‘Mientras dure la guerra’: el templo de la inteligencia


Hay que reconocerle a Alejandro Amenábar (Tesis) su valentía a la hora de escoger proyectos. O más bien, su capacidad para afrontar producciones que tratan de ahondar en los entresijos que se esconden detrás de cada historia, sea real o ficticia. Las motivaciones, el desarrollo de acontecimientos, los giros argumentales que cambian por completo el sentido de una trama, … Todo ello, unido a un lenguaje visual que sabe adaptarse a cada relato, le convierte en uno de los mejores directores del panorama español.

Eso, y mucho más, es lo que desprende Mientras dure la guerra. Su forma de encarar el inicio de la Guerra Civil en España y la relación del escritor Miguel de Unamuno con el bando sublevado y la República es sencillamente brillante. Puede parecer simple, incluso un poco academicista, pero en un país tan polarizado como este es un soplo de aire fresco que alguien tome la suficiente distancia para tratar de aportar una visión objetiva de los acontecimientos. Esto no quiere decir, ni mucho menos, que no despierte sentimientos de muy diversa índole, pero sí permite al espectador acercarse a este momento vital de la historia reciente de España. A través de un desarrollo marcado por los giros argumentales en forma de muertes y disparos en la madrugada, Amenábar construye el cambio de paradigma que se produce en el protagonista (magistral Karra Elejalde –La higuera de los bastardos-) de una forma natural, evidenciando el error inicial que se traduce, finalmente, en ese discurso histórico en la Universidad de Salamanca el Día de la Raza (ahora Día de la Hispanidad).

Pero la película va mucho más allá. En realidad, los acontecimientos acaecidos en 1936 no dejan de ser un reflejo de lo que el director en realidad quiere contar, y es el carácter de una sociedad condenada a enfrentarse, condenada a no entenderse. La breve secuencia del protagonista y su joven amigo en una carretera a Zamora discutiendo por ideas contrarias (con una clara referencia al Duelo a garrotazos de Goya) es posiblemente el momento más clarificador de un film cuya puesta en escena, vestuario y reparto son simplemente soberbios. Y si la historia de Unamuno resulta atractiva por cuanto viene a representar ese cambio de mentalidad, no lo es menos el modo en que Francisco Franco desarrolla su estrategia para terminar convirtiéndose en el dictador que gobernó España durante casi 40 años.

Habrá quienes critiquen a Mientras dure la guerra por plantear la historia tan solo desde el punto de vista de un bando. Habrá quienes consideren que evita mostrar la violencia. Pero la realidad es que Amenábar construye el que posiblemente sea el relato más fiel de esos primeros meses de contienda. No es necesario mostrar disparos en la nuca, ni conflictos bélicos en el frente. Basta con evidenciar la virulencia con la que se defienden las ideas para hacerse una idea del enconamiento social y político existente en 1936. Y es aquí donde subyace el verdadero interés y la extraordinaria visión de la película. Su retrato de aquellos meses, de los intelectuales, las cazas de brujas, los fusilamientos y el golpe de Estado (no solo en la sublevación militar, sino también de Franco dentro de sus propias filas) es brillante, elegante y tan complejo como la sociedad que describe. Un reflejo de muchas cosas que se pueden ver y sentir hoy en día.

Nota: 9/10

‘Rambo’ sigue regresando ‘Mientras dure la guerra’


Septiembre finaliza con un claro ambiente bélico en lo que a cine se refiere. Y lo hace recuperando viejos personajes y acontecimientos históricos del pasado siglo en España. Pero este viernes día 27 también es el turno de mucha comedia, algo de drama y algo de ciencia ficción.

Comenzamos el repaso con Mientras dure la guerra, regreso a los cines de Alejandro Amenábar (Regresión). Esta coproducción entre España y Argentina aborda la vida del escritor Miguel de Unamuno durante el verano de 1936, cuando decide apoyar públicamente la sublevación militar contra la República, siendo destituido como rector de la Universidad de Salamanca. Cuando el bando sublevado empieza a encarcelar a algunos de sus compañeros y el conflicto se vuelve cada vez más sangriento comenzará a cuestionarse su postura inicial. Drama, historia y cine bélico se dan cita en este film protagonizado por Karra Elejalde (Que baje Dios y lo vea), Eduard Fernández (Perfectos desconocidos), Santi Prego (A esmorga), Nathalie Poza (No sé decir adiós), Patricia López Arnaiz (El árbol de la sangre), Luis Zahera (El reino), Luis Bermejo (La tribu), Inma Cuevas (Toc toc) y Tito Valverde (Villaviciosa de al lado), entre otros.

Muy diferente es Rambo: Last blood, nueva entrega de la saga estadounidense que vuelve a protagonizar Sylvester Stallone (Creed II: La leyenda de Rocky), y que en esta ocasión sitúa al exmilitar retirado en su rancho familiar. Su descanso se ve interrumpido por la desaparición de su nieta tras cruzar la frontera con México. El veterano emprende así un peligros viaje en el que se enfrentará a uno de los cárteles más peligrosos de la zona, descubriendo la verdad tras la desaparición de su nieta. Su sed de venganza le llevará a cumplir una última misión. Dirigida por Adrian Grunberg (Vacaciones en el infierno), esta cinta de acción, aventura y thriller cuenta en su reparto, además de Stallone, con Paz Vega (Actos de venganza), Sergio Peris-Mencheta (Llueven vacas), Óscar Jaenada (El hombre que mató a Don Quijote), Yvette Monreal (Lowriders), Adriana Barraza (Loca por el trabajo) y Joaquín Cosio (Cinderelo).

Entre el resto de estrenos europeos encontramos El papel de sus vidas, comedia francesa escrita y dirigida por Anne Giafferi (Angie et Gabrielle) que tiene como protagonistas a dos mujeres: una actriz que acaba de salir de una fallida operación de cirugía estética, y a la doble que utiliza para reemplazarla en un rodaje. Lo que la primera no sabe es que la segunda es su hermana gemela. La tensión entre ambas irá en aumento al chocar sus personalidades, pues la actriz es una diva detestable y su doble, peluquera de profesión, una persona encantadora. Mathilde Seigner (Vuelta a casa de mi madre) da vida a los dos personajes femeninos, estando acompañada en el reparto por François-Xavier Demaison (Como conocí a mi padre), Arié Elmaleh (Entre ellas), Marie-Anne Chazel (Fanny), Nicolas Briançon (Les gamins) y Vincent Regan (Normandía al desnudo).

También francesa, aunque con colaboración belga, es Bienvenidos al barrio, cuya trama sigue a un jefe de una agencia de comunicación que, tras un tormentoso control fiscal, se ve obligado a desmoralizar su empresa a un barrio muy conflictivo del extrarradio de París. Una vez allí conocerá a un joven que se ofrece a enseñarles los modos y costumbres de su nuevo barrio. Mohamed Hamidi (La vaca) se pone tras las cámaras de esta comedia protagonizada por Gilles Lellouche (Cosas de la edad), Malik Bentalha (Mi tierra), Camille Lou (serie Les bracelets rouges), Sabrina Ouazani (Historias de una indecisa), Anne-Elisabeth Blateau (serie Scènes de ménages) y Loïc Legendre (Los 50 son los nuevos 30).

Puramente española es Agur Etxebeste!, secuela de Aupa Etxebeste! (2005) que, al igual que la primera cinta, está dirigida a cuatro manos por Asier Altuna y Telmo Esnal. El argumento sitúa al protagonista en un momento de su vida en el que, por “problemas de salud”, se ve obligado a abandonar la alcaldía. Sin embargo, para no perder el mandato del Ayuntamiento decide nombrar a su mujer como la primera alcaldesa del pueblo. Pero ella, lejos de ser una mujer de paja, se toma muy en serio su trabajo y comienza a realizar cambios en el funcionamiento de la administración, poniendo patas arriba la relación de pareja. Esta comedia cuenta con Ramón Agirre (Black is Beltza), Elena Irureta (A escondidas), Iban Garate (Miel de naranjas) y Paco Sagarzazu (Bajo la piel de lobo) como principales actores.

La propuesta de ciencia ficción de la semana es H0us3, ópera prima de Manolo Munguia que transcurre durante una cena de un grupo de antiguos compañeros de la universidad, a la que acuden también sus parejas. Un encuentro para ponerse al día después de varios años que, sin embargo, da un giro cuando uno de ellos confiesa haber descifrado uno de los archivos más secretos de Internet, dentro del cual hay una aplicación de realidad aumentada. Al intentar modificarla entre todos desencadenarán una serie de acontecimientos con consecuencias inesperadas. La cinta, que cuenta con capital español, está protagonizada por Rubèn Serrano (serie El secreto de Puente Viejo), Roc Esquius (serie La Riera), Míriam Tortosa (El juego del ahorcado), Anna Bertran (serie Pop ràpid) y Mariona Tena (Diario de una ninfómana).

Desde India llega, en colaboración con Francia, Señor, drama romántico de 2018 cuya trama sigue a una empleada de hogar que trabaja para un hombre de familia adinerada. Él parece tenerlo todo, pero no ha logrado alcanzar sus sueños y se siente perdido. Ella vive llena de esperanza. Cuando sus mundos se cruzan las barreras que parecían insuperables comenzarán a verse de otro modo. Escrita y dirigida por Rohena Gera, que de este modo debuta en el largometraje de ficción tras el documental What’s love got to do with it (2013), la cinta cuenta con un reparto encabezado por Tillotama Shome (Sold), Vivek Gomber (Tribunal), Geetanjali Kulkarni (Hotel Salvación), Rahul Vohra (Un + une) y Ahmareen Anjum.

Por último, Hasta siempre, hijo mío es el título del drama chino dirigido por Xiaoshuai Wang (Sueños de Shangai) que sigue la vida de dos matrimonios a lo largo de casi cuatro décadas, abordando los grandes cambios sociales y económicos a los que tienen que hacer frente en China. Entre los principales actores encontramos a Liya Ai (Cheng xiang sheng di hua er), Jiang Du (Hong hai xing dong), Zhao-Yan Guo-Zhang (An elephant sitting still), Jingjing Li (Monster hunt) y Xi Qi (Wan wu sheng zhang).

Diccineario

Cine y palabras

A %d blogueros les gusta esto: