‘Maléfica’ regresa para acabar con los zombies de ‘Zombieland’


Fin de semana de secuelas. Y de lo más variadas. Los dos principales títulos que llegan este viernes 18 de octubre a las salas españolas son secuelas de dos exitosas cintas, recuperando a sus actores originales e incorporando nuevas caras conocidas. Pero por supuesto, no son las únicas novedades. Un buen puñado de estrenos para todo tipo de públicos se presenta en la cartelera.

Aunque como digo, uno de los principales títulos es Zombieland: Mata y remata, secuela de la cinta de 2009 que lograba una efectiva mezcla de humor, acción y sangre por los cuatro lados de la pantalla. La trama se sitúa tiempo después de los acontecimientos de la película original. Los cuatro miembros de esa especie de familia disfuncional deberán enfrentarse a nuevos tipos de zombis que han sabido evolucionar, además de encontrarse con nuevos supervivientes humanos. Y deberán hacerlo intentando sobrevivir a los problemas que provoca su propia convivencia. Ruben Fleischer (Gangster Squad. Brigada de élite) vuelve a ponerse tras las cámaras, mientras que Woody Harrelson (Han Solo: Una historia de Star Wars), Jesse Eisenberg (Ahora me ves 2), Emma Stone (La favorita) y Abigail Breslin (Final girl) vuelven a interpretar el cuarteto protagonista, estando acompañados por Zoey Deutch (The disaster artist), Rosario Dawson (The ever after), Bill Murray (Dos tontos todavía más tontos), quien también repite respecto a Bienvenidos a Zombieland, Dan Aykroyd (Tammy) y Luke Wilson (Hollow body), entre otros.

También regresa a las pantallas Maléfica: Maestra del mal, segunda parte de la reinterpretación del cuento de La Bella Durmiente que vuelve a centrarse en el personaje de la villana. La trama narra la compleja relación de la protagonista con la que pronto será coronada Reina, y cómo deberán hacer frente a nuevos adversarios para proteger las tierras y las criaturas mágicas que residen en ellas. Dirigida por Joachim Rønning (Piratas del Caribe: La venganza de Salazar), la película vuelve a contar con Angelina Jolie (The tourist) como protagonista, completando el reparto Elle Fanning (La seducción), Michelle Pfeiffer (Ant-Man y la Avispa), Chiwetel Ejiofor (Doctor Strange), Ed Skrein (Deadpool), Sam Riley (Sometimes always never), Imelda Staunton (Pride) y Juno Temple (Wonder Wheel).

Dejando a un lado las producciones hollywoodienses nos encontramos con The King, drama histórico de corte biográfico con capital británico, húngaro y australiano. Esta producción de Netflix que tendrá un estreno limitado en salas narra los primeros años de Enrique V como rey de Inglaterra. La trama sigue al joven y caprichoso príncipe que abandonó sus responsabilidades reales para vivir entre la plebe, y cómo la muerte de su padre le obliga a retomar una vida de la que quería huir. Tras su coronación deberá aprender a lidiar con las intrigas palaciegas, afrontar una guerra y tratar de mantener los lazos que le unen a su antigua vida. David Michôd (Máquina de guerra) dirige esta propuesta protagonizada por Timothée Chalamet (Call me by your name), Sean Harris (Misión: Imposible. Fallout), Ben Mendelsohn (Robin Hood. Forajido, héroe, leyenda), Robert Pattinson (Z, la ciudad perdida), Lily-Rose Depp (Un hombre fiel), Tara Fitzgerald (Una) y Joel Edgerton (Gorrión rojo), quien escribe el guión junto al propio director.

Esta semana también es el regreso del director Costa-Gavras (El capital), Adults in the room (Comportarse como adultos), basado en el libro escrito por el economista Yanis Varoufakis. El argumento aborda la batalla política entre el propio Varoufakis como ministro de Finanzas griego y la Unión Europea durante la renegociación de la relación de Grecia y el resto de países. La cinta analiza todo lo que ocurre a puerta cerrada, aquello que no trascendió a la opinión pública. Con capital francés y griego, este drama biográfico está protagonizado por Christos Loulis (Do it yourself), Alexandros Bourdoumis (serie To soi sou), Ulrich Tukur (En la sombra), Josiane Pinson (Room service), Daan Schuurmans (Soof 2), Christos Stergioglou (Son of Sofia) y Aurélien Recoing (Malgré la nuit).

Puramente francesa es Retrato de una mujer en llamas, drama romántico de corte histórico ambientado en la Francia de 1770. La trama tiene como protagonista a una pintora que recibe un encargo: realizar un retrato de bodas de una joven que acaba de dejar el convento y tiene serias dudas respecto a su inminente matrimonio. La artista quiere retratarla sin su conocimiento, por lo que inicia una investigación diaria con la que se volverán más y más próximas. Dirigida por Céline Sciamma (La banda de las chicas), la cinta cuenta en su reparto con Noémie Merlant (Un seductor a la francesa), Adèle Haenel (120 pulsaciones por minuto), Luana Bajrami (La última lección), Valeria Golino (La casa de verano) y Christel Baras (Un hombre fiel).

España y Bélgica colaboran en El asesino de los caprichos, thriller policíaco dirigido por Gerardo Herrero (Las siete muertes) que arranca cuando se producen varios crímenes en un barrio de clase alta. Todas las víctimas tienen en común coleccionar grabados de Goya. Dos inspectoras de policía iniciarán una investigación para descubrir a un asesino que, además, reproduce con sus víctimas las escenas de los Caprichos de Goya. Maribel Verdú (Superlópez), Aura Garrido (La niebla y la doncella), Roberto Álamo (Tiempo después), Daniel Grao (Animales sin collar), Antonio Velázquez (Mi gran noche), Ginés García Millán (Regreso al horizonte) y Ruth Gabriel (Hielo) son los principales actores.

Pasamos al único estreno de animación, Harvie y el museo mágico, producción de la República Checa de 2017 que sigue las aventuras de un niño de 10 años muy inteligente y tal vez demasiado entusiasta cuyo único objetivo es superar el último e imposible nivel de su videojuego favorito, en un intento de ser respetado por sus compañeros de colegio y recibir el orgullo de su padre. Pero al acabar el juego comenzará el verdadero viaje cuando se adentre en el reino de los títeres y, por accidente, active el Disco Mágico, que devolverá la vida a los muñecos y a su monstruoso amo. El joven deberá usar todos sus conocimientos para poder superar este desafío. Dirigida a cuatro manos por Martin Kotík (Max Marvel Show) e Inna Evlannikova (Space dogs: aventura en el espacio), la película cuenta con las voces originales de Martin Klásek, Martin Dejdar (Kamenák 4), Ota Jirák (Saxana), Jirí Lábus (Tri bratri) y Zbysek Pantucek (serie Helena).

La última de las novedades es el documental Primeras soledades, producción francesa de 2018 que aborda las historias personales, familiares, las pasiones y, por supuesto, la soledades de un grupo de adolescentes de un instituto de los suburbios de París. Un reflejo de una etapa de la vida en la que los jóvenes se plantean cómo afrontar su futuro, cómo huir de unas familias que están completamente rotas, cómo comenzar una vida que les puede traer tantas cosas buenas como malas. La cinta está dirigida por Claire Simon (Le concours).

Anuncios

‘Vengadores: Endgame’: y Marvel reinventó el cine


En una época de series y consumo inmediato, Marvel ha logrado, una vez más, lo imposible: que nos sentemos tres horas seguidas para ver lo que podría calificarse como el evento del año… no, de la década… no, del cine moderno. No dudo que haya detractores del cine de superhéroes, considerándolo poco menos que un producto de marketing pensado para adolescentes y frikis. Y aunque haya algunas películas que puedan responder a ese estereotipo, la Casa de las Ideas ha demostrado que este género es algo más. Vengadores: Endgame es la prueba definitiva de ello.

La película de los hermanos Russo, autores la precedente Vengadores: Infinity war, es sencillamente indescriptible. Y contrariamente a lo que pueda pensarse, no lo es por el aluvión de efectos digitales que contiene. Ni siquiera por la inmensidad de su trama. Lo es por la complejidad de sus personajes, por el desarrollo dramático de unos acontecimientos trágicos y traumáticos y el modo en que un grupo de personajes deciden afrontarlos. Esto confirma que toda buena película necesita explorar las motivaciones, los miedos y los deseos de sus personajes, llevarlos a situaciones límite y mostrar cómo reaccionan ante ellas. Y da igual cuál sea el contexto. En el caso que nos ocupa, todo ello con un inteligente toque humorístico en los momentos adecuados, aliviando la tensión dramática. El único problema, si es que puede considerarse así, es que existen tantos personajes que muchos quedan relegados a meros testimonios presenciales.

Pero Vengadores: Endgame es más, muchísimo más. Ahora que las series de televisión parecen haberse adueñado del entretenimiento, esta película confirma que si la pequeña pantalla puede beber de influencias cinematográficas, el séptimo arte puede hacer lo propio con el formato episódico. Desde este punto de vista, esta conclusión podría entenderse como el último capítulo de una primera temporada que ha durado 11 años y ha tenido 22 capítulos. Y en cierto modo, así está planteado. Desde que se estrenara Iron Man en 2008 todo lo que se ha visto en cada una de las películas estaba perfectamente planificado para formar parte de una macrohistoria mucho mayor y compleja que ha derivado en este ‘fin de partida’. No se trata simplemente de presentar personajes y juntarlos luego en otra película. No, cada acontecimiento, cada cambio, trauma, decisión y victoria (o derrota) han definido todo para llegar a este punto. Y esa es la esencia misma de cualquier producción seriada.

Y por si hubiera dudas de ello, la propia estructura dramática del film se encarga de asentar la idea. A lo largo de su desarrollo (y sin desvelar nada de la trama), la cinta viaja por el pasado de los personajes y por momentos de otros títulos de Marvel tanto física como psicológicamente. El espectador asiste a una introspección mucho mayor de los héroes que durante más de una década le han acompañado. Se produce así una mayor comprensión de sus motivaciones, de sus decisiones, de su ira y su temor. Pero sobre todo se logra un grado de empatía con todos ellos difícil de alcanzar en un film normal y corriente. A esto contribuye, claro está, haberles visto crecer a lo largo de cada film. Posiblemente muchos ya os hayáis dado cuenta, pero esta descripción de personajes es exactamente la misma que se puede hacer en una serie, que basa buena parte de su éxito en que los personajes pueden desarrollarse durante más tiempo que en una película.

Si no he mencionado nada de los efectos especiales o la acción no ha sido deliberado. Es sencillamente que la profundidad dramática de la cinta relega las espectaculares batallas a un segundo plano. Tal es la complejidad de Vengadores: Endgame. Y tal es el homenaje que Marvel rinde a sus fans, a los que ofrece un producto final más que excepcional. Los hermanos Russo, con su habitual y notable pulso narrativo, logran que las tres horas de duración sean un suspiro. Su sello se deja ver en cada plano, especialmente en ese combate final con plano secuencia marca de la casa. ¿Y el final? Pues el que debería ser, ni más ni menos, títulos de créditos incluidos. La película deja clara una cosa: que es el fin de una era y que nada volverá a ser lo mismo. Pero también deja la sensación de estar ante algo tan grandioso que será difícil de superar, tanto en espectacularidad como en carisma de sus protagonistas. En los años 60 Marvel revolucionó los cómics; ahora ha hecho lo mismo con el concepto mismo del cine, traspasando la propia dimensión de película autoconclusiva o de la secuela.

Nota: 9,5/10

‘Ant-Man y la Avispa’ se cuelan en el robo de ‘Ocean’s 8’


6Comenzamos nuevo mes cinematográfico, y a tenor de los estrenos que llegan este viernes, 6 de julio, y los que están por llegar, parece que el verano ha llegado al séptimo arte. Películas destinadas a llenar las salas, propuestas para todos los gustos y un sabor de puro entretenimiento es lo que parecen prometer los títulos de los próximos días, incluyendo el que llegó el pasado miércoles, día 4.

Y es que desde hace dos días está en las salas españolas Ant-Man y la Avispa, continuación del éxito de Marvel de 2015, de nuevo dirigida por Peyton Reed (Separados). La trama de esta segunda parte sitúa al héroe tratando de equilibrar sus responsabilidades como padre con sus actos heroicos como Ant-Man. Pero una nueva amenaza le obligará a colaborar con el Dr. Pym y la Avispa, desvelando secretos del pasado que darán un nuevo giro a la realidad que hasta ahora conocía. Acción, humor y efectos especiales es la combinación de esta cinta protagonizada por Paul Rudd (Juerga de mamis), Evangeline Lily (Acero puro), Michael Douglas (Más allá de la duda), Michelle Pfeiffer (Madre!), Michael Peña (12 valientes), Laurence Fishburne (Passengers), Walton Goggins (Los odiosos ocho), Hannah John-Kamen (Ready Player One), Judy Greer (La guerra del planeta de los simios), Randall Park (Descontroladas) y Bobby Cannavale (Jumanji: Bienvenidos a la jungla).

Entre las novedades de este viernes destaca Ocean’s 8, nueva entrega de la famosa serie de películas que combinan humor, algo de acción, intriga, lujo y un espectacular robo que, en esta ocasión, cuenta con un equipo formado únicamente por mujeres. El argumento arranca cuando la hermana de Danny Ocean, Debbie, decide cometer el robo del siglo en la gala Met anual que se celebra en Nueva York. Y para eso necesitará rodearse de un equipo de especialistas. Gary Ross (Los hombres libres de Jones) es el encargado de poner en imágenes la historia, que en su reparto cuenta con Sandra Bullock (Expertos en crisis), Cate Blanchett (Thor: Ragnarok), Anne Hathaway (El becario), Helena Bonham Carter (Sufragistas), Mindy Kaling (Los tres reyes malos), Sarah Paulson (Los archivos del Pentágono), Awkwafina (Malditos vecinos 2) y Rihanna (Valerian y la ciudad de los mil planetas).

Muy diferente es la también norteamericana No te preocupes, no llegará lejos a pie, regreso a la gran pantalla de Gus Van Sant (Tierra prometida) para adaptar el libro biográfico de John Callahan que, a medio camino entre la comedia y el drama, narra la juventud del protagonista, sus problemas con el alcohol y cómo un grave accidente en el que casi pierde la vida le llevó, con el apoyo de su novia y de un patrocinador, a convertirse en uno de los dibujantes más reconocidos del mundo. El reparto está encabezado por Joaquin Phoenix (En realidad, nunca estuviste aquí), Jonah Hill (Juego de armas), Rooney Mara (Lion), Jack Black (El rey de la polca), Carrie Brownstein (Carol), Beth Ditto y Kim Gordon (Imponderable).

El último título de la semana procedente de Estados Unidos es La primera purga: La noche de las bestias, nueva entrega de la conocida saga de terror que, en esta ocasión, narra los orígenes del universo mostrado en las anteriores películas. Así, los conocidos como Nuevos Padres Fundadores impulsan un experimento para mantener la tasa de criminalidad por debajo del 1%, poniendo en práctica la teoría sociológica que permite la agresión por una noche en una comunidad aislada. Pero la violencia de los opresores choca frontalmente con la furia de los oprimidos, estallando un conflicto que se extenderá por todo el país. Gerard McMurray (Burning sands) se pone tras las cámaras, mientras que Luna Lauren Velez (serie Dexter), Marisa Tomei (Spider-Man: Homecoming), Lex Scott Davis (SuperFly), Y’lan Noel (House of another) y Mo McRae (November rule) son los principales actores.

Pasamos a los estrenos europeos, en concreto a la española Jefe, comedia con la que Sergio Barrejón debuta en el largometraje como director. La trama arranca cuando un empresario de éxito que parece estar por encima del bien y del mal se encuentra, de la noche a la mañana, sin empresa, sin socios, sin esposa, sin casa y con Hacienda acosándole. Solo con la ayuda de la chica de la limpieza comenzará un camino para intentar recuperar su vida. Entre los actores destacan Luis Callejo (El aviso), Juana Acosta (Perfectos desconocidos), Carlo D’Ursi (Como la espuma), Josean Bengoetxea (Bajo la piel de lobo) y Bárbara Santa-Cruz (Fe de etarras).

También procede de España Jean-François y el sentido de la vida, cinta escrita y dirigida por Sergi Portabella con la que el director debuta en el largometraje. El argumento se centra en un joven que, después de leer un libro de Albert Camus, decide emprender un viaje a París para conocer al autor. Pau Durà (Reset), Claudia Vega (Eva), Àgata Roca (El pregón), Théo Cholbi (Reparar a los vivos) y Max Megías (Tots volem el millor per a ella) son los protagonistas.

Francia y Bélgica colaboran en Sácame de dudas, film que gira en torno a un hombre de 45 años que descubre que el hombre que le ha criado no es su verdadero padre. Comienza así una búsqueda que le llevará no solo a encontrar a su verdadero progenitor, sino a descubrir nuevos secretos que cambiarán su vida. A medio camino entre la comedia y el drama, la cinta está dirigida por Carine Tardieu (Du vent das mollets) y protagonizada por François Damiens (El nuevo nuevo testamento), Cécile De France (Un amor de verano), Guy Marchand (Calomnies), André Wilms (Marie Curie) y Alice de Lencquesaing (La boda).

Puramente francesa es La número uno, thriller dramático en torno a los esfuerzos de una mujer que, apoyada por un club de mujeres influyentes, aspira a dirigir una de las 40 empresas más influyentes del país galo, involucrándose en una guerra empresarial por lograr el puesto. Dirigida por Tonie Marshall (Passe-passe), la cinta cuenta en su reparto con Emmanuelle Devos (Felices sueños), Suzanne Clément (La taularde), Richard Berry (Nos femmes), Sami Frey (Mensch) y Benjamin Biolay (Gaby baby doll).

Como es habitual, terminamos los documentales. Whitney es el título del film que recorre la vida, el ascenso al estrellato y la caída de la cantante Whitney Houston, fallecida en 2012, a través del testimonio de sus familiares y de conocidos actores y productores musicales. Kevin Macdonald (Mi vida ahora) dirige esta propuesta.

Por último, Braguino es una obra francesa dirigida por Clément Cogitore (Ni le ciel ni la terre) que narra la vida de dos familias en los confines de Siberia, en una zona a la que solo se puede llegar en helicóptero. Allí, y mientras las familias viven tan enfrentadas como separadas por un río, se ha creado una república de los niños en una isla.

‘Ant-Man y la Avispa’: mínimos cuánticos


Entretenimiento enorme, historia microscópica. Esa es la máxima (y la mínima) de esta secuela de un superhéroe que ya en su primera entrega podría haber dado algo más, tuvo una especie de interesante redención en la Guerra Civil superheróica de Marvel y confirma su poco recorrido en solitario en su segunda película.

En efecto, y por mucho que añadan otro insecto en el título, Ant-Man y la Avispa demuestra que este superhéroe no tiene mucho donde escarbar para encontrar un trasfondo dramático sólido. Tal vez sea por el carácter humorístico y el tono burlón de la narrativa, pero lo cierto es que esta continuación se toma menos en serio incluso que el film original. Más allá de chistes y gags recurrentes, el arco argumental carece de lo más básico de una historia: el conflicto. Sí, es cierto que existe un conflicto personal (el arresto domiciliario), uno emocional (el love interest no del todo correspondido) y uno externo (la villana de turno), pero ninguno de ellos llega a resultar real. Da la sensación de estar más bien ante un episodio de transición de alguna de las numerosas series más limpias de superhéroes, en las que el o la protagonista siempre logra su objetivo casi sin despeinarse.

Y sus responsables lo saben. A tenor del resultado, eran conscientes desde el primer momento. La apuesta por el humor y, sobre todo, el ritmo frenético del desarrollo imprime al conjunto un tono jocoso, casi infantil, que intenta hacer olvidar que estamos ante una película carente de fondo. Visualmente poderosa, manejando las escalas de forma magistral y con unas secuencias de acción brillantes en muchos momentos, la cinta logra combinar con acierto humor, adrenalina y ciertos toques dramáticos (lo justo para que no sea una comedia al uso). De ahí que el sabor de boca que deja no sea demasiado amargo y mantenga la línea iniciada por la anterior película.

Ahora bien, si algo define este film es la ya clásica escena post-créditos, que vendría a reafirmar la idea de que el film es en realidad una especie de excusa para presentar a estos personajes de cara al macro evento cinematográfico que continuará lo narrado en Vengadores: Infinity War. El final de Ant-Man y la Avispa deja literalmente sin palabras al espectador, respondiendo a una de las preguntas que muchos fans se habrán hecho en los últimos meses. Así las cosas, esta continuación es… pues eso, una continuación. Dramáticamente aporta poco a los personajes. Eso sí, con pocas películas se podrán pasar un par de horas más divertidas y entretenidas.

Nota: 6/10

‘Asesinato en el Orient Express’: pasajeros sin piedad


El principal hándicap de adapta al cine una novela mundialmente conocida que, además, es un clásico de la literatura de misterio, está precisamente en el argumento y, sobre todo, en la identidad del asesino. Y si además ya se ha llevado anteriormente a la gran pantalla con un buen plantel de actores, el desafío parece casi insalvable. De ahí que uno pueda preguntarse qué aporta esta nueva versión de la obra de Agatha Christie realizada y protagonizada por Kenneth Branagh (Cenicienta). Y la respuesta no es sencilla.

En efecto, la historia de Asesinato en el Orient Express no resulta especialmente atractiva para aquellos que ya conozcan el desenlace. A pesar de estar bien elaborada y con sólidos cimientos dramáticos, perfectamente planteados y desarrollados en sus momentos clave, lo cierto es que la trama puede llegar a resultar monótona en algunos momentos. Eso por no hablar del hecho de que su resolución no termina de arrojar demasiada luz al proceso por el cual el gran detective protagonista es capaz de establecer todas las conexiones entre los personajes.

Sin embargo, algo hay en esta versión que atrae poderosamente. Para empezar, un reparto plagado de estrellas y nombres del séptimo arte, algunos con mayor calidad artística que otros, pero todos ellos, en general, a un nivel extraordinario, fruto sin duda de la labor de Branagh. Lo más interesante, sin embargo, es la apuesta visual del director. Con una fotografía que explota al máximo las posibilidades del escenario nevado y acotado en el que se desarrolla la parte más importante de la trama, Branagh aprovecha todo lo que da de sí un vagón de tren para encontrar recursos narrativos soberbios. En la memoria quedan el descubrimiento del cadáver y la resolución final, claro homenaje a la pintura de ‘La última cena’ (en concreto, y en mi opinión, a la obra de Leonardo Da Vinci, pero eso queda a discreción del espectador).

Todo ello convierte este Asesinato en el Orient Express en una interesante experiencia visual, en un relato conocido visto con otros ojos y una interesante revisión del mensaje final de esta obra, en la que el bien y el mal se combinan hasta difuminar sus fronteras para convertir la investigación por asesinato en una reflexión sobre la justicia, la venganza y el dolor. Puede que aporte poco desde un punto de vista dramático, pero el modo en que se presenta es sumamente poderoso, y si esto se une a una sólida historia como esta, es muy sencillo y entretenido disfrutar de este viaje en tren.

Nota: 6,5/10

Kenneth Brannagh resuelve el ‘Asesinato en el Orient Express’


Después de la tormenta llega la calma. Y habitualmente, después de un fin de semana de blockbuster llega otro algo más tranquilo en lo que a grandes estrenos se refiere. Este viernes 24 de noviembre es, en cierto sentido, así. A pesar de que no hay ninguna película llamada a arrasar en la taquilla, sí aterrizan en la cartelera varios títulos lo suficientemente interesantes y atractivos como para atraer a un buen número de espectadores.

El primero de ellos es Asesinato en el Orient Express, nueva adaptación de la famosa novela de Agatha Christie que dirige y protagoniza Kenneth Branagh (Dunkerque). Para aquellos que no conozcan la trama, esta se desarrolla a bordo del Orient Express, un tren en el que viaja un nutrido y variopinto grupo de personas, entre ellos el detective Hercules Poirot. Cuando uno de los pasajeros aparece muerto una mañana, el detective deberá averiguar quién es el responsable de su muerte, algo complicado cuando todos los pasajeros podrían tener motivos para matarle. Intriga y drama se dan cita en este viaje que cuenta con un espectacular reparto integrado, además de Branagh, por Michelle Pfeiffer (Madre!), Daisy Ridley (Star Wars: Episodio VII – El despertar de la Fuerza), Judi Dench (La reina Victoria y Abdul), Johnny Depp (Piratas del Caribe: La venganza de Salazar), Penélope Cruz (La reina de España), Willem Dafoe (La gran muralla), Derek Jacobi (Cenicienta) y Josh Gad (La Bella y la Bestia).

Muy diferente es Saw VIII, nueva entrega de la famosa saga de terror que arranca cuando una serie de cuerpos comienzan a aparecer por diferentes rincones de la ciudad. El denominador común de todos ellos es la violenta muerte que tuvieron, y las sospechas recaen en Jigsaw, que lleva más de 10 años muerto. Terror y gore en estado puro en este film dirigido a cuatro manos por los hermanos Michael y Peter Spierig (Daybreakers) y protagonizado por Laura Vandervoort (Ted), Tobin Bell (Enterrados vivos), Callum Keith Rennie (Warcraft: El origen), Matt Passmore (serie The Glades), Mandela Van Peebles (We the party) y Brittany Allen (Look again).

Estados Unidos, Reino Unido y Francia colaboran en Paddington 2, continuación de la película de 2014 sobre el oso con abrigo y sombrero creado por Michael Bond y cuyo argumento se centra en la rutina que ya vive el joven oso junto a la familia que le ha acogido. Con motivo del 100 cumpleaños de su tía, decide aceptar todo tipo de trabajos para poder ahorrar y comprar un buen regalo, aunque todo se complica cuando el presente es robado. Dirigida por Paul King, realizador de la primera parte, esta comedia cuenta con las voces de Ben Whishaw (En el corazón del mar), Michael Gambon (Kingsman: El círculo de oro) e Imelda Staunton (Pride), a los que se suman Sally Hawkins (Godzilla), Hugh Bonneville (Una razón para vivir) y Julie Walters (Brooklyn) para dar vida al resto de personajes.

Estos tres países también están detrás de En realidad, nunca estuviste aquí, thriller dramático basado en la novela de Jonathan Ames que gira en torno al secuestro de la hija de un importante político y cómo este contacta con un veterano de guerra que se dedica a salvar chicas de las mafias y las redes de explotación sexual. Lynne Ramsay (Tenemos que hablar de Kevin) es la encargada de poner en imágenes esta historia protagonizada por Joaquin Phoenix (Puro vicio), Ekaterina Samsonov (The ticket), Alessandro Nivola (Selma), John Doman (serie Gotham), Judith Roberts (Sentencia de muerte) y Alex Manette (La venganza de Jane).

El drama de acción tiene su principal representante en 6 días, film dirigido por Toa Fraser (Tierra de guerreros) que narra los hechos acontecidos durante la ‘Operación Nimrod’, que tuvo lugar después de que un grupo de terroristas israníes asaltaran la embajada iraní en Londres en 1980, tomando 26 rehenes y exigiendo la liberación de 91 presos durante el régimen del Ayatolá Jomeini. La trama aborda la tensión de esos momentos y el rescate final a cargo de las fuerzas especiales británicas. Mark Strong (El caso Sloane), Jamie Bell (Cuatro Fantásticos), Abbie Cornish (Geostorm), Martin Shaw (Facelift), Jared Turner (End of daze) y Emun Elliott (Exodus: Dioses y reyes) son los principales actores.

Puramente británica es Tierra de Dios, drama romántico escrito y dirigido por el actor Francis Lee (No soy nadie sin ti), quien debuta de este modo en la dirección de largometrajes. La historia sigue el aprendizaje de un joven que vive en una granja junto a sus ancianos padres cuidando y criando ovejas. Su alienada vida cambia cuando llega a la granja un trabajador rumano para ayudar en las tareas, surgiendo algo entre ambos que llevará al joven a aprender a amar. En el reparto destacan los nombres de Josh O’Connor (Florence Foster Jenkins), Alex Secareanu (Elegidos para ser héroes), Gemma Jones (El diario de Bridget Jones) e Ian Hart (La mejor receta).

En lo que a producción española se refiere, La higuera de los bastardos es la adaptación de la novela de Ramiro Pinilla que, en clave de comedia dramática con toques de thriller, sigue a un ejecutor durante el Franquismo que, al cruzar su mirada con la de un niño al que dejó huérfano, decide vigilar y cuidar la higuera que el pequeño plantó sobre la tumba de su padre. Convencido de que en un futuro el chico le matará, su actitud con el árbol empieza a crearle fama de ermitaño y convierte el lugar en sitio de peregrinación. Todo ello mientras el chivato que denunció a la familia no se separa del ejecutor pensando que bajo el árbol lo que realmente se esconde es un tesoro. Dirigida por Ana Murugarren (Tres mentiras), la película está protagonizada por Karra Elejalde (1898. Los últimos de Filipinas), Carlos Areces (De regreso al colegio), Jordi Sánchez (Señor, dame paciencia), Eneko Sagardoy (Amaren eskuak), Ramón Barea (El guardián invisible) y Pepa Aniorte (Cuerpo de élite), entre otros.

También es de producción nacional Tierra firme, comedia dirigida por Carlos Marques-Marcet (Fantastic) que gira en torno al viaje de tres amigos en barco por los canales de Londres. A través de sus experiencias y su forma de entender el amor se pondrá a prueba su capacidad para seguir juntos a pesar de sus diferencias. Natalia Tena (serie Juego de Tronos), Oona Chaplin (Proyecto Lázaro), David Verdaguer (Verano 1993), Geraldine Chaplin (Un monstruo viene a verme), Charlotte Atkinson (Cold), Lara Rossi (serie Crossing lines) y Trevor White (American Assassin) encabezan el reparto.

Otro de los estrenos europeos es El fiel, film nominado en la pasada edición de los Oscar que une crimen y drama en una historia de amor protagonizada por dos jóvenes que guardan importantes secretos y mantienen una doble vida que puede poner en peligro no solo su turbulento amor. Michaël R. Roskam (Bullhead) es el encargado de dirigir esta cinta interpretada, entre otros, por Matthias Schoenaerts (La chica danesa), Adèle Exarchopoulos (Diré tu nombre), Kerem Can (Istambul Story), Sam Louwyck (Monk) y Jean-Benoît Ugeux (L’astragale).

La única representante de la animación es la noruega El bosque de Haquivaqui, musical de 2016 para toda la familia que arranca cuando los animales más pequeños del bosque deciden redactar una ley para que todos puedan vivir en paz y armonía y evitar así que los animales más grandes se los coman. El problema es que el zorro siempre está hambriento. Basado en el libro de Thorbjørn Egner, la cinta está dirigida por Rasmus A. Sivertsen (Dos colegas al rescate) y cuenta con las voces de Nils Jørgen Kaalstad (Staying alive), Frank Kjosås (Engelen) y Stig Henrik Hoff (El último rey), entre otros.

A medio camino entre el documental y la comedia dramática está la española Cortar (Las 1001 novias), tercera entrega de la trilogía escrita, dirigida y protagonizada por Fernando Merinero (El viaje de Penélope), en la que analiza su vida y sus relaciones más íntimas a raíz del rodaje de una película en Gran Canaria, donde se reencuentra con antiguas parejas a través de cartas y recuerdos. En el resto del reparto destacan Angélica Revert (Retratos de mujer con hombre al fondo), Montserrat Berciano, Carolina Clemente (Tres metros sobre el cielo) y Magaly Santana (Los hijos del viento).

El documental en estado puro es el género de la española Indestructible. El alma de la salsa, ópera prima de David Pareja que realiza un recorrido visual por la salsa hasta que Diego ‘El Cigala’ la hace suya creando un acontecimiento irrepetible.

También española es El latido de Urdaibai, documental que recoge la vida dentro de esta Reserva de la Biosfera de la UNESCO desde hace más de 30 años. A través de las actividades cotidianas de varios personajes el director Alberto Rojo compone un retrato de la realidad actual de este espacio natural.

‘Madre!’: la destrucción del amor


Vaya por delante que Madre! es una película escrita y dirigida por Darren Aronofsky (Réquiem por un sueño). Y eso, en esencia, es decirlo casi todo de un obra de este director. Su último trabajo, una suerte de redención de aquella extraña y fallida apuesta que fue Noé (2014), es una historia compleja, interpretable en muchos niveles y con una profundidad moral, dramática y reflexiva que obliga al espectador a repasar las escenas mentalmente una y otra vez.

Bajo el paraguas de una casa, dos personajes y una serie de secundarios que entran y salen sin tener en principio demasiado sentido dentro de la trama, Aronofsky crea de la nada, como si de un Dios se tratara, una interpretación de la existencia del ser humano a través de la religión. Lo que el cristianismo es para los creyentes, la poesía es para todos los personajes que rodean a unos extraordinarios Javier Bardem (El consejero) y Jennifer Lawrence (El lado bueno de las cosas). Y dicho esto, la interpretación de esta extraña y por momentos surrealista historia debería de ser relativamente sencilla de comprender. Ahora bien, lo que representa la pareja protagonista lo dejaré a elección del espectador.

En efecto, la casa construida por Aronofsky para albergar esta historia viene a ser un mundo en el que la locura, la violencia, el amor, el egoísmo, la vida y la muerte se dan cita. El problema de la película, si es que tiene alguno, es el propio Aronofsky. No es un director sencillo, más bien al contrario, y eso posiblemente llevará a muchos a considerar esta obra una amalgama de propuestas con poco sentido, propia de un director que se considera por encima de todo y de todos. Nada más lejos de la realidad. La visión del autor de Pi, fe en el caos (1998) es una muestra más de la genialidad de un director capaz de comparar religión y poesía, de narrar cómo el hombre destruye lo que le es dado y separa a Dios del amor. Y todo ello con un relato caótico, hermoso, intrigante y apocalíptico que deja algunos momentos sumamente perturbadores.

Desde luego, Madre! no es una película para todos los públicos. Los amantes de Darren Aronofsky volverán a encontrarse con ese director que logra con cada plano narrar más allá de lo que ven los ojos, más allá de lo que interpretan los actores. Un regreso por todo lo alto que, sin embargo, posiblemente no guste a aquellos que solo quieran ver un drama con toques de intriga. Hay muchos más niveles dentro de esa casa, del mismo modo que hay muchos más niveles interpretativos dentro de esta película. Entregarse por completo a la reflexión que plantea es un desafío que merece mucho la pena.

Nota: 8/10

La ‘Madre!’ de Aronofsky oye ‘La Llamada’ de Dios en ‘La cordillera’


Septiembre llega a su fin con algunas de las películas más interesantes de los últimos meses. La acción y la aventura de viernes anteriores dejan paso este día 29 al drama, la comedia y el thriller político. Todo ello acompañado de un buen puñado de estrenos dirigidos a todo tipo de público.

Este viernes supone el regreso del director Darren Aronofsky (Noé), que con Madre! regresa al thriller psicológico y de misterio que tan buenos resultados le ha dado en otras ocasiones. Escrita y dirigida por él mismo, la historia se centra en un poeta con un bloqueo creativo y su joven esposa, que viven en una casa en medio de la naturaleza que aprovechan para rehabilitar. Sus vidas cambian cuando una pareja de desconocidos se presentan de improviso en su puerta, desencadenando una serie de extraños sucesos que pondrán a prueba la fortaleza del matrimonio. Jennifer Lawrence (Passengers), Javier Bardem (Piratas del Caribe: La venganza de Salazar), Ed Harris (La excepción a la regla), Michelle Pfeiffer (Malavita) y Domhnall Gleeson (Barry Seal: El traficante) son los principales actores.

También norteamericana es Phantasma: Desolación, quinta entrega de esta saga de terror que sitúa al hombre alto de nuevo en un viaje pueblo por pueblo para convertir a los muertos en su propio ejército. Tan solo un joven que está desarrollando poderes psíquicos y su hermano tratarán de detenerlo. David Hartman debuta en el largometraje de ficción con esta propuesta de 2016 protagonizada por A. Michael Baldwin (Brutal), Dawn Cody (Sam & Joe), Gloria Lynne Henry (Pactar con el diablo), Reggie Bannister (Abolition) y Stephen Jutras.

Fuera de Estados Unidos destaca La cordillera, thriller político producido entre Argentina, Francia y España y cuya trama se centra en el presidente argentino, que durante una cumbre con líderes de Sudamérica en Chile deberá afrontar dos decisiones importantes: por un lado, la relación con su hija, y por otro solucionar una situación política que puede terminar con su carrera de forma fulminante. Dirigida por Santiago Mitre (Paulina), la cinta está protagonizada por Ricardo Darín (Capitán Kóblic), Dolores Fonzi (Truman), Erica Rivas (Relatos salvajes), Gerardo Romano (Hipersomnia), Paulina García (Aquí no ha pasado nada), Christian Slater (serie Mr. Robot) y Elena Anaya (Wonder Woman).

La propuesta española más importante es La Llamada, comedia musical que adapta la obra de teatro homónima cuya trama gira en torno a dos adolescentes apasionadas por el reggaetón y la música electrónica que pasan un verano en un campamento de monjas en plena naturaleza y aisladas de todo. Durante las noches, una de ellas tendrá apariciones de Dios, que le canta canciones de Whitney Houston. Sus visiones místicas no solo cambiarán su vida, sino la de todos aquellos que están en el campamento. Dirigida por los creadores de la obra, Javier Ambrossi y Javier Calvo (serie Paquita Salas), la cinta está protagonizada por los actores que interpretaron la historia sobre los escenarios: Macarena García (Villaviciosa de al lado), Anna Castillo (El olivo), Belén Cuesta (El pregón), Gracia Olayo (Musarañas) y Richard Collins-Moore (Nacidas para sufrir), a los que se suman nombres como el de Secan de la Rosa (El bar).

También pertenece a la comedia Operación Concha, cinta dirigida por Antonio Cuadri (Thomas vive) y ambientada en el mundo del cine. Su argumento arranca cuando el propietario de una productora de cine en bancarrota decide aprovechar el Festival de Cine de San Sebastián para engañar a una inversora millonaria que admira a un prestigioso actor norteamericano de origen cubano. Para llevar a cabo el engaño contrata a un doble del actor. Jordi Mollà (En el corazón del mar), Karra Elejalde (1898. Los últimos de Filipinas), Unax Ugalde (Lasa y Zabala), Ramón Agirre (Plan de fuga) y Bárbara Goenaga (La punta del iceberg) encabezan el reparto.

La animación tiene a uno de sus representantes en Gatos. Un viaje de vuelta a casa, cinta japonesa de 2016 que adapta un libro de Hiroshi Saitô y Hanmo Sugiura en el que un gato negro se separa inesperadamente de su maestro y termina en un camión que lo lleva a Tokio. Allí conoce a un gato temido por todos con el que comienza una vida como extraviado. Sin embargo, poco a poco su compañero desvelará que no es lo que aparenta ser. Dirigida a cuatro manos por Motonori Sakakibara, quien debuta en la dirección, y Kunihiko Yuyama (Héroes Pokémon), la cinta cuenta con las voces, en su versión original, de Sandayû Dokumamushi (Ultraman Zearth 2), Arata Furuta (Too young to die), Mao Inoue (Renacimiento) y Nana Mizuki (Buda: el gran viaje).

También animada es la francesa Amarillito, comedia de aventuras de 2014 dirigida por Christian De Vita, quien debuta de este modo en el largometraje. La trama se centra en un pájaro que no ha conocido a su familia ni el mundo, y tampoco parece muy dispuesto a salir de su nido. Sin embargo, cuando un día se aleja unos metros se encuentra con el líder malherido de una bandada que le revela una ruta a África. Deslumbrado por la belleza de la hija de este líder, el joven héroe iniciará la aventura más apasionante de su vida. Entre las voces que pueden escucharse en la versión original destacan las de Seth Green (Holidays), Arthur Dupont (La cocinera del presidente), Dakota Fanning (Very good girls), Christine Baranski (Exposados), Sara Forestier (Suzanne), Elliott Gould (serie Ray Donovan), Danny Glover (Tokarev) y Richard Kind (Argo).

En lo que a documental se refiere, varias son las propuestas. Por un lado, Converso es el título de una producción española escrita y dirigida por David Arratibel (Oírse) que se adentra en el proceso de conversión al catolicismo de su propia familia.

También española es The king of Rock and Roll, cinta dirigida por Iván Muñiz (Rocanrol) que sigue al músico Paul Zinnard, compositor de la canción ‘The King of Rock and Roll’, y todo el proceso hasta la grabación del disco.

‘Malavita’: el humor negro de una familia mafiosa


Michelle Pfeiffer, Robert De Niro, Dianna Agron y John D'Leo integran la familia mafiosa de 'Malavita', de Luc Besson.El cine siempre ha representado el mundo de la mafia como una familia en la que todos se protegen entre sí. Sin embargo, en este dibujo las mujeres y los hijos siempre quedan al margen de la violencia y los trapos sucios, al menos desde un punto de vista activo. Pero, ¿cómo sería una familia de mafiosos en la que hasta los hijos tienen unas cualidades únicas para el crimen organizado? En cierto modo, esto es lo que plantea Luc Besson (El profesional) en su nueva película, y aunque lo hace de manera algo sencilla desde un punto de vista formal, el humor negro que desprende el guión, en el que también participa, se impone al resto de elementos artísticos y técnicos… excepto a los actores.

Lo cierto es que la película se sustenta en la combinación de un libreto dinámico y con un ingenio muy divertido, y unos actores que, en líneas generales, aportan a sus respectivos papeles una entidad muy particular. Destacan sobre todo Dianna Agron, muy alejada del papel en la serie Glee que la ha hecho famosa, y John D’Leo (El luchador), un auténtico descubrimiento que convierte a un personaje más o menos secundario en lo más interesante del film gracias a la frescura y descaro a la hora de afrontar una especie de Robert De Niro en miniatura. Suyos son algunos de los momentos más hilarantes del relato, como ese primer encuentro con los matones del instituto, y suyo es también el punto de giro que desencadena el desenfreno de violencia y destrucción del tercer acto, uno de los mejores momentos narrativamente hablando y que tiene como protagonista una publicación escolar.

Pero no es oro todo lo que reluce. Incluso con algunas secuencias brillantes y una estructura de base realmente interesante (la historia se toma su tiempo para explicar todos y cada uno de sus detalles), existen aspectos sombríos en el conjunto, principalmente en el apartado de la planificación. En líneas generales, Besson apuesta más por una mediocridad formal que por algo nuevo o diferente. Como ya he dicho, salvo puntuales resoluciones originales, el resto de la narrativa audiovisual se abandona por completo al buen hacer de su reparto y a la chispa de sus diálogos, algunos realmente conseguidos. Por no hablar de la fuerza de su estrella, un De Niro que se da el lujo, incluso, de protagonizar su propio homenaje meta-lingüístico al asistir su personaje a una proyección de Uno de los nuestros (1990).

La sensación final que deja Malavita (por cierto, nombre del perro que aparece en el film) es la de un divertimento negro, a veces excesivo y otras un tanto ralentizado, que en ningún momento aspira a mucho más pero que podría haberlo sido. Que nadie entre en la sala esperando una película de gángsters al uso. Esta es una comedia acerca de la mafia, sí, pero desde el punto de vista de Luc Besson, con todo lo bueno y todo lo malo que eso conlleva. Lo importante, empero, es que una vez encendidas las luces lo que se recuerda son los momentos más hilarantes de un film que hace de la violencia epicentro de todo su humor. Eso, y que entretiene.

Nota: 6,5/10

Allen y Besson contra los asesinos de Bambi


Estrenos 15noviembre2013Nueva semana de estrenos, y nueva semana con muchas propuestas. En esta ocasión, 10 son los títulos nuevos que los espectadores podrán disfrutar en cartelera. Sin embargo, y a diferencia de semanas anteriores, ninguno de ellos parte en principio con un público de masas al que dirigirse, utilizando en cambio actores y nombres propios detrás de las cámaras para generar interés. Eso sí, hoy viernes, 15 de noviembre, mantiene la tendencia de presentar varias propuestas españolas, todas ellas de géneros muy diferentes. Pero si hay un nombre propio que protagoniza el fin de semana es el de Woody Allen.

Y es que lo nuevo del director de Annie Hall (1977) se estrena hoy. Y como es habitual en él, el reparto está compuesto por un puñado de actores, unos más conocidos que otros, que según las primeras impresiones son lo mejor del film. Con el título Blue Jasmine el director neoyorquino aborda la historia de una sofisticada mujer de la alta sociedad de Nueva York que, tras quedarse arruinada y perder a su marido, se muda al modesto apartamento de su hermana en San Francisco con el objetivo de rehacer su vida, revolucionando en el proceso la rutina y las relaciones personales de esta. A medio camino entre el drama y la comedia, géneros que el director maneja a la perfección, la película cuenta con Cate Blanchett (Robin Hood) como absoluta protagonista, a la que acompañan Alec Baldwin (No es tan fácil), Sally Hawkins (Grandes esperanzas), Alden Ehrenreich (Hermosas criaturas), Andrew Dice Clay (Point Doom), Annie McNamara, Louis C. K. (Increíble pero falso), Peter Sarsgaard (Linterna Verde), Bobby Cannavale (serie Boardwalk Empire), Max Casella (Mátalos suavemente) y Michael Stuhlbarg (La invención de Hugo).

También con tono cómico, aunque esta vez algo más negro, se presenta Malavita, nueva película de Luc Besson (El quinto elemento) como director. Titulada originalmente The family, la historia gira, como no podría ser de otro modo, en torno a una familia. Una familia mafiosa. Su periplo se inicia cuando llegan a un tranquilo pueblo de Francia con una nueva identidad proporcionada por el Programa de Protección de Testigos. Pero las viejas costumbres nunca se pierden, y los problemas empezarán a aparecer cuando afronten su día a día al estilo de la mafia. El reparto está encabezado por tres nombres propios de peso: Robert De Niro (La gran boda), Michelle Pfeiffer (Sombras tenebrosas) y Tommy Lee Jones (Men in Black 3), a los que hay que añadir Dianna Agron (serie Glee), John D’Leo (Vaya par de polis) y Vincent Pastore (Uno de los nuestros).

Los dos siguientes estrenos llegan con algo de retraso a España. El primero, La huida, es un thriller producido en 2012 que narra la fuga de dos hermanos a Canadá después de dar un golpe en un casino tribal. Perseguidos por la justicia y en un entorno marcado por la nieve y la ventisca, deciden separarse para tener más oportunidades. Pero su plan cambiará cuando ella se encuentre con un joven cuyos padres viven cerca de la frontera, un sitio perfecto para reunirse de nuevo y cruzar con seguridad. Dirigida por Stefan Ruzowitzky (Los falsificadores), la cinta cuenta con un conocido reparto en el que destacan Eric Bana (Troya), Olivia Wilde (Rush), Charlie Hunnam (Pacific Rim), Kate Mara (serie House of cards), Kris Kristofferson (Blade), Sissy Spacek (Carrie) y Treat Williams (Algo pasa en Las Vegas).

Del 2012 es también The collection, una  de las propuestas de terror del fin de semana que, al igual que La cabaña en el bosque hace siete días, ha tenido muchos problemas de distribución a pesar del carácter de culto que ya tiene en algunos círculos. Dirigida por Marcus Dunstan, la película es una secuela de uno de sus films anteriores, The collector (2009). En esta ocasión, el coleccionista convence a un grupo de jóvenes para que acudan a un almacén subterráneo con la excusa de una fiesta. De la masacre que allí se produce solo logra escapar una joven que, sin embargo, es capturada y llevada a un lugar desconocido encerrada en un baúl. El padre de la joven, desesperado, chantajea a la única persona capaz de ayudarle: el joven que sobrevivió a su anterior encuentro con este macabro asesino. Personaje que, por cierto, vuelve a estar interpretado por Josh Stewart (Jekyll), al que acompañan en esta ocasión Emma Fitzpatrick (In time), Christopher McDonald (Cat Run), Lee Tergesen (Red tails) y Tim Griffin (Caza a la espía), entre otros.

Cambiamos de nacionalidad para dirigir la mirada hacia la producción nacional. Tres son las películas que se estrenan hoy viernes, y de tres géneros muy distintos. La primera, ¿Quién mató a Bambi?, es una comedia coral con muchos de los jóvenes rostros del cine español en la que dos situaciones de lo más estrambóticas se dan cita por un único motivo: el secuestro. Por un lado, dos jóvenes descubren que su jefe, además suegro de uno de ellos, está maniatado y semidesnudo en el maletero de su coche, del que no pueden sacarlo. Por otro, un hombre de negocios acuciado por las deudas y su socio planean un rapto exprés, pero se confunden de objetivo. Una serie de coincidencias y de desdichas terminarán por cruzar los caminos de estos cuatro personajes. El film está dirigido por Santi Amodeo (Cabeza de perro) y protagonizada por Quim Gutiérrez (La gran familia española), Ernesto Alterio (El otro lado de la cama), Julián Villagrán (Grupo 7), Enrico Vecchi (El traje), Clara Lago (La cara oculta), Úrsula Corberó (serie Gran Reserva), Carmina Barrios (Carmina o revienta) y el cameo del jugador de fútbol Andrés Iniesta.

Por su parte, Retornados vuelve a poner el acento en el género de terror y, más concretamente, en el subgénero zombi. Co producida por Canadá, la cinta dirigida por Manuel Carballo (La posesión de Emma Evans) arranca en una sociedad en la que conviven de forma aparentemente normal los humanos e individuos que, gracias a una proteína que deben inyectarse diariamente, evitan convertirse en zombis después de que un extraño virus les haya infectado. La protagonista, una joven que trabaja en uno de los laboratorios que desarrollan el medicamento, ve cómo su mundo se desmorona cuando la noticia de que la proteína va a dejar de producirse provoca caos y miedo en la sociedad. Desde ese momento deberá luchar no solo por su vida, sino por la de su novio, uno de esos retornados que si no se inyectan se convertirán en zombis. Emily Hampshire (Die), Kris Holden-Ried (Underworld: el despertar), Shawn Doyle (Frequency), Claudia Bassols (Una bala en la recámara) y Melina Matthews (Savage Grace) conforman el reparto principal.

El drama predomina en Los chicos del puerto, historia centrada en un niño que, con motivo de cumplir un encargo que su abuelo no puede hacer, logra desaparecer unos días de su casa junto a unos amigos. El encargo en cuestión es asistir a un funeral y depositar una vieja guerrera militar en la tumba de un amigo de su abuelo. Alberto Morais (Las olas) es el encargado de poner la trama en imágenes, mientras que los debutantes Omar Krim, Blanca Bautista y Mikel Sarasa conforman el trío protagonista. Junto a ellos, José Luis de Madariaga (serie La pecera de Eva) da vida al abuelo.

Con producción francesa y suiza se estrena también Sister, película dirigida por Ursula Meier (Home ¿Dulce hogar?) que, en clave dramática, narra la difícil relación de un chico con su hermana mayor, que en lugar de hacerse cargo de él se dedica a conseguir pequeños trabajos que no llevan a ningún sitio y a mantener relaciones sentimentales esporádicas. Ante esta situación, el joven se dedica a subir a una lujosa estación de esquí que está cerca de su bloque de apartamentos para robar el material y vendérselo a los jóvenes del barrio. La llegada de un trabajador británico, empero, provocará una situación complicada. Léa Seydoux, de actualidad gracias a La vida de Adèle, es la principal protagonista, a la que se suman Kacey Mottet Klein (Gainsbourg), Martin Compston (Donkeys), Gillian Anderson (serie Expediente X) y Jean-François Stévenin (El pacto de los lobos).

Terminamos el repaso a los estrenos con dos cintas de animación, una estadounidense y otra española. La primera, producida en 2011, se titula El pequeño ángel, y con una técnica por ordenador sencilla y directa adapta un best seller infantil en el que un joven ángel que aprende en el Cielo todo lo que se debe saber para convertirse en un importante ángel decide bajar a la Tierra acompañado por su perro para encontrar el regalo perfecto para Jesús en el día de Navidad. Lo que comienza como una excursión rápida se convertirá en un viaje plagado de aventuras. Dirigida por Dave Kim (My Colombian Bride Vacation), la película cuenta con las voces en la versión original de Ed Kelly (La sombra de la traición), Nina Kircher (Roller Girls), Clarity Patton y Ron Perlman (serie Hijos de la Anarquía).

La segunda lleva por título El pequeño mago, y supone la segunda incursión en el largometraje de Roque Cameselle, quien también escribe el guión. La trama comienza cuando un joven con increíbles poderes logra derrotar a un grupo de vikingos que amenazaban con arrasar con su pequeño pueblo de la costa gallega. La noticia de su valentía se propaga rápidamente, y gentes de todos los rincones se acercan para conocerle. A partir de entonces vivirá numerosas aventuras junto a su inseparable amiga, aunque la amenaza del obispo de la ciudad, que ha quedado como un cobarde, le acechará en todo momento. El film cuenta con las voces de, entre otros, Alfonso Agra (Agallas), María del Carmen Aguado, Cristina Aldrey e Ignacio Aramburu.

Diccineario

Cine y palabras

A %d blogueros les gusta esto: