‘Liga de la Justicia’: en busca de la unidad


Puede que la estrategia de Warner Bros.DC Cómics con las adaptaciones de los superhéroes a la gran pantalla no sea clara, pero si algo puede asegurarse casi con rotundidad es que Zack Snyder (Watchmen) ha conseguido unirlos a los principales personajes en una obra fresca, entretenida, dinámica y narrativamente sólida, al menos lo suficiente como para no derivar en un producto extenso y carente de ritmo.

Y el reto no era precisamente sencillo, teniendo en cuenta que a diferencia de Marvel, tan solo tienen película propia algunos de los protagonistas. Sin embargo, el desarrollo dramático de Liga de la Justicia, lejos de apostar por una consecución de diálogos innecesarios o secuencias de acción apabullantes sin demasiada narrativa, opta por presentar a los protagonistas en su ambiente, con una sencilla acción o algún diálogo enfocado a desarrollar la trama. A esto se suma la presentación del conflicto, con un villano al que son incapaces de derrotar de forma individual, sentando a su vez las bases de todo el desarrollo posterior y de las decisiones tomadas que se convierten, por extensión, en interesantes puntos de giro. Por supuesto, esto no quiere decir que estemos hablando de una película que pueda ser considerada sobresaliente. Existen varios puntos débiles en su guión, entre ellos las motivaciones de algunos personajes, que quedan definidas de forma algo esquemática, o la falta de profundidad en las relaciones entre los personajes, que debilitan a su vez algunas partes del desarrollo.

Con todo, esto puede que no debiera ser considerado como una debilidad. Porque la realidad es que esta cinta no pretende erigirse como un referente. Al contrario, parece planteada como un entretenimiento. Muy bueno, pero entretenimiento al fin y al cabo. Y en esto Snyder es un maestro. Alejado del abuso que ha hecho en los últimos films de sus más característicos recursos (cambios de ritmo, cámaras lentas, etc.), el director apuesta por un aspecto formal más sobrio, en el que deja su personal huella pero que permite respirar al espectador. A pesar de las carencias del apartado de efectos digitales, lo cierto es que la labor tras las cámaras ofrece, por ejemplo, un final digno de un film de estas características, amén de varios momentos dramáticos brillantes en los que se aprovechan todos los elementos, desde los efectos hasta la fotografía o el sonido.

Desde luego, Liga de la Justicia no es una obra cúlmen del género superheróico, pero cumple su objetivo. Es más, lo hace brillantemente. Snyder logra quitarse ciertas obsesiones para narrar una historia sólida, fresca y dinámica en la que el humor hace de puente entre la acción y el drama. Su reparto, aunque irregular en sus interpretaciones (Gal Gadot vuelve a ser la mejor con mucha diferencia), desprende una comodidad pocas veces vista, lo que ayuda a que la historia adquiera un ritmo propio en las diferentes historias secundarias que se dan cita en esta aventura. No es perfecta, pero sí sienta las bases, en la línea que ya lo hizo Wonder Woman, para el futuro de las adaptaciones de esta casa.

Nota: 7/10

‘Liga de la Justicia’ se presenta ante los espectadores españoles


Llegó el día. Este viernes, 17 de noviembre, llega a los cines de toda España uno de los estrenos más esperados por los fans en la que es, junto a la nueva entrega de Star Wars, una de las citas más importantes de la cartelera en este tramo final del año. Pero para aquellos que busquen algo más que el blockbuster de la semana, diversos son los títulos nuevos que aterrizan en las salas, desde el drama humano hasta el thriller, pasando por la comedia con tintes sociales.

Pero comencemos por Liga de la Justicia, adaptación de las aventuras de los superhéroes de DC Cómics que reúne a los principales personajes para enfrentarse a un mal mayor de lo que han visto hasta ahora. La trama comienza tiempo después del final de Batman v Superman: El amanecer de la justicia (2016), cuando Batman decide reclutar a un grupo de metahumanos impulsado por el sacrificio de Superman y su renovada fe en la Humanidad. Acción, espectáculo y ciertas dosis de humor se dan cita en este film dirigido por Zack Snyder (El hombre de acero) y protagonizado por, entre otros, Ben Affleck (Vivir de noche), Henry Cavill (Operación U.N.C.L.E.), Gal Galot (Wonder Woman), Jason Momoa (Una bala en la cabeza), Ezra Miller (Las ventajas de ser un marginado), Ray Fisher, Amber Heard (La chica danesa), Amy Adams (La llegada), Jesse Eisenberg (Ahora me ves 2), Connie Nielsen (Las confesiones), Diane Lane (París puede esperar), Jeremy Irons (Assassin’s Creed) y J.K. Simmons (El muñeco de nieve).

Entre los estrenos europeos destaca la británica Una razón para vivir, drama basado en la historia real de Robin y Diana Cavendish, una pareja de aventureros cuyas vidas cambian para siempre cuando él queda paralizado por la polio, situación que juntos afrontan para tratar de mantener una vida corriente. El actor Andy Serkis (Gollum en la saga de El Señor de los Anillos) debuta tras las cámaras dirigiendo a Andrew Garfield (Silencio), Claire Foy (serie The Crown), Tom Hollander (La promesa), Camilla Rutherford (Absolutamente fabulosas) y Ed Speleers (Alicia a través del espejo) como principales actores.

Francia y Bélgica colaboran en Con los brazos abiertos, comedia de marcado carácter social cuyo argumento arranca cuando un humorista casado con una millonaria acepta el reto de acoger en su casa a los más necesitados, como de hecho anima a hacer a todo el mundo siempre que puede. Dicho y hecho, al día siguiente se presenta en su casa un curioso grupo que pondrá a prueba su capacidad de predicar con el ejemplo. Philippe de Chauveron (Dios mío, ¿pero qué te hemos hecho?) es el encargado de poner en imágenes esta historia protagonizada por Christian Clavier (Una bolsa de canicas), Ary Abittan (Fatal), Elsa Zylberstein (Primavera en Normandía), Cyril Lecomte (Mea culpa) y Nanou Garcia (Zouzou).

La producción española tiene a El autor como su principal representante. Adaptación de una novela de Javier Cercas, y dirigida por Manuel Martín Cuenca (Caníbal), esta comedia dramática gira en torno a un hombre cuyo sueño es ser escritor. Con una vida gris y sin talento, todo lo que crea es anodino y carente de interés, al contrario que su mujer, que sin pretenderlo crea un best-seller. Dispuesto a hacer su sueño realidad, indaga en los secretos de la novela junto a un profesor de escritura, comprendiendo que toda ficción surge de la realidad. Comienza entonces a manipular a sus vecinos para crear la historia perfecta, pero toda decisión tiene sus consecuencias. El reparto está encabezado por Javier Gutiérrez (1898. Los últimos de Filipinas), Antonio de la Torre (Que Dios nos perdone), María León (Cuerpo de élite), Adriana Paz (Hilda), Tenoch Huerta (La carga) y Adelfa Calvo (La isla mínima).

España también produce El vientre de Europa, drama escrito, dirigido y protagonizado por Juan Pinzás (Días de boda) que combina fantasía y misterio para narrar el viaje introspectivo de un cineasta desde el vientre de su madre al vientre de Europa, uniendo pasado, presente y futuro a través de dos ciudades como Berlín y Madrid. Junto a Pinzás encontramos en el reparto a Elke Krüger, Katherine Sorel y María Villar (La princesa de Francia).

Entre el resto de estrenos europeos también encontramos Jupiter’s Moon, drama de ciencia ficción con capital húngaro y alemán cuyo argumento se centra en los intentos de un joven sirio por cruzar la frontera hacia Europa junto a su padre. Cuando están a punto de conseguirlo son interceptados por la policía húngara, que dispara al joven. En lugar de morir, este se eleva por el aire. El milagro se repite en ante los ojos de un corrupto médico de un campo de refugiados, que tratará de explotar el talento del recién llegado. Dirigida por Kornél Mundruczó (Lányok), la cinta está protagonizada por Mónika Balsai (Un hada llamada Liza), Merab Ninidze (Rehenes), György Cserhalmi (Mephisto) y Zsombor Jéger (Kincsem).

También aterriza en la cartelera lo nuevo de Baltasar Kormákur (Everest), titulado Medidas extremas. A medio camino entre el drama y el thriller, la trama comienza cuando un cirujano felizmente casado y con dos hijas ve cómo su mundo empieza a desmoronarse cuando su hija mayor comienza una relación con un traficante de drogas. La mala influencia de este tanto en la joven como en la familia llevarán al médico a límites que nunca imaginó. Kormákur da vida al protagonista en un reparto en el que también destacan Hera Hilmar (We are the freaks), Ingvar Eggert Sigurðsson (De caballos y hombres) y Gísli Örn Garðarsson (Brim).

Desde Colombia llega Los Nadie, debut en el largometraje de Juan Sebastián Mesa que gira en torno a cinco jóvenes que se conocen y malviven en las calles de una ciudad hostil mientras sueñan con un viaje que les permita escapar de ese entorno. Los debutantes Esteban Alcaraz, Camila Castrillón, Angélica Puerta, Alejandro Pérez Ceferino y Luis Felipe Álzate son los protagonistas de este drama.

Japón produce, en colaboración con Francia, el drama romántico Hacia la luz, nuevo trabajo escrito y dirigido por Naomi Kawase (Una pastelería en Tokio) que narra la relación entre una mujer que hace audiodescripciones de películas y un fotógrafo que está a punto de perder la vista. A pesar de sus diferencias, ambos encontrarán una conexión a través del cine. Masatoshi Nagase (Five to Nine) y Ayame Misaki (Ataque a los titanes) dan vida a la pareja protagonista, que está acompañada por Tatsuya Fuji (Watashi no otoko), Mantarô Koichi (Rinne) y Noémie Nakai (Death Note. El nuevo mundo).

La animación tiene como único representante a La Isla de los Monstruos, producción mexicana cuya trama comienza cuando un joven inicia un viaje a Isla Calaca cuando descubre que puede transformarse en un monstruo. Allí conocerá todo tipo de seres extraños con los que vivirá una aventura que cambiará su vida. Leopoldo Aguilar (El secreto del medallón de jade) dirige esta propuesta a la que ponen voz Fiona Hardingham (El último baile), Roger Jackson (la voz al teléfono en Scream), Jenifer Beth Kaplan, Eric Larsen y Katie Leigh (Jake and the giants).

Dos propuestas españolas copan la oferta documental de la semana. Por un lado, Los demás días es una obra escrita y dirigida por Carlos Agulló (Plot for peace) que sigue el trabajo del doctor Pablo Iglesias, médico de cuidados paliativos con el que la cinta aborda la cuestión de vivir bien hasta el último momento, de cuidar la vida más que ofrecer a los pacientes una muerte digna.

Por otro, Arte al agua narra la vida a bordo de un barco de arrastre en Terranova, recogiendo para ello testimonios de los pescadores. Olivier van der Zee (Encierro) escribe y dirige el film.

La cartelera recibe ‘La llegada’ de los ‘Animales fantásticos’


Estrenos 18noviembre2016Fin de semana de importantes estrenos. O al menos, muy esperados. Frente al perfil medio bajo de los títulos que han estado llegando a la cartelera española estas últimas semanas (salvo contadas excepciones), este viernes, 18 de noviembre, se prevé interesante en lo que a atracción a las salas de cine se refiere, ya sea por la variedad de novedades como por el interés que puede suscitar el que sin duda es el estreno de la semana.

Ese no es otro que Animales fantásticos y dónde encontrarlos, nueva propuesta de fantasía, aventura y magia de la mano de J.K. Rowling que se espera tome el testigo de la saga Harry Potter… al fin y al cabo, se ambienta en el mismo universo. Su historia comienza en 1926, cuando un joven mago se embarca en un viaje por todo el mundo para encontrar y catalogar un sinfín de criaturas mágicas. Una de las paradas en su recorrido es Nueva York, y lo que en principio iba a ser un sencillo alto en el camino se convierte en un problema cuando varias de las bestias ya recogidas y catalogadas se escapan, lo que pone en apuros tanto el mundo de la magia como el del resto de mortales. La cinta, que cuenta con capital británico y norteamericano, está dirigida por David Yates (La leyenda de Tarzán) y protagonizada por Eddie Redmayne (La chica danesa), Katherine Waterston (Steve Jobs), Ezra Miller (Las ventajas de ser un marginado), Colin Farrell (serie True detective), Samantha Morton (La señorita Julia), Ron Perlman (Stonewall), Jon Voight (serie Ray Donovan), Johnny Depp (Alicia a través del espejo) y Carmen Ejogo (Selma), entre otros.

También destaca La llegada, nueva propuesta de Denis Villeneuve (Sicario) que, en clave de ciencia ficción, narra cómo unas naves extraterrestres aterrizan inesperadamente en diversos puntos del planeta. Al frente del grupo de expertos que deberán averiguar el motivo de esta llegada está una lingüista que pondrá su vida y la de sus colaboradores en peligro para evitar la guerra mundial a la que parece abocada la Humanidad. Lo que no sabe es que con sus actos puede provocar algo peor que una guerra. Basada en la historia de Ted Chiang, la película cuenta con un reparto encabezado por Amy Adams (Big eyes), Jeremy Renner (Capitán América: Civil War), Forest Whitaker (V3nganza), Michael Stuhlbarg (El caso Fischer), Tzi Ma (Pali road) y Mark O’Brien (The dark stranger).

Otra de las propuestas procedentes de Hollywood es Como reinas, comedia de aventuras familiar cuyo argumento gira en torno a una viuda que recibe por error un cheque de la seguridad social de 900.000 dólares. Junto a su mejor amiga decide vivir el viaje de sus vidas en Gran Canaria, pero terminan convirtiéndose en fugitivas de la justicia y en la sensación de los medios. Andy Tennant (Exposados) se pone tras las cámaras de esta cinta que cuenta entre sus actores con Shirley MacLaine (La vida secreta de Walter Mitty), Jessica Lange (serie American Horror Story: Freak show), Demi Moore (Margin call), Judd Hirsch (Independence Day: Contraataque), Billy Connolly (Nuestro último verano en Escocia) y Matt Walsh (La oscuridad).

El terror tiene su máximo representante en El extraño, coproducción entre Estados Unidos y Corea del Sur que arranca cuando un pequeño pueblo se ve sacudido por una serie de extrañas y violentas muertes. Las supersticiones pronto señalan como culpable a un anciano que vive como un ermitaño cerca del pueblo desde hace poco tiempo. Escrita y dirigida por Na Hong-ji (Hwanghae), la película está protagonizada por Hwang Jung-min (New world), Kwak Do Won (Bereullin), Chun Woo-hee (Mother) y Jo Han-Cheol (48M).

Entre los estrenos europeos destaca Un traidor como los nuestros, coproducción anglofrancesa que adapta una novela de John le Carré y que, en clave de thriller, narra cómo una pareja de vacaciones en Marrakech se ve envuelta en un juego mortal de secretos y mentiras entre el Servicio Secreto Británico y la mafia rusa. Todo por entablar cierta amistad con un multimillonario ruso que resulta ser miembro de un clan mafioso y que parece tener especial interés en desvelar todos los secretos de su organización criminal. Susanna White (La niñera mágica y el Big Bang) dirige esta propuesta en la que destacan actores como Ewan McGregor (Mortdecai), Stellan Skarsgård (El médico), Damian Lewis (serie Homeland) y Naomie Harris (Spectre).

La comedia dramática de época está representada por Amor y amistad, nueva adaptación de una obra de Jane Austen, en este caso un relato corto, que narra los intentos de una mujer para desposar a su hija en 1790. Para ello viaja hasta la casa de campo de su familia política. Whit Stillman (Damiselas en apuros) adapta y dirige esta producción que cuenta con capital irlandés, francés y holandés, y en cuyo reparto encontramos a Kate Beckinsale (Absolutamente todo), Chloë Sevigny (serie American Horror Story: Hotel), Xavier Samuel (Corazones de acero), Stephen Fry (El hombre que conocía el infinito), James Fleet (Mr. Turner), Jemma Redgrave (serie Doctor Who) y Emma Greenwell (Holy Ghost People).

Puramente francesa es La doctora de Brest, adaptación del libro de Irène Frachon que, en clave dramática, narra la lucha de esta doctora contra todo el sistema sanitario por desvelar los efectos mortales de un fármaco aprobado por el Estado después de que se produzcan sospechosas muertes de varios pacientes. Dirigida por Emmanuelle Bercot (La cabeza alta), la película está protagonizada por Sidse Babett Knudsen (El juez), Benoît Magimel (Pequeñas mentiras sin importancia), Charlotte Laemmel (Apnée), Isabelle de Hertogh (Hasta la vista) y Gustave Kervern (Simon).

De 2015 es la española La isla del viento, retrato biográfico de Miguel de Unamuno durante su exilio en Formentera por su oposición a la dictadura de Primo de Rivera, experiencia que transformó por completo al escritor. Tras las cámaras encontramos a Manuel Menchón, que debuta de este modo en el largometraje de ficción, mientras que en el reparto destacan los nombres de José Luis Gómez (Los abrazos rotos), Víctor Clavijo (Silencio en la nieve), Ciro Miró (Nadie quiere la noche), Ruth Armas (Casting) y Ana Celentano (Olvidados).

Con algo de retraso llega la comedia griega Chevalier, producción de 2015 que comienza cuando un grupo de amigos que van a pescar al Egeo en un lujoso yate inician un juego con el que llegarán a convertirse en rivales. Al finalizar el juego, aquel que demuestre ser el mejor hombre se llevará el anillo e la victoria. Athina Rachel Tsangari (Attenberg) dirige este film que cuenta entre sus actores con Giannis Drakopoulos (Oi aities ton pragmaton), Kostas Filippoglou (Gia panta), Yiorgos Kendros (Sta oria), Panos Koronis (Antes del anochecer) y Vangelis Mourikis (Magic men).

Con más retraso todavía se estrena Guerrera (sangre y honor), drama alemán realizado en 2011 por David Wnendt (Hanging on) que gira en torno a una joven neonazi cuyo día a día se desarrolla entre el odio a los extranjeros, a los judíos y a los policías, el alcohol y las peleas. Todo cambia cuando conoce a un refugiado afgano con el que aprenderá que la vida nunca es en blanco y negro. Alina Levshin (Krankheit der Jugend), Jella Haase (Lollipop monster), Sayed Ahmad, Gerdy Zint (Shahada) y Lukas Steltner (Abgebrannt) son los principales actores.

El último de los estrenos de ficción es la mexicana Tamara y la Catarina, cinta que aborda la relación de dos mujeres que encontrarán en el apoyo mutuo un espacio donde no sentirse unas parias y una forma de existir más allá de sus errores y su condición. Escrito y dirigido por Lucía Carreras (Nos vemos, papá), este drama está protagonizado por Gustavo Sánchez Parra (El elegido), Angelina Peláez (Visitantes), Harold Torres (La carga), Alberto Trujillo (Halley), Ángeles Cruz (Marcelino Pan y Vino) y Cecilia Cantú.

En lo que a documental se refiere destaca Omega, cinta española dirigida a cuatro manos por Gervasio Iglesias y José Sánchez-Montes, productores de La isla mínima (2014), que se centra en un proyecto musical que rompió moldes en los noventa. Fusión de flamenco y rock, llegó de la mano de Enrique Morente y Lagartija Nick, fusionando las poesías de Federico García Lorca y las partituras de Leonard Cohen.

También español es el documental In the same boat, dirigido por Rudy Gnutti, quien debuta en el largometraje cinematográfico con esta obra que utiliza un barco en alta mar como metáfora del futuro que se abre ante la Humanidad, que puede utilizar los avances tecnológicos para lograr un mundo más justo, pero que afronta importantes retos que podrían convertirse en amenazas.

‘Escuadrón Suicida’, unos buenos malos… ¿o eran malos buenos?


Will Smith y Margot Robbie lideran el 'Escuadrón Suicida' de David Ayer.A tenor de las críticas recibidas, debo de ser de los pocos que defienden Escuadrón Suicida. Y la verdad es que no me arrepiento. Argumentos a su favor tiene, como también los tiene en su contra. Vamos, lo que le viene a pasar al 80% de las películas, y lo que prácticamente ocurre en todas las cintas de superhéroes. El problema, o al menos uno de los más importantes, de la cinta de David Ayer (Corazones de acero), no radica en la propia historia, sino en algo que va más allá de la película, y que tiene un nombre: DC Cómics. La reciente obsesión por juntar en pantalla a un grupos de personajes conocidos por los amantes de los cómics está llevando a esta compañía a hacer películas irregulares, de difícil narrativa, pero con mucha espectacularidad.

La verdad es que esta película con un plantel de actores más que notable merece un análisis más profundo que el de la mera crítica, de ahí este extenso texto. A David Ayer se le puede acusar de muchas cosas, pero desde luego no de lo principal en cualquier película de superhéroes/supervillanos: entretenimiento. Porque esta reunión de malos no tan malos (hay buenos que son peores) es eso, puro y sencillo entretenimiento. El que quiera buscar algo más puede que lo encuentre, pero saldrá mayormente decepcionado. Y la verdad es que la película no busca nada más. Secuencias brillantemente ejecutadas, un humor algo irregular pero efectivo, sobre todo cuando recae sobre Margot Robbie (La leyenda de Tarzán) y su ya imprescindible Harley Quinn, y algunos diálogos que permiten hacer avanzar la acción son las señas de identidad. Vamos, lo mismo que ocurre en Los Vengadores y cintas similares.

Quizá la mejor defensa para este argumento es que Escuadrón Suicida dura dos horas y apenas se nota, logrando superar los baches propios de la narrativa de forma más o menos solvente. Pero volvamos sobre el reparto, o mejor dicho sobre esa pareja formada por Robbie y Jared Leto (El señor de la guerra), un Joker menos alocado y más psicópata que sin duda eleva el tono del film cada vez que aparece… y se hace poco. Ambos personajes, sin duda los mejor definidos e interpretados, son el mejor ejemplo de cómo los secundarios (o protagonistas con menor peso en la trama) pueden terminar por arrebatar el protagonismo de una historia. Y este sí es un punto débil de la película, que abordaré a continuación.

Pero junto a ellos hay todo un grupo de actores solventes, disfrutando de sus respectivos papeles y demostrando que la película puede funcionar en todos sus aspectos. El desarrollo dramático conseguido por Ayer, aunque claramente diferenciado en dos partes, es lo suficientemente sólido como para componer un mosaico de aventura, acción y humor en el que cada personaje, al menos los principales, está definido no solo por sus motivaciones, sino por su pasado y por su personalidad. Otra cosa es lo que ocurre con el resto de secundarios y lo que cabría esperar de la cinta. En cualquier caso, no se puede negar que esta cinta es una pieza más en la construcción de ese mundo cinematográfico de DC, y personalmente creo que es una pieza interesante y atractiva.

Al humo de las velas

Pero seamos sinceros. Escuadrón Suicida no es una película perfecta. De hecho, posiblemente no sea de las mejores de superhéroes. Y varios son sus problemas, que en principio no afectan al disfrute de estas aventuras, pero que sí pueden resultar determinantes para un tipo de público, sobre todo el más especializado. Para empezar, y como comentaba al inicio, DC Cómics llega tarde. Más bien, llega al humo de las velas a esta especie de fiesta en que se han convertido las películas de superhéroes. Con un tono más oscuro que su eterno rival, Marvel Cómics, la compañía ha querido resumir en un par de películas los años de trabajo en la pantalla grande que lleva su competidora. Y eso pasa factura, en algunos casos más grande que en otros.

En la película que nos ocupa, esto se traduce en una necesidad de presentar a demasiados personajes en una sola historia. Si algo han demostrado este tipo de films es que presentar a más de un personaje en la trama (además del héroe, claro está) tiende a ser un problema narrativo más que evidente. Ha pasado con todos, desde Spider-Man a Batman. Y si eso es así, ¿qué puede ocurrir cuando son 10 los roles a desarrollar? Aunque la opción elegida por Ayer no es la peor de todas, desde luego deja muchas lagunas. Para empezar, divide claramente la historia en dos, impidiendo un desarrollo más o menos profundo de la trama principal y su respectiva amenaza. Además, el director y guionista se ve obligado a desarrollar únicamente a los principales, dejando al resto a su suerte y a tratar de resumir su historia en una sola frase, con suerte en una mínima secuencia. Esta idea, aunque efectiva, termina por desdibujar a este grupo de villanos, convirtiendo a muchos de ellos en arquetipos lineales con poca o ninguna diferencia entre ellos, salvo sus habilidades y su aspecto, claro está.

Y precisamente los villanos es otro punto débil de la cinta. Puede parecer irónico que una cinta que se basa en un grupo de malos tenga como debilidad precisamente eso, pero así es. El problema es la necesaria humanización de los personajes. Todos ellos, sobre todo los principales, deben tener un aspecto con el que se puedan identificar los espectadores. Y esto termina siendo un problema, amén de escoger a actor como Will Smith (La verdad duele), héroe por antonomasia del cine de aventuras moderno, para un asesino a sueldo que parece más una figura paternal para el resto de supervillanos. La película utiliza dos herramientas para esa humanización, a cada cual más peligrosa. Por un lado, convertir a los presuntamente buenos, y en general a todos los que les rodean, en más malos que los propios villanos. Y por otro, demostrar que todos los malos lo que buscan, en realidad, es una vida tranquila, sencilla y en paz.

Eso es algo que no funciona, al menos no como vehículo para demostrar que son villanos sin escrúpulos que pueden lograr la redención con sus buenas acciones por un bien mayor. Y no funciona porque, además de que parecen héroes en lugar de antihéroes, los buenos parecen demasiado inocentes. Algo que representa a la perfección el personaje de Joel Kinnaman (serie House of cards), quien comienza la cinta aparentando un desprecio hacia su escuadrón de villanos y termina por ser amigo de asesinos, psicópatas y monstruos. Y ni siquiera la muerte inicial de un miembro del grupo puede eliminar la sensación de que estos antihéroes son héroes; para eso ya se cuidan mucho de que el único que muere es aquel que no tiene casi ni presentación. El resultado final es que Escuadrón Suicida funciona como película de superhéroes, no de supervillanos obligados a hacer el bien. Funciona por su entretenimiento, aunque falla en algunos aspectos que para muchos pueden ser fundamentales. Ahora bien, se disfruta mucho, tanto de la acción como del humor, de su banda sonora y de la locura que imprimen al conjunto Leto y Robbie. Al final, como todo, la película funciona porque se encuentra en un punto intermedio. Y puede que ese sea el problema.

El Apocalipsis mutante llega a España


Estrenos 20mayo2016Tras dos semanas alejados de aventuras superheróicas, la cartelera española vuelve a recibir una adaptación de historias sacadas de las viñetas de un cómic, en esta ocasión de Marvel. Pero el cine más comercial está acompañado esta semana por un buen puñado de estrenos que ofrecen a los espectadores una variada alternativa donde elegir, desde el drama histórico o el thriller hasta la comedia, pasando por el documental.

Pero si hay que comenzar por algún título, ese es X-Men: Apocalipsis, tercera entrega de la nueva hornada de mutantes dirigida de nuevo por Bryan Singer (Valkiria) y que suma al reparto habitual de las últimas películas varios rostros conocidos. La trama, para aquellos poco familiarizados con el mundo mutante, se centra en la lucha de unos jóvenes X-Men contra Apocalipsis, el primer mutante nacido en el Antiguo Egipto que ha acumulado poderes de otros como él a lo largo de los siglos y que despierta en un mundo que le decepciona, por lo que decide rodearse de cuatro guerreros para destruir a la Humanidad. James McAvoy (Victor Frankenstein), Michael Fassbender (Steve Jobs), Jennifer Lawrence (Joy), Rose Byrne (Espías), Nicholas Hoult (Equals), Evan Peters (serie American Horror Story: Hotel) y Lucas Till (Wolves) vuelven a interpretar a sus personajes, añadiéndose además los nombres de Oscar Isaac (Star Wars: El despertar de la fuerza), Sophie Turner (serie Juego de tronos), Tye Sheridan (Mud), Kodi Smit-McPhee (Slow west), Ben Hardy (serie Gente de barrio), Alexandra Shipp (Straight Outta Compton), Lana Condor y Olivia Munn (Mortdecai).

Muy distinta es la comedia estadounidense Es la jefa, vehículo de lucimiento personal para Melissa McCarthy (St. Vincent) en el que interpreta a una gigante de la industria que entra en prisión por uso de información privilegiada. Al salir está decidida a recuperar su lugar en la sociedad y convertirse en la persona más popular del país, pero no todo el mundo está dispuesto a seguirla y apoyarla. Ben Falcone (Tammy), quien se reserva un papel en la trama, dirige esta propuesta en la que también encontramos a Kristen Bell (serie House of lies), Peter Dinklage (Pixels), Kristen Schaal (Un paseo por el bosque) y Kathy Bates (El coro).

El drama de época lo pone Madame Bovary, nueva adaptación de la novela de Gustave Flaubert que gira en torno a la mujer de un doctor cuya vida en un pequeño pueblo la consume hasta el punto de desear una vida de pasión que está dispuesta a conseguir cueste lo que cueste. La cinta de 2014, dirigida por Sophie Barthes (Cold souls), está producida entre Estados Unidos, Alemania y Bélgica, y protagonizada por Mia Wasikowska (El viaje de tu vida), Ezra Miller (Tenemos que hablar de Kevin), Paul Giamatti (Parkland) y Rhys Ifans (The amazing Spider-man).

En cuanto al cine europeo que aterriza hoy en la cartelera, destaca Noche real, producción inglesa de 2015 a medio camino entre el drama, la comedia y el romance que aborda la salida de incógnito que realizaron el 8 de mayo de 1945, cuando finalizó la II Guerra Mundial, las princesas Isabel (hoy reina Isabel II) y Margarita. Ambas querían unirse a la celebración que se vivía en Londres mientras su padre, el rey Jorge, prepara su discurso. Una noche en la que tendrán sus primeros escarceos románticos. Julian Jarrold (La joven Jean Austen) pone en imágenes esta historia de época interpretada por Sarah Gadon (Belle) y Bel Powley (Side by side) como las jóvenes princesas, y Rupert Everett (Rosenn) y Emily Watson (Testamento de juventud) como el matrimonio real.

Desde España nos llega El rey tuerto, comedia dramática basada en la obra teatral de Marc Crehuet, quien se encarga también de su adaptación a la gran pantalla y de la dirección. La trama arranca cuando dos amigas se reúnen después de muchos años. A pesar de ser diametralmente diferentes, el encuentro transcurre de forma cordial hasta que se revela que el novio de una de ella dejó tuerto al otro en el transcurso de una manifestación. El hecho no solo romperá la relación de las amigas, sino que derivará en una serie de crisis de identidad cuyas consecuencias alcanzarán una magnitud inesperada. Mike Esparbé (Incidencias), Alain Hernández (Palmeras en la nieve), Ruth Llopis, Betsy Túrnez (serie Pop ràpid) y Xesc Cabot (Open 24h) encabezan el reparto.

También española es Seis y medio, intenso drama cuyo punto de partida es cuanto menos curioso. Una pareja debate cuánto se aman hasta el punto de calificarlo con una puntuación de 6,5. A partir de este momento su relación no volverá a ser la misma. Dirigida por Julio Fraga, quien debuta de este modo en el largometraje, la cinta está protagonizada por Homero Rodríguez-Soriano y Cristina Rojas.

Y España también está presente en Magallanes, producción que cuenta además con capital peruano y argentino cuya historia comienza cuando el protagonista que da nombre al film ve subirse a un taxi a una mujer que conoció años atrás. Dispuesto a conseguir redención, la busca para tratar de ayudarla, aunque lo último que ella parece querer es volver a verle. Ópera prima de Salvador del Solar, la cinta está protagonizada por Damián Alcázar (Olvidados), Magaly Solier (Amador), Federico Luppi (La corporación) y Christian Meier (serie Familia en venta).

China y Japón, con la colaboración de Francia, producen Más allá de las montañas, drama romántico escrito y dirigido por Jia Zhangke (Un toque de violencia) que gira en torno a un triángulo amoroso durante varias décadas desde finales de los años 90, y en el que dos amigos de la infancia se disputan el amor de una joven en China. El reparto está encabezado por Tao Zhao (Naturaleza muerta), Zhang Yi (Pi fu), Jing Dong Liang (Zhantai), Zijian Dong (Qing Chun Pai) y Silvia Chang (American Fusion).

En lo que a documentales se refiere, dos novedades. La primera es Malú, ni un paso atrás, que recoge la trayectoria de la que posiblemente sea la artista española más influyente del momento. La cinta ahonda en los miedos, las pasiones y los sueños de esta cantante con 13 álbumes publicados y 21 discos de platino. Telmo Iragorri y Curro Sánchez (Paco de Lucía: La búsqueda) dirigen la propuesta.

Francia y Alemania están detrás de Las estaciones, obra dirigida a cuatro manos por Jacques Perrin y Jacques Cluzard (Océanos) que desgrana la relación que se establece entre el hombre, los animales y las estaciones meteorológicas a lo largo de la historia.

Los gangsters se enfrentan a mamás y marginados en los estrenos


Estrenos 8febrero2013.Tras un fin de semana bastante flojo en lo que a estrenos y, sobre todo, recaudación se refiere, el 8 de febrero no llega tampoco excesivamente cargado, aunque las expectativas puestas en los nuevos títulos sí son mayores. Tanto por los nombres que refrendan las películas como por las temáticas, las nominaciones o el éxito que han tenido en los países donde se han estrenado, los estrenos de este viernes se antojan interesantes y esperanzadores de cara a mover una taquilla que, ante la falta de interesantes propuestas, lleva prácticamente inmóvil unas tres semanas.

El primero de estos estrenos es Gangster Squad, subtitulada en España Brigada de élite. Dirigida por Ruben Fleischer (Bienvenidos a Zombieland) y basada en una novela de Paul Lieberman, la trama se inspira en los personajes y sucesos ocurridos en la década de los 50 en Los Ángeles, años en los que el mafioso Mickey Cohen era el dueño de la ciudad californiana. Su control sobre las drogas, el juego y la policía es absoluto, pero un grupo de adjuntos al Departamento de Policía plantará cara a su reinado, iniciando una guerra sin cuartel entre los dos bandos. Acción y cine negro son los dos grandes ingredientes de esta historia que protagonizan Sean Penn (Un lugar donde quedarse), Josh Brolin (Valor de ley), Ryan Gosling (Los idus de marzo), Emma Stone (Rumores y mentiras), Anthony Mackie (Dime con cuántos), Robert Patrick (Golpe de efecto), Michael Peña (Sin tregua), Giovanni Ribisi (Contraband) y Mireille Enos (serie The killing).

Seguimos con una de terror. Mamá, coproducción entre España y Alaska, ha sido la gran revelación en Estados Unidos. Con Guillermo del Toro (El laberinto del fauno) como productor ejecutivo, el film se presenta como la nueva vuelta de tuerca del género. Todo comienza cuando una pareja se entera de que sus sobrinas, desaparecidas hace cinco años cuando su padre mató a su madre, han estado viviendo en una cabaña en el bosque. Resulta increíble que hayan sobrevivido, por lo que deciden acogerlas y ofrecer a las pequeñas un hogar, pero pronto comprenderán que algo más ha llegado a la casa con ellas. Algo que ha estado cuidando de ellas durante todos esos años. Dirigida por Andrés Muschietti, la obra está basada en un cortometraje del mismo título realizado por el director, quien debuta así en el largometraje. Frente a la cámara encontramos a Jessica Chastain (La noche más oscura), Nikolaj Coster-Waldau (serie Juego de Tronos), Megan Charpentier (Jennifer’s body), Isabelle Nélisse (Whitewash), Daniel Kash (En el camino) y Javier Botet ([REC]).

Stephen Chbosky es el gran protagonista de otro de los estrenos del fin de semana. Él es el autor de Las ventajas de ser un marginado, drama romántico adolescente con un sabor independiente, fresco y novedoso que no solo está escrito y dirigido por el realizador (en la que es su ópera prima), sino que también está basado en su libro. El argumento gira en torno a un inteligente joven que, como ocurre en estos casos, es un marginado en su instituto. Todo cambia cuando dos populares y carismáticos hermanos deciden acogerle bajo sus alas y abrirle las puertas a todo un mundo de nuevas experiencias que parecían vetadas para él. Sin embargo, este cambio también hará que se abran viejas heridas y sacará a flote un secreto celosamente guardado. Los principales protagonistas son Logan Lerman (Percy Jackson y el ladrón del rayo), Emma Watson (saga Harry Potter) y Ezra Miller (Tenemos que hablar de Kevin), a los que acompañan, entre otros, Dylan McDermott (En campaña todo vale), Kate Walsh (serie Sin cita previa), Tom Savini (Abierto hasta el amanecer), Paul Rudd (La cena) y Joan Cusack (Confesiones de una compradora compulsiva).

Otra producción española, aunque esta vez de forma íntegra, es Muertos de amor, comedia dirigida por Mikel Aguirresarobe, quien da el salto al largometraje con esta propuesta en la que un joven que hace algún tiempo perdió un brazo en un accidente, y con ello su trabajo, vive consumido por los celos amorosos provocados por la idea de que su mujer le pueda traicionar con los hombres que se cruzan en su vida. Miedo que se acrecentará cuando ella entre a trabajar en el restaurante de un famoso cocinero muy conocido por ser un Don Juan. La película está protagonizada por Javier Veiga (Escuela de seducción), Marta Hazas (Lo contrario al amor), Ramón Esquinas (Amigos…), Ivan Massagué (Déjate caer), Cesc Casanovas y Carmen Ruiz (En fuera de juego).

Desde el continente americano nos llega la siguiente propuesta, y nunca mejor dicho. Producida a tres bandas entre Estados Unidos, Chile y México, No narra la delicada situación de un publicista contratado en 1988 para diseñar la campaña a favor del NO al apoyo al gobierno de Augusto Pinochet en Chile. Una misión audaz y arriesgada que deberá sortear la vigilancia del Gobierno y que contará con unos recursos muy limitados. Dirigida por Pablo Larraín (Post Mortem), quien se encarga también de la adaptación de la obra de Antonio Skármeta, el film está protagonizado por Gael García Bernal (También la lluvia), junto al que podemos encontrar a Alfredo Castro (La buena vida), Antonia Zegers (La vida de los peces) y Néstor Cantillana (Radio Corazón), entre otros.

Como siempre, concluimos los estrenos del fin de semana con la sección documental, en este caso representada por Marina Abramovic: la artista está presente, obra del 2012 dirigida por Matthew Akers, quien debuta en el largometraje, y Jeff Dupre (Out of the past). El film sigue a la valiente artista durante todo el proceso de una gran retrospectiva de su obra que prepara el Museo de Arte Moderno de Nueva York.

Diccineario

Cine y palabras

A %d blogueros les gusta esto: