‘Star Wars: El ascenso de Skywalker’: un final dominado por el miedo


Algo ha cambiado en la saga ‘Star Wars’. En 42 años es normal que la forma de hacer cine, los efectos especiales y las historias evolucionen. Pero no se trata de eso. No sé si será, como muchos defienden, por la influencia de Disney y sus parámetros morales y éticos. En cualquier caso, esta tercera y última entrega de la, a su vez, última trilogía del arco argumental de Skywalker, tiene todo lo bueno y todo lo malo de una historia que ya forma parte de la cultura popular.

Y puede que esto sea lo más perjudicial para Star Wars: Episodio IX – El ascenso de Skywalker. La cinta bebe constantemente de las referencias y el universo cinematográfico que ha dejado durante estas décadas George Lucas. Prácticamente cada plano, cada secuencia, cada diálogo, hace referencia a diferentes momentos de la saga, por no hablar de la presencia de personajes inolvidables. En cierto modo, la cinta dirigida por J.J. Abrams (Super 8), con su habitual habilidad narrativa pero sin la emoción que sí tuvo en el Episodio VII, es un viaje a la nostalgia, un recorrido por todo aquello que hace de Star Wars algo único. El viaje de la protagonista en busca de sus orígenes al tiempo que aprende los secretos de los jedi posiblemente sea lo mejor de la cinta, amén de unas batallas tan espectaculares como bellamente ejecutadas.

El problema de la película llega en su tercio final, y es ahí donde más se nota la mano Disney. Si el desarrollo de la historia, con ciertos altibajos, en líneas generales contiene los suficientes elementos para resultar atractivo (la lucha de la protagonista contra su lado oscuro, los orígenes secretos, el enfrentamiento con su antagonista en los restos de la Estrella de la Muerte, …), la resolución del arco dramático es sencillamente nefasta. Dejando a un lado la justificación que trae de vuelta al Emperador Palpatine, el tercer acto del film tiene más puntos de giro que el la resolución de Romeo y Julieta, con el problema añadido de introducir en este mundo de fantasía un exceso de milagros y poderes. Tanto giro argumental, tanto final en falso, provoca una sensación de conclusión forzada, obligando a los personajes a unas decisiones y actuaciones que simplemente no son creíbles. Eso por no hablar de los cambios en algunos personajes secundarios de toda la saga y de un beso final que… pues eso, mejor no hablar de ello.

Y es una pena, porque la película, en líneas generales, contiene los suficientes elementos como para haber sido, al menos, una notable entrega de la saga. Pero al igual que a los personajes, a sus responsables parece dominarles el miedo. La mano de Abrams se nota en prácticamente cada aspecto. Sus constantes referencias a momentos del pasado, cierto toque de humor, un lenguaje audiovisual dinámico que hace avanzar la acción sin descanso. Todo ello se aprecia y se disfruta. Pero la película no sabe como terminar, y lo que es peor, lo hace con unas concesiones que poco o nada tienen que ver con la tradicional saga galáctica, haciendo un flaco favor a lo que se había construido hasta ahora. De haber sido más directa y más sincera, de haber tenido menos miedo, posiblemente estaríamos ante una película a la altura de las anteriores.

Sin embargo, lo que nos encontramos es una amalgama de décadas de cine. En Star Wars: Episodio IX – El ascenso de Skywalker hay oscuridad, hay lucha de la heroína contra su dolor y su ira, hay grandes batallas espaciales, hay aventura, incluso se demuestra que del lado oscuro de la fuerza también se puede salir. Todos ellos, además de detalles como el control mental o las voces de personajes pasados, están muy presentes en la cinta de Abrams. Pero a medida que se acerca a su final se pierde en su propio homenaje, incapaz de encontrar una salida digna que, con todo, se maquilla con ese final que explica definitivamente el título de la película. Se puede decir que pierde parte de la esencia de este universo cinematográfico y parte de la magia con la que han crecido generaciones. Puede mejorarse, desde luego, pero eso no quiere decir que no se pueda disfrutar.

Nota: 6,5/10

‘Star Wars’ finaliza trilogía enfrentándose al ‘Escuadrón de la muerte’


Y llegó el día. Este jueves 19 de diciembre llega a los cines españoles la última entrega de la última trilogía (hasta que llegue la siguiente, claro) de la saga cinematográfica más famosa del planeta, de la galaxia… y de todas las galaxias. No lo hace sola, aunque sin duda ninguno de los otros estrenos pretende competir con el que es el estreno más esperado del año, al menos para los fans más acérrimos de la saga.

En efecto, Star Wars: Episodio IX – El ascenso de Skywalker cierra toda una etapa en el universo galáctico creado por George Lucas. Esta novena entrega los protagonistas deberán liderar a los supervivientes de la Resistencia contra la Primera Orden al tiempo que la joven jedi se enfrenta a una nueva amenaza mientras desarrolla sus poderes. J.J. Abrams vuelve a ponerse tras las cámaras después de dirigir Star Wars: Episodio VII – El despertar de la fuerza, contando en el reparto con nuevos y veteranos protagonistas de la saga como Daisy Ridley (Asesinato en el Orient Express), Adam Driver (Infiltrado en el KKKlan), John Boyega (Pacific Rim: Insurrección), Oscar Isaac (Como la vida misma), Lupita Nyong’o (Black Panther), Domhnall Gleeson (Peter Rabbit), Kelly Marie Tran (serie Sorry for your lost), Billie Lourd (Súper empollonas), Mark Hamill (Con Man), Ian McDiarmid (Z, la ciudad perdida), Keri Russell (serie The Americans) y Billy Dee Williams (The man in 3B), además de utilizar material grabado por Carrie Fisher antes de su fallecimiento en 2016.

Estados Unidos también produce, junto a España en este caso, el thriller dramático Escuadrón de la muerte, cuya historia se basa en el documental homónimo de 2014. El protagonista es un soldado del ejército estadounidense que es testigo de crímenes de guerra a manos de su escuadrón en Afganistán. El joven decidirá exponer los asesinatos y los actos corruptos con la ayuda de su padre, pero esa decisión le pondrá en una situación en la que empezará a temer por su vida. Dan Krauss, director del documental en el que se basa, escribe y dirige el que es su primer largometraje de ficción, contando entre los principales actores con Alexander Skarsgård (La leyenda de Tarzán), Nat Wolff (De vuelta a casa), Adam Long (Dunkerque), Jonathan Whitesell (Malos tiempos en El Royale), Brian Marc (White girl) y Osy Ikhile (La casa de Jack).

Entre los estrenos puramente europeos destaca Dios mío, ¿pero qué te hemos hecho… ahora?, secuela de la comedia francesa estrenada en 2014. La trama vuelve a tener como protagonista al matrimonio cuyas hijas se han casado con un musulmán, un judío, un chino y un africano. En esta ocasión se enfrentan a una nueva crisis cuando sus cuatro yernos están decididos a abandonar Francia con sus esposas e hijos para probar fortuna en el extranjero, por lo que harán todo lo posible para retenerlos. Dirigida, al igual que el original, por Philippe de Chauveron (Con los brazos abiertos), la película está protagonizada por Christian Clavier (Un verano en Ibiza), Chantal Lauby (La wedding planner), Ary Abittan (Je vais mieux), Medi Sadoun (Baby phone), Frédéric Chau (Dealer), Noom Diawara (Le baltringue), Frédérique Bel (Sales gosses) y Julia Piaton (Los gustos y los colores).

La única producción española en solitario es Sin techo, drama que narra la vida de un hombre que malvive en la calle vendiendo dibujos a turistas. Un día decide abandonar su rutina de alcohol y violencia en ls calles de Barcelona y emprender un viaje sobrehumanos hacia un destino que solo él parece conocer. Escrita y dirigida a cuatro manos por Xesc Cabot y Pep Garrido, con la que ambos debutan en el largometraje de ficción, la película tiene como protagonistas a Enric Molina, José María Blanco (Sígueme), Laia Manzanares (El reino), Christian Márquez y Teresa Vallicrosa (Jóvenes).

Terminamos con la producción rusa Una gran mujer, drama bélico dirigido por Kantemir Balagov (Demasiado cerca), quien también participa en el guión de esta historia ambientada en Leningrado en 1945. Las protagonistas son dos mujeres que lucharán por reconstruir sus vidas en una ciudad en ruinas tras la II Guerra Mundial. Viktoria Miroshnichenko, Vasilisa Perelygina, Konstantin Balakirev (Territoriya) y Andrey Bykov encabezan el reparto.

Zemeckis da la bienvenida a Marwen a Willem ‘Van Gogh’ Dafoe


Con la resaca de la gala de los Oscar todavía generando ciertos debates y comentarios comienza un mes de marzo cinematográfico que todo apunta será de dominio marvelita. Pero antes de que llegue la nueva cinta de superhéroes, este viernes día 1 son varios los estrenos que llegan a la cartelera española, incluyendo propuestas de terror y uno de los títulos que han competido en los últimos Oscar.

Sin duda uno de los estrenos más interesantes es Bienvenidos a Marwen, nueva película de Robert Zemeckis (El desafío) que gira en torno al poder de la imaginación y su impacto en nuestra salud. La trama se centra en el caso real de un hombre que sufrió daños cerebrales que le dejaron en coma nueve días. Tras esto buscó su recuperación en un mundo de fantasía que creó con muñecas creadas en su imaginación. Comedia y drama se dan cita en este film hollywoodiense protagonizado por Steve Carell (El vicio del poder), Leslie Mann (Vacaciones), Merritt Wever (Diré tu nombre), Eiza González (Baby driver), Gwendoline Christie (serie Juego de tronos), Janelle Monáe (Figuras ocultas) y Leslie Zemeckis (Dark Nova), entre otros.

Estados Unidos, Francia, Reino Unido, Irlanda y Suiza colaboran en Van Gogh, a las puertas de la eternidad, drama biográfico en torno a la época más tormentosa en la vida del famoso artista post-impresionista. La trama transcurre en 1886, cuando Van Gogh se refugia en un pequeño pueblo de Francia huyendo del bullicio de París. Allí algunos le temen y otros le adoran, pero sus cambios de humor constantes comienzan a alejar a todo el mundo de su lado, incluso su mejor amigo Paul Gagugain y su hermano Theo. Será en ese tiempo cuando pinte las obras maestras que le definen como artista. Julian Schnabel (La escafandra y la mariposa) se pone tras las cámaras de esta historia, mientras que Willem Dafoe (Asesinato en el Orient Express), Rupert Friend (serie Homeland), Oscar Isaac (Star Wars: Episodio VIII – Los últimos Jedi), Mads Mikkelsen (Doctor Strange), Mathieu Amalric (Barbara) y Emmanuelle Seigner (Basada en hechos reales) encabezan el reparto.

Puramente estadounidense es Larga vida y prosperidad, comedia dramática de 2017 que adapta la obra teatral de Michael Golamco, quien se encarga de escribir un guión que arranca cuando una joven autista decide escapar de su centro asistencial al cumplir la mayoría de edad. Inspirada por una amiga, la joven, que ve a las personas como códigos indescifrables, decide viajar a Hollywood para presentar en un concurso su guión sobre Star Trek, en un trayecto que brindará una perspectiva única sobre la vida. Dirigida por Ben Lewin (Las sesiones), la cinta está protagonizada por Dakota Fanning (Pastoral americana), Toni Collette (Imperium), Alice Eve (Criminal), River Alexander (El coro), Jessica Rothe (Feliz día de tu muerte) y Farrah Mackenzie (Mientras no estás).

Pasamos ahora a los estrenos europeos, y entre ellos destaca Feedback, thriller de terror de capital español y reparto internacional que gira en torno a un locutor de radio londinense famoso por unos programas inteligentes que durante las madrugadas analizan y desvelan secretos de los temas más candentes de la actualidad. Una noche, cuando está a punto de desvelar un escándalo en el mundo del fútbol, dos encapuchados toman la emisora a punta de pistola y le obligan a seguir el guión preparado por los asaltantes que arrojará luz sobre un macabro secreto, convirtiendo la noche en una pesadilla. Pedro C. Alonso debuta en el largometraje con esta historia protagonizada por, entre otros, Eddie Marsan (serie Ray Donovan), Paul Anderson (Robin Hood. Forajido, héroe, leyenda), Ivana Baquero (El club de los incomprendidos), Richard Brake (Espías) y Alexis Rodney (Hasta que la boda nos separe).

También española, y también con un reparto con nombres internacionales, es 4 Latas, drama dirigido por Gerardo Olivares (El faro de las orcas) que arranca cuando dos amigos se enteran de que un tercero está enfermo. Recordando sus años de juventud, en los que recorrieron África en coches que después vendían, los dos protagonistas deciden ir a ver a su amigo a Mali, para lo que utilizarán un 4 Latas de la hija de uno de ellos. Un viaje repleto de emociones que avivarán recuerdos y les cambiará la vida para siempre. Jean Reno (Atraco en familia), Hovik Keuchkerian (Assassin’s Creed), Francesc Garrido (El desentierro), Arturo Valls (Villaviciosa de al lado), Susana Abaitua (Compulsión) y Enrique San Francisco (Sinfín) son los principales actores.

Desde Francia nos llega Profesor en Groenlandia, drama con dosis de aventura que narra el reto profesional de un profesor que decide dejar su Dinamarca natal para ir a enseñar a Groenlandia. Pronto comprende que la cerrada comunidad a la que llega no le abrirá las puertas tan fácilmente, y una serie de curiosas circunstancias le llevarán a plantearse sus convicciones centroeuropeas. Dirigido por Samuel Collardey (Como un león), el film está protagonizado por los debutantes Anders Hvidegaard, Asser Boassen, Thomasine Jonathansen, Gert Jonathansen, Julius Nielsen y Tobias Ignatiussen.

El último de los estrenos de ficción es Sobibor, drama bélico de corte histórico que cuenta con capital alemán, ruso, polaco y lituano. Dirigida por el actor Konstantin Khabenskiy (Guardianes de la noche), quien de este modo debuta en la dirección de largometrajes, la cinta relata cómo un grupo de hombres lograron la fuga de más de 300 prisioneros del campo de concentración del título. De ellos, solo 53 lograron ver el final de la II Guerra Mundial. El propio Khabenskiy encabeza un reparto en el que también encontramos a Christopher Lambert (Los inmortales), Mariya Kozhevnikova (Dukhless), Michalina Olszanska (Matilda), Philippe Reinhardt (Simplify your soul) y Maximilian Dirr (Maria Mafiosi).

Terminamos con el documental ganador del Oscar este año, que se estrena el día 3. Free Solo narra la hazaña de Alex Honnold, que logró escalar, sin ningún tipo de ayuda y por primera vez, la formación rocosa conocida como ‘El Capitán’, en el Parque Nacional Yosemite, que tiene unos 3.000 metros de altura. La cinta está dirigida por Jimmy Chin y Elizabeth Chai Vasarhelyi, que ya colaboraron juntos en el documental Meru (2015).

El cine europeo predomina en los primeros estrenos de 2019


El año 2019 comienza débil en lo que a estrenos se refiere, así que esperemos que no sea una premonición de lo que está por llegar. Pocas novedades y con poco interés para el gran público es lo que ofrece este viernes, 4 de enero. Pero como suele ocurrir en estos casos, esa carencia de grandes estrenos se compensa con historias y cintas sumamente interesantes para aquellos que busquen algo diferente. E incluso para aquellos que desean volver a ver en el cine ese film que les marcó hace años.

Comenzamos el repaso con Juliet, desnuda, adaptación de la novela de Nick Hornby que se centra en una pareja que lleva más de 15 años juntos. Ella se muestra preocupada por la pérdida de la pasión y el paso del tiempo, pero él pone toda su atención en un músico norteamericano que desapareció tras publicar un exitoso álbum. Cuando los caminos de estos tres personajes se junten sus vidas no volverán a ser iguales. Jesse Peretz (Fast Track) se pone tras las cámaras de esta comedia dramática con capital norteamericano y británico, con la música como telón de fondo y con Rose Byrne (X-Men: Apocalipsis), Ethan Hawke (Los siete magníficos), Chris O’Dowd (Molly’s game), Lily Newmark (Return of the ghost), Azhy Robertson (Una noche fuera de control) y Phil Davis (Una cita en el parque) como principales actores.

Estados Unidos y España colaboran en Como la vida misma, drama romántico escrito y dirigido por Dan Fogelman (Nunca es tarde (Danny Collins)) cuya trama arranca con una pareja cuyo amor es el motor de una historia romántica mucho más grande que abarca décadas y que va desde las calles de Nueva York hasta el campo andaluz, todo ello conectado entre sí. El reparto, a medio camino entre el país norteamericano y el nuestro, está encabezado por Oscar Isaac (Star Wars: Episodio VIII – Los últimos Jedi), Olivia Wilde (El efecto Lázaro), Olivia Cooke (Ready Player One), Annette Bening (La excepción a la regla), Samuel L. Jackson (El otro guardaespaldas), Mandy Patinkin (serie Homeland), Antonio Banderas (Actos de venganza), Laia Costa (Nieve negra) y Sergio Peris-Mencheta (Llueven vacas).

Pasamos a los estrenos europeos, y entre ellos encontramos El collar rojo, producción francesa que adapta la novela de Jean-Christophe Rufin centrado en tres personajes al término de la I Guerra Mundial en un pequeño pueblo. Por un lado, un héroe de guerra encerrado en un cuartel. Por otro, una joven que trabaja hasta la extenuación en el campo, y que sin embargo tiene una formación muy superior. Finalmente, un juez que llega para aclarar la situación, y cuya moral se ha relajado a raíz de la guerra. Y en medio de todo eso, un perro que ladra día y noche. Este thriller dramático está dirigido por Jean Becker (Unos días para recordar) y protagonizado por François Cluzet (La escuela de la vida), Nicolas Duvauchelle (La wedding planner), Sophie Verbeeck (Parenthèse), Jean-Quentin Châtelain (Aux abois) y Patrick Descamps (Cambio de reinas).

Desde Italia procede Silvio (y los otros), drama biográfico que forma parte de un díptico y que está dirigido por Paolo Sorrentino (La juventud) a partir de una historia creada por él mismo. Narra el momento más complicado de la carrera política de Silvio Berlusconi, cuando acababa de abandonar el Gobierno y las acusaciones de corrupción y de tener conexiones con la mafia le acechaban día tras día. En este contexto, un hombre que trata de dar el salto internacional con sus cuestionables negocios de provincia decide acercarse a Berlusconi para lograr sus objetivos, y la mejor forma para ello es con fiestas, excesos y extravagancias. Toni Servillo (Las confesiones), Elena Sofia Ricci (Noi siamo Francesco), Riccardo Scamarcio (La casa de verano), Kasia Smutniak (Mujer y marido), Euridice Axen (In un giorno la fine) y Fabrizio Bentivoglio (Eternamente jóvenes) encabezan el reparto.

La comedia dramática tiene su representante en La gracia de Lucía, producción italiana que gira en torno a una madre soltera que trata de lograr el equilibrio entre su trabajo como topógrafa, un romance complicado y la vida con su hija adolescente. Pero todo podría desaparecer cuando se da cuenta de que un proyecto del ayuntamiento basado en mapas inexactos podría suponer un peligro. Con miedo de perder su trabajo, decide callarse, pero la llegada de una misteriosa mujer que le sugiere que se construya una iglesia en ese lugar pondrá a prueba su fe en los milagros. Gianni Zanasi (Mejor no pensar) dirige este film entre cuyos actores destacan Alba Rohrwacher (Sangre de mi sangre), Elio Germano (Suburra), Giuseppe Battiston (La prima neve), Hadas Yaron (Félix et Meira), Carlotta Natoli (Mi chiamo Maya) y Thomas Trabacchi (Uno per tutti).

Marruecos, Francia y Bélgica producen Razzia, drama de 2017 dirigido por Nabil Ayouch (Much loved) que transcurre en las calles de Casablanca, donde cinco historias y cinco personajes diferentes afrontan sus propios retos y luchas, pero todos con un objetivo común, lo que les llevará en último término a coincidir. Los principales intérpretes son Maryam Touzani, Arieh Worthalter (Éternité), Amine Ennaji (Bajo el sol del desierto) y Abdelilah Rachid (Los caballos de Dios).

El último de los estrenos en imagen real es La quietud, thriller dramático argentino que arranca cuando dos hermanas se reúnen después de varios años desde que una de ellas se fue a París. El encuentro se produce en la estancia familiar que da nombre al film, en la que también se encuentra la madre de ambas. Un giro inesperado hace que el marido de una de las hermanas llegue a la casa junto a un escribano y amigo de la familia. Todos ellos se sumergirán en una trama repleta de secretos que obligará a las hermanas a enfrentarse a una verdad que puede cambiar todas sus vidas. Pablo Trapero (Elefante blanco) dirige esta cinta en cuyo reparto encontramos a Martina Gusman (Solo para dos), Bérénice Bejo (Éternité), Joaquín Furriel (Cien años de perdón) y Graciela Borges (Tokio).

En cuanto a la animación, una novedad y un clásico recuperado. La primera es Memorias de un hombre en pijama, adaptación de la novela gráfica de Paco Roca que tiene como protagonista a un hombre que, a sus 40 años, logra el sueño de su niñez: trabajar desde casa y en pijama. Pero justo cuando lo logra se enamora de una chica que, si quiere estar con él, tendrá que luchar para superar el hecho de que nunca quiera salir de casa. Y a su alrededor, anécdotas e historias de sus amigos solteros y emparejados que les harán ver la vida y las relaciones de un modo muy diferente. Dirigida por Carlos FerFer, quien de este modo debuta en el largometraje, esta comedia con toques de drama cuenta con las voces originales de Raúl Arévalo (Hablar), María Castro (Pancho, el perro millonario), Manuel Manquiña (Neckan) y Santi Balmes.

Respecto al clásico, regresa a la gran pantalla Mi vecino Totoro, film escrito y dirigido en 1988 por Hayao Miyazaki (El castillo ambulante) cuya historia se centra en dos niñas que se trasladan al campo a vivir con su padre mientras su madre está ingresada en un hospital de la comarca. En el bosque cercano ambas pequeñas descubren una serie de seres fantásticos que solo pueden ser vistos por los puros de corazón. Cuando una de ellas desaparece al ir a ver a su madre, la otra recurrirá al rey de estos seres para que le ayude a encontrarla. Entre las voces de la versión original encontramos las de Noriko Hidaka (Shin angyo onshi), Chika Sakamoto (One Piece Gold), Shigesato Itoi (Hei no naka no korinai menmen), Sumi Shimamoto (El castillo de Cagliostro) e Hitoshi Takagi (Akujo gundan).

Vikander es ‘Tomb Raider’… y Mara es ‘María Magdalena’


Recién terminada la temporada de estrenos nominados a los principales premios cinematográficos, comienza ahora la temporada de títulos llamados a arrasar en la taquilla española. Y lo hace con una nueva adaptación a la gran pantalla de la aventurera más famosa de los videojuegos. Aunque no llega sola; de hecho, este viernes 16 de marzo aterrizan en las salas un importante número de films para todos los gustos.

Pero como decía, comenzamos el repaso por Tomb Raider, nueva versión cinematográfica de la famosa saga de videojuegos protagonizada por Lara Croft y coproducida entre Estados Unidos y Reino Unido. En esta ocasión es Alicia Vikander (Jason Bourne) la que da vida a la protagonista, que ya fue interpretada por Angelina Jolie (Maléfica) en dos películas. La trama, mezcla de aventura y acción, narra cómo la joven, que siempre ha renegado del legado de su padre, un excéntrico y rico aventurero, decide ir en su busca después de varios años en paradero desconocido, descubriendo una conspiración que amenaza la vida en el mundo y afrontando sus propios límites para impedirlo. Dirigida por Roar Uthaug (Escape), en el reparto también destacan Dominic West (serie The affair), Walton Goggins (Los odiosos ocho), Daniel Wu (Warcraft: El origen), Alexandre Willaume (Valerian y la ciudad de los mil planetas), Kristin Scott Thomas (Suite francesa) y Derek Jacobi (Asesinato en el Orient Express).

Muy diferente es María Magdalena, coproducción entre Reino Unido y Australia que, como su propio título indica, narra la vida de este controvertido personaje bíblico, a través de cuyos ojos se aborda, a su vez, la vida de Jesús. Garth Davis (Lion) dirige este drama protagonizado por Rooney Mara (A ghost story), Joaquin Phoenix (En realidad, nunca estuviste aquí), Chiwetel Ejiofor (Doctor Strange), Tahar Rahim (Los anarquistas), Tchéky Karyo (Les brigands), Ariane Labed (Assassin’s Creed) y Denis Ménochet (Custodia compartida).

Reino Unido también está presente, en este caso junto a Estados Unidos, en Aniquilación, nueva película con estreno exclusivo en Netflix el pasado lunes día 12, cuyo argumento arranca cuando una bióloga y exsoldado se une a una expedición para saber qué le ocurrió a su marido en el Área X, un fenómeno siniestro y misterioso que se expande por la costa americana. Lo que descubrirá allí pondrá a prueba su cordura y su propia vida. Basada en la novela de Jeff VanderMeer, la cinta está dirigida por Alex Garland (Ex_Machina) y protagonizada por Natalie Portman (Jackie), Oscar Isaac (Star Wars: Episodio VIII – Los últimos Jedi), Jennifer Jason Leigh (Amityville: El despertar), Gina Rodriguez (serie Jane the virgin), Tessa Thompson (Thor: Ragnarok) y David Gyasi (Interstellar).

Puramente estadounidense es Mi nombre es Te Ata, drama biográfico de corte histórico que narra la historia de María Thompson Fisher, mujer que pertenecía a Chickasaw, hoy Oklahoma, y que no dejó de perseguir sus sueños a pesar de las desigualdades sociales y raciales para conseguir convertirse en una de las grandes artistas nativas americanas de la época. Dirigida por Nathan Frankowski (Unlimited), la película cuenta en su reparto con Q’orianka Kilcher (Sky), Graham Greene (serie Defiance), Mackenzie Astin (Daddy), Brigid Brannagh (Terapia mortal), Cindy Pickett (Confession) y Gil Birmingham (Comanchería).

El estreno español de la semana es la comedia La tribu, nueva película dirigida por Fernando Colomo (La banda Picasso) que comienza cuando una mujer, limpiadora de profesión y streetdancer de vocación, decide retomar el contacto con un hijo al que dio en adopción cuando era un bebé. Este hijo es ahora un ejecutivo que, después de firmar un ERE para cientos de personas, lo ha perdido todo, incluso la memoria. A pesar de los mundos tan distintos en los que viven, la música y el baile les unirán. Paco León (Toc Toc), Carmen Machi (El bar), Luis Bermejo (Fe de etarras), Julián López (El tiempo de los monstruos) y Bárbara Santa-Cruz (Llar) encabezan el reparto.

Francia y Bélgica colaboran en Perdido, thriller dramático que gira en torno a un hombre cuyo amor por el trabajo y su carrera profesional le han llevado a apartar a todos los que quiere, incluyendo a su hijo, al que ve en contadas ocasiones después del divorcio. Su forma de afrontar la vida cambia cuando el pequeño desaparece, aparcando vida laboral para buscar a su hijo por todos los medios. Christian Carion (El caso Farewell) dirige este film protagonizado por Guillaume Canet (La próxima vez apuntaré al corazón), Mélanie Laurent (Frente al mar), Olivier de Benoist (C’est quoi cette famille?!) y Marc Robert (La grande boucle).

Puramente francesa es Jeannette, la infancia de Juana de Arco, musical de corte histórico que, como su propio título indica, sigue la vida de esta joven que pasa de cuidar ovejas y soñar con echar a los británicos de Francia a convertirse, guiada por su fe, en Juana de Arco. Bruno Dumont (La alta sociedad) escribe y dirige esta adaptación de la obra de Charles Peguy que cuenta con un debutante reparto encabezado por Lise Leplat Prudhomme, Aline Charles, Jeanne Voisin, Lucile Gauthier y Victoria Lefebvre.

Desde Hungría nos llega el drama 1945, cinta dirigida por Ferenc Török (Overnight) cuyo argumento arranca cuando los habitantes de un pueblo se preparan para celebrar una boda en 1945. Es en ese momento cuando dos judíos ortodoxos que portan dos misteriosas cajas llegan al lugar, revolucionando a los vecinos y sembrando la duda sobre sus verdaderas intenciones. Tamás Szabó Kimmel (Made in Hungaria), Ági Szirtes (The door), Péter Rudolf (Pillangók), József Szarvas (Mancs), Bence Tasnádi (Couch surf) y Dóra Sztarenki (A martfüi rém) encabezan el reparto.

Sin duda la película más internacional es El insulto, thriller dramático que cuenta con capital procedente de Líbano, Bélgica, Chipre, Francia y Estados Unidos. La trama se centra en el enfrentamiento entre un cristiano libanés y un palestino provocado cuando el primero derrama agua por accidente sobre el segundo. Su pelea llegará hasta la justicia y se convertirá en un conflicto nacional entre las dos religiones. Ziad Doueiri (El atentado) dirige este film protagonizado por Kamel El Basha (Al-hob wa al-sariqa wa mashakel ukhra), Adel Karam (Rue Huvelin), Rita Hayek (serie Kafa: Enough) y Diamand Bou Abboud (Stable unstable).

La única cinta de animación de la semana es silent voice, adaptación del cómic de Yoshitoki Oima que dirige Naoko Yamada (Tamako rabu sutôrî) y que narra cómo un joven busca redimirse años después de acosar en el colegio a una niña sorda que, a causa del bullying, tuvo que cambiarse de escuela. Entre las voces principales destacan las de Miyu Irino (Miss Hokusai), Saori Hayami (Blame!), Aoi Yûki (Kamen rider 1 go) y Yui Ishikawa (Ataque a los Titanes).

En cuanto al género documental, dos son las propuestas. The best day of my life, escrita y dirigida por Fernando González Molina (El guardián invisible) es una coproducción entre España, Rusia y Uganda sobre la reunión de un grupo de personas para celebrar que, pese a las dificultades, viven con orgullo su homosexualidad.

Finalmente, la española 100 días de soledad aborda la relación del hombre y la naturaleza narrando cómo José Díaz se rueda a sí mismo durante los 100 días del título en una cabaña de Asturias, donde permanece totalmente aislado, sin móvil ni electricidad ni reloj. El film está dirigido a cuatro manos entre Díaz y Gerardo Olivares (El faro de las orcas).

‘Star Wars: Los últimos Jedi’: una nueva generación


Habrá quien acuse a la saga de Star Wars de repetir esquemas, de que no ha habido un giro narrativo importante desde El imperio contraataca, allá por 1980. Y es cierto, todo en estas películas huele y sabe conocido. Pocas sorpresas en lo que a guión se refiere, por tanto. Ahora bien, eso no impide que no se puedan disfrutar, sobre todo si la fórmula se sigue paso a paso y se añaden las dosis necesarias de espectáculo, humor y drama.

Y eso es lo que hace Ryan Johnson (Los hermanos Bloom) en esta octava entrega de la saga, segunda de la tercera trilogía. Visualmente poderosa (el combate final es de lo más hermoso de la saga), esta nueva aventura galáctica es un deleite para los sentidos, con una notable y apasionante batalla inicial que sienta las bases de lo que va a ser todo el desarrollo posterior. Y si bien el arco argumental es bastante simple (los rebeldes huyendo de la Primera Orden), las diferentes tramas secundarias que se dan cita, así como la historia de Rey (de nuevo con los rasgos de Daisy Ridley –Scrawl-), nutren sobradamente la sencillez de su planteamiento.

Con todo, esta sencillez en el argumento permite ahondar en algunos aspectos ya planteados en la anterior parte. Para empezar, el viaje de la protagonista y el modo en que debe elegir entre luz y oscuridad, algo que recuerda mucho al viaje que ya hizo Luke Skywalker en la cinta de 1980. Pero posiblemente lo más interesante sea la personalidad de Kylo Ren y su entrega por completo al Lado Oscuro. Con Adam Driver (serie Girls) explotando los matices del personaje, el rol toma las riendas de los villanos de la saga al menos durante la próxima película, protagonizando algunos de los momentos más interesantes de esta entrega.

Pero si por algo destaca esta Star Wars: Episodio VIII – Los últimos Jedi es por mostrar el cambio de generación de la saga galáctica. Los nuevos y jóvenes personajes dan un paso al frente para cargar sobre sus hombros el peso narrativo y el futuro de la historia. Atrás quedan Luke Skywalker, Han Solo o Leia, cuya participación, si es que se produce, quedará reducida a algo meramente testimonial. El futuro parece asegurado ante el carisma que presentan muchos secundarios y el interés que despierta el pasado y el futuro de los protagonistas. Posiblemente la historia siga sin deparar grandes sorpresas, pero a estas alturas nadie debería de esperar más que espectáculo, un desarrollo correcto y mucha diversión. Y eso esta película lo cumple con creces.

Nota: 7,5/10

Que la fuerza acompañe a ‘Los últimos Jedi’ en la cartelera


Desde hace ya algunos años hacia mediados del mes de diciembre suele llegar a las carteleras el gran estreno navideño, que ahora tiende a coincidir con el título más esperado por el gran público. Y en este 2017 no hay excepción. Tanto es así que junto a este gran título llamado a arrasar en taquilla llegan varios estrenos muy variados este viernes día 15, pero todos ellos alejados de la principal novedad en todos los aspectos para buscar un nicho de espectadores muy diferente.

Pero comencemos por Star Wars: Episodio VIII – Los últimos Jedi, segunda entrega de la tercera trilogía galáctica creada en 1977 por George Lucas, y que a estas alturas posiblemente sea el fenómeno cinematográfico, fan y comercial más influyente. La trama arranca en el momento en que terminó Star Wars: Episodio VII – El despertar de la fuerza, y sitúa a la protagonista en un viaje junto a Luke Skywalker para desentrañar los secretos de la fuerza y encontrar su lugar entre los Jedi o en el lado oscuro. Todo ello mientras los rebeldes siguen luchando contra la Primera Orden. Este octavo episodio está dirigido por Ryan Johnson (Looper) y cuenta en su reparto con los actores que ya estuvieron en la anterior película, entre ellos Daisy Ridley (Asesinato en el Orient Express), John Boyega (Detroit), Adam Driver (Silencio), Oscar Isaac (Suburbicon), Mark Hamill (serie The Flash), Carrie Fisher (Maps to the stars), Domhnall Gleeson (Madre!), Benicio Del Toro (Sicario), Laura Dean (El fundador), Gwendoline Christie (serie Juego de tronos), Andy Serkis (La guerra del planeta de los simios) y Lupita Nyong’o (12 años de esclavitud).

El otro estreno estadounidense es la cinta de animación Se armó el belén, comedia de aventura dirigida por Timothy Reckart en el que es su debut en el largometraje. La historia sigue el viaje de un pequeño asno que ansía salir de la rutina de su trabajo en el molino del pueblo. Cuando por fin se arma de valor logrará escaparse junto a una oveja que ha perdido a su rebaño, y juntos vivirán una aventura como ninguna otra que les llevará, junto a otros animales de establo y a tres ocurrentes camellos, a salvar la primera Navidad. Entre las voces de su versión original destacan nombres como los de Steven Yeun (serie The walking dead), Keegan-Michael Key (¿Tenía que ser él?), Gina Rodriguez (serie Jane the virgin), Zachary Levi (Thor: Ragnarok), Christopher Plummer (Remember), Ving Rhames (Misión: Imposible – Nación secreta), Kelly Clarkson (Issues 101), Kris Kristofferson (Atraco en 7 minutos), Mariah Carey (Popstar) y Oprah Winfrey (Selma), entre otros.

La comedia familiar tiene como principal representante la noruega Un intercambio por Navidad, cinta que gira en torno al cambio que hacen un padre de familia que quiere que sus hijos crean en Santa Claus, y el propio Santa. Un intercambio de roles que hará que la Navidad nunca vuelva a ser la misma. Dirigida por Terje Rangnes (En helt vanlig dag på jobben), la película cuenta entre sus actores con Thor Michael Aadmodt (Trigger), Anders Baasmo Christiansen (La decisión del rey), Ann Carnarius Elseth, Erik Hivju (En busca de la estrella de la Navidad) y Ella Lockert.

Una de las cintas más internacionales es sin duda La herida, drama romántico con capital sudafricano, francés, alemán y de los Países Bajos. Dirigido por John Trengove (director de la serie The lab), su trama arranca cuando un solitario obrero participa como cada año junto a otros hombres de su comunidad en la ukwaluka, rito iniciático a la edad adulta para los jóvenes. Durante este rito debe tutelar a un joven de Johannesburgo que es objeto de burlas por parte de los demás por ser de ciudad y demasiado sensible. La vida de ambos personajes darán un giro cuando el joven descubra que su tutor está enamorado en secreto de otro de los cuidadores. El anónimo reparto está encabezado por Thobani Mseleni, Niza Jay, Bongile Mantsai (Cold harbour) y Nakhane Touré.

Aunque posiblemente la producción con más países implicados es Una especie de familia, cinta que cuenta con capital argentino, brasileño, francés, polaco, alemán y danés, y que en clave de thriller dramático narra el viaje y las dificultades que debe afrontar una mujer que está a la espera de adoptar cuando el pequeño está a punto de nacer. Inicia entonces un viaje por Argentina para recoger al bebé, pero deberá enfrentarse a la familia de la madre biológica y a un proceso de adopción que pondrá en cuestión los límites morales y legales. Diego Lerman (Refugiado) es el encargado de poner un guión en el que él mismo participa, y que está protagonizado por Bárbara Lennie (El apóstata), Daniel Aráoz (El gurí), Claudio Tolcachir (Mentiras piadosas), Paula Cohen (Na quebrada) y Yanina Ávila.

Puramente argentina es Alanis, drama dirigido por Anahí Berneri (Aire libre) cuya trama se centra en la vida de una joven madre de un bebé que recurre a la prostitución para poder sobrevivir. Un día, sin embargo, la policía entra en su domicilio para llevarse a su compañera de piso, y ella y su hijo terminan viviendo en la calle. Será entonces cuando la mujer recurra a un familiar para refugiarse en su casa y comenzar una nueva y mejor vida. La cinta cuenta en su reparto con Sofía Gala (Hipersomnia), Dana Basso (serie Secretos de amor) y Silvina Sabater (El Che), entre otros.

El único documental de la semana lleva por título Muchos hijos, un mono y un castillo. Esta producción española dirigida por Gustavo Salmerón, quien de esta forma debuta en el largometraje, se centra en la familia del director, concretamente en su madre y en la desaparición de una vértebra de un antepasado custodiada durante décadas por el clan, lo que motivará una búsqueda que desvelará los secretos de la familia.

‘Suburbicon’: lo que se esconde bajo el racismo


Una de las primeras cosas que se explica a la hora de escribir un guión es que el subtexto es fundamental. Los personajes, y por extensión la película, deben contar algo que no sea lo que se ve a simple vista. Conseguir esto es todo un arte, no tanto porque sea complicado encontrar el equilibrio entre lo que se cuenta y lo que realmente se quiere contar, sino porque lo que se ve en pantalla muchas veces no va acorde al verdadero contenido de la trama. Todo esto es lo que se puede descubrir bajo la cándida apariencia de lo nuevo de George Clooney (Buenas noches, y buena suerte) como director, aunque al igual que el pueblo en el que se desarrolla la acción, todo en la cinta parezca prefabricado.

Tal vez sea porque son los hermanos Coen (Fargo) dos de los firmantes del guión. Y es que más allá del interés del libreto, sobre todo en su tratamiento, el argumento está plagado de lugares comunes, sobre todo de la filmografía de estos directores. Eso termina por generar una sensación de estar ante algo conocido, ante unos personajes que aportan poco a una historia ya contada. Y lo que es peor, ante un final que se intuye y se puede prever con cierta antelación. Todo ello puede provocar que, a primera vista, este drama con tintes de comedia negra que se desarrolla en Suburbicon resulte un poco decepcionante, y hasta cierto punto lo es. A ello se suma que el desarrollo dramático tanto de la trama principal como del contexto social en el que se enmarca no son todo lo fluidos que cabría esperar, lo que genera unas depresiones en el ritmo narrativo que invitan a desconectar de la historia.

Sin embargo, este film tiene muchas lecturas. Para empezar, el paralelismo entre la sociedad racista y el protagonista al que da vida un espléndido Matt Damon (Tierra prometida). Ambos acusan siempre a elementos externos de sus propios errores, de sus propios complejos. Asimismo, la creciente violencia contra la familia afroamericana que se muda al barrio es directamente proporcional a la violencia que desencadenan las decisiones de este padre de familia. Y por último está la relación entre dos niños que no entienden el mundo de los adultos, ni sus odios infundados ni sus intrigas. Todo ello genera un trasfondo social sumamente interesante, una metáfora sobre ese odio al otro, ese miedo a lo externo que, en realidad, procede de nuestras propias debilidades y de nuestros propios complejos.

Se puede decir que Suburbicon, el pueblo, es el todo. Y Suburbicon, tan solo una parte que ejemplifica ese todo. Dicho de otro modo, la familia que protagoniza esta trama es el reflejo de una sociedad aparentemente perfecta que, en cuanto se introduce un elemento que, bajo su punto de vista, distorsiona esa perfección, saca a relucir los instintos más bajos y mediocres para atacar a lo que es diferente y disimular así sus propias mezquindades. Y aunque la narrativa y el tratamiento pueden resultar algo irregulares, el contenido es sumamente revelador. Se dice que una película debe ser capaz de ofrecer al espectador algo más de lo que ve a simple vista. Bueno, el tándem Clooney-Coen desvela lo que realmente se esconde tras el racismo.

Nota: 6/10

George Clooney lleva a Matt Damon a ‘Suburbicon’


A falta de una semana para el que sin duda es el estreno más esperado de este invierno por parte de los fans, este viernes 8 de diciembre aterrizan en la cartelera una serie de títulos tan variados como interesantes, algunos con posibilidades, al menos, de competir en la carrera de los Oscar y otros premios similares.

Uno de ellos es Suburbicon, lo nuevo de George Clooney como director tres años después de Monuments Men. Con un guión en el que participan los hermanos Coen (¡Ave, César!), la cinta se centra en una familia que ve cómo, en 1959, llegan a su pacífica comunidad residencial los primeros vecinos afroamericanos. La mudanza coincide con una serie de extraños sucesos y muertes que alterarán la paz del vecindario. Este thriller dramático está protagonizado por Matt Damon (La gran muralla), Julianne Moore (Kingsman: El círculo de oro), Oscar Isaac (X-Men: Apocalipsis) y Noah Jupe (El hombre del corazón de hierro).

Al thriller dramático también pertenece El libro secreto de Henry, film cuya trama gira en torno a una madre soltera que debe hacerse cargo de la educación de sus hijos, uno de los cuales es superdotado. Precisamente este joven, a través de su ingenio, buscará la ayuda de su madre y el modo de ayudar a una compañera de clase a librarse de los abusos de su padrastro. Colin Trevorrow (Jurassic World) se pone tras las cámaras para poner en imágenes la historia y dirigir a Naomi Watts (Shut In), Jaeden Lieberher (It), Jacob Tremblay (Wonder), Dean Norris (serie La cúpula), Sarah Silverman (La batalla de los sexos), Lee Pace (Guardianes de la galaxia) y Maddie Ziegler.

Hollywood y China colaboran en El gran desmadre (Malas madres 2), que como su propio título indica es la continuación de la comedia estrenada en 2016. En esta ocasión, el trío de madres protagonista deberá hacer frente a la Navidad, rebelándose contra los desafíos y las expectativas puestos en ellas para que todo salga bien. Para colmo, cada una de ellas tiene en sus casas a sus respectivas madres. Jon Lucas y Scott Moore (Noche de marcha) vuelven a ponerse tras las cámaras en esta alocada y gamberra producción protagonizada por Mila Kunis (El destino de Júpiter), Kristen Bell (Es la jefa), Kathryn Hahn (serie Transparent), Susan Sarandon (Una madre imperfecta), Christine Baranski (El caso Sloane) y Jay Hernandez (Escuadrón Suicida).

Fuera de Estados Unidos encontramos El sentido de un final, drama con toques de misterio producido en Reino Unido y que adapta la novela de Julian Barnes, cuyo argumento sigue los pasos de un anciano que vive solo y disfruta de una vida sin complicaciones ni preocupaciones. Todo cambia cuando recibe el testamento de la madre de una antigua novia de universidad. Dicho testamento es un diario, pero para tener acceso a su contenido deberá bucear en sus recuerdos y en sus viejos amores de juventud. Ritesh Batra (The lunchbox) dirige esta versión en cuyo reparto encontramos los nombres de Jim Broadbent (La leyenda de Tarzán), Charlotte Rampling (Assassin’s Creed), Michelle Dockery (serie Downton Abbey), Emily Mortimer (serie The newsroom), Matthew Goode (Aliados), Harriet Walter (Amor sin cita previa) y Joe Alwyn (Billy Lynn).

También de Reino Unido es El viaje, drama de 2016 dirigido por Nick Hamm (The hole) que narra los hechos reales relativos a la paz en Irlanda del Norte. En concreto, la trama aborda el viaje que los líderes del Partido de la Unión Democrática y del Sinn Fein tuvieron que realizar juntos durante las negociaciones. Un viaje en el que tuvieron que tomar una decisión que cambió el curso de los acontecimientos. Colm Meaney (Un talento increíble), Timothy Spall (Un golpe brillante), Freddie Highmore (serie Bates motel), Toby Stephens (serie Black sails), John Hurt (Hércules) y Catherine McCormack (Magia a la luz de la luna) encabezan el reparto.

Desde Italia aterriza en la cartelera Corazón puro, debut en la dirección de largometrajes de Roberto de Paolis. La historia arranca cuando una menor educada en un estricto catolicismo y un joven que solo ha conocido la pobreza se conocen en un campo de refugiados en las afueras de Roma, iniciando una historia de amor, liberación y dolor para ambos. Entre los actores destacan Selene Caramazza, Simone Liberati (Suburra), Barbora Bobulova (Dopo la guerra), Edoardo Pesce (Tommaso) y Stefano Fresi (Forever Young).

La representante española de la semana es Llueven vacas, ópera prima de Fran Arráez que, en clave dramática, narra la vida de una peculiar pareja que basa su día a día en un perverso juego consistente en que él propone y modifica la realidad a su antojo y ella acata sus decisiones incondicionalmente, lo que llevará el juego hasta sus últimas consecuencias. El reparto, plagado de relevantes nombres, siempre da vida a esos dos mismos personajes. Entre dichos nombres destacan María Barranco (La daga de Rasputín), Gemma Charines, Víctor Clavijo (La isla del viento), Secun de la Rosa (El bar), Asier Etxeandia (La novia), Laia Marull (Como estrellas fugaces), Eduardo Noriega (Perfectos desconocidos), Sergio Peris-Mencheta (El mal que hacen los hombres) y Maribel Verdú (El faro de las orcas).

Desde Canadá llega El vacío, película de 2016 dirigida a cuatro manos por Jeremy Gillespie y Steven Kostanski (Father’s day) que, combinando terror, ciencia ficción y misterio, narra la noche de pesadilla de un policía, que comienza cuando encuentra a un hombre ensangrentado en la carretera. Al llevarle al hospital comenzarán a sucederse todo tipo de extraños acontecimientos, desde una enfermera que asesina brutalmente a un médico después de arrancarse ella misma la piel de la cara, hasta un misterio que se esconde en los laberínticos pasillos del hospital. El reparto está encabezado por Kenneth Welsh (El arte de robar), Aaron Poole (Forsaken), Kathleen Munroe (Un hombre de familia) y Ellen Wong (Silent night).

Entre el cine americano también se estrena Kékszakállú, cinta argentina de 2016 que se inspira en la ópera ‘El castillo de Barba Azul’ para realizar un incisivo retrato de varios adolescentes a las puertas de la edad adulta que pasan por diferentes crisis derivadas del confort de clase. Este drama está dirigido por Gastón Solnicki (Süden) y protagonizado por Laila Maltz (Adiós entusiasmo), Katia Szechtman (Acá adentro), María Soldi (Noche) y Lara Tarlowski.

Corea del Sur, en colaboración con Alemania, produce En la playa sola de noche, drama realizado por Hong Sang-soo (Lo tuyo y tú) que gira en torno a una actriz que, tras un affair con un hombre casado, decide tomarse un tiempo para sí misma viajando a Hamburgo. Allí buscará respuesta a las preguntas que le asaltan sobre su relación, sobre sus sentimientos y sus deseos. Kim Min-hee (La doncella), Seo Young-hwa (26 nyeon), Jeong Jae-yeong (Ahora sí, antes no) y Muy Seong-kun (Niebla) encabezan el reparto.

La animación tiene a su único representante en My Little Pony: La película, adaptación a la gran pantalla de los famosos personajes de animación y la línea de juguetes. Con capital estadounidense y canadiense, la cinta tiene como punto de partida una oscura amenaza sobre Ponyville que pone en peligro a todos sus habitantes. Comienza así el viaje de los protagonistas para salvar su hogar, conociendo nuevos amigos por el camino y afrontando peligrosos retos. Dirigida por Jayson Thiessen (My Little Pony: Equestria girls), la película cuenta en su versión original con las voces, entre otros, de Uno Aduba (serie Orange is the new black), Emily Blunt (La chica del tren), Kristin Chenoweth (Hard sell), Taye Diggs (serie Empire) y Max Martini (Cincuenta sombras más oscuras).

Finalmente, en lo que a documental se refiere se estrena La isla de los monjes, cinta holandesa de 2016 dirigida por Anne Christine Girardot que se centra en la vida de un grupo de religiosos de clausura que abandonan el monasterio de Sión para trasladarse a un lugar más pequeño en el norte de Holanda, donde se replantearán su vocación y tratarán de atraer a otros voluntarios a su comunidad.

Richard Gere lo consigue todo, incluso ‘La promesa’ de Christian Bale


El verano cinematográfico se toma un descanso en lo que a blockbusters se refiere para presentar, en este primer fin de semana de junio, numerosos títulos nuevos que, además de variedad, ofrecen al espectador historias alejadas de histrionismos o la espectacularidad que suele acompañar a los grandes estrenos de estas fechas. De hecho, solo hay que echarle un vistazo a la principal novedad de este viernes, día 2, para percatarse de que este es un fin de semana diferente.

Y es que los títulos de esta semana están encabezados por Norman, el hombre que lo conseguía todo, thriller dramático con capital estadounidense e israelí protagonizado por Richard Gere (El nuevo exótico hotel Marigold) y cuya trama se centra en un empresario de nivel bajo y amigo de un joven político que pasa por su peor momento. Tres años después, cuando el político se convierte en líder mundial, la vida del hombre de negocios cambia por completo. Escrita y dirigida por Joseph Cedar (Beaufort), la cinta completa su reparto con Lior Ashkenazi (La dune), Michael Sheen (serie Masters of sex), Charlotte Gainsbourg (Samba), Dan Stevens (serie Legión), Steve Buscemi (Con la magia en los zapatos) y Hank Azaria (Los pitufos 2).

Estados Unidos también colabora, en este caso junto a España, en La promesa, drama histórico dirigido por Terry George (Atraco en Belfast) que, ambientado en la caída del Imperio Otomano en los años 20 del pasado siglo, se centra en el triángulo amoroso formado por un estudiante de medicina, una bella mujer y un periodista norteamericano, que deberán afrontar sus sentimientos en un mundo que se desmorona a su alrededor. Entre los actores del film destacan Christian Bale (La gran apuesta), Oscar Isaac (X-Men: Apocalipsis), Charlotte Le Bon (Un viaje de diez metros), Jean Reno (Escuadrón de élite), Shohreh Aghdashloo (Los últimos caballeros), Tom Hollander (Misión: Imposible – Nación secreta), Alicia Borrachero (Vidas pequeñas) y Daniel Giménez Cacho (El Jeremías).

En lo que a cine europeo se refiere, el principal estreno es Marie Curie, biopic en clave de drama romántico que dirige Marie Noelle (Ludwig II) y cuya historia se centra en el momento en que la famosa científica gana el Premio Nobel de Física mientras mantiene una relación sentimental con un hombre casado. La alegría y la importancia del premio se verán empañados por las acusaciones de adulterio. Karolina Gruszka (Trick), Charles Berling (Elle), André Wilms (Pause), Daniel Olbrychski (Salt), Arieh Worthalter (Asalto en París) y Samuel Finzi (Fritz Lang) encabezan el reparto.

Antes de pasar a las novedades españolas, un thriller de 2015. La cara oculta de la Luna, producida entre Alemania y Luxemburgo, adapta la novela de Martin Suter acerca de un abogado que presencia el suicidio de un hombre de negocios al que arruinó tiempo atrás. Incapaz de seguir con su vida, el hombre deja todo para iniciar un viaje junto a una chica hippie por un bosque, y con el que el abogado perderá el control de su vida. Dirigida por Stephan Rick (Unter Nachbarn), la película está protagonizada por Moritz Bleibtreu (La dama de oro), Jürgen Prochnow (El código Da Vinci), Nora von Waldstätten (Los cinco y la isla del tesoro), André Hennicke (Solness) y Nino Porzio (serie Alerta cobra).

La comedia romántica es protagonista en Como la espuma, nuevo film escrito y dirigido por Roberto Pérez Toledo (Al final todos mueren) que arranca cuando 15 personas se reúnen en una antigua mansión, en la que tendrá lugar una orgía improvisada. Fruto de este encuentro surgirán romances, desencuentros, desamores y relaciones que cambiarán para siempre la vida de los protagonistas. Esta cinta con capital español está protagonizada por Sara Sálamo (Tres 60), Daniel Muriel (Azuloscurocasinegro), María Cotiello (Las 13 rosas), Miguel Diosdado (serie Bandolera), Pepe Ocio (Ignacio de Loyola), Carlo D’Ursi (La punta del iceberg) y Nacho San José (People you may know).

Este viernes la cartelera suma igualmente a Mil cosas que haría por ti, producción española que gira en torno a un joven que pierde un carísimo reloj, regalo de su novia por su cumpleaños. Esto provoca que ella decida romper la relación, por lo que el chico inicia una búsqueda para recuperarlo y poder volver con ella. Pero lo que parecía algo sencillo se complica cada vez más a cada paso. Esta comedia está dirigida por Dídac Cervera (Los inocentes), y en su reparto cuenta con Peter Vives (Eva), Carmina Barrios (Carmina y amén.), Iris Lezcano (serie Sin tetas no hay paraíso), Jordi Vilches (La banda Picasso), Boris Ruiz (Los ojos de Julia) y Cristina Brondo (Pecados).

También española es Bittersweet days, debut en el largometraje de Marga Melià, quien escribe y dirige esta comedia dramática con tintes románticos cuya historia comienza cuando el novio de una joven tiene que trasladarse temporalmente a Londres por trabajo, lo que le obliga a ella a buscar un compañero de piso. El elegido es un extrovertido fotógrafo holandés. La convivencia hará que los dos se replanteen el modo en que afrontan la vida. Entre los principales actores encontramos a Patricia Caballero, Joan Miquel Artigues (serie El secreto de Puente Viejo), Brian Teuwen y Esther González.

El cuarto film de producción nacional es Cine Basura: La película, comedia de ciencia ficción que supone el debut en el largometraje de Paco Fox y Miguel Ángel Viruete, y que gira en torno a dos videobloggers especializados en películas malas que abren una puerta entre el mundo de este cine basura y nuestra realidad, con el “fatídico” resultado de que la cutrez invade nuestro mundo. El propio Paco Fox protagoniza el film junto a Miguel Ángel Aijón (Una de zombies), Natalia Bilbao (Poveda), Maite Medina, Alejandra Saba (Ella & Él) y Carlos Zapata.

Francia y Egipto participan en Clash, thriller dramático que transcurre en El Cairo dos días después de la destitución de Mohamed Mursi. En ese momento, un furgón policial ocupado por decenas de personas detenidas por sus ideas políticas y sus creencias religiosas expondrán los distintos puntos de vista de los diferentes bandos con el objetivo de salir indemnes del futuro que les aguarda. Mohamed Diab (El Cairo 678) es el encargado de dirigir esta cinta en cuyo reparto hallamos nombres como los de Nelly Karim (The blue elephant), Waleed Abdel Ghany, Mahmoud Fares y Ahmed Abdelhamid Hefny.

La animación tiene como única representante la cinta Nur y el templo del dragón, adaptación de la novela de Toti Martínez de Lezea acerca de un joven que se traslada a vivir a China con su familia. Poco a poco hace nuevos amigos, uno de los cuales le invita a su cumpleaños en un parque de atracciones. Durante la fiesta el homenajeado desaparece, y el joven iniciará, junto a un grupo, la búsqueda de su amigo, para lo que deberán superar un laberinto y las pruebas que les permitan atravesar las nueve puertas del dragón. El film está dirigido por Juan Bautista Berasategui (El embrujo del sur).

Para finalizar, un documental. O mejor dicho, una combinación de drama y documental. Correspondencias es el título del film portugués escrito y dirigido por Rita Azevedo Gomes (Frágil como o mundo) que se centra en el intercambio de cartas entre Sophia Mello Breyner Andresen y Jorge de Sena, dos de los escritores más importantes del siglo XX en aquel país. Esta correspondencia es puesta en escena para potenciar la complicidad que se crea entre ambos, y en la que la historia, la política y la libertad se mezclan. Rita Durão (Quaresma), Anna Leppänen (serie I love it), Pierre Léon (La France) y Eva Truffaut (La piel dura) son los encargados de dar vida a estas cartas.

 

Diccineario

Cine y palabras

A %d blogueros les gusta esto: