Los conflictos raciales de ‘Detroit’ se trasladan a la cartelera


Poco a poco empiezan a asomar en la cartelera española títulos que podrían competir en las principales categorías de los premios que se entregarán a principios de 2018. Este viernes, 15 de septiembre, llega una de esas películas que parecen llamadas a acaparar, al menos, buena parte de las nominaciones, fundamentalmente por la temática que aborda y los nombres que apoyan el proyecto. Pero este fin de semana hay más, mucho más.

Sin duda el estreno más importante es Detroit, drama histórico con dosis de thriller que supone el regreso a la gran pantalla de la directora Kathryn Bigelow (La noche más oscura). Y lo hace con una historia que narra los disturbios raciales que tuvieron lugar en Detroit en julio de 1967. Los altercados comenzaron con una redada en un bar donde se estaba celebrando una fiesta, y terminaron con 43 muertos y más de 2.000 heridos. En el extenso reparto encontramos a John Boyega (Star Wars. Episodio VII: El despertar de la fuerza), Jack Reynor (Macbeth), Hannah Murray (serie Juego de tronos), Anthony Mackie (Capitán América: Civil War), Will Poulter (El renacido), Jacob Latimore (Belleza oculta), Jason Mitchell (Kong: La isla calavera) y John Krasinski (Los Hollar).

El otro estreno estadounidense es la comedia Juerga de mamis, cinta que sigue las aventuras de cuatro madres que lo único que tienen en común es que sus hijos van a la misma clase. Un día deciden salir y emborracharse, lo que dará lugar a una serie de situaciones a cada cual más surrealista que les demostrarán que se parecen más de lo que creen. Alethea Jones debuta en el largometraje cinematográfico con esta historia protagonizada por Toni Collette (Imperium), Rob Huebel (serie Transparent), Caleb y Matthew Paddock (Adultos a la fuerza), Cooper J. Friedman (The Thinning) y Owen Vaccaro (Feliz Día de la Madre).

Entre los estrenos europeos destaca Jacques, cinta francesa de 2016 que aborda la vida de Jacques Cousteau, en concreto cuando en 1948 se embarcó junto a su mujer y sus hijos en una odisea por la ciencia, la fama y la televisión. La decisión llevó a que la relación con su familia se torciera y a tener apuros económicos. Con los libros de Jean-Michel Cousteau y Albert Falco como base, la cinta está dirigida por Jérôme Salle (Zulu) y protagonizada por Lambert Wilson (Las confesiones), Pierre Niney (Como hermanos), Audrey Tautou (La espuma de los días) y Chloe Hirschman.

De 2016 también es Ali y Nino, drama romántico con capital procedente de Reino Unido y Azerbaiyán que adapta el libro de Kurban Said cuya historia, ambientada a comienzos de siglo XX, gira en torno al amor que surge entre un aristócrata musulmán y una princesa cristiana, y que deberá enfrentarse a tradiciones milenarias y prejuicios y enemistades ancestrales. El inicio de la guerra pondrá a prueba no solo su relación, sino a toda la sociedad. La cinta está dirigida por Asif Kapadia (El regreso), mientras que María Valverde (Ahora o nunca), Adam Bakri (Omar), Mandy Patinkin (serie Homeland) y Connie Nielsen (3 días para matar) encabezan el reparto.

La comedia francesa tiene a su principal representante en Alibi.com, agencia de engaños, film dirigido, protagonizado y parcialmente escrito por Philippe Lacheau (Se nos fue de las manos) que arranca cuando un hombre que se dedica a crear coartadas y cualquier tipo de estratagema para cubrir el rastro de sus clientes conoce a una joven que odia a los hombres que mienten. Comienza así una cadena de acontecimientos cuya primera piedra es, precisamente, ocultar a la chica a qué se dedica realmente. La situación se complica cuando conoce al padre de ella, que al mismo tiempo es uno de sus clientes. El reparto se completa con Élodie Fontan (Dios mío, ¿pero qué te hemos hecho?), Julien Arruti (París a toda costa), Tarek Boudali (Quiero ser italiano), Didier Bourdon (Tres hermanos y una herencia) y Nathalie Baye (Solo el fin del mundo).

Sin duda la cinta más internacional es La región salvaje, cinta que combina drama, ciencia ficción y terror para narrar cómo una joven madre y su hermano ven alteradas sus vidas en un pequeño y tranquilo pueblo de México con la llegada de una joven que les asegura que en una cabaña de un bosque cercano habita algo que no es de este mundo capaz de terminar con todos sus problemas. Un ente a cuya fuerza no pueden resistirse y al que deberán rendirse si no quieren sufrir su ira. Con capital mexicano, danés, francés, alemán, noruego y suizo, este film de 2016 está dirigido por Amat Escalante (Heli) y protagonizado por un reparto casi anónimo encabezado por Ruth Ramos, Simone Bucio, Jesús Meza, Edén Villavicencio (Pares y nones) y Andrea Peláez.

Con algo más de retraso llega la danesa Iqbal y la fórmula secreta, adaptación de la novela de Manu Sareen producida en 2015 que, en clave de comedia familiar, arranca cuando tres chicos hacen explotar accidentalmente el colegio en el que estudian. Lo ocurrido llega a oídos de un par de delincuentes, que quieren al fórmula que utilizaron. Al negarse, intentarán secuestrar al miembro más pequeño de la familia, por lo que la pandilla de amigos deberá ingeniárselas para protegerle y evitar que los adultos se enteren de lo ocurrido. Tilde Harkamp debuta en la dirección de largometrajes con esta aventura en cuyo reparto encontramos a Hircano Soares, Arien Takiar, Liv Leman Brandorf (Familien Jul), Runi Lewerissa (Den blå munk), Sara Masoudi y Moowgliie Duissara.

Brasil, Francia y España colaboran en Hotel Cambridge, drama dirigido por Eliane Caffé (Narradores de Javé) que, a medio camino del documental, aborda el movimiento de los sin techo a través de un grupo de ocupas en un edificio de Brasil, explorando las tristes historias y los puntos de vista de los implicados. La cinta está protagonizada por José Dumont (Trash: ladrones de esperanza), Carmen Silva, Suely Franco (Cristina quer casar) y Juliane Arguello.

La propuesta de animación es Spark, una aventura espacial, producción con capital canadiense y surcoreano que dirige Aaron Woodley (El rescate) y cuya trama gira en torno a un grupo de amigos que deberán detener a un malvado general que hace tiempo se apoderó de un planeta y lo rompió en pedazos, y que ahora pretende conquistar el universo. Entre las voces en su versión original encontramos las de Jace Norman (serie Henry Danger motion comic), Jessica Biel (Unidas por sangre), Hilary Swank (Deuda de honor), Susan Sarandon (Una madre imperfecta) y Patrick Stewart (Green room).

Terminamos el repaso de esta semana con el documental Camina conmigo, cinta escrita y dirigida a cuatro manos por Marc J. Francis (When China Met Africa) y Max Pugh (The road to freedom peak) que muestra la vida de una comunidad de monjes y monjas Zen Budistas, así como a su maestro Thich Nhat Hanh.

Anuncios

‘Baywatch: Los vigilantes de la playa’: un episodio de una serie cutre de los 90


Hay películas que nacen única y exclusivamente para satisfacer eso que se conoce como ‘placer culpable’. Y si son adaptaciones de otros productos previos, suelen tener más efecto en aquellas generaciones que han crecido con sus historias. Pasa siempre, para bien y para mal. Y la nueva comedia de Seth Gordon (Cómo acabar con tu jefe) no es, ni mucho menos, una excepción. Es más, es el mejor ejemplo. Posiblemente lo mejor de la cinta sea que es consciente de esto, que no huye de ello y que incluso lo abraza, parodiando la serie de televisión original y riéndose de sí misma como pocas cintas son capaces de hacer.

Y es ahí donde Baywatch: Los vigilantes de la playa logra sus mejores momentos, que no son cumbres en el séptimo arte pero que, por lo menos, logran arrancar varias carcajadas. Narrativamente hablando, la película es, como uno de los personajes menciona en un momento dado, un episodio de una serie cutre de los 90. En efecto, el argumento, si es que existe, es totalmente plano, sin giros dramáticos y con un desarrollo deliberadamente lineal. Sus personajes, arquetípicos hasta resultar cansinos, funcionan gracias a la química de sus dos protagonistas y, porqué no, a la gracia y calidad de algunos secundarios. Y es que resulta curioso comprobar cómo este reparto, sin estar entre lo mejor de la interpretación, sabe dotar a sus respectivos roles de una entidad que no tienen sobre el papel, elevando ligeramente el nivel de la cinta.

Pero seamos serios, estamos ante una producción diseñada para vender entradas, palomitas y todo tipo de merchandising que se pueda imaginar. No tiene otro objetivo, y prueba de ello es que se olvida casi tan rápido como se consume. Bueno, puede que más rápido. Con un diseño visual vistoso, valga la redundancia, la cinta logra no aburrir demasiado gracias a un buen equilibrio entre la acción y el humor (lo del argumento, repito, lo dejamos en ‘Se busca’). De hecho, cuando más puntos pierde es cuando trata de ponerse algo dramática y da a sus personajes una situación adversa a la que enfrentarse, evidenciando no solo las carencias de sus actores, sino de su propia trama, incapaz de soportar un mínimo peso de algo que no sean los músculos, los bañadores y las cámaras lentas explotando los atributos de sus protagonistas femeninas.

Así que sí, Baywatch: Los vigilantes de la playa es un capítulo más de aquella mítica serie que tanto definió la cultura de alguna que otra generación. Y como tal episodio largo, es más simple que los salvavidas que utilizan los protagonistas. Lineal, sin contrapesos dramáticos, con personajes a cada cual más simple y con arena, mar y sol, la cinta es capaz de sobrevivir casi dos horas. Lo mejor: su intrascendencia, el humor utilizado y las tomas falsas finales. Lo peor: que no ofrece nada. Se podría haber evitado, es cierto, pero la nostalgia es la nostalgia. Aunque una cosa hay que reconocer a esta cinta: conoce sus limitaciones, las respeta y las explota. Al menos no insulta la inteligencia del espectador.

Nota: 5,5/10

Diccineario

Cine y palabras

A %d blogueros les gusta esto: