‘Maléfica’ regresa para acabar con los zombies de ‘Zombieland’


Fin de semana de secuelas. Y de lo más variadas. Los dos principales títulos que llegan este viernes 18 de octubre a las salas españolas son secuelas de dos exitosas cintas, recuperando a sus actores originales e incorporando nuevas caras conocidas. Pero por supuesto, no son las únicas novedades. Un buen puñado de estrenos para todo tipo de públicos se presenta en la cartelera.

Aunque como digo, uno de los principales títulos es Zombieland: Mata y remata, secuela de la cinta de 2009 que lograba una efectiva mezcla de humor, acción y sangre por los cuatro lados de la pantalla. La trama se sitúa tiempo después de los acontecimientos de la película original. Los cuatro miembros de esa especie de familia disfuncional deberán enfrentarse a nuevos tipos de zombis que han sabido evolucionar, además de encontrarse con nuevos supervivientes humanos. Y deberán hacerlo intentando sobrevivir a los problemas que provoca su propia convivencia. Ruben Fleischer (Gangster Squad. Brigada de élite) vuelve a ponerse tras las cámaras, mientras que Woody Harrelson (Han Solo: Una historia de Star Wars), Jesse Eisenberg (Ahora me ves 2), Emma Stone (La favorita) y Abigail Breslin (Final girl) vuelven a interpretar el cuarteto protagonista, estando acompañados por Zoey Deutch (The disaster artist), Rosario Dawson (The ever after), Bill Murray (Dos tontos todavía más tontos), quien también repite respecto a Bienvenidos a Zombieland, Dan Aykroyd (Tammy) y Luke Wilson (Hollow body), entre otros.

También regresa a las pantallas Maléfica: Maestra del mal, segunda parte de la reinterpretación del cuento de La Bella Durmiente que vuelve a centrarse en el personaje de la villana. La trama narra la compleja relación de la protagonista con la que pronto será coronada Reina, y cómo deberán hacer frente a nuevos adversarios para proteger las tierras y las criaturas mágicas que residen en ellas. Dirigida por Joachim Rønning (Piratas del Caribe: La venganza de Salazar), la película vuelve a contar con Angelina Jolie (The tourist) como protagonista, completando el reparto Elle Fanning (La seducción), Michelle Pfeiffer (Ant-Man y la Avispa), Chiwetel Ejiofor (Doctor Strange), Ed Skrein (Deadpool), Sam Riley (Sometimes always never), Imelda Staunton (Pride) y Juno Temple (Wonder Wheel).

Dejando a un lado las producciones hollywoodienses nos encontramos con The King, drama histórico de corte biográfico con capital británico, húngaro y australiano. Esta producción de Netflix que tendrá un estreno limitado en salas narra los primeros años de Enrique V como rey de Inglaterra. La trama sigue al joven y caprichoso príncipe que abandonó sus responsabilidades reales para vivir entre la plebe, y cómo la muerte de su padre le obliga a retomar una vida de la que quería huir. Tras su coronación deberá aprender a lidiar con las intrigas palaciegas, afrontar una guerra y tratar de mantener los lazos que le unen a su antigua vida. David Michôd (Máquina de guerra) dirige esta propuesta protagonizada por Timothée Chalamet (Call me by your name), Sean Harris (Misión: Imposible. Fallout), Ben Mendelsohn (Robin Hood. Forajido, héroe, leyenda), Robert Pattinson (Z, la ciudad perdida), Lily-Rose Depp (Un hombre fiel), Tara Fitzgerald (Una) y Joel Edgerton (Gorrión rojo), quien escribe el guión junto al propio director.

Esta semana también es el regreso del director Costa-Gavras (El capital), Adults in the room (Comportarse como adultos), basado en el libro escrito por el economista Yanis Varoufakis. El argumento aborda la batalla política entre el propio Varoufakis como ministro de Finanzas griego y la Unión Europea durante la renegociación de la relación de Grecia y el resto de países. La cinta analiza todo lo que ocurre a puerta cerrada, aquello que no trascendió a la opinión pública. Con capital francés y griego, este drama biográfico está protagonizado por Christos Loulis (Do it yourself), Alexandros Bourdoumis (serie To soi sou), Ulrich Tukur (En la sombra), Josiane Pinson (Room service), Daan Schuurmans (Soof 2), Christos Stergioglou (Son of Sofia) y Aurélien Recoing (Malgré la nuit).

Puramente francesa es Retrato de una mujer en llamas, drama romántico de corte histórico ambientado en la Francia de 1770. La trama tiene como protagonista a una pintora que recibe un encargo: realizar un retrato de bodas de una joven que acaba de dejar el convento y tiene serias dudas respecto a su inminente matrimonio. La artista quiere retratarla sin su conocimiento, por lo que inicia una investigación diaria con la que se volverán más y más próximas. Dirigida por Céline Sciamma (La banda de las chicas), la cinta cuenta en su reparto con Noémie Merlant (Un seductor a la francesa), Adèle Haenel (120 pulsaciones por minuto), Luana Bajrami (La última lección), Valeria Golino (La casa de verano) y Christel Baras (Un hombre fiel).

España y Bélgica colaboran en El asesino de los caprichos, thriller policíaco dirigido por Gerardo Herrero (Las siete muertes) que arranca cuando se producen varios crímenes en un barrio de clase alta. Todas las víctimas tienen en común coleccionar grabados de Goya. Dos inspectoras de policía iniciarán una investigación para descubrir a un asesino que, además, reproduce con sus víctimas las escenas de los Caprichos de Goya. Maribel Verdú (Superlópez), Aura Garrido (La niebla y la doncella), Roberto Álamo (Tiempo después), Daniel Grao (Animales sin collar), Antonio Velázquez (Mi gran noche), Ginés García Millán (Regreso al horizonte) y Ruth Gabriel (Hielo) son los principales actores.

Pasamos al único estreno de animación, Harvie y el museo mágico, producción de la República Checa de 2017 que sigue las aventuras de un niño de 10 años muy inteligente y tal vez demasiado entusiasta cuyo único objetivo es superar el último e imposible nivel de su videojuego favorito, en un intento de ser respetado por sus compañeros de colegio y recibir el orgullo de su padre. Pero al acabar el juego comenzará el verdadero viaje cuando se adentre en el reino de los títeres y, por accidente, active el Disco Mágico, que devolverá la vida a los muñecos y a su monstruoso amo. El joven deberá usar todos sus conocimientos para poder superar este desafío. Dirigida a cuatro manos por Martin Kotík (Max Marvel Show) e Inna Evlannikova (Space dogs: aventura en el espacio), la película cuenta con las voces originales de Martin Klásek, Martin Dejdar (Kamenák 4), Ota Jirák (Saxana), Jirí Lábus (Tri bratri) y Zbysek Pantucek (serie Helena).

La última de las novedades es el documental Primeras soledades, producción francesa de 2018 que aborda las historias personales, familiares, las pasiones y, por supuesto, la soledades de un grupo de adolescentes de un instituto de los suburbios de París. Un reflejo de una etapa de la vida en la que los jóvenes se plantean cómo afrontar su futuro, cómo huir de unas familias que están completamente rotas, cómo comenzar una vida que les puede traer tantas cosas buenas como malas. La cinta está dirigida por Claire Simon (Le concours).

Allen pasa un ‘Día de lluvia en Nueva York’ con Smith siendo ‘Géminis’


Con la locura del Joker todavía presente llega un nuevo viernes, y con él varios estrenos que, a diferencia de las últimas semanas, sí tienen muchos de ellos el potencial de convertirse en un gran atractivo para el grueso de los espectadores, o al menos en una pequeña sorpresa de la taquilla. Ciencia ficción, acción, drama, terror y cine para toda la familia son algunos de los géneros que se dan cita este 11 de octubre.

Desde luego, la principal novedad es Géminis, regreso tras las cámaras de Ang Lee tras Billy Lynn (2016). La historia, a medio camino entre la acción, el drama y la ciencia ficción, tiene como protagonista a un asesino de élite veterano que, de la noche a la mañana, es señalado y perseguido por otro agente, mucho más joven y cuya identidad no es capaz de descubrir, pero que es capaz de predecir todos y cada uno de sus movimientos. La persecución dará un giro inesperado cuando descubra que su perseguidor es una versión más joven de él mismo. Will Smith (Aladdín) da vida al protagonista y a su perseguidor (con el correspondiente rejuvenecimiento digital), y está acompañado en el reparto de esta coproducción entre Estados Unidos y China por Clive Owen (Valerian y la ciudad de los mil planetas), Mary Elizabeth Winstead (serie Fargo), Benedict Wong (Vengadores: Endgame), Douglas Hodge (Gorrión rojo), Ralph Brown (Jackie) y Linda Emond (La gran enfermedad del amor).

Puramente estadounidense es Día de lluvia en Nueva York, nueva película escrita y dirigida por Woody Allen (Wonder Wheel) cuya trama, a medio camino entre la comedia y el drama, narra el fin de semana en la Gran Manzana que pasan dos jóvenes amantes. La ciudad será testigo y escenario de los líos en los que se verán envueltos. Con el estilo habitual del director, la película cuenta igualmente con un amplio número de actores de renombre o con trayectoria ascendente, entre los que destacan Timothée Chalamet (Call me by your name), Elle Fanning (Mary Shelley), Selena Gomez (En lucha incierta), Jude Law (Capitana Marvel), Diego Luna (El blues de Beale Street), Liev Schreiber (serie Ray Donovan), Rebecca Hall (Holmes & Watson) y Kelly Rohrbach (Baywatch: Los vigilantes de la playa).

Otro que regresa este fin de semana es Casey Affleck (I’m still here), que escribe, dirige y protagoniza La luz de mi vida, drama de ciencia ficción que aborda la relación entre un padre y su hija en un mundo en el que las mujeres casi han desaparecido después de una pandemia. Bajo esta premisa la historia analiza la difícil tarea de educar y enseñar a los hijos a vivir y volar solos. A Affleck le acompañan en el reparto Anna Pniowsky (He’s out there), Tom Bower (Runoff), Elisabeth Moss (serie El cuento de la criada), Hrothgar Mathews (Teen lust) y Timothy Webber (Rabbit), entre otros.

Terror, comedia y thriller es lo que ofrece Noche de bodas, producción con capital estadounidense y canadiense que dirigen a cuatro manos Matt Bettinelli-Olpin y Tyler Gillett, responsables de El heredero del diablo (2014). La historia sigue la lucha por la supervivencia de una joven prometida que, para formar parte de la familia rica y excéntrica de su nuevo esposo, tiene que participar en una tradición ancestral y mortal. Samara Weaving (Tres anuncios en las afueras), Mark O’Brien (Malos tiempos en El Royale), Andie MacDowell (Paper year), Adam Brody (Isabelle), Henry Czerny (serie Revenge) y Nicky Guadagni (Lars y una chica de verdad) encabezan el reparto.

Antes de pasar a los estrenos puramente europeos, una de animación. Abominable es el título de lo nuevo de Dreamworks y Pearl Studios, una coproducción entre Estados Unidos y China que sigue la vida de una adolescente de Shanghai que un día se encuentra a un joven yeti en la azotea de su edificio. La criatura se ha escapado de un laboratorio y está siendo buscada por toda la ciudad, por lo que la joven y sus amigos deberán ayudarle a huir en una aventura en la que tendrán que enfrentarse a numerosos desafíos. Dirigida por Jill Culton (Colegas en el bosque) y Todd Wilderman (Colegas en el bosque 2), la cinta cuenta con las voces originales de Chloe Bennet (serie Agentes de S.H.I.E.L.D.), Tenzing Norgay Trainor (serie Liv y Maddie), Albert Tsai (serie Dr. Ken), Eddie Izzard (La reina Victoria y Abdul), Joseph Izzo y Sarah Paulson (Glass).

Dos son las producciones españolas de la semana. Paradise Hills supone el debut en el largometraje de Alice Waddington, que dirige una historia de fantasía, drama y suspense cuyo argumento se desarrolla en una residencia de lujo donde familias acomodadas mandan a sus hijas para que sean educadas para ser mujeres perfectas. Una joven despierta allí una mañana, y aunque a su alrededor todo parece idílico, pronto descubrirá que la residencia, en realidad, oculta un oscuro secreto. Emma Roberts (serie American Horror Story: Apocalypse), Eiza González (Baby driver), Danielle Macdonald (A ciegas), Milla Jovovich (Desvelando la verdad), Awkwafina (Ocean’s 8), Jeremy Irvine (Mamma Mia! Una y otra vez) y Arnaud Valois (120 pulsaciones por minuto) son los principales actores.

Muy diferente es Abuelos, comedia dramática con marcada conciencia social que tiene como protagonistas a tres hombres en la última etapa de su vida laboral. Ninguno de ellos tiene trabajo, se sienten desfasados y el mercado laboral parece haber cerrado las puertas a personas de su edad. Ante esta situación, deciden emprender y montar su propio negocio, y nada mejor que hacerlo en el campo en el que se han convertido en expertos: cuidar de bebés. Santiago Requejo se pone al frente de su primer largometraje dirigiendo en el reparto a Carlos Iglesias (Los muertos no se tocan, nene), Roberto Álvarez (Neckan), Ramón Barea (Todos lo saben), Ana Fernández (La luz con el tiempo dentro), Mercedes Sampietro (Las furias) y Eva Santolaria (Héroes).

España también está presente en el último estreno de la semana, en colaboración con Francia y Luxemburgo. Lo que arde tiene como protagonista a un hombre que regresa a su aldea perdida en las montañas después de un tiempo en la cárcel por provocar un incendio. Allí vuelve a vivir con su madre, su perra y sus tres vacas. La tranquila vida que lleva en la naturaleza se verá alterada cuando un violento fuego arrasa la zona. Dirigido por Oliver Laxe (Mimosas), este drama está protagonizado por un reparto desconocido encabezado por Amador Arias, Benedicta Sánchez, Iván Yañez, Inazio Abrao y Elena Mar Fernández.

‘El Gordo y el Flaco’ buscan la salida de una mortal ‘Escape Room’


Llegamos al ecuador del mes de marzo, y cinematográficamente hablando este viernes día 15 se presenta muy cargado de propuestas pero pocas enfocadas al gran público, predominando los estrenos europeos y de cinematografías ajenas a Estados Unidos. Eso sí, hay para todos los gustos: comedia, terror, fantasía, drama, …

Esta semana comenzamos el repaso con El Gordo y el Flaco (Stan & Ollie), comedia dramática con capital británico, canadiense y norteamericano que aborda los últimos años de la carrera del famoso dúo cómico del cine. La trama se centra en la gira que realizaron por Reino Unido tras la posguerra, mostrando lo que había tras los gags, las películas y la relación entre estos dos actores. Jon S. Baird (Cass) dirige esta cinta protagonizada por John C. Reilly (Kong: La Isla Calavera), Steve Coogan (La excepción a la regla), Shirley Henderson (Nunca estable, nunca quieta), Nina Arianda (Florence Foster Jenkins), Danny Huston (Wonder Woman), Stephanie Hyam (Su mejor historia) y Rufus Jones (El extranjero), entre otros.

Puramente norteamericana es Beautiful boy, siempre serás mi hijo, drama biográfico basado en las memorias escritas por David y Nic Sheff que aborda la desgarradora e inspiradora historia de una familia que se enfrentó a la adicción durante muchos años. Dirigida por Felix van Groeningen (Belgica), la cinta cuenta en su reparto con Steve Carell (La batalla de los sexos), Maura Tierney (Nature calls), Timothée Chalamet (Call me by your name), Amy Ryan (Monster trucks), Timothy Hutton (Todo el dinero del mundo) y Oakley Bull.

Muy diferente es Escape Room, cinta de terror coproducida entre Estados Unidos y Canadá que aborda el reciente fenómeno de las ‘escape rooms’ para narrar cómo seis jóvenes que no se conocen entre ellos terminan encerrados en una sala en la que deberán usar su ingenio para poder salir y lograr un premio que podría cambiar sus vidas. Lo que no saben es que las pruebas para conseguir las pistas que les lleven a la llave son mortales, y el más mínimo error puede acabar con sus vidas. Adam Robitel (Insidious. La última llave) pone en imágenes esta historia que tiene como principales actores a Taylor Russell (Hot air), Logan Miller (Con amor, Simon), Jay Ellis (November rule), Tyler Labine (Broken Star), Deborah Ann Woll (serie Daredevil), Nik Dodani (Alguien está vigilándote) y Yorick van Wageningen (Last summer).

Pasamos ahora a los estrenos europeos, entre los que destaca El niño que pudo ser rey, aventura familiar con toques de fantasía escrita y dirigida por Joe Cornish (Attack the block) cuya trama se centra en un niño que piensa que es un don nadie hasta que se encuentra con Excalibur, la mítica espada clavada en la piedra. A partir de ese momento deberá asumir una función de líder que nunca pidió, y unirse a sus amigos y al mago Merlín para enfrentarse a la malvada Morgana. Louis Ashbourne Serkis (The current war), Tom Taylor (La Torre Oscura), Rhianna Dorris (serie Secret life of boys), Angus Imrie (Pond life), Dean Chaumoo, Patrick Stewart (Logan) y Rebecca Ferguson (El gran showman) encabezan el reparto.

La presencia española de la semana corre a cargo de Taxi a Gibraltar, comedia que tiene como protagonistas a tres perdedores muy diferentes pero que, por la promesa de un tesoro, emprenden un viaje delirante juntos a bordo del taxi de uno de ellos. Y destino no es otro que los túneles de Gibraltar. Alejo Flah (Sexo fácil, películas tristes) se pone tras las cámaras de esta historia en la que también participa como guionista, y que tiene como trío protagonista a Dani Rovira (Superlópez), Joaquín Furriel (Cien años de perdón), Ingrid García Jonsson (Toro), a los que acompañan José Manuel Poga (Oro) y José Troncoso (Autoréplica).

Francia y Alemania colaboran en Maya, drama que escribe y dirige Mia Hansen-Løve (El porvenir) cuyo argumento, ambientado en 2012, arranca cuando dos periodistas franceses son liberados tras cuatro meses de cautiverio en Siria. Tras superar varios chequeos médicos y contestar todas las preguntas de las autoridades, ambos vuelven a sus vidas, pero el más joven es incapaz de encontrar el rumbo de su vida a pesar del apoyo de su familia y su novia. Tras varias semanas regresa a Goa (India), donde creció. Allí conocerá a una mujer que cambiará su forma de ver el mundo. Entre los principales actores encontramos a Roman Kolinka (Juliette), Aarshi Banerjee, Suzan Anbeh (Die Tür), Judith Chemla (El jardín de Jeannette), Alex Descas (Un sol interior) y Pathy Aiyar (The letters).

La cinta más internacional de la semana posiblemente sea Yomeddine, comedia dramática con toques de aventura con la que debuta en el largometraje A.B. Shawky, quien también escribe esta historia cuyo protagonista es un hombre que nunca ha salido de la colonia de leprosos en la que le abandonaron siendo un niño. Cuando su mujer muere decide coger sus pertenencias y emprender un viaje en busca de sus raíces, atravesando para ello todo Egipto y afrontando las dificultades junto a un joven huérfano que se une a él en el camino. El reparto está encabezado por Rady Gamal, Ahmed Abdelhafiz, Osama Abdallah, Mohamed Abdel Azim (Clash) y Shahira Fahmy (La cámara de Claire).

De 2017 es la japonesa Gintama, adaptación en imagen real del manga de Hideaki Sorachi que llegó a las pantallas ayer jueves 14 y que transcurre en un periodo Edo alternativo en el que el país nipón ha sido invadido por alienígenas. En este contexto, un soldado de fortuna que sobrevive haciendo chapuzas junto a dos inseparables amigos descubrirá que una terrible amenaza se cierne sobre Japón cuando una poderosa espada mística caiga en las manos de un hombre que ansía dominar el mundo. Yûichi Fukuda (Joshîzu) es el encargado de poner en imágenes una historia que combina humor, aventura y acción y que cuenta como protagonistas con Shun Oguri (Terra formars), Masami Nagasawa (I am a hero), Masaki Suda (Nanimono), Masaki Okada (Omoi nokoshi) y Yûya Yagira (Crows 3).

Este fin de semana también se estrena Mirai, mi hermana pequeña, cinta de animación japonesa nominada en la última edición de los Premios Oscar a Mejor Película de Animación. La trama gira en torno a un niño que deja de ser el centro de atención de sus padres cuando nace su hermana pequeña. El pequeño comienza a experimentar frustración y situaciones que nunca antes había sentido, pero todo cambia cuando una versión adolescente de su hermana, procedente del futuro, aparezca para llevarle en una aventura extraordinaria. Escrita y dirigida por Mamoru Hosoda (El niño y la bestia), la película cuenta con las voces, en su versión en inglés, de Jaden Waldman, Victoria Grace, Daniel Dae Kim (serie Hawai 5.0), Rebecca Hall (Una relación abierta), John Cho (Columbus) y Crispin Freeman, entre otros.

Terminamos con un documental enfocado desde un punto de vista creativo. Contemplación aborda la progresivo deterioro que sufrió el escritor y teólogo John Hull hasta quedarse ciego en 1983. Con el fin de encontrar sentido a lo que le había ocurrido, comenzó a documentar en varias grabaciones de audio lo que estaba experimentando, dejando para la posteridad uno de los relatos más precisos sobre la ceguera. La cinta británica, de 2016 y dirigida a cuatro manos por Peter Middleton y James Spinney, autores del cortometraje homónimo que ganó un premio Emmy, cuenta con actores que sincronizan sus labios con los testimonios de familiares.

‘Lady Bird’: cine adolescente con nombre propio


Como en cualquier otra historia, el cine adolescente puede tratar el paso de la juventud a la madurez desde puntos de vista muy diversos. La última película de Greta Gerwig (Nights and weekends) como directora opta por el drama con toques de humor que refleje los vaivenes emocionales y morales de esta etapa de la vida, buscando en todo momento ese elemento diferenciador para terminar comprendiendo que, en el fondo, nuestra experiencia nos hace parecidos a aquello que siempre hemos querido rechazar.

En este sentido, Lady Bird traspasa su propia condición de relato fílmico para convertirse, como producto, en aquello que representa su protagonista. Pretende ser algo diferente para terminar aceptando que, con sus particularidades, se asemeja demasiado a otras historias enmarcadas en el mismo contexto social y de relato humano. La trama camina por senderos conocidos y por escenarios ya explorados en otras obras, con la diferencia de que en este caso el conflicto dramático externo se deja a un lado para centrarse en el viaje interior de la protagonista, una espléndida Saoirse Ronan (Lost river) que vuelve a demostrar que es el futuro de la interpretación femenina.

Lo más interesante del film se encuentra en su tercio final, cuando la directora, que hace gala de un lenguaje sobrio y adaptado al relato, provoca un giro dramático en todos los conflictos familiares y sociales de la protagonista. Ese giro, representativo de la madurez a la que entra por primera vez una adolescente que se autoproclama más adulta de lo que en realidad es, transforma todo el relato en una lección de vida en la que, en mayor o menor medida, todos los espectadores pueden verse identificados.

Dicho esto, Lady Bird lucha en todo momento contra su propia condición de relato ya conocido, de historia ya contada en cientos de películas anteriores a ella. Al igual que la protagonista, juega a ponerse otro nombre, a dotarse a sí misma de una dimensión, de un nombre que, en realidad, no tiene. Pero precisamente esa búsqueda de autenticidad y la conclusión final a la que llega es lo que la convierte en un film notable. La capacidad del relato para trascender a sus propias limitaciones e identificarse con la protagonista hasta convertirse forma y contenido en un único ser es lo que hace de esta obra una de las candidatas a los Oscar.

Nota: 7/10

‘Call me by your name’: el arte de descubrir nuestra sexualidad


La nueva película de Luca Guadagnino (Cegados por el sol) ha sido una de las sorpresas en las nominaciones de los Oscar. Motivos no le faltan. El despertar sexual de un o una adolescente puede tratarse de numerosas formas en el cine, desde una entrega salvaje a los deseos hasta una introspección malsana en una lucha contra los sentimientos. Pero hacerlo con la elegancia, la sutileza y la intimidad con el que lo hace este film no está al alcance de todos, principalmente porque, aquí más que nunca, el resultado final no es obra de una única persona.

Para empezar, el guión de James Ivory (Lo que queda del día) es una delicada estructura de emociones adolescentes que todos los espectadores, en mayor o menor medida, pueden recordar. Desde ese odio adolescente a alguien que despierta en nosotros sentimientos que no entendemos, hasta el primer corazón roto o el primer flirteo con esa amiga que pudo y nunca llegó a ser una pareja. A través de la mirada del joven interpretado de forma extraordinaria por Timothée Chalamet (One and Two) la historia de Call me by your name hace un recorrido por todas y cada una de las emociones de ese primer amor, del despertar sexual a un mundo desconocido y, en ese verano de 1983, todavía prohibido en público. En este sentido, y aunque en algún momento pueda existir una carencia de ritmo, la trama se revela como una estructura sólida, distribuyendo con precisión los giros dramáticos para situar al protagonista en una vorágine que ni él mismo llega a comprender del todo.

Pero decía que el resultado final depende de muchos factores. En efecto, al espléndido guión se suma un lenguaje visual casi amateur en algunos momentos, como si la cámara fuera un personaje más en ese verano inolvidable. A eso contribuye la fotografía, natural como pocas veces se puede ver ya en pantalla. Y por supuesto, el reparto. Más allá de la labor indescriptible de Chalamet (atentos al plano que acompaña los títulos de crédito), todos los actores dotan a sus personajes de una sobriedad digna de ser aplaudida, en especial un Armie Hammer (El nacimiento de una nación) alejado de los papeles que le han hecho famoso y demostrando que tiene mucho que aportar. Es más, su personaje es posiblemente uno de los más complejos y atractivos del film, y Hammer logra dotarle, si cabe, de un sinfín de matices.

En el fondo, Call me by your name es la vida de todos. Porque todos, en algún momento, hemos pasado por la mezcla de emociones que vive el joven protagonista. Al igual que ocurre con el idioma en su familia (en el film se habla italiano, francés, inglés y alemán), la película combina y explora emociones de un modo indiscriminado, pasando de un sentimiento a otro sin mediar palabra y siempre, y ante todo, con una sutileza ejemplar. Para muchos el film puede que no diga absolutamente nada en determinados momentos, que se convierta en una historia meramente contemplativa de la belleza. Pero al igual que el personaje de Michael Stuhlbarg (El caso Sloane), el espectador es eso, un espectador de lo que ocurre, valga la redundancia. Y lo que ocurre es tan íntimo que muchas veces puede pasar desapercibido. Lo importante, en este caso, es el resultado, las emociones con las que se sale de la sala. Y en este sentido, el film se hace grande.

Nota: 8/10

‘Call me by your name’ para que ‘El pasajero’ termine el laberinto


Enero está siendo, como es habitual, el principal mes de los títulos llamados a competir y ganar en las entregas de premios. Y este viernes, día 26, no es diferente, al menos no demasiado. Porque, en efecto, llega una de estas películas, pero lo hace acompañada de novedades cuyo único objetivo es entretener a cuanto más público mejor.

Comenzamos el repaso a los estrenos con Call me by your name, drama romántico que cuenta con capital norteamericano, italiano, francés y brasileño, y cuya trama adapta la novela de André Aciman. El argumento se desarrolla en el norte de Italia en 1983, teniendo como protagonista a un joven italoamericano de 17 años que ha crecido en un entorno cultural gracias a sus padres. Durante un verano conocerá a un joven norteamericano que se pone a las órdenes del padre del joven como becario, y juntos descubrirán la belleza de un despertar sexual que cambiará sus vidas para siempre. Luca Guadagnino (Cegados por el sol) dirige esta película protagonizada por Timothée Chalamet (Retales de una vida), Armie Hammer (Animales nocturnos), Michael Stuhlbarg (Steve Jobs), Amira Casar (No es mi tipo) y Esther Garrel (La jalousie).

Puramente estadounidense es El corredor del laberinto: La cura mortal, tercera entrega de la saga cinematográfica que combina thriller, ciencia ficción y acción basada en las novelas de James Dashner, y cuya historia arranca cuando el protagonista y el resto de jóvenes que lograron escapar del laberinto deben entrar en Last City, una ciudad que, en realidad, es el laberinto más mortífero de todos. Llegar a superarlo les permitirá obtener las respuestas a las preguntas que se han estado haciendo desde que lograron huir. Wes Ball vuelve a ponerse tras las cámaras después de dirigir las dos primeras entregas, mientras que el reparto está encabezado por Dylan O’Brien (Los becarios), Kaya Scodelario (Ahora y siempre), Thomas Brodie-Sangster (Phantom Halo), Ki Hong Lee (Everything before us), Giancarlo Esposito (serie Érase una vez), Aidan Gillen (Rey Arturo: La leyenda de Excalibur), Barry Pepper (El llanero solitario), Will Poulter (El renacido), Patricia Clarkson (La librería) y Nathalie Emmanuel (serie Juego de tronos), entre otros.

Thriller y acción es lo que propone El pasajero, nuevo trabajo conjunto entre el director español Jaume Collet-Serra y el actor Liam Neeson después de Sin identidad (2011), Non-Stop (Sin escalas) (2014) y Una noche para sobrevivir (2015). La trama se centra en un hombre de negocios que, en el trayecto de tren que habitualmente hace para volver a casa, deberá enfrentarse a una conspiración criminal que no solo amenaza su vida, sino la de su familia. El reparto de esta coproducción entre Estados Unidos y Reino Unido se completa con Vera Farmiga (Expediente Warren: El caso Enfield), Patrick Wilson (El fundador), Jonathan Banks (Mudbound), Sam Neill (Backtrack), Elizabeth McGovern (serie Downton Abbey) y Clara Lago (Al final del túnel).

Francia, Bélgica y Canadá colaboran en la comedia C’est la vie!, nueva película de Eric Toledano y Olivier Nakache, autores del éxito Intocable (2011). El argumento de este film, que también escriben los directores, arranca cuando un organizador de bodas debe afrontar un banquete de lujo en un château francés del siglo XVIII. Y aunque lo tiene todo preparado y medido al milímetro, cada fase de la celebración puede convertirse en el caos ante un equipo de trabajadores que no termina de encajar. Suzanne Clément (The other half), Gilles Lellouche (Conexión Marsella), Jean-Paul Rouve (Los recuerdos), Judith Chemla (Una dulce mentira), Jean-Pierre Bacri (Un cuento francés) y Kévin Azaïs (Un amor de verano) encabezan el reparto.

Varios países participan también en Sin amor, drama dirigido por Andrey Zvyagintsev (Leviatán) que cuenta con capital ruso, francés, alemán y belga, y cuya historia se centra en una pareja que está en pleno proceso de divorcio, algo que afecta de lleno a su hijo. Cada uno ha rehecho su vida con una nueva pareja, pero la separación les lleva a discutir constantemente. Es después de una de estas discusiones cuando su hijo desaparece, por lo que tendrán que unir esfuerzos y dejar a un lado sus diferencias para poder encontrarle. El reparto está encabezado por Aleksey Rozin (Elena), Matvey Novikov, Maryana Spivak (serie Syn ottsa narodov) y Vladimir Vdovichenkov (Taras Bulba).

Aventuras para toda la familia es lo que ofrece Trío. La búsqueda del Santuario Sagrado, producción noruega que arranca cuando un grupo de amigos encuentran una pista sobre un mítico santuario que nunca ha podido ser encontrado. El problema es que para localizarlo deberán evitar a un grupo de cazarrecompensas que va detrás de ellos, y que pondrá en peligro su amistad y sus vidas. Eva Dahr (Mars & Venus) dirige esta cinta protagonizada por Naomi Hasselberg Thorsrud, Bjørnar Lysfoss Hagesveen (Amigas para siempre), Henrik Hines Grape, Franziska Tørnquist y Reidar Sørensen (Rett Vest).

En lo que a animación se refiere, esta semana llega Petzi y la mar salada, adaptación de la tira cómica danesa de 1951 que cuenta las aventuras del osito Petzi, el pingüino Pingo y el pelícano Riki, que juntos encuentran un viejo barco que reparan y con el que deciden echarse al mar para encontrar lugares desconocidos. Michael Bohnenstingl, Johannes Weiland y Paul Cichon son sus directores.

También pertenece a la animación La rebelión de los cuentos, adaptación del libro de Roald Dahl que recupera personajes e historias clásicas para incorporar un giro y darles un punto de vista diferente, como puede ser el hecho de que Caperucita Roja y Blancanieves sean amigas y se enfrenten juntas a depredadores y reinas malvadas. Dirigida a tres bandas por Jan Lachauer, Jakob Schuh y Bin-Han To, la cinta cuenta con voces como las de Bertie Carvel (Los miserables), Rol Brydon (The trip to Spain), Gemma Chan (Grandes familias), Tamsin Greig (serie Episodes), Rose Leslie (El último cazador de brujas) y Dominic West (serie The affair).

Finalmente, este viernes también regresa a la gran pantalla, con motivo de su 40 aniversario, la versión animada de El señor de los anillos realizada en 1978 por Ralph Bakshi (Una rubia entre dos mundos). La cinta trata de condensar en poco más de dos horas el extenso viaje del hobbit Frodo para llevar el anillo de Sauron hasta la tierra de Mordor, donde debe ser destruido. Un viaje en el que contará con la ayuda del mago Gandalf, el humano Aragorn, el elfo Légolas y el enano Gimli, así como de sus amigos hobbits Sam, Merry y Pippin. Entre las voces originales destacan las de Christopher Guard (Golpe maestro), William Squire (39 escalones), John Hurt (El topo) y Anthony Daniels (C-3PO en la saga Star Wars).

Diccineario

Cine y palabras

A %d blogueros les gusta esto: