Los Goya reconocen a David Trueba tras años de nominaciones


David Trueba y Cristina Huete recogen el Goya a la Mejor Película por 'Vivir es fácil con los ojos cerrados'.Decía el director Daniel Sánchez Arévalo que tenía la esperanza de que la XXVIII gala de los Premios Goya que se celebró el pasado domingo 9 de febrero no fuese un fracaso para su film, La gran familia española, y terminase “yéndose de vacío”. Técnicamente no ocurrió así, es cierto, pero a nadie se le escapa que en esta edición la gran derrotada ha sido su comedia, que solo ha conseguido dos Goya. Una gala que, por lo demás, ha servido para redimirse en muchos sentidos. Más allá de la propia gala en si, muy marcada por la política, el evento ha permitido al cine español reconocer y reparar algunas de las injusticias más señaladas de la producción española. De este modo, Vivir es fácil con los ojos cerrados se ha convertido en la gran triunfadora al llevarse los premios principales, aunque si se analiza desde la cantidad, Las brujas de Zugarramurdi se lleva la palma. 6 contra 8, nada menos. Un balance que refleja pobremente la competencia que este año existía entre las nominadas. Al final, como siempre, os dejo la lista de ganadores, pero antes creo que es conveniente señalar algunas cosas.

Como decía, David Trueba (Soldados de Salamina) ha visto recompensada su trayectoria de buenos films y mejores guiones. El momento de la entrega del premio, tanto al Mejor Guión Original como al Mejor Director, estuvo marcado por un cierto aire de justicia poética. Desconozco si el premio en esta ocasión ha sido más merecido que en otras, o si su trabajo como guionista y director tiene más calidad que el de sus compañeros en las categorías. De lo que no me cabe ninguna duda es de que lo merecía. Desde hacía mucho tiempo. Es por eso que la sensación que deja la gala es la de haber restablecido un desequilibrio en lo que a ganadores de estos premios se refiere. Algo parecido a lo que ha ocurrido con Javier Cámara (Los amantes pasajeros), por cierto, que logra su primer Goya como Mejor Actor tras muchas nominaciones y, casi con toda probabilidad, mayores frustraciones. Por cierto, y aunque tenga poco que ver, los discursos de uno y de otro fueron espléndidos.

Claro que si creemos en esto de los equilibrios, posiblemente no haya habido una justicia mayor que entregar a Las brujas de Zugarramurdi la práctica totalidad de los premios a los que iba nominada. Eso sí, todos técnicos. Si lo de Trueba y Cámara ha sido justicia poética, divina o del destino, lo de Álex de la Iglesia, director de ese desparrame cómico con brujas y conjuros de por medio, parece más una disculpa. Cuando se anunciaron las nominaciones hace cosa de un mes ya se la consideró la gran damnificada en las principales categorías. El hecho de que haya sido la más premiada no hace sino reforzar la idea de que estamos ante un film redondo que, por diversos motivos, no ha podido optar a llevarse los principales galardones. Lo dicho, un merecido ‘mea culpa’ entonado por los académicos que encuentra una cierta justificación en que el premio se lo haya llevado la película de Trueba, aunque solo sea por incluir al director y guionista de forma oficial entre los elegidos como los mejores.

Un arma para los políticos

Y no quiero terminar este breve, brevísimo repaso, sin destacar dos aspectos muy diferentes entre sí. El primero es el premio que se ha llevado Futbolín como Mejor Película de Animación, confirmándola como la maravillosa película que es y, como decía su director Juan José Campanella (El secreto de sus ojos), demostrando que el cine de animación español puede traspasar todas las fronteras posibles. El otro tiene poco o nada que ver con el cine. Creo que aquellos que lean asiduamente este espacio se habrán percatado que trato de huir de los conflictos y problemas políticos que poco tienen que ver con el cine a pesar de que buscan desesperadamente situarlo en el centro de sus dianas.

Era evidente que con la situación que los trabajadores del séptimo arte están viviendo en España esta XXVIII gala iba a estar marcada por las críticas políticas, sobre todo si tenemos en cuenta que el Ministro de Educación y Cultura español, José Ignacio Wert, no asistió por supuestos problemas de agenda. Personalmente estoy en contra de que eventos como este, que deberían de ser un canto a una profesión tan hermosa y complicada como esta, desvíen su atención hacia personajes “de fuera” de la profesión, aunque entiendo perfectamente los motivos que les han llevado a aprovechar esta oportunidad. Lo que no logro entender es que algunos políticos aprovechen las quejas de un sector productivo que da trabajo a miles de personas para seguir politizando la cultura y el arte. Oír comentarios como “la gala de los Goya es una gala contra el PP” y similares no hace sino daño a un grupo social que lo único que quiere es que se eliminen las trabas para que puedan realizar un trabajo ya de por sí precario para la mayoría de profesionales. Una lástima, pero mientras el cine en España siga siendo un arma arrojadiza de los poderes políticos no se avanzará en la dirección adecuada.

Sea como fuere, la gala de este 2014 que premia lo mejor de 2013 ha sido justa. Justa en su intención de premiar a directores y actores que merecían semejante galardón desde hace tiempo. Y justa en su forma de reconocer el mérito de cintas que se han quedado fuera de las principales categorías. Tal vez el resultado final no refleje como debería la calidad de los films que competían, y aunque habrá comentarios para todos los gustos acerca de lo correcto o incorrecto del reparto de premios, en líneas generales parece haber consenso sobre la idoneidad de los ganadores. A continuación tenéis la lista de premiados.

Ganadores de la XXVIII edición de los Premios Goya

Mejor Película: Vivir es fácil con los ojos cerrados.

Mejor Dirección: David Trueba, por Vivir es fácil con los ojos cerrados.

Mejor Dirección Novel: Fernando Franco García, por La herida.

Mejor Guión Original: David Trueba, por Vivir es fácil con los ojos cerrados.

Mejor Guion Adaptado: Alejandro Hernández y Mariano Barroso, por Todas las mujeres.

Mejor Música Original: Pat Metheny, por Vivir es fácil con los ojos cerrados.

Mejor Canción Original: “Do you really want to be in love?”, por La gran familia española.

Mejor Interpretación Masculina Protagonista: Javier Cámara, por Vivir es fácil con los ojos cerrados.

Mejor Interpretación Femenina Protagonista: Marián Álvarez, por La herida.

Mejor Interpretación Masculina de Reparto: Roberto Álamo, por La gran familia española.

Mejor Interpretación Femenina de Reparto: Terele Pávez, por Las brujas de Zugarramurdi.

Mejor Actor Revelación: Javier Pereira, por Stockholm.

Mejor Actriz Revelación: Natalia de Molina, por Vivir es fácil con los ojos cerrados.

Mejor Dirección de Producción: Carlos Bernases, por Las brujas de Zugarramurdi.

Mejor Dirección de Fotografía: Pau Esteve Birba, por Caníbal.

Mejor Montaje: Pablo Blanco, por Las brujas de Zugarramurdi.

Mejor Dirección Artística: Arturo García y José Luis Arrizabalaga, por Las brujas de Zugarramurdi.

Mejor Diseño de Vestuario: Francisco Delgado López, por Las brujas de Zugarramurdi.

Mejor Maquillaje y/o Peluquería: María Dolores Gómez Castro, Javier Hernández Valentín, Pedro Rodríguez y Francisco J. Rodríguez Frías, por Las brujas de Zugarramurdi.

Mejor Sonido: Charly Schmukler y Nicolás de Poulpiquet, por Las brujas de Zugarramurdi.

Mejores Efectos Especiales: Juan Ramón Molina y Ferrán Piquer, por Las brujas de Zugarramurdi.

Mejor Película de Animación: Futbolín, de Juan José Campanella.

Mejor Película Documental: Las maestras de la República, de Pilar Pérez Solano.

Mejor Película Iberoamericana: Azul y no tan rosa, de Miguel Ferrari (Venezuela).

Mejor Película Europea: Amor, de Michael Haneke (Austria).

Mejor Cortometraje Documental: Minerita, de Raúl de la Fuente.

Mejor Cortometraje de Ficción: Abstenerse agencias, de Gaizka Urresti.

Mejor Cortometraje de Animación: Cuerdas, de Pedro Solís García.

Nominados a los Goya 2014, el gran público y las historias modestas


Logo de los premios Goya 2014.Lo que ha ocurrido este año en las nominaciones de los premios Goya, que se anunciaron en la mañana de ayer, es cuanto menos curioso. No han sido pocas las voces que se han pronunciado ya acerca de la idoneidad de algunas candidaturas, de la ausencia de algunos nombres o de los errores que, al parecer, deben contener siempre este tipo de actos para que sean considerados propiamente nacionales (lo de incluir a un nominado que no corresponde lleva camino de convertirse en tradición). Como siempre hacemos desde Toma Dos, al final del texto encontraréis el enlace a los nominados, pero antes haremos hincapié en algunos aspectos cinematográficamente interesantes que dejó el acto.

Uno de ellos, posiblemente el que corresponde a un punto de vista más personal, es la marcada dicotomía que existe en las películas seleccionadas. Es cierto que todos los años grandes éxitos de taquilla se entremezclan con modestas producciones que normalmente encuentran el éxito una vez reciben esta atención. Este 2014, sin embargo, este fenómeno viene acompañado de un entorno social y cultural diferente. El cine español ha sufrido uno de sus peores periodos, reduciendo espectadores y recaudación. Salvo grandes títulos como La gran familia españolaLas brujas de Zugarramurdi, el resto de films han pasado de puntillas por la taquilla, llegando incluso a recibir un estreno muy, muy minoritario, como fue el caso de New York shadows, estrenada en junio y que tiene una nominación. Desconozco si realmente existe una motivación más allá de premiar la calidad de las películas nacionales, pero da la sensación de que las nominaciones se corresponden con una tendencia a reconocer más el éxito en taquilla que la calidad en sí misma.

La prueba más evidente es que las grandes películas destinadas a las categorías más importantes, si bien han tenido un gran éxito, no poseen la calidad que en años anteriores sí había. Esto no implica que sean malos films, ni mucho menos, pero no existe una comunión entre calidad y reconocimiento de crítica y público como si existió en ediciones anteriores. Bien es cierto que este año la cosecha cinematográfica no ha sido tan completa, pero resulta un poco extraño comprobar que la película fantástica de Álex de la Iglesia (Crimen ferpecto) tenga reconocimiento en su apartado técnico pero no en su guión (un delirio ácido y crítico con la naturaleza humana) o en su dirección. O la ausencia de nombres como el de Sergi López, cuyo trabajo en Ismael está al mismo nivel, al menos, que el de Juan Diego Botto (La mujer del anarquista), presente en la categoría de Actor Secundario por la misma película.

Igualmente, que 3 bodas de más se encuentre con 7 candidaturas, entre ellas Mejor Guión Original, no deja de ser una prueba más de que este pasado 2013 la producción fílmica no ha estado al mismo nivel que en ediciones anteriores. Siendo divertida como es, si hubiese coincidido en otra época posiblemente se hubiera quedado fuera de muchas de las categorías. En este sentido hay que destacar también ese efecto arrastre que siempre suele producirse en este tipo de eventos, tanto en España como en otros países. Dicho efecto, que consiste en otorgar nominaciones a una película simplemente porque es la que más tiene, ha encontrado su máximo referente este año en la película de Daniel Sánchez Arévalo, cuya comedia con el Mundial que ganó España como telón de fondo tiene una candidatura a los Mejores Efectos Especiales. Sobran las palabras si una comedia de este tipo se cuela en semejante categoría.

Menos olvidados

Es de justicia reconocer, empero, que con todo y con eso la Academia ha sabido este año reconocer, en líneas generales, el buen hacer de los cineastas, actores y demás responsables cinematográficos. Independientemente de que aquellos que no vivimos el séptimo arte desde dentro no comprendamos determinadas decisiones, las nominaciones a los Goya 2014 dejan menos olvidados que otros años. Por ejemplo, que un director y guionista como David Trueba haya logrado 7 nominaciones con Vivir es fácil con los ojos cerrados es una de las mejores noticias que podían anunciarse, no digamos si, de una vez por todas, reconocen el talento de este madrileño con sendos premios.

De hecho, la presencia de nombres propios llega al punto de incluir en las nominaciones películas como Los amantes pasajeros, última propuesta de Pedro Almodóvar que queda muy lejos de sus mejores obras. Durante la jornada de ayer llegué a escuchar en algún momento cierta extrañeza por el hecho de optar únicamente a Mejor Vestuario. Siendo sinceros, e independientemente de que posea algún que otro momento brillante, el film es muy irregular, un exceso en toda regla de un director que no necesita demostrar nada pero que tampoco parece querer reinventarse.

Finalmente, las categorías que posiblemente presenten menos conflictos sean las de animación y película europea. Mientras que la primera contiene joyas como Futbolín, la segunda recoge los grandes títulos del año, entre ellos Amor, de Michael Haneke; La caza, de Thomas Vinterberg; y la más reciente ganadora de los premios del Cine Europeo, La gran belleza, de Paolo Sorrentino. Dos categorías que reflejan muy bien la sensación que dejan las nominaciones en general desde un punto de vista puramente preferencial: este 2014 resulta extremadamente difícil hacer conjeturas sobre el triunfador de la gala que tendrá lugar el próximo 9 de febrero, sea por el motivo que sea. La lógica dicta que los premios deberían estar muy repartidos. A continuación encontraréis todos los nominados y las películas que competían por estar entre las elegidas.

Nominados a los Premios Goya 2014 (28ª edición)

‘Gravity’ sobrevuela la taquilla y los nuevos estrenos


Buena semana para el cine en España. Si hace siete días se superaban los 6 millones de euros en el global recaudado, en esta ocasión la cifra se aproxima a los 7 millones, cantidad que, viendo cómo está siendo el año, es muy positiva. De estos 6,8 millones de euros recaudados quizá las noticias más importantes son que el número uno se mantiene intacto y que las variaciones del top 10 se mantienen muy por debajo de la semana pasada.

Por tanto, y como se desprende de lo ya dicho, Gravity sigue líder en su segunda semana con 1,44 millones de euros, un descenso del 13,5% que sitúa su cantidad total en 3,7 millones de euros. Dado que ninguno de los estrenos del pasado viernes ha podido hacerle sombra, es lógico pensar que podría mantener su buena línea algo más de tiempo, por lo que su techo estaría situado entre los 7,5 y los 10 millones de euros.

En segunda posición, y superando el millón de euros, está El mayordomo, que logra en su estreno 1,04 millones de euros repartidos en 290 cines, lo que deja una media de 3.600 euros aproximadamente, buen dato que, sin embargo, podría verse afectado por los estrenos más inmediatos. Sea como fuere, la recaudación lograda con una distribución no demasiado amplia permite pensar que podría llegar hasta los 5 millones de euros con algo de suerte. Por su parte, Zipi y Zape y el club de la canica se mantienen con fuerza en el tercer puesto, perdiendo esta semana un 9,5% y quedándose a las puertas del millón de euros, concretamente en 969.000 euros. 2,2 millones es lo que ya ha recaudado, aunque su futuro se verá afectado sin duda por la llegada de nuevas aventuras infantiles como Turbo. En cualquier caso, 5 millones de euros sigue siendo un buen techo.

Prisioneros se estrena en cuarto lugar. Estrenada en 279 salas, sus 0,61 millones de euros arrojan un balance de 2.187 euros por pantalla. No son malos datos, sobre todo si se comparan con otros estrenos similares en semanas anteriores, pero tampoco permite augurar un futuro brillante en lo que se refiere a la recaudación. Lo normal sería que se quedara alrededor de los 2 millones de euros, puede que incluso en los 3 millones con algo de suerte. El punto intermedio del ranking es para Las brujas de Zugarramurdi, que en su tercera semana pierde un 31% y se queda en algo más de 562.000 euros. Lleva recaudados 3,22 millones de euros, y si sigue esta línea no sería extraño que terminara cerca de los 5 millones de euros.

A continuación nos encontramos con el thriller Runner Runner, cuyo descenso del 32,6% deja al film en 0,38 millones de euros recaudados el pasado fin de semana. En 10 días lleva acumulados algo más de 1,1 millones de euros, y todo apunta a que terminará en el entorno de los 2 millones de euros. El siguiente puesto del top 10 lo ocupa 2 guns que registra una caída similar (-34%) y una recaudación de 277.00 euros. La cinta de acción se sitúa cerca de los 2 millones de euros que superará dentro de poco, pero analizando su progreso no parece muy probable que alcance los 3 millones al final de su vida en salas.

La parte baja del ranking está ocupada por las tres cintas más veteranas. En octavo lugar tenemos Justin y la espada del valor, que celebra su mes en cartel con uno de los descensos más bajos del box office, un 10,4%. Consigue 0,25 millones de euros, y su total se queda a las puertas de los 2 millones de euros. Al igual que Zipi y Zape y el club de la canica, el estreno de Turbo le va a afectar, aunque estando ya en el ocaso de su distribución comercial en cines no parece que vaya a ser determinante. Superará ese techo de los 2 millones de euros, pero no llegará mucho más.

Finalmente, La gran familia española se coloca novena con algo más de 155.000 euros en su quinta semana, un 38% menos que supone el mayor descenso del top 10. 2,72 millones de euros es lo que acumula ya, y todo apunta que, como máximo y si se diera un cierto vuelco a su situación, podría llegar a los 3 millones de euros. En cuanto al farolillo rojo, Percy Jackson y el mar de los monstruos se queda en poco más de 100.000 euros, lo que supone un 28,5% menos. Presumiblemente desaparecerá de los 10 más taquilleros la semana que viene, por lo que el total de 1,9 millones que atesora en esta ocasión es prácticamente definitivo, teniendo como esperanza llegar a los 2 millones de euros.

‘Gravity’ lidera una taquilla que flota por encima de los 6 millones


Continúa la tendencia al alza que la semana pasada inició Las brujas de Zugarramurdi en la taquilla española. Y esta vez logrando superar los 6 millones de euros en total, lo que supone algo más de un 11% respecto a siete días atrás. Sin embargo, no son datos tan positivos si entramos en el detalle. De los 6,4 millones de euros obtenidos casi el 70% corresponde a los cinco primeros, entre los que se hallan tres estrenos. Además, prácticamente todos los films del top 10 menos las nuevas incorporaciones al ranking sufren caídas de más del 40%, algo que se extiende a la práctica totalidad de las proyecciones en España.

En este contexto, Gravity se ha alzado como la película más taquillera con un estreno de 1,66 millones de euros repartidos en 325 cines, lo que deja una alta media de más de 5.000 euros por sala. Unos buenos datos que sin duda se han beneficiado de las buenas críticas que ha tenido el 3D en este caso. Es cierto que no hay estrenos a la vista que compitan en el mismo género, pero la llegada de próximos y sólidos candidatos a los Oscar van a crear una dura rivalidad. Por ahora, lo normal sería que terminara por encima de los 6 millones de euros.

La española Zipi y Zape y el club de la canica termina en segundo lugar con 1,07 millones de euros repartidos en 359 salas. Una mayor difusión y menor recaudación que su predecesora que dejan una media de casi 3.000 euros por pantalla y que obligan a pensar en un comportamiento más moderado. No hay que olvidar, sin embargo, que no existe una fuerte competencia en el ámbito infantil ahora mismo, por lo que podría mantenerse algunas semanas más. Habrá que esperar, pero no sería extraño que rondara los 5 millones de euros al final de su vida en cines.

Otra española, la ya citada Las brujas de Zugarramurdi, pierde el número uno para caer hasta la medalla de bronce con el descenso más moderado de este ranking: un 34%. 815.000 euros es lo que suma a lo recaudado la semana pasada para hacer un total de 2,4 millones de euros. De seguir así lo lógico será que termine por encima de los 5 millones, incluso llegando a los 6 millones de euros. Otro estreno, Runner Runner, es el que encontramos en cuarta posición con 568.000 euros aproximadamente repartidos en 348 pantallas. Comparado con los otros dos grandes estrenos, su recepción no ha sido tan celebrada, sobre todo si atendemos a que deja unos 1.600 euros por sala de media. Va a depender mucho del boca oreja, pero hay pocas posibilidades de que este thriller pueda superar los 3 millones de euros.

Por su parte, 2 guns cae hasta la mitad del ranking con los 0,41 millones de euros logrados el pasado fin de semana, lo que representa un 51,1% menos que hace una semana. Acumula ya un total de 1,5 millones de euros, y de repetirse este comportamiento podría llegar a los 2,5 millones, pero no mucho más allá. La siguiente película que encontramos es Justin y la espada del valor, que pierde un 54% respecto al fin de semana anterior para quedarse en los 286.330 euros, cantidad que le deja un total de 1,68 millones de euros. Sin duda le ha afectado la llegada de Zipi y Zape, pero podría recuperar algo de terreno si la competencia en cuestión de cine infantil se equilibra. De todas formas, no parece muy probable que supere los 3 millones de euros.

El puesto séptimo es para  La gran familia española, que se halla entre las que menos pierden en comparación con el fin de semana pasado pero que, aún así, se queda en los 250.000 euros, es decir, un 43% menos. Sus casi 2,5 millones de euros en total la convierten en el film más taquillero del top 10 en lo referente al global, y mantiene sus expectativas de poder llegar a superar los 3 millones de euros, aunque parece complicado. Algo más pierde Percy Jackson y el mar de los monstruos. En concreto, un 49% que arroja una cantidad de algo más de 149.000 euros y deja la recaudación total en España en 1,76 millones de euros, situando el objetivo en los 2 millones de euros.

La parte baja del ranking la ocupan RushAsalto al poder, ambas con descensos muy similares. La primera pierde un 54,6% y recauda 134.633 euros, lo que le deja un total de 1,14 millones de euros y no hace pensar que llegue a superar los 2 millones de euros. La segunda desciende en su recaudación un 54,7%, lo que en la práctica supone una cifra de casi 128.000 euros. 2,4 millones de euros es lo que atesora cuando cumple un mes en cartelera. Sin duda superará los 2,5 millones, pero nada hace presuponer que superará los 3 millones de euros.

Álex de la Iglesia lidera el cine español y embruja la taquilla


Tal vez sea la excepción que confirma la regla, pero durante el pasado fin de semana el cine español salvó la taquilla, lo cual quiere decir que en España el cine patrio gusta siempre y cuando tenga un interés y una calidad mínimos. Gracias sobre todo a las tres películas nacionales que están en lo más alto del top la recaudación durante los tres días fue de 5,6 millones, más de un millón de euros que hace siete días y, tal vez lo más destacable, concentrando más de la mitad de los datos entre los cuatro primeros films, como decimos tres de ellos españoles.

Si la semana pasada era Justin y la espada del valor la película que más recaudaba, hoy hay que señalar a Las brujas de Zugarramurdi, que logra unas muy buenas cifras, superando el millón de euros y los 3.000 euros por sala. Concretamente, 1,24 millones en 387 salas con 3.200 euros por cada una. Unos datos que no se conocían desde los grandes estrenos del verano y que sitúan al cine español en una posición privilegiada. Ahora habrá que ver cómo aguanta el tirón de los próximos estrenos, pero no sería extraño que terminara alrededor de los 6 millones de euros.

Por su parte, el estreno de acción 2 guns se coloca en segundo lugar con 860.000 euros repartidos en 334 pantallas, es decir, una media de 2.574 euros. A priori parece que va a ser una de las más afectadas por los nuevos estrenos, lo que sumado al hecho de no haber superado el millón de euros no le augura un futuro más allá de los 3 millones de euros. La sorpresa de la semana la da Justin y la espada del valor, que no solo logra la medalla de bronce del top 10, sino que lo hace mejorando sus cifras un 3% respecto a la semana anterior. 625.000 euros que completan un total de 1,35 millones de euros en su segunda semana, por lo que parece evidente que superará los 2 millones, e incluso podría llegar a los 3 si continúa esta mejora.

La gran familia española se cuela en cuarta posición con un descenso del 22%, lo que deja la recaudación en unos 0,44 millones de euros. Tercera semana y se coloca en los 2,17 millones de euros, por lo que no sería raro que terminara por encima de los 3 millones. A mitad del ranking nos encontramos con Rush, segunda semana también para este biopic que recauda casi 0,3 millones de euros (un 35% menos) y acumula ya alrededor del millón de euros. Tampoco parece que se esperase mucho más de un film de estas características, y 1,5 millones se antojan un mínimo más que presumible, no llegando a superar los 2 millones casi con toda probabilidad, aunque el hecho de que se hable en algunos círculos de sus posibles nominaciones a los Oscar podría jugar en su favor.

El sexto puesto es para Percy Jackson y el mar de los monstruos, que desciende un 19% y logra 0,29 millones de euros, una cifra muy próxima al film sobre la Fórmula 1 y que mejora lo ocurrido hace siete días. Con todo, acumula ya 1,6 millones de euros, siendo los 2 millones un máximo más que posible al final de su vida comercial en salas. Asalto al poder es la siguiente que encontramos en el ranking. Su recaudación del fin de semana es de 280.000 euros aproximadamente, lo que representa una caída del 42%, sin duda propiciada por el estreno de acción de la semana. En su tercera semana se queda en los 2,2 millones de euros, teniendo como objetivo más alto los 3 millones.

Centrándonos ya en los puestos más bajos del top 10 nos encontramos con Epic: El mundo secreto, que mejora también un tanto su recaudación, logrando unos 236.000 euros y quedándose a las puertas de los 4 millones en total, los cuales superará casi con toda probabilidad en la próxima semana. R.I.P.D.: Departamento de policía mortal registra el mayor descenso de este ranking, un 50%, y se queda en unos 0,22 millones de euros. En esta su segunda semana acumula poco más de 830.000 euros, por lo que alcanzar los 2 millones cuando abandone las salas se puede considerar su techo. Por su parte, Jobs pierde un 37% y logra 184.000 euros, logrando un total de algo más de medio millón de euros y cerrando esta semana el top 10. Con algo de suerte el biopic de Steve Jobs llegará al millón de euros. Finalmente, señalar que Kon-Tiki se estrenaba en unos 100 cines y recauda 126.000 euros, lo que arroja una media algo baja por sala teniendo en comparación con los otros estrenos y, sobre todo, con la cierta repercusión que la precedía. Se queda fuera de los 10 primeros por muy poco, y tendrá complicado llegar al medio millón de euros.

‘Las brujas de Zugarramurdi’: si es que los hombres no aprenden…


Carolina Bang es una de 'Las brujas de Zugarramurdi' que captura a Hugo Silva y Mario Casas.Álex de la Iglesia va camino de convertirse en un auténtico icono del cine español, si es que no lo es ya con clásicos como El día de la bestia (1995) o La comunidad (2000). Puede que su cine se asocie siempre con el exceso, el humor negro y el tono fantástico y algo frenético de las temáticas que aborda, pero sea como sea sus historias, vibrantes y muy bien narradas con la cámara, saben tocar las teclas necesarias para entretener y al mismo tiempo radiografiar una sociedad, la española, marcada por muchos tópicos y mitos. Su última película viene a confirmar lo que parece saber todo el mundo pero nadie se atreve a confesar: que las mujeres son todas unas brujas y que los hombres, tan listos y seguros de sí mismos, son en el fondo unos fracasados que tropiezan siempre con la misma piedra.

Evidentemente, las cosas no son siempre así, pero el cliché permite al director bilbaíno componer una huida frenética hacia ninguna parte por parte de unos personajes acabados, a cada cual más estúpido, incapaces de comprender los errores que les han llevado a su situación. Una huida, por cierto, que imprime al film un ritmo trepidante que no cesa prácticamente en ningún momento, combinando acción, diálogo y humor de forma tan natural que ninguno de ellos podría existir sin el otro. Buena culpa de todo esto la tiene el guionista, Jorge Guerricaechevarría, colaborador habitual de De la Iglesia y posiblemente uno de los mejores del panorama actual español (suyo es, por ejemplo, el libreto de Celda 211). Sus diálogos, frescos y dinámicos, así como el desarrollo de la trama, bastante coherente hasta su tercio final, forman los dos grandes pilares de una película que el director sabe aprovechar a las mil maravillas con las herramientas de que dispone, es decir, cámara y actores.

Porque sí, la realización de Álex de la Iglesia es impecable y consigue algunos planos hilarantes e inolvidables (por cierto, atentos al humor negro que impregna los títulos de crédito iniciales), pero la labor de los actores es sencillamente indescriptible. Hablar de Carmen Maura (Volver) o Terele Pávez (Nudos) sería reincidir en dos grandes actrices que son capaces de llenar la pantalla con una simple mirada. En realidad, los que sorprenden son Hugo Silva (En fuera de juego) y Mario Casas (Carne de neón), este transformándose en un macarra de tres al cuarto cuya cobardía sale a relucir cuando se menciona el nombre de su novia. La labor de ambos, sobre todo el segundo, permite pensar que tienen bastantes más registros de los que hasta ahora se les ha confiado, y abre las puertas a futuras interpretaciones que les permitan crecer en su campo. Por no mencionar la presencia de Carlos Areces (Extraterrestre) y Santiago Segura (Torrente 4), tal vez lo más hilarante y paródico del conjunto.

Esto no impide, sin embargo, que el final no termine siendo una absoluta entrega al estereotipo puro y duro. Toda la originalidad y crítica social (muy marcada, sobre todo al comienzo) que desprende Las brujas de Zugarramurdi hasta ese momento desaparece para dar rienda suelta a los efectos y la acción desmedida, desvirtuando en cierto modo todo lo conseguido hasta entonces. Claro que para ese momento poco importa, pues las sensaciones dejadas hasta entonces duran incluso varias horas después de que se enciendan las luces de la sala. Sobre todo lo que se desprende de esa especie de epílogo final: que los hombres, por mucho que conozcan la verdadera naturaleza de las mujeres, están condenados a tropezar en los mismos errores. Ante esto, la pregunta que cabe hacerse es: ¿Quién sale peor parado de la película? ¿Los hombres o las mujeres?

Nota: 7,5/10

Las brujas de De la Iglesia vs. las pistolas de Washington y Wahlberg


Estrenos 27septiembre2013Último fin de semana de septiembre. De un septiembre algo decadente, diría yo. Más allá de la calidad de los films estrenados, el interés generado en las salas ha ido decayendo semana tras semana hasta el punto de recuperar datos que no se veían desde antes del verano. Por tanto, la ocasión para romper la dinámica se presenta propicia hoy viernes, 27 de septiembre, más si tenemos en cuenta el tirón de los principales estrenos y, por qué no, de los secundarios, aunque solo sea entre un sector minoritario de los espectadores que también tienen una importancia destacada.

Uno de esos estrenos relevantes es 2 guns, cinta de acción y humor protagonizada por Denzel Washington (El invitado) y Mark Wahlberg (Dolor y dinero) que recupera la idea de las buddy movies, películas que funcionan principalmente por la química de los actores y de sus respectivos personajes. En esta ocasión la historia nos presenta a dos agentes infiltrados en una organización mafiosa que trafica con drogas, cada uno de un cuerpo especial diferente. Cuando un golpe dado por ambos sale mal y descubren sus verdaderas identidades deberán unir fuerzas para descubrir quién les ha tendido la trampa y salvar sus vidas. Dirigida por Baltasar Kormákur (Contraband), la cinta cuenta además con Paula Patton (Reflejos), Bill Paxton (serie Hatfields & McCoys), James Marsden (Un amigo para Frank), Edward James Olmos (serie Dexter) y Fred Ward (Blindado).

No podía faltar entre estas novedades esperadas la española Las brujas de Zugarramurdi, comedia negra con dosis de terror y exceso de la mano de Álex de la Iglesia (Balada triste de trompeta). Como su propio título indica, las brujas son parte fundamental de una trama que comienza cuando dos hombres desesperados por su situación conyugal deciden robar un “compro oro”. Evidentemente, todo lo que puede salir mal termina saliendo mal, y la huida a Francia que tenían prevista deben realizarla en el taxi de otro hombre igualmente destrozado emocionalmente. Durante su frenética huida recalarán en la profundidad de los bosques de Navarra, cayendo en las garras de un grupo de mujeres sedientas de sangre humana. Mario Casas (Grupo 7) y Hugo Silva (Los amantes pasajeros) dan vida a los dos protagonistas masculinos, mientras que Carmen Maura (La comunidad), Carolina Bang (La chispa de la vida) y Terele Pávez (800 balas) son los principales rostros de las brujas. Además, Javier Botet (Mamá), Secun de la Rosa (Lobos de Arga), Macarena Gómez (Del lado del verano), Carlos Areces (Promoción fantasma) y María Barranco (La vida empieza hoy) completan el reparto principal.

También llega este fin de semana Kon-Tiki, una de las nominadas al Oscar a la Mejor Película de Habla no Inglesa de la última edición. La historia cuenta el viaje real de un antropólogo noruego que en 1947 decidió emprender una de las aventuras más arriesgadas de los últimos años: un viaje de 8.000 kilómetros a través del Pacífico a bordo de la balsa Kon-Tiki. Dirigido a cuatro manos por Joachim Rønning y Espen Sandberg (ambos directores de Bandidas), este biopic está protagonizado por Pål Sverre Hagen (De Gales hus), Anders Baasmo Christiansen (Vegas), Gustaf Skarsgård (serie Vikingos), Odd Magnus Williamson (Reprise) y Tobias Santelmann (Flukt).

Brian Koppelman y David Levien (directores de Ajuste de cuentas) ponen en imágenes el guión del primero en Un hombre solitario, película del 2009 que sin duda aprovecha el tirón que tiene la recuperación de Michael Douglas y su reciente éxito con Behind the Candelabra. El argumento gira en torno a un neoyorquino cincuentón y ex magnate de la automoción que perdió toda su fortuna por tomar malas decisiones. Ahora, sin embargo, está a punto de iniciar un nuevo negocio y redirigir su vida, pero la amenaza su incapacidad para tomar el camino correcto va a suponer un importante escollo en su futuro. Pero no es Douglas la única estrella que aparece en este drama: Susan Sarandon (En el valle de Elah), Jesse Eisenberg (Adventureland), Mary-Louise Parker (Las crónicas de Spiderwick), Danny DeVito (La chica de mis sueños), Imogen Poots (28 semanas después), Jenna Fischer (The brothers Solomon) y Richard Schiff (serie El ala oeste de la Casa Blanca) son algunos de los coprotagonistas.

El cine europeo y español se completa con los tres últimos estrenos de la semana. Por un lado tenemos La espuma de los días, drama romántico dirigido por uno de los directores más interesantes del último cine europeo, Michael Gondry (¡Olvídate de mí!), quien también participa en el guión de esta historia acerca de un matrimonio que ve cómo su idílica vida se va haciendo añicos cuando la esposa empieza a enfermar por un nenúfar que nace de su pecho. La necesidad de dinero para curarla llevará al marido a buscar trabajos cada vez más rocambolescos mientras sus amigos comienzan a desaparecer y su apartamento a desintegrarse. La cinta está protagonizada por Audrey Tautou (Largo domingo de noviazgo), Romain Duris (Las muñecas rusas), Gad Elmaleh (Un gran equipo), Omar Sy (Intocable), Aïssa Maïga (Mineurs 27) y Charlotte Lebon (Astérix & Obélix: Al servicio de su majestad).

Además de lo nuevo de De la Iglesia, el cine español está representado por Viaje a Surtsey, comedia con tintes de drama que sigue la vida de dos amigos de toda la vida cuya mayor afición siempre ha sido “escaparse” a la montaña. Sus vidas les separaron con el tiempo, pero mientras uno ha prosperado el otro ha encadenado fracaso tras fracaso. Tras varios años deciden recuperar su tradición, esta vez junto a sus hijos. Ópera prima de Miguel Ángel Pérez y Javier Asenjo (quien también escribe el guión), la cinta está protagonizada por Raúl Fernández (El mal ajeno), Lucas Fuica (Di que sí), Elisa Drabben (serie Aquí no hay quien viva), Rosa Mariscal (serie Hospital Central), Pepe Anton Muñoz (Don Jaume, el conquistador) y Lucas Utray (La montaña rusa).

Por último, un documental español. El símbolo y el cuate es un recorrido por la historia de la música de los cantautores Joaquín Sabina y Joan Manuel Serrat y su profunda y estrecha relación con América Latina con motivo de la gira que durante 9 meses les llevó a recorrer 13 países en 2012. La película, dirigida por Francesc Relea, es un homenaje a esa relación tanto entre los dos artistas como con la cultura sudamericana, en la que para muchos uno es un símbolo que se alza más allá de la música y el otro es su colega, su cómplice, el cuate.

Diccineario

Cine y palabras

A %d blogueros les gusta esto: