‘La cura del bienestar’: un malsano soplo de aire fresco


Existía un notable interés por ver lo que era capaz de hacer Gore Verbinski (Rango) en su regreso tras las cámaras después de las duras críticas recibidas con su último film. Alejado de grandes superproducciones y efectos millonarios, el director ha optado por un thriller de pura serie B, con doctores locos, curas milagrosas y conspiraciones centenarias. Una historia compleja visual y narrativamente hablando, una tela de araña delicadamente elaborada que obliga al espectador no solo a seguir atentamente la trama, sino a cuestionarse casi cada fotograma que ve en pantalla.

En este sentido, La cura del bienestar es un soplo de aire fresco, utilizando para ello una atmósfera malsana y decadente. La puesta en escena del director, perturbadora como pocas, pone a prueba la sensibilidad de cualquiera, optando por exponer ante los ojos del espectador las secuencias más duras sin cortes ni recursos de ningún tipo. Pero a la crudeza de algunas de las imágenes se suma un arco argumental sólido en líneas generales que plantea interrogantes de forma progresiva para evitar caer en el tedio, logrando un incremento de la intriga cuya resolución, sin embargo, no es la más adecuada.

Y es que ese es el gran problema del film. Bueno, de este y de muchos similares. El argumento se enreda de tal modo que su resolución resulta un tanto tosca, bruta si se prefiere, sobre todo si se compara con la sutileza de muchos de sus momentos a lo largo de las dos horas y media que dura. Metraje, por cierto, excesivo, con demasiados epílogos y conclusiones que, aunque es cierto que dan sentido a muchas de las tramas secundarias abiertas, alargan demasiado una historia que se podría haber resuelto en hora y media, sobre todo porque (y esto posiblemente sea otro fallo del guión) el espectador intuye quién es quién en esta historia desde los primeros minutos, por lo que alargar la intriga, al final, rompe con la buena marcha que había tenido el film.

Su resolución, aunque alargada, no impide disfrutar de La cura del bienestar, sobre todo porque deja en el espectador la necesidad de reflexionar sobre todo lo ocurrido, de unir todas las piezas del puzzle planteadas a lo largo de la trama. Una obra exigente psicológica y visualmente que atrapa al espectador en esos malsanos entornos de los hospitales antiguos tan dados a experimentos, que en este caso removerán algún que otro estómago. Y aunque pueda gustar más o menos, el hecho de que obligue a una reflexión posterior ya es de por sí un logro en los tiempos que corren.

Nota: 6,5/10

Anuncios

Verbinski presenta ‘La cura del bienestar’ para lograr su ‘Redención’


Marzo está siendo un mes de lo más variado en lo que a estrenos se refiere. A pesar de que semana tras semana no son demasiadas las novedades que llegan a la cartelera, desde luego sí abarcan un amplio abanico de gustos y temáticas. Y para muestra los títulos que pueden verse a partir de este viernes, 24 de marzo, que marca el regreso de uno de los directores más taquilleros de los últimos años.

Ese director es Gore Verbinski (Piratas del Caribe: El cofre del hombre muerto), y su nuevo film es La cura del bienestar, thriller de corte fantástico y con dosis de terror que gira en torno a un joven ejecutivo cuya misión es traer de vuelta al director de su empresa, en un misterioso retiro en un centro de bienestar en los Alpes suizos. Una vez allí descubrirá que nada es lo que parece, y su cordura será puesta a prueba cuando él mismo se vea sometido al tratamiento que parecen seguir todos los pacientes, y que les mantiene a la espera de una cura. Dane DeHaan (The Amazing Spider-Man 2: El poder de Electro), Mia Goth (Everest), Jason Isaacs (Corazones de acero), Celia Imrie (Absolutamente fabulosas), Adrian Schiller (Remainder) e Ivo Nandi (serie Hijos de la anarquía) encabezan el reparto.

También destaca esta semana Redención, film de 2015 dirigido por Antoine Fuqua (Los 7 magníficos) y con guión de Kurt Sutter, creador de series como Hijos de la anarquíaThe shield. Ambientado en el mundo del boxeo, este drama se centra en un campeón de los pesos semipesados cuya vida, perfecta junto a su mujer y su hija, da un vuelco cuando su manager y amigo le abandona. Será entonces cuando recurra a un veterano bombero que dirige un gimnasio para que le entrene y recuperar lo que una vez fue a través de un viaje de redención. El reparto está integrado por Jake Gyllenhaal (Prisioneros), Rachel McAdams (Spotlight), Forest Whitaker (El mayordomo), el rapero 50 Cent (Espías), la cantante Rita Ora (Cincuenta sombras de Grey), Naomie Harris (Skyfall), Miguel Gomez (The Domino effect) y Clare Foley (serie Gotham), entre otros.

Este viernes también llega a la cartelera la española El bar, última comedia con dosis de thriller y humor negro dirigida por Álex de la Iglesia (Mi gran noche) cuya trama se centra, precisamente, en un céntrico bar de Madrid. Los personajes que allí se dan cita nada tienen en común salvo el hecho de estar en el mismo lugar en el peor momento. Y es que cuando uno de ellos sale del local con prisa recibe un disparo en la cabeza. Ninguno de los demás acude en su auxilio temiendo que pueda pasarle lo mismo, iniciándose una espiral de miedo que les llevará a sospechar unos de otros. Entre los actores principales encontramos a Mario Casas (Toro), Blanca Suárez (Perdiendo el norte), Secun de la Rosa (El tiempo de los monstruos), Jaime Ordóñez (Las brujas de Zugarramurdi), Carmen Machi (Villaviciosa de al lado), Terele Pávez (La puerta abierta), Joaquín Climent (Pieles), Alejandro Awada (El jugador) y José Sacristán (Magical girl).

En 2015 también se produjo Una historia de locos, drama francés basado en la autobiografía de José Antonio Gurriaran que narra cómo una víctima colateral de un atentado en 1981 termina convirtiéndose en portavoz del joven que puso la bomba en el coche del embajador en Turquía. El film aborda el viaje tanto de la víctima, que llega a vivir con la familia de aquel que hizo explotar el vehículo, como de su verdugo, un chico armenio que se une al Ejército de Liberación de Armenia en Beirut para, algún tiempo después, rechazar las ideas que defienden. Dirigida por Robert Guédiguian (Las nieves del Kilimanjaro), la cinta está interpretada por, entre otros, Ariane Ascaride (La profesora de lengua), Grégoire Leprince-Ringuet (Black heaven), Simon Abkarian (El padre), Serge Avedikian (Pollo con ciruelas), Razane Jammal (Caminando entre las tumbas) y Syrus Shahidi (El caso SK1).

Con algo de retraso, y procedente de Suecia, llega Un hombre llamado Ove, comedia dramática de 2015 que ha cosechado dos nominaciones a los Oscar de 2017 y cuyo argumento se centra en un hombre cascarrabias obsesionado con el orden que trae de cabeza a todo su barrio. La vida de este casi sesentón cambia poco a poco a medida que una serie de circunstancias le devuelven la fe en el género humano. Curiosamente, ese cambio irá acompañado de una transformación en su comunidad, que comprenderá que el hombre es una pieza fundamental del buen funcionamiento de los vecinos. Hannes Holm (Los Andersson en Grecia) escribe y dirige esta adaptación de la novela de Fredrik Backman que protagonizan Rolf Lassgård (Storm), Filip Berg (Odödliga), Ida Engvoll (Medicinen), Bahar Pars (Knäcka) y Johan Widerberg (Happy end).

Desde fuera de Europa se estrena Rara, drama chileno de 2016 que supone el debut en la dirección de largometrajes de Pepa San Martín. La cinta se centra en una joven a las puertas de la adolescencia, cuando comienza a sentirse rara con su propio cuerpo. Es entonces cuando su padre, separado de su madre y con una nueva mujer, decide pedir su custodia y la de su hermana. Mariana Loyola (Génesis Nirvana), Agustina Muñoz (La princesa de Francia), Emilia Ossandon y Julia Lübbert (Bareta) son las principales actrices.

Japón es el país de origen de I am a hero, adaptación del manga de Kengo Hanazawa realizada en 2015 que narra cómo un dibujante de manga cuya vida es un desastre debe afrontar la aparición de un virus que convierte a los hombres en monstruos sedientos de carne humana difíciles de matar. Durante la huida del hombre se encontrará con personajes que le demostrarán el verdadero rostro del ser humano. Terror y drama se mezclan en este film dirigido por Shinsuke Sato (The time of death) y protagonizado por Yô Ôizumi (Kiyosu kaigi), Hisashi Yoshizawa (Believer), Yu Tokui (Simsons), Makita Sports (Outrage), Natsu Andô, Kazunori Kaneko y Jin Katagiri (Shaffuru).

Finalizamos el repaso con un documental español. La gran ola, ópera prima de Fernando Arroyo, explora la posibilidad de que se produzca un tsunami en las costas españolas.

Diccineario

Cine y palabras

A %d blogueros les gusta esto: