vida con robos y trucos en las calles de Manila. Todo cambia cuando conoce a un cantante ciego que también saca provecho de la calle. Si bien ambos aúnan fuerzas para hacer frente a las necesidades, ella descubre su capacidad para el canto y la necesidad de cambiar si quiere lograr el amor de una persona. Kohki Hasei debuta en el largometraje de ficción con esta historia protagonizada por un reparto anónimo en el que destacan Cydel Gabutero, Peter Millari, Jomar Bisuyo y Raymond Camacho.

‘Mozart in the jungle’ logra avanzar en su 2ª T gracias al pasado


Lola Kirke y Gael García Bernal acercan sus personajes en la segunda temporada de 'Mozart in the jungle'Series que parecen perpetuarse en la parrilla televisiva año tras año. Producciones cuyas temporadas a veces se hacen más largas que un día sin pan. Ficciones recurrentes que manejan las mismas claves con diferentes personajes. Con este panorama en la pequeña pantalla resulta aún más sorprendente que algo como Mozart in the jungle logre salir adelante, y es de admirar que lo haga además con la frescura y dinamismo con que lo hace, en apenas 10 episodios de media hora y con una originalidad que resulta tan atractiva como divertida. Su segunda temporada confirma lo que ya se sabía viendo la primera etapa, pero además logra algo más.

Y ese algo más es que la serie creada por Alex Timbers, Roman Coppola (guionista de Moonrise Kingdom), Jason Schwartzman (Big eyes) y Paul Weitz (El circo de los extraños) no es una sitcom al uso, o al menos no da vueltas sobre mismos conceptos una y otra vez. Más bien al contrario, esta nueva temporada ahonda en los problemas sindicales y laborales de la orquesta al tiempo que desarrolla de un modo tal vez sutil pero indudablemente sólido la relación de los dos protagonistas, Gael García Bernal (Eva no duerme), inmenso como el director de orquesta, y Lola Kirke (Perdida), cada vez más cómoda en su papel y adquiriendo más presencia.

El hecho de que ambas tramas discurran de forma paralela pero se nutran irremediablemente la una de la otra conforma un complejo puzzle de personajes, posiciones dramáticas y situaciones irónicas que más que arrancar la carcajada lo que hace es arrojar una visión cómica del mundo de los artistas, dejando el poso emocional de la constante sonrisa en la cara. Por supuesto, los amantes de la música pueden, y deben, seguir disfrutando de las obras que suenan a lo largo de los minutos, y que vuelven a ser una especie de oasis entre las historias personales de unos personajes que se distancian, esta vez de forma más evidente, del puro componente musical.

Quizá lo que pueda resultar algo más complejo de encajar en el conjunto es la evolución que sufre el personaje interpretado por el siempre espléndido Malcolm McDowell (La naranja mecánica). Su personaje, en principio la muleta sobre la que construir la relación entre Bernal y su orquesta, es recuperado de forma algo artificiosa, introduciendo problemas de consejos de administración de por medio. Las idas y venidas del personaje, condicionadas en buena medida por la presencia imprescindible del actor (que obliga a dotar a su personaje de mayor entidad), no hacen sino lastrar el desarrollo armónico de la trama, que parece querer ir en una dirección pero que siempre gira la cabeza hacia otra. Y si bien es cierto que la integración en el conjunto es más que correcta, la impresión final es que algo no está bien afinado.

Más pasado, más futuro

Por supuesto, esta ligera evolución de la serie (continuista más que rupturista) conlleva la aparición de nuevos personajes, algunos más interesantes que otros. Pero junto a ello, la trama ahonda en el pasado y, por extensión, en el futuro de los principales protagonistas, lo que a la postre convierte a esta segunda temporada en un punto de vista algo diferente con respecto a lo visto en la primera etapa de Mozart in the jungle.

Desde luego, el viaje a México es uno de los momentos más interesantes de toda la serie. Y no lo es por las aventuras del rol interpretado por Joel Bernstein con su violín, ni por las aventuras románticas de Saffron Burrows (El robo del siglo). En realidad, lo más interesante es descubrir el pasado del Maestro interpretado por García Bernal, tanto aquel que hace referencia a unas amistades cuestionables como al que es propiamente musical, amén de la familia que le crió en su juventud.

Todo ello permite al espectador comprender mejor diversos aspectos de este extraño personaje, sus filias y sus fobias, y poder por tanto apreciar mejor el final que se le da en el último episodio de la temporada. Puede que el modo de explicar este bagaje cultural sea excesivo en tanto en cuanto el tiempo que se destina a él se resta de otras historias que podrían desarrollarse mejor, pero el resultado final es lo suficientemente bueno (y está maravillosamente integrado en la trama) como para permitirlo.

Y, claro está, ahondar en el pasado de este personaje abre las puertas a un futuro interesante. La conclusión de la segunda temporada de Mozart in the jungle abre las puertas a otros 10 episodios que presentan un tablero diferente, incluso novedoso dentro de la trama, y que obliga a los personajes a afrontar una nueva etapa con cierta incertidumbre. El riesgo que corre la trama es caer en una espiral de giros narrativos que se repitan y salten de personaje a personaje. Dicho de otro modo, que Bernal y McDowell se alternen en el papel de director de orquesta. Pero eso es adelantar acontecimientos. Por lo pronto, hay que disfrutar de otros 10 episodios frescos, alegres y, sobre todo, musicales.

Diccineario

Cine y palabras

A %d blogueros les gusta esto: