‘Rey Arturo: La leyenda de Excalibur’: las locas aventuras de un mito


A la pregunta sobre si es posible hacer una película sobre una leyenda sin tener en cuenta dicha leyenda la respuesta es un único nombre: Guy Ritchie. El director de Snatch: Cerdos y diamantes (2000) no solo ha logrado la cuadratura del círculo, sino que lo hace con ese estilo personal tan característico de montaje histriónico, música a juego y recursos visuales casi únicos. Pero su visión particular para narrar cualquier historia no significa que sea la más correcta, como es el caso de esta nueva versión del mito artúrico.

Desde luego, Rey Arturo: La leyenda de Excalibur es un film entretenido, dinámico y espectacular desde un punto de vista visual. El particular sello de Ritchie se deja sentir desde el primer minuto, gracias sobre todo a ese montaje capaz de narrar en imágenes situaciones pasadas, presentes y futuras como si de un videoclip se tratara, recurriendo asimismo a la narrativa en imágenes de los relatos dentro de la propia película. El resultado son unos primeros minutos, todo el primer acto y la presentación del segundo, realmente entretenidos, divertidos y, por momentos, interesantes.

Todo ello, sin embargo, se desinfla desde el momento en que entra en juego el mito de Arturo, la espada y todo lo que rodea a esta historia, de la que el director y sus guionistas dejan muy poco, por no decir nada. A partir de aquí las referencias a otras historias, que más o menos habían estado presentes durante los minutos previos, se vuelven mucho más constantes, logrando un extraño híbrido entre Robin Hood, Hamlet, los espartanos de 300 o la saga de ‘El señor de los anillos’ entre otros, que divierte por la locura que engendra pero que realmente cuenta poco o nada de una historia que podría haber dado para mucho más y que se limita, en último término, a la acción sin mucho sentido y a los efectos especiales por doquier.

De hecho, Rey Arturo: La leyenda de Excalibur tiene poco de leyenda y poco de Arturo. Apenas tres momentos de la historia del rey y un puñado de elementos de la historia original se mantienen en esta versión que tiende a perderse en un intento de reinterpretar todos y cada uno de sus elementos. Lo peor de todo es que en ese proceso termina por aportar muy poco a lo ya conocido, tan solo para crear una fantasía medieval que lleva los nombres de Arturo y Excalibur por poner una referencia. Y todo ello con un reparto solvente que parece pasárselo en grande con esta entretenida y alocada aventura.

Nota: 6/10

El ‘Rey Arturo’ lucha por su reino contra los ‘Emoji’ de tu móvil


Pocos estrenos con alguna que otra novedad llamada a llenar las salas. Esa es la tónica con la que ha comenzado el mes de agosto y, a tenor de lo que está por llegar, parece que se mantendrá durante las próximas semanas. Este viernes día 11 le llega el turno a las reinterpretaciones de historias clásicas, casi mitológicas, y de elementos sociales de lo más actuales. Y con ellas, como decimos, poco más, aunque no por ello menos importante.

El repaso a la nueva cartelera comienza con Rey Arturo: La leyenda de Excalibur, nueva visión a la historia de este personaje, su espada y todo lo que rodea a su leyenda. La trama, en esta ocasión, arranca cuando un pequeño Arturo ve cómo su padre es asesinado a manos de su tío, quien se hace con el control del reino. Obligado a huir, durante año vaga por callejones y remotos rincones sin saber muy bien quién es o a qué está destinado. Todo cambia cuando sea capaz de sacar una mítica espada de una roca, iniciando una rebelión contra el usurpador. Mucha acción, fantasía y efectos especiales en esta apabullante y espectacular propuesta dirigida por Guy Ritchie (Operación U.N.C.L.E.) y protagonizada por Charlie Hunnam (Z, la ciudad perdida), Jude Law (El editor de libros), Eric Bana (La hora decisiva), Astrid Bergès-Frisbey (Orígenes), Djimon Hounsou (La leyenda de Tarzán), Aidan Gillen (serie Juego de tronos) y Annabelle Wallis (Annabelle).

Muy diferente es Emoji, la película, que como su propio título indica es la versión animada y para los más jóvenes de los emoticonos. El argumento sigue a un emoticono que, a diferencia del resto, puede adoptar diversas expresiones. Tratando de ser normal, y tras cometer un garrafal error, iniciará una aventura por las diferentes aplicaciones de cualquier móvil. En su camino, sin embargo, descubrirá un peligro mucho mayor que amenaza con acabar con el estilo de vida de todos los emoticonos que viven dentro de un móvil. Humor y aventura para toda la familia se dan cita en este film realizado por Tony Leondis (Igor) que cuenta, en su versión original, con las voces de T.J. Miller (serie Silicon Valley), James Corden (Into the woods), Anna Faris (El dictador), Maya Rudolph (Hermanísimas), Patrick Stewart (Logan), la cantante Christina Aguilera (Burlesque) y Sofía Vergara (serie Modern family).

El último estreno de la semana procedente de Estados Unidos es Descontroladas, comedia con dosis de acción que arranca cuando una joven, incitada por su novio, decide hacer un viaje con su madre a Ecuador. Una vez allí ambas son secuestradas, iniciándose una carrera frenética por escapar de sus captores en una aventura que unirá aún más a ambas mujeres. Jonathan Levine (Memorias de un zombie adolescente) es el encargado de poner en imágenes esta historia protagonizada por Amy Schumer (Y de repente tú), Goldie Hawn (Amigas a la fuerza), Christopher Meloni (Yo soy la venganza), Ike Barinholtz (Escuadrón suicida), Randall Park (Fiesta de empresa), Wanda Sykes (Malas madres), Joan Cusack (Pop star) y Óscar Jaenada (Infierno azul), entre otros.

Entre los estrenos europeos destaca la italiana La hora del cambio, comedia con una temática muy actual. La acción transcurre en un pequeño pueblo siciliano en el que las leyes parecen existir solo para incumplirse. Carreteras con socavones, tráfico imposible, basura acumulada en las calles, excrementos de perros, una fábrica altamente contaminante, … Todo parece ir de mal en peor, y los vecinos están más que hartos. Por eso en las elecciones un nuevo alcalde es elegido con la promesa principal de cumplir todo lo que incluye en su programa electoral. Pero a pesar del apoyo, no está tan claro que los vecinos estén preparados para ese compromiso. Dirigida y protagonizada por Ficarra & Picone (La matassa), en el reparto de la cinta encontramos también a actores como Leo Gullotta (Guardiani delle nuvole) y Vincenzo Amato (Invencible).

Con mucho retraso se estrena también Milagro en Praga, comedia romántica realizada en 2013 por Lenka Kny (Stinu neuteces) cuya trama arranca cuando una familia, para romper una supuesta maldición que afecta a una de las hijas, que no puede quedarse embarazada, decide devolver una estatuilla del Niño Jesús de Praga a su lugar de origen, iniciando un viaje de México a la República Checa durante el cual se sucederán extraños incidentes, encuentros románticos y pequeños milagros. El reparto de este film con capital mexicano, checo y eslovaco está encabezado por Josef Abrhám (Yo serví al rey de Inglaterra), Aislinn Derbez (El cielo en tu mirada), Dolores Heredia (Una vida mejor), Igor Chmela (Román pro muze) y Danica Jurcová (360 – Juego de destinos).

‘Hasta el último hombre’ se enfrenta a ‘El editor de libros’


Estrenos 7 y 9 de diciembre de 2016La extraña semana en España entre el lunes 5 de diciembre y el domingo 11 ha provocado que la cartelera reciba los estrenos de forma adelantada este miércoles, día 7. Esto va a permitir a muchos espectadores acercarse a las salas para comprobar, como se empieza a rumorear, que los principales títulos que llegan tienen serias opciones de competir por los Oscar en las principales categorías. Dos películas muy diferentes entre sí pero que tienen todos los elementos habituales en las producciones dramáticas que suelen presentarse en estos premios. Junto a ellos, varias novedades que se reparten entre este miércoles y el viernes 9.

Comenzamos el repaso con Hasta el último hombre, drama bélico producido entre Estados Unidos y Australia basado en un personaje real y que supone el regreso tras las cámaras de Mel Gibson (La pasión de Cristo) después de 10 años. La trama, ambientada en la II Guerra Mundial, narra la historia de Desmond T. Doss, médico militar que combatió en la batalla de Okinawa sin disparar un solo tiro, y que con sus acciones se convirtió en el primer objetor de conciencia en recibir la Medalla de Honor en la historia de Estados Unidos. El reparto está encabezado por Andrew Garfield (The Amazing Spider-man 2: El poder de Electro), Vince Vaughn (serie True detective), Sam Worthington (Everest), Teresa Palmer (Triple 9), Rachel Griffiths (Al encuentro de Mr. Banks) y Hugo Weaving (La modista).

También destaca la británica El editor de libros, adaptación del libro de A. Scott Berg en torno a la figura de Max Perkins, editor de autores como Hemingway o Fitzgerald. El argumento se centra en la relación de amistad entre él y un joven Thomas Wolfe, un diamante en bruto que ayudó a convertir en un genio. Dirigida por Michael Grandage, que debuta de este modo en la dirección, la cinta está protagonizada por Colin Firth (Kingsman: Servicio secreto), Jude Law (Espías), Nicole Kidman (El secreto de una obsesión), Guy Pearce (Iron Man 3), Laura Linney (Sully) y Dominic West (Pride).

Muy diferente a estas películas es la comedia Fiesta de empresa, producción hollywoodiense dirigida a cuatro manos por Josh Gordon y Will Speck (directores de Un pequeño cambio) que, como se desprende de su título, gira en torno a una fiesta de empresa organizada por unos directivos para conseguir atraer a un cliente. El problema llega cuando el evento se les va de las manos y termina convirtiéndose en un desmadre fuera de control. Humor gamberro a raudales es lo que ofrece este film, además de nombres como los de Jennifer Aniston (Cómo acabar sin tu jefe 2), Jason Bateman (Un espía y medio), Olivia Munn (X-Men: Apocalipsis), T.J. Miller (serie Silicon Valley), Jamie Chung (serie Érase una vez), Kate McKinnon (Cazafantasmas) y Abbey Lee (Dioses de Egipto).

Este miércoles también se estrena Paterson, lo nuevo de Jim Jarmusch (Flores rotas) como director en la ficción cinematográfica. A medio camino entre el drama y la comedia, la historia de esta coproducción entre Estados Unidos, Francia y Alemania gira en torno a un conductor de autobús llamado Paterson que vive y trabaja en la ciudad de Paterson (Nueva Jersey). Su vida, monótona y rutinaria, se reparte entre su trabajo, su pasión por la poesía y su novia, una mujer con una vida y sueños muy diferentes. Juntos son capaces de encontrar la poesía y la belleza en los detalles más pequeños. Adam Driver (Star Wars: El despertar de la fuerza) y Golshifteh Farahani (Altamira) dan vida a la pareja protagonista.

Este miércoles también llegan otras dos novedades. Por un lado, la española María (y los demás) supone el debut en el largometraje de Nely Reguera. Este drama arranca cuando una mujer que ha cargado siempre con el peso de su familia, cuidando de su padre y sus hermanos, recibe la noticia de que su progenitor va a contraer matrimonio con su enfermera. Este hecho abre la puerta a la posibilidad de que viva su propia vida, aunque deberá afrontar si realmente quiere y es capaz de hacerlo. Los principales actores son Bárbara Lennie (Magical girl), José Ángel Egido (Quién mató a Bambi?), Rocío León (Anabel), Pablo Derqui (Neruda), Vito Sanz (Los exiliados románticos) y Julián Villagrán (Ciudad delirio).

Por otro, Migas de pan es un drama producido entre España y Uruguay dirigido por Manane Rodríguez (Un ajuste de cuentas) cuya historia gira en torno al regreso de una mujer a su país natal, del que tuvo que huir tras enfrentarse a la persecución, el presidio y la pérdida de custodia de su hijo. En su vuelta tendrá que decidir entre lo que le pide su corazón y lo que le dicta su conciencia. En el reparto encontramos a Cecilia Roth (Los amantes pasajeros), Ernesto Chao (La playa de los ahogados), Ulises Di Roma (El faro del sur), Quique Fernández (Próxima) y Justina Bustos (Una noche de amor).

Viernes, 9 de diciembre

Junto a estos estrenos adelantados al miércoles también llegan a la cartelera varios títulos este viernes, 9 de diciembre. Uno de ellos es Las apariencias engañan, comedia norteamericana cuyo argumento se centra en una pareja cuya vida da un giro radical al verse implicados en una trama de espionaje y descubrir que sus vecinos, aparentemente perfectos, son en realidad dos agentes secretos que trabajan para el Gobierno. Greg Mottola (Paul) dirige esta propuesta protagonizada por Jon Hamm (serie Mad Men), Isla Fisher (Animales nocturnos), Zach Galifianakis (R3sacón), Gal Gadot (Batman v. Superman: El amanecer de la Justicia), Ming Zhao (Héctor y el secreto de la felicidad), Maribeth Monroe (El Plan B) y Kevin Dunn (Decisión final).

Con algo de retraso llega En defensa propia, western dramático estrenado en 2014 que dirige Daniel Barber (Harry Brown) y que ambienta su acción en los últimos días de la Guerra de Secesión. En concreto, la trama se centra en tres mujeres que, abandonadas a su suerte, deberán hacer todo lo posible para defender su hogar y a ellas mismas del ataque de dos soldados que se han escapado del Ejército de la Unión. Sam Worthington, que hace doblete, Brit Marling (The East), Hailee Steinfeld (3 días para matar), Muna Otaru (Leones por corderos), Kyle Soller (El quinto poder) y Ned Dennehy (Downhill) son los principales actores.

Por otro lado, la española 249. La noche en que una becaria encontró a Emiliano Revilla relata en clave dramática cómo una joven licenciada en periodismo se convirtió en la primera persona en encontrar a Emiliano Revilla, empresario secuestrado durante 249 días por ETA. Aunque sabe que tiene la noticia del año, también es consciente de que no puede dar la exclusiva hasta pasadas unas horas. Debut en el largometraje de Luis María Ferrández, la cinta está protagonizada por Macarena Gómez (Musarañas), Alberto Jiménez (El gran salto adelante), Beatriz Medina (Los héroes del mal), Mauricio Bautista (Marisa en los bosques), Tema Blasco (Lección debida) y Javier Antón (Messer).

Finalmente, el documental brasileño Cinema Novo es un ensayo cinematográfico acerca de uno de los movimientos audiovisuales más influyentes en Sudamérica durante los años 50 y 60, todo visto a través de las obras y las reflexiones de sus autores más destacados. La cinta está escrita y dirigida por Eryk Rocha (Transeunte).

Dwayne Johnson planta cara a los dinosaurios con ‘San Andrés’


Estrenos 26junio2015El mes de junio llega a su fin. Un mes que ha estado marcado, sin lugar a dudas, por el masivo éxito de Jurassic World, que va camino de convertirse en la cinta más taquillera de todos los tiempos. Pero en lo concerniente a España, hoy viernes, 26 de junio, llega una cinta que tratará de tomar el relevo en lo que a blockbusters se refiere. No llega sola, aunque sin duda es el estreno más importante de la semana, sobre todo si atendemos a la distribución. Acción, aventura, comedia y drama son los ingredientes que conforman la oferta de estrenos de este fin de semana.

Comenzamos el repaso por San Andrés, cinta de aventuras en la que, una vez más, la destrucción del planeta, o al menos de una parte de él, acapara toda la atención. En esta ocasión, como su propio título indica, es la falla de San Andrés la que desencadena el desastre, que comienza con la destrucción de Los Ángeles. Tras este suceso un piloto de helicópteros de rescate y su ex mujer deciden ir a San Francisco para rescatar a su hija, pero ni siquiera lo ocurrido en Los Ángeles les podría haber preparado para lo que se encontrarán en la ciudad del Golden Gate. Dirigida por Brad Peyton (Viaje al centro de la Tierra 2: La isla misteriosa), la película tiene como protagonista absoluto a Dwayne Johnson (Fast & Furious 7), al que acompañan Alexandra Daddario (Carta blanca), Paul Giamatti (The Amazing Spider-Man 2: El poder de Electro), Ioan Gruffudd (El rey Arturo), Carla Gugino (serie Political animals), Colton Haynes (serie Arrow) y la cantante Kylie Minogue (Blue).

Muy diferente es el tema y el tratamiento de Espías, nuevo vehículo para Melissa McCarthy (St. Vincent) que, todo sea dicho, cuenta en esta ocasión con un reparto de altura. La historia, una parodia de las cintas de agentes secretos, gira en torno a una modesta analista de la CIA que ha sido olvidada por la agencia a pesar de ser la heroína de una de las misiones más peligrosas que se hayan realizado jamás. Con una vida monótona y tediosa, su oportunidad de volver a la acción llega cuando uno de sus compañeros es captura. Sin nadie más a quien recurrir, se ofrece voluntaria para infiltrarse en una peligrosa banda que trafica con armas. Paul Feig (La boda de mi mejor amiga) dirige esta comedia en la que encontramos a Jude Law (El gran hotel Budapest), Jason Statham (Los mercenarios 3), Rose Byrne (Malditos vecinos), Miranda Hart (serie Miranda), Bobby Cannavale (Blue Jasmine), Allison Janney (Juegos de palabras) y Morena Baccarin (serie Gotham).

Los estrenos europeos están protagonizados en exclusiva por Francia. La comedia No molestar, producida en 2014, supone el nuevo vehículo de lucimiento de Christian Clavier (Dios mío, ¿pero qué te hemos hecho?). Basada en la obra de Florian Zeller y con la dirección de Patrice Leconte (Mi mejor amigo), la historia comienza cuando un fanático del jazz encuentra un exclusivo álbum en un mercadillo. Dispuesto a escucharlo sin más dilación, cuando llega a casa su único objetivo es lograr una hora de tranquilidad. Sin embargo, el mundo parece estar en su contra, y uno tras otro se irán sucediendo conflictos y situaciones que le impedirán disfrutar de su pequeño placer, convirtiendo su mañana soñada en una auténtica pesadilla. El reparto se completa con Carole Bouquet (Obras en casa), Rossy de Palma (Tres bodas de más), Stéphane De Groodt (Barbacoa de amigos) y Valérie Bonneton (Pequeñas mentiras sin importancia), entre otros.

En el otro extremo se encuentra el drama Con todas nuestras fuerzas, una historia de superación dirigida en 2013 por Nils Tavernier (Aurore) que gira en torno a la difícil relación entre un padre y su hijo, que sufre parálisis cerebral desde pequeño y no puede andar ni hablar. Alejados con el paso de los años, padre e hijo volverán a acercarse cuando el adolescente le proponga al hombre competir juntos en un triatlón, reto casi imposible pero que les llevará a compartir el proceso de preparación. Jacques Gamblin (Los nombres del amor), Alexandra Lamy (Su ausencia me enfurece), Fabien Héraud, Sophie de Furst (L’oncle Charlie) y Pablo Pauly (Fonzy) encabezan el reparto.

Francia también colabora, junto a Israel, en la producción de La profesora de parvulario, drama escrito y dirigido por Nadav Lapid (Policía en Israel) cuyo argumento se centra en una profesora de un jardín de infancia que descubre en uno de sus niños de cinco años un verdadero talento para la poesía. Decidida a potenciar su arte, la mujer tratará de sacar al niño del entorno familiar en el que vive, con un padre que desprecia la profundidad cultural y una niñera cuyo único interés por la poesía radica en el beneficio económico que pueda conseguir. La cinta está protagonizada por Sarit Larry (Zman Avir), Avi Shnaidman, Lior Raz (Mabul) y Ester Rada (Os ni holeh).

Terminamos el repaso de esta semana con Una segunda madre, film brasileño escrito y dirigido por Anna Muylaert (Chamada a cobrar) cuya figura central es una mujer que vive y trabaja en la casa de una acomodada familia. A lo largo de los años no solo ha cuidado de la casa, sino que ha criado al hijo del matrimonio, ahora adolescente. El equilibrio de poder parece estable hasta que la hija de la mujer aparece, desestabilizando a los personajes y poniendo en peligro el futuro de la protagonista. El reparto está encabezado por Regina Casé (Made in China), Michel Joelsas (A Suprema Felicidade), Camila Márdila (O outro lado do Paraíso), Karine Teles (Riscado) y Lourenço Mutarelli (Natimorto).

‘Dom Hemingway’: la locura del perdedor


Jude Law es 'Dom Hemingway' en la película de Richard Shepard.Richard Shepard, director de La sombra del cazador (2007), promociona su nueva película asegurando que “Jude Law es Dom Hemingway… y tú no”. Y lo cierto es que esa sentencia define a la perfección la trama y el sentido dramático cómico de la película, una especie de odisea protagonizada por un ladrón de cajas fuertes que busca su lugar en un mundo extraño para él después de haber pasado 12 años en la cárcel. Con un tono visual personal y provocador en muchos sentidos, el director otorga al actor un amplio margen para su lucimiento, lo que a la larga sostiene un film por otro lado algo irregular.

Y es que sin Jude Law (Repo Men) ni el personaje ni la película serían lo que son. El actor, quien a estas alturas no debería tener que demostrar nada, compone un rol de extremos en todos los sentidos. Tan querido como odiado, su facilidad para pasar de la calma a la locura, del arrepentimiento a la provocación, es simplemente fascinante. Es en estos extremos donde Law se encuentra más cómodo, desnudando el alma de un hombre perdido, abocado al fracaso y sin más objetivo que tratar de recuperar el tiempo perdido, aunque sin saber cómo. Un perdedor, en definitiva, que intenta forzar su situación y cambiar su suerte en una espiral de fracasos, violencia y desesperación cuyo final, empero, es esperanzador. Desde luego, el actor es el principal reclamo de Dom Hemingway, aunque sería injusto no reconocer la labor del resto del reparto, en especial un Richard E. Grant (Love hurts) que hace de contrapartida perfecta del protagonista, una especie de conciencia que tiene poco que hacer contra la locura del perdedor.

Sin embargo, y a pesar de una concepción visual más que interesante por parte de Shepard (ahí está, por ejemplo, el accidente de coche o los imprescindibles primeros minutos), la película nunca termina de conectar con el espectador. El motivo podría encontrarse en que su historia no se enmarca dentro de los parámetros habituales del público general, siendo más propio de cintas británicas para espectadores más selectos, pero eso sería un argumento algo tosco. En realidad, la historia no llega a funcionar del todo porque la trama no presenta grandes nudos conflictivos, o mejor dicho no ofrece retos relevantes al protagonista, que se mueve por el relato como si de un espectador se tratara. Las cosas que le ocurren, a pesar de la gravedad, nunca alcanzan a profundizar mucho en el alma de este Hemingway cuya forma de ver la vida resta gravedad a todo lo que le rodea.

El resultado es una cinta que se sostiene gracias fundamentalmente a los personajes y a los magníficos actores que los interpretan. Sin Jude Law Dom Hemingway no sería ni la mitad de canalla y perdedor. Y sin él la película posiblemente sería menos tolerable de lo que en realidad es. La labor de Shepard a nivel narrativo y visual ayuda, no así a nivel de libreto. De hecho, el recurso de dividir la historia en capítulos precedidos de un título no hace sino acentuar la sensación de estar ante una serie de momentos audiovisuales con una conexión entre ellos. Separados son más que interesantes; unidos no poseen la entereza suficiente para crear una buena historia. La verdad es que sí: Jude Law es Dom Hemingway… y poco más.

Nota: 6/10

‘Grace de Mónaco’ busca su sitio en el principado y en la cartelera


Estrenos 23mayo2014En mayor o menor medida, mayo está siendo un mes de estrenos enfocados a arrasar en taquilla, prueba de que el verano cinematográfico cada vez llega antes a la cartelera. Otro cantar, por supuesto, es que dichos films logren sus objetivos. Pero este fin de semana las novedades que llegan a la cartelera tienen un cariz diferente, más minoritario o, si se prefiere, más intimista y destinado a un público objetivo menos masivo. Y la mayoría de ellas de marcado corte europeo. Eso no quiere decir, ni mucho menos, que la calidad vaya a ser mayor o menor que la de blockbusters anteriores. Biopic, comedia negra o drama son algunos de los géneros que destacan. Y todo repartido, como viene siendo habitual, entre el miércoles pasado y hoy viernes 23 de mayo.

Y ya que mencionamos el biopic, comenzamos por el estreno más importante del 21 de mayo: Grace de Mónaco, cinta que aborda la vida de Grace Kelly durante casi un año entre 1961 y 1962, época en la que el presidente de Francia, Charles de Gaulle, presionó a Raniero III de Mónaco para que modificara sus leyes e impidiera así que los franceses evadieran impuestos. En clave dramática, y a través de los ojos de la princesa, la trama explica la participación de la famosa actriz en el conflicto, así como las crisis a las que se vio sometido su matrimonio como consecuencia de ello. Como suele ocurrir en este tipo de historias, la gran protagonista es la actriz que da vida al personaje histórico, en este caso Nicole Kidman (Stoker), cuyo trabajo no ha estado exento de polémica. El film está dirigido por Olivier Dahan (La vida en rosa), y cuenta en su reparto con Tim Roth (El fraude), Frank Langella (Un amigo para Frank), Paz Vega (The Spirit), Milo Ventimiglia (serie Mob city), Parker Posey (Broken english) y Derek Jacobi (Mi semana con Marilyn).

También se estrenó hace dos días Redención, thriller de acción británico y estadounidense hecho a la medida de Jason Statham (Los mercenarios 2) que sigue la vida de un ex soldado de las Fuerzas Especiales cuyo turbio pasado y las injusticias que a diario ve a su alrededor le llevan a tratar de redimir sus pecados convirtiéndose en una especie de ángel vengador. Los problemas aparecen cuando pasado y presente, ambos marcados por la violencia, terminen encontrándose y obligándole a afrontar sus propios miedos. El film supone el debut en el largometraje del guionista Steven Knight (Promesas del Este), quien también se encarga del libreto. Junto a Statham podremos ver en pantalla a Agata Buzek (Lena), Vicky McClure (This is England), Benedict Wong (Prometheus), Ger Ryan (Dorothy Mills), Anthony Morris (Adam & Paul) y Youssef Kerkour (Cross Eyed).

La comedia dramática tiene a su máximo representante de la semana en Viva la libertà, película italiana escrita y dirigida por Roberto Andò (El manuscrito del príncipe), quien también es autor de la novela en la que se basa. En una clara crítica a la crisis política y de valores en la que vive la sociedad actual, la trama se centra en el secretario general del principal partido de la oposición italiana, quien deja un vacío de poder cuando decide desaparecer sin previo aviso. Aterrado por las consecuencias, su asistente decide sustituirle por su hermano gemelo, filósofo bipolar recién salido del psiquiátrico. Pero lo que comienza siendo una medida desesperada poco a poco se convierte en un éxito mediático que sitúa al falso político en el centro de todas las miradas gracias a un discurso distendido, cercano e irónico. Toni Servillo (La gran belleza) es el principal protagonista, al que acompañan Valerio Mastandrea (El comandante y la cigüeña), Valeria Bruni Tedeschi (En el corazón de la mentira), Michela Cescon (Vincere), Gianrico Tedeschi (El federal), Eric Nguyen (Indochina) y Andrea Renzi (Sara May).

Aharon Keshales y Navot Papushado escriben y dirigen a cuatro manos Big bad wolves, thriller con ciertas dosis de comedia negra procedente de Israel que ha tenido cierta repercusión en varios festivales gracias, entre otras cosas, a su argumento, que sigue las vidas de tres hombres entrelazadas por una serie de asesinatos. Dichos personajes son el padre de la última víctima, el sospechoso de haber cometido los delitos y un policía que actúa en muchas ocasiones al margen de la ley. La sed de venganza y la ausencia de unos límites legales y morales revelará a estos hombres que todos ocultamos un lado salvaje. Lior Ashkenazi (Caminar sobre las aguas), Rotem Keinan (Hahithalfut), Tzahi Grad (Restless), Doval’e Glickman (Michtavim Le America) y Menashe Noy (Beep) son los actores más relevantes.

La última de las novedades que se presentaron el pasado miércoles es A 20 pasos de la fama, documental ganador de la última edición de los Oscar que narra, a través de entrevistas y material de archivo, la vida de las voces anónimas que integran los coros de los más grandes músicos, sin las cuales buena parte de las canciones no serían lo mismo. Escrita y dirigida por Morgan Neville (The cool school), la cinta cuenta con la presencia de Stevie Wonder, Sting o Bruce Springsteen entre otros.

23 de mayo

Vamos con las cintas que llegan hoy. Una de las más interesantes es Dom Hemingway, comedia negra del Reino Unido escrita y dirigida por Richard Shepard (The Matador) que narra la vida de un hábil e inteligente ladrón de cajas fuertes tras 12 años encarcelado. Acompañado de su compinche tratará de cobrar lo que le deben aquellos por los que tuvo que ir a la cárcel, pero una experiencia cercana a la muerte cambiará su perspectiva y le llevará a acercarse más a su hija. Jude Law (El gran hotel Budapest) es el principal atractivo de la cinta, aunque en el reparto también encontramos actores como Richard E. Grant (La dama de hierro), Demián Bichir (serie El puente), Emilia Clarke (serie Juego de tronos), Kerry Condon (La última estación) y Nathan Stewart-Jarrett (serie Misfits).

De Rumanía procede Madre e hijo, intenso drama que aborda la relación entre una madre de 60 años y su hijo de 34, este último dependiente de ella hasta que decide irse a un apartamento con su novia y empezar a hacer su vida. Será en ese momento cuando la madre buscará, por todos los medios, de volver a recuperar su afecto. La situación cambia cuando el hombre se vea involucrado en un accidente de tráfico, algo que aprovechará la madre para intentar manipularle y que vuelva al seno materno. Dirigida por Calin Peter Netzer (Maria), quien también participa en el guión, la película cuenta con Luminita Gheorghiu (Francesca), Bogdan Dumitrache (Loverboy), Ilinca Goia (Talismán), Natasa Raab (Acasa la tata) y Florin Zamfirescu (La muerte del señor Lazarescu) entre sus actores principales.

Finalizamos este repaso con dos documentales. Uno de ellos es el norteamericano Donald Rumsfeld: Certezas desconocidas, que como su propio título indica realiza un repaso a la vida y la carrera profesional del ex secretario de defensa desde sus inicios en los años 60 hasta la invasión de Iraq de 2003. Errol Morris (Rumores de guerra), director y guionista del film, es el único protagonista junto al propio Rumsfeld.

El otro es Las tres vidas de Pedro Burruezo, cinta española que cuenta la vida del músico y artista a través de los tres aspectos que conforman su personalidad: la música, a la que lleva dedicándose desde hace 30 años, el activismo ecológico, y el misticismo y la cultura. La película está dirigida por José López Pérez.

‘El gran hotel Budapest’: la fábula de la Europa de entreguerras


Tony Revolori y Ralph Fiennes protagonizan 'El gran hotel Budapest', de Wes Anderson.Si por algo se eleva Wes Anderson (Viaje a Darjeeling) por encima de otros directores es por su visión única capaz de crear universos cromáticos poblados de personajes sencillamente inimitables. Pero eso no le convertiría en el gran director que es; solo en un transgresor realizador con mucha imaginación. Su genio, y tras ver su última película no debería haber mucho reparo en utilizar ese término, reside en las historias que narra y en las innumerables lecturas hipertextuales que ofrecen sus planos y sus diálogos, hilarantes y ácidos como pocos.

Lo que convierte a El gran hotel Budapest en la magnífica obra que es no reside, por tanto, en su cromatismo (perfectamente utilizado para narrar los diferentes espacios temporales que se hallan en el film), sino en el contexto en el que se enmarca esta fábula de amistad, de amor y de suspense. Narrada a modo de capítulos de un libro, cada uno con su carátula correspondiente, la película es una visión irónica y muy interesante del período de entreguerras europeo del siglo XX. Una época en la que la sociedad trataba de evadirse de sus propios problemas (lo que en el fondo representa el hotel) a pesar de que la realidad siempre regresaba para golpear con fuerza (algo representado en la cárcel, los espacios nevados, las extrañas SS, …). Este trasfondo, ocultado bajo capas de color, surrealistas personajes y situaciones irónicas y un tanto absurdas, otorga al conjunto una entereza que va más allá del mero thriller en clave cómica o de la historia de amor de doloroso recuerdo.

Claro que nada de esto sería lo mismo sin, precisamente, esas capas antes mencionadas. Solo hay que echar un vistazo al reparto para comprender que los roles, incluso los más secundarios, poseen una calidad pocas veces en la actualidad. Todos los actores, hasta los que únicamente cuentan con minutos en pantalla, están sublimes. Por supuesto, destaca un Ralph Fiennes (El lector) como maestro de ceremonias que representa con acierto al perfecto caballero cuyas salidas de tono de vez en cuando le hacen más humano que cualquier otro detalle. Pero hay más, mucho más. Adrien Brody (King Kong) se antoja insustituible como el villano de la función; Jeff Goldblum (La mosca) dispone de algunas de las mejores secuencias del film, como es la persecución en el museo, compartida por un inquietante Willem Dafoe (El circo de los extraños); o el desconocido Tony Revolori (El juego perfecto), que hace las veces de contrapartida del personaje de Fiennes, y al que el actor otorga una ligera picardía.

Desde luego, El gran hotel Budapest es un film espléndido. Se le podría achacar algunas irregularidades en su ritmo narrativo, y desde luego su humor no está pensado para todos los gustos. Pero todo en ella, desde la increíble banda sonora hasta algunos hallazgos visuales verdaderamente inolvidables, la convierten en una de las experiencias más enriquecedoras del año. La forma de narrar la llegada del nazismo, la historia de amor que alterna protagonismo con el suspense, o el propio recursos de ser planteado como un cuento le dan al film un aspecto único y distinto (lo que a mucha gente no le gustará, sin duda). Pero bajo todo eso hay mucho que ver, mucho que sentir y mucho que aprender. Y no se consigue todo con un solo visionado.

Nota: 8,5/10

Wes Anderson reúne a medio Hollywood en ‘El gran hotel Budapest’


Estrenos 21marzo2014Como es habitual por estas fechas, el verano cinematográfico está a punto de llegar, y lo va a hacer con una de esas superproducciones que pretenden dejar al resto de propuestas empequeñecidas. Tal vez motivado por eso la cartelera española se llena hoy viernes, 21 de marzo, de numerosas propuestas para todos los gustos, desde comedia hasta terror, pasando por el thriller o el drama. Quizá el mejor aliciente para acudir a las salas sea el hecho de que, más allá de estilos muy personales, muchas de las propuestas están protagonizadas por nombres propios de gran relevancia.

Uno de ellos es, sin lugar a dudas, El gran hotel Budapest, lo nuevo de Wes Anderson tras Moonrise Kingdom en 2012. Y como es habitual en él, esta comedia derrocha imaginación, colorido y un ácido sentido del humor para narrar las aventuras de un legendario conserje y su fiel botones en un importante hotel europeo en el periodo de entreguerras. Aventuras que les llevarán a robar una importante obra de arte, a protagonizar conflictos familiares por una herencia o a vivir una hermosa historia de amor. Todo con una Europa que vivía una época compleja y llena de contrastes. Por si todo esto no fuera suficiente, el director se rodea, como también es habitual en él, de un interminable y sorprendente grupo de actores, entre los que destacan Ralph Fiennes (La lista de Schindler), Tony Revolori (El juego perfecto), F. Murray Abraham (serie Homeland), Mathieu Amalric (La venus de las pieles), Adrien Brody (El profesor), Willem Dafoe (Spider-Man), Jeff Goldblum (Parque Jurásico), Harvey Keitel (Reservoir dogs), Jude Law (Efectos secundarios), Bill Murray (Monuments Men), Edward Norton (El legado de Bourne), Saoirse Ronan (Camino a la libertad), Jason Schwartzman (Al encuentro de Mr. Banks), Léa Seydoux (La bella y la bestia), Tilda Swinton (Tenemos que hablar de Kevin), Tom Wilkinson (El llanero solitario) y Owen Wilson (Midnight in Paris).

Otro film que cuenta no varios actores conocidos es Non-Stop, thriller que recupera los aviones como escenario y que está dirigido por el español Jaume Collet-Serra (Sin identidad). Protagonizada por Liam Neeson (Battleship), la cinta se centra en un viaje sin escalas en el que un oficial de seguridad recibe una serie de mensajes exigiendo el pago de varios millones de dólares a la compañía bajo la amenaza de matar a un pasajero cada 20 minutos. Cuando empiezan a morir el agente deberá iniciar una investigación contrarreloj para detener al asesino y demostrar que las acusaciones de que él es el responsable son falsas. Junto a Neeson encontramos a Julianne Moore (Carrie), Lupita Nyong’o (12 años de esclavitud), Anson Mount (Sólo una noche), Scoot McNairy (Argo), Michelle Dockery (serie Downton Abbey), Shea Whigham (serie Boardwalk Empire), Bar Paly (Dolor y dinero) y Nate Parker (El fraude), entre otros.

Pasamos ahora al cine europeo, y lo hacemos con un film realmente interesante, al menos a priori. Se trata de Byzantium, cinta de corte fantástico con dosis de terror e intriga producida en 2012 y dirigida por Neil Jordan (Entrevista con el vampiro). La trama sigue a dos mujeres que, en mitad de la noche, huyen del escenario de un crimen. Su viaje las lleva a un resort costero hundido en el que una, la más práctica, vende su cuerpo para conseguir dinero. Durante su estancia conocerán a un hombre tímido y retraído que las llevará al destartalado hotel Byzantium, y se revelará tanto la extraña naturaleza de las mujeres como la relación que las une. Con Gemma Arterton (Runner Runner) y Saoirse Ronan como protagonistas, la película cuenta además con Caleb Landry Jones (Contraband), Sam Riley (Control), Jonny Lee Miller (serie Elementary) y Tom Hollander (Una cuestión de tiempo) como principales secundarios.

En el mismo género se enmarca La hermandad, cinta española escrita y dirigida por Julio Martí Zahonero que supone su debut en el largometraje y el regreso a la gran pantalla de Lydia Bosch (serie Médico de familia). A medio camino entre el thriller y el terror, la historia comienza cuando una escritora es salvada por un grupo de monjes conocidos como “La Hermandad”, una rama de los monjes benedictinos que siguen a rajatabla una serie de normas de pobreza y obediencia. Obligada a guardar cama en el monasterio, pronto empieza a notar cosas que no encajan, como llantos de niños, extraños libros sobre los monjes o una cripta escondida. Decidida a revelar el secreto que esconde el lugar, lo que se encontrará superará todas sus expectativas. Junto a la actriz encontramos a Manuel Tallafé (Las brujas de Zugarramurdi), Borja Elgea (El chocolate del loro), Felipe Vélez (serie Sin tetas no hay paraíso), Alejandro Jornet (El Capitán Trueno y el Santo Grial) y José Luis de Madariaga (Amania).

Muy distinta es La partida, drama español ambientado en La Habana que narra los esfuerzos de dos jóvenes para sobrevivir, uno de ellos con una mujer adolescente y un bebé, y el otro dependiente del padre de su novia. El título del film hace referencia no solo a la forma de denominar un partido de fútbol, sino a lo que ambos deben hacer en el Malecón, legendario muro donde los turistas encuentran carne fresca. Antonio Hens (Pequeña historia de amor en tres actos) dirige la propuesta, mientras que Milton García (Habanastation), Reinier Díaz, Luis Alberto García (Juan de los muertos), Mirta Ibarra (El cuerno de la abundancia) y Toni Cantó (Todo sobre mi madre) son algunos de los actores.

Otro de los estrenos españoles es El rayo, aunque en esta ocasión cuenta con la colaboración de Portugal. Escrita y dirigida por Fran Araujo y Ernesto de Nova, supone el debut en el largometraje de ficción para ambos. La cinta, a medio camino entre el drama y la autobiografía, narra el largo viaje de un inmigrante marroquí que, tras trece años en España, decide volver a su país conduciendo la única posesión que le queda: un tractor. Su protagonista, Hassan Benoudra, es la primera vez que se pone delante de una cámara.

Desde Francia nos llega Jimmy P., drama basado en la historia real de un antropólogo y psicoanalista francés que, al final de la II Guerra Mundial, tuvo a su cargo a un indígena americano que había participado en la guerra y que sufría de numerosas dolencias achacadas en un principio a la esquizofrenia. Pero lo que comienza siendo un simple trabajo deriva poco a poco en una amistad y en la búsqueda de los recuerdos del americano con una complicidad cada vez mayor. Dirigida por Arnaud Desplechin (Reyes y reinas), la película está protagonizada por Benicio Del Toro (Salvajes) y Mathieu Amalric, que estrena por partida doble junto a El gran hotel Budapest. Además, también podremos ver a Gina McKee (Notting Hill), Larry Pine (serie Rehenes) y Joseph Cross (Lincoln).

También francesa es Los canallas, dirigida por Claire Denis (Una mujer en África) y cuya historia comienza cuando un capitán de petrolero decide abandonar su barco y regresar a París junto a su hermana. Si bien el principal motivo es que su cuñado acaba de suicidarse, pronto descubre que la fábrica familiar está al borde de la quiebra y que su sobrina está ingresada en un psiquiátrico, al parecer todo motivado por las decisiones de un hombre. Decidido a hacerle pagar por ello, el capitán de barco se muda al edificio de la amante del hombre, donde su plan se verá alterado al descubrir secretos que su hermana no le había revelado. Este intenso drama está protagonizado por Vincent Lindon (Cruzando el límite), Chiara Mastroianni (Pollo con ciruelas), Julie Bataille (Chimère), Michel Subor (Salvaje inocencia) y Lola Créton (Después de mayo).

Producida entre Francia, Polonia y Reino Unido, La mujer del quinto es un drama del 2011 con toques de suspense protagonizado por Ethan Hawke (Daybreakers) y Kristin Scott Thomas (La pesca del salmón en Yemen) cuyo argumento gira en torno a un escritor norteamericano que viaja a París con la intención de recuperar el amor de su mujer y su hija. Sus planes no salen como cabría esperar y termina hospedándose en una pensión de los suburbios. Allí conoce a una mujer con la que inicia un apasionado romance que le lleva a enderezar su vida pero que provocará una serie de inexplicables acontecimientos a su alrededor. Dirigida por Pawel Pawlikowski (Last resort), quien también escribe el guión basado en la novela de Douglas Kennedy, el reparto se completa con Joanna Kulig (Ellas), Samir Guesmi (No se lo digas a nadie), Delphine Chuillot (Pandórum) y Julie Papillon.

Desde Hungría nos llega The exam, producida en 2011 y dirigida por Peter Bergendy (Állítsátok meg Terézanyut!). Su argumento, que tiene lugar en Budapest durante 1957, se centra en las pesquisas que debe realizar un oficial de la Unión Soviética para demostrar la lealtad de uno de sus subordinados encargado de recopilar información y transmitirla a sus superiores y que resulta ser su mejor amigo. Y aunque todo comienza como un proceso rutinario su vigilancia revelará inquietantes secretos en la vida del espía que podrían destruir las carreras de ambos hombres. Zsolt Nagy (Team building), János Kulka (Camaleón), Péter Scherer (Made in Hungaria), András Balogh (Utolsó idök) y Gabriella Hámori (Budapest) son sus principales protagonistas.

El último de los largometrajes de ficción del fin de semana es En tierra de nadie, comedia alemana del 2010 escrita y dirigida por Tomasz Thomson (Tormenta silenciosa) en la que un asesino a sueldo que ha cometido un error en el último encargo acepta a regañadientes el encargo de vigilar una apartada casa de un jefe del crimen algo excéntrico. El trabajo parece sencillo y la vida perfecta, pero un ridículo accidente convertirá el pacífico trabajo en una horripilante y satírica lucha por la supervivencia. Protagonizada por Jürgen Rißmann (Vivere), la cinta cuenta también con Thomas Wodianka (Geisterstunde), Reiner Schöne (Wasted in Babylon), Eva-Katrin Hermann, Waléra Kanischtscheff (Herzentöter) y Luc Feit (House of boys).

En cuanto al documental, el único representante es la española Yo creo, escrito y dirigido por Vincenç Villa, y en el que diversos testimonios de todo tipo de personas y grupos sociales ofrecen una visión particular y diferente acerca del mundo que nos rodea, de la fe y de las circunstancias que nos rodean. Testimonios que, lejos de buscar una respuesta a las grandes preguntas del ser humano, lo que muestra es un abanico tan amplio de puntos de vista que el espectador se verá reflejado en ellos de un modo u otro.

Los chicos del ‘R3sacón’ vuelven a Las Vegas


Estrenos 31mayo2013Las expectativas vuelven a repetirse. ¿Ocurrirá lo mismo con los resultados? Lo cierto es que todo hace prever que la tercera y última parte, al menos de momento, de la saga cómica más salvaje de los últimos años va a cosechar los éxitos que ya tuvieron sus predecesoras. La duda que existe es si realmente el público no se ha cansado ya de las comprometidas fotografías al final de estos films, una seña de identidad que refleja fielmente el espíritu de estas tramas. Sea como sea, es el gran estreno de la semana, y aunque hasta otros siete títulos le acompañan este viernes 31 de mayo (algunos de bastante peso) pocos parecen tener la fuerza suficiente para competir con R3sacón.

Porque sí, ese es el título de esta tercera parte de Resacón en Las Vegas (2009), dirigido de nuevo por Todd Phillips. Con el 3 en lugar de la ‘E’. Un cambio que, tal vez, quiera reflejar también el cambio en el desarrollo de la trama, que poco o nada tiene que ver con las anteriores… ¿o sí? En esta ocasión, el grupo se reúne dos años después de lo ocurrido en la última película con motivo del entierro del padre de uno de los personajes. En su intento por ayudarle, los amigos se verán envueltos en una venganza entre mafiosos que les obligará a regresar a un mundo que pensaban que ya habían dejado atrás. Ya no hay despedidas de soltero. No hay bodas. Simplemente son un grupo de amigos que tratan de ayudar en una mala situación. Pero como reza la frase promocional, es la “conclusión de la trilogía sobre las malas decisiones”. Dicho queda. Humor salvaje y desenfreno vuelven a ser las claves de esta comedia en la que repiten los actores principales, es decir, Bradley Cooper (Sin límites), Ed Helms (Quemando ruedas), Zach Galifianakis (Salidos de cuentas), Justin Bartha (La búsqueda), Ken Jeong (Híncame el diente), Heather Graham (Desde el infierno) y Jamie Chung (Sucker Punch), a los que se suman John Goodman (Argo) y Melissa McCarthy (Por la cara).

Y esta es la única película que representa a Hollywood en los estrenos de esta semana en España. Otro de los títulos importantes está producido en Inglaterra. Nos referimos a 360: Juego de destinos, nuevo trabajo como director del brasileño Fernando Meirelles (El jardinero fiel). La historia combina diversas historias de amor en diferentes lugares del mundo que implican a unos pocos personajes. Y aunque dichas historias pueden no tener demasiada relación, todo comienza con la decisión de uno de dichos personajes, a partir de lo cual se desencadenarán una serie de acontecimientos que compondrán un thriller cuya resolución deberá decidirse en el punto en el que todo comenzó. Basada en una obra original de Arthur Schnitzler, y con guión de Peter Morgan (The Queen), esta cinta del 2011 cuenta con un reparto de verdadero lujo encabezado por Anthony Hopkins (Hitchcock), Jude Law (Efectos secundarios), Rachel Weisz (El legado de Bourne), Ben Foster (Pandórum), Lucia Siposová (Dark Spirits) y Gabriela Marcinkova (Byzantium).

En tercer lugar cabría destacar la española Hijo de Caín, thriller que gira en torno a un joven cuya afición por el ajedrez y su extraña actitud hacia su entorno le llevan a recibir tratamiento psicológico personalizado. Médico y paciente encontrarán en el juego de estrategia un camino para entenderse, pero también una vía para descubrir los secretos más oscuros de la familia del joven. Secretos que ponen la vida en peligro de todos aquellos que acceden a ellos. Ópera prima de Jesús Monllao, la película cuenta con José Coronado (El cuerpo) como uno de los grandes nombres, al que acompañan Julio Manrique (Soldados de Salamina), Maria Molins (A la deriva), Jack Taylor (Agnosia), David Solans, Mercè Rovira (Hombre cero) y Abril García.

A partir de aquí, estrenos de lo más variopinto. Por ejemplo, la comedia canadiense Mi gran aventura sexual, que como su propio título indica gira en torno al sexo. Más concretamente, a los problemas de un joven que ve cómo la vida con su novia se trunca al rechazar esta la propuesta de matrimonio por una vida íntima poco satisfactoria. Él iniciará entonces un viaje de iniciación de la mano de una stripper con la intención de descubrir todo lo que necesita saber para recuperar a su novia. Sean Garrity (Lucid) dirige la propuesta, mientras que Jonas Chernick (Seven times lucky), Emily Hampshire (Cosmópolis), Sarah Manninen (Never forget), Vik Sahay (Time bomb) y Melissa Marie Elias (Tamara) conforman el reparto principal.

Otro de los títulos, esta vez proveniente de Argentina, es Madres de mayo, título en español de esta producción de 2011 titulada originalmente El abismo… todavía estamos. Ópera prima de Pablo Yotich, este drama sigue a un joven que decide dejar la militancia política de finales de los años 70 tras enterarse de que su novia está embarazada. Lo que desconoce es que los militares le persiguen. Tras encontrarles, ambos serán torturados y su hija, nacida en la cárcel, será entregada a una familia militar burguesa, en la que crecerá con unos ideales hasta que decida buscar sus verdaderos orígenes. La película cuenta con la presencia de Alejandro Fiore (Aguas verdes), Juliana Giuliani, Juan Palomino (La metamorfosis), Mabel Pessen (Tango) y Agustina Posse.

Junto a estas películas, dos thrillers. El primero es una producción danesa del 2010 titulada Todo irá bien, en la que todo comienza con un atropello. El conductor del coche decide huir del lugar, no sin antes denunciar el hecho de forma anónima y coger del atropellado un sobre con unas fotos sobre prisioneros de guerra torturados por soldados daneses. Cuando le enseña las fotos a su hermana, reportera de una cadena de televisión, ella le advierte de lo peligrosas que pueden llegar a ser, iniciándose así una persecución y una búsqueda por saber qué se esconde tras esas imágenes. Escrita y dirigida por Christoffer Boe (Allegro), el film está protagonizado por Jens Albinus (Bailar en la oscuridad), Igor Radosavljevic (serie Forbrydelsen), Marijana Jankovic (Kandidaten), Özlem Saglanmak (Fighter) y Benjamin Boe Rasmussen (Dommeren).

El segundo llega de Corea del Sur. Dirigido por Choi Dong-Hoon (Tazza), El gran golpe sigue a un grupo de ladrones internacional que decide dar el golpe de su carrera robando un gran casino. Sin embargo, el honor no existe entre ladrones, y cada uno de los miembros iniciará un plan por separado para intentar hacerse con todo el botín. Acción e intriga son los ingredientes de esta trama protagonizada por Kim Yun-seok (Ya-soon), Lee Jung-Jae (Sun Mool), Kim Hye-su (Too tired to die), Gianna Jun (Blood: El último vampiro), Simon Yan (Mit moon) y Angelica Lee (The Eye), entre otros.

Finalmente, y como solemos hacer desde Toma Dos, una mención especial para el apartado documental. En esta ocasión con la representante española ¿De qué va la vida?escrito y dirigido por Ángel González y Hugo Burgos. La producción es un trabajo de investigación que trata de aportar respuesta a las preguntas más antiguas de la Humanidad desde diferentes puntos de vista y contando para ello con el testimonio y las respuestas de personalidades relevantes del mundo de la ciencia, la religión, la cultura o la razón.

‘Efectos secundarios’: el frío engaño de los medicamentos


Rooney Mara y Jude Law, paciente y psicólogo en 'Efectos secundarios', de Steven Soderbergh.Uno de los elementos más importantes del cine negro siempre ha sido el personaje de femme fatale, esa mujer capaz de hacer perder la cabeza al protagonista hasta convencerle de llevar a cabo determinadas acciones que nunca habría realizado. En cierto modo, el personaje de Rooney Mara (La red social) en la nueva película de Steven Soderbergh (Indomable) tiene ese aire de fatalidad que lleva al protagonista a una espiral de acusaciones y sospechas que terminan con su vida tal y como la conoce. Por supuesto, la trama nada tiene que ver con las clásicas películas de gánsters, aunque también hay crímenes de por medio.

Sin duda, uno de los mayores aciertos del film es su reparto, desde la ya citada Mara capaz de mimetizar síntomas para engañar a un psicólogo, hasta el cada vez más sólido Jude Law (Cold Mountain), esta vez en la piel del psicólogo que luchará por recuperar su vida y su prestigio. Esta pareja es la que sostiene un juego del gato y el ratón que es el verdadero meollo de una trama que no duda en tomarse su tiempo para exponer todos y cada uno de los detalles de dicho juego. Es por eso que, si bien todo el film en su conjunto es interesante, lo verdaderamente atractivo no se inicie hasta pasados varios minutos.

Puede que esta ausencia de intriga en los primeros compases sea uno de los puntos más débiles del thriller. No tanto por su falta de interés (más bien al contrario), sino por el propio director. Soderbergh demuestra una vez más que es un realizador al que hay que comprender, respetar y, sobre todo, acceder preparado a todas sus propuestas. Salvo la trilogía de Ocean, su estilo tiende cada vez más a una cadencia más bien lenta, pausada y que se regocija en mostrar un entorno tan colorido como único, incapaz de robarle ni un segundo a las reacciones de los actores o a las impresiones que se obtienen de los diálogos.

Lo que no puede negársele a Efectos secundarios es su efectismo. Más allá de que el film cuente con ritmo más lento del que mucha gente pueda esperar, el guión cuenta con los elementos necesarios para sostener cualquier otro aspecto. Con dos puntos de giro tan interesantes como sorprendentes, la película oculta hasta el final sus verdaderas intenciones, desvelando sólo lo necesario para que el espectador no se sienta perdido o insultado en su comprensión. Un buen thriller que mejora con creces gracias a la visión que aporta el director, aunque como es habitual en él algo fría y distante. Eso no debería ser un impedimento.

Nota: 7/10

Diccineario

Cine y palabras

A %d blogueros les gusta esto: