‘R3sacón’: la manada afronta la realidad de sus borracheras


John Goodman será el enemigo de los cuatro amigos en 'R3sacón'.Todo vuelve a la normalidad cuando se pasan los efectos del alcohol. Tras dos entregas repitiendo estructura y éxito, la tercera parte de este compendio de malas decisiones y peores soluciones ha decidido caminar por derroteros más coherentes, más normales. Abandonando los principales conceptos que le han dado fama, R3sacón opta por la comedia más tradicional con ciertos toques de intriga y acción para revelarse como un producto diferente, algo menos interesante que sus predecesoras pero igualmente eficaz, gracias sobre todo a sus personajes principales y, de nuevo, a un Zach Galifianakis (Salidos de cuentas) que vuelve a demostrar lo fácil que se le da interpretar a personajes tan extravagantes como Alan.

Es gracias a él y a las surrealistas escenas que provoca que el film mantiene la comicidad de épocas pasadas. A pesar de perder ese factor sorpresa que aporta el elemento de búsqueda de sentido después de una borrachera, la película funciona en su elemento cómico. Sin embargo, no alcanza el nivel de las anteriores aventuras, y eso se debe precisamente a la previsibilidad de su argumento y a la falta de originalidad que sí tuvo, por ejemplo, la primera parte. En todo momento, el argumento ofrece pistas de hacia donde camina y cuál va a ser el desenlace. Aquí no hay ya sorpresas en forma de tigre o de tatuaje (al que, por cierto, se hace referencia en un momento de la trama), sino un devenir tan sencillo como eficaz.

Tan solo la presencia de John Goodman (Red state) y de Ken Jeong (Loca obsesión) aportan el toque alocado que sí poseían el resto de aventuras. El primero disfruta como nunca con su villano de manual, mientras que el segundo da rienda suelta a los excesos de un personaje que parece ser el único vestigio de un grupo que hace todo lo posible por madurar en esta tercera parte. De hecho, el intento por desmarcarse de la conocida estructura de las anteriores películas es tan firme que no incluye las ya inolvidables fotografías finales… aunque se sustituyen por una escena que perfectamente podría ser el inicio de una cuarta parte que prometería mucho más de lo que han ofrecido estas tres.

En cualquier caso, R3sacón es un digno broche de oro a una trilogía que ha marcado época. Puede que no sea lo que los fans esperen; puede que no exista esa sensación de estar ante la resaca de la mayor fiesta del año. Pero es la resaca de todo lo que ha hecho esta “manada” durante las dos películas anteriores. Lo cierto es que era necesario cambiar algo de formato para no encasillar demasiado la saga. Es previsible, sí, pero entretiene igualmente. Una hora y cuarenta minutos divertidísimos que logran distraer, y eso es mucho más de lo que podría decirse de varias comedias actuales.

Nota: 6/10

Anuncios

Acerca de Miguel Ángel Hernáez
Periodista y realizador de cine y televisión.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Diccineario

Cine y palabras

A %d blogueros les gusta esto: