‘Gru’ llega por tercera vez el día que Vigalondo se vuelve ‘Colossal’


El último viernes de junio va a dar paso, sin duda, a un fin de semana para los más pequeños de la casa. Y es que el principal estreno de este día 30 es la continuación de una de las sagas más rentables y conocidas de la animación actual, que no solo ha dejado millones en la taquilla sino que ha generado toda una corriente de merchandising con unos personajes que, gusten más o menos, ya forman parte del imaginario colectivo. No es la única novedad, por supuesto. Ciencia ficción, drama y comedia acaparan un buen puñado de títulos.

Pero comencemos por Gru 3, mi villano favorito, tercera entrega de la saga de Illumination dirigida por Kyle Balda y Pierre Coffin, autores de Los minions (2015), el spin off de esta serie de aventuras con dosis de comedia y de acción que, en esta ocasión, narra cómo el protagonista, después de ser expulsado de la Liga de Anti-Villanos por fallar en una de las misiones, se encuentra de forma casi inesperada con un hermano gemelo del que no conocía su existencia y quien quiere unirse a él para dar el golpe definitivo y convertirse en una pareja de supervillanos. Entre las voces en su versión original encontramos las de Steve Carell (La gran apuesta), Kristen Wiig (Cazafantasmas), Trey Parker (Baseketball), Miranda Cosgrove (Presencias misteriosas), Steve Coogan (La excepción a la regla) y Julie Andrews (Rompedientes).

Muy diferente es Colossal, nueva cinta escrita y dirigida por Nacho Vigilando (Open Windows) cuya historia, a medio camino entre la ciencia ficción y la comedia, arranca cuando una joven decide abandonar Nueva York y volver a su ciudad natal después de perder su trabajo y a su novio. Y mientras ella busca un nuevo sentido a su vida, Seúl es atacada por un monstruo. La joven comprenderá poco a poco que, de algún modo, está conectada con los acontecimientos a través de su mente. El reparto está encabezado por Anne Hathaway (El becario), Jason Sudeikis (El héroe de Berlín), Dan Stevens (serie Legión), Austin Stowell (El puente de los espías) y Tim Blake Nelson (Cuatro Fantásticos).

El tercer estreno estadounidense es Un don excepcional, drama dirigido por Marc Webb (The Amazing Spider-man 2: El poder de Electro) que gira en torno a un hombre soltero que tiene a su cargo a su sobrina, una niña prodigio que pronto empieza a destacar en matemáticas, lo que provocará una lucha por la custodia entre el hombre y su madre, que tiene planes para su nieta. Chris Evans (Capitán América: Civil War), Mckenna Grace (Independence Day: Contraataque), Jenny Slate (serie House of lies), Octavia Spencer (Figuras ocultas) y Lindsay Duncan (Alicia a través del espejo) son los principales actores.

La comedia es el género protagonista de Una noche con mi exsuegro, film norteamericano dirigido por Gavin Wiesen (El arte de pasar de todo) que arranca con la incómoda cena a la que asiste un joven músico con los padres de su novia. Todo lo que puede salir mal sale mal, y poco tiempo después la chica le deja. Un buen día el padre de ella, un ocupado hombre de negocios, se presenta en la puerta del chico solicitando su ayuda para encontrar a la joven, que parece haber desaparecido, iniciando de este modo un viaje que podría desembocar en una extraña amistad. El reparto está encabezado por J.K. Simmons (El contable), Emile Hirsch (Just Jim), Analeigh Tipton (Lucy) y Meta Golding (The Fix).

Corea del Sur y Estados Unidos colaboran en Okja, aventura dramática con dosis de acción escrita y dirigida por Bong Joon-ho (Snowpiercer) que llega a Netflix el 28 de junio, y cuya trama comienza cuando una niña debe huir con su mejor amigo, un enorme animal perseguido por las grandes compañías para experimentar con él y utilizarlo como alimento. A través de su viaje la pequeña se verá obligada a madurar al descubrir lacras como los alimentos modificados genéticamente, el ecoterrorismo o la obsesión por las marcas y la imagen. Entre los actores encontramos a Ahn Seo-Hyun (Man-seu-teo), Tilda Swinton (Doctor Strange), Jake Gyllenhaal (Life), Lily Collins (Un invierno en la playa), Paul Dano (La juventud), Steven Yeun (serie The walking dead) y Giancarlo Esposito (serie Érase una vez).

La producción española tiene como uno de sus representantes la comedia Despido procedente, cinta que se centra en la difícil semana que vive un empresario de una multinacional, en la que además de enfrentarse a un compañero por un puesto de trabajo deberá lidiar con un desconocido que le acosa por la calle después de que le diera una indicación errónea, y por la que le reclama una indemnización. Basada en la historia titulada ‘El acosador’, de Juanjo Muñoz y Javier Pascual, la cinta está dirigida por Lucas Figueroa (Viral) y protagonizada por Imanol Arias (Anacleto: Agente secreto), Darío Grandinetti (Relatos salvajes), Hugo Silva (Tenemos que hablar), Luis Luque (Gato negro) y Miguel Ángel Solá (El corredor nocturno).

Muy diferente es el drama Verano 1993, producción española escrita y dirigida por Carla Simón, quien de este modo debuta en el largometraje. La trama gira en torno a una niña de 6 años cuya madre muere de sida, pasando a formar parte de la familia de sus tíos y su prima. El primer verano que pasa con ellos estará cargado de emociones que harán el cambio en su vida inolvidable. El reparto está encabezado por Bruna Cusí (serie Pulseras rojas), Laia Artigas, Paula Robles (serie Sol negro) y David Verdaguer (100 metros).

Entre el resto de estrenos europeos destaca la francesa Aurora, adaptación de la novela de Marie Desplechin que dirige Emilie Deleuze (Al amanecer) y cuya historia se centra en una adolescente de 13 años que se refugia en la música y en la banda de rock en la que toca para superar los problemas que tiene con su familia, los chicos y sus profesores. Entre los actores destacan los nombres de Philippe Duquesne (Tras la pared), Alex Lutz (París a toda costa), Tessa Blandin, Léna Magnien, Patricia Mazuy (Deux Rémi, deux) y Pauline Acquart (Los Feliz).

Desde Polonia llega Los últimos días del artista: Afterimage, última película del fallecido director Andrzej Wajda (Katyn) que aborda la vida y el proceso creativo del pintor vanguardista Wladyslaw Strzeminski, una de las figuras artísticas más importantes de la primera mitad del siglo XX en aquel país. La trama arranca cuando se niega a someter su arte al realismo social que impone Stalin en 1948. Perseguido y expulsado de la Universidad, comenzará una lucha contra la tiranía intelectual con la ayuda de sus alumnos. Boguslaw Linda (Kajinek), Aleksandra Justa (Ki) y Bronislawa Zamachowska (Sugihara Chiune) encabezan el reparto.

Polonia también está detrás, junto con Grecia, de Park, drama escrito y dirigido por Sofia Exarchou que supone su debut en el largometraje. La cinta aborda la vida de los jóvenes que viven aislados en la Villa Olímpica de los Juegos celebrados en Atenas en 2004, unas instalaciones en desuso y abandonadas que los chicos utilizan para pasar el tiempo celebrando una versión distorsionada de las pruebas deportivas. Unos jóvenes que crecen sin miedo a nada, pero que también buscan ser aceptados. El reparto cuenta con actores debutantes como Dimitris Kitsos, Enuki Gvenatadze y Dimitra Vlagopoulou, a los que se suman Lena Kitsopoulou (Parees) y Thomas Bo Larsen (La caza).

Fuera de las fronteras europeas destaca la cinta de animación japonesa En este rincón del mundo, adaptación del manga de Fumiyo Kono que, ambientado en 1944, narra cómo una joven de 18 años se ve obligada a casarse con un funcionario judicial del tribunal militar, trasladándose a vivir con la familia de este. Su vida transcurre de forma tranquila hasta que los alimentos comienzan a escasear y hasta que un amigo de la infancia la visita, despertando sentimientos que creía olvidados. La cinta está dirigida por Sunao Katabuchi (Arîte hime).

Anuncios

La nueva entrega de ‘Piratas del Caribe’ busca venganza


El mes de mayo termina por todo lo alto, al menos en lo que a estrenos blockbuster se refiere. Prueba de ello es que el regreso de una de las sagas cinematográficas más famosas y rentables de los últimos años se produce casi en solitario, pues aunque este viernes, 26 de mayo, son varios los estrenos que aterrizan en la cartelera española, todos ellos huyen de lo que representa la principal novedad de la semana, ofreciendo a los espectadores una variedad que, en cualquier caso, no parece que pueda hacer frente al vendaval de aventuras piratas que llega.

Porque, en efecto, este fin de semana se estrena Piratas del Caribe: La venganza de Salazar, quinta entrega de la famosa saga iniciada allá por 2003 que narra una nueva aventura del capitán Jack Sparrow y que acoge el regreso de grandes e imprescindibles personajes de estas películas. Su trama vuelve a enfrentar a Sparrow ante un letal enemigo, en esta ocasión un viejo enemigo que lidera una tripulación de piratas fantasmas y cuyo único objetivo, después de escapar del Triángulo del Diablo, es acabar con la vida de todos los piratas. Para poder salvar su vida deberá recurrir a viejos amigos y hacerse con el mítico Tridente de Poseidón, que le daría control sobre los mares. Acción, aventura y humor vuelven a ser las claves de este film dirigido a cuatro manos por Joachim Rønning y Espen Sandberg (Kon-Tiki) en cuyo reparto encontramos a Johnny Depp (Mortdecai), Kaya Scodelario (El corredor del laberinto), Orlando Bloom (El hobbit: La batalla de los cinco ejércitos), Golshifteh Farahani (Altamira), Javier Bardem (Caza al asesino), Geoffrey Rush (Dioses de Egipto), Brenton Thwaites (Maléfica), Kevin McNally (Legend), David Wenham (Lion), Stephen Graham (serie Boardwalk Empire), Keira Knightley (Everest) y Paul McCartney.

Otro estreno estadounidense es Wilson, adaptación a la pantalla grande de la novela gráfica de Daniel Clowes, autor a su vez del guión de este film que gira en torno a un solitario, neurótico, divertido y honesto misántropo de mediana edad que, tras muchos años, se reconcilia con la que fuera su esposa y recibe la noticia de que tiene una hija adolescente, con la que intentará conectar después de tantos años. Claro está, a su modo. Craig Johnson (The skeleton twins) dirige esta comedia que tiene como protagonista a Woody Harrelson (Ahora me ves 2) y en cuyo reparto encontramos también a Sandy Oian-Thomas, Shaun Brown (Welcome to Harlem), James Robert Miller, Brett Gelman (Joshy), Mary Lynn Rajskub (All stars) y Judy Greer (Ant-Man).

Antes de abandonar Estados Unidos, una novedad que solo llega a la plataforma Netflix. Se trata de Máquina de guerra, comedia dramática ambientada en Afganistán tras los atentados del 11-S. Adaptación del libro escrito por Michael Hastings, la trama se centra en el caso real de un exitoso general que recibe la orden de mandar a sus tropas a Oriente Medio, lo que pondrá en juego su reputación. Dirigida por David Michôd (Animal Kingdom), entre sus actores encontramos a Brad Pitt (Aliados), Tilda Swinton (Doctor Strange), Topher Grace (La verdad), Will Poulter (El renacido), Anthony Michael Hall (Vivir de noche) y Ben Kingsley (El desafío).

En lo que a cine europeo se refiere destaca la irlandesa Entre los dos, comedia dramática de 2015 escrita y dirigida por Mark Noonan, quien debuta de este modo en el largometraje. El argumento arranca cuando un hombre sale de la cárcel en libertad provisional para poder hacerse cargo de su sobrina, cuya madre ha fallecido y podría terminar en una casa de acogida. Dispuesto a convertirse en figura paterna, los intentos del hombre por ser un modelo a seguir le llevarán a incumplir varias normas de la libertad, lo que puede terminar por destruir las vidas de ambos. Aidan Gillen (serie Juego de tronos), Lauren Kinsella (Albert Nobbs), George Pistereanu (Loverboy) y Erika Sainte (Conexión Marsella) son los principales actores.

Italia y Francia producen Las confesiones, thriller dramático que arranca cuando los economistas más importantes del mundo se reúnen en un hotel de lujo de la costa alemana con motivo del G8. En este contexto, el director del FMI invita a un monje italiano con el que pretende confesarse. A la mañana siguiente aparece muerto, por lo que las sospechas recaen sobre el religioso, quien se niega a romper el secreto de confesión. Dirigida por Roberto Andò (Viva la libertad), la película está protagonizada por Toni Servillo (La gran belleza), Connie Nielsen (serie The following), Pierfrancesco Favino (Rush), Marie-Josée Croze (Todo saldrá bien), Moritz Bleibtreu (La dama de oro), Daniel Auteuil (Fanny) y Lambert Wilson (Barbacoa de amigos).

Puramente dramática es la alemana Paula, biopic de la artista Paula Becker que a principios del siglo XX desafió todas las convenciones establecidas para explorar su propio estilo. Su matrimonio con el también pintor Otto Modersohn la llevó a dedicar varios años a la vida doméstica, apartándose del arte y su profesión, hasta que decidió iniciar una nueva aventura en París donde desarrolló todo su arte. Christian Schwochow (Al otro lado del muro) pone en imágenes esta historia que cuenta con un reparto encabezado por Carla Juri (Jump), Joel Basman (Amnesia), Albrecht Schuch (Westwind), Roxane Duran (Respire) y Stanley Weber (La espada de la venganza).

Entre el resto de estrenos encontramos la argentina Me casé con un boludo, cinta dirigida por Juan Taratuto (Papeles en el viento) que, en clave de comedia romántica, gira en torno a un famoso actor y a una actriz secundaria que se conocen durante el rodaje de una película, se enamoran y se casan. Sin embargo, al volver de la luna de miel ella se da cuenta de que se había enamorado del personaje, no del hombre. Decidido a reconquistarla, el actor pedirá ayuda al guionista para seguir manteniendo lo que le había enamorado de él. Entre los actores destacan Adrián Suar (Dos más dos), Valeria Bertuccelli (Vino para robar), Gerardo Romano (Betibú), Analía Couceyro (La mala verdad) y María Alche (Mi primera boda).

Desde Japón, y con algo de retraso, llega Nagasaki: Recuerdos de mi hijo, drama de 2015 dirigido por Yôji Yamada (La casa del tejado rojo), quien también colabora en el guión. El argumento se centra en una mujer que trabaja como partera y que se ha hecho fuerte tras la muerte de su hijo durante el ataque con la bomba atómica. En el aniversario de su muerte el joven se le aparece, lo que le hará recordar el pasado, la importancia de la familia y lo que la guerra le quitó. Sayuri Yoshinaga (Yume no onna), Kazunari Ninomiya (Cartas desde Iwo Jima), Haru Kuroki (Gin no saji) y Tadanobu Asano (Lupin y el corazón púrpura de Cleopatra) encabezan el reparto.

Terminamos el repaso con dos documentales. Por un lado, la francesa Las películas de mi vida, por Bertrand Tavernier, dirigida por el propio director galo autor de films como Hoy empieza todo (1999) o Alrededor de la medianoche (1986). El film es un repaso a la historia del cine del país europeo a través del análisis de los principales films desde la década de los 30 hasta los años 70.

Por otro, Pizarro aborda una figura icónica en Colombia a través de la búsqueda que hace su hija, exiliada en Barcelona, entre las preguntas sin respuesta y los secretos de la muerte de Carlos Pizarro. El film, con capital colombiano, es la ópera prima de Simón Hernandez.

‘Doctor Strange’: la magia del ‘toque Marvel’


Benedict Cumberbatch da vida al 'Doctor Strange' de Marvel.Pocos personajes van quedando del extenso Universo Marvel que no tengan su adaptación a la gran o a la pequeña pantalla. Y a medida que se van sucediendo los superhéroes la saturación y el cansancio narrativo, que no visual, se va notando. La película que dirige Scott Derrickson (Sinister) es una evidencia de que siempre es mejor una buena historia que los orígenes de un personaje, por muy dramáticos que sean. Mejor aún: es infinitamente más interesante ver cómo se forja un héroe con una buena trama.

Y como le ocurre al protagonista de Doctor Strange al comienzo de la cinta, la película parece un quiero y no puedo, un intento de contar algo sumamente interesante que se solventa con minutos frenéticos cargados de efectos en el último tercio del film. Hasta entonces, esta historia protagonizada magníficamente por Benedict Cumberbatch (Amazing Grace) aborda de forma excesivamente larga el surgimiento de un hechicero y su viaje por las artes místicas. Más allá de críticas culturales o religiosas con poco fundamento, el verdadero problema del film es que está descompensado.

Descompensado en todos sus aspectos. Narrativamente hablando, es demasiado parsimoniosa al comienzo para acelerarse sin demasiado sentido al final. Interpretativamente hablando, el extraordinario elenco de actores está muy por encima de lo que puede ofrecer la cinta. Y visualmente, la historia saca mucho partido de sus escenas, pero la puesta en escena de Derrickson, más especializado en tenebrosos sustos y atmósferas agobiantes, es ciertamente limitada y en algunos momentos caótica.

Por fortuna, existe eso que se llama ‘toque Marvel’, y que podríamos entender como el entretenimiento sin daño ni maldad que permite al espectador pasar dos horas entretenidas. El problema es que cuando se compara Doctor Strange con otras grandes superproducciones similares no termina de funcionar correctamente. Lejos parecen quedar las épocas de Iron Man, Capitán América o Spider-man, tres personajes cuyas historias en el cine han sabido explicarse de forma mucho más orgánica. La magia de La Casa de las Ideas funciona en este caso, pero solo para salvar al espectador de una historia irregular.

Nota: 6,5/10

El cine español presenta a su ‘Toro’ como gran estreno de la semana


Estrenos 22abril2016Si hace siete días la cartelera española se llenó de novedades caracterizadas principalmente por adaptaciones, la nueva oleada de estrenos que llega este viernes, 22 de abril, tiene como nexo de unión el cine europeo. Desde el drama al thriller, pasando por la comedia o el romance, la mayor parte de los títulos provienen de algún país de nuestro entorno, dejando poco espacio para las películas que llegan desde Hollywood.

De hecho, el principal estreno de la semana es español. Toro es el título de lo nuevo de Kike Maíllo (Eva) como director, un thriller dramático con clara influencia estadounidense que arranca cuando dos hermanos vuelven a encontrarse después de varios años sin hablarse. El motivo es que uno de ellos necesita ayuda para salir de un problema con un perista al que debe dinero. El reencuentro volverá a abrir viejas heridas y provocará que un pasado violento y marcado por el crimen regrese a las vidas de ambos. El reparto está encabezado por Mario Casas (Palmeras en la nieve), Luis Tosar (Cien años de perdón), José Sacristán (Perdiendo el norte), Ingrid García Jonsson (Berserker) y Claudia Vega (Zipi y Zape y el club de la canica).

El único estreno norteamericano es Los milagros del cielo, drama que adapta el libro escrito por Christy Beam que, a su vez, recoge el increíble suceso que le ocurrió a su hija. Cuando tenía 10 años le fue diagnosticada una terrible y rara enfermedad que no tenía cura. La lucha de esta madre por salvar la vida de la pequeña tuvo un giro inesperado cuando la niña sufrió un extraño accidente que no solo no acabó con su vida, sino que la curó del mal que padecía. Dirigida por Patricia Riggen (La misma luna), la cinta está protagonizada por Jennifer Garner (Dallas Buyers Club), Martin Henderson (Everest), John Carroll Lynch (serie American Horror Story: Freak Show), Queen Latifah (House of bodies), Hannah Alligood (Ciudades de papel), Eugenio Derbez (No se aceptan devoluciones) y Kylie Rogers (Mojave).

Pasamos ahora a las novedades europeas, y entre ellas destaca Cegados por el sol, drama italofrancés con dosis de suspense en el que una estrella de rock que se recupera de una operación en la isla de Pantelaria ve cómo la paz de la que disfruta junto a su novio se ve interrumpida con la llegada de un antiguo amante y su joven hija. Dirigida por Luca Guadagnino (Melissa P.), la cinta está protagonizada por Ralph Fiennes (El gran hotel Budapest), Dakota Johnson (Cincuenta sombras de Grey), Tilda Swinton (Snowpiercer), Matthias Schoenaerts (La chica danesa) y Aurore Clément (Rondo).

Muy distinta es Generación Z, producción de terror con capital español, inglés y belga que aborda la temática zombi desde una perspectiva cuanto menos diferente. La acción se sitúa años después de que los muertos se levantaran para devorar a los vivos. La Humanidad ha logrado retomar el control hasta el punto de que uno de los principales atractivos turísticos es un resort en una paradisíaca isla en la que los huéspedes cazan a los muertos. Steve Baker (Outpost) es el encargado de poner en imágenes esta historia protagonizada por Jessica De Gouw (Las últimas horas), Dougray Scott (Mi semana con Marilyn), Martin McCann (Jump) y Claire Goose (Candle to water).

La comedia tiene a su principal representante en Bienvenidos a Grecia, cinta alemana que aborda un tema muy actual. Todo gira en torno al viaje que realiza un empleado de un banco alemán a una pequeña isla de Grecia para supervisar las obras de un hospital y una planta energética. Lo que comienza como un terrible periplo en el que todo son problemas y recelos por la fama de los griegos se convertirá en una experiencia única que permitirá al hombre conocer mejor esta cultura. La película, dirigida por Aron Lehmann (Kohlhaas oder die Verhältnismäßigkeit der Mittel), tiene como principales protagonistas a Christoph Maria Herbst (Ha vuelto), Adam Bousdoukos (Chalet girl), Georgia Tsagaraki (Ypovryhios rotas) y Akilas Karazisis (Respira).

Puramente francesa es Los recuerdos, comedia dramática de 2014 que adapta la novela de David Foenkinos en la que un joven decide ir en busca de su abuela, quien se ha escapado de la residencia de ancianos en la que su hijo y su nuera la habían ingresado contra su voluntad. Dirigida por Jean-Paul Rouve (En solitario), quien también escribe la adaptación y se reserva un papel, la película cuenta entre su reparto principal con Annie Cordy (Las malas hierbas), Chantal Lauby (La jaula dorada), Mathieu Spinosi (Los ojos amarillos de los cocodrilos) y Michel Blanc (El ejercicio del poder).

En el 2014 también se produjo Romance en Tokyo, adaptación del libro de Amélie Nothomb que cuenta con capital francés, belga y canadiense. Esta comedia romántica arranca cuando una joven francesa regresa a Japón después de haber pasado allí su infancia. Para ganarse la vida comienza a dar clases privadas de su lengua materna, lo que le permitirá conocer a un chico con el que inicia una relación no exenta de baches y que le llevará a descubrir una faceta del país que desconocía. Stefan Liberski (Bunker paradise) es el encargado de dirigir esta propuesta protagonizada por Pauline Etienne (La religiosa), Julie LeBreton (Starbuck), Alice de Lencquesaing (Polisse) y Taichi Inoue.

El único título de animación que llega es El niño y la bestia, aventura de acción producida por Japón que escribe y dirige Mamoru Hosoda (Summer wars) y cuya historia gira en torno a un niño solitario cuya vida cambia cuando logra cruzar la frontera a un mundo imaginario en el que vive una criatura sobrenatural que se convertirá en su amigo y guía espiritual. Entre las voces originales encontramos las de Bryn Apprill (serie Ataque a los Titanes), Kumiko Asô (Moteki), Morgan Berry (serie Tokyo ESP) y Jessica Cavanagh (serie Steins;Gate).

Finalizamos el repaso con el documental Rumba Tres: De ida y vuelta, producción española que recupera del olvido al conocido grupo que en la época del Franquismo logró dar algo de color a España. La cinta está dirigida por David Casademunt y Joan Capdevila, ambos debutantes en el largometraje.

‘¡Ave, César!’: el absurdo del humor negro


Scarlett Johansson y Josh Brolin son dos de los protagonistas de '¡Ave, César!'.Un caos absoluto. Un mundo en el que los egos se mezclan con los intereses económicos, en el que la Guerra Fría y la amenaza del comunismo conformaban un paisaje de fondo constante, y en el que casi nada es lo que parece. Así describen los hermanos Coen (Un tipo serio) el Hollywood de los años 50. Y en esta suerte de caos en el que todo termina saliendo bien es donde la película logra sus mayores logros, pero también donde se encuentra con sus mayores problemas.

Y es que ¡Ave, César! contiene demasiados personajes secundarios que ayudan a crear ese microcosmos que es el estudio de cine en el que se ruedan muchas y variopintas películas (desde western hasta musicales, pasando por dramas y, cómo no, peplum), pero que al mismo tiempo desvían la atención de la trama principal, lo que no hace sino ralentizar el ritmo del desarrollo dramático. En muchas ocasiones da la sensación de estar ante un episodio largo de alguna de las sitcom más populares de la parrilla televisiva actual, aunque sin el humor tan evidente que estas contienen.

Este es el gran problema. Los hermanos Coen apuestan por una estructura narrativa inconexa, que vive de los surrealistas personajes que aparecen y desaparecen sin dejar la huella necesaria en el espectador, ni digamos ya en la historia principal. Es cierto que muchos de ellos, por no decir todos, aportan su granito de arena a un humor ácido y negro que divierte y entretiene, pero no es menos cierto que su poca presencia en el conjunto general hace inviable poder apreciarlos en todo su esplendor. Y algunos de ellos, como es el caso del director interpretado por Ralph Fiennes (Cegados por el sol) o el actor al que da vida Channing Tatum (El destino de Júpiter), piden a gritos más minutos en pantalla.

Al final, el título no solo hace honor al contenido de la trama, sino a la impresión general del film. ¡Ave, César! es el título de una película sobre la vida de Cristo. Una incongruencia que se traslada al propio cariz de esta comedia de los hermanos Coen, plagadas de personajes que rozan el absurdo y de un humor que divierte por momentos, que mantiene siempre un nivel óptimo de sonrisa en el rostro del espectador, pero que se diluye entre tanto personaje, tanta secuencia de película diferente y tan poca unión entre ellas. Es la vida de un estudio de cine.

Nota: 6/10

Los espías de ‘Operación U.N.C.L.E.’ se infiltran en la cartelera


Estreno 14agosto2015El mes de agosto es, en líneas generales, el mes de los espías. Al estreno la semana pasada de la nueva entrega de ‘Misión: Imposible’ se suma ahora otro título que, al igual que aquella, toma como referencia una antigua serie de televisión. Aunque a diferencia de aquella, llega acompañada de un buen puñado de títulos que tienen todo lo necesario para competir por la taquilla. Sea como fuere, hoy viernes, 14 de agosto, la actualidad pasa por la Guerra Fría.14

Y es que Operación U.N.C.L.E. llega a los cines. La nueva película de Guy Ritchie (Snatch: Cerdos y Diamantes) adapta la conocida serie de televisión de los años 60 acerca de la colaboración que un espía norteamericano y uno soviético deben llevar a cabo en plena Guerra Fría. La cinta narra cómo ambos agentes deben apartar sus diferencias para detener a una misteriosa organización criminal que amenaza con acabar con el frágil equilibrio mundial gracias a la proliferación de armas. Su única pista es la hija de un científico alemán secuestrado por la organización. Acción, humor y estilo son los ingredientes de esta aventura al más puro estilo James Bond que protagonizan Henry Cavill (El hombre de acero), Armie Hammer (El llanero solitario), Hugh Grant (Notting Hill), Alicia Vikander (Ex Machina), Elizabeth Debicki (Macbeth) y Jared Harris (Pompeya).

La comedia es la protagonista de Y de repente tú, historia escrita y protagonizada por Amy Schumer (serie Inside Amy Schumer) y dirigida por Judd Apatow (Si fuera fácil). La trama, una nueva vuelta de tuerca al romanticismo, sigue la vida de una joven que no tiene ataduras y no cree en la monogamia. Periodista de profesión para una conocida revista, su mundo se tambaleará cuando empiece a enamorarse del protagonista de su último artículo, un joven médico deportivo. Será entonces cuando deba plantearse si ha estado equivocada todos estos años. El reparto se completa con Bill Hader (Cosas que hacer antes de los 18), Brie Larson (El jugador), Tilda Swinton (El gran hotel Budapest), Colin Quinn (Niños grandes) y Vanessa Bayer (Off the cuff).

El tercero de los estrenos norteamericanos es Tracers, vehículo de promoción para Taylor Lautner (el hombre lobo de la saga Crepúsculo), quien de este modo continúa buscando su sitio en la industria. La historia gira en torno a un joven que se gana la vida repartiendo en bicicleta hasta que choca con una misteriosa joven. El mundo que ella le descubre, en el que pequeños crímenes y parkour se fusionan, le seduce hasta el punto de introducirse en la banda. Sin embargo, el férreo control del líder criminal del grupo obligará al muchacho a decidir entre su libertad o el amor. Con dirección de Daniel Benmayor (Bruc. El desafío), en el reparto también encontramos a Marie Avgeropoulos (Caza a muerte), Adam Rayner (serie Tyrant), Rafi Gavron (La fría luz del día) y Luciano Acuna Jr.

Y otro nombre propio que regresa hoy es Al Pacino (El padrino) con Señor Manglehorn, drama producido en 2014 cuyo argumento se centra en un ex convicto que hace 40 años renunció a la mujer que amaba por dar un gran golpe. Ahora, retirado y en paz en una pequeña localidad, ve pasar los días sin preocupaciones hasta que su pasado sale a la luz, lo que generará conflictos con unos vecinos que creían conocerle mejor. Dirigida por David Gordon Green (Superfumados), entre los actores que completan el reparto están Holly Hunter (Jackie), Harmony Korine (Stoker), Chris Messina (serie The newsroom) y Natalie Wilemon (Hostage).

Pasamos ahora a los estrenos españoles. Uno de los más destacados es Extinction, adaptación de la novela de Juan de Dios Garduño que transcurre en un futuro post apocalíptico en el que la mayor parte de la Humanidad se ha convertido en criaturas sin intelecto que matan por placer a los pocos humanos que quedan. En este contexto tratan de sobrevivir dos hombres y la hija pequeña de uno de ellos. Ellos conviven en una perpetua enemistad generada por un conflicto pasado, pero cuando una de esas criaturas se aproxime a sus vidas deberán dejar de lado las diferencias para proteger aquello que más quieren. Acción, intriga y ciertas dosis de suspense son los ingredientes de esta película dirigida por Miguel Ángel Vivas (Secuestrados) y protagonizada por Matthew Fox (En la mente del asesino), Jeffrey Donovan (J. Edgar), Clara Lago (Ocho apellidos vascos), Valeria Vereau (serie El don de Alba) y Quinn McColgan (Non-Stop).

España también participa en la comedia romántica Sin hijos, producción que cuenta además con capital argentino y que narra el delicado equilibrio que debe mantener el padre de una niña de ocho años cuando un viejo amor de adolescencia vuelve a su vida. Y es que la mujer a la que ama no está dispuesta a salir con hombre con hijos, por lo que deberá hacer lo imposible para que ella no descubra la existencia de la niña. Ariel Winograd (Mi primera boda) dirige el conjunto, mientras que Maribel Verdú (Felices 140), Diego Peretti (Maktub), Guadalupe Manent y Horacio Fontova (Aballay, el hombre sin miedo) encabezan el plantel de actores.

Por último, un reestreno. Mala sangre, cinta de 1986 escrita y dirigida por Leos Carax (Holy motors) vuelve a los cines en una versión restaurada y supervisada por el propio director en un intento de dotar de su máximo esplendor a esta historia acerca de dos jóvenes que deben saldar una importante deuda en pocos días. Para ello deciden robar una importante vacuna que cura un virus que afecta a aquellos que practican el amor sin amor. Para aquellos que no la hayan visto, el reparto está encabezado por Denis Lavant (Marussia), Juliette Binoche (Godzilla), Julie Delpy (Antes del anochecer), Michel Piccoli (No toques el hacha) y Hans Meyer (El pacto de los lobos).

La poesía narrativa de ‘El curioso caso de Benjamin Button’


Brad Pitt y Cate Blanchett protagonizan 'El curioso caso de Benjamin Button', de David Fincher.El estreno de Perdida ha reafirmado el talento narrativo de David Fincher, si es que tal consolidación era necesaria. Ya desde su primera película, Alien 3 (1992), el realizador demostró una capacidad innata no solo para narrar en imágenes (algo que se presupone a todo el que se pone tras las cámaras), sino para crear un mundo particular a través de la fotografía, el color y la narrativa. Decía el propio director en una entrevista que a la hora de rodar hay que escoger los planos que cuenten la escena de la mejor manera posible. Siguiendo esta idea, se podría decir que El curioso caso de Benjamin Button (2008) es la máxima expresión. Es difícil decidir cuál es la mejor película de un director que cuenta sus trabajos por éxitos, pero sin duda este relato basado en la obra corta de F. Scott Fitzgerald es uno de los más completos en todos los sentidos.

Su trama, para aquellos que todavía no hayan podido verla, sigue la vida de un hombre que nace como un anciano y, a medida que va creciendo, su cuerpo rejuvenece hasta convertirse en un bebé. Hijo de un empresario que tiene una fábrica de botones, su nacimiento coincide con la puesta en marcha de un gran reloj que va marcha atrás construido por un relojero que intentaba, de este modo, recuperar el tiempo pasado. Abandonado en un asilo de ancianos, el protagonista conoce a una niña con la que congenia a nivel psicológico, pero no físico. No será hasta años después, cuando ambos vuelven a encontrarse, que iniciarán una relación intermitente que les unirá a través de los años y en la que ella irá envejeciendo y él rejuveneciendo. Una fábula, en definitiva, acerca del carácter inexorable del tiempo, de la necesidad del ser humano de evolucionar y madurar, y del carácter cíclico de la vida.

Y precisamente este tono de cuento que posee El curioso caso de Benjamin Button es lo que la convierte en un film tan atípico dentro de la trayectoria de Fincher, más acostumbrado al thriller. La decidida apuesta del director por una planificación sin grandes alardes que rompan con el carácter general de la trama potencian esa sensación de cuento de hadas, de hecho mágico en un mundo marcado por la tragedia y el horror como es la Europa posterior a la I Guerra Mundial, momento en el que arranca la historia de Benjamin Button. El característico uso de la iluminación y el color del director de The game (1997) aporta el contexto emocional necesario para abordar este drama, partiendo en un primer momento de tonos verdosos y anaranjados para luego evolucionar hacia colores más neutrales en la madurez/juventud del protagonista.

Hay que señalar, en este sentido, que prácticamente todas las secuencias tienen un componente simbólico muy marcado, desde ese comienzo en el que se funden alegría y miedo a lo desconocido en el nacimiento de Button, hasta el final, en el que el reloj cuyas agujas se mueven en sentido contrario es anegado por el agua del Katrina. En mayor o menor medida, cada uno de los grandes momentos del film pueden (y deben) ser vistos como una metáfora de algo más que una vida poco convencional. La primera vez que el personaje de Brad Pitt (Guerra Mundial Z) camina, su periplo en el barco o su regreso, ya como un niño, junto a la mujer a la que amó, son fragmentos, de hecho, de la propia evolución de la sociedad. Y con esta idea es con la que David Fincher parece sentirse más cómodo, elaborando una narrativa que busca en todo momento el preciosismo formal, la belleza por encima de todo.

Del tiempo y su uso

Los seguidores del director sabrán que una de sus armas narrativas es el manejo del ‘tempo’ audiovisual, algo que beneficia notablemente a los thrillers que ha dirigido. El curioso caso de Benjamin Button es, a este respecto, una obra a analizar. Ya he comentado la facilidad de Fincher para narrar no solo con los planos, sino también con la fotografía, algo que aporta a sus obras parte de este tono sobrio e inquietante que tan buenos resultados logra. Pero en este drama con tintes fantásticos hay que añadir el elemento sonoro a la ecuación, y más concretamente el narrador que cuenta la historia. Su uso, poco recomendable por cuestiones de comprensión y saturación de cara al espectador, adquiere aquí un papel fundamental en muchos sentidos, aportando una mayor carga emocional.

El mejor ejemplo es, sin duda, el accidente que sufre el personaje de Cate Blanchett (Blue Jasmine), el verdadero y único amor del protagonista. Me imagino que aquellos que han visto el film saben de qué hablo. Fincher aprovecha este mínimo resquicio de suspense para engrandecer una secuencia que, a priori, posee poco más que una fuerte carga dramática. La forma en que juega con las emociones del espectador, dirigiendo su atención en un sentido para, sin necesidad de brusquedades pero de forma contundente, cambiar el significado de la secuencia en un giro de 180 grados, es simplemente brillante. Y todo ello, como digo, con una suavidad narrativa que puede no ajustarse al contenido de la secuencia, pero que termina convirtiéndose no solo en la mejor forma de narrar los acontecimientos, sino en la más elegante y bella. Sin necesidad de mostrar el accidente, Fincher genera un gran carga emocional a través del plano secuencia y del narrador omnisciente, aprovechando la creciente sensación de que algo va a ocurrir en su propio beneficio.

Aunque las palabras que hay que destacar son “elegante” y “bella”. En efecto, la trayectoria del director de El club de la lucha (1999) confirma una evolución hacia un formalismo visual elegante, pulcro y sincero independientemente de la historia que narre. Si, como ocurre con este film, dicha historia es un espléndido drama cuyo desarrollo está plagado de significado, esa visión se transforma en una suerte de poesía visual capaz de expresar mucho con muy poco. En cierto modo, y salvando las distancias de género y estructura, es lo que le ocurre a Perdida. Ambos films son capaces de exprimir al máximo unas historias que perfectamente podrían haber caído en los tópicos o en el exceso. En manos de Fincher, empero, se convierten en obras sobrias y sólidas que buscan en todo momento la inteligencia del espectador, tanto la mental como la emocional.

El curioso caso de Benjamin Button es una de esas películas que, posiblemente, terminen engrosando las listas de clásicos, si no a nivel general al menos sí en su género. De lo que no cabe duda es de que Fincher alcanzó un grado de perfección extremadamente alto, hasta el punto de que ha sido su oportunidad más clara para llevarse un más que merecido Oscar. Su capacidad para narrar en imágenes, su uso de la fotografía y unos efectos digitales simplemente perfectos son las grandes cartas de presentación de este drama, pero con su director siempre hay algo más. La elegancia de su puesta en escena y su fantástica intuición para saber lo que necesita una escena le permiten jugar con los tiempos de la película y con las emociones que esta desprende. Y si a eso sumamos un guión brillante, lo que surge es una obra atemporal.

Vampiros, venganzas, intrigas y un nuevo ‘Tarzán’ copan los estrenos


Estrenos 13junio2014Fin de semana flojo en lo que a grandes estrenos se refiere. Ninguna de las películas presentadas hoy viernes, 13 de junio, tiene a priori la fuerza necesaria para convertirse en un sólido candidato a conquistar la taquilla. Pero como el cine no es solo dinero o espectáculo, muchas de las novedades que llegan a la cartelera cuentan a su favor con un interés artístico que va más allá del mero entretenimiento. Estrenos de perfil bajo que, sin embargo, abarcan un amplio abanico de géneros y gustos cinematográficos, por lo que no será difícil encontrar algo que nos atraiga a las salas.

Sin duda una de las características de estos estrenos es que proceden fundamentalmente de Europa y Estados Unidos. Uno de los más llamativos es la nueva versión de Tarzán producida en Alemania y proyectada en 3D. Presentada como una especie de reinicio del personaje creador por Edgar Rice Burroughs y ambientada en la época moderna, la historia narra cómo una pareja de multimillonarios muere en un accidente de avión en África y su hijo, el único superviviente, es adoptado por un grupo de gorilas. Mientras el pequeño crece, la empresa de sus padres es dirigida por un director general que tratará por todos los medios de obtener beneficio destruyendo diversos lugares naturales. Sólo Tarzán, con la ayuda de una guía turística, se interpondrá en sus objetivos. Aventuras, diversión y drama enfocados a los más pequeños es lo que propone el director Reinhard Klooss (Animals united), quien cuenta con las voces, en el reparto original, de Kellan Lutz (Hércules: El origen de la leyenda), Spencer Locke (Karaoke man), Robert Capron (El diario de Greg), Jaime Ray Newman (serie Eureka), Brian Huskey (Noche de miedo), Mark Deklin (serie Lone star) y Trevor St. John (Los elegidos).

Uno de los estrenos norteamericanos que llegan es la comedia No hay dos sin tres, nueva película de Nick Cassavetes (El diario de Noa) cuyo argumento es tan sencillo como prometedor: varias mujeres deciden unirse en un frente común contra un conquistador empedernido que las ha estado engañando. Desde luego, lo más interesante es el reparto coral que protagoniza la cinta, en el que encontramos a Cameron Díaz (Un plan perfecto), Leslie Mann (El cambiazo), Nikolaj Coster-Waldau (serie Juego de tronos), Don Johnson (Django desencadenado), Kate Upton (Los tres chiflados), la cantante Nicki Minaj y Taylor Kinney (La noche más oscura).

Estados Unidos también está presente en el thriller Las dos caras de enero, adqptación de la novela homónima de Patricia Highsmith. Coproducida por Reino Unido y Francia, la trama sigue a un joven que trabaja como guía turístico en Grecia, lo que aprovecha para estafar a sus clientes. Su vida entrará en una peligrosa espiral cuando conozca a una glamurosa, sofisticada y misteriosa pareja que le invitará a introducirse en su modo de vida. Ópera prima de Hossein Amini, quien desempeña tareas de dirección y guión, la película presenta un cartel de actores muy interesante, siendo los más destacados Viggo Mortensen (El señor de los anillos: La Comunidad del anillo), Kirsten Dunst (Un amor entre dos mundos), Oscar Isaac (A propósito de Llewyn Davis), Daisy Bevan (El misterio del collar) y David Warshofsky (Capitán Phillips).

Otro de los nombres propios de estos estrenos es el de Jim Jarmusch (Los límites del control), que vuelve a ponerse tras las cámaras después de cuatro años de ausencia. Y lo hace con Sólo los amantes sobreviven, drama romántico con dosis de terror producido entre Alemania y Reino Unido que narra la relación entre un atormentado músico y su enigmática amante. Ambos son vampiros que deambulan por un mundo desolado. Sin embargo, su idilio se verá interrumpido por la llegada de la hermana pequeña de ella. Precedida de buenos comentarios, la cinta cuenta en su reparto con Tilda Swinton (Snowpiercer), Tom Hiddleston (Thor: El mundo oscuro), Anton Yelchin (Star Trek: En la oscuridad), Mia Wasikowska (Stoker), John Hurt (El topo) y Jeffrey Wright (Los juegos del hambre: En llamas).

Con algo de retraso respecto a su estreno en Estados Unidos nos llega Not that funny, comedia dramática del 2012 dirigida por Lauralee Farrer, quien debuta de este modo en el largometraje de ficción. El film se centra en la vida de una joven que, harta de la vida que la rodea y de un novio egocéntrico, decide volver a sus orígenes y buscar un hombre que le haga ver el mundo desde otro punto de vista. Su vecino, un chico sencillo y aparentemente normal, tratará entonces de convertirse en ese hombre. Tony Hale (Cuerpos especiales), Timothy V. Murphy (serie Hijos de la Anarquía), Brigid Brannagh (Algo más que cómplices), Erin Way (serie Alphas), John Kapelos (Junkyard dog) y Nick Thune (Dreamworld) conforman el reparto principal.

Volviendo a centrarnos en Europa, otra de las novedades es Violette, coproducción francobelga de 2013 que se ambienta a principios del siglo XX y que gira en torno a la relación entre una joven y Simone de Beauvoir en los años de la posguerra. Una relación que llevará a ambas mujeres a establecer una amistad que durará mientras vivan y a fortalecer sus propias convicciones, relacionadas ambas con la pasión por escribir de Violette. Martin Provost (El vientre de Juliette) se encarga de poner el guión en imágenes, mientras que frente a la cámara encontramos a Emmanuelle Devos (Crónica de una mentira), Sandrine Kiberlain (Las chicas de la sexta planta), Olivier Gourmet (El ejercicio del poder), Catherine Hiegel (Felpudo maldito) y Olivier Py (Cada uno busca su gato), entre otros.

Finalizamos el repaso con Meteora, película dirigida por Spiros Stathoulopoulos (PVC-1) que cuenta en clave romántica una historia tan clásica como el propio cine: un hombre y una mujer se enamoran. El problema es que ambos pertenecen a diferentes órdenes religiosas. El film, que incorpora ciertas dosis de drama, está protagonizado por Theo Alexander (El Greco), Tamila Koulieva-Karantinaki (Mia thalassa makria), Giorgos Karakantas, Dimitris Hristidis y Stelios Mavroudakos.

‘Snowpiercer’: conocer el interior de la máquina es desolador


Chris Evans es el principal protagonista de 'Snowpiercer'.Siempre he creído, y en este espacio lo he defendido más de una vez, que el cine fantástico es la mejor herramienta para denunciar los problemas sociales más profundos. Este tipo de historias, gracias a la libertad narrativa y visual que ofrecen, dan pie a explicar estructuras y conflictos sociales de modos que un drama humano ni siquiera puede plantearse. La nueva película de Bong Joon-ho (Crónica de un asesino en serie) es la última de las incorporaciones a este grupo; una historia apocalíptica limitada a un espacio reducido pero con unos planteamientos que obligan al espectador a reflexionar sobre muchos y muy variados aspectos.

Posiblemente el tema que menos aborda Snowpiercer y que, sin embargo, da pié a toda la historia, es el cambio climático. Con un punto de partida ya de por sí decadente (la Humanidad, en su afán por acabar con algo que ha provocado, termina por autodestruirse), la trama apenas pierde un segundo para explicar a grandes rasgos los principales protagonistas y las posiciones que ocupan en esta lucha por los derechos humanos. Una lucha que, como no puede ser de otro modo, vuelve a hacer hincapié en los privilegiados y los que menos tienen, representados aquí por los que están en la cabeza del tren y los que están en la cola (la cabeza y los pies, como se menciona en el film) en un supuesto orden que garantiza la subsistencia. Obreros y empresarios, en definitiva, que remiten ligeramente a Metrópolis (1927), sobre todo en el diseño de vestuario y maquillaje de los primeros. Un tren, por cierto, que más que una máquina es la representación física del funcionamiento del mundo, incluyendo esa idea de que para que todo funcione es necesario que nadie vea la suciedad del motor.

Con este trasfondo, el de la lucha por una vida mejor y unos derechos arrebatados, el desarrollo dramático se entrega a un ritmo trepidante plagado de revelaciones alarmantes y aterradoras en el que los personajes, todos ellos extraordinariamente interpretados, apenas encuentran un respiro en esa frenética carrera. En esos pocos respiros, además, el film ofrece una sólida base conceptual que cimenta sobremanera todo el imaginario de este mundo apocalíptico (por cierto, los planos del helado planeta son excepcionales). Sin duda, uno de los momentos más desgarradores es el que protagoniza Chris Evans (Los 4 fantásticos) en su discurso final, revelador, impactante y uno de los mejores ejemplos de lo que el ser humano es capaz de hacer en situaciones extremas. Por supuesto, la cinta posee varios puntos débiles, entre ellos una cierta entrega al exceso hacia el final del metraje y la sensación de conocer la descorazonadoramente realista explicación final en diversos momentos.

Esto no debe impedir, sin embargo, ver en Snowpiercer una gran obra del fantástico. El concepto visual del tren, con cada uno de los vagones destinado a una actividad, o las secuencias de lucha, muchas de ellas rodadas sin parafernalias musicales o visuales, dotan al conjunto de un tono sombrío, frío y poco esperanzador. La idea de tener que atravesar un largo pasillo para poder alcanzar la libertad que da el control resulta una suerte de reflexión sobre los viajes y sacrificios que deben hacer aquellos que no tienen los recursos necesarios para alcanzar la sociedad más pudiente. Aunque sin duda lo más impactante, incluso si se sospecha, es ese final a cargo de Ed Harris (Adiós pequeña, adiós) y los minutos que se derivan de él, unos instantes que combinan sabiamente desolación y esperanza en el que queda bien claro que conocer el interior de la máquina no siempre es la mejor opción.

Nota: 8/10

Los ‘Malditos vecinos’ tienen ‘3 días para matar’ el aburrimiento


Estrenos 9mayo2014Debido al Día del Trabajo los primeros estrenos del mes de mayo de 2014 se han retrasado hasta hoy, viernes 9. Y si las novedades que llegan se pueden entender como sintomáticas de lo que va a ser el resto del mes, nos esperan semanas de numerosos y muy diversos estrenos. En efecto, muchas son las películas que llegan a la cartelera, y quizá lo mejor es que todas ellas pertenecen a géneros muy dispares, son de nacionalidades y estilos muy distintos, y están respaldadas por nombres propios que van dirigidos a públicos muy concretos. En definitiva, la oferta cinematográfica se renueva ampliamente para tratar de competir en una cartelera ya de por sí muy completa.

Uno de esos estrenos es 3 días para matar, nueva película dirigida por McG (Los ángeles de Charlie) y con Luc Besson (El quinto elemento) como artífice de la historia. Protagonizada por Kevin Costner (Hatfields & McCoys), la historia gira en torno a un agente del servicio secreto que ve cómo su vida está a punto de apagarse a causa de una enfermedad terminal. Motivado por una droga experimental que podría salvarle, acepta realizar una última y peligrosa misión. Cuando las cosas no se desarrollan como cabría esperar, el hombre iniciará una carrera contrarreloj por su vida. Acción, adrenalina y diversión es lo que encontrarán aquellos que decidan verla. Amber Heard (Los diarios del ron), Hailee Steinfeld (Valor de ley), Connie Nielsen (Basic), Eriq Ebouaney (Transporter 3), Richard Sammel (Malditos bastardos) y Tómas Lemarquis (Insensibles) completan el reparto.

Muy distinto es el cariz de Malditos vecinos, comedia gamberra que narra cómo una familia debe luchar por recuperar la vida que tenían antes de que una fraternidad universitaria se mude a la casa de al lado. Las situaciones rocambolescas y las provocaciones no harán más que aumentar hasta que los intereses de los vecinos choquen frontalmente. Dirigida por Nicholas Stoller (Paso de ti), la película cuenta en su reparto con Seth Rogen (Juerga hasta el fin) y Rose Byrne (Los becarios) dando vida la matrimonio, mientras que en la fraternidad encontramos a Zac Efron (El chico del periódico), Dave Franco (Ahora me ves…) y Christopher Mintz-Plasse (Kick-Ass 2. Con un par), siendo Lisa Kudrow (serie Friends) otro de los rostros más conocidos del film.

Una de las propuestas más interesantes es Snowpiercer. Con un equipo artístico y técnico internacional, esta producción coreana en la que participan también Estados Unidos, Francia y la República Checa se ambienta en un futuro apocalíptico en el que los supervivientes de la Humanidad, tras un experimento fallido para terminar con el calentamiento global, viven en un tren alimentado por un motor en constante movimiento. Dando vueltas por un mundo de nieve y hielo, el tren no ha logrado eliminar las diferencias de clases, siendo los primeros vagones para los poderosos y los vagones de cola para la clase explotada. Todo cambiará cuando un joven decida liderar una revuelta para hacerse con el control de la máquina. Bong Joon-ho (The host) es el encargado de poner en imágenes un guión en el que él mismo participa y que interpretan Chris Evans (Capitán América: El soldado de invierno), Jamie Bell (Al borde del abismo), Tilda Swinton (El gran hotel Budapest), Alison Pill (serie The Newsroom), John Hurt (Melancolía), Ed Harris (Dolor y dinero), Octavia Spencer (Criadas y señoras) y Luke Pasqualino (The Apparition).

En un lugar sin ley es el título del nuevo trabajo de David Lowery (Deadroom) como director y guionista. Ambientado en los años 70, este drama aborda la vida de dos jóvenes ladrones enamorados que viven despreocupadamente de lo que consiguen robar en cada uno de sus asaltos. Sin embargo, cuando la mujer mata a un policía durante una de las persecuciones será el hombre el que cargue con las culpas y vaya a la cárcel. Cuatro años después, consumido por la necesidad de ver a su mujer y a su hija, pondrá en marcha un plan de fuga. Rooney Mara (Her) y Casey Affleck (Un golpe de altura) dan vida a la pareja protagonista, completándose el reparto con Ben Foster (El único superviviente), Keith Carradine (Heredarás la tierra), Nate Parker (Non-Stop) y Robert Longstreet (Take shelter).

Terminamos con los estrenos norteamericanos con un film de 2011, Mi último día sin ti, comedia dramática de corte romántico que gira en torno al viaje que realiza un joven ejecutivo alemán a Nueva York con la responsabilidad de despedir a numerosos empleados de la empresa para la que trabaja. Uno de ellos es una joven que acaba de empezar y cuyo sueño es llegar a ser cantante. Poco a poco se iniciará una relación entre ambos que cambiará su forma de ver el mundo. Stefan C. Schaefer (Arranged) es su director, mientras que Nicole Beharie (serie Sleepy Hollow), Ken Duken (Amenaza terrorista), Reg E. Cathey (El fraude), Marlene Forte (Cut off) y Robert Clohessy (El lobo de Wall Street) son los actores principales.

Dejamos Estados Unidos definitivamente para centrarnos en las producciones europeas. Una de ellas es Mi vida ahora, drama británico con dosis de thriller que narra cómo una joven que es enviada a Reino Unido a vivir con sus tíos asiste al estallido de un conflicto que sume al país en una especie de dictadura militar. A partir de ese momento deberá luchar por su vida en una guerra que no entiende si quiere volver a ver al joven del que se enamoró antes del conflicto. Dirigida por Kevin Macdonald (La legión del águila), la película está interpretada por Saoirse Ronan (Hanna), Tom Holland (Lo imposible), George MacKay (Resistencia), Harley Bird, Danny McEvoy y Anna Chancellor (Breaking and entering).

Desde Francia nos llega la adaptación de una de las novelas de más éxito de los últimos tiempos. Los ojos amarillos de los cocodrilos es el nombre del film y de la obra literaria de Katherine Pancol que narra en clave dramática la relación de dos hermanas diametralmente opuestas. Una, historiadora de profesión, pasa dificultades después de separarse; la otra, mujer florero, vive una vida vacía y sin pretensiones. Todo cambia cuando esta afirma que está escribiendo un libro, mentira que poco a poco empieza a sobrepasarla y por la que tendrá que pedir ayuda a su hermana para que lo escriba por ella. El éxito de la novela creará unos vínculos que ninguna esperaba. Dirigida por Cécile Telerman (Toda la culpa es de mi madre), el reparto está integrado por Emmanuelle Béart (Mission: Impossible), Julie Depardieu (El pastel de boda), Jacques Weber (7 años de matrimonio), Karole Rocher (Polisse), Patrick Bruel (Oh, Jerusalén), Quim Gutiérrez (La gran familia española) y Alice Isaaz (Fiston), entre otros.

También francesa es Wrong cops, comedia policíaca escrita y dirigida por Quentin Dupieux (Rubber) cuyo argumento se centra en un policía corrupto y melómano cuya lista de delitos es más larga que la de los criminales a los que persigue. Para colmo, la comisaría en la que trabaja está repleta de individuos a cada cual más disfuncional: un maníaco sexual, un policía chantajista, un tuerto deforme cuyo sueño es ser una estrella del techno, … La vida de todos ellos cambiará cuando una de las víctimas del protagonista, un vecino dado por muerto, se despierte. Mark Burnham (Wrong), el cantante Marilyn Manson (Party monster), Grace Zabriskie (Hasta que el cura nos separe), Daniel Quinn (Karaoke man), Steve Little (La cruda realidad), Isabella Palmieri (serie As the world turns) y Eric Roberts (El caballero oscuro) son sus principales protagonistas.

Un castillo en Italia es el nombre de nuestro siguiente estreno. Producida en Francia, esta comedia con tintes dramáticos es el nuevo proyecto de Valeria Bruni Tedeschi (Actrices), quien escribe, dirige y protagoniza la historia de una joven que vive a caballo entre París y un viejo castillo familiar al norte de Italia. Su vida está marcada por las constantes insistencias de su entorno familiar por encontrar un marido, algo que empezará a sopesar cuando conozca a un joven actor que vuelva a despertar en ella sentimientos que creía perdidos. En su decisión terminará influyendo mucho su hermano, enfermo terminal de sida cuya vida parece apagarse a la par que la ruina de la familia se hace más evidente. El resto de los intérpretes principales son Louis Garrel (Un verano ardiente), Filippo Timi (El americano), Marisa Bruni Tedeschi (Es más fácil para un camello), Xavier Beauvois (A galope) y Céline Sallette (De óxido y hueso).

Reino Unido también está presente en nuestra cartelera con The machine, thriller de ciencia ficción escrito y dirigido por Caradog W. James (Little white lies) cuya trama transcurre en un mundo futuro que vive inmerso en la Segunda Guerra Fría. En este contexto el Ministerio de Defensa británico encarga a un científico que desarrolle el arma perfecta: un soldado cibernético capaz de acatar las más difíciles órdenes. Tras recluirse bajo tierra debido a los fracasos de sus primeros proyectos, el hombre logra crear el clon de una bella mujer que será la clave de la victoria. Caity Lotz (serie Arrow), Toby Stephens (Muere otro día), Denis Lawson (Perfect sense), Sam Hazeldine (El enigma del cuervo) y Pooneh Hajimohammadi integran el reparto principal.

La representante española más relevante es Una noche en el viejo México, segunda película como director de Emilio Aragón (serie Médico de familia). Rodada en Estados Unidos y con un reparto internacional, la historia sigue el viaje que realizan un anciano y su nieto después de que, por un azar del destino, hayan perdido sus tierras y su rancho. Un viaje que les llevará hasta México y que les servirá para conocerse mejor el uno al otro. Una parada durante la noche les llevará a conocer a una stripper que ve en ambos una forma de escapar de su vida y encontrar un futuro mejor. Robert Duvall (Jack Reacher) y Jeremy Irvine (Grandes esperanzas) son los dos principales protagonistas, junto a los que encontramos a Angie Cepeda (Heleno), Luis Tosar (Mientras duermes), Joaquín Cosio (El llanero solitario), Javier Gutiérrez (Zipi y Zape y el club de la canica) y Jim Parrack (serie True Blood).

El malagueño Ramón Salazar (20 centímetros) es el responsable de 10.000 noches en ninguna parte, drama que escribe y dirige centrándose en el viaje que realiza un hombre gris y miedoso con la intención de escapar de su propia vida. Un viaje de autodescubrimiento que le llevará a aprender nuevas formas de entender la vida al tiempo que le enseñará que toda decisión conlleva siempre una incertidumbre por lo que pudo haber sido. La cinta está protagonizada por Najwa Nimri (Abre los ojos), Lola Dueñas (Los amantes pasajeros), Susi Sánchez (La piel que habito), Andrés Gertrúdix (Silencio en la nieve), Andrés Lima (Tú eliges) y Rut Santamaría (Historias de Lavapiés).

El único estreno de la semana que llegó ayer jueves es la española Las aventuras de Lily Ojos de Gato, drama dirigido por Yonay Boix que, a lo largo de una noche, desvela el verdadero rostro de una joven que aparenta ser fuerte, decidida, independiente y con grandes planes de futuro. Poco a poco la realidad demostrará que su situación laboral es casi inexistente, que bebe más de la cuenta y que uno de sus mayores deseos es ser madre a pesar de no encontrar una pareja estable. El reparto está integrado por nombres poco conocidos y debutantes como los de Ana Adams, josé Gimeno, Beatriz Olivares, Elena Rey y Álex Alcalde.

España, Francia e Irlanda son los países que están detrás de Amor en su punto, comedia romántica protagonizada por Richard Coyle (Un buen año) y Leonor Watling (Lo mejor de Eva) que se centra en la búsqueda del amor de un periodista gastronómico que, a pesar del éxito en su carrera, no logra encontrar a su media naranja. Su vida dará un vuelco cuando su camino se cruce con el de una comisaria de arte que parece totalmente opuesta a él pero por la que siente una irresistible atracción. Dirigida a cuatro manos por Dominic Harari y Teresa Pelegri, que ya colaboraron en Seres queridos (2004), la cinta cuenta también con Ginés García Millán (Entre el cielo y el mar), Simon Delaney (Spin the bottle), Ciara Bailey (Invasion Ireland) y Michelle Beamish (Eden) frente a las cámaras.

En apatía. Secuelas del odio es el último film español de ficción que recibimos este viernes. Ópera prima de Joel Arellanes Duran, quien escribe y dirige, la trama se centra en un joven a quien los abusos de su infancia, la violencia y una educación agnóstica le han vuelto indiferente ante la vida. Cuando una persona tome su lugar ante la ley y pegue por lo que él es responsable su apatía se verá trastornada. Este intenso drama está protagonizado por Álvaro Díaz Rodríguez, Christian Casas (serie Cuéntame cómo pasó), Lucía Ramos (serie Física o química) y Carme Juan.

Pasamos a continuación a los documentales. Violetta: La emoción del concierto supone el salto a la gran pantalla de los personajes de la famosa serie de televisión de Disney Channel que ha triunfado en Latinoamérica y Europa. En concreto, esta producción argentina dirigida por Matthew Amos, realizador especializado en eventos musicales (MTV World Stage: Evanescence 3D), sigue los pasos de la gira por Europa que hicieron las estrellas de la ficción televisiva a finales de 2012 y principios de 2013.

Por último, la española El somni es un viaje alrededor del Celler de Can Roca que utiliza diversas técnicas audivisuales y estilos narrativos, incluyendo la animación o el cine de ensayo. La cinta está dirigida por Franc Aleu (Bubbles).

Diccineario

Cine y palabras

A %d blogueros les gusta esto: