‘Annabelle vuelve a casa’ para atormentar a McConaughey


Una vez confirmado que el fenómeno Marvel no terminó con la última entrega de ‘Vengadores’, la vida continúa, y entre blockbusterblockbuster llega el turno de un buen puñado de títulos algo menores pero igualmente interesantes. Comedia, terror, drama y varios documentales son las propuestas de este viernes 12 de julio.

Y comenzamos precisamente por el terror de Annabelle vuelve a casa, nueva entrega de la saga ambientada en el mundo de ‘Expediente Warren’ que supone el debut en el largometraje del guionista Gary Dauberman. La trama arranca cuando el matrimonio Warren, conocidos demonólogos, llevan a la poseída muñeca a la sala de objetos de su casa. La colocan en una vitrina sagrada bendecida por un sacerdote, donde en principio estará “a salvo”. Sin embargo, una noche la muñeca despierta a los espíritus malignos que se concentran en esa habitación, y que se fijan como objetivo la hija de 10 años del matrimonio y sus amigas. Patrick Wilson (Aquaman) y Vera Farmiga (Sin límites) repiten en los principales papeles, completándose el reparto con Mckenna Grace (Un don excepcional), Madison Iseman (Jumanji: Bienvenidos a la jungla), Steve Coulter (First Man) y Katie Sarife (Abel’s field).

Muy diferente es el drama con toques de ciencia ficción de Serenity, cinta con capital estadounidense y británico que narra cómo un misterioso capitán de barco de una pequeña isla que vive obsesionado con pescar un enorme pez recibe la visita de su ex mujer, ahora casada con un hombre poderoso que la maltrata. Por ello ella recurre a él, para que se deshaga de su marido y la salve no solo a ella, sino al hijo que ambos tienen en común. Sin embargo, no todo es lo que parece en esa isla, e incluso la realidad que cree vivir podría desmoronarse. Steven Knight (Locke) escribe y dirige esta historia protagonizada por Matthew McConaughey (La Torre Oscura), Anne Hathaway (Colossal), Diane Lane (Liga de la Justicia), Jason Clarke (Winchester: La casa que construyeron los espíritus), Djimon Hounsou (Rey Arturo: La leyenda de Excalibur) y Jeremy Strong (Detroit).

Puramente británica es Wild Rose, drama musical de 2018 que dirige Tom Harper (War book) y cuya trama gira en torno a una joven llena de talento que acaba de salir de la cárcel. Con dos hijos a su cargo, sueña con triunfar en el country en Nashville. Sin embargo, su madre la obliga a asumir su responsabilidad, por lo que la joven deberá empezar a trabajar como limpiadora para una mujer que podría abrirle las puertas a su sueño. Jessie Buckley (Beast) da vida a la protagonista, mientras que Julie Walters (Mamma Mia! Una y otra vez), Sophie Okonedo (After Earth), Jamie Sives (En el corazón del mar), Ashley Shelton (Wild woman), James Harkness (Macbeth) y Gemma McElhinney (El rey proscrito) completan el resto del reparto.

Continuando con los estrenos europeos, de 2018 es también Un amor imposible, drama romántico de corte biográfico y ambientado en los años 50 del pasado siglo. Una modesta oficinista conoce a un joven proveniente de una familia burguesa. De su breve relación nace una niña que será criada por ella ya que él se niega a casarse fuera de su clase social. Ella buscará que al menos dé su apellido a la pequeña a través de una batalla que durará más de diez años. Dirigida por Catherine Corsini (Un amor de verano) y basada en la novela de Christine Angot, la cinta está protagonizada por Virginie Efira (Elle), Niels Schneider (Diamant noir), Jehnny Beth (Sodium babies), Iliana Zabeth (Mercenaire) y Coralie Russier (120 pulsaciones por minuto), entre otros.

Antes de pasar a las películas puramente españolas, El cuento de las comadrejas es una coproducción entre España y Argentina dirigida por Juan José Campanella (El secreto de sus ojos). Remake de Los muchachos de antes no usaban arsénico (1976), esta comedia dramática narra cómo varios miembros del mundo del cine cuyas carreras han llegado a su fin hacen lo imposible por conservar el mundo que han creado en una vieja mansión ante la llegada de dos jóvenes que podrían poner en peligro todo lo que conocen. El reparto está integrado por Graciela Borges (Viudas), Oscar Martínez (Toc Toc), Luis Brandoni (Solo se vive una vez), Clara Lago (Al final del túnel), Marcos Mundstock (Señora Beba) y Nicolás Francella (Los padecieres).

Respecto a las novedades españolas, Lo nunca visto es el nuevo drama escrito y dirigido por Marina Seresesky (La puerta abierta) cuyo argumento se centra en una mujer que ve cómo la vida en la pequeña aldea de montaña en la que ha vivido toda su vida se va apagando. La llegada de un grupo de africanos conmociona la tranquila rutina de sus habitantes, y ella verá en esto una oportunidad de revitalizar el pueblo. Para ello, decide ocultar a los recién llegados y diseñar un plan que deberá poner patas arriba prejuicios y temores infundados. Los principales actores de esta cinta son Carmen Machi (El bar), Pepón Nieto (Perfectos desconocidos), Kiti Mánver (Las heridas del viento), Jon Kortajarena (Pieles), Paco Tous (Señor, dame paciencia) y Pepa Charro (Presentimientos).

También española, aunque en este caso en clave de comedia, es Bellezonismo, cuyo punto de partida es cuanto menos curioso. Una pareja de pilotos de rallys se pierde durante una competición y termina en un claro en medio de un monte. Allí descubren una mansión habitada por más de 50 mujeres, jóvenes y muy bellas. Uno de los pilotos se enamora de una de las mujeres, e intentará hacer todo lo posible para sacarla de allí, sea lo que sea ese lugar. Jordi Arencón escribe y dirige la que es su primera película, que está protagonizada por Armando del Río (Intrusos en Manasés), Yanet Garcia (Sharknado 5: Aletamiento global), Elvia Herrera, Raúl Herrera (Doppelsauger: El misterio de Sara), Miguel Cazorla (serie Amar es para siempre) y Coral González.

Otro de los estrenos procedentes de España es La vida sin Sara Amat, adaptación de la novela de Pep Puig con la que debuta en el largometraje Laura Jou. La trama arranca cuando un chico de 13 años encuentra escondida en su habitación a una chica del pueblo de sus abuelos de la que está completamente enamorado. Ella le cuenta que ha huido de casa y le pide quedarse con él unos días. Consciente de que todo el pueblo la está buscando, decide ayudarla y empezar a vivir una doble vida en la que las mentiras a todo el mundo se mezclarán con las demandas de la chica. Maria Morera y Biel Rossell Pelfort encabezan un reparto que completan Francesca Piñón (serie El ministerio del Tiempo), Isaac Alcayde (serie Merlí), Pau Escobar (Los niños salvajes) y Joan Amargós (Los inocentes).

La última de las novedades de ficción es Qué León (La vaina loca), comedia romántica de República Dominicana de 2018 que dirige Frank Perozo (Colao) y que aborda la historia de amor de dos personajes que, por coincidencia, se apellidan igual. De clases sociales muy distintas, tendrán que enfrentarse a sus padres, que se oponen a su romance, lo que generará numerosas situaciones a cada cual más imposible. Raymond Pozo (Cristiano de la secreta), Ozuna, Clarissa Molina, Miguel Céspedes (Al fin y al cabo), Christine Marzano (La excepción a la regla) y Celines Toribio (Mediterranean blue) son los principales actores.

En lo que a documentales se refiere, el principal estreno es Diego Maradona, cinta que aborda los siete años que el mítico jugador de fútbol militó en el Nápoles, equipo al que llegó en 1984 y en el que logró ganar el primer Scudetto de la historia del club. Pero mientras era un genio en el campo, fuera de él lo trataban como a un Dios. Con el paso del tiempo, la oscuridad terminó por cernirse sobre él. Asif Kapadia (Amy (la chica detrás del nombre)) es el encargado de dirigir este film británico que adelantó su estreno al día 11.

También procedente de Reino Unido es An accidental studio, que se centra en la productora británica HandMade Films, fundada por el ex beatle George Harrison y cuyo trampolín fue La vida de Brian (1975), mítica película de Monty Python a la que seguirían otros títulos de culto. La cinta, dirigida a tres bandas por Bill Jones (Autobiografía de un mentiroso), Kim Leggatt, que debuta como director, y Ben Timlett (Boom bust boom), cuenta con la participación de grandes actores y directores británicos.

Suecia, Alemania y Noruega colaboran en Hamada, documental dirigido por Eloy Domínguez Serén (No cow on the ice) cuyo relato gira en torno a un grupo de jóvenes amigos que viven en un campo de refugiados en el desierto del Sahara. Allí utilizan su imaginación y el juego para huir de la realidad que les rodea, al tiempo que sirve como denuncia de su situación.

Anuncios

‘Serenity’: atrapado en la isla


Un hombre atormentado por su pasado, un viejo amor, la propuesta de un crimen a cambio de dinero y una pequeña isla que parece perfecta. Los ingredientes no son nuevos si se quiere construir un thriller de corte un poco exótico. De ahí que el director y guionista Steven Knight (Redención) haya querido introducir algo más, un elemento distorsionador que dote al conjunto de un nuevo sentido y de algún que otro giro argumental inesperado. Pero esta no es siempre una buena idea.

De hecho, Serenity es el ejemplo de lo que no se debería hacer. Es cierto que la cinta plantea de forma bastante sólida e inteligente los elementos que transgreden un poco la marcha de la historia, obligando al espectador a preguntarse si lo que está viendo es, en realidad, lo que está viendo. Y de hecho, el suspense que genera el componente de ciencia ficción que tiene el film es lo suficientemente elaborado como para provocar algo del impacto buscado. Pero la palabra clave es algo, porque el problema de la historia es… la propia historia. Es excesivamente simple, lineal, arquetípica, sin contar con otros aspectos dramáticos que puedan vestir la trama. Y dado que la parte más fantástica del guión no llega nunca a tomar el control del desarrollo, la historia se queda a medio camino de ninguna parte, planteando algunas ideas interesantes pero sin desarrollarlas.

A todo ello se suman unos personajes no demasiado bien definidos. De hecho, habrá quien se plantee qué han encontrado en esta historia actores como Matthew McConaughey (Magic Mike), Anne Hathaway (Amor y otras drogas) o Jason Clarke (Knight of cups), este último por cierto de lo mejor del conjunto. Y eso solo por poner tres nombres. Si la historia es bastante plana en materia dramática, los personajes se revelan como seres de una sola cara, sin claroscuros. El pasado del protagonista, por ejemplo, apenas sale a relucir a pesar de lo que podría aportar a la historia. La dualidad del villano, un presunto seductor con una inusitada violencia, queda eclipsada por su agresividad. Y sobre la chica de la historia mejor no comentar nada, reducida a mero agente desencadenante.

Todo esto hace de Serenity un producto fallido, un film menor incapaz de encontrar su objetivo. Es cierto que la definición algo tosca de los personajes puede tener su justificación en la explicación final, pero el problema es que Knight nunca termina de apostar definitivamente por ella, manteniendo incluso en ese último plano ese concepto de trama dramática con toques de ciencia ficción. Su falta de definición perjudica de tal modo que habrá quien desconecte por no entender nada o por considerarlo poco interesante. El sentido de todo se logra al final, pero ni siquiera eso justifica algunos problemas estructurales, de tratamiento y de indefinición.

Nota: 5/10

‘El día que vendrá’: no todo es lo que parece


Hay veces que la realidad supera la ficción, pero hay muchas otras en las que no. Y hay ocasiones en las que la ficción no es capaz de ahondar correctamente en el trasfondo de la realidad. Digo esto porque la nueva película de James Kent (Testamento de juventud), que adapta una novela de Rhidian Brook basada en los hechos que vivió su propia familia, plantea varios temas interesantes que, sin embargo, no termina de desarrollar, ya sea por falta de tiempo o por ineficacia.

En cualquiera de los casos, la realidad es que El día que vendrá parece mucho más de lo que finalmente es. Y en líneas generales, lo que falla en el film es el desarrollo. Porque los elementos están presentes. Las diferentes personalidades del trío protagonista, el trasfondo de odio y rencor tras una guerra, el dolor y la falta de comunicación, el romance prohibido, … Incluso los secundarios odiosos están presentes. A todo ello se suma un diseño de producción minimalista pero eficaz, y unos actores sencillamente inmensos, cada uno aportando unos matices enriquecedores a sus ya de por sí complejos personajes.

Pero mucho de todo lo que acabo de escribir termina siendo aportado por la imaginación del espectador, o si se prefiere por el subtexto. En realidad, la película avanza a trompicones, sin un desarrollo progresivo de la historia. El mejor ejemplo es el del romance prohibido, un amor que surge casi de la nada y que, aunque puede llegar a entenderse, sencillamente se plasma en pantalla como si fuera natural, algo que tenía que pasar porque así estaba previsto. Pero hay mucho más. Apenas existe conflicto, no ya por el love interest de la historia, sino porque el rol interpretado por Jason Clarke (All I see is you) no reacciona ante las injusticias que ve a su alrededor, a pesar de que intenta siempre hacer el bien. Las tramas secundarias tampoco quedan bien definidas, siendo esbozadas lo justo para contribuir a dotar de una leve complejidad al trío romántico protagonista.

Con todo, El día que vendrá deja algunos momentos sumamente interesantes, reflejo de que la película contiene más de lo que realmente muestra. El diálogo final de un matrimonio destrozado por la pérdida es una buena muestra, así como comprobar que no todos somos lo que parecemos ser por nuestro entorno o las circunstancias. Son esas secuencias, la mayoría protagonizadas por alguno de los tres protagonistas, las que impulsan la historia y abren la puerta a una profundidad dramática que invita a reflexionar sobre el odio, el perdón y cómo el dolor de una pérdida es idéntico en cualquier bando de una guerra. Pero invita, no ahonda en ellos. En cierto modo, gracias a estos momentos y al espléndido reparto que tiene, el film ha llegado a las salas. No todo es lo que parece, ni en la historia ni la propia película.

Nota: 6/10

Keira Knightley vive ‘El día que vendrá’ después de ‘After’


Se acerca el fenómeno cinematográfico del año, y la cartelera lo acusa. Y en esta ocasión lo hace con varias semanas de antelación, marcado también por la proximidad de la Semana Santa. El resultado es que este viernes 12 de abril llegan a las pantallas españolas títulos que posiblemente no atraigan al gran público, aunque sin duda ofrecen un interés añadido por sus historias y sus protagonistas.

Es el caso, por ejemplo, de El día que vendrá, drama romántico que adapta la novela de Rhidian Brook ambientada en la Alemania de 1946, devastada por la II Guerra Mundial. En este contexto, una joven llega a Hamburgo en pleno invierno para reunirse con su marido, un coronel británico encargado de la reconstrucción de la ciudad. Pero al mudarse a su nueva casa, descubre que su marido ha optado por compartirla con sus antiguos propietarios, un viudo alemán y su hija. La convivencia estará marcada por la hostilidad, pero también por una inesperada pasión. Dirigida por James Kent (Testamento de juventud), esta cinta con capital estadounidense, británico y alemán está protagonizada por Keira Knightley (El cascanueces y los cuatro reinos), Alexander Skarsgård (La leyenda de Tarzán), Jason Clarke (Winchester: La casa que construyeron los espíritus), Kate Phillips (The little stranger), Jannik Schümann (Inmersión) y Alexander Scheer (Goodbye Berlín), entre otros.

Puramente hollywoodiense es After. Aquí empieza todo, adaptación del primer volumen de la exitosa saga literaria escrita por Anna Todd. Dirigido por Jenny Gage, quien de este modo debuta en el largometraje, este drama romántico adolescente tiene como protagonista a una joven estudiante, hija obediente y entregada novia, que en su primer año de universidad se enamora de un chico con un oscuro secreto, comenzando una complicada relación que dará un vuelco a su vida. Josephine Langford (Siete deseos), Hero Fiennes Tiffin (serie Safe), Selma Blair (Mamá y papá), Jennifer Beals (Si no despierto), Peter Gallagher (El gran desmadre) y Meadow Williams (The intruders) son los principales actores.

También estadounidense es La profesora de parvulario, cinta dirigida por Sara Colangelo (Little accidents) que es el remake de la película homónima de 2014 y que contaba con capital israelí y francés. La historia, para aquellos que no hayan visto el film original, se centra en una profesora inusualmente atenta con sus estudiantes. Un día descubre que uno de ellos es un niño prodigio, y llegará a poner en riesgo su vida familiar y su libertad con tal de que el pequeño desarrolle su talento. El reparto está encabezado por Maggie Gyllenhaal (Asalto al poder), Gael García Bernal (serie Mozart in the jungle), Rosa Salazar (CHIPS), Michael Chernus (serie Orange is the new black), Anna Baryshnikov (Manchester frente al mar) y Daisy Tahan (Dos buenos tipos).

Entre los estrenos exclusivamente europeos destaca Dobles vidas, comedia dramática escrita y dirigida por Olivier Assayas (Personal shopper) que sigue la vida de una pareja en constante contradicción. Él, editor de libros, ama a su mujer pero mantiene una aventura con una compañera de trabajo, publica el libro de un amigo aunque no le gusta, y se apasiona con las ediciones antiguas de los libros aunque no se separa de su ebook. Ella es una actriz que se siente estancada en su trabajo en una serie de televisión pero no puede dejarlo, al igual que ocurre con la aventura que tiene con el amigo de su marido. Entre los principales actores del film destacan Guillaume Canet (Cézanne y yo), Juliette Binoche (Ghost in the Shell), Vincent Macaigne (Las inocentes), Christa Théret (Broers) y Nora Hamzawi (Pensión completa).

La principal novedad de nacionalidad española es Lo dejo cuando quiera, comedia que arranca cuatro tres amigos de la universidad pierden su empleo como profesores por la crisis. Cansados y sin blanca, deciden jugárselo todo a una única carta: el proyecto científico de uno de ellos, consistente en un complejo vitamínico. Pero lo que no esperaban es que el experimento diera como resultado un fármaco que provoca un desfase a tope y que no produce efectos secundarios. Será entonces cuando se metan en el mundo de la noche y en negocios de dudosa legalidad, algo para lo que no están tan preparados como pensaban. Dirigida por Carlos Therón (Es por tu bien), la cinta está protagonizada por David Verdaguer (Verano 1993), Ernesto Sevilla (Tenemos que hablar), Carlos Santos (Villaviciosa de al lado), Cristina Castaño (La madriguera), Miren Ibarguren (Fe de etarras), Amaia Salamanca (Nuestros amantes) y Ernesto Alterio (Perfectos desconocidos).

También española, pero de género muy distinto, es El hijo del acordeonista, drama dirigido por Fernando Bernués (Kutsidazu bidea, Ixabel) que adapta a la gran pantalla la novela de Bernardo Atxaga. La trama tiene como protagonista a un hombre que en los años 70 tuvo que huir de su pueblo natal acusado de traición. Aunque encontró la felicidad en California, lo ocurrido le sigue pesando hasta el punto de no poder afrontar los últimos momentos de su vida con paz. Su amigo de la infancia acude a despedirse de él, pero también a ajustar viejas cuentas que les obligará a afrontar su pasado y la verdad de los hechos. El reparto está encabezado por Aitor Beltrán (Los tontos y los estúpidos), Eneko Sagardoy (Handia), Frida Palsson (Anna), Joseba Apaolaza (La isla), Miren Arrieta (serie Go!azen) y Christian Merchan (Lasa y Zabala).

Francia, Alemania y Sudáfrica coproducen la aventura familiar con toques dramáticos Mia y el león blanco, que arranca cuando una niña de 11 años se opone a vivir con su familia en Sudáfrica, donde tienen una granja de leones. Pero cuando nace un cachorro de león blanco la joven y el animal se volverán inseparables. Con el tiempo el cachorro se convierte en un hermoso león, por lo que la familia busca un comprador. Sin embargo, la chica decide emprender un viaje con su amigo animal para buscarle un hogar en la sabana donde pueda vivir en libertad. Dirigida por Gilles de Maistre (Killer kid), entre los principales actores de la cinta destacan Daniah De Villiers (Meerkat Maantuig), Mélanie Laurent (Frente al mar), Langley Kirkwood (Son of God), Ryan Mac Lennan y Lionel Newton (Nothing for Mahala).

Al drama pertenece A la vuelta de la esquina, producción alemana basada en la historia corta de Clemens Meyer cuyo argumento gira en torno a un joven solitario y tímido que comienza a trabajar en un gran supermercado. Pronto uno de sus compañeros más experimentados le toma bajo su tutela, enseñándole los secretos de ese laberinto de productos y estanterías. Allí conoce también a una chica de la que se enamora inmediatamente. La máquina de café se convierte en su lugar de encuentro, y aunque parece que los sentimientos se corresponden, ella empieza a marcar distancias, hasta que un día no regresa al trabajo. Thomas Stuber (Herbert) pone en imágenes esta historia protagonizada por Franz Rogowski (Happy end), Sandra Hüller (Toni Erdmann), Peter Kurth (Schmitke), Henning Peker (En la sombra) y Matthias Brenner (Short term memory loss).

En lo que respecta a la animación, dos propuestas. El parque mágico es una coproducción entre España y Estados Unidos que tiene como punto de partida el descubrimiento que hace una niña de un parque de atracciones en medio de un bosque. Sin embargo, todo es un caos, y la pequeña decide arreglarlo para que los animales parlantes que lo utilizan puedan seguir disfrutando de la diversión, incluso aunque es consciente de que todo está en su imaginación. Dylan Brown se pone tras las cámaras de esta aventura cómica en la que ponen las principales voces Brianna Denski (Deseo y esperanza), Jennifer Garner (Los milagros del Cielo), Ken Hudson Campbell (A one time thing), Kenan Thompson (Brother Nature), Mila Kunis (Malas madres), John Oliver (El gurú del buen rollo), Ken Jeong (R3sacón) y Matthew Broderick (La excepción a la regla).

Por último, Quiero comerme tu páncreas, adaptación de la novela de Your Sumino centrada en un joven que encuentra el diario de una compañera. Al leerlo, descubre que tiene una enfermedad terminal de páncreas, por lo que decide pasar todo el tiempo posible con ella hasta su fallecimiento. Este drama romántico realizado en Japón está dirigido por Shin’ichirô Ushijima, quien debuta de este modo en el largometraje, y cuenta con las voces de Mahiro Takasugi (Relife), Lynn (Mary y la flor de la bruja), Yukiyo Fujii (serie Citrus), Yuma Uchida (serie Gakusen toshi asterisk) y Jun Fukushima (serie Monster strike).

Grita ‘¡Shazam!’ y aparecerás en un ‘Cementerio de animales’


Comenzamos el mes de abril en lo que a estrenos se refiere, y lo hacemos con un nuevo superhéroe de la factoría DC, que sigue intentando competir con el trabajo que ha realizado Marvel en los últimos años. Pero no es la única novedad interesante. Terror, drama y comedia se dan cita este viernes 5 de abril en la cartelera española.

Así, el título más relevante de la semana es ¡Shazam!, adaptación hollywoodiense del personaje de cómic homónimo creado por Bill Parker y  C.C. Beck. La trama arranca cuando un joven recibe de un mago los poderes de Shazam, que no solo le dotan de superfuerza, invulnerabilidad, capacidad de volar y un largo etcétera de poderes, sino que le convierten en un adulto. Con estas nuevas cualidades que surgen cada vez que grita ese nombre, el chico hará todo lo que haría cualquier adolescente: divertirse. Sin embargo, deberá aprender a dominarlos y a sacarles provecho para enfrentarse al Dr. Thaddeus Sivana y sus fuerzas del mal. Humor, acción y aventura se dan cita en este film dirigido por David F. Sandberg (Nunca apagues la luz) y protagonizado por Zachary Levi (Thor: Ragnarok), Mark Strong (Kingsman: El Círculo de Oro), Jack Dylan Grazer (It), Asher Angel (Jolene), Grace Fulton (Badland), Djimon Hounsou (La leyenda de Tarzán) y Cooper Andrews (The Walking Dead).

Muy distinta es Cementerio de animales, nueva versión de la conocida novela de terror de Stephen King que ya fue llevada al cine en 1989. Dirigida a cuatro manos por Kevin Kölsch y Dennis Wildmyer (Starry eyes), la película gira en torno a un médico y su familia, que deciden apartarse de Boston para mudarse a una casita en un recóndito paraje de Maine. Allí descubren un misterioso cementerio en lo más recóndito del bosque que está junto a su vivienda. Cuando la tragedia alcanza a la familia el médico recurrirá a su particular vecino y a ese extraño lugar de enterramiento, desencadenando una fuerza maléfica. Jason Clarke (El hombre del corazón de hierro), Amy Seimetz (Alien: Covenant), John Lithgow (Dos padres por desigual), Naomi Frenette (El justiciero), Jeté Laurence (El muñeco de nieve) y Hugo Lavoie son los principales actores de esta producción estadounidense.

Estados Unidos y Australia colaboran en Identidad borrada, adaptación de la novela biográfica escrita por Garrard Conley que aborda la difícil relación entre un joven de 19 años y sus padres, él pastor baptista de un pueblo norteamericano. Cuando el hijo confiesa que es gay deberá enfrentarse a un ultimátum: o ingresa en un programa de conversión para homosexuales, o su familia y todo su entorno le darán la espalda. El joven se somete al programa, pero lo que allí encontrará será mucho peor. Escrita y dirigida por Joel Edgerton (El regalo), quien se reserva un papel en esta historia, la cinta está protagonizada por Lucas Hedges (Tres anuncios en las afueras), Nicole Kidman (La seducción), Russell Crowe (La momia), Xavier Dolan (Tom en la granja) y Emily Hinkler (Sandy Wexler).

Puramente norteamericana es la comedia romántica La boda de mi ex, que vuelve a reunir a Keanu Reeves (John Wick: Pacto de sangre) y Winona Ryder (serie Stranger things) en una historia que tiene como protagonistas a dos personajes que se conocen en una boda que consideran miserable y desagradable. Ninguno de ellos ha tenido buenas experiencias en el amor, y a pesar de todo desarrollan un afecto mutuo que va en contra de sus vivencias. El reparto de esta cinta escrita y dirigida por Victor Levin (De 5 a 7) se completa con Dj Dallenbach, Greg Lucey (Revelator) y D. Rosh Wright (MindScans).

El drama familiar estadounidense tiene como representante La canción de mi padre, cinta de corte biográfico basado en la vida de Bart Millard, líder de la banda de rock cristiano MercyMe, cuyo tema ‘I can only imagine’ es el más vendido del góspel. La cinta aborda la difícil vida del cantante que se esconde tras este éxito, marcada por los abandonos, los abusos y un padre que gruñe y golpea más que habla y abraza. El artista logró su éxito cuando su padre afrontaba el peor momento, lo que le obligó a regresar a casa y enfrentarse a su pasado. Los hermanos Andrew y Jon Erwin (Woodlawn) se ponen tras las cámaras de esta historia protagonizada por J. Michael Finley, Brody Rose (Un don excepcional), Dennis Quaid (Un buen partido), Madeline Carroll (El verano de sus vidas), Cloris Leachman (The comedian) y Trace Adkins (Traded), entre otros.

El último de los estrenos procedentes de la meca de Hollywood es Asher, thriller dramático dirigido por Michael Caton-Jones (Instinto Básico 2. Adicción al riesgo) que tiene como protagonista a un antiguo agente del Mossad convertido en asesino a sueldo cuya vida, austera, transcurre en Brooklyn. Su vida cambia por completo cuando, durante un trabajo, rompe con una promesa que hizo de joven. Pero para ser el hombre que quiere ser primero deberá matar al hombre que fue. Ron Perlman (Animales fantásticos y dónde encontrarlos) da vida al protagonista, estando acompañado en el reparto por Famke Janssen (El mejor regalo), Richard Dreyfuss (El poder del dinero), Peter Facinelli (Crepúsculo), Jacqueline Bisset (Ya te extraño) y Guy Burnet (Dando la nota 3).

Entre los estrenos europeos destaca La sombra del pasado, thriller dramático con capital alemán y francés que está inspirado en hechos reales. Escrita y dirigida por Florian Henckel von Donnermarck (The tourist), y nominada al Oscar a la Mejor Película de Habla No Inglesa en la última edición de los premios, la trama gira en torno al romance entre un joven estudiante de arte de Alemania del Este y su compañera de clase. El padre de ella, un famoso médico, se opone a la relación y está decidido a destruirla. Pero lo que ninguno sabe es que sus vidas están conectadas por un crimen ocurrido hace décadas. Tom Schilling (Suite francesa), Sebastian Koch (Niebla en agosto), Paula Beer (Frantz), Saskia Rosendahl (Nirgendwo) y Oliver Masucci (Ha vuelto) son los principales actores.

Desde Francia llega Un pueblo y su rey, drama de corte histórico que aborda la Revolución Francesa y el proceso por el que un grupo de ciudadanos tomaron conciencia nacional y sellaron el destino del Rey y el nacimiento de la República. Escrito y dirigido por Pierre Schoeller (El ejercicio del poder), el film está protagonizado por Gaspard Ulliel (Solo el fin del mundo), Adèle Haenel (120 pulsaciones por minuto), Olivier Gourmet (Dos mujeres), Louis Garrel (Mal genio) e Izïa Higelin (Un amor de verano).

También francesa es Mentes brillantes, drama escrito y dirigido por Thomas Lilti (Un doctor en la campiña) que se centra en dos amigos que buscan entrar en la facultad de Medicina. Para uno es el tercer intento; para el otro tan solo el primero. Pero ambos deberán encontrar el equilibrio entre la desesperación de su presente, con intensas noches de estudio y la competitividad del mundo actual, y el brillante futuro prometido con la carrera. El reparto está encabezado por Vincent Lacoste (Los casos de Victoria), William Lebghil (Los recuerdos), Michel Lerousseau (La tour 2 contrôle infernale), Darina Al Joundi (Un homme perdu), Benoît Di Marco (Voy a ser mamá) y Graziella Delerm (Lovers).

La única producción española de la semana es 7 razones para huir, comedia negra con un importante reparto coral que, a través de siete historias cortas, hace una radiografía de una sociedad actual que no progresa. Gerard Quinto, Esteve Soler y David Torras debutan en el largometraje con esta cinta basada en su cortometraje Interior. Familia (2014), y entre cuyos actores destacan Emma Suárez (Las hijas de Abril), Lola Dueñas (No sé decir adiós), Sergi López (Río arriba), Francesc Orella (El guardián invisible), David Verdaguer (Verano 1993), Jordi Sánchez (Señor, dame paciencia), Pepe Viyuela (Escuela de seducción) y Vicky Peña (Juegos de familia).

En lo que a animación se refiere, este viernes aterriza La alfombra mágica, aventura familiar con capital danés que adapta la novela de Ole Lund Kirkegaard que, a su vez, toma como referencia Las mil y una noches. La cinta narra los viajes de un niño que, acompañado de su cabra y de una alfombra voladora, y con la ayuda de una chica que vive en las calles de una gran ciudad, tratará de derrotar a sus enemigos por todo el mundo. Dirigida por Karsten Kiilerich (El pequeño vampiro), la película cuenta con las voces originales de Thure Lindhardt (Comando kill), Susie Power (Dark touch), Peter Frödin (Guldhornene), Kurt Ravn (Speed walking), Lars Ranthe (La comuna) y Birgitte Raaberg (I’ll come running).

Por último, también pertenece a la animación Gordon y Paddy, fantasía sueca basada en los libros de Ulf Nilsson y Gitte Spee y que arranca cuando el jefe de policía del bosque Gordon decide retirarse. Antes de irse debe buscar un sustituto, que según parece podría ser una pequeña ratoncita. Juntos deberán resolver un último caso antes de que Gordon abandone el cargo. Linda Hambäck (Bajsfilmen – Dolores och Gunellens värld) es la encargada de poner en imágenes esta historia, mientras que Stellan Skarsgård (Borg McEnroe), Melinda Kinnaman (Hus i helvete), Felix Herngren (Varannan vecka) y Mingus Broman ponen las principales voces.

‘First Man (El primer hombre)’: un pequeño paso para el cine


¿Podría Damien Chazelle (Whiplash) realizar una película sin la música como eje principal? Esa pregunta se planteó tras el anuncio de que el viaje a la Luna de Neil Armstrong iba a ser su nuevo proyecto. Ahora, dicha duda queda resuelta en un relativo ‘No’. Porque la realidad es que la música sigue teniendo un papel fundamental en la historia, pero el pulso narrativo y dramático que el joven director demostró en sus dos anteriores films se diluye en exceso en el intimismo que imprime al relato.

Lo que sí vuelve a demostrar Chazelle es un lenguaje audiovisual único, bello, magistralmente ejecutado para transportar al espectador al universo que crea en cada film. En este sentido, First Man (El primer hombre) nos convierte en astronautas por un día, metiéndonos en la piel de Armstrong y compartiendo su punto de vista, sus sentimientos, sus miedos y sus logros. En este sentido, la práctica ausencia de planos generales combinada con planos cortos y subjetivos crean esa sensación de angustia en muchos momentos del relato. Bajo esta premisa, resulta interesante analizar la narrativa de los despegues o el alunizaje, así como los viajes espaciales, alejados de espectaculares planos en la inmensidad del universo para situarnos en lo poco que se ve desde el interior de un traje de astronauta.

El principal problema se halla, por tanto, en el propio guión. El pulso narrativo es sumamente irregular, incapaz de abordar los verdaderos sentimientos de fondo del protagonista, presentado como un hombre frío con sentimientos muy encerrados en su interior. La cinta, aunque plantea algunos conflictos emocionales, no ahonda demasiado en ellos, limitándose a relatar la carrera espacial y el trabajo de los astronautas sin dedicar demasiado tiempo, por ejemplo, al impacto de la prematura muerte en el seno familiar, siempre presente pero nunca analizada en detalle. Asimismo, las diferentes historias secundarias sencillamente se quedan en una suerte de contexto a la del protagonista.

Desde luego, First Man (El primer hombre) podría dar más de sí… o tal vez no. La sensación de estar ante una historia sin mayor épica que la de poner un pie en la Luna y escuchar la histórica frase se agranda a medida que pasan los minutos. Ni la labor maravillosa de Chazelle tras las cámaras ni la de los actores delante de ellas (el reparto está sencillamente perfecto) pueden disimular la falta de garra dramática de la historia, que se limita a relatar hechos sin entrar demasiado en los aspectos más polémicos y conflictivos del relato (los muertos del programa espacial, los conflictos personales y familiares, la competición espacial con la URSS, etc.). La cinta lo mira todo desde un punto de vista personal, pero parece olvidarse que en esa perspectiva también tienen cabida el resto de elementos que conforman el mundo que nos rodea. Lo que hizo Armstrong fue un gran paso para la Humanidad; lo que ha hecho Chazelle es un pequeño paso para el cine.

Nota: 6,5/10

Chazelle lleva a Ryan ‘El primer hombre’ Gosling a la Luna


Los estrenos se adelantan en este segundo fin de semana de octubre. La Fiesta de la Hispanidad del viernes traslada la llegada de las novedades al jueves 11, lo que permitirá a muchos tener más tiempo para disfrutar de los títulos que llegan, y que se definen por su amplia variedad y, sobre todo, porque empiezan a tener en común sus posibilidades de obtener nominaciones en los premios de principios de año.

Es el caso, por ejemplo, de First man (El primer hombre), nueva película como director de Damien Chazelle (La ciudad de las estrellas) que adapta el libro de James R. Hansen y que, en esta ocasión, se aleja del género musical para narrar la historia de Neil Armstrong, el primer hombre que pisó la Luna. La trama, narrada en primera persona, aborda el peligroso viaje y los sacrificios que tuvo que hacer tanto este astronauta como todo Estados Unidos. Ryan Gosling (Blade Runner 2049) se pone en la piel de Armstrong, estando acompañado en el reparto por Claire Foy (serie The crown), Jason Clarke (Everest), Kyle Chandler (Manchester frente al mar), Ciarán Hinds (serie The Terror), Patrick Fugit (Queen of Earth), Pablo Schreiber (El rascacielos), Ethan Embry (Convergence), Corey Stoll (Café Society), Shea Whigham (Kong: La Isla Calavera), Lukas Haas (El renacido) y Cory Michael Smith (serie Gotham).

Muy diferente es La casa del reloj en la pared, aventura familiar de corte fantástico y con dosis de humor basada en el libro de John Bellairs cuyo argumento transcurre en 1948, cuando un joven que pierde a sus padres en un accidente de tráfico va a vivir con su tío, una persona que le resulta extraña en su comportamiento. Sin embargo, pronto descubre que tanto él como su vecina son magos, y deberá ayudarles a localizar un reloj que puede impedir el fin del mundo. Eli Roth (El justiciero) abandona el terror y la acción para ponerse tras las cámaras en esta historia para toda la familia protagonizada por Jack Black (Jumanji: Bienvenidos a la jungla), Cate Blanchett (Thor: Ragnarok), Kyle MacLachlan (Paz, amor y malentendidos), Colleen Camp (Siempre amigas), Owen Vaccaro (Dos padres por desigual), Renée Elise Goldsberry (Hermanísimas) y Sunny Suljic (1915).

Dos cintas de animación también llegan este viernes a las salas. Smallfoot es el título de una aventura cómica con capital estadounidense que arranca cuando un joven Yeti se encuentra con algo que no pensaba que pudiera existir: un ser humano. El incidente le trae fama en su comunidad yeti, pero también plantea la pregunta de qué otras cosas habrá más allá de la aldea nevada. Karey Kirkpatrick (Imagine) y Jason Reisig dirigen esta cinta basada en el libro de Sergio Pablos y que cuenta con las voces originales de Channing Tatum (Kingsman: El círculo de oro), James Corden (Into the woods), Zendaya (Spider-Man: Homecoming), Common (Blue night), Danny DeVito (House broken), Gina Rodriguez (serie Jane the virgin) y el jugador de baloncesto LeBron James.

De 2017 es El reino de los elfos, coproducción animada entre Estados Unidos y China dirigida a cuatro manos por Yi Ge, para quien es su ópera prima, y Yuefeng Song (Dragon Nest: Warriors’ Dawn). El punto de partida de la cinta es una boda en el reino élfico al que es invitado un humano que está enamorado de la hermana de la reina. Pero cuando los elfos oscuros atacan el feliz evento y retienen a la reina, el joven humano y los elfos deberán luchar por recuperar su mundo. Ashley Boettcher (Pequeños invasores), G.K. Bowes (Norman del norte), Gavin Hammon, Julie Nathanson y Ryan Potter (Underdog kids).

La producción española está representada por La sombra de la ley, thriller dirigido por Dani de la Torre (El desconocido) y ambientado en 1921, cuando los enfrentamientos entre anarquistas y matones se suceden constantemente. En este clima de violencia un policía es enviado a Barcelona para investigar el atraco a un tren militar, pero sus formas no encuentran mucho apoyo entre unos compañeros recelosos, y pronto comienzan los enfrentamientos con un superior corrupto. El policía deberá entrar en contacto con los bajos fondos y con el mundo anarquista más radical. Luis Tosar (Toro) da vida al protagonista, completando el reparto Michelle Jenner (Julieta), William Miller (Ruta Madre), Ernesto Alterio (Perfectos desconocidos) y Fernando Cayo (La punta del iceberg).

Desde Italia llega Donde caen las sombras, drama producido en 2017 e inspirado en la historia real de cientos de personas. La cinta es una dramatización de una investigación de cuatro años en torno a un proyecto eugenésico en un geriátrico que antiguamente fue un orfanato, y donde los personajes parecen vivir fuera del espacio y del tiempo. Valentina Pedicini debuta en el largometraje con esta cinta protagonizada por Elena Cotta (Buscando a Alibrandi), Federica Rosellini, Josafat Vagni (Pecore in erba), Lucrezia Guidone (Noi 4), Danilo Di Simio y Federico Maria Martini.

Otro de los estrenos puramente europeos es Clímax, nuevo film escrito y dirigido por Gaspar Noé (Enter the void) que, a medio camino entre el drama, el terror y el musical, arranca cuando un grupo de bailarines de danza urbana se reúne en un internado abandonado en medio de un bosque para pasar tres días de ensayo. Tras su último baile en común deciden festejarlo con una fiesta en la que les atrapa una extraña locura. Todo parece indicar que han sido drogados, aunque no saben por quién. Entre los principales actores de esta cinta francesa destacan Sofia Boutella (La Momia), Romain Guillermic (Elektro Mathematrix), Souheila Yacoub, Kiddy Smile y Giselle Palmer.

También francesa es Un héroe singular, cinta dirigida por Hubert Charuel en lo que supone su debut en el largometraje. La trama de este drama gira en torno a un joven ganadero cuya vida está íntimamente relacionada con su granja, pues su hermana es veterinaria y sus padres habían sido propietarios de una lechería. Su vida cambia cuando se detecta en Francia una epidemia y descubre que uno de sus animales está infectado. Desde ese momento hará todo lo posible para no perder sus vacas. Swann Arlaud (Baden Baden), Sara Giraudeau (Vendeur), Isabelle Candelier (Cézanne y yo), Bouli Lanners (Reparar a los vivos) y Valentin Lespinasse encabezan el reparto.

En cuanto al resto de propuestas de ficción, Pequeño secreto es una coproducción de 2016 entre Brasil y Nueva Zelanda que, basada en una historia real, narra las vidas de una niña y tres mujeres que comparten un secreto que cambiará para siempre su futuro una vez salga a la luz. David Schurmann (Desaparecidos) se pone tras las cámaras para dirigir a Fionnula Flanagan (Trash fire), Erroll Shand (Deathgasm), Júlia Lemmertz (Amor?), Maria Flor (360 – Juego de destinos) y Marcello Antony (A guerra dos Rocha), entre otros.

Respecto al documental, Lucha de gigantes es una producción española que aborda, con testimonios directos, la lucha contra el hambre de numerosas personas en todo el mundo. Un viaje a través de la rabia y la incoherencia en el que también participan periodistas, escritores y catedráticos. La cinta está dirigida por Hernán Zin (Nacido en Siria).

Terminamos el repaso con El pueblo soy yo. Venezuela en populismo, film dirigido por Carlos Oteyza (Roraima) que aborda, con imágenes inéditas y el análisis de intelectuales, periodistas e historiadores, la evolución de un país que fue el de mayor crecimiento económico del mundo y actualmente vive una situación de pobreza y colapso.

Johnny English regresa para investigar ‘El escándalo Ted Kennedy’


Tras la tormenta llega la calma. Dicho de otro modo, después de un fin de semana con estrenos llamados a atraer la atención del gran público, este viernes 21 de septiembre las novedades presentan un perfil algo menos comercial en la mayoría de los casos, pero no por ello menos atractivo. Drama, intriga y comedia, los principales géneros.

Sin duda el film más interesante es El escándalo Ted Kennedy, drama basado en hechos reales con toques de suspense dirigido por John Curran (El viaje de tu vida) que, como indica su título, aborda la figura de Ted Kennedy, hermano de Robert y JFK. En concreto, esta trama producida por Estados Unidos y Suecia aborda los hechos ocurridos en 1969, cuando el senador tiene un accidente después de salir de una fiesta, cayendo con su coche, en el que viajaba una antigua secretaria de Robert, a un lago. Solo el hombre sale del agua, pero no avisa del incidente hasta horas después. Cuando el cuerpo de la mujer es encontrado sin vida, la maquinaria política se pone en marcha para proteger su carrera política. El reparto está encabezado por Jason Clarke (Everest), Kate Mara (Morgan), Ed Helms (Vacaciones), Bruce Dern (Los odiosos ocho), Jim Gaffigan (The bleeder), Taylor Nichols (40 nights) y Clancy Brown (¡Ave, César!).

Comedia y acción se dan cita en Johnny English: De nuevo en acción, cinta con capital norteamericano, inglés y francés que supone la tercera entrega de la saga. En esta ocasión el agente secreto con menos habilidades del Servicio Secreto británico se verá obligado a volver de su retiro cuando un ataque cibernético desvele la identidad de todos los espías de Reino Unido. Su misión: encontrar al cerebro criminal detrás del ataque, aunque no será sencillo teniendo en cuenta su poca afinidad con las nuevas tecnologías. David Kerr, director de numerosas series, debuta en la gran pantalla con esta historia que vuelve a contar con Rowan Atkinson (Ratas a la carrera) como protagonista, al que acompañan Olga Kurylenko (Un día perfecto), Jake Lacy (Proyecto Rampage), Ben Miller (Paddington 2), Miranda Hennessy (serie Give out girls) y Emma Thompson (La bella y la bestia).

Puramente estadounidense es The rider, drama ambientado en el mundo del western que narra la historia real de una estrella del rodeo a la que un accidente incapacita para volver a montar. Frustrado y ansioso por volver a hacer lo único que no puede, emprende un viaje por el corazón de América para descubrirse a sí mismo y lo que significa ser un hombre en su mundo. Escrita y dirigida por Chloé Zhao (Songs my brothers taught me), la película cuenta en su reparto con Brady Jandreau, Tim Jandreau, Lilly Jandreau y Cat Clifford.

Entre los estrenos exclusivamente europeos destaca la comedia dramática Enamorado de mi mujer, cinta francesa cuyo punto de partida es el encuentro de dos amigos después de mucho tiempo. Uno de ellos invita al otro a cenar en su casa, pero cuando el invitado llega con su nueva novia, mucho más joven que él, el anfitrión comienza a fantasear con tener una aventura con ella, despertando las sospechas de su mujer. Daniel Auteil (Fanny) se pone tras las cámaras y se reserva el papel protagonista en esta historia que también cuenta con Gérard Depardieu (Sólo se vive una vez), Sandrine Kiberlain (Cuando tienes 17 años) y Adriana Ugarte (Julieta).

La cinta más internacional de la semana es El Capitán, escrita y dirigida por Robert Schwentke (La serie Divergente: Leal). Este drama histórico ambientado en la II Guerra Mundial arranca cuando un soldado raso del ejército nazi, hambriento y desesperado, encuentra un uniforme de capitán y decide cambiar su identidad. A partir de ese momento, y actuando como un alto rango en una misión secreta, inicia un viaje por los placeres de su nueva vida, pero también por los infiernos que desata, actuando con completa impunidad sembrando el horror y la barbarie. Con capital alemán, polaco, portugués y francés, esta cinta de 2017 está protagonizada por Max Hubacher (Driften), Milan Peschel (Desaster), Frederick Lau (Un mensaje para ti), Bernd Hölscher, Waldemar Kobus (La casa de la esperanza) y Alexander Fehling (La conspiración del silencio).

Francia y Bélgica colaboran en Madame Hyde, film cuyo argumento arranca cuando una profesora que es despreciada tanto por sus compañeros de trabajo como por sus alumnos es alcanzada por un rayo durante una noche de tormenta, perdiendo el conocimiento. Al volver en sí se siente completamente cambiada, pero deberá comenzar entonces una lucha por controlar la poderosa y amenazadora personalidad que parece habitar en ella. Escrito y dirigido por Serge Bozon (Tip Top), este drama tiene como principal protagonista a Isabelle Huppert (Elle), completándose el reparto principal con Romain Duris (Alto el fuego), José Garcia (Asalto en París), Edda Senani, Guillaume Verdier (Grand Central) y Patricia Barzyk (Le deal).

Puramente francesa es La aparición, drama de corte religioso que tiene como protagonista a un periodista que un día recibe una llamada del Vaticano. Según le explican, una joven de 18 años asegura que la Virgen María se le ha aparecido en una pequeña ciudad en el sureste de Francia. La noticia se ha extendido rápidamente y miles de peregrinos acuden al lugar de los hechos, de ahí que el Vaticano organice una comisión de investigación de la que formará parte este periodista que nada tiene que ver con la religión. Dirigido por Xavier Giannoli (Superstar), el film cuenta en su reparto con Vincent Lindon (La ley del mercado), Galatéa Bellugi (Reparar a los vivos), Patrick D’Assumçao (Nos patriotes), Anatole Taubman (Bye bye Germany) y Elina Löwensohn (Vénus noire), entre otros.

Respecto a la producción española, solo un representante. Matar a Dios es una comedia escrita y dirigida a cuatro manos por Caye Casas y Albert Pintó, ambos debutantes en el largometraje después de una carrera en el corto. La trama se desarrolla en una cabaña en el bosque donde una familia de cuatro miembros celebra el fin de año. Todo parece ir bien hasta que un vagabundo enano llama a su puerta. Asegura ser Dios y amenaza con exterminar a toda la raza humana al día siguiente. La familia ha sido elegida para escoger a dos personas que sobrevivirán, por lo que estos cuatro personajes lucharán por salvarse. Itziar Castro (La sexta alumna), Eduardo Antuña (Torrente 4), Boris Ruiz (Mil coses que faria per tu), David Pareja (Searching for Meritxell) y Emilio Gavira (Blancanieves) son los protagonistas.

Los estrenos europeos se completan con Los Cinco y el valle de los dinosaurios, nueva entrega de la saga familiar que vuelve a dirigir Mike Marzuk (Sommer) y cuya trama comienza cuando los cinco amigos protagonistas se encuentran con un extraño joven que asegura que su padre ha descubierto un esqueleto de dinosaurio completamente intacto, pero le han robado el código que revela la ubicación del legendario Valle de los Dinosaurios. El plantel de actores está encabezado por Marinus Hohmann (Bienvenidos a Alemania), Ron Antony Renzenbrink, Amelie Lammers, Allegra Tinnefeld y Jacob Matschenz (Cita a ciegas con la vida).

Terminamos este repaso con la cinta de animación Ana y Bruno, producción mexicana de 2017 que adapta la novela de Daniel Emil cuyo argumento se inicia cuando una niña de 9 años y su madre encuentran un lugar apartado en una playa desde el que disfrutar del mar y la tranquilidad. Sin embargo, una amenaza se cierne sobre ellas, y el único modo de sobrevivir es que la pequeña huya en busca de su padre, atravesando obstáculos y superando miedos para sobrevivir. Carlos Carrera (De la infancia) es el encargado de poner en imágenes la historia, mientras que Galia Mayer, Damián Alcázar (Las Aparicio), Marina de Tavira (Espacio interior), Héctor Bonilla (7:19), Silverio Palacios (El hotel) y Mauricio Isaac (Apasionado Pancho Villa) ponen las principales voces.

‘Winchester: La casa que construyeron lo espíritus’: mansión sin alma


Hubo una época en la que las historias de casas encantadas eran capaces de aportar algo diferente al género de terror. Habitualmente, los espíritus servían (y sirven) como vehículo para explorar el pasado de los personajes, para abordar su relación con el otro mundo, redimir sus pecados y aceptar los hechos traumáticos de su vida para poder continuar con su futuro. Y aunque esto resulta interesante, el problema es que esta modalidad del género de terror no ha sabido, salvo honrosas excepciones, evolucionar hacia algo más.

Y ese es el principal hándicap de Winchester: La casa que construyeron los espíritus. El film, que parte de la leyenda en torno a  la viuda del creador de los rifles y armas de repetición Winchester, se desinfla a medida que va enseñando sus cartas, en un desarrollo dramático que tiene como único atractivo el reparto de actores. La cinta, a pesar de un inicio interesante, no es capaz de ofrecer al espectador un mínimo de originalidad, salvo tal vez la idea de que cada habitación de esa surrealista mansión es una recreación del espacio en el que murieron personas por una bala disparada por un Winchester.

Sin embargo, esta premisa queda rápidamente enterrada bajo un arco argumental previsible, carente de giros argumentales interesantes y, sobre todo, sin un desarrollo de personajes coherente o claro. Salvo el personaje interpretado por Jason Clarke (Mudbound), cuyo pasado es necesario conocer para poder dar cierto sentido al film, el resto de personajes están simplemente delineados con trazo grueso, sin llegar a explicar nunca por qué, por ejemplo, el pequeño es el único poseído por los espíritus. Da la sensación de que la cinta da por sentados determinados comportamientos precisamente por ser heredera de muchos otros films anteriores de similares características, pretendiendo que esto sea justificación suficiente para superar unos agujeros narrativos notables.

Aunque parezca contradictorio, todo esto no convierte a Winchester: La casa que construyeron los espíritus en una mala película. Lo que hace es catalogarla como un film más bien irrelevante, que encierra en sí mismo muchas posibilidades pero que no es capaz de explorarlas. El guión se limita a recorrer escenarios y situaciones conocidas. La apuesta visual de The Spierig Brothers (Daybreakers) es plana, sin espíritu. Tan solo los actores salvan un producto que no aporta nada.

Nota: 5,5/10

‘Un pliegue en el tiempo’ y ‘Winchester’ lideran los estrenos post Oscar


Pasados los Oscar y conocidos los títulos considerados por la Academia como los mejores del año, es hora de iniciar una nueva temporada de estrenos que, esperemos, sea al menos tan interesante como los mejores films que nos ha dejado la temporada de premios. Este viernes, 9 de marzo, la fantasía y el terror dominan la cartelera española, en la que también aterriza mucho e interesante cine español.

Y dado que la fantasía predomina este fin de semana, comencemos con Un pliegue en el tiempo, adaptación de la novela de Madeleine L’Engle que produce Disney y que dirige Ava DuVernay (Selma). La trama de esta aventura familiar arranca cuando una joven, acompañada de su hermano pequeño y de varios amigos, decide salir en busca de su padre, quien ha desaparecido misteriosamente. Será entonces cuando se encuentren con tres guías celestiales que les transporten a mundos más allá de su imaginación, donde la joven descubrirá su verdadero poder, teniendo que derrotar no solo a la oscuridad que reside en ella, sino a la que amenaza con apoderarse del universo. El reparto está encabezado por Storm Reid (Juegos de manos), Mindy Kaling (Juerga hasta el fin), Reese Witherspoon (Alma salvaje), Oprah Winfrey (El mayordomo), Gugu Mbatha-Raw (El caso Sloane), Chris Pine (Wonder Woman), Zach Galifianakis (Las apariencias engañan), Michael Peña (Belleza oculta) y David Oyelowo (Un reino unido).

La fantasía se mezcla con el terror en Winchester: La casa que construyeron los espíritus, cinta que toma como punto de partida la historia de la misteriosa y legendaria Mansión Winchester, residencia de la viuda del inventor del rifle de repetición durante décadas, en las que estuvo en constante construcción. El argumento narra cómo un psicoanalista llega a esta casa-fortaleza para tratar a la viuda, que asegura que el objetivo de no dejar nunca de construir es mantener a raya a los espíritus de las personas fallecidas por un rifle Winchester. A medida que pase tiempo en esa casa descubrirá que los fantasmas que atormentan a la mujer pueden no ser producto de su locura. Dirigida por los hermanos Michael y Peter Spierig (Daybreakers), esta coproducción entre Estados Unidos y Australia está protagonizada por Helen Mirren (Espías desde el cielo), Jason Clarke (El hombre del corazón de hierro), Sarah Snook (La modista), Angus Sampson (Insidious: La última llave), Laura Brent (Healing) y Tyler Coppin (Hasta el último hombre).

Fuera de Estados Unidos destaca la que posiblemente sea la cinta más internacional de la semana, La muerte de Stalin. Adaptación del cómic realizado por Fabien Nury y Thierry Robin, esta comedia con capital inglés, francés y belga aborda en clave de sátira lo ocurrido en los días anteriores al funeral en 1953, cuando las luchas por el poder, las traiciones y las manipulaciones predominaron entre los posibles candidatos a suceder al dictador soviético. Dirigido por Armando Iannucci (In the loop), el film está protagonizado por Steve Buscemi (serie Boardwalk Empire), Olga Kurylenko (El maestro del agua), Andrea Riseborough (Animales nocturnos), Jason Isaacs (La cura del bienestar), Michael Palin (Criaturas feroces), Jeffrey Tambor (serie Transparent) y Paddy Considine (Melanie. The girl with all the gifts).

En el cine español el principal estreno es Loving Pablo, cinta en la que también participa Bulgaria y que dirige Fernando León de Aranoa (Un día perfecto). Adaptación de la novela de Virginia Vallejo, la película narra la vida de Pablo Escobar a partir del relato de la propia Vallejo, quien fuera la pareja del líder del narcotráfico colombiano durante los años 80. Javier Bardem (Madre!) y Penélope Cruz (La reina de España) dan vida a la pareja, completándose el reparto con Peter Sarsgaard (Los siete magníficos), Julieth Restrepo (Moria), David Ojalvo (El hechizo de un café) y David Valencia (Traidora).

También procede de España Bajo la piel del lobo, ópera prima escrita y dirigida por Samu Fuentes que, en clave dramática, narra cómo un hombre que vive solo en las montañas, y cuyo único contacto con el mundo son los momentos en que baja al valle, verá cómo su forma de vida y todo lo que había conocido hasta ese momento se tambalea al encontrarse con una joven que despertará en él sentimientos que nunca había experimentado. Mario Casas (El bar), Irene Escolar (Gernika), Ruth Díaz (Pasaje al amanecer), Ramón Barea (El guardián invisible), Kandido Uranga (Amama) y Josean Bengoetxea (Que Dios nos perdone) encabezan el reparto.

Puramente francesa es Historias de una indecisa, película dirigida por Eric Lavaine (Barbacoa de amigos) que arranca cuando una mujer de 40 años que siempre ha dependido de su padre y sus amigas para tomar cualquier decisión conoce a dos jóvenes atractivos entre los que tendrá que elegir. Y en esta ocasión no podrá contar con la ayuda de nadie. Entre los principales actores destacan Alexandra Lamy (Con todas nuestras fuerzas), Jamie Bamber (El tesoro de la montaña), Arnaud Ducret (Les profs 2), Anne Marivin (SMS) y Sabrina Ouazani (Pattaya).

Finalizamos el repaso esta semana con la cinta de animación El reino de las Ranas. Misión en el Ártico, producción china que se centra en las aventuras de la Princesa Rana, quien deberá salvar su reino del Malvado Capitán Uniojo. La película está dirigida por Guangxi Chang (Lotus Lantern).

Diccineario

Cine y palabras

A %d blogueros les gusta esto: