Los Oscar dejan muchas sorpresas entre algunos premios previstos


'Mad Max: Furia en la carretera', 'El renacido' y 'Spotlight' ha sido las grandes triunfadoras de los Oscar 2016.Puede sonar demasiado evidente, pero la 88ª edición de los premios Oscar ha combinado sorpresas y reconocimientos previsibles casi a partes iguales. Vamos, como suele ocurrir año tras año. Pero más allá del carácter reivindicativo de algunos discursos, este año destaca porque las sorpresas han estado distribuidas de forma irregular. Eso cuanto menos. Que finalmente haya sido Mad Max: Furia en la carretera la cinta con más estatuillas (un total de seis) ya define a la perfección lo que representan estos premios en esta edición.

Desde luego, la mayor sorpresa la ha dado Spotlight, que se ha llevado solo Mejor película y guión original. No es infrecuente que esto ocurra, la verdad, pero sí resulta curioso que finalmente haya sido este film el premiado cuando este año ha habido cintas mucho más completas que habrían merecido algún reconocimiento más. Y hablando de reconocimientos, el premio a Mark Rylance por El puente de los espías cabría interpretarlo en dos sentidos. Por un lado, el reconocimiento a la labor de este actor, cuyo papel es relativamente pequeño en el film. Por otro, una especie de disculpa a Steven Spielberg (La guerra de los mundos) al no haber recibido más nominaciones para su última joya.

Por lo demás, pocas novedades bajo los focos de Hollywood. Posiblemente que Leonardo DiCaprio se haya llevado su merecido y esperado Oscar, discurso medioambiental incluido, sea de lo menos interesante de una noche que pasará a la historia por un detalle tal vez insignificante, pero indudablemente revelador: Alejandro González Iñárritu, director de El renacido, se lleva por segundo año consecutivo el Oscar a Mejor director, algo que ha ocurrido en muy pocas ocasiones. Y ha sido los latinos, ahora que está en boca de todo el mundo el racismo de Hollywood por no nominar a actores y directores afroamericanos, los que han acaparado este premio en las tres últimas ediciones. Y al igual que Iñárritu, Emmanuel Lubezki también repite, en su caso como Mejor fotografía por la cinta de supervivencia más angustiosa de los últimos años.

Otra curiosidad. A pesar de las grandes canciones que siempre han tenido las películas de James Bond, nunca habían ganado un Oscar hasta que llegó Adele y su maravillo ‘Skyfall’. Bueno, pues el siguiente film del agente secreto más famoso del cine vuelve a repetir hazaña, esta vez gracias a la voz de Sam Smith en ‘Writing’s on the Wall’. Y ya que estamos en la música, no hay que pasar de largo la mención a Ennio Morricone, autor de algunas de las grandes bandas sonoras del cine y que recibe, a sus 88 años (los mismos que tiene Oscar, por cierto), este premio por primera vez gracias a Los odiosos ocho. Al menos esta injusticia cinematográfica se ha resuelto a tiempo.

En definitiva, unos premios muy repartidos, es cierto, pero con un sabor de boca extraño. Que tantas y tan buenas películas sean reconocidas siempre es bueno, incluso imprescindible, pero en esta ocasión el reparto de estatuillas ha sido un tanto extraño. Que la denuncia sobre los abusos de la Iglesia Católica en Boston solo logre dos estatuillas parece más un intento por evidenciar la denuncia social que por reconocer sus méritos (muchos más que los de guión y película, si realmente se quieren reconocer). Y que solo Brie Larson haya sido premiada por La habitación limita notablemente la realidad dramática de este film. Todo ello invita a pensar, y eso es algo que cada vez parece confirmarse más, que las mejores películas del año no son las que reciben más premios. Ni siquiera las que reciben los premios más importantes. Son aquellas, si es que la calidad se puede medir de forma objetiva, que más candidaturas acaparan.

A continuación os dejo la lista de Ganadores de la 88ª edición de los Oscar.

Mejor película: Spotlight.

Mejor director: Alejandro González Iñárritu, por El renacido.

Mejor actor principal: Leonardo DiCaprio, por El renacido.

Mejor actriz principal: Brie Larson, por La habitación.

Mejor actriz de reparto: Alicia Vikander, por La chica danesa.

Mejor actor de reparto: Mark Rylance, por El puente de los espías.

Mejor película de animación: Del Revés (Inside Out).

Mejor película de habla no inglesa: El hijo de Saul, de László Nemes (Hungría).

Mejor guión adaptado: Adam McKay & Charles Randolph, por La gran apuesta.

Mejor guión original: Tom McCarthy & Josh Singer, por Spotlight.

Mejor documental: Amy, la chica detrás del nombre, de Asif Kapadia.

Mejores efectos visuales: Andrew Whitehurst, Paul Norris, Mark Ardington & Sara Bennett, por Ex_Machina.

Mejor fotografía: Emmanuel Lubezki, por El renacido.

Mejor montaje: Margaret Sixel, por Mad Max: Furia en la carretera.

Mejor diseño de producción: Colin Gibson & Lisa Thompson, por Mad Max: Furia en la carretera.

Mejor vestuario: Jenny Beavan, por Mad Max: Furia en la carretera.

Mejor maquillaje: Lesley Vanderwalt, Elka Wardega & Damian Martin, por Mad Max: Furia en la carretera.

Mejor banda sonora: Ennio Morricone, por Los odiosos ocho.

Mejor canción original: Jimmy Napes & Sam Smith, por Writing’s on the Wall (SPECTRE).

Mejor mezcla de sonido: Chris Jenkins, Gregg Rudloff & Ben Osmo, por Mad Max: Furia en la carretera.

Mejor montaje de sonido: Mark Magini & David White, por Mad Max: Furia en la carretera.

Mejor cortometraje: Tartamudo, de Benjamin Cleary.

Mejor corto animado: Historia de un oso, de Gabriel Osorio Vargas.

Mejor corto documental: A girl in the river: The price of forgiveness, de Sharmeen Obeid-Chinoy.

Anuncios

‘Spotlight’: explorando el infierno en la Tierra de la Iglesia


La redacción de 'Spotlight' durante la investigación del escándalo.El subgénero periodístico dentro del cine tiene, como casi todos los subgéneros, unas pautas muy concretas que no dejan lugar para medias tintas: o gusta o se aborrece. A diferencia de otras historias, las que se desarrollan en una redacción solo tienen una temática, que se basa en la investigación y el drama, por lo que si no hay un especial interés en estos pilares narrativos, poco se puede buscar en sus tramas. La última película de Tom McCarthy (Con la magia en los zapatos) es un ejemplo, sí, pero la cinta ofrece mucho más en lo que podríamos denominar como el descenso a los infiernos de la Iglesia.

Porque lo más interesante de Spotlight no es el escándalo que destapan, los terribles relatos de la víctimas o el modo en que debe luchar contra la estructura eclesiástica un periódico como The Boston Globe. No, lo realmente atractivo es el modo en que sus protagonistas, criados en el seno de la religión y con un entorno mayoritariamente creyente, afronta sus propias convicciones a medida que se adentran en una verdad tan terrible como real, tan extendida como ocultada. Es la reacción de los principales personajes lo que marca una diferencia y lo que convierte a este film en una obra espléndida, a la altura de las mejores obras sobre este tipo de historias.

Evidentemente, buena parte del éxito se debe a un reparto más que notable en el que, aunque compuesto por grandes estrellas, ninguno destaca por encima de los demás, conformando un microcosmos que funciona como debe funcionar, es decir, como una redacción. Ahí está, por ejemplo, un recuperado Michael Keaton (Need for speed), que guarda uno de los giros más interesantes de la trama, un espléndido Mark Ruffalo (Amor sin control), cuya interpretación física es cuanto menos curiosa, o Liev Schreiber (Mental), quien a pesar de tener un papel secundario su importancia es determinante.

Quizá el mayor ‘pero’ que se le pueda achacar a Spotlight es una cierta falta de ambición, tanto en su desarrollo dramático como en la puesta en escena. Pero es que tampoco lo necesita. Es cierto que la historia ofrece lo que ofrece, y que la trama podría haber hecho más hincapié en los truculentos secretos de la Iglesia, pero eso habría sido desviar la atención de lo verdaderamente importante: poder comprobar cómo afecta a una comunidad religiosa un escándalo de semejante magnitud. Es ahí donde entran en juego los personajes, y es ahí donde McCarthy encuentra el título para esta obra cuyo plano final es tan sencillo como brillante.

Nota: 7,5/10

El escándalo de ‘Spotlight’ contra los experimentados puños de Rocky


Estrenos29enero2016Los Oscar no se dan un respiro en este último fin de semana de enero. Si bien es cierto que la mayor parte de los títulos buscan ante todo el cuero entretenimiento y llenar las salas con propuestas poco exigentes, los estrenos más importantes compiten por la preciada estatuilla con historias algo más complejas. Al menos la novedad más importante. Pero este viernes, 29 de enero, también llega un film que, aunque solo cuenta con una nominación a los Oscar, su sola presencia tiene ya un carácter simbólico muy significativo.

Pero comencemos por el que es el título más interesante. Spotlight narra el caso real de este departamento de The Boston Globe cuya labor es realizar artículos de investigación, y que en 2003 ganó el Premio Pulitzer por destacar una amplia trama de encubrimiento de abuso de menores en el seno de la archidiócesis de la ciudad. Dirigida por Tom McCarthy (Con la magia en los zapatos), que también participa en el guión, la película está protagonizada por un interesante elenco encabezado por Mark Ruffalo (Foxcatcher), Michael Keaton (Birdman), Rachel McAdams (Aloha), Liev Schreiber (serie Ray Donovan), Stanley Tucci (Jugada Salvaje), John Slattery (serie Mad Men), Billy Crudup (Lazos de sangre) y Jamey Sheridan (Reunion).

También interesante es Creed. La leyenda de Rocky, aunque por motivos diferentes. Y es que Sylvester Stallone podría lograr su primer premio con el personaje con el que comenzó su carrera, al que vuelve a dar vida en esta continuación de la mítica saga de boxeo en la que el hijo de Apollo Creed, el primer gran rival de Rocky y su mejor amigo, pretende seguir los pasos de su padre, para lo que contacta con el retirado boxeador. A pesar de sus reticencias, Rocky termina aceptando ser su entrenador mientras debe ganar su propio combate contra un enemigo más peligroso que cualquiera de los que ha afrontado en su carrera. Drama, acción y espíritu de superación vuelven a ser las claves de este film dirigido por Ryan Coogler (Fruitvale station) y en cuyo reparto encontramos también a Michael B. Jordan (Cuatro fantásticos), Tessa Thompson (Selma), Ritchie Coster (serie True Detective) y Phylicia Rashad (Good deeds).

Muy diferente tanto en su tono como en su género es Pesadillas, adaptación a la gran pantalla de los libros de R.L. Stine que dirige Rob Letterman (Los viajes de Gulliver) y cuya trama arranca cuando un joven decide colarse en la casa de su vecino al sospechar que algo raro pasa entre padre e hija. Sin embargo, lo que descubre es que las pesadillas de ella, que el padre ha encerrado en libros, son reales, lo que desatará un sinfín de desastres y de situaciones divertidas. Fantasía y humor para los más jóvenes es lo que propone esta cinta protagonizada por Jack Black (serie The brink), Amy Ryan (Más fuerte que las bombas), Halston Sage (Ciudades de papel), Dylan Minnette (Prisioneros) y Ken Marino (Bicho malo).

Y antes de abandonar Hollywood, una cinta de 2012. Tar (El color del tiempo) es un drama romántico de corte biográfico basado en la colección de poemas del ganador del premio Pulitzer CK Williams. A través de 11 historias, dirigidas por 11 cineastas diferentes, la trama se desarrolla a lo largo de varias décadas en las que se aborda la vida del autor desde su infancia hasta su matrimonio. Edna Luise Biesold, Sarah-Violet Bliss (Fort Tilden), Gabrielle Demeestere (Yosemite), Alexis Gambis (The fly room), Brooke Goldfinch, Shripriya Mahesh, Pamela Romanowsky (The adderall diaries), Bruce Thierry Cheung, Tine Thomasen, Virginia Urreiztieta y Omar Zúñiga Hidalgo son los encargado de poner en imágenes estas historias, que están protagonizadas por James Franco (Spring breakers), Mila Kunis (Ted), Jessica Chastain (Criadas y señoras), Zach Braff (serie Scrubs), Henry Hopper (Restless) y Bruce Campbell (Spider-Man 3).

Ahora sí, pasamos a Europa, y entre las novedades destaca Cuando cae la nieve, drama con dosis de thriller ambientado en la Rusia comunista de los años 50, en plena Guerra Fría. La historia gira en torno a una espía norteamericana que debe obtener información de una joven promesa soviética del programa armamentístico comunista. Pero en el proceso deberá luchar entre su amor por el chico y su deber con su país. La decisión y sus consecuencias solo serán descubiertas 30 años más tarde. Con capital inglés y serbio, la película está dirigida por Shamim Sarif (The world unseen) y protagonizada por Rebecca Ferguson (Hércules), Charles Dance (serie Juego de tronos), Antje Traue (La dama de oro), Oliver Jackson-Cohen (El enigma del cuervo), Amy Nuttall (serie Downton abbey), Sam Reid (Tigers) y Anthony Head (serie Buffy cazavampiros).

El estreno español de la semana es Embarazados, comedia dirigida por Juana Macías (Planes para mañana) que narra la crisis que debe superar una pareja cuando ella decide que quiere tener hijos y él quiere seguir con su libertad. A este conflicto se suma el hecho de que los espermatozoides de él son pocos, vagos y anormales, y que ella está premenopaúsica con 37 años. Paco León (Tres bodas de más), Alexandra Jiménez (Los miércoles no existen), Ernesto Sevilla (Rey gitano), Alberto Amarilla (Fuga de cerebros 2), Iñaki Font (La casa de mi padre), Elisa Mouliaá (Al final todos mueren), Belén López (15 años y un día) y Karra Elejalde (Ocho apellidos catalanes) son los principales actores.

También aterriza en la cartelera Respira, drama alemán que gira en torno a una joven griega que, incapaz de encontrar trabajo en su país, emigra a Frankfurt, donde comienza a trabajar de niñera para la recién nacida de una importante directiva que no puede compaginar su maternidad con el trabajo. Poco a poco las dos mujeres se hacen amigas, pero sus vidas darán un giro radical cuando la joven pierda de vista por un segundo a la pequeña. Christian Zübert (Hardcover) dirige esta propuesta protagonizada por Jördis Triebel (Al otro lado del muro), Benjamin Sadler (El amigo alemán), Chara Mata Giannatou, Apostolis Totsikas (Nyfes) y Nike Maria Vassil.

Y desde Argentina llega Papeles en el viento, cinta basada en la novela de Eduardo Sacheri que comienza cuando un grupo de cuatro amigos pierde a uno de ellos. El resto, decidido a hacerse cargo de la hija que deja, idean una descabellada estafa en el mundo de la compraventa de jugadores de fútbol. Humor, drama y deporte se dan cita en este canto a la amistad y a la vida dirigido por Juan Taratuto (La reconstrucción) y protagonizado por Diego Peretti (Maktub), Pablo Echarri (Arrebato), Pablo Rago (Rosa fuerte) y Diego Torres (Extraños en la noche).

En cuanto al documental, destaca la cinta española Cola, Colita, Colassa, escrita y dirigida por Ventura Pons (A la deriva). Su argumento se centra en la vida de una fotógrafa especializada en el retrato cuya obra incluye no solo algunos de los rostros más conocidos del arte, la música o la literatura, sino rostros anónimos a los que une una rara virtud: el amor por la profesión que desprende esta artista.

Por último, también se estrena la francesa El gran día, obra que sigue la vida de cuatro niños en el que es su día más esperado, para el que se han preparado durante años y en el que están dispuestos a lograr el éxito. Cuatro niños de India, Mongolia, Cuba y Uganda que, aunque separados por kilómetros, comparten su pasión por la educación y el coraje de lograr su sueño. El film está dirigido por Pascal Plisson (Camino a la escuela).

Diccineario

Cine y palabras

A %d blogueros les gusta esto: