‘Basada en hechos reales’: obsesión sin objetivo


Es muy difícil mantener un alto nivel narrativo durante toda una carrera. Da igual que sea un director de cine, un escritor, un músico. Lo normal es que ni todas las creaciones sean iguales ni tengan el mismo atractivo para el público. Y Roman Polanski (Chinatown) es el último ejemplo de esto. El film que acaba de estrenar, una historia de obsesión, intriga y algo de locura (o bastante locura, según se mire) ofrece al espectador muchas y muy interesantes preguntas, pero pocas respuestas, y ello es fundamentalmente debido al guión y a un montaje y una dirección de actores algo toscos, posiblemente hecho a conciencia para destacar el carácter transgresor de la historia.

Y aunque esa puede ser una base del thriller (plantear preguntas y resolverlas, aunque siempre dejando un pequeño resquicio para la duda), en Basada en hechos reales ese delicado equilibrio no llega a conseguirse, al menos no en su tramo final. Bien planteada en un comienzo, la cinta de Polanski tiende a perderse en su propia obsesión, en su propia oscuridad sin llegar nunca a salir de la espiral que ella misma crea. En este sentido, el arco argumental se identifica claramente con el viaje de la protagonista, pero lejos de resolverlo opta por dejarlo llegar hasta sus últimas consecuencias sin que haya, precisamente, consecuencias. Dicho de otro modo, lo que se narra en pantalla no termina de encajar en ningún marco dramático. La relación entre las dos protagonistas, ambas espléndidas, queda totalmente indefinida, a medio camino entre la amistad, la obsesión, los celos y la locura.

Es esta indefinición la que termina por perjudicar, y mucho, al desarrollo normal de la trama. Si bien es cierto que todo parece caminar hacia una historia de obsesión y locura, la falta de definición del personaje de Eva Green (La brújula dorada) impide aclarar las motivaciones de este, por otro lado, perturbador rol. El final, por ende, podría querer sembrar la duda de que todo forma parte de un proceso mental del personaje de Emmanuelle Seigner (Reparar a los vivos). A lo largo del segundo acto existen numerosos momentos en que la obra podría haber optado por alguna de las muchas hipótesis que plantea, pero en su lugar el guión opta por mantener esa incertidumbre hasta que es demasiado tarde para poder tomar una decisión, y eso termina por jugar en su contra.

El resultado es una obra perturbadora, inquietante y por momentos casi hasta terrorífica que, sin embargo, no encuentra su verdadera esencia. Con algunos momentos que recuerdan a Misery, sobre todo en su tramo final, Basada en hechos reales se queda a medio camino de todo, desde la narrativa de Polanski al tratamiento del argumento y de los personajes. Lo mejor, sin duda, son sus protagonistas, pero ni siquiera su labor es capaz de compensar el vacío que dejan el resto de elementos que componen este thriller.

Nota: 6/10

Thriller, terror, comedia y drama protagonizan el comienzo de junio


Thriller, terror, drama, algo de comedia y el estreno, por fin, de un título considerado maldito por mucha gente. Todo eso y más es lo que llega a la cartelera española este viernes, 1 de junio. Con todo, ninguno de ellos está llamado a ser un blockbuster, aunque muchos de ellos sí tienen el atractivo suficiente como para atraer a un buen número de espectadores.

Comenzamos el repaso con Basada en hechos reales, nuevo thriller dramático dirigido por Roman Polanski (Un Dios salvaje) que adapta la novela de Delphine de Vigan cuya trama se centra en una novelista de éxito abrumada y paralizada al tener que comenzar un nuevo libro. Es en ese momento cuando una misteriosa mujer entra en su vida. Parece conocerla mejor que nadie, y rápidamente se convierte en su confidente, abriéndole las puertas de su vida. Poco a poco la escritora comprenderá que en realidad conoce muy poco de la mujer que lo sabe todo de ella. Eva Green (El hogar de Miss Peregrine para niños peculiares) y Emmanuelle Seigner (En la casa) forman la pareja femenina protagonista, completando el reparto principal de esta coproducción entre Francia, Bélgica y Polonia Vincent Perez (Lo que el día debe a la noche), Dominique Pinon (Vive la crise) y Damien Bonnard (Vendeur).

También llega a la cartelera El hombre que mató a Don Quijote, la cinta maldita de Terry Gilliam (Teorema Zero) que se presenta con un nuevo reparto. El argumento sigue a un director de anuncios que se ve envuelto en los delirios de un viejo zapatero español que se cree Don Quijote. Juntos vivirán aventuras cada vez más surrealistas a través de las cuales el joven director deberá afrontar las repercusiones que una película que rodó hace años han tenido en un pueblo de España. Humor, aventura y fantasía es lo que ofrece esta cinta con capital español, británico, belga y portugués protagonizado por Jonathan Pryce (Lo que de verdad importa), Adam Driver (Star Wars: Episodio VIII – Los últimos Jedi), Stellan Skarsgård (Vengadores: La era de Ultrón), Olga Kurylenko (La correspondencia), Joana Ribeiro (A uma hora incerta), Óscar Jaenada (Loving Pablo), Sergi López (Río arriba) y Jordi Mollà (La música del silencio).

El único estreno procedente de norteamérica es Los extraños: Cacería nocturna, film de terror que, en clave de secuela de la cinta de 2008, sigue a una pareja que planea un viaje por carretera para pasar unos días en un campamento de remolques antes de dejar a su hija en un internado. Pero esas pequeñas vacaciones se tornarán en pesadilla cuando tres psicópatas enmascarados ataquen y maten sin piedad a los que allí se encuentran. Dirigida por Johannes Roberts (A 47 metros), la película cuenta con un reparto encabezado por Christina Hendricks (serie Tin Star), Bailee Madison (Watercolor postcards), Martin Henderson (Everest), Lewis Pullman (La batalla de los sexos) y Emma Bellomy.

La representante española es la comedia El intercambio, película cuyo punto de partida es el intercambio de parejas que decide hacer un matrimonio ahogado por 15 años de monotonía. Pero lo que debería ser una cita divertida se convierte en algo muy diferente al darse cuenta de que la otra pareja con la que han contactado no son lo que parecen ser. Escrita y dirigida por Ignacio Nacho (Poliedro), la cinta está protagonizada por Pepón Nieto (Perfectos desconocidos), Hugo Silva (Mi gran noche), Rossy de Palma (Julieta), Paco Tous (La puerta abierta) y Salva Reina (Villaviciosa de al lado).

Desde Francia llega la comedia dramática Algo celosa, escrita y dirigida a cuatro manos por David y Stéphane Foenkinos (La delicadeza). La trama gira en torno a una agradable profesora divorciada que, con la crisis de la mediana edad, sufre un cambio de personalidad y empieza a sentir celos de todas las personas de su entorno, lo que generará problemas con sus amigos, sus familiares y sus compañeros de trabajo. Karin Viard (Grandes familias), Anne Dorval (Reparar a los vivos), Dara Tombroff y Bruno Todeschini (Brava) encabezan el reparto.

Comedia en estado puro es lo que propone la italiana Bendita ignorancia, que arranca cuando dos amigos profesores diametralmente opuestos empiezan a enseñar en el mismo colegio. Uno de ellos es un seductor alegre y liberal que se pasa el día en las redes sociales. El otro es un hombre chapado a la antigua, intelectual y probablemente la única persona con un móvil de primera generación. A pesar de su amistad han estado mucho tiempo distanciados por un asunto romántico no resuelto, por lo que compartir aulas solo logrará que ese viejo enfrentamiento se avive. Massimiliano Bruno (Feisbum) es el encargado de poner en imágenes esta historia y dirigir a Marco Giallini (Assolo), Alessandro Gassman (Onda su onda), Valeria Bilello (Un talento increíble) y Carolina Crescentini (Pecore in erba).

Y antes de pasar a los varios títulos procedentes del continente americano, un film con capital europeo y de Oriente Medio. Dede es el título de la ópera prima de Mariam Khatchvani. Con producción de Georgia y Qatar, este drama aborda las estrictas tradiciones de las montañas del Cáucaso y cómo una mujer decide desafiarlas, aunque los riesgos a los que se enfrente pongan en peligro su vida y su alma. El film está protagonizado por George Babluani (Marussia), Natia Vibliani, Girshel Chelidze y Nukri Khachvani.

El terror tiene otra representante esta semana. Se trata de 1974: La posesión de Altair, cinta mexicana de 2016 escrita y dirigida por Victor Dryere en lo que es su debut en el largometraje tras una carrera en el cortometraje. Narrado en clave found footage, la película explora los motivos de la misteriosa desaparición de una pareja de recién casados. Entre los principales actores destacan Diana Bovio (From Prada to Nada), Rolando Breme, Guillermo Callahan (El hombre de las gerberas), Blanca Alarcón y Rubén González Garza (Estar o no estar).

Uruguay, Brasil y Argentina colaboran en Mi mundial, drama deportivo familiar que gira en torno a un joven de 13 años que es un genio con la pelota. La posibilidad de dedicarse a lo que más le gusta, el fútbol, le lleva a aceptar un contrato con el que podría sacar a su familia de la pobreza. Pero aceptarlo implica dejar la escuela y alejarse de sus amigos y de la chica que le gusta. Una circunstancia inesperada le obligará a enfrentarse con el mayor desafío de su vida que podría consagrarle en el mundo del fútbol. Carlos Andrés Morelli debuta en el largometraje con esta trama que se basa en el best seller homónimo, mientras que César Troncoso (El Pampero), Néstor Guzzini (Zanahoria), Verónica Perrotta (Las toninas van al este), Jorge Bolani (Kaplan) y Marcel Keoroglian (Anina) encabezan el reparto.

En cuanto al género de animación, dos novedades. El malvado zorro feroz es la adaptación del cómic creado por Benjamin Renner (Ernest y Célestine), quien dirige el film en colaboración con Patrick Imbert, que de este modo debuta tras las cámaras. El argumento es una fábula que demuestra que la campiña no es el lugar pacífico que parece, y sus protagonistas son un zorro que es madre de una familia de pollos, un pato que quiere ser Papa Noel y un conejo que actúa como si fuera una cigüeña. Entre las voces de la versión original destacan las de Kamel Abdessadok (Escuadrón de élite), Jules Bienvenu, Guillaume Bouchède (Como hermanos) y Guillaume Darnault.

Por otro lado, Lu over the wall, producción japonesa que gira en torno a un joven estudiante que, con el divorcio de sus padres, se muda a un pequeño pueblo pesquero. Incapaz de expresar sus sentimientos, compone canciones y las sube a Youtube. Su vida cambia cuando conoce a una sirena con la que empieza a poder decir lo que siente, pero en el pueblo siempre han creído que la aparición de una sirena es sinónimo de calamidad, por lo que el joven deberá luchar contra esos prejuicios. Dirigida por Masaaki Yuasa (Genius party), la cinta cuenta con las voces originales de Shôta Shimoda (Kuchibiru ni uta wo), Kanon Tani (Your name), Akira Emoto (Shin Godzilla) y Minako Kotobuki (Aikatsu!).

Terminamos el repaso a los estrenos de la semana con Camarón: Flamenco y revolución, documental dirigido por Alexis Morante (El camino más largo) que homenajea al mítico cantaor flamenco en el 25 aniversario de su fallecimiento.

Brad Pitt se enfrenta a los zombis… y a los pitufos


Estrenos 2agosto2013Ya está aquí. Hoy viernes, 2 de agosto, llega a las pantallas de toda España el que es uno de los fenómenos cinematográficos del verano. Su calidad será mejor o peor, gustará más o menos y casi con toda probabilidad levantará pasiones en uno y otro sentido, pero no cabe ninguna duda de que la fórmula Brad Pitt (12 monos) y zombis es uno de los mayores reclamos de la época estival. Prueba de ello es el poco número de películas que han decidido estrenarse el mismo día, más o menos como ocurre con este tipo de blockbusters. Con una excepción: en la lucha por la recaudación se posiciona firme otro proyecto de características opuestas pero que será sin duda otro éxito veraniego.

Parece claro, por tanto, que el estreno de la semana es Guerra Mundial Z, adaptación de la novela homónima de Max Brooks que, sin embargo, guarda pocos parecidos con el contenido de la misma. El film da inicio cuando un extraño virus convierte a las personas en seres irreconocibles, inconscientes, feroces y violentos. Lo más peligroso es que el virus se transmite por un simple mordisco, por lo que su expansión a nivel mundial es rápida y exponencial. En este contexto un antiguo investigador de las Naciones Unidas debe volver a su peligroso trabajo para encontrar la fuente de la infección, conseguir una vacuna y salvar a su familia. Más que terror y tensión la película, dirigida por Marc Forster (007: Quantum of Solace), lo que promete es acción y efectos espectaculares tanto en 2D como en 3D. Eso y el atractivo de su estrella, un Brad Pitt que se embarca en un proyecto en el que está acompañado por un grupo de estrellas de la televisión y del cine como Mireille Enos (serie The killing), James Badge Dale (serie Rubicón), Matthew Fox (el inolvidable Jack Shephard de Perdidos), David Morse (Shangai), Daniella Kertesz (serie Ha-Emet Ha’Eroma) y Ludi Boeken (Lucky Punch).

El otro gran estreno es Los pitufos 2, llamado a ser uno de los mayores éxitos entre los más pequeños. Continuación de la película de 2011, la trama vuelve a contar los intentos del brujo Gargamel por acabar con los pitufos. En esta ocasión su plan pasa por crear una copia de los pequeños seres azules, pero una vez creados comprende que su plan solo puede tener éxito con la esencia de un pitufo. El hecho de que Pitufina conozca la forma de derrotarle lleva al malvado brujo a secuestrarla y trasladarla a París, por lo que el resto de la aldea irá en su búsqueda, reuniéndose de nuevo con sus amigos humanos. Como toda buena continuación, no solo mantiene los elementos que convirtieron a su predecesora en un éxito, sino que repiten la mayoría del equipo de la primera entrega. Así, el director es Raja Gosnell (Nunca me han besado), quien dirige a Neil Patrick Harris (serie Cómo conocí a vuestra madre), Hank Azaria (Godzilla), Jayma Mays (serie Glee) y Brendan Gleeson (Troya) en los papeles humanos y a Katy Perry, Christina Ricci (Monster), Anton Yelchin (Star Trek: En la oscuridad) y Shaquille O’Neal (Scary Movie 4) como las voces de algunos de los pitufos.

Terminando con los estrenos norteamericanos, toca centrarse en los europeos. Uno de ellos es Lo que el día debe a la noche, intenso drama romántico que se basa en el libro de Yasmina Khadra. La historia gira en torno a un joven que es cuidado por su tío en Argelia después de que su padre se haya quedado arruinado. Su vida pasará en un ambiente privilegiado de fuertes lazos de amistad que no lograrán romper ni la II Guerra Mundial ni los nacionalismos surgidos en esa época. Sin embargo, la llegada de una joven que se convierte en el objeto de deseo de todos ellos pondrá a prueba todas sus relaciones. Dirigida por Alexandre Arcady (Mariage mixte), quien también participa en el guión, la película está protagonizada por Nora Arnezeder (El ladrón de palabras), Fu’ad Aït Aattou (Une vieille maîtresse), Anne Parillaud (Deadlines), Vincent Perez (Cyrano de Bergerac) y Anne Consigny (La escafandra y la mariposa), entre otros.

Benedek Fliegauf (Tejút) es el autor de Sólo el viento, drama co producido entre Alemania, Hungría y Francia en 2012 que narra el día a día de una familia gitana a las afueras de Budapest cuyos miembros deben ocultar sus orígenes tras el asesinato de cinco familias zíngaras. El reparto está integrado por una serie de actores noveles como son Katalin Toldi, Gyöngyi Lendvai, Lajos Sárkány y György Toldi.

Por último, y realizada en 2011, llega a la cartelera la producción alemana Romeos, drama social cuya trama se centra en un joven transgénero cuyos sueños en la gran ciudad se ven truncados cuando debe hacer servicios comunitarios en una residencia de mujeres en la que será el único hombre, algo que terminará provocándole mucha ansiedad. Ópera prima de Sabine Bernardi (que escribe y dirige), el reparto principal está compuesto por Rick Okon (Rock it!), Maximilian Befort (Emil y los detectives), Liv Lisa Fries (La ola) y Felix Brocke.

Diccineario

Cine y palabras

A %d blogueros les gusta esto: