Fantasía, acción y drama, principales propuestas de la cartelera


Estrenos 8abril2016Mucho cine, y muy variado, es lo que propone la cartelera española desde este fin de semana. Cine para todos los gustos, desde la acción a la fantasía, pasando por drama con sabor español, comedia europea o documentales que exploran algunas de las mentes más interesantes de las últimas décadas. Este viernes, 8 de abril, continúa así la tendencia que parece haberse implantado este mes (y que, de hecho, va a durar durante alguna semana más) y ofrece al espectador la oportunidad de disfrutar con todo tipo de historias.

Entre ellas destaca Las crónicas de Blancanieves. El Cazador y la Reina del Hielo, especie de precuela de Blancanieves y la leyenda del cazador (2012) que aprovecha a los mejores personajes para narrar una historia totalmente diferente que transcurre, en teoría, varios años antes. En concreto, la trama se centra en la relación entre la malvada reina de la primera película y su hermana, la Reina del Hielo. Cuando ésta sufre una traición decide huir del reino y formar un ejército de cazadores. Sin embargo, sus dos principales campeones incumplen la única regla de la regente: enamorarse. Dirigida por Cedric Nicolas-Troyan, quien debuta de este modo en el largometraje, la cinta cuenta con Chris Hemsworth (En el corazón del mar) y Charlize Theron (Mad Max: Furia en la carretera) repitiendo en los papeles de cazador y reina malvada, sumándose para la ocasión Jessica Chastain (La cumbre escarlata), Emily Blunt (Sicario), Sam Claflin (Los juegos del hambre: En llamas) y Nick Frost (Negocios con resaca).

Muy diferente, aunque también con buenas dosis de acción, es Objetivo: Londres, secuela de Objetivo: La Casa Blanca (2013), que vuelve a contar con el reparto principal y que, como reza el título, se traslada a la capital británica. El argumento arranca cuando el Primer Ministro británico muere en extrañas circunstancias. A su funeral acuden los principales jefes de Estado del mundo, pero lo que inicialmente debería ser un acto seguro pronto se convierte en un caos en el que todos los líderes están en peligro. De nuevo, el Presidente de Estados Unidos y su Jefe de Seguridad deberán plantar batalla, ayudados esta vez por una agente del MI-6. Babak Najafi (Sebbe) es el encargado de llenar de adrenalina esta historia protagonizada por Gerard Butler (Un buen partido), Morgan Freeman (Ted 2), Aaron Eckhart (Los diarios del ron), Jackie Earle Haley (RoboCop) y Angela Bassett (serie American Horror Story: Freak Show).

Desde Estados Unidos también llega el thriller de terror La invitación, cinta dirigida por Karyn Kusama (Jennifer’s body) que aborda el dolor de la pérdida desde una perspectiva diferente. La historia arranca cuando una pareja pierde a su pequeño en extrañas circunstancias. El matrimonio se rompe y ella desaparece durante años. Cuando regresa, lo has cambiada y con un nuevo marido. Pero en ese cambio se intuye algo más, algo inquietante, al menos por parte de quien compartió con ella tantos momentos. Sin embargo, la pregunta que se plantea es si ese cambio es realmente así o, por el contrario, está provocado por los miedos del hombre. Logan Marshall-Green (Prometheus), Tammy Blanchard (Into the woods), John Carroll Lynch (Gran Torino), Michiel Huisman (serie Juego de tronos) y Emayatzy Corinealdi (In the morning) son los principales protagonistas.

En lo que a estrenos españoles se refiere, la principal apuesta es Julieta, lo nuevo de Pedro Almodóvar (Los amantes pasajeros) que adapta una serie de relatos cortos de Alice Munro para narrar cómo la vida de la protagonista, que da nombre al film, se encuentra al borde del abismo de la locura y la culpa, y cómo se ha producido el cambio desde que, hace 30 años, tomase una serie de decisiones que dejaron atrás a todos aquellos que había querido alguna vez. El reparto, integrado en su mayoría por mujeres, está encabezado por Emma Suárez (Novatos), Adriana Ugarte (Palmeras en la nieve), Inma Cuesta (La novia), Darío Grandinetti (Relatos salvajes), Rossy de Palma (Incidencias), Susi Sánchez (La fotógrafa), Daniel Grao (La mula) y Michelle Jenner (Tenemos que hablar).

El Franquismo, la II Guerra Mundial y los nazis centran la historia de Lobos sucios, thriller dramático con capital español que narra la difícil vida de una mujer en Galicia en 1944. Su único objetivo es curar a su hija, por lo que trabaja en una mina de wolframio a las órdenes de los nazis. Ajena a los chismorreos que la consideran una meiga, la mujer se ve envuelta de repente en los entresijos de la guerra cuando un grupo de espías aliados llega al pueblo para intentar robar el wolframio. Inspirada en personajes y hechos reales, la cinta está dirigida por Simón Casal, quien debuta en el largometraje, y protagonizada por Manuela Vellés (Somos gente honrada), Marian Álvarez (Felices 140), Sam Louwyck (Terre battue) y Pierre Kiwitt (El regreso de Elías Urquijo).

El tercer estreno español de la semana es Madrid, above the moon, comedia romántica con dosis de drama que narra la relación entre un madrileño y una turista. Pero lo que comienza siendo un idilio no siempre termina bien. Escrita y dirigida por Miguel Santesmases (Días azules), la película está protagonizada por Rocío León (Anabel), Bernabé Fernández (serie Amar es para siempre), Helena Sanchís y Víctor Vidal (Vampyres).

Pasamos ahora a las novedades europeas, y entre ellas destaca la francesa El juez, comedia dramática del 2015 que escribe y dirige Christian Vincent (La cocinera del presidente) que gira en torno al presidente de un temido tribunal de lo penal cuyas penas siempre son superiores a 10 años. Pero todo cambia cuando se encuentra con una integrante de un jurado popular de la que estuvo enamorado en secreto hace años, y que podría ser la única que logra cambiar su sentido de la justicia. Fabrice Luchini (Primavera en Normandía), Sidse Babett Knudsen (serie Borgen), Eva Lallier y Corinne Masiero (Discount) encabezan el reparto.

Del país galo también procede El novato, comedia estudiantil en torno a un chico nuevo en un instituto en el que todos los grupos ya están formados. Los chavales más enrollados no le facilitan las cosas, y solo le hacen caso los marginados y una guapa chica sueca que no habla mucho francés. Ópera prima de Rudi Rosenberg, la película está protagonizada por Guillaume Cloud-Roussel, Geráldine Martineau (Le guetteur), Joshua Raccah y Réphaël Ghrenassia.

Más internacional es Efraín, producción que cuenta con capital etíope, alemán, francés, noruego y qatarí y que narra cómo un niño debe afrontar una dura realidad. Después de que su padre se vaya a trabajar a la ciudad, el pequeño se va a vivir con sus abuelos y sus tíos a una casa en las montañas. Le acompaña un cordero, pero la complicidad que tiene con el animal pronto es puesta en riesgo cuando su familia le dice que debe ser sacrificado para la próxima comida festiva. Yared Zeleke debuta en el largometraje con este drama familiar cuyo reparto está encabezado por Rediat Amare, Welela Assefa, Kidist Siyum y Rachel Teshome (Difret).

Aunque sin duda la cinta más global del fin de semana es Cementery of splendour, drama fantástico escrito y dirigido por Apichatpong Weerasethakul (Mekong hotel) que cuenta con capital estadounidense, tailandés, inglés, alemán, francés, malayo, surcoreano, mexicano y noruego. Este cuento transcurre en un hospital en el que residen soldados afectados por una extraña enfermedad del sueño. Ubicado en una zona rural en la que la magia, la ciencia y la tradición oral se dan cita, la historia aborda la relación entre vivos y muertos, entre el presente y el pasado. Jenjira Pongpas (Sang sattawat), Banlop Lomnoi (Tropical maladi), Petcharat Chaiburi y Jarinpattra Rueangram son sus principales protagonistas.

En cuanto al documental, una única propuesta. Dark Star. El universo de H. R. Giger explora no solo la obra fantástica de este artista, creador de la criatura de Alien, el octavo pasajero (1979) y autor de algunas de las ilustraciones más perturbadoras que se han creado. Esta película dirigida por Belinda Sallin, con la que debuta en el cine, es también una forma de adentrarnos en la mente del hombre que ha dado forma a los miedos más profundos del ser humano.

Anuncios

La Semana Santa mantiene a ‘Los Croods’ al frente de la taquilla


Si algo ha evidenciado el periodo vacacional de Semana Santa en España es que la crisis económica está agravando la propia crisis que sufre el sector desde hace años. Por supuesto, el balance general de recaudación es superior al de fines de semana anteriores, pero es indudablemente peor que hace un año. Lo que sí que no cambia es la preferencia por películas familiares en estas fechas, lo que sitúa a Los Croods de nuevo al frente del top 10. 8,6 millones de euros es la cifra final de lo ingresado en las salas españolas por algo más de un millón de espectadores.

De todos ellos, la cinta de animación sobre los cavernícolas mejora un 9% respecto al fin de semana anterior y logra 2,79 millones de euros. La respuesta del público objetivo está siendo lo suficientemente buena como para augurar una vida relativamente larga, sobre todo ante la ausencia de estrenos similares. Por ahora lleva ya unos 8 millones de euros, y no sería de extrañar que termine por encima de los 15 millones. El podio lo completan dos estrenos, aunque a bastante distancia del primer puesto. G.I. Joe: La venganza, con sus 1,33 millones de euros en 515 salas, logra la medalla de plata, mientras que Los últimos días se queda tercera con cerca de 1,2o millones de euros durante todo el periodo vacacional. Curiosamente, ambas se han visto perjudicadas por la presencia del cine infantil en la cartelera, por lo que es conveniente esperar a ver cómo se comportan frente a estrenos más serios y en periodo no vacacionales. Por ahora, los 5 millones de euros puede ser un buen techo al final de su vida comercial.

The Host ocupa la cuarta plaza con algo más de medio millón de euros, lo que hace un total de unos 2 millones de euros en 10 días. La cifra del fin de semana supone un descenso del 32%, y de seguir así podría llegar a algo más de 3 millones. El puesto en mitad de tabla es para Oz, un mundo de fantasía, que acumula un total de 5,48 millones de euros, de los que 480.000 euros pertenecen a este fin de semana. La cinta está perdiendo fuerza frente a otros estrenos, por lo que tiene difícil llegar a los 7,5 millones de euros.

Por su parte, Los amantes pasajeros se queda en sexta posición con 325.000 euros, cifra que arroja un total de más de 4,5 millones de euros. La festividad ha ayudado mucho a su comportamiento, pero habrá que ver cómo reacciona ante un fin de semana normal. En todo caso, superará los 5 millones de euros, y puede que incluso los 6 millones. Otra comedia, esta vez norteamericana, es la que ocupa el séptimo puesto. Por la cara logra una cifra muy similar al film de Pedro Almodóvar (Carne trémula), lo que representa un descenso del 33%. En el cómputo total supera ya el millón de euros, y con algo de suerte podría terminar en los 2 millones.

La adaptación de León Tolstoi, Anna Karenina, se hace con 300.000 que, sumados a lo que ya tenía, hacen un total de 2,2 millones de euros en esta su tercera semana. Es más que probable que rebase los 3 millones, pero no parece que tenga fuerza para llegar mucho más lejos. En cuanto al noveno lugar, Jack, el caza gigantes consigue poco más de 250.000 euros, lo que supone un empeoramiento del 33%. Con un total de 2,18 millones de euros, y teniendo en cuenta las características del film y los nombres que lo respaldan, no parece un buen resultado.

Cerrando el top 10 nos encontramos con otro de los estrenos, Grandes esperanzas. Con apenas 225.000 euros en 138 salas (una media de unos 1.600 euros) durante los tres días del fin de semana, se queda lejos de los datos de films similares como Anna Karenina, y todo apunta a que durará poco en la taquilla española. Difícil será que alcance el millón de euros.

La fantasía de Oz se impone por poco al alocado vuelo de Almodóvar


Ha sido muy poca la diferencia, pero finalmente Oz, un mundo de fantasía superó a Los amantes pasajeros en lo que a recaudación se refiere durante el pasado fin de semana. Un fin de semana, por cierto, que en líneas generales mejora lo visto en las últimas semanas, pero que sigue sin acercarse a los datos de años anteriores. Así las cosas, durante los tres días analizados se superaron los 8 millones de euros y el millón de espectadores, concretamente 1,15 millones. Y aunque las cifras de los títulos más taquilleros pueden parecer buenas, existen matices que cabría señalar.

Por ejemplo, mientras que Oz, un mundo de fantasía conseguía unos 2 millones de euros en 649 salas (aproximadamente 3.100 euros de media), la película de Pedro Almodóvar (Todo sobre mi madre) se situaba en los 1,88 millones en unas 300 salas, lo que deja una media de más de 6.000 euros por pantalla. Teniendo en cuenta las características de una y otra, y que la primera se proyectaba tanto en 2D como en 3D, sin duda la mejor parada ha sido la segunda. Además, la fantasía de Sam Raimi (Rápida y mortal) va a tener serios competidores durante las próximas semanas, por lo que va a ser muy difícil que mantenga el liderazgo, sobre todo si el boca oreja no es del todo positivo.

El tercer puesto es para Hansel y Gretel: Cazadores de brujas, que no logra ni siquiera superar el millón de euros en su segunda semana. En concreto, 0,85 millones de euros que suponen un 47% menos y completan un balance total de 2,84 millones en sus primeros días. Al igual que le ocurre a Oz, un mundo de fantasía, los estrenos de las próximas semanas determinarán su recorrido, pero una posible cifra serían los 5 millones de euros en total. Otro de los estrenos, Parker, se halla en la cuarta posición con 630.000 aproximadamente. Su distribución en 240 cines hace una media de más de 2.600 euros, y teniendo en cuenta el tirón de su estrella, Jason Statham (Crank) entre cierto sector del público es posible que llegue a los 2 millones de euros al final de su carrera comercial.

El ecuador de este top 10 es para otro estreno, Dando la nota, la comedia musical que logra 540.000 euros en 248 salas, es decir, una media de unos 2.175 euros. Desde luego, la temática y los actores no hacen pensar en una afluencia mayor de público en las próximas semanas, amén de otros estrenos juveniles que sin duda afectarán a su ritmo de recaudación. No parece posible que repita el éxito que sí tuvo en Estados Unidos, proporcionalmente hablando, claro está. Podría alcanzar el millón de euros.

A partir de aquí los primeros puestos de la taquilla se nutren de viejos conocidos como El lado bueno de las cosas, que se queda en el puesto número seis con un descenso del 36%. En total lleva ya algo más de 8 millones de euros, y si sabe aprovechar algo más el efecto Oscar podría llegar a superar los 9 millones. Algo similar a lo que le ocurre a Argo, que vive una segunda juventud gracias a los premios de Hollywood. Con una caída del 37% se sitúa en séptima posición y acumula algo menos de 6 millones.

La cinta de terror Mamá se queda con el octavo escalón de este top 10 amén de uno de los descensos más acentuados del tramo que aquí analizamos, un 52%. Claro que ya lleva varias semanas en cartel, por lo que dicho desgaste es lógico, sobre todo si tenemos en cuenta que ha superado el millón de espectadores y se acerca a los 8 millones de euros en total, teniendo relativamente fácil superar dicha cifra. En cuanto a los dos últimos puestos, Django desencadenado, que ocupa el anteúltimo puesto, supera ya los 10 millones de euros, y La Jungla: Un buen día para morir, registra la peor caída con un 60% y se queda con poco más de 3,2 millones de euros en total, lo que en ningún caso debería valorarse como éxito teniendo en cuenta el tipo de cinta y las características del protagonista en cuestión.

‘Los amantes pasajeros’: sexo homosexual de altos vuelos


Raúl Arévalo, Carlos Areces y Javier Cámara durante el número musical de 'Los amantes pasajeros'.El subconsciente no engaña y, mal que nos pese, termina por hacerse patente en nuestras decisiones. Que a buena parte del público español se le antoje el cine de Pedro Almodóvar (La mala educación) como un compendio y un mapa de los deseos sexuales de homosexuales o de las frustraciones y anhelos de mujeres de cualquier condición no es casualidad. En su nueva película, tal vez para demostrar que es capaz de exponer todos los elementos de su cine sin ningún tipo de tapujos, da rienda suelta a los conceptos más transgresores que han marcado su trayectoria. El problema es que lo hace sobre una base que solo se sustenta en un pilar con tres patas, lo que hace tambalearse al conjunto hasta terminar siendo algo indiferente.

Dicho pilar está compuesto por los tres asistentes de vuelo homosexuales y, dicho vulgarmente, “muy locazas”. Muy bien interpretados por Javier Cámara (Torremolinos 73), Raúl Arévalo (También la lluvia) y Carlos Areces (Lobos de Arga), su presencia no solo arroja luz sobre un conjunto algo sombrío, sino que supone todo un riesgo, una apuesta personal por el exceso que, en otro contexto y con otros actores, posiblemente supondría la sentencia de muerte del film. Un film, por cierto, que es una especie de Aterriza como puedas (1980) versión Almodóvar.

Y ahí está el problema. El director manchego se sirve de una excusa barata para sacar a relucir todas las miserias sexuales de los personajes que interactúan frente a la cámara. Todo gira alrededor del mismo tema hasta saturar la paciencia del espectador. Sí, existen momentos divertidos, principalmente los relacionados con los tres personajes antes mencionados, pero el resto es un quiero y no puedo. Al fin y al cabo, el secreto de Aterriza como puedas y del resto de la saga era el surrealismo tan variopinto que acompañaba a sus personajes. En el caso de la película que nos ocupa, dicha variedad parece querer mostrarse al inicio para desaparecer a los pocos minutos, dejando paso al sexo y a las bromas sexuales, muchas de ellas excesivamente infantiles para el tipo de cine que firma Almodóvar.

El director de Todo sobre mi madre (1999) ha confesado que esta es su película más gay, y desde luego componentes homosexuales no le faltan. Más bien, le sobran, pues en su intento de demostrar que todos, o casi todos, llevamos a un homosexual en nuestro interior se olvida por completo de dar empaque a las diferentes historias que se citan en ese fallido vuelo a ninguna parte. Al final se expone mucha información pero se desarrolla poco y se concluye aún menos o, mejor dicho, se hace de forma atropellada y tosca. Algo similar a lo que le ocurre a la narrativa en varios momentos, donde los planos y las reacciones de los actores no parecen encajar en la secuencia que se desarrolla. El sexo y la homosexualidad terminan por devorarlo todo, como si de una comedia adolescente norteamericana se tratara. Divertida, sí, pero excesivamente simple.

Nota: 5,5/10

Raimi nos devuelve a Oz y Almodóvar toma un vuelo inolvidable


Estrenos 8marzo2013.Comparado con otras ocasiones puede que los estrenos de hoy, viernes 8 de marzo, se antojen algo escasos. Seis películas de nueva hornada que llegan a la cartelera española. Sin embargo, solo con atender un poco al carácter de los títulos y a los nombres propios que participan en ellos podemos deducir que el fin de semana se presenta muy interesante. Fantasía, comedia, acción, musical, drama. … prácticamente todos los géneros están representados, algunos de ellos de formas tan espectaculares como Oz, un mundo de fantasía o tan deliberadamente provocativas como Los amantes pasajeros.

Pero comencemos por el regreso al mundo de Oz. A modo de precuela del clásico El mago de Oz de 1939, el nuevo film de Sam Raimi (Spider-man) narra los orígenes del famoso mago, que son nada más y nada menos que los de un mago de poca monta que es transportado desde Kansas hasta ese fantástico mundo en el que deberá decidir quienes están de su parte y quienes en su contra mientras interviene en la disputa de tres brujas que le obligarán a demostrar que es el mago que todo el mundo estaba esperando. Fantasía, acción y comedia se mezclan en este relato sobre los orígenes de uno de los personajes más importantes del cine, y lo hacen en 3D para todos aquellos que lo deseen. James Franco (127 horas) es el principal protagonista, aunque está acompañado por tres actrices como son Rachel Weisz (La fuente de la vida), Mila Kunis (Cisne negro) y Michelle Williams (Mi semana con Marilyn), amén de otros actores secundarios como Zach Braff (El último beso) o los ya habituales en el cine de Raimi, Bruce Campbell (Posesión infernal) y Ted Raimi (En algún lugar de la memoria), hermano del director.

Otro regreso protagoniza el gran estreno español de la semana. Hablamos de Pedro Almodóvar (La piel que habito) y Los amantes pasajeros, comedia pura y dura que, hasta cierto punto, trata de alejarse de las temáticas más clásicas y tópicas del director manchego. Eso sí, mantiene ese gusto por un reparto coral que, en esta ocasión, sitúa en un avión a Ciudad de México. La trama comienza cuando un problema genera en todos los pasajeros, y en la propia tripulación, la sensación de que van a morir allí, lo que les llevará a exponer sus intimidades y a generar todo tipo de situaciones. Como decimos, muchos nombres del cine español, entre los que cabría destacar: Javier Cámara (Que se mueran los feos), Carlos Areces (Balada triste de trompeta), Raúl Arévalo (Promoción fantasma), Hugo Silva (El cuerpo), Antonio de la Torre (Grupo 7), Penélope Cruz (Nine), Antonio Banderas (Indomable), Paz Vega (Triage), Lola Dueñas (Las chicas de la sexta planta), Cecilia Roth (El nido vacío) y Miguel Ángel Silvestre (Lo mejor de Eva).

Otra comedia, aunque en esta ocasión de marcado contenido musical, es Dando la nota, producción que se nutre en parte de la estela que está generando la serie Glee para contar la llegada a la universidad de una joven cuya gran pasión es la música, aunque solo escucharla. Obligada a formar parte de algún grupo, termina recalando en uno de chicas de todas las clases y condiciones que lo único que tienen en común es su canto a capela. Juntas empezarán a plantearse nuevos retos para subir peldaños en el mundo y los concursos universitarios de los grupos a capela. Dirigida por Jason Moore, que debuta así en el largometraje, la cinta está protagonizada por rostros conocidos para el público juvenil como Anna Kendrick (saga Crepúsculo), Skylar Astin (Destino: Woodstock), Ben Platt, Brittany Snow (Una noche para morir), Anna Camp (Criadas y señoras), Rebel Wilson (Qué esperar cuando estás esperando), Alexis Knapp (Percy Jackson y el ladrón del rayo), Ester Dean y Elizabeth Banks (Los juegos del hambre).

Estrenada con algo de retraso llega Las flores de la guerra, producción del 2011 dirigida por Zhang Yimou (Hero) y protagonizada por Christina Bale (El caballero oscuro), que abandona el mundo del cómic para enfundarse una sotana e interpretar a un joven que acude a Nanjing en 1937, es decir, en plena guerra entre China y Japón. Aunque su intención inicial es preparar el entierro de un sacerdote, su misión pronto se verá ampliada cuando deba dar cobijo a un grupo de menores alojadas en la iglesia y a un grupo de prostitutas que buscan refugiarse de la guerra. Un drama en todos sus sentidos que cuenta con la participación de un amplio y desconocido reparto asiático, en el que destacan Ni Ni, Zhang Xinyi, Huang Tianyuan, Han Xiting y Zhang Doudou.

La acción la pone Parker, nuevo producto pensado para el lucimiento de su estrella, Jason Statham (Los mercenarios 2), quien en esta ocasión da vida a un ladrón que es traicionado por su equipo durante su último golpe. Decidido a vengarse, se asocia con una mujer infiltrada en la organización con el único objetivo de recuperar todo el botín. Taylor Hackford (Pactar con el diablo) es el encargado de intentar aportar algo de alma a esta cinta de acción mil y una veces vista. La novedad llega en el resto del reparto, plagado de estrellas de la pequeña y la gran pantalla. Así, encontramos a Jennifer Lopez (El plan B), Michael Chiklis (serie The Shield), Nick Nolte (Límite: 48 horas), Wendell Pierce (Cómo acabar con tu jefe) y Clifton Collins Jr. (Star Trek), entre otros.

Como puede verse, la mayor parte de los estrenos nos llegan este fin de semana de Estados Unidos. Para aquellos que disfruten con el cine europeo, y más allá de lo nuevo de Almodóvar, llega también este viernes En la niebla, coproducción entre Alemania, Holanda, Bielorrusia, Rusia y Letonia que se llevó el premio de la crítica en el último Festival de Cannes. Su argumento gira en torno a un hombre que es acusado injustamente de colaboracionismo en la frontera occidental de la URSS ocupada por los alemanes en 1942. Su desesperación ante el futuro que le aguarda le hará tomar una decisión tan arriesgada como moralmente compleja. Dirige Sergei Loznitsa (Schastye moe), y protagonizan Vladimir Svirskiy (4 Tage im Mai), Vladislav Abashin (Novaya Zemlya), Sergei Kolesov, Nikita Peremotovs y Yuliya Peresild (The abduction).

Las experiencias de directores que les situaron ‘Camino hacia la gloria’


“Lo esencial de un autor cinematográfico ya se encuentra concentrado en su primera película”. Esta frase de François Truffaut (Los 400 golpes) es un perfecto resumen del contenido y de la estructura del primer libro de Luis López Varona, que bajo el título Camino a la gloria (T&B editores) recoge las óperas primas de los principales directores de la historia, desde D. W. Griffith (Intolerancia) o Fritz Lang (Metrópolis) hasta Sam Mendes (Revolutionary Road) o Quentin Tarantino (Jackie Brown). Claro que el texto no es una mera relación de películas y su consecuente análisis.

Como bien dice la frase inicial, el libro de Varona realiza un análisis de la vida de los realizadores hasta ese momento en que se ponen detrás de una cámara para rodar su primera película, normalmente la más personal de toda su carrera. En base a esto, el autor establece una serie de relaciones entre la educación, las experiencias y los conocimientos de cada realizador y la temática de su ópera prima. Más de 60 películas y directores recogidos en unas 300 páginas, algunos de los cuales son casos conocidos, como el de Steven Spielberg, Orson Welles o Pedro Almodóvar.

Más allá de su valor didáctico, en el sentido de ser una obra de referencia para conocer los títulos con los que grandes nombres de la cinematografía iniciaron sus carreras, el interés del texto cabe encontrarlo precisamente en los acontecimientos que llevaron a cada director a rodar esa ópera prima tan particular, planteándose la pregunta implícita de si habría podido ser de otra forma esa primera película. Por ejemplo, La huelga (1925), de Sergei M. Eisenstein surge de las decisiones tomadas por el realizador durante sus años de juventud, incluyendo su compromiso con la revolución bolchevique y la caída del zar. Es más que probable que, de no ser por ese espíritu, la película nunca se hubiese realizado.

El caso de Luis BuñuelUn perro andaluz (1929) es muy representativo de cómo el surrealismo va influyendo cada vez más en el realizador durante sus diversas labores en películas de lo más variado, incluyendo La caída de la casa Usher (1928), hasta el punto de involucrar en el proyecto a Salvador Dalí, cuya relación terminó rompiéndose con la segunda película que realizaron juntos, La edad de oro (1930).

Todos los casos tratados, incluyendo el de Ridley Scott y su Los duelistas (1977), tan de moda ahora por su vuelta al mundo de Alien y, en consecuencia, a sus orígenes, contienen también una pequeña sinopsis que, además de permitir una compresión de la trama del film, sirve igualmente como comparativa entre esa vida anterior a la ópera prima y el universo creado en la misma.

Pero no solo de primeras obras conocidas de grandes maestros se nutre la obra literaria. Si en una primera parte se incluyen películas más o menos conocidas por el aficionado, en una segunda mitad titulada Las óperas primas desconocidas de grandes directores se aborda el mundo de aquellos films que han quedado eclipsados por una posterior carrera de éxitos. Clásicos como Straight Shooting (1917) de John Ford, o The pleasure Garden (1926) de Alfred Hitchcock se unen a los inicios de directores más modernos como Woody Allen y su Lily la tigresa (1966) o Martin Scorsese con Who’s that knocking at my door? (1969).

Lo cierto es que Camino a la gloria termina por ser una obra consultiva útil desde diversos puntos de vista. Sin duda, el principal es conocer la evolución de los realizadores hasta esa primera película que expresa sus inquietudes, sus vivencias y sus conocimientos, pero hay mucho más. También es una forma de abordar la historia del cine, pues la práctica totalidad de la historia del cine está incluida en sus páginas. Sea como fuere, una obra recomendable para los interesados en los inicios de los grandes nombres del cine.

Los premios Goya confirman su madurez en 2012


Supongo que todos aquellos que lean este artículo presenciaron el pasado domingo 19 de febrero la entrega de los premios Goya en los que Enrique Urbizu y su No habrá paz para los malvados se coronó como la triunfadora, merecida y esperada. Por tanto, no vamos a comentar tanto cómo fue la gala sino lo que supuso dicha gala para el cine español, a nivel de premios y de la propia organización.

Era un secreto a voces. La magnífica película del director de La caja 507 llegaba a la ceremonia con todas las papeletas para llevarse los principales premios, y así ocurrió. Mejor Película, Director, Actor, Guión Original, Montaje y Sonido. En total, seis premios que no sólo premian la producción, sino el trabajo de años y años de sus responsables. Así lo expresó José Coronado, que llevaba esperando dicho premio 25 años. No habrá paz para los malvados se impuso a la, por otro lado, gran perdedora de la noche, La voz dormida, espléndida adaptación del libro de Dulce Chacón sobre las presas del franquismo. Para que luego digan que sólo se produce en España cine sobre la Guerra Civil (y en este caso se merecía más premios de los que consiguió).

Pero por lo que posiblemente la gala de 2012 pase a la historia es por demostrar una madurez del cine español que, esperemos, evolucione a mejor en los próximos años. Atrás quedaron galas interminables con malos chistes, peores actuaciones y agradecimientos que parecían la lista de la compra. Bueno, esto último todavía coleó en algunos galardones, pero en realidad es lo de menos. La ceremonia dirigida con fuerza y solvencia por la primeriza Eva Hache se inspiró en el mejor ejemplo posible: los Oscars. Con cambios de vestidos continuo, el recordatorio a los fallecidos durante el último año o esos números musicales, los Goya de este año demuestran que en España somos capaces de cualquier cosa con trabajo y ganas de pasárselo bien, que es lo que debería ser al fin y al cabo una entrega de premios.

Con todo, la verdadera madurez se ha notado en los receptores de los premios. Sin ir más lejos, la Academia deja de homenajear a Almodóvar y sólo concedió cuatro premios a La piel que habito, ninguno a guión, película o director. Las películas más homenajeadas son dramas, historias con personajes oscuros que abordan diversas problemáticas de nuestro país actuales y del pasado. Puede que todo se deba a la sangre nueva que se va filtrando por las venas de la Academia. Sea como sea, que la tendencia iniciada en los últimos años y consolidada en esta edición se mantenga por muchos años.

Mateo Gil, el gran olvidado

Es cierto que este año era difícil que fuera reconocida su labor, pero en cualquier caso Mateo Gil, director de Blackthorn. Sin destino y guionista de la primera filmografía de Amenábar, puede que sea uno de los creadores más infravalorados de este país. Directores como J. A. Bayona (sin quitarle mérito, que lo tiene) parecen contar con más respeto que el responsable de Nadie conoce a nadie.

Su película sobre los últimos días de Butch Cassidy logró los galardones más técnicos, pero salió derrotada en los principales. Reconocimiento, por lo tanto, de la impecable factura de un western crepuscular que hace las delicias de seguidores y no seguidores del género con un magnífico Sam Shepard como protagonista. Otra vez será, y seguro que llegará más pronto que tarde.

En contraposición, uno de los premios menos coherentes fue el de Elena Anaya por su participación en el film de Almodóvar. Tal vez como consuelo, tal vez por justicia ante otras interpretaciones como la de Habitación en Roma, lo cierto es que el papel de Anaya en La piel que habito se antoja a un menor nivel que el de, por ejemplo, la madre de La voz dormida interpretada por Inma Cuesta.

Así mismo, otro de los puntos más polémicos fue dejar fuera de las nominaciones a la joven protagonista de Eva, película futurista de excelente factura técnica dirigida por Kike Maíllo (Goya al Mejor Director Novel) pero que pierde fuelle a medida que se sospecha la resolución de la trama. Según parece, la Academia ha decidido no nominar a los niños para no deformar su carácter y preservar su futuro (??), algo que no impidió premiar en el pasado a jóvenes protagonistas como Nerea Camacho por Camino. Un error, sin duda, no reconocer el talento, tenga la edad que tenga.

Buena animación española

Una de las pocas sorpresas, hay que decir que muy grata, fue Arrugas, que se llevó dos premios: Mejor Película de Animación y Mejor Guión Adaptado. La sorpresa, más bien, estuvo en este segundo galardón. Que una Academia como la española opte por una película de animación, de “dibujos” como despectivamente las llaman algunos, dice mucho a su favor y es un argumento más en la línea de esa maduración que mencionábamos antes. Y todo eso por delante de La voz dormida, Katmandú, un espejo en el cielo y La piel que habito.

Otro premio que dejó entrever las implicaciones políticas de muchos miembros de la Academia fue el de Mejor Largometraje Documental, que fue a manos de Isabel Coixet y su Escuchando al juez Garzón. Ya no sólo por el contenido del documental, sino por el discurso de agradecimiento de Coixet, más una arenga que un recordatorio de familiares y equipo técnico. Momento, por cierto, que un joven aprovechó para promocionar una producción.

En el campo de las producciones extranjeras, The ArtistUn cuento chino se alzaron con sendas estatuillas, lo que confirma la impresionante carrera de premios y halagos que recibe la primera, y lo maravillosa y dramáticamente divertida que es la segunda.

Las opiniones unánimes a favor de la gala muestran la buena acogida tanto de los premiados como del evento en sí. Una gala que contó con momentos estelares como el número musical inicial de Eva Hache, la intervención de Santiago Segura (quien medio en broma, medio en serio, criticó a la Academia) o el corto de animación para anunciar el premio al Mejor Largometraje en esa categoría. No hay nada como mirar a los maestros y aprender de sus años de experiencia. Eso sí, aportando un granito de arena totalmente nacional.

Mejor Película: ‘No habrá paz para los malvados’
Mejor Director: Enrique Urbizu, por ‘No habrá paz para los malvados’
Mejor Actor: José Coronado, por ‘No habrá paz para los malvados’
Mejor Película Europea: The Artist, de Michel Hazanavicius (Francia)
Mejor Película Extranjera de Habla Hispana: ‘Un cuento chino’, de Sebastian Borensztein (Argentina)
Mejor Documental: ‘Escuchando al juez Garzón’, de Isabel Coixet
Mejor Diseño de Vestuario: Clara Bilbao, por ‘Blackthorn. Sin destino’
Mejor Dirección Artística: José Pedro de Gaspar, por ‘Blackthorn. Sin destino’
Mejor Película de Animación: ‘Arrugas’, de Ignacio Ferreras
Mejor Actor Revelación: Jan Cornet, por ‘La piel que habito’
Mejor Actriz: Elena Anaya, por ‘La piel que habito’
Mejor Fotografía: Juan Antonio Ruiz Anchía, por ‘Blackthorn. Sin destino’
Mejor Dirección Novel: Kike Maíllo, por ‘Eva’
Mejor Guión Adaptado: Ángel de la Cruz, Ignacio Ferreras, Paco Roca y Rosanna Cecchini, por ‘Arrugas’
Mejor Guión Original: Enrique Urbizu y Michael Gaztambide, por ‘No habrá paz para los malvados’
Mejor Dirección de Producción: Andrés Santana, por ‘Blackthorn. Sin destino’
Mejor Actriz de Reparto: Ana Wagener, por ‘La voz dormida’
Mejor Sonido: Licio Marcos de Oliveira y Ignacio Royo-Villanova, por ‘No habrá paz para los malvados’
Mejor Banda Sonora: Alberto Iglesias, por ‘La piel que habito’
Mejor Canción: Nana de la hierbabuena, ‘La voz dormida’
Mejor Actriz Revelación: María León, por ‘La voz dormida’
Mejor Montaje: Pablo Blanco, por ‘No habrá paz para los malvados’
Mejores Efectos Especiales: Arturo Balseiro y Lluís Castells, por ‘Eva’
Mejor Maquillaje y Peluquería: Karmele Soler, David Martí y Manolo Carretero, por ‘La piel que habito’
Mejor Cortometraje de Animación: ‘Birdboy’, de Pedro Rivero y Alberto Vázquez
Mejor Cortometraje Documental: ‘Regreso a Viridiana’, de Pedro González Bermúdez
Mejor Cortometraje de Ficción: ‘El barco pirata’, de Fernando Trullols
Mejor Actor de Reparto: Lluís Homar, por ‘Eva’

Diccineario

Cine y palabras

A %d blogueros les gusta esto: