‘Venom’: el simbionte se independiza de Spider-Man


Tratar de separar el origen del simiente conocido como Venom de Spider-Man parece una tarea harto difícil, sobre todo si se hace de cara a fans de los cómics poco tolerantes a los cambios. Y la verdad es que la nueva película de Ruben Fleischer (Bienvenidos a Zombieland) es una buena prueba de ello, no tanto por las críticas de acérrimos seguidores de los personajes como por la necesidad de crear una historia paralela que justifique buena parte de la naturaleza de un villano/antihéroe que imita los poderes del hombre araña.

En este sentido, la historia de Venom se encuentra a medio camino entre lo interesante del tratamiento del personaje y las incoherencias de algunos de sus tramos narrativos. Un equilibrio que es el origen de algunas de sus irregularidades. Mientras que el rol protagonista al que da vida espléndidamente bien Tom Hardy (London Road) evoluciona de forma compleja a través de esa dualidad en su mente que representa la lucha entre el bien y el mal, lo que en definitiva aporta un trasfondo dramático sólido para toda la historia, el desarrollo dramático tanto del villano como de las tramas secundarias quedan poco definidos, por no hablar de algunas de las motivaciones de este antihéroe en el tercio final del film, que sencillamente no tienen un trasfondo lógico o, al menos, sustentado claramente con lo narrado anteriormente.

Sus debilidades son más que evidentes, es cierto, y los más puritanos posiblemente pongan el grito en el cielo ante los orígenes de este personaje y cómo se ha contado la historia. Pero con todo y con eso, el metraje apenas pierde el pulso. A las secuencias de acción (espectaculares aunque algo caóticas en algún momento) se suman ciertos toques de humor que ayudan a aligerar la carga dramática del protagonista, lo que aporta al conjunto un tono perfecto de entretenimiento sin más objetivo que el de distraer durante casi dos horas que en ningún momento llegan a hacerse pesadas gracias fundamentalmente al trabajo de sus actores.

Desde luego, nadie debería esperar de Venom más de lo que es a simple vista. Su falta de encaje en el Universo Cinematográfico Marvel juega a favor y en contra de esta película. A favor porque le da libertad para explorar una historia completamente diferente, con nuevos orígenes, nuevos personajes y un tono a medio camino entre la oscuridad del simbionte, la bondad del reportero interpretado por Hardy y el humor que desprende el relato. En contra porque esa falta de marco hace que la combinación de historias y personajes termine por generar ciertos problemas narrativos y de definición de personajes. En cualquier caso, es una producción entretenida y que se disfruta en prácticamente todo su metraje. ¡Y atentos a la escena post créditos, primera piedra de una posible secuela!

Nota: 7/10

‘Ha nacido una estrella’ cinematográfica… y podría ser ‘Venom’


Octubre comienza fuerte cinematográficamente hablando. Si hace unas semanas hablábamos sobre la importancia de los títulos de esta época de cara a los grandes premios, las novedades de este viernes día 5 confirman no solo esta hipótesis, sino la de que estos meses de otoño/invierno se han convertido en el momento idóneo para estrenos más comerciales.

Y en esta categoría entra, sin duda, Venom, adaptación a la gran pantalla del antihéroe de Marvel Comics que nació como villano de ‘Spider-Man’ y que ya tuvo presencia en cines en Spider-Man 3. Ahora, el director Ruben Fleischer (Gangster Squad. Brigada de élite) dirige esta historia de ciencia ficción, acción y ciertas dosis de terror que arranca cuando un periodista obsesionado con desenmascarar al líder de una Fundación termina fusionándose con un simbionte en los laboratorios que estaba investigando. La unión le otorga nuevos e increíbles poderes, pero también una ira y una rabia que le impulsan a cometer crímenes, lo que obligará al reportero a luchar contra sus propios demonios y a encontrar el equilibrio entre él mismo y Venom. Tom Hardy (Dunkerque) da vida al antihéroe, mientras que Michelle Williams (El gran showman), Riz Ahmed (Jason Bourne), Reid Scott (De vuelta a casa), Jenny Slate (Un don excepcional), Scott Haze (Héroes en el infierno) y Woody Harrelson (Tres anuncios en las afueras) completan el reparto principal.

Este fin de semana también es el debut como director del actor Bradley Cooper (El francotirador) con Ha nacido una estrella, nueva versión de este drama musical que él mismo protagoniza junto a la cantante Lady Gaga (American Horror Story: Hotel). La trama gira en torno a un veterano cantante que descubre a una joven artista de la que también se enamora. Ella, a punto de darse por vencida, se pone bajo los focos animada por el entusiasmo de él, logrando triunfar. Pero a medida que la carrera de la joven asciende la relación entre ambos se deteriora, y él deberá luchar contra sus propios demonios para salvar su futuro. Entre el resto de intérpretes destacan Sam Elliott (Volverás en mis sueños), Dave Chappelle (Reventado), Michael Harney (serie Orange is the new black) y Andrew Dice Clay (Blue Jasmine).

Fantasía y aventura para toda la familia es lo que propone Christopher Robin, film basado en los personajes creados por A.A. Milne y Ernest Shepard que cuenta cómo el niño que vivió innumerables aventuras en el bosque de los Cien Acres con su banda de animales de peluche se ha convertido en un adulto, y ha perdido el rumbo. Es por eso que ahora serán sus amigos los que viajarán al mundo real para ayudarle y hacerle recordar el niño que lleva dentro. Marc Foster (Guerra Mundial Z) es el encargado de poner en imágenes esta historia protagonizada por Ewan McGregor (La bella y la bestia), Hayley Atwell (Vengadores: La era de Ultrón), Bronte Carmichael (En la playa de Chesil), Mark Gatiss (Negación), Brad Garrett (Not fade away) y Toby Jones (El muñeco de nieve).

Pasamos a los estrenos europeos, entre los que destaca Cold war, nueva película de Pawel Pawlikowski (Ida) que aborda una historia de amor imposible durante la Guerra Fría entre un hombre y una mujer de origen y temperamento diferentes pero que su destino les condena a estar juntos. Drama, romance y música son los ingredientes de este film con capital polaco, francés y británico en cuyo reparto encontramos a Joanna Kulig (Las inocentes), Tomasz Kot (Dioses), Borys Szyc (Sugihara chiune), Agata Kulesza (Dark crimes) y Cédric Kahn (Una vida mejor).

Puramente francesa es Gauguin, viaje a Tahití, adaptación del libro con los relatos del pintor. Este drama biográfico aborda las experiencias que vivió el artista, la enfermedad y la soledad, y la influencia de una joven nativa que se convertirá en el centro de sus obras más memorables. Dirigida por Edouard Deluc (Boda en Mendoza), la cinta está protagonizada por Vincent Cassel (Una semana en Córcega), Tuheï Adams, Malik Zidi (Objetivo: París), Pua-Taï Hikutini, Pernille Bergendorff y Marc Barbé (7 giorni).

La producción española tiene como principal representante a Ola de Crímenes, comedia negra dirigida por Gracia Querejeta (Felices 140) cuyo punto de partida es un asesinato. Concretamente el que comete el hijo de una divorciada acomodada al matar a su padre. Ella, para proteger a su hijo, intenta ocultar el delito, pero en lugar de eso desata una ola de crímenes por Bilbao. Y mientras tanto, la nueva esposa del difunto y su implacable abogada tratan de ocultar toda una trama de corrupción mientras son investigadas por dos tenaces inspectores. Maribel Verdú (Abracadabra), Luis Tosar (1898. Los últimos de Filipinas), Paula Echevarría (Vulnerables), Juana Acosta (Perfectos desconocidos), Raúl Arévalo (Cien años de perdón), Antonio Resines (La reina de España), Javier Cámara (Es por tu bien) y Nora Navas (El ciudadano ilustre) son los principales actores.

También española es Viaje al cuarto de mi madre, intenso drama que aborda el momento en el que una hija abandona el hogar en el que ha crecido. En concreto, la historia se centra en la relación entre una madre y su hija, la segunda con la intención de irse pero que no sabe cómo decírselo a su madre. En ese contexto ambas tendrán que afrontar que el mundo que habían construido en común se tambalea. Celia Rico Clavellino escribe y dirige el que es su debut en el largometraje, en cuyo reparto encontramos a Anna Castillo (La Llamada), Lola Dueñas (No sé decir adiós), Pedro Casablanc (Bajo la Rosa), Adelfa Calvo (La isla mínima) y Marisol Membrillo (Magical girl).

Al thriller pertenece Ánimas, cinta escrita y dirigida a cuatro manos por Laura Alvea y Jose F. Ortuño (The extraordinary tale of the times table) cuya trama se centra en dos amigos, ella una chica segura de sí misma y él un joven tímido y retraído. Sus vidas cambian cuando el padre del chico fallece en extrañas circunstancias, pues ella iniciará un viaje en el que realidad y pesadilla se confunden, y en el que se llegará a cuestionar su propia existencia. El plantel de actores está integrado por Clare Durant (I love her), Liz Lobato (The birthday), Ángela Molina (El otro hermano), Luis Bermejo (Fe de etarras), Iván Pellicer (serie Fugitiva) y Chacha Huang (El hombre de las mil caras).

Este fin de semana es también del debut en el largometraje de ficción de David Gutiérrez Camps (Hollywood contra Franco) con Sotobosque, drama que narra la vida de una mujer en la Cataluña interior, donde sobrevive vendiendo piñas y que intenta integrarse sin éxito en una sociedad que solo le da sonrisas condescendientes. El limitado y anónimo reparto está compuesto por Musa Camara, Samba Diallo y Deborah Marin.

El último de los estrenos en imagen real es Aprendiendo a vivir, drama que cuenta con capital israelí y polaco cuya trama se centra en un joven de 17 años con un carácter impulsivo y algo violento que, sin embargo, es apreciado por su comunidad. Su padre le ve como el heredero del negocio de construcción que tiene, pero el adolescente encuentra un modelo a seguir en su profesor de literatura. Dividido entre dos mundos, deberá encontrar su nueva identidad y la oportunidad para una nueva vida. Matan Yair escribe y dirige el que es su debut en el largometraje de ficción, que está protagonizado por Asher Lax, Ami Smolartchik (Atomic falafel), Yaacov Cohen (Encirclements) y Keren Berger (Cupcakes).

La única producción de animación es la española Black is Beltza, dirigida por Fermín Muguruza (Nola?). El argumento, ambientado en 1965, se basa en el hecho real que protagonizó la comparsa de gigantes de Pamplona, imagen típica de San Fermín que en ese año fue invitada a Nueva York para desfilar por la Quinta Avenida. Sin embargo, no todos pudieron salir, pues se prohibió la presencia de dos gigantes negros. El mozo encargado de portar uno de ellos vivirá en primera persona los acontecimientos de esa época como los disturbios raciales provocados por el asesinato de Malcolm X y los primeros hippies. Entre las voces originales encontramos las de Unax Ugalde (Lasa y Zabala), Sergi López (Río arriba), Maria de Medeiros (100 metros), Jorge Perugorría (Vientos de la Habana), Emma Suárez (Julieta) y Ramón Barea (La higuera de los bastardos).

En cuanto al documental, Querido Fotogramas es un repaso a los 70 años de la icónica revista cinematográfica española a través de las cartas que los lectores han enviado a lo largo de las décadas. Un viaje que homenajea al cine y a todos los que lo hacen posible, a los espectadores, a los periodistas y, por supuesto, a los lectores. El film está escrito y dirigido por Sergio Oksman (Goodbye, America).

También española, y también documental, es Mudar la piel, cinta dirigida a cuatro manos por Cristóbal Fernández y Ana Schulz en la que es, para ambos, su ópera prima. El film aborda la relación de amistad entre un mediador de ETA y el gobierno español y un espía de los servicios secretos que se infiltró en su vida durante años.

Por último, el documental Barbacana, la huella del lobo aborda el conflicto entre el lobo y los ganaderos a través del seguimiento de una manada de lobos, recorriendo localizaciones que van desde diferentes sierras en Andalucía hasta el norte cantábrico. Arturo Menor (WildMed. El último bosque mediterráneo) es su director.

‘Dunkerque’: los silenciosos tiempos de la guerra


Hace ya tiempo que entrar en una sala de cine para ver una película de Christopher Nolan (El truco final) es de por sí una experiencia multisensorial. Visualmente poderosas, el uso del sonido y de los efectos potencian una narrativa suficientemente impactante y sólida por sí sola. La última cinta del realizador británico viene a confirmar un secreto a voces: que estamos ante el que posiblemente sea el mejor director de su generación y, hasta cierto punto, un heredero de Stanley Kubrick (La chaqueta metálica).

La labor de Nolan tras las cámaras de Dunkerque alcanza su máxima expresión en todos los aspectos. Con una historia tan sencilla como compleja de narrar por la cantidad de escenarios y personajes necesarios para representar la acción, el director se limita a hacer lo que mejor sabe hacer: atenazar al espectador con unos planos espectaculares y sobrecogedores, aferrarlo a su asiento con la tensión dramática y la angustia de unos hombres a merced de la suerte y de un aciago destino del que no parece que puedan escapar. Con pocos diálogos, la cinta apuesta por potenciar el sonido de un modo cuanto menos particular. Sin grandes fanfarrias ni estruendos innecesarios, los graves provocados por los motores de los aviones, los impactos de bala o los estallidos de las bombas mantienen prácticamente todo el relato con un trasfondo tenso no apto para personas que se angustien fácilmente.

A esta narrativa se suma, para rizar el rizo, el particular gusto de los hermanos Nolan por los tiempos de la narración. Si bien al comienzo puede despistar, el uso de secuencias clave permite al espectador recomponer el puzzle que representa este rescate de más de 300.000 personas de una playa a través de la visión de un puñado de personajes repartidos por tierra, mar y aire. De este modo, y más allá del relato, el film se despliega como un mapa a descifrar que hace aún más interesante, si cabe, una trama carente de grandes giros argumentales o enemigos a las puertas, pero enriquecido con un dramatismo propio de los films que forman parte de la historia. Y es aquí donde radica la magia del genio de Nolan, en ser capaz de permitir al espectador desentrañar de forma gradual la maraña narrativa que parece mostrar en un principio (y la palabra clave es “parece”).

Puede que Dunkerque no sea una película perfecta. De hecho, en este juego narrativo con tantos y variopintos personajes donde los diálogos brillan por su ausencia en buena parte del metraje, los protagonistas son los que peor parados salen. Tantos roles impiden una buena definición de ellos, aunque sí lo suficiente como para dotar al conjunto de la profundidad dramática necesaria. Es un mal menor y necesario en una épica obra como esta que sobrecoge, hipnotiza y enamora a partes iguales. Que Nolan haya vuelto a crear una obra extraordinaria empieza a ser algo habitual. Que lo haga con géneros tan dispares como sus últimas obras le acerca un poco más al Olimpo de los grandes directores de la historia del cine.

Nota: 9/10

Sobrevivir en ‘Dunkerque’ a ‘Una noche fuera de control’


El mes de julio va a terminar por todo lo alto en lo que a estrenos se refiere. Más concretamente, en lo que a películas importantes para el gran público se refiere. Eso sí, dos títulos muy diferentes entre sí. El que llega este viernes, día 21, está precedido por el renombre de su director, la calidad de sus estrellas y la temática escogida. Pero por supuesto, no es la única novedad. El terror, el drama y la comedia también están muy presentes entre los títulos que llegan a la cartelera.

Pero comencemos con Dunkerque, título de lo nuevo de Christopher Nolan (Interstellar) que, en esta ocasión, también se encarga del guión en solitario. La historia narra un acontecimiento de la II Guerra Mundial, en concreto la evacuación de la ciudad francesa de Dunkirk, cuya traducción al castellano da nombre al film. Atrapados en una playa y rodeados de alemanes, los soldados aliados de Francia, Bélgica y Reino Unido tuvieron que resistir los ataques enemigos en una dura batalla mientras eran evacuados en todo tipo de embarcaciones, entre ellas barcos de pescadores. Acción y drama se dan cita en esta película producida entre Estados Unidos, Reino Unido, Francia y los Países Bajos, y protagonizada por Tom Hardy (El renacido), Mark Rylance (El puente de los espías), Kenneth Branagh (Mi semana con Marilyn), Aneurin Barnard (Cosecha amarga), Cillian Murphy (En el corazón del mar), James D’Arcy (Gernika), Fionn Whitehead y el cantante Harry Styles.

Muy diferente es Una noche fuera de control, comedia al más puro estilo Resacón en Las Vegas (2009) protagonizada en esta ocasión por cinco mujeres que se reúnen tras 10 años sin contacto para celebrar un fin de semana de solteras. La noche se tuerce cuando matan por accidente a un stripper, lo que desencadenará una noche en la que todo lo que puede pasar terminará pasando, aunque sea de lo más inverosímil. Lucia Aniello (serie Broad City) dirige esta producción puramente estadounidense que cuenta en su reparto con Scarlett Johansson (Ghost in the Shell), Kate McKinnon (Fiesta de empresa), Zoë Kravitz (Animales fantásticos y dónde encontrarlos), Jillian Bell (Los tres reyes malos), Ilana Glazer (How to follow srangers), Demi Moore (Como reinas) y Ty Burrell (serie Modern family).

El terror y la fantasía tienen en Siete deseos a su máximo representante este fin de semana. Dirigida por John R. Leonetti (Annabelle), esta producción norteamericana arranca cuando una joven recibe un regalo muy especial de su padre, una caja de música con una misteriosa inscripción en la que explica que hará realidad todos los deseos de su propietario. Poco a poco la chica descubre que, en efecto, es capaz de hacer realidad todo lo que pida, pero será consciente también del alto precio que deberá pagar por ello. Sherilyn Fenn (Todo por un sueño), Joey King (Independence Day: Contraataque), Ryan Phillippe (Catch Hell), Elisabeth Röhm (serie Jane the virgin) y Ki Hong Lee (El corredor del laberinto) encabezan el reparto.

Estados Unidos, Reino Unido y la República Dominicana producen A 47 metros, film que combina terror y drama que gira en torno a dos hermanas que, durante una expedición de buceo para observar tiburones, se quedan atrapadas en la jaula al romperse el cable y caer hasta las profundidades del mar. Comenzará a partir de ese momento una lucha por tratar de salir y escapar de los tiburones antes de que se les acabe el oxígeno. Johannes Roberts (El otro lado de la puerta) es el encargado de dirigir esta cinta protagonizada por Mandy Moore (Hasta que el cura nos separe), Claire Holt (serie Pequeñas mentirosas), Matthew Modine (serie Stranger Things), Yani Gellman (Lizzie Superstar) y Santiago Segura (que no es el actor y director español).

Reino Unido también está presente, junto a India, en el drama biográfico El último virrey de la India, film que narra los últimos años de Reino Unido en el país asiático y el final del Imperio a través de la historia de Lord Mountbatten, que asumió el puesto de último Virrey, y uno joven criado hindú que se enamora de una chica musulmana, y cuyo amor se verá en medio del conflicto social que se desata. Dirigida por Gurinder Chadha (Bodas y prejuicios), la película cuenta en su reparto con Gillian Anderson (serie La caza), Hugh Bonneville (serie Downton Abbey), Manish Dayal (Un viaje de diez metros), Huma Qureshi (White) y Michael Gambon (El cuarteto).

Antes de entrar en los estrenos puramente europeos, un remake. Inseparables es el título de la versión argentina de Intocable (2011), comedia con ciertas dosis de drama que, en esta ocasión, narra cómo un acomodado hombre de negocios se queda tetrapléjico tras un accidente, por lo que se ve obligado a contratar un ayudante terapéutico. El elegido será el ayudante de su jardinero. Esta nueva versión está dirigida por Marcos Carnevale (El espejo de los otros) y protagonizada por Oscar Martínez (Relatos salvajes), Rodrigo de la Serna (Cien años de perdón), Carla Peterson (Las insoladas), Alejandra Flechner (Antes), Malena Sánchez (Cromo) y Rita Pauls (Mate-me por favor).

Posiblemente la película más internacional de la semana sea Sieranevada, comedia dramática de corte familiar producida entre Rumanía, Bosnia Herzegovina, Francia, Croacia y Macedonia cuya historia gira en torno a una reunión familiar para honrar la muerte de uno de sus miembros. Reunión que se produce tres días después del atentado de Charlie Hebdo y cuarenta desde el fallecimiento del difunto. Cristi Puiu (Offset) escribe y dirige este film protagonizado por Mimi Branescu (Tatal fantoma), Bogdan Dumitrache (Loverboy), Dana Dogaru (Francesca) y Sorin Medeleni (Pacala se întoarce).

Puramente europea es Mara y el señor del fuego, fantasía producida en Alemania en 2015 que dirige Tommy Krappweis (Berndi Broter und der Kasten der Katastrophen) a partir de una novela que él mismo escribió. La trama arranca cuando una joven que sufre acoso en el colegio, y cuya madre parece más preocupada en la espiritualidad que en sus necesidades, empieza a tener visiones sobre monstruos, antiguos dioses y héroes. Con la ayuda de un profesor descubrirá que ella es la única capaz de evitar el Ocaso de los Dioses al poder viajar al pasado y al presente. El reparto está encabezado por Lilian Prent, Christoph Maria Herbst (La casa de los cocodrilos), Esther Schweins (Los Cocodrilos atacan de nuevo), Jan Josef Liefers (RAF Facción del ejército rojo) y Eva Habermann (Ossi’s Eleven).

Desde Israel llega Asuntos de familia, drama que gira en torno a una pareja que vive en el Nazaret actual soportando el peso de la rutina. Sus hijos, sin embargo, viven una vida mucho más enajenada al otro lado de la frontera. Escrita y dirigida por Maha Haj, quien debuta de este modo en el largometraje, la cinta cuenta entre sus actores con Amer Hlehel (Amerrika), Doraid Liddawi (serie Tyrant), Mahmoud Shawahdeh y Saana Shawahdeh (Ish lelo selolari).

Y solo en salas seleccionadas podrá verse durante una semana un reestreno de Ikarie XB1, film de la República Checa realizado en 1963 cuya influencia en algunos de los grandes títulos del género es incuestionable. Dirigida por Jindrich Polák (serie Los visitantes) a partir de una novela de Stanislaw Lem, la historia se centra en un viaje espacial en el siglo XXII para encontrar formas de vida alienígenas. Durante el trayecto, que dura quince años, la tripulación deberá enfrentarse a varias situaciones, desde un aparato espacial del siglo XX hasta la aparición del síndrome de “estrella negra”, pasando por la inestabilidad mental de uno de los pasajeros. La cinta está protagonizada por Irena Kacírková (Nevera), Dana Medrická (El príncipe impostor), Frantisek Smolík (Vyssí princip) y Zdenek Stepánek (Pouta).

En lo que a documentales se refiere, dos propuestas. La primera es Kedi, producida entre Estados Unidos y Turquía y cuyo argumento se centra en la vida de los gatos en Estambul. Ceyda Torun debuta en el largometraje con esta obra.

Por último, la argentina Todo sobre el asado, dirigida a cuatro manos por Mariano Cohn y Gastón Duprat (El ciudadano ilustre), viaja a la Argentina profunda para abordar la tradición del asado, una comida que en varios puntos del país es más un ritual. A través de la mezcla de realidad y ficción, y con un toque cómico, la cinta desgrana las claves de la identidad nacional argentina.

‘El renacido’: sobreviviendo a una experiencia fílmica excepcional


Leonardo DiCaprio es 'El renacido' de Alejandro G. Iñárritu.Se ha anunciado como la película del año, como el título que arrasará en la gala de los Oscar. No sé si finalmente eso llegará a ocurrir, pero desde luego lo nuevo de Alejandro G. Iñárritu después de Birman o (La inesperada virtud de la ignorancia) es uno de los proyectos más complejos, arriesgados, bellos e intensos que puede vivirse en una sala de cine. Y el principal motivo es que, aunque se ha vendido como una cinta de supervivencia, en realidad es mucho más, ofreciendo una complejidad emocional tan sutil que puede pasar desapercibida en un primer momento.

Desde la fotografía hasta la banda sonora, pasando por la interpretación o la puesta en escena, todo en El renacido (The revenant) está al servicio de un único fin: narrar la angustiosa búsqueda de venganza de un padre asediado por el dolor, los enemigos y un paraje inhóspito. Bajo esta premisa, por ejemplo, Iñárritu vuelve a recurrir a los planos secuencia en los momentos dramáticos más intensos, introduciendo al espectador no solo en la acción, sino en el miedo y la adrenalina de los personajes. Que el ataque inicial es una de las mejores secuencias del año es indudable, del mismo modo que el ataque del oso es imborrable una vez se ha tenido la suerte de verlo.

Pero de nuevo, la película es mucho más. Si Leonardo DiCaprio (La playa) se merece todos los premios habidos y por haber (y no por las exigencias físicas precisamente), lo de Tom Hardy (Warrior) empieza a resultar clamoroso. Su encarnación de un hombre asqueado con los nativos americanos y motivado únicamente por el dinero es excepcional, generando algunos de los instantes más interesantes desde un punto de vista puramente dramático. Y son solo los dos ejemplos más evidentes de un reparto sin parangón. Si a esto añadimos una fotografía con luz natural que aprovecha al máximo las posibilidades del paisaje, una banda sonora que incide en la angustia del protagonista, y algunos momentos realmente indigestos, lo que se obtiene es un film excepcional.

Habrá quien diga, como de hecho ya puede oírse, que El renacido (The revenant) es muy lineal, que su trama no afronta grandes giros argumentales ni posee un desarrollo de personajes excesivamente profundo. Y hasta cierto punto, podría ser cierto. Pero una reflexión algo más pausada de lo visto en esta historia de dos horas y media desmonta todo argumento posible. Su intensidad dramática, la venganza como hilo conductor tanto de héroes como de enemigos, y el perfecto y preciosista acabado formal hacen de esta obra una narración intensa, emocional y por momentos angustiosa. Y el cine al final es eso: hacer que el espectador viva una película.

Nota: 9/10

Leonardo DiCaprio es ‘El renacido’ ante la mirada de ‘Carol’


Estrenos 5febrero2016Febrero comienza con fuerza en el campo de los estrenos cinematográficos. No solo llega a las pantallas españolas el que está siendo el gran triunfador en todas las entregas de premios, sino que lo hace acompañado de otro film igualmente interesante y que ha generado tanta polémica como ovaciones. Y por primera vez en muchas semanas, este viernes, día 5, se estrenan pocas novedades, en concreto cuatro, siendo las dos principales las más interesantes.

Por supuesto, destaca por encima de todas El renacido (The revenant), drama con dosis de thriller y aventura que dirige Alejandro González Iñárritu (Birdman) y protagoniza Leonardo DiCaprio (El lobo de Wall Street) en la que, según parece, será la interpretación que le lleve hasta el Oscar. Basado parcialmente en la novela de Michael Punke, la trama sigue el viaje de un cazador de pieles que, durante una de las cacerías, es atacado por un oso. Los encargados de cuidarle deciden robarle y abandonarle a una muerte segura en un bosque nevado. Sin embargo, logra sobrevivir y atravesar ese bosque buscando venganza. Y por si los nombres propios y la historia no son suficiente atractivo, el reparto se completa con Tom Hardy (Legend), Domhnall Gleeson (Star Wars: El despertar de la fuerza), Will Poulter (El corredor del laberinto), Paul Anderson (En el corazón del mar) y Lukas Haas (Transcendence).

El otro gran estreno es Carol, adaptación de la novela de Patricia Highsmith que gira en torno a la relación romántica que inician dos mujeres en los años 50. Su amor será la única herramienta para luchar contra una sociedad que pone innumerables obstáculos morales y éticos, pero también será la única salida para dejar atrás sus monótonas vidas. Dirigido por Todd Haynes (Lejos del cielo), este intenso drama está protagonizado por Cate Blanchett (Monuments Men), Rooney Mara (Her), Sarah Paulson (serie American Horror Story: Freak show), Kyle Chandler (La trama) y Jake Lacy (Intramural).

Entre estas pocas novedades también hay una española. Reverso es el título de la ópera prima escrita y dirigida por Carlos Martín, un thriller centrado en la extraña relación de dos amigos que han crecido retándose de una forma cuanto menos arriesgada. La última vez, sin ir más lejos, uno de ellos quedó en coma durante meses después de ser atropellado. Y aunque al salir del hospital pudo rehacer su vida, la muerte del padre de su suegro le lleva a buscar a aquel amigo para ajustar una vieja deuda pendiente. El reparto está encabezado por Iván Hermés (Somne), Raúl Mérida (Tres 60), Elena Ballesteros (Lo contrario al amor) y Mariana Cordero (La novia), además del propio Martín, que se reserva un papel.

Y también español es el documental Informe General II. El nuevo rapto de Europa, cinta que, tomando como referencia a su predecesora de 1976, desgrana las claves políticas, sociales, económicas y ecológicas del momento que se vive en el mundo, todo ello a través de las redes de comunicación y la cultura. Peter Portabella repite como director.

‘Legend’: locura por partida doble


Tom Hardy da vida a los gemelos Kray en 'Legend'.Dentro de la historia del crimen, los hermanos Kray tal vez no serán tan conocidos como los grandes nombres de Estados Unidos. Pero la locura de estos gemelos londinenses y lo que lograron en el Londres de los años 60 es, sin duda, equiparable a los más conocidos capos de la mafia norteamericana. O al menos eso se desprenden de la nueva película de Brian Helgeland (Payback), una obra irregular en su ritmo pero cuyos valores la convierten en un film a tener en cuenta, sobre todo gracias a la labor de su principal estrella, Tom Hardy (Sin ley), que vuelve a cargar sobre sus hombros una tarea compleja.

Posiblemente lo más interesante de Legend sea el análisis que realiza de la relación de los hermanos, uno clínicamente desequilibrado y el otro… bueno, se podría decir que su inteligencia superaba a su locura. Pero más allá de sus personalidades, a priori diferentes pero en el fondo parecidas, lo verdaderamente atractivo es la conexión entre ambos, ese amor-odio que genera un delicado equilibrio incapaz de mantenerse ante las adversidades del exterior, ya sean en forma de esposa, ya sea por encarcelamiento. En este sentido, los momentos protagonizados por los gemelos, que centran el grueso de la trama, dejan algunas de las secuencias más memorables de la trama. Y es aquí donde Hardy demuestra una vez más el gran actor que es, afrontando sin miedo alguno la difícil tarea de dar vida a dos personajes tan dispares, con reacciones tan diferentes y con lenguajes físicos únicos.

El problema del film, sin embargo, es la carencia de ritmo en su tramo final. Y no es un problema menor. Narrada por el personaje de Emily Browning (Plush), quien dicho sea de paso no termina de estar a la altura de las circunstancias, la historia pierde fuelle precisamente cuando se centra en la relación de pareja de uno de los hermanos y el rol de Browning. La forma de afrontar la decadencia de su matrimonio no termina de cuajar, en buena medida porque la actriz no logra dar una réplica sólida a Hardy, aunque también tiene mucho que ver el desvío de la atención del meollo del argumento, es decir, del mundo del crimen londinense.

Pero a pesar de todo, Legend termina revelándose como una cinta sumamente entretenida, por momentos divertida y por momentos dramática, que tiene a su máximo valedor en un Tom Hardy espléndido. Es cierto que posee numerosos talones de Aquiles, tanto en su base dramática como en la labor de algunos actores, sobre todo secundarios. Y aunque esto resta valor a la impresión final que deja el film, las reflexiones que arroja sobre los lazos familiares y las lealtades resultan muy interesantes. Una producción muy recomendable.

Nota: 7/10

La cartelera española se llena de nombres propios después de Reyes


Estrenos 8enero2016Con el nuevo año 2016 llega, como suele ser habitual en estas fechas, la época de los estrenos más interesantes del año, aquellos que luchan y lucharán por los principales premios cinematográficos en todo el mundo. Uno de ellos ya llegó el pasado 1 de enero, y este viernes, día 8, no se queda atrás. Claro que no son las únicas novedades. La ciencia ficción, el terror, el drama y una amplia variedad de géneros se dan cita en la cartelera española.

Aunque desde luego el título más interesante es Joy. Y lo es sobre todo por los nombres que sustentan el proyecto, cuya relevancia en los últimos años ha sido notable. Tras las cámaras está David O. Russell, y delante de ella encontramos actores como Jennifer Lawrence, Bradley Cooper y Robert De Niro, que ya coincidieron con el director en El lado bueno de las cosas (2012). En esta ocasión la trama se centra en una joven que logra abrirse camino en el mundo de los negocios, aunque para ello tenga que luchar contra su propia familia y contra una tormenta de emociones que pondrá a prueba la confianza que deposita en aquellos a los que considera amigos. En el reparto de esta comedia también encontramos a Édgar Ramírez (Líbranos del mal), Virginia Madsen (Walter) e Isabella Rossellini (Pollo con ciruelas).

Muy diferente es el thriller biográfico que propone Legend, adaptación de la novela de John Pearson que narra el ascenso y la caída de los hermanos gemelos Kray, los gánsteres más famosos de Londres en los años 60. El director Brian Helgeland (Payback) es el responsable de poner en imágenes esta historia protagonizada por Tom Hardy (Locke) en un doble papel, Emily Browning (Pompeya), Taron Egerton (Kingsman: Servicio secreto), Christopher Eccleston (serie The Leftovers), David Thewlis (Macbeth) y Chazz Palminteri (Último recurso).

Completa el trío principal de novedades otro nombre propio. Maggie es el título del nuevo intento de Arnold Schwarzenegger (Terminator: Génesis) de recuperar su hueco en el cine y, en particular, en el género fantástico. La historia se ambienta en el mundo de los zombis, y más concretamente en algo poco habitual en este tipo de films: el proceso de transformación. Todo comienza cuando un padre debe hacer frente a la enfermedad que ha contraído su hija, un virus que la transformará en un ser peligroso y que obliga al hombre a mantenerla en cuarentena y recluida en casa. Ópera prima de Henry Hobson, la cinta cuenta en su reparto con Abigail Breslin (Agosto), Joely Richardson (Más allá del amor), Jodie Moore (Heaven’s rain) y Rachel Whitman Groves (Dunaway hearts).

Más terrorífica es Exorcismo en el Vaticano, producción que vuelve a incidir en Dios y el Diablo, en las posesiones y en la lucha del bien y el mal. Aunque en esta ocasión la trama trata de ir más allá y se centra en una joven cuya vida cambia cuando empieza a ver que su mera presencia provoca dolor y muerte a los que la rodean. Cuando el Vaticano se fija en ella, decide iniciar un exorcismo pensando que está poseída por un demonio. Pero el secreto que descubrirán será mucho más peligroso, iniciando un proceso para salvar al mundo. Dirigida por Mark Neveldine (Gamer), la película está protagonizada por Dougray Scott (V3nganza), Michael Peña (Ant-Man), Peter Andersson (Flugparken), Djimon Hounsou (El séptimo hijo) y Kathleen Robertson (serie Boss).

Sin duda la novedad más internacional es Eisenstein en Guanajuato, comedia biográfica con tintes románticos que escribe y dirige Peter Greenaway (La ronda de noche), y que cuenta con capital holandés, finlandés, belga, francés y mexicano. Su trama arranca unos años después del rodaje de El acorazado Potemkin (1925). Rechazado por Hollywood, el director ruso recala en México para rodar su nuevo film, donde se dejará llevar además por el encanto del país y de su joven y atractivo guía, quien le llevará a dar libertad a sus deseos más reprimidos. Elmer Bäck (Där vi en gång gått), Luis Alberti (Carmin tropical), Maya Zapata (Bolero de noche), Lisa Owen (Los insólitos peces gato) y Stelio Savante (Jimmy) son los principales actores.

Puramente francesa es la comedia No es mi tipo, producida en 2014 y que adapta la novela de Philippe Vilain en la que un joven profesor de Filosofía en París es destinado a Arras durante un año. En ese tiempo inicia una relación con una peluquera con la que le unen más diferencias que similitudes. Escrita y dirigida por Lucas Belvaux (Rapt), la cinta cuenta en su reparto con Émilie Dequenne (Perder la razón), Loïc Corbery (Les amateurs), Sandra Nkake (Casablanca driver), Charlotte Talpaert y Anne Coesens (Como un león).

También de 2014 es la holandesa Secretos de guerra, drama familiar de corte histórico que se centra en la relación de dos amigos que viven a salvo de los acontecimientos de la II Guerra Mundial, conflicto que ven como el contexto ideal para sus aventuras. La llegada de una joven a una granja cercana separará a ambos chicos, lo que lleva a uno de ellos a revelar una pequeña infracción de la familia de la chica. Lo que no sabe es que con sus celos desvela una conspiración mucho mayor. Basada en la novela de Jacques Vriens, la cinta está dirigida por Dennis Bots (Zoop in Afrika) y está protagonizada por Maas Bronkhuyzen (Jacobo lobo), Joes Brauers, Nils Verkooijen (Spijt!), Pippa Allen (Patatje Oorlog) y Loek Peters (Roffa).

‘El niño 44’: sin crimen en el paraíso


Gary Oldman y Tom Hardy en un instante de 'El niño 44', de Daniel Espinosa.En una época cinematográfica en la que el apartado técnico ha alcanzado casi la perfección distinguir una buena película de otra mala es una ardua tarea. Hay excepciones, claro está, pero por regla general el lenguaje narrativo o los efectos visuales son similares de un film a otro. Ante esto, solo queda analizar la esencia, aquello por lo que siempre comienza una película: el guión. Puede ser repetitivo, pero con casos como la nueva película de Daniel Espinosa (Dinero fácil) es más que evidente que sin un buen guión nunca, jamás, podrá haber una buena película. Y un pequeño matiz: un mal guión no implica necesariamente malos personajes o situaciones inverosímiles.

No, un mal guión queda definido por su desarrollo dramático, por el tratamiento que hace de las líneas principal y secundarias de la trama. Y en esto falla estrepitosamente El niño 44, una suerte de thriller que deambula sin objetivo claro durante buena parte de su metraje en un intento por ofrecer al espectador algo más que la mera investigación de una serie de asesinatos en un entorno, el de la URSS, en el que no podían existir este tipo de crímenes por ser una enfermedad capitalista. Mal planteada desde el principio (para explicar la situación de los personajes no es necesario desarrollar secuencias completas), la película no posee un objetivo claro. Las revelaciones y los puntos de giro parecen ubicados en puntos de la trama equivocados, lo que genera una serie de desajustes alarmantes. Por poner un ejemplo, desde que se produce el primer asesinato hasta que el protagonista decide ponerse a investigar se suceden una serie de tramas secundarias que poco o nada aportan al thriller, salvo para convertirlo en un relato de envidias y corruptelas en el seno de la Unión Soviética. Y eso son unos 30 minutos.

Lo cierto es que lo mejor, y lo que salva un poco los muebles, es su reparto, que hace lo que puede con unos personajes poco definidos, básicos en sus motivaciones y que muchas veces actúan por instinto más que por unos objetivos claros. Cabe señalar en este sentido que los personajes secundarios son unos de los más damnificados por el mal diseño del guión, que les condena a tener presencia minoritaria a pesar de estar llamados a jugar un papel más relevante. Es lo que ocurre cuando la historia no fluye de forma natural, cuando se trata de obligar a los personajes y al propio desarrollo dramático a ir por un cauce en lugar de dejar que todo discurra por otro.

La verdad es que El niño 44 es un quiero y no puedo. Su intención de abarcar un sinfín de matices que definan el contexto social en el que transcurre la historia genera, en realidad, tantos desarrollos como historias tiene la película. Quizá la más absurda sea la persecución a homosexuales, sin relación alguna con los asesinatos y de una gratuidad asombrosa. Todos los problemas surgen, no cabe duda, de su mal elaborado guión, en el que las secuencias no solo no fluyen de forma orgánica, sino que están mal estructuradas. La cinta logra salvar en cierto modo su situación gracias a los actores y a una realización que, todo sea dicho, tiene un lenguaje interesante en algunos momentos que contrastan con otros caóticos y de caligrafía ininteligible. Las intenciones son buenas, pero aunque se trate de ocultar el crimen en el paraíso, las pruebas son tan evidentes que no queda más remedio que reconocer el delito.

Nota: 5/10

Hardy y Rovira lideran unos estrenos a la sombra de ‘Jurassic World’


Estrenos 19junio2015La verdad es que hablar de los estrenos que llegan a la cartelera española una semana después de Jurassic World, cinta que ha batido todos los récords de recaudación en solo tres días, es una tarea complicada. Claro que más complicado lo tienen las novedades que hoy, 19 de junio, aterrizan en los cines de toda España. Unas películas que, todo sea dicho, han tenido la previsión de no intentar competir con los dinosaurios por hacerse un hueco en las salas. No solo los géneros son muy diferentes. El público al que van dirigidas también es muy distinto, lo que sin duda será beneficioso para su futuro en la cartelera. Pero comencemos con el repaso.

De todos los films que llegan el más destacado es El niño 44, thriller policíaco y político que adapta la novela de Tom Rob Smith ambientada en la URSS. Tomando como premisa la idea de que en el imperio socialista no existían asesinatos al ser una enfermedad capitalista, la trama construye una intriga en torno a un agente secreto de la policía soviética que, tras enfrentarse a sus superiores, es destinado a un puesto avanzado de una sombría provincia. Allí comenzará a investigar la muerte del hijo de un viejo amigo, destapando toda una trama política para encubrir a un asesino en serie de niños. Dirigida por Daniel Espinosa (El invitado), la cinta tiene un interesante reparto encabezado por Tom Hardy (Mad Max: Furia en la carretera), Noomi Rapace (La entrega), Gary Oldman (El amanecer del Planeta de los Simios), Paddy Considine (Pride), Joel Kinnaman (Una noche para sobrevivir), Jason Clarke (Asalto al poder), Vincent Cassel (La bella y la bestia) y Fares Fares (serie Tyrant).

También se estrena la esperada comedia española Ahora o nunca, cinta que tratará de repetir el éxito de Ocho apellidos vascos y con la que comparte actores. Dirigida por Maria Ripoll (Lluvia en los zapatos), la historia arranca cuando una pareja decide casarse tras años de noviazgo en el pequeño pueblo de la campiña inglesa en el que se conocieron. Pero la situación empezará a torcerse cuando una huelga de controladores aéreos cancele el vuelo en el iban a viajar el novio y varios invitados, iniciándose así una sucesión de situaciones que pasarán por todos los géneros, desde la road movie hasta el western, pasando por la acción y el drama. Todo para intentar llegar a una boda que se retrasa día tras día. Dani Rovira (Ocho apellidos vascos), María Valverde (Exodus: Dioses y hombres), Clara Lago (Tengo ganas de ti), Gracia Olayo (Musarañas), Joaquín Núñez (Grupo 7), Jordi Sánchez (En fuera de juego), la cantante Melody y Yolanda Ramos (Carmina y amén) son los actores principales.

Y sin duda uno de los títulos más interesantes, o al menos uno de los que han generado más expectación, es White god, drama producido en 2014 entre Hungría, Alemania y Suecia cuya historia gira en torno a una joven y la relación con su perro. Una relación que termina cuando los padres de la chica deciden abandonar al animal, que será capturado por una perrera. Sin embargo, el can logra escapar ayudado por otros perros y juntos inician un recorrido de venganza contra los seres humanos que dará lugar a una guerra sin cuartel en la que solo la joven parece tener la llave para poner fin a la violencia. Dirigida por Kornél Mundruczó (Delta), la cinta está protagonizada por Zsófia Psotta, Sándor Zsótér (Lányok), Szabolcs Thuróczy (Adás), Lili Monori (A magzat) y Károly Ascher.

El cine animado tiene a su representante en Campanilla y la leyenda de la bestia, nueva entrega de las aventuras del hada que saltó a la fama con Peter Pan (1953) que comienza cuando la protagonista y sus amigas encuentran a un extraño animal con el que pronto entablan amistad. Sin embargo, un grupo de hadas rival que considera al animal como un peligro para su supervivencia y sus hogares decide capturarle, por lo que la pequeña heroína deberá acudir en su ayuda. Aventura, diversión y humor llegan de la mano de Steve Loter (serie Kim Possible) y con las voces de Ginnifer Goodwin (serie Érase una vez), Mae Whitman (El viento se levanta), Rosario Dawson (Cautivos), Lucy Liu (serie Elementary), Megan Hilty (serie Smash), Danai Gurira (serie The Walking Dead), Chloe Bennet (serie Agentes de S.H.I.E.L.D.) y Anjelica Huston (El gran año), entre otros.

Pasamos ahora a los documentales. La cinta española Chavín de Huantar “El teatro del más allá” es un recorrido por la conocida como Roma de los Andes, un centro ceremonial que condensó hacia el 1200 a.C. todos los conocimientos teológicos, arquitectónicos y artísticos de la época. La cinta está dirigida por José Manuel Novoa (Alas para la Historia) y cuenta con la participación de National Geographic como uno de sus productores.

También española, aunque con participación estadounidense, es ¡Buen camino!, producción del 2013 que aborda el Camino de Santiago desde la perspectiva de seis peregrinos con edades, nacionalidades y creencias muy diversas. A lo largo de 800 kilómetros su directora Lydia B. Smith, que debuta tras las cámaras, introduce al espectador en un entorno definido por el esfuerzo, el sacrificio, la solidaridad y el humor.

Y por último, México y Argentina producen La huella del Dr. Ernesto Guevara, cinta del 2013 que, como su título indica, sigue el recorrido que realizó el Che Guevara durante su juventud por América. A través de diarios y correspondencia que mantuvo con sus seres queridos la película reconstruye sus vivencias, visita los lugares por los que pasó y recupera el testimonio de aquellos que lo conocieron en un intento de desentrañar las influencias que convirtieron a este joven en uno de los personajes más importantes del siglo XX. La película está escrita y dirigida por Jorge Denti (Juan Gelman y otras cuestiones).

Diccineario

Cine y palabras

A %d blogueros les gusta esto: