‘Los archivos del Pentágono’: Spielberg transforma el cine sobre periodismo


Que Steven Spielberg (Minority report) es un maestro es algo que ya pocos dudan. Pero que sea un director capaz de demostrarlo película tras película, da igual el género o la calidad del guión, eso es algo que pocas veces puede verse. Pocas películas tiene en su filmografías que no alcancen un alto nivel narrativo y visual, amén de un entretenimiento incuestionable. Aunque su último trabajo puede ser, para muchos, una historia algo tediosa cuyo final ya se conoce, no deja de ser una de las mejores obras sobre periodismo, libertad de prensa y debate entre los intereses personales y la moral de los últimos años.

Es evidente que el mayor problema de Los archivos del Pentágono radica en su guión, un texto que, aunque con un interesante desarrollo que analiza la historia desde diferentes puntos de vista, no deja de narrar algo ya conocido en mayor o menor medida, lo que resta la capacidad de generar puntos de giro necesarios para dotar de fuerza al relato. Ante este hándicap, la trama recurre, como digo, primero a la intriga y, hasta cierto punto, el espionaje para pasar a continuación a la investigación periodística y terminar, por último, con un relato en el que prensa, justicia e intereses económicos se combinan. Todo ello permite al film salvar gran parte de sus debilidades inherentes. Gran parte, en efecto, pero no todo. Lo bueno es que lo que el guión no logra solventar, básicamente las irregularidades en el ritmo de la historia, lo solucionan los cuatro grandes nombres que están detrás de este film.

Spielberg y su director de fotografía habitual, Janusz Kaminski, ofrecen una visión del periodismo diferente, en algunos casos incluso novedosa. El recurso de las imprentas y la composición de las portadas en las linotipias adquiere nuevos matices en las manos del director, quien utiliza recursos ya conocidos para realizar una nueva narrativa alejada del clasicismo habitual de este tipo de relatos. A esto se suma el lenguaje visual empleado en momentos claves del relato, desde la decisión que debe tomar el personaje de Meryl Streep (Sufragistas) o la sentencia final pronunciada por Carrie Coon (serie The leftovers), narrada con un acercamiento a sus rostros tan sencillos como eficaces y extraordinarios, hasta el momento en el que los protagonistas trabajan sobre las páginas del informe sobre Vietnam, sin duda una de las escenas más dinámicas, intensas e interesantes del relato. Spielberg logra dotar a cada momento del film del ritmo necesario, manejando el relato para acentuar aquellos momentos realmente relevantes hasta convertirlos en instantes inolvidables. Y todo ello con un reparto extraordinario en el que destacan, como no podía ser de otro modo, Streep y Tom Hanks (Náufrago) en dos papeles espléndidos que ellos convierten en extraordinarios.

Es posible que para muchos esta no sea más que otra cinta histórica sobre periodismo, otro relato “basado en hechos reales” sobre la libertad, la lucha entre el poder y los medios, y cómo la moral y lo correcto se imponen a la manipulación. Incluso habrá quien diga que en algunos momentos es aburrida. Y puede que, en cierto modo, sea así. Pero Los archivos del Pentágono es mucho más. Es un reflejo de una época, de una sociedad que vivió engañada y de un grupo de personas y profesionales que optaron por una lucha que sabían de antemano que iba a ser difícil. Este relato, en manos de Spielberg, alcanza un grado extraordinario de emociones que transportan al espectador al meollo de un debate que perfectamente podría darse hoy en día a tenor de los dirigentes políticos que tenemos, entre ellos el que se sienta en el despacho oval de la Casa Blanca. El doble final del film, con los personajes alejándose por la imprenta para afrontar su trabajo como si nada hubiera pasado y esa llamada alertando de un robo en un edificio, demuestran que no estamos ante una película más. Estamos, posiblemente, ante una de las mejores obras del año.

Nota: 8/10

Anuncios

Spielberg, Streep y Hanks nos desvelan ‘Los archivos del Pentágono’


Si el pasado viernes eran varios los estrenos que competirán (y que de hecho ya han empezado a hacerlo) en los principales premios de estos meses, este 19 de enero es solo un título de estas características el que llega a las salas españolas. Eso sí, lo hace acompañado por mucho cine europeo y algo de asiático, este último de animación y con el regreso de un mítico personaje de la televisión.

Pero comencemos por Los archivos del Pentágono, lo nuevo de Steven Spielberg (Mi amigo el gigante) que, con un reparto encabezado por Tom Hanks (Inferno) y Meryl Streep (Florence Foster Jenkins), narra los acontecimientos acaecidos en 1971, cuando el New York Times y el Washington Post se unieron a otros medios de comunicación para demostrar el valor de la libertad de prensa al publicar unos documentos clasificados del Pentágono sobre la Guerra de Vietnam. En concreto, la trama se centra en la primera mujer editora del Post y su volátil director, que tuvieron que tomar la decisión de unirse al New York Times y luchar contra el intento de Nixon de restringir la primera enmienda norteamericana. El reparto de este drama biográfico se completa con Sarah Paulson (serie American Horror Story: Roanoke), Jesse Plemons (serie Fargo), Bob Odenkirk (serie Better Call Saul), Matthew Rhys (serie The Americans), Michael Stuhlbarg (El caso Sloane), Alison Brie (The disaster artist), Bruce Greenwood (Gold, la gran estafa) y Carrie Coon (serie The leftovers), entre otros.

Muy diferente es la comedia Plan de chicas, cuya trama arranca cuando cuatro amigas de la infancia deciden realizar un viaje que les sirva al mismo tiempo de reencuentro. El objetivo es llegar a Nueva Orleans para asistir a un festival de música, pero durante el camino el romance, el alcohol, la fiesta y las peleas serán el denominador común. Dirigida por Malcolm D. Lee (Scary Movie 5), la cinta está protagonizada por Regina Hall (Vacaciones), Queen Latifah (Los milagros del Cielo), Jada Pinkett Smith (serie Gotham), Tiffany Haddish (School dance), Larenz Tate (Beta test) y Deborah Ayorinde (Tipo duro 3).

Dejamos Estados Unidos para dirigir la mirada al cine europeo, en el que destaca El joven Karl Marx, drama histórico y biográfico producido entre Francia, Bélgica y Alemania cuya trama en el encuentro entre Marx y Engels cuando el primero vivía en el exilio en París. De ese encuentro surgieron los instrumentos para la emancipación de los pueblos oprimidos. Raoul Peck (I am not your negro) pone en imágenes esta historia y dirige un reparto encabezado por August Diehl (Aliados), Stefan Konarske (Los Cinco y el misterio de la joya escondida), Vicky Krieps (Colonia), Olivier Gourmet (Río arriba) y Hannah Steele (serie Wolf hall).

Puramente francés es el drama 120 pulsaciones por minuto, cinta dirigida por Robin Campillo (Eastern boys) que sitúa su argumento a principios de los años 90, cuando un joven se integra en el grupo Act Up-Paris, que busca dar visibilidad al sida, enfermedad que en ese momento llevaba matando casi 10 años. A través de los ojos de este nuevo miembro se verá cómo el movimiento multiplica sus actividades y cómo algunos de sus miembros más radicales consumen sus últimas fuerzas en la acción. Adèle Haenel (La chica desconocida), Nahuel Pérez Biscayart (Todos están muertos), Catherine Vinatier (Al amanecer), Simon Bourgade (De sas en sas), Aloïse Sauvage (El sueño de Gabrielle), Félix Maritaud, Arnaud Valois (La clienta) y Antoine Reinartz (Quand je ne dors pa) encabezan el reparto.

La representante española de la semana es Las heridas del viento, drama escrito y dirigido por Juan Carlos Rubio, quien adapta su propia obra de teatro y debuta de este modo en el largometraje. Realizada en blanco y negro, la película arranca cuando un hombre se hace cargo del legado de su padre después de que este fallezca. En dicho legado encuentra varias cartas de amor de otro hombre dirigidas al fallecido. Dispuesto a saber la verdad, decide visitar al supuesto amante de su padre. Daniel Muriel (Como la espuma) y Kiti Mánver (Las ovejas no pierden el tren) forman la pareja de actores protagonista, al igual que hicieran sobre los escenarios.

Fuera de Europa encontramos la comedia dramática Me estás matando, Susana, adaptación de la novela de José Agustín realizada en 2016 que sigue las peripecias de un joven y mediocre actor que vive una despreocupada vida hasta que un día se despierta y su mujer se ha ido. Al comenzar a buscarla se da cuenta de que su matrimonio no iba tan bien como pensaba, por lo que cuando la localiza en una pequeña ciudad de Iowa inicia un viaje para recuperarla, teniendo que afrontar además la rígida sociedad de esta parte de Estados Unidos. Producido entre México y Canadá, y dirigido por Roberto Sneider (Dos crímenes), el film está protagonizado por Gael García Bernal (serie Mozart in the jungle), Verónica Echegui (Kamikaze), Ilse Salas (Cantinflas), Daniel Giménez Cacho (Un monstruo de mil cabezas), Ashley Hinshaw (La pirámide) y Tristan Carlucci (Camino sangriento 4: El origen).

En cuanto a la animación, destaca Mazinger Z Infinity, primera aventura en la pantalla grande del famoso robot con el que han crecido muchas generaciones. La trama se centra en el regreso a la acción de este personaje, que volverá a ser activado cuando el mundo vuelva a correr el peligro de caer en la garras del Mundo Subterráneo, liderado por el Dr. Infierno. Solo un grupo de jóvenes del Instituto de Investigaciones Fotónicas parece ser capaz de devolver la paz al mundo pilotando el súper robot. Junji Shimizu (Eiga Futari wa Purikyua Max Heart) dirige esta película basada en el manga de Gô Nagai, entre cuyas voces en la versión original se hallan las de Natsuki Hanae (Digimon Adventure Tri. 5), Unshô Ishizuka (Lupin III: The italian game), Ai Kayano (serie New Game!), Masami Kikuchi (serie Digimon) y Shôtarô Morikubo (Boruto: Naruto The Movie).

A la animación pertenece también la cinta rusa Salvando al reino de Oz, adaptación de la novela de Aleksandr Volkov que narra cómo un astuto y malvado personaje decide convertirse en el gobernante de la tierra de Oz, para lo que toma ciudad Esmeralda con sus soldados de madera. Sin embargo, su estudiado plan no contaba con la intervención de Dorothy, una chica normal que termina en Oz junto a su perrito Toto y que, antes de volver a su hogar, ayudará a El Espantapájaros, El Hombre de Lata y el León a derrotar a Urfin. Dirigida a tres bandas por Fyodor Dmitriev (Krepost), Darina Shmidt (Ivan Tsarevich i Seryy Volk 3) y Vladimir Toropchin (Ilya Muromets i Solovey Razboynik), la película cuenta con las voces originales de Konstantin Khabenskiy (#Selfi), Dmitriy Dyuzhev (Showdown in Manila) y Sergey Shnurov (Gena Benton).

Cerramos el repaso con el documental El mar nos mira de lejos, cinta que supone el debut en el largometraje de Manuel Muñoz Rivas y que, a medio camino con la ficción, narra la vida de unos hombres en el sur de España que habitan en una zona en la que las leyendas cuentan que una vez existió una antigua civilización. Una creencia que lleva a muchos viajeros a buscar las huellas de una posible ciudad sepultada bajo las arenas de esta parte de la península situada frente al mar.

‘El círculo’: ser lo que no somos delante de una cámara


Pros y contras de la tecnología. Beneficios y riesgos de tener todos nuestros datos en internet, ya sea desperdigados por el espacio digital o condensados en una única cuenta. Eterno debate que, en la nueva película de James Ponsoldt (Aquí y ahora), escribe un nuevo episodio cuya aportación al debate es más bien escasa. Y no porque no invite a la reflexión o no exponga claramente la dualidad de un mundo en constante, rápido y peligroso desarrollo, sino porque, como película, plantea un tratamiento dramático cuanto menos cuestionable. Muy a pesar del excelente reparto que tiene, todo sea dicho.

Desde luego, lo más llamativo de El círculo es su apuesta visual y muchos de los hitos que conforman su trama. Bebiendo de producciones previas, ya sean cinematográficas o televisivas, Ponsoldt apuesta por el caos que generan millones de mensajes incapaces de ser leídos en un formato visual que puede llegar a ser confuso, pero que en el fondo termina por llegar al espectador del modo adecuado a lo que se quiere transmitir. A esto se suma un diseño de producción que se nutre directamente del funcionamiento de los grandes gigantes de internet, a los que por cierto el argumento hace una crítica cuanto menos contundente, al menos durante su primera mitad. Todo ello conforma un desarrollo inicial interesante que, sin embargo, se desinfla de forma alarmante.

Y es que, como se menciona en un momento del film, todos nos comportamos diferente delante de una cámara. Da la sensación de que la historia no quiere en ningún momento tomar partido a favor o en contra de la tecnología. En una suerte de búsqueda del equilibrio entre lo bueno y lo malo, la cinta se queda en tierra de nadie, convirtiéndose en una huída hacia adelante de la protagonista que, para denunciar los riesgos de una transparencia absoluta y poner en evidencia a sus jefes, decide recurrir al máximo extremo de la transparencia. Todo ello después de sufrir en sus carnes las nefastas consecuencias de que toda su vida sea retransmitida por una cámara. Pero no queda ahí la cosa. La cinta se centra tanto en el personaje de Emma Watson (saga Harry Potter) que se olvida de dar algo de “cariño”, aunque sea mínimo, a algunas tramas secundarias, sobre todo a la de la mejor amiga, cuya evolución está narrada de forma tan escueta que da la sensación de que se ha quedado algo por el camino en la sala de montaje.

El verdadero problema de El círculo es pura y sencillamente dramático. El tratamiento del guión es tosco, plagado de referencias a otros films e historias previas similares que han abordado, si no este, otros temas relacionados. Y eso se nota a pesar de los actores, más que nada porque lo que podría dar un aire diferente al relato, como son las tramas secundarias, se reducen a la mínima expresión, siendo totalmente inconexas y, hasta cierto punto incomprensibles. Da la sensación de que la historia comienza de un modo pero, a mitad de desarrollo, comprende que hay una cámara que observa lo que está ocurriendo, tratando de rectificar y comportarse como algo que no es. O dicho de otro modo, la película comienza apuntando en una dirección para cambiar de rumbo, hacerlo sin una explicación coherente y terminar de un modo cuanto menos cuestionable.

Nota: 6/10

‘El círculo’ busca ‘La ciudad perdida’ durante una ‘Noche de venganza’


Muchos títulos con notables repartos es lo que propone este primer fin de semana de mayo. Desde películas que adaptan historias reales hasta thriller fantásticos o cintas de acción, este viernes, día 5, llegan a la cartelera española una amplia variedad de propuestas que, aunque ninguna parece estar llamada a llenar las salas como lo han hecho otros films en semanas anteriores, sí ofrecen al espectador algo diferente.

La primera de ellas es Z, la ciudad perdida, cinta biográfica que combina drama, aventura y acción de la mano de James Gray (El sueño de Ellis), quien escribe y dirige esta adaptación del libro de David Grann acerca de las expediciones que llevó a cabo el soldado Percy Fawcett en la selva brasileña. La primera de ellas le dejó tan fascinado que se embarcó nuevamente, descubriendo vestigios de antiguas civilizaciones perdidas. Tras regresar a Inglaterra, logra el apoyo para iniciar un último viaje, acompañado esta vez de su hijo mayor, en busca de la ciudad perdida de Z, pero nunca más se supo de ellos. En el reparto destacan nombres como los de Charlie Hunnam (Pacific Rim), Robert Pattinson (Life), Tom Holland (En el corazón del mar), Sienna Miller (Una buena receta), Angus Mcfadyen (Cisne blanco) e Ian McDiarmid (Star Wars: Episodio III – La venganza de los Sith).

Muy diferente es El círculo, thriller de ciencia ficción cuya trama, basada en la novela de Dave Eggers, arranca cuando una joven es contratada para trabajar en la compañía de internet más prestigiosa del mundo, que ha logrado unificar toda la información digital del individuo en una única identidad en busca de la transparencia. Sin embargo, a medida que la joven asciende, y guiada por el fundador de la empresa, irá sobrepasando los límites de la privacidad, la ética y la libertad, afectando a familiares, amigos y a ella misma. Dirigida por James Ponsoldt (Aquí y ahora), la película está protagonizada por Emma Watson (La bella y la bestia), Tom Hanks (Sully), John Boyega (Star Wars: Episodio VII – El despertar de la fuerza), Karen Gillan (Guardianes de la galaxia Vol. 2) y Bill Paxton (Al filo del mañana), en la que ha sido su última película antes de fallecer.

El thriller policíaco y de acción está representado por Noche de venganza, remake del film francés dirigido en 2011 por Frédéric Jardin cuyo argumento se centra en un policía de Las Vegas aparentemente corrupto. Después de que un atraco salga mal, una banda criminal decide secuestrar al hijo de este policía, que deberá recuperarlo en una sola noche mientras Asuntos Internos le investiga. La nueva versión, dirigida por Baran bo Odar (Silencio de hielo), está protagonizada por Jamie Foxx (Annie), a quien acompañan Michelle Monaghan (Pixels), Gabrielle Union (El nacimiento de una nación), Dermot Mulroney (La verdad), Scoot McNairy (Perdida), T.I. (Ant-Man) y David Harbour (Escuadrón suicida).

Terror en estado puro es lo que propone Nunca digas su nombre (Bye Bye Man), film dirigido por Stacy Title (El diablo viste de negro) que gira en torno a tres jóvenes universitarios que se mudan a una vieja casa fuera del campus. Allí liberan sin querer un ente sobrenatural que persigue y mata a todo aquel que descubre su nombre, por lo que intentarán mantener su existencia en secreto y evitar así la muerte del resto de compañeros. Douglas Smith (El caso Sloane), Cressida Bonas, Lucien Laviscount (Between two worlds), Carrie-Anne Moss (Matrix), Faye Dunaway (Flick) y Doug Jones (Ouija: El origen del mal) encabezan el reparto.

Entre los estrenos europeos de este viernes destaca Un Reino Unido, drama romántico que narra el conflicto internacional que provocó el príncipe de Botswana, Seretse Khama, al enamorarse y casarse con una mujer blanca de Londres en los años 40. Basada en el libro de Susan Williams, la película está dirigida por Amma Asante (Belle) y protagonizada por David Oyelowo (Selma), Rosamund Pike (Nuestro último verano en Escocia), Jack Davenport (Gernika), Tom Felton (Resucitado) y Laura Carmichael (serie Downton Abbey).

En lo que a producción nacional se refiere destaca Pasaje al amanecer, debut en el largometraje de Andreu Castro (serie Yo quisiera) que se ambienta en noviembre de 2004, durante la que es considerada la batalla más sangrienta de la guerra de Irak. En ese contexto un foto periodista es contratado para entrar en el centro del conflicto y relatar en imágenes lo que ocurre. El joven, antes de ir, deberá comunicárselo a su familia y a su novia, lo que resquebrajará los cimientos de las relaciones y llevará a todos los personajes a vivir sus particulares infiernos. El reparto está encabezado por Nicolás Coronado (Novatos), Andrea Duro (Los miércoles no existen), Elvira Mínguez (Truman), Lola Herrera (Primer y último amor), Ruth Díaz (Tarde para la ira) y Antonio Valero (Los Borgia).

El drama también está presente en El jugador de ajedrez, cuya historia se desarrolla durante la Guerra Civil española y la II Guerra Mundial. El protagonista es un campeón de ajedrez español que, cuando el conflicto bélico estalla en España, decide emigrar a Francia junto a su mujer, natural del país, y la hija de ambos. Sin embargo, una vez allí será detenido por los nazis al considerarle un espía. Su única vía para sobrevivir es la pasión que siente el oficial al mando por el ajedrez. Luis Oliveros (Pata negra) dirige esta propuesta protagonizada por Marc Clotet (La estrella), Melina Matthews (Nick), Alejo Sauras (Los abrazos rotos), Andrés Gertrúdix (El apóstata) y Pau Durà (Todo está en el aire).

Entre el resto de estrenos destaca Casi leyendas, comedia dramática con el mundo de la música como telón de fondo que gira en torno a tres amigos que se han distanciado con el paso de los años. Sin embargo, deberán volver a reunirse para formar el grupo musical que estuvo a punto de alcanzar la fama hace 25 años, viéndose obligados además a afrontar sus calamitosas vidas. Escrita y dirigida por Gabriel Nesci (Días de vinilo), la película cuenta entre sus actores con Diego Peretti (Papeles en el viento), Santiago Segura (La reina de España), Diego Torres (La venganza), Claudia Fontán (La reconstrucción) y Florencia Bertotti (Igualita a mi).

Con algo de retraso llega la canadiense Los demonios, drama escrito y dirigido en 2015 por Philippe Lesage en el que es su debut en el largometraje de ficción. La trama se centra en un niño de diez años sensible e imaginativo que le tiene miedo a todo lo que le rodea, desde un posible divorcio de sus padres hasta el sida. Su vida en una zona residencial de Montreal se verá alterada cuando se produzcan una serie de secuestros de niños en su zona, lo que le llevará a descubrir que los demonios de su infancia podrían estar relacionados con las desapariciones. Édouard Tremblay-Grenier, Yannick Gobeil-Dugas, Vassili Schneider (Lucidité passagère), Sarah Mottet, Mathis Thomas y Laurent Lucas (Perros rabiosos) encabezan el reparto.

Desde Japón llega Maravillosa familia de Tokio, comedia que arranca el día del cumpleaños de la mujer del patriarca de una tradicional familia japonesa. Durante la celebración, y como regalo, la mujer le pide a su marido el divorcio. La revelación no solo supone un duro golpe para el incrédulo marido, sino que removerá los cimientos de toda la estructura familiar, cuyos miembros tratarán de evitar por todos los medios lo que parece ser una catástrofe. Yôji Yamada (Una familia de Tokio) dirige esta propuesta en cuyo reparto destacan los nombres de Yû Aoi (Viaje hacia la orilla), Yui Natsukawa (La casa del tejado rojo), Kazuko Yoshiyuki (Leonie), Isao Hashizume (Eien no 0), Shôzô Hayashiya (Penguin’s memorie – Shiawase monogatari) y Tomoko Nakajima (Boku no ojisan).

De Asia también procede Seoul Station, cinta de terror realizada en animación tradicional producida en Corea del Sur que gira en torno a los intentos por sobrevivir de un grupo de personas en la capital de aquel país después de que una horda de mendigos se haya transformado en zombis. Planteada como una precuela de Train to Busan (2016), la cinta está escrita y dirigida por el mismo autor, Yeon Sang-ho (The fake).

También pertenece al género de animación Ovejas y lobos, comedia de aventuras producida en Rusia y ambientada en una lejana y mágica tierra donde un grupo de ovejas vive sin preocupaciones hasta que una manada de lobos acampa en un barranco cercano. La película es la ópera prima de Andrey Galat y Maxim Volkov.

Terminamos el repaso con el documental español Herederos de la bestia, film escrito y dirigido a cuatro manos por Diego López y David Pizarro (Los perversos rostros de Víctor Israel) que aborda la historia detrás de la película El día de la bestia (1995) a través de entrevistas con el director, Álex de la Iglesia (El bar), los actores Santiago Segura, Terele Pávez (La puerta abierta) o Álex Angulo (Zipi y Zape y el club de la canica), y el guionista Jorge Guerricaechevarría (Cien años de perdón).

‘Sully’: el culpable de salvar 155 vidas


Tom Hanks da vida a 'Sully', el piloto que salvó 155 vidas.Hay películas que a través de su montaje, su ambientación o sus efectos especiales son capaces de provocar todo tipo de emociones en el espectador. Pero existe un cine capaz de arrancar esos mismos sentimientos simplemente con el desarrollo de una historia o, lo que es más complicado aún, con una sencilla mirada de un actor. No voy a descubrir ahora que Clint Eastwood (Banderas de nuestros padres) es capaz de eso y mucho más, tanto como director como frente a las cámaras. Pero ver lo que ha sido capaz de hacer con una historia tan simple como la del accidente del Hudson es para quitarse el sombrero.

Porque sí, Sully es una historia sencilla, en algunos casos puede que excesivamente simple. Todo el mundo, en mayor o menor medida, conoce la historia de estas 155 personas que salvaron la vida gracias a la decisión de su piloto, al que da vida un extraordinario Tom Hanks (Esperando al rey) que perfectamente podría conseguir una nueva nominación al Oscar. Me imagino que el guión será para muchos previsible y falto de dinamismo a la hora de abordar los acontecimientos que se produjeron en los días posteriores a ese amerizaje en Nueva York. Realmente la cinta, en este sentido, no cuenta demasiado. Y sin embargo, lo cuenta todo.

La forma de rodar de Eastwood introduce al espectador en el sistema norteamericano que busca imperiosamente una responsabilidad humana en el incidente. La insistencia es tal que llega a resultar indignante el trato a una persona que ha salvado tantas vidas, situándole más como un criminal que como el hombre que logró una hazaña casi imposible. Y es aquí donde el film se revela como la notable obra que es. La labor de Hanks es maravillosa, y por momentos soberbia; el tratamiento del accidente por parte del director es tan sobrio y realista que es capaz de poner al espectador en el lugar de esos pasajeros; y el contraste entre la visión de la sociedad y de las altas esferas en torno a lo ocurrido es tan dispar que ofrece una idea muy precisa de las motivaciones que se esconden detrás de la investigación de los hechos.

Desde luego, Sully no es espectacular, no es apabullante o extremadamente dramática. No, Sully es una historia real, sencilla y ajustada a lo que podemos encontrarnos al salir a la calle. Pero es el modo en el que se narra ese accidente y el posterior trato que se le da al piloto que salvó tantas vidas lo que termina por atrapar al espectador en una sucesión de emociones que van desde la alegría a la indignación, de la satisfacción a la frustración. Una película, en definitiva, que muestra lo mejor y lo peor del ser humano y la sociedad. Y hay pocas cosas más interesantes en una película que eso.

Nota: 7/10

‘Sully’ salva 155 vidas mientras la Bruja de Blair vuelve a las andadas


estrenos-4noviembre2016A pesar de que algunos de los estreno de las últimas semanas puede que entren en la competición por los principales premios del año, a celebrar a principios de 2017, lo cierto es que este viernes, 4 de noviembre, se puede considerar el pistoletazo de salida para esos títulos del otoño navideño que no luchan por una gran recaudación pero sí por el prestigio y el reconocimiento. Uno de ellos, como decimos, aterriza en la cartelera española este viernes, nunca mejor dicho, pero por supuesto no es el único.

Que una película como Sully cuente en la dirección con Clint Eastwood (El francotirador) y en el papel principal con Tom Hanks (Inferno) ya es de por sí suficientemente interesante. Pero si a eso se suma el argumento del film, lo que tenemos entre manos es un habitual de los Oscar. La trama, que adapta el libro escrito por Chesley Sullenberger, protagonista de la historia y autor del amenizase de un enorme avión con 155 personas a bordo en las aguas del río Hudson de Nueva York. Su hazaña para salvar estas vidas y para manejar el averiado avión dio la vuelta al mundo y le convirtió en héroe, pero también provocó una investigación que amenazó con acabar con su carrera y su reputación. Este drama biográfico completa su reparto con Aaron Eckhart (Objetivo: Londres), Laura Linney (El quinto poder), Sam Huntington (serie Casi humanos), Anna Gunn (serie Breaking Bad), Jeff Kober (Lazos de sangre), Chris Bauer (serie True blood) y Mike O’Malley (La verdad duele).

Muy diferente es Blair Witch, secuela del que se puede considerar el primer film con promoción viral en Internet, El proyecto de la bruja de Blair (1999). La historia se centra en el hermano de uno de los protagonistas del film original, quien 20 años después de la desaparición decide adentrarse en esos mismos bosques acompañado de varios amigos para descubrir la verdad detrás de la leyenda. Acompañados de dos lugareños, el grupo notará desde el primer momento la presencia de algo que va más allá de su comprensión. Terror y, de nuevo, rodaje cámara en mano son las claves de esta cinta de terror dirigida por Adam Wingard (Tú eres el siguiente) y protagonizada por Valorie Curry (serie The following), Wes Robinson (The Genesis code), Callie Hernandez (La La Land), Brandon Scott (Amaru), Corbin Reid (serie Cómo defender a un asesino) y James Allen McCune (serie Shameless).

Con algo de retraso llega la comedia romántica Nunca entre amigos, segundo film de Leslye Headland (Despedida de soltera) realizado en 2015 y cuya historia se centra en dos personajes cuyas vidas cambiaron cuando perdieron la virginidad juntos en un encuentro fortuito. Más de 10 años después, sus vidas amorosas son un desastre, marcadas por relaciones cortas y muchas infidelidades. Ambos se reencuentran en una reunión de adictos al sexo y comenzarán una amistad para tratar de superar juntos sus problemas, aunque todo empeorará cuando comiencen a sentir algo el uno por el otro. Jason Sudeikis (Somos los Miller), Alison Brie (Eternamente comprometidos), Adam Scott (La vida secretar de Walter Mitty), Amanda Peet (Trust me), Jason Mantzoukas (Adultos a la fuerza) y Natasha Lyonne (serie Orange is the new black) son los principales protagonistas.

Dejamos los estrenos norteamericanos para centrarnos en la española 100 metros, comedia dramática que cuenta con capital portugués y cuyo argumento adapta la historia real de un hombre al que se le diagnosticó esclerosis múltiple, lo que le impediría caminar incluso 100 metros en menos de un año. Dispuesto a no darse por vencido, comienza un particular entrenamiento para competir en la prueba deportiva más dura del planeta. Escrita y dirigida por Marcel Barrena, que debuta de este modo en el largometraje de ficción, la cinta está protagonizada por Dani Rovira (El futuro ya no es lo que era), Karra Elejalde (Embarazados), Alexandra Jiménez (Nacida para ganar) y Maria de Medeiros (Pasolini).

También española es El destierro, debut en el largometraje de Arturo Ruiz Serrano. Este drama con un trasfondo bélico producido en 2015 arranca cuando dos soldados son destinados a un pequeño puesto de vigilancia en las montañas durante la Guerra Civil Española. El reducido espacio, las condiciones climatológicas y las diferentes personalidades de los hombres generan una tensión que se romperá definitivamente cuando uno de ellos encuentre a una joven extranjera cerca de su puesto. El sexo, la amistad y las dudas acerca de si denunciar lo ocurrido a sus superiores harán una combinación explosiva que desvelará una realidad mucho más dura que la guerra. El reparto está encabezado por Joan Carlos Suau (Pa negre), Eric Francés (El síndrome de Svensson), Monika Kowalska (serie Doctor Mateo) y Chani Martín (Viral).

Desde Francia nos llega La bailarina, drama biográfico con la música y el baile como telón de fondo que narra la vida de Love Fuller, una chica del gran oeste americano que se convirtió en la mayor estrella de los cabarets de la Belle Époque, y que llegó a actuar en la Ópera de París. Su éxito en los años 20 solo se vio eclipsado por la aparición de otra joven estrella. Ópera prima de Stéphanie Di Giusto, la película cuenta en su reparto con Gaspard Ulliel (Saint Laurent), Mélanie Thierry (Un día perfecto), Soko (Augustine), Amanda Plummer (Reversion) y Lily-Rose Depp (Yoga hosers).

La única propuesta de animación de la semana es One Piece Gold, adaptación a la gran pantalla del conocido manga de Eiichiro Oda que también ha tenido versión televisiva en forma de serie. Dirigida por Hiroaki Miyamoto, director de algunos episodios, la cinta narra una nueva aventura de esta tripulación, que pone rumbo a una embarcación dorada tan grande como una ciudad y reconocida como un estado independiente. Un santuario para piratas donde las leyes no se aplican exactamente igual y un refugio para aquellos que buscan escapar. Sin embargo, no es oro todo lo que reluce, pues el rey de este barco-ciudad tiene planes para cambiar el reparto de poder en el mundo.

En el género documental encontramos varias propuestas este viernes. Una de ellas es La historia de Jan, cinta escrita y dirigida por Bernardo Moll en el que es su debut en el largometraje, y cuya historia se centra en su hijo, que nació con síndrome de Down. Fue a raíz de enterarse de la noticia cuando él comenzó un blog que, desde el optimismo, el sentido del humor y la ternura, contaba a través de vídeos y textos el día a día del pequeño. El film es un resultado de ese blog.

Francia y Alemania están detrás de Eat that question: Frank Zappa in his own words, un encuentro íntimo con este músico y compositor iconoclasta del siglo XX cuya forma de ver el mundo todavía está de actualidad. Dirigido por Thorsten Schütte, que debuta de este modo en la gran pantalla, la cinta incluye material inédito hasta ahora de la provocación de este genio.

Y Francia también es responsable, junto a Bélgica, del documental en clave cómica ¡Gracias jefe!, cinta que indaga en el imperio dirigido por Bernard Arnault, el hombre más rico de Francia y propietario de marcas como Dior o Givenchy. François Ruffin debuta en el largometraje con esta historia.

‘Inferno’: el infierno cinematográfico de Dan Brown


Tom Hanks vuelve a ser Robert Landgdon en 'Inferno'.El éxito de Dan Brown como escritor es un fiel reflejo de lo que es la sociedad actual. Novelas como El código Da VinciÁngeles y demonios son tan fáciles y atractivas de consumir como obras mediocres y rápidamente olvidables. Y por desgracia, las películas que se han hecho de estas historias pecan exactamente de los mismos problemas, sobre todo porque la propia novela es un guión cinematográfico en sí mismo que no necesita mucha adaptación. Y la tercera de sus historias llevada al cine no es una excepción, con el inconveniente añadido de conocer tanto a su autor como a los personajes y la estructura narrativa.

El efecto sorpresa que pudo tener la primera novela y su consecuente película se pierden en Inferno de forma irremediable. Ni Ron Howard (Una mente maravillosa) ni Tom Hanks (El atlas de las nubes) son capaces de mantener el ritmo y el interés de una trama que pierde fuelle de forma progresiva y, en algunos casos, a marchas forzadas. El guión, excesivamente largo, peca de previsibilidad casi desde el inicio, sobre todo para cualquier espectador que tenga en mente las anteriores adaptaciones. Como siempre, los giros argumentales se basan en un amigo que resulta ser un traidor, en una especie de sicario que persigue al protagonista, en un código que se desvela con relativa facilidad y, cómo no, en un nombre fundamental de la historia de la cultura.

Con todo, hay que reconocer que el inicio de la cinta es lo más interesante de todo, cuando se recrean en forma de sueños y pesadillas los anillos del infierno de Dante. Las imágenes, de una fuerza arrolladora, se convierten en el empuje necesario para la historia, y puede llevar a pensar a aquellos que no han leído la novela que están ante algo diferente. A esto se suma esa amnesia del protagonista que, aunque no sea tratada de forma seria, sí aporta el suficiente misterio como para alargar el interés algunos minuto más. El problema es cuando todo esto se acaba, entrando en una dinámica de diálogos muy débiles, de situaciones con poco o ningún sentido, y de personajes ya conocidos.

Al final, Inferno es más de lo mismo, un infierno cinematográfico se mire por donde se mire que se hace más llevadero gracias a los nombres que sustentan esta historia, cuya calidad es incuestionable y dan al espectador la sensación de que está ante algo mejor de lo que realmente es. Para aquellos que quieran distraerse un par de horas, posiblemente lo consigan si son capaces de pasar por alto los momentos más débiles del argumento y aceptan que los giros argumentales que se imaginan llegarán antes o después. Para los que busquen una intriga sólida, mejor que lean al propio Dante.

Nota: 6/10

Tom Hanks y ‘Snowden’ viven un ‘Inferno’ en la Tierra


Estrenos 14octubre2016Nuevo fin de semana y nueva cita con el cine de estreno. En esta ocasión, muchas novedades procedentes de Hollywood que poco o nada tienen que ver entre ellas, salvo el interés que despertarán en los espectadores. Desde thrillers hasta biopics sobre algunas de las figuras más interesantes de los últimos años, pasando por la animación para toda la familia, el drama o el terror, este viernes 14 de octubre ofrece una amplia variedad de nuevos títulos.

Entre ellos destaca Inferno, adaptación de otra de las novelas de Dan Brown después de El código Da Vinci (2006) y Ángeles y demonios (2009). El director de estas, Ron Howard (En el corazón del mar) vuelve a ponerse tras las cámaras para narrar cómo el profesor de simbología Robert Langdon debe descubrir y desbaratar una conspiración mundial para acabar con la Humanidad. Para ello contará con una doctora que le ayudará a recomponer los recuerdos que ha perdido tras sufrir amnesia. Aventura y suspense son los pilares de esta cinta que cuenta de nuevo con Tom Hanks (El puente de los espías) como protagonista, al que se suman para la ocasión Felicity Jones (Un monstruo viene a verme), Ben Foster (Warcraft. El origen), Irrfan Khan (Jurassic World), Omar Sy (Samba) y Sidse Babett Knudsen (serie 1864).

Muy diferente es el biopic de la figura de Edward Snowden titulado, precisamente, Snowden. Basado en los libros de Anatoly Kucherena y Luke Harding, la cinta narra lo vivido por este analista desde el momento en que decide desvelar los documentos del programa de vigilancia mundial secreto de la NSA, lo que cambió el mundo para siempre pero acabó con el futuro del joven, que tuvo que renunciar a su carrera, a su novia y a su patria. Dirigido por Oliver Stone (Salvajes), este drama está protagonizado por Joseph Gordon-Levitt (El desafío), Shailene Woodley (Divergente), Nicolas Cage (Policías corruptos), Melissa Leo (serie Wayward Pines), Zachary Quinto (Star Trek: Más allá), Tom Wilkinson (Negocios con resaca), Rhys Ifans (Serena), Timothy Olyphant (Ahí os quedáis), Scott Eastwood (El viaje más largo) y Joely Richardson (Maggie).

Desde Estados Unidos también llega Small Time, comedia dramática producida en 2014 que narra la vida del propietario de un concesionario de coches de segunda mano cuya vida dio un vuelco en el momento en que su mujer le dejó por un hombre más exitoso. Su única alegría es su hijo, que ha decidido dejar la universidad para comenzar a trabajar con él. Pero la felicidad del hombre podría no ser conveniente para el chico, lo que le pondrá en una difícil situación. Escrita y dirigida por Joel Surnow (serie 24), la película cuenta en su reparto con Christopher Meloni (El hombre de acero), Dean Norris (serie Breaking Bad), Devon Bostick (El arte de robar), Bridget Moynahan (Invasión a la Tierra) y Amaury Nolasco (serie Prison Break).

Entre los estrenos europeos destaca Después de nosotros, drama franco belga que dirige Joachim Lafosse (Los caballeros blancos) cuya trama comienza con la separación de un matrimonio después de quince años. El conflicto se presenta cuando deben repartirse la casa, propiedad de la mujer pero cuya reforma ha pagado íntegramente el marido. Dado que el hombre no tiene dinero para mudarse, deciden compartir la vivienda junto a las dos hijas que tienen, pero eso no significa que ninguno esté dispuesto a dar su brazo a torcer. Entre los principales actores encontramos a Bérénice Bejo (The artist), Cédric Kahn (Un hombre de altura), Marthe Keller (Más allá de la vida) y Catherine Salée (Melody).

Con bastante retraso llega Los intrusos, cinta británica de terror producida en 2014 cuya trama gira en torno a una pareja que cambia el ritmo de vida de Londres por una granja en los campos de Escocia. Pero lo que comienza como un proyecto idílico pronto se convierte en pesadilla al comprender que cuando cae la noche algo parece observarles. Simeon Halligan (Splintered) dirige la propuesta, mientras que Pollyanna McIntosh (Love eternal), Dominic Kay, James McCreadie (Let us prey), Garth Maunders (Ex Cathedra), Joanne Mitchell (Before dawn) y Lee Williams (The waiting room) encabezan el reparto.

La única propuesta española es de animación. Ozzy, que cuenta también con capital canadiense, supone el debut en el largometraje de Alberto Rodríguez, y narra la idílica vida de un perro que da un brusco giro cuando su familia se va de vacaciones sin él y le dejan en lo que creen que es un balneario para mascotas. Ese paradisíaco lugar pronto se convierte en un infierno al descubrir que en realidad es una cárcel donde los canes más duros y violentos están encerrados, obligando al protagonista a luchar por sobrevivir. Entre las voces originales destacan las de Elsa Pataky (Fast & Furious 7), Michelle Jenner (Julieta), Carlos Areces (Cuerpo de élite), Dani Rovira (Ocho apellidos catalanes), Fernando Tejero (El sueño de Iván) y José Mota (La chispa de la vida).

En cuanto al documental, se estrena Fuego en el mar, film con capital francés e italiano que escribe y dirige Gianfranco Rosi (Boatman) y cuya historia se centra en la isla de Lampedusa, donde cada años miles de inmigrantes tratan de llegar como una forma de entrada a Europa, escapando de la guerra y el hambre. La cinta se centra en la vida de un niño de 12 años y su visión de las personas que cada poco tiempo llegan a las costas de su hogar.

Vuelven los aliens de ‘Independence Day’ entre dramas y comedias


Estrenos 1julio2016Comenzamos el mes de julio más o menos como terminamos el mes de junio, esto es, con una nutrida batería de estrenos liderados por blockbusters veraniegos que tratan de revitalizar viejos éxitos de taquilla. La diferencia está en que, este viernes 1 de julio, la comedia romántica y el drama acaparan la práctica totalidad del resto de novedades, ya sean europeos o estadounidenses.

Pero comencemos por la principal película. Independence Day: Contraataque es, como su propio título indica, la secuela del famoso taquillazo de 1996 que dirigió Rolan Emmerich (Asalto al poder), quien además vuelve a ponerse a los mandos de esta segunda invasión. Porque sí, la secuela narra cómo 20 años después del ataque el 4 de julio la Humanidad ha logrado una unidad para defenderse de los alienígenas, utilizando para ello la tecnología que se consiguió en el ataque. Pero ni siquiera eso será suficiente para afrontar una nueva invasión, más grande y devastadora. Solo la valentía de los hombres y mujeres permitirá que la raza humana vuelva a evitar la extinción. A rostros conocidos del primer título como Bill Pullman (Lola Versus), Jeff Goldblum (Mortdecai), Vivica A. Fox (Los olvidados) o Judd Hirsch (serie Daños y perjuicios) se suman nombres como los de Liam Hemsworth (Los juegos del hambre), Charlotte Gainsbourg (Samba), Maika Monroe (It follows), Jessie T. Usher (Un equipo legendario) y William Fichtner (Elysium).

Otro de los estrenos norteamericanos es la comedia Todos queremos algo, lo nuevo de Richard Linklater después de Boyhood (Momentos de una vida) que se podría considerar, además, secuela espiritual de otra de sus películas, Movida del 76 (1993). La historia se centra en un grupo de jugadores de un equipo de béisbol de instituto que, a punto de entrar en la Universidad, comprenden poco a poco que la responsabilidad y la edad adulta les acechan cada vez más. En el amplio reparto destacan nombres como los de Ryan Guzman (Jem y los hologramas), Zoey Deutch (Hermosas criaturas), Tyler Hoechlin (Carta blanca), Wyatt Russell (Infiltrados en la Universidad) y Blake Jenner (serie Glee).

También comedia, aunque en este caso dramática, es Demolición, cinta de 2015 que dirige Jean-Marc Vallée (Dallas Buyers Club) y cuya historia gira en torno a un banquero que trata de superar el trastorno emocional que le ha supuesto la pérdida de su esposa en un accidente de tráfico. Para ello, deberá demoler los cimientos que una vez sustentaron la vida que conocía. El reparto está encabezado por Jake Gyllenhaal (Everest), Naomi Watts (Mientras seamos jóvenes), Chris Cooper (Agosto), Polly Draper (Efectos secundarios) y Wass Stevens (Bridge and tunnel).

La cinta más internacional es, sin duda, Esperando al rey, comedia dramática con capital norteamericano, británico, francés, alemán y mexicano que adapta a la gran pantalla la novela de Dave Eggers. Su historia versa acerca de cómo un empresario norteamericano que no ha tenido éxito en los negocios toma una arriesgada decisión como último intento de salir a flote. Su viaje a Arabia Saudita, donde la economía está en auge, será la prueba definitiva para comprender si es capaz de triunfar. Tom Tykwer (El atlas de las nubes) escribe y dirige esta adaptación, que cuenta en su reparto con Tom Hanks (El puente de los espías), Sarita Choudhury (serie Homeland), Sidse Babett Knudsen (serie Borgen) y Tom Skerritt (Enamorarse).

Y antes de entrar de lleno en las novedades europeas, España y Estados Unidos colaboran en Mi panadería en Brooklyn, comedia romántica que comienza cuando dos hermanas heredan una panadería en el barrio neoyorquino. Las diferencias entre ambas mujeres provocará que el local se divida en dos partes, ofreciendo el mismo servicio desde un punto de vista más conservador y otro más hipster. Pero los problemas con el banco y el constante cambio que sufre el barrio obligará a un entendimiento. Gustavo Ron (Vivir para siempre) es el encargado de poner en imágenes la historia protagonizada por Blanca Suárez (Mi gran noche), Aitor Luna (serie Gran reserva), Aimee Teegarden (Fin de curso), Ward Horton (Annabelle), Krysta Rodríguez (Entérate: soy virgen) y Griffin Newman (The fly room).

El romance, aunque esta vez en clave dramática, también es el protagonista de Antes de ti, adaptación de la novela de Jojo Moyes cuya historia arranca cuando una joven alegre e imaginativa empieza a trabajar para la familia más rica de la ciudad cuidando a un joven banquero que se ha quedado en silla de ruedas tras un accidente. Amargado y cínico, el chico está a punto de darlo todo por perdido, pero el tesón y las ganas de vivir de la joven le harán ver el mundo desde otra perspectiva, despertando además sentimientos que creía muertos. Dirigida por Thea Sharrock, quien debuta de este modo en el largometraje, la cinta británica está protagonizada por Sam Claflin (Blancanieves y la leyenda del cazador), Emilia Clarke (serie Juego de Tronos), Jenna Coleman (serie Doctor Who), Matthew Lewis (The rise) y Charles Dance (The imitation game).

Francia y Bélgica colaboran en Un amor de verano, nuevo drama romántico dirigido por Catherine Corsini (La nueva Eva) que traslada al espectador a comienzos de los años 70, cuando una joven, hija de campesinos, decide huir del yugo familiar e instalarse en París. Allí conoce a una chica que lucha por los derechos de las mujeres. Ambas iniciarán una historia de amor que cambiará sus vidas. La película cuenta en su reparto con Cécile De France (El niño de la bicicleta), Izïa Higelin (Samba), Noémie Lvovsky (Mi casa en París) y Kévin Azaïs (Vandal).

Muy diferente es el drama bélico 1944, co producción entre Estonia y Finlandia que trata de narrar de la forma más objetiva posible los acontecimientos ocurridos en las Colinas Azules durante la II Guerra Mundial. Un combate que, en realidad, fue una lucha fratricida, ya que los habitantes fueron obligados a escoger bando (Ejército Rojo o Waffen SS) y luchar entre ellos. La película está dirigida por Elmo Nüganen (Nombres en mármol), y en su reparto encontramos a Pääru Oja (Väikelinna detektiivid ja valge daami salados), Maiken Schmidt (Deemonid), Mait Malmsten (Kertu) y Marko Leht.

Finalmente, desde Polonia llega Cuerpo (Cialo), comedia dramática dirigida por Malgorzata Szumowska (Amarás al prójimo) que aborda la relación entre cuerpo y alma desde tres puntos de vista muy diferentes: un abogado que se enfrenta a la muerte todos los días, su hija anorexia que no ha superado la muerte de su madre y la terapeuta de la joven, que asegura que puede comunicarse con los muertos de sus pacientes. Entre los intérpretes principales destacan Janusz Gajos (Jasminum), Maja Ostaszewska (Jack Strong), Ewa Dalkowska (Trick) y Justyna Suwala.

‘El puente de los espías’: hombre firme, hombre tranquilo


Tom Hanks y Mark Rylance protagonizan 'El puente de los espías'.Hay algo en el cine de Steven Spielberg que le diferencia del resto. Dicho así, puede sonar a obviedad, pero lo cierto es que nadie, ni siquiera los mejores directores del panorama actual, tienen la magia que tiene el director de La terminal (2014). Llámese magia, aunque me decanto más por un lenguaje tan particular como universal, capaz de aprovechar al máximo todos los elementos de la narrativa audiovisual para componer cualquier tipo de historia. Y todo ello alejado de histrionismos y montajes alocados que no solo impiden una correcta comprensión de lo que sucede, sino que son señal de poco control sobre el resultado final.

Un director firme y tranquilo, como los protagonistas de El puente de los espías, una de esas cintas que en manos de otro director podría considerarse menor, pero que el talento de Spielberg convierte en un drama humano, en un thriller con tintes sociales y morales muy marcados, en una compleja y sencilla historia, en definitiva. Porque sí, la trama es más bien simple, e incluso su desarrollo dramático es excesivamente lineal. Pero es en lo que sucede durante ese viaje donde se halla el verdadero atractivo del film, principalmente en unos diálogos que juegan en todo momento al gato y al ratón, ofreciendo una segunda lectura que, como sugieren todos los profesores de guión cinematográfico, es lo que debe tener toda conversación.

En este sentido, la mano de los hermanos Coen (Un tipo serio) también se aprecia a lo largo de la trama. Su humor negro y su humanización de los personajes hace de esta historia de la Guerra Fría, de espías y de líderes de la inteligencia norteamericana y soviética, un compendio de ironías a cada cual más notable. Precisamente esto es uno de los valores más interesantes del film, pues permite apreciar el estoico aguante del rol de Tom Hanks (Al encuentro de Mr. Banks), espléndido como siempre, ante los engaños y envites de personajes que se consideran por encima del bien y del mal. La postura de este abogado de seguros ante el suceso, no solo el canje de prisioneros sino, en general, ante la justicia norteamericana, es todo un alarde de sinceridad moral. Y posiblemente esa defensa de los valores norteamericanos, con unos discursos algo patrióticos, es lo que más chirríe en la película.

Y es que, en el fondo, El puente de los espías no es un alegato a favor o en contra de un estilo de vida. Es, simple y llanamente, la defensa de una forma de ser, de la integridad moral del individuo ante los ataques y las tentaciones de la sociedad por dar gusto a los instintos más básicos y primarios, desde el miedo hasta la dominación del otro. Es aquí donde logra los mejores momentos, aunque sin perder de vista el contexto en el que se mueve (la construcción del Muro de Berlín y lo que ocurre en dicho lugar es aterrador). Spielberg vuelve a demostrar, si es que alguien necesita que se lo demuestren, que está lejos, muy lejos, de los grandes directores del momento. No digamos ya de los realizadores encargados de productos precocinados.

Nota: 8/10

Diccineario

Cine y palabras

A %d blogueros les gusta esto: