‘Baywatch: Los vigilantes de la playa’: un episodio de una serie cutre de los 90


Hay películas que nacen única y exclusivamente para satisfacer eso que se conoce como ‘placer culpable’. Y si son adaptaciones de otros productos previos, suelen tener más efecto en aquellas generaciones que han crecido con sus historias. Pasa siempre, para bien y para mal. Y la nueva comedia de Seth Gordon (Cómo acabar con tu jefe) no es, ni mucho menos, una excepción. Es más, es el mejor ejemplo. Posiblemente lo mejor de la cinta sea que es consciente de esto, que no huye de ello y que incluso lo abraza, parodiando la serie de televisión original y riéndose de sí misma como pocas cintas son capaces de hacer.

Y es ahí donde Baywatch: Los vigilantes de la playa logra sus mejores momentos, que no son cumbres en el séptimo arte pero que, por lo menos, logran arrancar varias carcajadas. Narrativamente hablando, la película es, como uno de los personajes menciona en un momento dado, un episodio de una serie cutre de los 90. En efecto, el argumento, si es que existe, es totalmente plano, sin giros dramáticos y con un desarrollo deliberadamente lineal. Sus personajes, arquetípicos hasta resultar cansinos, funcionan gracias a la química de sus dos protagonistas y, porqué no, a la gracia y calidad de algunos secundarios. Y es que resulta curioso comprobar cómo este reparto, sin estar entre lo mejor de la interpretación, sabe dotar a sus respectivos roles de una entidad que no tienen sobre el papel, elevando ligeramente el nivel de la cinta.

Pero seamos serios, estamos ante una producción diseñada para vender entradas, palomitas y todo tipo de merchandising que se pueda imaginar. No tiene otro objetivo, y prueba de ello es que se olvida casi tan rápido como se consume. Bueno, puede que más rápido. Con un diseño visual vistoso, valga la redundancia, la cinta logra no aburrir demasiado gracias a un buen equilibrio entre la acción y el humor (lo del argumento, repito, lo dejamos en ‘Se busca’). De hecho, cuando más puntos pierde es cuando trata de ponerse algo dramática y da a sus personajes una situación adversa a la que enfrentarse, evidenciando no solo las carencias de sus actores, sino de su propia trama, incapaz de soportar un mínimo peso de algo que no sean los músculos, los bañadores y las cámaras lentas explotando los atributos de sus protagonistas femeninas.

Así que sí, Baywatch: Los vigilantes de la playa es un capítulo más de aquella mítica serie que tanto definió la cultura de alguna que otra generación. Y como tal episodio largo, es más simple que los salvavidas que utilizan los protagonistas. Lineal, sin contrapesos dramáticos, con personajes a cada cual más simple y con arena, mar y sol, la cinta es capaz de sobrevivir casi dos horas. Lo mejor: su intrascendencia, el humor utilizado y las tomas falsas finales. Lo peor: que no ofrece nada. Se podría haber evitado, es cierto, pero la nostalgia es la nostalgia. Aunque una cosa hay que reconocer a esta cinta: conoce sus limitaciones, las respeta y las explota. Al menos no insulta la inteligencia del espectador.

Nota: 5,5/10

Anuncios

‘París puede esperar’ hasta que lleguen ‘Los vigilantes de la playa’


Acción, romance, intriga y, sobre todo, mucha comedia, es lo que protagoniza los estrenos de este viernes, 16 de junio. Un viernes marcado por la llegada de una de las películas del verano, adaptación a la pantalla grande una serie de televisión que marcó a toda una generación. Por supuesto, no es la única novedad. De hecho, y a diferencia de fines de semana anteriores, llegan numerosas novedades que abren todo un abanico de posibilidades cinematográficas.

Pero hay que comenzar por Baywatch: Los vigilantes de la playa, versión cinematográfica de la producción televisiva de los años 90 que, en esta ocasión, mezcla comedia, acción y drama para narrar cómo el socorriste Mitch Buchannon y un novato al que debe acoger a pesar de sus desencuentros se enfrentan a toda una trama criminal que amenaza el futuro de la Bahía que protegen, para lo que contarán con todo un equipo de socorristas. Seth Gordon (Cómo acabar con tu jefe) es el responsable de poner en imágenes esta historia cuyo reparto está encabezado por Dwayne Johnson (Un espía y medio), Zac Efron (Malditos vecinos 2), Alexandra Daddario (San Andrés), Priyanka Chopra (Gunday), Jon Bass (Loving), Kelly Rohrbach (Wilt) e Ilfenesh Hadera (serie Billions), a los que se suman la presencia de actores de la serie original como David Hasselhoff (Giro inesperado) y Pamela Anderson (Blonde and blonder).

Estados Unidos y Japón colaboran en París puede esperar, comedia romántica con dosis dramáticas escrita y dirigida por Eleanor Coppola en la que es su primera película de ficción en pantalla grande. Su trama arranca cuando la mujer de un exitoso productor de Hollywood inicia un viaje en coche junto al socio de su marido para ir a París. Sin embargo, lo que debería ser un recorrido de siete horas se convierte en un viaje de exploración de Francia y de autodescubrimiento para la mujer. Diane Lane (Batman v Superman: El amanecer de la Justicia) es la principal protagonista de esta historia, en la que también podemos ver a Alec Baldwin (La verdad duele), Arnaud Viard (Plus haut), Cédric Monnet (Par accident) y Élodie Navarre (El arte de amar).

Desde norteamérica, esta vez en colaboración con España, llega también Animal de compañía, thriller de terror cuyo punto de partida es el secuestro de una joven por parte de un trabajador de un refugio de animales, enamorado de ella pero rechazado. Poco a poco el encierro irá desvelando la verdad sobre la chica, con lo que su secuestrador descubre que tienen más cosas en común de las que inicialmente creía. Este segundo largometraje del director español Carles Torrens (Emergo) está protagonizado por Dominic Monaghan (Soldados de fortuna), Ksenia Solo (Desaparecida), Jennette McCurdy (Minor details), Da’Vone McDonald (Vaya resaca), Nathan Parsons (serie True blood) y Janet Song (Palo alto).

Antes de entrar de lleno en las novedades europeas, esta semana también llega Cosecha amarga, drama romántico de corte histórico con capital canadiense cuya trama se ambienta en la Ucrania de los años 30, bajo el gobierno de Stalin. En este contexto surge el amor de una joven pareja, que luchará contra las políticas genocidas que se están implantando en el país. Dirigida por George Mendeluk (Fight or flight), la cinta está protagonizada por Barry Pepper (Matar al mensajero), Max Irons (La dama de oro), Tom Austen (La leyenda de la tumba del dragón), Samantha Barks (Los miserables), Terence Stamp (Big Eyes) y Aneurin Barnard (El secreto del cofre de Midas).

Desde Irlanda y Reino Unido llega I am not a serial killer, thriller dramático con dosis de terror que adapta la novela de Dan Wells y cuya trama se centra en un joven de una pequeña localidad del medio Oeste norteamericano cuya mayor obsesión son los asesinatos en serie. Cuando una ola de sangrientos crímenes asola su pueblo, su meta será dar caza al asesino, aunque durante el proceso deberá luchar contra sus propios demonios. Billy O’Brien (Scintilla) es el encargado de dirigir el film, cuyo reparto está encabezado por Max Records (El canguro), Christopher Lloyd (Mil maneras de morder el polvo), Laura Fraser (Flutter), Karl Geary (The Burrowers) y Matt Roy (Wilson).

Entre los estrenos españoles destaca Señor, dame paciencia, comedia que arranca cuando fallece la mujer de un banquero muy conservador, muy del Real Madrid y muy gruñón. La última voluntad de la esposa es que su familia pase un fin de semana junta para que esparzan sus cenizas en el Guadalquivir. Un viaje que pondrá a prueba la tolerancia del hombre, ya que sus hijos, con los que hace tiempo que no se habla, llegan con unas parejas que no soporta. Una de sus hijas con un catalán del Barça que quiere que su nieto se eduque en un colegio bilingüe catalán-inglés; otra aparece con un joven anti-sistema; y su hijo, que salió del armario hace poco, llega con su novio vasco de origen senegalés. Escrita y dirigida por Álvaro Díaz Lorenzo (La despedida), en su amplio reparto encontramos nombres como los de Jordi Sánchez (Cuerpo de élite), David Guapo (Barcelona, nit d’hivern), Megan Montaner (Dioses y perros), Andrés Velencoso (Fin), Salva Reina (Villaviciosa de al lado), Paco Tous (El guardián invisible), Silvia Alonso (La corona partida), Rossy de Palma (Julieta) y Eduardo Casanova (serie Aída).

También española es la cinta Júlia ist, ópera prima de Elena Martín que, en clave dramática, narra el viaje de una joven universitaria que decide ir a Berlín de Erasmus, abandonando así su hogar por primera vez en su vida. Sin embargo, la experiencia no es como había imaginado. Una ciudad fría y gris la recibe de forma gélida, por lo que deberá confrontar la realidad con sus expectativas. La propia Martín protagoniza esta historia, estando acompañada ante las cámaras por Oriol Puig (Blog), Laura Weissmahr y Carla Linares (Les amigues de l’Àgata).

España participa también en el film Ignacio de Loyola, producción filipina dirigida a cuatro manos por Paolo Dy y Cathy Azanza, quienes debutan de este modo en el largometraje. Como su título indica, la obra aborda la vida del histórico personaje desde su participación en la Batalla de Pamplona hasta la fundación de la Compañía de Jesús, abordando de este modo su conversión gracias a la lectura de los textos sagrados. Andreas Muñoz (Nodo), Javier Godino (Al final del túnel), Julio Perillán (Viral), Gonzalo Trujillo (serie Acacias 38), Isabel García Lorca (Cheeeese) y Lucas Fuica (La ley) encabezan el reparto.

El drama también es el género al que pertenece Cartas de la guerra, film portugués que adapta la novela de António Lobo Antunes en la que, a través de las misivas que un joven alférez médico envía a su esposa, se narra la Guerra Colonial portuguesa en Angola y la difícil situación que vivieron los soldados. Ivo Ferreira (Em Volta) se pone tras las cámaras de este drama que protagonizan Miguel Nunes (Cisne), Margarida Vila-Nova (Corrupção), Ricardo Pereira (Cosmos), João Pedro Vaz (Entre os dedos) y João Pedro Mamede.

Otro de los estrenos europeos es La vida de Anna, ópera prima de Nino Basilia, quien escribe y dirige este drama producido en Georgia que gira en torno a una madre soltera que tiene varios trabajos para poder mantener a su hijo autista. Dispuesta a darle una vida mejor, decide emigrar desde el país europeo a Estados Unidos, para lo que deberá intentar hacerse con un visado ilegal. Ekaterine Demetradze es el principal nombre del reparto.

Desde otros lugares del mundo proceden las siguientes novedades. La mujer del animal es un drama colombiano que arranca cuando una jovencita se escapa del convento de monjas en el que reside para irse a vivir con su hermana a un barrio marginal de Medellín. Allí conoce a su primo, que la secuestra y la obliga a casarse con él. Meses después tiene una hija, lo que unido al hecho de que su primo tiene a otra mujer retenida, da fuerzas a la joven para vencer su miedo y librarse del maltratador. Escrita y dirigida por Víctor Gaviria (Sumas y restas), la cinta está protagonizada por Natalia Polo, Tito Alexander Gomez y Jesús Vásquez.

Para finalizar, un film japonés con origen español. Mientras ellas duermen es el título del nuevo film de Wayne Wang (Sucedió en Manhattan), obra que adapta la novela homónima del escritor y periodista Javier Marias y que gira en torno a un escritor que, durante unas vacaciones con su esposa, empieza a seguir a una joven que se hospeda en su mismo hotel y que se hospeda con un hombre mayor. La obsesión que le provoca esta pareja le llevará a presenciar situaciones comprometidas que no debería conocer. El reparto está encabezado por Takeshi Kitano (Outrage 2), Shioli Kutsuna (Beck), Hidetoshi Nishijima (Hâmerun) y Sayuri Oyamada (Tokyo no uso).

Y ya son ocho… ‘Fast and Furious’ regresa a la cartelera


Fin de semana extraño en lo que a cine se refiere. O al menos, poco habitual. Además de que llegan pocos títulos nuevos a la cartelera española, lo hacen entre este miércoles, día 12, y el jueves 13 de abril, con motivo de la festividad de la Semana Santa. Pero la poca cantidad no va ligada a poca variedad: acción, humor, drama y animación son los principales géneros que tratarán de llenar las salas este largo puente.

Aunque sin duda el principal estreno es Fast & Furious 8, que curiosamente aterriza en las salas este jueves. Nueva entrega de la famosa saga que vuelve a contar con el reparto original y que, como no podía ser de otro modo, promete acción, adrenalina y mucha velocidad. Dirigida por F. Gary Gray (Un ciudadano ejemplar), la trama pone en una comprometida situación al equipo protagonista cuando una misteriosa mujer rompa la lealtad que siempre les ha caracterizado, lo que obligará al grupo no solo a luchar contra esta amenaza, sino a comprender los motivos que la llevan a destruir a la familia. Vin Diesel (xXx: Reactivated), Dwayne Johnson (Un espía y medio), Jason Statham (Los mercenarios 3), Charlize Theron (Mad Max: Furia en la carretera), Helen Mirren (Espías desde el cielo), Scott Eastwood (Esquadrón suicida), Michelle Rodríguez (Machete kills), Tyrese Gibson (Infiltrados en Miami), Ludacris (Noche de fin de año), Kurt Russell (Los odiosos ocho), Nathalie Emmanuel (serie Juego de tronos) y Elsa Pataky (Di Di Hollywood) son algunos de los nombres del extenso reparto.

La película para toda la familia de la semana es El bebé jefazo, adaptación del libro de Marla Frazee cuya historia se centra en una familia cuya vida cambia radicalmente con la llegada de un bebé que, visto a través de la imaginación de un niño de 7 años, se convierte en toda una aventura. Tom McGrath (Megamind) es el encargado de ponerse tras las cámaras en este film que cuenta con las voces, en su versión original, de Alec Baldwin (La excepción a la regla), Steve Buscemi (serie Boardwalk Empire), Jimmy Kimmel (Ted 2), Lisa Kudrow (La chica del tren) y Tobey Maguire (El caso Fischer).

La comedia también está representada por Un golpe con estilo, remake de un film de 1979 en el que tres hombres de avanzada edad, hartos de la precaria situación en la que viven, deciden robar un banco. El problema es que ni siquiera saben coger un arma. Zach Braff (Ojalá estuviera aquí) se pone tras las cámaras para dirigir un reparto encabezado por Michael Caine (Ahora me ves 2), Morgan Freeman (Ben-Hur), Alan Arkin (El chico del millón de dólares), Joey King (Independence Day: Contraataque), Matt Dillon (serie Wayward Pines) y Ann-Margret (Lucky).

Reino Unido y Estados Unidos colaboran en Negación, drama biográfico basado en el libro de Deborah Lipstadt, aclamada historiadora que se enfrentó a un juicio por difamación en el que tuvo que demostrar que el Holocausto realmente ocurrió. La citan está dirigida por Mick Jackson (El guardaespaldas), y entre los actores encontramos a Rachel Weisz (La juventud), Tom Wilkinson (Negocios con resaca), Timothy Spall (Mr. Turner), Andrew Scott (serie Sherlock), Carne Pistorius (La luz entre los océanos), Alex Jennings (The lady in the van), Jack Lowden (Ghosts) y Mark Gatiss (Un traidor como los nuestros).

Los amantes del thriller y el misterio tienen una cita con Nieve negra, coproducción hispano argentina que dirige Martin Hodara (La señal) y que gira en torno a un hombre que vive aislado del mundo en la Patagonia desde que fuera acusado de matar a uno de sus hermanos cuando era adolescente. Su retiro se verá interrumpido por la llegada de su otro hermano, que le visita junto a su mujer para acordar la venta de unas tierras heredadas. El tiempo que pasen juntos despertará viejos resentimientos y volverá a desenterrar el dolor del pasado. Ricardo Darín (Truman), Leonardo Sbaraglia (Al final del túnel), Laia Costa (Palmeras en la nieve), Dolores Fonzi (Paulina), Federico Luppi (Magallanes) y Biel Montoro (L’altra frontera) conforman el reparto principal.

Con algo de retraso se estrena Rosalie Blum, film francés realizado en 2015 que se basa en las novelas gráficas de Camille Jourdy, y cuya historia sigue la monótona vida de un hombre que un día se cruza con una misteriosa mujer. Convencido de haberla visto antes, comienza a seguirla allá donde va con la intención de descubrir lo que les relaciona, una decisión que llevará al hombre a vivir una aventura llena de imprevistos y personajes extravagantes. Ópera prima de Julien Rappeneau, la película está protagonizada por Noémie Lvovsky (Un amor de verano), Kyan Khojandi (O los tres o ninguno), Alice Isaaz (Una semana en Córcega) y Anémone (Como quien no quiere la cosa).

Por último, Lo tuyo y tú es el título del nuevo drama escrito y dirigido por Hong Sang-soo (Ahora sí, antes no). El argumento de esta producción de Corea del Sur arranca cuando un joven descubre que su novia ha estado tomando copas con otro hombre, lo que da lugar a una pelea en la pareja. Tras la discusión ella se va de casa para darse un tiempo. Al día siguiente, él decide salir en su busca, iniciando un viaje que le obligará a enfrentarse con sus propios fantasmas. Kim Ju-hyuk (Keo-peul-jeu), Kwon Hae-hyo (The fake), Lee You-young (Bom) y Yoo Joon-sang (En otro país) encabezan el reparto.

Estrellas, gigantes y monstruos del cine llegan a la cartelera


Estrenos 8julio2016El segundo fin de semana de julio promete ser, al menos en lo que a estrenos se refiere, un soplo de aire fresco entre los grandes blockbusters y las pequeñas producciones que se han alternado las últimas semanas. Varias películas se antojan, al menos, lo suficientemente interesantes como para atraer a un gran número de espectadores, por lo que habrá que ver cuál es la que finalmente triunfa y si lo hace sobre las cintas que ya se proyectan. Este viernes 8 de julio llegan pocos estrenos, es cierto, pero a priori de una calidad incuestionable en la mayoría de los casos.

Es lo que parece que ocurre con Mi amigo el gigante, nueva aventura de Steven Spielberg (El puente de los espías) que adapta en esta ocasión el libro infantil de Roald Dahl. Coproducida entre Estados Unidos, Canadá y Reino Unido, la trama se centra en una niña cuya vida cambiará cuando una noche conozca a un gigante. Asustada al principio, el carácter bonachón del gigante convertirá el miedo en una amistad que atraerá la atención de otros gigantes que amenazarán el mundo. Solo la pequeña y el gigante, con la ayuda de la Reina Victoria de Inglaterra, serán capaces de salvarlo. Aventura, humor, ternura y unos efectos digitales inigualables es lo que promete esta cinta que cuenta en su reparto con Mark Rylance (Caza al asesino), Ruby Barnhill (serie 4 O’Clock club), Rebecca Hall (Transcendence), Jermaine Clement (Lo que hacemos en las sombras) y Penelope Wilton (serie Downton Abbey), entre otros.

Muy diferente es el thriller Money Monster, cinta que ha adelantado su estreno al miércoles 6 de julio. La historia arranca cuando una mediática figura de la televisión que ha hecho su fama analizando la bolsa de Wall Street es secuestrado por un joven que ha perdido todo su dinero por una recomendación que hizo hace tiempo. Tanto el presentador como su reputada productora deberán no solo mantenerse con vida frente a millones de personas que ven el programa y el secuestro en directo, sino que tendrán que averiguar qué se esconde detrás del error que cometió el analista con ese valor que ha llevado a la ruina al joven. Y si la trama resulta tan interesante como actual, los nombres que sustentan el proyecto no son menos relevantes. Tras las cámaras encontramos a Jodie Foster (El castor), quien dirige a George Clooney (¡Ave, César!), Julia Roberts (Agosto), Jack O’Connell (Invencible), Dominic West (Pride), Giancarlo Esposito (serie Érase una vez), Chris Bauer (serie True Blood) y Cairina Balfe (Ahora me ves…).

También de Estados Unidos es la comedia de acción Un espía y medio, nueva película con Dwayne Johnson (San Andrés) como principal estrella cuya trama comienza con una reunión de instituto. A ella acude un agente de la CIA con un pasado friki y acosado por los abusones. Con la excusa de una misión secreta, logra la ayuda del que fuera el chico más popular, ahora un aburrido contable. La espiral de mentiras les llevará a situaciones cada vez más rocambolescas y peligrosas. Dirigida por Rawson Marshall Thurber (Somos los Miller), la cinta además con Kevin Hart (Infiltrados en Miami), Aaron Paul (Triple 9), Amy Ryan (Pesadillas), Megan Park (Demonic) y Danielle Nicolet (All stars).

Pasamos ahora a los estrenos europeos, y entre ellos destaca la española Todo saldrá bien, drama escrito y dirigido por Jesús Ponce (15 días contigo) que se centra en el regreso a la casa familiar de dos hermanas separadas durante mucho tiempo. El motivo del reencuentro es la inminente muerte de la madre, pero cuando el fallecimiento comienza a retrasarse y la convivencia se alarga, los recuerdos y las rencillas del pasado entre las tres mujeres hacen aflorar viejos sentimientos. Isabel Ampudia (El idioma imposible), Mercedes Hoyos (Techo y comida), Víctor Clavijo (Silencio en la nieve), Darío Paso (Déjate caer) y Juan Carlos Sánchez (Un mundo cuadrado) encabezan el reparto.

La cinta más internacional es El verano de Sangaile, drama romántico con capital lituano, francés y noruego que escribe y dirige Alante Kavaite (Écoute le temps). El argumento se centra en una chica de 17 años fascinada por los aviones de acrobacias pero que, debido a su miedo a las alturas, nunca ha pisado ni siquiera una cabina de uno de los aparatos. Sin embargo, en uno de estos eventos organizado un verano cerca de la casa de sus padres conoce a una azafata que vive la vida con creatividad y atrevimiento. El amor de verano que surge entre ellas llevará a la joven a superar sus miedos. La cinta está protagonizada por Martynas Budraitis (Prosti nas, machekha-Rossiya), Jurate Sodyte, Aiste Dirziute y Julija Steponaityte.

Desde Irlanda, aunque con colaboración cubana, nos llega Viva, drama dirigido por Maddy Breathnach (Cabeza de muerte) cuya historia gira en torno a un joven de 18 años que sobrevive peinando a señoras de su barrio y arreglando pelucas en un cabaret de La Habana. En busca de su identidad, la vida del chico cambia de repente cuando su padre, al que creía muerto, vuelve de la cárcel para emprender una vida junto a su hijo como una familia. El reparto está encabezado por Héctor Medina, Jorge Perugorría (Kimura), Luis Alberto García (La partida) y Renata Maikel Machin Blanco.

Finalmente, Sutak, nómadas del viento, drama producido en Kirguistán en 2015, supone el debut en el largometraje de Mirlan Abdykalykov. La trama gira en torno a una familia nómada cuyos patriarcas deben hacer frente al cambio que representan sus nietos y su nuera. La lucha entre las tradiciones y la mitología de la naturaleza con el progreso y el nuevo mundo representado por las ciudades centra esta historia de amor, desapego, familia y respeto a las tradiciones. Entre los debutantes actores encontramos a Tabyldy Aktanov (Tengri), Jibek Baktybekova, Taalaikan Abazova (Asman aldynda), Anar Nazarkulova y Jenish Kangeldiev.

‘San Andrés’: sabíamos que esto iba a pasar


Dwayne Johnson y Carla Gugino protagonizan 'San Andrés', de Brad Peyton.Algunos la tacharán de predecible. Otros de meros efectos digitales que ni siquiera necesitan director. Y estoy convencido de que otros tantos cargarán sus tintas contra Dwayne Johnson (Fast & Furious 7), cuyos lagrimales posiblemente estén atrofiados por tanto músculo. Pero lo cierto es que la nueva película de Brad Peyton (Viaje al centro de la Tierra 2: La isla misteriosa) es un entretenimiento puro y duro, sin más pretensiones que dejar al espectador clavado a su silla a base de impactantes secuencias de acción, una trama lineal pero bien elaborada y un final de esos que llevarán a muchos a plantearse su ingreso en algún cuerpo de seguridad. Y hasta la fecha no creo que eso sea algo negativo si uno es consciente de lo que está a punto de ver.

Y desde luego San Andrés no promete nada que no pueda cumplir. Es cierto que la cinta no ofrece grandes momentos dramáticos, y desde luego los actores podrían haber dado algo más de sí (o no, quién sabe), pero eso importa relativamente poco en una película que lo único que ofrece es una cuidada destrucción de toda la costa este de Estados Unidos. Espectacular en todo su metraje, brillante en sus dos grandes setpieces en Los Ángeles y San Francisco, la película es lo que se puede deducir de su título. Ni más ni menos. Y desde luego que los efectos digitales cobran una importancia vital, pero la mano de Peyton se puede apreciar en cada fotograma. Es gracias a él, por ejemplo, que la angustia se apodera del plano secuencia en Los Ángeles, posiblemente la mejor secuencia de toda la película.

Claro que la mayor parte del mérito de que estemos ante un divertimiento palomitero de primer nivel es su guión. Sí, no cabe duda de que el trasfondo dramático es casi inexistente, y desde luego no hay ni un solo giro dramático relevante. Pero el desarrollo de la trama, con secuencias de acción perfectamente distribuidas en los momentos adecuados, refleja un cuidado trabajo narrativo que engancha al espectador, le zarandea entre edificios derrumbándose y corrimientos de tierra, y le deja al final del camino como un superviviente más. Y eso es, a todas luces, el mejor atractivo de una cinta de catástrofes como esta. No son las muertes, todas ellas previsibles. No son las pruebas que los protagonistas deben superar para sobrevivir. No, es simple y llanamente el viaje propuesto.

Es evidente que no estamos ante un profundo drama familiar enmarcado en una tragedia social, pero es que San Andrés tampoco pretende serlo. Su vocación de blockbuster queda patente desde la primera secuencia, con un rescate casi imposible apto solo para héroes como Johnson. A partir de ese momento, y salvo concesiones necesarias para el desarrollo mínimo de sus personajes, la película es una auténtica montaña rusa de caos, destrucción y espectacularidad que no da respiro para reflexionar. Y como toda cinta de estas características, no puede faltar el detalle patriota final. Una distracción sana, sin pretensiones y con sabor veraniego. Como reza uno de los carteles promocionales, “sabíamos que esto iba a pasar”. Y no hay nada de malo en disfrutarlo.

Nota: 7/10

Dwayne Johnson planta cara a los dinosaurios con ‘San Andrés’


Estrenos 26junio2015El mes de junio llega a su fin. Un mes que ha estado marcado, sin lugar a dudas, por el masivo éxito de Jurassic World, que va camino de convertirse en la cinta más taquillera de todos los tiempos. Pero en lo concerniente a España, hoy viernes, 26 de junio, llega una cinta que tratará de tomar el relevo en lo que a blockbusters se refiere. No llega sola, aunque sin duda es el estreno más importante de la semana, sobre todo si atendemos a la distribución. Acción, aventura, comedia y drama son los ingredientes que conforman la oferta de estrenos de este fin de semana.

Comenzamos el repaso por San Andrés, cinta de aventuras en la que, una vez más, la destrucción del planeta, o al menos de una parte de él, acapara toda la atención. En esta ocasión, como su propio título indica, es la falla de San Andrés la que desencadena el desastre, que comienza con la destrucción de Los Ángeles. Tras este suceso un piloto de helicópteros de rescate y su ex mujer deciden ir a San Francisco para rescatar a su hija, pero ni siquiera lo ocurrido en Los Ángeles les podría haber preparado para lo que se encontrarán en la ciudad del Golden Gate. Dirigida por Brad Peyton (Viaje al centro de la Tierra 2: La isla misteriosa), la película tiene como protagonista absoluto a Dwayne Johnson (Fast & Furious 7), al que acompañan Alexandra Daddario (Carta blanca), Paul Giamatti (The Amazing Spider-Man 2: El poder de Electro), Ioan Gruffudd (El rey Arturo), Carla Gugino (serie Political animals), Colton Haynes (serie Arrow) y la cantante Kylie Minogue (Blue).

Muy diferente es el tema y el tratamiento de Espías, nuevo vehículo para Melissa McCarthy (St. Vincent) que, todo sea dicho, cuenta en esta ocasión con un reparto de altura. La historia, una parodia de las cintas de agentes secretos, gira en torno a una modesta analista de la CIA que ha sido olvidada por la agencia a pesar de ser la heroína de una de las misiones más peligrosas que se hayan realizado jamás. Con una vida monótona y tediosa, su oportunidad de volver a la acción llega cuando uno de sus compañeros es captura. Sin nadie más a quien recurrir, se ofrece voluntaria para infiltrarse en una peligrosa banda que trafica con armas. Paul Feig (La boda de mi mejor amiga) dirige esta comedia en la que encontramos a Jude Law (El gran hotel Budapest), Jason Statham (Los mercenarios 3), Rose Byrne (Malditos vecinos), Miranda Hart (serie Miranda), Bobby Cannavale (Blue Jasmine), Allison Janney (Juegos de palabras) y Morena Baccarin (serie Gotham).

Los estrenos europeos están protagonizados en exclusiva por Francia. La comedia No molestar, producida en 2014, supone el nuevo vehículo de lucimiento de Christian Clavier (Dios mío, ¿pero qué te hemos hecho?). Basada en la obra de Florian Zeller y con la dirección de Patrice Leconte (Mi mejor amigo), la historia comienza cuando un fanático del jazz encuentra un exclusivo álbum en un mercadillo. Dispuesto a escucharlo sin más dilación, cuando llega a casa su único objetivo es lograr una hora de tranquilidad. Sin embargo, el mundo parece estar en su contra, y uno tras otro se irán sucediendo conflictos y situaciones que le impedirán disfrutar de su pequeño placer, convirtiendo su mañana soñada en una auténtica pesadilla. El reparto se completa con Carole Bouquet (Obras en casa), Rossy de Palma (Tres bodas de más), Stéphane De Groodt (Barbacoa de amigos) y Valérie Bonneton (Pequeñas mentiras sin importancia), entre otros.

En el otro extremo se encuentra el drama Con todas nuestras fuerzas, una historia de superación dirigida en 2013 por Nils Tavernier (Aurore) que gira en torno a la difícil relación entre un padre y su hijo, que sufre parálisis cerebral desde pequeño y no puede andar ni hablar. Alejados con el paso de los años, padre e hijo volverán a acercarse cuando el adolescente le proponga al hombre competir juntos en un triatlón, reto casi imposible pero que les llevará a compartir el proceso de preparación. Jacques Gamblin (Los nombres del amor), Alexandra Lamy (Su ausencia me enfurece), Fabien Héraud, Sophie de Furst (L’oncle Charlie) y Pablo Pauly (Fonzy) encabezan el reparto.

Francia también colabora, junto a Israel, en la producción de La profesora de parvulario, drama escrito y dirigido por Nadav Lapid (Policía en Israel) cuyo argumento se centra en una profesora de un jardín de infancia que descubre en uno de sus niños de cinco años un verdadero talento para la poesía. Decidida a potenciar su arte, la mujer tratará de sacar al niño del entorno familiar en el que vive, con un padre que desprecia la profundidad cultural y una niñera cuyo único interés por la poesía radica en el beneficio económico que pueda conseguir. La cinta está protagonizada por Sarit Larry (Zman Avir), Avi Shnaidman, Lior Raz (Mabul) y Ester Rada (Os ni holeh).

Terminamos el repaso de esta semana con Una segunda madre, film brasileño escrito y dirigido por Anna Muylaert (Chamada a cobrar) cuya figura central es una mujer que vive y trabaja en la casa de una acomodada familia. A lo largo de los años no solo ha cuidado de la casa, sino que ha criado al hijo del matrimonio, ahora adolescente. El equilibrio de poder parece estable hasta que la hija de la mujer aparece, desestabilizando a los personajes y poniendo en peligro el futuro de la protagonista. El reparto está encabezado por Regina Casé (Made in China), Michel Joelsas (A Suprema Felicidade), Camila Márdila (O outro lado do Paraíso), Karine Teles (Riscado) y Lourenço Mutarelli (Natimorto).

La velocidad y la fantasía de las secuelas dominan la cartelera


Estrenos 1abril2015Abril comienza con la Semana Santa en España, y la cartelera lo hace con un puñado de estrenos dirigidos fundamentalmente al público juvenil y a los amantes de la acción, la adrenalina y la espectacularidad. Un pequeño aperitivo para lo que está a punto de llegar en la época veraniega que, como es habitual, se adelantará unos meses respecto al verano real. Pero volviendo a las novedades de hoy, 1 de abril, lo que nos encontramos son dos principalmente dos secuelas llamadas a llenar las salas. Y para no pelearse por la audiencia, uno llega más tarde que otro.

Concretamente, Fast & Furious 7 será el estreno más tardío al llegar el 2 de abril. Nueva entrega de la famosa saga automovilística en la que sus protagonistas, un año después de lo ocurrido en la anterior película, intentan adaptarse a la vida tranquila y pacífica en sociedad. Exonerados de sus delitos, su mundo se vendrá abajo cuando un frío asesino británico, entrenado para realizar operaciones secretas, decida darles caza para cumplir una vieja venganza. Acción, adrenalina, intriga y mucha velocidad es lo que ofrece este film, con el aliciente de ser la última película de Paul Walker (Ladrones). Dirigida por James Wan (Insidious), en el reparto repiten también Vin Diesel (Riddick), Michelle Rodriguez (Machete kills), Dwayne Johnson (Hércules), Tyrese Gibson (Transformers), el rapero Ludacris (Sin compromiso), Elsa Pataky (Di Di Hollywood), Jordana Brewster (American Heist) y Lucas Black (Tierra prometida), a los que se suman Kurt Russell (La cosa) y Jason Statham (Los mercenarios 3).

Muy diferente, aunque buscando un público igualmente juvenil, es La serie Divergente: Insurgente, continuación de la película del año pasado basada en la serie literaria de Veronica Roth. La historia sitúa a la protagonista justo en el punto en el que terminó el anterior film, es decir, huyendo de la ciudad. Unida a un grupo de rebeldes, deberá iniciar una carrera contrarreloj para descubrir qué es a lo que sus padres renunciaron para protegerla. Un descubrimiento que no solo le ofrecerá respuestas, sino que le permitirá comprender el futuro de la ciudad y el modo de salvar a sus seres queridos. Dirigida por Robert Schwentke (Red), la cinta vuelve a estar protagonizada por los mismos actores, a los que se añaden rostros nuevos. Así, Shailene Woolley (Bajo la misma estrella), Theo James (Underworld: El despertar), Ansel Elgort (Carrie), Kate Winslet (Una vida en tres días), Jai Courtney (Jack Reacher), Miles Teller (Whiplash), Naomi Watts (St. Vincent), Maggie Q. (El sicario de Dios), Octavia Spencer (Tocando fondo), Zoë Kravitz (Good kill), Ray Stevenson (Thor: El mundo oscuro) y Mekhi Phifer (Atraco por duplicado) son los principales nombres.

Pasamos ahora a los estrenos europeos, y entre ellos destaca La historia de Marie Heurtin, drama francés de 2014 que aborda la historia real de una niña sorda y ciega de 14 años que, a finales del siglo XIX, es ingresada por su padre en el Instituto de Larnay, donde las monjas cuidan de mujeres sordas, desoyendo así las recomendaciones de un doctor que pretende internarla en un manicomio. Será en el convento donde una joven hermana se vuelque con la pequeña para ayudarla a salir del mundo de oscuridad en el que vive, todo ante la escéptica mirada de la hermana superiora. Jean-Pierre Améris (Tímidos anónimos), que colabora en el guión, se encarga de poner en imágenes una trama protagonizada por Isabelle Carré (Cheba Louisa), Ariana Rivoire, Brigitte Catillon (No se lo digas a nadie), Laure Duthilleul (Les fragments d’Antonin) y Noémie Churlet (Le bateau de mariage).

Desde Reino Unido nos llega Convicto, drama carcelario de 2013 dirigido por David Mackenzie (Young Adam) que arranca cuando un conflicto y violento joven de 19 años es trasladado de un centro correccional a una cárcel para adultos. Su comportamiento se verá acentuado cuando descubra que en el mismo recinto está encerrado su padre, al que no ve desde que era pequeño. Su violencia le genera numerosos enemigos entre funcionarios y presos, algo que derivará en una constante lucha contra los poderes y la corrupción que dominan el día a día de la cárcel. Solo con la ayuda de un psicoterapeuta y el inesperado apoyo de su padre el joven podrá enfrentarse a sus propios demonios, e iniciará una relación paterno-filial que nunca hubiera imaginado. El reparto está encabezado por Ben Mendelsohn (Exodus: Dioses y reyes), Rupert Friend (serie Homeland), Jack O’Connell (Invencible) y Sam Spruell (serie The last ship).

Terminamos el repaso de esta semana con Gett: El divorcio de Viviane Amsalem, cinta israelí escrita y dirigida por Shlomi Elkabetz y Ronit Elkabetz (Shiva), esta última además protagonista del film. La historia gira en torno a una mujer separada desde hace años pero no divorciada legalmente. Para ello debe obtener el consentimiento del marido, algo a lo que el hombre no está dispuesto. Se inicia así un proceso en el que los intentos de ella por salir de la marginación se mezclan con el dolor, la tragedia y lo absurdo, y en el que todo será puesto en duda. El reparto se completa con Simon Abkarian (Les invincibles), Gabi Amrani (Avanim) y Dalia Beger (Jaffa).

‘Hércules’: las capas que no dejan ver al hombre detrás de la leyenda


Dwayne Johnson es 'Hércules' en la película de Brett Ratner.Normalmente una película nace con muy buenas intenciones. Intenciones que, de un modo u otro, traspasan todas las capas que componen un film para revelarse, aunque sea de forma velada, en el resultado final. Lo nuevo de Brett Ratner (Hora punta) las tiene. La idea de eliminar el carácter divino del mito de Hércules para convertirlo en un hombre extraordinario ayudado por un grupo de seguidores con habilidades igualmente notables no es algo novedoso, pero sí interesante. El problema de la película llega después, cuando dicha idea pasa por todos los filtros necesarios para convertirse en un simple entretenimiento con pocos o ningún reto para el espectador.

Y es que Hércules peca de casi todo. El desarrollo dramático de la historia es casi nulo, convirtiéndose en una aventura previsible y los diálogos poseen un cierto humor inocente que resta gravedad a unos personajes marcados por la violencia y la guerra. Bueno, en realidad los personajes, salvo alguna honrosa excepción, tampoco quedan definidos excesivamente bien, lo que ayuda a esa imagen de cinta para todos los públicos con un cierto tema adulto en un fondo muy profundo. Eso sí, hay que reconocerle a Dwayne Johnson (El rey Escorpión) su esfuerzo por dotar al personaje tanto de presencia física como de carisma, siendo en gran medida el que aguanta el peso de la trama. Como contrapunto, la labor de Ian McShane (serie Los pilares de la Tierra) aporta al conjunto un aire fresco e irónico que genera los únicos momentos verdaderamente cómicos del film.

El principal problema de la cinta se halla, por tanto, en la base sobre la que se construye, pero la labor de Ratner tampoco ayuda demasiado a limpiar la sensación de estar ante una versión descafeinada de algo que podría haber sido algo más. Independientemente de que no posea una identidad propia, el director opta por la ausencia total de sangre en las numerosas secuencias de combate que nutren el film. Como si de un guiño a la ausente divinidad del protagonista se tratara, los personajes apenas sangran en sus combates, ni los héroes ni los villanos. Un estilo muy pulcro que, una vez más, sirve al director para superar todos los filtros y convertir su historia en algo descafeinado.

Todo ello con la premisa inicial de mostrar el mundo real en el que se justifica la existencia de los seres mitológicos y las leyendas. La forma de transformar a los centauros, al Cerbero o a la Hidra en meros juegos de perspectiva es cuanto menos curiosa. Pero más allá de todo eso, Hércules no es más que un entretenimiento simple y sin demasiada carga emocional, entregado por completo a destacar los músculos del héroe y la habilidad de sus hermanos de armas. Brilla por su ausencia el conflicto dramático, y tampoco es que Ratner aporte una originalidad visual notable al conjunto. Además, el hecho de que, al final, el protagonista realice auténticas gestas de un semidiós tampoco beneficia a esa idea del “hombre detrás de la leyenda”. Desde luego, opciones había de que fuera mejor, aunque visto el resultado también podría haber sido mucho peor.

Nota: 5,5/10

El estreno de ‘Hércules’ quiere librar del mal a los ‘Jersey boys’


Estrenos 5septiembre2014Arrancamos otra página del calendario de este 2014, lo que en novedades cinematográficas viene a suponer una época de transición entre los blockbusters veraniegos, en lo que este año ha sido bastante irregular, y los títulos interesantes con un mayor peso dramático e interés emocional. Hoy viernes, 5 de septiembre y primer fin de semana del mes, es el vivo ejemplo de lo que veremos en las próximas semanas: grandes nombres, grandes efectos visuales e historias muy interesantes. O lo que es lo mismo, estrenos para todos los gustos. Y por supuesto, no hay que olvidar el reestreno de uno de los films más enternecedores de la Historia del cine.

El más importante de dichos estrenos es, sin duda, Hércules, nueva aproximación al héroe de la mitología griega que en esta ocasión se basa en la saga de cómics ‘The Thracian Wars’, de Steve Moore. El argumento sitúa al personaje justo después de haber realizado sus 12 trabajos, ganándose la vida como mercenario. En una de esas misiones el rey de Tracia y su hija le involucran en su guerra contra un tirano, momento en el que el héroe deberá reencontrarse a sí mismo. Acción, espectáculo y efectos especiales son los tres grandes pilares sobre los que se asienta el film dirigido por Brett Ratner (X-Men. La decisión final). Frente a la cámara podremos ver, tanto en 2D como en 3D, a Dwayne Johnson (Dolor y dinero) como el mítico héroe, acompañado para la ocasión por John Hurt (Rompenieves), Ian McShane (El niño), Joseph Fiennes (serie American Horror Story: Asylum), Rufus Sewell (The Sea), la modelo y debutante Irina Shayk, Aksel Hennie (Headhunters) e Ingrid Bolsø Berdal (Flukt).

Aunque sin duda una de las novedades más atractiva es Jersey boys, lo nuevo de Clint Eastwood como director tras J. Edgar en 2011. Basada en el musical homónimo, la película los orígenes de la banda ‘Four Seasons’, así como los de su líder, Frankie Valli. A través de números musicales y canciones del famoso grupo como ‘Big girls don’t cuy’ o ‘Grease’, el film aborda la problemática vida del cantante y su relación con la mafia, algo que terminó costándole muy caro. El reparto combina rostros conocidos con otros debutantes, entre los que destacan Christopher Walken (Siete psicópatas), John Lloyd Young, Erich Bergen (How sweet it is), Vincent Piazza (serie Boardwalk Empire), Michael Lomenda, Steve Schirripa (serie Los Soprano) y Johnny Cannizzaro (serie The young and the restless).

Las dos últimas propuestas procedentes de Estados Unidos comparten género. Líbranos del mal es la nueva incursión en el terror centrado en posesiones demoníacas, aunque como viene siendo habitual en los últimos tiempos se basa en el relato de un testigo real, en este caso un agente de policía al que da vida Eric Bana (Troya). La trama arranca cuando dicho policía, que pasa por un momento personal delicado, se alía a un sacerdote especializado en exorcismos para acabar con una serie de crímenes que se están sucediendo en Nueva York. Alejada del estilo found footage que ha caracterizado las últimas representantes del género, la película dirigida por Scott Derrickson (Sinister) promete emociones fuertes y más de un susto a los espectadores y a los protagonistas, entre los que cabe destacar a Édgar Ramírez (Libertador), Olivia Munn (serie The Newsroom), Sean Harris (Prometheus), Joel McHale (Juntos y revueltos) y Chris Coy (Rogue River).

Por su parte, Casi humanos es la ópera prima de Joe Begos, quien actúa en calidad de director y guionista. Enmarcada en el terror de corte alienígena y monstruoso, la historia se desarrolla en un pequeño pueblo de Maine, donde un joven será acusado y absuelto del asesinato de su mejor amigo, quien algún tiempo atrás desapareció en un intenso haz de luz. Años después una serie de horribles asesinatos llevarán al joven a pensar que su amigo ha regresado, aunque convertido en algo muy distinto. Frente a la cámara encontramos a Graham Skipper (Late bloomers), Josh Ethier (La casa de Rosewood Lane), Vanessa Leigh (The mise), Susan T. Travers (Sleather), Anthony Amaral III y Michael A. LoCicero.

Dejamos Hollywood para centrarnos en Europa, aunque con una parada previa en Colombia. Ciudad Delirio es el nuevo largometraje de Chus Gutiérrez (Retorno a Hansala) que narra, en clave cómica, el proceso de cambio que vive un médico español después de que, durante un congreso en Cali, conozca a una bailarina de salsa. Su recuerdo le impide sentirse cómodo a su vuelta tanto en su trabajo como en su vida personal, por lo que decide volver a Colombia, esta vez a trabajar. Los sucesivos encuentros con la joven bailarina derivarán en un romance. Julián Villagrán (Quién mató a Bambi?), Carolina Ramírez (serie La Pola), Ingrid Rubio (La estrella) y Jorge Herrera (90 millas) conforman el reparto principal.

La representante francesa de la semana es el thriller dramático El amor es un crimen perfecto, cuyo argumento gira en torno a un profesor de Literatura en la universidad de Lausanne cuya fama de conquistador entre sus alumnas no es ningún secreto. Cuando su última conquista, una de las alumnas más brillantes que ha tenido, desaparezca sin dejar rastro, se convertirá en el foco de las sospechas de su madre, quien ha iniciado la investigación de su hija. Adaptación de la novela escrita por Philippe Dijan, la película está dirigida a cuatro manos por los hermanos Arnaud y Jean-Marie Larrieu (Pintar o hacer el amor), y protagonizada por Mathieu Amalric (La venus de las pieles), Karin Viard (Polisse), Maïwenn Le Besco (Alta tensión), Sara Forestier (Los nombres del amor) y Denis Podalydès (Caché).

Desde Alemania nos llega la producción de 2013 Destino Marrakech, drama que aborda la relación entre padre e hijo cuando este último visita al primero en la ciudad del título. Un viaje a un país exótico cuya influencia será determinante para que ambos personajes puedan reencontrarse tanto física como emocionalmente, o separarse definitivamente. Caroline Link (En un lugar de África) escribe y dirige la propuesta, en la que encontramos a Ulrich Tukur (Houston), Samuel Schneider (Boxhagener Platz), Hafsia Herzi (El viaje de Bettie), Marie-Lou Sellem (serie El lugar del crimen) y Josef Bierbichler (La cinta blanca).

Para los más nostálgicos la cartelera española vuelve a recibir este fin de semana Cinema Paradiso, emotiva película italiana de 1989 escrita y dirigida por Giuseppe Tornatore (La mejor oferta) que, con motivo de su 25 aniversario, ha sido restaurada digitalmente. La historia, para aquellos que no hayan podido verla, sigue la vida de un niño en un pueblecito de Italia donde el único pasatiempo es acudir al Cine Paradiso. Fascinado por la magia del cine, sus deseos de que se convierta en realidad le llevan a entablar amistad con el propietario y proteccionista del cine. A medida que crece su destino le lleva a perseguir sus sueños lejos de su hogar, pero una llamada le obligará a volver y le desvelará un secreto largamente guardado. Philippe Noiret (Cómicos en apuros), quien falleció en 2006, y Salvatore Cascio (Están todos bien) como el pequeño ‘Toto’ son la pareja protagonista, a los que acompañan Jacques Perrin (El pacto de los lobos), Agnese Nano (Aria), Brigitte Fossey (Los hijos del náufrago), Marco Leonardi (El mexicano) y Antonella Attili (Cavalli).

La única cinta de animación de la semana es La abeja Maya: La película, nueva aventura del famoso personaje de la televisión que ahora, con las nuevas tecnologías, se presenta en formato tridimensional y con animación por ordenador. Dirigida por Alexs Stadermann (The Woodlies Movie), la trama arranca cuando la jalea real de la colmena en la que vive Maya desaparece. Las principales sospechosas son las avispas, y dado que Maya tiene una amistad cercana a pesar de las instrucciones de mantenerse alejada de ellas, se la considera cómplice. Acompañada únicamente por su amigo Willy se embarcará en un viaje hasta la colmena de las avispas para descubrir al verdadero culpable y lograr así la amistad entre abejas y avispas. La película cuenta con las voces de Coco Jack Gillies (serie Devil’s Playground), Kodi Smit-McPhee (El amanecer del Planeta de los Simios), Jacki Weaver (El lado bueno de las cosas) y Noah Taylor (Al filo del mañana), entre otros.

El documental español L’endemà cierra los estrenos de hoy viernes. Dirigido por Isona Passola, autor del documental Cataluña Espanya (2009), la obra trata de dar respuestas serias a las incógnitas que plantea la posibilidad de vivir en una Cataluña independiente de España, tratando de este modo de eliminar el miedo a lo desconocido, base argumental de la obra.

‘Dolor y dinero’: aunque no lo parezca, sigue siendo una historia real


Anthony Mackie, Mark Wahlberg y Dwayne Johnson en 'Dolor y dinero', de Michael Bay.Michael Bay, director de películas como La Roca (1996) o la saga ‘Transformers’, siempre ha generado opiniones muy radicales a favor y en contra de su trabajo. Hay quien le considera uno de los mejores en su campo, el cine de acción, mientras que otros simplemente la tachan de realizador efectista. Su nueva película avivará más este debate, eso seguro, pues posee argumentos a favor de ambos bandos. Es cierto que esta historia verídica sobre unos culturistas que tratan de conseguir dinero y riqueza robando y matando a un empresario posee el tino Bay que tan famoso le ha hecho, pero no es menos cierto que el film se sustenta en su gran mayoría por lo inverosímil de la trama, y no porque esta esté rodada con soltura y frescura.

De hecho, lo mejor de la película es precisamente eso, lo surrealista de su desarrollo. Más allá de la evidente falta de inteligencia de sus protagonistas, lo más llamativo es cómo cada uno de ellos, a través de un diálogo con el espectador con sus respectivas voces en off (lo cual puede despistar al principio, por cierto), justifica sus propias acciones en conceptos como la misión divina o el sueño americano, verdadero eje argumental de todo este cúmulo de malas decisiones y peores ejecuciones. En este sentido hay que señalar que Dolor y dinero es posiblemente la película con un mayor contenido moral de toda la filmografía del director. En todo momento se plantean en pantalla diversos dilemas y situaciones que remiten una y otra vez a un estilo de vida que genera la imperiosa necesidad de adquirirlo, aunque sea por la fuerza. Por no hablar del mensaje indirecto acerca de lo nocivo que puede ser tener mucho músculo pero poco cerebro a la hora de elaborar un plan que, recordemos, sigue lo ocurrido en un hecho real.

Aunque si la historia es un tanto surrealista (prueba de ello es la necesidad de remarcar en alguna que otra ocasión con texto sobreimpresionado que esto sigue siendo una historia real), el verdadero corazón de la película es su trío protagonista, conformado por actores que, a pesar de sus evidentes limitaciones, pasan la prueba con sobresaliente. Quizá sobresalga Dwayne Johnson (Rompedientes), quien curiosamente tiene a su cargo el rol con mayor recorrido emocional de la cinta. Su evolución desde un ex convicto cristiano incapaz de hacer daño hasta un adicto a las drogas es notable, sobre todo en algunas ocasiones. Que nadie piense con esto que estamos ante un talento a descubrir, pero para el tipo de personaje y los recursos del actor, el trabajo es muy destacable.

Sin embargo, la cinta se resiente un poco por el propio director. He de confesar que siempre he admirado a Michael Bay como un director más que solvente en su especialización, pero Dolor y dinero es una prueba de que se está estancando en un estereotipo, de que su lenguaje cinematográfico está llegando a sus topes. Piel brillante, protagonistas femeninas de infarto y coches de lujo conforman el mosaico de unos planos que ya se han visto en demasiadas ocasiones, incluyendo uno giratorio que llamó la atención en Dos policías rebeldes II (2003). Ojo, no está mal contada, pero aquellos que conozcan un poco la trayectoria del director sufrirán un leve déjà vu. En cualquier caso, es un caso diferente en su carrera, con algo más de contenido que la mera acción. Y entretiene, aunque solo sea por ver algunas de las mayores locuras ocurridas en la vida real.

Nota: 7/10

Diccineario

Cine y palabras

A %d blogueros les gusta esto: