La taquilla española sigue ‘Dando la nota’ y no mejora sus cifras


A la espera de algún título salvador que atraiga a miles de espectadores, la taquilla española sigue atravesando su particular desierto recaudatorio. Si el fin de semana pasado se lograban 4,1 millones de euros, la cantidad de esta semana es ligeramente superior según señala El Séptimo Arte, pero se mantiene muy lejos de los datos que se registraban hace apenas un mes. Y a pesar de esa ligera mejora, un repaso a los datos parciales de cada film no deja lugar para la esperanza, pues no solo ninguno de ellos supera el millón de euros, sino que el último del top 10 ni siquiera alcanza los 100.000 euros.

Dicho esto, hay que comenzar el análisis de este ranking diciendo que hay un nuevo número uno. Dando la nota: Aún más alto se corona en sus 302 salas con 871.984 euros, lo que deja una media de 2.887 euros. Desde luego, no es un mal balance, pero dado que no ha sido capaz de superar el millón de euros en su estreno no parece probable que alcance a recaudar más de 3 o 4 millones de euros, aunque dependerá en gran medida de cómo aguante la llegada de los próximos blockbusters. Y si esta comedia musical se ha colocado líder en la taquilla, la cinta Mad Max: Furia en la carretera se queda en segunda posición con 661.985 euros, aproximadamente un 39% menos que la semana de su estreno. Acumula ya 2,29 millones de euros, y con algo de fortuna podría llegar a superar los 4 millones, pero la llegada de grandes estrenos sin duda afectará a su rendimiento.

Otro estreno, la nueva versión de Poltergeist, se cuela en tercera posición con 591.625 euros repartidos en 533 pantallas, lo que ha dejado un balance de 1.110 euros en cada una. No son datos demasiado esperanzadores, por lo que el film de terror parece que solo podrá aspirar a lograr unos 2 millones de euros. Una cifra, por cierto, que dejó atrás hace muchas semanas Los Vengadores: La era de Ultrón, que esta semana ocupa el cuarto lugar del box office con 478.534 euros, un 43% menos que hace siete días. El descenso sigue la misma senda de semanas anteriores, pero eso no le impide presentar un total de unos 11 millones de euros cuando se cumple un mes desde su estreno, y todo apunta a que terminará por encima de los 12 millones.

Un tercer estreno se sitúa en mitad del top 10. Hablamos de Caza al asesino, que se estrenó en 227 salas y ha logrado recaudar en estos tres días 237.656 euros. Esto deja una media de 1.047 euros, lo que desde luego no deja lugar a la esperanza de unos resultados notables. Más bien, su objetivo prioritario es tratar de superar el millón de euros, y a partir de ahí tratar de mejorar todo lo que pueda. La sexta posición es para Suite francesa, que en su tercera semana obtiene 172.836 euros, un 34% menos de recaudación. Acumula casi 1,2 millones de euros, y a tenor del ritmo con el que desciende semana tras semana lo más probable es que supere, si es que lo logra, los 1,5 millones.

Algo mejor, aunque no demasiado, le va a El viaje más largo, que esta semana se queda en los 160.784 euros (-42%) y desciende cuatro posiciones. Su total es de 1,32 millones de euros, por lo que todo apunta a que terminará por encima de los 1,5 millones. Ahora bien, que sea capaz de llegar más allá es bastante improbable. Más o menos como el que La familia Bélier supere los 2 millones de euros. Su total es de 1,67 millones, de los cuales 136.691 euros pertenecen a este último fin de semana. La cifra supone un descenso del 20,6%.

La novena posición es para ¡Ups! ¿Dónde está Noé?, que supera por muy poco los 100.000 euros recaudados en 133 pantallas. Desde luego es un dato poco esperanzador, y el hecho de que logre unos 754 euros en cada una no mejora sus perspectivas, que ahora mismos pasan por acercarse todo lo que pueda al medio millón de euros. Cierra el top 10 otra de animación, La oveja Shaun: La película, que se queda en los 87.696 euros, un 30,5% menos. Su total es de 2,41 millones de euros, por lo que lo más probable es que termine ligeramente por encima de los 2,5 millones.

Anuncios

La furia de ‘Mad Max’ supera a sus rivales pero no reaviva la taquilla


La taquilla española ha mejorado su comportamiento respecto a la semana anterior, pero que nadie se engañe. Los 4,1 millones de euros registrados, como señala El Séptimo Arte, representan solo un 11% de mejora respecto al fin de semana anterior, y desde luego están muy lejos de lo obtenido hace tan solo un mes. Sin duda la falta de atractivo de las películas ha hecho mella, pero también ha tenido algo que ver la Fiesta del Cine, que ha atraído a miles de espectadores a las salas durante la semana pasada.

En medio de este panorama, Mad Max: Furia en la carretera se ha convertido en el nuevo título más taquillero del box office, aunque sus datos tampoco son demasiado alentadores. 1,08 millones de euros es lo que obtiene en 476 salas, es decir, unos 2.280 euros de media. Teniendo en cuenta el arranque, lo más probable es que termine en una cifra cercana a los 5 millones de euros. Cantidad que, por cierto, ya dobla Los Vengadores: La era de Ultrón, que acumula 10,26 millones. De ellos 838.319 euros corresponden a los tres días que aquí analizamos, lo que representa un 46,6% menos que hace siete días. Todo apunta a que podría terminar en el entorno de los 14 millones de euros.

La medalla de bronce es para El viaje más largo, que en su segunda semana cae un leve 18,5% y recauda 278.955 euros, lo que le permite además superar el millón en su balance total. Eso sí, no parece probable que pueda llegar a superar los 2,5 millones antes de abandonar las salas. Similar recaudación logra Suite francesa, que se queda en los 262.233 euros, un 17,8% menos. Su total se queda literalmente a las puertas de los 900.000 euros, por lo que lo más probable es que a lo largo de estos días supere el millón de euros, marcándose como objetivo quedarse lo más cerca posible de los 2 millones.

En la mitad del top 10 encontramos La familia Bélier, que cumple un mes en cartel con una recaudación de 172.209 euros, un 13% más que hace una semana. Su total es de 1,45 millones de euros, por lo que no solo superará los 1,5 millones, sino que apunta a quedarse en el entorno de los 2 millones si tiene algo de suerte. Mejor le está yendo a El maestro del agua, que acumula ya 2,28 millones de euros. Esta semana ocupa la sexta posición de este ranking con 144.882 euros, lo que representa un descenso del 19,3%. Con algo de suerte podría terminar en los 2,6 millones.

A continuación tenemos dos películas que vuelven al top 10 y que comparten género. En primer lugar, La oveja Shaun: La película se queda en séptima posición con 126.310 euros y acumulando ya 2,3 millones de euros. Su objetivo más inmediato es lograr superar los 2,5 millones, algo que no debería resultarle excesivamente complicado. En segundo lugar, Astérix: La residencia de los dioses logra 107.480 euros, pero su balance total ni siquiera supera los 750.000 euros, cantidad que actualmente se ha convertido en su principal marca a batir.

En noveno lugar se sitúa Superpoli en Las Vegas, que tras un mes en cartel recauda 105.493 euros, un 2,8% menos que hace siete días. Este buen comportamiento permite al film no solo mantenerse en esta posición por segunda semana consecutiva, sino que se sitúa por encima del millón de euros en su balance total. Con algo de suerte podría terminar recaudando unos 1,4 millones de euros, cifra que a la que no puede aspirar el farolillo rojo de esta semana, El gurú de las bodas. Sus 86.122 euros obtenidos, un 37,8% menos, arrojan un total de 436.890 euros, por lo que tendrá que aspirar a lograr 600.000 euros como mucho.

‘Los Vengadores’ son la luz en una semana negra para la taquilla


Todo lo que sube tiene que bajar. Y ambos procesos, subida y bajada, tienen una relación directamente proporcional en lo que a comportamiento se refiere. Por eso a nadie debería sorprenderle que el pasado fin de semana, sin grandes estrenos y con la presencia de Los Vengadores: La era de Ultrón muy reciente en la taquilla, solo se hayan registrado 3,68 millones de euros según Box Office Mojo, lo que representa un descenso de más del 50% respecto a la semana anterior. Claro que sin duda habrá influido notablemente el hecho de que estos días se está celebrando la Fiesta del Cine, lo que además modificará sustancialmente las previsiones de muchos films.

Sea como fuere, la secuela de Los Vengadores logra 1,57 millones de euros, lo que representa casi la mitad de la recaudación global y supone una pérdida del 64%. Es muy pronunciada, por lo que el inminente estreno de la nueva ‘Mad Max’ sin duda le hará perder la primera posición, pero eso no le impide tener unos ingresos acumulados de 7,12 millones de euros, por lo que no debería resultarle muy difícil terminar más allá de los 10 millones.

Y dos estrenos se cuelan entre los tres primeros. Por un lado El viaje más largo logra 342.149 euros repartidos en 321 salas, lo que deja un balance de 1.066 euros. No son datos demasiado esperanzadores para este drama, pero en cualquier caso no debería tener demasiados problemas para superar el millón de euros dado el público objetivo al que se dirige. Una recaudación, por cierto, muy similar a la de Suite francesa, que se queda en los 319.022 euros. Estrenada en 253 pantallas, su proporción de 1.261 euros es sensiblemente mejor, por lo que tampoco debería tener problemas para alcanzar el millón de euros. En cualquier caso, ambas películas no parece que tengan fuerza suficiente para llegar mucho más lejos.

La cuarta posición es para El maestro del agua, que en su tercera semana se queda en los 179.505 euros, un 67,6% menos. La cinta acumula ya 1,71 millones de euros, por lo que con algo de ayuda de la mencionada Fiesta del Cine podría terminar en el entorno de los 2,5 millones de euros. Por su parte, La familia Bélier se queda esta semana en mitad del top 10 con 152.313 euros más en su cuenta particular. La cantidad, que supone un 57,4% menos, deja el total a las puertas del millón de euros, cantidad que sin duda ya habrá superado, y sitúa su más inminente objetivo en los 1,3 millones de euros.

Más estrenos aparecen en el ranking. El gurú de las bodas logra colarse en el sexto lugar de este box office con 138.453 euros repartidos en 204 pantallas, es decir, 679 euros en cada una. Es un balance muy pobre que no augura nada bueno para esta comedia y que deja sus aspiraciones en el medio millón de euros, y eso con suerte. Algo parecido le ocurre a A cambio de nada, cuyo estreno en 105 salas se salda con 118.662 euros (1.130 euros de media). En este caso su comportamiento es algo mejor, pero no parece posible que termine por encima de los 750.000 euros.

La octava posición es para Fast & Furious 7, que tras un mes y medio en la cartelera logra 117.863 euros, un 65,48% menos que hace siete días. Eso sí, su total ya está por encima de los 13 millones, y lo más probable es que termine en una cantidad próxima a los 13,7 millones de euros. Una cifra, por cierto, con la que no puede soñar Superpoli en Las Vegas, que esta semana logra 108.500 euros (-62% aproximadamente), lo que sumado a las dos semanas anteriores hace un total de 911.840 euros. Parece evidente que superará el millón de euros, pero poco más.

Terminamos el repaso al top 10 con Sweet Home, estreno español que se queda en los 107.134 euros repartidos en 165 salas, lo que deja un balance de 649 euros. Sus objetivos ahora mismo son lograr acercarse lo más posible al medio millón de euros, y si tiene algo de suerte en la Fiesta del Cine, podría incluso aspirar a algo más, pero en ningún caso parece viable que llegue al millón de euros.

‘Los Vengadores’ se unen para salvar el mundo y la taquilla española


Pocas sorpresas en la taquilla del pasado puente del Primero de Mayo. El estreno de Los Vengadores: La era de Ultrón debía no solo liderar el ranking, sino suponer una inyección vital para una alicaída recaudación. Y así ha sido. Los 8,35 millones de euros obtenidos, según El séptimo arte, representan un crecimiento de algo más del 65%, y vuelven a situar la taquilla en unos datos muy positivos.

Claro que la otra cara de la moneda es que de ese balance general más de la mitad se lo lleva la secuela de Los Vengadores (2012), que logra 4,34 millones de euros, 5,53 si tenemos en cuenta que se estrenó el jueves. Desde luego, estos datos dan pie al optimismo, y permiten pensar en una recaudación final cercan a los 15 millones de euros. Por supuesto, esto dependerá de cómo reaccione a los grandes estrenos que están por llegar. La segunda posición es para El maestro del agua, que se queda en los 553.692 euros, un 23,1% menos que hace una semana. No es un mal comportamiento, pero su total, de 1,52 millones de euros, no le permitirá llegar más allá de los 5 millones, y eso si tiene suerte.

La oveja Shaun. La película ocupa el tercer lugar con 402.477 euros, un 24,5% menos que el fin de semana anterior. Es un descenso similar al registrado en semanas anteriores que le permiten mantener la tercera posición. Su global es de 1,86 millones, y todo apunta a que logrará terminar en el entorno de los 4 millones de euros. Por su parte, La familia Bélier mejora un puesto gracias a los 357.722 euros recaudados. Dicha cantidad supone un 7,6% más que hace siete días, y sitúa su global en los 820.587 euros. Es difícil que mantenga ese ritmo, pero en cualquier caso parece que los 1,5 millones son un techo seguro.

Uno de los mayores descensos, como cabía esperar es el de Fast & Furious 7, muy afectada por la llegada de los superhéroes. Su puesto en mitad del top 10 se debe a una pérdida del 44,3%, lo que deja la recaudación del fin de semana en 341.450 euros. Eso no impide que se haya convertido en todo un éxito con casi 13 millones de euros acumulados. Si logra aguantar el tirón de los próximos blockbusters podría incluso quedarse a las puertas de los 14 millones. En sexto lugar encontramos Astérix: La residencia de los dioses, cuya proyección en 220 pantallas ha dejado un total de 328.693 euros (1.494 euros de media). Si sumamos el día extra la cantidad asciende a 347.923 euros, por lo que no parece que su éxito vaya a ser muy notable. Tendrá suerte si logra acercarse a los 1,5 millones de euros.

Otro film que desciende notablemente es Superpoli en Las Vegas, cuya séptima posición se debe a los 284.378 euros, un 32,5% menos. En su segunda semana supera por poco los 750.000 euros acumulados, lo cual no invita a pensar en un futuro más allá de los 1,5 millones. Cifra que, por cierto, tampoco parece que pueda llegar a superar Lo mejor de mí, cuyo estreno esta semana en 179 salas ha dejado 269.882 euros, es decir, 1.507 euros en cada una. Su total, gracias al día extra, supera ligeramente los 300.000 euros, cifra en cualquier caso insuficiente para pensar más allá del millón de euros final.

La novena posición es para Cenicienta, que en su sexta semana logra 267.440 euros, un 19,4% menos que la semana anterior. Es el descenso más bajo de este box office que aquí analizamos, y lleva su recaudación final hasta los 7,45 millones de euros. Posiblemente la semana que viene, o tal vez la siguiente, desaparezca del top 10, pero todo apunta a que antes de abandonar las salas llegará a superar los 8,3 millones de euros. Cierra este ranking la comedia española Cómo sobrevivir a una despedida, que logra 163.637 euros en su segunda semana, lo que supone una caída del 44,67%. Su cifra global es de 550.942 euros, por lo que va a tener muy complicado llegar al millón de euros.

‘Los Vengadores: La era de Ultrón’: doble de acción, mitad de drama


'Los Vengadores. La era de Ultrón' supone para los héroes la prueba más dura de sus vidas.Cada uno a su modo, MarvelDC Cómics han cambiado el modo de entender el cine de superhéroes. El primero ha redefinido el concepto de entretenimiento; el segundo ha elevado este género a cotas que parecían inimaginables. Pero si algo ha hecho la casa de héroes como Spider-Man o Iron Man es crear un mundo cinematográfico que traslada de forma magistral el mundo de los cómics. Esto implica que, aunque para disfrutar de una película no hace falta ver el resto, todas y cada una se nutren entre ellas. Y en esto ha tenido buena parte de responsabilidad Joss Whedon (serie Buffy Cazavampiros), quien con la continuación de Los Vengadores (2012) vuelve a demostrar su habilidad para el dinamismo visual.

Porque lo cierto es que Los Vengadores: La era de Ultrón es un constante movimiento. Las peleas, los momentos irónicos, e incluso los momentos más dramáticos, contienen una agilidad narrativa fuera de toda duda. Es, al igual que le ocurría a su predecesora, un cómic en movimiento, algo que queda patente con la declaración de intenciones de la primera secuencia y ese plano en el que aparecen todos los superhéroes en formación de ataque. A partir de ese momento poco margen existe para la reflexión, lo cual no quiere decir que no exista un cierto desarrollo dramático. No mucho, pero existe. Si a esto se suma la comodidad de unos actores que disfrutan de sus personajes lo que obtenemos es un relato entretenido como pocos que invita al espectador a evadirse de todo lo que le rodea.

Ahora bien, la película se encuentra con un escollo relativamente importante que no logra solventar, y es el hecho de tener que luchar contra su propia naturaleza. Sin los conflictos personales que poblaron la primera entrega lo que queda es un arco dramático algo plano, sin grandes giros argumentales y, desde luego, con pocas o ninguna sorpresa. Se puede decir que la película es lineal, una carencia que se suple, y muy bien, con el dinamismo de sus secuencias y el ritmo desenfrenado de la narración, que apenas deja tiempo para la reflexión. Plagada de efectos visuales a cada cual más espectacular (los planos generales de combate son simplemente brillantes), la película cojea en el plano emocional al no existir las fricciones entre los héroes que sí se vivieron en el film original. Incluso el intento de incorporar la vida secreta de uno de los protagonistas, que en un principio parece dotar de mayor gravedad a la trama, se diluye entre rayos y puñetazos.

Algo ayuda, además de la continua sucesión de luchas y persecuciones, la presencia de un villano como Ultrón, al que da vida un James Spader (serie Boston Legal) cuya labor solo podrá apreciarse en todo su esplendor en la versión original. El resto de nuevos personajes suponen una distracción de las irregularidades del film, es cierto, pero su introducción en un film tan repleto de personajes impide que se desarrollen como es debido, lo que les convierte en meros testigos de lo que ocurre en pantalla. Sí, tienen ciertos momentos de protagonismo y gloria, pero su presencia queda lejos de la que tienen el resto de héroes, algo motivado principalmente porque éstos han tenido la oportunidad de brillar con luz propia en sus respectivas sagas. Tratar de presentar en sociedad nuevos héroes en un film tan saturado termina por diluirlos en un maremagno de poderes.

Lo que no cabe duda es que Los Vengadores: La era de Ultrón cumple con lo que promete, y lo hace con nota. Tal vez haya perdido el factor sorpresa de la primera entrega; tal vez su aspecto dramático no tiene la misma fuerza. Pero todo eso queda eclipsado por una agilidad visual y narrativa innegables, y que convierten a Whedon en uno de los nombres de peso en esta segunda etapa de Marvel, que terminará este año. Dos horas y media de acción en estado puro, humor irónico para los momentos más relajados y poca profundidad dramática que se pasan con bastante velocidad. Ahora toca esperar al próximo villano, que para aquellos que no puedan aguantar las ganas de conocerlo será… el que aparece en la secuencia post títulos de créditos.

Nota: 7/10

La batalla entre Los Vengadores y Ultrón pretende arrasar la taquilla


Estrenos 30abril2015Pues ya ha llegado. Hoy jueves, 30 de abril, aterriza en las salas españolas la secuela de una de las cintas más taquilleras de los últimos años. Y lo hace, además, aprovechando la festividad por el Día del Trabajo, lo que añade, si cabe, más alicientes al film. Su llegada representa, además, el inicio de la temporada veraniega en lo que a cine se refiere, por lo que la cartelera empezará a llegarse de blockbusters que tratarán de llenar las salas. Es sin duda el gran estreno de la semana, pero llega acompañado de muchos otros, entre ellos varios españoles.

Por tanto, Los Vengadores: La era de Ultrón, segunda parte del taquillazo de 2012 en la que los principales superhéroes de Marvel se dan cita para salvar al mundo, aunque no sin antes destruir buena parte de él. Acción, humor, entretenimiento, mucha espectacularidad y unos efectos visuales brillantes es lo que promete esta historia que comienza cuando Tony Stark/Iron Man decide poner en marcha un viejo proyecto para preservar la paz mundial que había quedado relegado al olvido. Sin embargo, algo sale mal y lo que crea en realidad es una amenaza tecnológica que pretende acabar con la raza humana y a la que los héroes más poderosos de la Tierra deberán hacer frente mientras lidian con sus propios conflictos. La película, escrita y dirigida de nuevo por Joss Whedon (serie Agentes de S.H.I.E.L.D.) cuenta con el reparto original y con los actores aparecidos en otros films, entre los que destacan Robert Downey Jr. (El juez), Chris Evans (Capitán América: El soldado de invierno), Chris Hemsworth (Blackhat: Amenaza en la red), Mark Ruffalo (Foxcatcher), Scarlett Johansson (Lucy), Jeremy Renner (Matar al mensajero), Samuel L. Jackson (Kingsman: Servicio secreto), Don Cheadle (serie House of lies), Cobie Smulders (serie Cómo conocí a vuestra madre), Anthony Mackie (Dolor y dinero), Hayley Atwell (Cenicienta), Idris Elba (serie Luther) y Stellan Skarsgård (El médico), a los que se suman James Spader (serie The blacklist), Aaron Taylor-Johnson (Godzilla), Elizabeth Olsen (Luces rojas), Paul Bettany (Mortdecai) y Andy Serkis (El amanecer del Planeta de los simios).

Muy distinto es el drama romántico Lo mejor de mí, adaptación de otra novela de Nicholas Sparks que vuelve a explorar las relaciones a través de los años y cómo éstas afectan no solo a los protagonistas, sino a todos los que les rodean. En esta ocasión la trama narra la relación de dos jóvenes adolescentes que provenían de mundos muy distintos y cuyas vidas se separaron durante años. Con motivo del funeral de un antiguo amigo común, sus vidas vuelven a encontrarse, y viejos sentimientos no resueltos florecen de nuevo. Michael Hoffman (Un plan perfecto) es el encargado de dirigir la propuesta, mientras que Michelle Monaghan (serie True Detective), James Marsden (X-Men: Días del futuro pasado), Liana Liberato (Un invierno en la playa), Luke Bracey (Monte Carlo) y Gerald McRaney (serie House of cards) conforman el reparto principal.

El tercer estreno norteamericano es Lecciones de amor, comedia romántica protagonizada por Clive Owen (serie The Knick) y Juliette Binoche (Ellas) que gira en torno a la relación romántica que inician un profesor de literatura y una pintora y profesora de arte. Un contraste entre disciplinas que les llevará a un conflicto de difícil solución. Dirigida por Fred Schepisi (Cosas de familia), la cinta completa su reparto con Bruce Davison (X-Men), Navid Negahban (serie Homeland) y Amy Brenneman (serie The Leftovers).

Pasamos ahora a los estrenos europeos, y entre ellos destaca la británica Walking on sunshine, comedia musical con toques románticos que, a través de canciones del pop de los años 80, cuenta la historia de una joven que antes de casarse decide invitar a su hermana para que le ayude con los preparativos. Lo que no sabe es que su hermana tuvo un romance con su prometido, lo que creará un triángulo amoroso que deberá ser resuelto antes de dar el “si, quiero”. Max Giwa y Dania Pasquini (StreetDance 2) dirigen este musical en el que podremos ver frente a la cámara a Annabel Scholey (serie Personal Affairs), Hannah Arterton (serie Atlantis), Giulio Berruti (Bon appétit), Greg Wise (Three days in Havana), Katy Brand (Svengali) y la cantante Leona Lewis.

En cuanto a las novedades españolas, Andrés Luque y Samuel Martín (Agallas) dirigen el drama Tiempo sin aire, cuya trama arranca cuando una madre colombiana se traslada con su hijo pequeño hasta Tenerife para encontrar a uno de los responsables de la muerte de su hija a manos de una milicia paramilitar. En su búsqueda de venganza participa un psicólogo cuya vida cambiará con la presencia de la mujer. El reparto está encabezado por Juana Acosta (serie Velvet), Carmelo Gómez (Silencio en la nieve), Adriana Ugarte (serie El tiempo entre costuras), Félix Gómez (Agnosia) y Toni Acosta (Siete minutos).

También desde España llega a la cartelera El hijo bastardo de Dios, escrita y dirigida por Martín Garrido Ramis (Héroes de cartón) y cuyo argumento, a medio camino entre el thriller y el drama, gira en torno a un funcionario de un pequeño pueblo de Mallorca cuya discapacidad ha hecho que se aleje poco a poco de sus compañeros. Para colmo la vida con su madre paralítica no es más sencilla. Sin nada que perder, el hombre urdirá un intrincado plan para poder escapar de la vida que le ha tocado vivir. Beatriz Barón (Proceso a ETA), Lola Paniza Potrony (The marionette), Xisco Ródenas (serie Un golpe de suerte) y Nando Torres (El cura y el veneno) son algunos de los actores principales.

El último de los estrenos españoles es Pos eso, comedia de animación realizada con plastilina que parodia una de las películas de terror más famosas de la historia: El exorcista (1973). La trama narra la depresión en la que cae una bailaora de flamenco tras la muerte de su marido, torero de profesión. Para colmo, su hijo Damián ha empezado a dar síntomas de un extraño comportamiento que ningún médico, psicólogo o psiquiatra es capaz de explicar, por lo que se ve obligada a recurrir a medidas más sobrenaturales. Ópera prima de Sam, la cinta cuenta con las voces de Anabel Alonso (9 meses), Álex Angulo (A escondidas), Mariví Bilbao (Maktub), Santiago Segura (Torrente 5: Operación Europeas) y Josema Yuste (La venganza de Ira Vamp).

Y sin duda uno de los estrenos más atractivos es la francesa Astérix: La residencia de los Dioses, nueva adaptación a la pantalla grande de las aventuras del galo más famoso de los cómics que, esta vez, llega de forma animada. La aventura arranca cuando César, harto de no poder derrotar a los galos por la fuerza, decide construir un complejo residencial de lujo junto a la aldea de los héroes para seducirles con el espejismo del lujo y poder así atraerles a su terreno. Acción y humor se dan cita en este film dirigido por Louis Clichy, que debuta tras las cámaras, y Alexandre Astier (David et madame Hansen) que cuenta con las voces originales de Roger Carel (Nocturna), Guillaume Briat (Adèle y el misterio de la momia), Lòrant Deutsch (Tu seras mon fils) y Alain Chabat (Un regalo para ella), entre otros.

Los estrenos europeos se completan con Mandarinas, co producción de 2013 entre Estonia y Georgia que escribe y dirige Zaza Urushadze (Sami Sakhli) y cuya trama se ambienta en 1992 durante la Guerra Civil de Georgia. En este contexto bélico un hombre de un pequeño pueblo se niega a abandonar su hogar para poder cultivar sus campos de mandarinas. Sin embargo, quedarse le llevará a encontrarse con muchos soldados heridos de uno y otro bando que han sido dejados atrás. Su esfuerzo por salvarles la vida hará que la guerra llegue hasta su puerta. Lembit Ulfsak (Mina olin siin), Raigo Trass (Vana daami visiit), Elmo Nüganen (Puhdistus), Giorgi Nakashidze (Jakos Khiznebi) y Misha Meskhi (Bablo) conforman el reparto principal.

Terminamos con las novedades de ficción. Difret, co producida entre Etiopía y Estados Unidos, supone el debut en el largometraje de Zeresenay Mehari, quien adapta la historia real de una joven que, durante el camino de vuelta de la escuela, es rodeada y secuestrada por un grupo de hombres a caballo con el objetivo de tomarla por esposa. Una práctica habitual no solo en el pueblo de la joven, sino en toda Etiopía. La cinta cuenta con un desconocido reparto encabezado por Brook Sheferaw, Haregewine Assefa, Tirita Hagere y Meron Getnet.

En cuanto al documental, el único representante es Qué extraño llamarse Federico, film italiano dirigido por Ettore Scola (Gente de Roma) que trata de ser no solo un homenaje a la figura de Federico Fellini, sino una reflexión sobre su obra. A medio camino entre el documental y el cine experimental, los nietos del fallecido director dan vida a los protagonistas en un intento de devolver a la vida al autor de La dolce vita (1970).

Tráiler de ‘Los Vengadores: La era de Ultrón’: más y más de todo


El tráiler de 'Los Vengadores: La era de Ultrón' ofrece la primera imagen del personaje.De una secuela se espera siempre más y mejor. Si es un drama o un thriller, más intensidad emocional. Y si es una cinta de acción… pues eso, más acción. Pero cuando se habla de la continuación de un evento como el que fue Los Vengadores hace ya dos años es difícil pensar en algo más grande que la destrucción final de Nueva York. Por eso el primer tráiler generaba tanta expectación, y a tenor de lo que puede verse en el avance que Marvel hizo público ayer los fans verán cumplidas sus expectativas, al menos en lo que a espectacularidad se refiere. Aunque como está ocurriendo en la llamada “segunda fase”, los elementos más dramáticos de este grupo de superhéroes también están presentes. La trama de Los Vengadores: La era de Ultrón sitúa a los héroes ante un reto aún mayor al de su primera aventura juntos, pues deberán hacer frente no solo a sus problemas para trabajar juntos, sino a un enemigo que nace cuando Tony Stark trata de relanzar un antiguo programa que salvaguardaría la paz mundial. Cuando Ultrón haga acto de presencia y revele sus verdaderos planes solo ellos serán capaces de detenerle, aunque para ello tengan que sacrificar su propia vida.

A tenor de lo que puede verse en este primer avance, que como es habitual encontraréis al final del texto, los componentes dramáticos tendrán un papel fundamental. Más allá de las rencillas que nutren la dinámica del grupo (y que según parece volverán a aparecer), lo relevante es el carácter algo derrotista del montaje y de los momentos elegidos para el tráiler, dejando en el aire la sensación de estar ante el final de algo y ante un nuevo comienzo. El escudo roto del Capitán América es la imagen más elocuente de todas, sugiriendo la posibilidad de su muerte o, al menos, de su derrota. Y no sería algo descabellado si tenemos en cuenta la tradición de muerte y resurrección que existe en los cómics.

En cualquier caso, lo que sí parece evidente es que esta continuación dirigida de nuevo por Joss Whedon, creador de series como Buffy, cazavampiros, busca un tratamiento visual de la historia similar al de su predecesora, en el que los contrastes o los juegos de luces quedan relegados a un segundo plano. Esto, que funcionó bien en la primera parte debido, en buena medida, al tono aventurero de la misma, genera un pequeño contraste con el tono de la trama, aunque por otro lado saca mucho partido a las secuencias de acción, sobre todo a la que protagonizan Hulk y el Hulkbuster. Lo que parece claro es que la película será más grande en todos los sentidos.

Habrá que esperar hasta mayo del 2015 para poder disfrutar de Los Vengadores: La era de Ultrón, que cuenta en su reparto con los actores que vienen dando vida a los superhéroes en las últimas películas, es decir, Chris Evans (Rompenieves) como Capitán América; Robert Downey Jr. (#Chef) como Iron Man; Chris Hemsworth (La cabaña en el bosque) como Thor; Scarlett Johansson (Lucy) como Viuda Negra; Jeremy Renner (El sueño de Ellis) como Ojo de Halcón; Mark Ruffalo (Begin Again) como Hulk; Samuel L. Jackson (RoboCop) como Nick Furia; Paul Bettany (Transcendence) como la voz de Jarvis; y Cobie Smulders (serie Cómo conocí a vuestra madre) como Maria Hill. Además, y como se puede ver en el tráiler, se incorporan Andy Serkis (King Kong), Aaron Taylor-Johnson (Godzilla) como Quicksilver; y Elizabeth Olsen (Luces rojas) como Bruja Escarlata. Sin más dilación, el primer avance.

Diccineario

Cine y palabras

A %d blogueros les gusta esto: