‘Un verano en Ibiza’: típicas vacaciones en familia


Las diferencias generacionales y los contrastes entre diferentes personalidades es una constante en la comedia, no solo en la francesa. Y la última película de Christian Clavier (Con los brazos abiertos) tiene mucho de eso y poco de desarrollo de personajes. De ahí que la cinta camine por terrenos previsibles para ofrecer un producto casi tan blanco como el color de los edificios de la isla balear, y que ofrezca un humor, digamos, entretenido.

En efecto, Un verano en Ibiza es todo lo que puede esperarse de un film de estas características. Arnaud Lemort (Dépression et des potes) compone una historia sin grandes giros argumentales, construyendo un relato en base a los conflictos entre padres e hijos, entre dos generaciones muy muy distantes, y entre dos formas diferentes de entender el entretenimiento. Partiendo de estos contrastes, la película ofrece una visión interesante sobre la velocidad a la que vive la juventud actual y los ritmos que manejan las generaciones de nuestros padres. Si a esto añadimos la crítica que se hace a ese entretenimiento basado en la droga y la música hasta altas horas de la mañana, así como al esnobismo de ridiculizar a los demás por considerarles poco menos que salvajes, lo que tenemos es una historia sencilla con ciertos toques de ese humor puramente francés que siempre arranca una sonrisa, aunque pocas veces una carcajada.

Puede que el principal problema de que no se oigan risas en la sala de cine radique en su guión y en esa historia sencilla. Excesivamente sencilla. Y es que la trama no ofrece nada diferente a lo que haya podido verse miles de veces en una pantalla. Personajes arquetípicos, conflictos previsibles (entre padres e hijos, entre los miembros de la pareja, …) y unos escenarios que, aunque hermosos por el propio contexto de la isla, no dejan de resultar conocidos. Aunque todo ello permite a la cinta centrarse en la comedia y en la labor de sus actores (correctos a secas), termina provocando cierto desinterés en la historia, haciendo que el espectador simplemente se deje llevar en muchos momentos sin prestar verdadera atención a lo que ocurre ante sus ojos. Y esa falta de interés es lo peor que le puede ocurrir a un film.

De este modo, Un verano en Ibiza no ofrece nada nuevo al espectador… y es consciente de ello. Su falta de novedad o, si se prefiere, de originalidad, perjudica a la historia en tanto en cuanto su desarrollo va de más a menos, con una conclusión y un mensaje finales que no resultan novedosos. Pero ni Lemort ni Clavier pretenden otra cosa más que ofrecer un producto blanco, sencillo, marcado por los clichés pero tratando de sacar partido a todas sus limitaciones. Dicho de otro modo, es una historia simple, simpática y graciosa, que no pretende más que lo que puede desprenderse de su tráiler y de su sinopsis. Así las cosas, si entramos a la sala de cine sabiendo a lo que vamos, posiblemente se disfrute más que si se busca una comedia con la que reírse a carcajadas.

Nota: 5,5/10

‘Cuatro fantásticos’ reina en una taquilla cada vez más débil


Agosto se ha revelado un mes relativamente malo en lo que a la taquilla se refiere. A pesar de presentar estrenos que, en líneas generales, podrían haber mejorado las recaudaciones, lo cierto es que semana tras semana el balance general ha sido más bajo. Y el caso que nos ocupa no es diferente. 4,6 millones de euros según Rentrak España, lo que significa un retroceso del 10% aproximadamente con respecto a la semana anterior y, lo que es más importante, se sitúa por debajo de los 5 millones por primera vez en varias semanas. Y también por primera vez en mucho tiempo, la diferente entre el líder, que cambia, y el segundo puesto es muy significativa.

Tanto que, de hecho, es la mayor distancia entre películas del top 10. Dicho esto, el nuevo líder de la taquilla es Cuatro fantásticos, que logra 1,03 millones de euros en 528 salas, lo que deja un balance de 1.960 euros. En otros casos podría ser un buen comportamiento inicial, pero hablamos de un film que debería aspirar a algo más. Con este arranque lo normal será que llegue a los 5 millones como mucho. Por su parte, Del revés cae a la segunda posición otra vez con 627.926 euros, lo que supone un 29,6% menos. Y todo ello en su sexta semana, lo que da una idea del éxito de esta cinta de animación. Para más señas, su total ya está por encima de los 18 millones, por lo que no debería de tener demasiados problemas en superar los 20 millones de euros.

La tercera posición es para otro estreno, Vacaciones, que recauda 477.641 euros en 238 pantallas, es decir, algo más de 2.000 euros de media. Dado el tipo de película que es y el público al que va dirigida no parece que pueda aspirar a llegar mucho más lejos de los 3 millones de euros. Una cantidad que, por cierto, ya ha superado Misión: Imposible – Nación secreta, que esta semana ocupa el cuarto puesto con 402.644 euros, lo que representa un descenso del 49%. La cinta está perdiendo fuerza de forma notable, pero eso no ha impedido que ya acumule 4,76 millones de euros. Con un poco de suerte podría terminar incluso por encima de los 7 millones.

En su segunda semana Operación U.N.C.L.E. baja hasta la mitad de este ranking debido a los 345.988 euros que recauda, un 44,5% menos que la semana anterior. Su total se queda a las puertas del millón y medio de euros, por lo que no debería tener problemas en superar los 2 millones. Muy diferente será que logre terminar su recorrido con un balance por encima de los 3 millones. Algo similar parece ocurrirle a Extinction, que tan solo 10 días después de su estreno recauda 261.743 euros (-53,4%), lo que le permite tener un total acumulado de 1,26 millones de euros. En este caso su techo se halla en los 2,5 millones.

El séptimo lugar del box office es para Y de repente tú, que esta semana logra 192.023 euros, un 46,6% menos. Tras dos semanas de proyección su total asciende a 875.793 euros, por lo que nada parece apuntar a que pueda terminar por encima de los 2 millones. Por su parte, Los minions siguen batiendo récords. Esta semana cumple dos meses en cartel, y lo hace con una recaudación de 189.707 euros, un 29% menos. Su total es de 23,46 millones, por lo que parece más que evidente que superará los 23,5 millones y, con algo de suerte, puede que incluso los 24 millones de euros.

En novena posición se cuela otro estreno. Mr. Holmes debuta en el ranking con 160.714 euros. Estrenada en 82 pantallas, su media se queda en 1.959 euros. Lo cierto es que no es un mal arranque, pero teniendo en cuenta el estreno limitado nada hace pensar que pueda conseguir más de 750.000 euros antes de abandonar las salas. Finalmente, Pixels cierra el top 10 con 147.598 euros, un 38,6% menos que hace siete días. Su total supera ligeramente los 5 millones, y lo más probables es que no llegue a superar ni siquiera los 5,5 millones de euros.

‘Cuatro Fantásticos’ al rescate de un anciano ‘Mr. Holmes’


Estrenos 21agosto2015Fin de semana muy interesante el que comienza hoy. Y no lo digo por su principal estreno, uno de los reinicios superheróicos más interesantes del año, sino por la cantidad de estrenos y, sobre todo, por el atractivo que estos tienen, ya sea por reparto, por la trama o, simplemente, por la diversión que ofrecen. Comedia, drama, intriga y ciencia ficción se dan cita hoy viernes, 21 de agosto, para tratar de revitalizar una taquilla que ha ido cuesta abajo en las últimas semanas.

Y a pesar de la relevancia de muchos estrenos, el más importante es Cuatro Fantásticos, nuevo intento por llevar al cine a la familia de superhéroes más famosa de Marvel, después del fallido proyecto iniciado hace ahora 10 años. Con un carácter más juvenil y un tono, a priori, más oscuro, la historia narra de nuevo los orígenes de estos cuatro personajes ahora convertidos en cuatro jóvenes inadaptados que viajan a una dimensión desconocida en compañía de un quinto compañero. En el viaje algo sale mal y cuando regresan sus cuerpos han cambiado de formas asombrosas, otorgándoles poderes inimaginables. Sin embargo, al tiempo que descubren sus propios límites deberán hacer frente a la amenaza que han traído consigo en el cuerpo y la mente de su quinto acompañante. Dirigida por Josh Trank (Chronicle), la película está protagonizada por Miles Teller (Whiplash), Kate Mara (serie House of cards), Jamie Bell (Snowpiercer), Michael B. Jordan (Red tails), Toby Kebbell (El consejero) y Tim Blake Nelson (Matar al mensajero).

Una de las propuestas más interesantes es Mr. Holmes, adaptación de la novela de Mitch Cullin que, a su vez, toma como base al famoso detective creado por Arthur Conan Doyle. La trama sitúa al protagonista en su vejez, ya retirado de su profesión y dedicado a la apicultura. A pesar de que mantiene una mente brillante la senilidad empieza a afectar a su razonamiento. Por eso cuando el hijo de la mujer que cuida la casa, que tiene en Sherlock a una figura paterna, decide investigar un antiguo caso sin resolver, el anciano encontrará un motivo para salir de su retiro. Bill Condon (El quinto poder) dirige esta película protagonizada por Ian McKellen (X-Men: Días del futuro pasado), Milo Parker (Robot overlords), Laura Linney (Crónica de un engaño), Hiroyuki Sanada (Lobezno inmortal) y Patrick Kennedy (La conspiración de noviembre).

Aunque si de nombres conocidos se trata, la palma se la lleva Vacaciones, comedia gamberra protagonizada por Ed Helms (R3sacón) que nace como secuela de Las vacaciones de una chiflada familia americana (1983) y cuya trama se centra en el hijo del protagonista de aquel film. Adulto y con una familia a su cargo, su intento de pasar unas vacaciones con su mujer y sus hijos en el lugar que recuerda con más cariño generará situaciones de lo más surrealista. Dirigida a cuatro manos por John Francis Daley y Jonathan M. Goldstein, ambos debutantes en el largometraje, la cinta cuenta en su reparto con Christina Applegate (Los amos de la noticia), Chevy Chase (Pequeños grandes héroes), Beverly D’Angelo (Bounty killer), Chris Hemsworth (Thor), Michael Peña (Ant-Man), Charlie Day (Cómo acabar con tu jefe), Leslie Mann (Si fuera fácil), Norman Reedus (serie The walking dead) y Colin Hanks (serie Fargo).

También es atractivo el reparto de Cut bank, thriller policíaco de 2014 cuyo argumento comienza cuando un joven ex atleta de 25 años decide irse del pueblo más frío de Estados Unidos (y que da nombre al film) en el que ha vivido toda la vida. Sus intentos por alejarse de la vida que siempre ha conocido le llevarán a tomar decisiones que cambiarán no solo su vida, sino la de todos los habitantes. Matt Shakman, director habitual en series como RevengeThe Good Wife, es el encargado de poner en imágenes esta historia protagonizada por Liam Hemsworth (El poder del dinero), Teresa Palmer (Memorias de un zombie adolescente), John Malkovich (Red 2), Billy Bob Thornton (El juez), Bruce Dern (Nebraska) y Michael Stuhlbarg (serie Boardwalk Empire).

En cuanto a los estrenos europeos, destaca por encima de todos la francesa Amar, beber y cantar, última película de Alain Resnais (El año pasado en Marienbad) que fue rodada pocos meses antes de que el director falleciera. Adaptación de una obra de Alan Ayckbourn, la película se centra en un grupo de teatro amateur que es sacudido por la noticia de la inminente muerte de un amigo común. Pero incluso en esos últimos momentos, con un pie en la tumba, el hombre será capaz de poner a prueba la confianza del grupo. A medio camino entre la comedia y el drama, la cinta está protagonizada por Sabine Azéma (Las malas hierbas), André Dussollier (Chicas), Hippolyte Girardot (Kidon) y Sandrine Kiberlain (Las chicas de la sexta planta).

La taquilla inicia el 2014 con buenos datos tras las vacaciones


Primer fin de semana del año, y tras unas Navidades marcadas por estrenos en fechas clave y una asistencia bastante importante a las salas de cine (sobre todo por parte de niños y padres), toca volver a la normalidad. Al menos intentarlo, porque muchos de los datos de la taquilla que analizaremos a continuación corresponde únicamente al periodo entre el 3 y el 5 de enero de 2014, no teniendo en cuenta ni la fecha de estreno de muchos de los films (el primer día de este año) ni la festividad de los Reyes Magos. Teniendo todo esto en cuenta, el total obtenido es de 7,66 millones de euros, menos de lo obtenido en el periodo estival y de los datos con los que se concluyó el 2013.

Lo que no parece cambiar respecto al año anterior es el gusto de la taquilla, que vuelve a situar a El hobbit: La desolación de Smaug como la cinta más taquillera desde su estreno hace ya más o menos un mes. En concreto, este último fin de semana obtuvo 937.274 euros, superando el millón si se contabiliza el lunes festivo. Su recaudación, sin embargo, se reduce en un 50% aproximadamente si lo comparamos con datos previos, algo que tampoco debería alarmar: su total supera ya los 15 millones de euros, y a tenor de la falta de grandes estrenos en fechas próximas, no sería raro que terminara en el entorno de los 20 millones de euros. También mantiene su posición respecto a semanas anteriores la animada Frozen, que logra 0,88 millones de euros y acumula 13,3 millones de euros en un mes y medio. Posiblemente se beneficie de lo mismo que su predecesora, pues el cine infantil no tiene muchos estrenos a la vista en próximas fechas. En este caso, su techo podría estar en torno a los 17 millones de euros.

En cuanto a tercera y cuarta posición, dos películas se intercambian puestos. El médico se cuelga la medalla de bronce gracias a un muy buen comportamiento respecto a días anteriores, y con un descenso del 28% se convierte en el film más en forma de este top 10. Algo más de 859.000 euros es lo que recauda, acumulando 3,34 millones de euros. De seguir así superará con relativa facilidad los 5 millones de euros, e incluso podría situarse entre los 6 y los 7 millones. La otra que compite por estar en lo más alto es La vida secreta de Walter Mitty, estrenada al mismo tiempo que la adaptación de la novela de Noah Gordon y que logra este fin de semana unos 815.000 euros, lo que supone un descenso de casi el 41%. Eso sí, su total es superior, quedándose a las puertas de los 4 millones y teniendo muy próximos los 5 millones de euros, cifra que superará con facilidad.

Algo más alejada queda Lluvia de albóndigas 2, que se queda en los 0,53 millones de euros en su tercera semana, lo que representa un empeoramiento en su recaudación del 39%. 3,47 millones de euros es lo que registra desde su estreno, por lo que los 5 millones parecen ser un techo más que probable para esta secuela. Superado el ecuador del ranking, nos encontramos con el primer estreno de los tres que logran entrar en los 10 films más taquilleros del fin de semana. El único superviviente logra 516.589 euros en estos tres días (más de 800.000 euros desde su estreno) en las 256 salas que la proyectan, lo que arroja una media de poco más de 2.000 euros. Es un film relativamente minoritario, por lo que lo normal será que termine superando los 2 millones de euros, pero tendrá complicado llegar más allá de los 3 millones. El séptimo lugar es para La leyenda del samurái: 47 ronin, que se queda en los 0,44 millones de euros (-45%) y acumula 2,27 millones. Son datos relativamente positivos para el tipo de film que es y el público al que va dirigido. El problema es que, si se compara con el presupuesto que se ha publicado en diversos medios, es un fracaso en toda regla. Sea como sea, lo normal será que supere los 3 millones de euros, pero le será complicado llegar más allá.

Los otros dos estrenos llegan a continuación. Paranormal activity: Los señalados se queda con la octava posición al lograr poco más de 400.000 euros (unos 668.000 euros desde su estreno) en 254 pantallas, lo que deja una media de 1.575 euros. Este spin off de la saga de terror no parece convencer igual que sus predecesoras, y de seguir así su comportamiento terminará su recorrido por las salas españolas con unos 2 millones de euros. Por su parte, A propósito de Llewyn Davis se queda en 338.338 euros durante el fin de semana (poco más de medio millón desde el 1 de enero), pero en comparación su comportamiento ha sido mejor, pues su estreno en 124 salas deja una media de 2.728 euros, la mejor de este top 10. Lo normal será que se quede rondando los 2 millones de euros, pero las más que posibles nominaciones a los Oscar que consiga podrían alargar su distribución.

Finalmente cierra el ranking Futbolín, que en su tercera semana consigue casi unos 321.000 euros. Su total es de 1,93 millones de euros, por lo que los 2 millones están a la vuelta de la esquina. En su caso va a tener mucha influencia, sin duda, el Goya a la Mejor Película de Animación que podría obtener a principios de febrero, pero lo normal sería que se quedara en algún punto entre los 2 y los 3 millones de euros.

La Semana Santa mantiene a ‘Los Croods’ al frente de la taquilla


Si algo ha evidenciado el periodo vacacional de Semana Santa en España es que la crisis económica está agravando la propia crisis que sufre el sector desde hace años. Por supuesto, el balance general de recaudación es superior al de fines de semana anteriores, pero es indudablemente peor que hace un año. Lo que sí que no cambia es la preferencia por películas familiares en estas fechas, lo que sitúa a Los Croods de nuevo al frente del top 10. 8,6 millones de euros es la cifra final de lo ingresado en las salas españolas por algo más de un millón de espectadores.

De todos ellos, la cinta de animación sobre los cavernícolas mejora un 9% respecto al fin de semana anterior y logra 2,79 millones de euros. La respuesta del público objetivo está siendo lo suficientemente buena como para augurar una vida relativamente larga, sobre todo ante la ausencia de estrenos similares. Por ahora lleva ya unos 8 millones de euros, y no sería de extrañar que termine por encima de los 15 millones. El podio lo completan dos estrenos, aunque a bastante distancia del primer puesto. G.I. Joe: La venganza, con sus 1,33 millones de euros en 515 salas, logra la medalla de plata, mientras que Los últimos días se queda tercera con cerca de 1,2o millones de euros durante todo el periodo vacacional. Curiosamente, ambas se han visto perjudicadas por la presencia del cine infantil en la cartelera, por lo que es conveniente esperar a ver cómo se comportan frente a estrenos más serios y en periodo no vacacionales. Por ahora, los 5 millones de euros puede ser un buen techo al final de su vida comercial.

The Host ocupa la cuarta plaza con algo más de medio millón de euros, lo que hace un total de unos 2 millones de euros en 10 días. La cifra del fin de semana supone un descenso del 32%, y de seguir así podría llegar a algo más de 3 millones. El puesto en mitad de tabla es para Oz, un mundo de fantasía, que acumula un total de 5,48 millones de euros, de los que 480.000 euros pertenecen a este fin de semana. La cinta está perdiendo fuerza frente a otros estrenos, por lo que tiene difícil llegar a los 7,5 millones de euros.

Por su parte, Los amantes pasajeros se queda en sexta posición con 325.000 euros, cifra que arroja un total de más de 4,5 millones de euros. La festividad ha ayudado mucho a su comportamiento, pero habrá que ver cómo reacciona ante un fin de semana normal. En todo caso, superará los 5 millones de euros, y puede que incluso los 6 millones. Otra comedia, esta vez norteamericana, es la que ocupa el séptimo puesto. Por la cara logra una cifra muy similar al film de Pedro Almodóvar (Carne trémula), lo que representa un descenso del 33%. En el cómputo total supera ya el millón de euros, y con algo de suerte podría terminar en los 2 millones.

La adaptación de León Tolstoi, Anna Karenina, se hace con 300.000 que, sumados a lo que ya tenía, hacen un total de 2,2 millones de euros en esta su tercera semana. Es más que probable que rebase los 3 millones, pero no parece que tenga fuerza para llegar mucho más lejos. En cuanto al noveno lugar, Jack, el caza gigantes consigue poco más de 250.000 euros, lo que supone un empeoramiento del 33%. Con un total de 2,18 millones de euros, y teniendo en cuenta las características del film y los nombres que lo respaldan, no parece un buen resultado.

Cerrando el top 10 nos encontramos con otro de los estrenos, Grandes esperanzas. Con apenas 225.000 euros en 138 salas (una media de unos 1.600 euros) durante los tres días del fin de semana, se queda lejos de los datos de films similares como Anna Karenina, y todo apunta a que durará poco en la taquilla española. Difícil será que alcance el millón de euros.

Diccineario

Cine y palabras

A %d blogueros les gusta esto: