‘Vengadores: Endgame’: y Marvel reinventó el cine


En una época de series y consumo inmediato, Marvel ha logrado, una vez más, lo imposible: que nos sentemos tres horas seguidas para ver lo que podría calificarse como el evento del año… no, de la década… no, del cine moderno. No dudo que haya detractores del cine de superhéroes, considerándolo poco menos que un producto de marketing pensado para adolescentes y frikis. Y aunque haya algunas películas que puedan responder a ese estereotipo, la Casa de las Ideas ha demostrado que este género es algo más. Vengadores: Endgame es la prueba definitiva de ello.

La película de los hermanos Russo, autores la precedente Vengadores: Infinity war, es sencillamente indescriptible. Y contrariamente a lo que pueda pensarse, no lo es por el aluvión de efectos digitales que contiene. Ni siquiera por la inmensidad de su trama. Lo es por la complejidad de sus personajes, por el desarrollo dramático de unos acontecimientos trágicos y traumáticos y el modo en que un grupo de personajes deciden afrontarlos. Esto confirma que toda buena película necesita explorar las motivaciones, los miedos y los deseos de sus personajes, llevarlos a situaciones límite y mostrar cómo reaccionan ante ellas. Y da igual cuál sea el contexto. En el caso que nos ocupa, todo ello con un inteligente toque humorístico en los momentos adecuados, aliviando la tensión dramática. El único problema, si es que puede considerarse así, es que existen tantos personajes que muchos quedan relegados a meros testimonios presenciales.

Pero Vengadores: Endgame es más, muchísimo más. Ahora que las series de televisión parecen haberse adueñado del entretenimiento, esta película confirma que si la pequeña pantalla puede beber de influencias cinematográficas, el séptimo arte puede hacer lo propio con el formato episódico. Desde este punto de vista, esta conclusión podría entenderse como el último capítulo de una primera temporada que ha durado 11 años y ha tenido 22 capítulos. Y en cierto modo, así está planteado. Desde que se estrenara Iron Man en 2008 todo lo que se ha visto en cada una de las películas estaba perfectamente planificado para formar parte de una macrohistoria mucho mayor y compleja que ha derivado en este ‘fin de partida’. No se trata simplemente de presentar personajes y juntarlos luego en otra película. No, cada acontecimiento, cada cambio, trauma, decisión y victoria (o derrota) han definido todo para llegar a este punto. Y esa es la esencia misma de cualquier producción seriada.

Y por si hubiera dudas de ello, la propia estructura dramática del film se encarga de asentar la idea. A lo largo de su desarrollo (y sin desvelar nada de la trama), la cinta viaja por el pasado de los personajes y por momentos de otros títulos de Marvel tanto física como psicológicamente. El espectador asiste a una introspección mucho mayor de los héroes que durante más de una década le han acompañado. Se produce así una mayor comprensión de sus motivaciones, de sus decisiones, de su ira y su temor. Pero sobre todo se logra un grado de empatía con todos ellos difícil de alcanzar en un film normal y corriente. A esto contribuye, claro está, haberles visto crecer a lo largo de cada film. Posiblemente muchos ya os hayáis dado cuenta, pero esta descripción de personajes es exactamente la misma que se puede hacer en una serie, que basa buena parte de su éxito en que los personajes pueden desarrollarse durante más tiempo que en una película.

Si no he mencionado nada de los efectos especiales o la acción no ha sido deliberado. Es sencillamente que la profundidad dramática de la cinta relega las espectaculares batallas a un segundo plano. Tal es la complejidad de Vengadores: Endgame. Y tal es el homenaje que Marvel rinde a sus fans, a los que ofrece un producto final más que excepcional. Los hermanos Russo, con su habitual y notable pulso narrativo, logran que las tres horas de duración sean un suspiro. Su sello se deja ver en cada plano, especialmente en ese combate final con plano secuencia marca de la casa. ¿Y el final? Pues el que debería ser, ni más ni menos, títulos de créditos incluidos. La película deja clara una cosa: que es el fin de una era y que nada volverá a ser lo mismo. Pero también deja la sensación de estar ante algo tan grandioso que será difícil de superar, tanto en espectacularidad como en carisma de sus protagonistas. En los años 60 Marvel revolucionó los cómics; ahora ha hecho lo mismo con el concepto mismo del cine, traspasando la propia dimensión de película autoconclusiva o de la secuela.

Nota: 9,5/10

‘Vengadores: Infinity War’: infinitamente Marvel


Han pasado 10 años desde aquella primera aventura de Iron Man. 10 años en los que Marvel ha construido, algunas veces con más acierto que otras pero siempre con mimo y cuidado, todo un universo en el que poder desarrollar las aventuras de sus personajes, sus motivaciones, sus debilidades y los conflictos que les definen a lo largo de los años. Y todo eso desemboca aquí, en una macroproducción superheróica en la que nada se deja al azar y todo, absolutamente todo, tiene un objetivo: convertir a este film en el mayor espectáculo de la historia. Que lo haya conseguido o no es cuestión de puntos de vista, pero algo queda claro: se puede conseguir.

Porque en efecto, Vengadores: Infinity war es un espectáculo. Pero también es una historia, un drama capaz de generar desasosiego, de enfrentar a estos personajes capaces de cosas extraordinarias ante un enemigo invencible, ante ese desafío que, como se menciona en la película, les hará fracasar estrepitosamente. Toda historia debe construirse, al menos en teoría, sobre un crecimiento constante de tensión, de acción o de drama. En el cine de superhéroes esto, habitualmente, se traduce en combates que ponen al héroe ante un desafío cada vez mayor que debe superar para, al final, enfrentarse a la gran amenaza. Y aunque esta cinta de los hermanos Russo (Capitán América: El soldado de invierno) responde a esa idea, ese crecimiento dramático está construido sobre desafíos fallidos, sobre una lucha en la que el villano vence constantemente, hasta un final que… que aquí no revelaré, pero que puede generar cierto desasosiego.

Se trata, por tanto, de una producción compleja, de una obra de arte del género que merece ser reconocida como tal. Nada de enfrentamientos cuyo final se conoce de antemano; nada de momentos narrativos que restan ritmo al conjunto. Todo en el film se construye con el único objetivo de ofrecer una historia dinámica, profunda, en la que las motivaciones son lo primero y los efectos (sencillamente espectaculares, dicho sea de paso) lo segundo. Es más, pocas veces podrá verse que uno de los momentos más dramáticos de un film lo protagonice un villano que debe luchar entre lo que persigue y la única persona a la que alguna vez ha querido. Y los hermanos Anthony y Joe imprimen al conjunto un estilo visual brillante, aprovechando al máximo los planos generales de las batallas y las posibilidades de los numerosos superhéroes que aparecen a lo largo del metraje.

Desde luego, Vengadores: Infinity War es la cinta que todo fan lleva esperando 10 años. Pero es más. Es un relato sobre el fracaso, sobre la lucha contra un destino que parece escrito y que es incapaz de ser cambiado. Una lucha frustrante, en definitiva. Y no hay nada más satisfactorio, dramáticamente hablando claro esta, que ver a un héroe caído para volver a levantarse. Y dado que en este caso son decenas de ellos, la sensación agridulce que deja el final del film se multiplica de forma exponencial. Ahora sí, Marvel ha logrado alcanzar un clímax dramático en su cine, un nivel que posiblemente no sea tan adulto como el de su principal competidor, DC Cómics, pero sin duda sí ha sabido profundizar más que en otras ocasiones. Y desde luego, ha dado una lección sobre cómo construir este tipo de relatos tan complejos, cómo introducir a cada uno de los personajes y cómo mostrar la derrota individual de cada uno. ¿Tiene algo malo entonces? Bueno, mucha gente la verá sólo como una más de superhéroes. Y, por supuesto, que hay que esperar un año para el desenlace.

Nota: 9/10

‘Guardianes de la galaxia Vol. 2’: éxitos del pasado, errores del presente


La división cinematográfica de Marvel parece haber encontrado el camino para lograr el éxito casi con cada nueva película que hace. Da igual que sea un superhéroe o varios, que sean muy conocidos o casi clandestino. Combinar ironía, algo de humor blanco, ciertas dosis de drama elaborado lo justo para no bajar el ritmo y, sobre todo mucha acción, parecen ser los pilares de los taquillazos que de un tiempo a esta parte está consiguiendo la compañía. Sin embargo, la base sobre la que construir todo ello es idéntica a cualquier film: una buena historia. Y es algo que no se debería perder de vista, pues la segunda aventura de estos defensores galácticos peca, precisamente, de esto.

Es innegable que Guardianes de la galaxia Vol. 2 es entretenida, hace reír (a algunos más que a otros) y tiene algunas escenas realmente espectaculares, sobre todo en sus primeros compases con ese plano secuencia en el que la acción, curiosamente, transcurre en segundo plano, lo que no deja de ser una idea diferente y loable. Y sí, la trama explora, aunque sea mínimamente, cómo evoluciona la relación de estos variopintos personajes en un grupo cuya unión se mantiene gracias a un frágil equilibrio entre el amor y la exasperación. En este sentido se podría decir que la cinta de James Gunn (Super), cuya labor tras las cámaras es intachable, ofrece más en todos los sentido, lo cual por cierto es lo que cabría esperar de una obra como esta.

Pero el problema es el trasfondo del asunto. Mientras que su predecesora tenía una historia relativamente compleja, que incluso encajaba dentro de los planes de desarrollo a nivel global de Marvel, esta segunda parte se desinfla a medida que pasan los minutos en lo que a argumento se refiere. Con la excusa de buscar los orígenes del protagonista, la cinta se pierde en un sinfín de caminos ya investigados en numerosas películas, cayendo en una previsibilidad que, por desgracia, termina restando frescura al conjunto. Da la sensación de que, en ese intento de superar el reto de más y mejor, la cinta se centra mucho en el “más” y se deja por el camino el “mejor”, recurriendo a herramientas manidas y algo arquetípicas. La ironía y mala leche de los personajes queda anulada, en parte, por esto, y es eso lo que termina por descafeinar una película que, por lo demás, mantiene el espíritu original.

Desde luego, Guardianes de la galaxia Vol. 2 no es mejor que la primera parte, ni mucho menos. Su falta de ambición a la hora de buscar una trama fresca y diferente hace que la cinta se vuelque por completo en los elementos que engalanaron la original historia de la cinta inicial. Dicho de otro modo, la saga parece encaminarse hacia un futuro vacío de contenido pero tan dinámico y espectacular que hará que dos horas se conviertan en dos minutos. Y eso es un peligro. Todavía se puede reconducir la situación, está claro, y prueba de ello son los minutos iniciales de esta continuación, todo un ejercicio de buen cine, narrado con originalidad y en el que la acción, el humor y la inteligencia se mezclan para dar unos minutos de auténtico oro. Hay esperanza, sí, pero sin el fondo la forma al final se pierde.

Nota: 6/10

La panda de pringaos regresa en ‘Guardianes de la galaxia, vol. 2’


Tras varias semanas de numerosos estrenos de diferente interés, sobre todo para el gran público, abril termina por todo lo alto, al menos en lo que a variedad se refiere. Blockbusters, películas de autor, viejas glorias e historias de todo el mundo se dan cita en la cartelera este viernes, día 28. O mejor dicho, más que historias de todo el mundo, lo que llega a España son historias de toda la galaxia.

Y es que se estrena Guardianes de la galaxia, vol. 2, continuación del éxito de Marvel de 2014 que repite prácticamente en todos sus aspectos la fórmula que tan buenas sensaciones dejó la primera entrega. La trama continúa las aventuras de este grupo mientras intentan mantener unida esta familia recién descubierta, tratan de averiguar los orígenes de uno de ellos e incorporan a su lucha a viejos enemigos convertidos ahora en necesarios aliados. Acción, aventura, humor y mucha diversión son los ingredientes de este film aderezado con una banda sonora de lo más ochentera y en el que repiten los responsables originales. Así, James Gunn (Super) se pone tras las cámaras para dirigir a Chris Pratt (Passengers), Zoe Saldana (Vivir de noche), Dave Bautista (Spectre), Bradley Cooper (Juego de armas), Vin Diesel (Fast & Furious 8), Michael Rooker (serie The walking dead), Karen Gillan (La gran apuesta) y Glenn Close (Decadencia), a los que se suman Kurt Russell (Los odiosos ocho), Tommy Flanagan (Running wild), Elizabeth Debicki (Operación U.N.C.L.E.) y Sylvester Stallone (Creed: La leyenda de Rocky).

Entre los nuevos títulos de este fin de semana destaca también La excepción a la regla, comedia dramática con una notable carga romántica escrita y dirigida por Warren Beatty (Enredos de sociedad), quien también se reserva un papel relevante en esta trama que arranca cuando una joven actriz llega a Los Ángeles para trabajar a las órdenes de Howard Hughes. Poco a poco inicia una relación con el chofer del famoso multimillonario, productor y director; relación que desembocará en una historia de amor que desafiará la regla del magnate de que sus empleados no intimen con sus actrices. El extenso reparto de este film de 2016 está compuesto por nombres tan conocidos como los de Alden Ehrenreich (¡Ave, César!), Lily Collins (Un invierno en la playa), Haley Bennett (La chica del tren), Candice Bergen (Guerra de novias), Martin Sheen (Trash, ladrones de esperanza), Taissa Farmiga (serie American Horror Story: Roanoke), Alec Baldwin (La verdad duele), Matthew Broderick (Manchester frente al mar), Ed Harris (Retales de una vida), Annette Bening (Casi perfecta) y Oliver Platt (The ticket), entre muchos otros.

Muy diferente es Una historia de venganza, thriller dramático protagonizado por Arnold Schwarzenegger (Terminator: Génesis) que se inspira en la historia verídica del accidente aéreo de Überlingen, en Alemania, donde dos aviones chocaron y dejaron decenas de muertos en 2002. Un hombre, cuya mujer e hija fallecieron en el suceso, inicia entonces una búsqueda para vengarse del hombre responsable de la tragedia. Elliott Lester (Blitz) dirige la propuesta, cuyo reparto se completa con Maggie Grace (V3nganza), Scott McNairy (Expertos en crisis), Kevin Zegers (Colonia V), Hannah Ware (Shame) y Glenn Morshower (Lugares ocultos).

Fuera de las fronteras de Hollywood destaca Lady Macbeth, film británico que adapta la novela de Nikolai Leskov en la que una mujer vive amargada y angustiada por un matrimonio con un hombre que le dobla la edad y una despiadada familia. Ambientada en la Inglaterra rural de 1865, la mujer comenzará un romance con un joven que trabaja en la hacienda de su marido, lo que despertará en ella una poderosa fuerza que la llevará a conseguir todo lo que quiere. Dirigida por William Oldroyd (In mid wickedness), la cinta está protagonizada por Cosmo Jarvis (Doble identidad: Jaque al MI-5), Florence Pugh (The falling), Paul Hilton (London road) y Naomi Ackie (serie The five), entre otros.

El principal estreno español es Plan de fuga, thriller escrito y dirigido por Iñaki Dorronsoro (La distancia) que gira en torno al duelo entre un ladrón de bancos y un policía. El primero se alía con una banda para robar la inexpugnable caja fuerte del banco Suizo, cuya entrada es difícil y la fuga, en teoría, imposible. El segundo inicia una investigación para tratar de desbaratar todo el plan. Luis Tosar (Toro), Javier Gutiérrez (Assassin’s Creed), Alain Hernández (Palmeras en la nieve) y Alba Galocha (El hombre de las mil caras) encabezan el reparto.

También española es La mano invisible, drama de 2016 que reflexiona sobre el mundo laboral actual mediante una historia que se centra en 11 trabajadores que son invitados a desarrollar su labor en una nave industrial y ante la mirada de cientos de personas, sin saber muy bien el motivo por el que están allí o el objetivo de lo que ocurre. David Macián debuta en el largometraje con este film que protagonizan Marta Larralde (Novatos), Marina Salas (Por un puñado de besos), Josean Bengoetxea (Que Dios nos perdone), José Luis Torrijo (Los amantes pasajeros) y Eduardo Ferrés (La final).

Con algo más de retraso llega Todo mujer, producción española de 2015 escrita y dirigida por Rafael Gordon (Bellos suicidios) que, en clave dramática, cuenta la historia de una mujer que vive como una ermitaña en un palacete segoviano que se cae a pedazos, en el que además habita un intruso enamorado. Su única forma de supervivencia es una gallina que pone un huevo con el que no se muere de hambre. La vida de la mujer cambia por completo cuando conoce a un mendigo en peores circunstancias que ella y decide acogerlo. En el reparto destacan los nombres de Isabel Ordaz (Una hora más en Canarias), Julia Quintana (Mussolini va a morir), Miguel Torres García, Arantxa de Juan (Terca vida) y Alfonso Arranz Lago.

Entre el resto de estrenos europeos destacan dos cintas italianas. Un italiano en Noruega narra en clave de comedia las peripecias de un funcionario del sur de Italia cuya vida se desmorona cuando se produce una reducción de plantilla y sufre un traslado forzoso a Noruega, donde deberá de encargarse de una estación científica en el Polo Norte y adaptarse a las costumbres de este país. Dirigida por Gennaro Nunziante (Sole a catinelle), la cinta está protagonizada por Checco Zalone (Che bella giornata), Eleanora Giovanardi (Amo la tempestad), Sonia Bergamasco (La straniera), Mauricio Micheli (Valzer) y Lino Banfi (Focaccia Blues).

A medio camino entre el drama y la comedia se encuentra Maravilloso Boccaccio, adaptación de varios relatos del ‘Decamerón’ que toman como punto de partida el mismo que el clásico escrito por Boccaccio. En 1348 un grupo de jóvenes huye de la peste que asola los núcleos urbanos de la Toscana, refugiándose en una mansión en la que, para pasar los días, cada uno de ellos debe contar una historia cuya duración o género no importan. Tan solo deben tener una cosa en común: deben hablar de amor. Paolo y Vittorio Taviani (César debe morir) dirigen esta versión protagonizada por Kasia Smutniak (Limbo), Jasmine Trinca (Miel), Kim Rossi Stuart (Anni felici), Riccardo Scamarcio (Pasolini) y Lello Arena (Facciamo paradiso), entre otros.

Lejos de Europa encontramos La chica dormida, producción australiana de 2015 que adapta a la gran pantalla esta obra de teatro cuya trama se centra en una joven que está a punto de cumplir 15 años y convertirse en una mujer. Para celebrarlo, su madre organiza una fiesta a la que invita a familiares y amigos de la joven, que comenzará a sentirse presionada. Tras la celebración, la chica entrará en un mundo incomprensible algo violento y erótico. Ópera prima de Rosemary Myers, la película está interpretada por Bethany Whitmore (Mental), Harrison Feldman (serie Upper Middle Bogan), Tilda Cobham-Hervey (52 martes), Matthew Whittet (Australia), Danielle Catanzariti (Closed for winter) y Eamon Farren (Chained).

Desde India llega la conclusión de la superproducción de acción y aventura Baahubali 2: The conclusion, que dirige, al igual que la primera entrega, S.S. Rajamouli (Eega). La trama se centra en el hijo de Baahubali, quien descubre la verdad sobre su pasado y emprende un viaje para encontrar las respuestas a las preguntas que le han atormentado, descubriendo que la historia del reino está muy ligada a su propia vida. Prabhas (Rebel), Tamannaah Bhatia (Bengal tiger), Anushka Shetty (Lingaa) y Rana Daggubati (Baby) encabezan el reparto.

Terminamos el repaso con Dancing Beethoven, documental escrito y dirigido por Arantxa Aguirre (El esfuerzo y el ánimo) cuya temática se centra en la preparación de la Novena Sinfonía de Beethoven por parte del Béjart Ballet Lausanne y el Ballet de Tokio. Ambas compañías representan esta pieza en Tokio acompañadas por la Orquesta Filarmónica de Israel, dirigida por Zubin Mehta.

Y ya son ocho… ‘Fast and Furious’ regresa a la cartelera


Fin de semana extraño en lo que a cine se refiere. O al menos, poco habitual. Además de que llegan pocos títulos nuevos a la cartelera española, lo hacen entre este miércoles, día 12, y el jueves 13 de abril, con motivo de la festividad de la Semana Santa. Pero la poca cantidad no va ligada a poca variedad: acción, humor, drama y animación son los principales géneros que tratarán de llenar las salas este largo puente.

Aunque sin duda el principal estreno es Fast & Furious 8, que curiosamente aterriza en las salas este jueves. Nueva entrega de la famosa saga que vuelve a contar con el reparto original y que, como no podía ser de otro modo, promete acción, adrenalina y mucha velocidad. Dirigida por F. Gary Gray (Un ciudadano ejemplar), la trama pone en una comprometida situación al equipo protagonista cuando una misteriosa mujer rompa la lealtad que siempre les ha caracterizado, lo que obligará al grupo no solo a luchar contra esta amenaza, sino a comprender los motivos que la llevan a destruir a la familia. Vin Diesel (xXx: Reactivated), Dwayne Johnson (Un espía y medio), Jason Statham (Los mercenarios 3), Charlize Theron (Mad Max: Furia en la carretera), Helen Mirren (Espías desde el cielo), Scott Eastwood (Esquadrón suicida), Michelle Rodríguez (Machete kills), Tyrese Gibson (Infiltrados en Miami), Ludacris (Noche de fin de año), Kurt Russell (Los odiosos ocho), Nathalie Emmanuel (serie Juego de tronos) y Elsa Pataky (Di Di Hollywood) son algunos de los nombres del extenso reparto.

La película para toda la familia de la semana es El bebé jefazo, adaptación del libro de Marla Frazee cuya historia se centra en una familia cuya vida cambia radicalmente con la llegada de un bebé que, visto a través de la imaginación de un niño de 7 años, se convierte en toda una aventura. Tom McGrath (Megamind) es el encargado de ponerse tras las cámaras en este film que cuenta con las voces, en su versión original, de Alec Baldwin (La excepción a la regla), Steve Buscemi (serie Boardwalk Empire), Jimmy Kimmel (Ted 2), Lisa Kudrow (La chica del tren) y Tobey Maguire (El caso Fischer).

La comedia también está representada por Un golpe con estilo, remake de un film de 1979 en el que tres hombres de avanzada edad, hartos de la precaria situación en la que viven, deciden robar un banco. El problema es que ni siquiera saben coger un arma. Zach Braff (Ojalá estuviera aquí) se pone tras las cámaras para dirigir un reparto encabezado por Michael Caine (Ahora me ves 2), Morgan Freeman (Ben-Hur), Alan Arkin (El chico del millón de dólares), Joey King (Independence Day: Contraataque), Matt Dillon (serie Wayward Pines) y Ann-Margret (Lucky).

Reino Unido y Estados Unidos colaboran en Negación, drama biográfico basado en el libro de Deborah Lipstadt, aclamada historiadora que se enfrentó a un juicio por difamación en el que tuvo que demostrar que el Holocausto realmente ocurrió. La citan está dirigida por Mick Jackson (El guardaespaldas), y entre los actores encontramos a Rachel Weisz (La juventud), Tom Wilkinson (Negocios con resaca), Timothy Spall (Mr. Turner), Andrew Scott (serie Sherlock), Carne Pistorius (La luz entre los océanos), Alex Jennings (The lady in the van), Jack Lowden (Ghosts) y Mark Gatiss (Un traidor como los nuestros).

Los amantes del thriller y el misterio tienen una cita con Nieve negra, coproducción hispano argentina que dirige Martin Hodara (La señal) y que gira en torno a un hombre que vive aislado del mundo en la Patagonia desde que fuera acusado de matar a uno de sus hermanos cuando era adolescente. Su retiro se verá interrumpido por la llegada de su otro hermano, que le visita junto a su mujer para acordar la venta de unas tierras heredadas. El tiempo que pasen juntos despertará viejos resentimientos y volverá a desenterrar el dolor del pasado. Ricardo Darín (Truman), Leonardo Sbaraglia (Al final del túnel), Laia Costa (Palmeras en la nieve), Dolores Fonzi (Paulina), Federico Luppi (Magallanes) y Biel Montoro (L’altra frontera) conforman el reparto principal.

Con algo de retraso se estrena Rosalie Blum, film francés realizado en 2015 que se basa en las novelas gráficas de Camille Jourdy, y cuya historia sigue la monótona vida de un hombre que un día se cruza con una misteriosa mujer. Convencido de haberla visto antes, comienza a seguirla allá donde va con la intención de descubrir lo que les relaciona, una decisión que llevará al hombre a vivir una aventura llena de imprevistos y personajes extravagantes. Ópera prima de Julien Rappeneau, la película está protagonizada por Noémie Lvovsky (Un amor de verano), Kyan Khojandi (O los tres o ninguno), Alice Isaaz (Una semana en Córcega) y Anémone (Como quien no quiere la cosa).

Por último, Lo tuyo y tú es el título del nuevo drama escrito y dirigido por Hong Sang-soo (Ahora sí, antes no). El argumento de esta producción de Corea del Sur arranca cuando un joven descubre que su novia ha estado tomando copas con otro hombre, lo que da lugar a una pelea en la pareja. Tras la discusión ella se va de casa para darse un tiempo. Al día siguiente, él decide salir en su busca, iniciando un viaje que le obligará a enfrentarse con sus propios fantasmas. Kim Ju-hyuk (Keo-peul-jeu), Kwon Hae-hyo (The fake), Lee You-young (Bom) y Yoo Joon-sang (En otro país) encabezan el reparto.

‘La luz entre los océanos’ desvela ‘Figuras ocultas’ en los estrenos


Estrenos 20enero2017Se podría decir que el estreno de La ciudad de las estrellas (La La Land) el pasado viernes ha abierto la temporada de títulos “de prestigio”, o lo que es lo mismo, aquellos que competirán en muchas de las categorías de los principales premios durante los próximos meses. Y como no podía ser de otro modo, este 20 de enero también llegan a la cartelera algunos de esos títulos, con el denominador común de pertenecer al drama. Eso sí, para los amantes de la acción también queda un hueco.

Posiblemente el estreno más esperado sea La luz entre los océanos, drama romántico basado en la novela de M.L. Stedman que escribe y dirige Derek Cianfrance (Cruce de caminos). La trama se centra en la vida de un farero, veterano de guerra, y su esposa en una solitaria isla. Sus infructuosos intentos por tener un hijo se compensan cuando encuentran un bebé en una barca a la deriva, pero a pesar de sus deseos por formar una familia, el destino parece tener otros planes. El reparto, de altura, está encabezado por Michael Fassbender (Assassin’s Creed), Alicia Vikander (Jason Bourne), Rachel Weisz (La juventud) y Anthony Hayes (Healing).

También dramática, aunque en este caso de corte histórico y basada en una historia real, es Figuras ocultas, adaptación del libro escrito por Margot Lee Shetterly acerca del equipo de mujeres afroamericanas que en los años 60, en plena carrera espacial, aportó los datos necesarios a la NASA para desarrollar el primer programa de lanzamiento de una misión al espacio. Dirigido por Theodore Melfi (St. Vincent), el film está protagonizado por Octavia Spencer (De padres a hijas), Taraji P. Henson (serie Empire), Kirsten Dunst (serie Fargo), Kevin Costner (Criminal), Mahershala Ali (Los hombres libres de Jones), Glen Powell (Todos queremos algo), Janelle Monáe (Moonlight) y Jim Parsons (serie The Big Bang Theory).

Muy distinta es xXx: Reactivated, nueva entrega de la saga que recupera a Vin Diesel (El último cazador de brujas) como protagonista con esta historia en la que su personaje, dado por muerto, vuelve a la acción junto a su mano derecha para encontrar y recuperar una mortífera arma conocida como ‘La caja de Pandora’. Acción, aventura y dosis de intriga son los ingredientes de esta historia dirigida por D.J. Caruso (Disturbia) y cuyo reparto se completa con Deepika Padukone (Tamasha), Samuel L. Jackson (Los odiosos ocho), Nina Dobrev (Vamos de polis), Ice Cube (Infiltrados en Miami), Toni Collette (Ya te extraño), Donnie Yen (Rogue One: Una historia de Star Wars) y Ruby Rose (serie Orange is the new black).

Estados Unidos y Reino Unido colaboran en Loving, otro de los títulos que podrían tener presencia en los Oscar. Este intenso drama romántico, basado en la vida de Richard y Mildred Loving, narra su lucha en 1958 para regresar a su Virginia natal, estado del que fueron expulsados por cometer el delito de formar un matrimonio interracial. Una batalla que les llevaría más de una década. Escrita y dirigida por Jeff Nichols (Mud), la película está protagonizada por Joel Edgerton (La venganza de Jane), Ruth Negga (serie Agentes de S.H.I.E.L.D.), Michael Shannon (Animales nocturnos), Marion Csokas (The equalizer), Nick Kroll (My blind brother), Jon Bass (Ratter) y Bill Camp (Jason Bourne).

Puramente europea es Colonia, producción de 2015 con capital francés, alemán y luxemburgués que, en clave de thriller con dosis de drama romántico, narra la historia de una joven que sigue el rastro que ha dejado su novio, capturado por la policía secreta de Pinochet, para poder encontrar el lugar en el que le tienen retenido. Florian Gallenberger (John Rabe) dirige esta cinta protagonizada por Emma Watson (Regresión), Daniel Brühl (El quinto poder), Michael Nyqvist (Reina Cristina), Martin Wuttke (El atlas de las nubes) y Vicky Krieps (Antes del frío invierno).

Más reciente es Toni Erdmann, film coproducido por Alemania, Austria y Rumanía en 2016 que ha sido escrito y dirigido por Maren Ade (Entre nosotros), y cuya trama gira en torno a una mujer cuya ordenada y aparentemente perfecta vida da un vuelco cuando su padre le hace una simple pregunta: ¿Eres feliz? La incapacidad de la joven de dar una respuesta le llevará a plantearse su modo de vida, y a crear un personaje imaginario que ayude a dar sentido a su entorno. Peter Simonischek (Biest), Sandra Hüller (Henri 4), Lucy Russell (I’m still here), Hadewych Minis (Borgman) y Trystan Pütter (Hannas reise) encabezan el reparto.

En lo que a estrenos españoles se refiere, Los del túnel es la ópera prima de Pepón Montero, una comedia que narra lo que ocurre después de una catástrofe. En concreto, la cinta se centra en un grupo de personas que, tras pasar 15 días encerrados en un túnel, son rescatados y, para celebrarlo, quedan a cenar todos los viernes. El problema es que esos encuentros solo reafirman el papel que cada uno tuvo en el incidente. Sin embargo, el “idiota del grupo” empieza a reflexionar sobre las posibilidades de dejar su papel en esa especie de pantomima. El reparto está integrado, entre otros, por Natalia de Molina (En tu cabeza), Arturo Valls (Rey Gitano), Raúl Cimas (Extraterrestre), Manolo Solo (Tarde para la ira), Teresa Gimpera (Dos rivales casi iguales) y Neus Asensi (Los muertos van deprisa).

El thriller con sello español está representado por Callback, cuya historia, ambientada en Nueva York, sigue a un joven que trabaja como mozo de mudanzas y que sueña con ser actor. Su solitaria vida da un vuelco el día que conoce a Alexandra. Dirigida por Carles Torras (Open 24h), la película está protagonizada por Timothy Gibbs (Nick), Lilli Stein, Larry Fessenden (Pod) y Martin Bacigalupo.

Y este viernes también se produce el regreso de una de las criaturas más conocidas del cine. Shin Godzilla es el título de esta cinta japonesa en la que el monstruo regresa al país asiático en pleno siglo XXI para sembrar el caos y la destrucción en la población, que deberá recurrir a toda su fuerza para detenerlo. Hideaki Anno (Love & Pop) y Shinji Higuchi (Ataque a los Titanes) son los directores de este film interpretado por Satomi Ishihara (Sadako 3D), Yutaka Takenouchi (At home), Ren Ohsugi (U-31) e Hiroki Hasegawa (Kurage hime), entre otros.

También desde Japón llega Terra Formars, nueva cinta de Takashi Miike (13 asesinos) que adapta el manga creado por Yû Sasuga y Kenichi Tachibana en el que, con una combinación de ciencia ficción, acción y terror, se narra el viaje de 15 personas, seleccionadas entre lo peor de lo peor de la sociedad, a Marte, donde la Humanidad comenzó un proceso de terraformación hace 500 años enviando cucarachas y musgo. El objetivo de este grupo es acabar, precisamente, con las cucarachas, que han evolucionado hasta convertirse en humanoides con una fuerza y agilidad extremas. Para poder luchar contra ellas, cada uno de los exterminadores es modificado genéticamente con las capacidades de un insecto. La película, que llegó a los cines el 19 de enero, está protagonizada por Rinko Kikuchi (Pacific Rim), Rila Fukushima (Lobezno inmortal), Kane Kosugi (Tolerancia cero), Emi Takei (Clover) y Takayuki Yamada (Bakuman.)

En lo que a animación se refiere, dos propuestas. Por un lado, Blinky Bill, el koala se trata de una nueva aventura del conocido koala en la que deberá recorrer Australia para encontrar a su padre. Aventura y diversión en animación por ordenador en cuya dirección hay hasta cuatro nombres: Deane Taylor (Duck ugly), Noel Cleary, Alexs Stadermann (La abeja Maya: la película) y Alex Weight. En lo que a las voces de la versión original, encontramos las de Ryan Kwanten (serie True Blood), Charlotte Rose Hamlyn (serie Heidi), Barry Humphries (Un hombre de éxito), Deborah Mailman (Aviones de papel), Barry Otto (El gran Gatsby) y Rufus Sewell (Hércules).

Por otro, El regalo de Molly Monster es una aventura para toda la familia realizada a tres bandas por Matthias Bruhn, Michael Ekbladh y Ted Sieger (los tres debutantes en el largometraje) y con capital alemán, suizo y sueco. Su argumento se centra en un personaje cuya apacible vía en compañía de sus padres y su muñeco se ve alterada con la llegada de un hermano que obligará a la protagonista a iniciar un viaje que la llevará lejos de casa. Sophie Rois (3), Jay Simon (Heavy duty), Judy Winter (Rosenkavalier) y Tom Eastwood ponen las voces principales.

De Niro es ‘El becario’ de ‘El último cazador de brujas’


Estrenos 30octubre2015Después de un par de fines de semana con una tanda de estrenos liderada por títulos atractivos y, en general, muy esperados, la última semana de octubre se toma un respiro para, posteriormente, recuperar con fuerza la atracción a las salas. Eso no quiere decir que este viernes, 30 de octubre, no tenga nombres interesantes e historias cuanto menos interesantes.

Una de esas historias es la de El becario, nueva comedia escrita y dirigida por Nancy Meyers (No es tan fácil) que, como su propio título indica, aborda el proceso de prácticas dentro de una empresa, aunque con un ligero matiz. El becario es un hombre de 70 años que, hastiado de la jubilación, decide aceptar el puesto en una empresa de moda online fundada por una joven que ansía controlarlo todo para lograr el éxito. El reparto principal cuenta con actores como Robert De Niro (La gran revancha), Anne Hathaway (Interstellar), Rene Russo (Thor), Nat Wolff (Ciudades de papel) y Adam DeVine (Dando la nota).

Muy distinta es El último cazador de brujas, cinta de acción y ciencia ficción al servicio de Vin Diesel (Fast & Furious 7) que, con todo, cuenta con un reparto de altura. Como se desprende del título, la trama sigue a un cazador de brujas que logró derrotar a la Reina Bruja. Sin embargo, antes de lograrlo la criatura le maldijo con la inmortalidad, lo que le ha impedido estar junto a su mujer y su hija en la otra vida. Siglos después, y ya en la actualidad, este cazador es el único que queda vivo para enfrentarse a una resucitada Reina Bruja que clama venganza. Breck Eisner (Sahara) es el encargado de poner en imágenes esta historia que cuenta en su reparto con Elijah Wood (Grand Piano), Michael Caine (Kingsman: Servicio Secreto), Rose Leslie (serie Juego de tronos) y Julie Engelbrecht (Die Mamba).

Desde Estados Unidos también llega La verdad, drama biográfico basado en el libro de Mary Mapes que narra el proceso de toma de decisión que llevaron a cabo esta productora de las noticias de la CBS y su socio, el presentador del programa Dan Rather, en torno a una información que llegó a sus manos durante las elecciones norteamericanas en 2004, en plena Guerra de Irak. Una información que cambiaría para siempre el rumbo de la historia y que tuvieron que defender con todos los medios a su disposición. El guionista James Vanderbilt (The amazing Spider-man) debuta con esta historia en la dirección, contando para ello con un reparto encabezado por Cate Blanchett (Monuments men), Robert Redford (Capitán América: El soldado de invierno), Elisabeth Moss (serie Mad men), Topher Grace (Spider-man 3), Dennis Quaid (El ladrón de palabras) y Bruce Greenwood (Más allá del amor).

La propuesta musical es Los últimos cinco años, adaptación de la obra teatral de Jason Robert Brown que dirige Richard LaGravenese (Hermosas criaturas). Producida en 2014, la trama se centra en la relación de amor entre una actriz en ciernes y un aspirante a escritor. Sin embargo, cinco años después de enamorarse sus sueños se han visto superados por la realidad de sus vidas, y lo único que les queda es una relación que no parece ir a ninguna parte. Ante esto, ambos se ven obligados a hacer un repaso de sus vidas para poder comprender en qué momento se desviaron del camino que habían emprendido. Anna Kendrick (Into the woods), Jeremy Jordan (serie Smash), Tamara Mintz, Cassandra Inman, Bettina Bresnan (Vamps) y Charly Bivona (Cymbeline) encabezan el reparto.

El capital norteamericano, en colaboración con el mexicano, también está presente en Little Boy, comedia dramática ambientada en la II Guerra Mundial cuyo argumento arranca cuando el padre de un niño es enviado al frente. El pequeño, rechazado por el resto de niños debido a su baja estatura, tiene en su padre a su único amigo, por lo que iniciará un largo viaje para poder traerlo de vuelta. Inspirado por su héroe de cómic favorito, para tener éxito en su aventura necesitará la ayuda del vecino japonés que representa al enemigo y al que nadie habla en todo el vecindario. Dirigida por Alejandro Monteverde (Bella), quien también participa en el guión, la película cuenta con un interesante reparto liderado por Jakob Salvati (serie Cleaners), Cary-Hiroyuki Tagawa (serie Revenge), Emily Watson (La teoría del todo), Tom Wilkinson (Negocios con resaca), Eduardo Verástegui (Cristiada), Ben Chaplin (El retrato de Dorian Gray), Michael Rapaport (Cuerpos especiales) y Kevin James (Pixels).

En lo que a lengua hispana se refiere lo más relevante es Truman, producción hispano argentina dirigida por Cesc Gay (Una pistola en cada mano) que comienza con el reencuentro de dos viejos amigos, uno recién llegado de Argentina. Acompañados por el perro de uno de ellos, las vidas de estos dos hombres cambiarán a lo largo de cuatro intensos días que estarán marcados por la difícil situación que atraviesan. Humor y drama se juntan en esta historia protagonizada por Ricardo Darín (Relatos salvajes), Javier Cámara (Perdiendo el norte), Dolores Fonzi (La patota) y Eduard Fernández (Felices 140).

Puramente española es Las aventuras de Moriana, comedia cuya trama sigue el desdichado camino de una mujer desahuciada con tres hijos a su cargo. Decidida a mirar siempre hacia delante, logra levantar un restaurante de la nada, pero el éxito no acompaña al proyecto. Su siguiente paso será sumamente ambicioso: rodar una película en la que implicará a toda su familia. Primer largometraje de ficción para David Perea, que escribe el guión, y Luis Soravilla, en el reparto encontramos a Terele Pávez (Mi gran noche), Enrique Villén (Viral), Geli Albaladejo (Volando voy), Antonio Hidalgo y Carolo Ruiz (Crimen ferpecto).

El último estreno procedente de España es el thriller dramático El cadáver de Anna Fritz, cinta dirigida por Hèctor Hernández Vicens (serie Pol & Cia) y con la que debuta en el largometraje. La historia, aunque sencilla, es sumamente perturbadora. Una joven y bella actriz acaba de morir. Tres jóvenes deciden colarse en el depósito para poder ver su belleza en persona por última vez. Sin embargo, cuando logran estar frente al cuerpo deciden que también serán los últimos en hacer el amor con ella. Alba Ribas (Animals), Cristian Valencia (Tú y yo), Albert Carbó (Di Di Hollywood) y Bernat Saumell (Eloïse) conforman el reparto.

Dejamos España para centrarnos en lo que llega de Europa, y entre ellos destaca Educación Siberiana, film italiano de 2013 basado en el libro de Nicolai Lilin que cuenta la vida de dos niños que crecen en el sur de la Rusia soviética educados tan solo en la violencia, el robo y el uso de armas. Dirigida por Gabriele Salvatores (No tengo miedo), la cinta cuenta en su reparto con John Malkovich (Memorias de un zombie adolescente) y Peter Stormare (El último desafío), a los que se suman Eleanor Tomlinson (Jack el caza gigantes) y Arnas Fedaravicius, entre otros.

Francia, Alemania y Bélgica están detrás de 3 corazones, drama romántico cuya trama arranca cuando un hombre pierde un tren a París y se ve obligado a esperar toda una noche al siguiente. Durante ese tiempo conoce a una mujer con la que parece compenetrarse a la perfección, aunque no sabe nada de ella. Cuando finalmente se separan, quedan en verse unos días después en la capital francesa, pero él no puede acudir. Durante los siguientes años tratará de encontrar a la mujer, incluso después de casarse con otra. Lo que no sabe es que su mujer y aquel amor son hermanas. Benoît Jacquot (Adiós a la reina) es el encargado de poner en imágenes esta historia protagonizada por Benoît Poelvoorde (El precio de la fama), Charlotte Gainsbourg (Samba), Chiara Mastroianni (Los canallas) y Catherine Deneuve (En un patio de París).

Y pasamos por último a los documentales. Entre ellos destaca The Propaganda Game, film que cuenta con capital español, estadounidense, alemán, francés, chino y norcoreano. La película, rodada de la mano del único extranjero que trabaja para el régimen de Corea del Norte, trata de abordar las mentiras y la manipulación de la información que existe en torno a lo que sucede en aquel país. La cinta está dirigida por Álvaro Longoria (Hijos de las nubes).

Un tema similar aborda El gran vuelo es una coproducción entre Chile y España de 2014 escrita, dirigida y producida por Carolina Astudillo Muñoz (El deseo de la civilización). Su argumento gira en torno a una mujer comunista que, durante los primeros años de dictadura franquista, escapó de una cárcel de Barcelona por la puerta principal. Fue en ese momento cuando su rastro se perdió, viviendo desde entonces en constante huida. Pero su fuga es también la de muchas mujeres que lucharon por su libertad, ya fuera en el régimen Franquista o en la rigidez de sus propios partidos.

Cierra la tanda de estrenos la obra El gran museo, producción austríaca de 2014 dirigida por Johannes Holzhausen (Family portraits) que traslada al espectador al interior del Museo Kunsthistorisches de Viena para mostrarle los entresijos y el día a día de uno de los espacios culturales más importantes del mundo.

La velocidad y la fantasía de las secuelas dominan la cartelera


Estrenos 1abril2015Abril comienza con la Semana Santa en España, y la cartelera lo hace con un puñado de estrenos dirigidos fundamentalmente al público juvenil y a los amantes de la acción, la adrenalina y la espectacularidad. Un pequeño aperitivo para lo que está a punto de llegar en la época veraniega que, como es habitual, se adelantará unos meses respecto al verano real. Pero volviendo a las novedades de hoy, 1 de abril, lo que nos encontramos son dos principalmente dos secuelas llamadas a llenar las salas. Y para no pelearse por la audiencia, uno llega más tarde que otro.

Concretamente, Fast & Furious 7 será el estreno más tardío al llegar el 2 de abril. Nueva entrega de la famosa saga automovilística en la que sus protagonistas, un año después de lo ocurrido en la anterior película, intentan adaptarse a la vida tranquila y pacífica en sociedad. Exonerados de sus delitos, su mundo se vendrá abajo cuando un frío asesino británico, entrenado para realizar operaciones secretas, decida darles caza para cumplir una vieja venganza. Acción, adrenalina, intriga y mucha velocidad es lo que ofrece este film, con el aliciente de ser la última película de Paul Walker (Ladrones). Dirigida por James Wan (Insidious), en el reparto repiten también Vin Diesel (Riddick), Michelle Rodriguez (Machete kills), Dwayne Johnson (Hércules), Tyrese Gibson (Transformers), el rapero Ludacris (Sin compromiso), Elsa Pataky (Di Di Hollywood), Jordana Brewster (American Heist) y Lucas Black (Tierra prometida), a los que se suman Kurt Russell (La cosa) y Jason Statham (Los mercenarios 3).

Muy diferente, aunque buscando un público igualmente juvenil, es La serie Divergente: Insurgente, continuación de la película del año pasado basada en la serie literaria de Veronica Roth. La historia sitúa a la protagonista justo en el punto en el que terminó el anterior film, es decir, huyendo de la ciudad. Unida a un grupo de rebeldes, deberá iniciar una carrera contrarreloj para descubrir qué es a lo que sus padres renunciaron para protegerla. Un descubrimiento que no solo le ofrecerá respuestas, sino que le permitirá comprender el futuro de la ciudad y el modo de salvar a sus seres queridos. Dirigida por Robert Schwentke (Red), la cinta vuelve a estar protagonizada por los mismos actores, a los que se añaden rostros nuevos. Así, Shailene Woolley (Bajo la misma estrella), Theo James (Underworld: El despertar), Ansel Elgort (Carrie), Kate Winslet (Una vida en tres días), Jai Courtney (Jack Reacher), Miles Teller (Whiplash), Naomi Watts (St. Vincent), Maggie Q. (El sicario de Dios), Octavia Spencer (Tocando fondo), Zoë Kravitz (Good kill), Ray Stevenson (Thor: El mundo oscuro) y Mekhi Phifer (Atraco por duplicado) son los principales nombres.

Pasamos ahora a los estrenos europeos, y entre ellos destaca La historia de Marie Heurtin, drama francés de 2014 que aborda la historia real de una niña sorda y ciega de 14 años que, a finales del siglo XIX, es ingresada por su padre en el Instituto de Larnay, donde las monjas cuidan de mujeres sordas, desoyendo así las recomendaciones de un doctor que pretende internarla en un manicomio. Será en el convento donde una joven hermana se vuelque con la pequeña para ayudarla a salir del mundo de oscuridad en el que vive, todo ante la escéptica mirada de la hermana superiora. Jean-Pierre Améris (Tímidos anónimos), que colabora en el guión, se encarga de poner en imágenes una trama protagonizada por Isabelle Carré (Cheba Louisa), Ariana Rivoire, Brigitte Catillon (No se lo digas a nadie), Laure Duthilleul (Les fragments d’Antonin) y Noémie Churlet (Le bateau de mariage).

Desde Reino Unido nos llega Convicto, drama carcelario de 2013 dirigido por David Mackenzie (Young Adam) que arranca cuando un conflicto y violento joven de 19 años es trasladado de un centro correccional a una cárcel para adultos. Su comportamiento se verá acentuado cuando descubra que en el mismo recinto está encerrado su padre, al que no ve desde que era pequeño. Su violencia le genera numerosos enemigos entre funcionarios y presos, algo que derivará en una constante lucha contra los poderes y la corrupción que dominan el día a día de la cárcel. Solo con la ayuda de un psicoterapeuta y el inesperado apoyo de su padre el joven podrá enfrentarse a sus propios demonios, e iniciará una relación paterno-filial que nunca hubiera imaginado. El reparto está encabezado por Ben Mendelsohn (Exodus: Dioses y reyes), Rupert Friend (serie Homeland), Jack O’Connell (Invencible) y Sam Spruell (serie The last ship).

Terminamos el repaso de esta semana con Gett: El divorcio de Viviane Amsalem, cinta israelí escrita y dirigida por Shlomi Elkabetz y Ronit Elkabetz (Shiva), esta última además protagonista del film. La historia gira en torno a una mujer separada desde hace años pero no divorciada legalmente. Para ello debe obtener el consentimiento del marido, algo a lo que el hombre no está dispuesto. Se inicia así un proceso en el que los intentos de ella por salir de la marginación se mezclan con el dolor, la tragedia y lo absurdo, y en el que todo será puesto en duda. El reparto se completa con Simon Abkarian (Les invincibles), Gabi Amrani (Avanim) y Dalia Beger (Jaffa).

‘Guardianes de la galaxia’: una panda de pringaos muy ochentera


Los 'Guardianes de la galaxia' tratarán de defender una de las gemas del infinito.Puede que no busque originalidad, pero desde luego Marvel ha encontrado la fórmula para el éxito. Sus películas serán más o menos profundas, mejores o peores, pero todas ellas son un despliegue de entretenimiento puro y duro que no solo distrae, sino que vistas en conjunto conforman un cosmos que tiene repercusiones en cada detalle. Y su última propuesta no se queda atrás. Alejada de los superhéroes tradicionales, esta aventura espacial que bebe en ocasiones de la saga galáctica por antonomasia es un espectáculo sin tregua, una pequeña joya de la ciencia ficción que hará las delicias de los fans y que logra en gran parte el equilibrio necesario entre acción y humor que caracteriza a la casa de cómics.

Buena parte de la responsabilidad recae, por supuesto, en James Gunn (Super), quien da el salto de esta forma al cine espectáculo en su segundo film. Y si bien es cierto que Guardianes de la galaxia peca en algunos momentos de pardilla en sus secuencias de acción, es innegable la espectacularidad con la que el director aborda dichos momentos, aprovechando al máximo la capacidad visual y digital que le otorga la compañía, así como el colorido entorno de la historia. El contraste con la banda sonora, nutrida de éxitos clásicos de la música, no hace sino acentuar el estilo kitsch de los combates espaciales y del diseño de los personajes, la mayoría actores con una pintura especial. Esto otorga al conjunto un aire natural, físico y real que no poseen otras historias similares, además de generar una cierta proximidad con el espectador.

El otro gran aliciente del relato son sus personajes, sobre todo los protagonistas. El carácter algo patético del quinteto, motivado hasta bien avanzado el metraje por sus propios intereses, no solo no es algo que se suela ver en una cinta de superhéroes, sino que provoca algunos de los momentos más divertidos e interesantes. Es cierto que el guión adolece en determinados momentos de una comicidad infantil y algo innecesaria, pero en líneas generales el choque de caracteres provoca situaciones de lo más curiosas. Posiblemente el mejor personaje de todos sea Rocket, el mapache al que da voz Bradley Cooper (El lado bueno de las cosas), aunque es difícil no sonreír con la ternura de Groot, cuyas pocas frases las dice Vin Diesel (Fast & Furious 5). Son ellos los que más vida dan a los protagonistas, aunque sería injusto no encontrar igualmente atractivos los trasfondos emocionales de los cinco personajes.

Así, Guardianes de la galaxia se convierte en una de las mejores propuestas veraniegas de este 2014. Una película divertida, entretenida y con un toque retro que la hace mucho más auténtica de lo que podría esperarse. Es cierto que su guión tiene ciertas concesiones innecesarias, pero en líneas generales su desarrollo es impecable. Apenas da descanso, y cuando lo hace es solo para ahondar en el pasado de unos personajes canallas y motivados por sus propios intereses. Su espectacularidad, a pesar de la falta de destreza de Gunn en algunos momentos, está fuera de toda duda. Y su conexión con el resto del mundo cinematográfico de Marvel es indispensable gracias a la presencia de una gema del infinito y a diversos personajes llamados a influir en otras sagas cinematográficas. La aventura está servida.

Nota: 7,5/10

‘Los mercenarios 3’ quieren escapar de los ‘Guardianes de la galaxia’


Estrenos 14agosto2014Dos pesos pesados llegan hoy a la cartelera. Si la semana pasada daba la sensación de que ninguna película quería competir con Transformers: La era de la extinción, la situación de este jueves 14 de agosto es bien distinta. Dos géneros distintos, es cierto, pero indudablemente enfocados a un público objetivo similar, y sin duda con la intención de convertir este fin de semana de tres días en un festival de colas en las taquillas, palomitas y diversión. Y para ello cuentan con sendos repartos que dejan sin aliento. Aunque por fortuna, no son las únicas novedades que aterrizan en la cartelera española.

Eso sí, son las más importantes, por lo que iniciamos el repaso con ellas. Y dado que se ha convertido en uno de los mejores estrenos del año, toca hablar primero de Guardianes de la galaxia, nueva producción de Marvel que adapta en esta ocasión una serie de cómics algo diferente a lo que nos tiene acostumbrados la Casa de las Ideas. La trama sigue a un aventurero que es capturado por un cazarrecompensas tras robar una misteriosa esfera. Una vez encerrado se unirá a cuatro inadaptados para huir de la prisión y de un misterioso villano que planea matarle y quedarse con la esfera. Sin embargo, todo cambia cuando descubre el verdadero poder del objeto, debiendo decidir entre su propio interés y la responsabilidad de tener el futuro del universo en sus manos. Dirigida por James Gunn (Super), quien también participa en el guión y será el director de la ya anunciada secuela, esta aventura espacial cargada de acción, humor y efectos especiales cuenta con un puñado de actores muy conocidos, entre los que destacan Chris Pratt (Her), Zoe Saldana (Avatar), Dave Bautista (El hombre de los puños de hierro), Vin Diesel (Riddick) y Bradley Cooper (La gran estafa americana), estos últimos prestando sus voces a los protagonistas generados por ordenador; Lee Pace (El hobbit: La desolación de Smaug), Benicio del Toro (Salvajes), John C. Reilly (Un dios salvaje), Djimon Hounsou (Diamante de sangre), Glenn Close (serie Daños y perjuicios), Michael Rooker (serie The walking dead) y Karen Gillan (Oculus).

Igual de impresionante, o incluso más, es el reparto de Los mercenarios 3, película que cierra la trilogía homenaje al cine de acción de los años 80 y 90 del siglo XX ideada por Sylvester Stallone (La gran revancha), quien por cierto vuelve a estar al frente de este equipo que en esta ocasión deberá hacer frente a una amenaza muy personal cuando un viejo conocido que fundó los Mercenarios reaparezca en escena. En realidad esto no sería un problema si no fuera porque años atrás dejó el grupo para dedicarse al tráfico de armas, siendo supuestamente asesinado por aquellos a los que consideraba su familia. Ahora, y temiendo que la vieja generación no sea suficiente, estas máquinas de matar deberán recurrir a sangre nueva capaz de abordar las situaciones desde otro punto de vista. Patrick Hughes (Red Hill) se pone tras las cámaras para llenar los planos de explosiones, disparos y peleas cuerpo a cuerpo protagonizadas por Jason Statham (Redención), Dolph Lundgren (Soldado universal), Jet Li (Romeo debe morir), Randy Couture (Cinturón rojo), Terry Crews (Gamer), Wesley Snipes (Blade), Mel Gibson (Vacaciones en el infierno), Antonio Banderas (La leyenda del Zorro), Kellan Lutz (Hércules: El origen de la leyenda), Ronda Rousey, Kelsey Grammer (serie Boss), Arnold Schwarzenegger (Sabotage) y Harrison Ford (Indiana Jones y el templo maldito).

Cuatro años después de su estreno en Estados Unidos, y sin duda motivado por la muerte de su director y protagonista, nos llega Una cita para el verano, único film en el que Philip Seymour Hoffman (La duda) se puso tras las cámaras. Adaptación de la obra de Robert Glaudini, la trama sigue la relación que inicia un introvertido conductor de limusinas con una mujer igualmente introvertida a raíz de que unos amigos comunes hagan las veces de celestinas. Sin embargo, mientras su relación se afianza y crece con el paso de los meses, el matrimonio que les presentó se pierde cada vez más en los problemas y las dificultades del día a día. Un interesante drama que, además de Hoffman, tiene en su reparto a John Ortiz (El lado bueno de las cosas), Richard Petrocelli (The tavern), Thomas McCarthy (El año del perro), Amy Ryan (El intercambio) y Daphne Rubin-Vega (Juegos salvajes).

Si dirigimos la mirada hacia Europa, una de las novedades es la francesa The last diamond, un thriller dramático procedente de Francia que narra el último trabajo de un atracador en libertad vigilada, que como no podía ser de otro modo es el robo de un valioso diamante durante una subasta. Para poder llevarlo a cabo deberá acercarse a una experta en diamantes que tiene un interés profesional y familiar en que todo salga según lo previsto. Eric Barbier (La hora del silencio) dirige la propuesta a la vez que colabora en el guión, mientras que Bérénice Bejo (The artist), Yvan Attal (Hora punta 3), Jean-Frençois Stévenin (Mis días felices), Antoine Basler (El asalto), Jacques Spiesser (Un engaño de lujo) y Annie Cordy (Las malas hierbas) son los actores principales.

Desde Reino Unido llega Belle, producción del 2013 que se basa en la historia real de la hija ilegítima y mestiza de un almirante de la Royal Navy. Su estatus social le permite moverse por importantes círculos sociales, pero su color de piel supone una limitación insalvable en una sociedad como la inglesa en pleno siglo XVIII, cuando la esclavitud todavía era algo habitual. Su romance con un joven idealista que pretende cambiar las cosas les llevará a intentar abolir la esclavitud. Dirigida por Amma Asante, para la que es su segundo largometraje tras A way of life (2004), la película está protagonizada por Gugu Mbatha-Raw (serie Touch), a la que acompañan una serie de rostros conocidos como los de Sam Reid (Anonymous), Matthew Goode (Stoker), Tom Wilkinson (El llanero solitario), Emily Watson (Anna Karenina), Sarah Gadon (Enemy), Miranda Richardson (La reina Victoria), Tom Felton (saga Harry Potter) y Penelope Wilton (serie Downton Abbey).

El último de los estrenos europeos es la coproducción entre Alemania y Bélgica titulada Mi amigo Mr. Morgan. Escrita y dirigida en 2013 por Sandra Nettelbeck (Deliciosa Martha), la película adapta la novela de Françoise Dorner en la que un anciano norteamericano que vive en París conoce a una joven que le lleva a cambiar su forma de ver el mundo. Viudo y con tendencias suicidas, la amistad con la joven le llevará a descubrir el valor del romance y el significado de la familia. El reparto está encabezado por Michael Caine (Ahora me ves…), Clémence Poésy (127 horas), Justin Kirk (Vamps), Jane Alexander (Terminator salvation), Gillian Anderson (serie La caza) y Michelle Goddet (¿Qué es la vida?).

La siguiente novedad procede de Canadá. Estrenada en su país en 2013, Gabrielle es un intenso drama romántico con toques musicales escrito y dirigido por Louise Archambault (Familia) cuya trama se centra en una joven con el síndrome de Williams. Su alegría por vivir y su capacidad para la música la llevarán a iniciar una relación con un joven al que conoce en un centro de ocio. Juntos deberán hacer frente a las limitaciones sociales de aquellos que les rodean y a los problemas personales que cada uno tiene. Gabrielle Marion-Rivard y Alexandre Landry conforman la pareja protagonista, rodeados para la ocasión por Mélissa Désormeaux-Poulin (Omertà) y Vincent-Guillaume Otis (Babine), entre otros.

Terminamos este repaso con Khumba, cinta de animación producida entre Estados Unidos y Suráfrica en 2013 que sigue a una cebra sin rayas en la mitad de su cuerpo durante el viaje que realiza a un pozo del que se cree que estos animales consiguieron su preciado dibujo. Los personajes que conocerá durante el camino, así como la necesidad de enfrentarse a un peligroso leopardo que aterroriza al resto de animales, harán que su visión del mundo y de la manada cambie para siempre. Dirigida por Anthony Silverston, quien debuta de este modo en el largometraje, la película cuenta en su versión original con voces como las de Jake T. Austin (Noche de fin de año), Steve Buscemi (serie Boardwalk Empire), Loretta Devine (Dos familias y una boda), Laurence Fishburne (Matrix), Richard E. Grant (La dama de hierro), AnnaSophia Robb (La montaña embrujada) y Liam Neeson (Battleship).

Diccineario

Cine y palabras

A %d blogueros les gusta esto: