Fantasía, acción y drama, principales propuestas de la cartelera


Estrenos 8abril2016Mucho cine, y muy variado, es lo que propone la cartelera española desde este fin de semana. Cine para todos los gustos, desde la acción a la fantasía, pasando por drama con sabor español, comedia europea o documentales que exploran algunas de las mentes más interesantes de las últimas décadas. Este viernes, 8 de abril, continúa así la tendencia que parece haberse implantado este mes (y que, de hecho, va a durar durante alguna semana más) y ofrece al espectador la oportunidad de disfrutar con todo tipo de historias.

Entre ellas destaca Las crónicas de Blancanieves. El Cazador y la Reina del Hielo, especie de precuela de Blancanieves y la leyenda del cazador (2012) que aprovecha a los mejores personajes para narrar una historia totalmente diferente que transcurre, en teoría, varios años antes. En concreto, la trama se centra en la relación entre la malvada reina de la primera película y su hermana, la Reina del Hielo. Cuando ésta sufre una traición decide huir del reino y formar un ejército de cazadores. Sin embargo, sus dos principales campeones incumplen la única regla de la regente: enamorarse. Dirigida por Cedric Nicolas-Troyan, quien debuta de este modo en el largometraje, la cinta cuenta con Chris Hemsworth (En el corazón del mar) y Charlize Theron (Mad Max: Furia en la carretera) repitiendo en los papeles de cazador y reina malvada, sumándose para la ocasión Jessica Chastain (La cumbre escarlata), Emily Blunt (Sicario), Sam Claflin (Los juegos del hambre: En llamas) y Nick Frost (Negocios con resaca).

Muy diferente, aunque también con buenas dosis de acción, es Objetivo: Londres, secuela de Objetivo: La Casa Blanca (2013), que vuelve a contar con el reparto principal y que, como reza el título, se traslada a la capital británica. El argumento arranca cuando el Primer Ministro británico muere en extrañas circunstancias. A su funeral acuden los principales jefes de Estado del mundo, pero lo que inicialmente debería ser un acto seguro pronto se convierte en un caos en el que todos los líderes están en peligro. De nuevo, el Presidente de Estados Unidos y su Jefe de Seguridad deberán plantar batalla, ayudados esta vez por una agente del MI-6. Babak Najafi (Sebbe) es el encargado de llenar de adrenalina esta historia protagonizada por Gerard Butler (Un buen partido), Morgan Freeman (Ted 2), Aaron Eckhart (Los diarios del ron), Jackie Earle Haley (RoboCop) y Angela Bassett (serie American Horror Story: Freak Show).

Desde Estados Unidos también llega el thriller de terror La invitación, cinta dirigida por Karyn Kusama (Jennifer’s body) que aborda el dolor de la pérdida desde una perspectiva diferente. La historia arranca cuando una pareja pierde a su pequeño en extrañas circunstancias. El matrimonio se rompe y ella desaparece durante años. Cuando regresa, lo has cambiada y con un nuevo marido. Pero en ese cambio se intuye algo más, algo inquietante, al menos por parte de quien compartió con ella tantos momentos. Sin embargo, la pregunta que se plantea es si ese cambio es realmente así o, por el contrario, está provocado por los miedos del hombre. Logan Marshall-Green (Prometheus), Tammy Blanchard (Into the woods), John Carroll Lynch (Gran Torino), Michiel Huisman (serie Juego de tronos) y Emayatzy Corinealdi (In the morning) son los principales protagonistas.

En lo que a estrenos españoles se refiere, la principal apuesta es Julieta, lo nuevo de Pedro Almodóvar (Los amantes pasajeros) que adapta una serie de relatos cortos de Alice Munro para narrar cómo la vida de la protagonista, que da nombre al film, se encuentra al borde del abismo de la locura y la culpa, y cómo se ha producido el cambio desde que, hace 30 años, tomase una serie de decisiones que dejaron atrás a todos aquellos que había querido alguna vez. El reparto, integrado en su mayoría por mujeres, está encabezado por Emma Suárez (Novatos), Adriana Ugarte (Palmeras en la nieve), Inma Cuesta (La novia), Darío Grandinetti (Relatos salvajes), Rossy de Palma (Incidencias), Susi Sánchez (La fotógrafa), Daniel Grao (La mula) y Michelle Jenner (Tenemos que hablar).

El Franquismo, la II Guerra Mundial y los nazis centran la historia de Lobos sucios, thriller dramático con capital español que narra la difícil vida de una mujer en Galicia en 1944. Su único objetivo es curar a su hija, por lo que trabaja en una mina de wolframio a las órdenes de los nazis. Ajena a los chismorreos que la consideran una meiga, la mujer se ve envuelta de repente en los entresijos de la guerra cuando un grupo de espías aliados llega al pueblo para intentar robar el wolframio. Inspirada en personajes y hechos reales, la cinta está dirigida por Simón Casal, quien debuta en el largometraje, y protagonizada por Manuela Vellés (Somos gente honrada), Marian Álvarez (Felices 140), Sam Louwyck (Terre battue) y Pierre Kiwitt (El regreso de Elías Urquijo).

El tercer estreno español de la semana es Madrid, above the moon, comedia romántica con dosis de drama que narra la relación entre un madrileño y una turista. Pero lo que comienza siendo un idilio no siempre termina bien. Escrita y dirigida por Miguel Santesmases (Días azules), la película está protagonizada por Rocío León (Anabel), Bernabé Fernández (serie Amar es para siempre), Helena Sanchís y Víctor Vidal (Vampyres).

Pasamos ahora a las novedades europeas, y entre ellas destaca la francesa El juez, comedia dramática del 2015 que escribe y dirige Christian Vincent (La cocinera del presidente) que gira en torno al presidente de un temido tribunal de lo penal cuyas penas siempre son superiores a 10 años. Pero todo cambia cuando se encuentra con una integrante de un jurado popular de la que estuvo enamorado en secreto hace años, y que podría ser la única que logra cambiar su sentido de la justicia. Fabrice Luchini (Primavera en Normandía), Sidse Babett Knudsen (serie Borgen), Eva Lallier y Corinne Masiero (Discount) encabezan el reparto.

Del país galo también procede El novato, comedia estudiantil en torno a un chico nuevo en un instituto en el que todos los grupos ya están formados. Los chavales más enrollados no le facilitan las cosas, y solo le hacen caso los marginados y una guapa chica sueca que no habla mucho francés. Ópera prima de Rudi Rosenberg, la película está protagonizada por Guillaume Cloud-Roussel, Geráldine Martineau (Le guetteur), Joshua Raccah y Réphaël Ghrenassia.

Más internacional es Efraín, producción que cuenta con capital etíope, alemán, francés, noruego y qatarí y que narra cómo un niño debe afrontar una dura realidad. Después de que su padre se vaya a trabajar a la ciudad, el pequeño se va a vivir con sus abuelos y sus tíos a una casa en las montañas. Le acompaña un cordero, pero la complicidad que tiene con el animal pronto es puesta en riesgo cuando su familia le dice que debe ser sacrificado para la próxima comida festiva. Yared Zeleke debuta en el largometraje con este drama familiar cuyo reparto está encabezado por Rediat Amare, Welela Assefa, Kidist Siyum y Rachel Teshome (Difret).

Aunque sin duda la cinta más global del fin de semana es Cementery of splendour, drama fantástico escrito y dirigido por Apichatpong Weerasethakul (Mekong hotel) que cuenta con capital estadounidense, tailandés, inglés, alemán, francés, malayo, surcoreano, mexicano y noruego. Este cuento transcurre en un hospital en el que residen soldados afectados por una extraña enfermedad del sueño. Ubicado en una zona rural en la que la magia, la ciencia y la tradición oral se dan cita, la historia aborda la relación entre vivos y muertos, entre el presente y el pasado. Jenjira Pongpas (Sang sattawat), Banlop Lomnoi (Tropical maladi), Petcharat Chaiburi y Jarinpattra Rueangram son sus principales protagonistas.

En cuanto al documental, una única propuesta. Dark Star. El universo de H. R. Giger explora no solo la obra fantástica de este artista, creador de la criatura de Alien, el octavo pasajero (1979) y autor de algunas de las ilustraciones más perturbadoras que se han creado. Esta película dirigida por Belinda Sallin, con la que debuta en el cine, es también una forma de adentrarnos en la mente del hombre que ha dado forma a los miedos más profundos del ser humano.

Invasiones alienígenas, el precio del poder y varios dramas centran los estrenos del 13 de abril


Ya ha terminado la Semana Santa en medio mundo, y en España ha sido una bocanada de aire fresco en lo que a ingresos de taquilla se refiere. Y si los estrenos de la semana pasada, adelantados al miércoles, eran numerosos y variados, el caso del viernes 13 de abril es igualmente variado pero más bien poco numeroso, sobre todo en algunas ciudades donde ni siquiera lleguen todos los estrenos. La que a buen seguro se encuentre hasta en el cine más recóndito del planeta es Battleship, a la que acompañan el biopic de Sarkozy y un nuevo estreno español entre otros títulos.

La compañía Hasbro, la misma responsable de la saga Transformers, pone ahora en imágenes otro famoso juguete de la infancia de cualquier joven del mundo. Se trata de la versión, algo libre, del juego de mesa Hundir la flota. Decimos libre por decir algo, porque lo cierto es que solo mantiene el esquema del juego en su premisa inicial: durante unas maniobras del ejército naval de Estados Unidos descubren los restos de una estructura metálica que resulta ser alienígena, iniciándose una lucha entre humanos y aliens en mar, tierra y aire. Dirigida por Peter Berg (Hancock), la cinta tiene como principal protagonista a Taylor Kitsch (John Carter), acompañado por nombres tan conocidos como Liam Neeson (Ira de titanes), Alexander Skarsgård (serie True Blood) y la cantante Rihanna en su debut en el cine. Acción y efectos especiales son los principales ingredientes de este título.

De Nicolas a Sarkozy, dirigida por Xavier Durringer (Chok-Dee) aborda el ascenso del presidente de Francia al poder a través de una retrospectiva vista a través de los ojos del propio Sarkozy la noche de las elecciones de 2007. Una carrera política que está marcada por los engaños y los enfrentamientos políticos que, irremediablemente, le distancian de su mujer cada vez más. En el reparto encontramos a Denis Podalydès (El pabellón de los oficiales) como Sarkozy; a Florence Pernel (Tres colores: Azul) como su mujer, y a Bernard Le Coq (Rosa y negro) como Jacques Chirac.

También desde Francia, en colaboración con Grecia, nos llega una cinta cuya trama puede resultar, cuanto menos, diferente a lo que se suele ver últimamente. Bajo el título Alps, el director Giorgos Lanthimos (Canino) narra la historia de un grupo de personas que fundan una compañía cuyos miembros son contratados por familiares o amigos de un difunto, por el que se hacen pasar. Su labor, por supuesto, incluye todo tipo de actividades y de apoyo, emocional y físico. Un drama más que interesante en su concepto y en su desarrollo protagonizado por Aris Servetalis (Kinetta) y Johnny Vekris en su debut como actor.

Como decimos, esta semana también tenemos estreno español. Se trata de Madrid, 1987, cinta escrita y dirigida por David Trueba (Soldados de Salamina) acerca de la relación entre un veterano articulista, tan respetado como temido, y una joven que estudia y aspira para convertirse en periodista; una relación que estará marcada por el talento de ambos, el deseo y los diferentes puntos de vista profesionales. Ponen rostro a los dos protagonistas José Sacristán (Todos a la cárcel) y María Valverde (Tres metros sobre el cielo).

Los estrenos se completan con Cairo Time, película del 2009 en la que una mujer, editora de una revista de moda, que viaja a El Cairo para pasar unas vacaciones con su marido. Cuando este, por trabajo, no puede estar con ella, le pide a un amigo suyo de confianza que la acompañe. Durante sus visitas por las costumbres y las calles de la capital egipcia surgirán emociones inesperadas. Si bien el argumento no difiere demasiado de muchos otros ya vistos, el atractivo de la ciudad y de los actores son bazas importantes de este relato escrito y dirigido por la canadiense Ruba Nadda (Sabah). Frente a la cámara se colocan Patricia Clarkson (Shutter Island), Tom McCamus (Possible Worlds), Alexander Siddig (Furia de titanes) y la española Elena Anaya (La piel que habito).

‘La fría luz del día’: de tiros por Madrid


Mabrouk El Mechri es un director francés que adquirió cierta relevancia en 2008 gracias a la película JCVD, protagonizada por Jean Claude Van Damme y que fue una suerte de obra biográfica. Tal vez por ello, su siguiente paso ha sido La fría luz del día, una producción de intriga y acción al más puro estilo tradicional, con estrellas clásicas y nuevos nombres del género que, digámoslo ya, falla en lo primordial en este tipo de películas: la tensión que une una secuencia tras otra.

Localizada en Madrid, la acción se centra en la búsqueda de un joven (Henry Cavill, el nuevo Superman) cuya familia es secuestrada durante unas vacaciones. En dicha búsqueda descubre que su padre, interpretado por Bruce Willis (R.E.D.), es un agente de la CIA, y que existe un maletín que debe ser la moneda de cambio de sus seres queridos. Desde luego, la cinta posee todos los elementos para convertirse en un solvente thriller, pero se queda a las puertas. Incluso eso puede que sea demasiado. El principal problema reside en el pulso narrativo de El Mechri que, a excepción de secuencias muy concretas, termina por aburrir más que entretener, heredando un estilo algo confuso y caótico de cintas como la saga Bourne pero que, evidentemente, no termina de dominar lo suficiente.

Algo a lo que contribuye un guión que camina por derroteros excesivamente conocidos aunque lo haga tratando de imprimir realismo a diálogos y situaciones. Lo único que le diferencia de otras producciones de este estilo es el decorado de las calles madrileñas, lo que puede convertir en un juego de identificación urbanística a esta constante persecución.

A su favor juegan, por un lado, un ritmo frenético que no da casi ninguna tregua al espectador para pararse a pensar en lo que está ocurriendo y, por otro, unos actores correctos en sus respectivos papeles, principalmente un Henry Cavill que oscila entre la figura de héroe (y superhéroe a tenor de las caídas que sufre y de las que sale sin un rasguño) y la de simple mortal, y de una Sigourney Weaver (Armas de mujer) como una agente implacable.

Claro que dichas fortalezas no son excesivamente consistentes, pues dicho ritmo termina una vez encendidas las luces (con el consecuente planteamiento de preguntas sin resolver) y las actuaciones pueden ser entendidas como una falta de definición por parte de un director al que el producto parece habérsele ido de las manos.  No hablemos ya de los personajes de Verónica Echegui (Yo soy La Juani) o de Óscar Jaenada (Noviembre), quienes parecen disfrutar más del hecho de participar en una película de Hollywood que en resultar creíbles en sus papeles (algo que también está bajo la responsabilidad de El Mechri). Una pena.

Nota: 5/10

Diccineario

Cine y palabras

A %d blogueros les gusta esto: