‘Hasta el último hombre’: uno más, solo uno más


Andrew Garfield no dispara un solo tiro en 'Hasta el último hombre'.Aunque solo fuera por conocer la historia de Desmond Doss, objetor de conciencia que logró la máxima distinción del ejército norteamericano por sacar con vida a 75 hombres del campo de batalla sin disparar una sola bala, la nueva película de Mel Gibson (Braveheart) como director ya merece la pena. Pero es que el film en sí mismo es una obra imprescindible del moderno cine bélico, un relato sobre el valor, sobre la fidelidad a las creencias y sobre la amistad que se forja en el frente. Y todo ello con sus imperfecciones, que las tiene.

Lo bueno, como suele ocurrir en estos casos, es que dichos puntos débiles son casi irrelevantes en Hasta el último hombre. El principal talón de Aquiles de la cinta es su comienzo, excesivamente lento y, aunque necesario, reiterativo en la lucha de un joven soldado que no quiere coger un fusil pero sí luchar en el frente junto al resto de hombres. Lo que sufre durante su entrenamiento, incluyendo un juicio militar, se desarrolla de modo algo pausado, repitiendo fórmulas y argumentos que solo logran dejar más claro lo que ya se sabe a los pocos minutos de comenzar el film, alargando por consiguiente la presentación del protagonista (bien interpretado por Andrew Garfield tras  colgar el traje de Spider-man).

Ahora bien, una vez superado esta primera parte y los buenos y malos momentos que deja, Gibson entra en harina con una de las secuencias bélicas más impactantes, sobrecogedoras, brutales, sanguinarias y contundentes que se recuerdan. De hecho, no es extraño que vuelva a la memoria el comienzo de Salvar al soldado Ryan (1998), modelo que sin duda utiliza el director para abordar la violencia y crudeza de un combate sin cuartel. Y lo que hasta ese momento podía parecer parsimonia se convierte en una celeridad extenuante, en un sinfín de disparos, gritos, dolor y angustia. Y con ellos, la labor de un joven que es capaz de demostrar su valía y su enorme corazón al meterse de lleno en un conflicto sin más armas que sus ganas de salvar a sus compañeros. Lo que ocurre después es sencillamente uno de los mejores relatos bélicos de los últimos años.

Desde luego, Hasta el último hombre tal vez no sea una película perfecta. Su guión, aunque interesante, está algo desequilibrado. Y habrá quienes piensen que parte del reparto no está bien elegido. Pero nada de eso importa. Personalmente creo que los actores, en mayor o menor medida, hacen una labor más que notable. Y desde luego la dirección de Gibson es magistral, sobre todo por el impacto que provoca en el espectador ese primer combate que nos sitúa al mismo nivel que un joven sin experiencia sin un arma en sus manos con la que poder defenderse. Pero aparte de todo eso, está el mensaje que se desprende en cada fotograma, en cada frase de diálogo. Esa combinación de fondo y forma es la que convierte a este film es una gran obra, y la que deja al espectador susurrando: “Uno más, solo uno más”.

Nota: 8/10

‘Hasta el último hombre’ se enfrenta a ‘El editor de libros’


Estrenos 7 y 9 de diciembre de 2016La extraña semana en España entre el lunes 5 de diciembre y el domingo 11 ha provocado que la cartelera reciba los estrenos de forma adelantada este miércoles, día 7. Esto va a permitir a muchos espectadores acercarse a las salas para comprobar, como se empieza a rumorear, que los principales títulos que llegan tienen serias opciones de competir por los Oscar en las principales categorías. Dos películas muy diferentes entre sí pero que tienen todos los elementos habituales en las producciones dramáticas que suelen presentarse en estos premios. Junto a ellos, varias novedades que se reparten entre este miércoles y el viernes 9.

Comenzamos el repaso con Hasta el último hombre, drama bélico producido entre Estados Unidos y Australia basado en un personaje real y que supone el regreso tras las cámaras de Mel Gibson (La pasión de Cristo) después de 10 años. La trama, ambientada en la II Guerra Mundial, narra la historia de Desmond T. Doss, médico militar que combatió en la batalla de Okinawa sin disparar un solo tiro, y que con sus acciones se convirtió en el primer objetor de conciencia en recibir la Medalla de Honor en la historia de Estados Unidos. El reparto está encabezado por Andrew Garfield (The Amazing Spider-man 2: El poder de Electro), Vince Vaughn (serie True detective), Sam Worthington (Everest), Teresa Palmer (Triple 9), Rachel Griffiths (Al encuentro de Mr. Banks) y Hugo Weaving (La modista).

También destaca la británica El editor de libros, adaptación del libro de A. Scott Berg en torno a la figura de Max Perkins, editor de autores como Hemingway o Fitzgerald. El argumento se centra en la relación de amistad entre él y un joven Thomas Wolfe, un diamante en bruto que ayudó a convertir en un genio. Dirigida por Michael Grandage, que debuta de este modo en la dirección, la cinta está protagonizada por Colin Firth (Kingsman: Servicio secreto), Jude Law (Espías), Nicole Kidman (El secreto de una obsesión), Guy Pearce (Iron Man 3), Laura Linney (Sully) y Dominic West (Pride).

Muy diferente a estas películas es la comedia Fiesta de empresa, producción hollywoodiense dirigida a cuatro manos por Josh Gordon y Will Speck (directores de Un pequeño cambio) que, como se desprende de su título, gira en torno a una fiesta de empresa organizada por unos directivos para conseguir atraer a un cliente. El problema llega cuando el evento se les va de las manos y termina convirtiéndose en un desmadre fuera de control. Humor gamberro a raudales es lo que ofrece este film, además de nombres como los de Jennifer Aniston (Cómo acabar sin tu jefe 2), Jason Bateman (Un espía y medio), Olivia Munn (X-Men: Apocalipsis), T.J. Miller (serie Silicon Valley), Jamie Chung (serie Érase una vez), Kate McKinnon (Cazafantasmas) y Abbey Lee (Dioses de Egipto).

Este miércoles también se estrena Paterson, lo nuevo de Jim Jarmusch (Flores rotas) como director en la ficción cinematográfica. A medio camino entre el drama y la comedia, la historia de esta coproducción entre Estados Unidos, Francia y Alemania gira en torno a un conductor de autobús llamado Paterson que vive y trabaja en la ciudad de Paterson (Nueva Jersey). Su vida, monótona y rutinaria, se reparte entre su trabajo, su pasión por la poesía y su novia, una mujer con una vida y sueños muy diferentes. Juntos son capaces de encontrar la poesía y la belleza en los detalles más pequeños. Adam Driver (Star Wars: El despertar de la fuerza) y Golshifteh Farahani (Altamira) dan vida a la pareja protagonista.

Este miércoles también llegan otras dos novedades. Por un lado, la española María (y los demás) supone el debut en el largometraje de Nely Reguera. Este drama arranca cuando una mujer que ha cargado siempre con el peso de su familia, cuidando de su padre y sus hermanos, recibe la noticia de que su progenitor va a contraer matrimonio con su enfermera. Este hecho abre la puerta a la posibilidad de que viva su propia vida, aunque deberá afrontar si realmente quiere y es capaz de hacerlo. Los principales actores son Bárbara Lennie (Magical girl), José Ángel Egido (Quién mató a Bambi?), Rocío León (Anabel), Pablo Derqui (Neruda), Vito Sanz (Los exiliados románticos) y Julián Villagrán (Ciudad delirio).

Por otro, Migas de pan es un drama producido entre España y Uruguay dirigido por Manane Rodríguez (Un ajuste de cuentas) cuya historia gira en torno al regreso de una mujer a su país natal, del que tuvo que huir tras enfrentarse a la persecución, el presidio y la pérdida de custodia de su hijo. En su vuelta tendrá que decidir entre lo que le pide su corazón y lo que le dicta su conciencia. En el reparto encontramos a Cecilia Roth (Los amantes pasajeros), Ernesto Chao (La playa de los ahogados), Ulises Di Roma (El faro del sur), Quique Fernández (Próxima) y Justina Bustos (Una noche de amor).

Viernes, 9 de diciembre

Junto a estos estrenos adelantados al miércoles también llegan a la cartelera varios títulos este viernes, 9 de diciembre. Uno de ellos es Las apariencias engañan, comedia norteamericana cuyo argumento se centra en una pareja cuya vida da un giro radical al verse implicados en una trama de espionaje y descubrir que sus vecinos, aparentemente perfectos, son en realidad dos agentes secretos que trabajan para el Gobierno. Greg Mottola (Paul) dirige esta propuesta protagonizada por Jon Hamm (serie Mad Men), Isla Fisher (Animales nocturnos), Zach Galifianakis (R3sacón), Gal Gadot (Batman v. Superman: El amanecer de la Justicia), Ming Zhao (Héctor y el secreto de la felicidad), Maribeth Monroe (El Plan B) y Kevin Dunn (Decisión final).

Con algo de retraso llega En defensa propia, western dramático estrenado en 2014 que dirige Daniel Barber (Harry Brown) y que ambienta su acción en los últimos días de la Guerra de Secesión. En concreto, la trama se centra en tres mujeres que, abandonadas a su suerte, deberán hacer todo lo posible para defender su hogar y a ellas mismas del ataque de dos soldados que se han escapado del Ejército de la Unión. Sam Worthington, que hace doblete, Brit Marling (The East), Hailee Steinfeld (3 días para matar), Muna Otaru (Leones por corderos), Kyle Soller (El quinto poder) y Ned Dennehy (Downhill) son los principales actores.

Por otro lado, la española 249. La noche en que una becaria encontró a Emiliano Revilla relata en clave dramática cómo una joven licenciada en periodismo se convirtió en la primera persona en encontrar a Emiliano Revilla, empresario secuestrado durante 249 días por ETA. Aunque sabe que tiene la noticia del año, también es consciente de que no puede dar la exclusiva hasta pasadas unas horas. Debut en el largometraje de Luis María Ferrández, la cinta está protagonizada por Macarena Gómez (Musarañas), Alberto Jiménez (El gran salto adelante), Beatriz Medina (Los héroes del mal), Mauricio Bautista (Marisa en los bosques), Tema Blasco (Lección debida) y Javier Antón (Messer).

Finalmente, el documental brasileño Cinema Novo es un ensayo cinematográfico acerca de uno de los movimientos audiovisuales más influyentes en Sudamérica durante los años 50 y 60, todo visto a través de las obras y las reflexiones de sus autores más destacados. La cinta está escrita y dirigida por Eryk Rocha (Transeunte).

2ª T de ‘True detective’, historia más compleja en formato más clásico


Colin Farrell, Taylor Kitsch y Rachel McAdams protagonizan la segunda temporada de 'True Detective'.Más tradicional en su forma pero más compleja en su contenido. Ése es, a grandes rasgos, el resumen más aproximado que se me ocurre de la segunda temporada de True detective, la serie creada por Nic Pizzolatto (cuya experiencia previa eran un par de episodios de The killing) que aborda un nuevo caso con nuevos personajes en estos segundos 8 episodios. Habrá quien quiera compararla con esa joya del cine (y digo cine, no televisión) que es la primera parte, pero lo cierto es que sería como querer comparar El silencio de los corderos (1991) y Seven (1995). La verdad es que las comparaciones siempre son odiosas, y en el caso que nos ocupa muy, muy injustas.

Porque esta nueva trama, tan contemplativa, preciosista y fatalista como la primera, es en sí misma una auténtica obra de arte. Partiendo de la base de que es una historia sobre perdedores, sobre hombres y mujeres abocados a un futuro inexistente en el que el dolor, la muerte y la traición marcan un destino inevitable, esta temporada presenta unos engranajes extremadamente elaborados, con sutilezas que exigen del espectador algo más que sentarse delante de una pantalla y con una complejidad dramática notablemente alta. Basten como ejemplos los roles de Colin Farrell (La señorita Julia), quien vuelve a demostrar la amplia variedad de recursos que tiene, o Rachel McAdams (El hombre más buscado), sin duda uno de los grandes aciertos de la serie. Ambos representan, cada uno a su modo, el alto nivel psicológico y emocional que alcanzan los personajes.

Y hablando de personajes, la segunda temporada de True detective es, ante todo, una historia de personajes. Si la primera etapa utilizaba los saltos temporales para narrar una historia a lo largo de décadas, esta recurre a los atormentados protagonistas para hilvanar una trama que termina por unir el pasado, el presente y el futuro de absolutamente todos los personajes, incluso cuando no parecen tener relación ninguna. Y posiblemente lo más atractivo del conjunto es que no recurre a innovaciones formales, sino que se limita a construir una compleja historia a través de los impactos que tienen las decisiones en la vida del individuo, y cómo éstas definen lo que terminamos siendo. Una brillantez dramática que hipnotiza por sí sola y que engancha gracias a los giros dramáticos que se producen a lo largo del desarrollo.

Ahora bien, y dado que estamos hablando de los personajes, no es oro todo lo que reluce. Uno de los talones de Aquiles de estos 8 capítulos es Vince Vaughn (Los becarios), cuyo rol de mafioso traicionado y con un sentido de la moral muy concreto no colma las expectativas oportunas. No quiere esto decir que sea un mal personaje, ni siquiera que esté mal interpretado, pero desde luego no logra las cotas de complejidad que sí tiene, por ejemplo, el trío protagonista. Posiblemente se deba a las limitaciones del propio Vaughn, quien de este modo buscaba un vehículo para demostrar que sabe hacer algo más que comedia. Con todo, el final de su arco dramático lima muchas de las asperezas, ofreciendo una conclusión bella, simbólica y tremendamente emotiva.

Entre acción y reflexión

Si alguien quiere buscar un nexo de unión entre las dos temporadas de True detective, desde luego no lo encontrará en la historia o en la narrativa. Más bien, lo que une historias tan diferentes es la capacidad de Pizzolatto para combinar acción y psicología, dinamismo y reflexión. La segunda temporada, desde luego, hace gala de un contenido profundo, notablemente elaborado y con una exigencia cultural muy alta. El carácter trágico de los protagonistas aporta al conjunto una sensación casi derrotista, como la de un hombre obligado a destrozar una pared con los puños antes de perder las manos para siempre. Hombres y mujeres buenos marcados por un pasado equivocado, en el que los errores no perdonan y en el que los tormentos del rechazo de uno mismo termina por convertir en tragedia lo que podría haber sido un porvenir dichoso.

Pero al mismo tiempo, estos episodios dejan momentos de auténtica tensión, sobre todo el tiroteo en plena calle que termina con más muertos que vivos en todos los frentes, incluyendo varios inocentes. Es posiblemente el gran punto de inflexión de la trama, y desde luego uno de los mejores momentos de la temporada. Pero no es la única. El final de varios personajes es un auténtico tour de forcé en el que se ven abocados a una guerra personal contra fuerzas que tardan demasiado en comprender, lo que aporta a las secuencias de acción un carácter aún más dramático del que tienen de por sí. Posiblemente el único que no encaje demasiado, entre otras cosas porque está un poco forzado dentro de la trama, es el de Taylor Kitsch (El único superviviente), aunque entra dentro de las necesidades dramáticas del guión.

Es cierto, por tanto, que la trama es compleja, tal vez demasiado. Tiene muchas ramificaciones, muchas líneas secundarias de desarrollo que pueden generar algo de confusión. Pero al igual que ocurría con la primera temporada, lo importante no es tanto el viaje (que personalmente es sobresaliente) como las conclusiones que deja. Y en este sentido, con un repaso de todos los detalles de la historia, de cómo lo que ocurre en una trama influye en otra de forma incuestionable para terminar por unirse años después, la conclusión a la que se llega es que estamos ante uno de los productos más interesantes que existen en la televisión. Se ha acusado a Pizzolatto de diálogos que no llevan a ninguna parte, de trama excesivamente compleja y de verborrea incesante. Bueno, eso existió desde el principio y nadie criticó a Matthew McConaughey (Interstellar).

El problema que arrastra la segunda temporada de True detective, y que no es suyo por suerte o por desgracia, es la constante comparación con la primera historia. Lo que supusieron aquella narrativa y el personaje de McConaughey (no nos engañemos, es una obra maestra) hace sombra a cualquier cosa, incluso a una genialidad como estos 8 episodios. ¿Historia más compleja? Por supuesto, pero ahí está su gran atractivo. La forma en que su creador es capaz de aunar a todos los personajes en un caso policial que supone una revisión de sus pecados es simplemente brillante. Que guste más o menos es una cosa, pero siempre y cuando no salga a colación lo magnífica que fue la primera. Repito, querer compararlas es un trabajo fútil. Lo cierto es que la serie es una de las obras más interesantes, complejas y estimulantes de la televisión actual.

El terror y el fantástico marcan el inicio de los estrenos de junio


Estrenos 4junio2015Hacía bastante tiempo que no se producía lo que tiene lugar hoy jueves, 4 de junio. Y no me refiero al adelanto en la fecha de los estrenos, sino a que éstos están liderados por dos títulos que podríamos enmarcar en el thriller fantástico de terror. Desde luego, la novedad más interesante es terror en estado puro, pero su más inmediato acompañante, a pesar del retraso de su llegada, también cuenta con un marcado sentido del terror o, al menos, una malsana atmósfera. Claro que no son las únicas novedades entre las que puede elegir el espectador. De hecho, el resto distan mucho del carácter aterrador de estas.

Pero comencemos por Insidious: Capítulo 3, continuación de la saga iniciada en 2010. Ópera prima de Leigh Whannell, actor que da vida a uno de los personajes de la saga (y que vuelve a aparecer en esta tercera entrega), su trama transcurre unos años antes de los acontecimientos de las dos partes anteriores. En esta ocasión el centro de atención del ataque del ente sobrenatural es una adolescente a la que la médium protagonista de la saga deberá ayudar para que no se convierta en un vehículo de entrada al mundo de los vivos. Terror atmosférico, tensión y más de un susto es lo que promete esta historia protagonizada por Dermot Mulroney (Agosto), Stefanie Scott (Sin compromiso), Angus Sampson (The mule), Lin Shaye (Ouija) y Tate Berney (Complacent).

Y con mucho retraso llega Horns, una de las películas que más han dado que hablar desde sus primeros pases allá por 2013 debido a una trama que sigue a un joven que es acusado del asesinato de su novia de toda la vida. Acosado por el pequeño pueblo en el que vive, una mañana se despierta con dos incipientes cuernos que crecen conforme pasan los días. Pero eso no será lo único extraño. La presencia de esos cuernos hará que la gente se sienta en la obligación de decirle la verdad, iniciando de este modo una reacción en cadena de consecuencias inesperadas. Intriga, drama y algo de terror aterrizan con este film que llega de la mano del director Alexandre Aja (Las colinas tienen ojos) y que cuenta con un reparto encabezado por Daniel Radcliffe (La mujer de negro), Juno Temple (Maléfica), Max Minghella (Los idus de marzo), Joe Anderson (serie The river), Kelli Garner (serie Pan Am), Heather Graham (R3sacón), David Morse (Yellow), Kathleen Quinlan (La protegida) y James Remar (serie Dexter).

Cerramos el repaso a los estrenos norteamericanos con Negocios con resaca, comedia gamberra dirigida por Ken Scott (Starbuck) cuya historia se centra en el propietario de un pequeño negocio y sus dos socios que viven una época difícil hasta que se presenta ante ellos el contrato de sus vidas. Dispuestos a conseguirlo a toda costa, viajan a Europa para cerrar el acuerdo, pero el viaje terminará siendo una auténtica fiesta que pondrá en peligro sus propias carreras. Vince Vaughn (Los becarios), Tom Wilkinson (Selma), Dave Franco (Malditos vecinos), Sienna Miller (El francotirador), Nick Frost (Bienvenidos al fin del mundo) y James Marsden (X-Men) dan vida a los roles principales.

Entre los estrenos españoles hay que destacar Requisitos para ser una persona normal, debut en el largometraje de ficción de la actriz Leticia Dolera (Kamikaze), quien escribe, dirige y protagoniza esta comedia cuya trama arranca cuando una joven de 30 años cuya vida parece no ir a ningún sitio decide plantearse como reto vital ser una persona normal. Sin trabajo, echada del piso en el que vive, sin vida romántica y con una relación familiar complicada, su primer pasó será descubrir en qué consiste ser una persona normal. Junto a Dolera encontramos a Manuel Burque (Perdona si te llamo amor), Silvia Munt (Remake), Jordi Llodrá, Alexandra Jiménez (Casi inocentes) y Miki Esparbé (Perdiendo el norte) entre los intérpretes.

Sin salir de Europa, otra de las novedades es Phoenix, drama alemán de 2014 basado en una novela de Hubert Monteilhet que transcurre unos años después de la II Guerra Mundial. La historia sigue el viaje de una superviviente de Auschwitz que regresa a Berlín con la cara destrozada. Tras someterse a una reconstrucción emprende la búsqueda de su marido, un músico ario, con la intención no solo de recuperar su pasado, sino de comprobar si su amor fue real o una simple farsa. Christian Petzold (Barbara) dirige el film, mientras que Nina Hoss (El hombre más buscado), Ronald Zehrfeld (Finsterworld), Nina Kunzendorf (Meine Schwestern), Uwe Preuss (Der Samurai) e Imogen Kogge (Si no vosotros, ¿quién?) encabezan el reparto.

Alemania también está presente en Misericordia: Los casos del Departamento Q, thriller del 2013 en el que también está invertido capital danés y sueco. Basada en la novela de Jussi Adler-Olsen, la película arranca cuando un inspector de policía es relegado a un departamento de casos sin resolver tras cometer un error durante uno de sus casos. Lo que comienza siendo un castigo pronto se convertirá en un importante caso que tiene como protagonista a una joven política a la que la policía da por muerta tras su desaparición durante un viaje, algo que el inspector no tiene tan claro. Dirigida por Mikkel Nøgaard (Klovn: The movie), la cinta está protagonizada por Nikolaj Lie Kaas (serie Forbrydelsen), Fares Fares (serie Tyrant), Troels Lyby (Headhunter) y Per Scheel Krüger (Kandidaten).

Y desde Cuba nos llega Conducta, nuevo drama escrito y dirigido por Ernesto Daranas (Los dioses rotos) cuya trama se centra en la relación de un joven con su veterana maestra. El pequeño, que vive con su madre drogadicta, entrena perros de pelea para poder subsistir económicamente. Ese entorno de violencia muchas veces se traslada a la escuela, en la que su maestra parece ser la única capaz de comprenderle y de manejar su ira. Pero cuando la mujer enferme y una sustituta llegue al aula la referencia del joven desaparecerá, entrando en una espiral que obligará a la nueva profesora a enviarlo a un centro educativo de conducta. Cuando la veterana maestra regrese y se oponga a las medidas empleadas la permanencia de ambos en la escuela se verá comprometida. El reparto está encabezado por Yuliet Cruz (Habana Eva), Silvia Águila (Amor vertical), Armando Valdes Freire y Alina Rodríguez (Chamaco).

Terminamos este repaso a los estrenos con el documental Hotel Nueva Isla, producción española dirigida por Irene Gutiérrez, quien de este modo debuta en el largometraje, y Javier Labrador (They are we). Con muchos componentes biográficos y dramatizados, los directores narran la historia del último habitante de un lujoso hotel en ruinas, quien se niega a abandonar el edificio porque está convencido de que entre sus paredes se esconden tesoros que los anteriores moradores dejaron allí.

‘El consejero’ de Scott, ante un reino de hielo y el fin del mundo


POSTER_fin_B1_hun.aiHay que reconocer que, en mayor o menor medida, el otoño cinematográfico de 2013 está deparando numerosas propuestas interesantes para todos los gustos. Más allá del entretenimiento o de los nombres que avalen las producciones, estas cuentan con los suficientes argumentos por sí solas como para ser atractivas. Este último viernes de noviembre, día 29, no difiere en este sentido, y títulos para todos los gustos llegan precedidos por una cierta expectación. Pero con una diferencia. Algunos de ellos tienen la clara intención de convertirse en los éxitos de estas Navidades.

Posiblemente el estreno más importante sea El consejero, la nueva película de Ridley Scott (Alien, el octavo pasajero) y el primer guión para cine escrito por Cormac McCarthy, autor de novelas ya llevadas a la gran pantalla como No es país para viejos (2007) o La carretera (2009). La historia, a grandes rasgos, narra el peligroso camino que inicia un respetado abogado cuando decide cambiar los juzgados y las leyes por el mundo de los narcotraficantes. Y si los nombres tras la cámara son interesantes, los actores que integran el reparto de este thriller dramático no lo son menos: Michael Fassbender (Prometheus), Brad Pitt (Guerra Mundial Z), Javier Bardem (Skyfall), Penélope Cruz (A Roma con amor) y Cameron Díaz (Un plan perfecto) son los principales, a los que acompañan Bruno Ganz (El hundimiento) y Rosie Perez (Los blancos no la saben meter).

Aunque sin duda la que tiene todas las papeletas para convertirse en la película del invierno es Frozen, el reino de hielo, nuevo clásico de Disney en animación por ordenador y presentada en 3D. Basada en un relato de Hans Christian Andersen, la historia narra cómo una profecía condena a un idílico reino a vivir en un invierno sin fin. Para romper el maleficio, una joven princesa deberá unirse a un rudo hombre de las montañas, superar las bajas temperaturas y las criaturas místicas y enfrentarse a la Reina del Hielo para que rompa el hechizo. Humor y acción en una película para todas las edades que, según las primeras impresiones, es lo mejor que ha hecho la compañía desde hace bastante tiempo. Dirigida por Chris Buck (Tarzán) y Jennifer Lee (guionista de ¡Rompe Ralph!), la cinta cuenta con las voces en su versión original de Kristen Bell (Un invierno en la playa), Idina Menzel (serie Glee), Jonathan Grouff (serie Boss), Ciarán Hinds (Pozos de ambición), Josh Gad (Jobs) y Alan Tudyk (Lío embarazoso).

El género cómico está representado por partida doble este fin de semana. Por un lado tenemos ¡Menudo fenómeno!, la adaptación norteamericana del éxito canadiense Starbuck (2011), en la que un hombre que en su juventud se dedicó a donar esperma descubre que, tras varios años, tiene 533 hijos, muchos de los cuales le están buscando y desean conocerle. Con Vince Vaughn (Los becarios) como protagonista en solitario, y con Ken Scott como director (fue el encargado de poner en imágenes el original), la película cuenta además con Cobie Smulder (Los Vengadores), Chris Pratt (La noche más oscura), Simon Delaney (Un lugar donde quedarse), Bobby Moynihan (En la boda de mi hermana), Dave Patten (Acceptance) y Britt Robertson (serie La Cúpula).

Por otro, y proveniente de Inglaterra, llega Bienvenidos al fin del mundo, película que cierra la trilogía, o mejor dicho el tríptico, iniciado con Zombies Party (2004) y continuado con Arma fatal (2007). En esta ocasión la trama objeto de parodia es apocalíptica, y se centra en un grupo de amigos que, tras décadas sin verse, se reúnen para realizar por última vez el maratón alcohólico, un recorrido por los pubs de su ciudad natal que termina en The World’s End (literalmente, el fin del mundo). Durante su recorrido, sin embargo, una serie de extraños acontecimientos desembocarán en el auténtico fin del mundo, convirtiendo su viaje en una lucha por sobrevivir. Al igual que en las anteriores, el trío protagonista del proyecto es Edgar Wright (Scott Pilgrim contra el mundo) como director y Simon Pegg (Star Trek: En la oscuridad) y Nick Frost (Paul) como guionistas y protagonistas. Junto a ellos, frente a las cámaras encontramos a Martin Freeman (El Hobbit: Un viaje inesperado), Rosamund Pike (Jack Reacher), Eddie Marsan (Jack el caza gigantes), Paddy Considine (Blitz) y Pierce Brosnan (Goldeneye).

Centrándonos en los estrenos españoles, toca hablar de dos propuestas muy distintas. Una de ellas, Viral, es un thriller psicológico que tiene como protagonista a un joven que resulta elegido para participar en un concurso tan extraño como único: pasar una semana encerrado en el edificio FNAC de Madrid, en Callao. Claro que el reto no es solo eso. Deberá conseguir 100.000 fans para la nueva red de la tienda. Motivado por la posibilidad de conquistar a la chica de la que está enamorado, cajera de la tienda, acepta el reto a pesar de tener miedo a los espacios cerrados. Sin embargo, a medida que el tiempo pasa irá notando cada vez más que no está solo, que algo, o alguien, está encerrado allí con él. Las dudas sobre su propia cordura se irán adueñando de él. Ópera prima de Lucas Figueroa, la película cuenta con una serie de actores conocidos como Juan Blanco (serie Amar es para siempre), Aura Garrido (El cuerpo), Miguel Ángel Muñoz (No controles), Pablo Rivero (serie Cuéntame cómo pasó), Pedro Casablanc (Siete minutos) y Dafne Fernández (La caja 507).

Diamantes negros es el título de la otra producción española, aunque en esta ocasión compartiendo gastos con Portugal. La historia, dirigida por Miguel Alcantud (Impulsos), narra el periplo de dos jóvenes africanos que son separados de sus familias cuando son pequeños para llegar a Europa como las próximas promesas del fútbol. Sin embargo, a medida que crecen, y las expectativas con ellos, dejan de ser considerados niños para tratarles como lo que realmente quieren que sean: una mina de dinero rápido y fácil. Los debutantes Setigui Diallo y Hamidou Samaké son los protagonistas de este drama ambientado en el mundo del deporte rey, que cuenta también con Carlo D’Ursi (El último vuelo del flamenco), Carlos Bardem (Alacrán enamorado), Guillermo Toledo (El otro lado de la cama), Ana Risueño (La herencia Valdemar), Antonio Barroso ([REC]3: Génesis) y Santiago Molero (serie Águila Roja).

Christian Duguay (El arte de la guerra) presenta hoy su nueva película, Jappeloup, de padre a hijo, un biopic que recrea la vida de Pierre Durand desde que en los años 80 dejó su carrera como abogado para dedicarse a su verdadera pasión: el salto de obstáculos. Apoyado por su padre, su apuesta por un caballo que a priori no posee ninguna cualidad para ganar y la forma de crecer y superar sus propias adversidades le convertirán en una leyenda olímpica de dicho deporte. El reparto principal está integrado por Guillaume Canet (La guerra de los botones), Marina Hands (La escafandra y la mariposa), Daniel Auteuil (Caché), Lou de Laâge (J’aime regarder les filles) y Tchéky Karyo (Fuerzas especiales).

Y seguimos en Francia. Mis días felices es el título del drama romántico dirigido por Marion Vernoux (À boire) que gira en torno a una mujer de 60 años que, con la jubilación, descubre que su vida se ha instalado en la monotonía. Asfixiada por un matrimonio aburrido, un día conoce a un instructor de un centro ocupacional que devuelve la pasión a su vida, ofreciéndole la posibilidad de una nueva juventud y planteándole el dilema de destruir y abandonar todo lo que ha construido durante su vida anterior. Protagonizada por Fanny Ardant (Un regalo para ella), la película cuenta también con Laurent Lafitte (Pequeñas mentiras sin importancia), Patrick Chesnais (600 kilos de oro puro), Jean-François Stévenin (El pacto de los lobos) y Fanny Cottençon (Conversaciones con mi jardinero).

Daniel Young debutó en la dirección de largometrajes en 2009 con Pinprick, thriller con tintes dramáticos producido por Suiza y Hungría cuyo punto de partida es, cuanto menos, curioso. Una joven adolescente esconde a un criminal en su armario. Su madre, divorciada recientemente, no lo sabe. A pesar de que la relación entre el hombre y la joven comienza con conversaciones amables, él pronto se aburre, por lo que empieza a espiar los movimientos de las dos mujeres de la casa. Tras un incidente, el hombre revela su presencia a la madre, pero lejos de sentirse amenazada, ella le invita a quedarse. Se iniciará entonces un nuevo estatus que permitirá al criminal prepararse para su movimiento definitivo. Rachel Blake (Lantana), Laura Greenwood (V de Vendetta), Ervin Nagy (Camaleón), Zoltán Rátóti (Sólo sexo y nada más) y Debbie Javor (Legado de sangre) conforman el reparto principal.

Y finalizamos con esta nuevas películas en cartelera. De tal padre, tal hijo es un film japonés dirigido por Hirokazu Koreeda (Air doll) que, en clave dramática, narra cómo el mundo perfecto de un hombre que toda su vida ha trabajado duro para conseguir la estabilidad se desmorona al saber que su hijo de seis años no es en realidad su hijo, sino el de otra familia. Todo se debe a un error del hospital, que los cambió al nacer. Al conocer a su verdadero hijo y a la familia que le ha cuidado todos estos años, las dudas sobre su papel como progenitor aflorarán. Entre los actores destacan Masaharu Fukuyama (Atolanta bugi), Machiko Ono (Nobô no shiro), Yôko Maki (Moteki), Keita Ninomiya (Ôsama to boku), Shôgen Hwang y Jun Fubuki (Pulse).

‘Los becarios’: vendedores de la brecha digital


Vince Vaughn y Owen Wilson son 'Los becarios', de Shawn Levy.Algo tienen. No sabría decir muy bien el qué, pero las comedias de Vince Vaughn (Los amos del barrio), Owen Wilson (Los padres de ella) o Ben Stiller (Tropic Thunder) son productos que, a pesar de sus evidentes limitaciones artísticas y técnicas, siempre cumplen con sus expectativas, ofreciendo dos horas de diversión tan inocente como intrascendente. El caso de esta historia protagonizada por dos veteranos vendedores reconvertidos en becarios de Google no se aleja ni un ápice del desarrollo corriente de este tipo de comedias, pero no resulta ofensiva, algo que se antoja suficiente dentro de un género cada vez más dirigido al ámbito sexual.

Es más, la combinación de estilos tradicionales de comedia con el humor que generan las nuevas tecnologías y el fenómeno fan que parece ir aparejado a todos los especialistas en ellas da como resultado un film fresco que reviste los viejos gags con nuevas vestimentas. Ahí está, por ejemplo, la inevitable secuencia de la iniciación a la vida del pardillo de turno, o la crisis del protagonista ante la sensación de fracasar en un mundo que solo acepta el esfuerzo si viene acompañado de una habilidad innata para el entorno digital. En el fondo, todo es más de lo mismo, pero maquillado con una de las marcas más poderosas del momento. Lo dicho, todo muy previsible pero maquillado para lograr un producto entretenido, algo que no es necesariamente malo, más bien al contrario.

Por otro lado, la labor del director Shawn Levy (Noche en el museo), realizador curtido en este tipo de tramas, aporta al conjunto la entidad necesaria, y resuelve con bastante buen hacer algunos de los momentos más hilarantes de la película, como la mencionada iniciación al alcohol o el encuentro con un falso profesor Xavier, uno de los momentos más “frikis” del metraje. Más que tratar de aportar un punto de vista diferente, Levy ofrece una calidad artesanal que jamás se sale del guión, valga la expresión, pero que tampoco impide apreciar el mensaje que se esconde tras las bromas y los gags.

Un mensaje, por cierto, que encaja bastante bien en una sociedad en la que la brecha digital entre las nuevas generaciones y sus predecesoras es cada vez más evidente. Los protagonistas representan ese sector de la sociedad para el que los ordenadores e Internet son un mundo distinto y al que hay que acercarse con respeto y cuidado, mientras que sus rivales son jóvenes que han crecido con un nuevo lenguaje. Pero como suele ocurrir en estos casos, lo relevante no es tanto saber manejar una máquina como entender los valores que llevan al éxito. Algo parecido le pasa a Los becarios. Lo relevante no es tanto su forma, sino comprender qué es y cuáles son sus características. Una vez aceptado, se disfrutará casi tanto como la velocidad con la que se olvida.

Nota: 5,5/10

La familia Smith sobrevive en la Tierra y ‘Los becarios’ en Google


Estrenos 28junio2013Continuamos con la temporada estival de estrenos, época pensada casi en exclusiva para atraer espectadores a los cines y romper con récords y previsiones de recaudación. En la época que nos toca vivir, con salas desiertas y poca asistencia a grandes estrenos, este objetivo es, más que nunca, fundamental. Desde luego, si dependiese del número de películas nuevas este viernes 28 de junio no sería de los mejores. Tan solo 4 títulos llegan a la cartelera española, aunque no es menos cierto que todos ellos poseen alicientes para grupos y gustos muy diversos. Ciencia ficción, comedia, drama, … todo tiene cabida.

Por la repercusión que tiene y que posiblemente tendrá el estreno más importante es After Earth, thriller de ciencia ficción futurista en el que un joven deberá iniciar un viaje para encontrar una baliza de emergencia que le rescaten a él y a su padre de un planeta Tierra abandonado por la Humanidad hace 1.000 años. Durante su recorrido deberá enfrentarse a un entorno muy hostil y a una criatura alienígena que se ha escapado de la nave en la que se estrellaron padre e hijo, quienes deberán aprender a comprenderse y tolerarse si quieren sobrevivir. Acción y mucho efectos especiales se citan en este nuevo trabajo de M. Night Shyamalan (El sexto sentido) que está protagonizado por Will Smith y su hijo Jaden Smith, quienes ya aparecieron juntos en En busca de la felicidad (2006). Además de ellos, Sophie Okonedo (Hotel Rwanda), Zoë Kravitz (La extraña que hay en ti) y Glenn Morshower (Hostage) completan el reparto.

El otro estreno relevante es el de Los becarios, gamberra comedia protagonizada por una pareja que ya en el pasado generó algún que otro éxito. Hablo de Vince Vaughn y Owen Wilson, vistos en films como De boda en boda (2005). La trama gira en torno a dos veteranos vendedores que, tras perder su trabajo, entran como becarios en Google. El problema es que su contacto con las nuevas tecnologías es nulo, por lo que se las verán y se las desearán para conseguir los trabajos frente a cientos de jóvenes cerebritos especializados en ordenadores e informática. Dirigida por Shawn Levy (Noche loca), la cinta cuenta además con Rose Byrne (serie Daños y perjuicios), Aasif Mandvi (El dictador), Max Minghella (La hora más oscura), Josh Brener (serie Glory Daze) y Dylan O’Brien (The first time).

Por su parte, Richard Linklater completa su trilogía sobre la pareja con Antes del anochecer, protagonizada por Ethan Hawke y Julie Delpy, actores que ya encarnaron a los personajes en las anteriores Antes del amanecer (1995) y Antes del atardecer (2004). En esta ocasión el espectador encontrará a los personajes en Grecia, donde descubrirá qué es lo que ha pasado con esta pareja durante los últimos 9 años. Un drama en estado puro que según todos los comentarios mantiene la intensidad y calidad de sus predecesoras. Seamus Davey-Fitzpatrick (Moonrise Kingdom), Jennifer Prior y Ariane Labed (Attenberg) interpretan a algunos de los personajes secundarios.

Finalizamos esta corta lista de estrenos con el representante europeo, que lleva por título La bicicleta verde. Producida en 2012 entre Arabia Saudita y Alemania, la cinta aborda los conflictos sociales y morales de la mujer en una sociedad dominada por hombres. En esta ocasión lo hace a través del interés de una niña árabe por comprar una bicicleta y poder ganar así a un amigo en una carrera. Sin embargo, su madre se opone por temor a las represalias sociales que puede tener un acto tan mal visto como ese. Ópera prima de Haifaa Al-Mansour, el film está protagonizado por una serie de actores noveles que debutan en la interpretación, como son Reem Abdullah, Waad Mohammed, Abdullrahman Al Gohani y Sultan Al Assaf.

Ben Stiller y su equipo lideran el grupo de estrenos europeos


Fin de semana de perfil bajo. Al menos en lo que se refiere a la repercusión de los estrenos que llegan hoy, viernes 9 de noviembre, a la cartelera española. Ni siquiera el más remarcable, Los amos del barrio, parte con una buena cantidad de copias, lo cual dice mucho del panorama cinematográfico que podrá verse estos días. Sin embargo, no va a ser un fin de semana con pocos estrenos, más bien al contrario. Y lo más interesante es que todos, salvo el título ya mencionado, proceden de Europa (si obviamos la única producción animada del conjunto), y muchas de ellas del territorio nacional.

Entrando de lleno en el detalle, como decimos lo más atractivo para el gran público será Los amos del barrio, nueva comedia protagonizada por Ben Stiller (Noche en el museo), quien se rodea para la ocasión de amigos cómicos más o menos consolidados en el panorama internacional, como son Vince Vaughn (Separados) y Jonah Hill (Supersalidos). La historia sigue a cuatro vecinos de un barrio residencial de Glenview, en Ohio, que han formado una patrulla de vigilancia en el barrio. Una noche de patrulla chocan con lo que creen puede ser un transeúnte, pero el rastro de una sustancia verde y viscosa y de un aparato en forma de bola de bolos les lleva a descubrir una invasión alienígena que parece iniciarse en su territorio. Dirigida por Akiva Schaffer (Flipado sobre ruedas), cuenta también con la participación de Richard Ayoade (Festival), Rosemarie DeWitt (La boda de Rachel), Will Forte (Baby Mama) y Doug Jones, especialista en interpretar personajes fantásticos como es el caso de El laberinto del fauno (2006).

Mirando hacia Europa, uno de los títulos más curiosos es la nueva propuesta del mítico e icónico Dario Argento (Suspiria) que aborda, nada más y nada menos, que al vampiro más famoso de la historia. Nos referimos, claro está, a Drácula 3D, que vuelve a contar esta historia de amor inmortal, aunque esta vez en formato tridimensional y con el particular estilo sangriento y violento del director italiano (algo que no parece haber gustado demasiado entre la crítica que ha tenido la oportunidad de verla). Co producida por Italia, Francia y España, el guión es del propio Argento en colaboración con el productor español Enrique Cerezo (La buena estrella) y los guionistas Stefano Piani (Terra ribelle) y Antonio Tentori (Anime perse). El personaje vampírico corre a cargo de Thomas Kretschmann (Todo un hombre), mientras que el profesor Van Helsing tiene los rostros de Rutger Hauer (Blade Runner). Unax Ugalde (Alatriste) es Jonathan Harker, Marta Gastini (El rito) interpreta a Mina, y Asia Argento (La madre del mal) es Lucy.

Otro de los estrenos europeos, en esta ocasión co producida por Noruega, Alemania y Suecia en 2011, es Babycall, thriller con buenas dosis de terror que narra los extraños sucesos que empiezan a ocurrir en una casa cuando una madre y su hijo se mudan a ella tratando de huir de un marido maltratador. Escribe y dirige la propuesta Pål Sletaune (Naboer), mientras que la principal protagonista es Noomi Rapace, la inolvidable Lisbeth Salander de la saga original de Millennium, a la que acompañan Kristoffer Joner (La isla de los olvidados) y Vetle Qvenild Werring (Fritt vilt II), entre otros.

Otro thriller, aunque este más puro y proveniente de Francia, es el que nos trae François Ozon (8 mujeres), autor igualmente del guión que adapta una obra de Juan Mayorga. Con el título de En la casa, el director se adentra en el juego de ingenio que se establece entre un profesor y uno de sus alumnos a raíz de unos textos literarios excepcionales del joven que ocultan, sin embargo, un trasfondo de realidad terrible, y en los que se llegan a plantear incluso futuros crímenes. Frente a las cámaras varios rostros conocidos, entre los que destacan Fabrice Luchini (Las chicas de la sexta planta), Ernst Umhauer (El monje), Kristin Scott Thomas (Gosford Park), Emmanuelle Seigner (La novena puerta) y Denis Ménochet (Malditos bastardos).

Reality es el título de lo nuevo del director de Gomorra (2008). Comedia dramática producida entre Italia y Francia, aborda la historia de un pescadero que complementa su sueldo con pequeños timos que realiza junto a su mujer. Pero la pasión del hombre es actuar, por lo que no duda en presentarse a las pruebas de Gran Hermano cuando aparece la ocasión. Sin embargo, este proceso cambiará su percepción de la realidad que le rodea. Como decimos, Matteo Garrone es el director, mientras que los principales personajes están interpretados por Aniello Arena, que debuta como actor, Loredana Simioli (L’amore buio), Nando Paone (Bienvenidos al sur) y Nello Iorio.

Si miramos a la producción española, sin duda el título más relevante es Todo es silencio, lo nuevo de José Luis Cuerda (La lengua de las mariposas) basado en la novela de Manuel Rivas, cuya trama sigue a dos jóvenes que descubren el secreto que oculta un pequeño pueblo costero: el narcotráfico, negocio en el que intentarán medrar aunque para ello tengan que introducirse en un mundo violento donde la principal ley es que nadie ve, oye ni dice nada. Quim Gutiérrez (Primos), Miguel Ángel Silvestre (Lo mejor de Eva), Juan Diego (Jamón, jamón), Celia Freijeiro (Días azules) y Chete Lera (Abre los ojos) son sus principales actores.

Co producido con Alemania, Buscando a Eimish narra el viaje que realiza un joven al pasado de su novia cuando esta se va de casa tras decidir que no quiere dar un paso adelante en la relación. Un drama romántico que supone la segunda incursión en el largometraje de ficción para Ana Rodríguez Rosell (¡Espera fati!), también responsable del libreto. La pareja protagonista está interpretada por Óscar Jaenada (Los perdedores) y Manuela Vellés (Secuestrados), a los que acompañan Jan Cornet (Luces rojas) y Emma Suárez (Tierra), entre otros.

Finalmente, cerramos el capítulo de estrenos nacionales con Fènix 11*23, dramatización de unos hechos reales acontecidos en 2004 en los que un joven de 14 años que creó una página web para defender la lengua catalana fue detenida por la brigada antiterrorista acusado de terrorismo informático, cuando lo único que había hecho era mandar un correo electrónico a unos supermercados pidiendo el etiquetado en catalán. Dirigida por Joel Joan (El corazón del guerrero) y Sergi Lara (que debuta como director de largometrajes), la cinta está protagonizada por Isaas Alcayde (serie El cor de la ciutat), David Arribas (Uruguay), Pepo Blasco (Blog), Nil Cardoner (Negro Buenos Aires) y Àlex Casanovas (Las vidas de Celia).

Completa los estrenos de esta semana una cinta de animación en 3D con Campanilla, el hada de Peter Pan, como principal protagonista. Campanilla: El secreto de las hadas es una aventura para toda la familia donde la protagonista, acompañada de muchas de sus amigas hadas, se adentra en el Bosque de invierno, un lugar misterioso donde conocerá a otra hada y cuyo encuentro desencadenará un desequilibrio que amenaza con destruir los dos mundos. Dirigida por Roberts Gannaway (Leroy & Stitch) y Peggy Holmes (The Little Mermaid: Ariel’s Beginning), la película cuenta con las voces de Mae Whitman (Un día inolvidable), Timothy Dalton (Licencia para matar), Lucy Hale (Scream 4), Megan Hilty (serie Smash), Anjelica Huston (La familia Adams) y Lucy Liu (El profesor).

Diccineario

Cine y palabras

A %d blogueros les gusta esto: