‘Los Juegos del Hambre: Sinsajo I’: sin hambre y sin revolución


Jennifer Lawrence encabeza la revolución en 'Los Juegos del Hambre: Sinsajo. Parte 1".Es entristecedor comprobar cómo una saga cinematográfica se deja llevar peligrosamente hacia la ruina. Sin que ‘Los Juegos del Hambre’ haya sido nunca una buena serie de películas, lo cierto es que la primera fue algo mejor que la segunda, y esta indiscutiblemente mejor que la tercera… y presumiblemente que la cuarta, dado que ambas son una única historia. No me cabe duda de que muchos de los problemas que acumula esta nueva aventura protagonizada por Jennifer Lawrence (Winter’s bone) recaen precisamente en eso. Muchos, pero no todos.

Porque a pesar de tener un final que no es un final; a pesar de ser una especie de película puente hacia una conclusión mayor; a pesar de todo, una de las grandes debilidades de Los Juegos del Hambre: Sinsajo. Parte 1 reside en su desarrollo dramático, que se queda a medio camino de todo. Esta especie de drama adolescente enmarcado en una revolución no termina de definirse como un drama en el que la protagonista se vea abocada a elegir entre su mejor amigo y su verdadero amor. Los dilemas románticos quedan aparcados en favor de una supuesta revolución que apenas se muestra en dos o tres ocasiones. Entonces, ¿qué es lo que ocurre a lo largo de las dos horas de película? Pues en realidad, poca cosa. La línea argumental principal es una especie de toma y daca entre la protagonista y el personaje de Donald Sutherland (Orgullo y prejuicio), quien vuelve a conquistar la pantalla por encima del resto de actores. Y eso que el reparto es espectacular.

Todo ello no quiere decir que la labor de Francis Lawrence (Soy leyenda) como director no sea correcta. Visualmente la película resulta interesante, incluso entretenida en sus primeros compases, cuando transcurren las secuencias más dinámicas de la trama. Pero su pulso narrativo decae conforme decae el ritmo de un guión que se deja llevar. Por otro lado, tanto Lawrence director como Lawrence actriz dan la sensación de contener el dramatismo del personaje principal en un intento de acercar la historia a una juventud que no quiere intensidad emocional, o al menos eso se debe creer desde los estudios de Hollywood. El carácter contenido de la protagonista, a la que este papel le vino como anillo al dedo en sus inicios pero que ahora se le queda tremendamente corto, no es ninguna ayuda al carácter general de la historia.

Desde luego, Los Juegos del Hambre: Sinsajo. Parte 1 tiene el enorme problema de ser, en realidad, el planteamiento y el comienzo del nudo de una historia mucho mayor. Posiblemente si este film se ve de forma consecutiva con la segunda parte, a estrenar en un año, la sensación sea muy distinta. Pero en un afán recaudatorio se ha elegido este dichoso formato que no hace ningún bien a nadie, salvo a las productoras y sus arcas. El resultado es un film que se desinfla en su segunda mitad de forma alarmante, que no logra definirse entre revolución y romance, y cuyos protagonistas parecen más interesados en obtener los réditos rápidamente que en dar vida a sus personajes. A los seguidores de la saga literaria de Suzanne Collins les resultará emocionante; a los que hayan seguido la saga cinematográfica terminará resultando un poco tediosa; al resto posiblemente ni siquiera le interese.

Nota: 5,5/10

Anuncios

‘El hombre más buscado’: espiando a los espías por un bien personal


Philip Seymour Hoffman y Robin Wright en un momento de 'El hombre más buscado', de Anton Corbijn.John le Carré, afamado novelista de intriga y espionaje, está en la base de lo nuevo de Anton Corbijn (El americano) como director, y eso es algo que hay que tener muy en cuenta a la hora de abordar el que es el último film de Philip Seymour Hoffman (Cold Mountain) como actor protagonista. Si alguien espera una especie de caza al terrorista en el que buenos y malos jueguen una partida por ver quién gana a quién, mejor que abandone la sala antes de que se apaguen las luces. Eso sí, perdería la ocasión de ver un thriller frío y calculado cuyo final es inclasificable.

Una frialdad que no solo se palpa en los diálogos, sino en el tratamiento que Corbijn le da a la trama, con una paleta cromática opaca, con predominancia de grises y una iluminación dura. Gracias a eso y a una planificación sobria y al mismo tiempo hermosa, el director sumerge al espectador en una intriga donde el mayor peligro no es tanto el potencial atentado que se trata de impedir, sino las relaciones institucionales entre los diferentes poderes del espionaje que se dan cita en el film y que, de un modo u otro, tratan de ponerse una medalla en su trayectoria profesional. Una crítica, en definitiva, a la lucha de poderes que no hace sino entorpecer la lucha contra el terrorismo, y da una idea de las verdaderas intenciones de los gobiernos implicados.

Pero para lograr transmitir esta idea de competencia se requería de un reparto sin fisuras, algo que consigue con creces. Decir que Hoffman vuelve a demostrar lo mucho que va a notar el cine su ausencia sería repetitivo, casi tanto como reconocer la labor de Willem Dafoe (A woman) o Robin Wright (Dos madres perfectas), esta última reduciendo su presencia al mínimo y, con todo, siendo determinante. En realidad, el descubrimiento lleva por nombre Grigoriy Dobrygin (Black Lighting: Rayo negro), quien en todo momento logra transmitir el trauma al que ha sido sometido durante años.

El principal problema de El hombre más buscado es su ritmo, algo pausado. La insistencia de sus responsables en ahondar en las consecuencias y emociones durante varios segmentos del metraje lleva al film a un desarrollo intermitente, dando la sensación de que el suspense en la investigación no avanza. Empero, su resolución, tan impactante como simple, evidencia el verdadero sentido de la película, dando sentido al conjunto y permitiendo que todo, desde los actores hasta la iluminación, adquieran un mejor y mayor significado.

Nota: 7/10

Drama, thriller y comedia acaparan los estrenos de la semana


Estrenos 12septiembre2014Hasta 11 estrenos llegan hoy, viernes 12 de septiembre, a las carteleras españolas. 11 novedades entre las que no se cuentan, por primera vez en varias semanas, grandes títulos capaces de atraer a un amplio espectro de espectadores, enfocadas la mayoría a sectores muy concretos. Esto no quiere decir, ni mucho menos, que esta semana no tenga interés. Más bien es al contrario. Un experimento audiovisual casi sin precedentes y una de las últimas películas de uno de los mejores actores de los últimos años son algunas de las bazas que presentan los estrenos de esta semana.

Doce años. Eso es lo que ha tardado Richard Linklater, director de la trilogía compuesta por Antes del amanecer (1995), Antes del atardecer (2004) y Antes del anochecer (2013), en rodar su nuevo proyecto, Boyhood (Momentos de una vida), un drama familiar que gira en torno al proceso de madurez de un niño cuyos padres están separados. El motivo no es otro que ver al joven protagonista crecer ante la cámara en un ejercicio cinematográfico pocas veces visto en una pantalla. El director condensa todo ese tiempo en casi tres horas de metraje en las que los conflictos románticos, familiares y sociales irán dando forma al joven protagonista. Ellar Coltrane (Fast food nation) fue el elegido para pasar de niño a adulto ante la cámara, mientras que Patricia Arquette (serie Boardwalk Empire) y Ethan Hawke (The purge: La noche de las bestias) dan vida a sus padres. El reparto se completa con Lorelei Linklater, Steven Chester (Pineapple) y Elijah Smith.

La otra importante propuesta de la semana es El hombre más buscado, thriller co producido entre Estados Unidos, Alemania y Reino Unido que adapta la novela homónima de John LeCarré. La trama se centra en un juego de intereses y de espionaje establecido entre un sin papeles checheno en Hamburgo, del que se sospecha que puede ser un terrorista islamista, y los servicios de inteligencia que tratan de capturarle. Durante su huída el hombre contactará con un banquero de dudosa reputación, algo en lo que tendrá un papel fundamental una joven abogada. Escrita y dirigida por Anton Corbijn (El americano), la película cuenta con un reparto notable en el que destacan Philip Seymour Hoffman (The master), Rachel McAdams (Una cuestión de tiempo), Robin Wright (serie House of cards), Willem Dafoe (El gran hotel Budapest), Daniel Brühl (Rush), Grigoriy Dobrygin (Atomnyy Ivan) y Nina Hoss (Barbara).

El último de los estrenos que cuenta con capital norteamericano es Ojalá estuviera aquí, comedia dramática dirigida y protagonizada por Zach Braff (Algo en común), quien por cierto también participa en la escritura del guión. Su argumento aborda la difícil situación que vive un padre de familia y los malabares que debe realizar para mantener su mundo en orden. Por un lado, su mujer debe mantenerles a todos con un salario mínimo; por otro, descubre que su padre está gravemente enfermo y arruinado; y por si fuera poco, su hermano complica las relaciones familiares. En el reparto, además de Braff, encontramos un puñado de rostros más o menos conocidos, como son Josh Gad (Los becarios), Ashley Greene (Crepúsculo), Kate Hudson (Algo prestado), Joey King (Asalto al poder), Mandy Patinkin (serie Homeland) y Jim Parsons (serie The Big Bang theory).

Alemania y Reino Unido, junto con Francia, también están tras la comedia Les doy un año, ópera prima de Dan Mazer, creador de personajes como Borat (2006) o Bruno (2009). La trama arranca cuando una pareja cuya química y atracción son innegables deciden ir un paso más allá y casarse, desoyendo los consejos de amigos y familiares. Consejos que ahondan en las irremediables diferencias que existen entre ellos y que saldrán a la superficie a medida que pasen los meses. Producida en 2013, la película cuenta con un reparto internacional en el que destacan los nombres de Rose Byrne (Insidious), Rafe Spall (La vida de Pi), Anna Faris (El dictador), Simon Baker (serie El mentalista), Stephen Merchant (Carta blanca), Minnie Driver (Betty Anne Waters), Jane Asher (Un funeral de muerte) y Jason Flemyng (Grandes esperanzas).

Otro de los nuevos títulos europeos es la francesa Mea culpa, nuevo thriller de acción dirigido por Fred Cavayé (Cuenta atrás) que en esta ocasión se centra en un policía retirado después de que, estando borracho, provocara un terrible accidente de tráfico. Como consecuencia de ello su familia se rompe y la relación con su antiguo compañero desaparece, pero su pasado, con sus luces y sus sombras, regresará cuando su familia sea puesta en peligro. Vincent Lindon (Los canallas) y Gilles Lellouche (Los infieles) forman la pareja protagonista, acompañados en esta ocasión por Nadine Labaki (Caramel), Gilles Cohen (20 años no importan) y Max Baissette de Malglaive (22 balas) como principales secundarios.

También desde Francia llega Antes del frío invierno, intenso drama en el que una pareja felizmente casada desde hace varios años ve cómo su estabilidad y todo lo que han construido se tambalea cuando ella empieza a recibir ramos de rosas y él conoce a una joven. Escrita y dirigida por Philippe Claudel (Silencio de amor), el reparto está encabezado por Daniel Auteuil (Marius), Kristin Scott Thomas (En la casa), Leïla Bekhti (La fuente de las mujeres), Richard Berry (La cliente) y Vicky Krieps (Hanna).

Pasamos ahora a las novedades españolas. Una de ellas es el thriller dramático Tres mentiras, debut en el largometraje de ficción de Ana Murugarren. La historia se centra en la investigación de una madre coraje que está decidida a desvelar las actividades que se realizaron en las primeras décadas de la democracia en un piso de Bilbao, donde se daba cobijo a jóvenes madres solteras pero sus hijos entraban en un sucio negocio. Nora Navas (Dictado), Mikel Losada (El cazador de dragones), Marta Castellote (La cueva), Lander Otaola (La buena hija) y Carmen San Esteban (Hoy no se fía, mañana sí) son los principales actores.

España y Argentina producen Betibú, thriller centrado en la investigación que lleva a cabo una prestigiosa escritora argentina sobre la muerte de un importante empresario en un barrio de las afueras de Buenos Aires. A medida que se implica más y más en el misterioso asesinato la escritora descubre que su muerte es solo la primera de una cadena de crímenes que no ha hecho más que empezar. Basado en la novela de Claudia Piñeiro, el film está dirigido por Miguel Cohan (Sin retorno), y cuenta con Mercedes Morán (Luna de Avellaneda), Daniel Fanego (Todos tenemos un plan), Alberto Ammann (Tesis sobre un homicidio), José Coronado (No habrá paz para los malvados), Marina Bellati (serie Los únicos) y Norman Briski (No somos animales) en su reparto.

Y desde el pasado miércoles algunas salas de España proyectan Cuinant, ópera prima de Marc Fàbregas que aborda en clave de comedia dramática los sentimientos y secretos que guarda una pareja, y que afloran cuando ambos tienen que cocinar para un grupo de invitados poco deseados. Chus Pereiro (Atrocious) y Miquel Sitjar (A la deriva) son sus protagonistas.

La alternativa animada del fin de semana es Lifi, una gallina tocada del ala, producción de Corea del Sur de 2011 que narra las aventuras de una gallina después de escapar de la granja en la jaula en la que estaba. Durante su viaje conocerá a una pareja de patos y a una comadreja. Cuando los primeros mueran a manos de la segunda la gallina deberá hacerse cargo de la pequeña cría de la pareja. Basada en la novela de Seonmi Hwang, la película supone el debut en el largometraje de Oh Seong-yun, y cuenta con las voces en la versión original de Moon So-ri (En otro país), Yoo Seung Ho (Hearty paws), Choi Min-sik (Lucy) y Park Cheol-min (No breathing) entre otros.

Finalizamos el repaso con un documental español que combina drama y biografía a partes iguales. Se trata de Gabor, cuya trama se centra en los intentos del debutante director en el largometraje, Sebastián Alfie, de abordar la ceguera en el altiplano boliviano. En este proceso conoce al director de fotografía que da nombre al film, un hombre que ha viajado por todo el mundo y que quedó ciego hace 1o años. Se inicia así una relación que llevará al documental a centrar su atención en la vida y el trabajo de este fotógrafo ciego.

‘Los mercenarios 3’ quieren escapar de los ‘Guardianes de la galaxia’


Estrenos 14agosto2014Dos pesos pesados llegan hoy a la cartelera. Si la semana pasada daba la sensación de que ninguna película quería competir con Transformers: La era de la extinción, la situación de este jueves 14 de agosto es bien distinta. Dos géneros distintos, es cierto, pero indudablemente enfocados a un público objetivo similar, y sin duda con la intención de convertir este fin de semana de tres días en un festival de colas en las taquillas, palomitas y diversión. Y para ello cuentan con sendos repartos que dejan sin aliento. Aunque por fortuna, no son las únicas novedades que aterrizan en la cartelera española.

Eso sí, son las más importantes, por lo que iniciamos el repaso con ellas. Y dado que se ha convertido en uno de los mejores estrenos del año, toca hablar primero de Guardianes de la galaxia, nueva producción de Marvel que adapta en esta ocasión una serie de cómics algo diferente a lo que nos tiene acostumbrados la Casa de las Ideas. La trama sigue a un aventurero que es capturado por un cazarrecompensas tras robar una misteriosa esfera. Una vez encerrado se unirá a cuatro inadaptados para huir de la prisión y de un misterioso villano que planea matarle y quedarse con la esfera. Sin embargo, todo cambia cuando descubre el verdadero poder del objeto, debiendo decidir entre su propio interés y la responsabilidad de tener el futuro del universo en sus manos. Dirigida por James Gunn (Super), quien también participa en el guión y será el director de la ya anunciada secuela, esta aventura espacial cargada de acción, humor y efectos especiales cuenta con un puñado de actores muy conocidos, entre los que destacan Chris Pratt (Her), Zoe Saldana (Avatar), Dave Bautista (El hombre de los puños de hierro), Vin Diesel (Riddick) y Bradley Cooper (La gran estafa americana), estos últimos prestando sus voces a los protagonistas generados por ordenador; Lee Pace (El hobbit: La desolación de Smaug), Benicio del Toro (Salvajes), John C. Reilly (Un dios salvaje), Djimon Hounsou (Diamante de sangre), Glenn Close (serie Daños y perjuicios), Michael Rooker (serie The walking dead) y Karen Gillan (Oculus).

Igual de impresionante, o incluso más, es el reparto de Los mercenarios 3, película que cierra la trilogía homenaje al cine de acción de los años 80 y 90 del siglo XX ideada por Sylvester Stallone (La gran revancha), quien por cierto vuelve a estar al frente de este equipo que en esta ocasión deberá hacer frente a una amenaza muy personal cuando un viejo conocido que fundó los Mercenarios reaparezca en escena. En realidad esto no sería un problema si no fuera porque años atrás dejó el grupo para dedicarse al tráfico de armas, siendo supuestamente asesinado por aquellos a los que consideraba su familia. Ahora, y temiendo que la vieja generación no sea suficiente, estas máquinas de matar deberán recurrir a sangre nueva capaz de abordar las situaciones desde otro punto de vista. Patrick Hughes (Red Hill) se pone tras las cámaras para llenar los planos de explosiones, disparos y peleas cuerpo a cuerpo protagonizadas por Jason Statham (Redención), Dolph Lundgren (Soldado universal), Jet Li (Romeo debe morir), Randy Couture (Cinturón rojo), Terry Crews (Gamer), Wesley Snipes (Blade), Mel Gibson (Vacaciones en el infierno), Antonio Banderas (La leyenda del Zorro), Kellan Lutz (Hércules: El origen de la leyenda), Ronda Rousey, Kelsey Grammer (serie Boss), Arnold Schwarzenegger (Sabotage) y Harrison Ford (Indiana Jones y el templo maldito).

Cuatro años después de su estreno en Estados Unidos, y sin duda motivado por la muerte de su director y protagonista, nos llega Una cita para el verano, único film en el que Philip Seymour Hoffman (La duda) se puso tras las cámaras. Adaptación de la obra de Robert Glaudini, la trama sigue la relación que inicia un introvertido conductor de limusinas con una mujer igualmente introvertida a raíz de que unos amigos comunes hagan las veces de celestinas. Sin embargo, mientras su relación se afianza y crece con el paso de los meses, el matrimonio que les presentó se pierde cada vez más en los problemas y las dificultades del día a día. Un interesante drama que, además de Hoffman, tiene en su reparto a John Ortiz (El lado bueno de las cosas), Richard Petrocelli (The tavern), Thomas McCarthy (El año del perro), Amy Ryan (El intercambio) y Daphne Rubin-Vega (Juegos salvajes).

Si dirigimos la mirada hacia Europa, una de las novedades es la francesa The last diamond, un thriller dramático procedente de Francia que narra el último trabajo de un atracador en libertad vigilada, que como no podía ser de otro modo es el robo de un valioso diamante durante una subasta. Para poder llevarlo a cabo deberá acercarse a una experta en diamantes que tiene un interés profesional y familiar en que todo salga según lo previsto. Eric Barbier (La hora del silencio) dirige la propuesta a la vez que colabora en el guión, mientras que Bérénice Bejo (The artist), Yvan Attal (Hora punta 3), Jean-Frençois Stévenin (Mis días felices), Antoine Basler (El asalto), Jacques Spiesser (Un engaño de lujo) y Annie Cordy (Las malas hierbas) son los actores principales.

Desde Reino Unido llega Belle, producción del 2013 que se basa en la historia real de la hija ilegítima y mestiza de un almirante de la Royal Navy. Su estatus social le permite moverse por importantes círculos sociales, pero su color de piel supone una limitación insalvable en una sociedad como la inglesa en pleno siglo XVIII, cuando la esclavitud todavía era algo habitual. Su romance con un joven idealista que pretende cambiar las cosas les llevará a intentar abolir la esclavitud. Dirigida por Amma Asante, para la que es su segundo largometraje tras A way of life (2004), la película está protagonizada por Gugu Mbatha-Raw (serie Touch), a la que acompañan una serie de rostros conocidos como los de Sam Reid (Anonymous), Matthew Goode (Stoker), Tom Wilkinson (El llanero solitario), Emily Watson (Anna Karenina), Sarah Gadon (Enemy), Miranda Richardson (La reina Victoria), Tom Felton (saga Harry Potter) y Penelope Wilton (serie Downton Abbey).

El último de los estrenos europeos es la coproducción entre Alemania y Bélgica titulada Mi amigo Mr. Morgan. Escrita y dirigida en 2013 por Sandra Nettelbeck (Deliciosa Martha), la película adapta la novela de Françoise Dorner en la que un anciano norteamericano que vive en París conoce a una joven que le lleva a cambiar su forma de ver el mundo. Viudo y con tendencias suicidas, la amistad con la joven le llevará a descubrir el valor del romance y el significado de la familia. El reparto está encabezado por Michael Caine (Ahora me ves…), Clémence Poésy (127 horas), Justin Kirk (Vamps), Jane Alexander (Terminator salvation), Gillian Anderson (serie La caza) y Michelle Goddet (¿Qué es la vida?).

La siguiente novedad procede de Canadá. Estrenada en su país en 2013, Gabrielle es un intenso drama romántico con toques musicales escrito y dirigido por Louise Archambault (Familia) cuya trama se centra en una joven con el síndrome de Williams. Su alegría por vivir y su capacidad para la música la llevarán a iniciar una relación con un joven al que conoce en un centro de ocio. Juntos deberán hacer frente a las limitaciones sociales de aquellos que les rodean y a los problemas personales que cada uno tiene. Gabrielle Marion-Rivard y Alexandre Landry conforman la pareja protagonista, rodeados para la ocasión por Mélissa Désormeaux-Poulin (Omertà) y Vincent-Guillaume Otis (Babine), entre otros.

Terminamos este repaso con Khumba, cinta de animación producida entre Estados Unidos y Suráfrica en 2013 que sigue a una cebra sin rayas en la mitad de su cuerpo durante el viaje que realiza a un pozo del que se cree que estos animales consiguieron su preciado dibujo. Los personajes que conocerá durante el camino, así como la necesidad de enfrentarse a un peligroso leopardo que aterroriza al resto de animales, harán que su visión del mundo y de la manada cambie para siempre. Dirigida por Anthony Silverston, quien debuta de este modo en el largometraje, la película cuenta en su versión original con voces como las de Jake T. Austin (Noche de fin de año), Steve Buscemi (serie Boardwalk Empire), Loretta Devine (Dos familias y una boda), Laurence Fishburne (Matrix), Richard E. Grant (La dama de hierro), AnnaSophia Robb (La montaña embrujada) y Liam Neeson (Battleship).

‘Los Juegos del Hambre: En llamas’: la chispa de la revolución


Josh Hutcherson y Jennifer Lawrence volverán a luchar por sus vidas en 'Los Juegos del Hambre: En llamas', de Francis Lawrence.La palabra clave que define esta segunda parte de aquella entrega pre Oscar de Jennifer Lawrence por El lado bueno de las cosas no podría ser más apropiada: revolución. Porque sí, hay revolución, un cambio brusco en prácticamente todos los aspectos. Y es un cambio a mejor, afortunadamente. Desde el apartado visual, más correcto y con un sentido claro, hasta la trama, algo más compleja e interesante, el film gana enteros respecto a la película que le precede, aunque sigue pecando en algunos aspectos que, de seguir así, van camino de convertirse en definitorios de toda la saga.

La estructura dramática, casi desde el primer minuto, está planteada para ofrecer al espectador un espectáculo visual con un objetivo, el de mostrar los pasos que sigue todo proceso revolucionario: un acto en principio insignificante, la gestación de un icono de resistencia, la violencia desmedida y, sobre todo, la implicación de individuos a todos los niveles. Toda esta línea argumental, ausente en la primera parte (al menos de forma explícita), otorga al relato en su conjunto una solidez nueva, más interesante y capaz de mantener la atención en su primera parte, que de nuevo es excesivamente larga e innecesaria. La película dura unas dos horas y media, pero perfectamente se podrían recortar 30 minutos sin que se viese afectada negativamente.

Este es, de hecho, el principal handicap del film. Hasta que se producen los llamados Juegos del Hambre el guión de Simon Beaufoy (127 horas) y Michael Arndt (Toy Story 3) se recrea demasiado en la mala situación que viven los habitantes de los distritos y en la opulencia de la clase privilegiada (por cierto, este último aspecto vuelve a ser de lo mejor), sin dar la sensación de avanzar demasiado en ese caldo de cultivo revolucionario que, tal y como termina el film, será el protagonista de las dos películas en que se dividirá el último libro de Suzanne Collins. En este sentido, cabe destacar también que, a pesar de ganar en ritmo en su segunda mitad, el libreto peca en numerosas ocasiones, quizá demasiadas, de una previsibilidad asombrosa, anulando algunos elementos que habrían podido generar interesantes giros argumentales.

Independientemente de esto, el cambio va más allá que el mero contenido dramático. La película entretiene bastante más que su predecesora gracias sin duda a la labor de Francis Lawrence (Constantine), quien demuestra su capacidad narrativa para las secuencias de acción. Todo el segmento que tiene que ver con los juegos, sin llegar a ser excesivamente diferente, posee un carácter propio, más atractivo, lo que beneficia al resultado y ayuda a la labor de los actores, de nuevo todos ellos a muy buen nivel. La revolución se ha gestado. Los Juegos del Hambre: En llamas ha dado un salto cualitativo para introducir nuevos y más interesantes elementos dramáticos. Solucionado esto, solo queda esperar que los fallos de ritmo desaparezcan de las dos siguientes entregas.

Nota: 7/10

La llama de los Juegos del Hambre eclipsa al resto de estrenos


Estrenos 22noviembre2013Algo más de un año. Ese es el tiempo que ha pasado desde que se estrenara Los Juegos del Hambre, la última saga literaria juvenil que ha logrado tener éxito en taquilla y que, por tanto, se ha convertido automáticamente en saga cinematográfica. Hoy viernes, 22 de noviembre, llega la segunda parte, con el aliciente de una protagonista que, entre ambos films, ha decorado su casa con un Oscar a la Mejor Actriz. Por supuesto, no es el único estreno, pero desde luego hace sombra al resto de propuestas, entre las que encontramos una comedia de veteranos actores y algunas propuestas españolas.

Por tanto, comenzamos el repaso con Los Juegos del Hambre: En llamas, adaptación de la segunda novela de Suzanne Collins que da comienzo en el momento en el que finaliza la anterior, es decir, con los protagonistas volviendo a casa como campeones de estos juegos. Pero haber ganado significa tener que abandonar a sus familias y embarcarse en un Tour de la Victoria en el que comprobarán que la rebelión contra el poder está a punto de estallar. Mientras tanto, unos nuevos Juegos del Hambre se organizan con la intención de ser algo inolvidable y que aleccione a la sociedad de una vez por todas. Francis Lawrence (Agua para elefantes) toma el testigo de Gary Ross (Pleasantville) detrás de las cámaras, mientras que los principales rostros de la primera entrega repiten: Jennifer Lawrence (El lado bueno de las cosas), Josh Hutcherson (Viaje al centro de la Tierra), Liam Hemsworth (Los mercenarios 2), Donald Sutherland (La mejor oferta), Elizabeth Banks (Al borde del abismo), Woody Harrelson (Ahora me ves…), Stanley Tucci (El quinto poder), Toby Jones (Luces rojas), Jack Quaid y el cantante Lenny Kravitz, a los que se suman Philip Seymour Hoffman (The Master) y Jeffrey Wright (Código fuente).

El otro estreno norteamericano es Plan en Las Vegas, vehículo cómico para un grupo de veteranos actores de muy diversa índole que, como su propio título indica, vuelve a recurrir a la Ciudad del Pecado como escenario. La historia arranca cuando cuatro amigos que superan los 60 deciden irse a Las Vegas para celebrar la despedida de uno de ellos, el eterno soltero, antes de que se case con una treintañera. Pero la ciudad ha cambiado tanto como ellos y como su amistad, modificada con los años y por el estilo de vida que ha tomado cada uno. Dirigida por Jon Turteltaub (La búsqueda), el verdadero atractivo de la película es ver juntos en pantalla a Robert De Niro (Malavita), Michael Douglas (The Game), Morgan Freeman (Objetivo: La Casa Blanca) y Kevin Kline (Sin compromiso). El reparto, además, cuenta con Mary Steenburgen (Regreso al futuro III), Jerry Ferrara (Cross Bronx) y Romany Malco (Patinazo a la gloria).

En cuanto a la producción española, tres son los títulos que llegan. Por un lado tenemos La por (El miedo), intenso drama social dirigido por Jordi Cadena (Elisa K) que sigue la vida de un joven adolescente que parece tenerlo todo: los estudios le van bien, es apreciado por compañeros y profesores y tiene una novia que le quiere. Pero una vez cruza el umbral de su casa, se queda solo con su madre y su hermana pequeña en el infierno que es su hogar por culpa de su padre. La película cuenta con un reparto casi desconocido encabezado por Igor Szpakowski (serie Pulseras rojas), Roser Camí (Mi hermano del alma), Alicia Falcó y Ramon Madaula (Las voces de la noche).

También al drama pertenece Temporal, film que aborda desde un punto de vista intimista las reflexiones de un filólogo que, por cuestiones del destino y las necesidades, trabaja vendiendo aspiradores a puerta fría. Sin embargo, y a pesar de conocer el mensaje a la perfección y de seguir todos los pasos aprendidos, no tiene vocación, y el resultado que se encuentra es siempre el mismo: un portazo. Será entre venta y venta cuando reflexione sobre su verdadera pasión, sobre sus autores predilectos o sobre el futuro de la literatura. Ópera prima de José Luis López González, que también hace las veces de montador y productor, el largometraje está protagonizado por, entre otros, Adrián Lastra (Fuga de cerebros 2), Melanie Olivares (8 citas), Luis Callejo (Lo contrario al amor), Natalia de Molina (Vivir es fácil con los ojos cerrados) y Nuria Mencía (La noche de los girasoles).

Por último tenemos Vigilo el camino, también enmarcada en el drama. Escrita y dirigida por Pablo Aragüés (Road to wacken), la historia comienza cuando una pareja, cuya vida ha quedado destrozada por la pérdida del hijo que esperaban, conoce a una misteriosa joven en un bar. Entre los tres se inicia un triángulo amoroso que devolverá la pasión al joven matrimonio, pero que les llevará por un peligroso camino, sobre todo cuando la joven les introduzca en una extraña comuna. Frente a las cámaras encontramos a William Miller (La venta del paraíso), Irene Ferrándiz, David Sancho (Isi & Disi, alto voltaje) y Laura Contreras (serie Libres), entre otros.

De Francia nos llega Camille Claudel 1915, lo nuevo de Juliette Binoche (Copia certificada) como protagonista. El argumento recrea la vida de la escultora francesa durante sus primeros años internada en un sanatorio al sur de Francia, donde es recluida por su hermano y donde tendrá prohibido volver a esculpir, arte que abandona definitivamente hasta su muerte en 1943. Escrito y dirigido por Bruno Dumont (Flandres), este intenso drama cuenta además en su reparto con Jean-Luc Vincent (Catalina ou Le venia de l’amour), Emmanuell Kauffman, Robert Leroy y Marion Keller.

La producción más internacional de la semana responde al título de Heli, drama que cuenta con capital mexicano, alemán, francés y holandés y que expone la realidad de muchas vidas en México. La película cuenta la vida en un pequeño pueblo donde las posibilidades de obtener dinero para vivir se reducen a dos: trabajar en una fábrica donde el sueldo es bajo y no hay posibilidades de ascender, o entrar en el mundo de la droga y del cártel de la región, opción que reporta mucho más dinero pero que obliga a llevar una vida peligrosa y llena de incertidumbre. Amat Escalante (Los bastardos), que participa en el guión, dirige esta propuesta protagonizada por Armando Espitia, Andrea Vergara, Linda González y Juan Eduardo Palacios, todos ellos actores debutantes.

A medio camino entre el thriller y el drama se encuentra lo nuevo de Sean Ellis (The broken), quien hace labores de dirección y fotografía. Metro Manila es la historia por sobrevivir de una familia filipina que se muda de los campos a la gran ciudad. El cabeza de familia consigue un trabajo estable en una compañía de camiones blindados, pero lo que aparentemente es una llave a un nuevo nivel de vida es en realidad una puerta a un mundo peligroso y con un alto grado de mortalidad. Entre los actores principales se encuentran Jake Macapagal (Chateau de Roses), John Arcilla (El legado de Bourne), Althea Vega (Big night), JM Rodriguez (9 mornings), Ana Abad-Santos (serie Budoy) y Erin Panlilio.

El último de los estrenos de ficción es Una familia de Tokio, producción japonesa que homenajea Cuentos de Tokio (1953), de Yasujiro Ozu, mentor de Yôji Yamada (El ocaso del samurai), director de la cinta. La trama arranca con la visita de un anciano matrimonio que vive en una isla de Hiroshima a sus tres hijos, que viven en Tokio. Sin embargo, lo que debería ser una agradable estancia se vuelve solitaria debido a la vida tan apresurada que tienen los hijos. El desmayo de la madre en casa del primogénito provocará una conmoción en la familia que obligará a los hijos a replantear muchos aspectos de sus vidas. Isao Hashizume (Space Battleship Yamato), Kazuko Yoshiyuki (Looking for Anne), Satoshi Tsumabuki (Dororo), Yû Aoi (Flowers), Yui Natsukawa (Distance) y Masahiko Nishimura (Kuroi ie) protagonizan este drama familiar.

Finalmente, y con bastante retraso respecto a su fecha de producción, se estrena Mount St. Elias, documental austríaco del 2009 que sigue los pasos de tres de los esquiadores de montaña más famosos del mundo (Axel Naglixh, Jon Johnston y Peter Ressmann, que murió en 2010) en uno de los retos deportivos más importantes y difíciles del planeta: descender el Monte Elías, en Alaska, sobre unos esquís. La película está escrita y dirigida por Gerald Salmina (serie Bergwelten).

‘El Llanero Solitario’ se adelanta al fin del mundo y a los dinosaurios


Estrenos 23agosto2013Penúltimo fin de semana de agosto, y como viene ocurriendo en las últimas semanas, los estrenos de la cartelera española llegan en dos tandas, unos el miércoles 21 y otros hoy viernes, 23 de agosto. En esta ocasión, empero, no existe ningún motivo festivo por el que se haya adelantado el gran estreno de la semana, salvo acaso la necesidad de ampliar el plazo para poder hacer una mayor taquilla. Pero eso lo sabremos dentro de unos días. Lo importante ahora es repasar las películas que nos llegan, y lo primero que podríamos decir es que, sin ser muchas, sí tratan de satisfacer a públicos muy diversos.

Toca hablar primero de la película adelantada, El Llanero Solitario, nueva mega producción de aventuras, diversión y acción que nos presentan los creadores de Piratas del Caribe. La maldición de la Perla Negra (2003), en esta ocasión ambientada en el Lejano Oeste y basada en el famoso personaje de la televisión y la radio estadounidenses. La trama narra los acontecimientos que convirtieron a este ranger de Texas en el misterioso justiciero enmascarado, acompañado siempre por el indio Toro. Lo dicho, mucha acción, comedia y entretenimiento en esta cinta que dirige Gore Verbinski, el director de la trilogía pirata, y protagonizan Johnny Depp (Sombras tenebrosas) y Armie Hammer (J. Edgar), a los que acompañan secundarios como William Fichtner (Elysium), Tom Wilkinson (El exótico Hotel Marigold), Helena Bonham Carter (Grandes esperanzas), James Badge Dale (Iron Man 3), Ruth wilson (Anna Karenina) y Barry Pepper (La trama).

Centrándonos en los films que llegan el viernes, uno de los destacados es Juerga hasta el fin, un extraño experimento promovido por la nueva generación de cómicos de Estados Unidos en el que este grupo de amigos de Hollywood se ven envueltos en lo que parece ser el fin del mundo mientras se divierten en una fiesta. Lo curioso de la propuesta es que todos los actores, incluyendo los que realizan breves apariciones, se interpretan a sí mismos. Escrita y dirigida por Evan Goldberg (guionista de Supersalidos) y Seth Rogen (Superfumados), ambos debutantes en la dirección, esta disparatada comedia está protagonizada por el propio Rogen, James Franco (127 horas), Jonah Hill (Los amos del barrio), Jay Baruchel (Million Dollar Baby), Danny McBride (Caballeros, princesas y otras bestias), Craig Robinson (Jacuzzi al pasado), Michael Cera (Juno), Emma Watson (saga ‘Harry Potter’), Christopher Mintz-Plasse (Kick-Ass), Rihanna (Battleship), Paul Rudd (Mal ejemplo) y Channing Tatum (Infiltrados en clase), entre muchos otros rostros conocidos.

Otra novedad interesante, al menos para los nostálgicos, es el reestreno de Parque Jurásico, esta vez explotando las ventajas y desventajas del 3D. Los dinosaurios de Steven Spielberg (Salvar al soldado Ryan) vuelven a la pantalla grande en esta historia basada en el libro de Michael Crichton acerca de un parque temático en el que las atracciones son dinosaurios devueltos a la vida gracias a la genética. Sin embargo, los primeros invitados, entre los que se encuentran un paleontólogo y un matemático, sufrirán las consecuencias de querer unir 65 millones de años en una pequeña isla. Hay que recordar que esta ganadora de tres Oscars® en 1993 tenía como protagonistas a Sam Neill (Todos los días de mi vida), Laura Dern (The master), Jeff Goldblum (La mosca), Richard Attenborough (Elizabeth), Joseph Mazzello (serie The Pacific), Ariana Richards (Temblores), Samuel L. Jackson (Pulp Fiction), Bob Peck (La guerra del opio) y Martin Ferrero (Dioses y monstruos).

Cerramos capítulo norteamericano con el drama El último concierto, producción que se suma a la reciente tendencia de unir música y madurez. En esta ocasión, el argumento sigue a un cuarteto de cuerda de Nueva York que tras 25 años de música y amistad ve tambalear ambos pilares al conocer que uno de su miembros sufre una enfermedad que le impedirá tocar en un futuro cercano. Los celos, egos y reproches acumulados saldrán a la luz con esta revelación, pero también les permitirá ofrecer un último concierto con el que intentar salvar aquello que les une. Ópera prima de Yaron Zilberman, quien también participa en el guión, la película está protagonizada por Philip Seymour Hoffman (Moneyball: Rompiendo las reglas), Christopher Walken (Siete psicópatas), Catherine Keener (Donde viven los monstruos), Mark Ivanir (La sombra del cazador), Imogen Potts (Noche de miedo), Wallace Shawn (La princesa prometida) y Madhur Jaffrey (Secretos compartidos).

Y si la semana pasada hablábamos del estreno de la primera película de la trilogía ‘Paraíso’ realizada por Ulrich Seidl (Paraíso: Amor), esta vez le toca el turno a Paraíso: Fe, segunda de la saga. En esta ocasión, como refleja el título, el director austríaco aborda el significado de llevar una cruz y de las creencias religiosas a través de una especialista en rayos X que en sus vacaciones se dedica a ir puerta por puerta predicando con una virgen María de 40 centímetros. Su vida dará un vuelco cuando su marido, musulmán egipcio en silla de ruedas y desaparecido desde hace años, regresa a casa, iniciándose un calvario de gritos, rezos y emociones reprimidas. Este drama, co producido entre Austria, Alemania y Francia, cuenta con Maria Hofstätter (Días perros), Nabil Saleh, Natalya Baranova (Otrazheniye v zerkale) y Rene Rupnik.

Por último, nos llega Perder la razón, película producida a cuatro bandas entre Luxemburgo, Bélgica, Francia y Suiza que sigue la vida de un joven marroquí adoptado por un generoso médico belga. Educado como si fuera su hijo, la paciencia y generosidad del médico se verán puestos a prueba cuando, con los años, el joven decida formar una familia que por diversos motivos se verá dependiente del altruista salvador. Dirigida por Joachim Lafosse (Propiedad privada), la cinta cuenta en su reparto con Niels Arestrup (La llave de Sarah), Tahar Rahim (La legión del águila), Émilie Dequenne (La meute) y Stéphane Bissot (El niño).

‘The master’: todos necesitamos un objetivo


Philip Seymour Hoffman y Joaquin Phoenix, maestro y seguidor en 'The master'.Toda religión, en su origen, es una secta. Y toda secta comienza, de un modo u otro, con un líder, un maestro que promueve una idea capaz de convencer, poco a poco, al resto de la sociedad. Este es parte del trasfondo de la nueva película de Paul Thomas Anderson (Magnolia), una auténtica joya cinematográfica que, como ocurre en su filmografía, no es apta para todos los gustos. Todo en ella rezuma un gusto exquisito, de forma y de fondo, que pone sobre la mesa numerosos dilemas morales que aún hoy en día afectan al individuo, desde la desorientación personal hasta la manipulación ideológica.

Tomando como base la Cienciología tan de moda gracias a importantes personalidades del arte y la cultura, Anderson indaga en las relaciones personales de dos personajes llamados a complementarse, uno siendo el líder espiritual y el otro la espada y el escudo de dicho espíritu. Una relación que, curiosamente, no se mantiene en un estado equitativo de respeto y/o admiración, sino que trata de inclinar la balanza hacia uno u otro lado, convirtiendo más bien a uno en esclavo del otro. No hace falta decir que es la mano la que depende del cerebro, y no al revés.

En la plasmación de esta idea, además del sobrio estilo visual del director, se revelan imprescindibles los actores. La labor de Joaquin Phoenix (Señales) y Philip Seymour Hoffman (Radio encubierta) es sencillamente excepcional, sobre todo la del primero, amén de una transformación física (sorprendente su delgadez) y psicológica en un hombre derrotado por la vida, sin rumbo aparente ni planificado, incapaz de contener su rabia, su dolor y su desdén hacia sí mismo. Cabe destacar el proceso de cambio que se produce gracias a su mentor, un maestro que logra minar su voluntad y su propia forma de ser a través de ejercicios físicos y mentales cuyo objetivo final, aunque se denomine liberación, no es otro que el control de la mente por parte de otra persona.

Anderson analiza en este The master la influencia de la religión, los mesías y los oradores en aquellos individuos faltos de autoestima y de objetivo en la vida. Y lo hace con su estilo habitual, algo escueto narrativamente hablando en sus primeros minutos pero revelador en su conjunto. Como decíamos al principio, no es un film para todos los ojos. Sin embargo, no hay que olvidar quién es el director, la crudeza de su estilo formal y la desnudez de las emociones de sus personajes. En este sentido, la película se revela como una inteligente y atractiva propuesta para conocer más de cerca los orígenes sectarios de toda religión o culto fanático.

Nota: 8/10

La caza a Bin Laden de ‘La noche más oscura’ lidera los estrenos


Estrenos 4enero2012Primer fin de semana del nuevo año, y primera hornada de estrenos. Desde luego, si tuviéramos que calificar el futuro cinematográfico del 2013 en base a los títulos que llegan hoy, 4 de enero, a las pantallas españolas, la nota estaría en torno al notable o, lo que es lo mismo, se prevé un año muy interesante. Porque sí, hoy se estrenan varias de las películas que vana competir por los premios en las próximas ediciones de Globos de Oro, Oscars y diversos festivales. Pocos estrenos, eso sí, pero todos más que interesantes en su género, sobre todo los estrenos estrella del fin de semana.

Sin duda, lo más llamativo es La noche más oscura, título en español de la esperada Zero Dark Thirty, thriller que narra el proceso y la operación militar que estuvo tras la pista de Osama Bin Laden durante años hasta su asedio y posterior muerte. El film, dirigido por la ya oscarizada Kathryn Bigelow (En tierra hostil), cuenta con detalles e informaciones clasificadas facilitadas al guionista Mark Boal (En el valle de Elah) de diversos miembros del operativo, lo que ha levantado no pocas ampollas y ha permitido reflejar en la pantalla algunos aspectos “oscuros” de los interrogatorios y las motivaciones de agentes y militares. La cinta, precedida por los comentarios y críticas que alaban su calidad y distanciamiento emocional, está protagonizada por Jessica Chastain (Criadas y señoras), Kyle Chandler (Ultimátum a la Tierra), Mark Strong (El irlandés), James Gandolfini (serie Los Soprano), Jennifer Ehle (Los idus de marzo), Harold Perrineau (28 semanas después), Jeremy Strong (El incidente), Jason Clarke (Bajo la piel), Reda Kateb (Un profeta) y John Barrowman (serie Torchwood), entre muchos otros.

Otro de los estrenos más interesantes es The Master, lo nuevo de Paul Thomas Anderson después de cinco años de silencio, en concreto desde Pozos de ambición. La historia, un drama puro en su esencia, gira en torno a un joven veterano de la Marina que, tras combatir en la II Guerra Mundial, regresa a su hogar inestable e inseguro ante su futuro. Todo cambia cuando conoce al carismático líder de una Causa en la que cada vez se involucra más. Joaquin Phoenix (En la cuerda floja) es el principal protagonista, al que acompañan actores de auténtico lujo como Philip Seymour Hoffman (Moneyball: Rompiendo las reglas), Amy Adams (Tenías que ser tú), Laura Dern (Parque Jurásico) o Jesse Plemons (Observe and report).

La clave más terrorífica la pone Jessica Biel (Desafío Total), protagonista del thriller El hombre de las sombras, escrito y dirigido por Pascal Laugier (Martyrs), en el que una enfermera de un pequeño pueblo en decadencia tras cerrar la fábrica que aportaba trabajo debe hacer frente a la desaparición de su hijo, la última de una serie que se atribuye a una misteriosa figura referida como el “hombre alto” que se lleva a los más pequeños. Jodelle Ferland (Expediente 39), Stephen McHattie (Immortals), William B. Davis (Passengers) y Samantha Ferris (Chantaje) son algunos de los demás miembros del reparto.

Tal vez el estreno más sorprendente sea la ópera prima de Alex Kurtzman, el guionista de productos de corte fantástico como la serie FringeStar Trek (2009), La isla (2005) o Transformers (2007). Y es sorprendente porque el género de su debut, titulado Así somos, es un drama en todo su esplendor en el que un empresario descubre que tiene una hermana y una familia desconocidas tras asistir al funeral de su padre y tener que cumplir con su última voluntad. Chris Pine (Imparable), Elizabeth Banks (Los juegos del hambre), Olivia Wilde (El ladrón de palabras), Jon Favreau (Iron-Man), Michelle Pfeiffer (Batman vuelve) y Mark Duplass (El amigo de mi hermana) son sus principales intérpretes.

La nota cómica viene dada por Despedida de soltera, obra que supone el debut de Leslye Headland, guionista de la serie Terriers, como directora de largometrajes. La trama sigue a varias amigas del instituto que se reúnen en Nueva York para celebrar la despedida de soltera de una de ellas. Lo que comienza como una fiesta inocente derivará en una serie de acontecimientos a cada cual más surrealista que terminarán por poner en peligro la boda. Una historia ya vivida en otros films que viene protagonizada por Kirsten Dunst (Spider-Man), Isla Fisher (Confesiones de una compradora compulsiva), Rebel Wilson (Qué esperar cuando estás esperando), Lizzy Caplan (127 horas), Paul Corning y Andrew Rannells (serie Girls).

Por último, llega a España una producción atípica pero muy atractiva para todos aquellos que no hayan podido acercarse al mundo del Circo del Sol y para los que pretendan rememorar alguna de las actuaciones. Cirque du Soleil: Worlds Away, producida por James Cameron (Avatar), escrita y dirigida por Andrew Adamson (Shrek), y proyectada en 3D, narra la historia de una joven pareja que, tras separarse, debe atravesar fantásticos mundos plagados de seres mágicos para poder reencontrarse. Ni qué decir tiene que a dichas criaturas les dan vida los acróbatas del circo. Todo un espectáculo de luz, sonido, acrobacias y malabarismos que sumergirá al espectador en un mundo completamente nuevo.

‘Los idus de marzo’: la pérdida de la inocencia


George Clooney, el actor, siempre se ha identificado con la elegancia, el glamour y la galantería. Como director ha sabido mantener las dos primeras cualidades, pero se ha distanciado de la última, sustituyéndola por lo que realmente parece interesarle: los entresijos de la política y una defensa férrea de sus convicciones políticas. Los idus de marzo, su nueva incursión tras las cámaras, repite obsesiones y algunos discursos, pero deja para la posteridad no sólo una de las más interesantes propuestas de 2011, sino todo un alegato contra la corrupción de los valores que los políticos defienden, venga de donde venga.

A diferencia de muchos otros compañeros de profesión, el protagonista de Abierto hasta el amanecer se echa a un lado cuando se pone delante y detrás de las cámaras. En esta ocasión, el papel principal recae en uno de los valores en alza de Hollywood, Ryan Gosling, quien deja otra gran interpretación de un joven asesor de campaña que verá traicionados sus ideales y su confianza por un candidato al que creía perfecto. Junto a él y a Clooney como el susodicho, un siempre soberbio Philip Seymour Hoffman (La duda) como el director de campaña, Paul Giamatti (Shoot’em up) como el director de campaña del candidato rival, y Evan Rachel Wood (La conspiración) como la joven que desencadena toda la trama.

Una trama, por cierto, que más allá de contar con unas interpretaciones más que notables, está perfectamente narrada no sólo gracias a la estructura, sino a la evolución de los personajes, sobre todo del protagonista. De hecho, es gracias a este personaje que el espectador llega a comprender hasta qué punto el cinismo, la hipocresía y la decepción mueven el mundo de la política. La expresión que Clooney toma por título proviene de la época romana, cuando un vidente avisó a Julio César del peligro de los idus de marzo del 44 a.C., fecha en la que fue traicionado y asesinado. Siguiendo esta historia, el protagonista de Los descendientes crea no sólo una historia de traición, digamos, física, sino moral. El personaje de Gosling, en una evolución muchas veces vista pero igualmente atractiva, termina por traicionar todo aquello en lo que cree, unos ideales que siente igualmente traicionados por los que le rodean, y a los que decide abandonar en pos de una carrera de éxito.

Pero si algo define a la nueva película de Clooney es, al igual que ocurrió en Buenas noches, y buena suerte, la elegancia. Elegancia no sólo en los personajes, que por exigencias del guión casi siempre visten de forma impoluta, sino formal. Desde el primer plano, con el personaje entrando desde unas sombras a lo lejos, hasta el último, con el mismo personaje (por cierto, que entre ambos parece que existe toda una vida), la película hace gala de una sutileza narrativa, una belleza cromática y una composición que pocas veces se ven en pantalla, si bien este año ha sido prolífico en ese sentido.

Los idus de marzo, como decíamos al principio, es todo un alegato en contra de la corrupción política y a favor de luchar por unos ideales, sea como sea. Y en este caso da igual el color político que se defienda, aunque Clooney no pierde la oportunidad de criticar, y de qué manera, al partido republicano. Tal vez sea esto lo que le da algo más de vida a una historia que, por otro lado y en otras manos, habría sido terriblemente previsible y aburrida; por suerte, el guión y la dirección estaban en manos del protagonista de Solaris, quien parece tener las ideas muy claras, sobre el buen cine y sobre lo que debería ser la política.

Nota: 8/10

Diccineario

Cine y palabras

A %d blogueros les gusta esto: