‘Liga de la Justicia’: en busca de la unidad


Puede que la estrategia de Warner Bros.DC Cómics con las adaptaciones de los superhéroes a la gran pantalla no sea clara, pero si algo puede asegurarse casi con rotundidad es que Zack Snyder (Watchmen) ha conseguido unirlos a los principales personajes en una obra fresca, entretenida, dinámica y narrativamente sólida, al menos lo suficiente como para no derivar en un producto extenso y carente de ritmo.

Y el reto no era precisamente sencillo, teniendo en cuenta que a diferencia de Marvel, tan solo tienen película propia algunos de los protagonistas. Sin embargo, el desarrollo dramático de Liga de la Justicia, lejos de apostar por una consecución de diálogos innecesarios o secuencias de acción apabullantes sin demasiada narrativa, opta por presentar a los protagonistas en su ambiente, con una sencilla acción o algún diálogo enfocado a desarrollar la trama. A esto se suma la presentación del conflicto, con un villano al que son incapaces de derrotar de forma individual, sentando a su vez las bases de todo el desarrollo posterior y de las decisiones tomadas que se convierten, por extensión, en interesantes puntos de giro. Por supuesto, esto no quiere decir que estemos hablando de una película que pueda ser considerada sobresaliente. Existen varios puntos débiles en su guión, entre ellos las motivaciones de algunos personajes, que quedan definidas de forma algo esquemática, o la falta de profundidad en las relaciones entre los personajes, que debilitan a su vez algunas partes del desarrollo.

Con todo, esto puede que no debiera ser considerado como una debilidad. Porque la realidad es que esta cinta no pretende erigirse como un referente. Al contrario, parece planteada como un entretenimiento. Muy bueno, pero entretenimiento al fin y al cabo. Y en esto Snyder es un maestro. Alejado del abuso que ha hecho en los últimos films de sus más característicos recursos (cambios de ritmo, cámaras lentas, etc.), el director apuesta por un aspecto formal más sobrio, en el que deja su personal huella pero que permite respirar al espectador. A pesar de las carencias del apartado de efectos digitales, lo cierto es que la labor tras las cámaras ofrece, por ejemplo, un final digno de un film de estas características, amén de varios momentos dramáticos brillantes en los que se aprovechan todos los elementos, desde los efectos hasta la fotografía o el sonido.

Desde luego, Liga de la Justicia no es una obra cúlmen del género superheróico, pero cumple su objetivo. Es más, lo hace brillantemente. Snyder logra quitarse ciertas obsesiones para narrar una historia sólida, fresca y dinámica en la que el humor hace de puente entre la acción y el drama. Su reparto, aunque irregular en sus interpretaciones (Gal Gadot vuelve a ser la mejor con mucha diferencia), desprende una comodidad pocas veces vista, lo que ayuda a que la historia adquiera un ritmo propio en las diferentes historias secundarias que se dan cita en esta aventura. No es perfecta, pero sí sienta las bases, en la línea que ya lo hizo Wonder Woman, para el futuro de las adaptaciones de esta casa.

Nota: 7/10

‘Liga de la Justicia’ se presenta ante los espectadores españoles


Llegó el día. Este viernes, 17 de noviembre, llega a los cines de toda España uno de los estrenos más esperados por los fans en la que es, junto a la nueva entrega de Star Wars, una de las citas más importantes de la cartelera en este tramo final del año. Pero para aquellos que busquen algo más que el blockbuster de la semana, diversos son los títulos nuevos que aterrizan en las salas, desde el drama humano hasta el thriller, pasando por la comedia con tintes sociales.

Pero comencemos por Liga de la Justicia, adaptación de las aventuras de los superhéroes de DC Cómics que reúne a los principales personajes para enfrentarse a un mal mayor de lo que han visto hasta ahora. La trama comienza tiempo después del final de Batman v Superman: El amanecer de la justicia (2016), cuando Batman decide reclutar a un grupo de metahumanos impulsado por el sacrificio de Superman y su renovada fe en la Humanidad. Acción, espectáculo y ciertas dosis de humor se dan cita en este film dirigido por Zack Snyder (El hombre de acero) y protagonizado por, entre otros, Ben Affleck (Vivir de noche), Henry Cavill (Operación U.N.C.L.E.), Gal Galot (Wonder Woman), Jason Momoa (Una bala en la cabeza), Ezra Miller (Las ventajas de ser un marginado), Ray Fisher, Amber Heard (La chica danesa), Amy Adams (La llegada), Jesse Eisenberg (Ahora me ves 2), Connie Nielsen (Las confesiones), Diane Lane (París puede esperar), Jeremy Irons (Assassin’s Creed) y J.K. Simmons (El muñeco de nieve).

Entre los estrenos europeos destaca la británica Una razón para vivir, drama basado en la historia real de Robin y Diana Cavendish, una pareja de aventureros cuyas vidas cambian para siempre cuando él queda paralizado por la polio, situación que juntos afrontan para tratar de mantener una vida corriente. El actor Andy Serkis (Gollum en la saga de El Señor de los Anillos) debuta tras las cámaras dirigiendo a Andrew Garfield (Silencio), Claire Foy (serie The Crown), Tom Hollander (La promesa), Camilla Rutherford (Absolutamente fabulosas) y Ed Speleers (Alicia a través del espejo) como principales actores.

Francia y Bélgica colaboran en Con los brazos abiertos, comedia de marcado carácter social cuyo argumento arranca cuando un humorista casado con una millonaria acepta el reto de acoger en su casa a los más necesitados, como de hecho anima a hacer a todo el mundo siempre que puede. Dicho y hecho, al día siguiente se presenta en su casa un curioso grupo que pondrá a prueba su capacidad de predicar con el ejemplo. Philippe de Chauveron (Dios mío, ¿pero qué te hemos hecho?) es el encargado de poner en imágenes esta historia protagonizada por Christian Clavier (Una bolsa de canicas), Ary Abittan (Fatal), Elsa Zylberstein (Primavera en Normandía), Cyril Lecomte (Mea culpa) y Nanou Garcia (Zouzou).

La producción española tiene a El autor como su principal representante. Adaptación de una novela de Javier Cercas, y dirigida por Manuel Martín Cuenca (Caníbal), esta comedia dramática gira en torno a un hombre cuyo sueño es ser escritor. Con una vida gris y sin talento, todo lo que crea es anodino y carente de interés, al contrario que su mujer, que sin pretenderlo crea un best-seller. Dispuesto a hacer su sueño realidad, indaga en los secretos de la novela junto a un profesor de escritura, comprendiendo que toda ficción surge de la realidad. Comienza entonces a manipular a sus vecinos para crear la historia perfecta, pero toda decisión tiene sus consecuencias. El reparto está encabezado por Javier Gutiérrez (1898. Los últimos de Filipinas), Antonio de la Torre (Que Dios nos perdone), María León (Cuerpo de élite), Adriana Paz (Hilda), Tenoch Huerta (La carga) y Adelfa Calvo (La isla mínima).

España también produce El vientre de Europa, drama escrito, dirigido y protagonizado por Juan Pinzás (Días de boda) que combina fantasía y misterio para narrar el viaje introspectivo de un cineasta desde el vientre de su madre al vientre de Europa, uniendo pasado, presente y futuro a través de dos ciudades como Berlín y Madrid. Junto a Pinzás encontramos en el reparto a Elke Krüger, Katherine Sorel y María Villar (La princesa de Francia).

Entre el resto de estrenos europeos también encontramos Jupiter’s Moon, drama de ciencia ficción con capital húngaro y alemán cuyo argumento se centra en los intentos de un joven sirio por cruzar la frontera hacia Europa junto a su padre. Cuando están a punto de conseguirlo son interceptados por la policía húngara, que dispara al joven. En lugar de morir, este se eleva por el aire. El milagro se repite en ante los ojos de un corrupto médico de un campo de refugiados, que tratará de explotar el talento del recién llegado. Dirigida por Kornél Mundruczó (Lányok), la cinta está protagonizada por Mónika Balsai (Un hada llamada Liza), Merab Ninidze (Rehenes), György Cserhalmi (Mephisto) y Zsombor Jéger (Kincsem).

También aterriza en la cartelera lo nuevo de Baltasar Kormákur (Everest), titulado Medidas extremas. A medio camino entre el drama y el thriller, la trama comienza cuando un cirujano felizmente casado y con dos hijas ve cómo su mundo empieza a desmoronarse cuando su hija mayor comienza una relación con un traficante de drogas. La mala influencia de este tanto en la joven como en la familia llevarán al médico a límites que nunca imaginó. Kormákur da vida al protagonista en un reparto en el que también destacan Hera Hilmar (We are the freaks), Ingvar Eggert Sigurðsson (De caballos y hombres) y Gísli Örn Garðarsson (Brim).

Desde Colombia llega Los Nadie, debut en el largometraje de Juan Sebastián Mesa que gira en torno a cinco jóvenes que se conocen y malviven en las calles de una ciudad hostil mientras sueñan con un viaje que les permita escapar de ese entorno. Los debutantes Esteban Alcaraz, Camila Castrillón, Angélica Puerta, Alejandro Pérez Ceferino y Luis Felipe Álzate son los protagonistas de este drama.

Japón produce, en colaboración con Francia, el drama romántico Hacia la luz, nuevo trabajo escrito y dirigido por Naomi Kawase (Una pastelería en Tokio) que narra la relación entre una mujer que hace audiodescripciones de películas y un fotógrafo que está a punto de perder la vista. A pesar de sus diferencias, ambos encontrarán una conexión a través del cine. Masatoshi Nagase (Five to Nine) y Ayame Misaki (Ataque a los titanes) dan vida a la pareja protagonista, que está acompañada por Tatsuya Fuji (Watashi no otoko), Mantarô Koichi (Rinne) y Noémie Nakai (Death Note. El nuevo mundo).

La animación tiene como único representante a La Isla de los Monstruos, producción mexicana cuya trama comienza cuando un joven inicia un viaje a Isla Calaca cuando descubre que puede transformarse en un monstruo. Allí conocerá todo tipo de seres extraños con los que vivirá una aventura que cambiará su vida. Leopoldo Aguilar (El secreto del medallón de jade) dirige esta propuesta a la que ponen voz Fiona Hardingham (El último baile), Roger Jackson (la voz al teléfono en Scream), Jenifer Beth Kaplan, Eric Larsen y Katie Leigh (Jake and the giants).

Dos propuestas españolas copan la oferta documental de la semana. Por un lado, Los demás días es una obra escrita y dirigida por Carlos Agulló (Plot for peace) que sigue el trabajo del doctor Pablo Iglesias, médico de cuidados paliativos con el que la cinta aborda la cuestión de vivir bien hasta el último momento, de cuidar la vida más que ofrecer a los pacientes una muerte digna.

Por otro, Arte al agua narra la vida a bordo de un barco de arrastre en Terranova, recogiendo para ello testimonios de los pescadores. Olivier van der Zee (Encierro) escribe y dirige el film.

Diccineario

Cine y palabras

A %d blogueros les gusta esto: