Thriller, terror, comedia y drama protagonizan un largo fin de semana


Fin de semana largo para muchos españoles. La festividad del Día de la Hispanidad este jueves 12 de octubre va a permitir a muchos afortunados contar con más días de descanso que pueden traducirse en más días para acudir a las salas de cine. Es por eso que los estrenos se adelantan un día y se presentan con una oferta de lo más variada, tanto en géneros como en el público al que se dirigen. Thriller, terror, comedia y drama se dan cita en una semana dominada por adaptaciones y secuelas.

De hecho, el primero de los títulos adapta la novela de Jo Nesbø. Se trata de El muñeco de nieve, thriller policíaco con toques de terror que comienza cuando una joven desaparece con la primera nevada del invierno. La investigación de un detective le llevará a conectar el caso con una serie de crímenes sin resolver que parecen corresponder a un asesino en serie del que apenas se tienen pistas. Con la ayuda de una perspicaz agente el policía encajará todas las piezas para tratar de adelantarse al cruel asesino. Dirigida por Tomas Alfredson (El topo), esta cinta con capital norteamericano, sueco y británico está protagonizada por Michael Fassbender (Alien: Covenant), Rebecca Ferguson (Life), J.K. Simmons (El contable), Val Kilmer (Cinema Twain), James D’Arcy (Dunkerque), Chloë Sevigny (The dinner) y Charlotte Gainsbourg (Independence Day: Contraataque).

Terror en estado puro es lo que ofrece la estadounidense Annabelle: Creation, precuela del a su vez spin off de la saga ‘Expediente Warren’ que narra los orígenes de la malvada muñeca. En esta ocasión la historia se centra en un fabricante de muñecas y su mujer que perdieron trágicamente a su hija hace años. Cuando una monja y varias niñas procedentes de un orfanato clausurado se presentan ante su puerta, la pareja decide acogerlas, pero las niñas pronto pasarán a ser el objetivo de la muñeca Annabelle. David F. Sandberg (Nunca apagues la luz) se pone tras las cámaras para aterrorizar y dirigir a Stephanie Sigman (Spectre), Talitha Eliana Bateman (La quinta ola), Lulu Wilson (Líbranos del mal), Philippa Coulthard (After the dark) y Grace Fulton (Badland), entre otros.

Este fin de semana supone también el regreso de dos conocidos directores. Por un lado, Steven Soderberg (serie The knick) presenta La suerte de los Logan, comedia dramática con el crimen como telón de fondo cuya historia arranca cuando dos hermanos sin demasiadas luces tratan de perpetrar un atraco en plena carrera del Nascar en Carolina del Norte, para lo que buscarán un equipo de criminales de lo más variopinto. En el reparto destacan los nombres de Channing Tatum (Los odiosos ocho), Adam Driver (Silencio), Katherine Waterston (Steve Jobs), Daniel Craig (Skyfall), Sebastian Stan (Capitán América: Civil War), Seth MacFarlane (Mil maneras de morder el polvo), Katie Holmes (La dama de oro) y Hilary Swank (Deuda de honor).

Por otro, Marc Webb (The Amazing Spider-Man 2: El poder de Electro) regresa a la gran pantalla con Canción de Nueva York, intenso drama que sigue la vida de un joven graduado cuyo mundo da un vuelco cuando descubre que su padre tiene una amante. Indignado, trata por todos los medios de destruir esa relación, pero los acontecimientos se precipitan cuando termina por quitarle la amante. Kate Beckinsale (Underworld: Guerras de sangre), Jeff Bridges (Comanchería), Callum Turner (Assassin’s Creed), Kiersey Clemons (Malditos vecinos 2), Pierce Brosnan (serie The son), Cynthia Nixon (Retales de una vida) y Tate Donovan (Manchester frente al mar) encabezan el reparto.

La última de las producciones puramente estadounidenses es El castillo de cristal, drama biográfico que adapta el libro de Jeannette Walls, una exitosa periodista que oculta un importante secreto: durante su juventud vivió de forma nómada con una madre pintora y un padre alcohólico incapaces de responsabilizarse de sus hijos y que trataban de ocultar su pobreza dejando volar la imaginación de los pequeños. Destin Daniel Cretton (Las vidas de Grace) es el encargado de poner en imágenes esta historia protagonizada por Brie Larson (Kong: La isla calavera), Woody Harrelson (La guerra del planeta de los simios), Naomi Watts (Mientras seamos jóvenes), Max Greenfield (Reencuentro de amigos), Sarah Snook (La modista) y Ella Anderson (Es la jefa).

Estados Unidos, Canadá y Corea del Sur colaboran en Operación Cacahuete 2. Misión: Salvar el parque, continuación del film animado de 2014 que llegó el miércoles y que dirige Cal Brunker (Operación escape). Su trama arranca cuando un malvado alcalde planea demoler Liberty Park para construir un peligros parque de atracciones. Los animales del parque deberán plantar cara para defender su hogar. Entre las voces originales de esta cinta, que también puede verse en 3D, destacan las de Will Arnett (Ninja Turtles: Fuera de las sombras), Katherine Heigl (Hogar no tan dulce hogar), Maya Rudolph (Nuestro sitio), Bobby Cannavale (Ant-Man), Jackie Chan (Atrapa a un ladrón) y Peter Stormare (John Wick: Pacto de sangre).

El cine español está representado por Fe de etarras, cinta dirigida por Borja Cobeaga (Negociador) y cuyo estreno será a través de Netflix. La trama, ambientada en 2010, sigue a un particular comando formado por un veterano que necesita demostrar que no es un cobarde, una pareja cuya continuidad está ligada a la del comando, y un manchego que piensa que entrar en el equipo le hará sentir como Chuck Norris. Los cuatro se atrincheran en un piso franco a la espera de recibir la llamada que les permita pasar a la acción. Y mientras esperan, todo el país celebra que la selección española arrasa en el Mundial de Sudáfrica, para mayor frustración de estos curiosos etarras. El reparto está encabezado por Javier Cámara (La reina de España), Julián López (El tiempo de los monstruos), Gorka Otxoa (Los miércoles no existen), Miren Ibarguren (Una hora más en Canarias) y Tina Sáinz (2 francos, 40 pesetas).

Entre el resto de estrenos destaca Mal genio, producción con capital procedente de Francia y Myanmar que llega a la cartelera el viernes 13 y que, tomando como punto de partida la autobiografía de la actriz Anne Wiazemsky, narra el romance entre el director Jean-Luc Godard y la actriz durante el rodaje de la película La Chinoise (1967). Romance que terminaría con un divorcio 12 años después. Tras las cámaras está Michel Hazanavicius (The Artist), mientras que entre los principales actores destacan Louis Garrel (Mi amor), Stacy Martin (Taj Mahal), Bérénice Bejo (Felices sueños), Grégory Gadebois (Golpe de calor) y Micha Lescot (Maestro).

Argentina y España ponen el capital para la comedia de acción Sólo se vive una vez, ópera prima de Federico Cueva cuyo argumento arranca cuando un estafador entra en conflicto casi sin darse cuenta con un poderoso jefe mafioso. Perseguido por este clan familiar, deberá esconderse haciéndose pasar por un judío de una comunidad ortodoxa. Peter Lanzani (Hipersomnia), Gérard Depardieu (La Dream Team), Santiago Segura (Como reinas), Hugo Silva (Tenemos que hablar) y Carlos Areces (Cuerpo de élite) son algunos de los nombres que conforman el reparto.

Aunque posiblemente la cinta más internacional sea Una mujer fantástica, drama con capital chileno, estadounidense, alemán y español que gira en torno a la vida de una mujer transexual y cómo cambia su mundo cuando el hombre al que ama muere en sus brazos. Considerada como una aberración por la familia de su pareja, su condición de transexual será suficiente motivo para que la policía investigue las causas de la muerte y su posible implicación en ella. Sebastián Lelio (Gloria) dirige y colabora en el guión de esta cinta que se estrena el viernes 13 y en cuyo reparto encontramos a Daniela Vega (La visita), Francisco Reyes (Neruda), Luis Gnecco (Aquí no ha pasado nada), Aline Küppenheim (Allende en su laberinto) y Amparo Noguera (Desastres naturales).

Finalizamos el repaso a las novedades con Abrir puertas y ventanas, film de 2011 con producción argentina, suiza y de los Países Bajos que dirige Milagros Mumenthaler en el que es su debut en el largometraje de ficción. La trama, en clave dramática, se centra en tres hermanas que deben aprender a superar, cada una a su modo, la muerte de su abuela. El tiempo que pasan juntas está cargado de risas, discusiones, cariños y comentarios perversos, pero todo cambia cuando, un día, una de ellas desaparece. Entre los principales actores de esta cinta, que también adelantó su estreno al miércoles, destacan María Canale (Los del suelo), Martina Juncadella (Los santos sucios), Julián Tello (Todos mienten) y Ailín Salas (La mirada invisible).

Anuncios

‘Un don excepcional’: una normalidad extraordinaria


Hay historias tan simples y tan conocidas que contarlas puede ser un ejercicio mucho más difícil que cualquier superproducción de Hollywood. Historias en las que prima, ante todo, los personajes, la sensibilidad y eso tan complejo y a la vez necesario que es el equilibrio entre drama y comedia. Lo nuevo de Marc Webb ((500) Días juntos) es el último ejemplo de una lista de feel good movies que suelen dejar en el espectador una enternecedora y algo ñoña sonrisa durante varios días.

Desde luego, si lo que se busca es algo original, diferente y con giros argumentales profundos que se abstenga siquiera de comenzar a ver el ajustado metraje de Un don excepcional. Su argumento, lineal y previsible, apenas busca ofrecer algo nuevo con respecto a otras historias similares. Es más, si no fuera por el director y el reparto posiblemente estaríamos ante algún telefilm de sobremesa con ínfulas de película comercial. Pero algo tiene, y algo importante: es consciente de lo que es y lo explota hasta sus últimas consecuencias.

Y es aquí donde marca las diferencias. La labor de Webb tras las cámaras y con el excelente reparto con el que cuenta es brillante, aprovechando el academicismo formal para exponer una historia de la forma más clásica y efectiva posible. Todos los actores, incluido un Chris Evans que deja a un lado el traje del Capitán América y que parece mostrar un registro algo más amplio que el puro músculo, son conscientes de su lugar en la trama y aprovechan ese espacio para mostrar lo mejor de sí mismos. Pero ante todo está la trama, capaz de utilizar los cánones más tópicos de este tipo de historias para ofrecer al espectador algunos rincones irónicos y un personaje, el de la niña interpretada por Mckenna Grace (Russell Madness), tan encantador como entrañable.

Así, Un don excepcional logra no solo no aburrir con un desarrollo cuyo final parece conocerse de antemano, sino que logra sacar un rédito extraordinario a los pocos huecos para la originalidad que deja la historia. Huecos rellenados con la ironía de unos personajes que parecen estar de vuelta de todo; huecos rellenados con un cierto trasfondo emocional de los protagonistas que explica algunos aspectos de la trama poco claros; y huecos rellenados, en definitiva, con esa conciencia fílmica de ser una producción para hacer sentir bien al espectador. Nada más y nada menos, que en los tiempos que corren no es precisamente poco. Tal vez no sea la película del año, pero desde luego que es una de las obras más sinceras, divertidas, enternecedoras y atractivas de las últimas semanas.

Nota: 7/10

‘Gru’ llega por tercera vez el día que Vigalondo se vuelve ‘Colossal’


El último viernes de junio va a dar paso, sin duda, a un fin de semana para los más pequeños de la casa. Y es que el principal estreno de este día 30 es la continuación de una de las sagas más rentables y conocidas de la animación actual, que no solo ha dejado millones en la taquilla sino que ha generado toda una corriente de merchandising con unos personajes que, gusten más o menos, ya forman parte del imaginario colectivo. No es la única novedad, por supuesto. Ciencia ficción, drama y comedia acaparan un buen puñado de títulos.

Pero comencemos por Gru 3, mi villano favorito, tercera entrega de la saga de Illumination dirigida por Kyle Balda y Pierre Coffin, autores de Los minions (2015), el spin off de esta serie de aventuras con dosis de comedia y de acción que, en esta ocasión, narra cómo el protagonista, después de ser expulsado de la Liga de Anti-Villanos por fallar en una de las misiones, se encuentra de forma casi inesperada con un hermano gemelo del que no conocía su existencia y quien quiere unirse a él para dar el golpe definitivo y convertirse en una pareja de supervillanos. Entre las voces en su versión original encontramos las de Steve Carell (La gran apuesta), Kristen Wiig (Cazafantasmas), Trey Parker (Baseketball), Miranda Cosgrove (Presencias misteriosas), Steve Coogan (La excepción a la regla) y Julie Andrews (Rompedientes).

Muy diferente es Colossal, nueva cinta escrita y dirigida por Nacho Vigilando (Open Windows) cuya historia, a medio camino entre la ciencia ficción y la comedia, arranca cuando una joven decide abandonar Nueva York y volver a su ciudad natal después de perder su trabajo y a su novio. Y mientras ella busca un nuevo sentido a su vida, Seúl es atacada por un monstruo. La joven comprenderá poco a poco que, de algún modo, está conectada con los acontecimientos a través de su mente. El reparto está encabezado por Anne Hathaway (El becario), Jason Sudeikis (El héroe de Berlín), Dan Stevens (serie Legión), Austin Stowell (El puente de los espías) y Tim Blake Nelson (Cuatro Fantásticos).

El tercer estreno estadounidense es Un don excepcional, drama dirigido por Marc Webb (The Amazing Spider-man 2: El poder de Electro) que gira en torno a un hombre soltero que tiene a su cargo a su sobrina, una niña prodigio que pronto empieza a destacar en matemáticas, lo que provocará una lucha por la custodia entre el hombre y su madre, que tiene planes para su nieta. Chris Evans (Capitán América: Civil War), Mckenna Grace (Independence Day: Contraataque), Jenny Slate (serie House of lies), Octavia Spencer (Figuras ocultas) y Lindsay Duncan (Alicia a través del espejo) son los principales actores.

La comedia es el género protagonista de Una noche con mi exsuegro, film norteamericano dirigido por Gavin Wiesen (El arte de pasar de todo) que arranca con la incómoda cena a la que asiste un joven músico con los padres de su novia. Todo lo que puede salir mal sale mal, y poco tiempo después la chica le deja. Un buen día el padre de ella, un ocupado hombre de negocios, se presenta en la puerta del chico solicitando su ayuda para encontrar a la joven, que parece haber desaparecido, iniciando de este modo un viaje que podría desembocar en una extraña amistad. El reparto está encabezado por J.K. Simmons (El contable), Emile Hirsch (Just Jim), Analeigh Tipton (Lucy) y Meta Golding (The Fix).

Corea del Sur y Estados Unidos colaboran en Okja, aventura dramática con dosis de acción escrita y dirigida por Bong Joon-ho (Snowpiercer) que llega a Netflix el 28 de junio, y cuya trama comienza cuando una niña debe huir con su mejor amigo, un enorme animal perseguido por las grandes compañías para experimentar con él y utilizarlo como alimento. A través de su viaje la pequeña se verá obligada a madurar al descubrir lacras como los alimentos modificados genéticamente, el ecoterrorismo o la obsesión por las marcas y la imagen. Entre los actores encontramos a Ahn Seo-Hyun (Man-seu-teo), Tilda Swinton (Doctor Strange), Jake Gyllenhaal (Life), Lily Collins (Un invierno en la playa), Paul Dano (La juventud), Steven Yeun (serie The walking dead) y Giancarlo Esposito (serie Érase una vez).

La producción española tiene como uno de sus representantes la comedia Despido procedente, cinta que se centra en la difícil semana que vive un empresario de una multinacional, en la que además de enfrentarse a un compañero por un puesto de trabajo deberá lidiar con un desconocido que le acosa por la calle después de que le diera una indicación errónea, y por la que le reclama una indemnización. Basada en la historia titulada ‘El acosador’, de Juanjo Muñoz y Javier Pascual, la cinta está dirigida por Lucas Figueroa (Viral) y protagonizada por Imanol Arias (Anacleto: Agente secreto), Darío Grandinetti (Relatos salvajes), Hugo Silva (Tenemos que hablar), Luis Luque (Gato negro) y Miguel Ángel Solá (El corredor nocturno).

Muy diferente es el drama Verano 1993, producción española escrita y dirigida por Carla Simón, quien de este modo debuta en el largometraje. La trama gira en torno a una niña de 6 años cuya madre muere de sida, pasando a formar parte de la familia de sus tíos y su prima. El primer verano que pasa con ellos estará cargado de emociones que harán el cambio en su vida inolvidable. El reparto está encabezado por Bruna Cusí (serie Pulseras rojas), Laia Artigas, Paula Robles (serie Sol negro) y David Verdaguer (100 metros).

Entre el resto de estrenos europeos destaca la francesa Aurora, adaptación de la novela de Marie Desplechin que dirige Emilie Deleuze (Al amanecer) y cuya historia se centra en una adolescente de 13 años que se refugia en la música y en la banda de rock en la que toca para superar los problemas que tiene con su familia, los chicos y sus profesores. Entre los actores destacan los nombres de Philippe Duquesne (Tras la pared), Alex Lutz (París a toda costa), Tessa Blandin, Léna Magnien, Patricia Mazuy (Deux Rémi, deux) y Pauline Acquart (Los Feliz).

Desde Polonia llega Los últimos días del artista: Afterimage, última película del fallecido director Andrzej Wajda (Katyn) que aborda la vida y el proceso creativo del pintor vanguardista Wladyslaw Strzeminski, una de las figuras artísticas más importantes de la primera mitad del siglo XX en aquel país. La trama arranca cuando se niega a someter su arte al realismo social que impone Stalin en 1948. Perseguido y expulsado de la Universidad, comenzará una lucha contra la tiranía intelectual con la ayuda de sus alumnos. Boguslaw Linda (Kajinek), Aleksandra Justa (Ki) y Bronislawa Zamachowska (Sugihara Chiune) encabezan el reparto.

Polonia también está detrás, junto con Grecia, de Park, drama escrito y dirigido por Sofia Exarchou que supone su debut en el largometraje. La cinta aborda la vida de los jóvenes que viven aislados en la Villa Olímpica de los Juegos celebrados en Atenas en 2004, unas instalaciones en desuso y abandonadas que los chicos utilizan para pasar el tiempo celebrando una versión distorsionada de las pruebas deportivas. Unos jóvenes que crecen sin miedo a nada, pero que también buscan ser aceptados. El reparto cuenta con actores debutantes como Dimitris Kitsos, Enuki Gvenatadze y Dimitra Vlagopoulou, a los que se suman Lena Kitsopoulou (Parees) y Thomas Bo Larsen (La caza).

Fuera de las fronteras europeas destaca la cinta de animación japonesa En este rincón del mundo, adaptación del manga de Fumiyo Kono que, ambientado en 1944, narra cómo una joven de 18 años se ve obligada a casarse con un funcionario judicial del tribunal militar, trasladándose a vivir con la familia de este. Su vida transcurre de forma tranquila hasta que los alimentos comienzan a escasear y hasta que un amigo de la infancia la visita, despertando sentimientos que creía olvidados. La cinta está dirigida por Sunao Katabuchi (Arîte hime).

‘The Amazing Spider-Man: El poder de Electro’: la impotencia del héroe


Peter Parker se enfrentará a poderosos enemigos en 'The Amazing Spider-Man: El poder de Electro'.No sé si es casualidad o que la experiencia es un grado, pero si algo comparten las dos trilogías sobre el superhéroe arácnido es que, al menos por ahora y a falta de que llegue la tercera de la nueva saga, las segundas partes superan lo visto en las primeras. En el caso concreto que nos atañe el director Marc Webb ((500) días juntos) evidencia los motivos por los que fue elegido, y que tienen más que ver con el aspecto dramático de la historia que con sus efectos y su dinamismo. La cinta gana peso emocional, recupera conceptos clásicos del personaje al mismo tiempo que reinventa otros y propone nuevas vías inexploradas hasta ahora. Lo cual no quiere decir, claro está, que sea una cinta perfecta.

En líneas generales, The Amazing Spider-Man: El poder de Electro combina sabiamente la dual naturaleza del protagonista, un Andrew Garfield (Nunca me abandones) que vuelve a demostrar la complicidad que tiene con el personaje. El drama, ya sea en forma de respuestas del pasado o promesas del futuro, encuentra los huecos necesarios entre las espectaculares secuencias de acción (en las que, todo sea dicho, se abusa de la cámara lenta) para conformar una historia que no solo retoma las incógnitas dejadas por la primera parte, sino que abre otras nuevas. Incluso se permite el lujo de anticipar la llegada del grupo de villanos más importante del mundo del cabeza de red.

Dicho drama, por cierto, es lo que define por encima de cualquier otro aspecto la nueva aventura del trepamuros. A medida que pasan los minutos (puede que demasiados minutos) una sospecha de tragedia inevitable se cierne sobre el desarrollo dramático, generando cierta incomodidad en el espectador que, tanto si conoce las historias en papel como si no, no se resuelve hasta el final. El film vuelve a abordar de forma magistral (la imagen de la telaraña con forma de mano es sencillamente insuperable) la impotencia de un joven superhéroe al que la vida le demuestra una y otra vez que no es invencible, y que sus poderes no son nada ante el destino que le aguarda.

Hay que decir, empero, que si bien la cinta gana en dramatismo, sigue pecando de los errores que ya se vieron en su predecesora. Por fortuna, el traje ha vuelto a senderos más clasicistas, pero la distinción entre Peter Parker/Spider-Man sigue siendo casi inexistente, utilizando la personalidad algo cómica y burlona característica del superhéroe en ambos aspectos de su vida. Igualmente, la presencia de hasta tres villanos (en la práctica son dos, pero bueno) no hace sino impedir un mejor desarrollo de los personajes, restando fuerza a unos enemigos, por otro lado, muy logrados.

Desde luego, The Amazing Spider-Man: El poder de Electro tiene todavía muchas aristas que pulir, pero eso no impide que sea un espectáculo de lo más entretenido y recomendable. Los más puritanos posiblemente no terminen de comulgar con el origen de algunos villanos, caso del Duende, pero eso no debería ser un obstáculo para encontrar en esta segunda parte una gran obra sobre el personaje, capaz de captar el dinamismo de los movimientos del héroe y su lado más trágico en un único y bien armado conjunto. Solo cabe esperar que la tercera entrega siga esta senda y que se olvide, en todo caso, de la terrible manía de introducir más de un villano en la función, algo que normalmente siempre ha tenido terribles consecuencias.

Nota: 7,5/10

Spider-Man pretende salvar el mundo en Semana Santa


Estrenos 16abril2014Lo que ha ocurrido con los estrenos en España de esta Semana Santa es, cuanto menos, curioso. Y no lo digo porque se hayan adelantado a hoy miércoles, 16 de abril, por otro lado algo habitual cuando los viernes son festivos. No, lo curioso es que los estrenos se han dividido en dos fechas, hoy y mañana jueves, para ocupar las salas de forma progresiva. Más aún, el estreno que a priori tiene todas las papeletas para convertirse en uno de los films más taquilleros del año es el único que se estrena el día 17 de abril, perdiendo la oportunidad no solo de competir desde el primer momento con el resto de novedades, sino desaprovechando las sesiones del miércoles de cara a su recaudación. En cualquier caso, de lo que no cabe duda es de que el regreso del hombre araña es el estreno de la semana.

Así que comenzaremos por ella aunque se estrene mañana jueves. The Amazing Spider-Man: El poder de Electro es el título de esta nueva aventura arácnido que retoma la historia del famoso superhéroe de Marvel allí donde la dejó The Amazing Spider-Man hace un par de años. Peter Parker disfruta siendo un superhéroe, pero el pasado de sus padres sigue persiguiéndole. Su búsqueda de respuestas le llevará a descubrir los peligrosos experimentos en los que se vio envuelto su padre, debiendo luchar al mismo tiempo con tres peligrosos villanos de los que Electro, un hombre que es electricidad en estado puro, representa la mayor amenaza. Acción, humor y 3D es lo que promete esta cinta que, con toda probabilidad, hará las delicias de los fans del superhéroe. Marc Webb vuelve a ponerse tras las cámaras, mientras que los principales actores de la primera entrega repiten en sus respectivos personajes: Andrew Garfield (Leones por corderos) como Spider-Man; Emma Stone (Rumores y mentiras) como Gwen Stacy; Sally Field (Lincoln) como la tía May; Campbell Scott (serie Daños y perjuicios) como Richard Parker; Embeth Davidtz (La lista de Schindler) como Mary Parker; y Denis Leary (Sand) como el capitán Stacy. A ellos se suman los tres villanos interpretados por Jamie Foxx (Django desencadenado); Paul Giamatti (12 años de esclavitud) y Dane DeHaan (Chronicle).

Pasamos ahora a lo que llega hoy miércoles. Y uno de los títulos más destacados es El Tour de los Muppets, nueva aventura de los famosos muñecos televisivos que, en esta ocasión, se ven envueltos en una conspiración internacional cuando realizan una gira por todo el mundo. Dicha conspiración está encabezada, ni más ni menos, que por el Delincuente Número Uno, cuya mano derecha es Número Dos. Dirigida por James Bobin (Los Muppets), la cinta cuenta con Ricky Gervais (Increíble pero falso), Ty Burrell (serie Modern family) y Tina Fey (Noche loca), además de personajes tan conocidos como la rana Gustavo, la cerdita Peggy, Gonzo, el oso Fozzie y muchos más.

El último de los estrenos norteamericanos es La partícula de Dios, thriller de acción del 2011 protagonizado por Antonio Banderas (La piel que habito) que sigue la búsqueda que realiza un investigador privado al que un ruso le encarga encontrar a su mujer. Para poder cumplir con su objetivo deberá enfrentarse a los numerosos hombres que también están interesados en encontrar a la mujer. Para colmo, el contrato llega en un momento en que el hombre se plantea muchos aspectos de su profesión, sobre todo las motivaciones que le llevan a inmiscuirse en la vida privada de la gente. Dirigida por Tony Krantz (Otis), en el reparto encoframos numerosos rostros conocidos como los de Thomas Kretschmann (Valkiria), William Fichtner (El llanero solitario), Sienna Guillory (Corazón de tinta), Delroy Lindo (Domino), James Van Der Beek (serie Apartamento 23), Sam Elliott (Up in the air), Autumn Reeser (La vecina de al lado), Snoop Dogg (Día de entrenamiento), Bill Duke (Yellow) y Rebecca Mader (Los hombres que miraban fijamente a las cabras).

En lo referente a la producción europea, uno de los títulos destacados es Tren de noche a Lisboa, que cuenta con capital alemán, suizo y portugués. La trama arranca cuando un profesor suizo de latín, griego y hebreo salva a una joven portuguesa del suicidio. Al poco tiempo empieza a leer una novela escrita por un doctor y poeta que luchó contra el dictador Salazar. La pasión que despierta el libro en el hombre le llevará a obsesionarse hasta el punto de abandonar su trabajo y viajar a Lisboa para enfrentarse al pasado de una forma que jamás hubiera imaginado. Basada en la novela de Pascal Mercier, la película está dirigida por Bille August (Adiós Bafana) y protagonizada por Jeremy Irons (Hermosas criaturas), Mélanie Laurent (Malditos bastardos), Jack Huston (serie Boardwalk Empire), Martina Gedeck (The door), Tom Courtenay (El cuarteto), Bruno Ganz (El consejero), Lena Olin (Chocolat), Christopher Lee (Sombras tenebrosas) y Charlotte Rampling (Melancolía).

También llega El pasado, producción francoitaliana que, en clave dramática, aborda el difícil proceso de divorcio entre un hombre que viaja de Teherán a París y su mujer francesa. Un proceso que se verá afectado por la conflictiva relación entre la mujer y su hija, y que tendrá inesperadas consecuencias cuando el hombre, en un intento de acercar posturas entre madre e hija, desvele un secreto del pasado. Asghar Farhadi (A propósito de Elly) escribe y dirige la cinta, mientras que frente a la cámara encontramos a Bérénice Bejo (The Artist), Tahar Rahim (Oro negro), Ali Mosaffa (Pele akher), Pauline Burlet (Dead man talking) y Elyes Aguis.

Finalmente, desde Suiza se presenta Hasta ver la luz, film de acción dirigido escrito y dirigido por Basil da Cunha que supone su debut en el largometraje. La historia sigue la solitaria vida de un joven que vive con su iguana y deambula por los barrios criollos de Lisboa durante la noche, todo con la intención de reunir el dinero necesario para saldar una deuda con un jefe de la banda local. Su vida dará un vuelco cuando se vea envuelto en un atraco que sale mal y sea perseguido por la policía hasta el amanecer. El reparto está integrado por actores debutantes, entre los que cabe destacar a Joao Veiga, Pedro Ferreira, Paulo Ribeiro, Nelson da Cruz Duarte Rodrigues y Ana Clara Baptista de Melo Soares Barros.

El nuevo fenómeno de superhéroes que comenzó con ‘Batman Begins’


Si en los años 80 y 90 surgieron directores cuya máxima era el entretenimiento a través de historias emotivas y planos espectaculares, la nueva generación de este siglo XXI, si bien tiene nombres que han potenciado dicha tendencia, cuenta con muchos otros autores preocupados más por un guión perfectamente armado, conscientes de que los personajes provocan la credibilidad de una historia por imposible que parezca. Christopher Nolan (Memento) es uno de los máximos exponentes de este cine. Aunque ya hemos abordado su elegancia, el estreno de El caballero oscuro: La leyenda renace obliga a echar la mirada atrás y comprender cuál ha sido su aportación al personaje y al género.

La propia elección del director ya supuso todo un punto de inflexión. A pesar de que su cine nunca ha estado enmarcado en el drama más puro, su estilo narrativo y las temáticas de sus historias no parecían convertirle en la opción más adecuada para una película de acción y superhéroes. Nada más lejos de la realidad. La apuesta de la productora no solo salió bien, sino que, como decimos, marcó un antes y un después en la forma de abordar este tipo de subgénero que, según se mire, ha adquirido ya entidad propia. Sin Christopher Nolan, Marc Webb no habría dirigido The amazing Spider-Man; sin Christopher Nolan, no se estarían planteando todas las “nuevas visiones” de otros personajes.

Pero, ¿qué es lo que aportó al género? Entidad. Los superhéroes siempre han estado marcados por su origen en el cómic y lo que ello representa erróneamente en la sociedad, es decir, fantasía infantil que sólo leen niños o jóvenes adultos reacios a madurar. Una interpretación mal enfocada que el director de Insomnio (2002) se encargó de rectificar. Su aproximación al personaje de DC es tan seria, tan adulta, tan abrumadoramente  oscura, que la única opción posible es sumergirse en el mundo de Gotham, en la corrupción y en los intentos de un hombre por impedir que se repita el acto traumático que él sufrió de pequeño.

Esto significa que Batman Begins (2005), primera entrega de la trilogía que se cierra este 20 de julio, no solo fue una nueva interpretación del personaje, sino que crea más bien un personaje nuevo que guarda similitudes con el original pero que presenta coherencias mucho más naturales. Más allá del traje, planteado como una armadura negra más que como un disfraz, el personaje de Bruce Wayne, interpretado magníficamente por Christian Bale (El maquinista), se revela como un joven en constante búsqueda de sí mismo, de los motivos por los que sus padres murieron siendo él un niño.

El comienzo de un caballero

Es dicha búsqueda la que determina el metraje de esta primera entrega, última por otro lado con el nombre del personaje en su título. Y no es este el único final moral que se incluye en el film. Bruce Wayne/Batman termina con esa idea del vengador nocturno. El personaje de Nolan es, en realidad, un hombre incapaz de controlar su ira, ajeno a los problemas de los demás debido al dinero de su familia y con un egoísmo innato. La búsqueda de la historia no es, por tanto, de una luz interior que modifique su comportamiento, sino de una forma de canalizar dicha rabia.

Pero junto al personaje, muchos son los cambios que introduce el director de El truco final (El prestigio) (2006). La ciudad dominada por el crimen en la que vive el protagonista deja de ser un lugar oscuro, lúgubre y gótico para convertirse en un amasijo de calles y edificios donde la inseguridad campa a sus anchas, donde la corrupta policía apenas actúa (sea de día o de noche) y donde científicos y criminales encuentran su campo de juegos particular. No es Gotham, por tanto, una ciudad irremediablemente caótica, sino un centro urbano donde la ley parece estar en manos equivocadas.

Si a todo esto unimos la consabida elegancia formal del director y unos actores de primera línea que ofrecen un mosaico de interpretaciones que se complementan como si de un hermoso puzzle se tratara, lo que se obtiene es una obra completa en su forma y en su fondo capaz de narrar una historia de superhéroes ajena a disfraces (excepto en su tramo final), motivaciones simplificadas o personajes arquetípicos. Eso es lo que Christopher Nolan introdujo con este Batman Begins, lo que han tratado de reproducir otros realizadores y productoras, y lo que el propio director ha elevado a la máxima expresión en la segunda parte.

‘The amazing Spider-Man’: tejiendo la telaraña del destino


Hollywood tiene la insana costumbre de hacer remakes de títulos clásicos que han marcado, año tras año, a numerosas generaciones. Pero el más difícil todavía llega con esta nueva versión del hombre araña, un reinicio de una franquicia que vio la luz por primera vez hace 10 años, un periodo de tiempo demasiado corto para borrar las sensaciones que dejó la versión de Sam Raimi (Un plan sencillo). Un defecto de previsión por parte de los productores que nada contracorriente en una película muy completa, mucho más adulta y oscura que sus predecesoras, y más centrada en el desarrollo de los personajes que en la acción en sí.

Por mucho que se destaque el pasado de Marc Webb en el mundo del videoclip, el director de (500) días juntos es un hombre de personajes, de historia y de drama, y eso es lo que emana la superproducción sobre el personaje de Marvel. El protagonista, figura trágica donde las haya, adquiere en esta ocasión un cariz mucho más fatalista, marcado por un pasado en el que el abandono y la soledad se convierten en el día a día; el antagonista, por su parte, encuentra en su sensación de fracaso y de impotencia el caldo de cultivo necesario para convertirse en el monstruo que está perfectamente sustraído de los cómics originales y cuyo diseño es sencillamente espectacular.

Para aquellos que anden buscando algo similar a la espectacularidad de la trilogía de Raimi, Webb reserva algunas secuencias absolutamente icónicas y que hacen referencia directamente a las páginas de los tebeos, como son la lucha en las cloacas o en el instituto al que acude Peter Parker. Sin embargo, el conjunto no transmite las emociones que sí tuvo el film de 2002, y eso es en parte por la baza jugada de la historia por encima de los efectos. Historia, por cierto, que elimina algunos tópicos de la trama original en papel y que modifica muchos otros hasta hacerlos casi imperceptibles (como es el lema de que “un gran poder conlleva una gran responsabilidad”), aunque la sensación final es la misma.

Más allá de efectos digitales (que los hay, y muy buenos), lo más destacable de la película son los actores. Andrew Garfield (La red social) se revela como un Peter Parker ideal, apocado y poca cosa en todos los sentidos (el traje parece quedarle algo grande en determinadas secuencias), que encuentra en su alter ego, Spider-Man, una salida a su marginación y a los errores cometidos por la soberbia y la rabia; Emma Stone aborda el personaje de Gwen Stacy de forma mucho más ambiciosa e inteligente que Bryce Dallas Howard en Spider-Man 3, y Rhys Ifans (Anonymous) se transforma en un Curt Connors brillante, capaz de comenzar el relato como un científico de principios para concluir como un hombre destruido por su propia arrogancia.

Con todo, este nuevo Spider-Man pierde algo de su esencia, y eso solo puede achacarse a un guión que convierte al joven superhéroe celoso de su identidad en un personaje que no duda en mostrarse en público. El motivo de llevar una máscara no es, por tanto, salvaguardar a sus seres queridos, sino ofrecer una imagen supuestamente aterradora a los criminales, aunque un hombre con licra roja y azul no instale el miedo en muchos corazones. Claro que este film concluye como si del primero de una serie se tratara, por lo que puede entenderse que todos los desajustes son parte de un proceso de crecimiento hacia un destino que parece estar escrito desde el abandono de sus padres.

Nota: 7/10

‘The amazing Spider-Man’ busca reventar la taquilla…con delicadeza


A muchos les parecerá injusto o exagerado, pero a pesar de nombres tan relevantes en el panorama nacional e internacional como Paco León o Audrey Tautou, los estrenos del fin de semana del 6 de julio solo tienen un nombre: Spider-man. Y es que el reinicio de la franquicia llega a España con el precedente de ser la más taquillera el día de su estreno en Estados Unidos y con la intención de repetir éxito allá donde vaya. A tenor de las primeras impresiones, parece que así será.

The amazing Spider-Man se presenta como una nueva vuelta de tuerca a los orígenes del personaje, abordando aspectos que se dejaron de lado en el film de Sam Raimi del 2002. De este modo, la historia se centra en la búsqueda de un joven Peter Parker (Andrew Garfield) por descubrir qué fue de sus padres después de que le dejaran con sus tíos. Su búsqueda le llevará a un laboratorio donde, además de ser picado por una araña que le traspasará sus poderes, conocerá a un científico con el que trabajaba su padre, y que por un experimento terminará convirtiéndose en una criatura a la que el hombre araña deberá detener. Más próxima a los cómics, más oscura e igual de espectacular, la cinta llega dirigida por Marc Webb, en el que es su segundo largometraje tras (500) días juntos (su experiencia en el campo del videoclip es indiscutible). En esta ocasión, además, la chica no será Mary Jane Watson, sino Gwen Stacy, interpretada por Emma Stone (Rumores y mentiras), mientras que el villano recae en Rhys Ifans (Notting Hill). Además, otros rostros conocidos son Martin Sheen (Infiltrados), Sally Field (Forrest Gump), Denis Leary (Corazones robados) o Campbell Scott (El exorcismo de Emily Rose).

Y aunque está llamado a arrasar, no es el único título interesante. La oferta del fin de semana, aunque limitada, permite a todos los públicos elegir entre diferentes géneros y estilos narrativos. Uno de ellos es el de Carmina o revienta, escrito y dirigido por Paco León (Dieta mediterránea), y supone todo un reto cinematográfico en todos los sentidos. Estrenada el jueves previo a estos estrenos, esta historia semi biográfica llega al mismo tiempo en todos los formatos posibles: salas comerciales, DVD, VOD, … todo con el objetivo de llegar a un público más amplio y poder así encontrar nuevas formas de financiación (la película está producida íntegramente por la familia León). La historia, por cierto, no puede ser más simple: una madre de familia idea un plan para recuperar los jamones que les han robado, y durante su desarrollo rememora algunos momentos de su vida en familia. La protagonista del experimento no es otra que la propia madre del actor, Carmina Barrios, y en el film aparecen otros miembros del clan como la revelación del año pasado, María León (La voz dormida). Una mezcla de comedia y drama de lo más atractivo que, de salir bien, podría cambiar el panorama de la producción en el país de origen.

Desde Francia se estrena la nueva película de la actriz de Amelie (2001), una comedia romántica que lleva por nombre La delicadeza. Ópera prima de David y Stéphane Foenkinos, esta historia sobre una mujer que recupera las ganas de vivir tras perder en un accidente al hombre de su vida gracias al amor de un compañero de trabajo está basada en la novela del propio David, a la sazón autor de la adaptación. Junto a Tautou encontramos a François Damiens (Los seductores) y a Bruno Todeschini (Su hermano) entre otros nombres del panorama cinematográfico galo.

De vuelta en España, Santiago Lapeira (E.S.O.) escribe y dirige El secreto de los 24 escalones, cinta de aventuras en la que un grupo de jóvenes se verán envueltos en la búsqueda de un tesoro cátaro. Por supuesto, durante el camino tendrán que sortear la amenaza constante de unos ladrones de arte que no están dispuestos a dejarlo escapar. Protagonizan la historia Maxi Iglesias (Xp3D), Ona Casamiquela (Eva) y Aida Flix (Mil cretins), entre otros.

Por último, desde Noruega llega Siempre feliz, una producción del 2010 dirigida por Anne KSewitsky (es su primer largometraje) en la que una mujer descubre un mundo totalmente nuevo a raíz de una pareja perfecta que se muda a la casa de al lado, evidenciando la realidad que ella siempre ha tratado de ignorar: que su familia, su vida, no es todo lo feliz que le gustaría. Protagonizada por Agnes Kittelsen (Max Magnus), esta mezcla de comedia y drama cuenta también con Joachim Rafaelsen (Elling), Maibritt Saerens (Blå mænd) y Henrik Rafaelsen (Izzat).

Spider-man: ¿’Amazing’ o ‘Friendly neighbour’?


La noticia cinematográfica de la red de hoy ha sido, sin ningún tipo de dudas, la publicación del nuevo trailer de The Amazing Spider-man, nueva versión de las aventuras del personaje creado por Stan Lee y Steve Ditko allá en los años 60 y que se ha convertido en uno de los superhéroes más conocidos del mundo e imagen del sello Marvel. Digo nueva versión porque todos sus responsables se han encargado de aclarar por activa y por pasiva que no continúa las películas de Sam Raimi protagonizadas por Tobey Maguire y Kirsten Dunst.

De hecho, el director es Marc Webb, quien dio la campanada hace unos años con (500) días juntos, y los protagonistas son Andrew Garfield (La red social), Emma Stone (Rumores y mentiras) y Rhys Ifans (Notting Hill) como el villano de la función. Pero lo que el nuevo trailer ha dejado entrever, más allá del diseño del Lagarto, es un tono a priori opuesto al de la anterior trilogía. No sólo la historia no continúa la trama desarrollada en las anteriores, sino que se percibe un ambiente mucho más oscuro.

Para empezar, la mayoría de las escenas mostradas transcurren de noche. ¿Casualidad o premeditación? El pasado del trepamuros cobra, además, una mayor importancia que en las entregas de Raimi, incluyendo en la historia a los padres de Peter Parker y, según se desvela en los minutos que se publican hoy, relacionándolos con el Dr. Connors, alias Lagarto, del que Spiderman termina por resultar responsable.

Traje y efectos

Otra de las grandes diferencias es el traje, muy alejado del tradicional diseño de los cómics y de las anteriores películas. Con unos guantes y unas botas que parecen, pues eso, guantes y botas (y no un pijama rojo y azul), la distribución de colores, así como el logo que luce en pecho y espalda se vuelven mucho más estilizados. Lo que sí mantiene con la idea de los cómics es que debe fabricar la telaraña de forma artificial, lanzándola a través de unos pequeños dispositivos que, en la película, parecen encenderse cuando se activan.

Pero lo más esperado era el diseño del villano. Si bien habían surgido imágenes en el merchandising, lo poco que se puede ver de él en el trailer invita a abrir boca para los más puritanos. Tomando como referencia ese personaje del número 6, el Lagarto, que por cierto resulta inquietante con los rasgos de Ifans, se convierte en una especie de humanice con piel escamada y verde, garras en lugar de extremidades y, lo más peligroso, una enorme cola capaz de tirar abajo una pared. También se ha dejado entrever ese submundo tenebroso y laberíntico que conforman las alcantarillas de Manhattan, aunque como no podía ser de otro modo algunas escenas de acción se trasladarán a los cielos.

Muchas son las diferencias entre un Spiderman y otro. Si en la primera trilogía el personaje de Maguire mencionaba la mítica frase: “Soy tu amistoso vecino Spiderman”, la versión de Garfield se queda con el aspecto asombroso. Pero a pesar de todo existen similitudes que tienen que ver más con el concepto visual de Raimi. Por mucho que Webb lo intente, Spiderman es y seguirá siendo en pantalla grande un hijo del creador de Posesión Infernal. Es difícil competir con una película que creó una cámara especial, la spidercam, tan de moda ahora en los eventos deportivos.

Aunque de noche, los vuelos y balanceos del hombre araña mantienen ese toque anterior, algo que es de agradecer. La pregunta que muchos se harán es si es necesaria una nueva versión. Para los fans del personaje, claro que sí. Para los demás… bueno, sólo esperar que como película mantenga el nivel de las dos primeras, especialmente de Spiderman 2, y haga olvidar el cansancio que denotó el tercer volumen. Lo que sí será interesante es comprobar si un director como Marc Webb, con poca experiencia en este tipo de films, es capaz de igualar los combates tan logrados con el Dr. Octopus en esa segunda entrega. Por ahora, sólo podemos ver el trailer y esperar su estreno el 3 de julio en Estados Unidos y, tres días después, en España.

Diccineario

Cine y palabras

A %d blogueros les gusta esto: