‘Ben-Hur (2106)’: Roma bajo el sino de los tiempos


Jack Huston y Toby Kebbell compiten en 'Ben-Hur', versión de 2016.El cine es, o debería ser, un reflejo de la situación política, social y económica en la que se realiza. Pero una cosa es eso y otra muy distinta tergiversar deliberadamente una historia para obligarla a cumplir con ese precepto. Esta última idea, demasiado presente en lo nuevo de Timur Bekmambetov (Wanted), es la que provoca que una película más o menos interesante derive en un sinsentido moralista de dudosa credibilidad.

En efecto, Ben-Hur (2016) es un remake intenso, visualmente impecable y con muchos aciertos, uno de ellos darle más presencia al personaje de Messala, interpretado por un irregular Toby Kebbell (El aprendiz de Brujo). Y es que con ello se da más presencia al Imperio Romano y, de paso, al aspecto conquistador, violento y criminal de la expansión romana. En este sentido, resultan interesantes los conflictos morales y humanos del personaje, representando la dualidad de un mundo que lucha por conseguir la paz a través de la violencia. Asimismo, la relación entre los protagonistas queda excepcionalmente bien desarrollada, ofreciendo al espectador una visión más profunda de sus motivaciones y del modo en que sus sentimientos cambian a lo largo de la trama.

El problema es la trama en sí, o mejor dicho el tratamiento dramático que se realiza. Y es que la historia parece desinflarse al introducir problemas innecesarios cada vez más abrumadores a medida que se acerca el final. Por supuesto, la resolución del conflicto entre Ben-Hur (notable Jack Huston, visto en la serie Boardwalk Empire) y Messala es algo tan disparatado como innecesario, pero hay más. La introducción de un personaje secundario totalmente anecdótico al que se le quiere dar más importancia de la que merece; la falta de tratamiento serio de la historia de Jesucristo; poco o nulo desarrollo de algunos secundarios más relevantes.

La pregunta que cabe hacerse es ¿por qué? ¿Por qué tergiversar una historia épica de odio, traición, venganza y perdón modificando la naturaleza de los personajes (y por extensión de lo que representan) con un milagro divino? La respuesta creo que hay que buscarla fuera de la pantalla. En un contexto mundial en el que los pueblos cada vez parecen odiarse cada vez más, la cinta trata de convertirse en una suerte de hermanamiento fraternal entre pueblos tan dispares como el musulmán, el judío y el romano. Y eso, por muy buena voluntad que pueda tener, parecía poco probable en la época romana, sobre todo después de suceder lo que sucede durante la trama. El resultado es el mencionado: se retuerce el desarrollo natural de una historia para forzar un final marcado por los tiempos actuales. Y eso, salvo que se trabaje desde el minuto uno, no suele salir bien.

En resumen, Ben-Hur (2016) comienza bien, posee algunos momentos realmente épicos (la carrera de cuadrigas es espléndida) y ofrece una interesante visión del Imperio Romano en la época de Jesucristo. Ahora bien, la cinta pierde fuelle hacia el final de la trama, y lo hace casi por voluntad propia, modificando no solo la historia que todo espectador con cierta edad tiene en la retina, sino transformando por obra y designio de Dios (y esto es casi literal) a dos personajes enfrentados en dos hermanos. Que Bekmambetov se sienta más o menos cómodo con esta cinta es algo casi secundario (aunque tiene su relevancia que solo parezca disfrutar con las secuencias de acción); el problema es de guión, flojo en demasiados momentos y con tendencia a la autodestrucción más ilógica que se pueda ver en una pantalla.

Nota: 6/10

‘No respires’ mientras ‘Ben-Hur’ vuelve a correr en la arena


Estrenos 2septiembre2016Comenzamos septiembre, y lo hacemos con nuevas versiones de clásicos inmortales. Algo que, habitualmente, no da muy buenos resultados. Muchos son los estrenos que llegan a la cartelera española este viernes, 2 de septiembre, y lo cierto es que la mayoría de ellos no parecen tener el interés suficiente como para atraer a un amplio número de espectadores. La mayoría, es cierto, pero siempre hay algún título que esconde secretos a descubrir.

Desde luego, no parece que sea el caso de Ben-Hur (2016), nueva versión de la inmortal historia escrita por Lew Wallace y cuya adaptación más famosa la interpretó Charlton Heston (Los 10 mandamientos) en 1959. Ahora, y bajo la dirección de Timur Bekmambetov (Abraham Lincoln: Cazador de vampiros), esta épica trama vuelve a narrar cómo un príncipe judío es traicionado por su hermano adoptivo, un tribuno romano. Convertido en esclavo y separado de su madre y su hermana, deberá vivir varios años en las galeras de un barco hasta que logre liberarse, con el único objetivo de lograr la venganza y restaurar su nombre. Acción, aventura y unos renovados efectos visuales son las claves de esta cinta protagonizada por Jack Huston (serie Boardwalk Empire), Toby Kebbell (Warcraft), Nazanin Boniadi (serie Homeland), Haluk Bilginer (Sueño de invierno), Pilou Asbæk (serie 1864), Rodrigo Santoro (Focus), Moises Arias (El juego de Ender) y Morgan Freeman (Objetivo: Londres).

El terror psicológico llega de la mano de No respires, cinta dirigida por Fede Alvarez (Posesión infernal) que, aunque a priori puede parecer terror en estado puro, su premisa es ligeramente diferente. Un grupo de jóvenes ladrones se dispone a dar un golpe sencillo y que podría hacerles muy ricos: desvalijar la casa de un hombre ciego en la que, en principio, se esconde un gran botín. Pero una vez dentro, y con la casa a oscuras, los papeles de presa y cazador pronto dan un vuelco. El reparto, aunque extenso, tiene como principales actores a Stephen Lang (Avatar), Jane Levy (Bang bang baby), Dylan Minnette (Prisioneros) y Daniel Zovatto (It follows).

En lo que a la comedia familiar se refiere, Siete vidas es el título de lo nuevo de Barry Sonnenfeld (Men in Black 3), cuya trama se centra en un hombre rico que vive su vida al límite y que disfruta con su trabajo, algo que no termina de gustar a su familia. Para el cumpleaños de su hija decide comprar un gato a un peculiar vendedor, pero de camino a casa sufre un terrible accidente y queda en coma. Su alma, sin embargo, se traspasa al animal. Kevin Spacey (serie House of cards), Jennifer Garner (Los milagros del cielo), Christopher Walken (Eddie el Águila), Robbie Amell (serie The Flash), Cheryl Hines (El benefactor), Malina Weissman (Thirsty) y Teddy Sears (serie Masters of sex) encabezan el reparto.

Este septiembre supone también el regreso a la gran pantalla de Mel Gibson (Los mercenarios 3) con Blood father, en un papel que conoce a la perfección. La historia arranca cuando una joven es traicionada por su novio traficante después de un robo a un cártel. Perseguida y asustada, su única vía de escape será su desastroso padre, un borracho y violento ex convicto que quiere ejercer de buen progenitor, incluso aunque eso ponga en riesgo su propia vida. Dirigida por Jean-François Richet (Una semana en Córcega), esta mezcla de acción y thriller tiene un reparto que se completa con William H. Macy (La habitación), Diego Luna (Elysium), Thomas Mann (Memoria) y Erin Moriarty (Los amos del barrio).

Muy diferente es el thriller Criminal, coproducción inglesa y norteamericana que recupera un viejo tema policíaco utilizado en varios films de corte fantástico. Con el objetivo de detener una conspiración diabólica, las fuerzas de seguridad deciden implantar los recuerdos, secretos y habilidades de un agente de la CIA muerto en una misión, en un impredecible y violento convicto, de modo que el agente pueda terminar el trabajo en el cuerpo de un hombre cuya vida no parece importarle a nadie. Dirigida por Ariel Vromen (The Iceman), la cinta cuenta con un interesante reparto encabezado por Kevin Costner (3 días para matar), Ryan Reynolds (Deadpool), Gary Oldman (El niño 44), Tommy Lee Jones (Malavita), Gal Gadot (Batman v Superman: El amanecer de la Justicia), Alice Eve (Misconduct), Jordi Mollà (Mi familia italiana) y Michael Pitt (serie Hannibal).

Entre los estrenos puramente europeos destaca la francesa Los visitantes la lían (en la Revolución Francesa), nueva entrega de la famosa saga de comedias que sitúa a los dos protagonistas de la Edad Media atascados en los corredores del tiempo y aterrizando en la Revolución Francesa, cuando los descendientes del escudero Delcojón saquean el castillo de los descendientes del conde Godofredo. Dirigida por Jean-Marie Poiré (Mi mujer se llama Mauricio), la cinta vuelve a contar con Jean Reno (Escuadrón de élite) y Christian Clavier (No molestar) como principales actores, a los que se suman Karin Viard (Grandes familias), Franck Dubosc (Bis), Sylvie Testud (French women) y Marie-Anne Chazel (Fanny).

Desde Italia llega La espera, drama basado en la obra de Luigi Pirandello que dirige Piero Messina en el que supone su debut en el largometraje. El argumento gira en torno a una mujer que pasa sus días en una solitaria villa de Sicilia. Hasta allí se desplaza su hijo y la novia de éste para pasar la Pascua. Cuando el joven sale y las dos mujeres se quedan a solas, desconocidas la una de la otra, comienza una conversación que llevará a los personajes a descubrir sus secretos. Juliette Binoche (Godzilla), Giorgio Colangeli (Cloro), Domenico Diele (Mia madre) y Lou de Laâge (Respire) son los principales actores.

España y México colaboran en El elegido, drama histórico con dosis de thriller que narra el asesinato de León Trotsky en México a manos de un comunista español. Dirigida por Antonio Chavarrías (Dictado), la película cuenta con un reparto internacional encabezado por Hannah Murray (serie Juego de tronos), Alfonso Herrera (La dictadura perfecta), Henry Goodman (Altamira), Julian Sands (Me), Emilio Echevarría (Memoria de mis putas tristes) y Frances Barber (Mr. Holmes).

Pasamos a los estrenos puramente españoles, y entre ellos destaca lo nuevo de Imanol Uribe (El viaje de Carol) como director, Lejos del mar, drama de 2015 que gira en torno a un hombre que, al salir de la cárcel, recorre media España para ir a ver a su compañero de celda, que arrastra una enfermedad terminal. Sin embargo, termina tropezándose con la doctora que le atiende, una mujer con la que tuvo un encuentro terrible hace años y que marcó para siempre la vida de ambos. El reparto está encabezado por Elena Anaya (La piel que habito), Eduard Fernández (Felices 140), José Luis García Pérez (Impávido) e Ignacio Mateos (La mula).

También es interesante Cerca de tu casa, drama musical dirigido por Eduard Cortés (The Pelayos) con el problema de los desahucios como telón de fondo. La trama se centra en una mujer que debe volver a casa de sus padres junto a su marido y su hija al ser echada del piso en el que vivían. Pero junto a ella, la cinta muestra el drama al que se enfrenta el empleado del banco, vecino de la familia, que debe ejecutar una orden que detesta. Y también los remordimientos del policía que debe echarles, y que vive atormentado. La película está protagonizada por Silvia Pérez Cruz, Lluís Homar (La fossa), Adriana Ozores (Nacidas para sufrir), Manuel Morón (Cuento de verano) y Oriol Vila (La punta del iceberg).

Diferente es el género de La puerta abierta, comedia dramática centrada en una mujer que vive con su madre y que, al igual que ella, en su día fue prostituta. Los problemas con sus vecinos no hacen más que aumentar, pero la llegada de un inesperado miembro a esta extraña familia le dará una oportunidad de encontrar la felicidad. Ópera prima de Marina Seresesky, la cinta cuenta en su reparto con Carmen Machi (Rumbos), Terele Pávez (Las brujas de Zugarramurdi), Asier Etxeandia (La novia), Paco Tous (Somos gente honrada), Sonia Almarcha (Orson West) y Mar Saura (serie El ministerio del tiempo).

Regresa ‘Misión: Imposible’ para salvar las ‘Ciudades de papel’


Estrenos 7agosto2015Comenzamos un mes repleto de títulos atractivos para los amantes de los blockbusters, la acción y el humor. Y lo hacemos con dos títulos que están llamados, cada uno en su estilo, a llenar las salas. Por supuesto, llegan acompañados de propuestas que tal vez no alcancen todos los rincones de la geografía española, pero que sin duda ofrecen una mayor variedad para aquellos que prefieran historias más intimistas. Aunque hoy viernes, 7 de agosto, todo pasa por Ethan Hunt y su equipo de espías.

En efecto, Misión: Imposible – Nación Secreta, quinta entrega de la saga iniciada en 1996 que en esta ocasión dirige Christopher McQuarrie (Jack Reacher) y que cuenta con el grueso del reparto protagonista de Misión: Imposible – Protocolo fantasma (2011). La trama arranca cuando el equipo protagonista descubra la existencia de una organización secreta internacional conocida como el Sindicato cuyo objetivo es destruir la FMI. El reto se plantea cuando comprendan que los agentes de esta organización no solo están altamente cualificados, sino que rivalizan en capacidades y aptitudes con los miembros del grupo de Hunt. Tom Cruise (Al filo del mañana), Simon Pegg (Bienvenidos al fin del mundo), Jeremy Renner (Matar al mensajero), Ving Rhames (Percentage), Alec Baldwin (Blue Jasmine), Rebecca Ferguson (Hércules), Sean Harris (Serena) y Tom Hollander (Una cuestión de tiempo) encabezan el reparto.

Los adolescentes tienen su principal reclamo en Ciudades de papel, drama romántico basado en la novela de John Green que narra la relación de un joven y su enigmática vecina, de la que está secretamente enamorado. Una noche ella le pide que le acompañe en una aventura por la ciudad, desapareciendo a la mañana siguiente. Será entonces cuando el chico inicie un viaje junto a sus amigos para encontrar el paradero de la chica de sus sueños, quien ha dejado pistas ocultas para poder localizarla. Dirigida por Jake Schreier (Un amigo para Frank), la película está protagonizada por Cara Delevingne (Anna Karenina), Nat Wolff (Bajo la misma estrella), Halston Sage (Malditos vecinos), Cara Buono (serie Person of interest), Austin Abrams (Gangster Squad), Caitlin Carver (serie Familia de acogida) y Justice Smith (Trigger finger).

Otro de los títulos interesantes, sobre todo por los nombres que lo apoyan, es Bernie, comedia negra producida en 2011 y basada en un artículo escrito por Skip Hollandsworth que aborda la relación de un empresario de pompas fúnebres muy querido en su comunidad con una adinerada viuda. Sin embargo, con el paso del tiempo ella empieza a ser extremadamente controladora, lo que obligará al hombre a buscar una forma de alejarse de ella. Richard Linklater (Boyhood) dirige la propuesta, mientras que Jack Black (Año uno), Shirley MacLaine (En sus zapatos), Matthew McConaughey (serie True detective), Brady Coleman (Pineapple) y Richard Robichaux (Foreign exchange) encabezan el reparto.

Antes de entrar en los estrenos europeos hablamos de la cinta más internacional de la semana. Mi casa en París, que cuenta con capital norteamericano, francés e inglés, es una producción de 2014 que adapta la obra de Israel Horowitz (3 weeks after paradise), quien por cierto también se encarga de escribir este guión y dirigir la película. A medio camino entre la comedia romántica y el drama, la trama arranca cuando un neoyorquino sin mujer, hijos ni dinero recibe la noticia de que ha heredado de su padre, con el que no se hablaba, una enorme casa en París. Dispuesto a venderla, viaja a la ciudad para ver el estado de la propiedad, pero todo cambia cuando descubre que allí vive una anciana con su hija. Para colmo, la ley francesa impide que el hombre tenga acceso a la propiedad hasta que la mujer mayor fallezca. El reparto principal está integrado por Kevin Kline (La última aventura de Robin Hood), Maggie Smith (El exótico hotel Marigold), Kristin Scott Thomas (En la casa), Dominique Pinon (Amelie) y Stéphane Freiss (Un regalo para ella).

Otra de las novedades es el drama biográfico El bailarín del desierto, film inglés de 2014 basado en la vida de Afshin Ghaffarian, un iraní apasionado del baile y la música que, en el turbulento clima político del país en 2009, decide juntarse con otros jóvenes que comparten su afición para crear un grupo clandestino que les ayude a cumplir sus sueños de bailar ante un público. El proceso no solo le permitirá centrarse en su afición, sino que le abrirá las puertas al amor. Dirigida por Richard Raymond, quien de este modo debuta en el largometraje, la película está protagonizada por Freida Pinto (El origen del planeta de los simios), Tom Cullen (Los últimos días en Marte), Nazanin Boniadi (serie Homeland) y Reece Ritchie (Hércules), entre otros.

Desde Francia llega la comedia romántica Les combattants, ópera prima de Thomas Cailley que gira en torno a un joven cuyo verano se prevé tranquilo, repartiendo el tiempo entre sus amigos y la empresa familiar. Pero todo cambia cuando entra en su rutina una joven que pone patas arriba su mundo con una forma de entender la vida muy diferente. Aunque ella no le pide nada, él deberá decidir si seguir con sus planes o dejarlo todo para estar junto a ella. Adèle Haenel (Casa de tolerancia), Kévin Azaïs (La marche), Antoine Laurent (Notre tour viendra) y Brigitte Roüan (Voy a ser mamá) son los actores principales.

También francesa es El apóstol, película escrita y dirigida por Cheyenne Carron (Extase) que adapta la historia real de un joven musulmán que debe luchar contra su destino de convertirse en Imán. Una lucha que se desencadena por el secreto que oculta a su familia y amigos: se ha convertido al Cristianismo. Cuando se revele su conversión el mundo que conocía se volverá hostil, pero descubrirá otros jóvenes que viven su misma situación, generando una corriente de lucha a través del perdón y la redención. Narrado en clave dramático, el film está protagonizado por Brahim Tekfa, Salah Sassi (Héroes del cielo), Fayçal Safi (De guerre lasse) y Norah Krief (Faire avec).

Por último, Al otro lado del muro es un drama de 2013 dirigido por Christian Schwochow (Novemberkind) que adapta la novela de Julia Franck en la que una mujer de la Alemania Oriental de los años 70 pretende cruzar el Muro de Berlín para huir de una vida de penurias, terror y dolor. Acompañada de su hijo y con la promesa de un matrimonio con un alemán occidental, la mujer pronto comprenderá que la vida en la parte occidental no es tan luminosa como creía, iniciando una etapa de tránsito en la que el espionaje, el sufrimiento y el control rivalizan con la realidad que pretendía dejar atrás. La película está protagonizada por Jördis Triebel (La mujer papa), Tristan Göbel (Goethe!), Alexander Scheer (Cuando Santa cayó del cielo) y Jacky Ido (MS1: Máxima seguridad).

Diccineario

Cine y palabras

A %d blogueros les gusta esto: