‘Prisioneros’: prepárate para lo peor


Jake Gyllenhaal y Hugh Jackman en un momento de 'Prisioneros', de Denis Villeneuve.Sus películas han ganado multitud de premios, e incluso alguna ha sido nominada a los Oscars. Pero hasta ahora el gran público no había oído hablar del director canadiense Denis Villeneuve (Maelström). Su primera incursión en Hollywood supone toda una experiencia dramática, con claros homenajes a los thrillers de secuestros más clásicos pero con una personalidad propia única que convierte a esta película protagonizada por Hugh Jackman (Australia) y Jake Gyllenhaal (Zodiac) en un laberinto psicológico que no queda resuelto hasta el último minuto, manteniendo la intriga durante sus más de dos horas y media. Y aunque solo sea por eso, ya merece un aplauso.

Prisioneros pertenece a ese club de películas que crecen al mismo tiempo que lo hace su trama. Con una fotografía fría, dura y gris como el carácter de sus personajes principales (lo cual, por cierto, no es ninguna coincidencia), el film va construyendo su maraña de investigaciones, angustias paternas y desesperaciones policiales prácticamente desde la nada. Puede que para muchos el secuestro inicial se plantee de forma fácil e indirecta, incluso simplona. Pero la realidad, vista desde una familia que pierde a uno de sus miembros, es siempre así. Eso no debería impedir, sin embargo, que poco a poco el espectador se sumerja en una espiral de violencia generada por la frustración de una búsqueda sin resultado, de unas investigaciones que siempre terminan llevando a callejones sin salida. Una clara referencia al concepto de laberinto que utiliza Villeneuve a lo largo de la trama.

Normalmente estas historias se basan tanto en una buena dirección como en unas interpretaciones convincentes. Del primer aspecto bastaría con decir que el director maneja la cámara a la perfección, utilizando siempre planos necesarios para narrar pero dejando el espacio suficiente a alguna innovación interesante. Es el segundo elemento, el reparto, el que brilla con luz propia. Los secundarios son maravillosos; Jackman y Gyllenhaal están espléndidos. El primero vuelve a demostrar, y ya ha ocurrido en unas cuantas ocasiones, que es un intérprete fuera de lo común, capaz de entregarse a la acción pura y dura y de involucrarse emocionalmente en personajes tan complejos como el protagonista de este relato, un hombre que inicia un camino desesperado por encontrar a su hija y que le llevará a hacer cosas inimaginables. En cuanto al segundo, su inteligencia a la hora de afrontar a un policía solitario, rudo y frustrado por no resolver el caso demuestra que tiene un gran futuro si escoge bien los papeles.

Tal vez no sea una cinta de suspense perfecta, pero se le parece. Es cierto que existe algunos momentos en los que la dinámica del guión desciende un poco, pero analizado en su conjunto es evidente que sin esos momentos sería difícil de aguantar semejante escalada de tensión y brutalidad. Prisioneros supone todo un viaje a las zonas más oscuras del ser humano, a esos rincones que solo surgen cuando nos acercamos, aunque sea a través de los medios, a las injusticias y tragedias sociales. Una película que te prepara para lo peor con cada minuto que pasa y que apenas deja un respiro para pensar en algo diferente. Un thriller como los de antes. Un thriller para disfrutar.

Nota: 8/10

Anuncios

Acerca de Miguel Ángel Hernáez
Periodista y realizador de cine y televisión.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Diccineario

Cine y palabras

A %d blogueros les gusta esto: