‘Toro’: un miura contra una mafia con aires de ‘Padrino’


Luis Tosar y Mario Casas, hermanos criminales en 'Toro'.A la salida del cine en el que pude disfrutar de la nueva cinta de Kike Maíllo (Tú y yo) escuché un comentario cuanto menos curioso: “Cada vez se hacen mejor las españoladas”. Más allá del carácter irónico de la cita, es interesante el trasfondo. El cine español ha sabido importar las claves de género, desarrolladas por maestros norteamericanos, a la cultura ibérica, a eso con lo que nos identificamos los españoles, aunque sea un estereotipo. Y en este sentido, este thriller de acción es un representante perfecto.

Porque Toro, a pesar de sus problemas narrativos y de su escueta definición de personajes, atrapa al espectador durante poco más de hora y media para dejarle sin respiración. El ritmo frenético y la espectacularidad de algunas secuencias imprimen al desarrollo una adrenalina única que permite sobrellevar las pocas carencias que tiene el film. A esto se suma una estética patria única, con la devota religiosidad de fondo y con la corrupción, la extorsión y la violencia como ingrediente principal. Con clara influencia de la saga ‘El Padrino’ (la entrega de la medalla de la orden al comienzo es casi calcada al comienzo de la tercera película), la cinta avanza a través de piezas narrativas que llevan a los protagonistas de un lugar a otro en una carrera hacia adelante motivada por el odio, la venganza y la familia.

Y hablando de protagonistas, son ellos precisamente los que desvirtúan un poco el carácter general de la película. Los actores, todos ellos espléndidos, hacen lo que pueden con unos personajes poco definidos. Desde luego, para las necesidades de la cinta es más que suficiente lo que se ve en pantalla, pero la ausencia de una mejor comprensión del pasado que une a Mario Casas (Mi gran noche), Luis Tosar (Ma ma) y José Sacristán (El muerto y ser feliz) resta peso dramático a una historia que podría haber dado mucho más de sí. Sea como fuere, lo cierto es que la cinta deja algunos momentos inolvidables, como la llegada del protagonista a su casa después de haber atacado frontalmente a su antiguo jefe. El juego de las sombras, la sangre y el resultado final es simplemente genial.

Desde luego, Toro es un buen ejemplo de cine español moderno. Para algunos será españolada, para otros un thriller americano a la española, y para otros simplemente una historia reconocible, con buenos actores y un ritmo inmaculado. Evidentemente, tiene errores, pero ni mucho menos son mayores o más graves que los que suelen tener las cintas norteamericanas, si es que tienen que ser modelo de algo. Estamos ante un notable thriller cuya historia de venganza y redención conecta a un nivel que trasciende las fronteras culturales. Y eso, en definitiva, es lo que ha logrado el cine español. Por cierto, un detalle para los amantes de ‘Assassin’s Creed’: la hoja oculta ya empieza a tener su influencia en el cine.

Nota: 7/10

Anuncios

El cine español presenta a su ‘Toro’ como gran estreno de la semana


Estrenos 22abril2016Si hace siete días la cartelera española se llenó de novedades caracterizadas principalmente por adaptaciones, la nueva oleada de estrenos que llega este viernes, 22 de abril, tiene como nexo de unión el cine europeo. Desde el drama al thriller, pasando por la comedia o el romance, la mayor parte de los títulos provienen de algún país de nuestro entorno, dejando poco espacio para las películas que llegan desde Hollywood.

De hecho, el principal estreno de la semana es español. Toro es el título de lo nuevo de Kike Maíllo (Eva) como director, un thriller dramático con clara influencia estadounidense que arranca cuando dos hermanos vuelven a encontrarse después de varios años sin hablarse. El motivo es que uno de ellos necesita ayuda para salir de un problema con un perista al que debe dinero. El reencuentro volverá a abrir viejas heridas y provocará que un pasado violento y marcado por el crimen regrese a las vidas de ambos. El reparto está encabezado por Mario Casas (Palmeras en la nieve), Luis Tosar (Cien años de perdón), José Sacristán (Perdiendo el norte), Ingrid García Jonsson (Berserker) y Claudia Vega (Zipi y Zape y el club de la canica).

El único estreno norteamericano es Los milagros del cielo, drama que adapta el libro escrito por Christy Beam que, a su vez, recoge el increíble suceso que le ocurrió a su hija. Cuando tenía 10 años le fue diagnosticada una terrible y rara enfermedad que no tenía cura. La lucha de esta madre por salvar la vida de la pequeña tuvo un giro inesperado cuando la niña sufrió un extraño accidente que no solo no acabó con su vida, sino que la curó del mal que padecía. Dirigida por Patricia Riggen (La misma luna), la cinta está protagonizada por Jennifer Garner (Dallas Buyers Club), Martin Henderson (Everest), John Carroll Lynch (serie American Horror Story: Freak Show), Queen Latifah (House of bodies), Hannah Alligood (Ciudades de papel), Eugenio Derbez (No se aceptan devoluciones) y Kylie Rogers (Mojave).

Pasamos ahora a las novedades europeas, y entre ellas destaca Cegados por el sol, drama italofrancés con dosis de suspense en el que una estrella de rock que se recupera de una operación en la isla de Pantelaria ve cómo la paz de la que disfruta junto a su novio se ve interrumpida con la llegada de un antiguo amante y su joven hija. Dirigida por Luca Guadagnino (Melissa P.), la cinta está protagonizada por Ralph Fiennes (El gran hotel Budapest), Dakota Johnson (Cincuenta sombras de Grey), Tilda Swinton (Snowpiercer), Matthias Schoenaerts (La chica danesa) y Aurore Clément (Rondo).

Muy distinta es Generación Z, producción de terror con capital español, inglés y belga que aborda la temática zombi desde una perspectiva cuanto menos diferente. La acción se sitúa años después de que los muertos se levantaran para devorar a los vivos. La Humanidad ha logrado retomar el control hasta el punto de que uno de los principales atractivos turísticos es un resort en una paradisíaca isla en la que los huéspedes cazan a los muertos. Steve Baker (Outpost) es el encargado de poner en imágenes esta historia protagonizada por Jessica De Gouw (Las últimas horas), Dougray Scott (Mi semana con Marilyn), Martin McCann (Jump) y Claire Goose (Candle to water).

La comedia tiene a su principal representante en Bienvenidos a Grecia, cinta alemana que aborda un tema muy actual. Todo gira en torno al viaje que realiza un empleado de un banco alemán a una pequeña isla de Grecia para supervisar las obras de un hospital y una planta energética. Lo que comienza como un terrible periplo en el que todo son problemas y recelos por la fama de los griegos se convertirá en una experiencia única que permitirá al hombre conocer mejor esta cultura. La película, dirigida por Aron Lehmann (Kohlhaas oder die Verhältnismäßigkeit der Mittel), tiene como principales protagonistas a Christoph Maria Herbst (Ha vuelto), Adam Bousdoukos (Chalet girl), Georgia Tsagaraki (Ypovryhios rotas) y Akilas Karazisis (Respira).

Puramente francesa es Los recuerdos, comedia dramática de 2014 que adapta la novela de David Foenkinos en la que un joven decide ir en busca de su abuela, quien se ha escapado de la residencia de ancianos en la que su hijo y su nuera la habían ingresado contra su voluntad. Dirigida por Jean-Paul Rouve (En solitario), quien también escribe la adaptación y se reserva un papel, la película cuenta entre su reparto principal con Annie Cordy (Las malas hierbas), Chantal Lauby (La jaula dorada), Mathieu Spinosi (Los ojos amarillos de los cocodrilos) y Michel Blanc (El ejercicio del poder).

En el 2014 también se produjo Romance en Tokyo, adaptación del libro de Amélie Nothomb que cuenta con capital francés, belga y canadiense. Esta comedia romántica arranca cuando una joven francesa regresa a Japón después de haber pasado allí su infancia. Para ganarse la vida comienza a dar clases privadas de su lengua materna, lo que le permitirá conocer a un chico con el que inicia una relación no exenta de baches y que le llevará a descubrir una faceta del país que desconocía. Stefan Liberski (Bunker paradise) es el encargado de dirigir esta propuesta protagonizada por Pauline Etienne (La religiosa), Julie LeBreton (Starbuck), Alice de Lencquesaing (Polisse) y Taichi Inoue.

El único título de animación que llega es El niño y la bestia, aventura de acción producida por Japón que escribe y dirige Mamoru Hosoda (Summer wars) y cuya historia gira en torno a un niño solitario cuya vida cambia cuando logra cruzar la frontera a un mundo imaginario en el que vive una criatura sobrenatural que se convertirá en su amigo y guía espiritual. Entre las voces originales encontramos las de Bryn Apprill (serie Ataque a los Titanes), Kumiko Asô (Moteki), Morgan Berry (serie Tokyo ESP) y Jessica Cavanagh (serie Steins;Gate).

Finalizamos el repaso con el documental Rumba Tres: De ida y vuelta, producción española que recupera del olvido al conocido grupo que en la época del Franquismo logró dar algo de color a España. La cinta está dirigida por David Casademunt y Joan Capdevila, ambos debutantes en el largometraje.

Diccineario

Cine y palabras

A %d blogueros les gusta esto: