La cartelera recibe ‘La llegada’ de los ‘Animales fantásticos’


Estrenos 18noviembre2016Fin de semana de importantes estrenos. O al menos, muy esperados. Frente al perfil medio bajo de los títulos que han estado llegando a la cartelera española estas últimas semanas (salvo contadas excepciones), este viernes, 18 de noviembre, se prevé interesante en lo que a atracción a las salas de cine se refiere, ya sea por la variedad de novedades como por el interés que puede suscitar el que sin duda es el estreno de la semana.

Ese no es otro que Animales fantásticos y dónde encontrarlos, nueva propuesta de fantasía, aventura y magia de la mano de J.K. Rowling que se espera tome el testigo de la saga Harry Potter… al fin y al cabo, se ambienta en el mismo universo. Su historia comienza en 1926, cuando un joven mago se embarca en un viaje por todo el mundo para encontrar y catalogar un sinfín de criaturas mágicas. Una de las paradas en su recorrido es Nueva York, y lo que en principio iba a ser un sencillo alto en el camino se convierte en un problema cuando varias de las bestias ya recogidas y catalogadas se escapan, lo que pone en apuros tanto el mundo de la magia como el del resto de mortales. La cinta, que cuenta con capital británico y norteamericano, está dirigida por David Yates (La leyenda de Tarzán) y protagonizada por Eddie Redmayne (La chica danesa), Katherine Waterston (Steve Jobs), Ezra Miller (Las ventajas de ser un marginado), Colin Farrell (serie True detective), Samantha Morton (La señorita Julia), Ron Perlman (Stonewall), Jon Voight (serie Ray Donovan), Johnny Depp (Alicia a través del espejo) y Carmen Ejogo (Selma), entre otros.

También destaca La llegada, nueva propuesta de Denis Villeneuve (Sicario) que, en clave de ciencia ficción, narra cómo unas naves extraterrestres aterrizan inesperadamente en diversos puntos del planeta. Al frente del grupo de expertos que deberán averiguar el motivo de esta llegada está una lingüista que pondrá su vida y la de sus colaboradores en peligro para evitar la guerra mundial a la que parece abocada la Humanidad. Lo que no sabe es que con sus actos puede provocar algo peor que una guerra. Basada en la historia de Ted Chiang, la película cuenta con un reparto encabezado por Amy Adams (Big eyes), Jeremy Renner (Capitán América: Civil War), Forest Whitaker (V3nganza), Michael Stuhlbarg (El caso Fischer), Tzi Ma (Pali road) y Mark O’Brien (The dark stranger).

Otra de las propuestas procedentes de Hollywood es Como reinas, comedia de aventuras familiar cuyo argumento gira en torno a una viuda que recibe por error un cheque de la seguridad social de 900.000 dólares. Junto a su mejor amiga decide vivir el viaje de sus vidas en Gran Canaria, pero terminan convirtiéndose en fugitivas de la justicia y en la sensación de los medios. Andy Tennant (Exposados) se pone tras las cámaras de esta cinta que cuenta entre sus actores con Shirley MacLaine (La vida secreta de Walter Mitty), Jessica Lange (serie American Horror Story: Freak show), Demi Moore (Margin call), Judd Hirsch (Independence Day: Contraataque), Billy Connolly (Nuestro último verano en Escocia) y Matt Walsh (La oscuridad).

El terror tiene su máximo representante en El extraño, coproducción entre Estados Unidos y Corea del Sur que arranca cuando un pequeño pueblo se ve sacudido por una serie de extrañas y violentas muertes. Las supersticiones pronto señalan como culpable a un anciano que vive como un ermitaño cerca del pueblo desde hace poco tiempo. Escrita y dirigida por Na Hong-ji (Hwanghae), la película está protagonizada por Hwang Jung-min (New world), Kwak Do Won (Bereullin), Chun Woo-hee (Mother) y Jo Han-Cheol (48M).

Entre los estrenos europeos destaca Un traidor como los nuestros, coproducción anglofrancesa que adapta una novela de John le Carré y que, en clave de thriller, narra cómo una pareja de vacaciones en Marrakech se ve envuelta en un juego mortal de secretos y mentiras entre el Servicio Secreto Británico y la mafia rusa. Todo por entablar cierta amistad con un multimillonario ruso que resulta ser miembro de un clan mafioso y que parece tener especial interés en desvelar todos los secretos de su organización criminal. Susanna White (La niñera mágica y el Big Bang) dirige esta propuesta en la que destacan actores como Ewan McGregor (Mortdecai), Stellan Skarsgård (El médico), Damian Lewis (serie Homeland) y Naomie Harris (Spectre).

La comedia dramática de época está representada por Amor y amistad, nueva adaptación de una obra de Jane Austen, en este caso un relato corto, que narra los intentos de una mujer para desposar a su hija en 1790. Para ello viaja hasta la casa de campo de su familia política. Whit Stillman (Damiselas en apuros) adapta y dirige esta producción que cuenta con capital irlandés, francés y holandés, y en cuyo reparto encontramos a Kate Beckinsale (Absolutamente todo), Chloë Sevigny (serie American Horror Story: Hotel), Xavier Samuel (Corazones de acero), Stephen Fry (El hombre que conocía el infinito), James Fleet (Mr. Turner), Jemma Redgrave (serie Doctor Who) y Emma Greenwell (Holy Ghost People).

Puramente francesa es La doctora de Brest, adaptación del libro de Irène Frachon que, en clave dramática, narra la lucha de esta doctora contra todo el sistema sanitario por desvelar los efectos mortales de un fármaco aprobado por el Estado después de que se produzcan sospechosas muertes de varios pacientes. Dirigida por Emmanuelle Bercot (La cabeza alta), la película está protagonizada por Sidse Babett Knudsen (El juez), Benoît Magimel (Pequeñas mentiras sin importancia), Charlotte Laemmel (Apnée), Isabelle de Hertogh (Hasta la vista) y Gustave Kervern (Simon).

De 2015 es la española La isla del viento, retrato biográfico de Miguel de Unamuno durante su exilio en Formentera por su oposición a la dictadura de Primo de Rivera, experiencia que transformó por completo al escritor. Tras las cámaras encontramos a Manuel Menchón, que debuta de este modo en el largometraje de ficción, mientras que en el reparto destacan los nombres de José Luis Gómez (Los abrazos rotos), Víctor Clavijo (Silencio en la nieve), Ciro Miró (Nadie quiere la noche), Ruth Armas (Casting) y Ana Celentano (Olvidados).

Con algo de retraso llega la comedia griega Chevalier, producción de 2015 que comienza cuando un grupo de amigos que van a pescar al Egeo en un lujoso yate inician un juego con el que llegarán a convertirse en rivales. Al finalizar el juego, aquel que demuestre ser el mejor hombre se llevará el anillo e la victoria. Athina Rachel Tsangari (Attenberg) dirige este film que cuenta entre sus actores con Giannis Drakopoulos (Oi aities ton pragmaton), Kostas Filippoglou (Gia panta), Yiorgos Kendros (Sta oria), Panos Koronis (Antes del anochecer) y Vangelis Mourikis (Magic men).

Con más retraso todavía se estrena Guerrera (sangre y honor), drama alemán realizado en 2011 por David Wnendt (Hanging on) que gira en torno a una joven neonazi cuyo día a día se desarrolla entre el odio a los extranjeros, a los judíos y a los policías, el alcohol y las peleas. Todo cambia cuando conoce a un refugiado afgano con el que aprenderá que la vida nunca es en blanco y negro. Alina Levshin (Krankheit der Jugend), Jella Haase (Lollipop monster), Sayed Ahmad, Gerdy Zint (Shahada) y Lukas Steltner (Abgebrannt) son los principales actores.

El último de los estrenos de ficción es la mexicana Tamara y la Catarina, cinta que aborda la relación de dos mujeres que encontrarán en el apoyo mutuo un espacio donde no sentirse unas parias y una forma de existir más allá de sus errores y su condición. Escrito y dirigido por Lucía Carreras (Nos vemos, papá), este drama está protagonizado por Gustavo Sánchez Parra (El elegido), Angelina Peláez (Visitantes), Harold Torres (La carga), Alberto Trujillo (Halley), Ángeles Cruz (Marcelino Pan y Vino) y Cecilia Cantú.

En lo que a documental se refiere destaca Omega, cinta española dirigida a cuatro manos por Gervasio Iglesias y José Sánchez-Montes, productores de La isla mínima (2014), que se centra en un proyecto musical que rompió moldes en los noventa. Fusión de flamenco y rock, llegó de la mano de Enrique Morente y Lagartija Nick, fusionando las poesías de Federico García Lorca y las partituras de Leonard Cohen.

También español es el documental In the same boat, dirigido por Rudy Gnutti, quien debuta en el largometraje cinematográfico con esta obra que utiliza un barco en alta mar como metáfora del futuro que se abre ante la Humanidad, que puede utilizar los avances tecnológicos para lograr un mundo más justo, pero que afronta importantes retos que podrían convertirse en amenazas.

Anuncios

‘Capitán América: Civil War’: Una historia con espectáculo


Capitán América y Iron Man se enfrentan cara a cara en 'Capitán América: Civil War'.Esto de que los superhéroes se enfrenten unos a otros parece estar de moda. Tampoco es de extrañar, dado que una vez comprendido que los buenos siempre derrotarán a los malos, queda por dirimir qué buenos son mejores que otros, y para ello nada mejor que un combate. Ahora bien, lo que también es necesario dilucidar son los motivos de dicha lucha y su resultado final. Y en el caso de la nueva película de Anthony y Joe Russo (Bienvenidos a Collinwood), el fondo ha resultado casi mejor que la forma, a diferencia de la lucha de titanes de DC que se pudo ver hace algunas semanas.

Capitán América: Civil War es, ante todo, un thriller, una cinta de intriga con secuencias de acción perfectamente integrada y con ciertas dosis de drama. La trama juega en todo momento al despiste con el espectador y el grupo de héroes que en ella aparecen, convirtiendo la cinta más en una especie de nueva entrega de ‘Los Vengadores’ que en una cinta sobre el supersoldado de Marvel. Pero dejando eso a un lado, la elaboración de la historia termina resultado muy superior a lo visto habitualmente en estos films, más próxima a la trilogía sobre Batman de Christopher Nolan que a obras como, incluso, ‘Iron Man’.

Una intriga que, además, justifica espléndidamente las motivaciones de todos y cada uno de los personajes a través de una persecución sin cuartel que termina, como bien reza el título, en una lucha fratricida cuyas consecuencias son incalculables, al menos para los no duchos en esta materia. Pero del mismo modo que el contenido es brillante, la apuesta narrativa de los hermanos Russo está excesivamente encorsetada. No es una mala narrativa, al contrario, pero da la sensación de que se podría haber sacado mucho más partido, por ejemplo, al combate entre superhéroes, por no hablar de otras persecuciones.

Este extremo puede que reste algo de brillo a Capitán América: Civil War, pero por supuesto no logra contrarrestar su enorme calidad, lo cual demuestra una vez más que un buen guión es la base de cualquier buen film. El modo en que todo se integra en una trama con un giro argumental final notablemente interesante es digno de aplaudir, sobre todo en un momento en el que las cintas de superhéroes parecen un poco abandonadas en ese sentido. Y para los fans de Spider-Man: sus pocos minutos en pantalla es de lo mejor de la cinta, lo que habría que tomarse como una promesa para el futuro del trepamuros. En definitiva, un entretenimiento sin parangón con más fondo que forma. ¿Se puede pedir algo más a estas películas?

Nota: 8/10

‘Misión: Imposible – Nación secreta’: la confirmación de una saga


Tom Cruise vuelve a ser Ethan Hunt en 'Misión: Imposible - Nación secreta'.A pesar de haber tenido ciertos altibajos, sobre todo en su segunda entrega, la saga de Misión: Imposible ha logrado confirmarse en sus últimas aventuras como una serie muy completa, capaz de ofrecer al espectador lo que espera de un modo fresco, dinámico y muy atractivo. La última incursión en el personaje de Ethan Hunt por parte de Tom Cruise (Top Gun) es el broche de oro a una evolución que ha sabido sacar partido de los elementos más característicos de la trama y, sobre todo, de unos personajes que se han convertido en fijos.

Puede que muchos consideren a esta Misión: Imposible – Nación secreta como una vuelta de tuerca más a las situaciones inimaginables que vive el protagonista, entre las que se lleva la palma la secuencia inicial. Sin embargo, y al igual que ocurre con otras sagas como la de ‘James Bond’, todo ello forma parte del encanto de las aventuras de este espía. Partiendo de esta base, lo realmente importante es comprobar si la cinta es capaz de trasladar al espectador a su terreno, de introducirle en sus propias normas para ofrecerle un entretenimiento digno. Lo consigue con creces. La película desprende un dinamismo único, un ritmo cuidadosamente calculado que permite a la trama desarrollarse con coherencia y naturalidad sin perder por ello ni un ápice de acción o adrenalina.

Sin duda esto se debe al equilibrio entre las secuencias de acción, algunas de ellas realmente logradas, y las secuencias de mayor tensión dramática, que incorporan en todo momento la sensación de prender la famosa mecha que acompaña siempre a la película. Esto, unido a la consistencia de un núcleo de protagonistas que parece haber encajado perfectamente en la trama (lo que aporta una mayor continuidad a las aventuras de Hunt), ofrece al espectador los anclajes necesarios para conocer de antemano los trucos a utilizar. Y aunque eso podría dar pie a una previsibilidad contraproducente, el hecho de que la trama aproveche ese conocimiento previo en su beneficio (bien a través de referencias explícitas, bien como una suerte de gag) transforma la previsibilidad en ironía, lo que no hace sino mejorar el resultado final.

Es cierto, sin embargo, que el villano sigue siendo uno de los puntos más débiles de la saga. No se trata tanto de que no posean fuerza como de que son arquetipos que no parecen estar a la altura de la calidad de los héroes. En Misión: Imposible – Nación secreta ocurre algo similar con el rol de Sean Harris (Harry Brown). Pero es un mal menor. Esta quinta entrega (ya hay sexta en camino) confirma la idea de que estamos ante una saga que, tras varios intentos, ha encontrado la esencia que le permitirá vivir para siempre, más o menos como le ha ocurrido al agente secreto más famoso del cine. Mientras siga sabiendo cuál es su sitio y lo que puede o no puede ofrecer, bienvenido seas, Ethan Hunt.

Nota: 7,5/10

Regresa ‘Misión: Imposible’ para salvar las ‘Ciudades de papel’


Estrenos 7agosto2015Comenzamos un mes repleto de títulos atractivos para los amantes de los blockbusters, la acción y el humor. Y lo hacemos con dos títulos que están llamados, cada uno en su estilo, a llenar las salas. Por supuesto, llegan acompañados de propuestas que tal vez no alcancen todos los rincones de la geografía española, pero que sin duda ofrecen una mayor variedad para aquellos que prefieran historias más intimistas. Aunque hoy viernes, 7 de agosto, todo pasa por Ethan Hunt y su equipo de espías.

En efecto, Misión: Imposible – Nación Secreta, quinta entrega de la saga iniciada en 1996 que en esta ocasión dirige Christopher McQuarrie (Jack Reacher) y que cuenta con el grueso del reparto protagonista de Misión: Imposible – Protocolo fantasma (2011). La trama arranca cuando el equipo protagonista descubra la existencia de una organización secreta internacional conocida como el Sindicato cuyo objetivo es destruir la FMI. El reto se plantea cuando comprendan que los agentes de esta organización no solo están altamente cualificados, sino que rivalizan en capacidades y aptitudes con los miembros del grupo de Hunt. Tom Cruise (Al filo del mañana), Simon Pegg (Bienvenidos al fin del mundo), Jeremy Renner (Matar al mensajero), Ving Rhames (Percentage), Alec Baldwin (Blue Jasmine), Rebecca Ferguson (Hércules), Sean Harris (Serena) y Tom Hollander (Una cuestión de tiempo) encabezan el reparto.

Los adolescentes tienen su principal reclamo en Ciudades de papel, drama romántico basado en la novela de John Green que narra la relación de un joven y su enigmática vecina, de la que está secretamente enamorado. Una noche ella le pide que le acompañe en una aventura por la ciudad, desapareciendo a la mañana siguiente. Será entonces cuando el chico inicie un viaje junto a sus amigos para encontrar el paradero de la chica de sus sueños, quien ha dejado pistas ocultas para poder localizarla. Dirigida por Jake Schreier (Un amigo para Frank), la película está protagonizada por Cara Delevingne (Anna Karenina), Nat Wolff (Bajo la misma estrella), Halston Sage (Malditos vecinos), Cara Buono (serie Person of interest), Austin Abrams (Gangster Squad), Caitlin Carver (serie Familia de acogida) y Justice Smith (Trigger finger).

Otro de los títulos interesantes, sobre todo por los nombres que lo apoyan, es Bernie, comedia negra producida en 2011 y basada en un artículo escrito por Skip Hollandsworth que aborda la relación de un empresario de pompas fúnebres muy querido en su comunidad con una adinerada viuda. Sin embargo, con el paso del tiempo ella empieza a ser extremadamente controladora, lo que obligará al hombre a buscar una forma de alejarse de ella. Richard Linklater (Boyhood) dirige la propuesta, mientras que Jack Black (Año uno), Shirley MacLaine (En sus zapatos), Matthew McConaughey (serie True detective), Brady Coleman (Pineapple) y Richard Robichaux (Foreign exchange) encabezan el reparto.

Antes de entrar en los estrenos europeos hablamos de la cinta más internacional de la semana. Mi casa en París, que cuenta con capital norteamericano, francés e inglés, es una producción de 2014 que adapta la obra de Israel Horowitz (3 weeks after paradise), quien por cierto también se encarga de escribir este guión y dirigir la película. A medio camino entre la comedia romántica y el drama, la trama arranca cuando un neoyorquino sin mujer, hijos ni dinero recibe la noticia de que ha heredado de su padre, con el que no se hablaba, una enorme casa en París. Dispuesto a venderla, viaja a la ciudad para ver el estado de la propiedad, pero todo cambia cuando descubre que allí vive una anciana con su hija. Para colmo, la ley francesa impide que el hombre tenga acceso a la propiedad hasta que la mujer mayor fallezca. El reparto principal está integrado por Kevin Kline (La última aventura de Robin Hood), Maggie Smith (El exótico hotel Marigold), Kristin Scott Thomas (En la casa), Dominique Pinon (Amelie) y Stéphane Freiss (Un regalo para ella).

Otra de las novedades es el drama biográfico El bailarín del desierto, film inglés de 2014 basado en la vida de Afshin Ghaffarian, un iraní apasionado del baile y la música que, en el turbulento clima político del país en 2009, decide juntarse con otros jóvenes que comparten su afición para crear un grupo clandestino que les ayude a cumplir sus sueños de bailar ante un público. El proceso no solo le permitirá centrarse en su afición, sino que le abrirá las puertas al amor. Dirigida por Richard Raymond, quien de este modo debuta en el largometraje, la película está protagonizada por Freida Pinto (El origen del planeta de los simios), Tom Cullen (Los últimos días en Marte), Nazanin Boniadi (serie Homeland) y Reece Ritchie (Hércules), entre otros.

Desde Francia llega la comedia romántica Les combattants, ópera prima de Thomas Cailley que gira en torno a un joven cuyo verano se prevé tranquilo, repartiendo el tiempo entre sus amigos y la empresa familiar. Pero todo cambia cuando entra en su rutina una joven que pone patas arriba su mundo con una forma de entender la vida muy diferente. Aunque ella no le pide nada, él deberá decidir si seguir con sus planes o dejarlo todo para estar junto a ella. Adèle Haenel (Casa de tolerancia), Kévin Azaïs (La marche), Antoine Laurent (Notre tour viendra) y Brigitte Roüan (Voy a ser mamá) son los actores principales.

También francesa es El apóstol, película escrita y dirigida por Cheyenne Carron (Extase) que adapta la historia real de un joven musulmán que debe luchar contra su destino de convertirse en Imán. Una lucha que se desencadena por el secreto que oculta a su familia y amigos: se ha convertido al Cristianismo. Cuando se revele su conversión el mundo que conocía se volverá hostil, pero descubrirá otros jóvenes que viven su misma situación, generando una corriente de lucha a través del perdón y la redención. Narrado en clave dramático, el film está protagonizado por Brahim Tekfa, Salah Sassi (Héroes del cielo), Fayçal Safi (De guerre lasse) y Norah Krief (Faire avec).

Por último, Al otro lado del muro es un drama de 2013 dirigido por Christian Schwochow (Novemberkind) que adapta la novela de Julia Franck en la que una mujer de la Alemania Oriental de los años 70 pretende cruzar el Muro de Berlín para huir de una vida de penurias, terror y dolor. Acompañada de su hijo y con la promesa de un matrimonio con un alemán occidental, la mujer pronto comprenderá que la vida en la parte occidental no es tan luminosa como creía, iniciando una etapa de tránsito en la que el espionaje, el sufrimiento y el control rivalizan con la realidad que pretendía dejar atrás. La película está protagonizada por Jördis Triebel (La mujer papa), Tristan Göbel (Goethe!), Alexander Scheer (Cuando Santa cayó del cielo) y Jacky Ido (MS1: Máxima seguridad).

‘Los Vengadores: La era de Ultrón’: doble de acción, mitad de drama


'Los Vengadores. La era de Ultrón' supone para los héroes la prueba más dura de sus vidas.Cada uno a su modo, MarvelDC Cómics han cambiado el modo de entender el cine de superhéroes. El primero ha redefinido el concepto de entretenimiento; el segundo ha elevado este género a cotas que parecían inimaginables. Pero si algo ha hecho la casa de héroes como Spider-Man o Iron Man es crear un mundo cinematográfico que traslada de forma magistral el mundo de los cómics. Esto implica que, aunque para disfrutar de una película no hace falta ver el resto, todas y cada una se nutren entre ellas. Y en esto ha tenido buena parte de responsabilidad Joss Whedon (serie Buffy Cazavampiros), quien con la continuación de Los Vengadores (2012) vuelve a demostrar su habilidad para el dinamismo visual.

Porque lo cierto es que Los Vengadores: La era de Ultrón es un constante movimiento. Las peleas, los momentos irónicos, e incluso los momentos más dramáticos, contienen una agilidad narrativa fuera de toda duda. Es, al igual que le ocurría a su predecesora, un cómic en movimiento, algo que queda patente con la declaración de intenciones de la primera secuencia y ese plano en el que aparecen todos los superhéroes en formación de ataque. A partir de ese momento poco margen existe para la reflexión, lo cual no quiere decir que no exista un cierto desarrollo dramático. No mucho, pero existe. Si a esto se suma la comodidad de unos actores que disfrutan de sus personajes lo que obtenemos es un relato entretenido como pocos que invita al espectador a evadirse de todo lo que le rodea.

Ahora bien, la película se encuentra con un escollo relativamente importante que no logra solventar, y es el hecho de tener que luchar contra su propia naturaleza. Sin los conflictos personales que poblaron la primera entrega lo que queda es un arco dramático algo plano, sin grandes giros argumentales y, desde luego, con pocas o ninguna sorpresa. Se puede decir que la película es lineal, una carencia que se suple, y muy bien, con el dinamismo de sus secuencias y el ritmo desenfrenado de la narración, que apenas deja tiempo para la reflexión. Plagada de efectos visuales a cada cual más espectacular (los planos generales de combate son simplemente brillantes), la película cojea en el plano emocional al no existir las fricciones entre los héroes que sí se vivieron en el film original. Incluso el intento de incorporar la vida secreta de uno de los protagonistas, que en un principio parece dotar de mayor gravedad a la trama, se diluye entre rayos y puñetazos.

Algo ayuda, además de la continua sucesión de luchas y persecuciones, la presencia de un villano como Ultrón, al que da vida un James Spader (serie Boston Legal) cuya labor solo podrá apreciarse en todo su esplendor en la versión original. El resto de nuevos personajes suponen una distracción de las irregularidades del film, es cierto, pero su introducción en un film tan repleto de personajes impide que se desarrollen como es debido, lo que les convierte en meros testigos de lo que ocurre en pantalla. Sí, tienen ciertos momentos de protagonismo y gloria, pero su presencia queda lejos de la que tienen el resto de héroes, algo motivado principalmente porque éstos han tenido la oportunidad de brillar con luz propia en sus respectivas sagas. Tratar de presentar en sociedad nuevos héroes en un film tan saturado termina por diluirlos en un maremagno de poderes.

Lo que no cabe duda es que Los Vengadores: La era de Ultrón cumple con lo que promete, y lo hace con nota. Tal vez haya perdido el factor sorpresa de la primera entrega; tal vez su aspecto dramático no tiene la misma fuerza. Pero todo eso queda eclipsado por una agilidad visual y narrativa innegables, y que convierten a Whedon en uno de los nombres de peso en esta segunda etapa de Marvel, que terminará este año. Dos horas y media de acción en estado puro, humor irónico para los momentos más relajados y poca profundidad dramática que se pasan con bastante velocidad. Ahora toca esperar al próximo villano, que para aquellos que no puedan aguantar las ganas de conocerlo será… el que aparece en la secuencia post títulos de créditos.

Nota: 7/10

Tráiler de ‘Mission: Impossible. Rogue Nation’: más difícil todavía


'Mission: Impossible. Rogue Nation' es la última aventura de Tom Cruise como Ethan Hunt.Por si alguien tenía dudas, sí. En cine sí existe el más difícil todavía. 19 años después de aquella primera Mission: Impossible de 1996 nos llega la quinta entrega de la saga, Mission: Impossible. Rogue Nation, cuyo tráiler ha visto la luz en la tarde de ayer domingo. Un avance que, a pesar de su corta duración de apenas un minuto, ya confirma que el espía más famoso del mundo con permiso de James Bond y Jason Bourne es capaz del más difícil todavía. Y es que Ethan Hunt es capaz de trepar por acantilados sin necesidad de correas, escalar edificios de cristal o, como es el caso, no despegarse del lateral de un avión en pleno despegue. ¡Qué lejos queda aquel viaje en tren de la primera entrega!

Pero más allá de todo eso, lo que este primer tráiler (que como siempre encontraréis al final del texto) permite apreciar es una sofisticación mayor de los elementos que han hecho famosa a la saga, es decir, la tecnología y los engaños propios de una película de espías. Eso, y las secuencias de acción, que con los años han adquirido una sofisticación muy alta. Pero a pesar de que estas primeras imágenes se centran fundamentalmente en este último aspecto, no hay que despreciar los pocos momentos “tradicionales” que deja el tráiler, y que son algunos de los más atractivos.

Entre ellos destaca, cómo no, las ya imprescindibles gafas con las que el equipo de espías se comunica en todas las películas, o ese momento en el que se realiza un salto del ángel sin cuerda de seguridad. Lo cierto es que la saga, tras una segunda y una tercera entregas algo más débiles, parece haber recuperado un notable nivel tanto en su trama como en su apuesta visual. Posiblemente tenga algo que ver el hecho de que desde hace algún tiempo J.J. Abrams (Star Trek: En la oscuridad) está detrás de la franquicia. En este tráiler, incluso sin aportar demasiada información, ya se deja entrever ese estilo que parece haber alcanzado la serie.

La película, dirigida por Christopher McQuarrie (Jack Reacher), vuelve a contar con Tom Cruise (Al filo del mañana) como principal protagonista, al que acompañan Jeremy Renner (Matar al mensajero), Simon Pegg (serie Mob city), Alec Baldwin (Blue Jasmine), Rebecca Ferguson (Hércules), Sean Harris (Serena), Simon McBurney (La teoría del todo) y Ving Rhames (Pulp fiction), único actor que repite desde el principio de la saga junto a Cruise. El tráiler, a continuación.

‘Matar al mensajero’: los mismos héroes y villanos sobre el papel


Jeremy Renner da vida a Gary Webb en 'Matar al mensajero', dirigida por Michael Cuesta.Hay algo muy curioso en los thrillers ambientados en la corrupción política y el mundo del periodismo: todos ellos son, en esencia, iguales sobre el papel, pero todos ellos dejan un buen sabor de boca una vez que los títulos de crédito hacen acto de presencia. Es cierto que algunos son mejores que otros; que algunos directamente son soporíferos; y que muchos otros son directamente inverosímiles. Pero la base de verdad que suele acompañar este tipo de historias hacen que sus guiones posean una fortaleza única que lleva a los espectadores a estremecerse, indignarse y compadecerse con lo ocurrido en la trama. Lo nuevo de Michael Cuesta (Roadie) no es distinto, para bien y para mal.

Desde luego, si alguien acude a ver Matar al mensajero con la esperanza de encontrar una isla en un océano, mejor será que desista. Nada en la película interpretada por Jeremy Renner (En tierra de hombres), quien por cierto vuelve a un terreno dramático que maneja muy bien, supone una novedad. En este sentido, el desarrollo dramático puede preverse con varios minutos de antelación, pues las situaciones y los lugares son comunes a los que han presentado muchas otras películas (mejores películas) antes que esta. La puesta en escena de Cuesta, además, tampoco opta por una visión más transgresora de esta lucha quijotesca contra unos gigantes que, en esta ocasión, son gigantes de verdad. De hecho, es en el apartado visual donde más flojea el film.

Entonces, ¿no hay nada en ella digno de mención? No hay nada… y todo. Tal vez sea por la época de corrupción que vivimos; tal vez influya el hecho de que determinados aspectos del Gobierno de un país siguen siendo ajenos al gran público; o simplemente que este tipo de thrillers apasionan. Sea como fuere, la película entretiene gracias precisamente a no salirse del guión establecido, a presentar una lucha imposible de un hombre contra el sistema. Una lucha que, todo sea dicho, le otorga una victoria pírrica. Pero el resultado es lo de menos. Lo más interesante reside en el viaje personal y destructivo que vive el protagonista y el modo en que aquellos que le rodean reaccionan al desarrollo de los acontecimientos. Eso y la reivindicación de una profesión, el periodismo, que necesita más hombres como Gary Webb.

La conclusión de Matar al mensajero, por tanto, es que es una aportación más a este tipo de historias. No tiene nada de original, pero aun así entretiene. No tiene pretensiones de ningún tipo, y a pesar de ello logra generar una cierta incomodidad en el espectador al mostrar la espiral en la que se introduce sin red de seguridad. Posiblemente en otras circunstancias esta historia no habría pasado de un mero telefilm, pero gracias al espectacular reparto y a algunas secuencias bastante impactantes (la primera amenaza al protagonista, el final ideal que contrasta con el real, …) la película alcanza un nivel medio. Una prueba más de que a veces es mejor no experimentar y dejar las cosas como están.

Nota: 6/10

El thriller y la comedia acaparan los grandes estrenos de la semana


Estrenos 14noviembre2014Noviembre está siendo un mes de muchos estrenos. Hoy, viernes 14, mantiene la tendencia de acumular varias novedades de diverso interés que tienen una cosa en común: evitar a toda costa competir directamente con el asegurado taquillazo de la semana que viene, la primera parte de la última parte de la saga ‘Los Juegos del Hambre’. Es por eso que muchos de los títulos, a pesar de tener nombres de peso y tramas interesantes, poseen un carácter minoritario. Eso sí, y dado que en la variedad está el gusto, comedia, thriller, ciencia ficción, drama y biopics aglutinan el grueso de estos estrenos que repasamos a continuación.

Comenzamos por Matar al mensajero, thriller basado en el libro del periodista Gary Webb que recoge sus vivencias durante los años ochenta, época en la que desveló la relación existente entre la CIA y los rebeldes de Nicaragua. Una lista de nombres y de actividades que inició una campaña de desprestigio contra él, puso su vida en peligro en más de una ocasión y, finalmente, le llevó al suicidio. Intriga política y periodística que llega de la mano de Michael Cuesta (El fin de la inocencia), quien dirige a un interesante reparto encabezado por Jeremy Renner (La gran estafa americana), Mary Elizabeth Winstead (La jungla: Un buen día para morir), Paz Vega (Grace de Mónaco), Michael Sheen (serie Masters of sex), Robert Patrick (Más allá del amor), Ray Liotta (Uno de los nuestros), Tim Blake Nelson (Lincoln), Barry Pepper (serie Los Kennedy), Rosemarie DeWitt (Los amos del barrio), Oliver Platt (#Chef), Andy García (Vamos de polis) y Michael Kenneth Williams (serie Boardwalk Empire).

Muy distinto es el otro gran estreno de la semana, Dos tontos todavía más tontos. Secuela de la película protagonizada por Jim Carrey (Kick-Ass 2. Con un par) y Jeff Daniels (serie The Newsroom) hace ahora 20 años, la historia retoma a los personajes para narrar el viaje que harán estos dos amigos para encontrar al hijo de uno de ellos, cuya existencia desconocían, y enfrentarse a la responsabilidad que eso supone. Al igual que la primera parte, esta comedia gamberra está dirigida por los hermanos Bobby y Peter Farrelly (Algo pasa con Mary), y en el reparto podemos encontrar junto a Carrey y a Daniels los nombres de Kathleen Turner (Una pareja de tres), Laurie Holden (serie The Walking Dead), Rob Riggle (Los becarios), Rachel Melvin (Boo), Steve Tom (Life of Lemon) y Bill Murray (El gran hotel Budapest).

Otro de los estrenos norteamericanos es La conspiración de noviembre, thriller de espionaje que adapta a la gran pantalla el libro de Bill Granger “There are no spies”. La trama sigue a un retirado agente de la CIA cuyo carácter y gran entrenamiento le convierten en un hombre muy peligroso. El tipo de hombre necesario para proteger a una testigo de un antiguo caso de conspiración. Sin embargo, pronto descubre que este trabajo le convierte en objetivo de un antiguo amigo de la agencia, lo que le induce a pensar en que hay un infiltrado en la CIA. Roger Donaldson (Species) es el encargado de poner en imágenes la historia, mientras que Pierce Brosnan (Mejor otro día) da vida al protagonista. Además, Olga Kurylenko (Oblivion), Luke Bracey (G.I. Joe: La venganza), Bill Smitrovich (Los diarios del ron) y Amila Terzimehic (Top je bio vreo) completan el reparto principal.

Aunque la propuesta más original es Orígenes, drama escrito y dirigido por Mike Cahill (Otra Tierra) que, en clave de ciencia ficción, narra la investigación de un biólogo molecular sobre la evolución del ojo humano. Tras un breve encuentro con una exótica joven su trabajo invadirá su vida por completo hasta que realiza un descubrimiento que cambia por completo sus creencias científicas y espirituales. Comenzará entonces un viaje por medio mundo en busca de fenómenos que validen su reciente teoría. El reparto está encabezado por Michael Pitt (serie Boardwalk Empire), Brit Marling (Pacto de silencio), Astrid Bergès-Frisbey (El sexo de los ángeles) y Steven Yeun (serie The walking dead).

También dramática, aunque esta vez con dosis de comedia, es el género al que pertenece The skeleton twins, film dirigido por Craig Johnson (True adolescents) cuyo argumento arranca cuando dos gemelos se reencuentran tras años de voluntaria separación. La reunión les llevará a analizar sus respectivas vidas y los motivos por los que les ha ido tan mal, comprendiendo que su incapacidad para aceptar el pasado y afrontar el futuro es la clave para dar un giro a su existencia. Bill Hader (Cosas que hacer antes de los 18) y Kristen Wiig (La vida secreta de Walter Mitty) forman la pareja protagonista, a la que acompañan un puñado de cómicos conocidos como Luke Wilson (Un funeral de muerte), Ty Burrell (serie Modern family), Joanna Gleason (Plan en Las Vegas) y Kathleen Rose Perkins (serie Episodes).

Pasamos ahora a los estrenos europeos, y entre ellos destaca Escobar: Paraíso perdido, thriller que gira en torno a la figura del narcotraficante Pablo Escobar. Producido entre España, Francia y Bélgica, La trama comienza cuando un joven surfero se enamora perdidamente de una joven colombiana en un costero pueblo que parece el paraíso en la Tierra. Su vida dará un vuelco cuando la chica decida presentarle a su tío, que no es otro que el famoso narcotraficante, iniciándose así una peligrosa relación entre ambos hombres. Ópera prima del actor Andrea Di Stefano (La vida de Pi), su reparto está encabezado por Josh Hutcherson (Los Juegos del Hambre), Benicio Del Toro (Snatch. Cerdos y diamantes), Brandy Corbet (Martha Marcy May Marlene), Claudia Traisac (serie Cuéntame cómo pasó) y Carlos Bardem (Alacrán enamorado).

La novedad española más interesante es La ignorancia de la sangre, thriller basado en la novela de Robert Wilson cuya trama sigue la investigación que debe realizar el jefe de Homicidios de Sevilla cuando un niño es secuestrado por la mafia rusa, a la que lleva siguiendo desde hace tiempo. Mientras la organización criminal le exige un precio muy alto por su liberación, otro caso irrumpe en su vida: un compañero infiltrado en una célula terrorista islámica le pide ayuda cuando comprende que los terroristas tienen intención de reclutar para la causa a su propio hijo. Dirigido por Manuel Gómez Pereira (El juego del ahorcado), el film está protagonizado por Juan Diego Botto (Silencio en la nieve), Paz Vega (Lucía y el sexo), Alberto San Juan (Una pistola en cada mano), Cuca Escribano (Retorno a Hansala) y Ken Appledorn (Anochece en la India).

Tras su paso por el Festival de Sitges, Asmodexia llega a varios cines españoles en un estreno muy limitado. Enmarcada en el terror, y más concretamente en las posesiones demoníacas, esta cinta española dirigida por Marc Carreté, con la que debuta en el largometraje, sigue el viaje que realizan un pasto y su nieta a Barcelona. Por el camino se enfrentarán a los poseídos cuerpos de varios individuos de voluntades débiles, entre ellos niños, y comprenderán que el pasado que pretenden olvidar puede ser lo único que ayude a la Humanidad. El reparto está encabezado por Lluís Marco (La voz dormida), Clàudia Pons (Elisa K), Marta Belmonte (Campamento Flipy), Irene Montalà (Insensibles) y Albert Baró (Los niños salvajes).

Francia y Alemania están detrás de la producción de Diplomacia, drama histórico que se centra en los acontecimientos que rodearon a la entrada de los aliados en Paris durante la II Guerra Mundial en agosto de 1944. La decisión de Hitler en ese momento fue destruir la capital francesa, pero las órdenes dadas al gobernador militar alemán nunca llegaron a cumplirse. Esta adaptación de la obra de teatro de Cyril Gely ahonda en las decisiones, relaciones políticas y comunicaciones de esas horas. Volker Schlöndorff (El silencio tras el disparo) se encarga de poner en imágenes el guión y de dirigir a André Dussollier (Micmacs), Niels Arestrup (Perder la razón), Burghart Klaussner (Nono, el niño detective), Robert Stadlober (Adams ende) y Charlie Nelson (El hombre del tren), entre otros.

También desde Alemania nos llega Vivir sin parar, drama del 2013 cuyo argumento gira en torno a un anciano que en su juventud fue un conocido corredor de maratón. A pesar de sus éxitos, entre los que está una medalla de oro en unos Juegos Olímpicos, su vida transcurre en una residencia de ancianos junto a su mujer de forma rutinaria. Frustrado y desesperado, decide calzarse sus viejas zapatillas y empezar a correr con el objetivo de repetir viejas glorias. Poco a poco logra el apoyo de la mayoría de sus amigos y vecinos, pero la muerte de su esposa le sumirá en una profunda depresión de la que deberá salir si quiere cumplir la promesa que le hizo a su esposa. Kilian Riedhof, tras una larga trayectoria en televisión, debuta en el largometraje cinematográfico con esta historia protagonizada por Dieter Hallervorden (The child), Tatja Seibt (Formentera), Heike Makatsch (La ladrona de libros) y Frederick Lau (Coming in).

El cine para toda la familia tiene su mayor representante en la danesa Antboy, el pequeño gran superhéroe, producción del 2013 basada en los libros de Kenneth Bøgh Andersen protagonizados por un niño solitario enamorado en secreto de una compañera de su escuela y acosado por los acusones de su clase que un día es mordido por una hormiga de extraño aspecto. A la mañana siguiente descubre que posee los poderes proporcionales de una hormiga. Sus nuevos poderes le llevarán a vivir grandes aventuras y a decidir cuál será su lugar en el mundo. Ópera prima de Ask Hasselbalch, la cinta cuenta en su reparto con los debutantes Oscar Dietz, Samuel Ting Graf y Amalie Kruse Jensen, a los que se une Nicolas Bro (War horse).

El único estreno animado del fin de semana es Niko 2: Hermano pequeño, problema grande, aventura del 2012 producida entre Finlandia, Alemania, Dinamarca e Irlanda que supone la continuación de las aventuras de este pequeño reno iniciadas en 2008. Dirigida por Kari Juusonen, autor de la primera entrega, y por Jørgen Lerdam (Pettson & Findus – Glömligheter), la trama comienza cuando la madre del pequeño protagonista inicia una relación con un nuevo novio, lo que creará tensiones en su familia. Para colmo, es acusado del secuestro de su nuevo hermanastro. Ante esto, el valiente reno solo podrá iniciar la búsqueda para demostrar su inocencia. Las voces principales, en su versión original, corresponden a Erik Carlson, Mikko Kivinen (Myrsky), Vuokko Hovatta (Suden arvoitus) y Aarre Karén (Thomas).

Cierra los estrenos el documental catalán La dama del ajedrez, debut en la dirección y el guión del productor Agustín Mezquiza (Lola, la película). La película busca los orígenes del actual ajedrez, en el que la reina tiene un papel fundamental. Dicha pieza, introducida por un erudito judío, se inspira en el creciente poder de las reinas consortes de occidente, algo que el propio erudito dejó plasmado en un libro incunable de 1495 cuyo paradero se desconoce… hasta ahora.

Tráiler de ‘Los Vengadores: La era de Ultrón’: más y más de todo


El tráiler de 'Los Vengadores: La era de Ultrón' ofrece la primera imagen del personaje.De una secuela se espera siempre más y mejor. Si es un drama o un thriller, más intensidad emocional. Y si es una cinta de acción… pues eso, más acción. Pero cuando se habla de la continuación de un evento como el que fue Los Vengadores hace ya dos años es difícil pensar en algo más grande que la destrucción final de Nueva York. Por eso el primer tráiler generaba tanta expectación, y a tenor de lo que puede verse en el avance que Marvel hizo público ayer los fans verán cumplidas sus expectativas, al menos en lo que a espectacularidad se refiere. Aunque como está ocurriendo en la llamada “segunda fase”, los elementos más dramáticos de este grupo de superhéroes también están presentes. La trama de Los Vengadores: La era de Ultrón sitúa a los héroes ante un reto aún mayor al de su primera aventura juntos, pues deberán hacer frente no solo a sus problemas para trabajar juntos, sino a un enemigo que nace cuando Tony Stark trata de relanzar un antiguo programa que salvaguardaría la paz mundial. Cuando Ultrón haga acto de presencia y revele sus verdaderos planes solo ellos serán capaces de detenerle, aunque para ello tengan que sacrificar su propia vida.

A tenor de lo que puede verse en este primer avance, que como es habitual encontraréis al final del texto, los componentes dramáticos tendrán un papel fundamental. Más allá de las rencillas que nutren la dinámica del grupo (y que según parece volverán a aparecer), lo relevante es el carácter algo derrotista del montaje y de los momentos elegidos para el tráiler, dejando en el aire la sensación de estar ante el final de algo y ante un nuevo comienzo. El escudo roto del Capitán América es la imagen más elocuente de todas, sugiriendo la posibilidad de su muerte o, al menos, de su derrota. Y no sería algo descabellado si tenemos en cuenta la tradición de muerte y resurrección que existe en los cómics.

En cualquier caso, lo que sí parece evidente es que esta continuación dirigida de nuevo por Joss Whedon, creador de series como Buffy, cazavampiros, busca un tratamiento visual de la historia similar al de su predecesora, en el que los contrastes o los juegos de luces quedan relegados a un segundo plano. Esto, que funcionó bien en la primera parte debido, en buena medida, al tono aventurero de la misma, genera un pequeño contraste con el tono de la trama, aunque por otro lado saca mucho partido a las secuencias de acción, sobre todo a la que protagonizan Hulk y el Hulkbuster. Lo que parece claro es que la película será más grande en todos los sentidos.

Habrá que esperar hasta mayo del 2015 para poder disfrutar de Los Vengadores: La era de Ultrón, que cuenta en su reparto con los actores que vienen dando vida a los superhéroes en las últimas películas, es decir, Chris Evans (Rompenieves) como Capitán América; Robert Downey Jr. (#Chef) como Iron Man; Chris Hemsworth (La cabaña en el bosque) como Thor; Scarlett Johansson (Lucy) como Viuda Negra; Jeremy Renner (El sueño de Ellis) como Ojo de Halcón; Mark Ruffalo (Begin Again) como Hulk; Samuel L. Jackson (RoboCop) como Nick Furia; Paul Bettany (Transcendence) como la voz de Jarvis; y Cobie Smulders (serie Cómo conocí a vuestra madre) como Maria Hill. Además, y como se puede ver en el tráiler, se incorporan Andy Serkis (King Kong), Aaron Taylor-Johnson (Godzilla) como Quicksilver; y Elizabeth Olsen (Luces rojas) como Bruja Escarlata. Sin más dilación, el primer avance.

‘El sueño de Ellis’: La pesadilla de la inmigrante


Joaquin Phoenix, Jeremy Renner y Marion Cotillard protagonizan 'El sueño de Ellis', de James Gray.Al ver la nueva película de James Gray (La otra cara del crimen) uno puede pensar en lo cruel que era la vida para las mujeres que llegaban a Estados Unidos durante los años 20 del pasado siglo. Sobre todo si lo hacían solas y sin recursos. Las promesas de una vida mejor, de un futuro alejado de guerras, pobreza y miseria eran más que suficiente para llevarlas a embarcarse en un barco donde las condiciones eran, cuanto menos, cuestionables. Lo que nadie revelaba nunca era lo que podía ocurrir si se dejaban convencer por un amable caballero que representaba todos esos anhelos. Ahora bien, si nos paramos a pensar fríamente en lo que ocurre actualmente con las mujeres que sobreviven a las redes internacionales de trata de mujeres, ¿cuál es la diferencia? La respuesta a esa pregunta es lo que plantea el film.

De hecho, el trasfondo social es lo mejor que puede aportar El sueño de Ellis. El tortuoso viaje de la protagonista por curar la tuberculosis de su hermana y lograr así que entre en Estados Unidos ofrece al espectador todos y cada uno de los pasos, esperanzas rotas y promesas vacías que viven las mujeres obligadas a prostituirse. Y a tenor del comportamiento de los hombres, parece que es algo universal a lo largo de los siglos. Gracias a una fotografía elegante y a una puesta en escena que desprende melancolía por todos sus lados, Gray aporta al conjunto el necesario tono amargo, trágico incluso en algunos momentos, lo que a la larga le permite jugar con las verdaderas intenciones de los personajes masculinos, verdaderos demonios vestidos con piel de cordero de los que la protagonista, repudiada por falsos testimonios, depende irremediablemente.

Y ya que salen a colación los personajes masculinos, es necesario hacer mención especial al magnífico trío protagonista. Tanto Marion Cotillard (La vida en rosa) como Jeremy Renner (En tierra de hombres) aportan a sus roles, respectivamente, la inocencia y la picardía que los definen. Empero, es Joaquin Phoenix (En la cuerda floja) el que logra encender los ánimos. Gracias a su imagen, a medio camino entre melancólica y romántica, el actor opera en el personaje una transformación sutil y casi imperceptible que tiene su máxima expresión en su frase final, toda una declaración de intenciones que obliga a odiarle a pesar de la lástima que pueda haber generado a lo largo del metraje. Esa dualidad o dificultad para ubicarlo en un lado de la trama (buenos o malos) es, junto a la temática, lo más enriquecedor de la película.

Pero a pesar de lo que pueda parecer, El sueño de Ellis no es un drama tan intenso como cabría esperar. El tendón de Aquiles de la trama está, por desgracia, en su protagonista. La joven interpretada por Cotillard no evoluciona como cabría esperar. Los pocos momentos en los que parece querer tomar las riendas de su vida se diluyen en un devenir sin garra que solo encuentra interés cuando los secundarios se aprovechan de ella o la maltratan, evidenciando entonces el infierno por el que debe pasar una inmigrante en esa situación. Son buenos actores, la imagen general de la trama es dramática, pero su desarrollo no termina de generar la tensión o la tragedia que se intuyen en muchos momentos. Da la sensación de que el director, cuya labor en líneas generales es más que correcta, tiene miedo a entrar de lleno en las consecuencias de lo que vive la protagonista. Y el miedo es lo peor que podría ocurrirle a este film.

Nota: 6/10

Diccineario

Cine y palabras

A %d blogueros les gusta esto: