‘La Torre Oscura’: el Bien, el Mal y el Resplandor


Que una película resulte extrañamente conocida a pesar de no haber leído el libro (o libros) en los que se basa es un problema, pues implica una serie de condicionantes previos que nada tienen que ver con el film y que invitan a pensar en una falta de originalidad en los elementos que sustentan la trama. Y eso, en mayor o menor medida, es lo que ocurre con la nueva película de Nikolaj Arcel (La isla de las almas perdidas), adaptación de la saga literaria escrita por Stephen King quien, por suerte o por desgracia, vuelve a sus particulares obsesiones personales para relatar la lucha entre el bien y el mal.

En efecto, esta breve y algo enrevesada introducción es el principal escollo de La Torre Oscura, al menos para aquellos familiarizados con la obra del autor de ‘El Resplandor’. La cita de este título no es casual. A lo largo del film se menciona en no pocas ocasiones ese “resplandor”, ese poder del que ya hacía gala el niño que debía huir de su padre en el hotel Overlook y que aquí traspasa mundos enteros. Esta es solo una muestra de las recurrentes herramientas narrativas de la cinta, sin duda condicionada por las obras literarias. Herramientas que parecen sacadas de otras obras o, al menos, utilizadas en otras películas basadas en libros del escritor. Todo ello genera la sensación de estar viendo algo conocido, y como consecuencia no es difícil prever los giros argumentales, las decisiones dramáticas o, en último término, el final de la cinta.

Dicho con pocas palabras, la película resulta previsible, y la labor de Arcel tras las cámaras no aporta la originalidad que podría esperarse en una cinta de fantasía y acción como esta, si bien es cierto que los tiroteos y los enfrentamientos entre Idris Elba (serie Luther) y Matthew McConaughey (El mar de árboles) son los momentos más espectaculares del film. Todo ello no quiere decir que la cinta no sea entretenida, o por lo menos distraída. Toda la mitología construida alrededor de esta historia es lo suficientemente interesante y amplia como para desarrollarla en sucesivas secuelas, y la labor de los dos protagonistas de la cinta se convierte sin duda en el gran atractivo de esta historia. A todo ello se suma una duración muy ajustada que juega a favor y en contra del film. A favor porque no se distrae en tramas secundarias que pudieran reducir el ritmo de la narrativa, que aprovecha además el don del niño protagonista para narrar algunos de los acontecimientos de un modo diferente. Y en contra porque esa falta de tiempo impide desarrollar un poco más la enemistad entre héroe y villano, por lo que ambos se quedan en una arquetípica definición del Bien contra el Mal.

La sensación que deja La Torre Oscura es la de un film directo, sencillo y previsible con un trasfondo dramático y narrativo que se intuye detrás de sus múltiples secuencias de acción, de sus diálogos entre héroe y villano y de algunas secuencias que rompen el relato en su formato más tradicional. Todo ello invita a pensar que hay algo más de lo que se cuenta en estos 95 minutos, que existe un trasfondo dramático que involucra a todos los personajes de un modo u otro. En realidad, es algo que Stephen King hace muy bien en sus novelas, pero que suele ser muy complejo de trasladar a la gran pantalla. El resultado en este caso es un poco frustrante, precisamente por la sensación de estar ante algo más grande de lo que realmente se muestra.

Nota: 6,5/10

Anuncios

Valerian y ‘La seducción’ de ‘La Torre Oscura’


Fin de semana de pocos aunque muy notables estrenos. Aventuras juveniles, cintas de acción y dramas con dosis de suspense son los principales géneros que se dan cita este viernes, 18 de agosto, en la cartelera española. Y todos ellos, en mayor o menor medida, con nombres de actores y directores capaces de añadir un plus de interés a las ya de por sí atractivas historias nuevas que pueden verse en las pantallas de todo el país.

Para empezar, una adaptación. La Torre Oscura lleva al cine la saga literaria escrita por Stephen King en la que el bien y el mal se enfrentan en un mundo post-apocalíptico personificados en un pistolero que trata de detener al Hombre de Negro, cuyo único objetivo es destruir una torre y poder así sembrar el caos. Su confrontación llegará a la Tierra, poniendo en peligro las vidas de inocentes. Nikolaj Arcel (Un asunto real) dirige esta propuesta de acción, fantasía y drama protagonizada por Idris Elba (serie Luther), Matthew McConaughey (Gold), Abbey Lee (Dioses de Egipto), Jackie Earle Haley (serie Predicador), Nicholas Hamilton (Captain Fantastic), Fran Kranz (Rebirth), Michael Barbieri (Spider-Man: Homecoming) y Claudia Kim (serie Marco Polo).

Este es también el fin de semana de Luz Besson (Lucy), quien escribe y dirige Valerian y la ciudad de los mil planetas, adaptación del cómic creado por Pierre Christin y Jean-Claude Mézières. La trama arranca cuando dos agentes especiales del gobierno son enviados a una ciudad intergaláctica en constante crecimiento en una misión para localizar y detener una misteriosa fuerza que amenaza el equilibrio de una ciudad en la que conviven miles de especies de todos los rincones del universo. Dane DeHaan (La cura del bienestar), Cara Delevingne (Escuadrón Suicida), Clive Owen (serie The Knick), Rihanna (Battleship), Ethan Hawke (Los siete magníficos), Herbie Hancock (Alrededor de la medianoche), Rutger Hauer (El secuestro de Alfred Heineken) y Sam Spruell (Legend) encabezan el reparto de este film francés de ciencia ficción que promete espectacularidad y aventura a raudales.

El drama con toques de thriller tiene a su máximo exponente en La seducción, nuevo film escrito y dirigido por Sofia Coppola (The bling ring) que adapta un guión que, a su vez, adapta la novela de Thomas Cullinan en la que un soldado yanki durante la Guerra Civil norteamericana es rescatado por una joven sureña tras resultar malherido. Cuando despierta se encuentra en una casa que sirve de escuela de señoritas del Sur, donde el recelo inicial de las jóvenes se convierte poco a poco en afecto hacia el hombre, lo que despertará los celos entre las chicas. El reparto está encabezado por Colin Farrell (Premonición), Nicole Kidman (Lion), Kirsten Dunst (Figuras ocultas), Elle Fanning (Vivir de noche), Angourie Rice (Dos buenos tipos) y Oona Laurence (Malas madres).

Volviendo a Europa, y volviendo a Francia, nos encontramos con Cézanne y yo, drama biográfico escrito y dirigido por Danièle Thompson (Cena de amigos) en el que se explora la amistad de juventud entre el pintor post impresionista y el escritor Émile Zola, así como su forma de integrarse en la sociedad, sus miedos y su pasión por el arte y las mujeres. Guillaume Gallienne (Guillaume y los chicos, ¡a la mesa!) y Guillaume Canet (El asedio de Jadotville) dan vida a la pareja protagonista en un reparto en el que también destacan Déborah François (Maestro), Alice Pol (Supercondríaco) y Sabine Azéma (Una cosa por otra).

‘El fundador’ se lanza a buscar ‘Gold’ en la isla calavera de King Kong


Poco a poco van llegando las películas llamadas a llenar las salas. O al menos a intentarlo. Si hace siete días era la hora de los superhéroes, este viernes, 10 de marzo, es el turno de los animales gigantescos. Pero las nuevas versiones de historias conocidas no es lo único que se estrena. Hechos reales y mucho cine internacional es lo que aterriza hoy en las salas de cine de toda España.

Aunque lo primero es lo primero. Kong: la isla calavera es la nueva versión de la historia del famoso gorila gigantesco que, como es habitual, comienza cuando un grupo de exploradores y militares dan con una isla en el Pacífico siguiendo las leyendas de que en ella habitan criaturas prehistóricas y monstruosas. Al llegar allí, en efecto, se topan con estos seres, pero también con el enorme gorila rey de esa isla. Su única oportunidad de salvarse es el amor que el animal parece sentir por una de las mujeres de la expedición. Aventura, acción y muchos efectos para esta cinta dirigida por Jordan Vogt-Roberts (The kings of summer) y que cuenta en su reparto con Tom Hiddleston (La cumbre escarlata), Brie Larson (La habitación), Samuel L. Jackson (La leyenda de Tarzán), John Goodman (Calle Cloverfield 10), John C. Reilly (Langosta), Toby Kebbell (Un monstruo viene a verme) y Thomas Mann (Project X).

Muy diferente es el drama biográfico El fundador, cinta dirigida por John Lee Hancock (Al encuentro de Mr. Banks) que narra la historia de Ray Kroc, un vendedor de Illinois que en los años 50 conoció a los hermanos McDonald, propietarios de una hamburguesería con un sistema único de cocina. Solo él fue capaz de ver el potencial del negocio, y poco a poco fue posicionándose hasta arrebartarles la idea y convertirla en el imperio McDonald’s. Michael Keaton (Spotlight), Laura Dern (Alma salvaje), Patrick Wilson (Expediente Warren: El caso Enfield), Linda Cardellini (Padres por desigual), Nick Offerman (Knight of cups) y John Carroll Lynch (Jackie) encabezan el reparto.

Y aunque no se basa en una historia real, Gold sí utiliza las historias de muchos personajes auténticos para narrar la aventura de un explorador cuya suerte, en horas bajas, cambia cuando descubre una mina de oro. Sin embargo, lo más difícil será mantener su nueva fortuna alejada de las garras de todos aquellos que quieren su parte del pastel. Con dosis de drama y thriller, el film está dirigido por Stephen Gaghan (Syriana) y protagonizado por Matthew McConaughey (Los hombres libres de Jones), Edgar Ramírez (Joy), Bryce Dallas Howard (Jurassic World), Corey Stoll (Ant-Man), Toby Kebbell, que hace doblete en los estrenos, Rachael Taylor (serie Jessica Jones) y Bill Camp (Jason Bourne).

El estreno español de la semana es Zona hostil, ópera prima de Adolfo Martínez Pérez que utiliza un hecho real ocurrido en 2012 para narrar cómo a un convoy norteamericano escoltado por la Legión española le estalla una mina al norte de Afganistán. El grupo queda a cargo de un inexperto teniente, que debe esperar a la dotación de rescate. Pero cuando esta llega en helicóptero, el suelo cede bajo el aparato, dejándolo inutilizado y aislando a rescatadores y rescatados. La única salida parece ofrecerla un descabellado plan, pero para poder ejecutarlo los soldados deberán sobrevivir al ataque nocturno del enemigo. Este drama bélico cuenta en su reparto con Ariadna Gil (Vivir es fácil con los ojos cerrados), Raúl Mérida (serie Isabel), Roberto Álamo (Que Dios nos perdone), Antonio Garrido (La playa de los ahogados), Jacobo Dicenta (Camarón), Ismael Martínez (Faraday) e Ingrid García Jonsson (Toro).

También bélica, y también basada en un hecho real, es Land of mine: Bajo la arena, film producido en 2015 entre Dinamarca y Alemania que narra como, tras la II Guerra Mundial, un grupo de soldados alemanes es capturado por el ejército danés y llevado a una idílica playa en la que pueden ser libres siempre y cuando eliminen antes las cerca de 45.000 minas allí enterradas. Durante esos delicados trabajos un sargento danés empezará a apreciar a los hombres detrás del horror que causaron los nazis. Escrito y dirigido por Martin Zandvliet (Dirch), este testimonio anti bélico está protagonizado por Roland Møller (Secuestro), Mikkel Boe Følsgaard (Rosita), Laura Bro (Un asunto real), Louis Hofmann (Tom Sawyer), Joel Basman (Dawn) y Oskar Bökelmann (Die Vermissten).

Con algo de retraso también llega La comunidad de los corazones rotos, comedia dramática francesa de 2015 que tiene como escenario un edificio de los suburbios y un ascensor averiado. A través del encuentro de seis personajes esta cinta dirigida por Samuel Benchetrit (Chez Gino) aborda la ternura, el respeto y la compasión del ser humano. Isabelle Huppert (Luces de París), Valeria Bruni Tedeschi (El capital humano), Michael Pitt (Siete psicópatas), Gustave Kervern (En un patio de París) y Jules Benchetrit (Reencontrar el amor) encabezan el reparto.

Francia, Bélgica y Suiza colaboran en 9 meses (Keeper), drama romántico realizado en 2015 por Guillaume Senez en lo que supone su debut en el largometraje. La trama gira en torno a dos jóvenes quinceañeros enamorados que descubren juntos la sexualidad. Todo cambia cuando ella descubre que está embarazada, algo que él no asume bien al principio. Sin embargo, poco a poco la idea de ser padre le irá conquistando. El reparto está encabezado por Kacey Mottet Klein (Sister), Corentin Lobet (Una dama en París), Sam Louwyck (El país de las maravillas), Laetitia Dosch (Un amor de verano) y Galatéa Bellugi (Les yeux clairs).

Francia también colabora, junto a Brasil en este caso, en Doña Clara (Aquarius), film escrito y dirigido por Kleber Mendonça Filho (O Som ao Redor) que, en clave dramática, narra la lucha de una ex crítica musical contra un promotor inmobiliario que ha comprado todos los pisos del edificio en el que ella vive, situado frente al paseo marítimo. Una lucha que llevará a la mujer a reflexionar sobre su vida, su pasado y sus seres queridos. Entre los actores principales destacan Sonia Braga (Lope), Maeve Jinkings (Falsa Loura) e Irandhir Santos (Tatuagem).

Lejos de los estrenos europeos, también llega a la cartelera Yo no soy Madame Bovary, comedia china que arranca cuando una mujer organiza un falso divorcio para poder acceder a un segundo apartamento. Sin embargo, su marido vuelve a casarse de forma inesperada, lo que obliga a la mujer a recurrir al juzgado. Tras ser acusada por su marido, ella se embarca en un viaje de diez años para restaurar su reputación. Dirigida por Feng Xiaogang (El funeral del jefe), la película cuenta con Fan Bingbing (X-Men: Días del futuro pasado), Fan Wei (Ciudad de vida y muerte), Li Zonghan (Hushed road), Guo Tao (Regreso a casa) y Chengpeng Dong (One night surprise) entre sus principales actores.

En lo que a documental se refiere, la única propuesta de la semana es Uncle Howard, cinta dirigida por Aaron Brookner (The silver goat) que recupera la vida y obra del director Howard Brookner a través de un viaje realizado por su sobrino, que le lleva a encontrar las latas de sus films en un refugio subterráneo.

‘Los hombres libres de Jones’: se abolió la esclavitud, ¿y el racismo?


Matthew McConaughey protagoniza 'Los hombres libres de Jones', de Gary Ross.Cuando se habla de la Guerra de Secesión estadounidense suele hablarse del fin de la esclavitud, de cómo el Norte derrotó al Sur y se lograron más derechos, una mayor igualdad. Pero, ¿qué ocurrió realmente cuando los grandes terratenientes sureños se vieron obligados a despojarse de aquellos que habían sido sus esclavos durante décadas? Eso, a grandes rasgos, es lo que explica la nueva película de Gary Ross (Pleasantville), y lo hace con la humildad y sonrojo que provoca analizar la parte más vergonzosa de la historia de tu pueblo.

Porque si algo provoca Los hombres libres de Jones es sonrojo, vergüenza y rabia. Emociones todas ellas generadas gracias a la narrativa de Ross y a un guión magnífico que, aunque dividido en dos partes más que claras, es capaz de mantener el ritmo con razonable habilidad para no perder nunca el objetivo de la historia. Tal vez sea por eso, porque nunca pierde de vista su mensaje final, por lo que el espectador apenas nota el cambio entre partes, motivado por el fin de la guerra y cómo abolir la esclavitud no fue más que un deseo sobre el papel que no se logró realmente en muchos estados del sur.

Habrá quien entienda que la película pierde fuerza una vez superado el punto de inflexión del final de la guerra, pero en realidad es ahí cuando adquiere verdadero significado. Los discursos del personaje de Matthew McConaughey (El inocente), quien por cierto está espléndido, sin duda resultan excesivamente aleccionadores, y hubieran necesitado algo más de sutileza a la hora de enarbolar la bandera de la igualdad y la libertad, pero el tema tratado es tan contundente que apenas se tiene en cuenta. Es a través de estos discursos, de leyes como la del “entrenamiento” de niños esclavos, o de los delitos en el recuento de votos de las primeras elecciones que aceptaron gente de color, donde la cinta logra su máximo esplendor, desgranando un país que todavía hoy vive sumido en un racismo que parece incapaz de superar.

De hecho, Los hombres libres de Jones perfectamente tendría un marcado significado aleccionador simplemente comparándolo con lo que ocurre en Estados Unidos últimamente. Pero por si eso no fuera suficiente, aborda el caso de un descendiente del protagonista 80 años después, cuando una ley le impide casarse con una mujer blanca porque tiene ascendencia negra en un 8%. Ver para creer. La película ya es interesante por sí misma simplemente con el tema que aborda. Pero la capacidad de Gary Ross, que escribe y dirige la cinta, hace que la historia adquiera una dimensión mucho mayor y más interesante. Posiblemente estemos ante uno de los primeros títulos a los Oscar.

Nota: 7,5/10

El bebé de Bridget Jones llega con ‘Los hombres libres de Jones’


Estrenos 16septiembre2016Después de semanas en las que la acción y la fantasía ha copado la mayor parte de los principales estrenos semana tras semana, el entretiempo cinematográfico comienza a llegar a las salas, y antes de poder ver los títulos que, presumiblemente, competirán por los premios, toca afrontar la llegada de otro tipo de películas. Este viernes, 16 de septiembre, es el turno del regreso de un personaje esperado por muchos, pero llega acompañado por algunos de esos títulos que ya empiezan a sonar en algunas quinielas. Y ambos, por supuesto, por estrenos de lo más variado.

Desde luego, el principal estreno es Bridget Jones’s Baby, tercera parte de las desventuras de este personaje interpretado por Renée Zellweger (Expediente 39) y creado por Helen Fielding. En esta ocasión la trama sitúa a la protagonista ante la duda de quién es el padre de su futuro hijo, después de haber roto con el que creía iba a ser el amor de su vida y haber conocido a un galán estadounidense que parece ser el hombre perfecto. Dirigida por Sharon Maguire (El diario de Bridget Jones), esta comedia co producida entre Estados Unidos, Reino Unido, Irlanda y Francia cuenta en su reparto con Colin Firth (Kingsman: Servicio Secreto), Patrick Dempsey (serie Anatomía de Grey), Celia Imrie (El nuevo exótico hotel Marigold), Emma Thompson (Un golpe brillante), Gemma Jones (Radiador) y Jim Broadbent (La leyenda de Tarzán).

Puramente norteamericana es Los hombres libres de Jones, drama biográfico que narra la rebelión de un soldado del ejército Confederado durante la Guerra de Secesión, llegando a liderar una milicia de desertores, esclavos y mujeres que se levantó contra el Gobierno para crear su propio estado. Gary Ross (Los juegos del hambre) es el encargado de poner en imágenes esta historia interpretada por Matthew McConaughey (Interstellar), Gugu Mbatha-Raw (La verdad duele), Keri Russell (serie The americans) y Mahershala Ali (serie House of cards), entre otros.

El elemento terrorífico lo aporta Morgan, thriller de ciencia ficción que supone el debut en el largometraje de Luke Scott. La trama arranca cuando una especialista en problemas empresariales es solicitada para evaluar el riesgo que puede suponer el producto de una compañía, y si es necesario acabar con él. Ese producto es, en concreto, una forma de vida con apariencia humana pero con unas capacidades y un poder que pueden poner en riesgo la vida de los que la rodean. Entre los principales actores encontramos a Kate Mara (Marte), Anya Taylor-Joy (La bruja), Toby Jones (serie Wayward Pines), Rose Leslie (serie Juego de tronos), Boyd Holbrook (Perdida), Michelle Yeoh (The lady), Jennifer Jason Leigh (Los odiosos ocho), Paul Giamatti (San Andrés) y Brian Cox (Pixels).

La representante española es El futuro ya no es lo que era, comedia escrita y dirigida por Pedro L. Barbero (Tuno negro) cuya historia gira en torno a un joven que debe decidir si acepta la millonaria propuesta de una cadena de televisión para convertirse en el adivino estrella de un programa, o arriesgar todo su futuro para luchar por sus sueños. Dani Rovira (Ocho apellidos catalanes), Carmen Maura (Las sillas musicales), Carolina Bang (Mi gran noche), José Corbacho (Mi dulce), Yolanda Ramos (Ahora o nunca) y Eduardo Velasco (La mula) encabezan el reparto.

Italia y Francia son los países responsables de Suburra, thriller dramático ambientado en el mundo de la mafia en Italia que adapta la novela de Giancarlo De Cataldo y Carlo Bonini. La trama comienza con el intento de construir en la costa un complejo urbanístico al más puro estilo Las Vegas. Para ello, un viejo jefe de la mafia logra el apoyo de grupos locales de Ostia, pero no parece suficiente, por lo que se desatará una lucha entre políticos, mafiosos y eclesiásticos que dejará a su paso ríos de sangre. Dirigido por Stefano Sollima (serie Roma criminale), el film está interpretado por Pierfrancesco Favino (Rush), Elio Germano (El fin es mi principio), Claudio Amendola (Cha cha cha) y Alessandro Borghi (Roma criminale).

Sin duda la cinta más internacional es Boi Neon, drama de 2015 que cuenta con capital brasileño, uruguayo, holandés y español y cuya trama se centra en un joven que trabaja en las “Vaquejadas”, el tradicional rodeo del noreste de Brasil. Aunque feliz con su vida y el grupo que le acompaña de feria en feria, el panorama cambiante del país, que empieza a industrializarse con la fábrica de textil, le hace soñar con algo más, con el diseño de moda. Escrita y dirigida por Gabriel Mascaro (Vientos de agosto), la película está protagonizada por Juliano Cazarré (Serra Pelada), Alyne Santana, Carlos Pessoa y Maeve Jinkings (Falsa Loura).

En lo que a animación se refiere, dos son las propuestas que llegan a la cartelera. Robinson, una aventura tropical narra la historia escrita por Daniel Defoe desde un punto de vista muy particular. La historia se centra en un guacamayo que vive en una isla tropical junto a un grupo variopinto de animales. A pesar de la comodidad de su vida, ansía poder salir de allí y conocer mundo, algo que podría cumplirse cuando Robinson Crusoe llega a la isla después de un naufragio. El problema es que con él llegan también piratas y un grupo de gatos salvajes que amenazan su pacífica vida. Producida entre Francia y Bélgica, la cinta está dirigida a cuatro manos por Vincent Kesteloot y Ben Stassen (Sammy’s avonturen 2), y cuenta con las voces de Matthias Schweighöfer (Todo un hombre), Dieter Hallervorden (The child) y Aylin Tezel (Lost in the living).

Desde China llega El pincel mágico, aventura familiar dirigida por Zhixing Zhong, que debuta en el largometraje. La trama se centra en un joven con pasión y habilidad para la pintura que un día recibe un pincel mágico que convierte en realidad todo lo que plasma sobre el lienzo. Pronto comienza a utilizarlo para ayudar a sus vecinos, pero un codicioso general le obligará a utilizarlo para sus fines personales, lo que obligará al joven y a sus amigos a iniciar una lucha por su libertad. Entre las voces del reparto encontramos las de Haitian Hong (Qian ting zong dong yuan 5: shi guang bao he), Xianglong Meng (Dragon Nest: Warriors’ Dawn) y Shao Yichen.

Terminamos con un documental estrenado el jueves y que solo podrá verse durante la próxima semana. The Beatles: Eight Days a Week, dirigido por Ron Howard (El código Da Vinci), se centra en la carrera de esta mítica banda entre 1962 y 1966. Por primera vez se muestran imágenes de sus primeros conciertos y muchas de las interioridades del grupo.

Regresa ‘Misión: Imposible’ para salvar las ‘Ciudades de papel’


Estrenos 7agosto2015Comenzamos un mes repleto de títulos atractivos para los amantes de los blockbusters, la acción y el humor. Y lo hacemos con dos títulos que están llamados, cada uno en su estilo, a llenar las salas. Por supuesto, llegan acompañados de propuestas que tal vez no alcancen todos los rincones de la geografía española, pero que sin duda ofrecen una mayor variedad para aquellos que prefieran historias más intimistas. Aunque hoy viernes, 7 de agosto, todo pasa por Ethan Hunt y su equipo de espías.

En efecto, Misión: Imposible – Nación Secreta, quinta entrega de la saga iniciada en 1996 que en esta ocasión dirige Christopher McQuarrie (Jack Reacher) y que cuenta con el grueso del reparto protagonista de Misión: Imposible – Protocolo fantasma (2011). La trama arranca cuando el equipo protagonista descubra la existencia de una organización secreta internacional conocida como el Sindicato cuyo objetivo es destruir la FMI. El reto se plantea cuando comprendan que los agentes de esta organización no solo están altamente cualificados, sino que rivalizan en capacidades y aptitudes con los miembros del grupo de Hunt. Tom Cruise (Al filo del mañana), Simon Pegg (Bienvenidos al fin del mundo), Jeremy Renner (Matar al mensajero), Ving Rhames (Percentage), Alec Baldwin (Blue Jasmine), Rebecca Ferguson (Hércules), Sean Harris (Serena) y Tom Hollander (Una cuestión de tiempo) encabezan el reparto.

Los adolescentes tienen su principal reclamo en Ciudades de papel, drama romántico basado en la novela de John Green que narra la relación de un joven y su enigmática vecina, de la que está secretamente enamorado. Una noche ella le pide que le acompañe en una aventura por la ciudad, desapareciendo a la mañana siguiente. Será entonces cuando el chico inicie un viaje junto a sus amigos para encontrar el paradero de la chica de sus sueños, quien ha dejado pistas ocultas para poder localizarla. Dirigida por Jake Schreier (Un amigo para Frank), la película está protagonizada por Cara Delevingne (Anna Karenina), Nat Wolff (Bajo la misma estrella), Halston Sage (Malditos vecinos), Cara Buono (serie Person of interest), Austin Abrams (Gangster Squad), Caitlin Carver (serie Familia de acogida) y Justice Smith (Trigger finger).

Otro de los títulos interesantes, sobre todo por los nombres que lo apoyan, es Bernie, comedia negra producida en 2011 y basada en un artículo escrito por Skip Hollandsworth que aborda la relación de un empresario de pompas fúnebres muy querido en su comunidad con una adinerada viuda. Sin embargo, con el paso del tiempo ella empieza a ser extremadamente controladora, lo que obligará al hombre a buscar una forma de alejarse de ella. Richard Linklater (Boyhood) dirige la propuesta, mientras que Jack Black (Año uno), Shirley MacLaine (En sus zapatos), Matthew McConaughey (serie True detective), Brady Coleman (Pineapple) y Richard Robichaux (Foreign exchange) encabezan el reparto.

Antes de entrar en los estrenos europeos hablamos de la cinta más internacional de la semana. Mi casa en París, que cuenta con capital norteamericano, francés e inglés, es una producción de 2014 que adapta la obra de Israel Horowitz (3 weeks after paradise), quien por cierto también se encarga de escribir este guión y dirigir la película. A medio camino entre la comedia romántica y el drama, la trama arranca cuando un neoyorquino sin mujer, hijos ni dinero recibe la noticia de que ha heredado de su padre, con el que no se hablaba, una enorme casa en París. Dispuesto a venderla, viaja a la ciudad para ver el estado de la propiedad, pero todo cambia cuando descubre que allí vive una anciana con su hija. Para colmo, la ley francesa impide que el hombre tenga acceso a la propiedad hasta que la mujer mayor fallezca. El reparto principal está integrado por Kevin Kline (La última aventura de Robin Hood), Maggie Smith (El exótico hotel Marigold), Kristin Scott Thomas (En la casa), Dominique Pinon (Amelie) y Stéphane Freiss (Un regalo para ella).

Otra de las novedades es el drama biográfico El bailarín del desierto, film inglés de 2014 basado en la vida de Afshin Ghaffarian, un iraní apasionado del baile y la música que, en el turbulento clima político del país en 2009, decide juntarse con otros jóvenes que comparten su afición para crear un grupo clandestino que les ayude a cumplir sus sueños de bailar ante un público. El proceso no solo le permitirá centrarse en su afición, sino que le abrirá las puertas al amor. Dirigida por Richard Raymond, quien de este modo debuta en el largometraje, la película está protagonizada por Freida Pinto (El origen del planeta de los simios), Tom Cullen (Los últimos días en Marte), Nazanin Boniadi (serie Homeland) y Reece Ritchie (Hércules), entre otros.

Desde Francia llega la comedia romántica Les combattants, ópera prima de Thomas Cailley que gira en torno a un joven cuyo verano se prevé tranquilo, repartiendo el tiempo entre sus amigos y la empresa familiar. Pero todo cambia cuando entra en su rutina una joven que pone patas arriba su mundo con una forma de entender la vida muy diferente. Aunque ella no le pide nada, él deberá decidir si seguir con sus planes o dejarlo todo para estar junto a ella. Adèle Haenel (Casa de tolerancia), Kévin Azaïs (La marche), Antoine Laurent (Notre tour viendra) y Brigitte Roüan (Voy a ser mamá) son los actores principales.

También francesa es El apóstol, película escrita y dirigida por Cheyenne Carron (Extase) que adapta la historia real de un joven musulmán que debe luchar contra su destino de convertirse en Imán. Una lucha que se desencadena por el secreto que oculta a su familia y amigos: se ha convertido al Cristianismo. Cuando se revele su conversión el mundo que conocía se volverá hostil, pero descubrirá otros jóvenes que viven su misma situación, generando una corriente de lucha a través del perdón y la redención. Narrado en clave dramático, el film está protagonizado por Brahim Tekfa, Salah Sassi (Héroes del cielo), Fayçal Safi (De guerre lasse) y Norah Krief (Faire avec).

Por último, Al otro lado del muro es un drama de 2013 dirigido por Christian Schwochow (Novemberkind) que adapta la novela de Julia Franck en la que una mujer de la Alemania Oriental de los años 70 pretende cruzar el Muro de Berlín para huir de una vida de penurias, terror y dolor. Acompañada de su hijo y con la promesa de un matrimonio con un alemán occidental, la mujer pronto comprenderá que la vida en la parte occidental no es tan luminosa como creía, iniciando una etapa de tránsito en la que el espionaje, el sufrimiento y el control rivalizan con la realidad que pretendía dejar atrás. La película está protagonizada por Jördis Triebel (La mujer papa), Tristan Göbel (Goethe!), Alexander Scheer (Cuando Santa cayó del cielo) y Jacky Ido (MS1: Máxima seguridad).

‘Interstellar’: los Nolan crean una nueva odisea en el espacio


MAtthew McConaughey y Anne Hathaway son los principales protagonistas de 'Interstellar'.Hay películas que desde el primer fotograma se intuyen épicas, atemporales. Películas que, independientemente de su magnitud o de su presupuesto, tienen eso que muy pocas historias logran hoy en día: magia. Los hermanos Nolan, pues a pesar del genio individual de cada uno dependen mucho uno del otro, pertenecen a ese pequeño grupo capaz de narrar las historias más fantásticas e inverosímiles de la forma más humana posible. Con su última película van un paso más allá, utilizando la majestuosidad y grandiosidad del espacio para, en definitiva, adentrarse en los conflictos emocionales de un padre y una hija a través del espacio y del tiempo.

Y como todo artista que se precie, sabe reconocer que muchos otros antes que él han abonado el terreno que ahora él trabaja. O lo que es lo mismo, Christopher Nolan (Insomnio), en su calidad de director, es consciente de que las odiseas espaciales tienen un referente cultural inamovible, por lo que la mejor manera de triunfar es homenajeando el clásico de Stanley Kubrick. En cierto modo, Interstellar puede entenderse como una versión moderna y algo menos conceptual de 2001: Una odisea en el espacio, con las distancias más que evidentes que las separan en materia argumental y dramática. Pero a pesar de dichas diferencias, las influencias y las referencias son más que evidentes. Desde la estructura de su tercio final hasta detalles como los robots que acompañan la misión (una especie de fusión entre el monolito y HAL 9000), el film posee ese aire clásico y vanguardista que define al film de Kubrick.

Pero esta odisea moderna creada por los Nolan va más allá. Con un comienzo algo lento pero magistralmente elaborado, la película es una reflexión sobre la relatividad del tiempo y cómo eso afecta a los seres humanos. También es un intenso drama familiar en el que la mayor tragedia no es la separación entre padre e hija, sino las promesas difíciles de cumplir y los sacrificios de nuestra propia vida para salvar toda una especie. Los dilemas morales que se suceden en la historia, combinados con esa obsesión de director y guionista con el paso del tiempo y sus diferentes dimensiones, otorgan al conjunto un sentido grandilocuente de una historia que casi podría considerarse intimista. Todo ello con el trasfondo de la ciencia y el misterio de los agujeros negros, lo que por cierto genera uno de los mejores puntos de giro que tiene el film.

Estamos, por tanto, ante una de esas historias que tienen todos los elementos para convertirse en un clásico. Incluso en un referente. Aunque al igual que ocurre en Interstellar, solo el paso del tiempo permitirá saber si el film ha alcanzado ese lugar en el que pueda subsistir una vez su vida actual termine. Desde luego, los fans de Christopher Nolan (y de su hermano, aunque no sean conscientes) encontrarán en esta epopeya de ciencia ficción uno de los relatos más sólidos, emotivos y espectaculares de los últimos años. Los premios deberían caer por el propio peso de la gravedad, aunque como suele ocurrir con estas películas, posiblemente se queden orbitando. Por supuesto, eso no resta ningún mérito a lo que se puede disfrutar durante casi tres horas que apenas se notan.

Nota: 8,5/10

Nolan envía a McConaughey en un viaje ‘Interstellar’ por la cartelera


Estrenos 7noviembre2014Nuevo viernes, nuevo fin de semana y nuevas películas que llegan a la cartelera. En esta ocasión, eso sí, con el evidente atractivo de la nueva historia surgida de la mente de los hermanos Nolan (El caballero oscuro) que, a tenor de las primeras imágenes, puede convertirse en uno de los films del año. Pero por supuesto, este 7 de noviembre viene cargado de otros títulos para todos los gustos, desde comedias familiares hasta dramas sociales, pasando por cintas de animación para los más pequeños. Se puede decir que, tras una época de transición, el cine ha entrado definitivamente en el otoño, época de cintas más dramáticas que espectaculares que cuentan algo más que una sucesión de secuencias de acción.

Así que comenzamos con Interstellar, dirigida por Christopher Nolan y con guión escrito a cuatro manos por él mismo y por su hermano Jonathan. Un drama enmarcado en la ciencia ficción y los viajes espaciales que sigue a un grupo de viajeros espaciales cuya misión es utilizar un agujero de gusano y llegar a los confines donde el ser humano no había podido llegar antes con la intención de localizar un lugar para que la Humanidad pueda subsistir después de que la Tierra haya quedado inhabitable. Las primeras imágenes ya ofrecen una idea de la espectacularidad y el intimísimo que se combinan en esta historia protagonizada por un reparto simplemente espectacular: Matthew McConaughey (Dallas Buyers Club), Jessica Chastain (Mamá), Anne Hathaway (Los miserables), Michael Caine (Ahora me ves…), Wes Bentley (American Beauty), Bill Irwin (La boda de Rachel), Casey Affleck (Adiós pequeña, adiós), Topher Grace (Spider-Man 3), John Lithgow (El origen del Planeta de los Simios), Ellen Burstyn (serie Political animals) y David Oyelowo (El mayordomo).

Muy distinta es la nueva comedia familiar producida por la factoría Disney que adapta el libro de Judith Viorst. Alexander y el día terrible, horrible, espantoso, horroroso comienza cuando un chico de 11 años vive el peor día de su vida, una sucesión de desafortunadas coincidencias que le harán preguntarse si este tipo de cosas solo le ocurren a él, entre otras cosas porque su optimista familia no parece hacerle mucho caso. Sin embargo, cuando poco después sean sus padres y sus hermanos los que vivan una auténtica pesadilla personal comprenderá que todos, en mayor o menor medida, pueden vivir uno de esos días horribles en sus vidas. Miguel Arteta (Rebelión adolescente) es el encargado de poner en imágenes la historia y de dirigir a Steve Carell (Los amos de la noticia), Jennifer Garner (Butter), Ed Oxenbould (Paper planes), Dylan Minette (Prisioneros), Kerris Dorsey (serie Ray Donovan) y Megan Mullally (The kings of summer).

También estadounidense, aunque con colaboración francesa, es El amor es extraño, drama dirigido por Ira Sachs (El juego del matrimonio) que gira en torno a una pareja homosexual que, tras décadas de vida conjunta, deciden casarse al amparo de la nueva ley que reconoce su unión. A su vuelta de la luna de miel, sin embargo, las cosas cambian, y su nueva situación hace que despidan a uno de ellos. Pronto comprueban que no pueden pagar la hipoteca de su piso, por lo que deben mudarse a uno mucho más pequeño y barato. Una reunión de amigos y parientes les servirá para comprobar el apoyo real que tiene su decisión y para encontrar la forma de salir de su situación. John Lithgow, que esta semana repite con Interstellar, y Alfred Molina (Spider-Man 2) son los principales protagonistas, a los que acompañan Marisa Tomei (Los idas de marzo), Cheyenne Jackson (Lola versus), Charlie Tahan (Siempre a mi lado) y Tatyana Zbirovskaya (Zelimo).

Pasamos ahora a las novedades españolas, y entre ellas destaca Justi&Cia, último largometraje del actor Álex Angulo (El día de la bestia), fallecido el pasado mes de julio. A medio camino entre la comedia y el drama, el argumento sigue la decisión de un ex minero que, harto de la situación que le ha tocado vivir, decide convertirse en un justiciero social. Para ello se aliará con un jubilado cuya vida le resulta monótona. Ópera prima de Ignacio Estaregui, en el reparto también encontramos a Hovik Keuchkerian (Los días no vividos), Antonio Dechent (La última isla), Marta Larralde (Todas las mujeres) y Juanma Lara (Al final del camino), entre otros.

España y México se encuentran detrás de Espacio interior, drama producido en 2012 que supone el debut en la dirección de Kai Parlange. La historia comienza cuando un joven es secuestrado y recluido en un pequeño cuarto. Obligado a revelar información sobre sus seres queridos, el joven se abandona a la suerte ante la sensación de haber traicionado a su familia. Sin embargo, cuando está al borde de la muerte un pequeño atisbo de esperanza le hará comprender que ni su mente ni su espíritu están secuestrados, lo que le llevará a buscar la redención. Entre los actores principales encontramos a Kuno Becker (El cartel de los sapos), Ana Serradilla (La otra familia), Hernán Mendoza (Caja negra), Gerardo Taracena (Apocalypto) y Rocío Verdejo (Desafío).

Aunque la producción más internacional es sin duda Blue Lips. España, Estados Unidos, Brasil, Italia y Argentina son los países tras este drama cuya premisa es cuanto menos curiosa, sobre todo en lo que al apartado técnico se refiere. Seis personajes de diferentes países que por distintos motivos viajan a Pamplona verán cómo sus vidas se cruzan en plenas fiestas de San Fermín. Hasta aquí todo normal. Lo interesante es que cada uno de esos personajes está dirigido por un director. O lo que es lo mismo, la película tiene seis directores que coincidieron en la ciudad española para rodar los planos que reúnen a todos sus actores. Daniela De Carlo (Qualquer gato Vira-Lata), Gustavo Lipsztein (Travesía mortal) y los debutantes Julieta Lima, Antonello Novellino, Nacho Ruipérez y Nobu Shima son los directores, mientras que frente a la cámara tenemos a Dudu Acevedo (1972), Simone Castano, Keona Cross, Mariana Cordero (Tres días), Malena Sánchez (Tiro de gracia) y Avi Rothman (Missed connections).

La actriz francesa Audrey Dana (Torpedo) debuta en el largometraje con la comedia gala French women, que como su propio título indica cuenta con un reparto casi en exclusiva femenino. Su trama sigue las vidas de 11 mujeres que representan todos los aspectos y rangos sociales de Francia, desde la madre con hijos que dedica su vida a su familia hasta las mujeres de negocios. Todo un alegato en favor del papel de las mujeres en la sociedad actual que cuenta con la participación de nombres como Isabelle Adjani (Bon boyare), Alice Belaïdi (Fonzy), Laetitia Casta (El fraude), Julie Ferrier (En la flor de la vida), Audrey Fleurot (Intocable), Géraldine Nakache (Los infieles), Vanessa Paradis (Café de flore), Alice Taglioni (La presa) y la propia Dana.

Del 2013 es Los niños del cura, comedia dramática producida en Croacia y dirigida por Vinko Bresan (Marsal) que comienza cuando un joven cura llega a una pequeña isla para hacerse cargo de los pocos habitantes que acuden a la iglesia. En un intento de aumentar la natalidad de la zona, inicia un plan en colaboración con el farmacéutico del pueblo que consiste en perforar los preservativos antes de venderlos. Sin embargo, las consecuencias de esta iniciativa serán totalmente inesperadas. Marija Skaricic (Shahada), Kresimir Mikic (Solo entre nosotros), Nisa Butijer (Majka asfalta), Inge Appelt (Bella boina) y Ana Begic (Nije kraj) son algunos de los actores principales.

La única representante del género de animación es Dixie y la rebelión zombi, producción española dirigida a cuatro manos por Beñat Beitia y Ricardo Ramón, productor y director respectivamente de la anterior entrega de esta saga, Papá, soy una zombi (2011). En esta ocasión la trama encuentra a la protagonista viviendo la vida que siempre soñó, algo que cambia cuando sus viejos amigos zombis le avisan de que está a punto de iniciarse una rebelión de los muertos que amenaza con destruir a los vivos. La joven adolescente será la única capaz de detener la guerra, aunque para ello tendrá que decidir si realmente está dispuesta a poner en peligro a sus amigos.

Terminamos con un documental un poco especial, pues en su desarrollo combina música y drama a partes iguales. 20.000 días en la Tierra es un reflejo de los procesos creativos y la vida íntima del músico e icono cultural Nick Cave a lo largo de 24 horas que servirán, además, para exponer todo aquello que convierte al ser humano en lo que es. Dirigida por Iain Forsyth y Jane Polar (Run for me), la película cuenta, además de con el propio Cave, con personajes como Susie Black, el músico Warren Ellis, Darian Leader, el actor Ray Winstone (Noé) y Kylie Minogue.

‘Breaking Bad’ se corona en su adiós de unos Emmy conservadores


Los protagonistas de 'Breaking Bad' posan en la edición 66 de los Emmy.La 66 edición de los Emmy ha confirmado varias sospechas que se barruntan desde hace varios años. Por un lado, que Breaking Bad ha traspasado los estándares de calidad actuales para convertirse en un referente audiovisual de la pequeña pantalla, como bien demuestran sus numerosos premios a lo largo de los años. Por otro, que estos premios se enrocan incomprensiblemente en sus posturas iniciales, lo que les impide lograr un reflejo más exacto de la realidad actual de la televisión, que es lo que en realidad debería ser cualquier entrega de premios. Que la serie protagonizada por Bryan Cranston (Godzilla) se lleve los mismos premios año tras año es tan justo con la serie como injusto con el resto de producciones, algunas de ellas con el aliciente de ser propuestas frescas y novedosas.

El propio actor lo reconocía al recoger su premio al Mejor actor protagonista en drama. Que este reconocimiento no haya ido a parar a manos de Matthew McConaughey por su papel en True Detective es algo difícil de explicar, incluso cuando delante está un rol como el de Walter White. Sobre todo si tenemos en cuenta el resto de candidatos, entre los que se hallan un Jon Hamm (serie Mad Men) al que cada vez le quedan menos posibilidades de ganarlo y un Kevin Spacey cuya labor en House of cards es simplemente excepcional. Que una serie que ha ganado de forma continuada premios por las mismas premisas demuestra una falta de valentía a la hora de valorar al resto de candidatos, restando importancia a producciones de igual o mejor calidad como pueden ser Juego de Tronos o la propia Mad Men, que por unas cosas o por otras siempre termina siendo la gran perjudicada.

Y si esto puede aplicarse de igual modo a la comedia. Antes incluso de que se anuncien las nominaciones se puede intuir que los ganadores serán Modern Family como Mejor comedia y Jim Parsons como Mejor actor por su papel en The Big Bang Theory. Quizá en este caso la competencia no sea tan feroz como la que existe en la categoría dramática, pero es igualmente sintomático el hecho de que año tras año nuevos candidatos hagan acto de presencia y, año tras año, los ganadores sean los mismos. Esto no quiere decir que no lo merezcan, al contrario, pero resta interés y credibilidad a los premios la sensación de repetir año tras año los mismos ganadores, como si no hubiese nada mejor producido en la televisión.

Se plantea así la duda de qué ocurrirá el año que viene cuando Breaking Bad no esté en las quinielas. Evidentemente, algún título tendrá que ocupar su lugar, pero la verdadera incógnita es si será capaz de repetir esa sucesión de premios o, por el contrario, las aguas volverán a su cauce y los premios se repartirán de forma más equitativa. Algo que, por cierto, hay que reconocer que se ha producido en esta edición en las categorías de intérpretes secundarios e invitados, sobre todo en lo que respecta a la comedia.

Miniserie de anécdotas

Pero si en lo referente a las series dramáticas y cómicas ha habido un alarmante monopolio de viejos conocidos de estos premios, en lo que respecta a las miniseries los Emmy no se han quedado atrás. De hecho, dos producciones se han llevado la práctica totalidad de los reconocimientos, aunque es justo decir que se centran en sus intérpretes. En efecto, los protagonistas de esa joya británica titulada Sherlock han logrado alzarse con una estatuilla, reivindicando la madurez de la serie y sus actores, cuya tercera temporada ha sido todo un ejercicio de originalidad narrativa. Algo más sorprendente puede parecer que tanto Jessica Lange como Kathy Bates se hayan llevado los premios por American Horror Story: Coven, sobre todo si se repasan las candidatas en esas categorías.

Y digo “puede parecer” porque lo cierto es que ambas mujeres componen sendos personajes que dejan huella en una serie acostumbrada a crear roles impactantes. Sobre todo la segunda, una suerte de sádica asesina racista condenada a vivir eternamente en una sociedad que no comprende y no respeta. Aunque mayor sorpresa son la presencia de Allison Janney (serie Masters of sex) como triunfadora en dos categorías, algo que confirma esa idea ampliamente extendida de que las votaciones son, muchas veces, por inercia, y el galardón a la miniserie Fargo como mejor producción, lo que no solo es un empujón a la ficción, sino también a la espléndida película en la que está basada, dando más argumentos además a una serie de iniciativas puestas en marcha para adaptar al formato seriado diversas tramas cinematográficas, entre ellas la de Shutter Island, de Martin Scorsese.

En definitiva, y más allá de que los ganadores sean justos vencedores, los Emmy vuelven a revelarse como unos premios conservadores que prefieren reafirmarse en sus ideas antes que acercarse a las nuevas propuestas. La pregunta que cabe hacerse es cuántas veces es necesario premiar a una serie o a un actor por un mismo papel para demostrar que es el mejor, o al menos uno de los mejores. Hasta la fecha, parece que cuatro. Esto, además de un tanto incoherente (¿alguien se imagina que los Oscar premien a un actor por hacer el mismo papel en una saga cinematográfica una y otra vez?) es contraproducente, pues impide una renovación de aires dentro de la propia gala. Ahora queda esperar a ver quién ocupará el trono de Mejor drama, aunque visto lo visto todo apunta a que será alguna de las más veteranas.

Relación de candidatos y premiados en la 66 edición de los premios Emmy

Tráiler de ‘Interstellar’: el emotivo viaje espacial de los Nolan


Matthew McConaughey en un momento del tráiler de lo nuevo de Christopher Nolan, 'Interstellar'.A última hora de la tarde del viernes veía la luz el primer avance de una de las películas más esperadas y que más expectación ha generado en los últimos meses. La verdad es que no es para menos después de ver estas imágenes en movimiento. Y también es cierto que no es extraña una reacción de este tipo ante el nuevo film de Christopher Nolan, al que los más jóvenes conocerán como el director que ha elevado a la categoría de obra maestra el subgénero de las adaptaciones de cómic gracias a su trilogía sobre Batman. Evidentemente, las ganas de ver el tráiler de Interstellar, que así se titula, no se derivan únicamente de estas tres obras. Por supuesto, su carrera ha tenido unos éxitos más acertados que otros, pero en líneas generales su filmografía está plagada de títulos distintos, personales y de una calidad técnica y dramática de la que pocos pueden presumir.

Buena parte del mérito debería tenerla su hermano, Jonathan Nolan, guionista de la mayor parte de sus películas y de esa entretenidísima serie que es Person of interest. Ambos colaboran en la trama de esta nueva película que, como no podía ser de otro modo, vuelve a combinar espectacularidad visual con intimísimo dramático. En esta ocasión el marco es el espacio exterior; más concretamente, la historia sigue a un grupo de exploradores que, tras descubrir un nuevo agujero de gusano que les llevará a los rincones más alejados del universo, se embarcarán en una misión para superar los límites que hasta ahora habían tenido los viajes espaciales del ser humano. Lo cierto es que explicado así la trama dice más bien poco, de ahí que este primer tráiler haya sido consumido de forma ávida por aquellos que esperaban saber algo más del film.

¿Y qué se desprende de estas imágenes en movimiento? Para empezar, que los Nolan han optado por un tono más bien oscuro, alejado de sentimentalismos tópicos de este tipo de historias y centrándose en la relación paternofilial del protagonista. Con el trasfondo de una Humanidad al borde de su extinción, la relevancia del conflicto entre la familia a la que se debe abandonar para viajar a un lugar desconocido en busca de un planeta que habitar o del que sustraer lo necesario para sobrevivir adquiere si cabe tintes más dramáticos, acentuados por la majestuosidad y grandiosidad de algunas de las imágenes mostradas, como esa nave circular en medio de la inmensidad del espacio. Si a esto añadimos una fotografía que desluce los colores más vivos del planeta y aviva los tonos fríos y carentes de vida de la nave, el resultado es un film que se aleja, como decimos, de la épica o de la acción para adentrarse más en los personajes, en sus relaciones y en las consecuencias de sus actos.

Y por si el interés generado por director y película fuera poco, en el reparto se hallan algunos de los mejores actores de los últimos tiempos, como son Matthew McConaughey (Dallas Buyers Club), Anne Hathaway (Los miserables), Jessica Chastain (La noche más oscura), Casey Affleck (El demonio bajo la piel), Michael Caine (Ahora me ves…), Wes Bentley (American beauty), Topher Grace (La sombra de la traición), Ellen Burstyn (serie Political animals), David Oyelowo (El mayordomo) y John Lithgow (El origen del planeta de los simios). Así que sin más preámbulos, el tráiler.

Diccineario

Cine y palabras

A %d blogueros les gusta esto: