‘Robocop’ no desmonta la taquilla mientras Trueba regresa al top 10


La taquilla española sigue en progresión descendente. Desde que hace cosa de un mes se estrenara El lobo de Wall Street la recaudación ha ido cayendo hasta situarse, en el fin de semana que nos ocupa (14-16 de febrero) en 5,88 millones de euros un 6,7% menos que la semana pasada y la primera vez que se sitúa por debajo de los 6 millones en este 2014. Buena culpa de esto la tiene el poco interés generado por los estrenos, de los que ninguno ha logrado superar el millón de euros. El único dato positivo, y sorprendente, es el que aporta el cine español a raíz de los Goya. Pero empecemos por las más taquilleras.

A pesar de que tenía todas las papeletas para convertirse en número uno, el remake de Robocop no ha logrado desbancar a La Lego película de lo más alto. La cinta de animación obtiene 1,03 millones de euros, lo que representa un descenso del 30,4%, cifra que representa más o menos la media de descensos del top 10. Su total es ya de 2,78 millones de euros, y dado que los próximos estrenos están enfocados a un público muy distinto, no sería extraño que terminara por encima de los 6 o los 7 millones.

En segundo lugar, ahora sí, encontramos al policía robot. 910.805 euros es lo que consigue en su estreno en 367 salas, es decir, 2.482 euros en cada una. Unos datos que, sin ser malos, podrían ser mejores para el tipo de film que es. Ahora toca esperar a ver cómo reacciona el público a las primeras impresiones, pero no parece probable que logre superar los 5 millones de euros antes de abandonar el circuito de salas. La perjudicada de su llegada es El lobo de Wall Street, que pierde esa segunda posición que ocupaba desde hacía semanas y se queda con la medalla de bronce. 674.000 euros es lo que recauda, un 30,8% menos que hace siete días. Eso sí, su total asciende ya a 10,40 millones de euros, y todavía parece tener recorrido para alcanzar los 12 millones.

En cuarta posición se sitúa La gran estafa americana, que pierde un 40,5% y se queda en poco más de 561.000 euros. Su recaudación global en España es de 3,79 millones de euros, y si logra aguantar la llegada a la cartelera de sus rivales más directos en taquilla y en los Oscar no sería extraño que se quedara en el entorno de los 6 millones de euros. Cifra que, por cierto, no parece que vaya a lograr el film que marca el ecuador del ranking. Cuento de invierno llega directamente al quinto lugar con algo menos de medio millón de euros repartidos en 226 pantallas, lo que supone unos 2.200 euros de media. La cinta no parece haber llamado mucho la atención, y sin duda las malas críticas no han ayudado. Lo normal sería que terminara alrededor de los 2,5 millones de euros como máximo.

Aunque sin duda la sorpresa la ha dado Vivir es fácil con los ojos cerrados. El efecto Goya, sin duda. Tras 16 semanas en cartel, y habiendo abandonado el top 10 hace mucho, la cinta de David Trueba (Obra maestra) se cuela en el puesto sexto directamente desde el 47 con una mejoría en su recaudación del… ¡14.879%! Esto se traduce en poco más de 327.000 euros, lo que permite al film superar el millón de euros y pensar que, con algo de suerte, alcanza los 1,5 millones de euros. Por su parte, La ladrona de libros pierde un 22,6% y se queda en 0,25 millones de euros. 4,47 millones es lo que ya lleva recaudados, y con algo de suerte superará los 5 millones de euros.

El menor descenso lo registra Nebraska, que pierde casi un 19%, y se queda a las puertas de los 241.000 euros a lo largo del fin de semana. Igualmente, su recaudación total en 10 días no supera por poco los 700.000 euros, por lo que no es probable que llegue mucho más allá de los 2 millones, a falta de saber, claro está, cuál es el resultado de los Oscar. En cuanto a la novena posición, esta la ocupa el mayor descenso del top 10. Con un 44% menos en su recaudación, Jack Ryan: Operación Sombra se queda en 221.645 euros, acumulando 1,38 millones de euros. Una cantidad muy alejada de los parámetros que debería tener el film si quiere convertirse en el reinicio de una exitosa saga. Podría alcanzar los 2 millones de euros.

Cierra el ranking Al encuentro de Mr. Banks, que pierde un 39% y se queda en los 179.000 euros aproximadamente. 1,12 millones es lo que acumula en tres semanas, teniendo muy complicado llegar a los 2 millones. Lo normal será que se sitúe alrededor de 1,5 millones de euros cuando abandone el circuito comercial.

Los Goya reconocen a David Trueba tras años de nominaciones


David Trueba y Cristina Huete recogen el Goya a la Mejor Película por 'Vivir es fácil con los ojos cerrados'.Decía el director Daniel Sánchez Arévalo que tenía la esperanza de que la XXVIII gala de los Premios Goya que se celebró el pasado domingo 9 de febrero no fuese un fracaso para su film, La gran familia española, y terminase “yéndose de vacío”. Técnicamente no ocurrió así, es cierto, pero a nadie se le escapa que en esta edición la gran derrotada ha sido su comedia, que solo ha conseguido dos Goya. Una gala que, por lo demás, ha servido para redimirse en muchos sentidos. Más allá de la propia gala en si, muy marcada por la política, el evento ha permitido al cine español reconocer y reparar algunas de las injusticias más señaladas de la producción española. De este modo, Vivir es fácil con los ojos cerrados se ha convertido en la gran triunfadora al llevarse los premios principales, aunque si se analiza desde la cantidad, Las brujas de Zugarramurdi se lleva la palma. 6 contra 8, nada menos. Un balance que refleja pobremente la competencia que este año existía entre las nominadas. Al final, como siempre, os dejo la lista de ganadores, pero antes creo que es conveniente señalar algunas cosas.

Como decía, David Trueba (Soldados de Salamina) ha visto recompensada su trayectoria de buenos films y mejores guiones. El momento de la entrega del premio, tanto al Mejor Guión Original como al Mejor Director, estuvo marcado por un cierto aire de justicia poética. Desconozco si el premio en esta ocasión ha sido más merecido que en otras, o si su trabajo como guionista y director tiene más calidad que el de sus compañeros en las categorías. De lo que no me cabe ninguna duda es de que lo merecía. Desde hacía mucho tiempo. Es por eso que la sensación que deja la gala es la de haber restablecido un desequilibrio en lo que a ganadores de estos premios se refiere. Algo parecido a lo que ha ocurrido con Javier Cámara (Los amantes pasajeros), por cierto, que logra su primer Goya como Mejor Actor tras muchas nominaciones y, casi con toda probabilidad, mayores frustraciones. Por cierto, y aunque tenga poco que ver, los discursos de uno y de otro fueron espléndidos.

Claro que si creemos en esto de los equilibrios, posiblemente no haya habido una justicia mayor que entregar a Las brujas de Zugarramurdi la práctica totalidad de los premios a los que iba nominada. Eso sí, todos técnicos. Si lo de Trueba y Cámara ha sido justicia poética, divina o del destino, lo de Álex de la Iglesia, director de ese desparrame cómico con brujas y conjuros de por medio, parece más una disculpa. Cuando se anunciaron las nominaciones hace cosa de un mes ya se la consideró la gran damnificada en las principales categorías. El hecho de que haya sido la más premiada no hace sino reforzar la idea de que estamos ante un film redondo que, por diversos motivos, no ha podido optar a llevarse los principales galardones. Lo dicho, un merecido ‘mea culpa’ entonado por los académicos que encuentra una cierta justificación en que el premio se lo haya llevado la película de Trueba, aunque solo sea por incluir al director y guionista de forma oficial entre los elegidos como los mejores.

Un arma para los políticos

Y no quiero terminar este breve, brevísimo repaso, sin destacar dos aspectos muy diferentes entre sí. El primero es el premio que se ha llevado Futbolín como Mejor Película de Animación, confirmándola como la maravillosa película que es y, como decía su director Juan José Campanella (El secreto de sus ojos), demostrando que el cine de animación español puede traspasar todas las fronteras posibles. El otro tiene poco o nada que ver con el cine. Creo que aquellos que lean asiduamente este espacio se habrán percatado que trato de huir de los conflictos y problemas políticos que poco tienen que ver con el cine a pesar de que buscan desesperadamente situarlo en el centro de sus dianas.

Era evidente que con la situación que los trabajadores del séptimo arte están viviendo en España esta XXVIII gala iba a estar marcada por las críticas políticas, sobre todo si tenemos en cuenta que el Ministro de Educación y Cultura español, José Ignacio Wert, no asistió por supuestos problemas de agenda. Personalmente estoy en contra de que eventos como este, que deberían de ser un canto a una profesión tan hermosa y complicada como esta, desvíen su atención hacia personajes “de fuera” de la profesión, aunque entiendo perfectamente los motivos que les han llevado a aprovechar esta oportunidad. Lo que no logro entender es que algunos políticos aprovechen las quejas de un sector productivo que da trabajo a miles de personas para seguir politizando la cultura y el arte. Oír comentarios como “la gala de los Goya es una gala contra el PP” y similares no hace sino daño a un grupo social que lo único que quiere es que se eliminen las trabas para que puedan realizar un trabajo ya de por sí precario para la mayoría de profesionales. Una lástima, pero mientras el cine en España siga siendo un arma arrojadiza de los poderes políticos no se avanzará en la dirección adecuada.

Sea como fuere, la gala de este 2014 que premia lo mejor de 2013 ha sido justa. Justa en su intención de premiar a directores y actores que merecían semejante galardón desde hace tiempo. Y justa en su forma de reconocer el mérito de cintas que se han quedado fuera de las principales categorías. Tal vez el resultado final no refleje como debería la calidad de los films que competían, y aunque habrá comentarios para todos los gustos acerca de lo correcto o incorrecto del reparto de premios, en líneas generales parece haber consenso sobre la idoneidad de los ganadores. A continuación tenéis la lista de premiados.

Ganadores de la XXVIII edición de los Premios Goya

Mejor Película: Vivir es fácil con los ojos cerrados.

Mejor Dirección: David Trueba, por Vivir es fácil con los ojos cerrados.

Mejor Dirección Novel: Fernando Franco García, por La herida.

Mejor Guión Original: David Trueba, por Vivir es fácil con los ojos cerrados.

Mejor Guion Adaptado: Alejandro Hernández y Mariano Barroso, por Todas las mujeres.

Mejor Música Original: Pat Metheny, por Vivir es fácil con los ojos cerrados.

Mejor Canción Original: “Do you really want to be in love?”, por La gran familia española.

Mejor Interpretación Masculina Protagonista: Javier Cámara, por Vivir es fácil con los ojos cerrados.

Mejor Interpretación Femenina Protagonista: Marián Álvarez, por La herida.

Mejor Interpretación Masculina de Reparto: Roberto Álamo, por La gran familia española.

Mejor Interpretación Femenina de Reparto: Terele Pávez, por Las brujas de Zugarramurdi.

Mejor Actor Revelación: Javier Pereira, por Stockholm.

Mejor Actriz Revelación: Natalia de Molina, por Vivir es fácil con los ojos cerrados.

Mejor Dirección de Producción: Carlos Bernases, por Las brujas de Zugarramurdi.

Mejor Dirección de Fotografía: Pau Esteve Birba, por Caníbal.

Mejor Montaje: Pablo Blanco, por Las brujas de Zugarramurdi.

Mejor Dirección Artística: Arturo García y José Luis Arrizabalaga, por Las brujas de Zugarramurdi.

Mejor Diseño de Vestuario: Francisco Delgado López, por Las brujas de Zugarramurdi.

Mejor Maquillaje y/o Peluquería: María Dolores Gómez Castro, Javier Hernández Valentín, Pedro Rodríguez y Francisco J. Rodríguez Frías, por Las brujas de Zugarramurdi.

Mejor Sonido: Charly Schmukler y Nicolás de Poulpiquet, por Las brujas de Zugarramurdi.

Mejores Efectos Especiales: Juan Ramón Molina y Ferrán Piquer, por Las brujas de Zugarramurdi.

Mejor Película de Animación: Futbolín, de Juan José Campanella.

Mejor Película Documental: Las maestras de la República, de Pilar Pérez Solano.

Mejor Película Iberoamericana: Azul y no tan rosa, de Miguel Ferrari (Venezuela).

Mejor Película Europea: Amor, de Michael Haneke (Austria).

Mejor Cortometraje Documental: Minerita, de Raúl de la Fuente.

Mejor Cortometraje de Ficción: Abstenerse agencias, de Gaizka Urresti.

Mejor Cortometraje de Animación: Cuerdas, de Pedro Solís García.

Thor y Gordon-Levitt lideran un fin de semana cargado de estrenos


Estrenos 31octubre2013Muchos son los estrenos que conforman el pistoletazo de salida de noviembre en España. En un fin de semana alargado por la festividad de Todos los Santos, hasta 11 películas se presentan en las salas de cine de todo el país hoy jueves, 31 de octubre, y muchas de ellas esperadas. Algunas representan los últimos coletazos de los estrenos veraniegos, otros se ajustan más a lo que esta época del año suele ofrecer en cuestiones cinematográficas. Todos ellos comparten, sin embargo, numerosas características en común: la presencia de actores muy conocidos y el regreso de algunos nombres propios que han definido el cine de los últimos años (y décadas). Y dado que hay que empezar por alguno, qué mejor que hacerlo con un superhéroe.

Ya no está Kenneth Branagh (Valkiria) tras las cámaras, pero sí el resto del reparto original de Thor (2011) en la primera de las continuaciones sobre el famoso personaje superheróico/divino de Marvel. Bajo el título Thor: El mundo oscuro, la película cuenta cómo el famoso dios nórdico debe enfrentarse a una antigua raza a la que ni siquiera su padre, Odín, ha podido derrotar. Una raza que amenaza con sumir todo el universo en la más absoluta oscuridad, incluyendo la Tierra y a su amada. Nuestro héroe se verá obligado a sacrificar todo lo que ha conocido, todo lo que ha querido, para tener alguna posibilidad de encontrar un futuro. Acción, humor y el sello de la casa que alumbró al personaje en las páginas de los cómics son los sellos de identidad. Y sí, la dirección cambia de manos, siendo Alan Taylor (Mi Napoleón) el nuevo responsable, pero como decimos el reparto repite. Así, encontraremos entre otros a Chris Hemsworth (Rush), Natalie Portman (Brothers), Tom Hiddleston (The deep blue sea), Stellan Skarsgård (Millennium: Los hombres que no amaban a las mujeres), Anthony Hopkins (Hitchcock), Rene Russo (Arma letal 4), Idris Elba (Pacific Rim), Kat Dennings (Una conejita en el campus), Ray Stevenson (Los otros dos) y Jaimie Alexander (El último desafío).

Don Jon es el título de la ópera prima del actor Joseph Gordon-Levitt (Looper), quien escribe, dirige y protagoniza esta trama que actualiza la figura del Don Juan, teniendo como personaje principal a un hombre cuya vida transcurre entre gimnasios, mujeres y pornografía, y que intentará reformarse al conocer a la que considera la mujer de su vida. Con un marcado tono cómico, la película ha recibido elogios allá por donde ha pasado. Junto al actor y director encontramos también a Scarlett Johansson (The Spirit), Julianne Moore (Un hombre soltero), Tony Danza (Crash) y Glenne Headly (El buen nombre).

Otro de los estrenos interesantes del fin de semana, al menos por los nombres que lo avalan, es Sólo Dios perdona, thriller con tintes dramáticos escrito y dirigido por Nicolas Winding Refn, director de Drive (2011), y co producido entre Estados Unidos, Francia, Tailandia y Suecia. La historia se adentra en el mundo de los suburbios, las drogas, la prostitución y el boxeo en Bangkok tomando como eje a un prófugo de la justicia norteamericana que deberá vengar la muerte de su hermano a petición de su madre, después de que fuera asesinado por masacrar a una joven prostituta. El fugitivo se verá envuelto en una espiral de violencia en la que cada nuevo paso le hundirá en los rincones más oscuros de la sociedad. Protagonizada por Ryan Gosling (Cruce de caminos), la película cuenta también con Kristin Scott Thomas (En la casa), Vithaya Pansringarm (Trade of innocents), Tom Burke (The kid) y Gordon Brown (Man to man).

Del 2012 es nuestra siguiente propuesta, dirigida e interpretada por Robert Redford (Leones por corderos). Pacto de silencio es un thriller en el que un abogado experto en derechos civiles y padre de una hija verá cómo su vida se derrumba cuando un periodista desvele que su pasado no fue tan monótono como su actual vida. Durante su juventud el experimentado abogado fue un radical antibelicista y fugitivo buscado por asesinato. Perseguido por el FBI, el hombre iniciará una carrera contrarreloj por todo el país para encontrar a la única persona que podría limpiar su nombre. A Redford le acompaña un reparto realmente extenso e interesante: Shia LaBeouf (Transformers), Julie Christie (Troya), Susan Sarandon (El fraude), Nick Nolte (Warrior), Chris Cooper (American Beauty), Terrence Howard (Iron Man), Stanley Tucci (Burlesque), Richard Jenkins (Los diarios del ron), Anna Kendrick (Up in the air), Brendan Gleeson (Albert Nobbs) y Sam Elliott (Gracias por fumar).

Con más retraso llega Hojas de hierba, producción estadounidense de 2009 escrita y dirigida por el actor Tim Blake Nelson (O Brother!), quien también se reserva un papel. A medio camino entre la comedia dramática y el thriller, el argumento se centra en dos hermanos gemelos diametralmente opuestos. Uno es profesor de filosofía; el otro es un criminal cuya presencia en la vida de su hermano obligará al primero a tomar decisiones peligrosas para su estilo de vida y para su integridad física. Edward Norton (El velo pintado) es el gran protagonista de la historia, pero no es el único rostro conocido. Lucy DeVito (Just add water), Melanie Lynskey (serie Dos hombres y medio), Susan Sarandon, que hace doblete el fin de semana, Keri Russell (La camarera), Richard Dreyfuss (Poseidón) y Maggie Siff (serie Hijos de la Anarquía) completan el reparto.

Dejamos Estados Unidos para quedarnos con los estrenos españoles, entre los que destaca Vivir es fácil con los ojos cerrados, nueva película escrita y dirigida por David Trueba (Soldados de Salamina) que se enmarca en la década de los 60 del siglo pasado y que tiene como protagonista a un profesor de inglés seguidor de los Beatles quien, al enterarse de que John Lennon está rodando una película en Almería, inicia un viaje para conocerle. Durante el camino recogerá a un joven que se ha escapado de casa y a una chica que parece huir de algo, surgiendo entre los tres una amistad muy especial. El drama está protagonizado por Javier Cámara (Los amantes pasajeros), Francesc Colomer (Pa negre), Natalia de Molina (Temporal), Ariadna Gil (El laberinto del fauno), Jorge Sanz (La niña de tus ojos) y Ramón Fontserè (Madrid, 1987).

Otra de las propuestas españolas es Al final todos mueren, comedia que mezcla la ciencia ficción, el drama y el romance en cuatro historias diferentes que tienen como nexo de unión el inminente impacto de un meteorito que terminará con la vida en la Tierra. Al igual que otros films similares, cada uno de los fragmentos cuenta con un reparto propio y una dirección diferente. Los que se ponen tras las cámaras son Javier Botet (Mamá), David Galán Galindo, Roberto Pérez Toledo (los tres debutantes en el largometraje) y Pablo Vara (DHA: Dos horas antes). Además, Javier Fesser (Camino) se encarga de las secuencias iniciales y finales. Por su parte, en el reparto aparecen nombres como Manuela Vellés (Retornos), Elisa Mouliaá (serie Borgia), Macarena Gómez (Carne de neón), Andrea Duro (Promoción fantasma), Miguel Ángel Muñoz (Lope) y el propio Botet.

Mirando hacia Europa, dos películas francesas llegan a la cartelera. El viaje de Bettie es un drama que arranca cuando la protagonista ve cómo su vida se desmorona: su amante la abandona y el restaurante familiar peligra. Ante esto, lo que comienza siendo un paseo en coche para despejar las ideas se convierte en un viaje en el que se reencontrará con su hija y surgirán las posibilidades de un nuevo amor. Dirigida por Emmanuelle Bercot (Clément). quien también participa en el guión, la película cuenta con Catherine Deneuve (La chica del tren) como principal protagonista, a la que acompañan Nemo Schiffman (Backstage), Gérard Garouste, Camille (Les morsures de l’aube) y Claude Gensac (Coursier).

Por otro lado, El postre de la alegría (Paulette) es la nueva película de Jérôme Enrico (L’origine du monde), una comedia dramática cuya protagonista, una anciana gruñona y racista, encuentra la solución a sus problemas económicos al toparse con un paquete de hachís. Aunque al principio decide venderlo en pequeñas dosis, la presión de los camellos de la zona en la que vive la obliga a destinar la droga a otros fines: condimento para unos pasteles que prepara con sus amigas y que harán volar a sus clientes. El reparto está integrado por, entre otros, Bernadette Lafont (Bazar), Carmen Maura (Tetro), Dominique Lavanant (Madame Edouard), Françoise Bertin (Juntos, nada más) y André Penvern (La vida en rosa).

En cuanto a la animación, Doraemon y Nobita Holmes en el misterioso Museo del Futuro es el único título que llega hoy viernes. Basado en los personajes de la famosa serie de televisión japonesa, el argumento del film da inicio cuando un ladrón roba el cascabel de Doraemon mientras este duerme. Para encontrarlo le da a su amigo Nobita un disfraz de detective “sherlockiano” con el que reunir pistas. Sin embargo, estas les llevarán a un museo en el siglo XXII, donde deberán enfrentarse a personajes con numerosos secretos. Dirigida por Wasabi Mizuta, director muy relacionado con el personaje, la película cuenta con las voces en la versión original de Megumi Oohara, Yumi Kakazu y Subaru Kimura.

Finalmente, un documental. Blackfish narra la historia de Tilikum, una orca que vive en cautividad y que ha matado a varias personas a lo largo de todo este tiempo. A través de emotivas entrevistas e impactantes imágenes la directora Gabriela Cowperthwaite (City Lax: An Urban Lacrosse Story) construye un relato que explora no solo la naturaleza de estos animales, sino cómo es su vida en cautividad, la vida de sus cuidadores y las presiones que ejerce la industria de los parques acuáticos.

Diccineario

Cine y palabras

A %d blogueros les gusta esto: