El llanto de ‘La Llorona’ se escucha antes del final de ‘Vengadores’


Con la llegada de la Semana Santa es habitual que aterricen en la cartelera española títulos llamados a arrasar la taquilla. Sin embargo, la gran novedad de este 2019 llegará una semana después, por lo que el adelanto de los estrenos contará con un puñado de películas que cubrirán ese vacío. Terror, drama y animación son los principales géneros de este jueves 18 de abril.

Comenzamos el repaso con La Llorona, cinta de terror dirigida por Michael Chaves, quien de este modo debuta en el largometraje. Ambientada en el universo de la saga ‘Expediente Warren’, y tomando como base la conocida leyenda sudamericana, la trama transcurre en 1970, cuando una trabajadora social de Los Ángeles hace caso omiso de una extraña advertencia de una madre problemática sospechosa de poner en peligro a un niño. A partir de ese momento, la mujer y sus hijos entrarán en un reino sobrenatural al que solo sobrevivirán con la ayuda de un sacerdote desencantado. El reparto de esta producción de Hollywood está encabezado por Linda Cardellini (Green book), Patricia Velasquez (La Momia), Raymond Cruz (serie Major crimes), Sean Patrick Thomas (Pacto peligroso), Tony Amendola (serie Érase una vez) y Madeleine McGraw (El francotirador).

Respecto a los estrenos europeos, destaca La espía roja, drama biográfico de 2018 producido en Reino Unido que aborda la figura de Joan Stanley, una anciana que fue detenida por el MI5 al ser sospechosa de pertenecer a la KGB. A partir de entonces rememorará su vida desde que, en los años 30, un joven comunista del que se enamoró le puso ante la decisión de traicionar a su país o salvar al mundo de una catástrofe nuclear. Trevor Nunn (Lady Jane) es el encargado de poner en imágenes esta historia y de dirigir a Judi Dench (Asesinato en el Orient Express), Sophie Cookson (Kingsman: El círculo de oro), Tom Hughes (Proyecto Lázaro), Stephen Campbell Moore (Una buena receta) y Kevin Fuller.

Francia y Bélgica colaboran en Gracias a Dios, film escrito y dirigido por François Ozon (En la casa) que arranca cuando un hombre que vive en Lyon con su esposa e hijos se entera de que el sacerdote que abusó de él cuando era boy scout sigue trabajando con niños. Se lanza entonces a una lucha a la que se unen otras víctimas del párroco. Pero sus testimonios tendrán unas consecuencias imprevistas que no dejarán a nadie indemne. Este drama está protagonizado por Melvil Poupaud (Los casos de Victoria), Denis Ménochet (Assassin’s Creed), Swann Arlaud (Un héroe singular), Éric Caravaca (Amante por un día), François Marthouret (Le grand jeu) y Bernard Verley (Rodin).

La mayor coproducción, al menos en término de número de países, es Donbass, drama de 2018 con capital alemán, ucraniano, francés, rumano y de los Países Bajos. El argumento aborda la degradación de la sociedad en el este de Ucrania cuando la propaganda y la manipulación empiezan a hacer mella sin límite alguno en la era de la posverdad. Escrita y dirigida por Sergey Loznitsa (En la niebla), la cinta está protagonizada por Valeriu Andriuta (Orizont), Evgeny Chistyakov (29 kilometr), Georgiy Deliev (Nastroyshchik), Vadim Dubovsky (Krotkaya), Konstantin Itunin (Where has the time gone?) y Boris Kamorzin (Ledokol).

Terminamos con dos propuestas de animación. Bikes, aventura familiar dirigida por Manuel J. García (Gigantes, la leyenda de Tombatossals) es la primera coproducción oficial entre España y China. La trama, de marcado carácter ecologista, se centra en una joven bici de montaña que trabaja de cartero y sueña con ser campeón de competición. La ciudad en la que vive es un paraíso sin polución, pero todo se ve amenazado por la llegada del motor de gasolina. Casi sin quererlo se convierte en el líder de un movimiento ecologista que quiere impedir que ese artilugio llegue a sus calles, y para ello terminará enfrentándose en una carrera al campeón de carreras local, que siempre ha sido su ídolo. Entre las voces españolas que encontramos en el reparto destacan Carlos Latre (El oro de Moscú), Anabel Alonso (La reina de España) y María Querol.

Con algo de retraso llega desde Rusia Los Fixies: Amigos secretos, aventura cómica que gira en torno a una diminutas criaturas que viven en los dispositivos electrónicos reparando los fallos que sufren de vez en cuando. Ajenos al mundo de los humanos, solo un profesor y un chico pueden verles y mantienen una amistad secreta con ellos. La vida de estos seres da un vuelco cuando uno de ellos utiliza el último invento del profesor para destruir los dispositivos, lo que obligará a humanos y fixies a unir fuerzas para detenerle. Dirigida a tres bandas por Andrey Kolpin (serie Smeshakiri), Vasiko Bedoshvili, que debuta en el largometraje, e Ivan Pshonkin, para quien también es su primera película, la cinta cuenta con las voces originales de Jodi Eichelberger, Dmitriy Nazarov (El concierto), Bill Nye (serie Miles del futuro) y Aleksandr Pushnoy.

‘Asesinato en el Orient Express’: pasajeros sin piedad


El principal hándicap de adapta al cine una novela mundialmente conocida que, además, es un clásico de la literatura de misterio, está precisamente en el argumento y, sobre todo, en la identidad del asesino. Y si además ya se ha llevado anteriormente a la gran pantalla con un buen plantel de actores, el desafío parece casi insalvable. De ahí que uno pueda preguntarse qué aporta esta nueva versión de la obra de Agatha Christie realizada y protagonizada por Kenneth Branagh (Cenicienta). Y la respuesta no es sencilla.

En efecto, la historia de Asesinato en el Orient Express no resulta especialmente atractiva para aquellos que ya conozcan el desenlace. A pesar de estar bien elaborada y con sólidos cimientos dramáticos, perfectamente planteados y desarrollados en sus momentos clave, lo cierto es que la trama puede llegar a resultar monótona en algunos momentos. Eso por no hablar del hecho de que su resolución no termina de arrojar demasiada luz al proceso por el cual el gran detective protagonista es capaz de establecer todas las conexiones entre los personajes.

Sin embargo, algo hay en esta versión que atrae poderosamente. Para empezar, un reparto plagado de estrellas y nombres del séptimo arte, algunos con mayor calidad artística que otros, pero todos ellos, en general, a un nivel extraordinario, fruto sin duda de la labor de Branagh. Lo más interesante, sin embargo, es la apuesta visual del director. Con una fotografía que explota al máximo las posibilidades del escenario nevado y acotado en el que se desarrolla la parte más importante de la trama, Branagh aprovecha todo lo que da de sí un vagón de tren para encontrar recursos narrativos soberbios. En la memoria quedan el descubrimiento del cadáver y la resolución final, claro homenaje a la pintura de ‘La última cena’ (en concreto, y en mi opinión, a la obra de Leonardo Da Vinci, pero eso queda a discreción del espectador).

Todo ello convierte este Asesinato en el Orient Express en una interesante experiencia visual, en un relato conocido visto con otros ojos y una interesante revisión del mensaje final de esta obra, en la que el bien y el mal se combinan hasta difuminar sus fronteras para convertir la investigación por asesinato en una reflexión sobre la justicia, la venganza y el dolor. Puede que aporte poco desde un punto de vista dramático, pero el modo en que se presenta es sumamente poderoso, y si esto se une a una sólida historia como esta, es muy sencillo y entretenido disfrutar de este viaje en tren.

Nota: 6,5/10

Kenneth Brannagh resuelve el ‘Asesinato en el Orient Express’


Después de la tormenta llega la calma. Y habitualmente, después de un fin de semana de blockbuster llega otro algo más tranquilo en lo que a grandes estrenos se refiere. Este viernes 24 de noviembre es, en cierto sentido, así. A pesar de que no hay ninguna película llamada a arrasar en la taquilla, sí aterrizan en la cartelera varios títulos lo suficientemente interesantes y atractivos como para atraer a un buen número de espectadores.

El primero de ellos es Asesinato en el Orient Express, nueva adaptación de la famosa novela de Agatha Christie que dirige y protagoniza Kenneth Branagh (Dunkerque). Para aquellos que no conozcan la trama, esta se desarrolla a bordo del Orient Express, un tren en el que viaja un nutrido y variopinto grupo de personas, entre ellos el detective Hercules Poirot. Cuando uno de los pasajeros aparece muerto una mañana, el detective deberá averiguar quién es el responsable de su muerte, algo complicado cuando todos los pasajeros podrían tener motivos para matarle. Intriga y drama se dan cita en este viaje que cuenta con un espectacular reparto integrado, además de Branagh, por Michelle Pfeiffer (Madre!), Daisy Ridley (Star Wars: Episodio VII – El despertar de la Fuerza), Judi Dench (La reina Victoria y Abdul), Johnny Depp (Piratas del Caribe: La venganza de Salazar), Penélope Cruz (La reina de España), Willem Dafoe (La gran muralla), Derek Jacobi (Cenicienta) y Josh Gad (La Bella y la Bestia).

Muy diferente es Saw VIII, nueva entrega de la famosa saga de terror que arranca cuando una serie de cuerpos comienzan a aparecer por diferentes rincones de la ciudad. El denominador común de todos ellos es la violenta muerte que tuvieron, y las sospechas recaen en Jigsaw, que lleva más de 10 años muerto. Terror y gore en estado puro en este film dirigido a cuatro manos por los hermanos Michael y Peter Spierig (Daybreakers) y protagonizado por Laura Vandervoort (Ted), Tobin Bell (Enterrados vivos), Callum Keith Rennie (Warcraft: El origen), Matt Passmore (serie The Glades), Mandela Van Peebles (We the party) y Brittany Allen (Look again).

Estados Unidos, Reino Unido y Francia colaboran en Paddington 2, continuación de la película de 2014 sobre el oso con abrigo y sombrero creado por Michael Bond y cuyo argumento se centra en la rutina que ya vive el joven oso junto a la familia que le ha acogido. Con motivo del 100 cumpleaños de su tía, decide aceptar todo tipo de trabajos para poder ahorrar y comprar un buen regalo, aunque todo se complica cuando el presente es robado. Dirigida por Paul King, realizador de la primera parte, esta comedia cuenta con las voces de Ben Whishaw (En el corazón del mar), Michael Gambon (Kingsman: El círculo de oro) e Imelda Staunton (Pride), a los que se suman Sally Hawkins (Godzilla), Hugh Bonneville (Una razón para vivir) y Julie Walters (Brooklyn) para dar vida al resto de personajes.

Estos tres países también están detrás de En realidad, nunca estuviste aquí, thriller dramático basado en la novela de Jonathan Ames que gira en torno al secuestro de la hija de un importante político y cómo este contacta con un veterano de guerra que se dedica a salvar chicas de las mafias y las redes de explotación sexual. Lynne Ramsay (Tenemos que hablar de Kevin) es la encargada de poner en imágenes esta historia protagonizada por Joaquin Phoenix (Puro vicio), Ekaterina Samsonov (The ticket), Alessandro Nivola (Selma), John Doman (serie Gotham), Judith Roberts (Sentencia de muerte) y Alex Manette (La venganza de Jane).

El drama de acción tiene su principal representante en 6 días, film dirigido por Toa Fraser (Tierra de guerreros) que narra los hechos acontecidos durante la ‘Operación Nimrod’, que tuvo lugar después de que un grupo de terroristas israníes asaltaran la embajada iraní en Londres en 1980, tomando 26 rehenes y exigiendo la liberación de 91 presos durante el régimen del Ayatolá Jomeini. La trama aborda la tensión de esos momentos y el rescate final a cargo de las fuerzas especiales británicas. Mark Strong (El caso Sloane), Jamie Bell (Cuatro Fantásticos), Abbie Cornish (Geostorm), Martin Shaw (Facelift), Jared Turner (End of daze) y Emun Elliott (Exodus: Dioses y reyes) son los principales actores.

Puramente británica es Tierra de Dios, drama romántico escrito y dirigido por el actor Francis Lee (No soy nadie sin ti), quien debuta de este modo en la dirección de largometrajes. La historia sigue el aprendizaje de un joven que vive en una granja junto a sus ancianos padres cuidando y criando ovejas. Su alienada vida cambia cuando llega a la granja un trabajador rumano para ayudar en las tareas, surgiendo algo entre ambos que llevará al joven a aprender a amar. En el reparto destacan los nombres de Josh O’Connor (Florence Foster Jenkins), Alex Secareanu (Elegidos para ser héroes), Gemma Jones (El diario de Bridget Jones) e Ian Hart (La mejor receta).

En lo que a producción española se refiere, La higuera de los bastardos es la adaptación de la novela de Ramiro Pinilla que, en clave de comedia dramática con toques de thriller, sigue a un ejecutor durante el Franquismo que, al cruzar su mirada con la de un niño al que dejó huérfano, decide vigilar y cuidar la higuera que el pequeño plantó sobre la tumba de su padre. Convencido de que en un futuro el chico le matará, su actitud con el árbol empieza a crearle fama de ermitaño y convierte el lugar en sitio de peregrinación. Todo ello mientras el chivato que denunció a la familia no se separa del ejecutor pensando que bajo el árbol lo que realmente se esconde es un tesoro. Dirigida por Ana Murugarren (Tres mentiras), la película está protagonizada por Karra Elejalde (1898. Los últimos de Filipinas), Carlos Areces (De regreso al colegio), Jordi Sánchez (Señor, dame paciencia), Eneko Sagardoy (Amaren eskuak), Ramón Barea (El guardián invisible) y Pepa Aniorte (Cuerpo de élite), entre otros.

También es de producción nacional Tierra firme, comedia dirigida por Carlos Marques-Marcet (Fantastic) que gira en torno al viaje de tres amigos en barco por los canales de Londres. A través de sus experiencias y su forma de entender el amor se pondrá a prueba su capacidad para seguir juntos a pesar de sus diferencias. Natalia Tena (serie Juego de Tronos), Oona Chaplin (Proyecto Lázaro), David Verdaguer (Verano 1993), Geraldine Chaplin (Un monstruo viene a verme), Charlotte Atkinson (Cold), Lara Rossi (serie Crossing lines) y Trevor White (American Assassin) encabezan el reparto.

Otro de los estrenos europeos es El fiel, film nominado en la pasada edición de los Oscar que une crimen y drama en una historia de amor protagonizada por dos jóvenes que guardan importantes secretos y mantienen una doble vida que puede poner en peligro no solo su turbulento amor. Michaël R. Roskam (Bullhead) es el encargado de dirigir esta cinta interpretada, entre otros, por Matthias Schoenaerts (La chica danesa), Adèle Exarchopoulos (Diré tu nombre), Kerem Can (Istambul Story), Sam Louwyck (Monk) y Jean-Benoît Ugeux (L’astragale).

La única representante de la animación es la noruega El bosque de Haquivaqui, musical de 2016 para toda la familia que arranca cuando los animales más pequeños del bosque deciden redactar una ley para que todos puedan vivir en paz y armonía y evitar así que los animales más grandes se los coman. El problema es que el zorro siempre está hambriento. Basado en el libro de Thorbjørn Egner, la cinta está dirigida por Rasmus A. Sivertsen (Dos colegas al rescate) y cuenta con las voces de Nils Jørgen Kaalstad (Staying alive), Frank Kjosås (Engelen) y Stig Henrik Hoff (El último rey), entre otros.

A medio camino entre el documental y la comedia dramática está la española Cortar (Las 1001 novias), tercera entrega de la trilogía escrita, dirigida y protagonizada por Fernando Merinero (El viaje de Penélope), en la que analiza su vida y sus relaciones más íntimas a raíz del rodaje de una película en Gran Canaria, donde se reencuentra con antiguas parejas a través de cartas y recuerdos. En el resto del reparto destacan Angélica Revert (Retratos de mujer con hombre al fondo), Montserrat Berciano, Carolina Clemente (Tres metros sobre el cielo) y Magaly Santana (Los hijos del viento).

El documental en estado puro es el género de la española Indestructible. El alma de la salsa, ópera prima de David Pareja que realiza un recorrido visual por la salsa hasta que Diego ‘El Cigala’ la hace suya creando un acontecimiento irrepetible.

También española es El latido de Urdaibai, documental que recoge la vida dentro de esta Reserva de la Biosfera de la UNESCO desde hace más de 30 años. A través de las actividades cotidianas de varios personajes el director Alberto Rojo compone un retrato de la realidad actual de este espacio natural.

Los ‘Kingsman’ se enfrentan al mundo de LEGO por la Reina Victoria


Fin de semana de pocos aunque muy interesantes estrenos. Desde la acción al drama, pasando por la comedia y el cine para toda la familia, los títulos que llegan este viernes, 22 de septiembre, a la cartelera española prometen ofrecer algo a prácticamente todos los tipos de espectadores. Y si los géneros no son suficiente, también hay que tener en cuenta los nombres que sustentan muchas de las novedades.

Para comenzar el repaso tenemos Kingsman: El Círculo de Oro, continuación del film de 2014 que vuelve a adaptar el mundo de cómic creado por Mark Millar y Dave Gibbons en una aventura plagada de acción y humor que arranca cuando la sociedad secreta Kingsman es atacada y prácticamente destruida, sus pocos supervivientes deberán buscar ayuda en los Statesman, sus “primos” norteamericanos. Matthew Vaughn (Kick-Ass: Listo para machacar) vuelve a ponerse tras las cámaras para imprimir su particular visión de esta historia y dirigir a Taron Egerton (Legend), Colin Firth (El editor de libros), Julianne Moore (Wonderstruck), Halle Berry (X-Men: Días del futuro pasado), Mark Strong (El caso Sloane), Jeff Bridges (Comanchería), Channing Tatum (Los odiosos ocho), Pedro Pascal (La gran muralla) y Elton John.

Muy diferente es la comedia de aventura y acción familiar La LEGO Ninjago película, nueva adaptación de este famoso juego de construcción dirigida en esta ocasión a tres bandas por Charlie Bean (serie Robotboy), Paul Fisher y Bob Logan. Su trama se centra en seis jóvenes ninjas encargados de proteger su ciudad. Para ello, durante la noche se convierten en secretos guerreros que adquieren poderosas habilidades con las que podrán derrotar al malvado Garmadon. Entre las voces de la versión original de esta coproducción entre Estados Unidos y Dinamarca destacan las de Jackie Chan (Atrapa a un ladrón), Dave Franco (Ahora me ves 2), Michael Peña (Belleza oculta) y Justin Theroux (La chica del tren).

La recreación histórica llega de la mano de La Reina Victoria y Abdul, cinta que adapta el libro de Shrabani Basu y que, en clave de comedia dramática, aborda la historia real de la amistad que surge entre la monarca y un joven indio que, poco a poco, va adquiriendo relevancia en la Corte Real hasta convertirse en secretario personal de la Reina. Stephen Frears (Florence Foster Jenkins) dirige esta coproducción entre Estados Unidos y Reino Unido que cuenta con un reparto encabezado por Judi Dench (Philomena), Ali Fazal (Fast & Furious 7), Eddie Izzard (serie Hannibal), Tim Pigott-Smith (Whisky Galore), Adeel Akhtar (La gran enfermedad del amor), Michael Gambon (El último virrey de la India) y Olivia Williams (Amor sin cita previa).

Estados Unidos también participa en La historia del amor junto a Francia, Canadá y Rumanía. Esta producción de 2016 adapta la novela de Nicole Krauss para narrar la historia de dos personajes muy distintos, un inmigrante judío polaco y una joven en la Nueva York del siglo XXI, cuyos destinos parecen unidos por un libro llamado ‘La historia del amor’. Este drama romántico con trasfondo bélico está dirigido por Radu Mihaileanu (El concierto) y protagonizado por Derek Jacobi (Cenicienta), Sophie Nélisse (La ladrona de libros), Gemma Arterton (Melanie: The girl with all the gifts) y Elliott Gould (serie Ray Donovan).

Puramente europea es Bye bye Germany, comedia dramática con la II Guerra Mundial como telón de fondo cuya trama, basada en las novelas de Michel Bergmann, se centra en un grupo de judíos supervivientes de un campo de concentración que, ante la necesidad de conseguir dinero para llegar a Estados Unidos, deciden preparar un gran timo vendiendo ropa de cama entre los alemanes. Dirigida por Sam Garbarski (Irina Palm), la cinta está protagonizada por Antje Traue (Criminal), Anatole Taubman (Transporter legacy), Moritz Bleibtreu (Las confesiones), Mark Ivanir (The man who was thursday), Joel Basman (Paula) y Jeanne Werner (Antes del frío invierno).

La representante española lleva por título Los comensales, comedia escrita y dirigida por Sergio Villanueva, actor visto en Malas noticias (2008) que debuta de este modo en el largometraje de ficción. El argumento arranca cuando una escritora y un director teatral se reúnen con varios actores para hablar de un posible proyecto. Durante el encuentro la obra de teatro pasará a un segundo plano, centrándose la conversación en sus vidas, sus miedos y sus sueños. En el reparto encontramos a Silvia Abascal (Truman), Juan Diego Botto (Ismael), Quique Fernández (Un ajuste de cuentas) y Sergio Peris-Mencheta (El mal que hacen los hombres).

Con mucho retraso se estrena en España la danesa A war (Una guerra), drama bélico de 2015 escrito y dirigido por Tobias Lindholm (Secuestro) que narra tanto la vida de los soldados en el frente como la de las familias que esperan en casa el regreso de los soldados tratando de mantener una cierta normalidad. En concreto, la historia se centra en un comandante cuya compañía se ve atrapada en un fuerte fuego cruzado durante una misión de rutina. Las decisiones que tome tendrán duras consecuencias no solo en los soldados bajo su mando, sino en la mujer y los hijos de muchos de ellos que se encuentran en casa. Pilou Asbæk (Lucy), Tuva Novotny (Come Reza Ama), Søren Malling (serie 1864), Charlotte Munck (Headhunter) y Dar Salim (Familien Jul) encabezan el reparto.

‘Cenicienta’ se estrena en el baile de la cartelera española


Estrenos 27marzo2015Último fin de semana de marzo marcado, al menos en el plano cinematográfico, por varias novedades interesantes por diferentes motivos. Los amantes de la fantasía más amable están de enhorabuena. Los amantes de la comedia romántica también. Y desde luego aquellos que prefieran un cierto toque de suspense en las tramas tienen donde elegir. Todo ello apoyado por una lista de nombres propios que empequeñece las que hemos podido disfrutar durante las últimas semanas. Pero si hay que elegir, hoy viernes, 27 de marzo, comenzamos por la fantasía.

Y es que la versión en carne y hueso de Cenicienta ha sido uno de los grandes estrenos en Estados Unidos, y desde luego tiene todos los ingredientes para convertirse en un éxito en España. Dirigida por Kenneth Branagh (Thor), la historia sigue a pies juntillas la versión animada de Disney (no en vano produce esta reinterpretación). La vida de la joven protagonista da un vuelco cuando su padre, un comerciante que ha perdido trágicamente a su mujer, se vuelve a casar. La situación empeora cuando es el propio progenitor el que fallece, dejando a la joven a merced de una madrastra celosa y rencorosa que trata a la protagonista como una sirvienta. Todo cambiará cuando una mendiga, que resulta ser un hada madrina, le de la oportunidad de acudir al baile organizado por el príncipe del reino. Humor, magia y aventura se entremezclan en esta película protagonizada por Lily James (serie Downton Abbey), Cate Blanchett (Monuments Men), Richard Madden (serie Juego de Tronos), Holliday Grainger (Grandes esperanzas), Sophie McShera (también protagonista en la serie Downton Abbey), Helena Bonham Carter (El Llanero Solitario), Derek Jacobi (Mi semana con Marilyn), Stellan Skarsgård (El médico), Hayley Atwell (Capitán América: El primer vengador) y Ben Chaplin (El retrato de Dorian Gray).

Muy distinta es Focus, nueva película protagonizada por Will Smith (After Earth) que, en clave de comedia romántica y tintes de intriga narra la relación entre un maestro de la estafa y una joven y atractiva aprendiz a lo largo de los años. Lo que comienza como una relación profesional pronto deriva en un interés romántico que ella quiere consolidar, lo que le lleva a él a abandonarla. Años después, y cuando el veterano estafador está a punto de dar su último golpe, ella vuelve a su vida convertida en una mujer fatal que echará por tierra todo lo que había construido. Dirigida a cuatro manos por Glenn Ficarra y John Recua (Crazy, Stupid, Love), en el reparto podemos encontrar también a Margot Robbie (El lobo de Wall Street), Adrian Martinez (La gran estafa americana), Gerald McRaney (serie House of cards), Rodrigo Santoro (300) y BD Wong (Tránsito).

Otro de los estrenos importantes es El nuevo exótico hotel Marigold, secuela de la comedia romántica de 2011 que vuelve a dirigir John Madden (La deuda) y que, como toda buena secuela, promete más de todo aquello que convirtió al original en un éxito. Producida entre Estados Unidos y Reino Unido, el argumento transcurre algún tiempo después de la conclusión de la primera entrega, cuando los sueños expansionistas del joven propietario del hotel se materializa en un viejo inmueble que pretende convertir en hotel. Pero eso le exigirá más tiempo y atención en un momento de su vida en el que debe preparar una fastuosa boda india. La llegada de nuevos clientes e inesperadas oportunidades pueden terminar por salvar el delicado equilibrio en el que se mueve. Repiten Dev Patel (Chappie), Maggie Smith (El cuarteto), Judi Dench (Skyfall), Bill Nighy (Pride), Celia Imrie (Conocerás al hombre de tus sueños), Diana Hardcastle (Good people) y Ronald Pickup (Dark Floors), a los que se suman Richard Gere (El fraude) y David Strathairn (Godzilla).

Entrando de lleno en los estrenos europeos, hay que hablar de Calabria, film franco italiano que adapta la novela de Gioacchino Criaco. La trama se centra en las tensas relaciones de unos hermanos cuyo negocio familiar es el tráfico de drogas. Uno de ellos, el mayor, trata de mantenerse lo más alejado posible de ese mundo, pero cuando su hijo, que poco a poco se ha ido acercando a sus carismáticos tíos, pierde el control una noche toda la familia deberá defender no solo el honor del joven, sino el de todo el clan. Francesco Munzi (Saimir) es el encargado de poner en imágenes la obra literaria, mientras que Marco Leonardi (El mexicano), Peppino Mazzotta (Cado dalle nubi), Fabrizio Ferracane (L’ultima foglia), Barbora Bobulova (Circuito cerrado) y Carlos Bardem (Alacrán enamorado) integran el reparto principal.

Y aprovechando que la Semana Santa está a la vuelta de la esquina, España presenta La espina de Dios, drama que, como se desprende del título, aborda la vida de Jesús de Nazaret en sus primeros años como predicador y líder del grupo de 12 hombres. La trama se introduce en dentro de las tensiones, las alegrías y los problemas que acompañaron al Hijo de Dios y a sus apóstoles bajo un prisma que busca, ante todo, aportar un cariz histórico a lo que ya se conoce. Dirigida por Óscar Parra de Carrizosa (No quiero ser recuerdo), que también colabora en el guión, la cinta cuenta en su reparto con Pablo Pinedo (Abrázame), Antonio Meléndez Peso (Clasificados), Sergio Raboso (Bajo un manto de estrellas), María Garralón (La venta del paraíso), Fedra Lorente (La marcha verde) y Alexandro Valeiras (serie Lalola).

El último título de ficción de este fin de semana es Policía en Israel, drama producido en 2011 y escrito y dirigido por Nadav Lapid (Haganenet). La historia gira alrededor de un miembro de la unidad Anti-Terrorista Israelí cuyo amor por sus compañeros solo es superado por su vanidad. A punto de ser padre, su percepción del mundo cambiará cuando se vea envuelto en un conflicto que ya no tiene a los árabes como enemigos, sino a los propios judíos. El reparto está encabezado por Menashe Noy (Big Bad Wolves), Michael Moshonov (Bena), Yaara Pelzig (Not in Tel Aviv) y Yiftach Klein (El pequeño tallarín).

Finalmente, el género documental tiene la mejor representación posible. Citizenfour, cinta ganadora del Oscar en la última edición, narra el proceso de investigación que llevó a cabo la directora, Laura Poitras (Flag wars), a raíz de una serie de misteriosos correos de un anónimo que aseguraba tener información y pruebas sobre los programas de investigación ilegales que llevaba a cabo la NSA norteamericana. Cuando unos meses después el confidente decide revelar su identidad, éste no es otro que Edward Snowden.

‘Philomena’ busca a su hijo desaparecido y sus posibles Oscars


Estrenos 28febrero2014Fin de semana de Oscar. Y para ser una fecha marcada por la gala de cine más importante del mundo (o al menos la que más repercusión suele generar a todos los niveles), la cita de hoy viernes, 28 de febrero, viene marcada por muy pocos estrenos, entre los que destaca, como viene siendo habitual, otra de las grandes nominadas a estos premios. Eso sí, a pesar de los pocos títulos nuevos que veremos en la cartelera, hay géneros e historias para todos los gustos, desde la comedia hasta el thriller corporativo con dos veteranos como gran atractivo.

Pero ya que el domingo se revelarán los ganadores de la estatuilla de oro, comenzaremos el repaso con Philomena, film británico que compite en cuatro categorías, incluyendo Mejor Película y Mejor Actriz Principal. Su trama arranca cuando un periodista caído en desgracia que busca desesperadamente una historia se encuentra con una mujer que lleva 50 años buscando a su hijo, al que perdió nada más dar a luz por los convencionalismos de una época que impedía a las mujeres solteras cuidar de sus hijos. Juntos iniciarán un recorrido que les llevará a cruzar continentes en busca de la verdad, una verdad que les cambiará para siempre. Dirigido por Stephen Frears (La reina), el film se basa en el libro de Martin Sixsmith y tiene como protagonistas a Judi Dench (Skyfall), Steve Coogan (Noche en el museo), que también participa en el guión; Sophie Kennedy Clark (Ninfómana. Parte I), Mare Winningham (serie Hatfields & McCoys), Barbara Jefford (La novena puerta), Peter Hermann (Golpe de efecto) y Sean Mahon (En tierras altas).

Si lo que se busca es suspense y espionaje industrial, la cinta ideal es El poder del dinero, thriller co producido entre Estados Unidos y Francia que dirige Robert Luketic (21: Blackjack) y que se basa en la novela de Joseph Finder. La historia gira en torno a un joven cuya ambición y deseo de riqueza le lleva a meterse de lleno en medio de una guerra entre dos magnates de la tecnología, siendo utilizado como peón para sus objetivos personales, que no son otros que destruirse mutuamente. El joven se verá envuelto en una serie de intrigas y tramas que le llevarán a poner en peligro su propia vida. Y como decíamos al inicio, el atractivo reside en sus dos veteranos actores, Harrison Ford (saga Indiana Jones) y Gary Oldman (RoboCop), mientras que Liam Hemsworth (Los Juegos del Hambre: En llamas) será el que se vea envuelto en la lucha por el poder. Además, podremos ver a Amber Heard (Furia ciega), Richard Dreyfuss (Tiburón), Embeth Davidtz (La lista de Schindler), Josh Holloway (serie Perdidos) y Lucas Till (Stoker).

Otro film que llega de Estados Unidos, aunque con algo de retraso, es Gun, cinta de acción del 2010 escrita y protagonizada por el rapero 50 Cent. La historia, ambientada en Detroit, narra la lucha de la policía contra un importante criminal que trafica con armas en la ciudad. Una lucha en la que nadie puede confiar en aquellos a los que llama compañeros y amigos. Jessy Terrero (Soul Plane) es el director, mientras que el reparto se completa con Val Kilmer (Teniente corrupto), AnnaLynne McCord (The middle of nowhere), James Remar (serie Dexter), Hassan Johnson (serie The wire), Charles Malik Whitfield (Blue) y Danny Trejo (Machete).

Volvemos a Europa para centrar la mirada en París a toda costa, comedia francesa ideada y dirigida por Reem Kherici, actriz vista en Colombiana (2011) que debuta de esta forma tras las cámaras. El film sigue las desventuras de una it girl marroquí de la moda que está a punto de lograr su sueño y trabajar de estilista en una casa de alta costura de la capital francesa. Sin embargo, un control de policía rutinario desvela que su permiso de residencia está caducado, por lo que en menos de un día regresa a su país natal y con su familia, de los que había tratado de distanciarse. A partir de ese momento su único objetivo será volver a París, cueste lo que cueste. Protagonizada por la propia Kherici, la película cuenta además con Cécile Cassel (Mis últimas cinco novias), Tarek Boudali (Quiero ser italiano), Philippe Lacheau (Los seductores), Shirley Bousquet (Lady Blood) y Stéphane Rousseau (Las invasiones bárbaras).

Del 2012 es ¿Qué nos queda?, drama alemán enmarcado en los dramas familiares y los secretos desvelados a lo largo de unas pocas horas. Concretamente, la trama tiene como protagonista a un joven escritor que apenas tiene relación con sus padres, limitada a unas pocas visitas al año para que puedan ver a sus nietos. Sin embargo, la estabilidad que le proporciona este estilo de vida se verá alterada cuando en una de esas visitas reciba la noticia de que su madre, mentalmente inestable desde que él era un niño, ha dejado la medicación, desencadenando no solo reacciones encontradas, sino secretos guardados durante años. Hans-Christian Schmid (Storm) es el director, mientras que Lars Eidinger (Entre nosotros), Corinna Harfouch (El hundimiento), Sebastian Zimmler, Ernst Stötzner (This is love), Picco von Groote y Egon Merten conforman el reparto principal.

Terminamos el repaso a las novedades con el documental Seducidos y abandonados, interesante largometraje escrito y dirigido por James Toback (When will I be loved) en el que, de la mano del actor Alec Baldwin (A Roma con amor), hace un recorrido por los entresijos de la industria del séptimo arte. Todo con la excusa de un falso proyecto que aprovecha para presentar a los magnates de las grandes compañías, a actores y a directores, en el marco incomparable del Festival de Cannes de 2012. Personajes como Ryan Gosling (Cruce de caminos), Jessica Chastain (La noche más oscura), Martin Scorsese (El lobo de Wall Street), Roman Polanski (El escritor) o Francis Ford Coppola (El padrino) son algunos de los muchos que ofrecen sus testimonios a lo largo del metraje.

James Bond llega con la misión de superar ‘Lo imposible’ de Bayona


En buena parte de España este fin de semana será más largo de lo normal debido a la festividad de Todos los santos de mañana. Por ese motivo los estrenos que, en teoría, deberían de llegar el viernes 2 de noviembre se adelantan a hoy, miércoles 31 de octubre. Y nada mejor que cuatro días para disfrutar de los numerosos y variados estrenos que inundarán la cartelera… con permiso del tsunami de Bayona y Lo imposible. De entre todos ellos destaca casi en exclusiva lo nuevo de James Bond, un título más que apetecible que ha abierto boca gracias a sus trailers y al adelanto de su tema principal, interpretado por Adele. Pero hay mucho más: una de terror, un drama educativo, una intriga literario y cine español, mucho cine español.

De hecho, la nueva entrega del agente secreto más famoso y longevo de la historia del cine tiene una importante presencia española, la de Javier Bardem (Mar adentro) como el villano de la función. Con el nombre de Skyfall, Bond llega ya a su aventura número 23, en esta ocasión dirigida por Sam Mendes (Camino a la perdición). Su trama comienza con una misión fallida de Bond que deja al descubierto la identidad de varios agentes del MI6. Dado por muerto, deberá regresar cuando la sede de la agencia de espionaje sea atacada por alguien del pasado de M, superior de 007, lidiando con las amenazas externas e internas provenientes del propio Gobierno. Daniel Craig (Resistencia) vuelve a enfundarse el traje en esta entrega que, según parece, se aleja del estilo de otra famosa saga, la de Jason Bourne, para erigirse con un estilo único. Junto a Craig y Bardem, rostros conocidos de la saga y muchos otros nuevos y de gran relevancia: Judi Dench (Diario de un escándalo) repite como M, mientras que Ralph Fiennes (Escondidos en Brujas), Ben Whishaw (El perfume) y Naomie Harris (28 días después…) se incorporan en esta película.

Junto a ella llega, además, El ladrón de palabras, drama romántico escrito y dirigido a cuatro manos por Brian Klugman y Lee Sternthal en la que es la ópera prima para ambos. Protagonizada por un reparto coral realmente interesante, la cinta gira en torno a un joven escritor que encuentra el éxito con una novela. El problema surge cuando un anciano asegura que la historia está plagiada de una que él mismo escribió hace años, relatando los hechos que inspiraron los pasajes del libro. Historia de dos épocas y de dos amores, está protagonizada por Bradley Cooper (Resacón en Las Vegas), Jeremy Irons (El reino de los cielos), Dennis Quaid (El día de mañana), Zoe Saldana (Avatar), Olivia Wilde (In time), John Hannah (La Momia) y J. K. Simmons (Spider-Man).

La tercera en discordia es una de terror, y a tenor de lo visto en sus primeras imágenes, promete. Sinister sigue las desventuras de un escritor, padre de familia, que se muda a una casa en busca de la inspiración para su nuevo libro. Allí encuentra unos rollos de película en los que se ve a la familia que antes ocupaba la casa y que murió en extrañas circunstancias en esas mismas habitaciones. Poco a poco empieza a descubrir que dichas imágenes esconden la razón de sus muertes. Dirigida por Scott Derrickson (El exorcismo de Emily Rose), la película tiene como principal reclamo a Ethan Hawke (Gattaca), quien está acompañado por Juliet Rylance (Animal), Fred Dalton Thompson (En la línea de fuego) y James Ransone (Los próximos tres días), entre otros.

Para aquellos que prefieran el drama más social también se estrena, aunque con algo de retraso, El profesor (Detachment), film protagonizado por Adrien Brody (El pianista) que sigue la labor de un profesor sustituto que posee un auténtico don para empatizar con los alumnos, pero que nunca lo pone a prueba al no estar demasiado tiempo en un mismo centro. Todo cambia cuando llega a un instituto donde todos, incluida la Administración, vive en una constante apatía, por lo que su labor de enseñanza y su facilidad de contacto con los alumnos y profesores será más necesaria que nunca. Dirige el conjunto Tony Kaye (American History X), y en el reparto también encontramos a Marcia Gay Harden (Hacia rutas salvajes), James Caan (Misery), Christina Hendricks (Como la vida misma), Lucy Liu (El caso Slevin), Blythe Danner (Los padres de ella), Tim Blake Nelson (O Brother!), William Petersen (el inolvidable Gil Grissom de C.S.I.) y Bryan Cranston (Pequeña Miss Sunshine).

Entrando en los estrenos europeos, la única propuesta que llega a España es Submarine, co producción de 2010 entre Inglaterra y Estados Unidos. La historia sigue a un joven de 15 años que se plantea dos objetivos antes de su cumpleaños: perder la virginidad con una joven de la que está enamorada y lograr que su madre no deje a su padre por un antiguo amor del instituto. A medio camino entre la comedia romántica y el drama, la propuesta está dirigida por Richard Ayoade, en la que es su ópera prima. Basada en la novela de Joe Dunthorne (que el propio Ayoade adapta), la película está protagonizada por Craig Roberts (Jane Eyre), Yasmin Paige (Ballet Shoes), Noah Taylor (Vanilla Sky), Paddy Considine (Arma fatal) y Sally Hawkins (Nunca me abandones).

Centrándonos en la producción nacional, sin duda el título que más llama la atención es O apóstolo, cinta de animación que mezcla terror, humor y fantasía, y cuyos personajes toman los rasgos físicos de los actores que prestan sus voces. El argumento da inicio con la fuga de un convicto de la cárcel para encontrar un tesoro escondido hace años en un pueblecito de Galicia. Sin embargo, lo que allí se encontrará va más allá de lo que tenía previsto: siniestros ancianos, desapariciones extrañas o un siniestro sacerdote son algunos de los elementos con los que tendrá que lidiar antes de hacerse con el botín. Escrita y dirigida por Fernando Cortizo, supone su primer largometraje, y para la ocasión ha contado con varios nombres de peso del cine español: Carlos Blanco (Trastorno), Jorge Sanz (La niña de tus ojos), el difunto Paul Naschy (La herencia Valdemar), Geraldine Chaplin (Hable con ella), Luis Tosar (Los lunes al sol) y Manuel Manquiña (Los muertos van deprisa).

Del mismo modo, se estrena Vulnerables, primera película de Miguel Cruz Carretero en la que una joven diseñadora de éxito de Madrid se ve obligada a trasladarse a una finca familiar en La Mancha con motivo de la frágil salud de su primer hijo. Allí deberá enfrentarse a sus propios fantasmas del pasado, aunque la verdadera amenaza llegará de fuera y será mucho más real. Paula Echevarría (Luz de domingo) protagoniza este thriller en el que también encontramos a Joaquín Perles (La voz dormida), Álvaro Daguerre y Mara Blanco (serie MIR).

Los estrenos españoles se completan con El hombre de las mariposas, drama del 2011 en torno a un ex militar soviético que vive escondido en un apartado caserón entre viñedos debido a que se le acusa de tener relación la mafia del Este. Su vida cambia cuando recibe la inesperada visita de su conflictiva sobrina de 12 años, de la que deberá hacerse cargo. Ópera prima de Maxi Valero, la película está protagonizada por Sergio Caballero (9 meses), Claudia Silva ([REC]), Ana Milán (Al final del camino), Carlos Manuel Díaz (Luna caliente) y Vasilo Gandyuk.

La oferta de películas que llegan hoy se completa con el documental alemán Ralf König, rey de los cómics, un repaso a la trayectoria de este importante dibujante y humorista alemán cuya obra fue decisiva en los movimientos de la emergente comunidad gay de los años 70 en Alemania. Dirige la propuesta Rosa von Praunheim (Der rosa Riese).

Sam Mendes renueva la saga Bond con ‘Skyfall’


Las sagas cinematográficas sobre un personaje no suelen dejar mucho margen a la innovación visual, y mucho menos para cambiar el carácter de los personajes. Por supuesto, alguien tan longevo como James Bond, que lleva ya más de 50 años salvando al mundo, no es una excepción. Sin embargo, en los últimos años se ha permitido algunas bocanadas de aire fresco que han vuelto a colocarlo como uno de los mejores reclamos de la acción y la intriga. Títulos como GoldenEye (1995) o Casino Royale (2006) son dos claros ejemplos. La nueva entrega, la número 23, tiene a priori todos los elementos para continuar con dichos cambios. Y si hace algunos días aparecía el primer cartel promocional, ahora se presenta el trailer de esta Skyfall, en el que se puede comprobar que la mano de Sam Mendes ha tenido la libertad suficiente para no renunciar a su estilo tan personal.

Cierto es que la historia tiene algunas líneas narrativas y de estilo que deben mantenerse: trajes, armas, elegancia, secuencias de acción lo más espectaculares posible, gadgets imposibles, … Pero a pesar de todo, el director de American Beauty (1999) demuestra ya en estas primeras imágenes en movimiento que este nuevo Bond, que vuelve a interpretar Daniel Craig (con el que trabajó en Camino a la perdición – 2002), se mueve en un mundo algo diferente, más poético visualmente y mucho más emocionalmente comprometido de lo que estaba en sus anteriores incursiones en la gran pantalla. Y eso que desde la llegada de Craig el agente británico con licencia para matar más frío y seguro de si mismo de la historia parece mucho más humano.

La trama continúa la historia narrada en las dos anteriores entregas. En esta ocasión, Bond debe probar su lealtad a M cuando el pasado de ésta vuelve para acabar con ella. Por tanto, esta vez la amenaza no es solo contra el mundo, sino contra la propia agencia MI6, a la que deberá salvar nuestro agente 007. Y si actores como Craig o Judi Dench repiten en sus respectivos papeles, caras nuevas y muy conocidas se suman para crear un reparto de auténtico lujo, a saber: Ralph Fiennes (Ira de titanes), Albert Finney (Erin Brockovich), Javier Bardem (No es país para viejos), Naomie Harris (Piratas del Caribe. En el fin del mundo) y Ben Whishaw (El perfume) como un joven Q.

Desde luego, el título es muy esperado por los seguidores más fieles de la saga, pero también existe un alto interés en ver qué ha sido capaz de hacer un director como Mendes con un material como este. Y como decimos, visto este primer teaser-trailer de Skyfall, el resultado promete una visión muy particular de Bond. En efecto, el director de Revolutionary Road (2008) deja ver ya ese estilo ciertamente poético, centrado en el conflicto tanto interno como externo de los personajes, con una fotografía dura, fría y de tonos grises, capaz de jugar con las sombras y los colores como pocos autores lo hacen hoy en día.

Y ese estilo lo impregna todo: diálogos, acción, suspense. Llama mucho la atención que muchas de las secuencias de acción del film transcurren en escenarios donde la luz, y perdonen la expresión, brilla por su ausencia. Secuencias que, en varios momentos, quedan débilmente iluminadas por ráfagas de disparos y por luces azules o de otros colores. Por supuesto, también hay hueco para el estilo más clásico y espectacular. Habrá que esperar a ver este nuevo Bond, pero una cosa parece segura: afortunadamente, Mendes ha contado con la confianza necesaria para ofrecer una visión particular del personaje. Y eso, para bien o para mal, es de agradecer.

‘El exótico Hotel Marigold’: la tercera edad no es el final


Muchos films, sin llegar a ser obras maestras o referentes del cine, se convierten con los años en títulos recordados con cariño. Esto, más o menos, es lo que podría ocurrirle a El exótico Hotel Marigold, producción dirigida por John Madden (La deuda) en la que destaca, por encima de todo, la magnífica labor de un reparto que, por otro lado, desprende la felicidad y buenas sensaciones con las que debieron de afrontar este proyecto sobre un grupo de jubilados que acuden a un hotel en la India para encontrar un nuevo camino en sus vidas.

Por supuesto, el trabajo de los actores no sería nada sin el dibujo que hace el guión (basado en la novela These Foolish Things de Deborah Moggach), por lo demás previsible, de los mismos. Destaca por encima de todos el de Maggie Smith (Gosford Park), antigua ama de casa retrógrada, algo xenófoba y muy conservadora que redescubre en su viaje para someterse a una operación de cadera que hasta en los lugares más pobres existen clases. Sus frases, ingeniosas y divertidas que en otro contexto resultarían insultantes, componen un mosaico evolutivo realmente encantador. Pero ella no es la única. Judi Dench (Shakespeare in Love), Tom Wilkinson (La conspiración), Bill Nighy (Radio encubierta) e incluso el joven Dev Patel (Slumdog Millionaire) aportan a sus personajes un grado de ingenuidad, positivismo y alegría tal que componen todo un mundo en sí mismo con una lección tan importante como previsible.

Mención especial merecería también el personaje de Penélope Wilton (Match Point), que contrasta con su actitud no sólo con el resto de los personajes, sino con el propio escenario, cargado de color, sonido y belleza paisajística (la fotografía en este sentido es preciosa) como suele ser habitual en las historias ambientadas en la India. El continuo rechazo a las costumbres, a la comida y a la situación que viven millones de personas termina por generar rechazo, lo cual no deja de ser un acierto por parte del guión y de la intérprete.

Lo cierto es que, más allá de la composición de los personajes y de algunos momentos que logran arrancar una leve carcajada (o sonrisa, depende de la predisposición), la película camina por derroteros previsibles, puede que en exceso para muchos. Apenas existe sorpresa alguna en las decisiones o los acontecimientos que deben afrontar los personajes, salvo tal vez por la revelación de Tom Wilkinson. No existe nada malo en ello. Muchas producciones llegan a las carteleras de todo el mundo con este problema y tienen éxito.

Lo que sí afecta de forma más negativa a la historia es la ralentización en su tramo final, alargando en exceso una resolución de los conflictos que, por otro lado, todo el mundo sabe cómo van a terminar. Con todo, el carisma de los actores es tan arrollador que termina por superar estos defectos de guión, haciendo entretenido un conjunto que, en otro contexto, con otros protagonistas y en las manos de un director menos experimentado, no habría hecho honor a la frase que define al film: “Al final, todo acaba bien. Y, si no acaba bien, es que aún no es el final”.

Nota: 6/10

‘J. Edgar’: decisiones acomplejadas


Tal vez en España no sea un personaje muy conocido, pero en Estados Unidos John Edgar Hoover, el hombre que definió y, por así decirlo, creó el actual FBI, es una figura con muchos, para algunos demasiados, claroscuros. Y nadie mejor para tratar su figura que Clint Eastwood, que a sus 81 años no sólo sigue en la brecha, sino que realiza el mejor cine de su carrera como director.

La película, que abarca la totalidad de la carrera de Hoover, desde unos años antes de ser nombrado director en funciones hasta su muerte con la llegada de Nixon al poder, encuentra su mayor atractivo en su protagonista, Leonardo DiCaprio. El protagonista de Titanic demuestra una vez más el buen ojo a la hora de escoger personajes y, por encima de todo, su calidad como intérprete, alejándose cada vez más de esa imagen de ídolo de masas para descubrir a un actor capaz de meterse en la piel de un esquizofrénico (Shutter Island), un ladrón de ideas (Origen) o un policía infiltrado (Infiltrados).

Pero DiCaprio no podría hacer una buena labor si no tuviera sobre el papel un personaje bien definido. El guionista Dustin Lance Black, autor de Mi nombre es Harvey Milk, presenta a un hombre acomplejado, dominado por una madre (espléndida Judi Dench) que determina su futuro, por una sociedad a la que quiere defender de amenazas externas e internas y, ante todo, por unos sentimientos que le llevan a la soledad más absoluta. Un personaje al que parece irle grande el cargo de director del FBI pero que, por otro lado, pretende engrandecer y otorgar de un poder casi ilimitado a la oficina de investigación.

A esta doble moral, estos claroscuros que mencionaba al principio, se suma su necesidad de mantenerse en el cargo a toda costa, a pesar de los intentos que los ocho presidentes norteamericanos llevaron a cabo para sustituirle. La información es poder, y en ese sentido Hoover no tenía rival posible. Por supuesto, todo gracias a dos ayudantes que, por mucho que les increpara falta de lealtad, al final se mantuvieron firmes a su lado: Clyde Tolson, su mano derecha e íntimo amigo, y Helen Gandy, su secretaria personal. El primero interpretado muy convincentemente por Armie Hammer (La red social) y la segunda por Naomi Watts (Mullholland Drive).

El conjunto se revela como un relato sobrio y, por momentos, tenso. Eastwood demuestra una vez más su maestría tras las cámaras, no sólo con el montaje, sino con el trabajo de los actores, la caracterización y la fotografía, más apagada y fría a medida que se retrocede en el tiempo, pero siempre remarcando los contrastes de la historia con una luz dura.

La única pega que podría tener el film es una mayor y mejor explicación a algunas de las decisiones de espionaje a los personajes más importantes de la historia norteamericana, aunque conociendo el carácter de J. Edgar, quedan claras al encenderse las luces de la sala. Lo que no es de recibo en cualquier caso es la falta de reconocimiento en forma de nominaciones a los premios más importantes de la industria hollywoodiense.

Nota: 8/10

Diccineario

Cine y palabras

A %d blogueros les gusta esto: