Wahlberg vive un ‘Día de patriotas’ conducido por ‘Baby driver’


El mes de julio está comenzando, al menos en lo que a grandes estrenos se refiere, con menos atractivo de lo que han sido los meses anteriores. Esto está próximo a cambiar, pero hasta que eso ocurra las novedades que llegan a la cartelera española, aunque interesantes, no parecen llamadas a llenar las salas. Este viernes, día 7, el thriller y el terror acaparan la temática de los principales estrenos, entre los que destaca también la comedia y el género fantástico.

Y sin grandes títulos que destaquen, esta semana comenzamos el repaso con Día de patriotas, thriller de corte muy actual que sigue a un comisario de la policía de Boston durante los atentados en la maratón celebrada en la ciudad estadounidense en 2013. La investigación de este crimen, que dejó varios muertos por la explosión de diversas bombas, llevará al policía a recorrer toda la ciudad para dar con el responsable. Dirigida por Peter Berg (El único superviviente), la cinta cuenta con Mark Wahlberg (Marea negra) como protagonista, al que acompañan John Goodman (Calle Cloverfield 10), Kevin Bacon (serie The following), J.K. Simmons (La ciudad de las estrellas), Michelle Monaghan (Pixels) y Melissa Benoist (serie Supergirl).

Entre las novedades destaca también Baby driver, cinta de acción, suspense y música que gira en torno a un joven que se ve obligado a trabajar para una banda de criminales como el conductor que les ha de ayudar a escapar tras los golpes que dan. Todo se tuerce cuando el chico debe formar parte de una huída que parece condenada a fracasar. Escrita y dirigida por Edgar Wright (Bienvenidos al fin del mundo), la cinta está protagonizada por Ansel Elgort (Divergente), Lily James (serie Downton Abbey), Jamie Foxx (Annie), Jon Hamm (serie Mad Men), Kevin Spacey (serie House of cards), John Bernthal (El contable) y Eiza González (Casi treinta).

Muy diferente es Llega de noche, producción de terror e intriga escrita y dirigida por Trek Edward Shults (Krisha) que sigue los intentos de un padre por mantener a su familia dentro de una casa a salvo de una presencia misteriosa que parece amenazar sus vidas. La situación se pondrá a prueba cuando a su puerta llegue otra joven familia pidiendo refugio. Entre los principales actores encontramos a Joel Edgerton (Loving), Riley Keough (American Honey), Christopher Abbott (Reporteras en guerra), Carmen Ejogo (Alien: Covenant) y Kelvin Harrison Jr. (Mudbound).

El terror está presente igualmente en The Love Witch, cinta con toques de comedia que escribe y dirige Anna Biller (Viva) y que, homenajeando a los films de los años 70, sigue el largo proceso de una joven bruja en la era moderna que busca al amor de su vida, para lo que hechiza a los hombres para conquistarlos. Sin embargo, todos terminan muriendo. Su fortuna parece cambiar cuando conoce al hombre de sus sueños, pero esto llevará a la joven a una espiral aun mayor de muerte. Samantha Robinson (Conducta inmoral), Laura Waddell (Folklore), Gian Keys (Dark Woods), Jeffrey Vincent Parise (La mirada del amor), Jennifer Ingrum (Bloodshed) y Lily Holleman (Tenure) encabezan el reparto.

Una de las cintas más internacionales de la semana es El hombre del corazón de hierro, thriller bélica ambientado en 1942 que aborda la historia real de la resistencia checa, que elabora un plan para acabar con el más despiadado de los altos cargos del III Reich: Reinhard Heidrych. Los encargados de llevar a cabo tan arriesgada misión son dos jóvenes soldados. Esta adaptación de la novela de Laurent Binet cuenta con capital estadounidense, francés, inglés y belga. Dirigida por Cédric Jimenez (Conexión Marsella), la película tiene un reparto igualmente internacional en el que destacan los nombres de Jack Reynor (Macbeth), Jack O’Connell (Money Monster), Kosha Engler (Los sexoadictos), Barry Atsma (Zurich), Jason Clarke (Everest), Rosamund Pike (Un reino unido), Mia Wasikowska (La cumbre escarlata), Geoff Bell (Sufragistas), Volker Bruch (serie Hijos del Tercer Reich) y Stephen Graham (serie Boardwalk Empire).

Puramente europea es La wedding planner, comedia francesa que arranca cuando el chico de una pareja le es infiel a su novia con una organizadora de bodas. Cuando ella descubre una tarjeta de visita de la mujer en un bolsillo de él se ilusiona tanto con la posibilidad de que le vaya a pedir en matrimonio que empieza a organizarlo todo, mientras el novio intenta frenar por todos los medios el enlace. Dirigida y protagonizada por Reem Kherici (París a toda costa), la cinta también tiene como intérpretes a Nicolas Duvauchelle (Como hermanos), Julia Piaton (House of time), Sylvie Testud (Tamara) y François-Xavier Demaison (La oportunidad de mi vida).

El terror y la fantasía también están presentes en la británica Prevenge, comedia escrita, dirigida y protagonizada por Alice Lowe (Burn Burn Burn) en el que es su debut tras las cámaras en el largometraje. La historia gira en torno a una mujer embarazada que está convencida de que el niño que lleva dentro le guía para que mate a gente, por lo que intentará ocultar su instinto asesino de cara al público. En el reparto también encontramos a Kate Dickie (serie Juego de tronos), Jo Hartley (Eddie el Águila), Gemma Whelan (Los viajes de Gulliver), Kayvan Novak (Paddington) y Tom Davis (Legacy).

En lo que a estrenos españoles se refiere, dos son los títulos que llegan este viernes. El pastor narra en clave dramática la lucha de un hombre cuya vida transcurre apacible en compañía de su ganado y su perro contra los intereses económicos para construir un centro comercial en sus tierras. Las negativas del pastor a vender su parcela chocará con la intención de sus vecinos de conseguir el dinero que les ofrecen por construir allí este nuevo espacio. Jonathan Cenzual Burley (El alma de las moscas) escribe y dirige esta cinta protagonizada por Miguel Martín (Celda 211), Alfonso Mendiguchía (El proyecto Manhattan), Juan Luis Sara y Maribel Iglesias (Concursante).

El drama también es el género protagonista en Brava, film dirigido por Roser Aguilar (Lo mejor de mí) que arranca cuando una joven cuya vida parece ir sobre ruedas es asaltada en el metro. A partir de aquí todo se desmorona, por lo que se refugiará en el pueblo en el que vive su padre, ocultando a todo el mundo sus heridas internas. El problema es que, lejos de tranquilizarse y olvidar, su retiro parece sacar su lado más oscuro. Laia Marull (Como estrellas fugaces), Bruno Todeschini (La delicadeza), Emilio Gutiérrez Caba (El hombre de las mil caras) y Sergio Caballero (Juegos de familia) encabezan el reparto.

Polonia y Suecia producen Estados Unidos del amor, drama ambientado en los años 90 y que gira en torno a cuatro mujeres aparentemente felices que deciden dar un giro a sus vidas acabando con la represión sexual y sus amores insatisfechos. Escrita y dirigida por Tomasz Wasilewski (Plynace wiezowce), la cinta cuenta entre sus actores con Julia Kijowska (Matka), Magdalena Cielecka (Katyn), Dorota Kolak (Vinci) y Marta Nieradkiewicz (Mur).

Terminamos este repaso con Tom de Finlandia, drama biográfico que cuenta con capital norteamericano, finlandés, sueco, danés y alemán para narrar la vida de Touko Laaksonen, héroe de la II Guerra Mundial cuyo recibimiento en Helsinki no fue el que esperaba. Perseguido por su homofobia y obligado a casarse con una mujer, este oficial condecorado encontró refugio en el arte, concretamente en unos dibujos homoeróticos que le hicieron mundialmente famoso y le convirtieron en un símbolo de la revolución gay. Dirigida por Dome Karukoski (El gruñón), la película está protagonizada por Pekka Strang (3 Simoa), Jakob Oftebro (serie 1864), Jessica Grabowsky (8-pallo), Seumas F. Sargent (The philosopher king) y Lauri Tilkanen (Härmä).

Pitt y Cotillard son los ‘Aliados’ de ‘La reina de España’


Estrenos 25noviembre2016Fin de semana de numerosos e interesantes estrenos, sobre todo para un amplio y variado grupo de espectadores. Desde el thriller a la comedia, pasando por el drama, no solo las historias de las novedades que llegan este viernes, 25 de noviembre, son atractivas. También los nombres que las respaldan son el reclamo perfecto para que muchos nos acerquemos hasta las salas de cine.

Desde luego, la más atractiva es Aliados, nuevo film dirigido por Robert Zemeckis (El desafío) que une en pantalla a dos actores de la talla de Brad Pitt (La gran apuesta) y Marion Cotillard (Macbeth). Más allá de rumores morbosos de la prensa del corazón, lo interesante de este thriller dramático con dosis de romance radica en su historia, que gira en torno a un oficial de inteligencia norteamericano en la II Guerra Mundial y la relación que inicia con una integrante de la resistencia francesa, que será puesta en duda cuando surjan las sospechas de que ella es una espía nazi. En el reparto también encontramos a Lizzy Caplan (serie Masters of sex), Matthew Goode (The imitation game) y Jared Harris (Certain women).

Diferente es la temática de Marea negra, aunque posee un atractivo similar y un reparto con un buen puñado de estrellas y nombres conocidos. Basada en una historia real, la trama combina acción, drama e intriga para narrar el accidente de la plataforma petrolífera Deepwater Horizon, que en abril de 2010 provocó una de las peores catástrofes medioambientales y la muerte de 11 hombres. Las acciones de varios de los trabajadores permitieron, sin embargo, salvar muchas vidas. Peter Berg (El único superviviente) se pone tras las cámaras para contar esta historia en la que también participa como actor, y cuyo reparto está encabezado por Mark Wahlberg (Ted 2), Kurt Russell (Los odiosos ocho), John Malkovich (Cut bank), Kate Hudson (Una decisión peligrosa), Dylan O’Brien (El corredor del laberinto) y Gina Rodríguez (serie Jane the virgin).

También procede de norteamérica En el bosque, adaptación de 2015 de la novela de Jean Hegland que, con una combinación de thriller, ciencia ficción y drama, narra cómo en un futuro la Humanidad se enfrenta a su final al producirse un apagón masivo. En este contexto dos hermanas que viven con su padre en una casa a 40 kilómetros del pueblo más cercano deben lidiar contra el hambre, los saqueadores y su propia soledad. Dirigida por Patricia Rozema (Mansfield Park), la cinta está protagonizada por Ellen Page (X-Men: Días del futuro pasado), Evan Rachel Wood (Los idus de marzo), Max Minghella (Los becarios), Callum Keith Rennie (Cincuenta sombras de Grey) y Michael Eklund (Vendetta).

Estados Unidos participa, junto a Francia y Dinamarca, en la producción de The neon demon, thriller de terror creado y dirigido por Nicolas Winding Refn (Drive) cuya trama arranca cuando una bella joven de aspecto inocente desembarca en Los Ángeles para convertirse en modelo. Su meteórico ascenso despertará los recelos de muchas competidoras dispuestas a todo para robarle la belleza. Entre los principales actores destacan Elle Fanning (Maléfica), Jena Malone (Puro vicio), Keanu Reeves (La leyenda del samurai: 47 ronin), Christina Hendricks (serie Mad Men), Bella Heathcote (Sombras tenebrosas) y Abbey Lee (Dioses de Egipto).

Entre los estrenos españoles destaca La reina de España, cinta que llega a la cartelera acompañada de polémica y que continúa las aventuras de los personajes de La niña de tus ojos (1998), esta vez con el rodaje de una película sobre Isabel la Católica que protagonizará una gran estrella de Hollywood de origen español y que desatará todo tipo de situaciones que pondrán a prueba la buena marcha de esta superproducción. Dirigida por Fernando Trueba (El artista y la modelo), que se puso tras las cámaras del primer film, esta comedia cuenta en su reparto con Penélope Cruz (Agente contrainteligente), Antonio Resines (Ni pies ni cabeza), Jorge Sanz (El pregón), Santiago Segura (Mi gran noche), Loles León (La final), Rosa María Sardà (Ocho apellidos catalanes), Neus Asensi (Sólo química), Jesús Bonilla (serie Chiringuito de Pepe), Javier Cámara (Truman), Ana Belén (Antigua vida mía), Chino Darín (Pasaje de vida), Mandy Patinkin (serie Homeland), Cary Elwes (Camino hacia el éxito) y Clive Revill (Crimen y castigo).

También español es el drama romántico Amarás sobre todas las cosas, film dirigido por Chema de la Peña (23-F: la película) que narra la historia de amor a lo largo de cinco años de dos personajes que se separan y se reencuentran, se apasionan y decepcionan mutuamente, y cuya intermitente relación marca el devenir de sus vidas. Israel Elejalde (El gran salto adelante), Lidia Navarro (Salir pitando) y Antonio Velasco (Poveda) son los principales actores.

El tercer título procedente de España es Sicixia, drama que sigue el viaje por Galicia de un ingeniero de sonido que pretende captar la esencia de esta tierra. Su objetivo cambiará cuando conozca a una joven que trabaja en una cosecha de algas en la Costa da Morte. Ignacio Villar (Pradolongo) se pone tras las cámaras de esta historia protagonizada por Monti Castiñeiras (Dictado), Tamara Canosa (Lobos sucios), Marta Lado (Vilamor), Daniel Trillo, Arantxa Villar y Artur Trillo (serie Matalobos).

Puramente española es igualmente La pols, ópera prima escrita y dirigida por Llàtzer Garcia que arranca cuando dos hermanos que viven en las afueras de una ciudad afrontan la muerte de su padre. Un acontecimiento que, sin embargo, él parece olvidar súbitamente, huyendo del tanatorio y provocando una serie de preguntas en su hermana que se irán desvelando en el día y medio que transcurre entre la muerte y el entierro. En el reparto encontramos a Marta Aran, Laura López y Guillem Motos (Insensibles).

España, Portugal y Francia presentan La muerte de Luis XIV, drama biográfico que, como su propio título indica, narra la agonía del monarca en agosto de 1715, cuando una gangrena avanzó por su pierna sin que sus médicos fueran capaces de hacer nada. Desesperados, recurrirán a un charlatán que asegura tener una cura milagrosa. Tras las cámaras encontramos al español Albert Serra (Three Little Pigs), mientras que en el reparto destacan los nombres de Jean-Pierre Léaud (Visage), Patrick d’Assumçao (Tres recuerdos de mi juventud), Vicenç Altaió (Murieron por encima de sus posibilidades), Marc Susini (Ricky), Bernard Belin (Je règle mon pas sur le pas de mon père) e Irène Silvagni.

La cartelera recibe también el drama austríaco La primavera de Christine, segunda película de ficción de Mirjam Unger (Ternitz, Tennessee) que adapta la novela de Christine Nöstlinger ambientada en Viena durante 1945. La protagonista de la historia es una niña que debe huir de su casa ante los bombardeos de la aviación alemana durante la II Guerra Mundial. Sin haber conocido otra cosa que la guerra, la pequeña y toda su familia logra refugiarse en una casa a las afueras de la ciudad, donde encontrarán cierta calma hasta que llegan los rusos. Los actores principales son Zita Gaier, Ursula Strauss (DxM), Krista Stadler (Der Atem des Himmles) y Paula Brunner.

Desde Rumanía llega Los exámenes, drama escrito y dirigido por Cristian Mungiu (Más allá de las colinas) cuya trama gira en torno a un médico de 50 años cuyo pasado en Rumanía está prácticamente olvidado, y cuya única motivación es el futuro de su hija de 18 años, que tras los exámenes finales entrará en una prestigiosa escuela en Inglaterra. Sin embargo, la noche previa a la importante cita la joven es atacada en plena calle, lo que llevará al hombre a volcarse para evitar que nada perturbe el resultado de la prueba. Vlad Ivanov (Snowpiercer), Maria-Victoria Dragus (La cinta blanca), Ioachim Ciobanu (Pioneers’ Palace) y Adrian Titieni (Carmen) encabezan el reparto.

Fuera de Europa nos encontramos con Bar Bahar entre dos mundos, drama israelí que supone la ópera prima de Maysaloun Hamoud, y cuya historia gira en torno a tres jóvenes palestinas que deciden romper con su pasado y vivir libres en Tel Aviv. Sin embargo, pronto comprenden que su condición de mujeres palestinas no les permite escoger el amor libremente, lo que las llevará a tomar una decisión y elegir el mundo del que proceden o en el que ahora viven. El reparto, prácticamente anónimo, está encabezado por Sana Jammelieh, Shaden Kanboura, Mouna Hawa (Zaytoun) y Riyad Sliman (Al-hob wa al-sariqa wa mashakel ukhra).

En el género documental destaca Gimme Danger, lo nuevo de Jim Jarmusch (Flores rotas) que aborda el contexto social, político y cultural que dio origen al grupo musical The Stooges, del que luego saldría Iggy Pop y que se considera uno de los grupos de rock más importantes de la historia, entre otros motivos porque sentó las bases de lo que luego se conocería como rock alternativo.

Vuelve Fassbender. Vuelve ‘Steve Jobs’


Estrenos 1enero2016¡Feliz Año Nuevo! Si hubiera que buscar un protagonista cinematográfico en este comienzo de 2016, ese es sin duda Michael Fassbender. El protagonista de Macbeth, que se estrenaba hace tan solo una semana, regresa con un nuevo biopic sobre uno de los personajes más influyentes del siglo XXI, y sobre el que por cierto se hizo otro film no hace demasiado tiempo con resultados más que cuestionables. Pero no es el único estreno en este primer día del nuevo año. La comedia y el drama acaparan las principales novedades.

Pero desde luego, el gran estreno de la semana es Steve Jobs, nueva incursión en la figura del creador de Apple que, en esta ocasión, adapta el libro escrito por Walter Isaacson y se centra en el difícil proceso creativo de los primeros aparatos de la marca, así como en la relación con una hija a la que nunca reconoció como legítima. Con guión escrito por Aaron Sorokin (La red social), la película está dirigida por Danny Boyle (Trance), y en su reparto encontramos, además de Fassbender, los nombres de Kate Winslet (Un dios salvaje), Seth Rogen (The interview), Jeff Daniels (Marte), Sarah Snook (Jessabelle), Michael Stuhlbarg (serie Boardwalk Empire) y John Ortiz (La entrega).

Junto a esta biografía, un remake. Point break (Sin límites) es el título de la actualización del éxito de los años 90 Le llaman Bodhi (1991). La trama, para quienes no hayan visto aquel film, comienza cuando un joven agente del FBI se infiltra en un grupo de atletas de élite de los que se sospecha que están perpetrando una serie de robos en condiciones extremadamente inusuales. Sus intentos por integrarse en el grupo le llevarán a dudar de sus propias convicciones. Esta nueva versión está dirigida por Ericson Core (Invencible) y protagonizada por Edgar Ramírez (Líbranos del mal), Luke Bracey (La conspiración de noviembre), Teresa Palmer (Memorias de un zombie adolescente), Ray Winstone (Caza al asesino), Delroy Lindo (serie Believe) y Max Thieriot (serie Bates Motel).

La comedia tiene su máximo exponente en Padres por desigual, producción algo gamberra dirigida por Sean Anders (Desmadre de padre) que gira en torno a los intentos de un ejecutivo de radio por ganarse el afecto de los hijos de la mujer con la que está casado, tarea que se complica cuando aparece el verdadero padre de los chicos, un hombre despreocupado al que parecen admirar por encima de todo. Mark Wahlberg (Ted 2) y Will Ferrell (Dale duro) forman el dúo protagonista, a los que acompañan Thomas Haden Church (El cielo es real), Alessandra Ambrosio, Bobby Cannavale (Annie) y Linda Cardellini (Welcome to me).

Y continuamos con los padres, aunque en este caso en un drama. De padres a hijas es una coproducción italiana y norteamericana que gira en torno a la relación entre un padre y su hija a lo largo de 25 años. Él es un escritor viudo y ganador de un Pulitzer que debe criar a su pequeña de cinco años mientras lucha contra una enfermedad mental. Cuando la joven crece, será ella la que deba afrontar los recuerdos de su problemática infancia. Gabriele Muccino (Siete almas) es el encargado de poner en imágenes esta trama protagonizada por Russell Crowe (El maestro del agua), Amanda Seyfried (Mil maneras de morder el polvo), Aaron Paul (serie Breaking bad), Diane Kruger (serie The bridge), Jane Fonda (La juventud), Octavia Spencer (Lo mejor para ella), Quvenzhané Wallis (Annie), Bruce Greenwood (La verdad), Janet McTeer (Albert Nobbs) y Ryan Eggold (serie The blacklist).

Y antes de entrar de lleno en lo que viene de Europa, una cinta australiana. Aviones de papel, dirigida por Robert Connolly (The bank) es un drama familiar producido en 2014 cuya historia se basa en un hecho real: en el sueño cumplido de un niño australiano de competir en el Campeonato Mundial de Aviones de Papel, que se celebra en Japón. En el reparto encontramos nombres como los de Sam Worthington (Sabotage), Ed Oxenbould (Alexander y el día terrible, horrible, espantoso, horroroso), Deborah Mailman (Mental), Nicholas Bakopoulos-Cooke y David Wenham (300: El origen de un imperio).

El estreno español de la semana es Incidencias, nueva comedia de la pareja formada por José Corbacho y Juan Cruz (Cobardes) que tiene mucha relación con las fechas en las que estamos. Ambientada en un 31 de diciembre, la trama se centra en los viajeros de un tren entre Madrid y Barcelona que se detiene a primera hora de la tarde en medio de la nada y sin causa aparente. El incidente poco a poco irá dando paso a los peores sentimientos de los pasajeros, generando situaciones a cada cual más surrealista. El reparto, muy coral, está encabezado por Lola Dueñas (Los amantes pasajeros), Carlos Areces (Mi gran noche), Ernesto Alterio (La montaña rusa), Toni Acosta (Tiempo sin aire), Núria Gago (serie Amar es para siempre), Rubén Ochandiano (No tengas miedo), Aida Folch (Fuego), Roberto Álamo (La gran familia española) e Imanol Arias (Anacleto: Agente secreto).

Dese Alemania nos llega El mundo abandonado, drama escrito y dirigido por Margarethe von Trotta (Hannah Arendt) que arranca cuando una cantante de jazz recibe la llamada de su padre para que la visite. El motivo no es otro que una foto encontrada en Internet de una cantante de ópera con un parecido asombroso con la madre de la joven, fallecida tiempo atrás. La mujer emprende así un viaje que revelará un pasado que pondrá en tela de juicio todo lo que creía conocer. Barbara Sukowa (Hieranki), Matthias Habich (Mi tierra), Katja Riemann (Coming in), Robert Seelinger (Fay grim) y Gunnar Möller (Oktoberfest) son los principales protagonistas.

Y con mucho retraso se estrena The Snow Queen, cinta de animación rusa de 2012 que vuelve a incidir en la leyenda de la Reina de las Nieves. En esta ocasión, la mencionada reina quiere cubrir todo el mundo de hielo y frío para acabar con el arte y las emociones. Durante su empeño destruye también a un fabricante de espejos que, además de reflejar lo que tiene delante, también muestra el alma  de los hombres. Pero antes de morir, el hombre logra esconder a sus dos hijos, que serán quienes puedan algún día enfrentarse a la malvada reina. Tanto para Vladlen Barbe como para Maksim Sveshnikov, sus directores, supone el debut en el largometraje.

Por último, y a medio camino entre el documental y el drama, tenemos la española La academia de las musas, escrita y dirigida por José Luis Guerín (En la ciudad de Sylvia). Su trama gira en torno a un profesor que, tras llegar un día de clase, se plantea la posibilidad de crear una escuela de musas para tratar de arreglar el mundo a través de la poesía. Sin embargo, su decisión provoca un frontal rechazo en su mujer.

‘Ted 2’: aburrimiento por insistencia


Amanda Seyfried y Mark Wahlberg protagonizan 'Ted 2'.No cabe duda de que es uno de los reyes de la comedia norteamericana actual. De un subgénero muy concreto, pero rey al fin y al cabo. Y como todos los reyes, tiene defensores acérrimos y detractores aún más radicales. Lo que ha logrado Seth MacFarlane, creador de series como Padre de familia, es digno de reconocimiento independientemente del gusto por su forma de entender el humor. Ahora bien, su particular estilo mantiene la convicción de que para divertir es necesario reincidir en ideas, bromas o personajes que asienten una estructura sólida en el formato. Y a medida que se suceden sus productos la teoría cae por su propio peso.

El nuevo intento, titulado Ted 2, no deja de ser una extensión del humor que ha poblado sus historias desde sus comienzos. Sexo, drogas, excesos y situaciones absurdas en contextos cotidianos siguen componiendo el desarrollo dramático de sus películas. Y hasta cierto punto, la diversión está asegurada. Desde luego, la nueva aventura del osito de peluche más gamberro del cine tiene algunas situaciones hilarantes, algunas reflexiones interesantes (sobre todo en lo relacionado con los derechos civiles) y algunos chistes realmente divertidos. La palabra clave aquí es “algunos/as”, pues para una película de casi dos horas de metraje se antoja muy poco.

Ya ocurrió con la primera entrega, pero en esta continuación el problema se agrava. La cinta tiende siempre, incluso desde sus títulos de crédito al más puro estilo Padre de familia, a caer en la repetición, en la saturación de chistes e ideas supuestamente hilarantes que no hacen sino poner impedimentos al buen desarrollo de la historia. Gags como el de la búsqueda de cualquier término por internet, los abusos de dos personajes a los asistentes a la Comic-Con de Nueva York o las continuas referencias sexuales no solo alargan innecesariamente la trama, sino que llevan al espectador a desconectar del desarrollo, convirtiendo al film en un producto que debe ser tolerado durante demasiado tiempo.

Lo cierto es que Ted 2 confirma dos ideas ampliamente aceptadas. Una, que el humor de Seth MacFarlane es extremadamente particular, por lo que si el espectador no disfruta con Padre de familiaPadre Made in USA difícilmente encontrará diversión en esta secuela. Más bien al contrario, lo que percibirá será una sucesión de situaciones, algunas demasiado conocidas, que le interesarán en mayor o menor medida, pero que en pocas ocasiones le resultarán divertidas. Dos, que cualquier película que cuente con Morgan Freeman (Plan en Las Vegas) en su reparto gana enteros de forma automática. Su presencia en los últimos compases de la historia ofrece bastante más atractivo que la mayoría del resto del metraje. Pero ni siquiera él es capaz de compensar del todo una película de estas características.

Nota: 4/10

‘Ted 2’ se enfrenta a ‘La horca’ y ‘El secreto de Adaline’


Estrenos 31julio2015El último viernes de este mes de julio llega cargado de novedades cinematográficas. Novedades, sí, pero no títulos llamados a llenar masivamente las salas. Salvo un título, puede que dos, ningún estreno de hoy, 31 de julio, parece tener las cualidades necesarias para hacerse con la taquilla española. Por supuesto, habrá que esperar, pero mientras tanto los espectadores podrán elegir entre temáticas tan diversas como la comedia, el drama, el terror o el romance.

Y comenzamos el repaso con Ted 2, secuela del film dirigido por Seth MacFarlane (serie Padre de familia) en 2012, quien vuelve a ponerse tras las cámaras y a ser la voz de este oso de peluche vivo gracias a un deseo infantil. En esta continuación los protagonistas deberán demostrar que Ted es una persona para que así pueda adoptar a un niño junto a su novia y cumplir su sueño de ser padre. Por supuesto, los problemas pondrán a prueba la capacidad del osito de encargarse de un niño. De nuevo protagonizada por Mark Wahlberg (El jugador), en el reparto de esta gamberra comedia destacan Amanda Seyfried (Mil maneras de morder el polvo), Morgan Freeman (Lucy), Liam Neeson (Una noche para sobrevivir), Jessica Barth (The waterhole) y Giovanni Ribisi (Selma).

Muy distinta es El secreto de Adaline, drama romántico dirigido por Lee Toland Krieger (The vicious kind). Con un trasfondo de ciencia ficción, la trama arranca cuando una joven se enamora de un carismático filántropo. La relación pronto exigirá que la mujer desvele su más profundo secreto: cuando cumplió 29 años dejó de envejecer, por lo que ha tenido la misma edad durante más de 8 décadas. Su vida se complicará cuando descubra que el padre de su nuevo amor fue un antiguo pretendiente. Blake Lively (Salvajes), Harrison Ford (Los mercenarios 3), Michiel Huisman (serie Juego de tronos), Ellen Burstyn (Draft day), Kathy Baker (Al encuentro de Mr. Banks) y Amanda Crew (serie Silicon Valley) encabezan el reparto.

El último estreno norteamericano es La horca, cinta de terror escrita y dirigida a cuatro manos por Travis Cluff (Gold Fools) y Chris Lofing, quien debuta en el largometraje. La historia, como muchas de su género, comienza cuando un grupo de estudiantes de un instituto deciden poner en marcha una obra considerada maldita en el centro. Y es que hace 20 años uno de los alumnos murió durante la representación de dicho libreto. Dispuestos a realizar un homenaje y a terminar con la superstición, el grupo inicia los preparativos, pero pronto comprenderán que hay pasados que es mejor no remover. Entre los actores encontramos a Cassidy Gilfford (God’s not dead), Mackie Burt, Ryan Shoos (Mud), Reese Mishler (serie Youthful daze) y Pfeiffer Brown.

Las novedades europeas las copan títulos franceses. Uno de ellos es la comedia Tres hermanos y una herencia, escrita, dirigida y protagonizada en 2014 por el grupo cómico Les Inconnus, formado por Didier Bourdon, Bernard Campan y Pascal Légitimus (Le pari). El argumento arranca cuando los tres hermanos protagonistas se reúnen años después de la muerte de su madre y en un momento muy difícil de sus vidas: uno es un actor fracasado, otro finge ser profesor de filosofía y el tercero vive a expensas de una rica sexagenaria. El encuentro les permitirá afrontar nuevos retos, pero también provocar nuevos problemas. El reparto se completa con Sofia Lesaffre (Les Mythos), Antoine du Merle (Confianza ciega) y Christian Hecq (Cash).

También de 2014 es la francesa Unos días para recordar, comedia que gira en torno a la estancia de un hombre en el hospital después de caer al río Sena. Obligado a guardar cama durante un mes, por su habitación irán pasando amigos, familiares, compañeros y otros personajes, lo que le llevará a reflexionar sobre su vida y los cambios que puede hacer cuando salga del hospital. Jean Becker (Dejad de quererme) es el encargado de poner en imágenes esta adaptación de la novela de Marie-Sabine Roger, mientras que el plantel de actores está encabezado por Gérard Lanvin (Los lioneses), Jean-Pierre Darroussin (Las nieves del Kilimanjaro), Anne-Sophie Lapix, Fred Testot (La guerra de los botones), Swann Artaud (Crawl) y Daniel Guichard.

Desde Polonia nos llega Circuito cerrado, producción de 2013 que aborda la corrupción política, el anhelo de poder y riqueza y la lucha por el control corporativo. Narrado a modo de thriller político, la trama comienza con un grupo de amigos que fundan una empresa cuyo espectacular crecimiento atrae a numerosos ciudadanos ávidos de riqueza y poder. A través de diversos procesos los grupos de presión logran arrebatar el control a los dueños originales, llegando incluso a encarcelarles al ser acusados de blanqueo de capitales y diversos delitos financieros. Es entonces cuando la lucha contra la corrupción administrativa comienza. Dirigida por Ryszard Bugajski (General Nil), la película está protagonizada por Janusz Gajos (Jasminum), Wojciech Zoladkowicz (Matka Teresa od kotów), Kazimierz Kaczor (Luk erosa), Przemyslaw Sadowski (Sep), Robert Olech (Operation: Sunrise) y Magdalena Kumorek (Hilena).

El último título de ficción es Ghadi, cinta libanesa de 2013 cuya historia se desarrolla en un pequeño pueblo del país en el que sus habitantes viven atemorizados ante la presencia de un niño con Síndrome de Down al que consideran el diablo. Su padre, el único profesor de música de la comunidad, se verá obligado a desarrollar un sistema para hacer ver a sus vecinos que el pequeño no es lo que ellos creen. A medio camino entre el drama y la comedia, la película es la ópera prima de Amin Dora, y cuenta en su reparto con Camille Salameh (Stable unstable), Emmanuel Khairallah, Lara Rain (Une chanson dans la tête), Georges Khabbaz (Silina) y Rodrigue Sleiman (Rsasa taycheh).

En cuanto a la animación hay que mencionar La casa mágica, co producción franco belga de 2013 cuya trama arranca cuando un pequeño gatito se refugia en una mansión durante una noche de tormenta. El destino quiere que dicha casa sea propiedad de un conocido mago que lo acoge y lo cuida. Sin embargo, no todos los inquilinos de la vivienda aceptan a su nuevo compañero, por lo que intentarán echarle de todas las formas posibles. Solo cuando el mago ingrese en el hospital y su sobrino quiera vender la mansión todos iniciarán una colaboración que cambiará para siempre la relación entre ellos. La película está dirigida por Ben Stassen (Vamos a la luna) y Jeremy Degruson, quien debuta de este modo en el largometraje.

Finalizamos el repaso con el documental La cura de Yalom, escrito y dirigido por Sabine Gisiger (Gambit) y con capital estadounidense, francés y suizo. La obra es un relato biográfico del doctor Irvin D. Yalom, afamado psicoterapeuta y autor de varios libros que se han convertido en superventas. A través de la película no solo se aborda su vida, sino también el viaje a través de la mente de la mano del protagonista del film, quien abre las puertas a muchos de los secretos del ser humano y reflexiona sobre la existencia.

‘El jugador’: el lado filosófico de una adicción irrefrenable


Mark Wahlberg es 'El jugador' que tendrá que recurrir al personaje de John Goodman para saldar sus deudas.Tan importante como un buen guión es conocer las limitaciones de la historia que se cuenta. Es por eso que muchas veces nos encontramos con films cuya trama es interesante pero que no terminan de conectar con el público, bien por la simplicidad de su narrativa o por la innecesaria complejidad de sus argumentos morales o visuales. Dicho de otro modo, y como muchos maestros han definido con más acierto, toda historia debe ser contada de la forma más adecuada posible, y no como al director o al guionista se le antoje. Lo nuevo de Rupert Wyatt (The escapist) posee varias flaquezas que debilitan la propuesta, y muchas de ellas tienen que ver con la obsesión por dotar al protagonista de un complejo trasfondo moral que no se traslada a sus acciones.

En efecto, un resumen simple y directo de El jugador podría ser el de “un adicto al juego que se gasta todo lo que tiene, se endeuda con diferentes mafiosos y siempre vuelve a por más”. Es cierto que, como toda simplificación, tiende a ser injusta, pero eso no impide que no se ajuste a las impresiones que desprende el film una vez se encienden las luces de la sala. A pesar de las reflexiones sobre la naturaleza del hombre, sobre la imposibilidad de luchar contra lo que somos o sobre las decepciones y frustraciones que nos llevan a una espiral autodestructiva, lo cierto es que la película no logra trascender más allá de lo que se ve en pantalla. Y lejos de ser un problema interpretativo o visual, el mayor escollo se halla en el guión, que no logra conjuntar bien los mundos paralelos que parecen vivir en la trama.

No quiere esto decir que la historia no sea interesante, al contrario. La tensión que transmiten Rupert Wyatt y Mark Wahlberg (Los otros dos) durante los momentos de apuestas desorbitadas es notable, y la forma en que el protagonista se hunde más y más en las deudas y la violencia del juego controlado por mafiosos resulta fascinante. El problema es que dichos momentos no parecen estar conectados con las reflexiones acerca de su adicción al juego, lo que provoca cierta desconexión de la evolución dramática, produciendo cierta intermitencia en el interés por la película. A medio camino entre el thriller y el drama, el guión combina burdamente ambos géneros. Y desde luego, la labor de Wahlberg, quien sale airoso de este rol derrotista y cínico, no ayuda a dicha fusión de géneros, más que nada porque su presencia se asocia más con una historia de triste final.

Con todo, se puede decir que El jugador es un film atractivo en líneas generales, fascinante por momentos y excesivamente ambicioso en otros. El resultado se queda a medio camino entre las dos facetas que cultiva (reflexión metafísica y thriller mafioso) sin llegar nunca a ofrecer una visión conjunta de ambas. El guión salta demasiadas veces de un lugar a otro sin demasiados nexos de unión, salvo tal vez la imperiosa necesidad del protagonista de solicitar préstamos, gastarse todo el dinero en el juego y repetir la acción. Este bucle que parece infinito es lo realmente interesante de la trama, pues permite ver al espectador la decadencia de un hombre incapaz de superar sus propias adicciones. El resto es un envoltorio bonito que sirve de poco.

Nota: 6/10

‘The imitation game’ abre la senda cinematográfica de 2015


Estrenos 1enero2015FELIZ AÑO 2015 a todos! Un año que, esperemos, sea mejor en todos los sentidos al que anoche dejamos atrás. Y para ello nada mejor que empezar con una serie de novedades cinematográficas enfocadas ya a los principales premios de la temporada. Al menos algunas de ellas. Eso no quiere decir que hoy jueves, 1 de enero, no tengamos propuestas de lo más divertidas, dramáticas y fantásticas. Una amplia variedad donde elegir en la que los títulos que más suenan para los Oscar sobresalen del resto.

En este sentido, debemos comenzar el repaso por The imitation game, thriller dramático producido entre Estados Unidos y Reino Unido que adapta el libro de Andrew Hodges “Alan Turin: The Enigma”. Como puede suponerse, la cinta narra la vida del famoso matemático capaz de descifrar el intrincado código de la máquina nazi Enigma durante la II Guerra Mundial. Para ello, y al frente de un equipo de matemáticos, lingüistas y oficiales de inteligencia, desarrollo el que es considerado el primer ordenador del mundo. Sin embargo, todos sus logros quedaron ensombrecidos por su detención al ser homosexual. Dirigida por Morten Tyldum (Headhunters), la película está protagonizada por Benedict Cumberbatch (serie Sherlock), Keira Knightley (Begin again), Matthew Goode (Stoker), Mark Strong (Mindscape), Allen Leech (Grand Piano), Charles Dance (serie Juego de tronos) y Rory Kinnear (Skyfall).

Muy distinta es la comedia Cómo acabar sin tu jefe 2, secuela de la cinta casi homónima de 2011 en la que tres amigos decidían urdir un complicado plan para acabar con sus respectivos jefes. Tan complicado que ni ellos mismos pudieron llevarlo a cabo. En esta ocasión los protagonistas deciden emprender su propia empresa, pero el inversor que buscan termina estafándoles. Sin recursos legales para recuperar lo que es suyo, trazan un nuevo plan para secuestrar al hijo mayor del inversor, pedir un rescate y recuperar de ese modo su incipiente empresa. Sean Anders (Desmadre de padre) se pone tras las cámaras para dirigir a todos los actores de la primera parte, es decir, a Jason Bateman (Por la cara), Jason Sudeikis (Somos los Miller), Charlie Day (Pacific Rim), Jamie Foxx (The amazing Spider-Man 2: El poder de Electro), Jennifer Aniston (Exposados) y Kevin Spacey (serie House of cards), a los que se suman en esta ocasión Christoph Waltz (Big eyes) y Chris Pine (Jack Ryan: Operación Sombra).

Otro de los estrenos norteamericanos es El jugador (The gambler), remake de la película homónima de 1974. A medio camino entre el thriller y el drama, la trama sigue a un profesor universitario cuya afición al juego y a las apuestas se ha convertido con los años en una ludopatía. Su enfermedad le lleva a endeudarse con gente poco recomendable, pero también le llevará a iniciar un camino por los bajos fondos de su ciudad en busca de una ayuda que solo le introducirá en nuevos problemas. Dirigida por Rupert Wyatt (El origen del Planeta de los Simios), la cinta está protagonizada por Mark Wahlberg (El único superviviente), al que acompañan frente a las cámaras Brie Larson (Don Jon), Jessica Lange (serie American Horror Story: Coven), Michael Kenneth Williams (serie Boardwalk Empire) y John Goodman (Monuments Men).

Reino Unido y Estados Unidos también están presentes en El séptimo hijo, producción de aventuras y ciencia ficción que se inspira en la novela “El aprendiz del espectro”, de Joseph Delaney. El argumento gira en torno a un joven que, según una antigua profecía, es el elegido para acabar con el reinado de una oscura reina. Acompañado por un experimentado mentor, deberá aprender todas las habilidades de una antigua orden que ha dedicado su existencia a mantener la paz y el orden en el mundo. El ruso Sergey Bodrov (Mongol) es el encargado de poner en imágenes esta aventura y de dirigir un reparto encabezado por Jeff Bridges (Valor de ley), Ben Barnes (La gran boda), Julianne Moore (Los Juegos del Hambre: Sinsajo. Parte 1), Alicia Vikander (El quinto poder), Kit Harrington (Pompeya), Djimon Hounsou (Guardianes de la galaxia) y Olivia Williams (Sabotage).

El último de los estrenos norteamericanos es el thriller Frío en Julio, adaptación de la novela de Joe R. Lansdale que dirige Jim Mickle (Vampiros del hampa). Su trama arranca cuando un padre de familia de un pequeño pueblo de Texas mata a un ladrón que había entrado en su casa. Si bien el crimen no pasa a mayores, la vida del hombre dará un vuelco cuando el padre del ladrón, un exconvicto con un largo historial delictivo, llegue al pueblo clamando venganza. Sin embargo, lo que ambos personajes descubrirán es algo que va más allá de la venganza, pues el ladrón no solo no tiene parentesco con el exconvicto, sino que es una pieza de un puzzle mucho mayor que involucra a todos los protagonistas del crimen. Michael C. Hall (serie Dexter), Sam Shepard (Agosto), Don Johnson (Django desencadenado), Vinessa Shaw (serie Ray Donovan), Nick Damici (Somos lo que somos) y Wyatt Russell (Cowboys & aliens) conforman el reparto principal.

Entre los estrenos europeos destaca la francesa Se nos fue de las manos, comedia gamberra que sigue la estela de films como Project X (2012) y cuenta cómo un hombre que no encuentra canguro para su hijo decide dejarle a cargo de su mejor empleado, un joven serio y responsable. Lo que desconoce es que este último cumple 30 años ese fin de semana. Cuando al día siguiente recibe una llamada de la policía que le informa de la desaparición de su hijo, el hombre acude a la casa de su empleado para descubrir el más absoluto caos que solo tendrá sentido al reproducir una cinta de vídeo encontrada en el lugar. Nicolas Benamou (De l’huile sur le feu) y Philippe Lacheau dirigen la propuesta, cuyo máximo protagonista es también este último. Además, el reparto se completa con Alice David (Les profs), Vincent Desagnat (Fatal), Tarek Boudali (Quiero ser italiano), Gérard Jugnot (Los chicos del coro) y Julien Arruti (París a toda costa).

Desde Rusia llega Leviatán, intenso drama de corte social protagonizado por una familia que vive en un pequeño pueblo costero y que se ve amenazada por un corrupto alcalde que pretende quitarles sus tierras, su casa y un pequeño vehículo que poseen. Desesperado, el hombre recurre a un viejo amigo que se ha convertido en un reputado abogado, quien le ayudará a encontrar una salida a su situación. Dirigida por Andrey Zvyagintsev (El regreso), la película está protagonizada por Elena Lyadova (Elena), Vladimir Vdovichenkov (Reketir), Aleksey Serebryakov (Zolotoe sechenie), Roman Madyanov (Bablo) y Anna Ukolova (Kray).

La última propuesta de ficción llega de la mano de Andrzej Wajda (Katyn). Walesa, la esperanza de un pueblo narra la transformación de Lech Walesa, fundador del movimiento Solidaridad de Polonia y ganador del Premio Nobel de la Paz, desde sus orígenes como un simple trabajador centrado en su día a día hasta su liderazgo para ayudar a millones de personas a encontrar la libertad que tanto ansiaban. Adaptación de la obra de teatro de Janusz Glowacki, la película está protagonizada por Robert Wieckiewicz (In Darkness), Agnieszka Grochowska (Upperdog), Zbigniew Zamachowski (La sombra del pasado), Maria Rosaria Omaggio (Las aventuras de Hércules) y Miroslaw Baka (Sep).

Terminamos el repaso a estos primeros estrenos de 2015 con Messi, documental dirigido por Álex de la Iglesia (Las brujas de Zugarramurdi), que como su propio título indica narra la vida del famoso futbolista del F.C. Barcelona. A través de imágenes de archivo y de reconstrucciones ficcionadas, el director recorre los inicios del jugador en su Rosario natal y los problemas de crecimiento a los que tuvo que hacer frente.

‘Transformers: La era de la extinción’: el transformio lo destruye todo


Optimus Prime deberá afrontar su mayor desafío en 'Transformers: La era de la extinción'.Ahora mismo no recuerdo ninguna saga cinematográfica que haya sido controlada por un único director/productor y haya sobrevivido para contarlo. Creativamente hablando, claro está. Y es que cuando un creador pasa demasiado tiempo enfrascado en un proyecto tras otro de características similares tiende a crear un bucle del que es muy difícil salir. Y si es alguien como Michael Bay (Dos policías rebeldes), lo normal es que dicho bucle se convierta en una orgía de destrucción, adrenalina y espectacularidad sin parangón. Esto no sería algo necesariamente malo si no fuera porque tras la fachada (y menuda fachada) debe existir una estructura sólida. Y por desgracia, ni siquiera el director es capaz de ocultar cosas como la nueva entrega de ‘Transformers’.

Cuando una película, a pesar de su espectáculo visual y de sus impecables efectos visuales y digitales, tiene momentos de tedio y diálogos que no van a ninguna parte algo falla. El texto escrito por Ehren Kruger, autor principal de esta saga cinematográfica, hace aguas en buena parte de su desarrollo, que por cierto es un tanto arriesgado para una película de estas características. Más allá de su duración, innecesaria a todas luces, Transformers: La era de la extinción presenta personajes y diálogos que intentan sin éxito recuperar el tono cómico y divertido que tuvieron sus antecesoras, sobre todo las dos primeras. El viaje que realizan Optimus Prime y la familia del personaje interpretado por Mark Wahlberg (El incidente) no termina de llenar los vacíos de acción que posee la trama, que por cierto modifica sustancialmente todo lo visto anteriormente, hasta el punto de convertir a estos robots espaciales en una creación mecánica, dejando aquello de la raza alienígena para otras épocas. Eso por no hablar del “transformio”, nuevo elemento que permite al director explorar vías diferentes de destrucción masiva.

Desde luego, el film gana enteros, y muchos, con las secuencias de acción, aunque incluso en estas se nota el cansancio narrativo y creativo de Bay, que no solo recurre a herramientas habituales en su cine, sino que reitera en numerosas ocasiones dichos recursos por si alguien no se había fijado la primera vez. Sin duda es espectacular, sobre todo en su tercio final con la presentación en sociedad de los Dinobots y esos combates a muerte entre los Autobots y una nueva raza de Decepticons que, como no podía ser de otro modo, recupera para la causa al villano por antonomasia de la saga. La cuestión es si todo esto es capaz de justificar el recorrido hecho con anterioridad. La respuesta dependerá del amor que se tenga por estos míticos juguetes.

Transformers: La era de la extinción se halla a medio camino entre el espectáculo más apabullante y el desarrollo más mediocre que puede conseguirse hoy en día en Hollywood. Desde luego, la película merece la pena gracias a esas transformaciones, a las secuencias de acción y a esos Dinobots que recuperan unos de los personajes más entrañables de las creaciones originales. Pero en ningún caso es una película entretenida. Esta cuarta entrega demuestra la decadencia en la que ha entrado la saga, y pide a gritos una renovación creativa en muchos de sus puestos claves, sobre todo en lo que a guión se refiere. Claro que existen algo más de 1.000 millones de razones para que todo siga igual en una futura entrega que no tardará en llenar las salas de cine y los bolsillos de sus principales responsables.

Nota: 5,5/10

Los Transformers, ante su extinción, y Favreau ante la cocina rápida


Estrenos 8agosto2014Puede que sea coincidencia, pero tras varios fines de semana con numerosos estrenos hoy viernes, 8 de agosto, tan solo cuatro títulos engrosan la lista de novedades en la cartelera española. ¿Y qué diferencia hay con días anteriores? Bueno, pues que los robots alienígenas capaces de transformarse en coches, aviones, tanques y hasta dinosaurios están de vuelta, y eso es motivo más que suficiente para tratar de no competir directamente con ellos. Sobre todo si ya han superado los 1.000 millones de dólares recaudados a nivel mundial. Empero, todavía hay esperanza para aquellos que prefieran algo más tranquilo y con un mayor contenido dramático y emocional gracias al resto de novedades.

Como la actualidad manda, es imprescindible que comencemos el repaso con Transformers: La era de la extinción, cuarta entrega de la saga iniciada por Michael Bay, director de las cuatro, hace ya siete años. Una entrega que cambia a sus actores y que tiene un cierto aire de renovación tras el cansancio creativo que parecía haberse apoderado de las dos secuelas anteriores. Su trama arranca con una espectacular batalla que destruye una ciudad entera pero que logra salvar a la Humanidad. Sin embargo, tras este ataque un misterioso grupo aparece con el objetivo de hacerse con el control de los Autobots, liderados por un Optimus Prime que todavía se recupera de sus heridas. Todo cambiará cuando una amenaza como jamás se había visto llegue a la Tierra con el objetivo de acabar con todo signo de vida, lo que incluye a Transformers y humanos, que unirán sus fuerzas para salvar el planeta al que llaman hogar. Acción, espectacularidad y aventuras sin pretensiones es lo que a todas luces van a encontrar los fans de estos personajes de Hasbro, que en esta ocasión verán en pantalla a Mark Wahlberg (Dolor y dinero), Nicola Peltz (serie Bates motel), Jack Reynor (Cold), Stanley Tucci (Los Juegos del Hambre: En llamas), Kelsey Grammer (serie Boss), Sophia Myles (Outlander), Titus Welliver (Argo) y T.J. Miller (serie Silicon Valley), entre muchos otros.

Aunque como digo, no es el único estreno. De hecho, el que más oportunidades podría tener de competir con la épica de Michael Bay es #Chef, primera película cuyo título es un hashtag de Twitter, lo que ya es de por sí una de las mejores publicidades de los últimos tiempos. Escrita, dirigida y protagonizada por Jon Favreau, responsable del éxito de Iron Man (2008), la película narra el viaje físico y espiritual de un chef que deja su trabajo en un importante restaurante al enfrentarse a un controlador dueño que limita su creatividad. Por circunstancias de la vida termina montando un negocio de comida rápida en una caravana junto a su ex mujer, su hijo y su mejor amigo, lo que le devolverá a sus raíces. Una comedia que ha generado muy buenas sensaciones allá por donde ha pasado y que cuenta con un reparto realmente espectacular en el que se dan cita nombres como los de John Leguizamo (Kick-Ass 2. Con un par), Bobby Cannavale (Blue Jasmine), Scarlett Johansson (Capitán América: El soldado de invierno), Dustin Hoffman (serie Luck), Sofía Vergara (serie Modern Family), Oliver Platt (Amor y otras drogas), Robert Downey Jr. (Iron Man 2), Emjay Anthony (No es tan fácil) y Amy Sedaris (Tanner Hall).

Los otros dos estrenos proceden de Europa. Mil veces buenas noches es un proyecto financiado a tres bandas por Noruega, Irlanda y Suecia y dirigido por Erik Poppe (Hawaii, Oslo) en 2013. Su trama gira en torno a una reportera gráfica especializada en conflictos bélicos que deberá decidir entre su familia y su trabajo cuando su propia vida se vea en peligro durante la realización de su labor. Será en ese momento cuando deba resolver las dudas sobre la importancia de su trabajo en un entorno en el que la muerte es algo habitual. Este drama está protagonizado por Nikolaj Coster-Waldau (serie Juego de tronos), Juliette Binoche (Copia certificada), Maria Doyle Kennedy (serie Los Tudor), Chloë Annett (Pasty faces), Lauryn Canny, Larry Mullen Jr. (Man on the train) y Eve Macklin (serie Love/Hate).

Finalmente, Shirley: Visions of reality es una producción austríaca de 2013 que, a través de los cuadros de Edward Hopper, narra la lucha de una mujer por romper los límites que la sociedad de los años 30 del siglo pasado le impone en todos los aspectos de su vida. Una lucha que afianzará sus convicciones sociopolíticas, culturales y profesionales. Escrita y dirigida por Gustav Deutsch (60 seconds of solitude in year zero), la película cuenta entre sus actores con Stephanie Cumming, Christoph Bach (Blindflug), Florentín Groll (El violín rojo), Elfriede Irrall (Eden) y Tom Hanslmaier (Planet USA).

‘El único superviviente’: el último héroe americano


Mark Wahlberg es 'El único superviviente' en la película de Peter Berg.El cine bélico producido en Hollywood tiene cada vez más dicotomías en sus planteamientos. Por un lado, evidencian una clara falta de previsión, planificación y control en las misiones que protagonizan las historias; por otro, ofrecen una visión del hombre, el compañerismo y el heroísmo que prácticamente convierten a los protagonistas en superhombres capaces de lo que sea por salvar al hombre que lucha a su lado. Crítica al sistema y ensalzamiento del individuo. Y no sin cierta irregularidad, eso es lo que presenta la nueva película dirigida por Peter Berg (Very Bad Things), quien aprovecha los momentos de acción para demostrar una frescura narrativa que, sin embargo, se ausenta en los momentos más pausados.

Se puede decir que El único superviviente tiene dos partes diferenciadas que se alternan a lo largo de sus dos horas de metraje. Por un lado la acción, centrada principalmente en la emboscada que sufren los cuatro SEALs y que, gracias a la mano de Berg, se convierte en lo mejor del film y en uno de los momentos más tensos, críticos y de desasosiego del género en los últimos años. La forma de enfrentarse a una clara situación de inferioridad numérica y territorial es tan violenta como trágica, sobre todo porque el director no se esconde a la hora de mostrar el deterioro físico que sufren los cuatro hombres por golpes y heridas de bala. Desconozco cuáles serán las concesiones cinematográficas y qué momentos ocurrieron realmente, pero a tenor de las imágenes mostradas al inicio del film uno tiende a pensar que no es descabellado lo que se muestra en pantalla. Incluso lo que vive un Ben Foster (Hostage) que es de lo mejor del film en lo que a reparto se refiere, por encima de Mark Wahlberg (El incidente), Taylor Kitsch (X-Men orígenes: Lobezno) o Emile Hirsch (Alpha dog), todos ellos con buenas actuaciones.

Empero, todo lo que gana en sus momentos de combate lo pierde, o al menos lo merma, en sus necesarias pero típicas secuencias de pausa y drama. Fundamentalmente en una presentación algo tópica y falta de carisma que luego adquiere el relato, y en la posterior reacción a la emboscada que se tiene desde las bases de mando. Una reacción, por cierto, que deja muy en entredicho la eficacia militar de un país incapaz de rescatar a cuatro hombres por falta de medios, así como la falta de previsión de determinados aspectos de la misión. Son estos tramos del desarrollo dramático los que restan algo de interés a una cinta que, por lo demás, explota al máximo sus posibilidades narrativas, convirtiendo su epicentro narrativo en todo un ejemplo de lo que debe ser un film de estas características.

Pero que nadie se lleve a engaño. El único superviviente, aunque está basado en un hecho real y posee una fuerza visual fuera de toda duda, no es una película que critique la actuación norteamericana. Sí, deja en evidencia muchos aspectos militares, pero no por ello el mensaje patriota está ausente. Es más, es protagonista en muchos pasajes de la historia. No debería ser esto un impedimento para disfrutar de esta historia verídica, para estremecerse con la muerte lenta de los protagonistas y para desesperarse ante determinadas situaciones por las que debe pasar el protagonista. Solo en esa dualidad podrá comprenderse la imagen general que presenta la película.

Nota: 7/10

Diccineario

Cine y palabras

A %d blogueros les gusta esto: