‘Secretos de Estado’: la espía con conciencia


Aunque la realidad supera muchas veces la ficción, no siempre es así. Y desde luego, el modo en que ocurren los acontecimientos normalmente no es mejor que un buen relato. La nueva película de Gavin Hood (Espías desde el cielo) tiene un poco de todo, lo que a muchos les entusiasmará y a otros, sin embargo, les aburrirá. Un poco de todo.

Posiblemente el aspecto más débil de Secretos de Estado es, precisamente, la historia real que se encuentra detrás de este drama. No porque no sea interesante, sino porque, como evidencia el desarrollo argumental, tiene muchos momentos de espera en los que la acción apenas avanza, en los que los tiempos de la justicia se imponen a los ritmos del relato. En este punto, la labor de Hood es encomiable al intentar (no siempre lo consigue) amenizar la historia con un interesante montaje y con algunos personajes secundarios cuya función se limita a ser meros agentes del cambio, que no es poco. Si a eso le sumamos la rápida resolución de la historia, como de hecho ocurrió en realidad, nos encontramos con un film al que se le podría pedir más de lo que ofrece.

Pero esta impresión no es del todo real. La película es un relato contundente acerca de las prácticas corruptas de un gobierno, el de Estados Unidos, y la complicidad de otro, el británico, para ir a una guerra manifiestamente ilegal, amparada en información falsa y para la que no se duda en manipular no solo informes, sino a la opinión pública y al resto de estados. Bajo este prisma, Hood compone un relato paralelo al oficial a través de la protagonista, una joven espía a la que Keira Knightley (Colette) aporta, como en todos sus trabajos, un grado más de complejidad y dramatismo. Con la combinación de imagen real de declaraciones de dirigentes con los acontecimientos narrados el espectador cuenta con una visión distinta de lo que pudo conocerse allá en 2003. Es en este punto, así como en la interesante investigación periodística, donde la película crece en todos sus aspectos, convirtiéndose en un relato más complejo acerca del abuso de poder, la conciencia y el desafío a las instituciones cuando se cometen errores.

Así, Secretos de Estado ofrece poco más de lo que promete. En otro contexto, con otro director y otros actores, posiblemente ni siquiera hubiera llegado a las salas de cine, condenándola a algún horario de sobremesa en una de las televisiones en abierto. Pero por fortuna no ha sido así. Y digo “por fortuna” no porque la historia ofrezca al espectador un relato inolvidable, sino porque la mano de Hood, la fotografía y la labor de los actores, todos ellos más que notables, dan la oportunidad de reinterpretar algunos de los acontecimientos de este siglo XXI, de comprender cómo se gestaron algunos hitos históricos basados en mentiras interesadas del poder. Y eso no siempre es fácil de narrar.

Nota: 7/10

Knightley revela ‘Secretos de Estado’ de ‘La familia Addams’


Estamos a punto de terminar octubre, y con él arrancamos al mismo tiempo la época en la que llegarán algunos de los principales títulos que competirán en las principales entregas de premios, o por lo menos aquellos que cuentan con muchas posibilidades de hacerlo. Y aunque a priori este viernes día 25 ninguno de los estrenos está en esas categorías, sí cuentan con un gran atractivo para aquellos que busquen intriga, humor, drama, aventuras y numerosos documentales.

Comenzamos este repaso con Secretos de Estado, coproducción entre Reino Unido y Estados Unidos que dirige Gavin Hood (Espías desde el cielo) y que adapta a la gran pantalla el libro de Marcia Mitchell y Thomas Mitchell que a su vez está basado en hechos reales. A medio camino entre el thriller, el drama y el romance, la película se ambienta en 2003, cuando políticos británicos y estadounidenses planean invadir Irak. En este contexto una traductora filtra un e-mail clasificado que urge a espiar a miembros del Consejo de Seguridad de la ONU para forzar una resolución para ir a la guerra. Acusada de revelación de secretos, deberá hacer frente a una pena de cárcel con la ayuda de sus abogados mientras trata de mantener a flote su matrimonio. El reparto está encabezado por Keira Knightley (El cascanueces y los cuatro reinos), Matt Smith (serie The crown), Ralph Fiennes (Spectre), Rhys Ifans (Snowden), Matthew Goode (Un golpe a la inglesa) e Indira Varma (serie Juego de tronos).

Reino Unido y Estados Unidos también están presentes, junto a Canadá, en La familia Addams, nueva versión de los famosos personajes en formato de animación. La trama se centra en la celebración de la “Mazurka con sable” en honor a su hijo, un rito de iniciación para ser un auténtico Addams. Por otro lado, la pequeña Miércoles se enfrenta a la adolescencia y trata de desafiar los límites impuestos por su madre. Todo eso mientras el clan debe hacer frente a una estrella de la televisión que plantea construir una comunidad perfecta a los pies de su gótica mansión. Dirigida a cuatro manos por Greg Tiernan y Conrad Vernon (La fiesta de las salchichas), la cinta cuenta con las voces originales de Oscar Isaac (Como la vida misma), Charlize Theron (Atómica), Chlöe Grace Moretz (Suspiria), Finn Wolfhard (It: Capítulo 2), Nick Kroll (Uncle Drew), Snoop Dogg (Meet the Blacks), Bette Midler (Abuelos al poder), Allison Janney (Yo, Tonya) y Martin Short (Puro vicio).

Pasamos a los estrenos puramente españoles, entre los que destaca El silencio de la ciudad blanca, adaptación de la novela de Eva García Sáenz de Urturi que dirige Daniel Calparsoro (Cien años de perdón). El argumento de este thriller dramático transcurre en la actualidad en Vitoria, donde aparecen los cadáveres de un chico y una chica veinteañeros completamente desnudos en la cripta de la Catedral Vieja. Un inspector experto en perfiles criminales se pondrá tras la búsqueda del asesino ritual que lleva aterrorizando a la ciudad más de dos décadas. Pero los crímenes no dejan de sucederse y las redes sociales empiezan a contaminar la investigación, lo que llevará al policía al límite. Entre los principales actores encontramos a Belén Rueda (El pacto), Javier Rey (Sin fin), Aura Garrido (La piel fría), Manolo Solo (La sombra de la ley), Alex Brendemühl (El creyente) y Kandido Uranga (70 binladens).

El drama de corte adolescente y familiar tiene como principal representante El viaje de Marta, producción con capital español y francés que tiene como protagonista a una joven de 17 años que tiene que pasar las vacaciones de Navidad con su padre y su hermano. El primero no le da ninguna libertad, obligándola a un frenético ritmo lleno de safaris y folclore. Pero un día conoce a un senegalés diez años mayor que ella que trabaja grabando las excursiones de los turistas y a una chica que limpia las habitaciones, lo que llevará a la adolescente a descubrir todo un nuevo mundo. Dirigida por Neus Ballús (La plaga), que también participa en el guión, la cinta está protagonizada por Elena Andrada, Sergi López (Río arriba), Diomaye Augustin Ngom, Ian Samsó y Madeleine C. Ndong, entre otros.

Francia y Bélgica colaboran en Tan cerca, tan lejos, comedia dramática con tintes románticos dirigida por Cédric Klapisch (Nuestra vida en la Borgoña) que tiene como protagonista a dos personajes que viven en el mismo distrito e París. Ella busca el amor a través de citas fallidas en redes sociales, y él lucha por hallar una conexión con alguien. En una sociedad hiperconectada donde, sin embargo, es más difícil encontrarse, ambos iniciarán un viaje que les llevará en la misma dirección. François Civil (Objetivo: París), Ana Girardot (serie Les revenants), Camille Cottin (La biblioteca de los libros rechazados), François Berléand (Vicky) y Simon Abkarian (Cartas a Roxanne) encabezan el reparto.

El último de los estrenos de ficción es la surcoreana Parásitos, cinta que combina thriller, drama y comedia para narrar cómo una familia en el paro y con gran interés por la vida de una riquísima familia logra que su hijo sea recomendado para dar clases particulares de inglés en casa de esta rica familia. Este primer paso será el comienzo de un engranaje que no dejará a nadie indemne. Dirigida por Bong Joon Ho (Okja), la película está protagonizada por Kang-ho Song (El imperio de las sombras), Sun-kyun Lee (Take Point), Yeo-jeong Jo (The target: El objetivo), Woo-sik Choi (Tren a Busan) y So-dam Park (Sado), entre otros.

Pasamos ahora a los documentales. Ara Malikian, una vida entre las cuerdas abordando la vida del polifacético violinista y su aportación a la música clásica y contemporánea. A partir de su última Gira Sinfónica por España y países de todo el mundo, la cinta analiza su historia personal. Esta producción española está escrita y dirigida por Nata Moreno, quien debuta de este modo en el largometraje.

También española es La defensa, por la libertad, film que recupera la memoria de abogados y abogadas de muy distintas ideologías que lucharon para acabar con la dictadura en España y lograr una democracia con derechos y libertades. Dirige la propuesta Pilar Pérez Solano (Las maestras de la República).

España es el país de origen de Almost Ghosts, obra escrita y dirigida por Ana Ramón Rubio, quien de este modo debuta en el largometraje. El documental explora la decadencia de los pueblos fantasmas a través de la ruta 66 de Estados Unidos. A través de las historias de tres personajes que viven en estos pueblos la cinta ahonda en la perseverancia y el espíritu de superación de unos hombres unidos por la ruta más conocida de América.

Con bastante retraso se estrena Hitler’s Hollywood, producción alemana de 2017 escrita y dirigida por Rüdiger Suchsland (Von Caligari zu Hitler: Das deutsche Kino im Zeitalter der Massen) que analiza la producción de cine alemán entre 1933 y 1945 bajo el régimen del Tercer Reich, que a pesar de la extrema censura que tenía anhelaba convertirse en una potente industria cinematográfica. En apenas 12 años llegaron a realizarse alrededor de 1.000 largometrajes, cuyas implicaciones políticas y sociales se abordan en el film.

‘El día que vendrá’: no todo es lo que parece


Hay veces que la realidad supera la ficción, pero hay muchas otras en las que no. Y hay ocasiones en las que la ficción no es capaz de ahondar correctamente en el trasfondo de la realidad. Digo esto porque la nueva película de James Kent (Testamento de juventud), que adapta una novela de Rhidian Brook basada en los hechos que vivió su propia familia, plantea varios temas interesantes que, sin embargo, no termina de desarrollar, ya sea por falta de tiempo o por ineficacia.

En cualquiera de los casos, la realidad es que El día que vendrá parece mucho más de lo que finalmente es. Y en líneas generales, lo que falla en el film es el desarrollo. Porque los elementos están presentes. Las diferentes personalidades del trío protagonista, el trasfondo de odio y rencor tras una guerra, el dolor y la falta de comunicación, el romance prohibido, … Incluso los secundarios odiosos están presentes. A todo ello se suma un diseño de producción minimalista pero eficaz, y unos actores sencillamente inmensos, cada uno aportando unos matices enriquecedores a sus ya de por sí complejos personajes.

Pero mucho de todo lo que acabo de escribir termina siendo aportado por la imaginación del espectador, o si se prefiere por el subtexto. En realidad, la película avanza a trompicones, sin un desarrollo progresivo de la historia. El mejor ejemplo es el del romance prohibido, un amor que surge casi de la nada y que, aunque puede llegar a entenderse, sencillamente se plasma en pantalla como si fuera natural, algo que tenía que pasar porque así estaba previsto. Pero hay mucho más. Apenas existe conflicto, no ya por el love interest de la historia, sino porque el rol interpretado por Jason Clarke (All I see is you) no reacciona ante las injusticias que ve a su alrededor, a pesar de que intenta siempre hacer el bien. Las tramas secundarias tampoco quedan bien definidas, siendo esbozadas lo justo para contribuir a dotar de una leve complejidad al trío romántico protagonista.

Con todo, El día que vendrá deja algunos momentos sumamente interesantes, reflejo de que la película contiene más de lo que realmente muestra. El diálogo final de un matrimonio destrozado por la pérdida es una buena muestra, así como comprobar que no todos somos lo que parecemos ser por nuestro entorno o las circunstancias. Son esas secuencias, la mayoría protagonizadas por alguno de los tres protagonistas, las que impulsan la historia y abren la puerta a una profundidad dramática que invita a reflexionar sobre el odio, el perdón y cómo el dolor de una pérdida es idéntico en cualquier bando de una guerra. Pero invita, no ahonda en ellos. En cierto modo, gracias a estos momentos y al espléndido reparto que tiene, el film ha llegado a las salas. No todo es lo que parece, ni en la historia ni la propia película.

Nota: 6/10

Keira Knightley vive ‘El día que vendrá’ después de ‘After’


Se acerca el fenómeno cinematográfico del año, y la cartelera lo acusa. Y en esta ocasión lo hace con varias semanas de antelación, marcado también por la proximidad de la Semana Santa. El resultado es que este viernes 12 de abril llegan a las pantallas españolas títulos que posiblemente no atraigan al gran público, aunque sin duda ofrecen un interés añadido por sus historias y sus protagonistas.

Es el caso, por ejemplo, de El día que vendrá, drama romántico que adapta la novela de Rhidian Brook ambientada en la Alemania de 1946, devastada por la II Guerra Mundial. En este contexto, una joven llega a Hamburgo en pleno invierno para reunirse con su marido, un coronel británico encargado de la reconstrucción de la ciudad. Pero al mudarse a su nueva casa, descubre que su marido ha optado por compartirla con sus antiguos propietarios, un viudo alemán y su hija. La convivencia estará marcada por la hostilidad, pero también por una inesperada pasión. Dirigida por James Kent (Testamento de juventud), esta cinta con capital estadounidense, británico y alemán está protagonizada por Keira Knightley (El cascanueces y los cuatro reinos), Alexander Skarsgård (La leyenda de Tarzán), Jason Clarke (Winchester: La casa que construyeron los espíritus), Kate Phillips (The little stranger), Jannik Schümann (Inmersión) y Alexander Scheer (Goodbye Berlín), entre otros.

Puramente hollywoodiense es After. Aquí empieza todo, adaptación del primer volumen de la exitosa saga literaria escrita por Anna Todd. Dirigido por Jenny Gage, quien de este modo debuta en el largometraje, este drama romántico adolescente tiene como protagonista a una joven estudiante, hija obediente y entregada novia, que en su primer año de universidad se enamora de un chico con un oscuro secreto, comenzando una complicada relación que dará un vuelco a su vida. Josephine Langford (Siete deseos), Hero Fiennes Tiffin (serie Safe), Selma Blair (Mamá y papá), Jennifer Beals (Si no despierto), Peter Gallagher (El gran desmadre) y Meadow Williams (The intruders) son los principales actores.

También estadounidense es La profesora de parvulario, cinta dirigida por Sara Colangelo (Little accidents) que es el remake de la película homónima de 2014 y que contaba con capital israelí y francés. La historia, para aquellos que no hayan visto el film original, se centra en una profesora inusualmente atenta con sus estudiantes. Un día descubre que uno de ellos es un niño prodigio, y llegará a poner en riesgo su vida familiar y su libertad con tal de que el pequeño desarrolle su talento. El reparto está encabezado por Maggie Gyllenhaal (Asalto al poder), Gael García Bernal (serie Mozart in the jungle), Rosa Salazar (CHIPS), Michael Chernus (serie Orange is the new black), Anna Baryshnikov (Manchester frente al mar) y Daisy Tahan (Dos buenos tipos).

Entre los estrenos exclusivamente europeos destaca Dobles vidas, comedia dramática escrita y dirigida por Olivier Assayas (Personal shopper) que sigue la vida de una pareja en constante contradicción. Él, editor de libros, ama a su mujer pero mantiene una aventura con una compañera de trabajo, publica el libro de un amigo aunque no le gusta, y se apasiona con las ediciones antiguas de los libros aunque no se separa de su ebook. Ella es una actriz que se siente estancada en su trabajo en una serie de televisión pero no puede dejarlo, al igual que ocurre con la aventura que tiene con el amigo de su marido. Entre los principales actores del film destacan Guillaume Canet (Cézanne y yo), Juliette Binoche (Ghost in the Shell), Vincent Macaigne (Las inocentes), Christa Théret (Broers) y Nora Hamzawi (Pensión completa).

La principal novedad de nacionalidad española es Lo dejo cuando quiera, comedia que arranca cuatro tres amigos de la universidad pierden su empleo como profesores por la crisis. Cansados y sin blanca, deciden jugárselo todo a una única carta: el proyecto científico de uno de ellos, consistente en un complejo vitamínico. Pero lo que no esperaban es que el experimento diera como resultado un fármaco que provoca un desfase a tope y que no produce efectos secundarios. Será entonces cuando se metan en el mundo de la noche y en negocios de dudosa legalidad, algo para lo que no están tan preparados como pensaban. Dirigida por Carlos Therón (Es por tu bien), la cinta está protagonizada por David Verdaguer (Verano 1993), Ernesto Sevilla (Tenemos que hablar), Carlos Santos (Villaviciosa de al lado), Cristina Castaño (La madriguera), Miren Ibarguren (Fe de etarras), Amaia Salamanca (Nuestros amantes) y Ernesto Alterio (Perfectos desconocidos).

También española, pero de género muy distinto, es El hijo del acordeonista, drama dirigido por Fernando Bernués (Kutsidazu bidea, Ixabel) que adapta a la gran pantalla la novela de Bernardo Atxaga. La trama tiene como protagonista a un hombre que en los años 70 tuvo que huir de su pueblo natal acusado de traición. Aunque encontró la felicidad en California, lo ocurrido le sigue pesando hasta el punto de no poder afrontar los últimos momentos de su vida con paz. Su amigo de la infancia acude a despedirse de él, pero también a ajustar viejas cuentas que les obligará a afrontar su pasado y la verdad de los hechos. El reparto está encabezado por Aitor Beltrán (Los tontos y los estúpidos), Eneko Sagardoy (Handia), Frida Palsson (Anna), Joseba Apaolaza (La isla), Miren Arrieta (serie Go!azen) y Christian Merchan (Lasa y Zabala).

Francia, Alemania y Sudáfrica coproducen la aventura familiar con toques dramáticos Mia y el león blanco, que arranca cuando una niña de 11 años se opone a vivir con su familia en Sudáfrica, donde tienen una granja de leones. Pero cuando nace un cachorro de león blanco la joven y el animal se volverán inseparables. Con el tiempo el cachorro se convierte en un hermoso león, por lo que la familia busca un comprador. Sin embargo, la chica decide emprender un viaje con su amigo animal para buscarle un hogar en la sabana donde pueda vivir en libertad. Dirigida por Gilles de Maistre (Killer kid), entre los principales actores de la cinta destacan Daniah De Villiers (Meerkat Maantuig), Mélanie Laurent (Frente al mar), Langley Kirkwood (Son of God), Ryan Mac Lennan y Lionel Newton (Nothing for Mahala).

Al drama pertenece A la vuelta de la esquina, producción alemana basada en la historia corta de Clemens Meyer cuyo argumento gira en torno a un joven solitario y tímido que comienza a trabajar en un gran supermercado. Pronto uno de sus compañeros más experimentados le toma bajo su tutela, enseñándole los secretos de ese laberinto de productos y estanterías. Allí conoce también a una chica de la que se enamora inmediatamente. La máquina de café se convierte en su lugar de encuentro, y aunque parece que los sentimientos se corresponden, ella empieza a marcar distancias, hasta que un día no regresa al trabajo. Thomas Stuber (Herbert) pone en imágenes esta historia protagonizada por Franz Rogowski (Happy end), Sandra Hüller (Toni Erdmann), Peter Kurth (Schmitke), Henning Peker (En la sombra) y Matthias Brenner (Short term memory loss).

En lo que respecta a la animación, dos propuestas. El parque mágico es una coproducción entre España y Estados Unidos que tiene como punto de partida el descubrimiento que hace una niña de un parque de atracciones en medio de un bosque. Sin embargo, todo es un caos, y la pequeña decide arreglarlo para que los animales parlantes que lo utilizan puedan seguir disfrutando de la diversión, incluso aunque es consciente de que todo está en su imaginación. Dylan Brown se pone tras las cámaras de esta aventura cómica en la que ponen las principales voces Brianna Denski (Deseo y esperanza), Jennifer Garner (Los milagros del Cielo), Ken Hudson Campbell (A one time thing), Kenan Thompson (Brother Nature), Mila Kunis (Malas madres), John Oliver (El gurú del buen rollo), Ken Jeong (R3sacón) y Matthew Broderick (La excepción a la regla).

Por último, Quiero comerme tu páncreas, adaptación de la novela de Your Sumino centrada en un joven que encuentra el diario de una compañera. Al leerlo, descubre que tiene una enfermedad terminal de páncreas, por lo que decide pasar todo el tiempo posible con ella hasta su fallecimiento. Este drama romántico realizado en Japón está dirigido por Shin’ichirô Ushijima, quien debuta de este modo en el largometraje, y cuenta con las voces de Mahiro Takasugi (Relife), Lynn (Mary y la flor de la bruja), Yukiyo Fujii (serie Citrus), Yuma Uchida (serie Gakusen toshi asterisk) y Jun Fukushima (serie Monster strike).

‘Los crímenes de Grindelwald’ afrontan ‘Malos tiempos en El Royale’


El mes de noviembre está siendo muy prolífico en lo que a estrenos se refiere. Muchas novedades semana tras semana, y muchas de ellas enfocadas al gran público, lo que da como resultado una amplia selección de títulos en los principales cines del país. Y este viernes, día 16, no es diferente. Magia, thriller, drama, comedia y cine familiar se dan cita en la cartelera española.

Y el primero de estos títulos es Animales fantásticos: Los crímenes de Grindelwald, continuación de la cinta de 2016 que, a su vez, surge del universo de ‘Harry Potter’. La trama se desarrolla meses después de el protagonista ayude a capturar al mago oscuro que da nombre al film. Sin embargo, este logra escapar y reunir a un grupo de seguidores para alzarse sobre cualquier ser no mágico. El joven Newt Scamander deberá unir fuerzas con otros magos, entre ellos su antiguo maestro Dumbledore, para enfrentarse de nuevo a un enemigo más peligroso que nunca. David Yates (La leyenda de Tarzán) vuelve a ponerse tras las cámaras de esta producción británica y estadounidense como ya hiciera con la primera parte, mientras que en el reparto encontramos a Eddie Redmayne (La chica danesa), Katherine Waterston (Alien: Convenant), Dan Fogler (Becks), Jude Law (Rey Arturo: La leyenda de Excalibur), Johnny Depp (Asesinato en el Orient Express), Ezra Miller (Liga de la Justicia), Zoë Kravitz (Una noche fuera de control) y Carmen Ejogo (Llega de noche).

Puramente norteamericana es Malos tiempos en El Royale, thriller dramático escrito y dirigido por Drew Goddard (La cabaña en el bosque) que arranca cuando siete desconocidos con numerosos secretos a sus espaldas se reúnen en un viejo hotel que cuenta con un oscuro pasado. A lo largo de una única y fatídica noche tendrán la última oportunidad de redimirse antes de que todo se vaya al infierno. El reparto coral está encabezado por Chris Hemsworth (Thor: Ragnarok), Jeff Bridges (Kingsman: El círculo de oro), Jon Hamm (Baby driver), Dakota Johnson (Cincuenta sombras de Grey), Cynthia Erivo, Lewis Pullman (La batalla de los sexos), Nick Offerman (En pecado), Cailee Spaeny (Pacific Rim: Insurrección) y Shea Whigham (Kong: La Isla Calavera).

Reino Unido y Estados Unidos también colabora en Colette, drama biográfico sobre la novelista, periodista, guionista, libretista y artista de revistas y cabaré francesa que se hizo famosa con la novela ‘Gigi’, y que se vio obligada a firmar con el nombre de su marido mientras luchaba por cambiar las normas instauradas en la sociedad. Condecorada con la Legión de Honor y de escandalosa reputación, a su muerte se le negó un funeral católico al ser atea, pero es la única escritora del país galo que ha tenido funerales de estado. Wash Westmoreland (Siempre Alice) dirige esta historia protagonizada por Keira Knightley (Everest), Dominic West (Money monster), Eleanor Tomlinson (serie Poldark), Fiona Shaw (El hipopótamo), Ray Panthaki (One crazy thing), Aiysha Hart (Honour) y Denise Gough (Jimmy’s Hall).

Puramente británica es Cuando yo no esté, drama de 2016 basado en la novela de St. John Greene que arranca cuando a una mujer le diagnostican cáncer de mama incurable. A partir de ese momento comienza a elaborar una lista para su marido con el objetivo de ayudarle a crear la mejor vida posible para sus dos hijos. Niall Johnson (Secretos de familia) es el encargado de esta adaptación tanto sobre el papel como detrás de las cámaras, mientras que Rafe Spall (La gran apuesta), Emilia Fox (Suspension of disbelief), Elaine Cassidy (El loft), William Stagg (The four warriors) y Matthew Stagg (The chameleon) son los principales actores.

En lo que a producción española se refiere, El desentierro es el título de la nueva película de Nacho Ruipérez (Blue lips), un thriller cuyo punto de partida es la muerte de un hombre. Su sobrino regresa a España, desencadenando una serie de acontecimientos que revelarán un oscuro pasado de drogas, alcohol, prostitución y organizaciones criminales que todavía hoy sigue presente. El reparto está encabezado por Michel Noher (Ochentaisiete), Leonardo Sbaraglia (Nieve negra), Jan Cornet (Perdona si te llamo amor), Jelena Jovanova (En tierra de sangre y miel) y Nesrin Cavadzade (Son mektup).

También procede de España el drama Alegría, tristeza, cuya trama gira en torno a una familia vital y carismática formada por el padre, bombero de profesión, la madre y la hija. Un trágico incidente hará que el padre sufra un duro golpe a partir del cual no podrá recuperarse emocionalmente, siendo incapaz de empatizar y reconocer los sentimientos de los demás. Se inicia entonces una terapia en la que su hija tendrá un papel fundamental. Dirigida por Ibon Cormenzana (Los Totenwackers), la película está protagonizada por Roberto Álamo (La niebla y la doncella), Manuela Vellés (Lobos sucios), Claudia Placer (Verónica), Pedro Casablanc (Bajo la Rosa) y Carlos Bardem (Assassin’s Creed).

De 2017 es Maniac Tales, film español compuesto por cinco relatos de intriga y terror unidos por una historia troncal. Un mexicano inmigrante ilegal en Estados Unidos que vive en las calles recibe una oferta de trabajo aparentemente sencilla: ser portero en un edificio antiguo. Pero la situación pronto se complica ya que una de las inquilinas, guionista de profesión, ha desaparecido junto con el último capítulo de una famosa serie de televisión, que da nombre a esta cinta. Denise Castro (Salvación), Enrique García (321 días en Michigan), Abdelatif Hwidar (Kanimambo), Kike Mesa y Rodrigo Sancho son los encargados de dirigir cada segmento, mientras que en el coral reparto encontramos a Enrique Arce (Juegos de familia), Alex Hafner (Killing Frisco), Carlos Reig-Plaza (13), Minnie Marx (Ahora o nunca), Mark Schardan (Palmeras en la nieve) y Alicia Montesquiu, entre otros.

La comedia tiene a su principal representante en Mi obra maestra, cinta con capital español y argentino dirigida por Gastón Duprat (El ciudadano ilustre) que aborda la relación entre dos amigos mal avenidos, un arisco pintor y un galerista de arte que intenta reflotar la carrera del artista. A pesar de no coincidir en casi nada, su amistad dura ya varias décadas, lo que genera no pocas tensiones entre ellos en todo tipo de situaciones. Guillermo Francella (El misterio de la felicidad), Luis Brandoni (Sólo se vive una vez), Raúl Arévalo (Cien años de perdón), Andrea Frigerio (Pasaje de vida) y María Soldi (serie Historia de un clan) encabezan el reparto.

Entre el resto de estrenos europeos encontramos Kika Superbruja, nueva aventura de invierno, comedia familiar con toques dramáticos producida en Alemania y que vuelve a llevar a la gran pantalla los personajes de Knister, en esta ocasión para narrar cómo después de un hechizo que lanza la joven protagonista el ayudante de Santa Claus comienza a causar estragos en la ciudad. Para solucionarlo Kika deberá viajar a la Edad Media y salvar la Navidad. Wolfgang Groos (Las hermanas vampiras) dirige esta cinta de 2017 protagonizada por Hedda Erlebach (Die Anfängerin), Jürgen Vogel (Winnetou: Un nuevo mundo), Anja Kling (Socorro, he encogido a la profe) y Neil Malik Abdullah (Ein tick anders).

Argentina en exclusiva produce La educación del Rey, drama dirigido en 2017 por Santiago Esteves, quien de este modo debuta en el largometraje. La trama se centra en un adolescente al que le apodan ‘Rey’ que, en su noche de bautismo como delincuente, termina escapando y cayendo en el patio de un guardia de seguridad retirado. Este le ofrece dos opciones: o arreglar los desperfectos causados o ser denunciado a la policía. El joven opta por lo primero, y a medida que su relación crece se parece cada vez más a las leyendas de formación de un soberano. Pero el pasado siempre vuelve, y los cabos sueltos del crimen les irán acosando cada vez más. Entre los principales actores encontramos a Martín Arroyo, Germán de Silva (Los del suelo), Matías Encinas, Walter Jakob (Elefante blanco) y Mario Jara.

Respecto al género de animación, Condorito: La película es una aventura cómica dirigida a cuatro manos en 2017 por Alex Orrelle y Eduardo Schuldt (La Entidad). Con capital peruano, el argumento adapta a la gran pantalla al famoso personaje, que deberá salvar a su cuñada de un grupo de alienígenas que la han abducido. Lo que no había pensado es que durante su ausencia su novia será tentada románticamente por un rico pretendiente. La cinta cuenta con las voces originales de Omar Chaparro (Compadres), Jessica Cediel (Todas para uno), Cristián de la Fuente (Enamorándome de Abril), Jey Mammon (serie La pelu) y Coco Legrand (Lokas).

Con más retraso llega Trenk, el pequeño caballero, aventura animada de 2015 que cuenta con capital alemán y austríaco y cuya trama sigue a un joven campesino que sueña con convertirse en un valiente caballero. Su condición, sin embargo, es un impedimento. Por eso decide viajar a un castillo, donde conocerá a un Sir y a su hija, quienes le ayudarán a lograr su sueño. Anthony Power (La leyenda del pirata Barbanegra) dirige esta cinta en la que Georg Sulzer (V8 2: La venganza de los nitros), Axel Prahl (Harms) y Johannes Zeiler (Oktober november) ponen las principales voces.

Terminamos con un repaso a los documentales, y entre ellos destaca Oscuro y Lucientes, escrito y dirigido por Samuel Alarcón, quien debuta de este modo en el largometraje. Esta producción española aborda la muerte de Francisco de Goya en 1928 durante su exilio francés. Enterrado en el cementerio local de Burdeos, ni siquiera la familia del artista reclamó en su momento el cadáver, por lo que no fue hasta décadas después cuando el cónsul español en aquella localidad reclamó el cuerpo y lo trajo a España. La sorpresa fue que al abrir la lápida la cabeza de Goya había desaparecido.

Otra de las novedades es Ni distintos ni diferentes: Campeones, cinta que Álvaro Longoria (The propaganda game) dirigió al mismo tiempo que producía Campeones (2017). La cinta relata la vida de los actores protagonistas fuera de los escenarios, en su día a día en una sociedad que no está preparada para ellos, todo a través de la emoción y el humor.

España y Estados Unidos colaboran en El silencio de otros, en torno a la lucha que a día de hoy siguen realizando las víctimas y los supervivientes del franquismo. Filmado a lo largo de seis años, el documental es un relato intimista sobre el modo en que afrontan su situación y cómo preparan la conocida como Querella Argentina. Robert Bahar y Almudena Carracedo, directores de Made in L.A. (2007) se ponen tras las cámaras.

También se estrena Matangi/Maya/M.I.A., coproducción británica y estadounidense en torno a la figura de la artista de Sri Lanka, concretamente a su faceta como activista política. La cinta está dirigida por Steve Loveridge, en el que es su primer largometraje.

Terminamos este repaso con Shut up and play the piano, coproducción entre Alemania, Francia y Reino Unido que dirige Philipp Jedicke en el que es su debut en el largometraje cinematográfico. La cinta es un viaje de la mano de Chilly Gonzales que lleva al espectador desde el punk de Berlín a las orquestas filarmónicas, contando para ello con conocidos artistas y grupos de la escena musical.

‘El cascanueces y los cuatro reinos’: sin nueces que cascar


Cuesta creer que una película con los actores, directores y diseño de producción que tiene esta nueva propuesta de Disney sea, sin embargo, tan anodina, tan falta de contenido. Tal vez sea por una indefinición en su arco narrativo, por el uso y abuso de los efectos digitales o por el carácter infantil que se imprime a una historia que podría haber dado mucho más de sí con un enfoque un poco más adulto, pero la realidad es que esta obra de fantasía, moraleja y paso a la madurez se queda a medio camino de ninguna parte.

Y fundamentalmente es porque El cascanueces y los cuatro reinos no contiene una historia desarrollada. Más bien, su argumento parece una excusa para mostrar unos mundos fantásticos y poder justificar el gasto de millones en efectos digitales. Los personajes, salvo contadas excepciones, apenas tienen recorrido dramático; la trama es lineal, sin giros argumentales significativos (salvo un único cambio de roles que se convierte en lo más interesante de la historia) y, sobre todo, se generan unos vacíos argumentales que para los más pequeños pueden pasar desapercibidos, pero para los adultos resultan un tanto alarmantes.

A su favor juega el hecho de que va de menos a más, lo cual tampoco es algo de admirar dado el arranque del film. Su comienzo, sospechosamente similar al de ‘Alicia en el País de las Maravillas’, está marcado por una falta absoluta de interés, tanto en los personajes como en los conflictos que viven. Tan solo en su tramo final, cuando protagonista y antagonista se enfrentan, la cinta adquiere algo más de interés, aunque tampoco demasiado. La falta de fuerza dramática a cada paso de la historia genera una frustración mayúscula, entre otras cosas porque la historia sí permite apreciar elementos que podrían haber sido mucho más dramáticos, pero que se suavizan en pos de una inocencia que roza el ridículo.

Y es una lástima, porque el trasfondo de El cascanueces y los cuatro reinos es interesante, así como la moraleja que se sustrae del mismo, con la madurez, la responsabilidad y la inteligencia como grandes argumentos. Pero ni el guión ahonda en eso ni sus directores son capaces de ofrecer algo más que una visión estandarizada de las secuencias. Tampoco ayuda que los personajes no tengan una definición más profunda. En el aire quedan preguntas sobre el origen de muchos de los protagonistas, sus motivaciones, las relaciones surgidas a raíz de los conflictos internos y externos, y un extenso etcétera. Que una película para toda la familia plantee tantas preguntas de calado y las deje sin respuesta ya es un síntoma de que sus carencias superan con creces el poco interés que pueden tener sus aspectos más positivos.

Nota: 5/10

Freddy Mercury vuelve a cantar ‘Bohemian Rapsody’


La festividad de Todos los Santos, y el puente que muchas comunidades van a coger el viernes día 2 de noviembre, ha adelantado los estrenos a este miércoles, 31 de octubre. Y curiosamente, la mayoría no son de terror, aprovechando que llega Halloween. Eso ya fue el viernes pasado. No, esta semana los estrenos tienen un cariz muy diferente, y la mayoría de ellos tienen un notable interés dramático, lo que ya apunta a posibles nominados en los Oscar.

Sin duda el estreno más esperado es Bohemian Rhapsody, biopic de Freddy Mercury y la mítica banda Queen, desde sus inicios hasta su última reunión, narrando por el camino su ascenso meteórico a la fama, la ruptura del grupo y la enfermedad que terminó con la vida del extraordinario cantante. Bryan Singer (X-Men: Apocalipsis) se pone tras las cámaras en esta coproducción entre Estados Unidos y Reino Unido protagonizada por Rami Malek (serie Mr. Robot), Joseph Mazzello (La red social), Gwilym Lee (Isle of dogs), Ben Hardy (Mary Shelley), Mike Myers (Malditos bastardos), Lucy Boynton (Asesinato en el Orient Express), Aidan Gillen (serie Juego de tronos) y Tom Hollander (La promesa).

Puramente estadounidense es El cascanueces y los cuatro reinos, aventura familiar de corte fantástico que recupera el mito del conocido personaje para narrar una historia cuyo punto de partida es una joven que lo único que desea es una llave especial que abre una caja con un regalo de un valor incalculable. En una fiesta anual recibe un hilo dorado que le lleva a un extraño mundo compuesto por cuatro reinos. Con la ayuda de un soldado deberá desafiar a uno de los reinos y a la tirana que lo regenta si quiere encontrar la ansiada llave. Dirigida a cuatro manos por Lasse Hallström (Un viaje de diez metros) y Joe Johnston (Capitán América: El primer vengador), la cinta cuenta en su reparto con Mackenzie Foy (Los mejores deseos), Keira Knightley (Everest), Morgan Freeman (Ben-Hur), Helen Mirren (Belleza oculta), Matthew Macfadyen (La familia von Trapp), Jayden Fowora-Knight, Richard E. Grant (El otro guardaespaldas) y Jack Whitehall (Feliz día de la madre).

Este miércoles también es el regreso de Spike Lee (Oldboy), que dirige Infiltrado en el KKKlan, drama con toques de humor que narra la historia real del primer detective afroamericano de la policía de Colorado Springs a mediados de los años 70. En el departamento nadie le tiene en demasiada consideración, por lo que decide infiltrarse en el Ku Klux Klan y poner al descubierto sus actividades, para lo que contará con la ayuda de su compañero blanco. John David Washington (serie Ballers) y Adam Driver (Star Wars: Episodio VIII – Los últimos Jedi) dan vida a la pareja protagonista, estando acompañados en el reparto por Topher Grace (Máquina de guerra), Corey Hawkins (Kong: La Isla Calavera), Laura Harrier (Spider-Man: Homecoming) y Alec Baldwin (Misión Imposible: Fallout).

Estados Unidos, Reino Unido y China ponen el capital de Hunter Killer. Caza en las profundidades, adaptación de la novela escrita a cuatro manos por George Wallace y Don Keith que arranca cuando el capitán de un submarino se pone al frente de un grupo de Navy Seals con el objetivo de rescatar al presidente de Rusia, prisionero tras un golpe militar, y evitar así lo que podría ser el comienzo de la Tercera Guerra Mundial. Donovan Marsh (Spud) dirige esta cinta de acción y suspense protagonizada por Gerard Butler (Geostorm), Gary Oldman (El instante más oscuro), Michael Nyqvist (The girl in the book), Common (Blue night), Linda Cardellini (Dos padres por desigual) y Toby Stephens (serie Black sails).

En lo que a estrenos españoles se refiere, El árbol de la sangre es el título de lo nuevo escrito y dirigido por Julio Medem (Ma ma), un drama cuyo punto de partida es el viaje de una joven pareja al caserío que posee la familia de él. Allí descubrirán sus raíces familiares y las historias de amor, celos y sexo que han nutrido a cada generación, pero también saldrán a la luz secretos del pasado de cada uno que pondrán en peligro su propia historia de amor. Úrsula Corberó (La corona partida), Álvaro Cervantes (1898. Los últimos de Filipinas), Najwa Nimri (Verbo), Patricia López Arnaiz (El guardián invisible), Ángela Molina (El otro hermano), Daniel Grao (Acantilado), Josep Maria Pou (Abracadabra) y Luisa Gavasa (La novia) son los principales actores.

También española es la cinta romántica de ciencia ficción Sin fin, cuya trama gira en torno al viaje en el tiempo que hace un joven, concretamente hasta su último día con el que fue el amor de su vida. Él intentará por todos los medios hacer que ella recuerde cómo se conocieron y que vuelva a ser la joven alegre y risueña de la que un día se enamoró. Dirigida a cuatro manos por César Esteban Alenda y José Esteban Alenda, ambos debutantes en el largometraje, la película está protagonizada por Javier Rey (Kiki, el amor se hace), María León (Cuerpo de élite), Juan Carlos Sánchez (Un Dios prohibido), Mari Paz Sayago (Es por tu bien), Paco Ochoa (23-F: La película) y Roberto Campillo.

Con capital argentino y español llega a las pantallas El ángel, drama biográfico acerca del asesino en serie más famoso de Argentina, un hombre que con 20 años mató a 11 personas en dos años. Todavía sigue en la cárcel, y es el preso que más tiempo lleva encerrado del país sudamericano. Luis Ortega (Lulu) pone en imágenes esta historia en cuyo reparto encontramos, entre otros, a Chino Darín (La reina de España), Lorenzo Ferro, Daniel Fanego (Eva no duerme), Luis Gnecco (Una mujer fantástica), Peter Lanzani (Los últimos) y Cecilia Roth (Migas de pan).

El último de los estrenos de la semana es Una receta familiar, drama dirigido por Eric Khoo (In the room) que arranca cuando un joven chef debe abandonar su ciudad natal en Japón para iniciar un viaje culinario hacia Singapur con el objetivo de encontrar la verdad sobre su pasado y su familia. El film, con capital procedente de Francia, Japón y Singapur, está protagonizado por Tsuyoshi Ihara (Los últimos caballeros), Seiko Matsuda (Shanghai baby), Takumi Saitoh (Danchi) y Jeanette Aw (Find my dad).

‘Piratas del Caribe: La venganza de Salazar’: abandonen el barco


Construir una saga sobre una primera película sencillamente brillante es difícil. Muy difícil. Pocos son los casos en los que una segunda parte supera a la primera. Y lo más normal es que la calidad evolucione inversamente proporcional a la espectacularidad de las historias. La serie ‘Piratas del Caribe’ es uno de los mejores ejemplos modernos, pero su última entrega ofrece, además, una curiosa visión de lo que significa abandonar el barco, nunca mejor dicho.

Y no porque sea una mala película… al menos no la peor de las cinco. Sin embargo, Piratas del Caribe: La venganza de Salazar emana despedida en cada fotograma. Su propia historia viene a terminar con un concepto recurrente en prácticamente todas las cintas, y es la maldición que suele afectar al villano de turno. Historia, por cierto, que cada vez es más repetitiva, utilizando una estructura que no por insistir resulta igualmente efectiva. Existe un cierto hastío en ver cómo Jack Sparrow (un Johnny Depp que está perdiendo la gracia) pierde su barco, lo recupera, logra vencer al malo contra todo pronóstico y se embarca en una nueva aventura, todo ello botella en mano y con un equilibrio un tanto desequilibrado.

Los problemas de esta entrega dirigida por Joachim Rønning y Espen Sandberg (Kon-Tiki), cuya marca tras las cámaras se limita casi a las escenas en tierra firme, no se ciñen exclusivamente a la estructura dramática. Los personajes veteranos parecen estar de paso en un guión con toques cómicos pero que pierde fuerza por momentos, y los nuevos roles, llamados a tomar el testigo, no terminan de encajar en su pálido reflejo de lo que un día fueron Orlando Bloom (Zulu) y Kaira Knightley (Laggies). Y aunque Javier Bardem (El consejero) consigue hacer interesante un personaje pintado con brocha gorda, lo cierto es que su mera presencia no es suficiente para cargar sobre su espalda todo el peso narrativo y dramático.

Al final, Piratas del Caribe: La venganza de Salazar (que alguien me explique el porqué de este nombre cuando el original –Los muertos no cuentan cuentos– es mucho más atractivo y se menciona en la propia película) se convierte en una simple y llana aventura, incapaz de ofrecer nada más que un broche final más o menos digno a muchos de los personajes que durante años han surcado las salas de todo el mundo haciéndose con un botín que todavía sigue aumentando. Espectáculo, por supuesto. Diversión, bastante asegurada. Interés, poco. Originalidad, más bien nada. Y a pesar de todo, parece que la Perla Negra seguirá surcando los mares.

Nota: 6,5/10

La ‘Belleza oculta’ de ‘Assassin’s Creed’ llega a la gran pantalla


Estrenos 23diciembre2016Antes de comenzar el repaso de los estrenos, desde Toma Dos os deseamos una Feliz Navidad y que todos vuestros deseos se hagan realidad en una noche que tantas veces ha sido llevada al cine. Y seguro que para muchos fans este viernes, 23 de diciembre, va a ser un día mágico, pues llega a las salas españolas una de las novedades más esperadas del año. Y no lo hace sola. Aprovechando los primeros días de las vacaciones invernales, varios títulos aterrizan en la cartelera para hacer disfrutar a grandes y pequeños por igual.

Pero no cabe duda de que el estreno por excelencia es Assassin’s Creed, adaptación del famoso videojuego acerca de una lucha centenaria entre los Templarios, que pretenden controlar el mundo, y los Asesinos, una orden que defiende la libertad. Si bien la película utiliza el argumento de la primera entrega de 2007, la trama es ligeramente diferente. La historia comienza cuando Callum Lynch es secuestrado por una organización que, a través de una máquina, quiere acceder a su memoria genética para que reviva los recuerdos de un antepasado que vivió en la España de la Inquisición y que sabe dónde se encuentra un artefacto de una antigua civilización que podría ayudarles a dominar el mundo. Acción, aventura y cierto toque dramático son los ingredientes de este film dirigido por Justin Kurzel (Macbeth), que cuenta con capital estadounidense, inglés, francés y de Hong Kong, y que está protagonizado por un elenco notable: Michael Fassbender (X-Men: Apocalipsis), Marion Cotillard (Aliados), Michael Kenneth Williams (Triple 9), Brendan Gleeson (En el corazón del mar), Ariane Labed (Langosta), Jeremy Irons (Batman v. Superman: El amanecer de la Justicia), Carlos Bardem (La deuda), Hovik Keuchkerian (Toro) y Javier Gutiérrez (1898. Los últimos de Filipinas).

Y si el reparto de esta aventura es interesante, no lo es menos el que protagoniza el drama puramente americano Belleza oculta, nueva incursión en el género de Will Smith (La verdad duele) que, en esta ocasión, da vida a un padre que debe afrontar la muerte de su hija. Para poder superar el duelo comienza a escribir cartas al Amor, la Muerte y el Tiempo. Lo que no espera es recibir respuesta de los tres, y mucho menos que sus amigos se vean implicados. Dirigida por David Frankel (El diablo viste de Prada), otros actores que encontramos frente a la cámara son Helen Mirren (Espías desde el cielo), Kate Winslet (Steve Jobs), Keira Knightley (Everest), Edward Norton (El gran hotel Budapest), Naomie Harris (Spectre), Michael Peña (Marte) y Jacob Latimore (El corredor del laberinto).

Desde Estados Unidos también llega ¡Canta!, cinta de animación que llega a las salas de cine el jueves 22 de diciembre y que, a modo de un ‘Operación Triunfo’ animal, aborda los sueños y las pasiones relacionadas con la música. La trama arranca cuando un koala que regenta un teatro a punto de cerrar decide organizar un concurso de canto para tratar de salvar su local. Dirigida a cuatro manos por Christophe Lourdelet, que debuta en la dirección, y Garth Jennings (Guía del autoestopista galáctico), la película cuenta con las voces, en su versión original, de Matthew McConaughey (Los hombres libres de Jones), Reese Witherspoon (Puro vicio), Seth MacFarlane (Mil maneras de morder el polvo), Scarlett Johansson (Capitán América: Civil War), John C. Reilly (El cuento de los cuentos) y Taron Egerton (Legend).

El último de los estrenos norteamericanos, y que también llega el jueves, es Michelle y Obama, drama romántico escrito y dirigido por Richard Tanne en el que es su debut en el largometraje, y que como se desprende de su título narra la relación entre Barack Obama y Michelle Robinson, futuros Presidente y Primera Dama de Estados Unidos, durante el verano de 1989, cuando tuvieron su primera cita en Chicago. Tika Sumpter (Vaya patrulla), Parker Sawyers (Survivor), Vanessa Bell Calloway (About Scout) y Taylar Fondren encabezan el reparto.

Desde Francia llega Las inocentes, drama ambientado al final de la II Guerra Mundial y cuyo argumento arranca cuando una joven médico es enviada a Varsovia para ayudar con la repatriación de prisioneros franceses heridos. Sin embargo, allí descubre que en un convento cercano viven varias monjas que están embarazadas por los soldados del Ejército Rojo, situación a la que deberá hacer frente a pesar de su inexperiencia. Anne Fontaine (Primavera en Normandía) dirige esta historia protagonizada por Joanna Kulig (Disco Polo), Lou de Laâge (La espera), Agata Buzek (Redención), Agata Kulesza (Ida) y Anna Próchniak (City 44).

España está presente, junto con Brasil, en la producción El joven Paulo Coelho, drama biográfico con tintes musicales de 2014 que aborda el viaje personal del famoso escritor que le permitió narrar en las páginas de sus libros algunas de las historias más interesantes de la literatura. Daniel Augusto debuta en el largometraje de ficción con esta historia en cuyo reparto encontramos a Júlio Andrade (La ruta 47), Nancho Novo (Animales de compañía), Paz Vega (Espectro), Fabiana Gugli (A ciegas) y Ravel Andrade (Cinco maneiras de fechar os olhos).

Terminamos el repaso a los estrenos con Pixi Post y los genios de la Navidad, producción animada con capital español que dirige Gorka Sesma (Olentzero eta Oparien Ordua) y cuya trama se centra en la lucha de un grupo de genios de la Navidad contra un enemigo que amenaza no solo con terminar con su existencia, sino con quedarse con todos los niños. Su esperanza reside en una joven elfo.

‘Everest’: competir contra la montaña sale caro


Jake Gyllenhaal y Jason Clarke son dos de los protagonistas de 'Everest'.Puede parecer que el género del alpinismo cinematográfico es algo nuevo, pero en realidad es tan antiguo como el propio séptimo arte. Digo esto porque, después de cintas que han desvirtuado en cierto modo el espíritu de superación y de sufrimiento de este tipo de historias, la nueva película de Baltasar Kormákur (Las marismas) recupera en cierto modo ese espíritu con una historia real que, incluso con algunas debilidades, es capaz de clavar en el asiento hasta al más pintado.

Y lo hace con una herramienta de lo más sencilla: la humildad del relato. Viendo el reparto y la espectacularidad de su fotografía podría llegar a pensarse que estamos ante una superproducción del hombre contra la montaña en la que, con el héroe de turno, los buenos alcanzan su objetivo y los malos son castigados por justicia divina. Y sí, hay imágenes sobrecogedoras. Y desde luego, del reparto poco se puede decir salvo para halagar su labor. Pero todo ello funciona gracias a una visión sincera, próxima a los personajes y alejada de heroicidades de andar por casa o de dualidades entre bondad y maldad. En realidad, el relato se vértebra a través de la humanidad de unos hombres con un deseo, y de cómo dicha humanidad debe dejarse a un lado en un entorno tan hostil si se quiere sobrevivir.

Me imagino que no seré el único que, tras sufrir con los minutos finales del film, reflexione acerca de por qué ocurre lo que ocurre. Pero como todo en la vida, son varias las causas, y muchas, muchísimas, las variables que juegan un papel determinante. Ese es uno de los atractivos de este drama que en ningún momento trata de juzgar a sus personajes, sino que los refleja tal y como son en una circunstancia extraordinaria. Esa claridad de ideas, esa sensación de luchar contra algo que está más allá del alcance del hombre, es lo que dota de fuerza al film, y que permite a la historia sobreponerse a sus huecos narrativos, la mayoría relacionados con el trasfondo de los personajes.

Hay muchos detalles que captan la atención del espectador en Everest. Pero al final es la historia, la sencillez de unos hombres que se ayudan entre ellos sin convertirse en héroes, y sobre todo la falta de dramatismo lacrimógeno o de heroísmo innecesario, lo que convierte a la película en un relato tenso, capaz de angustiar ante un destino inexorable y que sabe manejar los tiempos con soltura, centrando el grueso de su tiempo en lo realmente importante. Puede que esto vaya en detrimento de un mayor estudio de los personajes, pero lo cierto es que tampoco es demasiado necesario. Al final, son hombres luchando contra una montaña. Y esa competición no entiende de pasados, solo del precio a pagar en el presente.

Nota: 7,5/10

Diccineario

Cine y palabras

A %d blogueros les gusta esto: