‘Secretos de Estado’: la espía con conciencia


Aunque la realidad supera muchas veces la ficción, no siempre es así. Y desde luego, el modo en que ocurren los acontecimientos normalmente no es mejor que un buen relato. La nueva película de Gavin Hood (Espías desde el cielo) tiene un poco de todo, lo que a muchos les entusiasmará y a otros, sin embargo, les aburrirá. Un poco de todo.

Posiblemente el aspecto más débil de Secretos de Estado es, precisamente, la historia real que se encuentra detrás de este drama. No porque no sea interesante, sino porque, como evidencia el desarrollo argumental, tiene muchos momentos de espera en los que la acción apenas avanza, en los que los tiempos de la justicia se imponen a los ritmos del relato. En este punto, la labor de Hood es encomiable al intentar (no siempre lo consigue) amenizar la historia con un interesante montaje y con algunos personajes secundarios cuya función se limita a ser meros agentes del cambio, que no es poco. Si a eso le sumamos la rápida resolución de la historia, como de hecho ocurrió en realidad, nos encontramos con un film al que se le podría pedir más de lo que ofrece.

Pero esta impresión no es del todo real. La película es un relato contundente acerca de las prácticas corruptas de un gobierno, el de Estados Unidos, y la complicidad de otro, el británico, para ir a una guerra manifiestamente ilegal, amparada en información falsa y para la que no se duda en manipular no solo informes, sino a la opinión pública y al resto de estados. Bajo este prisma, Hood compone un relato paralelo al oficial a través de la protagonista, una joven espía a la que Keira Knightley (Colette) aporta, como en todos sus trabajos, un grado más de complejidad y dramatismo. Con la combinación de imagen real de declaraciones de dirigentes con los acontecimientos narrados el espectador cuenta con una visión distinta de lo que pudo conocerse allá en 2003. Es en este punto, así como en la interesante investigación periodística, donde la película crece en todos sus aspectos, convirtiéndose en un relato más complejo acerca del abuso de poder, la conciencia y el desafío a las instituciones cuando se cometen errores.

Así, Secretos de Estado ofrece poco más de lo que promete. En otro contexto, con otro director y otros actores, posiblemente ni siquiera hubiera llegado a las salas de cine, condenándola a algún horario de sobremesa en una de las televisiones en abierto. Pero por fortuna no ha sido así. Y digo “por fortuna” no porque la historia ofrezca al espectador un relato inolvidable, sino porque la mano de Hood, la fotografía y la labor de los actores, todos ellos más que notables, dan la oportunidad de reinterpretar algunos de los acontecimientos de este siglo XXI, de comprender cómo se gestaron algunos hitos históricos basados en mentiras interesadas del poder. Y eso no siempre es fácil de narrar.

Nota: 7/10

Knightley revela ‘Secretos de Estado’ de ‘La familia Addams’


Estamos a punto de terminar octubre, y con él arrancamos al mismo tiempo la época en la que llegarán algunos de los principales títulos que competirán en las principales entregas de premios, o por lo menos aquellos que cuentan con muchas posibilidades de hacerlo. Y aunque a priori este viernes día 25 ninguno de los estrenos está en esas categorías, sí cuentan con un gran atractivo para aquellos que busquen intriga, humor, drama, aventuras y numerosos documentales.

Comenzamos este repaso con Secretos de Estado, coproducción entre Reino Unido y Estados Unidos que dirige Gavin Hood (Espías desde el cielo) y que adapta a la gran pantalla el libro de Marcia Mitchell y Thomas Mitchell que a su vez está basado en hechos reales. A medio camino entre el thriller, el drama y el romance, la película se ambienta en 2003, cuando políticos británicos y estadounidenses planean invadir Irak. En este contexto una traductora filtra un e-mail clasificado que urge a espiar a miembros del Consejo de Seguridad de la ONU para forzar una resolución para ir a la guerra. Acusada de revelación de secretos, deberá hacer frente a una pena de cárcel con la ayuda de sus abogados mientras trata de mantener a flote su matrimonio. El reparto está encabezado por Keira Knightley (El cascanueces y los cuatro reinos), Matt Smith (serie The crown), Ralph Fiennes (Spectre), Rhys Ifans (Snowden), Matthew Goode (Un golpe a la inglesa) e Indira Varma (serie Juego de tronos).

Reino Unido y Estados Unidos también están presentes, junto a Canadá, en La familia Addams, nueva versión de los famosos personajes en formato de animación. La trama se centra en la celebración de la “Mazurka con sable” en honor a su hijo, un rito de iniciación para ser un auténtico Addams. Por otro lado, la pequeña Miércoles se enfrenta a la adolescencia y trata de desafiar los límites impuestos por su madre. Todo eso mientras el clan debe hacer frente a una estrella de la televisión que plantea construir una comunidad perfecta a los pies de su gótica mansión. Dirigida a cuatro manos por Greg Tiernan y Conrad Vernon (La fiesta de las salchichas), la cinta cuenta con las voces originales de Oscar Isaac (Como la vida misma), Charlize Theron (Atómica), Chlöe Grace Moretz (Suspiria), Finn Wolfhard (It: Capítulo 2), Nick Kroll (Uncle Drew), Snoop Dogg (Meet the Blacks), Bette Midler (Abuelos al poder), Allison Janney (Yo, Tonya) y Martin Short (Puro vicio).

Pasamos a los estrenos puramente españoles, entre los que destaca El silencio de la ciudad blanca, adaptación de la novela de Eva García Sáenz de Urturi que dirige Daniel Calparsoro (Cien años de perdón). El argumento de este thriller dramático transcurre en la actualidad en Vitoria, donde aparecen los cadáveres de un chico y una chica veinteañeros completamente desnudos en la cripta de la Catedral Vieja. Un inspector experto en perfiles criminales se pondrá tras la búsqueda del asesino ritual que lleva aterrorizando a la ciudad más de dos décadas. Pero los crímenes no dejan de sucederse y las redes sociales empiezan a contaminar la investigación, lo que llevará al policía al límite. Entre los principales actores encontramos a Belén Rueda (El pacto), Javier Rey (Sin fin), Aura Garrido (La piel fría), Manolo Solo (La sombra de la ley), Alex Brendemühl (El creyente) y Kandido Uranga (70 binladens).

El drama de corte adolescente y familiar tiene como principal representante El viaje de Marta, producción con capital español y francés que tiene como protagonista a una joven de 17 años que tiene que pasar las vacaciones de Navidad con su padre y su hermano. El primero no le da ninguna libertad, obligándola a un frenético ritmo lleno de safaris y folclore. Pero un día conoce a un senegalés diez años mayor que ella que trabaja grabando las excursiones de los turistas y a una chica que limpia las habitaciones, lo que llevará a la adolescente a descubrir todo un nuevo mundo. Dirigida por Neus Ballús (La plaga), que también participa en el guión, la cinta está protagonizada por Elena Andrada, Sergi López (Río arriba), Diomaye Augustin Ngom, Ian Samsó y Madeleine C. Ndong, entre otros.

Francia y Bélgica colaboran en Tan cerca, tan lejos, comedia dramática con tintes románticos dirigida por Cédric Klapisch (Nuestra vida en la Borgoña) que tiene como protagonista a dos personajes que viven en el mismo distrito e París. Ella busca el amor a través de citas fallidas en redes sociales, y él lucha por hallar una conexión con alguien. En una sociedad hiperconectada donde, sin embargo, es más difícil encontrarse, ambos iniciarán un viaje que les llevará en la misma dirección. François Civil (Objetivo: París), Ana Girardot (serie Les revenants), Camille Cottin (La biblioteca de los libros rechazados), François Berléand (Vicky) y Simon Abkarian (Cartas a Roxanne) encabezan el reparto.

El último de los estrenos de ficción es la surcoreana Parásitos, cinta que combina thriller, drama y comedia para narrar cómo una familia en el paro y con gran interés por la vida de una riquísima familia logra que su hijo sea recomendado para dar clases particulares de inglés en casa de esta rica familia. Este primer paso será el comienzo de un engranaje que no dejará a nadie indemne. Dirigida por Bong Joon Ho (Okja), la película está protagonizada por Kang-ho Song (El imperio de las sombras), Sun-kyun Lee (Take Point), Yeo-jeong Jo (The target: El objetivo), Woo-sik Choi (Tren a Busan) y So-dam Park (Sado), entre otros.

Pasamos ahora a los documentales. Ara Malikian, una vida entre las cuerdas abordando la vida del polifacético violinista y su aportación a la música clásica y contemporánea. A partir de su última Gira Sinfónica por España y países de todo el mundo, la cinta analiza su historia personal. Esta producción española está escrita y dirigida por Nata Moreno, quien debuta de este modo en el largometraje.

También española es La defensa, por la libertad, film que recupera la memoria de abogados y abogadas de muy distintas ideologías que lucharon para acabar con la dictadura en España y lograr una democracia con derechos y libertades. Dirige la propuesta Pilar Pérez Solano (Las maestras de la República).

España es el país de origen de Almost Ghosts, obra escrita y dirigida por Ana Ramón Rubio, quien de este modo debuta en el largometraje. El documental explora la decadencia de los pueblos fantasmas a través de la ruta 66 de Estados Unidos. A través de las historias de tres personajes que viven en estos pueblos la cinta ahonda en la perseverancia y el espíritu de superación de unos hombres unidos por la ruta más conocida de América.

Con bastante retraso se estrena Hitler’s Hollywood, producción alemana de 2017 escrita y dirigida por Rüdiger Suchsland (Von Caligari zu Hitler: Das deutsche Kino im Zeitalter der Massen) que analiza la producción de cine alemán entre 1933 y 1945 bajo el régimen del Tercer Reich, que a pesar de la extrema censura que tenía anhelaba convertirse en una potente industria cinematográfica. En apenas 12 años llegaron a realizarse alrededor de 1.000 largometrajes, cuyas implicaciones políticas y sociales se abordan en el film.

Diccineario

Cine y palabras

A %d blogueros les gusta esto: