‘Manchester frente al mar’ se enfrenta a los zombis de ‘Resident Evil’


Estrenos 3febrero2017Comenzamos el mes de febrero, al menos en lo que a estrenos se refiere, de manera similar a como terminamos enero, es decir, con títulos candidatos a los Oscar y otros premios que se entregan estos meses y con propuestas de puro entretenimiento. Y aunque este viernes, 3 de febrero, tiene menos novedades que semanas anteriores, siguen ofreciendo una amplia oferta para todo tipo de público, desde los amantes del drama más intenso a los fans de la acción.

Sin duda el film más importante de la semana es Manchester frente al mar, cinta escrita y dirigida por Kenneth Lonergan (Margaret) cuya historia arranca cuando un hombre se ve obligado a regresar a su comunidad natal tras el fallecimiento de su hermano, teniendo que hacerse cargo del hijo adolescente de este. Su regreso le obligará a enfrentarse con su pasado, con un matrimonio roto y con sus propios demonios. Casey Affleck (Triple 9), Michelle Williams (Suite francesa), Kyle Chandler (Carol), Lucas Hedges (Matar al mensajero), Tate Donovan (serie Rehenes), Susan Pourfar (Irrational man) y Matthew Broderick (Y de repente tú) encabezan el reparto de este drama.

Este fin de semana también es testigo del final de una saga. Resident Evil: Capítulo final narra el último viaje de Alice, quien debe regresar a Raccoon City, donde todo empezó, para detener a la Corporación Umbrella y tratar por todos los medios de salvar lo poco que queda de la Humanidad, aunque para lograrlo deberá derrotar al ejército de criaturas y zombis que la Corporación está creando. Acción, espectacularidad y dosis de terror es lo que propone Paul W. S. Anderson (Pompeya), director y guionista de este film que protagonizan Milla Jovovich (Survivor), Ali Larter (Loco de amor), Shawn Roberts (Un romance imposible), Ruby Rose (serie Orange is the new black), Eoin Macken (Cold) e Iain Glen (serie Juego de tronos).

Estados Unidos y Reino Unido colaboran en Melanie. The girl with all the gifts, film que combina drama, suspense y terror que ambienta su trama en un futuro cercano, cuando una contagiosa enfermedad ha convertido a la mayoría de la Humanidad en carnívoros implacables. Solo un grupo de niños parece inmune a sus efectos, por lo que se les tiene encerrados en un búnker para estudiar una cura. Una de las niñas destaca por encima del resto, y será la que decida su propio futuro. Basada en la novela de Mike Carey, quien firma el guión, la película está dirigida por Colm McCarthy (Outcast) y protagonizada por Gemma Arterton (Primavera en Normandía), Glenn Close (Guardianes de la galaxia), Paddy Considine (El niño 44), Anamaria Marinca (Floride), Dominique Tipper (DxM), Anthony Welsh (Convicto) y Sennia Nanua.

Puramente británica es Urban Hymn, drama ambientado en los disturbios de Reino Unido durante el verano de 2011. La trama se centra en una problemática joven de color que deberá elegir entre seguir con la vida que lleva junto a su mejor amiga o, por el contrario, aceptar la oferta de su asistente social para iniciar una prometedora carrera musical. Michael Caton-Jones (Vida de este chico) se pone tras las cámaras de esta producción realizada en 2015, en cuyo reparto encontramos a Shirley Henderson (Set fire to the stars), Ian Hart (Still waters burn), Steven Mackintosh (Gold), Shaun Parkes (serie The river) y Letitia Wright (My brother the Devil).

Entre los estrenos europeos destaca también Hotel Europa, film producido entre Francia y Bosnia que se basa en la obra de Bernard-Henri Lévy y que, en clave de thriller dramático, narra cómo un grupo de empleados de un hotel de Sarajevo preparan un ataque durante la celebración del centenario de la muerte del archiduque Francisco Fernando de Austria, hecho que desencadenó la I Guerra Mundial. Dirigida y adaptada por Danis Tanovic (Triage), la cinta está protagonizada por Jacques Weber (Los ojos amarillos de los cocodrilos), Vedrana Seksan (Djeca), Izudin Bajrovic (Reket) y Snezana Vidovic (La sombra del cazador).

Finlandia, Suecia y Alemania colaboran en El día más feliz en la vida de Olli Mäki, drama romántico que aborda la historia del boxeador finlandés durante el verano de 1962, cuando se enfrentaba a la posibilidad de ganar el campeonato del mundo en peso pluma. Para ello lo único que debía hacer era entrenar y concentrarse en el combate, pero nadie contaba con que se fuese a enamorar. Juho Kuosmanen (Taulukauppiaat) es el encargado de poner en imágenes esta película biográfica, que cuenta en su reparto con Joanna Haartti (Risto), Eero Milonoff (Blackout), Oona Airola y Jarkko Lahti (Kolmistaan).

El último de los estrenos europeos en imagen real es Aves de paso, producción familiar de 2015 que cuenta con capital francés y belga cuya trama arranca cuando una joven recibe como regalo de cumpleaños un huevo de pato para que lo incube y se convierta después en su mamá. Sin embargo, a quien primero ve el animal nada más nacer es a la mejor amiga de la chica, que va en silla de ruedas. La familia de esta última no quiere saber nada del palmípedo, por lo que las dos amigas inician un viaje con el que no solo salvarán al pájaro, sino que les permitirá descubrir más de ellas mismas. Dirigida por Olivier Ringer (À pas de loup), la cinta está protagonizada por Clarisse Djuroski, Léa Warny, Alain Eloy (Dos días, una noche), Myriem Akheddiou (Conexión Marsella), Angelo Dello Spedale (Pom, le poulain) y Jeanne Dandoy (Bullhead).

En lo que a animación se refiere la única representante es Teresa y Tim, cinta española nominada al Goya que supone el debut en la dirección de Agurtzane Intxaurraga y que gira en torno a la relación entre una niña y un duende. Ambos unirán fuerzas para evitar que un malvado feriante capture al duende.

Anuncios

Tráiler de ‘Cymbeline’: destruidos por la traición, unidos por venganza


Anton Yelchin, Ed Harris y Milla Jovovich son algunos de los intérpretes de 'Cymbeline', nueva adaptación de Shakespeare.Una de las cosas que más se critican del cine actual es su alto número de adaptaciones, remakes y secuelas de obras ya realizadas. En este ámbito las obras teatrales de William Shakespeare han sido y son algunas de las utilizadas por actores y directores para tratar de demostrar un cierto nivel dramático en sus respectivas labores. Pero dentro de dichas adaptaciones hay incluso una segunda categoría, aquella que engloba a las reinterpretaciones en clave moderna de las historias atemporales de Shakespeare. El tráiler de la última incorporación a este grupo ya ha sido publicado. Se trata de Cymbeline, que traslada a la actualidad una de las últimas obras del dramaturgo y que se basa en el jefe tribal bretón Cunobelinus y con influencias directas del ‘Decamerón’ de Boccaccio y la crónica de Holinshed.

Adaptada y dirigida por Michael Almereyda, quien ya adaptó en el año 2000 Hamlet, una historia eterna, la trama se centra en la relación romántica de dos jóvenes, él un joven acogido por un importante criminal y ella la hija de dicho criminal. Un amor que, como no podía ser de otro modo, es censurado, lo que les lleva a huir. Durante su exilio el joven entabla amistad con un hombre que le incita a apostar por la honradez de su amada, manipulando los acontecimientos y llevando al joven a creer en una traición falsa. Los acontecimientos se precipitarán cuando el capo criminal decida implantarse en la ciudad en la que los dos amantes intentan reconstruir sus vidas. La obra, desde luego, contiene todos los elementos propios del drama shakesperiano, y a todas luces ofrecen al director los pilares necesarios para construir un thriller sólido.

Empero, para eso habrá que esperar a su estreno. Lo que por ahora sí puede intuirse, al menos si nos basamos en lo que deja ver este primer avance, es un cierto estilo clásico o, si se prefiere, tradicional tanto en la narrativa como en la puesta en escena. Sin grandes alardes visuales o fotográficos, Almereyda parece optar más por una alternativa sosegada que permita a los actores desarrollar más su trabajo, el cual parece que no va a tratar de ser exactamente igual al de la obra en la que se basa, sobre todo en lo que a diálogo se refiere. Por contra, los pocos momentos de acción que se desprenden del tráiler se antojan algo exagerados, tal vez en un intento de trasladar la violencia y la fuerza de la guerra que presumiblemente centrará buena parte del desarrollo dramático.

Aunque sin duda, lo más atractivo de la película (y del tráiler) es el reparto que la protagoniza, y cuyos principales rostros pueden verse en este primer avance. Ed Harris (Snowpiercer) como Cimbelino, el capo criminal; Dakota Johnson (Need for speed) como la hija; Penn Badgley (Margin call) como el amante y protegido de Cimbelino; Ethan Hawke (The purgue: La noche de las bestias) como el amigo con el que se apuestan la honradez de la joven amante; y Milla Jovovich (Resident Evil) como la esposa de Cimbelino. Anton Yelchin (Star Trek: En la oscuridad), John Leguizamo (#Chef), Bill Pullman (Lola versus) y Delroy Lindo (serie Believe) completan el reparto. A continuación podéis encontrar este primer tráiler.

La lucha contra los zombies de Jovovich derrota a Tadeo Jones


Ha tenido que pasar un mes y medio para que Las aventuras de Tadeo Jones desaparezca del número uno de las películas más taquilleras en España. Y lo ha hecho de forma abrupta ante un título de terror como es Resident Evil: Venganza; abrupta porque, tras varias semanas sin moverse de la primera posición con más de un millón de euros cada siete días, el pasado fin de semana sufrió un descenso del 45%. En general, el comportamiento de la taquilla en España ha sido bastante flojo comparándolo con años anteriores e, incluso, con semanas anteriores. 5,9 millones de euros y unas 800.000 entradas es el balance del 5 al 7 de octubre.

Entrando en detalle, la película protagonizada por Milla Jovovich (Dirty Girl) se lleva 1,09 millones de euros repartidos en 429 pantallas, lo que arroja un promedio de 2.060 euros, el más bajo de los registrados entre los tres títulos más vistos. Es de suponer, sobre todo con algunas producciones que están por llegar, que su comportamiento sea similar al de otras entregas de la saga y se desinfle rápidamente al ser un producto principalmente de consumo inmediato. Sea como fuere, lo normal es que supere con facilidad los cinco millones.

El segundo y tercer puestos los ocupan los otros dos grandes estrenos de la semana. Liam Neeson (La lista de Schindler) y su Venganza: Conexión Estambul logran 0,95 millones de euros en 320 pantallas, es decir, una media de casi 3.000 euros por cada una. En total, 134.000 espectadores para este film de acción que tiene todas las papeletas para tener una evolución similar a otras cintas de acción de los últimos meses. Habrá que esperar si el tirón de Neeson consigue hacer que la película supere los 7,5 millones de euros. Por su parte, El fraude consigue la mejor media por sala, unos 3.500 euros, aunque su recaudación total no supera los 0,85 millones de euros, por lo que se sitúa como la tercera película más vista del fin de semana. No es una mala cifra teniendo en cuenta la temática del film y los actores protagonistas, que buscan atraer a un público más adulto y exigente.

Tadeo Jones, con el descenso que antes mencionábamos, se encuentra esta vez en cuarta posición con unos 750.000 euros. Sin embargo, este descenso puede ser un espejismo si el próximo fin de semana, de tres días, vuelve a colocarse como lo más visto en España. Sea como fuere, sus cifras totales no dejan lugar a dudas: 13,75 millones de euros y 2,03 millones de espectadores… y todavía proyectándose en 386 salas, más que, por ejemplo, sus dos predecesoras.

Hacia la mitad de la tabla encontramos Si de verdad quieres…, que en su segunda semana desciende un 54% y se queda en los 0,32 millones de euros, con lo que ya llega a 1,21 millones de euros. Aunque el descenso es acusado, puede ocurrirle lo mismo que a Tadeo Jones y mejorar notablemente el fin de semana próximo, sobre todo si tenemos en cuenta que este tipo de comedias han tenido buena repercusión durante este 2012. Algo similar le ocurre a A Roma con amor, pues en su tercera semana cae un 51% y consigue un total de 2,25 millones de euros, de los que unos 300.000 euros pertenecen a los tres días aquí analizados.

Desde luego, este no está siendo un buen año para el cine de acción y la intriga. Un nuevo ejemplo lo encontramos en Salvajes, que en su segunda semana cae un 66% (el segundo descenso más alto) y se queda en los 0,28 millones de euros. En total, 1,33 millones que no hacen presagiar una mejoría para el film de Oliver Stone (Platoon). A esta película habría que sumar Mátalos suavemente, que se encuentra dos puestos más abajo con una reducción en su recaudación del 67%, es decir, apenas 120.000 euros que se suman a un total de 1,5 millones, posiblemente uno de los balances más bajos para un título con Brad Pitt (Troya) en su reparto.

Entre ambos, en el puesto octavo, encontramos otro de los estrenos más remarcables, Magic Mike, que se hace con 0,17 millones de euros en unas 231 salas, un promedio bastante reducido que no ofrece buenas expectativas para esta película, teniendo como objetivo más probable poco más del millón de euros. Cerrando este top 10 hallamos la española Blancanieves, que desciende en su segunda semana un 27%. 0,12 millones de euros es lo que obtiene durante el pasado fin de semana, teniendo ya 0,36 millones de euros acumulados, algo que podría cambiar en el futuro si, finalmente, es seleccionada por la Academia de Hollywood para competir en los próximos Oscar.

Calor humano frente a la frialdad social en ‘El quinto elemento’


Para muchos será un clásico moderno de la ciencia ficción. Para otros, solo un título destacable del género. Por eso, y por algunos elementos que apuntaremos más adelante, he decidido no incluirla como un clásico en este blog. En cualquiera de los casos, El quinto elemento (1997) debe ser considerada como una película notable, una mezcla de humor y fantasía al más puro estilo Luc Besson, autor de la historia, del guión y de la dirección. Nada en ella resulta insulso o desmedido, e incluso las secuencias de acción están abordadas con una fuerza narrativa tal que encajan a la perfección en esta historia casi romántica protagonizada por Bruce Willis (Moonrise Kingdom) y Milla Jovovich (Stone).

Y digo lo de romántica porque la historia gira en torno a un antihéroe (como muchos de los personajes en la carrera de Willis) que es elegido para salvar el planeta de una amenaza exterior a través de la protección de una joven en la que se ha encarnado el quinto elemento de la Tierra. Más allá de los elementos originales introducidos en su trama (muchos de ellos tienen que ver con la visión europea de Estados Unidos) como el ya mencionado quinto elemento o los personajes secundarios, lo que más llama la atención es el imaginativo mundo civilizado del futuro y, sobre todo, la estructura casi militar de su sociedad y de sus infraestructuras.

Todo en ella, desde los cubículos a los que se llama apartamentos hasta la forma en la que se realizan identificaciones o compras de billetes recuerdan en cierto modo al férreo control que en otros films de corte menos fantástico y más histórico se refleja. La originalidad de este ambiente diseñado por Besson queda completada por su visión fresca y viva de todos los elementos de la historia, desde los decorados hasta el villano, un nuevo trabajo sobresaliente de Gary Oldman (El topo). En este sentido, el director recupera con acierto el sentido de la aventura sin fisuras, evitando en todo momento el tono sombrío o lúgubre de otras cintas apocalípticas.

Pieza clave del conjunto son, sin lugar a dudas, los actores, comenzando por un Willis en estado de gracia que recupera la esencia de muchos de sus personajes gracias a, como hemos dicho, ese aire de antihéroe, de hombre involucrado en una aventura que no ha buscado pero de la que debe salir por su propia seguridad. Aunque tal vez el verdadero descubrimiento de la cinta sea Jovovich, actriz que por aquel entonces comenzaba a ganar renombre gracias a títulos como Regreso al lago azul (1991) o Chaplin (1992). Su labor como quinto elemento, reuniendo en un solo ente el candor de la inocencia y la efectividad mortífera de una máquina de matar, unido a la extravagancia en su expresividad y en su forma de entender el mundo (por otro lado, lógicas con su personaje) lanzaron al estrellato a esta actriz que, curiosamente, el pasado fin de semana llegaba a la cartelera española al mismo tiempo que el director de este film.

El mensaje dentro del fantástico

Ya he afirmado en varias ocasiones que el género fantástico y la ciencia ficción son caldos de cultivo excelentes para desarrollar críticas agudas de la sociedad actual o del camino que puede tomar la Humanidad si se siguen tomando las decisiones que se toman. El quinto elemento no pierde ese elemento, aunque para ser justos lo minimiza en favor del entretenimiento más palpable. Y es que Luc Besson nunca ha sido un creador que guste de mensajes grandilocuentes o de historias muy profundas o metafísicas. De hecho, es más que probable que tuviera dificultades en narrarlas, lo cual no quiere decir que no sea un buen artista en su género.

En el caso del film con Willis, el director de Juana de Arco (1999), por cierto también protagonizada por Jovovich, aborda tanto con el diseño de producción como con la propia trama un conflicto que, curiosamente, cada vez se está mostrando más evidente, y que no es otro que la falta de calor humano en un mundo más y más mecanizado. Es gracias a esta idea que los caracteres de los dos protagonistas contrastan tanto en su forma y en su fondo. Si él se muestra frío, monótono y rodeado de un mundo donde el espacio es aprovechado hasta el más mínimo milímetro y todo se sirve de máquinas y computadoras, ella se mueve más por el conocimiento tanto de la historia como de las relaciones humanas.

Dicho contraste, que como decimos queda reducido muchas veces a la mínima expresión por las necesidades de un guión donde predomina la acción y la aventura (muy bien rodadas, todo hay que decirlo), es el que mantiene buena parte de la tensión dramática del argumento. El espectador “sufre” con el dolor de un ser solo agrede cuando se le ataca, y se pone de su parte desde su aparición en el primer acto, actitud que comparte con el personaje de Willis. En cierto modo, el foco de esperanza que representa el personaje de Jovovich y la resolución del film representan la mayor y mejor lección del relato, y que no es otro que la Tierra no es nada sin un quinto elemento imprescindible para unir a los hombres y poder salvar el planeta.

Comenzábamos diciendo que El quinto elemento puede que sea un clásico moderno. Y en cierto modo es así, pero su apuesta decidida por el entretenimiento más puro la convierten, por ahora, en un título destacable dentro del género. Posiblemente con el paso de los años alcance el grado de título imprescindible. De lo que no cabe duda es de que Besson firma una de sus mejores obras, una combinación de humor y acción que, desde Francia, bebe del estilo norteamericano.

Diccineario

Cine y palabras

A %d blogueros les gusta esto: