Un invencible Vin Diesel en ‘Bloodshot’ se enfrenta a ‘Onward’


A pesar de que ya hace varias semanas que se han entregado los principales premios del cine, en este primer viernes de marzo, día 6, todavía siguen llegando a la cartelera algunos títulos que han competido por las preciadas estatuillas. Y en este comienzo de mes, junto a ellas un amplio número de estrenos, entre ellos ciencia ficción, comedia y drama.

Y con la ciencia ficción comenzamos. Bloodshot es la adaptación del cómic homónimo creado por Kevin VanHook, Bob Layton y Don Perlin. La trama tiene como protagonista a un soldado caído en combate y devuelto a la vida por una corporación privada. Sin embargo, no es el mismo hombre. Un ejército de nanotecnología recorre sus venas, lo que le otorga una fuerza imparable y la capacidad de curarse y regenerarse automáticamente. Para poder controlarle, la compañía le ha borrado la memoria y su propia identidad, por lo que deberá averiguar quién es y qué es real en ese nuevo mundo. Ópera prima de Dave Wilson, la película, producida entre Estados Unidos y China, está protagonizada por Vin Diesel (xXx: Reactivated), Toby Kebbell (Destroyer. Una mujer herida), Eiza González (Baby Driver), Sam Heughan (serie Outlander), Guy Pearce (María, reina de Escocia), Talulah Riley (serie Westworld) y Alex Hernandez (serie The Son), entre otros.

Muy diferente es Harriet: En busca de la libertad, drama biográfico estadounidense con toques de acción que dirige Kasi Lemmons (Talk to me) y que aborda la figura de Harriet Tubman, famosa y aguerrida luchadora por la libertad de los afroamericanos esclavizados en Estados Unidos. La cinta está protagonizada por Cynthia Erivo (Viudas), que fue nominada a los Oscar por este papel; Joe Alwyn (Identidad borrada), Janelle Monáe (Figuras ocultas), Leslie Odom Jr. (Asesinato en el Orient Express), Deborah Ayorinde (Plan de chicas), Vondie Curtis (Come sunday) y Tim Guinee (serie Homeland).

Este fin de semana también llega lo nuevo de Disney-Pixar. Dan Scanlon (Monstruos University) dirige Onward, aventura con toques de comedia y fantasía suburbana que sigue el viaje de dos hermanos elfos adolescentes en busca de la poca magia que pueda quedar en su mundo con el objetivo de recuperar a su padre, al que perdieron hace tiempo. Entre las voces de la versión original encontramos las de Chris Pratt (Jurassic World: El reino caído), Tom Holland (Spider-Man: Lejos de casa), Julia Louis-Dreyfus (serie Veep), Octavia Spencer (El sótano de Ma) y John Ratzenberger (Miracle in East Texas).

Con algo de retraso se estrena Skin, drama estadounidense de 2018 basado en la historia real de un joven criado por supremacistas blancos. La educación que recibió provoca en él un profundo odio que deja ver en su piel, llena de tatuajes con lemas y símbolos de extrema derecha. Su vida cambia cuando se enamora de una joven, por la que decide abandonar esa espiral de odio y violencia con la ayuda de un activista de color que lucha por los derechos humanos. Guy Nattiv (Magic men) escribe y dirige esta película cuyo reparto encabezan Jamie Bell (Cuatro Fantásticos), Vera Farmiga (serie Bates Motel), Danielle Macdonald (Patti Cake$), Mike Colter (serie Luke Cage), Bill Camp (Molly’s game) y Louisa Krause (New money).

Pasamos ahora a los estrenos europeos, entre los que destaca El ritmo de la venganza, thriller británico basado en la novela de Mark Burnell, quien se encarga también de este guión cuya protagonista es una mujer que perdió a su familia en un accidente de avión. Cuando descubre que lo ocurrido en realidad no fue un accidente volverá a encontrar sentido a su vida a través de la rabia, que le llevará a entrar en una peligrosa espiral de venganza para descubrir la verdad. Dirigida por Reed Morano (Dentro del dolor), la cinta está protagonizada por Blake Lively (Un pequeño favor), Jude Law (Capitana Marvel), Sterling K. Brown (serie This is us), Max Casella (Night comes on), Daniel Mays (1917), Richard Brake (Los hermanos Sisters) y Raza Jaffrey (Misterio en Amán).

Francia y Bélgica colaboran en Lo mejor está por llegar, comedia dramática que tiene como punto de partida un malentendido. Dos amigos de la infancia creen, cada uno de ellos, que al otro le quedan pocos meses de vida. Esta confusión les llevará a aparcarlo todo para recuperar el tiempo perdido. Alexandre de La Patellière y Matthieu Delaporte, directores de El nombre (2012) se ponen tras las cámaras, mientras que en pantalla veremos a Fabrice Luchini (Los consejos de Alice), Patrick Bruel (Una bolsa de canicas), Martina García (La cara oculta), Thierry Godard (Asalto en París), Pascale Arbillot (Buenos principios) y Zineb Triki (El buen maestro), entre otros.

De 2018 es también Salvar o morir, drama francés dirigido por Frédéric Tellier (El caso SK1) cuyo argumento, basado en hechos reales, sigue a un bombero de París cuya vida no podría ser más perfecta. Le gusta su trabajo, vive en el parque de bomberos con su esposa y acaba de ser padre de gemelos. Pero durante una intervención en un incendio se sacrifica para salvar a sus hombres y termina en un hospital. Al despertar comprenderá que tendrá que volver a aprender a vivir y, sobre todo, aceptar que necesita ser salvado. Pierre Niney (Altamira), Anaïs Demoustier (Algo celosa), Vincent Rottiers (Money), Chloé Stefani (Enrique de Navarra) y Sami Bouajila (Testigo) encabezan el reparto.

La única representante española es Invisibles, lo nuevo de Gracia Querejeta (Ola de crímenes) que, en clave de comedia dramática, narra la vida de tres mujeres que cada jueves se reúnen para dar un paseo matinal antes de acudir a sus respectivos trabajos. Es un momento de confesión en el que cuentan sus preocupaciones y, a pesar de sus diferencias, se sienten unidas al compartir la misma edad y la sensación de que el paso de los años las ha arrinconado en un lugar en el que parecen casi perdidas. La cinta está protagonizada por Emma Suárez (La influencia), Adriana Ozores (Thi Mai: Rumbo a Vietnam), Nathalie Poza (70 binladens), Blanca Portillo (Secuestro) y Fernando Cayo (La punta del iceberg).

De 2019 es el drama La candidata perfecta, cinta con capital procedente de Arabia Saudí y Alemania que tiene como protagonista a una joven y ambiciosa médica que trabaja en un centro de salud de una localidad del país árabe. A pesar de sus conocimientos, cada día debe ganarse el respeto de compañeros y pacientes hombres. Un día, harta de ver cómo el Ayuntamiento no hace nada por mejorar el acceso al hospital, decide presentarse a alcaldesa, y dado que su padre, músico de profesión, se encuentra en la primera gira de conciertos públicos que se permite en Arabia Saudí, empieza a preparar la campaña con sus dos hermanas pequeñas. Su candidatura sacudirá los cimientos de una sociedad nada acostumbrada a que la mujer se ponga al frente de un Ayuntamiento. Haifaa Al-Mansour (Mary Shelley) dirige este film, que cuenta entre sus principales actores con los debutantes Nora Al Awadh, Dae Al Hilali, Mila Al Zahrani, Khalid Abdulraheem y Shafi Alharthy.

Entre el resto de títulos de ficción destaca La camarista, drama mexicano de 2018 cuyo argumento tiene como protagonista a una joven que trabaja en uno de los hoteles más lujosos de Ciudad de México. Su extensa jornada laboral le impide cuidar a su hijo, pero aun así sigue volviendo día tras día a su lugar de trabajo convencida de que todo cambiará cuando sea ascendida a un mejor puesto. Lila Avilés debuta en el largometraje de ficción con este film en cuyo reparto encontramos a Gabriela Cartol (Sueño en otro idioma), Teresa Sánchez (Andrea within a box) y Agustina Quinci (Congreso).

En cuanto a los documentales, dos son las propuestas. El viaje de Javier Heraud, dirigido por Javier Corcuera (Sigo siendo) y con capital español y peruano, aborda la figura del poeta peruano acribillado a los 21 años. A través de la sobrina nieta del autor, también de 21 años, descubrimos sus viajes, su participación en un grupo guerrillero y a algunos testigos de su muerte en 1963, cuando el joven se había rendido.

Por último, La ola verde es una producción con capital argentino, francés y uruguayo que aborda el mundo de los abortos clandestinos en Argentina, motivo por el que cada semana muere una mujer en el país sudamericano. La película cuenta la lucha de una parte importante de la población para acabar con esta falta legal. Juan Solanas (Un amor entre dos mundos) es su director.

‘Annabelle vuelve a casa’ para atormentar a McConaughey


Una vez confirmado que el fenómeno Marvel no terminó con la última entrega de ‘Vengadores’, la vida continúa, y entre blockbusterblockbuster llega el turno de un buen puñado de títulos algo menores pero igualmente interesantes. Comedia, terror, drama y varios documentales son las propuestas de este viernes 12 de julio.

Y comenzamos precisamente por el terror de Annabelle vuelve a casa, nueva entrega de la saga ambientada en el mundo de ‘Expediente Warren’ que supone el debut en el largometraje del guionista Gary Dauberman. La trama arranca cuando el matrimonio Warren, conocidos demonólogos, llevan a la poseída muñeca a la sala de objetos de su casa. La colocan en una vitrina sagrada bendecida por un sacerdote, donde en principio estará “a salvo”. Sin embargo, una noche la muñeca despierta a los espíritus malignos que se concentran en esa habitación, y que se fijan como objetivo la hija de 10 años del matrimonio y sus amigas. Patrick Wilson (Aquaman) y Vera Farmiga (Sin límites) repiten en los principales papeles, completándose el reparto con Mckenna Grace (Un don excepcional), Madison Iseman (Jumanji: Bienvenidos a la jungla), Steve Coulter (First Man) y Katie Sarife (Abel’s field).

Muy diferente es el drama con toques de ciencia ficción de Serenity, cinta con capital estadounidense y británico que narra cómo un misterioso capitán de barco de una pequeña isla que vive obsesionado con pescar un enorme pez recibe la visita de su ex mujer, ahora casada con un hombre poderoso que la maltrata. Por ello ella recurre a él, para que se deshaga de su marido y la salve no solo a ella, sino al hijo que ambos tienen en común. Sin embargo, no todo es lo que parece en esa isla, e incluso la realidad que cree vivir podría desmoronarse. Steven Knight (Locke) escribe y dirige esta historia protagonizada por Matthew McConaughey (La Torre Oscura), Anne Hathaway (Colossal), Diane Lane (Liga de la Justicia), Jason Clarke (Winchester: La casa que construyeron los espíritus), Djimon Hounsou (Rey Arturo: La leyenda de Excalibur) y Jeremy Strong (Detroit).

Puramente británica es Wild Rose, drama musical de 2018 que dirige Tom Harper (War book) y cuya trama gira en torno a una joven llena de talento que acaba de salir de la cárcel. Con dos hijos a su cargo, sueña con triunfar en el country en Nashville. Sin embargo, su madre la obliga a asumir su responsabilidad, por lo que la joven deberá empezar a trabajar como limpiadora para una mujer que podría abrirle las puertas a su sueño. Jessie Buckley (Beast) da vida a la protagonista, mientras que Julie Walters (Mamma Mia! Una y otra vez), Sophie Okonedo (After Earth), Jamie Sives (En el corazón del mar), Ashley Shelton (Wild woman), James Harkness (Macbeth) y Gemma McElhinney (El rey proscrito) completan el resto del reparto.

Continuando con los estrenos europeos, de 2018 es también Un amor imposible, drama romántico de corte biográfico y ambientado en los años 50 del pasado siglo. Una modesta oficinista conoce a un joven proveniente de una familia burguesa. De su breve relación nace una niña que será criada por ella ya que él se niega a casarse fuera de su clase social. Ella buscará que al menos dé su apellido a la pequeña a través de una batalla que durará más de diez años. Dirigida por Catherine Corsini (Un amor de verano) y basada en la novela de Christine Angot, la cinta está protagonizada por Virginie Efira (Elle), Niels Schneider (Diamant noir), Jehnny Beth (Sodium babies), Iliana Zabeth (Mercenaire) y Coralie Russier (120 pulsaciones por minuto), entre otros.

Antes de pasar a las películas puramente españolas, El cuento de las comadrejas es una coproducción entre España y Argentina dirigida por Juan José Campanella (El secreto de sus ojos). Remake de Los muchachos de antes no usaban arsénico (1976), esta comedia dramática narra cómo varios miembros del mundo del cine cuyas carreras han llegado a su fin hacen lo imposible por conservar el mundo que han creado en una vieja mansión ante la llegada de dos jóvenes que podrían poner en peligro todo lo que conocen. El reparto está integrado por Graciela Borges (Viudas), Oscar Martínez (Toc Toc), Luis Brandoni (Solo se vive una vez), Clara Lago (Al final del túnel), Marcos Mundstock (Señora Beba) y Nicolás Francella (Los padecieres).

Respecto a las novedades españolas, Lo nunca visto es el nuevo drama escrito y dirigido por Marina Seresesky (La puerta abierta) cuyo argumento se centra en una mujer que ve cómo la vida en la pequeña aldea de montaña en la que ha vivido toda su vida se va apagando. La llegada de un grupo de africanos conmociona la tranquila rutina de sus habitantes, y ella verá en esto una oportunidad de revitalizar el pueblo. Para ello, decide ocultar a los recién llegados y diseñar un plan que deberá poner patas arriba prejuicios y temores infundados. Los principales actores de esta cinta son Carmen Machi (El bar), Pepón Nieto (Perfectos desconocidos), Kiti Mánver (Las heridas del viento), Jon Kortajarena (Pieles), Paco Tous (Señor, dame paciencia) y Pepa Charro (Presentimientos).

También española, aunque en este caso en clave de comedia, es Bellezonismo, cuyo punto de partida es cuanto menos curioso. Una pareja de pilotos de rallys se pierde durante una competición y termina en un claro en medio de un monte. Allí descubren una mansión habitada por más de 50 mujeres, jóvenes y muy bellas. Uno de los pilotos se enamora de una de las mujeres, e intentará hacer todo lo posible para sacarla de allí, sea lo que sea ese lugar. Jordi Arencón escribe y dirige la que es su primera película, que está protagonizada por Armando del Río (Intrusos en Manasés), Yanet Garcia (Sharknado 5: Aletamiento global), Elvia Herrera, Raúl Herrera (Doppelsauger: El misterio de Sara), Miguel Cazorla (serie Amar es para siempre) y Coral González.

Otro de los estrenos procedentes de España es La vida sin Sara Amat, adaptación de la novela de Pep Puig con la que debuta en el largometraje Laura Jou. La trama arranca cuando un chico de 13 años encuentra escondida en su habitación a una chica del pueblo de sus abuelos de la que está completamente enamorado. Ella le cuenta que ha huido de casa y le pide quedarse con él unos días. Consciente de que todo el pueblo la está buscando, decide ayudarla y empezar a vivir una doble vida en la que las mentiras a todo el mundo se mezclarán con las demandas de la chica. Maria Morera y Biel Rossell Pelfort encabezan un reparto que completan Francesca Piñón (serie El ministerio del Tiempo), Isaac Alcayde (serie Merlí), Pau Escobar (Los niños salvajes) y Joan Amargós (Los inocentes).

La última de las novedades de ficción es Qué León (La vaina loca), comedia romántica de República Dominicana de 2018 que dirige Frank Perozo (Colao) y que aborda la historia de amor de dos personajes que, por coincidencia, se apellidan igual. De clases sociales muy distintas, tendrán que enfrentarse a sus padres, que se oponen a su romance, lo que generará numerosas situaciones a cada cual más imposible. Raymond Pozo (Cristiano de la secreta), Ozuna, Clarissa Molina, Miguel Céspedes (Al fin y al cabo), Christine Marzano (La excepción a la regla) y Celines Toribio (Mediterranean blue) son los principales actores.

En lo que a documentales se refiere, el principal estreno es Diego Maradona, cinta que aborda los siete años que el mítico jugador de fútbol militó en el Nápoles, equipo al que llegó en 1984 y en el que logró ganar el primer Scudetto de la historia del club. Pero mientras era un genio en el campo, fuera de él lo trataban como a un Dios. Con el paso del tiempo, la oscuridad terminó por cernirse sobre él. Asif Kapadia (Amy (la chica detrás del nombre)) es el encargado de dirigir este film británico que adelantó su estreno al día 11.

También procedente de Reino Unido es An accidental studio, que se centra en la productora británica HandMade Films, fundada por el ex beatle George Harrison y cuyo trampolín fue La vida de Brian (1975), mítica película de Monty Python a la que seguirían otros títulos de culto. La cinta, dirigida a tres bandas por Bill Jones (Autobiografía de un mentiroso), Kim Leggatt, que debuta como director, y Ben Timlett (Boom bust boom), cuenta con la participación de grandes actores y directores británicos.

Suecia, Alemania y Noruega colaboran en Hamada, documental dirigido por Eloy Domínguez Serén (No cow on the ice) cuyo relato gira en torno a un grupo de jóvenes amigos que viven en un campo de refugiados en el desierto del Sahara. Allí utilizan su imaginación y el juego para huir de la realidad que les rodea, al tiempo que sirve como denuncia de su situación.

‘El candidato’ aspira a convertirse en ‘Ángel de combate’


El ecuador de este mes de febrero llega con una batería de estrenos como hacía semanas que no ocurría. Propuestas para todo tipo de públicos, desde el terror hasta la comedia romántica, pasando por la acción o el drama político. Curiosamente, y a diferencia de años anteriores, las principales novedades de este viernes día 15 nada tienen que ver con el Día de San Valentín que muchas parejas celebraron ayer.

De hecho, el principal estreno es Alita: Ángel de combate, adaptación del manga de Yukito Kishiro que dirige Robert Rodriguez (Machete kills) y cuya historia, desarrollada con actores reales y personajes digitales, se centra en un ciborg con cuerpo de una mujer joven que despierta en el futuro sin recordar quién es. El científico que la encuentra decide ayudarla a construir una nueva vida, pero otros personajes la buscarán para desentrañar los conocimientos que se ocultan en su interior. Acción, aventura y efectos digitales se dan cita en esta producción con capital estadounidense, canadiense y argentino, y que está protagonizada por Rosa Salazar (El corredor del laberinto: La cura mortal), Ed Skrein (Deadpool), Eiza González (Baby driver), Jackie Earle Haley (La Torre Oscura), Jennifer Connelly (Noé), Christoph Waltz (La leyenda de Tarzán) y Mahershala Ali (Green Book), entre otros.

Muy diferente es el drama político y biográfico estadounidense El candidato, que aborda el auge y caída del senador Gary Hart, que fue considerado favorito para la carrera presidencial en 1988 representando al partido demócrata. Sin embargo, su campaña fue boicoteada por su relación extramatrimonial, siendo la primera vez que periodismo político y periodismo rosa se mezclaron. Hart tuvo que abandonar la política, y su caso generó un gran impacto en todo el panorama político mundial. Jason Reitman (Una vida en tres días) es el encargado de poner en imágenes esta adaptación del libro de Matt Bai, mientras que Hugh Jackman (El gran showman), Vera Farmiga (El juez), J.K. Simmons (Liga de la Justicia), Alfred Molina (A pedazos), Mamoudou Athie (El círculo) y Josh Brener (serie Silicon Valley) encabezan el reparto.

El terror tiene como principal representante Feliz día de tu muerte 2, secuela del film de 2017 que supuso una sorpresa dentro del género por su propuesta. Ahora la historia da una vuelta de tuerca más implicando a más personajes, y con una heroína que descubrirá que morir una y otra vez en el mismo día es sorprendentemente más fácil que afrontar los peligros que le aguardan. Al igual que la primera entrega, esta producción estadounidense está dirigida por Christopher Landon, y cuenta entre sus principales actores con Jessica Rothe (The tribe), Israel Broussard (Say you will), Suraj Sharma (La vida de Pi), Ruby Modine (Central Park) y Rachel Matthews, la mayoría de ellos dando vida a los personajes que ya interpretaran en la primera parte.

El último de los estrenos puramente estadounidenses es Bomb city, debut en el largometraje de Jameson Brooks tras una amplia carrera en el mundo del cortometraje. El argumento de este drama, basado en un hecho real, aborda lo ocurrido en 1997 en Amarillo (Texas), cuando un joven con una clara estética punk comienza a agitar la intolerancia de la comunidad, provocando una escalada creciente de peleas y violencia que culminará con uno de los delitos de odio más conocidos de la historia reciente del país norteamericano. En el reparto encontramos a Dave Davis (Nocturna), Glenn Morshower (Transformers: El último caballero), Logan Huffman (Outlaw), Lorelei Linklater (Occupy, Texas) y Eddie Hassell (Jobs).

Francia, Líbano y Estados Unidos colaboran en Cafarnaúm, drama nominado al Oscar que tiene como protagonista a un niño que se rebela contra la vida que se le ha impuesto, en un periplo que le llevará a las calles libanesas e incluso a cometer un violento crimen y a buscar justicia en un tribunal. Nadine Labaki (Caramel) dirige esta propuesta en la que también participa como guionista y actriz. El reparto se completa con los debutantes Zain Al Rafeea, Yordanos Shiferaw, Boluwatife Treasure Bankole, Kawsar Al Haddad y Fadi Yousef.

De 2017 es la comedia dramática de corte familiar La escuela de la vida, producción puramente francesa que dirige Nicolas Vanier (Belle y Sebastián) cuya trama está ambientada en París durante los años 30. El protagonista es un niño cuyo objetivo en la vida es salir del lúgubre orfanato en el que vive en un suburbio de la ciudad. Cuando le acogen una dama de campiña y un severo guarda de caza descubre todo un nuevo mundo que le resulta fascinante. Allí entablará amistad con un cazador furtivo que no solo le enseñará a sobrevivir en la naturaleza, sino que le desvelará un secreto que nadie quería desvelar. François Cluzet (Testigo), Jean Scandel, Eric Elmosnino (La familia Bélier), François Berléand (Entre amigos), Valérie Karsenti (Se nos fue de las manos 2) y Thomas Durand (Juliette) son los principales actores.

Con algo de retraso se estrena también Cambio de reinas, adaptación de la novela de Chantal Thomas realizada en 2017 que aborda la estrategia de Felipe V, regente de Francia, para acabar con el conflicto entre España y el país galo en el siglo XVIII. Una estrategia que pasa por establecer dos matrimonios entre las familias reales de ambos países. Dichos enlaces situarán a las mujeres, una adolescente y una niña, en medio de un peligroso equilibrio de alianzas, traiciones y juegos de poder. Marc Dugain (Une exécution ordinaire) dirige este drama de corte histórico, con capital francés y belga, del que también escribe el guión adaptado, y que está protagonizado por Lambert Wilson (Las confesiones), Anamaria Vartolomei (L’idéal), Olivier Gourmet (Río arriba), Catherine Mouchet (Fleur de Tonnerre) y Kacey Mottet Klein (Cuando tienes 17 años), entre otros.

La única propuesta española de la semana es Perdiendo el este, comedia que sigue la estela de Perdiendo el norte (2015) para narrar las desventuras de un grupo de jóvenes de la generación perdida que meten sus ilusiones y conocimientos en una maleta y se embarcan en un viaje a China. Pero al llegar allí descubrirán que triunfar en un país con un idioma, una cultura y unas costumbres de distancia será mucho más difícil de lo que esperaban, comprendiendo que están a un mundo de distancia, no solo geográficamente. Paco Caballero debuta en el largometraje con esta producción en cuyo reparto encontramos, entre muchos otros, a Julián López (Superlópez), Miki Esparbé (Es por tu bien), Carmen Machi (El bar), Younes Bachir (No habrá paz para los malvados), Malena Alterio (serie Vergüenza) y Edu Soto (Mortadelo y Filemón. Misión: Salvar la Tierra).

Terminamos el repaso con el documental francés A viva voz, dirigido en 2016 a cuatro manos por Stéphane de Freitas y Ladj Ly, ambos debutantes tras las cámaras. La cinta aborda el proceso por el que pasan cientos de alumnos cada año para convertirse en el mejor orador del 93 en un concurso organizado por la Universidad de Saint-Denis. El número hace referencia al departamento de Sena-Saint-Denis. Y para lograr ser el mejor se rodean de abogados, slammers y directores que les enseñan el arte de hablar en público y las claves de la retórica.

‘Call me by your name’ para que ‘El pasajero’ termine el laberinto


Enero está siendo, como es habitual, el principal mes de los títulos llamados a competir y ganar en las entregas de premios. Y este viernes, día 26, no es diferente, al menos no demasiado. Porque, en efecto, llega una de estas películas, pero lo hace acompañada de novedades cuyo único objetivo es entretener a cuanto más público mejor.

Comenzamos el repaso a los estrenos con Call me by your name, drama romántico que cuenta con capital norteamericano, italiano, francés y brasileño, y cuya trama adapta la novela de André Aciman. El argumento se desarrolla en el norte de Italia en 1983, teniendo como protagonista a un joven italoamericano de 17 años que ha crecido en un entorno cultural gracias a sus padres. Durante un verano conocerá a un joven norteamericano que se pone a las órdenes del padre del joven como becario, y juntos descubrirán la belleza de un despertar sexual que cambiará sus vidas para siempre. Luca Guadagnino (Cegados por el sol) dirige esta película protagonizada por Timothée Chalamet (Retales de una vida), Armie Hammer (Animales nocturnos), Michael Stuhlbarg (Steve Jobs), Amira Casar (No es mi tipo) y Esther Garrel (La jalousie).

Puramente estadounidense es El corredor del laberinto: La cura mortal, tercera entrega de la saga cinematográfica que combina thriller, ciencia ficción y acción basada en las novelas de James Dashner, y cuya historia arranca cuando el protagonista y el resto de jóvenes que lograron escapar del laberinto deben entrar en Last City, una ciudad que, en realidad, es el laberinto más mortífero de todos. Llegar a superarlo les permitirá obtener las respuestas a las preguntas que se han estado haciendo desde que lograron huir. Wes Ball vuelve a ponerse tras las cámaras después de dirigir las dos primeras entregas, mientras que el reparto está encabezado por Dylan O’Brien (Los becarios), Kaya Scodelario (Ahora y siempre), Thomas Brodie-Sangster (Phantom Halo), Ki Hong Lee (Everything before us), Giancarlo Esposito (serie Érase una vez), Aidan Gillen (Rey Arturo: La leyenda de Excalibur), Barry Pepper (El llanero solitario), Will Poulter (El renacido), Patricia Clarkson (La librería) y Nathalie Emmanuel (serie Juego de tronos), entre otros.

Thriller y acción es lo que propone El pasajero, nuevo trabajo conjunto entre el director español Jaume Collet-Serra y el actor Liam Neeson después de Sin identidad (2011), Non-Stop (Sin escalas) (2014) y Una noche para sobrevivir (2015). La trama se centra en un hombre de negocios que, en el trayecto de tren que habitualmente hace para volver a casa, deberá enfrentarse a una conspiración criminal que no solo amenaza su vida, sino la de su familia. El reparto de esta coproducción entre Estados Unidos y Reino Unido se completa con Vera Farmiga (Expediente Warren: El caso Enfield), Patrick Wilson (El fundador), Jonathan Banks (Mudbound), Sam Neill (Backtrack), Elizabeth McGovern (serie Downton Abbey) y Clara Lago (Al final del túnel).

Francia, Bélgica y Canadá colaboran en la comedia C’est la vie!, nueva película de Eric Toledano y Olivier Nakache, autores del éxito Intocable (2011). El argumento de este film, que también escriben los directores, arranca cuando un organizador de bodas debe afrontar un banquete de lujo en un château francés del siglo XVIII. Y aunque lo tiene todo preparado y medido al milímetro, cada fase de la celebración puede convertirse en el caos ante un equipo de trabajadores que no termina de encajar. Suzanne Clément (The other half), Gilles Lellouche (Conexión Marsella), Jean-Paul Rouve (Los recuerdos), Judith Chemla (Una dulce mentira), Jean-Pierre Bacri (Un cuento francés) y Kévin Azaïs (Un amor de verano) encabezan el reparto.

Varios países participan también en Sin amor, drama dirigido por Andrey Zvyagintsev (Leviatán) que cuenta con capital ruso, francés, alemán y belga, y cuya historia se centra en una pareja que está en pleno proceso de divorcio, algo que afecta de lleno a su hijo. Cada uno ha rehecho su vida con una nueva pareja, pero la separación les lleva a discutir constantemente. Es después de una de estas discusiones cuando su hijo desaparece, por lo que tendrán que unir esfuerzos y dejar a un lado sus diferencias para poder encontrarle. El reparto está encabezado por Aleksey Rozin (Elena), Matvey Novikov, Maryana Spivak (serie Syn ottsa narodov) y Vladimir Vdovichenkov (Taras Bulba).

Aventuras para toda la familia es lo que ofrece Trío. La búsqueda del Santuario Sagrado, producción noruega que arranca cuando un grupo de amigos encuentran una pista sobre un mítico santuario que nunca ha podido ser encontrado. El problema es que para localizarlo deberán evitar a un grupo de cazarrecompensas que va detrás de ellos, y que pondrá en peligro su amistad y sus vidas. Eva Dahr (Mars & Venus) dirige esta cinta protagonizada por Naomi Hasselberg Thorsrud, Bjørnar Lysfoss Hagesveen (Amigas para siempre), Henrik Hines Grape, Franziska Tørnquist y Reidar Sørensen (Rett Vest).

En lo que a animación se refiere, esta semana llega Petzi y la mar salada, adaptación de la tira cómica danesa de 1951 que cuenta las aventuras del osito Petzi, el pingüino Pingo y el pelícano Riki, que juntos encuentran un viejo barco que reparan y con el que deciden echarse al mar para encontrar lugares desconocidos. Michael Bohnenstingl, Johannes Weiland y Paul Cichon son sus directores.

También pertenece a la animación La rebelión de los cuentos, adaptación del libro de Roald Dahl que recupera personajes e historias clásicas para incorporar un giro y darles un punto de vista diferente, como puede ser el hecho de que Caperucita Roja y Blancanieves sean amigas y se enfrenten juntas a depredadores y reinas malvadas. Dirigida a tres bandas por Jan Lachauer, Jakob Schuh y Bin-Han To, la cinta cuenta con voces como las de Bertie Carvel (Los miserables), Rol Brydon (The trip to Spain), Gemma Chan (Grandes familias), Tamsin Greig (serie Episodes), Rose Leslie (El último cazador de brujas) y Dominic West (serie The affair).

Finalmente, este viernes también regresa a la gran pantalla, con motivo de su 40 aniversario, la versión animada de El señor de los anillos realizada en 1978 por Ralph Bakshi (Una rubia entre dos mundos). La cinta trata de condensar en poco más de dos horas el extenso viaje del hobbit Frodo para llevar el anillo de Sauron hasta la tierra de Mordor, donde debe ser destruido. Un viaje en el que contará con la ayuda del mago Gandalf, el humano Aragorn, el elfo Légolas y el enano Gimli, así como de sus amigos hobbits Sam, Merry y Pippin. Entre las voces originales destacan las de Christopher Guard (Golpe maestro), William Squire (39 escalones), John Hurt (El topo) y Anthony Daniels (C-3PO en la saga Star Wars).

‘Expediente Warren: El caso de Enfield’: el terror más documentado


'Expediente Warren: El caso Enfield', más terror en el caso más documentado.La segunda parte de estos casos paranormales basados en las aventuras del matrimonio Warren deja claras dos cosas. Uno, que se puede hacer un cine de terror alejado de sustos fáciles, de efectos de sonidos y con una historia profunda y sólida. Y dos, que James Wan (Saw) es posiblemente el mejor director de terror de esta generación. Y no lo es porque conozca las claves del género, que también, sino por un lenguaje visual tan fresco y diferente que resulta fascinante.

Así, esta nueva aventura deja en evidencia que lo fundamental en cualquier película, sea del género que sea, es contar con una coherencia narrativa y unos personajes que, aunque sea por poco, no sean unidimensionales. La trama, ambientada en Reino Unido, enfatiza en todo momento los conflictos personales y matrimoniales de la pareja a la que dan vida Patrick Wilson (Zipper) y Vera Farmiga (La huérfana), siendo determinantes en la forma de afrontar el caso de ambos investigadores y en las diferencias de las que hacen gala, sutiles pero justificadas. Son ellos, junto a las situaciones que vive la familia protagonistas, los que aportan más dramatismo a una trama, por otro lado, notablemente previsible, con elementos ya vistos en otras cintas de similares características y con un final tan agradable como verídico.

Precisamente ese halo de realismo que imprime el hecho de que sea el caso paranormal más documentado de la historia es lo que genera un escalofrío aún mayor. Más allá de levitaciones y de fantasmas, más allá de demonios y monstruos, la estructura narrativa del conjunto adquiere una coherencia inusitada que se ve acrecentada por la magnífica labor de Wan, quien vuelve a recurrir a la profundidad de campo y a los naturales movimientos de cámara para dejar claro que el miedo está en los espacios mundanos, en los detalles cotidianos. La forma de narrar el primer encuentro entre el matrimonio Warren y el poltergeist es simplemente brillante, y algunos hallazgos visuales de la trama, detalles sin demasiada relevancia a priori, no hacen sino consolidar la idea de que estamos ante un producto notable.

Producto que, para muchos, es sensiblemente mejor que su primera entrega. Expediente Warren: El caso de Enfield es todo lo que se le puede y debe pedir a una secuela: más de todo, pero sobre todo más historia, más trama. Y es por ello que la cinta eleva el terror a un estado casi subconsciente en el que el espectador se sumerge en la historia para hacerse partícipe de la investigación, y no tanto del drama familiar. Aunque parezca banal, este detalle en el punto de vista es crucial para entender que la cinta genera un terror que cala hasta los huesos, pero en ningún momento pone al espectador en el centro de las posesiones, sino que le sitúa en el limbo de creer o no creer lo que ven sus ojos. De él depende que esa noche no duerma.

Nota:7,5/10

El regreso de las Tortugas Ninja y de los Warren lidera los estrenos


Estrenos 17junio2016Después de un fin de semana sin grandes estrenos que hayan llamado la atención en taquilla, y como viene siendo habitual, nos toca hablar de novedades que, casi con toda probabilidad, dejarán huella en la cartelera española. Y aunque el número de novedades es bastante similar al de los últimos meses, los nombres que los respaldan son, en esta ocasión, más atractivos que los de, por ejemplo, la semana pasada. Pero si algo caracteriza a lo que llega este viernes, 17 de junio, es que los principales estrenos son secuelas de cintas con más o menos éxito.

La primera de estas secuelas es Ninja Turtles: Fuera de las sombras, que tratará de repetir, al menos, el éxito de la cinta de 2014 acerca de estos icónicos personajes y sus aventuras en Nueva York. En esta ocasión, y como ya ocurrió con la segunda parte de la trilogía original, las cuatro tortugas tendrán que salir de las sombras para enfrentarse a Shredder y las criaturas que ha logrado desarrollar a partir de dos humanos: un jabalí y un rinoceronte. A esta amenaza, sin embargo, se suma otra procedente del espacio exterior. Acción, aventura y dosis de humor vuelven a ser las claves de esta cinta que promete más en todos los sentidos, y que dirige Dave Green (Tierra a Eco). En cuanto al reparto, está encabezado por Megan Fox (El dictador), Will Arnett (En la boda de mi hermana), Laura Linney (Mr. Holmes), Stephen Amell (serie Arrow), Tyler Perry (Perdida), Alan Ritchson (Lazer team), Jeremy Howard (Una vida de mentira), Noel Fisher (Invasión a la Tierra), Pete Ploszek (serie Teen Wolf), Brian Tee (Jurassic World) y Tony Shalhoub (Dolor y dinero).

También continúa una historia, aunque esta vez de terror, Expediente Warren: El caso Enfield, segunda parte de la cinta de 2013 que vuelve a dirigir James Wan (Insidious) y que recoge otro caso presuntamente real de la pareja de investigadores paranormales formada por el matrimonio Ed y Lorraine Warren, centrado en esta ocasión en un poltergeist que parece acosar a una madre que cría a sus cuatro hijos en una apartada casa. El reparto vuelve a estar encabezado por Patrick Wilson (Hogar no tan dulce hogar) y Vera Farmiga (El juez), a los que se suman Frances O’Connor (Piedad), Madison Wolfe (Joy), María Doyle Kennedy (Albert Nobbs) y Franka Potente (Valerie), entre otros.

Entre los estrenos europeos destaca La leyenda de Barney Thomson, ópera prima como director del actor Robert Carlyle (serie Érase una vez) que cuenta con capital británico y canadiense. La trama, en clave de comedia, arranca cuando un torpe y tímido barbero de Glasgow se enfrenta al despido por su incompetencia con las tijeras. Soltero empedernido y dominado por su madre, el hombre se verá envuelto en una investigación policial cuando un homicidio involuntario le convierta en el centro de una serie de crímenes obra de un psicópata. Las mentiras irán tejiendo una tela de araña de la que tendrá que lograr salir siendo inocente. Protagonizada por el propio Carlyle, la cinta cuenta entre sus intérpretes con Emma Thompson (Un golpe brillante), Ray Winstone (Caza al asesino), James Cosmo (Citadel) y Ashley Jensen (Langosta).

Aunque desde luego el más europeo tal vez sea El valle oscuro, adaptación de la novela de Thomas Willmann que cuenta con capital austríaco, alemán e italiano y cuya historia gira en torno a un misterioso hombre que llega a un pueblo de los Alpes suizos a mediados del siglo XIX. Aunque asegura proceder de la América del Lejano Oeste, su violento pasado y su sed de venganza llevan al pueblo una tormenta de sangre y violencia que se verá acrecentada por el modo en que el clan familiar que controla esa pequeña comunidad trata a sus ciudadanos. Este relato de misterio de 2014 que combina acción y western está dirigido por Andreas Prochaska (Morirás en tres días) y protagonizado por Sam Riley (En la carretera), Tobias Moretti (Yoko), Clemens Schick (The girl from Nagasaki) y Paula Beer (Ludwig II).

La cinta española de la semana es Amor tóxico, drama romántico con dosis de terror cuyo protagonista, un veinteañeros que trata de comprender a las mujeres, acude a una cita con una chica que ha conocido por internet. Pero lo que comienza como una posibilidad de encontrar el amor verdadero se convierte en una pesadilla en la que la joven, un demonio con cara de ángel, le hará pasar un infierno enloquecido del que solo puede el amor más puro. Dirigida por Norberto Ramos del Val (Faraday), la película está protagonizada por Mariu Bárcena, Ann Perelló, Eduardo Ferrés (La final) y Pepón Fuentes (Todos sus secretos).

España también colabora con el film argentino Capitán Kóblic, thriller dramático ambientado en 1977, bajo la Dictadura argentina. Su argumento arranca cuando un comandante de la Armada es elegido para pilotar un “vuelo de la muerte”. Consciente del destino de los prisioneros que transporta, y del suyo propio, decidirá desobedecer las órdenes y refugiarse en un pequeño pueblo de la Pampa, lo que cambiará por completo su vida, que estará bajo la amenaza de la represión. Sebastián Borensztein (Un cuento chino) es el encargado de poner en imágenes esta historia protagonizada por Ricardo Darín (Truman), Oscar Martínez (Paulina) e Inma Cuesta (La novia).

El cine francés tiene su máximo representante en Grandes familias, comedia de 2015 dirigida por Jean-Paul Rappeneau (Cyrano de Bergerac) que arranca cuando un financiero francés que vive en Shanghai con su compañera sentimental realiza un viaje a Francia. Allí, y en una visita exprés a su madre y su hermano, descubre que el hogar donde se crió en un pequeño pueblo se va a vender. Dispuesto a impedirlo, investigará los motivos de esa venta y a quién se va a realizar, lo que cambiará para siempre su vida. Mathieu Amalric (Tres recuerdos de mi juventud), Marine Vacth (Joven y bonita), Gilles Lellouche (Conexión Marsella), Nicole Garcia (Plein sud) y Karin Viard (La familia Bélier) encabezan el reparto.

También francés es el drama Mi hija, mi hermana, ambientado en el mundo del western y que se centra en una convención de amantes del estilo de vida del Lejano Oeste donde una familia que aspira a pasar un día inolvidable. Sin embargo, la desaparición de la hija en plena reunión no solo generará una crisis familiar, sino que romperá por completo la relación entre la mujer y el marido, quien emprenderá una búsqueda sin tregua hasta remotos lugares para encontrar a su hija, acompañado en todo momento de su hijo, quien sacrificará su juventud por localizar a su hermana. Ópera prima de Thomas Bidegain, la película está protagonizada por François Damiens (El nuevo nuevo Testamento), Ellora Torchia (serie Indian Summers), Agathe Dronne (Los nombres del amor) y Finnegan Oldfield (Geronimo).

Seguimos en el país galo. Entre amigos es el título de la nueva comedia dirigida por Olivier Baroux (Quiero ser italiano), cuya trama se centra en tres amigos que deciden alquilar un yate y realizar un viaje a Córcega acompañados de sus novias. Pero a pesar de la relación que les une desde hace años el tiempo en alta mar sacará a relucir los problemas de cada pareja, lo que a su vez pondrá en peligro la amistad de los protagonistas. El reparto está encabezado por Daniel Auteuil (Antes del frío invierno), Gérard Jugnot (Los chicos del coro), François Berléand (La felicidad nunca viene sola), Zabou Breitman (Incompatibles) y Melanie Doutey (Los infieles).

Suecia y Alemania son los países que apoyan el drama Mi “perfecta” hermana, primer largometraje escrito y dirigido por Sanna Lenken que gira en torno a una chica que entra en la adolescencia teniendo como modelo a su hermana mayor, a la que idolatra. Sin embargo, poco a poco descubrirá que tiene un trastorno alimentario, lo que irá rompiendo la familia. Entre los intérpretes encontramos a Annika Hallin (Flimmer), Rebecka Josephson, Henrik Norlén (La reunión) y Amy Diamond.

Y al igual que ha ocurrido en las anteriores semanas, llega a la cartelera la trilogía Las mil y una noches, esta vez su volumen 3: el embelesado. De nuevo dirigida por Miguel Gomes (A cara que mereces), este drama producido entre Portugal, Francia, Alemania y Suiza vuelve a desgranar la actualidad política y social de Portugal por boca de Sherezade, que narrará diversos cuentos como el de un gallo parlante que se presenta a unas elecciones municipales, un mago con la pócima mágica para acabar con la austeridad, el entrañable empeño de unos criadores de canarios… El reparto cuenta con Crista Alfaiate (4 copas), Carloto Cotta (Bairro), Américo Silva (Misterios de Lisboa) y Amar Bounachada.

‘Chappie’ defiende el mundo del ‘Puro vicio’ de Paul T. Anderson


Estrenos 13marzo2015Marzo va camino de convertirse en uno de los meses más nutridos de estrenos. Y lo que es más importante, muchos de ellos con interés adicional al puro entretenimiento. La resaca de los Oscar poco a poco se ha ido diluyendo, pero en su lugar están apareciendo novedades con nombres propios muy atractivos. Hoy, viernes 13, dichos nombres copan todos los géneros, desde la ciencia ficción hasta el drama, pasando por el romance o la acción.

Y entre todos ellos destaca Chappie, lo nuevo de Neill Blomkamp (Elysium) antes de ponerse manos a la obra con la nueva entrega de la saga Alien. De nuevo con una apuesta por la ciencia ficción con denuncia social, la trama se ambienta en un mundo en el que se ha creado un cuerpo de policía integrado por robots. Uno de ellos, sin embargo, será modificado de forma clandestina para albergar la primera inteligencia artificial capaz de pensar y sentir por si misma. Pero como cualquier cosa que nace, este robot único es en realidad un niño que necesita aprender de su entorno, pero que también puede verse influido por aquellos que quieren utilizarlo en su propio beneficio o destruirlo. Junto a sus creadores deberá luchar por aquello que considera justo. Acción, fantasía y buenas dosis de drama es lo que promete esta cinta protagonizada por Sharlto Copley (Maléfica), Hugh Jackman (X-Men: Días del futuro pasado), Dev Patel (serie The Newsroom) y Sigourney Weaver (Exodus: Dioses y reyes).

Otro director que vuelve es Paul Thomas Anderson (The master) con Puro vicio, comedia dramática en clave de thriller ambientada entre los años sesenta y setenta que sigue la investigación que debe realizar un detective de Los Ángeles para resolver un caso en el que se ve envuelta su ex novia, cuyo esposo ha sido secuestrado. Basada en la novela de Thomas Pynchon, la película cuenta con un espectacular reparto encabezado por Joaquin Phoenix (Her), Josh Brolin (Una vida en tres días), Owen Wilson (El gran hotel Budapest), Katherine Waterston (The letter), Reese Witherspoon (Mud) y Benicio del Toro (Guardianes de la galaxia).

El toque aventurero lo pone Desterrado, cinta de acción ambientada en la Edad Media que se centra en dos caballeros templarios que, tras quedar destrozados por la crueldad de Las Cruzadas, separan sus caminos. Uno de ellos se convierte en líder de unos bandidos en la Ruta de la Seda; el otro es un mercenario del Lejano Oriente adicto al opio. Sin embargo, cuando los herederos del Imperio Chino reclamen sus servicios volverán a unir fuerzas para defender al legítimo emperador de su propio hermano, rencoroso por no haber sido elegido para el trono y que lidera la Guardia Negra con el objetivo de asesinar a todo aquel que se interponga en su camino. Debut en la dirección de Nick Powell, sus principales actores son Nicolas Cage (Tokarev), Hayden Christensen (Ladrones), Yifei Liu (Hong men yan chuan qi) y Andy On (Hon zin).

Aunque inicialmente prevista para noviembre del 2014, hoy se estrena La conspiración de noviembre, thriller de espionaje que adapta a la gran pantalla el libro de Bill Granger “There are no spies”. La trama sigue a un retirado agente de la CIA cuyo carácter y gran entrenamiento le convierten en un hombre muy peligroso. El tipo de hombre necesario para proteger a una testigo de un antiguo caso de conspiración. Sin embargo, pronto descubre que este trabajo le convierte en objetivo de un antiguo amigo de la agencia, lo que le induce a pensar en que hay un infiltrado en la CIA. Roger Donaldson (Species) es el encargado de poner en imágenes la historia, mientras que Pierce Brosnan (Mejor otro día) da vida al protagonista. Además, Olga Kurylenko (Oblivion), Luke Bracey (G.I. Joe: La venganza), Bill Smitrovich (Los diarios del ron) y Amila Terzimehic (Top je bio vreo) completan el reparto principal.

Del 2013 es la norteamericana Enamorarse, comedia romántica protagonizada por Andy García (Cristiada) y Vera Farmiga (serie Bates motel) que gira en torno al encuentro que se produce entre dos padres mientras acompañan a sus respectivos hijos a visitar el campus universitario de Middleton. Sus diferentes formas de ver el mundo (él es un estirado cirujano y ella una mujer liberal y algo frívola) serán puestas a prueba, comprobando que el mundo no es como ellos creían. Ópera prima de Adam Rodgers, que también participa en el guión, el reparto se completa con Taissa Farmiga (Mindscape), Tom Skerritt (Alien) y Peter Riegert (Un lugar para soñar).

Y cerramos los estrenos de Estados Unidos con Doble o nada, comedia dramática producida en 2012 y ambientada en el mundo de las apuestas. La trama arranca cuando una bailarina de strip-tease decide acudir a Las Vegas para convertirse en camarera de cocktails. Sin embargo, por el camino conoce a un profesional de las apuestas de deporte que rápidamente descubre un curioso don en la joven. Convertida en su amuleto de la suerte, se iniciará entre ambos una relación que va más allá de lo estrictamente profesional… todo hasta que la controladora mujer del hombre entre en escena. El film, nuevo proyecto de Stephen Frears (La reina) como director, está basado en las memorias de Beth Raymer, y cuenta con un plantel de actores en el que destacan Bruce Willis (Red), Rebecca Hall (La maldición de Rookford), Joshua Jackson (serie Fringe), Catherine Zeta-Jones (La leyenda del Zorro), Vince Vaughn (Todo incluido), Frank Grillo (Infierno blanco) y Laura Prepon (serie Orange is the new black).

La única novedad española es Negociador, nueva cinta escrita y dirigida por Borja Cobeaga (Pagafantas) que aborda, en clave de comedia dramática, la negociación del Gobierno de España con ETA. La historia se centra en un negociador encargado de sacar adelante el proceso de paz, algo que rápidamente se ve tergiversado por malentendidos, casualidades y errores. Al final, para poder llegar a una solución, la relación personal entre las partes será determinante. Ramón Barea (Blancanieves), Josean Bengoetxea (Lo mejor de Eva), Carlos Areces (Los amantes pasajeros), Melina Matthews (Retornados), Jons Pappila (Cabeza de perro) y Raúl Arévalo (La isla mínima) encabezan el reparto.

Desde Francia nos llega 2 otoños, 3 inviernos, comedia producida en 2013 que gira en torno a la vida de un treintañero que pretende cambiar su estilo de vida. Deja de fumar, empieza a correr y pretende encontrar un buen trabajo. Pero sus planes se ven alterados cuando entra en su rutina una chica con la que, a través de las estaciones que dan nombre al film, mantendrá encuentros, desencuentros, historias de amor y accidentes. Escrita y dirigida por Sébastien Betbeder (Nuage), la película está protagonizada por Vincent Macaigne (Un verano ardiente), Maud Wyler (La brindille), Bastien Bouillon (La guerra de los botones) y Audrey Bastien (J’aime regarder les filles).

De origen israelí es Mis hijos, nueva cinta de Eran Riklis (Los limoneros) que narra en clave dramática el racismo que existe entre judíos y palestinos. El protagonista es un joven palestino que ha sido admitido en una prestigiosa escuela judía gracias a sus resultados académicos, que además le permiten disfrutar de una beca. Es el primer árabe que accede al centro, por lo que la presión que debe soportar es muy alta. Sus intentos de encajar se ven boicoteados por el acoso de sus compañeros, pero todo cambiará cuando se descubra que mantiene una relación con una joven judía. Su expulsión del centro por este motivo le llevará a tomar una decisión que cambiará su vida para siempre. El reparto está encabezado por Tawfeek Barhom (Farewell Baghdad), Yaël Abecassis (Shiva), Ali Suliman (El único superviviente) y Michael Moshonov (Mabul).

Terminamos el repaso con un documental para cinéfilos. Electric Boogaloo: La loca historia de Cannon Films es el nuevo largometraje escrito y dirigido por Mark Hartley (Patrick) que, como su propio título indica, narra la historia de cómo dos primos apasionados por el cine se decidieron a montar una productora que en los años 80 removió los cimientos del sistema de producción y distribución de la industria. Producida entre Estados Unidos, Reino Unido, Australia e Israel, el film cuenta tanto con secuencias de sus principales películas como con la presencia de actores y directores que pasaron por sus oficinas.

‘Bates Motel’ ahonda en Norman pero se olvida del resto en su 2ª T


Freddie Highmore y Vera Famiga vuelven al 'Bates Motel' en la segunda temporada.Abordar un personaje tan icónico como Norman Bates siempre es una tarea complicada. Pero si se hace de forma tan solvente como la que llevó a cabo Anthony Cipriano (El fin de la inocencia) en la primera temporada de Bates Motel, la complicación se duplica. Los responsables corrían el riesgo de estancar su desarrollo en una fórmula repetitiva que narrase unos orígenes en los que el joven psicópata se iniciaba en sus crímenes mientras su sobreprotectora madre los ocultaba. Y aunque en cierto modo la segunda temporada mantiene esta idea, su progreso, y sobre todo su conclusión, llevan la mente de este asesino a un nivel diferente.

Desde luego, lo mejor de estos nuevos 10 episodios es la capacidad que tienen los personajes de afrontar sus propios secretos y naturalezas. El trasfondo dramático de Norman y Norma Bates (de nuevo unos espléndidos Freddie Highmore –Descubriendo nunca jamás– y Vera Farmiga –Expediente Warren: The conjuring-) adquiere una tensión magistral gracias a la acumulación de mentiras que se produce no solo a lo largo de la temporada, sino que cuenta con las que ya cargaban antes de iniciarse la serie. Dos personajes íntimamente relacionados que tratan de independizarse pero que están condenados a depender uno del otro. Esta relación que roza lo enfermizo adquiere, sin embargo, una nueva dimensión a medida que avanza esta segunda entrega, encontrando un clímax idóneo en la conclusión del último episodio.

En líneas generales, el argumento de Bates Motel en esta nueva etapa bebe mucho de lo ocurrido en su anterior entrega. No podía ser de otro modo. Con todo, lo que se consigue en estos episodios es una mayor elaboración de los conflictos, pues estos encuentran muchas más fuentes de las que nutrirse. De este modo, ya no se trata únicamente de un pueblo en el que la droga y el cultivo de marihuana sean el negocio principal, sino que se existe un delicado equilibrio de fuerzas que se rompe en buena medida a raíz de los actos del protagonista, desencadenando un desenlace un tanto excesivo en lo visual pero profundamente necesario en lo psicológico (el secuestro de Norman Bates da lugar a una serie de revelaciones muy interesantes).

Todo ello, además, acompañado como digo del trasfondo dramático que persigue a la familia Bates. Si en la primera temporada asistíamos a la idealización de la madre de Norman a través de la psicopatía del protagonista, en esta segunda parte el espectador puede ver, por primera vez, cómo el joven asume la identidad de su madre en una de esas lagunas que sufre cada vez que se estresa o es sometido a mucha presión. Un momento que no tiene desperdicio y que, además, tiene una mejor y más sólida explicación en ese final con el polígrafo de por medio. No se trata, por tanto, de que Norman dependa mucho de su madre; tampoco que una imagen idealizada de la mujer le induzca a actuar de una determinada manera. Simple y llanamente, las personalidades del hombre y la mujer conviven en su cuerpo, siendo la segunda la que toma el control cuando el primero se acobarda.

El sacrificio de los secundarios

Se puede decir, en resumidas cuentas, que Bates Motel crece notablemente en intensidad dramática durante su segunda temporada. Cipriano ahonda más en la personalidad del rol de Highmore, dotando al personaje de una mayor complejidad y asumiendo que no es un joven inconsciente de lo que hace. Sin embargo, la serie peca de un problema que ya tuvo en la primera temporada, pero que pudo ser ignorado por el interés que despertaba ver la adolescencia del protagonista de Psicosis (1960): sus secundarios son, realmente, secundarios. Es decir, que muchos de los personajes ajenos a la historia de la pareja protagonista (y algunos muy ligados a ella) entran y salen de la trama con el simple pretexto de sacar a relucir un aspecto nuevo de dicha relación.

Esto provoca, en última instancia, una sensación de abandono, de ausencia total de tramas secundarias que puedan nutrir el conjunto. Si la primera temporada tuvo unas cuantas historias que daban color a la relación principal, en esta ocasión apenas existe una única historia, muy ligada al desarrollo principal y con un enfoque cuanto menos limitado. Personalmente, creo que es positivo haber eliminado de la ecuación el personaje de Nicola Peltz (Transformers: La era de la extinción), al menos durante esta temporada, pues su presencia para la siguiente ya está confirmada. Pero a partir de su ausencia, se suceden una serie de roles cuya relevancia en la historia es muy cuestionable. Personajes como el de Paloma Kwiatkowski (Percy Jackson y el mar de los monstruos), el de Kathleen Robertson (serie Boss) o el de Kenny Johnson (serie Hijos de la anarquía) solo encuentran utilidad en un desarrollo de los roles principales, y no en su propia historia.

Y eso que muchos de ellos tienen una historia más que determinante, como es el caso del personaje de Johnson, el hermano de Norma Bates en la ficción. La falta de presencia de todos ellos, sobre todo de este último, debilitan el desarrollo dramático del conjunto, principalmente porque se genera la sensación de estar ante una mera excusa argumental, siendo su presencia puramente testimonial. Lejos de provocar un mayor conflicto y una necesidad de resolución, su salida de la trama se produce casi como si de un deus ex machina se tratara, impidiendo a la serie (y en última instancia al espectador) disfrutar de una complejidad mayor que, dado el tono general de la ficción, habría sido muy positivo.

Pero no debería ser esto un impedimento para disfrutar de Bates Motel y del proceso que sufre el protagonista. Su cada vez mayor conciencia de sus propios actos, su necesidad de encontrar sentido a lo que ocurre a su alrededor y, sobre todo, su relación con su madre, es suficiente motivo para adentrarse en los recovecos de esta serie. Al menos de momento. La última secuencia de la temporada, con esa conversación imaginaria tan inquietante como reveladora, es el resumen perfecto que puede tener esta temporada. Y por si alguien todavía tiene dudas de que Freddie Highmore ha hecho algo más que coger el testigo de Anthony Perkins y su papel más importante, solo hay que ver la mirada a cámara y ese atisbo de sonrisa con los que se cierra la temporada.

‘El juez’: típico delito de difícil defensa


Robert Downey Jr. debe defender a su padre, 'El juez' del lugar en el que creció.Una película es la suma de muchos factores. Esa podría ser la parte técnica. La parte artística radica en que combinar todos ellos para que el resultado sea óptimo no siempre es el mismo proceso, por lo que no siempre sale bien. Es evidente que una buena base (léase, un buen guión) adelanta trabajo y esfuerzos, pero sin buenos actores o un buen director queda deslucido. Esta reflexión tiene mucho que ver con la nueva película de David Dobkin, artífice de comedias como El cambiazo (2011) o Los rebeldes de Shangai (2003), pues se apoya demasiado en un único elemento y se olvida de tratar con la misma seriedad el resto de pilares dramáticos.

O lo que es lo mismo, es demasiado reparto para tan poco guión. Comenzando por esto último, El juez peca de demasiada tolerancia a los clichés, tanto narrativos como interpretativos. Nada en esta historia de redención y reencuentro es original. Es más, cualquier espectador que esté familiarizado con este tipo de dramas judiciales será capaz de adivinar el tono general del metraje con tan solo escuchar los primeros compases de la banda sonora, que al igual que el desarrollo dramático se inspira en mil y una historias contadas con anterioridad. A esto se une una planificación sobria, con poca personalidad (hay algunos planos interesantes, pero poco más) e incapaz de sacar todo el partido a las claves que sustentan la trama principal.

Dichas claves pasan por la relación padre-hijo que cargan sobre sus hombros Robert Downey Jr. (El solista) y Robert Duvall (Open range), dos ejemplos de un reparto simplemente brillante que es capaz de aprovechar el poco jugo que ofrecen sus tópicos personajes. Sobre todo Duvall, pues hay que decir que Downey Jr., aunque solventa bien los matices de su rol, sigue siendo Downey Jr. En realidad, la película se aguanta más o menos bien gracias a unos actores que aportan pequeños matices en sus miradas que remiten a un pasado que ellos conocen y que el espectador descubre poco a poco, lo que enriquece el plano emocional y la evolución que sufren los protagonistas. El problema es que esto no es suficiente para que el metraje se alargue hasta las dos horas y media aproximadamente, por lo que el film termina siendo algo tedioso, repetitivo y alargado en su resolución.

Así, El juez se convierte en un quiero y no puedo, en una especie de telefilm con buenos actores que oculta sus carencias con una única virtud. Y como ocurre con los delitos en los que las evidencias señalan hacia el verdadero culpable, ni siquiera el abogado defensor es capaz de ganarse al jurado. Vamos, que ni siquiera un espectacular plantel de actores es capaz de borrar la sensación de tedio que provoca el film hacia su tercio final, curiosamente cuando la película debería tener mayor carga dramática. Esto es debido, fundamentalmente, a que la película gira en todo momento alrededor de los remordimientos y la mala relación entre los dos protagonistas, lo que unido a una excesiva duración obliga a la historia a enrocarse sobre sí misma en un frustrado intento de crear mayor carga dramática. Correcta, es cierto, pero no aguantaría las pesquisas de un agresivo abogado.

Nota: 5,5/10

El origen de Drácula amenaza la defensa de ‘El juez’


Estrenos 24octubre2014Durante todo el mes de octubre las novedades se han repartido de forma más o menos equitativa cada fecha de estreno. Sin embargo, hoy viernes, 24 de octubre, hasta 12 títulos llegan a la cartelera con la intención de tomar el relevo en la taquilla. En el que será el último fin de semana de octubre (a excepción del viernes que viene), propuestas de todo tipo se disputan a los espectadores españoles, desde dramas judiciales a cintas de terror, pasando por profundos dramas europeos y comedias cuya única intención es lograr dos horas de evasión absoluta. Una amplia gama donde elegir a lo largo de estos tres días.

Pero como siempre, comencemos con los estrenos más relevantes, aunque solo sea en distribución. Y el primero de ellos es El juez, drama ambientado en el mundo jurídico que supone el regreso de Robert Downey Jr. (Iron Man) a un cine algo más serio y profundo. Dirigida por David Dobkin (El cambiazo), la trama se centra en un exitoso abogado que debe volver a su pueblo natal para defender a su padre, del que se distanció hace décadas, de un cargo de asesinato. Para colmo, el acusado es el juez del pueblo. Este reencuentro no solo le llevará a descubrir la verdad de los hechos, sino a acercar posturas con una familia a la que creía perdida. El reparto se completa con nombres tan relevantes como los de Robert Duvall (El padrino), Vera Farmiga (serie Bates Motel), Billy Bob Thornton (Armageddon), Leighton Meester (La hija de mi mejor amigo), Vincent D’Onofrio (La chaqueta metálica) y Jeremy Strong (La noche más oscura).

El otro gran estreno de la semana es Drácula: La leyenda jamás contada, reinterpretación de los orígenes del vampiro creado por Bram Stoker que utiliza algunos elementos del personaje original para crear una historia que mezcla fantasía, terror y acción espectacular. Así, la historia arranca cuando Vlad III decide hacer frente al avance de los otomanos, con quienes había logrado un pacto, después de que estos le exijan el pago de mil niños para incorporar a sus filas, entre ellos el del propio Vlad. Consciente de que será derrotado, decide buscar ayuda en una criatura solitaria que vive en las montañas y que le dará el poder suficiente para vencer a sus enemigos, aunque el precio a pagar será muy alto. Gary Shore debuta en la dirección de largometrajes, mientras que frente a la cámara encontramos a Luke Evans (El enigma del cuervo), Sarah Gordon (Un método peligroso), Dominic Cooper (Mi semana con Marilyn), Art Parkinson (serie Juego de tronos), Charles Dance (Underworld: El despertar) y Diarmaid Murtagh (Monuments Men), entre otros.

Otra de las novedades norteamericanas es Vamos de polis, comedia gamberra dirigida por Luke Greenfield (La vecina de al lado) y cuyo argumento es simple y directo: dos amigos que atraviesan una mala situación personal y laboral deciden disfrazarse de policías para ir a una fiesta. Sin embargo, durante esa primera noche descubrirán que la gente les confunde por agentes de la ley reales, lo que les abre muchas puertas y les permite conocer a muchas mujeres. Ante esa perspectiva, deciden ir un paso más allá y hacerse pasar por auténticos policías todo lo que puedan, metiéndose de paso en muchos problemas. Jake Johnson (Malditos vecinos), Damon Wayans Jr. (Los otros dos), Rob Riggle (Hermanos por pelotas), Nina Dobrev (Las ventajas de ser un marginado), James D’Arcy (serie Los que matan) y Andy García (Una oscura verdad) son algunos de los actores que la interpretan.

Con mucho menos ruido mediático llega The prince, thriller de acción dirigido por Brian A. Miller (House of the Rising Sun) que gira en torno a los errores del pasado y su repercusión en el presente. En concreto, el argumento se centra en un mafioso retirado que debe viajar a Nueva Orleans para encontrar a su hija, supuestamente desaparecida. En el camino se encontrará con viejos amigos y enemigos que desenterrarán viejos problemas que creía haber dejado atrás. La cinta cuenta con un interesante reparto encabezado por Bruce Willis (Looper), John Cusack (Grand Piano), Jason Patrick (Los perdedores), el rapero 50 Cent (Caza al asesino), Gia Mantegna (Emergo) y Rain (Ninja Assassin).

Disney presenta una historia para toda la familia que recuerda a viejos títulos de la casa inspirados en hechos reales del mundo del deporte. El chico del millón de dólares narra la historia de un agente deportivo que organizó un reality show en la India para encontrar algún jugador de cricket que fuera capaz de convertirse en lanzador de béisbol profesional en Estados Unidos. Dirigida por Craig Gillespie (Noche de miedo), la cinta está protagonizada por Jon Hamm (serie Mad Men), al que acompañan Alan Arkin (Argo), Bill Paxton (Al filo del mañana), Lake Bell (Sin compromiso), Bar Paly (Dolor y dinero) y Aasif Mandvi (Los becarios).

Por último, y con algo de retraso, nos llega Coherence, thriller de ciencia ficción producido en 2013 y escrito y dirigido por James Ward Byrkit, quien debuta de este modo en el largometraje. La historia se basa en un caso ocurrido en Finlandia en 1923, cuando los habitantes de un pueblo empezaron a mostrar extraños comportamientos tras ver el paso de un cometa. En la actualidad, un grupo de amigos recuerdan dicho suceso mientras cenan y se preparan para ver el paso de otro cometa, lo que dará lugar a unos acontecimientos similares. La película cuenta en su reparto con Emily Foxler (Los fantasmas de mis ex novias), Maury Sterlin (El equipo A), Nicholas Brendon (Buffy, Cazavampiros), Lorene Scafaria (A Million Miles) y Elizabeth Gracen (serie Los inmortales).

Pasamos ahora a los títulos europeos, y entre ellos destaca el nuevo drama protagonizado por Marion Cotillard (El sueño de Ellis), Dos días, una noche. La trama comienza cuando una mujer, en compañía de su marido, debe visitar a sus compañeros de trabajo y convencerles de que renuncien a su paga extra para que ella pueda conservar su empleo. Jean-Pierre y Luc Dardenne (El niño de la bicicleta) escriben y dirigen esta película francesa en la que también encontramos a Fabrizio Rongione (Lionel), Pili Groyne, Simon Caudry y Catherine Salée (La vida de Adèle).

De Francia también llega Tip top, aunque en esta ocasión con capital luxemburgués y belga, comedia con tintes de thriller producida en 2013 que viene a ser una especie de versión femenina de las buddy cops, es decir, aquellos films en los que la pareja protagonista son dos hombres policías. Su trama, como puede suponerse, sigue la investigación que llevan a cabo dos inspectoras de Asuntos Internos tras encontrarse el cadáver de un informador argelino en un pequeño pueblo. El carácter de las dos mujeres chocará toda vez que una opta por la acción y la otra por la vigilancia. Basada en la novela de Bill James, la película está dirigida por Serge Bozon (Mods) y protagonizada por Isabelle Huppert (En otro país), François Damiens (La delicadeza), Sandrine Kiberlain (Las chicas de la sexta planta) y Karole Roche (Polisse).

Drama y terror es lo que propone la danesa Cuando despierta la bestia, ópera prima de Jonas Alexander Arby que aborda la investigación de una joven sobre su oscuro pasado cuando su cuerpo empieza a experimentar extraños cambios. La película, que será estrenada directamente en plataformas digitales, tiene un reparto encabezado por Jakob Oftebro (Tarok), Sonja Richter (Lo que nadie sabe), Lars Mikkelsen (serie Forbrydelsen), Sonia Suhl y Mads Rilsom (Skyskraber).

También desde Dinamarca llega Alguien a quien amar, intenso drama que gira en torno a un cantautor de fama mundial afincado en Los Ángeles que decide regresar a su país natal para grabar su nuevo disco. Allí se reencontrará con su hija, de la que se distanció hace años, y conocerá a su nieto, del que tendrá que hacerse cargo. Condenados a entenderse, abuelo y nieto encontrarán en la música un nexo de unión que les abrirá las puertas a una relación destinada a cambiar sus vidas para siempre. Dirigida por Pernille Fischer Christensen (Dansen), quien también participa en el guión, la película está protagonizada por Mikael Persbrandt (El hipnotista), Trine Dyrholm (Un asunto real), Birgitte Hjorth Sørensen (Julie), Sofus Rønno y Eve Best (El discurso del rey).

En cuanto al documental, dos son los títulos nuevos que llegan hoy. Por un lado la española Paco de Lucía: La búsqueda, dirigida por Francisco Sánchez Varela y que, como se desprende del título, realiza un recorrido por la vida y obra del famoso guitarrista desde que cogió el instrumento por primera vez a los siete años hasta su fallecimiento en febrero de este mismo año.

Por otro, y como colofón a la larga lista de estrenos, la francesa A cielo abierto, escrita y dirigida por Mariana Otero (Historia de un secreto) y cuyo desarrollo se centra en la vida de niños con graves problemas mentales que viven en un centro situado en la frontera francobelga.

Diccineario

Cine y palabras

A %d blogueros les gusta esto: