‘Baby Driver’: fotogramas musicales


Hay cine que tiene como contexto la música. Hay cine musical, que no es exactamente lo mismo. Y luego está lo nuevo de Edgar Wright (Arma fatal), cuya definición, al menos una de ellas, podría ser el cine hecho música… o la música hecha cine. Porque si algo destaca en esta cinta de acción para melómanos es precisamente lo que el director logra hacer no solo con una planificación milimétrica, sino con un montaje tan poético, frenético y complejo que reduce las casi dos horas de metraje a un puñado de canciones que ya deben formar parte de la banda sonora de nuestras vidas.

Lo peor de Baby Driver puede que sea, curiosamente, su trama. No porque no sea buena, sino porque aporta más bien poco al género. Lineal y hasta cierto punto previsible, esta historia de ladrones sin corazón y jóvenes corazones robados para una malvada causa recuerda muchas otras grandes películas en lo que a su desarrollo dramático se refiere. Hasta aquí, una película más. Es a partir de entonces cuando la obra adquiere dimensiones casi épicas. Wright demuestra su manejo del montaje, del ritmo y de la cultura musical con una apuesta visual tan rica en referentes como divertida en las interpretaciones de sus solventes y notables actores.

La cinta es música. Y la banda sonora es cine. Su director logra algo sumamente complicado: fusionar hasta hacer uno notas musicales y fotogramas, elaborando una íntima relación que no puede ser destruida. Ya sea con canciones escuchadas en un iPod, ya sea con el ritmo creado por el sonido ambiente, todo en esta historia de amor, velocidad y atracos es una partitura. Incluso algunos momentos protagonizados por Kevin Spacey (Elvis & Nixon) son, literalmente, poéticos, aportando al conjunto un toque tan irónico como lírico. Y junto a todo esto, el tratamiento visual, con secuencias de acción que son pura adrenalina y un uso cromático que adquiere un elevado significado hacia el final del metraje.

En definitiva, Baby Driver es una obra diferente, fresca, no apta para aquellos a los que no les guste la música. Una historia de robos a ritmo de volante, de auriculares y de sueños frustrados que atrapa al espectador en su asiento para llevarle en un viaje por la música de toda una vida. Poco importa en este caso que la historia pueda carecer de demasiada originalidad en lo que a desarrollo y personajes se refiere. Poco importan algunas licencias necesarias para hacer que la acción tenga sentido. Lo que Edgar Wright propone, además de un contundente golpe en la mesa de Hollywood (si es que no lo había dado ya), es un viaje divertido, tanto visual como sonoro, que solo puede disfrutarse. Abróchense el cinturón y, sobre todo, estén atentos a la luz roja.

Nota: 7/10

Wahlberg vive un ‘Día de patriotas’ conducido por ‘Baby driver’


El mes de julio está comenzando, al menos en lo que a grandes estrenos se refiere, con menos atractivo de lo que han sido los meses anteriores. Esto está próximo a cambiar, pero hasta que eso ocurra las novedades que llegan a la cartelera española, aunque interesantes, no parecen llamadas a llenar las salas. Este viernes, día 7, el thriller y el terror acaparan la temática de los principales estrenos, entre los que destaca también la comedia y el género fantástico.

Y sin grandes títulos que destaquen, esta semana comenzamos el repaso con Día de patriotas, thriller de corte muy actual que sigue a un comisario de la policía de Boston durante los atentados en la maratón celebrada en la ciudad estadounidense en 2013. La investigación de este crimen, que dejó varios muertos por la explosión de diversas bombas, llevará al policía a recorrer toda la ciudad para dar con el responsable. Dirigida por Peter Berg (El único superviviente), la cinta cuenta con Mark Wahlberg (Marea negra) como protagonista, al que acompañan John Goodman (Calle Cloverfield 10), Kevin Bacon (serie The following), J.K. Simmons (La ciudad de las estrellas), Michelle Monaghan (Pixels) y Melissa Benoist (serie Supergirl).

Entre las novedades destaca también Baby driver, cinta de acción, suspense y música que gira en torno a un joven que se ve obligado a trabajar para una banda de criminales como el conductor que les ha de ayudar a escapar tras los golpes que dan. Todo se tuerce cuando el chico debe formar parte de una huída que parece condenada a fracasar. Escrita y dirigida por Edgar Wright (Bienvenidos al fin del mundo), la cinta está protagonizada por Ansel Elgort (Divergente), Lily James (serie Downton Abbey), Jamie Foxx (Annie), Jon Hamm (serie Mad Men), Kevin Spacey (serie House of cards), John Bernthal (El contable) y Eiza González (Casi treinta).

Muy diferente es Llega de noche, producción de terror e intriga escrita y dirigida por Trek Edward Shults (Krisha) que sigue los intentos de un padre por mantener a su familia dentro de una casa a salvo de una presencia misteriosa que parece amenazar sus vidas. La situación se pondrá a prueba cuando a su puerta llegue otra joven familia pidiendo refugio. Entre los principales actores encontramos a Joel Edgerton (Loving), Riley Keough (American Honey), Christopher Abbott (Reporteras en guerra), Carmen Ejogo (Alien: Covenant) y Kelvin Harrison Jr. (Mudbound).

El terror está presente igualmente en The Love Witch, cinta con toques de comedia que escribe y dirige Anna Biller (Viva) y que, homenajeando a los films de los años 70, sigue el largo proceso de una joven bruja en la era moderna que busca al amor de su vida, para lo que hechiza a los hombres para conquistarlos. Sin embargo, todos terminan muriendo. Su fortuna parece cambiar cuando conoce al hombre de sus sueños, pero esto llevará a la joven a una espiral aun mayor de muerte. Samantha Robinson (Conducta inmoral), Laura Waddell (Folklore), Gian Keys (Dark Woods), Jeffrey Vincent Parise (La mirada del amor), Jennifer Ingrum (Bloodshed) y Lily Holleman (Tenure) encabezan el reparto.

Una de las cintas más internacionales de la semana es El hombre del corazón de hierro, thriller bélica ambientado en 1942 que aborda la historia real de la resistencia checa, que elabora un plan para acabar con el más despiadado de los altos cargos del III Reich: Reinhard Heidrych. Los encargados de llevar a cabo tan arriesgada misión son dos jóvenes soldados. Esta adaptación de la novela de Laurent Binet cuenta con capital estadounidense, francés, inglés y belga. Dirigida por Cédric Jimenez (Conexión Marsella), la película tiene un reparto igualmente internacional en el que destacan los nombres de Jack Reynor (Macbeth), Jack O’Connell (Money Monster), Kosha Engler (Los sexoadictos), Barry Atsma (Zurich), Jason Clarke (Everest), Rosamund Pike (Un reino unido), Mia Wasikowska (La cumbre escarlata), Geoff Bell (Sufragistas), Volker Bruch (serie Hijos del Tercer Reich) y Stephen Graham (serie Boardwalk Empire).

Puramente europea es La wedding planner, comedia francesa que arranca cuando el chico de una pareja le es infiel a su novia con una organizadora de bodas. Cuando ella descubre una tarjeta de visita de la mujer en un bolsillo de él se ilusiona tanto con la posibilidad de que le vaya a pedir en matrimonio que empieza a organizarlo todo, mientras el novio intenta frenar por todos los medios el enlace. Dirigida y protagonizada por Reem Kherici (París a toda costa), la cinta también tiene como intérpretes a Nicolas Duvauchelle (Como hermanos), Julia Piaton (House of time), Sylvie Testud (Tamara) y François-Xavier Demaison (La oportunidad de mi vida).

El terror y la fantasía también están presentes en la británica Prevenge, comedia escrita, dirigida y protagonizada por Alice Lowe (Burn Burn Burn) en el que es su debut tras las cámaras en el largometraje. La historia gira en torno a una mujer embarazada que está convencida de que el niño que lleva dentro le guía para que mate a gente, por lo que intentará ocultar su instinto asesino de cara al público. En el reparto también encontramos a Kate Dickie (serie Juego de tronos), Jo Hartley (Eddie el Águila), Gemma Whelan (Los viajes de Gulliver), Kayvan Novak (Paddington) y Tom Davis (Legacy).

En lo que a estrenos españoles se refiere, dos son los títulos que llegan este viernes. El pastor narra en clave dramática la lucha de un hombre cuya vida transcurre apacible en compañía de su ganado y su perro contra los intereses económicos para construir un centro comercial en sus tierras. Las negativas del pastor a vender su parcela chocará con la intención de sus vecinos de conseguir el dinero que les ofrecen por construir allí este nuevo espacio. Jonathan Cenzual Burley (El alma de las moscas) escribe y dirige esta cinta protagonizada por Miguel Martín (Celda 211), Alfonso Mendiguchía (El proyecto Manhattan), Juan Luis Sara y Maribel Iglesias (Concursante).

El drama también es el género protagonista en Brava, film dirigido por Roser Aguilar (Lo mejor de mí) que arranca cuando una joven cuya vida parece ir sobre ruedas es asaltada en el metro. A partir de aquí todo se desmorona, por lo que se refugiará en el pueblo en el que vive su padre, ocultando a todo el mundo sus heridas internas. El problema es que, lejos de tranquilizarse y olvidar, su retiro parece sacar su lado más oscuro. Laia Marull (Como estrellas fugaces), Bruno Todeschini (La delicadeza), Emilio Gutiérrez Caba (El hombre de las mil caras) y Sergio Caballero (Juegos de familia) encabezan el reparto.

Polonia y Suecia producen Estados Unidos del amor, drama ambientado en los años 90 y que gira en torno a cuatro mujeres aparentemente felices que deciden dar un giro a sus vidas acabando con la represión sexual y sus amores insatisfechos. Escrita y dirigida por Tomasz Wasilewski (Plynace wiezowce), la cinta cuenta entre sus actores con Julia Kijowska (Matka), Magdalena Cielecka (Katyn), Dorota Kolak (Vinci) y Marta Nieradkiewicz (Mur).

Terminamos este repaso con Tom de Finlandia, drama biográfico que cuenta con capital norteamericano, finlandés, sueco, danés y alemán para narrar la vida de Touko Laaksonen, héroe de la II Guerra Mundial cuyo recibimiento en Helsinki no fue el que esperaba. Perseguido por su homofobia y obligado a casarse con una mujer, este oficial condecorado encontró refugio en el arte, concretamente en unos dibujos homoeróticos que le hicieron mundialmente famoso y le convirtieron en un símbolo de la revolución gay. Dirigida por Dome Karukoski (El gruñón), la película está protagonizada por Pekka Strang (3 Simoa), Jakob Oftebro (serie 1864), Jessica Grabowsky (8-pallo), Seumas F. Sargent (The philosopher king) y Lauri Tilkanen (Härmä).

‘Hasta el último hombre’ se enfrenta a ‘El editor de libros’


Estrenos 7 y 9 de diciembre de 2016La extraña semana en España entre el lunes 5 de diciembre y el domingo 11 ha provocado que la cartelera reciba los estrenos de forma adelantada este miércoles, día 7. Esto va a permitir a muchos espectadores acercarse a las salas para comprobar, como se empieza a rumorear, que los principales títulos que llegan tienen serias opciones de competir por los Oscar en las principales categorías. Dos películas muy diferentes entre sí pero que tienen todos los elementos habituales en las producciones dramáticas que suelen presentarse en estos premios. Junto a ellos, varias novedades que se reparten entre este miércoles y el viernes 9.

Comenzamos el repaso con Hasta el último hombre, drama bélico producido entre Estados Unidos y Australia basado en un personaje real y que supone el regreso tras las cámaras de Mel Gibson (La pasión de Cristo) después de 10 años. La trama, ambientada en la II Guerra Mundial, narra la historia de Desmond T. Doss, médico militar que combatió en la batalla de Okinawa sin disparar un solo tiro, y que con sus acciones se convirtió en el primer objetor de conciencia en recibir la Medalla de Honor en la historia de Estados Unidos. El reparto está encabezado por Andrew Garfield (The Amazing Spider-man 2: El poder de Electro), Vince Vaughn (serie True detective), Sam Worthington (Everest), Teresa Palmer (Triple 9), Rachel Griffiths (Al encuentro de Mr. Banks) y Hugo Weaving (La modista).

También destaca la británica El editor de libros, adaptación del libro de A. Scott Berg en torno a la figura de Max Perkins, editor de autores como Hemingway o Fitzgerald. El argumento se centra en la relación de amistad entre él y un joven Thomas Wolfe, un diamante en bruto que ayudó a convertir en un genio. Dirigida por Michael Grandage, que debuta de este modo en la dirección, la cinta está protagonizada por Colin Firth (Kingsman: Servicio secreto), Jude Law (Espías), Nicole Kidman (El secreto de una obsesión), Guy Pearce (Iron Man 3), Laura Linney (Sully) y Dominic West (Pride).

Muy diferente a estas películas es la comedia Fiesta de empresa, producción hollywoodiense dirigida a cuatro manos por Josh Gordon y Will Speck (directores de Un pequeño cambio) que, como se desprende de su título, gira en torno a una fiesta de empresa organizada por unos directivos para conseguir atraer a un cliente. El problema llega cuando el evento se les va de las manos y termina convirtiéndose en un desmadre fuera de control. Humor gamberro a raudales es lo que ofrece este film, además de nombres como los de Jennifer Aniston (Cómo acabar sin tu jefe 2), Jason Bateman (Un espía y medio), Olivia Munn (X-Men: Apocalipsis), T.J. Miller (serie Silicon Valley), Jamie Chung (serie Érase una vez), Kate McKinnon (Cazafantasmas) y Abbey Lee (Dioses de Egipto).

Este miércoles también se estrena Paterson, lo nuevo de Jim Jarmusch (Flores rotas) como director en la ficción cinematográfica. A medio camino entre el drama y la comedia, la historia de esta coproducción entre Estados Unidos, Francia y Alemania gira en torno a un conductor de autobús llamado Paterson que vive y trabaja en la ciudad de Paterson (Nueva Jersey). Su vida, monótona y rutinaria, se reparte entre su trabajo, su pasión por la poesía y su novia, una mujer con una vida y sueños muy diferentes. Juntos son capaces de encontrar la poesía y la belleza en los detalles más pequeños. Adam Driver (Star Wars: El despertar de la fuerza) y Golshifteh Farahani (Altamira) dan vida a la pareja protagonista.

Este miércoles también llegan otras dos novedades. Por un lado, la española María (y los demás) supone el debut en el largometraje de Nely Reguera. Este drama arranca cuando una mujer que ha cargado siempre con el peso de su familia, cuidando de su padre y sus hermanos, recibe la noticia de que su progenitor va a contraer matrimonio con su enfermera. Este hecho abre la puerta a la posibilidad de que viva su propia vida, aunque deberá afrontar si realmente quiere y es capaz de hacerlo. Los principales actores son Bárbara Lennie (Magical girl), José Ángel Egido (Quién mató a Bambi?), Rocío León (Anabel), Pablo Derqui (Neruda), Vito Sanz (Los exiliados románticos) y Julián Villagrán (Ciudad delirio).

Por otro, Migas de pan es un drama producido entre España y Uruguay dirigido por Manane Rodríguez (Un ajuste de cuentas) cuya historia gira en torno al regreso de una mujer a su país natal, del que tuvo que huir tras enfrentarse a la persecución, el presidio y la pérdida de custodia de su hijo. En su vuelta tendrá que decidir entre lo que le pide su corazón y lo que le dicta su conciencia. En el reparto encontramos a Cecilia Roth (Los amantes pasajeros), Ernesto Chao (La playa de los ahogados), Ulises Di Roma (El faro del sur), Quique Fernández (Próxima) y Justina Bustos (Una noche de amor).

Viernes, 9 de diciembre

Junto a estos estrenos adelantados al miércoles también llegan a la cartelera varios títulos este viernes, 9 de diciembre. Uno de ellos es Las apariencias engañan, comedia norteamericana cuyo argumento se centra en una pareja cuya vida da un giro radical al verse implicados en una trama de espionaje y descubrir que sus vecinos, aparentemente perfectos, son en realidad dos agentes secretos que trabajan para el Gobierno. Greg Mottola (Paul) dirige esta propuesta protagonizada por Jon Hamm (serie Mad Men), Isla Fisher (Animales nocturnos), Zach Galifianakis (R3sacón), Gal Gadot (Batman v. Superman: El amanecer de la Justicia), Ming Zhao (Héctor y el secreto de la felicidad), Maribeth Monroe (El Plan B) y Kevin Dunn (Decisión final).

Con algo de retraso llega En defensa propia, western dramático estrenado en 2014 que dirige Daniel Barber (Harry Brown) y que ambienta su acción en los últimos días de la Guerra de Secesión. En concreto, la trama se centra en tres mujeres que, abandonadas a su suerte, deberán hacer todo lo posible para defender su hogar y a ellas mismas del ataque de dos soldados que se han escapado del Ejército de la Unión. Sam Worthington, que hace doblete, Brit Marling (The East), Hailee Steinfeld (3 días para matar), Muna Otaru (Leones por corderos), Kyle Soller (El quinto poder) y Ned Dennehy (Downhill) son los principales actores.

Por otro lado, la española 249. La noche en que una becaria encontró a Emiliano Revilla relata en clave dramática cómo una joven licenciada en periodismo se convirtió en la primera persona en encontrar a Emiliano Revilla, empresario secuestrado durante 249 días por ETA. Aunque sabe que tiene la noticia del año, también es consciente de que no puede dar la exclusiva hasta pasadas unas horas. Debut en el largometraje de Luis María Ferrández, la cinta está protagonizada por Macarena Gómez (Musarañas), Alberto Jiménez (El gran salto adelante), Beatriz Medina (Los héroes del mal), Mauricio Bautista (Marisa en los bosques), Tema Blasco (Lección debida) y Javier Antón (Messer).

Finalmente, el documental brasileño Cinema Novo es un ensayo cinematográfico acerca de uno de los movimientos audiovisuales más influyentes en Sudamérica durante los años 50 y 60, todo visto a través de las obras y las reflexiones de sus autores más destacados. La cinta está escrita y dirigida por Eryk Rocha (Transeunte).

‘Black Mirror: White Christmas’, evolución formal de una serie futurista


Jon Hamm es el principal protagonista de 'Black Mirror: White Christmas'.Hay muchas series que son consideradas de forma general como una serie de culto. Pero en ese grupo son muy pocas las que pueden demostrarlo con hechos. Tener el poder de producir un único episodio especial navideño que se convierta, además, es una especie de capítulo único de una hipotética temporada es uno de esos hechos demostrables. Bajo este punto de vista, Black Mirror: White Christmas es la confirmación de que esta serie ha logrado traspasar fronteras y convertirse en un referente cultural. Y eso con menos de una decena de episodios en total. Pero como no se trata de alabar por alabar la serie creada por Charlie Brooker (serie Dead set), vamos a analizar los principales pilares que dotan a este episodio de la calidad que desprende.

Sin duda uno de los aspectos formales más llamativos de este capítulo especial es su propia estructura narrativa, planteada como una trama con tres subtramas que abordan problemáticas tecnológicas diferentes pero que, en definitiva, conforman una única historia completa definida por el planteamiento, el nudo y el desenlace. La sutileza con la que Brooker aborda estas tres fases del desarrollo dramático es ejemplar, impidiendo en todo momento que la historia caiga en la explicación fácil y optando por un planteamiento más natural y menos evidente. Esto provoca que durante los primeros minutos el espectador no llegue a comprender la magnitud de lo que ocurre en pantalla, intuyendo a través de diálogos un aspecto mínimo de lo que realmente ocurre. Es a través de las tres historias que la trama principal se desvela, precipitándose en su tercio final y adquiriendo todo su sentido gracias a lo visto anteriormente.

Este manejo del tempo narrativo se convierte, en definitiva, en lo mejor de Black Mirror: White Christmas desde un punto de vista narrativo (que no formal), y crea uno de los múltiples nexos de unión con el resto de la serie. A esto habría que sumar el carácter crítico hacia la tecnología y cómo su uso puede terminar no solo con la vida que siempre hemos conocido, sino con nuestra propia conciencia, nuestra propia necesidad de comunicarnos y relacionarnos. Esta ironía, la de utilizar la tecnología para aislarnos del mundo (voluntaria u obligatoriamente), es la que subyace en el seno de esta magnífica historia que hace honor a la calidad del resto de episodios, amén de volver a replantear muchas premisas básicas que actualmente están implantadas en nuestra sociedad.

Pocos son los “peros” que se le pueden poner a este episodio, pero eso no implica que no existan. Algunas de las ideas tecnológicas utilizadas no terminan de ser excesivamente originales, sobre todo aquellas relacionadas con el bloqueo visual de los personajes y el uso de los ojos a modo de cámaras con los que poder manejar nuestro entorno según nuestras necesidades. Esto, utilizado ya en el tercer episodio de la primera temporada, se convierte sin duda en un elemento imprescindible en la trama, pero se antoja una mera evolución de algo ya planteado, lo que contrasta notablemente con otras propuestas tecnológicas como la “galleta”, que por cierto protagoniza el mejor fragmento del capítulo, al menos para el que esto suscribe.

Actores del futuro

Claro que catalogar esto como algo negativo en Black Mirror: White Christmas sería realmente injusto. La forma en que Brooker integra la tecnología en la sociedad y cómo esta se aprovecha de ella para mejorar diferentes aspectos de su funcionamiento es simplemente brillante. El desarrollo de los personajes, que lejos de crecer dramáticamente hablando van desvelando su verdadera naturaleza a medida que avanza la trama, es fascinante. E incluso las tres historias narradas, a pesar de tener una relevante presencia en la trama principal, pueden ser consideradas como entes independientes capaces de tener vida propia. Dicho de otro modo, su creador ha sido capaz de condensar los tres episodios habituales de una temporada en una única entrega, más larga, con una estructura ligeramente diferente. Una evolución de lo ya tradicional en una serie futurista.

Aunque sin duda el mayor atractivo de la serie, al menos desde un punto de vista promocional, ha sido su soberbio reparto, encabezado por un Jon Hamm (serie Mad Men) impecable y demostrando que tiene lo que hay que tener para responder positivamente a los rumores que lo sitúan en la órbita de The Walking Dead como el próximo gran villano. Su interpretación de un personaje capaz de someter a sus semejantes a través del diálogo, de un hombre acostumbrado a lograr lo que quiere simplemente con hablar, se desarrolla a lo largo de la hora que dura el episodio. Desde este punto de vista, el castigo al que es sometido no podría ser más ejemplar. Pero no es el único. Rafa Spall (La vida de Pi), Oona Chaplin e incluso una muy secundaria Natalia Tena (ambas vistas en la serie Juego de Tronos) logran dotar a sus respectivos roles de una profundidad mayor de la esperada, aportando un grado de desesperación motivado por la tecnología realmente alto.

Prueba de ello es, por ejemplo, el último plano del capítulo, un final que viene a representar la tortura que puede suponer para el ser humano el uso indebido de la tecnología. Se puede decir que, al fin y al cabo, lo que inicialmente nace para ayudar a la sociedad adquiere una función tétrica y violenta en manos de su propio creador, lo que convierte estos avances tecnológicos en una herramienta más de tortura y de violencia física y psicológica para con sus semejantes. En este sentido, este nuevo episodio puede entenderse en líneas generales como un alegato que confirma la evolución tecnológica de la sociedad, pero un análisis más en profundidad permite apreciar que dicha evolución no tiene necesariamente que ser positiva, advirtiendo del mal uso que el ser humano tiende a hacer de todos sus recursos.

Sea cual sea la interpretación, y sea cual sea el interés que pueda despertar Black Mirror: White Christmas en el espectador, lo que sí parece claro es que estamos ante un episodio especial que no solo mantiene el nivel creativo, dramático y crítico de toda la serie, sino que confirma a esta producción como uno de esos productos de culto capaces de mover la maquinaria necesaria para producir un único ejemplar. Guste o no, las reflexiones que promueve en el espectador la distancian notablemente de otras series de ciencia ficción planteadas como una evasión de la realidad, y la elevan a una categoría diferente. La pregunta que empieza a sobrevolar todos los episodios es: ¿será posible que el hombre alcance este grado de integración tecnológica? Y lo más importante, ¿seremos capaces de controlarla? Esperemos que la respuesta se encuentre en unos próximos capítulos tan espléndidos como estos.

El origen de Drácula amenaza la defensa de ‘El juez’


Estrenos 24octubre2014Durante todo el mes de octubre las novedades se han repartido de forma más o menos equitativa cada fecha de estreno. Sin embargo, hoy viernes, 24 de octubre, hasta 12 títulos llegan a la cartelera con la intención de tomar el relevo en la taquilla. En el que será el último fin de semana de octubre (a excepción del viernes que viene), propuestas de todo tipo se disputan a los espectadores españoles, desde dramas judiciales a cintas de terror, pasando por profundos dramas europeos y comedias cuya única intención es lograr dos horas de evasión absoluta. Una amplia gama donde elegir a lo largo de estos tres días.

Pero como siempre, comencemos con los estrenos más relevantes, aunque solo sea en distribución. Y el primero de ellos es El juez, drama ambientado en el mundo jurídico que supone el regreso de Robert Downey Jr. (Iron Man) a un cine algo más serio y profundo. Dirigida por David Dobkin (El cambiazo), la trama se centra en un exitoso abogado que debe volver a su pueblo natal para defender a su padre, del que se distanció hace décadas, de un cargo de asesinato. Para colmo, el acusado es el juez del pueblo. Este reencuentro no solo le llevará a descubrir la verdad de los hechos, sino a acercar posturas con una familia a la que creía perdida. El reparto se completa con nombres tan relevantes como los de Robert Duvall (El padrino), Vera Farmiga (serie Bates Motel), Billy Bob Thornton (Armageddon), Leighton Meester (La hija de mi mejor amigo), Vincent D’Onofrio (La chaqueta metálica) y Jeremy Strong (La noche más oscura).

El otro gran estreno de la semana es Drácula: La leyenda jamás contada, reinterpretación de los orígenes del vampiro creado por Bram Stoker que utiliza algunos elementos del personaje original para crear una historia que mezcla fantasía, terror y acción espectacular. Así, la historia arranca cuando Vlad III decide hacer frente al avance de los otomanos, con quienes había logrado un pacto, después de que estos le exijan el pago de mil niños para incorporar a sus filas, entre ellos el del propio Vlad. Consciente de que será derrotado, decide buscar ayuda en una criatura solitaria que vive en las montañas y que le dará el poder suficiente para vencer a sus enemigos, aunque el precio a pagar será muy alto. Gary Shore debuta en la dirección de largometrajes, mientras que frente a la cámara encontramos a Luke Evans (El enigma del cuervo), Sarah Gordon (Un método peligroso), Dominic Cooper (Mi semana con Marilyn), Art Parkinson (serie Juego de tronos), Charles Dance (Underworld: El despertar) y Diarmaid Murtagh (Monuments Men), entre otros.

Otra de las novedades norteamericanas es Vamos de polis, comedia gamberra dirigida por Luke Greenfield (La vecina de al lado) y cuyo argumento es simple y directo: dos amigos que atraviesan una mala situación personal y laboral deciden disfrazarse de policías para ir a una fiesta. Sin embargo, durante esa primera noche descubrirán que la gente les confunde por agentes de la ley reales, lo que les abre muchas puertas y les permite conocer a muchas mujeres. Ante esa perspectiva, deciden ir un paso más allá y hacerse pasar por auténticos policías todo lo que puedan, metiéndose de paso en muchos problemas. Jake Johnson (Malditos vecinos), Damon Wayans Jr. (Los otros dos), Rob Riggle (Hermanos por pelotas), Nina Dobrev (Las ventajas de ser un marginado), James D’Arcy (serie Los que matan) y Andy García (Una oscura verdad) son algunos de los actores que la interpretan.

Con mucho menos ruido mediático llega The prince, thriller de acción dirigido por Brian A. Miller (House of the Rising Sun) que gira en torno a los errores del pasado y su repercusión en el presente. En concreto, el argumento se centra en un mafioso retirado que debe viajar a Nueva Orleans para encontrar a su hija, supuestamente desaparecida. En el camino se encontrará con viejos amigos y enemigos que desenterrarán viejos problemas que creía haber dejado atrás. La cinta cuenta con un interesante reparto encabezado por Bruce Willis (Looper), John Cusack (Grand Piano), Jason Patrick (Los perdedores), el rapero 50 Cent (Caza al asesino), Gia Mantegna (Emergo) y Rain (Ninja Assassin).

Disney presenta una historia para toda la familia que recuerda a viejos títulos de la casa inspirados en hechos reales del mundo del deporte. El chico del millón de dólares narra la historia de un agente deportivo que organizó un reality show en la India para encontrar algún jugador de cricket que fuera capaz de convertirse en lanzador de béisbol profesional en Estados Unidos. Dirigida por Craig Gillespie (Noche de miedo), la cinta está protagonizada por Jon Hamm (serie Mad Men), al que acompañan Alan Arkin (Argo), Bill Paxton (Al filo del mañana), Lake Bell (Sin compromiso), Bar Paly (Dolor y dinero) y Aasif Mandvi (Los becarios).

Por último, y con algo de retraso, nos llega Coherence, thriller de ciencia ficción producido en 2013 y escrito y dirigido por James Ward Byrkit, quien debuta de este modo en el largometraje. La historia se basa en un caso ocurrido en Finlandia en 1923, cuando los habitantes de un pueblo empezaron a mostrar extraños comportamientos tras ver el paso de un cometa. En la actualidad, un grupo de amigos recuerdan dicho suceso mientras cenan y se preparan para ver el paso de otro cometa, lo que dará lugar a unos acontecimientos similares. La película cuenta en su reparto con Emily Foxler (Los fantasmas de mis ex novias), Maury Sterlin (El equipo A), Nicholas Brendon (Buffy, Cazavampiros), Lorene Scafaria (A Million Miles) y Elizabeth Gracen (serie Los inmortales).

Pasamos ahora a los títulos europeos, y entre ellos destaca el nuevo drama protagonizado por Marion Cotillard (El sueño de Ellis), Dos días, una noche. La trama comienza cuando una mujer, en compañía de su marido, debe visitar a sus compañeros de trabajo y convencerles de que renuncien a su paga extra para que ella pueda conservar su empleo. Jean-Pierre y Luc Dardenne (El niño de la bicicleta) escriben y dirigen esta película francesa en la que también encontramos a Fabrizio Rongione (Lionel), Pili Groyne, Simon Caudry y Catherine Salée (La vida de Adèle).

De Francia también llega Tip top, aunque en esta ocasión con capital luxemburgués y belga, comedia con tintes de thriller producida en 2013 que viene a ser una especie de versión femenina de las buddy cops, es decir, aquellos films en los que la pareja protagonista son dos hombres policías. Su trama, como puede suponerse, sigue la investigación que llevan a cabo dos inspectoras de Asuntos Internos tras encontrarse el cadáver de un informador argelino en un pequeño pueblo. El carácter de las dos mujeres chocará toda vez que una opta por la acción y la otra por la vigilancia. Basada en la novela de Bill James, la película está dirigida por Serge Bozon (Mods) y protagonizada por Isabelle Huppert (En otro país), François Damiens (La delicadeza), Sandrine Kiberlain (Las chicas de la sexta planta) y Karole Roche (Polisse).

Drama y terror es lo que propone la danesa Cuando despierta la bestia, ópera prima de Jonas Alexander Arby que aborda la investigación de una joven sobre su oscuro pasado cuando su cuerpo empieza a experimentar extraños cambios. La película, que será estrenada directamente en plataformas digitales, tiene un reparto encabezado por Jakob Oftebro (Tarok), Sonja Richter (Lo que nadie sabe), Lars Mikkelsen (serie Forbrydelsen), Sonia Suhl y Mads Rilsom (Skyskraber).

También desde Dinamarca llega Alguien a quien amar, intenso drama que gira en torno a un cantautor de fama mundial afincado en Los Ángeles que decide regresar a su país natal para grabar su nuevo disco. Allí se reencontrará con su hija, de la que se distanció hace años, y conocerá a su nieto, del que tendrá que hacerse cargo. Condenados a entenderse, abuelo y nieto encontrarán en la música un nexo de unión que les abrirá las puertas a una relación destinada a cambiar sus vidas para siempre. Dirigida por Pernille Fischer Christensen (Dansen), quien también participa en el guión, la película está protagonizada por Mikael Persbrandt (El hipnotista), Trine Dyrholm (Un asunto real), Birgitte Hjorth Sørensen (Julie), Sofus Rønno y Eve Best (El discurso del rey).

En cuanto al documental, dos son los títulos nuevos que llegan hoy. Por un lado la española Paco de Lucía: La búsqueda, dirigida por Francisco Sánchez Varela y que, como se desprende del título, realiza un recorrido por la vida y obra del famoso guitarrista desde que cogió el instrumento por primera vez a los siete años hasta su fallecimiento en febrero de este mismo año.

Por otro, y como colofón a la larga lista de estrenos, la francesa A cielo abierto, escrita y dirigida por Mariana Otero (Historia de un secreto) y cuyo desarrollo se centra en la vida de niños con graves problemas mentales que viven en un centro situado en la frontera francobelga.

El contrabando de ‘El niño’ se encuentra ‘En el ojo de la tormenta’


Estrenos 29agosto2014Agosto termina, pero el verano cinematográfico todavía durará algunas semanas más si atendemos a las novedades que están a punto de llegar. Unos estrenos, por cierto, que dan un respiro a la cartelera española para que esta pueda acoger títulos que si bien a priori no son grandes blockbusters, sí tienen los ingredientes necesarios para atraer la atención del público, sobre todo los dos más importantes de hoy, viernes 29. Buenas campañas de publicidad han hecho que se hable de ellas, pero sus atractivos van más allá del mero marketing, sustentando sus bazas en las tramas y los nombres propios que las protagonizan.

Comenzamos por En el ojo de la tormenta, cinta norteamericana de acción enmarcada en las catástrofes naturales que ha basado su promoción en algo poco habitual pero muy efectivo: la espectacularidad y sencillez de su historia, dejando a un lado la relevancia de los actores que la protagonizan. Y es que la historia, que se centra en una pequeña localidad donde se suceden una serie de letales tornados, está contada a través de las cámaras de cazadores de tormentas profesionales que buscan, ante todo, una foto única. Dirigida por Steven Quale (Destino final 5), la película cuenta en su reparto con Richard Armitage (El Hobbit: La desolación de Smaug), Sarah Wayne Callie (serie The walking dead), Matt Walsh (Ted), Alycia Debnam Carey (Martha’s New Coat), Arden Escarpeta (Midnight son) y Nathan Kress (serie iCarly).

El otro estreno al que hacía referencia en la introducción es El niño, propuesta española de la semana que dirige Daniel Monzón (Celda 211) y que aborda el mundo del contrabando en el estrecho de Gibraltar. En concreto, la historia gira en torno a los intentos de la policía por detener las actividades de los narcotraficantes al mismo tiempo que tres jóvenes deciden introducirse en ese peligroso mundo por su cuenta y riesgo, cruzando los 14 kilómetros que separan Europa de África en una lancha motora. Acción, thriller y drama son los componentes de un film protagonizado por un elenco internacional en el que destacan Luis Tosar (Mientras duermes), el debutante Jesús Castro, Sergi López (Ismael), Ian McShane (Piratas del Caribe. En mareas misteriosas), Bárbara Lennie (Miel de naranjas) y Eduard Fernández (Todas las mujeres).

Desde Canadá nos llega una comedia romántica que ha dejado buenas sensaciones a su paso. Se trata de Amigos de más, un nuevo intento de Daniel Radcliffe para que la gente empiece a verle como algo más que la versión adulta de Harry Potter. Basada en la obra de teatro de  T.J. Dawe y Michael Rinaldi ‘Toothpaste and Cigars’, la trama sigue la relación de amistad que se establece entre un chico y una chica que se conocen durante una fiesta. La química que se genera entre ellos les permite hablar de todo y sentirse cómodos con la sinceridad que comparten. El problema es que ella tiene novio y él está locamente enamorado de su mejor amiga. Michael Dowse (Llévame a casa nena) es el encargado de poner en imágenes esta historia que, además de Radcliffe, cuenta en su reparto con Zoe Kazan (No es tan fácil), Rafe Spall (Prometheus), Adam Driver (A propósito de Llewyn Davis), Jemima Rooper (La dalia negra) y Mackenzie Davis (Breathe in).

El argentino Daniel Burman presenta hoy su última película tras La suerte en tus manos, realizada en 2012. Se trata de El misterio de la felicidad, comedia romántica con ciertas dosis de drama que protagonizan Guillermo Francella (Corazón de león) e Inés Estévez (La fuga) y que arranca cuando un hombre desaparece sin previo aviso, dejando a su esposa en una situación desesperada. Esta recurre al mejor amigo y socio del marido, iniciándose así una búsqueda tanto del desaparecido como de una felicidad que ninguno parece haber encontrado. En el reparto encontramos también a Fabián Arenillas (Tesis sobre un homicidio), Alejandro Awada (Días de pesca en Patagonia) y Sergio Boris (Diablo).

La producción más europea de la semana es El congreso, lo nuevo de Ari Folman (Vals con Bashir) como director y guionista. Alemania, Bélgica, Francia, Luxemburgo y Polonia, en colaboración con Israel, se encuentran detrás de esta adaptación de la novela de Stanislaw Lem que cuenta el pacto al que llega la actriz Robin Wright con una productora de cine para que esta realice una imagen digital de la actriz y la utilice en todas las películas que quiera, tanto si son del gusto de la protagonista de la serie House of cards como si no. Las consecuencias de dicho acuerdo llevarán a la actriz a un mundo que nunca hubiese creído real. A medio camino entre la animación y la imagen real, la película cuenta con la propia Wright interpretándose a sí misma, a la que se añaden nombres tan conocidos como los de Harvey Keitel (El gran hotel Budapest), Jon Hamm (serie Mad Men), Paul Giamatti (Los idus de marzo), Kodi Smit-McPhee (El amanecer del Planeta de los Simios) y Danny Huston (Hitchcock).

De Francia también procede El secuestro de Michel Houellebecq, comedia dramática escrita y dirigida por Guillaume Nicloux (El elegido) que trata de dar un sentido a la desaparición en 2011 del conocido novelista. Riéndose de sí mismo, Houellebecq juega con las posibilidades de su secuestro, analizando la posible moral de sus captores y su propia personalidad. Por tanto, además del propio autor, en el reparto encontramos a Mathieu Nicourt (Le clef), Maxime Lefrançois (Low cost) y Luc Schwarz (Le mac) y Françoise Lebrun (Dead Europe).

Terminamos el repaso de esta semana con Las nuevas aventuras de Caperucita Roja, propuesta animada del 2011 procedente de Estados Unidos que combina para la ocasión a los personajes de dos famosos cuentos infantiles. La acción se inicia cuando Caperucita Roja se reencuentre con la Abuelita y el Lobo para embarcarse en una aventura y salvar a Hansel y Gretel. Primer largometraje dirigido por Mike Disa, entre las voces originales se pueden destacar las de Hayden Panettiere (serie Nashville), Glenn Close (Guardianes de la galaxia), Cheech Marin (Abierto hasta el amanecer), Joan Cusack (Las ventajas de ser un marginado) y Martin Short (Mars Attack!).

‘Breaking Bad’ se corona en su adiós de unos Emmy conservadores


Los protagonistas de 'Breaking Bad' posan en la edición 66 de los Emmy.La 66 edición de los Emmy ha confirmado varias sospechas que se barruntan desde hace varios años. Por un lado, que Breaking Bad ha traspasado los estándares de calidad actuales para convertirse en un referente audiovisual de la pequeña pantalla, como bien demuestran sus numerosos premios a lo largo de los años. Por otro, que estos premios se enrocan incomprensiblemente en sus posturas iniciales, lo que les impide lograr un reflejo más exacto de la realidad actual de la televisión, que es lo que en realidad debería ser cualquier entrega de premios. Que la serie protagonizada por Bryan Cranston (Godzilla) se lleve los mismos premios año tras año es tan justo con la serie como injusto con el resto de producciones, algunas de ellas con el aliciente de ser propuestas frescas y novedosas.

El propio actor lo reconocía al recoger su premio al Mejor actor protagonista en drama. Que este reconocimiento no haya ido a parar a manos de Matthew McConaughey por su papel en True Detective es algo difícil de explicar, incluso cuando delante está un rol como el de Walter White. Sobre todo si tenemos en cuenta el resto de candidatos, entre los que se hallan un Jon Hamm (serie Mad Men) al que cada vez le quedan menos posibilidades de ganarlo y un Kevin Spacey cuya labor en House of cards es simplemente excepcional. Que una serie que ha ganado de forma continuada premios por las mismas premisas demuestra una falta de valentía a la hora de valorar al resto de candidatos, restando importancia a producciones de igual o mejor calidad como pueden ser Juego de Tronos o la propia Mad Men, que por unas cosas o por otras siempre termina siendo la gran perjudicada.

Y si esto puede aplicarse de igual modo a la comedia. Antes incluso de que se anuncien las nominaciones se puede intuir que los ganadores serán Modern Family como Mejor comedia y Jim Parsons como Mejor actor por su papel en The Big Bang Theory. Quizá en este caso la competencia no sea tan feroz como la que existe en la categoría dramática, pero es igualmente sintomático el hecho de que año tras año nuevos candidatos hagan acto de presencia y, año tras año, los ganadores sean los mismos. Esto no quiere decir que no lo merezcan, al contrario, pero resta interés y credibilidad a los premios la sensación de repetir año tras año los mismos ganadores, como si no hubiese nada mejor producido en la televisión.

Se plantea así la duda de qué ocurrirá el año que viene cuando Breaking Bad no esté en las quinielas. Evidentemente, algún título tendrá que ocupar su lugar, pero la verdadera incógnita es si será capaz de repetir esa sucesión de premios o, por el contrario, las aguas volverán a su cauce y los premios se repartirán de forma más equitativa. Algo que, por cierto, hay que reconocer que se ha producido en esta edición en las categorías de intérpretes secundarios e invitados, sobre todo en lo que respecta a la comedia.

Miniserie de anécdotas

Pero si en lo referente a las series dramáticas y cómicas ha habido un alarmante monopolio de viejos conocidos de estos premios, en lo que respecta a las miniseries los Emmy no se han quedado atrás. De hecho, dos producciones se han llevado la práctica totalidad de los reconocimientos, aunque es justo decir que se centran en sus intérpretes. En efecto, los protagonistas de esa joya británica titulada Sherlock han logrado alzarse con una estatuilla, reivindicando la madurez de la serie y sus actores, cuya tercera temporada ha sido todo un ejercicio de originalidad narrativa. Algo más sorprendente puede parecer que tanto Jessica Lange como Kathy Bates se hayan llevado los premios por American Horror Story: Coven, sobre todo si se repasan las candidatas en esas categorías.

Y digo “puede parecer” porque lo cierto es que ambas mujeres componen sendos personajes que dejan huella en una serie acostumbrada a crear roles impactantes. Sobre todo la segunda, una suerte de sádica asesina racista condenada a vivir eternamente en una sociedad que no comprende y no respeta. Aunque mayor sorpresa son la presencia de Allison Janney (serie Masters of sex) como triunfadora en dos categorías, algo que confirma esa idea ampliamente extendida de que las votaciones son, muchas veces, por inercia, y el galardón a la miniserie Fargo como mejor producción, lo que no solo es un empujón a la ficción, sino también a la espléndida película en la que está basada, dando más argumentos además a una serie de iniciativas puestas en marcha para adaptar al formato seriado diversas tramas cinematográficas, entre ellas la de Shutter Island, de Martin Scorsese.

En definitiva, y más allá de que los ganadores sean justos vencedores, los Emmy vuelven a revelarse como unos premios conservadores que prefieren reafirmarse en sus ideas antes que acercarse a las nuevas propuestas. La pregunta que cabe hacerse es cuántas veces es necesario premiar a una serie o a un actor por un mismo papel para demostrar que es el mejor, o al menos uno de los mejores. Hasta la fecha, parece que cuatro. Esto, además de un tanto incoherente (¿alguien se imagina que los Oscar premien a un actor por hacer el mismo papel en una saga cinematográfica una y otra vez?) es contraproducente, pues impide una renovación de aires dentro de la propia gala. Ahora queda esperar a ver quién ocupará el trono de Mejor drama, aunque visto lo visto todo apunta a que será alguna de las más veteranas.

Relación de candidatos y premiados en la 66 edición de los premios Emmy

Schwarzenegger trata de recuperar su estatus con un ‘Sabotage’


Estrenos 11julio2014El verano cinematográfico de este 2014 está siendo, cuanto menos, de perfil bajo. Aquellos que sigan viernes tras viernes las novedades que llegan a la cartelera habrán notado que muchos de los estrenos en principio más relevantes carecen de grandes estrellas o de tramas propias de esta época. Hoy, 11 de julio, los estrenos mantienen esa tendencia, pues salvo un thriller de acción a la antigua usanza, el resto de films se enmarcan en general en comedias amables y dramas sociales y románticos. Todo a la espera de que empiecen a llegar los grandes títulos, algo que ocurrirá la semana próxima. Por ahora, aquí va un resumen de estas nuevas películas.

Quizá un síntoma del fenómeno mencionado es el hecho de que uno de los films más relevantes es Sabotage, propuesta de acción e intriga que recupera la época dorada del género, tanto por su estrella como por la temática y el estilo visual utilizado. La historia gira en torno a las relaciones creadas en un grupo especial de la DEA encargado de las misiones más peligrosas y brutales. En una de esas misiones se hacen con una importante suma de dinero que logran esconder. Cuando algún tiempo después los agentes empiecen a morir uno a uno el equipo deberá investigar quién está detrás de todo sin poder confiar en nadie. Dirigida por David Ayer (Sin tregua), la película es un nuevo intento por parte de Arnold Schwarzenegger (Terminator) de recuperar un trono que perdió en los 90. Eso sí, para ello se rodea de un puñado de actores conocidos, entre los que destacan Sam Worthington (Avatar), Terrence Howard (Prisioneros), Olivia Williams (El sexto sentido), Joe Manganiello (serie True Blood), Max Martini (Pacific Rim), Mireille Enos (Guerra Mundial Z) y Josh Holloway (serie Intelligence).

Diametralmente opuesta es la temática de Más allá del amor, drama romántico adolescente basado en la novela de Scott Spencer que se encarga de dirigir Shana Feste (El mejor). Su trama aborda la relación entre una chica privilegiada y un joven carismático cuya pasión tendrá que luchar contra las opiniones de ambas familias, opuestas a dicho amor. Alex Pettyfer (Soy el número cuatro) y Gabriella Wilde (Carrie) son los principales protagonistas, a los que acompañan Robert Patrick (Terminator 2: El juicio final), Bruce Greenwood (El vuelo), Rhys Wakefield (The Purge: La noche de las bestias), Dayo Okeniyi (Runner Runner), Joely Richardson (Luces rojas) y Emma Rigby (El médico).

Igualmente distinta es otro de los estrenos que nos llegan de Estados Unidos. Producida en 2013, La batalla del año 3D es un musical dirigido por Benson Lee que se basa en un documental dirigido por el mismo director titulado Planet B-Boy (2007). Con la presencia de bailarines de hip-hop profesionales, la cinta narra los intentos de un antiguo y exitoso bailarín que, gracias a la fortuna que ha amasado, pretende devolver a Estados Unidos su lugar en las competiciones de baile. Para ello contrata a antiguos colaboradores, pero nuevos retos se le presentarán al tener que lidiar con los egos de las nuevas estrellas. Entre sus intérpretes encontramos a Josh Holloway, que también estrena Sabotage, Laz Alonso (Jugada perfecta), Josh Peck (Red Dawn), Caity Lotz (serie Arrow), el rapero Chris Brown (Ladrones) y el bailarín Jon ‘Do Knock’ Cruz.

Con más retraso nos llega Un plan perfecto, estrenada en 2012. Ópera prima escrita y dirigida por la actriz Jennifer Westfeldt (serie 24), quien se reserva un papel en el film, su argumento gira en torno a seis amigos cuya relación se ve marcada por la llegada de sus bebés. Mientras que los problemas crecen en los matrimonios a medida que van teniendo más niños, los dos únicos miembros de la pandilla que todavía permanecen solteros deciden tener un hijo mientras mantienen su independencia para salir con otras personas. La película, que se encuentra a medio camino entre la comedia coral y el drama, cuenta con Adam Scott (La vida secreta de Walter Mitty), Maya Rudolph (La boda de mi mejor amiga), Kristen Wiig (Casi perfecta), Megan Fox (Transformers), Chris O’Dowd (Calvary), Jon Hamm (serie Mad Men) y Edward Burns (Salvar al soldado Ryan).

Dejamos Estados Unidos para hablar del único estreno español de la semana, La cueva, historia de terror que comienza cuando un grupo de cinco amigos decide ir a pasar sus vacaciones en Formentera, donde durante varios días recorren los rincones más hermosos y desconocidos de la isla. Ataviados únicamente con sus mochilas, una de sus exploraciones les lleva a una cueva que deciden explorar. La situación se volverá insostenible cuando ninguno de ellos logre encontrar el camino de vuelta y tanto el agua como la comida empiecen a escasear. Alfredo Montero (Niñ@s) es el encargado de poner en imágenes un guión en el que también participa, mientras que Marta Castellote, Xoel Fernández (Mataharis), Eva García-Vacas (Holmes & Watson. Madrid days), Marcos Ortiz (La chispa de la vida) y Jorge Páez dan vida a los cinco amigos.

Otro título importante de la semana es El abuelo que saltó por la ventana y se largó, éxito sueco del 2013 que adapta la novela de Jonas Jonasson. El film sigue las peripecias de un abuelo que en el día de su 100 cumpleaños se escapa de su residencia. Rápidamente se ve envuelto en una trama criminal al robar una importante suma de dinero a un conocido capo. Aunque capturarle podría parecer sencillo, el anciano no es un hombre cualquiera. Su vida ha estado plagada de momentos imprescindibles en la Historia de la Humanidad, conociendo a personajes tan relevantes como Stalin, Hitler, Franco o Reagan. Dirigida por Felix Herngren (Varannan vecka), en el reparto de la película destacan Robert Gustafsson (Fyra nyanser av bruna), Iwar Wiklander (Las huellas imborrables), David Wiberg, Mia Skäringer (Mammas pojkar), Jens Hultén (Más allá de la frontera), Bianca Cruzeiro y Alan Ford (Snatch: Cerdos y diamantes).

Desde Reino Unido aterriza en España el drama romántico Ahora y siempre, film del 2012 con un interesante reparto que adapta la novela de Jenny Downham para contar cómo una joven diagnosticada con una enfermedad terminal se enfrenta al mundo a través de una lista de tareas que toda adolescente debería realizar. Y aunque poco a poco logra hacer su sueño realidad, la llegada de un nuevo vecino pondrá su mundo patas arriba. Tras las cámaras encontramos a Ol Parker (Rosas rojas), mientras que frente a ella se dejan ver nombres como los de Dakota Fanning (La guerra de los mundos), Jeremy Irvine (Grandes esperanzas), Olivia Williams, que repite estreno, Kaya Scodelario (Shank) y Paddy Considine (El ultimátum de Bourne).

También de 2012 es la co producción entre Alemania y Noruega titulada Dos vidas, una combinación de thriller y drama que dirigen a cuatro manos Georg Maas (NeuFundLand) y Judith Kaufmann, quien debuta de este modo en la dirección. Su trama se ambienta en Europa unos años después de la caída del Muro de Berlín. Una “hija de la guerra” (fruto del amor entre un soldado alemán y una mujer noruega), solicitada para declarar contra el estado noruego, se niega a colaborar en el juicio. Su reacción tendrá consecuencias inesperadas cuando toda su vida se vaya desmoronando poco a poco al descubrirse todos los secretos y mentiras sobre los que se construyó su infancia y la de sus hijos. Una situación que obligará a todos los miembros de la familia a posicionarse a su lado o contra ella. Juliane Köhler (El hundimiento), Liv Ullmann (Sonata de otoño), Sven Nordin (Ulykken), Ken Duken (Mi último día sin ti), Julia Bache-Wiig (En gansee snill mann) y Rainer Bock (Passion) son los actores principales.

Por último, hay que hablar de Borgman, thriller escrito y dirigido por Alex van Warmerdam (Los norteños) cuya historia se centra en un hombre que vive bajo tierra en un refugio que él mismo ha construido. Su vida, similar a la de otras personas, se ve alterada cuando un grupo de hombres armados, entre ellos un sacerdote, acudan al bosque en el que se esconde con la intención de matarle. El reparto está formado por Jan Bijvoet (Alabama Monroe), Hadewych Minis (Loft), Jeroen Perceval (Bullhead), Tom Dewispelaere (Frits en Freddy) y el propio Warmerdam.

Diccineario

Cine y palabras

A %d blogueros les gusta esto: