La historia de Han Solo lidera los últimos estrenos de mayo


Hemos tenido que esperar al último fin de semana de mayo, pero finalmente una nueva entrega de la saga ‘Star Wars’ hace acto de presencia en la cartelera española. Mejor dicho, una nueva película del universo creado por George Lucas allá por 1977. Y como viene siendo habitual, este 25 de mayo llegan más estrenos que tratan de acaparar la atención de aquellos espectadores que prefieran alejarse del blockbuster de la semana.

Pero es obligado comenzar el repaso a los estrenos con Solo: Una Historia de Star Wars, aventura galáctica que transcurre años antes de la cinta original para narrar los orígenes de Han Solo, sus primeras aventuras como contrabandista antes de formar parte de la Rebelión, cómo conoció a Chewbacca y a Lando Calrisian. Ron Howard (En el corazón del mar) se pone tras las cámaras en esta superproducción cargada de acción, humor y efectos especiales que adelanta su estreno al día 24 y que cuenta en su reparto con Alden Ehrenreich (La excepción a la regla), Joonas Suotamo (Star Wars: Episodio VIII – Los últimos Jedi), Emilia Clarke (serie Juego de tronos), Paul Bettany (Vengadores: Infinity War), Woody Harrelson (Tres anuncios en las afueras), Thandie Newton (serie Westworld), Donald Glover (Marte) y Warwick Davis (Get Santa).

Muy diferente es el drama romántico Disobedience, film con capital estadounidense, irlandés y británico que dirige Sebastián Lelio (Gloria) y cuya trama arranca cuando una mujer regresa a su comunidad judía ortodoxa después de varios años fuera. El motivo no es otro que la muerte de su padre, rabino de la comunidad. Aunque su marcha fue traumática, un amigo de la infancia le invita a quedarse en su casa, a lo que ella acepta. Allí descubre que la esposa de éste es su ex mejor amiga, con la que mantiene un complicado pasado que ahora, con las dos mujeres bajo el mismo techo, amenaza con destruir la vida que todos han construido. Rachel Weisz (Negación) y Rachel McAdams (Spotlight) dan vida a las dos mujeres, estando acompañadas en el reparto por Alessandro Nivola (La poesía del duelo) y Cara Horgan (El niño con el pijama de rayas), entre otros.

Puramente estadounidense es Blanco perfecto, thriller que se centra en el viaje que realizan un grupo de amigos. Durante el trayecto se quedan atrapados en plena carretera durante la noche por el reventón de una rueda. Será entonces cuando los jóvenes vayan muriendo uno por uno a manos de un francotirador oculto del que solo pueden protegerse con el vehículo. Dirigida por Ryûhei Kitamura (Nadie vive), la película está protagonizada por un reparto poco conocido encabezado por Kelly Connaire, Stephanie Pearson (Wolf mother), Rod Hernandez, Anthony Kirlew y Alexa Yeames (Available).

Entre los estrenos procedentes únicamente de Europa destaca Corporate, cinta francesa ambientada en el mundo de las grandes multinacionales. El argumento sigue a una jefa de Recursos Humanos cuyo gran poder de persuasión y su falta de remordimientos la han permitido crecer dentro de la empresa. Todo cambia cuando uno de los empleados se suicida y se inicia una investigación que la sitúa como principal sospechosa. Nicolas Silhol debuta en el largometraje con este thriller dramático protagonizado por Céline Sallette (serie Les revenants), Lambert Wilson (Las confesiones), Stéphane De Groodt (No molestar), Hyam Zaytoun (serie Second chance) y Violaine Fumeau (Les éléphants).

Por su parte, El doctor de la felicidad narra en clave de comedia cómo un estafador que dejó atrás esa vida y se convirtió en médico llega a un pequeño pueblo para sustituir a un viejo amigo. Pronto descubre que todos los habitantes gozan de muy buena salud, por lo que emplea todas sus artimañas para llenar su consulta con pacientes que creen tener extrañas enfermedades. Esto pone sobre aviso al cura, que ve cómo su iglesia se queda vacía. Pero la vida que este doctor se ha construido peligrará cuando un personaje de su pasado regrese para chantajearlo y cuando empiece a enamorarse de una preciosa joven. Dirigida por Lorraine Lévy (El hijo del otro), la cinta cuenta en su reparto con Omar Sy (Inferno), Alex Lutz (Le talent de mes amis), Ana Girardot (El hombre perfecto), Sabine Azéma (Cosmos) y Pascal Elbé (24 jours).

Italia, Alemania y Francia colaboran en La chica en la niebla, ópera prima escrita y dirigida por Donato Carrisi que sigue la vida de un detective narcisista y acostumbrado a atraer a los medios de comunicación, y al que se le encarga investigar la desaparición de una joven en un pueblecito escondido en los Alpes. A medida que el caso avanza el investigador comprende que el caso va a ser más complicado de lo que imaginaba, y que la repercusión mediática va a ser de tal magnitud que influirá en las vidas de unas personas que no están acostumbradas a tantos desconocidos. Basado en la novela homónima escrita por el propio director, este thriller está protagonizado por Toni Servillo (La gran belleza), Alessio Boni (Maldamore), Lorenzo Richelmy (La terra e il vento), Jean Reno (Atraco en familia), Galatea Ranzi (Como las hormigas) y Greta Scacchi (The falling).

La representante española de la semana es La noche del virgen, mezcla de comedia, terror y fantasía realizada en 2016 por Roberto San Sebastián en el que es su debut en el largometraje. El argumento se centra en una Nochevieja y un joven veinteañero que no ha perdido la virginidad. Dispuesto a que esa sea la noche definitiva, conoce a una atractiva mujer madura que le lleva a su apartamento. Pero lejos de ser lo que parece, la noche se tuerce y termina convirtiéndose en una vorágine de sudor, sangre y diversos fluidos. El reparto está encabezado por Javier Bódalo (Cómo sobrevivir a una despedida), Miriam Martín (Sapos y culebras), Víctor Amilibia (Visionarios), Ignatius Farray (La tumba de Bruce Lee) y Rocío Suárez.

Con algo de retraso llega el thriller dramático Playground, producción polaca de 2016 cuya trama arranca cuando una niña de 12 años, en el último día de clase, decide organizar una cita secreta con un compañero de clase del que lleva enamorada todo el curso. Sin embargo, lo que en principio iba a ser una charla íntima se descontrolada y conduce a un final aterrador. Dirigida por Bartosz M. Kowalski (Moja wola), que de este modo debuta en el largometraje de ficción, la cinta está protagonizada por los debutantes Michalina Swistun, Nicolas Przygoda, Przemyslaw Balinski y Patryk Swiderski, entre otros.

Dejando a un lado las novedades del Viejo Continente, destaca la australiana Sweet Country, aventura dramática dirigida por Warwick Thornton (The darkside) que arranca cuando un aborigen australiano que trabaja para un predicador mata en defensa propia a un amargado veterano de guerra. El hombre huye con su mujer al peligroso desierto del interior de la isla mientras es perseguido por una cuadrilla al estar acusado del asesinato de un hombre blanco. Pero a medida que se van conociendo los detalles del crimen se irán creando las dudas sobre si se está haciendo lo correcto. Entre los actores principales encontramos a Hamilton Morris, Bryan Brown (Dioses de Egipto), Sam Neill (The daughter), Thomas M. Wright (Everest), Matt Day (My year without sex) y Ewen Leslie (The mule).

El documental está representado por Caras y lugares, film escrito y dirigido a cuatro manos por JR (Women are heroes) y Agnès Varda (Las cien y una noches) que recorre la Francia rural, hablando con sus gentes e ilustrando con grandes imágenes este vitalista recorrido humano.

La Guerra del Infinito de ‘Los Vengadores’ arrasa con los estrenos


Ya está aquí. Este viernes 27 de abril es posiblemente la fecha más esperada por los fans de los superhéroes y los cómics. Muchos de ellos, de hecho, aprovecharán los pases de la noche del jueves para poder ver antes que la mayoría una de las cintas que más expectación han creado en los últimos meses. Tanto que a pesar de que esta semana llegan muchos más estrenos, ninguno de ellos parece poder competir (ni quieren hacerlo) con un título que tiene garantizado el éxito.

Se trata, como muchos ya sabrán, de Vengadores: Infinity War, primera parte de un díptico en el que la división cinematográfica de Marvel ha puesto toda la carne en el asador. O mejor dicho, a todos sus superhéroes en una macro cinta de acción que hará las delicias (o no) de los fans. Para quienes no conozcan la trama, esta sitúa a los superhéroes colaborando para hacer frente a amenazas contra las que no pueden luchar solos. Pero cuando Thanos aparece en la Tierra todos ellos tendrán que unirse para tratar de derrotar una amenaza que planea destruir todo el universo utilizando para ello el Guantelete del Infinito. Los hermanos Russo, Anthony y Joe (Capitán América: Civil War) se ponen tras las cámaras de este blockbuster que junta a todos los rostros que hasta ahora han protagonizado las historias Marvel en la gran pantalla, entre los que destacan Chris Evans (Un don excepcional), Robert Downey Jr. (El juez), Chris Hemsworth (Cazafantasmas), Scarlett Johansson (Una noche fuera de control), Josh Brolin (Everest), Tom Holland (Z, la ciudad perdida), Benedict Cumberbatch (The imitation game), Elizabeth Olsen (Godzilla), Chadwick Boseman (Marshall), Sebastian Stan (La suerte de los Logan), Chris Pratt (Passengers), Tom Hiddleston (Kong: La Isla Calavera), Zoe Saldana (Vivir de noche), Vin Diesel (El último cazador de brujas), Idris Elba (La Torre Oscura), Danai Gurira (serie The Walking Dead), Paul Bettany (Mortdecai), Jeremy Renner (La llegada), Dave Bautista (Blade Runner 2049), Paul Rudd (Juerga de mamis), Bradley Cooper (Juego de armas), Mark Ruffalo (Ahora me ves 2) y Don Cheadle (serie House of lies).

El otro estreno procedente enteramente de Hollywood es Noche de juegos, comedia gamberra con toques de intriga que gira en torno a una pareja acostumbrada a tener todas las semanas una noche de juegos con varios amigos. Todo cambia cuando el hermano del protagonista organiza algo diferente: resolver un asesinato con criminales y agentes del FBI interpretados por actores. Pero cuando el anfitrión es secuestrado todos los jugadores comenzarán a dudar qué es real y qué no, e iniciarán una carrera en la que no habrá puntos ni recompensas, y en la que el único objetivo es rescatar a su amigo y hermano sin morir en el intento. John Francis Daley y Jonathan Goldstein (Vacaciones) dirigen a cuatro manos esta cinta entre cuyos actores principales destacan Jason Bateman (Fiesta de empresa), Rachel McAdams (Spotlight), Billy Magnussen (Ingrid goes west), Sharon Horgan (Amor sin cita previa), Kyle Chandler (Manchester frente al mar), Lamorne Morris (Sandy Wexler), Kylie Bunbury (El canguro), Jesse Plemons (Los archivos del Pentágono), Michael C. Hall (Frío en julio) y Danny Huston (Wonder Woman).

Estados Unidos y Reino Unido colaboran en 7 días en Entebbe, thriller dramático que dirige José Padilha (RoboCop) cuya historia, ambientada en 1976, se centra en el secuestro de un avión de Air France procedente de Tel Aviv con 248 pasajeros por parte de dos palestinos del Frente Popular. El aparato fue desviado al Aeropuerto Internacional de Entebbe, en Uganda, donde se realizó el rescate más impactante de la historia reciente. Daniel Brühl (La casa de la esperanza), Rosamund Pike (El hombre del corazón de hierro), Eddie Marsan (serie Ray Donovan), Ben Schnetzer (Pride), Denis Ménochet (Norfolk) y Mark Ivanir (Bye bye Germany) encabezan el reparto.

España tiene como representante Hacerse mayor y otros problemas, comedia romántica con toques de drama que escribe y dirige Clara Martínez-Lázaro (Una casa frente al mar) y cuyo argumento gira en torno a una mujer de 35 años que vive con la sensación de haber fracasado en su vida. Para colmo, su mejor amiga le comunica que está embarazada y que quiere que ella sea la madrina del bebé. En el reparto destacan Silvia Alonso (Es por tu bien), Bárbara Goenaga (La punta del iceberg), Antonio Resines (La reina de España), Vito Sanz (serie Vergüenza) y María Esteve (Los 2 lados de la cama).

Puramente dramática es El león duerme esta noche, cinta con capital francés y japonés que sigue la vida de un actor que se instala de forma clandestina en una casa abandonada en la que vivió un antiguo amor. Ese mismo lugar es utilizado por un grupo de niños para jugar a hacer películas, por lo que el encuentro entre ellos provocará un contraste en la forma de entender el paso de la vida. Nobuhiro Suwa (Yuki & Nina) dirige esta propuesta protagonizada por Jean-Pierre Léaud (Visage), Pauline Etienne (Romance en Tokio), Maud Wyler (2 otoños 3 inviernos), Jules Langlade y Adrien Cuccureddu.

Desde Italia llega Fortunata, drama dirigido por Sergio Castellitto (Volver a nacer) que narra la lucha de una joven madre que, con un matrimonio a sus espaldas, busca la manera de poder abrir una peluquería para emanciparse, conquistar la independencia y lograr volver a ser feliz. Jasmine Trinca (Caza al asesino), Stefano Accorsi (Veloz como el viento), Alessandro Borghi (Dalida), Edoardo Pesce (Tommaso) y Nicole Centanni encabezan el reparto.

Por último, dos cintas que cuentan con la colaboración de varios países. Lou Andreas-Salomé es el título de una coproducción entre Alemania, Austria, Italia y Suiza que aborda la vida de la escritora rusa que da nombre a la película, una mujer adelantada a su tiempo que se codeó con personalidades como Nietzsche o Freud, y que fue amante de Rainer Maria Rilke. Dirigida por Cordula Kablitz-Post, que debuta de este modo en el largometraje de ficción tras una carrera en el documental, la cinta está protagonizada por Katharina Lorenz (Freistatt), Nicole Heesters (Solo para clarinete), Liv Lisa Fries (Boy 7), Helena Pieske (Hitman: Agente 47), Matthias Lier (El castillo de Roca Negra) y Katharina Schüttler (Alone in Berlin).

Finalmente, Invitación de boda cuenta con capital palestino, francés, colombiano, alemán, qatarí, noruego y de los Emiratos Árabes Unidos. Este drama escrito y dirigido por Annemarie Jacir (La sal de este mar) narra la tensa y frágil relación entre un hombre de avanzada edad y su hijo, quien regresa a Nazaret después de varios años en Roma porque se va a casar y, como establece la tradición palestina, debe ayudar a su padre a entregar en mano todas las invitaciones. El film cuenta en su reparto con Mohammad Bakri (Girafada), Saleh Bakri (Salvo), Tarik Kopty (Mars at sunrise), Monera Shehadeh y Lama Tatour.

‘Redención’: sangre, sudor y lágrimas


Pocos subgéneros acogen mejor las historias de superación personal que el pugilístico. La lucha física y mental de un hombre enfrentado a un rival (que suele representar la sociedad y sus propios miedos) al que tiene que derrotar con sus puños y su fuerza de voluntad tiene algo redentor, como el propio título de esta película refleja. Es fácil identificarse con ellos. Y si la historia además está bien construida y cuenta con auténticos maestros delante y detrás de las cámaras, el resultado, aunque mejorable, suele ser inolvidable.

Y eso es precisamente lo que ocurre con Redención. Si bien es cierto que el guión de Kurt Sutter, creador de la serie Hijos de la Anarquía, puede ser previsible en sus planteamientos y su desarrollo, no por ello deja de ofrecer una serie de conflictos dramáticos inteligentemente planteados, introducidos en la trama de forma precisa para impedir que el ritmo decaiga. A ello se suma una realización brillante de Antoine Fuqua (Training Day), quien vuelve a demostrar que es capaz de exprimir al máximo las posibilidades de todos sus films, explorando el dramatismo a través de planos arriesgados y sumamente emocionales (viscerales en este caso). Lo cierto es que todo en este film encaja casi a la perfección, creando un armonioso conjunto en el que brilla con luz propia Jake Gyllenhaal (Enemy), uno de esos pocos actores capaces de dotar de mayor dramatismo a un personaje a priori mas simple.

El mayor problema, y no es algo anecdótico, está precisamente en el guión. La trama, aunque bien desarrollada, deja por el camino algunas historias secundarias que podrían haber nutrido mucho más (y mucho mejor) el contexto de violencia y arribismo en el que se mueve el protagonista. Centrada como se centra en la historia del boxeador y su hija, la historia deja a un lado a ciertos personajes secundarios que aportan mucho en los pocos momentos en los que tienen cierta presencia, planteando la duda acerca de la idoneidad de que hubieran tenido más peso dramático en el desarrollo argumental.

En cualquier caso, es algo que suele achacarse a estas historias. El boxeo es lo que tiene, y lo cierto es que el espectador tiende a esperar poco más de este tipo de tramas. Lo importante siempre es si estos films son capaces de superar las expectativas, y en el caso de Redención lo consigue con creces. Desde un espléndido reparto hasta un director con un lenguaje visual propio y apasionante, pasando por una banda sonora idónea y una fotografía que explota al máximo las posibilidades del cuadrilátero, el film ofrece al espectador todo y más, aunque lo hace desde un punto de partida previsible y algo lineal.

Nota: 7/10

Verbinski presenta ‘La cura del bienestar’ para lograr su ‘Redención’


Marzo está siendo un mes de lo más variado en lo que a estrenos se refiere. A pesar de que semana tras semana no son demasiadas las novedades que llegan a la cartelera, desde luego sí abarcan un amplio abanico de gustos y temáticas. Y para muestra los títulos que pueden verse a partir de este viernes, 24 de marzo, que marca el regreso de uno de los directores más taquilleros de los últimos años.

Ese director es Gore Verbinski (Piratas del Caribe: El cofre del hombre muerto), y su nuevo film es La cura del bienestar, thriller de corte fantástico y con dosis de terror que gira en torno a un joven ejecutivo cuya misión es traer de vuelta al director de su empresa, en un misterioso retiro en un centro de bienestar en los Alpes suizos. Una vez allí descubrirá que nada es lo que parece, y su cordura será puesta a prueba cuando él mismo se vea sometido al tratamiento que parecen seguir todos los pacientes, y que les mantiene a la espera de una cura. Dane DeHaan (The Amazing Spider-Man 2: El poder de Electro), Mia Goth (Everest), Jason Isaacs (Corazones de acero), Celia Imrie (Absolutamente fabulosas), Adrian Schiller (Remainder) e Ivo Nandi (serie Hijos de la anarquía) encabezan el reparto.

También destaca esta semana Redención, film de 2015 dirigido por Antoine Fuqua (Los 7 magníficos) y con guión de Kurt Sutter, creador de series como Hijos de la anarquíaThe shield. Ambientado en el mundo del boxeo, este drama se centra en un campeón de los pesos semipesados cuya vida, perfecta junto a su mujer y su hija, da un vuelco cuando su manager y amigo le abandona. Será entonces cuando recurra a un veterano bombero que dirige un gimnasio para que le entrene y recuperar lo que una vez fue a través de un viaje de redención. El reparto está integrado por Jake Gyllenhaal (Prisioneros), Rachel McAdams (Spotlight), Forest Whitaker (El mayordomo), el rapero 50 Cent (Espías), la cantante Rita Ora (Cincuenta sombras de Grey), Naomie Harris (Skyfall), Miguel Gomez (The Domino effect) y Clare Foley (serie Gotham), entre otros.

Este viernes también llega a la cartelera la española El bar, última comedia con dosis de thriller y humor negro dirigida por Álex de la Iglesia (Mi gran noche) cuya trama se centra, precisamente, en un céntrico bar de Madrid. Los personajes que allí se dan cita nada tienen en común salvo el hecho de estar en el mismo lugar en el peor momento. Y es que cuando uno de ellos sale del local con prisa recibe un disparo en la cabeza. Ninguno de los demás acude en su auxilio temiendo que pueda pasarle lo mismo, iniciándose una espiral de miedo que les llevará a sospechar unos de otros. Entre los actores principales encontramos a Mario Casas (Toro), Blanca Suárez (Perdiendo el norte), Secun de la Rosa (El tiempo de los monstruos), Jaime Ordóñez (Las brujas de Zugarramurdi), Carmen Machi (Villaviciosa de al lado), Terele Pávez (La puerta abierta), Joaquín Climent (Pieles), Alejandro Awada (El jugador) y José Sacristán (Magical girl).

En 2015 también se produjo Una historia de locos, drama francés basado en la autobiografía de José Antonio Gurriaran que narra cómo una víctima colateral de un atentado en 1981 termina convirtiéndose en portavoz del joven que puso la bomba en el coche del embajador en Turquía. El film aborda el viaje tanto de la víctima, que llega a vivir con la familia de aquel que hizo explotar el vehículo, como de su verdugo, un chico armenio que se une al Ejército de Liberación de Armenia en Beirut para, algún tiempo después, rechazar las ideas que defienden. Dirigida por Robert Guédiguian (Las nieves del Kilimanjaro), la cinta está interpretada por, entre otros, Ariane Ascaride (La profesora de lengua), Grégoire Leprince-Ringuet (Black heaven), Simon Abkarian (El padre), Serge Avedikian (Pollo con ciruelas), Razane Jammal (Caminando entre las tumbas) y Syrus Shahidi (El caso SK1).

Con algo de retraso, y procedente de Suecia, llega Un hombre llamado Ove, comedia dramática de 2015 que ha cosechado dos nominaciones a los Oscar de 2017 y cuyo argumento se centra en un hombre cascarrabias obsesionado con el orden que trae de cabeza a todo su barrio. La vida de este casi sesentón cambia poco a poco a medida que una serie de circunstancias le devuelven la fe en el género humano. Curiosamente, ese cambio irá acompañado de una transformación en su comunidad, que comprenderá que el hombre es una pieza fundamental del buen funcionamiento de los vecinos. Hannes Holm (Los Andersson en Grecia) escribe y dirige esta adaptación de la novela de Fredrik Backman que protagonizan Rolf Lassgård (Storm), Filip Berg (Odödliga), Ida Engvoll (Medicinen), Bahar Pars (Knäcka) y Johan Widerberg (Happy end).

Desde fuera de Europa se estrena Rara, drama chileno de 2016 que supone el debut en la dirección de largometrajes de Pepa San Martín. La cinta se centra en una joven a las puertas de la adolescencia, cuando comienza a sentirse rara con su propio cuerpo. Es entonces cuando su padre, separado de su madre y con una nueva mujer, decide pedir su custodia y la de su hermana. Mariana Loyola (Génesis Nirvana), Agustina Muñoz (La princesa de Francia), Emilia Ossandon y Julia Lübbert (Bareta) son las principales actrices.

Japón es el país de origen de I am a hero, adaptación del manga de Kengo Hanazawa realizada en 2015 que narra cómo un dibujante de manga cuya vida es un desastre debe afrontar la aparición de un virus que convierte a los hombres en monstruos sedientos de carne humana difíciles de matar. Durante la huida del hombre se encontrará con personajes que le demostrarán el verdadero rostro del ser humano. Terror y drama se mezclan en este film dirigido por Shinsuke Sato (The time of death) y protagonizado por Yô Ôizumi (Kiyosu kaigi), Hisashi Yoshizawa (Believer), Yu Tokui (Simsons), Makita Sports (Outrage), Natsu Andô, Kazunori Kaneko y Jin Katagiri (Shaffuru).

Finalizamos el repaso con un documental español. La gran ola, ópera prima de Fernando Arroyo, explora la posibilidad de que se produzca un tsunami en las costas españolas.

‘Doctor Strange’: la magia del ‘toque Marvel’


Benedict Cumberbatch da vida al 'Doctor Strange' de Marvel.Pocos personajes van quedando del extenso Universo Marvel que no tengan su adaptación a la gran o a la pequeña pantalla. Y a medida que se van sucediendo los superhéroes la saturación y el cansancio narrativo, que no visual, se va notando. La película que dirige Scott Derrickson (Sinister) es una evidencia de que siempre es mejor una buena historia que los orígenes de un personaje, por muy dramáticos que sean. Mejor aún: es infinitamente más interesante ver cómo se forja un héroe con una buena trama.

Y como le ocurre al protagonista de Doctor Strange al comienzo de la cinta, la película parece un quiero y no puedo, un intento de contar algo sumamente interesante que se solventa con minutos frenéticos cargados de efectos en el último tercio del film. Hasta entonces, esta historia protagonizada magníficamente por Benedict Cumberbatch (Amazing Grace) aborda de forma excesivamente larga el surgimiento de un hechicero y su viaje por las artes místicas. Más allá de críticas culturales o religiosas con poco fundamento, el verdadero problema del film es que está descompensado.

Descompensado en todos sus aspectos. Narrativamente hablando, es demasiado parsimoniosa al comienzo para acelerarse sin demasiado sentido al final. Interpretativamente hablando, el extraordinario elenco de actores está muy por encima de lo que puede ofrecer la cinta. Y visualmente, la historia saca mucho partido de sus escenas, pero la puesta en escena de Derrickson, más especializado en tenebrosos sustos y atmósferas agobiantes, es ciertamente limitada y en algunos momentos caótica.

Por fortuna, existe eso que se llama ‘toque Marvel’, y que podríamos entender como el entretenimiento sin daño ni maldad que permite al espectador pasar dos horas entretenidas. El problema es que cuando se compara Doctor Strange con otras grandes superproducciones similares no termina de funcionar correctamente. Lejos parecen quedar las épocas de Iron Man, Capitán América o Spider-man, tres personajes cuyas historias en el cine han sabido explicarse de forma mucho más orgánica. La magia de La Casa de las Ideas funciona en este caso, pero solo para salvar al espectador de una historia irregular.

Nota: 6,5/10

Llega el ‘Doctor Strange’ con una ‘Ouija y acompañado de ‘Trolls’


Estrenos 28octubre2016Terminamos octubre con uno de los estrenos más esperados de la temporada, llamado a iniciar lo que se conoce como la Fase 3 de Marvel. En efecto, este viernes 28 de octubre viene marcado por superhéroes, entretenimiento y diversión, tanto para adultos como para los más pequeños. Pero aquellos que quieran escapar de grandes blockbusters y salas abarrotadas de adolescentes también encontrarán propuestas interesantes.

Evidentemente, comenzamos el repaso a las novedades con Doctor Strange, nuevo superhéroes de Marvel que llega a la gran pantalla. Para aquellos que no le conozcan, la historia narra cómo un exitoso cirujano sufre un accidente que le deja las manos inútiles para poder operar. Su búsqueda de una cura le lleva a gastar toda su fortuna y encontrar en el Himalaya una guía espiritual que le llevará hasta un mundo nuevo y desconocido en el que la magia es el factor determinante. Acción, aventura y algunas dosis de humor marca de la casa son los factores que definen esta historia dirigida por Scott Derrickson (Sinister) y protagonizada por Benedict Cumberbatch (Black Mass), Chiwetel Ejiofor (Triple 9), Rachel McAdams (Spotlight), Michael Stuhlbarg (Steve Jobs), Mads Mikkelsen (serie Hannibal), Tilda Swinton (¡Ave, César!) y Benjamin Bratt (El mensajero).

La aventura y el humor también están presentes en Trolls, nueva producción animada de Dreamworks que adapta a la gran pantalla a los famosos muñecos. La trama se centra en un grupo de estas criaturas que viven siempre con optimismo y felicidad. Tan solo hay un trole huraño y pesimista, y será él el que deba salvar a sus amigos cuando aquellos que quieren destruirles secuestre a todo su grupo salvo a su insoportablemente adorable reina. Mike Mitchell (Alvin y las ardillas 3) y el debutante en los largometrajes Walt Dohrn se encargan de poner en imágenes el argumento, mientras que Anna Kendrick (El contable), Zooey Deschanel (serie New girl), Justin Timberlake (Runner runner), Christine Baranski (serie The Big Bang Theory), Christopher Mintz-Plasse (Malditos vecinos 2), James Corden (The lady in the van), Jeffrey Tambor (serie Transparent) y Kunal Nayyar (Food) ponen las principales voces.

Muy diferente es Ouija: El origen del mal, cinta de terror a modo de precuela de la estrenada en 2014. Ambientada en 1965, la película comienza cuando una madre y sus dos hijas, que realizan sesiones de espiritismo para todo aquel que esté dispuesto a pagar, incorporan un nuevo truco a su trabajo. Sin embargo, esta decisión abre la puerta a un verdadero espíritu maligno que se apoderará de la hija más pequeña. Mike Flanagan (Absentia) dirige esta propuesta interpretada por Henry Thomas (El trato), Doug Jones (La cumbre escarlata), Elizabeth Reaser (Young adult), Annalise Basso (Captain Fantastic) y Ele Keats (Insidious: Capítulo 3).

El último de los estrenos estadounidenses es Maggie’s Plan, comedia dramática producida en 2015 que narra cómo una profesora que trata de encontrar su camino en Nueva York se enamora de un hombre casado al que considera el futuro padre de sus hijos. Y eso es precisamente lo que logra. Pero años después de romper ese matrimonio, de casarse con el hombre de sus sueños y de tener una hija comprenderá que tal vez su antigua mujer era la ideal para él. Dirigida por Rebecca Miller (La vida privada de Pippa Lee), la cinta está protagonizada por Greta Gerwig (Lola versus), Julianne Moore (Siempre Alice), Ethan Hawke (Regresión), Travis Fimmel (serie Vikingos), Bill Hader (Mi amigo el gigante) y Maya Rudolph (Puro vicio).

Comenzamos ahora con las novedades europeas, y lo hacemos con Yo, Daniel Blake, lo nuevo de Ken Loach (Jimmy’s Hall) que, como es habitual, aborda los problemas y conflictos sociales en Inglaterra. Producida entre Reino Unido, Francia y Bélgica, la trama sigue a un carpintero de 59 años que se ve obligado a recurrir a las ayudas sociales por primera vez en su vida. Víctima de un ataque al corazón, su médico le recomienda que no trabaje más, pero la administración le obliga a buscar empleo si no quiere afrontar una sanción. Su caso no es el único, y durante sus visitas a la oficina de empleo conocerá a una mujer en la que se apoyará. El reparto está encabezado por Dave Johns, Hayley Squires (Noche real), Dylan McKiernan, Briana Shann y Sharon Percy (Nefarious).

Destaca asimismo la española Que Dios nos perdone, thriller policíaco que dirige Rodrigo Sorogoyen (Stockholm) y que gira en torno a la persecución de dos inspectores de policía de un asesino en serie en el Madrid de 2011, en plena crisis económica, con el movimiento 15M y con la visita del Papa como telón de fondo. Una búsqueda que les hará darse cuenta de que no son tan diferentes del hombre al que buscan. El reparto está encabezado por Antonio de la Torre (Tarde para la ira), Roberto Álamo (Incidencias), Luis Zahera (La playa de los ahogados), Raúl Prieto (serie Sin identidad), María Ballesteros (Amanecer en Asia) y María de Nati.

También española es 7 años, thriller que se centra en cuatro amigos que, además, son socios de una empresa con dificultades económicas y legales. A lo largo de una única noche deberán buscar una solución para salvar su empresa, pero también a ellos mismos en una carrera contrarreloj en la que alguno tendrá que sacrificarse. Roger Gual (Remake) dirige esta cinta entre cuyos actores encontramos a Paco León (Tres bodas de más), Juana Acosta (Anna), Alex Brendemühl (Ma ma), Manuel Morón (Cinco metros cuadrados) y Juan Pablo Raba (serie Agentes de S.H.I.E.L.D.).

España colabora junto a Rumanía en La madre, film dirigido por Alberto Morais (Las olas) que, en clave dramática, narra la situación de un joven que, al ser perseguido por los servicios sociales, se refugia en casa del ex amante rumano de su inestable madre. Javier Mendo (serie Los protegidos), Laia Marull (La herencia Valdemar), Nieve de Medina (Caleidoscopio), Alexandru Stanciu y Ovidiu Crisan encabezan el reparto.

Pasamos ahora a los documentales. Dead slow ahead es el título de una producción hispano francesa que dirige Mauro Herce (Slimane) y que, a medio camino entre el terror y el drama aborda la dura vida de los marineros de un enorme carguero cuya maquinaria parece engullir a los obreros.

Por su parte, España entre dos trincheras: La guerra civil en color es un relato que aborda el conflicto que vivió España entre 1936 y 1939 a través de imágenes de archivo completadas con color que adquieren una mayor crudeza. Luis Carrizo y Francesc Escribano (Generació D) son sus directores.

Finalmente, Mat Whitecross (Ashes) es el encargado de dirigir Supersonic, documental musical sobre la trayectoria del grupo británico Oasis desde sus comienzos en un garaje hasta sus conciertos en grandes escenarios de todo el mundo, y abordando la complicada relación entre los hermanos Gallagher.

‘Spotlight’: explorando el infierno en la Tierra de la Iglesia


La redacción de 'Spotlight' durante la investigación del escándalo.El subgénero periodístico dentro del cine tiene, como casi todos los subgéneros, unas pautas muy concretas que no dejan lugar para medias tintas: o gusta o se aborrece. A diferencia de otras historias, las que se desarrollan en una redacción solo tienen una temática, que se basa en la investigación y el drama, por lo que si no hay un especial interés en estos pilares narrativos, poco se puede buscar en sus tramas. La última película de Tom McCarthy (Con la magia en los zapatos) es un ejemplo, sí, pero la cinta ofrece mucho más en lo que podríamos denominar como el descenso a los infiernos de la Iglesia.

Porque lo más interesante de Spotlight no es el escándalo que destapan, los terribles relatos de la víctimas o el modo en que debe luchar contra la estructura eclesiástica un periódico como The Boston Globe. No, lo realmente atractivo es el modo en que sus protagonistas, criados en el seno de la religión y con un entorno mayoritariamente creyente, afronta sus propias convicciones a medida que se adentran en una verdad tan terrible como real, tan extendida como ocultada. Es la reacción de los principales personajes lo que marca una diferencia y lo que convierte a este film en una obra espléndida, a la altura de las mejores obras sobre este tipo de historias.

Evidentemente, buena parte del éxito se debe a un reparto más que notable en el que, aunque compuesto por grandes estrellas, ninguno destaca por encima de los demás, conformando un microcosmos que funciona como debe funcionar, es decir, como una redacción. Ahí está, por ejemplo, un recuperado Michael Keaton (Need for speed), que guarda uno de los giros más interesantes de la trama, un espléndido Mark Ruffalo (Amor sin control), cuya interpretación física es cuanto menos curiosa, o Liev Schreiber (Mental), quien a pesar de tener un papel secundario su importancia es determinante.

Quizá el mayor ‘pero’ que se le pueda achacar a Spotlight es una cierta falta de ambición, tanto en su desarrollo dramático como en la puesta en escena. Pero es que tampoco lo necesita. Es cierto que la historia ofrece lo que ofrece, y que la trama podría haber hecho más hincapié en los truculentos secretos de la Iglesia, pero eso habría sido desviar la atención de lo verdaderamente importante: poder comprobar cómo afecta a una comunidad religiosa un escándalo de semejante magnitud. Es ahí donde entran en juego los personajes, y es ahí donde McCarthy encuentra el título para esta obra cuyo plano final es tan sencillo como brillante.

Nota: 7,5/10

El escándalo de ‘Spotlight’ contra los experimentados puños de Rocky


Estrenos29enero2016Los Oscar no se dan un respiro en este último fin de semana de enero. Si bien es cierto que la mayor parte de los títulos buscan ante todo el cuero entretenimiento y llenar las salas con propuestas poco exigentes, los estrenos más importantes compiten por la preciada estatuilla con historias algo más complejas. Al menos la novedad más importante. Pero este viernes, 29 de enero, también llega un film que, aunque solo cuenta con una nominación a los Oscar, su sola presencia tiene ya un carácter simbólico muy significativo.

Pero comencemos por el que es el título más interesante. Spotlight narra el caso real de este departamento de The Boston Globe cuya labor es realizar artículos de investigación, y que en 2003 ganó el Premio Pulitzer por destacar una amplia trama de encubrimiento de abuso de menores en el seno de la archidiócesis de la ciudad. Dirigida por Tom McCarthy (Con la magia en los zapatos), que también participa en el guión, la película está protagonizada por un interesante elenco encabezado por Mark Ruffalo (Foxcatcher), Michael Keaton (Birdman), Rachel McAdams (Aloha), Liev Schreiber (serie Ray Donovan), Stanley Tucci (Jugada Salvaje), John Slattery (serie Mad Men), Billy Crudup (Lazos de sangre) y Jamey Sheridan (Reunion).

También interesante es Creed. La leyenda de Rocky, aunque por motivos diferentes. Y es que Sylvester Stallone podría lograr su primer premio con el personaje con el que comenzó su carrera, al que vuelve a dar vida en esta continuación de la mítica saga de boxeo en la que el hijo de Apollo Creed, el primer gran rival de Rocky y su mejor amigo, pretende seguir los pasos de su padre, para lo que contacta con el retirado boxeador. A pesar de sus reticencias, Rocky termina aceptando ser su entrenador mientras debe ganar su propio combate contra un enemigo más peligroso que cualquiera de los que ha afrontado en su carrera. Drama, acción y espíritu de superación vuelven a ser las claves de este film dirigido por Ryan Coogler (Fruitvale station) y en cuyo reparto encontramos también a Michael B. Jordan (Cuatro fantásticos), Tessa Thompson (Selma), Ritchie Coster (serie True Detective) y Phylicia Rashad (Good deeds).

Muy diferente tanto en su tono como en su género es Pesadillas, adaptación a la gran pantalla de los libros de R.L. Stine que dirige Rob Letterman (Los viajes de Gulliver) y cuya trama arranca cuando un joven decide colarse en la casa de su vecino al sospechar que algo raro pasa entre padre e hija. Sin embargo, lo que descubre es que las pesadillas de ella, que el padre ha encerrado en libros, son reales, lo que desatará un sinfín de desastres y de situaciones divertidas. Fantasía y humor para los más jóvenes es lo que propone esta cinta protagonizada por Jack Black (serie The brink), Amy Ryan (Más fuerte que las bombas), Halston Sage (Ciudades de papel), Dylan Minnette (Prisioneros) y Ken Marino (Bicho malo).

Y antes de abandonar Hollywood, una cinta de 2012. Tar (El color del tiempo) es un drama romántico de corte biográfico basado en la colección de poemas del ganador del premio Pulitzer CK Williams. A través de 11 historias, dirigidas por 11 cineastas diferentes, la trama se desarrolla a lo largo de varias décadas en las que se aborda la vida del autor desde su infancia hasta su matrimonio. Edna Luise Biesold, Sarah-Violet Bliss (Fort Tilden), Gabrielle Demeestere (Yosemite), Alexis Gambis (The fly room), Brooke Goldfinch, Shripriya Mahesh, Pamela Romanowsky (The adderall diaries), Bruce Thierry Cheung, Tine Thomasen, Virginia Urreiztieta y Omar Zúñiga Hidalgo son los encargado de poner en imágenes estas historias, que están protagonizadas por James Franco (Spring breakers), Mila Kunis (Ted), Jessica Chastain (Criadas y señoras), Zach Braff (serie Scrubs), Henry Hopper (Restless) y Bruce Campbell (Spider-Man 3).

Ahora sí, pasamos a Europa, y entre las novedades destaca Cuando cae la nieve, drama con dosis de thriller ambientado en la Rusia comunista de los años 50, en plena Guerra Fría. La historia gira en torno a una espía norteamericana que debe obtener información de una joven promesa soviética del programa armamentístico comunista. Pero en el proceso deberá luchar entre su amor por el chico y su deber con su país. La decisión y sus consecuencias solo serán descubiertas 30 años más tarde. Con capital inglés y serbio, la película está dirigida por Shamim Sarif (The world unseen) y protagonizada por Rebecca Ferguson (Hércules), Charles Dance (serie Juego de tronos), Antje Traue (La dama de oro), Oliver Jackson-Cohen (El enigma del cuervo), Amy Nuttall (serie Downton abbey), Sam Reid (Tigers) y Anthony Head (serie Buffy cazavampiros).

El estreno español de la semana es Embarazados, comedia dirigida por Juana Macías (Planes para mañana) que narra la crisis que debe superar una pareja cuando ella decide que quiere tener hijos y él quiere seguir con su libertad. A este conflicto se suma el hecho de que los espermatozoides de él son pocos, vagos y anormales, y que ella está premenopaúsica con 37 años. Paco León (Tres bodas de más), Alexandra Jiménez (Los miércoles no existen), Ernesto Sevilla (Rey gitano), Alberto Amarilla (Fuga de cerebros 2), Iñaki Font (La casa de mi padre), Elisa Mouliaá (Al final todos mueren), Belén López (15 años y un día) y Karra Elejalde (Ocho apellidos catalanes) son los principales actores.

También aterriza en la cartelera Respira, drama alemán que gira en torno a una joven griega que, incapaz de encontrar trabajo en su país, emigra a Frankfurt, donde comienza a trabajar de niñera para la recién nacida de una importante directiva que no puede compaginar su maternidad con el trabajo. Poco a poco las dos mujeres se hacen amigas, pero sus vidas darán un giro radical cuando la joven pierda de vista por un segundo a la pequeña. Christian Zübert (Hardcover) dirige esta propuesta protagonizada por Jördis Triebel (Al otro lado del muro), Benjamin Sadler (El amigo alemán), Chara Mata Giannatou, Apostolis Totsikas (Nyfes) y Nike Maria Vassil.

Y desde Argentina llega Papeles en el viento, cinta basada en la novela de Eduardo Sacheri que comienza cuando un grupo de cuatro amigos pierde a uno de ellos. El resto, decidido a hacerse cargo de la hija que deja, idean una descabellada estafa en el mundo de la compraventa de jugadores de fútbol. Humor, drama y deporte se dan cita en este canto a la amistad y a la vida dirigido por Juan Taratuto (La reconstrucción) y protagonizado por Diego Peretti (Maktub), Pablo Echarri (Arrebato), Pablo Rago (Rosa fuerte) y Diego Torres (Extraños en la noche).

En cuanto al documental, destaca la cinta española Cola, Colita, Colassa, escrita y dirigida por Ventura Pons (A la deriva). Su argumento se centra en la vida de una fotógrafa especializada en el retrato cuya obra incluye no solo algunos de los rostros más conocidos del arte, la música o la literatura, sino rostros anónimos a los que une una rara virtud: el amor por la profesión que desprende esta artista.

Por último, también se estrena la francesa El gran día, obra que sigue la vida de cuatro niños en el que es su día más esperado, para el que se han preparado durante años y en el que están dispuestos a lograr el éxito. Cuatro niños de India, Mongolia, Cuba y Uganda que, aunque separados por kilómetros, comparten su pasión por la educación y el coraje de lograr su sueño. El film está dirigido por Pascal Plisson (Camino a la escuela).

2ª T de ‘True detective’, historia más compleja en formato más clásico


Colin Farrell, Taylor Kitsch y Rachel McAdams protagonizan la segunda temporada de 'True Detective'.Más tradicional en su forma pero más compleja en su contenido. Ése es, a grandes rasgos, el resumen más aproximado que se me ocurre de la segunda temporada de True detective, la serie creada por Nic Pizzolatto (cuya experiencia previa eran un par de episodios de The killing) que aborda un nuevo caso con nuevos personajes en estos segundos 8 episodios. Habrá quien quiera compararla con esa joya del cine (y digo cine, no televisión) que es la primera parte, pero lo cierto es que sería como querer comparar El silencio de los corderos (1991) y Seven (1995). La verdad es que las comparaciones siempre son odiosas, y en el caso que nos ocupa muy, muy injustas.

Porque esta nueva trama, tan contemplativa, preciosista y fatalista como la primera, es en sí misma una auténtica obra de arte. Partiendo de la base de que es una historia sobre perdedores, sobre hombres y mujeres abocados a un futuro inexistente en el que el dolor, la muerte y la traición marcan un destino inevitable, esta temporada presenta unos engranajes extremadamente elaborados, con sutilezas que exigen del espectador algo más que sentarse delante de una pantalla y con una complejidad dramática notablemente alta. Basten como ejemplos los roles de Colin Farrell (La señorita Julia), quien vuelve a demostrar la amplia variedad de recursos que tiene, o Rachel McAdams (El hombre más buscado), sin duda uno de los grandes aciertos de la serie. Ambos representan, cada uno a su modo, el alto nivel psicológico y emocional que alcanzan los personajes.

Y hablando de personajes, la segunda temporada de True detective es, ante todo, una historia de personajes. Si la primera etapa utilizaba los saltos temporales para narrar una historia a lo largo de décadas, esta recurre a los atormentados protagonistas para hilvanar una trama que termina por unir el pasado, el presente y el futuro de absolutamente todos los personajes, incluso cuando no parecen tener relación ninguna. Y posiblemente lo más atractivo del conjunto es que no recurre a innovaciones formales, sino que se limita a construir una compleja historia a través de los impactos que tienen las decisiones en la vida del individuo, y cómo éstas definen lo que terminamos siendo. Una brillantez dramática que hipnotiza por sí sola y que engancha gracias a los giros dramáticos que se producen a lo largo del desarrollo.

Ahora bien, y dado que estamos hablando de los personajes, no es oro todo lo que reluce. Uno de los talones de Aquiles de estos 8 capítulos es Vince Vaughn (Los becarios), cuyo rol de mafioso traicionado y con un sentido de la moral muy concreto no colma las expectativas oportunas. No quiere esto decir que sea un mal personaje, ni siquiera que esté mal interpretado, pero desde luego no logra las cotas de complejidad que sí tiene, por ejemplo, el trío protagonista. Posiblemente se deba a las limitaciones del propio Vaughn, quien de este modo buscaba un vehículo para demostrar que sabe hacer algo más que comedia. Con todo, el final de su arco dramático lima muchas de las asperezas, ofreciendo una conclusión bella, simbólica y tremendamente emotiva.

Entre acción y reflexión

Si alguien quiere buscar un nexo de unión entre las dos temporadas de True detective, desde luego no lo encontrará en la historia o en la narrativa. Más bien, lo que une historias tan diferentes es la capacidad de Pizzolatto para combinar acción y psicología, dinamismo y reflexión. La segunda temporada, desde luego, hace gala de un contenido profundo, notablemente elaborado y con una exigencia cultural muy alta. El carácter trágico de los protagonistas aporta al conjunto una sensación casi derrotista, como la de un hombre obligado a destrozar una pared con los puños antes de perder las manos para siempre. Hombres y mujeres buenos marcados por un pasado equivocado, en el que los errores no perdonan y en el que los tormentos del rechazo de uno mismo termina por convertir en tragedia lo que podría haber sido un porvenir dichoso.

Pero al mismo tiempo, estos episodios dejan momentos de auténtica tensión, sobre todo el tiroteo en plena calle que termina con más muertos que vivos en todos los frentes, incluyendo varios inocentes. Es posiblemente el gran punto de inflexión de la trama, y desde luego uno de los mejores momentos de la temporada. Pero no es la única. El final de varios personajes es un auténtico tour de forcé en el que se ven abocados a una guerra personal contra fuerzas que tardan demasiado en comprender, lo que aporta a las secuencias de acción un carácter aún más dramático del que tienen de por sí. Posiblemente el único que no encaje demasiado, entre otras cosas porque está un poco forzado dentro de la trama, es el de Taylor Kitsch (El único superviviente), aunque entra dentro de las necesidades dramáticas del guión.

Es cierto, por tanto, que la trama es compleja, tal vez demasiado. Tiene muchas ramificaciones, muchas líneas secundarias de desarrollo que pueden generar algo de confusión. Pero al igual que ocurría con la primera temporada, lo importante no es tanto el viaje (que personalmente es sobresaliente) como las conclusiones que deja. Y en este sentido, con un repaso de todos los detalles de la historia, de cómo lo que ocurre en una trama influye en otra de forma incuestionable para terminar por unirse años después, la conclusión a la que se llega es que estamos ante uno de los productos más interesantes que existen en la televisión. Se ha acusado a Pizzolatto de diálogos que no llevan a ninguna parte, de trama excesivamente compleja y de verborrea incesante. Bueno, eso existió desde el principio y nadie criticó a Matthew McConaughey (Interstellar).

El problema que arrastra la segunda temporada de True detective, y que no es suyo por suerte o por desgracia, es la constante comparación con la primera historia. Lo que supusieron aquella narrativa y el personaje de McConaughey (no nos engañemos, es una obra maestra) hace sombra a cualquier cosa, incluso a una genialidad como estos 8 episodios. ¿Historia más compleja? Por supuesto, pero ahí está su gran atractivo. La forma en que su creador es capaz de aunar a todos los personajes en un caso policial que supone una revisión de sus pecados es simplemente brillante. Que guste más o menos es una cosa, pero siempre y cuando no salga a colación lo magnífica que fue la primera. Repito, querer compararlas es un trabajo fútil. Lo cierto es que la serie es una de las obras más interesantes, complejas y estimulantes de la televisión actual.

El superhéroe más pequeño contra los videojuegos más grandes


Estrenos 24julio2015El último fin de semana de julio de este 2015 nos depara varias novedades con respecto a lo visto durante todo este mes. Para empezar, la cartelera española se recibe menos estrenos de los vistos hasta ahora, posiblemente debido a la otra gran novedad: la presencia de dos grandes títulos pensados para arrasar en taquilla. Y es que hoy, viernes 24 de julio, llegan a los cines españoles superhéroes, videojuegos y una notable variedad de films europeos con interesantes repartos. Pero como siempre, comenzamos por lo más relevante.

Y desde luego, esa película no es otra que Ant-Man, nueva incorporación de Marvel a su universo cinematográfico que, de lograr el éxito esperado, sin duda se convertirá en otra franquicia a explotar y que se sume a los eventos cinematográficos del futuro. Para aquellos que no conozcan al personaje, esta cinta dirigida por Peyton Reed (Di que sí) arranca cuando un ladrón es contratado por el doctor Hank Pym para perpetrar un último atraco. A pesar de haber jurado que no volvería a esa vida, el ladrón es seducido por las características del trabajo, en el que deberá utilizar un traje que le permite encoger de tamaño, ganar en fuerza, velocidad y agilidad, y controlar a los insectos. Todo ello para proteger un secreto que puede poner en peligro a la Humanidad. Acción, humor y aventura se mezclan en esta cinta protagonizada por Paul Rudd (Los amos de la noticia), Michael Douglas (Behind the Candelabra), Evangeline Lilly (El Hobbit: La batalla de los cinco ejércitos), Bobby Cannavale (#Chef), Michael Peña (La gran estafa americana), Corey Stoll (serie House of cards), Hayley Atwell (Cenicienta), Judy Greer (Jurassic World) y Anthony Mackie (Capitán América: El soldado de invierno).

El otro gran estreno es la comedia Pixels, film que juega con la idea de que una cápsula del tiempo enviada en los años 80 con muestras de nuestra cultura en aquella época es recibida por los alienígenas como una declaración de guerra. Décadas después la Tierra se ve invadida por unos extraterrestres con la forma de los videojuegos que se enviaron en dicha cápsula, entre ellos Pac-Man o Donkey Kong. Para luchar contra ellos el Presidente de Estados Unidos recurre a un amigo de su adolescencia y campeón de aquellos arcades, quien liderará un equipo de jugadores que tienen las claves para acabar con la invasión. Dirigida por Chris Columbus (Harry Potter y la piedra filosofal), la película cuenta con un reparto encabezado por Adam Sandler (Juntos y revueltos), Michelle Monaghan (serie True Detective), Sean Bean (El destino de Júpiter), Kevin James (Superpoli en Las Vegas), Peter Dinklage (serie Juego de tronos), Josh Gad (El gurú de las bodas), Brian Cox (Mindscape) y Dan Aykroyd (En campaña todo vale).

La última novedad procedente de Estados Unidos es la comedia Lío en Broadway, cinta dirigida por Peter Bogdanovich (Luna de papel) que gira en torno a un director teatral cuya vida aparentemente perfecta se ve amenazada con la llegada a su equipo de una joven y prometedora actriz. Cuando el hombre descubre que la chica alterna su trabajo en los escenarios con servicios nocturnos de compañía decide ayudarla económicamente para que abandone esa vida, iniciándose una relación que pondrá en peligro todo lo que había logrado hasta ese momento. Un amplio plantel de nombres conocidos copa el reparto, entre los que destacan Imogen Poots (Mejor otro día), Jennifer Aniston (Somos los Miller), Owen Wilson (El gran hotel Budapest), Rhys Ifans (serie Elementary), Will Forte (Nebraska), Kathryn Hahn (La vida secreta de Walter Mitty) y Cybill Shepherd (Haz caso a tu corazón).

Comenzamos el repaso a los estrenos europeos con lo nuevo de Wim Wenders (Tierra de abundancia). Todo saldrá bien es una coproducción entre Francia, Suecia, Noruega, Alemania y Canadá que aborda las consecuencias que nuestros actos tienen en los que nos rodean. La historia arranca cuando un director, tras una fuerte discusión con su novia, atropella a un niño. Más de 10 años después el accidente sigue dejando una profunda huella en el hombre, cuya vida ha quedado casi destruida, y en la madre del pequeño. Un intenso drama en cuyo reparto destacan James Franco (The interview), Charlotte Gainsbourg (Samba), Rachel McAdams (El hombre más buscado), Marie-Josée Croze (Calvary), Robert Naylor (Immortals), Patrick Bauchau (Vacaciones en el infierno) y Peter Stormare (serie The Blacklist).

El único film español es Solo química, comedia romántica que dirige Alfonso Albacete (Mentiras y gordas) y cuya trama arranca cuando una joven se enamora de una estrella del cine y la televisión que la introduce en un mundo de glamour, éxito y dinero. Lo único que parece estar en su contra es su mejor amigo, psicólogo de profesión, quien intenta convencerla de que el amor es solo una reacción química que nos lleva a tergiversar la realidad. Ana Fernández (Historias de Lavapiés), Alejo Sauras (Los abrazos rotos), Rodrigo Guirao (serie Botineras), José Coronado (Fuego), María Esteve (Los 2 lados de la cama), Natalia de Molina (Cómo sobrevivir a una despedida), Jaime Olías (Promoción fantasma) y Bibiana Fernández (Atómica) encabezan el reparto.

Los estrenos europeos se completan con dos films. El cumpleaños de Ariane es un drama francés producido en 2014 cuyo argumento se centra, como se desprende del título, en la celebración que una mujer realiza en el día de su cumpleaños. Sin embargo, el evento se ve empañado por la ausencia de todos los invitados, que han cancelado su asistencia. Sola y decepcionada, la mujer inicia un recorrido por la ciudad para perderse por zonas que nunca antes había visitado. Dirigida por Robert Guédiguian (Las nieves del Kilimanjaro), la cinta está protagonizada por Ariane Ascaride (Fanny), Gérard Meylan (Lady Jane), Jacques Boudet (Adiós a la reina) y Jean-Pierre Darroussin (Marius), entre otros.

Por último, Una dama en París es el título del drama producido en 2012 y dirigido por Ilmar Raag (Klass). Con capital estonio, francés y belga, su historia gira en torno a una mujer que viaja de Estonia a París para cuidar de una vieja dama de aquel país. Sin embargo, la señora hará todo lo posible por evitarla, pasando tiempo con su joven amante, lo que pondrá a la mujer en una situación cada vez más complicada. El reparto está encabezado por Jeanne Moreau (El tiempo que queda), Patrick Pineau (Veloma), Corentin Lobet (Fuera de la ley) y Laine Mägi (Georg).

Diccineario

Cine y palabras

A %d blogueros les gusta esto: