‘La ciudad de las estrellas (La La Land)’: ese alguien entre la multitud


No pasa muy a menudo, pero cada ciertos años surge una película que podría considerarse mágica, en la que todos sus elementos, artísticos y técnicos, parecen lograr una armonía perfecta para que fondo y forma sean realmente uno. Y este 2016 ha sido uno de esos años, algo que podría terminar de confirmarse, al menos en lo que a premios se refiere, con un rotundo éxito en los próximos Oscar. Lo cierto es que la nueva película de ese joven genio llamado Damien Chazelle (Whiplash) va camino de conseguirlo, y méritos, lo que se dice méritos, le sobran.

Si hubiese que calificar La ciudad de las estrellas (La La Land) con una única palabra esa podría ser magistral. O espléndida. O bella. Muchos de esos términos, estoy convencido, se han usado en infinidad de críticas, pero la pregunta que cabe hacerse es ¿por qué? Sencillamente porque esta comedia musical aúna todo lo que un film debe tener. Su desarrollo dramático plantea conflictos, aunque sea de forma sutil, a cada paso del camino de los protagonistas. La forma en que se integra la parte musical, cuyos números mejoran a medida que avanza la trama (aunque ese primer plano secuencia será una de las escenas más recordadas), es perfecta. Y el uso del color y la fotografía, en claro homenaje a la era dorada del género, acerca a las nuevas generaciones un tipo de cine que, por suerte o por desgracia, ya no se hace.

Desde luego, es lo más parecido a una película perfecta que se puede ver en la gran pantalla actualmente. Incluso con un comienzo titubeante (la historia del personaje de Emma Stone –Irrational man– es algo débil), el film se sobrepone gracias al número de claqué y a un Ryan Gosling (Sólo Dios perdona) inconmensurable, capaz de ponerse la narrativa sobre sus hombros y cubrir las deficiencias de su compañera de reparto, que crece al compás de la propia película. Aunque la guinda del pastel es su final, todo un recorrido alternativo por una historia que podría haber sido y no fue y que, además de arrancar alguna que otra lágrima, pone de manifiesto una máxima básica de cualquier narración: que el final debe ser coherente con la historia contada, aunque eso genere dolor.

La ciudad de las estrellas (La La Land) recupera el amor por el cine, o al menos por un tipo de cine que no se prodiga tanto en la gran pantalla como debería. Y lo hace con un sentido homenaje a las películas que encumbraron el musical hasta sus cotas más altas. Chazelle, que se confirma como un talento con un futuro prometedor (habrá que verle con otras historias y otros género), utiliza todos los recursos a su alcance para crear una obra atemporal, una historia de amor que debe convivir con la búsqueda de nuestros sueños. Una película única capaz de enamorar, emocionar, divertir y hacer reír, con una banda sonora imprescindible. Es, como se menciona en un momento del film, ese “alguien” entre la multitud de películas que hay en la cartelera.

Nota: 9,5/10

Anuncios

La música de ‘La La Land’ para amansar a las fieras de ‘Underworld’


Estrenos 13enero2017Con los Globos de Oro recién entregados, llega una nueva cita con los estrenos de la semana, y lo hace con numerosas novedades para todos los gustos, incluyendo una de las grandes protagonistas de la conocida como ‘Antesala de los Oscar’. Acción, comedia, música, drama y fantasía se dan cita este viernes, 13 de enero.

Sin duda, el estreno más esperado es La ciudad de las estrellas (La La Land), comedia dramática con la música como protagonista que escribe y dirige Damien Chazelle (Whiplash), y que sigue la relación de una aspirante a actriz de Hollywood y un pianista que sueña con montar su propio club de jazz mientras malvive aceptando trabajos de segunda. Juntos descubrirán el precio de sus sueños y la fuerza de su amor. El reparto está encabezado por Ryan Gosling (Dos buenos tipos), Emma Stone (Irrational man), J.K. Simmons (Terminator: Génesis), Rosemarie DeWitt (Poltergeist), John Legend (Soul men) y Fin Wittrock (La gran apuesta).

Muy diferente es Underworld: Guerras de sangre, nueva entrega de la saga de fantasía sobre la lucha entre vampiros y licántropos. En esta ocasión, la protagonista, de nuevo interpretada por Kate Beckinsale (Absolutamente todo) deberá librar la que parece la batalla final de la guerra, aunque para ello deba hacer un sacrificio que puede acabar con su vida. Dirigida por Anna Foerster, que debuta de este modo en el largometraje, la película completa su reparto con Theo James (Divergente), Charles Dance (The imitation game), Lara Pulver (Al filo del mañana), Tobias Menzies (serie Outlander), James Faulkner (Franklyn) y Bradley James (serie Merlín), entre otros.

El principal representante de la comedia norteamericana es ¿Tenía que ser él?, film dirigido por John Hamburg (Y entonces llegó ella) que ahonda en el conflicto entre padres y novios. En concreto, la trama se centra en un sobreprotector padre que visita a su hija en la Universidad y conoce al novio de ésta, un joven multimillonario de Silicon Valley con importantes problemas para socializar. Los problemas entre ambos, provocados porque el padre no le considera apropiado para su hija, se agravan cuando descubre que el joven va a hacer la gran pregunta. Bryan Cranston (Infiltrado), James Franco (Los tres reyes malos), Zoey Deutch (Todos queremos algo), Megan Mullally (Alexander y el día terrible, horrible, espantoso, horroroso), Keegan-Michael Key (Keanu) y Adam Devine (Mike y Dave buscan rollo serio) encabezan el reparto.

Entre los estrenos europeos destaca la británica La autopsia de Jane Doe, propuesta de terror que sigue la pesadilla que viven dos médicos forenses de un pueblo de Virginia cuando reciben en el depósito de cadáveres el cuerpo de una joven sin identificar. Su examen médico pone al descubierto evidencias físicas muy extrañas que les ayudará a desentrañar el misterio detrás de esta chica. André Øvredal (Trollhunter) se pone tras las cámaras de esta historia protagonizada por Emile Hirsch (Diez mil santos), Brian Cox (El último acto), Michael McElhatton (serie Juego de Tronos), Olwen Catherine Kelly (Darkness on the edge of the town) y Ophelia Lovibond (serie Elementary).

También despierta interés la hispano francesa Proyecto Lázaro, nueva cinta escrita y dirigida por Mateo Gil (Blackthorn) cuya trama arranca cuando un hombre es diagnosticado con una enfermedad que terminará con su vida en el plazo de un año. Incapaz de aceptar su destino, decide congelar su cuerpo. 60 años después se convierte en el primer hombre descongelado de la Historia. Lo que descubre entonces sobre la vida en ese tiempo y sobre su propia familia cambiará su forma de ver su vida. Ciencia ficción, drama y ciertas dosis de thriller son los ingredientes de este film protagonizado por Tom Hughes (The incident), Charlotte Le Bon (El desafío), Barry Ward (Blood cells) y Oona Chaplin (El viaje más largo).

Francia, junto con Bélgica, también está presente en Le fils de Joseph, drama que gira en torno a un joven cuya vida se ha desarrollado siempre sin conocer el nombre de su padre. Cuando por fin lo descubre prepara una venganza contra él, pero un encuentro con el hombre cambiará su vida. Escrita y dirigida por Eugène Green (La Sapienza), la cinta cuenta en su reparto con Natacha Régnier (El capital), Fabrizio Rongione (Violette), Mathieu Amalric (Grandes familias), Victor Ezenfis y Maria de Medeiros (Pasolini).

En lo que a animación se refiere, llegan a la cartelera dos propuestas. La tortuga roja gira en torno a un hombre que naufraga en una isla desierta. Con la única compañía de los animales que le rodean, el náufrago trata de sobrevivir hasta que un día se encuentra con una enorme tortuga roja, lo que cambiará su forma de afrontar su situación. Aventura y fantasía es lo que propone este film dirigido por Michael Dudok de Wit, quien debuta de este modo en el largometraje.

También se estrena Orm en el reino de las nieves, cinta de 2014 que supone la continuación de The Snow Queen, estrenada en España a comienzos de 2016. Ópera prima de Aleksey Tsitsilin, la historia se centra en el personaje que da nombre al film, pieza clave en la derrota de la Reina de las Nieves. Sin embargo, ser considerado un héroe no le basta, por lo que empieza a inventar toda una historia que puede terminar por volverse en su contra. Ivan Okhlobystin (Barmen), Anna Shurochkina, Garik Kharlamov (Lyogok pa pomine) y Anna Khilkevich (Sosed) ponen las principales voces.

Por último, este viernes llega también el documental Nacido en Siria, cinta dirigida por Hernán Zin (Matadoras) que, a través de la visión de siete niños, relata el éxodo provocado por la guerra civil del país árabe, así como el calvario que deben vivir los sirios y los problemas a los que se enfrentan al llegar a su nuevo hogar, en el que muchas veces se encuentran actitudes hostiles.

El nuevo ‘Poltergeist’ llega para dar ‘Caza al asesino’


estrenos 22mayo2015Siguiendo con la fórmula que parece haberse impuesto durante este mes de mayo en la cartelera, los estrenos de hoy viernes, 22 de mayo, ofrecen al espectador una notable variedad de géneros, pero ninguno de ellos está llamado a convertirse en un blockbuster, al menos a primera vista. Eso no quita, ni mucho menos, que existan suficientes atractivos para decantarse por alguna de las numerosas opciones, sobre todo entre las que proceden de Estados Unidos, que esta semana son mayoría. Terror, comedia, thriller, musical, drama, … En la variedad está el gusto.

Pero dado que hay que comenzar por algún sitio, esta semana lo haremos por Poltergeist, remake del clásico de terror de 1982 dirigido por Tobe Hooper (La matanza de Texas). La historia, para aquellos que todavía no la conozcan, narra la vida de una familia que se muda a una nueva casa en la que empiezan a suceder fenómenos extraños. Cuando la actividad paranormal se intensifica descubren que el lugar está habitado por una serie de fantasmas. Los acontecimientos se precipitarán cuando la hija pequeña sea secuestrada, lo que obligará a la familia a recurrir a todo tipo de expertos. Gil Kenan (Monster House) es el encargado de ponerse tras las cámaras, mientras que el reparto de esta nueva versión está encabezado por Sam Rockwell (Siete psicópatas), Rosemarie DeWitt (Matar al mensajero), Jared Harris (Pompeya), Kennedi Clements (serie Rogue) y Kyle Catlett (serie The following).

Muy distinta es Caza al asesino, thriller de acción dirigido por Pierre Morel (Venganza) que adapta una novela de Jean-Patrick Manchette en la que un asesino de élite que es traicionado por su equipo decide vengarse a toda costa, lo que le llevará de una punta a otra del planeta. Si bien la trama puede resultar familiar, lo más atractivo del film reside en su reparto, en el que destacan Sean Penn (Gangster Squad), Javier Bardem (Skyfall), Idris Elba (Thor: El mundo oscuro) y Ray Winstone (Noé).

La comedia tiene uno de sus principales representantes en Dando la nota: Aún más alto, secuela de la cinta musical de 2012 que vuelve a contar con sus principales actrices y que, en esta ocasión, está dirigida por la actriz Elizabeth Banks (Los Juegos del Hambre: Sinsajo 1), quien de este modo debuta tras las cámaras en un largometraje completo. La trama se sitúa a las protagonistas tres años después de los acontecimientos de la primera parte tratando de lograr el título mundial de grupos. Sin embargo, un embarazoso accidente pone en riesgo no solo la competición, sino su permanencia en la Universidad. Para poder superarlo todo deberán afrontar el mayor reto de sus cortas carreras. Anna Kendrick (Into the woods), Rebel Wilson (Dolor y dinero), Brittany Snow (Syrup), Alexis Knapp (Project X), Hailee Steinfeld (Begin Again), Adam DeVine (serie Workaholics) y la propia Banks repiten en sus respectivos papeles, a los que se suman Katey Sagal (serie Hijos de la Anarquía) y Birgitte Hjort Sørensen (serie Borgen).

Y también cómica, aunque muy distinta, es Con la magia en los zapatos, nuevo vehículo para explotar los recursos de Adam Sandler (Niños grandes 2) que dirige para la ocasión Thomas McCarthy (Win win). Enmarcada en la ciencia ficción, la trama se centra en un reparador de zapatos cuya vida transcurre sin sobresaltos, pero al que el negocio familiar le resulta monótono. Su situación cambia cuando descubre un antiguo artefacto que le permite vivir la vida a través de los ojos de sus clientes, lo que le dará una nueva perspectiva de lo que tiene y del mundo que le rodea. El reparto sea completa con Dan Stevens (El quinto poder), Dustin Hofman (#Chef), Steve Buscemi (serie Boardwalk Empire), Ellen Barkin (Another happy day) y el rapero Method Man (El canguro).

Uno de los representantes del drama de esta semana es Lo mejor para ella, producción del 2014 escrita y dirigida por Mike Binder (Más allá del odio) que gira en torno a un hombre cuya mujer acaba de fallecer y que debe hacerse cargo de la educación y el cuidado de su nieta. Su situación se agrava cuando la abuela materna decide pedir la custodia de la pequeña, lo que generará un conflicto legal que sacará a la luz viejos problemas familiares. Kevin Costner (3 días para matar), Octavia Spencer (Snowpiercer), Jillian Estell (So this is Christmas), Bill Burr (Castores zombies), Anthony Mackie (Runner Runner) y André Holland (serie The Knick) son los principales protagonistas.

Estados Unidos y Francia están detrás de Lazos de sangre, drama del 2013 con dosis de thriller ambientado en el mundo del crimen y basado en la novela de Bruno y Michel Papet. Dirigida por Guillaume Canet (Pequeñas mentiras sin importancia), la trama se centra en la relación de dos hermanos cuyas vidas han discurrido por caminos muy distintos. Uno acaba de salir de la cárcel tras varios años encerrado por un asesinato; el otro es policía. A pesar de los intentos de este último por reconducir la vida de su hermano, aquel pronto vuelve a verse envuelto en el mundo del crimen, lo que arrastrará a ambos hermanos a una espiral de la que no podrán escapar. Uno de los mayores atractivos del film es su reparto, en el que encontramos nombres como los de Clive Owen (Intruders), Billy Crudup (Come Reza Ama), James Caan (Misery), Mila Kunis (Ted), Zoe Saldana (El ladrón de palabras), Marion Cotillard (El sueño de Ellis), Lili Taylor (Expediente Warren: The Conjuring), Noah Emmerich (serie The americans) y Matthias Schoenaerts (De óxido y hueso).

Y sin duda la producción más internacional es Corn Island, que cuenta con capital francés, alemán, checo, húngaro, georgiano y kazako. La historia comienza cuando un anciano granjero se asienta en una de las islas que cada año crea el río Enguri en la frontera entre Georgia y la República de Abjasia, dos países cuyas tensiones no han disminuido desde la guerra de principios de los años 90. Acompañado de su nieta adolescente, el hombre empezará a cultivar maíz al tiempo que ve cómo la pequeña florece. George Ovashvili (Gagma napiri) dirige la propuesta, mientras que Tamer Levent (Sueño de invierno), Irakli Samushia, Mariam Buturishvili e Ilyas Salman (Lal Gece) dan vida a los roles principales.

Desde Australia nos llega 52 martes, drama familiar del 2013 que supone el debut en el largometraje de ficción de Sophie Hyde, directora del documental Life in movement (2013). Su argumento gira en torno al cambio de sexo que afronta una mujer, madre de una adolescente de 16 años. Mientras dura el proceso, la mujer le pide a la joven que solo se vean los martes. La cinta, rodada a lo largo de un año, se convierte así en un relato sobre la identidad, el deseo o la sexualidad. El reparto está encabezado por Tilda Cobham-Hervey (One eyed girl), Del Herbert-Jane, Mario Späte, Beau Travis Williams e Imogen Archer.

Terminamos el repaso con la cinta de animación europea ¡Ups! ¿Dónde está Noé?, coproducida entre Alemania, Bélgica, Luxemburgo e Irlanda. Como su propio título indica, la historia se ambienta en el arca de Noé en pleno Diluvio Universal. En concreto, la trama se centra en dos niños que acaban cayéndose de la nave y que se verán obligados a sobrevivir y a buscar el camino hacia el monte mientras sus padres tratan de desviar el curso del arca para rescatarles. Toby Genkel (Das doppelte Lottchen) y Sean McCormack dirigen la propuesta.

‘Olive Kitteridge’, reflexión humana a través de la vida de una mujer


Frances McDormand y Richard Jenkins forman el matrimonio protagonista de 'Olive Kitteridge'.A pesar del éxito y del renombre que están adquiriendo las series durante los últimos años, en la pequeña pantalla sigue habiendo un género que no se prodiga mucho entre las ficciones episódicas, y es el del drama en su vertiente más social, humana y personal. Sí, es cierto que muchas producciones tienen componentes dramáticos importantes, pero precisamente el diseño de las series, de largas temporadas que se suceden año tras año, tiende a disminuir el grado de intensidad y sustituirlo por otros elementos. Por eso cuando llega a la televisión algo como Olive Kitteridge se convierte en un soplo de aire fresco, sobre todo si posee el nivel de esta adaptación de la novela de Elizabeth Strout a cargo de Jane Anderson (Donde reside el amor).

Planteada como una miniserie de cuatro episodios de unos 60 minutos cada uno, la trama narra la vida de la mujer que da nombre a la serie a lo largo de unos 25 años y su relación con su bondadoso marido, su hijo y el pueblo en el que vive. Así planteada, esta serie dirigida por Lisa Cholodenko (Regreso al hogar) puede parecer extremadamente simple en su base, y hasta cierto punto lo es. Visualmente hablando, no ofrece grandes atractivos, salvo momentos muy concretos en los que la imaginación o la locura hacen acto de presencia. Y a pesar de todo, estamos ante una de las ficciones más interesantes desde un punto de vista narrativo y dramático. Evidentemente, esto es debido al tratamiento de la historia y a unos personajes simplemente únicos.

En efecto, la forma en que Olive Kitteridge aborda el paso del tiempo y el efecto que éste tiene en las relaciones humanas contrasta notablemente con el carácter pausado e intenso de su argumento. Por necesidades propias de la historia (se trata de condensar un cuarto de siglo en menos de cuatro horas), esta mini serie presenta saltos temporales notables que, lejos de generar confusión, hacen avanzar la historia de forma dinámica y muchas veces necesaria. Combinando sobreimpresiones y la naturaleza de las propias secuencias, el desarrollo transporta al espectador de época en época para mostrar la evolución de las relaciones humanas y cómo el comportamiento tiene consecuencias, sobre todo a largo plazo. Este trasfondo social, que está representado fundamentalmente en la protagonista interpretada por Frances McDormand (Moonrise kingdom) permite apreciar matices que, de otro modo, tal vez se difuminarían en una amalgama de historias, nombres y escenas.

Así, uno de los mejores activos de la producción es que centra su atención en el reducido mundo de la protagonista para explicar algo que va mucho más allá. Las relaciones que establece la señora Kitteridge son un reflejo, en el fondo, de las relaciones humanas, de los comportamientos sociales y familiares de los individuos, y de cómo estos determinan el ocaso de nuestras vidas. Resulta interesante comprobar cómo la mujer, cuyo carácter alejó a aquellos que quería a lo largo de su vida, termina por encontrar consuelo junto a otra personalidad similar por la mera necesidad de no dejar pasar los solitarios días en una casa vacía. Este final viene a confirmar el hecho de que las decisiones de nuestra vida influyen en la forma de vivir nuestra vejez.

Unos actores irrepetibles

Por supuesto, todo esto es posible gracias a un reparto espléndido. Desde la propia Olive Kitteridge, a la que da vida la mencionada McDormand (principal valedora de que esta mini serie haya visto la luz) hasta secundarios como Bill Murray (St. Vincent), quien aparece en el tramo final de la historia, todos los actores aúnan esfuerzos para elevar este drama a un nivel que, de otro modo, no habría conseguido nunca. Mención especial merece Richard Jenkins (Asalto al poder), cuya labor como el bondadoso marido que tolera todos los excesos verbales y salidas de tono de su esposa es brillante. Puede que no sea la actuación más llamativa de la serie, pero sin duda es la que desencadena prácticamente todos los acontecimientos. Su bondad y su atracción por su joven ayudante siembra una semilla que desencadena acontecimientos muchos años después. Y su amor es lo que lleva a la protagonista a comprender cuál ha sido su error a lo largo de los años, incluso aunque no haya margen para enmendarlo.

Evidentemente, McDormand es la auténtica estrella de la función. Su papel, arisco y poco dado a la alegría, supone todo un reto para cualquier actor, pues es de esos personajes situados en una delgada línea entre el exceso dramático y la parquedad sin sentido. Lograr la sutileza de las miradas y de los íntimos diálogos que se establecen en las primeras fases suele ser una tarea ardua que la actriz, en cambio, alcanza con solvencia. Gracias a esto logra provocar en el espectador una serie de emociones encontradas a medio camino entre el rechazo y el interés por una mujer insatisfecha con la vida que ella misma ha elegido y que, como queda patente al final, ha sido una buena vida. Quizá el mejor ejemplo de esto sea la relación con su hijo, turbulenta y marcada por el trauma. La forma en que esta evoluciona es una clara explicación de buena parte del trasfondo emocional de la serie.

El carácter de mini serie dota al conjunto, además, de un sentido mucho más concreto que obliga a la trama a hacer hincapié en los hechos más determinantes. Los conatos de infidelidad que se dan en la pareja; su difícil relación con su hijo; la forma en que la vida pone a cada uno en su sitio. El hecho de que sean cuatro episodios marca notablemente el desarrollo, pues obliga a prestar atención a una serie de personajes muy concretos, evitando así abrir tramas secundarias que no lleven a ningún lado. Esto permite, en definitiva, que la vida de la protagonista se convierta en esa representación de las relaciones sociales, en esa visión de las dificultades que viven las parejas y cómo eso determina su forma de afrontar lo que han construidos juntos. Una serie con más episodios, e incluso con más temporadas, no solo habría creado un exceso narrativo, de personajes y de tramas, sino que habría obligado a sobrecargar la historia con más dramas, lo que podría haber sido contraproducente.

Lo cierto es que Olive Kitteridge es una de esas mini series intensas emocionalmente hablando. Todo diálogo, toda mirada, toda situación está cargada de sentido, de intencionalidad. Su limitada duración y unos actores brillantes completan los tres pilares dramáticos de una producción muy recomendable y que permite aprender mucho en lo que a desarrollo se refiere. Puede que no tenga un atractivo visual demasiado alto, y desde luego habrá muchos espectadores a los que la vida de una mujer madura en un pequeño pueblo le diga más bien poco. Pero no hay que confundirse. Ni esta mujer madura es un estereotipo al uso ni su vida merece ser desdeñada. El personaje es único, y Frances McDormand lo convierte en algo casi exclusivo. Y aunque solo sea por eso, merece mucho la pena.

Comedia, drama y biopic en una semana previa a grandes estrenos


Estrenos 12diciembre2014Durante las últimas semanas hemos asistido a la llegada de estrenos con más o menos peso en la cartelera. Este fin de semana, que comienza hoy viernes, 12 de diciembre, se caracteriza sin embargo por unas novedades de perfil bajo, con un claro dominio por la comedia y el drama. Sin duda algo tendrá que ver el hecho de que, en menos de siete días, llegan tres de las películas llamadas a arrasar durante el período festivo. Pero eso será dentro de una semana. Por ahora lo interesante es conocer qué cintas aterrizan en la cartelera.

Y entre ellas destaca St. Vincent, comedia dramática escrita y dirigida por Theodore Melfi, quien no se embarcaba en un largometraje desde 1999, cuando dirigió Winding Roads. Su trama arranca cuando una madre se muda a Brooklyn con su hijo de 12 años. Obligada a trabajar muchas horas para poder mantenerle, decide dejar al joven bajo el cuidado de su nuevo vecino, un jubilado cascarrabias aficionado al juego y al alcohol. El hombre llevará al pequeño por todas las paradas de su rutina diaria, entre las que se incluyen un local de striptease. El anciano cree que de este modo el chico se convertirá en hombre, pero lo que no sabe es que, a pesar de su corta edad, es el único que puede llegar a comprenderle del todo. El reparto está encabezado por Bill Murray (Monuments Men), Melissa McCarthy (Cuerpos especiales), Naomi Watts (Diana), Chris O’Dowd (Thor: El mundo oscuro), Terrence Howard (Sabotage) y el debutante Jaeden Lieberher.

Muy distinto es la cinta biográfica musical I feel good, cuyo argumento narra la vida del cantante James Brown desde su dura infancia hasta que logra alcanzar la posición de padrino del soul. Un viaje que estará marcado, entre otras cosas, por los cambios de ánimo que provocaron numerosas crisis. Drama y música se combinan, por tanto, para tratar de ser fiel reflejo de la vida de este músico, todo bajo la dirección de Tate Taylor (Criadas y señoras). Chadwick Boseman (Draft day) da vida al protagonista, mientras que Viola Davis (Prisioneros), Dan Aykroyd (Los Cazafantasmas), Octavia Spencer (Tocando fondo), Nelson Ellis (serie True Blood) y Lennie James (Colombiana) completan el reparto.

Jason Reitman, director de Juno (2007) o Una vida en tres días (2013) dirige Hombres, mujeres y niños, comedia dramática basada en la novela de Chad Kultgen cuya trama se centra en varias parejas, sus relaciones con sus hijos adolescentes y la influencia que Internet y las nuevas tecnologías tienen en la forma de comunicarnos. Desde la cultura de los videojuegos hasta sus vidas amorosas, pasando por la anorexia o la infidelidad, la vida de estos personajes se convierte en un reflejo de los caminos que esta nueva sociedad nos lleva a tomar. Entre los actores más destacados de esta cinta coral están Adam Sandler (Juntos y revueltos), Jennifer Garner (Dallas Buyers Club), Rosemarie DeWitt (Matar al mensajero), Emma Thompson (Al encuentro de Mr. Banks), Ansel Elgort (Divergente), Judy Greer (El amanecer del Planeta de los Simios) y Dean Norris (serie La cúpula).

Dejamos Estados Unidos para abordar los estrenos europeos. El primero de ellos es La señorita Julia, coproducción entre Noruega y Reino Unido que adapta a la gran pantalla la obra teatral de August Strindberg. Ambientado en 1880, este intenso drama narra la tormentosa relación entre una joven aristócrata y el criado de su padre. Una relación que no solo debe hacer frente a la sociedad de la época, sino a sus propias personalidades, muy dispares entre sí y que les llevan a desearse y odiarse a cada momento. La actriz Liv Ullmann se pone tras las cámaras 14 años después de dirigir Infiel, mientras que los principales personajes están interpretados por Jessica Chastain (Interstellar), Colin Farrell (La venganza del hombre muerto) y Samantha Morton (El intruso).

Aunque sin duda la cinta más internacional de la semana, y posiblemente del año, es Jauja, que presenta capital de Estados Unidos, Alemania, Francia, Holanda, Dinamarca, Argentina y Brasil. Ambientada en la Patagonia durante 1882, época en la que se produjo el genocidio conocido como Conquista del Desierto, la trama sigue a un capitán destacado en medio de la nada junto a su hija. Cuando la joven, enamorada de un soldado, desaparezca, el hombre iniciará una búsqueda por un territorio inhóspito. Lisandro Alonso (Los muertos), quien colabora en el guión, es el encargado de dirigir la propuesta y a un reparto encabezado por Viggo Mortensen (Las dos caras de enero), Ghita Nørby (Lo que nadie sabe), Viilbjørk Malling Agger y Diego Roman.

La representante española es Los fenómenos, comedia con ciertos toques dramáticos dirigida por Alfonso Zarauza (La noche que dejó de llover) que narra la lucha de una madre y su bebé tras ser abandonados por su pareja. Su esperanza por salir adelante la depositará no solo en su Galicia natal, a donde regresa, sino en su trabajo como peón de obre, un trabajo duro en un mundo tradicionalmente de hombres. Lola Dueñas (Los amantes pasajeros) y Luis Tosar (El niño) son los principales intérpretes, acompañados en esta ocasión por Juan Carlos Vellido (Alacrán enamorado), Xúlio Abonjo (Somos gente honrada) y Farruco Castromán (El don de la duda), entre otros.

La última de las propuestas de ficción es Camino de la cruz, drama alemán de clara influencia religiosa que aborda la vida de una adolescente cuya familia vive bajo los preceptos cristianos anteriores a la reforma de 1960. Su única aspiración es convertirse en una santa, algo que choca con las influencias de actuales. Dirigida por Dietrich Brüggemann (Neun Szenen), la cinta está protagonizada por la debutante Lea van Acken, Franziska Weisz (Unter Frauen), Florian Stetter (Nanga Parbat) y Lucie Aron.

En cuanto al documental, 2014. Nacido en Gaza es una producción española que se adentra en la Franja de Gaza durante el último bombardeo israelí para abordar la vida de varios niños de 10 años que han tenido que sobrevivir en ese entorno. Algunos han perdido a su hermano y a su madre; otros tienen que buscar en la basura para poder subsistir; otros requieren de una intervención médica en el extranjero. La obra está escrita y dirigida por Hernán Zin (La guerra contra las mujeres).

‘Matar al mensajero’: los mismos héroes y villanos sobre el papel


Jeremy Renner da vida a Gary Webb en 'Matar al mensajero', dirigida por Michael Cuesta.Hay algo muy curioso en los thrillers ambientados en la corrupción política y el mundo del periodismo: todos ellos son, en esencia, iguales sobre el papel, pero todos ellos dejan un buen sabor de boca una vez que los títulos de crédito hacen acto de presencia. Es cierto que algunos son mejores que otros; que algunos directamente son soporíferos; y que muchos otros son directamente inverosímiles. Pero la base de verdad que suele acompañar este tipo de historias hacen que sus guiones posean una fortaleza única que lleva a los espectadores a estremecerse, indignarse y compadecerse con lo ocurrido en la trama. Lo nuevo de Michael Cuesta (Roadie) no es distinto, para bien y para mal.

Desde luego, si alguien acude a ver Matar al mensajero con la esperanza de encontrar una isla en un océano, mejor será que desista. Nada en la película interpretada por Jeremy Renner (En tierra de hombres), quien por cierto vuelve a un terreno dramático que maneja muy bien, supone una novedad. En este sentido, el desarrollo dramático puede preverse con varios minutos de antelación, pues las situaciones y los lugares son comunes a los que han presentado muchas otras películas (mejores películas) antes que esta. La puesta en escena de Cuesta, además, tampoco opta por una visión más transgresora de esta lucha quijotesca contra unos gigantes que, en esta ocasión, son gigantes de verdad. De hecho, es en el apartado visual donde más flojea el film.

Entonces, ¿no hay nada en ella digno de mención? No hay nada… y todo. Tal vez sea por la época de corrupción que vivimos; tal vez influya el hecho de que determinados aspectos del Gobierno de un país siguen siendo ajenos al gran público; o simplemente que este tipo de thrillers apasionan. Sea como fuere, la película entretiene gracias precisamente a no salirse del guión establecido, a presentar una lucha imposible de un hombre contra el sistema. Una lucha que, todo sea dicho, le otorga una victoria pírrica. Pero el resultado es lo de menos. Lo más interesante reside en el viaje personal y destructivo que vive el protagonista y el modo en que aquellos que le rodean reaccionan al desarrollo de los acontecimientos. Eso y la reivindicación de una profesión, el periodismo, que necesita más hombres como Gary Webb.

La conclusión de Matar al mensajero, por tanto, es que es una aportación más a este tipo de historias. No tiene nada de original, pero aun así entretiene. No tiene pretensiones de ningún tipo, y a pesar de ello logra generar una cierta incomodidad en el espectador al mostrar la espiral en la que se introduce sin red de seguridad. Posiblemente en otras circunstancias esta historia no habría pasado de un mero telefilm, pero gracias al espectacular reparto y a algunas secuencias bastante impactantes (la primera amenaza al protagonista, el final ideal que contrasta con el real, …) la película alcanza un nivel medio. Una prueba más de que a veces es mejor no experimentar y dejar las cosas como están.

Nota: 6/10

Los zombis vuelven a la cartelera rodeados de amor y ecologismo


Estrenos 19abril2013Tras varios fines de semana con estrenos más bien limitados en su cantidad, llegamos a un viernes donde la oferta cinematográfica es muy, muy variada. Tal vez sea coincidencia, pero dentro de una semana llegará a las pantallas españolas uno de los estrenos más potentes del año, Iron Man 3, y es comprensible que pocos, por no decir ningún estreno, trate de competir con ella ese fin de semana. Sea como sea, hasta 11 títulos nuevos llegan hoy viernes, 19 de abril, a la cartelera. Y como decimos, de lo más variado. Comedia romántica, drama, denuncia social, thriller… incluso algo de serie B cortesía de la producción española.

De entre todos ellos destacan, como suele ser habitual, los films norteamericanos. Uno de los más curiosos es Memorias de un zombie adolescente, escrita y dirigida por Jonathan Levine (50/50) y basada en la novela de Isaac Marion. A medio camino entre la comedia, el romance y el terror, la historia transcurre en un mundo donde los muertos vivientes han diezmado a la raza humana. En este contexto, un joven zombi iniciará una relación de amistad con una bella chica humana, produciendo un cambio en su cuerpo y en el del resto de zombis. Esto, unido a la presencia de unos muertos vivientes mucho más violentos que los propios zombis, hará que éstos y los humanos se unan para salvar sus vidas. La película está protagonizada por Nicholas Hoult, quien este año protagonizaba Jack, el caza gigantes, Teresa Palmer (El aprendiz de brujo), Analeigh Tipton (Crazy, Stupid, Love), Rob Corddry (Algo pasa en Las Vegas), Dave Franco (Supersalidos) y John Malkovich (Quemar después de leer).

La conciencia social queda representada con Tierra prometida, drama ecológico sobre los peligros del fracking realizada por Gus Van Sant (Paranoid Park) y protagonizada por Matt Damon (El caso Bourne) y John Krasinski (Un lugar donde quedarse), ambos co autores del guión. La trama gira en torno a un vendedor que trata de convencer a los habitantes de un pueblo para que dejen a su empresa perforar en sus granjas a cambio de una elevada suma de dinero. A pesar de que todo apunta a un trabajo fácil y rápido provocado por la crisis financiera, la presencia de un profesor de instituto y de un ecologista que denuncian lo que realmente pretenden hacer en la tierra ponen en peligro la negociación. Los ya mencionados Damon y Krasinski están acompañados por Frances McDormand (Moonrise Kingdom), Rosemarie DeWitt (Los amos del barrio), Scoot McNairy (Argo) y Hal Holbrook (Hacia rutas salvajes).

Otro que vuelve a las salas de cine, fiel a su cita anual (o casi) es Lasse Hallström (La pesca de salmón en Yemen). Y lo hace con un drama titulado Un lugar donde refugiarse, adaptación de la novela de Nicholas Sparks que cuenta la huida del pasado de un joven que llega a un pueblo costero donde comienza una nueva vida. A pesar de los intentos por mantenerse en la distancia con el resto de vecinos, el cariño de la gente, especialmente el del propietario del supermercado y sus dos hijos, eliminará poco a poco esa distancia, aunque no impedirá que su pasado vuelva a por ella. Protagonizada por Julianne Hough (Burlesque) y Josh Duhamel (Transformers), en la película aparecen también David Lyons (Cactus) y Cobie Smulders (Los Vengadores).

On the road (En la carretera) es el título de lo nuevo de Kristen Stewart (Crepúsculo). Adaptación de la novela de Jose Rivera, la historia, co producida entre Francia y Brazil, comienza cuando un joven aspirante a escritor conoce a un ex presidiario y a su seductora mujer. Atraído por ellos y afectado por la reciente muerte de su padre, el joven se embarcará en un viaje en busca de la libertad y de sus propias motivaciones. Dirigido por Walter Salles (Diarios de motocicleta), este drama con formato de road movie cuenta, además de con Stewart, con muchos rostros conocidos, entre ellos los de Sam Riley (Control), Garrett Hedlund (Troya), Amy Adams (Julie y Julia), Kirsten Dunst (Un amor entre dos mundos), Tom Sturridge (Radio encubierta), Alice Braga (El rito) y Viggo Mortensen (Un método peligroso).

Dejando a un lado el cine norteamericano, aunque solo sea en su apartado artístico como es el caso de On the road, tenemos que hacer una mención especial para La caza, drama con dosis de thriller en el que un hombre de 40 años empieza a reconstruir su vida junto a una nueva mujer y ganándose de nuevo la confianza de su hijo adolescente. Sin embargo, una pequeña mentira comenzará a provocar una cadena de acontecimientos que derivarán en una histeria colectiva en su nueva comunidad, obligando al hombre a luchar por su vida y por la de sus seres queridos. Dirigida por Thomas Vinterberg (Celebración), el film está protagonizado por Mads Mikkelsen (Casino Royale), papel por el que ganó el premio en el último festival de Cannes. Además, Thomas Bo Larsen (Original), Annika Wedderkopp, Lasse Fogelstrøm y Susse Wold (Tre piger i Paris) completan el reparto principal.

Selton Mello, actor que pudimos ver en Lope (2010), es el gran protagonista de la cinta brasileña El payaso, producida en 2011. La película sigue a una pareja de payasos que trabaja para un circo ambulante en Brasil. Todo cambia cuando uno de ellos comprende que ha perdido la capacidad de hacer reír, entre otros motivos por mostrarse cansado de una vida que casi no le pertenece. Harto de su situación, decide dar un giro a su vida y convertirse en un individuo “normal”, con un trabajo estable en una ciudad y reconocido por el sistema. Director, guionista y protagonista, Mello está acompañado en esta comedia dramática por Paulo José (Juventude), Larissa Manoela (serie Carrossel) y Giselle Motta.

También desde Sudamérica nos llega De jueves a domingo, producción chilena en colaboración con Holanda que narra el viaje de una familia con dos hijos de jueves a domingo al norte de Chile. El problema es que el matrimonio está en proceso de separación, por lo que puede ser el último viaje que realiza toda la familia junta. El film es la visión fragmentada de los hijos de este último encuentro. Escrita y dirigida por Dominga Sotomayor Castillo, quien debuta en el largometraje con este drama, la película está protagonizada por los jóvenes Santi Ahumada y Emiliano Freifeld, quienes debutan en el cine, y por Paola Giannini (El circuito de Román) y Francisco Pérez-Bannen (Padre nuestro).

Francia queda representada este fin de semana por Nana, producción de 2011 dirigida por Valérie Massadian en su debut en el largometraje y que cuenta la vida de una niña de cuatro años que vive con su madre en una cabaña en el bosque. La pequeña deberá hacer frente a la soledad y a la libertad cuando un día, tras volver de la escuela, descubra que su madre se ha ido. Su reparto, integrado principalmente por Kelyna Lecomte, Marie Delmas y Alain Sabras, apenas tiene experiencia en el mundo audiovisual, lo que le aporta un carácter amateur al conjunto.

Si dirigimos la mirada a España, tres son los largometrajes que se estrenan hoy viernes. Uno de ellos es La venta del paraíso, basada en la novela de Emilio Ruiz Barrachina, quien también se encarga de dirigir el film. Todo comienza cuando una joven mexicana que busca huir de su pasado es contratada para trabajar en Madrid. Todo parece idóneo, pero al llegar a la capital española descubre que tanto el contrato como la empresa son falsos, una difícil situación que solo podrá superar con la ayuda de los inquilinos de una extravagante pensión, muchos de ellos en una situación similar a la suya. Protagonizada por Ana Claudia Talancón (El sueño de Iván), la película cuenta también con la presencia de William Miller (Rottweiler), Juanjo Puigcorbé (Todos los hombres sois iguales), Carlos Iglesias (Sinfín), María Garralón (La voz dormida), Saturnino García (El día de la bestia) y la recientemente fallecida Mariví Bilbao (serie Aquí no hay quien viva).

Serie B es un término utilizado en el mundo cinematográfico para definir a un tipo de producción con bajo presupuesto y actores principiantes, si bien el concepto ha terminado siendo identificado con la mala calidad y el subgénero gore o bizarro. Esto viene a cuento del otro estreno de ficción español, que bajo el título Serie B cuenta la historia de un veterano actor retirado que acoge en su finca a dos chicas jóvenes después de haberlas atropellado. Sin embargo, ellas no son lo que parecen, iniciándose una cacería en la que los papeles de víctima y cazador nunca llegan a estar demasiado claros. Dirigida por Ricard Vogue (psudónimo de Ricard Reguant), este thriller cuenta delante de la cámara con Núria de Córdoba, Jaume Fuster, Eva Losada, Sonia Monroy (Torrente 4), Cata Munar (serie Tarancón. El quinto mandamiento) y Roger Pera (El idioma imposible), entre otros.

El tercer estreno español es el documental Nacho Duato: Danse la danse, co producido con Francia. Dirigido por Alain Deymier, quien debuta en el largometraje, la película se centra en la última función del bailarín como director de la Compañía Nacional de Danza tras más de 20 años. Junto a dicha función, que tuvo lugar en el Teatro Bolshoi de Moscú, se presenta en el metraje todo aquello que tuvo lugar entre bastidores.

Ben Stiller y su equipo lideran el grupo de estrenos europeos


Fin de semana de perfil bajo. Al menos en lo que se refiere a la repercusión de los estrenos que llegan hoy, viernes 9 de noviembre, a la cartelera española. Ni siquiera el más remarcable, Los amos del barrio, parte con una buena cantidad de copias, lo cual dice mucho del panorama cinematográfico que podrá verse estos días. Sin embargo, no va a ser un fin de semana con pocos estrenos, más bien al contrario. Y lo más interesante es que todos, salvo el título ya mencionado, proceden de Europa (si obviamos la única producción animada del conjunto), y muchas de ellas del territorio nacional.

Entrando de lleno en el detalle, como decimos lo más atractivo para el gran público será Los amos del barrio, nueva comedia protagonizada por Ben Stiller (Noche en el museo), quien se rodea para la ocasión de amigos cómicos más o menos consolidados en el panorama internacional, como son Vince Vaughn (Separados) y Jonah Hill (Supersalidos). La historia sigue a cuatro vecinos de un barrio residencial de Glenview, en Ohio, que han formado una patrulla de vigilancia en el barrio. Una noche de patrulla chocan con lo que creen puede ser un transeúnte, pero el rastro de una sustancia verde y viscosa y de un aparato en forma de bola de bolos les lleva a descubrir una invasión alienígena que parece iniciarse en su territorio. Dirigida por Akiva Schaffer (Flipado sobre ruedas), cuenta también con la participación de Richard Ayoade (Festival), Rosemarie DeWitt (La boda de Rachel), Will Forte (Baby Mama) y Doug Jones, especialista en interpretar personajes fantásticos como es el caso de El laberinto del fauno (2006).

Mirando hacia Europa, uno de los títulos más curiosos es la nueva propuesta del mítico e icónico Dario Argento (Suspiria) que aborda, nada más y nada menos, que al vampiro más famoso de la historia. Nos referimos, claro está, a Drácula 3D, que vuelve a contar esta historia de amor inmortal, aunque esta vez en formato tridimensional y con el particular estilo sangriento y violento del director italiano (algo que no parece haber gustado demasiado entre la crítica que ha tenido la oportunidad de verla). Co producida por Italia, Francia y España, el guión es del propio Argento en colaboración con el productor español Enrique Cerezo (La buena estrella) y los guionistas Stefano Piani (Terra ribelle) y Antonio Tentori (Anime perse). El personaje vampírico corre a cargo de Thomas Kretschmann (Todo un hombre), mientras que el profesor Van Helsing tiene los rostros de Rutger Hauer (Blade Runner). Unax Ugalde (Alatriste) es Jonathan Harker, Marta Gastini (El rito) interpreta a Mina, y Asia Argento (La madre del mal) es Lucy.

Otro de los estrenos europeos, en esta ocasión co producida por Noruega, Alemania y Suecia en 2011, es Babycall, thriller con buenas dosis de terror que narra los extraños sucesos que empiezan a ocurrir en una casa cuando una madre y su hijo se mudan a ella tratando de huir de un marido maltratador. Escribe y dirige la propuesta Pål Sletaune (Naboer), mientras que la principal protagonista es Noomi Rapace, la inolvidable Lisbeth Salander de la saga original de Millennium, a la que acompañan Kristoffer Joner (La isla de los olvidados) y Vetle Qvenild Werring (Fritt vilt II), entre otros.

Otro thriller, aunque este más puro y proveniente de Francia, es el que nos trae François Ozon (8 mujeres), autor igualmente del guión que adapta una obra de Juan Mayorga. Con el título de En la casa, el director se adentra en el juego de ingenio que se establece entre un profesor y uno de sus alumnos a raíz de unos textos literarios excepcionales del joven que ocultan, sin embargo, un trasfondo de realidad terrible, y en los que se llegan a plantear incluso futuros crímenes. Frente a las cámaras varios rostros conocidos, entre los que destacan Fabrice Luchini (Las chicas de la sexta planta), Ernst Umhauer (El monje), Kristin Scott Thomas (Gosford Park), Emmanuelle Seigner (La novena puerta) y Denis Ménochet (Malditos bastardos).

Reality es el título de lo nuevo del director de Gomorra (2008). Comedia dramática producida entre Italia y Francia, aborda la historia de un pescadero que complementa su sueldo con pequeños timos que realiza junto a su mujer. Pero la pasión del hombre es actuar, por lo que no duda en presentarse a las pruebas de Gran Hermano cuando aparece la ocasión. Sin embargo, este proceso cambiará su percepción de la realidad que le rodea. Como decimos, Matteo Garrone es el director, mientras que los principales personajes están interpretados por Aniello Arena, que debuta como actor, Loredana Simioli (L’amore buio), Nando Paone (Bienvenidos al sur) y Nello Iorio.

Si miramos a la producción española, sin duda el título más relevante es Todo es silencio, lo nuevo de José Luis Cuerda (La lengua de las mariposas) basado en la novela de Manuel Rivas, cuya trama sigue a dos jóvenes que descubren el secreto que oculta un pequeño pueblo costero: el narcotráfico, negocio en el que intentarán medrar aunque para ello tengan que introducirse en un mundo violento donde la principal ley es que nadie ve, oye ni dice nada. Quim Gutiérrez (Primos), Miguel Ángel Silvestre (Lo mejor de Eva), Juan Diego (Jamón, jamón), Celia Freijeiro (Días azules) y Chete Lera (Abre los ojos) son sus principales actores.

Co producido con Alemania, Buscando a Eimish narra el viaje que realiza un joven al pasado de su novia cuando esta se va de casa tras decidir que no quiere dar un paso adelante en la relación. Un drama romántico que supone la segunda incursión en el largometraje de ficción para Ana Rodríguez Rosell (¡Espera fati!), también responsable del libreto. La pareja protagonista está interpretada por Óscar Jaenada (Los perdedores) y Manuela Vellés (Secuestrados), a los que acompañan Jan Cornet (Luces rojas) y Emma Suárez (Tierra), entre otros.

Finalmente, cerramos el capítulo de estrenos nacionales con Fènix 11*23, dramatización de unos hechos reales acontecidos en 2004 en los que un joven de 14 años que creó una página web para defender la lengua catalana fue detenida por la brigada antiterrorista acusado de terrorismo informático, cuando lo único que había hecho era mandar un correo electrónico a unos supermercados pidiendo el etiquetado en catalán. Dirigida por Joel Joan (El corazón del guerrero) y Sergi Lara (que debuta como director de largometrajes), la cinta está protagonizada por Isaas Alcayde (serie El cor de la ciutat), David Arribas (Uruguay), Pepo Blasco (Blog), Nil Cardoner (Negro Buenos Aires) y Àlex Casanovas (Las vidas de Celia).

Completa los estrenos de esta semana una cinta de animación en 3D con Campanilla, el hada de Peter Pan, como principal protagonista. Campanilla: El secreto de las hadas es una aventura para toda la familia donde la protagonista, acompañada de muchas de sus amigas hadas, se adentra en el Bosque de invierno, un lugar misterioso donde conocerá a otra hada y cuyo encuentro desencadenará un desequilibrio que amenaza con destruir los dos mundos. Dirigida por Roberts Gannaway (Leroy & Stitch) y Peggy Holmes (The Little Mermaid: Ariel’s Beginning), la película cuenta con las voces de Mae Whitman (Un día inolvidable), Timothy Dalton (Licencia para matar), Lucy Hale (Scream 4), Megan Hilty (serie Smash), Anjelica Huston (La familia Adams) y Lucy Liu (El profesor).

Un Abraham Lincoln cazavampiros compite por la taquilla con un padrazo como Adam Sandler


Este viernes, 31 de agosto, llega a las carteleras españolas la nueva película de dos directores que han tenido un año muy distinto. Por un lado, Timur Bekmambetov (Wanted) presentó como productor a principios de año La hora más oscura, de la que lo mejor que se puede decir es que es olvidable; por otro, Tim Burton (Ed Wood) dirigió Sombras tenebrosas, que tuvo un éxito relativo, pues su desgaste más allá de la primera semana fue meteórico. Ambos presentan ahora Abraham Lincoln: Cazador de vampiros, el estreno más llamativo de un fin de semana con comedia y animación española como principales reclamos.

Basada en la novela de Seth Grahame-Smith, asimismo autor del guión, la película dirigida por Bekmambetov y producida por Burton centra su atención en una hipotética juventud desconocida del decimosexto presidente de Estados Unidos como cazador de vampiros después de ver cómo uno de estos seres asesinaba a su madre siendo él un niño. Acción, violencia y un uso de los efectos especiales muy particular, al que ya nos tiene acostumbraos el director de Guardianes del día (2006) son los principales alicientes de este producto fantástico que moldea la historia a su conveniencia. Protagonizan el proyecto Benjamin Walker (Kinsey), Dominic Cooper (La duquesa), Anthony Mackie (Acero puro), Mary Elizabeth Winstead (Destino final 3) y Rufus Sewell (Dark City).

Junto a los vampiros llega lo nuevo de Adam Sandler (Little Nicky), Desmadre de padre. Dirigida por Sean Sanders (Sex drive), esta comedia presenta a un desastroso padre que, acuciado por las deudas y el riesgo de ir a la cárcel, decide reconciliarse con su hijo, del que se ha distanciado y que ahora es un prometedor broker de bolsa con una inminente boda entre manos. El otro rostro conocido, al menos en Estados Unidos, es el de Andy Samberg, cómico salido de la factoría Saturday Night Live. Junto a ellos encontramos a Leighton Meester (Noche loca), James Caan (Elf) y Milo Ventimiglia (serie Héroes) entre otros.

Otra comedia norteamericana, aunque esta con tintes dramáticos, es la que propone Lynn Shelton (Humpday), guionista y directora de El amigo de mi hermana. En este caso, la vida de un chico que ha perdido a su hermano cambia tras una noche en la que se mezclan alcohol, su mejor amiga y la hermana de esta, generándose más de una situación comprometida. Emily Blunt (Sunshine cleaning), Rosemarie DeWitt (La boda de Rachel) y Mark Duplass (¡Por fin solos!) forman el trío protagonista.

En cuanto al producto nacional, dos títulos muy distintos centran la atención. Por un lado, Las aventuras de Tadeo Jones, personaje que pudo verse en la entrega de los Goya de este año y que fue creado en 2001 por Enrique Gato, a la sazón director de esta cinta animada en 3D. Tadeo Jones es un obrero de la construcción que sueña con convertirse en arqueólogo a pesar de su facilidad para provocar desastres y meterse en líos. Debido a un malentendido, Tadeo es confundido con un arqueólogo y es mandado a una expedición en Perú, donde intentará salvar una ciudad perdida inca de una corporación de cazatesoros. Diversión destinada a los más pequeños que cuenta con las voces de Óscar Barberán, Michelle Jenner (Extraterrestre) y José Mota (La chispa de la vida).

El cazador de dragones, coproducción entre Cuba y España, narra la historia de un antiguo militar de ETA que luchó en las guerras de América Central desarrolladas a partir de los años 80 del siglo XX, y que debe tomar una decisión cuando la guerrilla en la que militó gana las elecciones en El Salvador. Todo a través del recuerdo motivado por las preguntas de su hijo pequeño. Este drama de 2010, dirigido por Patxi Barko (El final de la noche), está protagonizado por Asier Hormaza (Todos estamos invitados), Itziar Ituño (Agujeros en el cielo), Roberto Tananta (Secretos de cocina), Carlos Acosta (Operación Fangio), Pablo Amigo y Jorge Perugorría (Fresa y chocolate).

Desde Europa, y producida por Rumanía, Francia, Suiza y Alemania en 2010, llega Aurora, un asesino muy común, cinta escrita, dirigida y protagonizada por Cristi Puiu (Marfa si banii), en la que las vidas de diversos personajes tienen como hilo conductor un misterioso hombre que conduce con dos percutores para escopeta hechos a mano y con pensamientos oscuros que solo él sabe a dónde le dirigen. Además de Puiu, Clara Voda (Si quiero silbar, silbo), Catrinel Dumitrescu (Promisiuni), Luminita Gheorghiu (Nunta muta) y Valentin Popescu (Ryna) son los principales actores de este drama.

El último de los estrenos de este viernes llega desde China y precedida por la reputación de su director, Zhang Yimou (Héroe). Se trata del drama Amor bajo el espino blanco (2010), en el que una joven colegiala que se traslada a un pueblo para su “reeducación” durante la Revolución Cultural. El futuro de su familia está puesto en ella, por lo que no debe cometer ningún acto censurable. Sin embargo, todo cambia cuando conoce al hijo de un militar y ambos se enamoran. Zhou Dongyu (Qing Cheng Zhi Lei), Dou Shawn (Nightfall) y Xi Meijuan (El club de la buena estrella) son los principales protagonistas.

Diccineario

Cine y palabras

A %d blogueros les gusta esto: