‘It: Capítulo 2’: superar los miedos originales


Se supone que toda secuela, para ser buena, debe ofrecer más de lo que ofreció la primera parte. Más en todo aquello que dio el éxito a la historia original. Y bajo esa premisa se ha construido esta segunda entrega de una de las tramas de terror más famosas de todos los tiempos. Pero con matices, porque a pesar de ofrecer más terror, más sangre y más argumento, también cambia el punto de vista del argumento para mostrar que el miedo es siempre algo que se puede controlar.

Porque a diferencia de la primera parte, donde los niños afrontaban una lucha contra esta criatura como un enfrentamiento en el que tenían que estar unidos, en esta It: Capítulo 2 lo que se hace es explorar los miedos individuales y originales de cada uno de los personajes. Así, durante buena parte de su largo metraje (que se hace más bien corto, todo sea dicho) Andy Muschietti (Mamá) dedica toda su atención a abordar la historia de cada niño ahora convertido en adulto, y cómo sus traumas infantiles, sobre todo aquellos vinculados a ese macabro payaso, les han condicionado a lo largo de su vida. La cinta adquiere, de este modo, un tono más adulto, introspectivo y psicológicamente complejo, aderezado en todo momento por sus ‘yos’ infantiles, que vuelven a tener un interesante protagonismo en la cinta y que hacen de los saltos temporales todo un arte de transición narrativa en el tiempo.

Puede que esto sea un inconveniente para muchos. La primera It era una aventura preadolescente, monstruo incluido, que abordaba la amistad de ese grupo de niños inadaptados y poco populares en el colegio. El hecho de que su continuación les sitúe en la edad adulta elimina, por necesidad, ese componente. Pero en lugar de eso, la historia se adentra en aspectos mucho más oscuros, llevando a los personajes a situaciones límite. La labor de los actores (todos ellos magníficamente elegidos), en este aspecto, es sencillamente brillante, pues no solo consiguen mantener la esencia de la interpretación de los niños, sino que ahondan en matices emocionales muy interesantes, sobre todo en su tercio final. Por supuesto, no es una película perfecta. Existen algunos fallos (incluso de raccord) e irregularidades, y desde luego explicar con todo lujo de detalles el origen de la criatura nunca ayuda al aspecto terrorífico de una historia. Pero con todo y con eso, estamos ante una más que digna continuación.

Y no es que It: Capítulo 2 no supere a It. Más bien, son dos conceptos diferentes sobre una misma historia. Porque la verdad es que la dinámica narrativa de ambos films es similar, enfrentamiento final incluido. Pero mientras una es vista desde el punto de vista de los niños, la otra tiene a los adultos como protagonistas. Personalmente creo que esta segunda parte es mucho más compleja, más completa dramáticamente hablando, con unos actores brillantes y algunos momentos tan incómodamente terroríficos como sangrientos y violentos (sin ir más lejos, la escena del laberinto de espejos o las pesadillas finales a las que tienen que hacer frente cada uno de los héroes). Todo ello convierte a esta continuación en una notable película, y al díptico en una obra a revisionar de forma conjunta.

Nota: 7,5/10

Anuncios

Pennywise regresa para aterrorizar a la cartelera con ‘It: Capítulo 2’


Tras un mes de agosto algo flojo en lo que a grandes estrenos se refieren, septiembre arranca con un título que promete dejar sin dormir a más de uno. De hecho, es el único gran título de este viernes día 6, aunque llega acompañado por un puñado de novedades en las que los espectadores podrán encontrar alternativas.

Aunque desde luego el gran estreno es It: Capítulo 2, secuela del film de 2017 que vuelve a dirigir Andy Muschietti (Mamá) y que, continuando la historia de la novela de Stephen King, sitúa a los niños protagonistas en su edad adulta, 27 años después de lo ocurrido en la primera parte. El film arranca cuando los integrantes de ese ‘Club de los Perdedores’ deben regresar al pueblo del que huyeron para cumplir la promesa que hicieron, y que no era otra que volver si el macabro payaso volvía a actuar. Intriga y terror son los ingredientes de esta cinta con capital estadounidense y canadiense que, además de recuperar a los actores jóvenes de la primera película y a Bill Skarsgård (serie Castle Rock) como el villano, incorpora a James McAvoy (Atómica), Jessica Chastain (Molly’s game), Bill Hader (Popstar), Jay Ryan (Lou), James Ransone (Gemini), Andy Bean (Poor boy) e Isaiah Mustafa (After the reality).

Muy diferente es El arte de vivir bajo la lluvia, comedia dramática con tintes románticos producida en Estados Unidos que adapta la novela de Garth Stein. La trama tiene como protagonista a un aspirante a corredor de Fórmula 1 y su perro, realizando un recorrido por la vida y los amores del primero y creando un vínculo entre las técnicas para ganar una carrera y los valores necesarios para realizar con éxito el viaje de la vida. Dirigida por Simon Curtis (La dama de oro), la película está protagonizada por Milo Ventimiglia (serie This is us), Amanda Seyfried (Mamma Mia! Una y otra vez), Kevin Costner (Figuras ocultas), Gary Cole (serie Veep), Kathy Baker (Model home) y Martin Donovan (Una historia de venganza).

El drama histórico es el género de Hotel Bombay, film de 2018 con toques de thriller producido entre Estados Unidos, India y Australia que reproduce el secuestro de un grupo de huéspedes del hotel Taj Mahal Palace en 2008. La cinta aborda cómo el grupo de terroristas paquistaníes invadió el lugar para hacerse con su control, y cómo un grupo de funcionarios y huéspedes deciden afrontar la situación y tratar de revertirla. Anthony Maras debuta en el largometraje con esta película en la que Dev Patel (Lion), Armie Hammer (Call me by your name), Jason Isaacs (La cura del bienestar), Nazanin Boniadi (Ben-Hur) y Anupam Kher (Ranchi diaries) son los principales actores.

Entre los estrenos puramente europeos destaca la española Vivir dos veces, drama dirigido por Maria Ripoll (No culpes al karma de lo que te pasa por gilipollas) que arranca cuando un hombre, su hija y su nieta emprenden un viaje tan disparatado como revelador. El motivo del viaje no es otro que ayudar al hombre a encontrar al amor de su juventud antes de que le falle la memoria definitivamente. Por el camino deberán afrontar la oportunidad de una vida nueva, tomar decisiones discutibles y superar contratiempos que les obligarán a afrontar sus propios engaños. El reparto está encabezado por Inma Cuesta (Todos lo saben), Oscar Martínez (El cuento de las comadrejas), Mafalda Carbonell (serie Manual de supervivencia del Club Houdini), Nacho López (En apatía) y Aina Clotet (Durante la tormenta).

Desde Reino Unido llega Ray & Liz, drama de 2018 cuya historia se basa en las memorias del fotógrafo Richard Billingham, concretamente en las que tiene de sus padres. A través de tres episodios se presenta la experiencia de vivir en la periferia de Birmingham y en una sociedad que rompe los tabúes de la sociedad. Escrita y dirigida por el propio fotógrafo, quien de este modo debuta en el cine de ficción, la cinta está protagonizada por Ella Smith (Kill your friends), Justin Salinger (Everest), Tony Way (Trespass against us), Sam Gittins (Obediencia) y Michelle Bonnard (serie Casualty).

También de 2018 es el thriller dramático basado en hechos reales Viento de libertad, producción alemana que dirige Michael Herbig (Vicky el vikingo) y que narra cómo en 1979, durante la Guerra Fría, dos familias planean un plan de huida de Alemania Oriental. El plan pasa por construir un globo aerostático con retales para transportar por aire a los ocho miembros hasta el otro lado del Muro de Berlín. Friedrich Mücke (Un mensaje para ti), Karoline Schuch (Hannas reise), David Kross (El héroe de Berlín), Alicia Von Rittberg (Un traidor como los nuestros), Thomas Kretschmann (Vengadores: La era de Ultrón) y Jonas Holdenrieder (¡Que te den profe!) son los principales actores.

En lo que se refiere a la animación, Kikoriki: La leyenda del dragón dorado es una producción rusa de 2016 que arranca cuando los habitantes de una isla emprenden una aventura cuando un científico amateur inventa un dispositivo que permite intercambiar los rasgos de un ser vivo con los de otro. Pero cuando uno de los apocados habitantes de la isla lo usa para curar su cobardía termina convertido en una oruga, por lo que deberá vencer sus miedos. Dirigida por Denis Chernov (Kikoriki. Equipo invencible), la cinta cuenta con las voces de Wayne Grayson (Zarafa), Peter Linz (Los muppets), Mike Pollock (Pup 2 no good), Alyson Leigh Rosenfeld (La presa), Sondra James (Con la magia en los zapatos) y Tyler Bunch (Finding Joy).

El último de los estrenos de este viernes es el documental Untouchable (Intocable), una mirada a la figura de Harvey Weinstein y el acoso, chantaje y abuso sexual al que sometió a numerosas actrices. La cinta aborda el origen de estos abusos y cómo fueron silenciados durante tanto tiempo, qué supone el ascenso y caída y qué papel ha jugado la sociedad para permitir que sucediera algo como esto. La película está dirigida por Ursula Macfarlane (One deadly weekend in America).

‘X-Men: Fénix Oscura’: pocas cenizas de las que resucitar


Después de escribir los guiones de las últimas aventuras mutantes, Simon Kinberg ha decidido debutar en la dirección de largometrajes con esta historia que adapta una de las sagas más famosas de los X-Men. Y más allá de que la aproximación a las páginas de Marvel haya sido más o menos fiel, como película presenta dos debilidades demasiado contundentes como para obviarlas y no permitir que influyan en el resultado final.

Para empezar, el tratamiento de la historia es excesivamente lineal y simplista. X-Men: Fénix Oscura carece de giros argumentales que generen cierto interés en el espectador, convirtiendo a estos personajes cargados de habilidades sobrehumanas y traumas del pasado en meros vehículos para hacer que la historia avance a golpe de efecto especial. A diferencia de películas pasadas, los personajes apenas dejan aflorar algo del conflicto interno y externo que mantienen, y tan solo sale a relucir cuando conviene. En este sentido es importante matizar además que lo poco que el director (y también autor del guión) rasca de la superficie de los protagonistas se queda en eso, en una mera muestra de intenciones que no se desarrolla posteriormente, sirviendo únicamente como trampolín para una secuencia final espectacular, eso sí, en un tren en marcha.

El otro gran problema de la cinta es la falta de unos enemigos sólidos. La trama juega en todo momento con la delgada y difusa línea que separa el bien del mal. Algo que siempre ha estado presente en estos personajes y que es de agradecer que se mantenga. Pero una vez revelado el verdadero villano de la cinta (y ¡oh, sorpresa!, no es el personaje del título), la película pierde algo de interés tanto porque el villano carece de un trasfondo dramático atractivo como porque el personaje de Sophie Turner (serie Juego de Tronos) parece no desarrollar todo el poder que, en teoría, podría mostrar. A pesar de sus limitaciones, la película plantea la constante lucha entre el bien y el mal dibujada no solo en este personaje, sino en las decisiones de todos los mutantes que aparecen en el film, independientemente de su categoría como héroes o villanos, lo que aporta cierta complejidad (tampoco mucho) a una historia carente, por otro lado, de una gran espectacularidad, a excepción de su tercio final, donde se invierte todo el dinero que se había ahorrado previamente.

Desde luego, X-Men: Fénix Oscura es la cinta más débil de la nueva saga mutante. Curiosamente, igual que X-Men: La decisión final, que también abordaba la historia del mismo personaje. No sé si será casualidad o es que este arco narrativo tiene dificultades para dar su salto a la gran pantalla, pero en cualquier caso estamos ante un film con excesivas irregularidades, espectacular en su tratamiento visual pero carente de giros narrativos y con un desarrollo de personajes más bien plano en el que la dualidad entre el bien y el mal que siempre ha estado presente en estas historias, aunque sobrevuela prácticamente toda la cinta, solo se explora a fondo en los momentos en los que la trama lo necesita como recurso argumental. Es entretenida, es cierto, pero muestra síntomas de agotamiento mutante.

Nota: 6/10

Los ‘X-Men’ regresan para salvar a Fénix Oscura de ‘El sótano de Ma’


Tras el éxito de Vengadores: Endgame la Casa de las Ideas continúa dando superhéroes a la gran pantalla. Este viernes 7 de junio llega a España una de las historias de los mutantes más famosos del cómic, pero no lo hace sola. Terror, comedia, drama y una nueva propuesta de animación son algunos de los géneros que los espectadores podrán encontrar en las salas.

Aunque sin duda el título más esperado es X-Men: Fénix Oscura. Al menos lo será para los amantes de Marvel en particular y de los superhéroes en general. La historia, enmarcada en el universo de los jóvenes mutantes que se inició en 2011, narra cómo durante una misión de rescate en el espacio Jean Grey casi muere al ser alcanzada por una fuerza cósmica de origen desconocido. A su regreso a casa comenzará a notar la presencia en su interior de una fuerza infinitamente más poderosa que ella capaz de desatar sus poderes hasta límites que no puede controlar, iniciando una espiral de odio, violencia y destrucción de todo lo que la rodea, incluyendo los lazos familiares que la mantienen unida a los X-Men, que deberán encontrar la forma de salvar el mundo y salvar a Jean. Dirigida por Simon Kinberg, que debuta como director tras una larga carrera como productor de muchas de las cintas sobre mutantes, la cinta está protagonizada por Sophie Turner (serie Juego de tronos), Jessica Chastain (Molly’s game), Michael Fassbender (El muñeco de nieve), James McAvoy (Atómica), Jennifer Lawrence (Gorrión rojo), Nicholas Hoult (Equals), Alexandra Shipp (Falsa evidencia), Evan Peters (serie American Horror Story: Apocalypse), Tye Sheridan (Ready Player One) y Kodi Smit-McPhee (Slow west).

Muy diferente es El sótano de Ma, cinta de terror dirigida por Tate Taylor (La chica del tren) y con Octavia Spencer (La forma del agua) como principal protagonista. La actriz da vida a una mujer solitaria de una pequeña localidad a la que, un día, una adolescente recién llegada le pide que le compre alcohol para sus amigos. La mujer no duda en hacerse amiga de ellos a pesar de la diferencia de edad. Para ello, les ofrece la posibilidad de beber y hacer una fiesta en su sótano. Tan solo hay unas reglas básicas: uno de ellos debe quedarse sobrio, nada de palabrotas, nadie puede subir a la parte superior de la casa y deben llamarla ‘Ma’. Pero la hospitalidad poco a poco se convierte en una obsesión, derivando en una pesadilla para el grupo de adolescentes. El reparto se completa con Missi Pyle (De tonta, nada), Luke Evans (La Bella y la Bestia), Allison Janney (serie Mom), Juliette Lewis (Back roads), McKaley Miller (Super Novas), Diana Silvers (Booksmart), Corey Fogelmanis (#SquadGoals) y Dominic Burgess (Hot bot).

Drama, música y romance se dan cita en The song of Sway Lake, producción estadounidense de 2017 que gira en torno a un joven coleccionista de jazz que, tras la muerte de su padre, decide robar la primera versión de un éxito de la II Guerra Mundial. El volumen se encuentra en la residencia de verano de la propia familia, y para llevar a cabo su plan pide ayuda a su único amigo. Todo se complica cuando su cómplice se enamora de la aristocrática abuela del joven. Ari Gold (Adventures of power) se pone tras las cámaras, mientras que Rory Culkin (Scream 4), Robert Sheehan (Geostorm), Isabelle McNally (Amnesia), Mary Beth Peil (serie Dawson crece) y Elizabeth Peña (Blaze you out) encabezan el reparto.

Estados Unidos y Reino Unido colaboran en Mejor que nunca, comedia dramática que arranca cuando una mujer que vive en una residencia de ancianos decide montar un equipo de animadoras con sus compañeras. El hobbie pronto se convierte en algo más profesional cuando deciden presentarse a una competición, para lo que contratarán a una joven cheerleader capaz de entrenarlas. Zara Hayes, autora del documental Clothes to die for (2014), debuta en la dirección de ficción con esta historia protagonizada por Diane Keaton (Una cita en el parque), Jacki Weaver (Magia a la luz de la luna), Pam Grier (El hombre de los puños de hierro), Rhea Perlman (Volverás en mis sueños), Bruce McGill (Una noche para sobrevivir), Alisha Boe (Paranormal Activity 4) y Charlie Tahan (serie Wayward Pines).

Antes de pasar a los estrenos puramente europeos, una de animación. Mr. Link: El origen perdido es el título de una aventura cómica con capital estadounidense y canadiense. Escrita y dirigida por Chris Butler (El alucinante mundo de Norman), la cinta arranca cuando un investigador dedicado a mitos y monstruos se encuentra con una amable criatura, la última de su especie. En lugar de capturarla emprenden un viaje juntos para encontrar a los primos de este ser, los Yeti. En el camino, plagado de peligros, estarán acompañados por una aventurera que tiene el único mapa capaz de guiarles hasta su destino. Entre las principales voces en versión original encontramos a Hugh Jackman (El gran showman), Zach Galifianakis (Las apariencias engañan), Zoe Saldana (Guardianes de la galaxia Vol. 2), Emma Thompson (El veredicto. La ley del menor), Stephen Fry (Un robo inesperado), Timothy Olyphant (Feliz día de la madre) y Matt Lucas (Alicia a través del espejo).

De 2018 es El vendedor de tabaco, coproducción germano austríaca que adapta a la gran pantalla la novela de Robert Seethaler que narra la amistad que surge entre un joven que llega a Viena durante la ocupación nazi para trabajar en un estanco y uno de sus clientes, Sigmund Freud. Dirigido por Nikolaus Leytner (Der Fall des Lemming), este drama está protagonizado por Simon Morzé (Einer von uns), Bruno Ganz (Uno tras otro), Johannes Krisch (En la sombra), Emma Drogunova (Die familie), David Altman y Christoph Bittenauer (Life guidance).

Otro de los estrenos europeos es la francesa El creyente, drama de contenido religioso que tiene como protagonista a un joven de 22 años que se une a una comunidad religiosa aislada en un monte con el objetivo de superar su adicción a las drogas. Allí deberá luchar contra sus propios demonios, pero también encontrará el amor. Cédric Kahn (Una vida mejor) pone en imágenes esta historia de 2018 en la que también colabora como guionista, y en cuyo reparto encontramos a Anthony Bajon (Rodin), Damien Chapelle (Planetarium), Alex Brendemühl (Django), Louise Grinberg (Respire) y Hanna Schygulla (Avanti).

La producción española tiene como única representante la comedia Antes de la quema, nueva cinta dirigida por Fernando Colomo (La banda Picasso) cuya trama gira en torno a un humilde artista del carnaval de Cádiz cuya vida da un vuelco al empezar a trabajar en el depósito de droga más grande de Andalucía. El motivo de este trabajo es que el traficante local, gran admirador del artista, planea robar el almacén, y para ello necesita la colaboración de alguien de dentro. Salva Reina (Señor, dame paciencia), Manuela Velasco (serie Velvet), Maggie Civantos (serie Vis a vis), Joaquín Núñez (Ahora o nunca) y Manuel Manquiña (Neckan) son los principales actores.

Las novedades en imagen real se completan con Touch Me Not (No me toques), cinta de 2018 que cuenta con capital procedente de Alemania, Francia, Bulgaria, Rumanía y la República Checa. Este drama escrito y dirigido por Adina Pintilie, con el que debuta en la ficción, sigue los viajes emocionales de tres personajes a través de un acercamiento profundo y comprensivo a sus vidas a través de las relaciones íntimas, mezclando realidad y ficción. El film está interpretado por Laura Benson (Les profs 2), Tómas Lemarquis (3 días para matar), Christian Bayerlein, Dirk Lange e Irmena Chichikova (Viktoria).

Terminamos el repaso semanal con la cinta de animación Lino, producción brasileña de 2017 escrita y dirigida por Rafael Ribas (O grilo feliz e os insetos gigantes) que tiene como protagonista a un joven que trabaja como animador de fiestas. Harto de que los niños se burlen de él por trabajar con un disfraz de gato, decide cambiar su vida y contrata a un mago. Sin embargo, la magia no funciona como él espera y termina convertido en un felino gigante. Selton Mello (Soundtrack), Luis Carlos de Moraes (Adultério por amor), Dira Paes (Encantados), Paolla Oliveira (Trinta) y Guilherme Lopes (serie El Rico y Lázaro) ponen las voces principales.

‘Molly’s Game’: El póker no es un juego de azar


Aaron Sorkin, creador de series como El ala oeste de la Casa Blanca y guionista de películas como La red social (2010), nunca ha sido un autor fácil. Más bien al contrario, su forma de narrar historias, con personajes complejos, cargados de matices y un bagaje cultural, social y político interminable, obliga a mantener una inusitada atención a lo que se narra, incluso aunque esto pueda parecer una tontería. Su primera película como director no es diferente, y aunque en este caso la realidad no supere a la ficción, su sello sigue dejando algunos momentos realmente extraordinarios.

Momentos que superan, con mucho, la propia historia. Porque más allá de un guión estándar y un desarrollo bastante lineal, sin grandes giros argumentales, el argumento de Molly’s Game, basado en la vida de Molly Bloom, tiende a perderse en su propio juego. El juicio al que se enfrenta la protagonista se convierte en una mera excusa para narrar la vida de esta ‘princesa del póker’, como se la llegó a denominar, una vida rodeada de personalidades y nombres (y hombres) importantes que, más allá del glamour y la sensación de estar siempre en el límite de la legalidad, aporta más bien poca profundidad dramática. Ese es el gran problema del film, que su base argumental, aunque pueda tener interés en un primer momento por los orígenes de la protagonista (magistralmente narrados, por cierto), pierde fuerza a medida que se adentra en la trama y no se generan los conflictos necesarios para que pueda crecer dramáticamente hablando.

El resultado es un film correcto, sin grandes giros pero que es capaz de ofrecer algo en compensación, y es la labor de Sorkin como guionista y unos actores extraordinarios. Curiosamente, es hacia el tercio final cuando todos ellos ofrecen lo mejor de sí mismos. El director y guionista compone un tour de force espléndido para mostrar la vulnerabilidad de un personaje aparentemente fuerte y abordar los orígenes de sus decisiones, en un diálogo entre Jessica Chastain (La casa de la esperanza) y Kevin Costner (Lo mejor para ella) que deja sin palabras. Aunque posiblemente el momento cumbre sea la defensa que hace Idris Elba (100 calles) de la protagonista, en uno de los mejores y más intensos monólogos de los últimos años. Posiblemente el final del film sea lo más atractivo del excesivo metraje, pero hay que reconocer que a lo largo de las dos horas y 20 minutos de duración hay momentos que juegan con la ironía, con el drama y sí, con el póker, que aderezan la por otro lado lineal historia.

En cierto sentido, Molly’s Game es un claro ejemplo de que una historia más bien sencilla puede adquirir peso dramático si los nombres encargados de contarla ofrecen su mejor versión. Claro que esta película, como todo lo que toca Sorkin, no es apta para todos los gustos. Diálogos densos, cargados de información, irónicos y rápidos, muy rápidos. Secuencias complejas, con argot del póker que a los profanos les sonará a chino. Y una duración innecesaria. Habrá quien no acepte estas premisas, pero aquellos que sí lo hagan disfrutarán de unos actores extraordinarios, de un desarrollo dramático sin grandes giros pero cargado de momentos interesantes, algunos brillantes. Como se menciona en un momento de la película, “el póker no es un juego de azar”. El cine tampoco, y el primer film dirigido por Aaron Sorkin es la prueba.

Nota: 6,75/10

Drama, terror y comedia con nombres de peso para comenzar el 2018


Dejamos atrás un año repleto de grandes títulos, inesperados éxitos y sonados fracasos para comenzar un 2018 que, esperemos, nos depare al menos tan buen cine como el que acabamos de abandonar. Y la carta de presentación de estos nuevos 12 meses no podría ser mejor, al menos en lo que a actores y directores se refiere. Y a géneros, por supuesto, porque el drama, el terror, la comedia y la animación se dan cita en este 5 de enero, primer viernes del año.

Comenzamos el repaso con Molly’s Game, debut en la dirección del guionista Aaron Sorkin (serie The Newsroom) que, basándose en el libro autobiográfico de Molly Bloom, narra la historia de esta esquiadora de talla mundial que logra amasar una fortuna. Al no poder entrar en el equipo olímpico, decide mudarse a Los Ángeles, donde realiza apuestas clandestinas de póker. Este drama, que cuenta con guión del propio Sorkin, está protagonizado por Jessica Chastain (El caso Sloane), Idris Elba (La Torre Oscura), Kevin Costner (Figuras ocultas), Michael Cera (Lemon), Samantha Isler (Captain Fantastic), Chris O’Dowd (St. Vincent), Jeremy Strong (Detroit), Brian d’Arcy James (serie 13 reasons why) y Graham Greene (serie Defiance), entre muchos otros.

Muy diferente es Insidious: La última llave, cuarta entrega de la saga de terror que, al igual que la tercera parte, se centra en la psíquica protagonista de la saga, que en esta ocasión deberá cazar y hacer frente a su mayor miedo, escondido en su propia casa. Dirigida por Adam Robitel (2001 maníacos), la película cuenta en su reparto con Lin Shaye (Ouija), Josh Stewart (La hora decisiva), Javier Botet (It), Spencer Locke (Karaoke man), Kirk Acevedo (El amanecer del Planeta de los Simios), Tessa Ferrer (serie Anatomía de Grey), Leigh Whannell (Dulces criaturas) y Caitlin Gerard (serie American crime).

El drama con tintes de misterio es el género de Wonderstruck. El museo de las maravillas, adaptación del libro de Brian Selznick realizada por Todd Haynes (Carol) cuyo argumento se centra en dos niños de diferentes épocas que desean cosas distintas, pero cuyas búsquedas para encontrarlo se desarrollan con una fascinante simetría. Julianne Moore (Suburbicon), Michelle Williams (El gran showman), Amy Hargreaves (Prism), Cory Michael Smith (serie Gotham), James Urbaniak (Rebelde entre el centeno), Oakes Fegley (Peter y el dragón) y Morgan Turner (Jumanji: Bienvenidos a la jungla) son los principales actores.

El cuarto estreno procedente de Estados Unidos es Qué fue de Brad, comedia dramática con tintes musicales que escrita y dirige Mike White (El año del perro), quien también se reserva un papel en esta historia que arranca cuando un padre inicia un viaje con su hijo para elegir universidad. Durante este tiempo juntos el hombre deberá afrontar su fracaso personal, sobre todo cuando afronte que sus antiguos compañeros han tenido éxito en sus vidas. El reparto está encabezado por Ben Stiller (Zoolander No. 2), Austin Abrams (Ciudades de papel), Jenna Fischer (Kiss me), Luke Wilson (Todo lo que teníamos), Jemaine Clement (Don Verdean) y Michael Sheen (Passengers).

Pura comedia es la española Que baje Dios y lo vea, cinta que narra las peripecias de un monasterio en quiebra cuya única salvación está en ganar la ‘Champions Clerum’, un torneo de fútbol solo para religiosos. El problema es que ninguno de los monjes sabe jugar al fútbol, por lo que será necesario un milagro para poder salvar su hogar. Curro Velázquez escribe y dirige el que es su debut en el largometraje, que cuenta entre sus actores con Karra Elejalde (1898. Los últimos de Filipinas), Alain Hernández (Plan de fuga), El Langui (Fuga de cerebros 2), Macarena García (La Llamada), Tito Valverde (Villaviciosa de al lado) y Joel Bosqued (Perdona si te llamo amor).

Bélgica y Francia colaboran en Entre ellas, comedia romántica que gira en torno a cuatro amigas que solo mienten por amor. Una de ellas está a punto de casarse, pero a pocas semanas del enlace el resto descubre que el novio la está engañando con otra, por lo que deciden mantenerlo en secreto. Este debut en el largometraje de Solange Cicurel, autora también del guión, está protagonizado por Camille Chamoux (Maman a tort), Stéphanie Crayencour (El médico africano), Laurent Capelluto (serie Les revenants), Jenifer Bartoli (Les francis), Tania Garbarski (Fils unique), Fabrizio Rongione (Dos días, una noche) y Clément Manuel (serie Enemigo público).

Estos primeros estrenos de 2018 se completan con Sola en casa, cinta canadiense de animación dirigida a cuatro manos por Peter Lepeniotis (Operación Cacahuete) y Shelly Shenoy, que de este modo debuta tras las cámaras.La trama se centra en una niña que se muda con su madre a una nueva casa cuyo jardín está plagado de figuritas de gnomos. Lo que descubre al llegar es que esos gnomos están vivos y llevan años protegiendo el planeta de la amenaza de unas criaturas. La joven, acompaña de su inseparable amigo, se unirá a esta lucha para defender y salvar el mundo. Acción, aventura y humor se dan cita en este film que cuenta con las voces de Becky G. (Power Rangers), Tara Strong (Operator), Josh Peck (Nunca es tarde), David Koechner (Bernard and Huey) y Olivia Holt (Class Rank).

‘Wonder Woman’ salva el mundo y ‘La casa de la esperanza’


Todavía queda un último viernes de junio, pero en cierto modo este fin de semana marca el final de un mes marcado por los blockbusters (o intentos de ello) que habitualmente copan las salas en esta época del año. Y lo hace porque llega a España el que posiblemente sea el estreno más esperado de los últimos meses, no solo por la historia sino por las críticas y comentarios recibidos. Prueba de su relevancia es que, aunque llegan otras novedades, este viernes día 23 no contempla títulos que puedan competir en atractivo para un público mayoritario.

Hablamos, cómo no, de Wonder Woman, aventura en solitario de la superheroína de DC Cómics que ya tuvo presencia en Batman v. Superman: El amanecer de la Justicia. La historia aborda los orígenes del personaje, cuando la princesa de las Amazonas se entrena para convertirse en una guerrera invencible. Todo cambia al encontrar a un piloto norteamericano que se ha estrellado en la costa de su isla, y quien pide ayuda para luchar en una guerra que afecta a todo el planeta: la I Guerra Mundial. Será entonces cuando la princesa opte por salir al mundo, descubrir sus poderes y evitar que el mal se extienda. Patty Jenkins (Monster) es la encargada de poner en imágenes esta cinta de fantasía, aventuras y acción en la que Gal Gadot (Triple 9) vuelve a encarnar al personaje. El reparto se completa con Chris Pine (Comanchería), Robin Wright (serie House of cards), Connie Nielsen (Las confesiones), David Thewlis (Regresión), Elena Anaya (Infiltrado), Lucy Davis (Bob Funk) y Danny Huston (Big Eyes), entre otros.

Estados Unidos, junto a Reino Unido y la República Checa, también produce La casa de la esperanza, drama biográfico basado en la novela de Diane Ackerman y cuya acción transcurre en Polonia en 1939. La trama se centra en una pareja que, durante la II Guerra Mundial, lucha por salvar a los animales del Zoo de Varsovia tras la invasión alemana. Dirigida por Niki Caro (En tierra de hombres), la cinta está protagonizada por Jessica Chastain (El caso Sloane), Daniel Brühl (Capitán América: Civil War), Johan Heldenbergh (Alabama Monroe), Michael McElhatton (serie Juego de tronos) e Ido Goldberg (serie Mob city).

El drama biográfico tiene otro representante en Maudie: El color de la vida, film dirigido por Aisling Walsh (Los niños de San Judas) sobre una mujer con artritis reumatoide desde su infancia que anhela, más que nada, abandonar la protección de su familia y convertirse en artista. Y el primer paso para lograrlo lo da cuando encuentra un trabajo como empleada del hogar en casa de un huraño pescador. Sally Hawkins (Blue Jasmine), Ethan Hawke (El valle de la venganza), Kari Matchett (The riverbank), Gabrielle Rose (The devout), Zachary Bennett (Quédate conmigo) y Billy MacLellan (serie Defiance) encabezan el reparto de esta producción irlandesa y canadiense.

Entrando de lleno en las novedades europeas, destaca Hermanos del viento, aventura familiar con dosis de drama con capital austríaco y en la que colabora España. Dirigida a cuatro manos por Gerardo Olivares (La gran final) y Otmar Penker, quien de este modo debuta en esta función. La historia se centra en la relación entre un niño y una cría de águila. El primero carga con el peso de la muerte de su madre, que murió asesinada cuando trataba de rescatar al joven recién nacido, por lo que sufre a manos de su padre; el animal fue arrojado del nido por otro polluelo, siendo salvado por el joven. Juntos crecen, pero cuando llega el momento de soltar al pájaro, el muchacho debe afrontar la posibilidad de liberarse de una carga que no es la suya. Entre los actores destacan Jean Reno (En la mente del asesino), Manuel Camacho (Entrelobos), Tobias Moretti (El valle oscuro) y Eva Kuen (Bergblut).

La producción nacional cuenta con dos representantes. Por un lado, La película de nuestra vida, ópera prima de Enrique Baró, quien escribe y dirige esta comedia centrada en varias vidas que narran las vivencias del propio director a través de películas, canciones y emoción. El limitado reparto está integrado por Teodoro Baró, Francesc Garrido (La ignorancia de la sangre) y Nao Albet (Incidencias).

Por otro, la comedia Selfie, comedia que narra las andanzas de un joven desde que deja su lujosa vida hasta que la realidad le golpea duramente. Todo porque su padre, ministro del gobierno, ha sido detenido por la policía acusado de 18 delitos económicos. A partir de este punto, el mundo que el joven conocía se derrumba, y pasará de sus lujos y su mundo perfecto a acudir a Podemos, acudir en busca de ayuda a trabajadores sociales o vivir en barrios sin lujos. Lo que no parece que vaya a ocurrir es que aprenda de esta experiencia. Escrita y dirigida por Víctor García León (Más pena que Gloria), la película cuenta entre sus actores con Javier Caramiñana, Macarena Sanz (Las furias), Santiago Alverú, Alicia Rubio (Tarde para la ira) y Pepe Ocio (El regreso de Elías Urquijo).

Alemania y Bélgica producen Robbi y Tobbi y el viaje fantástico, aventura familiar con toques de comedia que adapta el libro de Boy Lornsen centrado en la amistad poco usual entre un niño y un robot. Ambos construirán, para una de sus aventuras, el vehículo perfecto, capaz de viajar por tierra, mar y aire. Wolfgang Groos (Las hermanas vampiras) dirige esta propuesta protagonizada por Arsseni Bultmann (Der Nanny), Ralph Caspers (Erik of het klein insectenboek), Melina Mardini, Alexandra Maria Lara (Suite francesa) y Jonah Rausch (serie Weinberg).

Terminamos el repaso con la aventura bélica Tubelight, cinta india dirigida por Kabir Khan (Phantom) y ambientada en 1962. La trama se centra en un joven que vive una tranquila vida ajeno a los males del mundo gracias a un hermano mayor que le protege, pero que también le hace tener una visión ingenua del mundo. Su vida se desmorona cuando su protector hermano es llamado a filas para luchar en la frontera indo-china, dejándole solo. A medida que el conflicto se recrudece, el miedo por su seguridad en pleno conflicto aumenta, por lo que decide salir de su seguro entorno y detener el conflicto para poder traer de vuelta a su hermano. El reparto está encabezado por Salman Khan (Sultan), Shah Rukh Khan (Dilwale), Sohail Khan (Kisaan) y Zhu Zhu (El hombre de los puños de hierro).

El terror de ‘Déjame salir’ se enfrenta a la política de ‘El caso Sloane’


Si algo está caracterizando al mes de mayo son las numerosas propuestas que, al menos hasta ahora, tienen como punto en común el thriller y el terror. Este viernes, 19 de mayo, no es menos, y las principales novedades de la cartelera prometen intriga y emociones fuertes a los espectadores. Por supuesto, no es la única oferta, y aunque este es un fin de semana de pocos títulos nuevos, la variedad está servida.

Comenzamos el repaso con Déjame salir, ópera prima de Jordan Peele, quien también es autor de un guión que arranca cuando un joven afroamericano viaja con su novia blanca a la finca de los padres de ella para conocerlos y pasar el fin de semana. Aunque todo el mundo es extraordinariamente amable al comienzo, poco a poco se irán sucediendo extraños acontecimientos que pondrán en alerta al joven, iniciándose una pesadilla de la que intentará salir con vida. Intriga y terror se mezclan en esta historia protagonizada por Daniel Kaluuya (Sicario), Bradley Whitford (La cabaña en el bosque), Catherine Keener (serie Show me a hero), Allison Williams (serie Girls), Betty Gabriel (Election: La noche de las bestias) y Caleb Landry Jones (Decadencia).

El thriller y la política se unen en El caso Sloane, producción con capital francés y norteamericano dirigida por John Madden (El exótico Hotel Marigold) cuyo argumento se centra en una mujer conocida por su astucia y sus éxitos en las altas esferas del mundo político y empresarial. Acostumbrada a ganar sea como sea, cuando deba enfrentarse a un rival capaz de acabar con su carrera deberá decidir si el precio de la victoria realmente merece la pena. Jessica Chastain (Marte), Mark Strong (Agente contrainteligente), Gugu Mbatha-Raw (Los hombres libres de Jones), Alison Pill (serie The Newsroom), Jake Lacy (Carol), Michael Stuhlbarg (La llegada), John Lithgow (El contable) y Sam Waterston (Anesthesia) encabezan el reparto.

Entre los estrenos europeos destaca Personal shopper, coproducción franco alemana escrita y dirigida por Olivier Assayas (Después de mayo) que arranca cuando una joven estadounidense que reside en París consigue un trabajo como encargada de todo el vestuario de una celebrity, lo que le da tiempo para tratar de contactar de algún modo con el espíritu de su hermano gemelo, muerto en esa misma ciudad. Su vida se complica cuando empieza a recibir mensajes de texto de un desconocido. Drama y misterio se dan cita en esta historia protagonizada por Kristen Stewart (American ultra), Lars Eidinger (Elixir), Anders Danielsen Lie (La odisea de Alice) y Benjamin Biolay (Vicky).

Desde Alemania también llega Goodbye Berlín, comedia dramática familiar basada en la novela de Wolfgang Herrndorf cuya trama se centra en un joven de 14 años que se queda solo en casa. Durante ese tiempo un compañero de clase aparece con un coche robado, iniciando juntos un viaje por carretera que les cambiará la vida. Fatih Akin (El padre) dirige esta propuesta en cuyo reparto destacan nombres como los de Anand Batbileg, Tristan Göbel (Zurich), Aniya Wendel, Julius Felsberg (Hotel Lux) y Uwe Bohm (Freistatt).

La última de las novedades de ficción es Boris sin Béatrice, drama escrito y dirigido por Denis Côté (Curling) que se centra en un hombre que decide tener una relación extra matrimonial para satisfacer sus necesidades emocionales mientras su mujer se encuentra gravemente enferma. James Hyndman (Black eyed dog), Simone-Élise Girard (Die), Denis Lavant (Eva no duerme), Dounia Sichov (Marussia) y Laetitia Isambert-Denis (Sans elle).

Terminamos el repaso con el documental Dancer, obra que se centra en el bailarín ucraniano Sergei Polunin, que con 19 años se convirtió en el primer bailarín más joven del Royal Ballet de Londres. La cinta está dirigida por Steven Cantor (Nadie muere en Lily Dale).

‘El cazador y la Reina del Hielo’: frío, mucho frío


Chris Hemsworth y Emily Blunt son 'El cazador y la Reina del Hielo'.No creo que a nadie se le escape que esta secuela de aquella reinterpretación del cuento de Blancanieves realizada en 2012 es un producto pensado, medido y desarrollado para explotar al máximo los bolsillos de los adolescentes y jóvenes que buscan entretenimiento sin exigir demasiado de nada. Y como tal producto, es comprensible. Pero incluso en ese marco, la película dirigida por Cedric Nicolas-Troyan, tiene diversas lecturas, lo que no la convierte necesariamente en una buena propuesta.

Es más, en muchos aspectos es relativamente mediocre. Su desarrollo dramático, si es que existe, es tan plano como el espejo que protagoniza esta historia (por supuesto, no brilla tanto); los personajes, carentes de profundidad, recurren a clichés para interpretar su papel en una amalgama de cuentos que, aunque parezca lo contrario, termina por salir bien parada del experimento. Visualmente, eso sí, posee cierto interés, sobre todo algunas secuencias de acción. Y determinados pilares narrativos, como la relación entre hermanas malvadas o el amor mal entendido de una madre hacia los niños que nunca podrán ser sus hijos, resultan interesantes, aportando a la historia algo más que la mera sucesión de previsibles situaciones.

El problema es que lo poco que puede ofrecer queda eclipsado por la excesiva sencillez del conjunto. Sin grandes alardes técnicos o visuales, la película se ve obligada a recurrir a los actores, sobre todo a las villanas interpretadas por Charlize Theron (Young adult) y Emily Blunt (Destino oculto). Respecto a los héroes de turno, poco se puede decir que no se presuponga de una historia de aventuras como esta en la que los buenos son muy buenos, los malos muy malos, y los medio malos… pues eso, medio malos. Y a continuación una impresión puramente personal: Chris Hemsworth (Escapada perfecta) parece afrontar este personaje desde la ironía y la autoparodia, como si le importara poco o nada los retos que pueda suponer su interpretación. Da la sensación de que empieza a estar saturado de este tipo de papeles, asumiéndolos como un vehículo de ingresos económicos de dudosos desafíos profesionales.

Y eso no es algo malo, al contrario. Representa, al menos desde un punto de vista, una madurez que le empuja a querer algo más. Habrá que ver si llega a conseguirlo. Por lo pronto, Las crónicas de Blancanieves: El cazador y la Reina del Hielo es una película, pues eso, fría, cuyo principal atractivo reside en el reparto y algunas secuencias de acción. Nada más ofrece, salvo tal vez comprobar con cierta ironía cómo la protagonista del primer film queda relegada a una mera referencia en la secuela. A más de uno debería hacerle reflexionar. En definitiva, dos horas de entretenimiento sin exigencias que se hará tolerable si se busca distracción, y que será insufrible para aquellos que esperen algo más.

Nota: 5,5/10

Fantasía, acción y drama, principales propuestas de la cartelera


Estrenos 8abril2016Mucho cine, y muy variado, es lo que propone la cartelera española desde este fin de semana. Cine para todos los gustos, desde la acción a la fantasía, pasando por drama con sabor español, comedia europea o documentales que exploran algunas de las mentes más interesantes de las últimas décadas. Este viernes, 8 de abril, continúa así la tendencia que parece haberse implantado este mes (y que, de hecho, va a durar durante alguna semana más) y ofrece al espectador la oportunidad de disfrutar con todo tipo de historias.

Entre ellas destaca Las crónicas de Blancanieves. El Cazador y la Reina del Hielo, especie de precuela de Blancanieves y la leyenda del cazador (2012) que aprovecha a los mejores personajes para narrar una historia totalmente diferente que transcurre, en teoría, varios años antes. En concreto, la trama se centra en la relación entre la malvada reina de la primera película y su hermana, la Reina del Hielo. Cuando ésta sufre una traición decide huir del reino y formar un ejército de cazadores. Sin embargo, sus dos principales campeones incumplen la única regla de la regente: enamorarse. Dirigida por Cedric Nicolas-Troyan, quien debuta de este modo en el largometraje, la cinta cuenta con Chris Hemsworth (En el corazón del mar) y Charlize Theron (Mad Max: Furia en la carretera) repitiendo en los papeles de cazador y reina malvada, sumándose para la ocasión Jessica Chastain (La cumbre escarlata), Emily Blunt (Sicario), Sam Claflin (Los juegos del hambre: En llamas) y Nick Frost (Negocios con resaca).

Muy diferente, aunque también con buenas dosis de acción, es Objetivo: Londres, secuela de Objetivo: La Casa Blanca (2013), que vuelve a contar con el reparto principal y que, como reza el título, se traslada a la capital británica. El argumento arranca cuando el Primer Ministro británico muere en extrañas circunstancias. A su funeral acuden los principales jefes de Estado del mundo, pero lo que inicialmente debería ser un acto seguro pronto se convierte en un caos en el que todos los líderes están en peligro. De nuevo, el Presidente de Estados Unidos y su Jefe de Seguridad deberán plantar batalla, ayudados esta vez por una agente del MI-6. Babak Najafi (Sebbe) es el encargado de llenar de adrenalina esta historia protagonizada por Gerard Butler (Un buen partido), Morgan Freeman (Ted 2), Aaron Eckhart (Los diarios del ron), Jackie Earle Haley (RoboCop) y Angela Bassett (serie American Horror Story: Freak Show).

Desde Estados Unidos también llega el thriller de terror La invitación, cinta dirigida por Karyn Kusama (Jennifer’s body) que aborda el dolor de la pérdida desde una perspectiva diferente. La historia arranca cuando una pareja pierde a su pequeño en extrañas circunstancias. El matrimonio se rompe y ella desaparece durante años. Cuando regresa, lo has cambiada y con un nuevo marido. Pero en ese cambio se intuye algo más, algo inquietante, al menos por parte de quien compartió con ella tantos momentos. Sin embargo, la pregunta que se plantea es si ese cambio es realmente así o, por el contrario, está provocado por los miedos del hombre. Logan Marshall-Green (Prometheus), Tammy Blanchard (Into the woods), John Carroll Lynch (Gran Torino), Michiel Huisman (serie Juego de tronos) y Emayatzy Corinealdi (In the morning) son los principales protagonistas.

En lo que a estrenos españoles se refiere, la principal apuesta es Julieta, lo nuevo de Pedro Almodóvar (Los amantes pasajeros) que adapta una serie de relatos cortos de Alice Munro para narrar cómo la vida de la protagonista, que da nombre al film, se encuentra al borde del abismo de la locura y la culpa, y cómo se ha producido el cambio desde que, hace 30 años, tomase una serie de decisiones que dejaron atrás a todos aquellos que había querido alguna vez. El reparto, integrado en su mayoría por mujeres, está encabezado por Emma Suárez (Novatos), Adriana Ugarte (Palmeras en la nieve), Inma Cuesta (La novia), Darío Grandinetti (Relatos salvajes), Rossy de Palma (Incidencias), Susi Sánchez (La fotógrafa), Daniel Grao (La mula) y Michelle Jenner (Tenemos que hablar).

El Franquismo, la II Guerra Mundial y los nazis centran la historia de Lobos sucios, thriller dramático con capital español que narra la difícil vida de una mujer en Galicia en 1944. Su único objetivo es curar a su hija, por lo que trabaja en una mina de wolframio a las órdenes de los nazis. Ajena a los chismorreos que la consideran una meiga, la mujer se ve envuelta de repente en los entresijos de la guerra cuando un grupo de espías aliados llega al pueblo para intentar robar el wolframio. Inspirada en personajes y hechos reales, la cinta está dirigida por Simón Casal, quien debuta en el largometraje, y protagonizada por Manuela Vellés (Somos gente honrada), Marian Álvarez (Felices 140), Sam Louwyck (Terre battue) y Pierre Kiwitt (El regreso de Elías Urquijo).

El tercer estreno español de la semana es Madrid, above the moon, comedia romántica con dosis de drama que narra la relación entre un madrileño y una turista. Pero lo que comienza siendo un idilio no siempre termina bien. Escrita y dirigida por Miguel Santesmases (Días azules), la película está protagonizada por Rocío León (Anabel), Bernabé Fernández (serie Amar es para siempre), Helena Sanchís y Víctor Vidal (Vampyres).

Pasamos ahora a las novedades europeas, y entre ellas destaca la francesa El juez, comedia dramática del 2015 que escribe y dirige Christian Vincent (La cocinera del presidente) que gira en torno al presidente de un temido tribunal de lo penal cuyas penas siempre son superiores a 10 años. Pero todo cambia cuando se encuentra con una integrante de un jurado popular de la que estuvo enamorado en secreto hace años, y que podría ser la única que logra cambiar su sentido de la justicia. Fabrice Luchini (Primavera en Normandía), Sidse Babett Knudsen (serie Borgen), Eva Lallier y Corinne Masiero (Discount) encabezan el reparto.

Del país galo también procede El novato, comedia estudiantil en torno a un chico nuevo en un instituto en el que todos los grupos ya están formados. Los chavales más enrollados no le facilitan las cosas, y solo le hacen caso los marginados y una guapa chica sueca que no habla mucho francés. Ópera prima de Rudi Rosenberg, la película está protagonizada por Guillaume Cloud-Roussel, Geráldine Martineau (Le guetteur), Joshua Raccah y Réphaël Ghrenassia.

Más internacional es Efraín, producción que cuenta con capital etíope, alemán, francés, noruego y qatarí y que narra cómo un niño debe afrontar una dura realidad. Después de que su padre se vaya a trabajar a la ciudad, el pequeño se va a vivir con sus abuelos y sus tíos a una casa en las montañas. Le acompaña un cordero, pero la complicidad que tiene con el animal pronto es puesta en riesgo cuando su familia le dice que debe ser sacrificado para la próxima comida festiva. Yared Zeleke debuta en el largometraje con este drama familiar cuyo reparto está encabezado por Rediat Amare, Welela Assefa, Kidist Siyum y Rachel Teshome (Difret).

Aunque sin duda la cinta más global del fin de semana es Cementery of splendour, drama fantástico escrito y dirigido por Apichatpong Weerasethakul (Mekong hotel) que cuenta con capital estadounidense, tailandés, inglés, alemán, francés, malayo, surcoreano, mexicano y noruego. Este cuento transcurre en un hospital en el que residen soldados afectados por una extraña enfermedad del sueño. Ubicado en una zona rural en la que la magia, la ciencia y la tradición oral se dan cita, la historia aborda la relación entre vivos y muertos, entre el presente y el pasado. Jenjira Pongpas (Sang sattawat), Banlop Lomnoi (Tropical maladi), Petcharat Chaiburi y Jarinpattra Rueangram son sus principales protagonistas.

En cuanto al documental, una única propuesta. Dark Star. El universo de H. R. Giger explora no solo la obra fantástica de este artista, creador de la criatura de Alien, el octavo pasajero (1979) y autor de algunas de las ilustraciones más perturbadoras que se han creado. Esta película dirigida por Belinda Sallin, con la que debuta en el cine, es también una forma de adentrarnos en la mente del hombre que ha dado forma a los miedos más profundos del ser humano.

Diccineario

Cine y palabras

A %d blogueros les gusta esto: