‘Midway’: una batalla a mitad de camino


El nombre de Roland Emmerich (El día de mañana) se asocia irremediablemente al cine de catástrofes y a la espectacularidad de la destrucción digital de ciudades, estados y, por qué no, del planeta entero. Y aunque el director ha demostrado ser capaz de realizar con éxito obras mucho más intimistas, lo cierto es que han pasado más bien desapercibidas en los últimos tiempos. Con su última película trata de unir esos dos universos, el del espectáculo visual y la profundidad dramática, con desigual fortuna.

En realidad, el problema de Midway, por llamarlo de algún modo, está en su guión. La película trata de abordar varios meses de conflicto bélico que explican cómo de la derrota de Pearl Harbor se llegó a esa batalla que cambió el curso de la historia de Estados Unidos en la II Guerra Mundial. Y como relato global lo cierto es que la cinta logra el objetivo de mostrar la lucha aérea, naval y de espionaje que se desarrolló en esas semanas. A través de un reparto coral el espectador logra hacerse una idea de cómo se lograron gestar algunas de las estrategias que terminaron con el resultado ya conocido, intercalando durante el metraje algunas secuencias de acción a las que Emmerich saca provecho y demuestra, una vez más, su ágil lenguaje visual en los momentos épicos. Dejando a un lado un comienzo un poco irregular (si no es croma, se le parece demasiado, y mal hecho), la historia se plantea como una escalada de acción hasta esa batalla final en la que los planos subjetivos de los aviones marcan el relato.

El problema está en la parte dramática. O mejor dicho, en el reparto. No porque no esté bien elegido, más bien al contrario, todos los actores ofrecen una buena interpretación. Más bien porque son tantos personajes que es imposible identificarse con uno. Sí, es cierto que el grueso del relato se sustenta sobre los hombros de dos roles fundamentales, pero es que ni siquiera ellos ofrecen al espectador un trasfondo dramático lo suficientemente interesante como para resultar atractivos. Son, por decirlo de algún modo, excesivamente planos en su definición. A todo ello se suman unos secundarios que entran y salen de escena casi con la misma velocidad con la que se les olvida, lo que al final genera un mosaico de rostros que aportan poco o nada al conjunto de la historia. Eso por no hablar de la presencia de John Ford, que es mejor no comentar por mucho que sea un hecho histórico. Todo ello trastoca el relato, lo ralentiza, impide que el espectador llegue a introducirse de lleno en una trama que, en realidad, no existe, porque lo que se hace es plantear los acontecimientos uno detrás de otro.

Dicho de otro modo, Midway funciona muy bien como seudodocumental o documental ficcionado sobre los acontecimientos que acaecieron entre 1941 y 1942. Y ofrece unas batallas navales y aéreas lo suficientemente atractivas y bien rodadas, siempre con su componente patriota de por medio (lo de la bomba en la bandera de Japón como si se hiciese diana era algo que podía preverse desde la primera batalla). Pero la película falla en su componente dramático. No ofrece nada nuevo, y no solo eso. Existen tantos personajes con diferentes grados de protagonismo que el relato no puede sostenerlos a todos, por lo que el metraje entre conflicto y conflicto se vuelve tedioso, en algunos momentos innecesario, planteando una película a la que le podrían sobrar algunos minutos de metraje.

Nota: 6/10

‘Midway’ pone el campo de batalla y ‘Los ángeles de Charlie’ la acción


Diciembre se ha convertido ya en el mes de estreno de las grandes superproducciones. A la espera de que llegue la tercera y última parta de la última trilogía galáctica, este jueves día 5, fecha adelantada por el puente que va a haber en España, llegan a la cartelera un buen puñado de títulos que buscan competir por la atención de los espectadores de una forma masiva, al menos los dos principales estrenos. Acción, intriga, drama y algo de aventura para toda la familia son los principales géneros.

Este jueves supone el regreso de Roland Emmerich (Independence Day: Contraataque), y lo hace con Midway, drama bélico cargado de acción que recrea la famosa batalla de la II Guerra Mundial en 1942. Tras el ataque sorpresa a Pearl Harbor, Japón prepara un nuevo ataque que será contrarrestado por un almirante y el mejor piloto de la armada estadounidense. Pero mientras esta batalla tiene lugar, todas las miradas se centran en la isla de Midway, donde tendrá lugar una batalla aérea y naval que pondrá a prueba la potencia y fortaleza de ambas naciones, y que modificará el curso de la historia. El reparto de esta superproducción con capital estadounidense y chino está encabezado por Ed Skrein (Alita: Ángel de combate), Woody Harrelson (Han Solo: Una historia de Star Wars), Patrick Wilson (Aquaman), Luke Evans (El sótano de Ma), Aaron Eckhart (El exterminador), Nick Jonas (Jumanji: Bienvenidos a la jungla), Mandy Moore (serie This is us), Dennis Quaid (La canción de mi padre) y Darren Criss (serie American Crime Story: The Assassination of Gianni Versace).

Puramente hollywoodiense es la nueva versión de Los ángeles de Charlie, la famosa serie de televisión de los años 80 que ahora regresa a la gran pantalla narrando cómo los ángeles de Charlie se expanden contando con más mujeres entrenadas para ese trabajo y más Bosleys liderando los equipos por todo el mundo. En concreto, la historia sigue el reclutamiento de una de estas jóvenes a raíz de que un ingeniero llame la atención de peligrosos criminales por la tecnología que ha desarrollado, por lo que los ángeles deberán arriesgar sus vidas para salvar el planeta. Acción, humor y espectáculo son los ingredientes de este film dirigido por Elizabeth Banks (Dando la nota: Aún más alto), que se reserva además un papel importante, y protagonizado por Kristen Stewart (Lizzie), Naomi Scott (Power Rangers), Ella Balinska (A modern tale), Patrick Stewart (Entre dos maridos), Sam Claflin (A la deriva), Djimon Hounsou (Rey Arturo: La leyenda de Excalibur), Luis Gerardo Méndez (Tiempo compartido) y Jonathan Tucker (serie Westworld), entre otros.

También procede de Estados Unidos La gran mentira, thriller basado en la novela homónima de Nicholas Searle que dirige Bill Condon (Mr. Holmes) y que arranca cuando un estafador profesional se fija en una adinerada mujer que acaba de quedarse viuda. El objetivo del hombre es quedarse con todo, pero a medida que se acerca a ella y van conociéndose el trabajo, que debería haber sido sencillo, se convierte en un juego peligroso. Helen Mirren (El cascanueces y los cuatro reinos), Ian McKellen (El último acto), Russell Tovey (El hipopótamo), Jim Carter (serie Downton Abbey), Mark Lewis Jones (El apóstol) y Jóhannes Haukur Jóhannesson (Los hermanos Sisters) son los principales actores.

Una de las cintas más internacionales es sin duda Los dos papas, comedia dramática de corte biográfico producida por Netflix que se estrena el viernes 6 y que cuenta con capital estadounidense, británico, italiano y argentino. Dirigida por Fernando Meirelles (El jardinero fiel) e inspirada en los hechos reales ocurridos en 2012, la trama aborda cómo el Papa Benedicto convocó en Roma al cardenal Bergoglio, su futuro sucesor, para revelarle un secreto que sacudiría los cimientos de la Iglesia católica. Se desata así una lucha entre tradición y progreso, culpa y perdón, entre dos hombres muy diferentes que deben encontrar un terreno común para el futuro de los millones de seguidores. La pareja protagonista está interpretada por Jonathan Pryce (El hombre que mató a Don Quixote) y Anthony Hopkins (Transformers: El último caballero), a los que acompañan Juan Minujín (El amor menos pensado), Sidney Cole (Common people), Thomas D. Williams y Federico Torre (Noi e la Giulia).

Pasamos a las novedades puramente europeas, y entre ellas destaca Legado en los huesos, continuación de el guardián invisible (2017) y segunda parte de la Trilogía del Baztán escrita por Dolores Redondo. La cinta, con capital español y alemán y dirigida por Fernando González Molina, que se hizo cargo de la primera parte y dirigirá también la tercera, se sitúa en los acontecimientos inmediatamente posteriores al final de la primera película, con el juicio contra el hombre acusado de violar, mutilar y asesinar a su hijastra como principal escenario. Pero tras el suicidio del acusado el juicio se suspende y la inspectora encargada del caso es llamada porque junto al cuerpo se ha encontrado una nota con un escueto mensaje: “Tarttalo”. Una palabra que desatará una terrorífica trama. El reparto está encabezado por Marta Etura (El hombre de las mil caras), Elvira Mínguez (Todos lo saben), Francesc Orella (La mejor opción), Leonardo Sbaraglia (Acusada), Imanol Arias (serie Cuéntame cómo pasó), Itziar Aizpuru (Cuando dejes de quererme) y Benn Northover (United passions).

De España procede Longa noite, drama de corte histórico ambientado en la zona rural de Galicia. El protagonista, un hombre que regresa a su pueblo natal, se encuentra con el rencor de ganaderos y vecinos, quienes le ven como una amenaza por querer profundizar en memorias que creían haber olvidado. Escrita y dirigida por Eloy Enciso (Arraianos), la cinta está protagonizada por un reparto casi debutante integrado por Celsa Araujo (Arraianos), Misha Bies Golas, Nuria Lestegás, Suso Meilan, Manuel Pumares y Verónica Quintana.

Italia, Francia, Alemania y Brasil colaboran en El traidor, drama biográfico que relata la guerra entre los jefes de la mafia siciliana en los años 80, cuando Tommaso Buscetta decide huir y esconderse en Brasil mientras sus hijos son asesinados. Cuando es extraditado por la justicia brasileña decide tomar un camino inesperado, aliándose con un juez y traicionando el voto que realizó con la Cosa Nostra. Dirigida por Marco Bellocchio (Felices sueños), la película cuenta en su reparto con Pierfrancesco Favino (Mi prima Rachel), Luigi Lo Cascio (El nombre del bambino), Maria Fernanda Cândido (O amuleto), Alessio Praticò (Antonia.), Frabrizio Ferracane (Primula rossa) y Fausto Russo Alesi (Sangre de mi sangre).

El último de los estrenos en imagen real es El joven Ahmed, coproducción franco belga que escriben y dirigen a cuatro manos Jean-Pierre y Luc Dardenne (La chica desconocida) y que fue premiada a la Mejor Dirección en el pasado Festival de Cannes. La trama sigue al joven de 13 años que da título al film y cuyo destino parece atrapado entre los ideales de pureza de los que le habla su imán y las pasiones de la vida que empieza a descubrir. Idir Ben Addi, Olivier Bonnaud (Un pueblo y su rey), Myriem Akheddiou (Aves de paso), Victoria Bluck y Claire Bodson (Élève libre) son los principales actores.

En lo que respecta a animación, Bayala, una aventura mágica supone el debut en el largometraje de Aina Järvine y Federico Milella. La historia, que cuenta con capital alemán y luxemburgués, narra la aventura de las hadas del Sol para devolver al mundo de Bayala su esplendor y vida, amenazada por el egoísmo de una malvada hada. Entre las voces de la versión original encontramos las de Rebecca Becker, Kathryn Cahill (La película Pokémon. El poder de todos), Franciska Friede (Luis y los alienígenas), Vibe Jones, Michael Kargus y Liza Ortiz.

Desde Noruega llega con algo de retraso Solan & Eri, misión a la luna, aventura de 2018 para toda la familia que sigue el viaje de los dos personajes protagonistas cuyo objetivo es construir una nave y lograr llegar a la luna para dar el segundo paso sobre el satélite de la Tierra. Dirigida por Rasmus A. Sivertsen (El bosque de Haquivaqui), cuenta con las voces originales de Kari Ann Grønsund (La montaña mágica), Trond Høvik (En busca de la estrella de Navidad), Per Skjølsvik (Bare Bea), Kåre Conradi (La leona), John F. Brungot (Dos colegas al rescate) y Fridtjov Såheim (Barcos).

‘Annabelle vuelve a casa’ para atormentar a McConaughey


Una vez confirmado que el fenómeno Marvel no terminó con la última entrega de ‘Vengadores’, la vida continúa, y entre blockbusterblockbuster llega el turno de un buen puñado de títulos algo menores pero igualmente interesantes. Comedia, terror, drama y varios documentales son las propuestas de este viernes 12 de julio.

Y comenzamos precisamente por el terror de Annabelle vuelve a casa, nueva entrega de la saga ambientada en el mundo de ‘Expediente Warren’ que supone el debut en el largometraje del guionista Gary Dauberman. La trama arranca cuando el matrimonio Warren, conocidos demonólogos, llevan a la poseída muñeca a la sala de objetos de su casa. La colocan en una vitrina sagrada bendecida por un sacerdote, donde en principio estará “a salvo”. Sin embargo, una noche la muñeca despierta a los espíritus malignos que se concentran en esa habitación, y que se fijan como objetivo la hija de 10 años del matrimonio y sus amigas. Patrick Wilson (Aquaman) y Vera Farmiga (Sin límites) repiten en los principales papeles, completándose el reparto con Mckenna Grace (Un don excepcional), Madison Iseman (Jumanji: Bienvenidos a la jungla), Steve Coulter (First Man) y Katie Sarife (Abel’s field).

Muy diferente es el drama con toques de ciencia ficción de Serenity, cinta con capital estadounidense y británico que narra cómo un misterioso capitán de barco de una pequeña isla que vive obsesionado con pescar un enorme pez recibe la visita de su ex mujer, ahora casada con un hombre poderoso que la maltrata. Por ello ella recurre a él, para que se deshaga de su marido y la salve no solo a ella, sino al hijo que ambos tienen en común. Sin embargo, no todo es lo que parece en esa isla, e incluso la realidad que cree vivir podría desmoronarse. Steven Knight (Locke) escribe y dirige esta historia protagonizada por Matthew McConaughey (La Torre Oscura), Anne Hathaway (Colossal), Diane Lane (Liga de la Justicia), Jason Clarke (Winchester: La casa que construyeron los espíritus), Djimon Hounsou (Rey Arturo: La leyenda de Excalibur) y Jeremy Strong (Detroit).

Puramente británica es Wild Rose, drama musical de 2018 que dirige Tom Harper (War book) y cuya trama gira en torno a una joven llena de talento que acaba de salir de la cárcel. Con dos hijos a su cargo, sueña con triunfar en el country en Nashville. Sin embargo, su madre la obliga a asumir su responsabilidad, por lo que la joven deberá empezar a trabajar como limpiadora para una mujer que podría abrirle las puertas a su sueño. Jessie Buckley (Beast) da vida a la protagonista, mientras que Julie Walters (Mamma Mia! Una y otra vez), Sophie Okonedo (After Earth), Jamie Sives (En el corazón del mar), Ashley Shelton (Wild woman), James Harkness (Macbeth) y Gemma McElhinney (El rey proscrito) completan el resto del reparto.

Continuando con los estrenos europeos, de 2018 es también Un amor imposible, drama romántico de corte biográfico y ambientado en los años 50 del pasado siglo. Una modesta oficinista conoce a un joven proveniente de una familia burguesa. De su breve relación nace una niña que será criada por ella ya que él se niega a casarse fuera de su clase social. Ella buscará que al menos dé su apellido a la pequeña a través de una batalla que durará más de diez años. Dirigida por Catherine Corsini (Un amor de verano) y basada en la novela de Christine Angot, la cinta está protagonizada por Virginie Efira (Elle), Niels Schneider (Diamant noir), Jehnny Beth (Sodium babies), Iliana Zabeth (Mercenaire) y Coralie Russier (120 pulsaciones por minuto), entre otros.

Antes de pasar a las películas puramente españolas, El cuento de las comadrejas es una coproducción entre España y Argentina dirigida por Juan José Campanella (El secreto de sus ojos). Remake de Los muchachos de antes no usaban arsénico (1976), esta comedia dramática narra cómo varios miembros del mundo del cine cuyas carreras han llegado a su fin hacen lo imposible por conservar el mundo que han creado en una vieja mansión ante la llegada de dos jóvenes que podrían poner en peligro todo lo que conocen. El reparto está integrado por Graciela Borges (Viudas), Oscar Martínez (Toc Toc), Luis Brandoni (Solo se vive una vez), Clara Lago (Al final del túnel), Marcos Mundstock (Señora Beba) y Nicolás Francella (Los padecieres).

Respecto a las novedades españolas, Lo nunca visto es el nuevo drama escrito y dirigido por Marina Seresesky (La puerta abierta) cuyo argumento se centra en una mujer que ve cómo la vida en la pequeña aldea de montaña en la que ha vivido toda su vida se va apagando. La llegada de un grupo de africanos conmociona la tranquila rutina de sus habitantes, y ella verá en esto una oportunidad de revitalizar el pueblo. Para ello, decide ocultar a los recién llegados y diseñar un plan que deberá poner patas arriba prejuicios y temores infundados. Los principales actores de esta cinta son Carmen Machi (El bar), Pepón Nieto (Perfectos desconocidos), Kiti Mánver (Las heridas del viento), Jon Kortajarena (Pieles), Paco Tous (Señor, dame paciencia) y Pepa Charro (Presentimientos).

También española, aunque en este caso en clave de comedia, es Bellezonismo, cuyo punto de partida es cuanto menos curioso. Una pareja de pilotos de rallys se pierde durante una competición y termina en un claro en medio de un monte. Allí descubren una mansión habitada por más de 50 mujeres, jóvenes y muy bellas. Uno de los pilotos se enamora de una de las mujeres, e intentará hacer todo lo posible para sacarla de allí, sea lo que sea ese lugar. Jordi Arencón escribe y dirige la que es su primera película, que está protagonizada por Armando del Río (Intrusos en Manasés), Yanet Garcia (Sharknado 5: Aletamiento global), Elvia Herrera, Raúl Herrera (Doppelsauger: El misterio de Sara), Miguel Cazorla (serie Amar es para siempre) y Coral González.

Otro de los estrenos procedentes de España es La vida sin Sara Amat, adaptación de la novela de Pep Puig con la que debuta en el largometraje Laura Jou. La trama arranca cuando un chico de 13 años encuentra escondida en su habitación a una chica del pueblo de sus abuelos de la que está completamente enamorado. Ella le cuenta que ha huido de casa y le pide quedarse con él unos días. Consciente de que todo el pueblo la está buscando, decide ayudarla y empezar a vivir una doble vida en la que las mentiras a todo el mundo se mezclarán con las demandas de la chica. Maria Morera y Biel Rossell Pelfort encabezan un reparto que completan Francesca Piñón (serie El ministerio del Tiempo), Isaac Alcayde (serie Merlí), Pau Escobar (Los niños salvajes) y Joan Amargós (Los inocentes).

La última de las novedades de ficción es Qué León (La vaina loca), comedia romántica de República Dominicana de 2018 que dirige Frank Perozo (Colao) y que aborda la historia de amor de dos personajes que, por coincidencia, se apellidan igual. De clases sociales muy distintas, tendrán que enfrentarse a sus padres, que se oponen a su romance, lo que generará numerosas situaciones a cada cual más imposible. Raymond Pozo (Cristiano de la secreta), Ozuna, Clarissa Molina, Miguel Céspedes (Al fin y al cabo), Christine Marzano (La excepción a la regla) y Celines Toribio (Mediterranean blue) son los principales actores.

En lo que a documentales se refiere, el principal estreno es Diego Maradona, cinta que aborda los siete años que el mítico jugador de fútbol militó en el Nápoles, equipo al que llegó en 1984 y en el que logró ganar el primer Scudetto de la historia del club. Pero mientras era un genio en el campo, fuera de él lo trataban como a un Dios. Con el paso del tiempo, la oscuridad terminó por cernirse sobre él. Asif Kapadia (Amy (la chica detrás del nombre)) es el encargado de dirigir este film británico que adelantó su estreno al día 11.

También procedente de Reino Unido es An accidental studio, que se centra en la productora británica HandMade Films, fundada por el ex beatle George Harrison y cuyo trampolín fue La vida de Brian (1975), mítica película de Monty Python a la que seguirían otros títulos de culto. La cinta, dirigida a tres bandas por Bill Jones (Autobiografía de un mentiroso), Kim Leggatt, que debuta como director, y Ben Timlett (Boom bust boom), cuenta con la participación de grandes actores y directores británicos.

Suecia, Alemania y Noruega colaboran en Hamada, documental dirigido por Eloy Domínguez Serén (No cow on the ice) cuyo relato gira en torno a un grupo de jóvenes amigos que viven en un campo de refugiados en el desierto del Sahara. Allí utilizan su imaginación y el juego para huir de la realidad que les rodea, al tiempo que sirve como denuncia de su situación.

‘Aquaman’: la punta del tridente


La estrategia de DC Cómics para llevar a la gran pantalla a sus principales superhéroes es cuanto menos curiosa. Sin un orden claro, ha preferido mostrar primero las aventuras en común que las historias personales de cada uno. Aunque lo más llamativo es, sin duda, que están siendo los personajes que rodean a Superman y Batman, principales baluartes de la casa de cómics, los que están dotando a este nuevo universo de mayor consistencia. El último en sumarse es el rey de los mares, y lo hace con un entretenimiento puro y clásico que aprovecha las últimas tecnologías para dar rienda suelta a la imaginación.

Porque otra cosa no, pero Aquaman desprende imaginación por las cuatro esquinas de cada fotograma. Tampoco es que su historia no diera pie a ello. El diseño de producción de Atlantis y de las criaturas que habitan en las profundidades alcanza su máxima expresión en los planos generales, donde el director James San (Sentencia de muerte) dan rienda suelta a su capacidad de aprovechar las posibilidades que ofrecen los grandes espacios en lo que a movimiento y trasfondo visual se refiere. Pero acompañando este lenguaje visual el espectador encuentra una historia íntima, de búsqueda y superación de los miedos y limitaciones propias del héroe, con una trama planteada a modo de pruebas de Hércules a cada cual más complicada y en la que el trofeo es un tridente para controlar los mares.

Y bajo este prisma, la cinta se revela como un viaje que recuerda las clásicas producciones de los mitos griegos o romanos. Mezclando acción y humor a partes iguales, al final lo más interesante es el buen sabor de boca del viaje, más que el viaje en sí o las fases por las que pasa. Y también en este aspecto más, digamos, introspectivo, Wan demuestra un manejo de la cámara y de la narración fuera de toda duda, tanto en las impecables secuencias de acción (que sacan el máximo partido al entorno acuático) como en los diálogos, algunos de ellos ciertamente interesantes e, incluso, con un mensaje medioambiental y social que aporta una crítica pocas veces vista en este tipo de producciones. A la historia podría habérsele pedido algo más, puede que mucho más. Mayor complejidad emocional de los personajes, mayor intriga, algo más de desafío tanto externo como interno para el héroe. Pero eso no quita para que no pueda disfrutarse.

Con todo ello, Aquaman es la última punta de un tridente que inició El hombre de acero en 2013 y continúa Wonder Woman en 2017. Y ya están anunciadas próximas entregas individuales de los superhéroes. Entre medias, por supuesto, producciones conjuntas con mayor o menor atractivo. Pero lo que pone de manifiesto esta aventura del rey de Atlantis es que una buena película de superhéroes nunca, jamás, debe nacer con pretensiones mayores que el entretenimiento. Para muchos esto siempre será una desventaja, pero personalmente creo que es lo que aporta la magia. En el caso que nos ocupa, un entretenimiento con un sabor clásico, sostenido con una trama de pura aventura y envuelto con unos efectos digitales modernos pero de concepción antigua. Esa unión entre pasado y presente es similar a la planteada en el film entre tierra y mar. Y en ambos casos el personaje al que da vida Jason Momoa (Sugar mountain) es la punta de lanza, o en este caso del tridente.

Nota: 7/10

Mary Poppins regresa para poner paz entre ‘Aquaman’ y Spider-Man


Este viernes 21 de diciembre es, sin duda, el viernes de los superhéroes. Pocas veces puede verse que entre los estrenos semanales coincidan en una misma fecha dos personajes de los dos principales rivales de los cómics, DCMarvel. Y aunque son menos que en semanas anteriores las novedades que aterrizan en la cartelera española, todavía ha hueco para el regreso a la gran pantalla de un personaje con el que todos hemos crecido.

Pero comencemos el repaso por Aquaman, personaje de DC Cómics que ya apareció en Liga de la Justicia (2017) y que en esta ocasión protagoniza esta aventura en solitario, en la que se narran los orígenes de un hombre mitad humano mitad atlante que deberá emprender un viaje para encontrarse a sí mismo y descubrir su verdadera identidad, además de demostrar tanto al mundo terrestre como al acuático que es digno de convertirse en el rey que debería ser. James Wan (Insidious) es el encargado de poner en imágenes esta historia con capital norteamericano y australiano en la que Jason Momoa (Amor carnal) vuelve a dar vida al héroe, estando acompañado por Amber Heard (La chica danesa), Willem Dafoe (Asesinato en el Orient Express), Patrick Wilson (El fundador), Nicole Kidman (La seducción) y Dolph Lundgren (Operación rescate).

También de superhéroes, pero de Marvel Cómics y de animación, es Spider-Man: Un nuevo universo, cinta dirigida a tres bandas por Bob Persichetti, Peter Ramsey (El origen de los guardianes) y Rodney Rothman con una historia que aborda el Spiderverso ya presentado en los cómics. De este modo, todos los Spider-Man de los distintos universos se darán cita en el mundo de Miles Morales para detener una amenaza que podría acabar con todos sus mundos. Entre las voces originales de esta aventura estadounidense encontramos las de Shameik Moore (Dope), Jake Johnson (La momia), Hailee Steinfeld (Dando la nota 3), Mahershala Ali (Figuras ocultas), Zoë Kravitz (Una noche fuera de control), Nicolas Cage (Mamá y papá), Chris Pine (Star Trek: Más allá) y Liev Schreiber (serie Ray Donovan).

Puramente hollywoodiense es también El regreso de Mary Poppins, secuela del film original de 1964 cuya trama se ambienta en 1930, cuando Michael y Jane, los niños de la primera película, son adultos y tienen sus hijos. Cuando Michael sufre una pérdida personal la enigmática niñera hace acto de presencia para devolver la magia y la ilusión a la familia, presentando a los niños nuevos y coloridos personajes a través de su magia. Esta nueva comedia familiar basada en las historias de P.L. Travers está dirigida por Rob Marshall (Into the woods) y protagonizada por Emily Blunt (La chica del tren), Lin-Manuel Miranda (200 cartas), Meryl Streep (Los archivos del Pentágono), Ben Whishaw (Spectre), Emily Mortimer (La librería), Colin Firth (Mamma Mia! Una y otra vez), Julie Walter (Paddington 2), Angela Lansbury (La niñera mágica) y Dick Van Dyke (Noche en el museo).

Pasamos ahora a los estrenos europeos, entre los que destaca Sobre ruedas, coproducción franco belga que, en clave de comedia romántica, narra los intentos de un mujeriego por seducir a una cuidadora de personas con discapacidad. Para ello se hace pasar por un hombre en silla de ruedas. Pero lo que no espera es enamorarse de la hermana de la cuidadora, que sí se encuentra en una silla de ruedas, por lo que deberá continuar con la farsa. El actor Franck Dubosc (Pensión completa) debuta en la dirección con este film que también protagoniza y en el que colabora en el guión. El reparto se completa con Alexandra Lamy (Nos patriotes), Elsa Zylberstein (Una bolsa de canicas), Gérard Darmon (Low-Cost) y Caroline Anglade (Bad Buzz).

También se estrena, con bastante retraso, Perdidos en París, drama francés de 2016 cuyo argumento arranca cuando una bibliotecaria de Canadá llega a la Ciudad de la Luz para cuidar a su tía, amenazada con ser internada en una residencia de ancianos. Pero al llegar pierde el equipaje y descubre que su tía ha desparecido. Será el comienzo de un viaje en el que terminará cruzándose con un vagabundo egoísta y presumido, con el que surgirá un extraño encanto. Dominique Abel y Fiona Gordon (Rumba) escriben, dirigen y protagonizan este film en cuyo reparto encontramos además a Emmanuelle Riva (Amor), Pierre Richard (Mes herós) y Emmy Boissard Paumelle.

Desde Japón llega Un asunto de familia, drama ambientado en el mundo del crimen que escribe y dirige Hirokazu Koreeda (El tercer asesinato) que arranca cuando un hombre y su hijo, que acaban de cometer uno de sus habituales hurtos, se encuentran una niña aterida de frío en la calle. Deciden llevarla a casa, y aunque la esposa del hombre al principio no lo ve con buenos ojos, termina apiadándose de ella. La familia es feliz sobreviviendo con pequeños robos, pero un imprevisto revelará un secreto que pondrá a prueba los lazos que les unen. Lily Franky (Blank 13), Sôsuke Ikematsu (Death Note. El nuevo mundo), Sakura Andô (Shirakawa yofune), Mayu Matsuoka (Samu life) y Jyo Kairi encabezan el reparto de este film premiado con la Palma de Oro en Cannes y con el Premio Donostia en el Festival de San Sebastián.

La única propuesta documental de la semana es Dantza, cinta dirigida por Telmo Esnal (Urte berri on, amona!) que, a través de las danzas tradicionales y populares, hace un relato costrumbrista de la sociedad vasca con la cosecha como protagonista, mostrando los ciclos de la vida y la muerte y la lucha de la sociedad en un entorno marcado por el devenir de la naturaleza.

‘Call me by your name’ para que ‘El pasajero’ termine el laberinto


Enero está siendo, como es habitual, el principal mes de los títulos llamados a competir y ganar en las entregas de premios. Y este viernes, día 26, no es diferente, al menos no demasiado. Porque, en efecto, llega una de estas películas, pero lo hace acompañada de novedades cuyo único objetivo es entretener a cuanto más público mejor.

Comenzamos el repaso a los estrenos con Call me by your name, drama romántico que cuenta con capital norteamericano, italiano, francés y brasileño, y cuya trama adapta la novela de André Aciman. El argumento se desarrolla en el norte de Italia en 1983, teniendo como protagonista a un joven italoamericano de 17 años que ha crecido en un entorno cultural gracias a sus padres. Durante un verano conocerá a un joven norteamericano que se pone a las órdenes del padre del joven como becario, y juntos descubrirán la belleza de un despertar sexual que cambiará sus vidas para siempre. Luca Guadagnino (Cegados por el sol) dirige esta película protagonizada por Timothée Chalamet (Retales de una vida), Armie Hammer (Animales nocturnos), Michael Stuhlbarg (Steve Jobs), Amira Casar (No es mi tipo) y Esther Garrel (La jalousie).

Puramente estadounidense es El corredor del laberinto: La cura mortal, tercera entrega de la saga cinematográfica que combina thriller, ciencia ficción y acción basada en las novelas de James Dashner, y cuya historia arranca cuando el protagonista y el resto de jóvenes que lograron escapar del laberinto deben entrar en Last City, una ciudad que, en realidad, es el laberinto más mortífero de todos. Llegar a superarlo les permitirá obtener las respuestas a las preguntas que se han estado haciendo desde que lograron huir. Wes Ball vuelve a ponerse tras las cámaras después de dirigir las dos primeras entregas, mientras que el reparto está encabezado por Dylan O’Brien (Los becarios), Kaya Scodelario (Ahora y siempre), Thomas Brodie-Sangster (Phantom Halo), Ki Hong Lee (Everything before us), Giancarlo Esposito (serie Érase una vez), Aidan Gillen (Rey Arturo: La leyenda de Excalibur), Barry Pepper (El llanero solitario), Will Poulter (El renacido), Patricia Clarkson (La librería) y Nathalie Emmanuel (serie Juego de tronos), entre otros.

Thriller y acción es lo que propone El pasajero, nuevo trabajo conjunto entre el director español Jaume Collet-Serra y el actor Liam Neeson después de Sin identidad (2011), Non-Stop (Sin escalas) (2014) y Una noche para sobrevivir (2015). La trama se centra en un hombre de negocios que, en el trayecto de tren que habitualmente hace para volver a casa, deberá enfrentarse a una conspiración criminal que no solo amenaza su vida, sino la de su familia. El reparto de esta coproducción entre Estados Unidos y Reino Unido se completa con Vera Farmiga (Expediente Warren: El caso Enfield), Patrick Wilson (El fundador), Jonathan Banks (Mudbound), Sam Neill (Backtrack), Elizabeth McGovern (serie Downton Abbey) y Clara Lago (Al final del túnel).

Francia, Bélgica y Canadá colaboran en la comedia C’est la vie!, nueva película de Eric Toledano y Olivier Nakache, autores del éxito Intocable (2011). El argumento de este film, que también escriben los directores, arranca cuando un organizador de bodas debe afrontar un banquete de lujo en un château francés del siglo XVIII. Y aunque lo tiene todo preparado y medido al milímetro, cada fase de la celebración puede convertirse en el caos ante un equipo de trabajadores que no termina de encajar. Suzanne Clément (The other half), Gilles Lellouche (Conexión Marsella), Jean-Paul Rouve (Los recuerdos), Judith Chemla (Una dulce mentira), Jean-Pierre Bacri (Un cuento francés) y Kévin Azaïs (Un amor de verano) encabezan el reparto.

Varios países participan también en Sin amor, drama dirigido por Andrey Zvyagintsev (Leviatán) que cuenta con capital ruso, francés, alemán y belga, y cuya historia se centra en una pareja que está en pleno proceso de divorcio, algo que afecta de lleno a su hijo. Cada uno ha rehecho su vida con una nueva pareja, pero la separación les lleva a discutir constantemente. Es después de una de estas discusiones cuando su hijo desaparece, por lo que tendrán que unir esfuerzos y dejar a un lado sus diferencias para poder encontrarle. El reparto está encabezado por Aleksey Rozin (Elena), Matvey Novikov, Maryana Spivak (serie Syn ottsa narodov) y Vladimir Vdovichenkov (Taras Bulba).

Aventuras para toda la familia es lo que ofrece Trío. La búsqueda del Santuario Sagrado, producción noruega que arranca cuando un grupo de amigos encuentran una pista sobre un mítico santuario que nunca ha podido ser encontrado. El problema es que para localizarlo deberán evitar a un grupo de cazarrecompensas que va detrás de ellos, y que pondrá en peligro su amistad y sus vidas. Eva Dahr (Mars & Venus) dirige esta cinta protagonizada por Naomi Hasselberg Thorsrud, Bjørnar Lysfoss Hagesveen (Amigas para siempre), Henrik Hines Grape, Franziska Tørnquist y Reidar Sørensen (Rett Vest).

En lo que a animación se refiere, esta semana llega Petzi y la mar salada, adaptación de la tira cómica danesa de 1951 que cuenta las aventuras del osito Petzi, el pingüino Pingo y el pelícano Riki, que juntos encuentran un viejo barco que reparan y con el que deciden echarse al mar para encontrar lugares desconocidos. Michael Bohnenstingl, Johannes Weiland y Paul Cichon son sus directores.

También pertenece a la animación La rebelión de los cuentos, adaptación del libro de Roald Dahl que recupera personajes e historias clásicas para incorporar un giro y darles un punto de vista diferente, como puede ser el hecho de que Caperucita Roja y Blancanieves sean amigas y se enfrenten juntas a depredadores y reinas malvadas. Dirigida a tres bandas por Jan Lachauer, Jakob Schuh y Bin-Han To, la cinta cuenta con voces como las de Bertie Carvel (Los miserables), Rol Brydon (The trip to Spain), Gemma Chan (Grandes familias), Tamsin Greig (serie Episodes), Rose Leslie (El último cazador de brujas) y Dominic West (serie The affair).

Finalmente, este viernes también regresa a la gran pantalla, con motivo de su 40 aniversario, la versión animada de El señor de los anillos realizada en 1978 por Ralph Bakshi (Una rubia entre dos mundos). La cinta trata de condensar en poco más de dos horas el extenso viaje del hobbit Frodo para llevar el anillo de Sauron hasta la tierra de Mordor, donde debe ser destruido. Un viaje en el que contará con la ayuda del mago Gandalf, el humano Aragorn, el elfo Légolas y el enano Gimli, así como de sus amigos hobbits Sam, Merry y Pippin. Entre las voces originales destacan las de Christopher Guard (Golpe maestro), William Squire (39 escalones), John Hurt (El topo) y Anthony Daniels (C-3PO en la saga Star Wars).

‘El fundador’: el sueño americano… de otros


El cine cada vez parece nutrirse más de hechos reales. No sé si será por falta de creatividad o porque, efectivamente, la realidad muchas veces supera la ficción. Pero en ese maremágnum de cintas biográficas no todo tiene cabida, y aunque el morbo por conocer determinadas historias puede arrastrar al espectador a las salas, eso no quiere decir que sea necesariamente interesante. Y desde luego, el modo en que se creó el mayor imperio de hamburguesas de Estados Unidos no es, ni de lejos, la cima del atractivo cinematográfico.

De hecho, El fundador podría haber sido perfectamente un telefilm en cualquiera de las cadenas generalistas un sábado por la tarde. Su desarrollo dramático es excesivamente lineal, sin grandes conflictos ni, por supuesto, giros inesperados. Todo en esta cinta dirigida con excesivo academicismo por John Lee Hancock (Un sueño posible) desprende un cierto aroma a comida rápida, a un sistema para producir películas en cadena que apenas deja margen para la creatividad… vamos, lo que viene a ser el sistema que crearon los hermanos McDonald y que Ray Kroc les robó sin que ellos casi se dieran cuenta. Y ese es el problema, que es una producción tan prefabricada que pierde fuerza casi desde sus primeros compases.

Entonces, ¿qué le diferencia de una producción directa para televisión o vídeo? Evidentemente, el reparto. Michael Keaton (Jack Frost) vuelve a demostrar el gran talento que tiene dando vida a un personaje que presenta diferentes rostros a lo largo del metraje. Es gracias a él que el protagonista adquiere verdadera entidad dramática durante la trama, cargando sobre sus hombros muchos de los momentos para dotarlos de una complejidad que, de otro modo, no tendrían. En cierto modo, Keaton se come la película, nunca mejor dicho. Pero junto a él el resto de actores, incluso aquellos que disfrutan de pocos minutos, con especial mención a los hermanos McDonald.

Pero a pesar de su magnífica labor, Keaton no es capaz de lograr que El fundador se desprenda de ese carácter de cinta de andar por casa, de producción en cadena de historias con poco peso dramático que tratan de inflarse para lograr algo que no son. Sí, resulta interesante ver cómo se robó la idea que dio lugar al imperio. Y desde luego es digno de mención el cambio (o mejor dicho, cómo se quita la careta) que se va produciendo poco a poco en el protagonista. Pero la narrativa en sí misma es lineal, con personajes demasiado conocidos y sin grandes giros dramáticos. Y eso, al final, termina por resultar un poco tedioso.

Nota: 6/10

‘El fundador’ se lanza a buscar ‘Gold’ en la isla calavera de King Kong


Poco a poco van llegando las películas llamadas a llenar las salas. O al menos a intentarlo. Si hace siete días era la hora de los superhéroes, este viernes, 10 de marzo, es el turno de los animales gigantescos. Pero las nuevas versiones de historias conocidas no es lo único que se estrena. Hechos reales y mucho cine internacional es lo que aterriza hoy en las salas de cine de toda España.

Aunque lo primero es lo primero. Kong: la isla calavera es la nueva versión de la historia del famoso gorila gigantesco que, como es habitual, comienza cuando un grupo de exploradores y militares dan con una isla en el Pacífico siguiendo las leyendas de que en ella habitan criaturas prehistóricas y monstruosas. Al llegar allí, en efecto, se topan con estos seres, pero también con el enorme gorila rey de esa isla. Su única oportunidad de salvarse es el amor que el animal parece sentir por una de las mujeres de la expedición. Aventura, acción y muchos efectos para esta cinta dirigida por Jordan Vogt-Roberts (The kings of summer) y que cuenta en su reparto con Tom Hiddleston (La cumbre escarlata), Brie Larson (La habitación), Samuel L. Jackson (La leyenda de Tarzán), John Goodman (Calle Cloverfield 10), John C. Reilly (Langosta), Toby Kebbell (Un monstruo viene a verme) y Thomas Mann (Project X).

Muy diferente es el drama biográfico El fundador, cinta dirigida por John Lee Hancock (Al encuentro de Mr. Banks) que narra la historia de Ray Kroc, un vendedor de Illinois que en los años 50 conoció a los hermanos McDonald, propietarios de una hamburguesería con un sistema único de cocina. Solo él fue capaz de ver el potencial del negocio, y poco a poco fue posicionándose hasta arrebartarles la idea y convertirla en el imperio McDonald’s. Michael Keaton (Spotlight), Laura Dern (Alma salvaje), Patrick Wilson (Expediente Warren: El caso Enfield), Linda Cardellini (Padres por desigual), Nick Offerman (Knight of cups) y John Carroll Lynch (Jackie) encabezan el reparto.

Y aunque no se basa en una historia real, Gold sí utiliza las historias de muchos personajes auténticos para narrar la aventura de un explorador cuya suerte, en horas bajas, cambia cuando descubre una mina de oro. Sin embargo, lo más difícil será mantener su nueva fortuna alejada de las garras de todos aquellos que quieren su parte del pastel. Con dosis de drama y thriller, el film está dirigido por Stephen Gaghan (Syriana) y protagonizado por Matthew McConaughey (Los hombres libres de Jones), Edgar Ramírez (Joy), Bryce Dallas Howard (Jurassic World), Corey Stoll (Ant-Man), Toby Kebbell, que hace doblete en los estrenos, Rachael Taylor (serie Jessica Jones) y Bill Camp (Jason Bourne).

El estreno español de la semana es Zona hostil, ópera prima de Adolfo Martínez Pérez que utiliza un hecho real ocurrido en 2012 para narrar cómo a un convoy norteamericano escoltado por la Legión española le estalla una mina al norte de Afganistán. El grupo queda a cargo de un inexperto teniente, que debe esperar a la dotación de rescate. Pero cuando esta llega en helicóptero, el suelo cede bajo el aparato, dejándolo inutilizado y aislando a rescatadores y rescatados. La única salida parece ofrecerla un descabellado plan, pero para poder ejecutarlo los soldados deberán sobrevivir al ataque nocturno del enemigo. Este drama bélico cuenta en su reparto con Ariadna Gil (Vivir es fácil con los ojos cerrados), Raúl Mérida (serie Isabel), Roberto Álamo (Que Dios nos perdone), Antonio Garrido (La playa de los ahogados), Jacobo Dicenta (Camarón), Ismael Martínez (Faraday) e Ingrid García Jonsson (Toro).

También bélica, y también basada en un hecho real, es Land of mine: Bajo la arena, film producido en 2015 entre Dinamarca y Alemania que narra como, tras la II Guerra Mundial, un grupo de soldados alemanes es capturado por el ejército danés y llevado a una idílica playa en la que pueden ser libres siempre y cuando eliminen antes las cerca de 45.000 minas allí enterradas. Durante esos delicados trabajos un sargento danés empezará a apreciar a los hombres detrás del horror que causaron los nazis. Escrito y dirigido por Martin Zandvliet (Dirch), este testimonio anti bélico está protagonizado por Roland Møller (Secuestro), Mikkel Boe Følsgaard (Rosita), Laura Bro (Un asunto real), Louis Hofmann (Tom Sawyer), Joel Basman (Dawn) y Oskar Bökelmann (Die Vermissten).

Con algo de retraso también llega La comunidad de los corazones rotos, comedia dramática francesa de 2015 que tiene como escenario un edificio de los suburbios y un ascensor averiado. A través del encuentro de seis personajes esta cinta dirigida por Samuel Benchetrit (Chez Gino) aborda la ternura, el respeto y la compasión del ser humano. Isabelle Huppert (Luces de París), Valeria Bruni Tedeschi (El capital humano), Michael Pitt (Siete psicópatas), Gustave Kervern (En un patio de París) y Jules Benchetrit (Reencontrar el amor) encabezan el reparto.

Francia, Bélgica y Suiza colaboran en 9 meses (Keeper), drama romántico realizado en 2015 por Guillaume Senez en lo que supone su debut en el largometraje. La trama gira en torno a dos jóvenes quinceañeros enamorados que descubren juntos la sexualidad. Todo cambia cuando ella descubre que está embarazada, algo que él no asume bien al principio. Sin embargo, poco a poco la idea de ser padre le irá conquistando. El reparto está encabezado por Kacey Mottet Klein (Sister), Corentin Lobet (Una dama en París), Sam Louwyck (El país de las maravillas), Laetitia Dosch (Un amor de verano) y Galatéa Bellugi (Les yeux clairs).

Francia también colabora, junto a Brasil en este caso, en Doña Clara (Aquarius), film escrito y dirigido por Kleber Mendonça Filho (O Som ao Redor) que, en clave dramática, narra la lucha de una ex crítica musical contra un promotor inmobiliario que ha comprado todos los pisos del edificio en el que ella vive, situado frente al paseo marítimo. Una lucha que llevará a la mujer a reflexionar sobre su vida, su pasado y sus seres queridos. Entre los actores principales destacan Sonia Braga (Lope), Maeve Jinkings (Falsa Loura) e Irandhir Santos (Tatuagem).

Lejos de los estrenos europeos, también llega a la cartelera Yo no soy Madame Bovary, comedia china que arranca cuando una mujer organiza un falso divorcio para poder acceder a un segundo apartamento. Sin embargo, su marido vuelve a casarse de forma inesperada, lo que obliga a la mujer a recurrir al juzgado. Tras ser acusada por su marido, ella se embarca en un viaje de diez años para restaurar su reputación. Dirigida por Feng Xiaogang (El funeral del jefe), la película cuenta con Fan Bingbing (X-Men: Días del futuro pasado), Fan Wei (Ciudad de vida y muerte), Li Zonghan (Hushed road), Guo Tao (Regreso a casa) y Chengpeng Dong (One night surprise) entre sus principales actores.

En lo que a documental se refiere, la única propuesta de la semana es Uncle Howard, cinta dirigida por Aaron Brookner (The silver goat) que recupera la vida y obra del director Howard Brookner a través de un viaje realizado por su sobrino, que le lleva a encontrar las latas de sus films en un refugio subterráneo.

‘Expediente Warren: El caso de Enfield’: el terror más documentado


'Expediente Warren: El caso Enfield', más terror en el caso más documentado.La segunda parte de estos casos paranormales basados en las aventuras del matrimonio Warren deja claras dos cosas. Uno, que se puede hacer un cine de terror alejado de sustos fáciles, de efectos de sonidos y con una historia profunda y sólida. Y dos, que James Wan (Saw) es posiblemente el mejor director de terror de esta generación. Y no lo es porque conozca las claves del género, que también, sino por un lenguaje visual tan fresco y diferente que resulta fascinante.

Así, esta nueva aventura deja en evidencia que lo fundamental en cualquier película, sea del género que sea, es contar con una coherencia narrativa y unos personajes que, aunque sea por poco, no sean unidimensionales. La trama, ambientada en Reino Unido, enfatiza en todo momento los conflictos personales y matrimoniales de la pareja a la que dan vida Patrick Wilson (Zipper) y Vera Farmiga (La huérfana), siendo determinantes en la forma de afrontar el caso de ambos investigadores y en las diferencias de las que hacen gala, sutiles pero justificadas. Son ellos, junto a las situaciones que vive la familia protagonistas, los que aportan más dramatismo a una trama, por otro lado, notablemente previsible, con elementos ya vistos en otras cintas de similares características y con un final tan agradable como verídico.

Precisamente ese halo de realismo que imprime el hecho de que sea el caso paranormal más documentado de la historia es lo que genera un escalofrío aún mayor. Más allá de levitaciones y de fantasmas, más allá de demonios y monstruos, la estructura narrativa del conjunto adquiere una coherencia inusitada que se ve acrecentada por la magnífica labor de Wan, quien vuelve a recurrir a la profundidad de campo y a los naturales movimientos de cámara para dejar claro que el miedo está en los espacios mundanos, en los detalles cotidianos. La forma de narrar el primer encuentro entre el matrimonio Warren y el poltergeist es simplemente brillante, y algunos hallazgos visuales de la trama, detalles sin demasiada relevancia a priori, no hacen sino consolidar la idea de que estamos ante un producto notable.

Producto que, para muchos, es sensiblemente mejor que su primera entrega. Expediente Warren: El caso de Enfield es todo lo que se le puede y debe pedir a una secuela: más de todo, pero sobre todo más historia, más trama. Y es por ello que la cinta eleva el terror a un estado casi subconsciente en el que el espectador se sumerge en la historia para hacerse partícipe de la investigación, y no tanto del drama familiar. Aunque parezca banal, este detalle en el punto de vista es crucial para entender que la cinta genera un terror que cala hasta los huesos, pero en ningún momento pone al espectador en el centro de las posesiones, sino que le sitúa en el limbo de creer o no creer lo que ven sus ojos. De él depende que esa noche no duerma.

Nota:7,5/10

El regreso de las Tortugas Ninja y de los Warren lidera los estrenos


Estrenos 17junio2016Después de un fin de semana sin grandes estrenos que hayan llamado la atención en taquilla, y como viene siendo habitual, nos toca hablar de novedades que, casi con toda probabilidad, dejarán huella en la cartelera española. Y aunque el número de novedades es bastante similar al de los últimos meses, los nombres que los respaldan son, en esta ocasión, más atractivos que los de, por ejemplo, la semana pasada. Pero si algo caracteriza a lo que llega este viernes, 17 de junio, es que los principales estrenos son secuelas de cintas con más o menos éxito.

La primera de estas secuelas es Ninja Turtles: Fuera de las sombras, que tratará de repetir, al menos, el éxito de la cinta de 2014 acerca de estos icónicos personajes y sus aventuras en Nueva York. En esta ocasión, y como ya ocurrió con la segunda parte de la trilogía original, las cuatro tortugas tendrán que salir de las sombras para enfrentarse a Shredder y las criaturas que ha logrado desarrollar a partir de dos humanos: un jabalí y un rinoceronte. A esta amenaza, sin embargo, se suma otra procedente del espacio exterior. Acción, aventura y dosis de humor vuelven a ser las claves de esta cinta que promete más en todos los sentidos, y que dirige Dave Green (Tierra a Eco). En cuanto al reparto, está encabezado por Megan Fox (El dictador), Will Arnett (En la boda de mi hermana), Laura Linney (Mr. Holmes), Stephen Amell (serie Arrow), Tyler Perry (Perdida), Alan Ritchson (Lazer team), Jeremy Howard (Una vida de mentira), Noel Fisher (Invasión a la Tierra), Pete Ploszek (serie Teen Wolf), Brian Tee (Jurassic World) y Tony Shalhoub (Dolor y dinero).

También continúa una historia, aunque esta vez de terror, Expediente Warren: El caso Enfield, segunda parte de la cinta de 2013 que vuelve a dirigir James Wan (Insidious) y que recoge otro caso presuntamente real de la pareja de investigadores paranormales formada por el matrimonio Ed y Lorraine Warren, centrado en esta ocasión en un poltergeist que parece acosar a una madre que cría a sus cuatro hijos en una apartada casa. El reparto vuelve a estar encabezado por Patrick Wilson (Hogar no tan dulce hogar) y Vera Farmiga (El juez), a los que se suman Frances O’Connor (Piedad), Madison Wolfe (Joy), María Doyle Kennedy (Albert Nobbs) y Franka Potente (Valerie), entre otros.

Entre los estrenos europeos destaca La leyenda de Barney Thomson, ópera prima como director del actor Robert Carlyle (serie Érase una vez) que cuenta con capital británico y canadiense. La trama, en clave de comedia, arranca cuando un torpe y tímido barbero de Glasgow se enfrenta al despido por su incompetencia con las tijeras. Soltero empedernido y dominado por su madre, el hombre se verá envuelto en una investigación policial cuando un homicidio involuntario le convierta en el centro de una serie de crímenes obra de un psicópata. Las mentiras irán tejiendo una tela de araña de la que tendrá que lograr salir siendo inocente. Protagonizada por el propio Carlyle, la cinta cuenta entre sus intérpretes con Emma Thompson (Un golpe brillante), Ray Winstone (Caza al asesino), James Cosmo (Citadel) y Ashley Jensen (Langosta).

Aunque desde luego el más europeo tal vez sea El valle oscuro, adaptación de la novela de Thomas Willmann que cuenta con capital austríaco, alemán e italiano y cuya historia gira en torno a un misterioso hombre que llega a un pueblo de los Alpes suizos a mediados del siglo XIX. Aunque asegura proceder de la América del Lejano Oeste, su violento pasado y su sed de venganza llevan al pueblo una tormenta de sangre y violencia que se verá acrecentada por el modo en que el clan familiar que controla esa pequeña comunidad trata a sus ciudadanos. Este relato de misterio de 2014 que combina acción y western está dirigido por Andreas Prochaska (Morirás en tres días) y protagonizado por Sam Riley (En la carretera), Tobias Moretti (Yoko), Clemens Schick (The girl from Nagasaki) y Paula Beer (Ludwig II).

La cinta española de la semana es Amor tóxico, drama romántico con dosis de terror cuyo protagonista, un veinteañeros que trata de comprender a las mujeres, acude a una cita con una chica que ha conocido por internet. Pero lo que comienza como una posibilidad de encontrar el amor verdadero se convierte en una pesadilla en la que la joven, un demonio con cara de ángel, le hará pasar un infierno enloquecido del que solo puede el amor más puro. Dirigida por Norberto Ramos del Val (Faraday), la película está protagonizada por Mariu Bárcena, Ann Perelló, Eduardo Ferrés (La final) y Pepón Fuentes (Todos sus secretos).

España también colabora con el film argentino Capitán Kóblic, thriller dramático ambientado en 1977, bajo la Dictadura argentina. Su argumento arranca cuando un comandante de la Armada es elegido para pilotar un “vuelo de la muerte”. Consciente del destino de los prisioneros que transporta, y del suyo propio, decidirá desobedecer las órdenes y refugiarse en un pequeño pueblo de la Pampa, lo que cambiará por completo su vida, que estará bajo la amenaza de la represión. Sebastián Borensztein (Un cuento chino) es el encargado de poner en imágenes esta historia protagonizada por Ricardo Darín (Truman), Oscar Martínez (Paulina) e Inma Cuesta (La novia).

El cine francés tiene su máximo representante en Grandes familias, comedia de 2015 dirigida por Jean-Paul Rappeneau (Cyrano de Bergerac) que arranca cuando un financiero francés que vive en Shanghai con su compañera sentimental realiza un viaje a Francia. Allí, y en una visita exprés a su madre y su hermano, descubre que el hogar donde se crió en un pequeño pueblo se va a vender. Dispuesto a impedirlo, investigará los motivos de esa venta y a quién se va a realizar, lo que cambiará para siempre su vida. Mathieu Amalric (Tres recuerdos de mi juventud), Marine Vacth (Joven y bonita), Gilles Lellouche (Conexión Marsella), Nicole Garcia (Plein sud) y Karin Viard (La familia Bélier) encabezan el reparto.

También francés es el drama Mi hija, mi hermana, ambientado en el mundo del western y que se centra en una convención de amantes del estilo de vida del Lejano Oeste donde una familia que aspira a pasar un día inolvidable. Sin embargo, la desaparición de la hija en plena reunión no solo generará una crisis familiar, sino que romperá por completo la relación entre la mujer y el marido, quien emprenderá una búsqueda sin tregua hasta remotos lugares para encontrar a su hija, acompañado en todo momento de su hijo, quien sacrificará su juventud por localizar a su hermana. Ópera prima de Thomas Bidegain, la película está protagonizada por François Damiens (El nuevo nuevo Testamento), Ellora Torchia (serie Indian Summers), Agathe Dronne (Los nombres del amor) y Finnegan Oldfield (Geronimo).

Seguimos en el país galo. Entre amigos es el título de la nueva comedia dirigida por Olivier Baroux (Quiero ser italiano), cuya trama se centra en tres amigos que deciden alquilar un yate y realizar un viaje a Córcega acompañados de sus novias. Pero a pesar de la relación que les une desde hace años el tiempo en alta mar sacará a relucir los problemas de cada pareja, lo que a su vez pondrá en peligro la amistad de los protagonistas. El reparto está encabezado por Daniel Auteuil (Antes del frío invierno), Gérard Jugnot (Los chicos del coro), François Berléand (La felicidad nunca viene sola), Zabou Breitman (Incompatibles) y Melanie Doutey (Los infieles).

Suecia y Alemania son los países que apoyan el drama Mi “perfecta” hermana, primer largometraje escrito y dirigido por Sanna Lenken que gira en torno a una chica que entra en la adolescencia teniendo como modelo a su hermana mayor, a la que idolatra. Sin embargo, poco a poco descubrirá que tiene un trastorno alimentario, lo que irá rompiendo la familia. Entre los intérpretes encontramos a Annika Hallin (Flimmer), Rebecka Josephson, Henrik Norlén (La reunión) y Amy Diamond.

Y al igual que ha ocurrido en las anteriores semanas, llega a la cartelera la trilogía Las mil y una noches, esta vez su volumen 3: el embelesado. De nuevo dirigida por Miguel Gomes (A cara que mereces), este drama producido entre Portugal, Francia, Alemania y Suiza vuelve a desgranar la actualidad política y social de Portugal por boca de Sherezade, que narrará diversos cuentos como el de un gallo parlante que se presenta a unas elecciones municipales, un mago con la pócima mágica para acabar con la austeridad, el entrañable empeño de unos criadores de canarios… El reparto cuenta con Crista Alfaiate (4 copas), Carloto Cotta (Bairro), Américo Silva (Misterios de Lisboa) y Amar Bounachada.

Diccineario

Cine y palabras

A %d blogueros les gusta esto: