‘It: Capítulo 2’: superar los miedos originales


Se supone que toda secuela, para ser buena, debe ofrecer más de lo que ofreció la primera parte. Más en todo aquello que dio el éxito a la historia original. Y bajo esa premisa se ha construido esta segunda entrega de una de las tramas de terror más famosas de todos los tiempos. Pero con matices, porque a pesar de ofrecer más terror, más sangre y más argumento, también cambia el punto de vista del argumento para mostrar que el miedo es siempre algo que se puede controlar.

Porque a diferencia de la primera parte, donde los niños afrontaban una lucha contra esta criatura como un enfrentamiento en el que tenían que estar unidos, en esta It: Capítulo 2 lo que se hace es explorar los miedos individuales y originales de cada uno de los personajes. Así, durante buena parte de su largo metraje (que se hace más bien corto, todo sea dicho) Andy Muschietti (Mamá) dedica toda su atención a abordar la historia de cada niño ahora convertido en adulto, y cómo sus traumas infantiles, sobre todo aquellos vinculados a ese macabro payaso, les han condicionado a lo largo de su vida. La cinta adquiere, de este modo, un tono más adulto, introspectivo y psicológicamente complejo, aderezado en todo momento por sus ‘yos’ infantiles, que vuelven a tener un interesante protagonismo en la cinta y que hacen de los saltos temporales todo un arte de transición narrativa en el tiempo.

Puede que esto sea un inconveniente para muchos. La primera It era una aventura preadolescente, monstruo incluido, que abordaba la amistad de ese grupo de niños inadaptados y poco populares en el colegio. El hecho de que su continuación les sitúe en la edad adulta elimina, por necesidad, ese componente. Pero en lugar de eso, la historia se adentra en aspectos mucho más oscuros, llevando a los personajes a situaciones límite. La labor de los actores (todos ellos magníficamente elegidos), en este aspecto, es sencillamente brillante, pues no solo consiguen mantener la esencia de la interpretación de los niños, sino que ahondan en matices emocionales muy interesantes, sobre todo en su tercio final. Por supuesto, no es una película perfecta. Existen algunos fallos (incluso de raccord) e irregularidades, y desde luego explicar con todo lujo de detalles el origen de la criatura nunca ayuda al aspecto terrorífico de una historia. Pero con todo y con eso, estamos ante una más que digna continuación.

Y no es que It: Capítulo 2 no supere a It. Más bien, son dos conceptos diferentes sobre una misma historia. Porque la verdad es que la dinámica narrativa de ambos films es similar, enfrentamiento final incluido. Pero mientras una es vista desde el punto de vista de los niños, la otra tiene a los adultos como protagonistas. Personalmente creo que esta segunda parte es mucho más compleja, más completa dramáticamente hablando, con unos actores brillantes y algunos momentos tan incómodamente terroríficos como sangrientos y violentos (sin ir más lejos, la escena del laberinto de espejos o las pesadillas finales a las que tienen que hacer frente cada uno de los héroes). Todo ello convierte a esta continuación en una notable película, y al díptico en una obra a revisionar de forma conjunta.

Nota: 7,5/10

Anuncios

Pennywise regresa para aterrorizar a la cartelera con ‘It: Capítulo 2’


Tras un mes de agosto algo flojo en lo que a grandes estrenos se refieren, septiembre arranca con un título que promete dejar sin dormir a más de uno. De hecho, es el único gran título de este viernes día 6, aunque llega acompañado por un puñado de novedades en las que los espectadores podrán encontrar alternativas.

Aunque desde luego el gran estreno es It: Capítulo 2, secuela del film de 2017 que vuelve a dirigir Andy Muschietti (Mamá) y que, continuando la historia de la novela de Stephen King, sitúa a los niños protagonistas en su edad adulta, 27 años después de lo ocurrido en la primera parte. El film arranca cuando los integrantes de ese ‘Club de los Perdedores’ deben regresar al pueblo del que huyeron para cumplir la promesa que hicieron, y que no era otra que volver si el macabro payaso volvía a actuar. Intriga y terror son los ingredientes de esta cinta con capital estadounidense y canadiense que, además de recuperar a los actores jóvenes de la primera película y a Bill Skarsgård (serie Castle Rock) como el villano, incorpora a James McAvoy (Atómica), Jessica Chastain (Molly’s game), Bill Hader (Popstar), Jay Ryan (Lou), James Ransone (Gemini), Andy Bean (Poor boy) e Isaiah Mustafa (After the reality).

Muy diferente es El arte de vivir bajo la lluvia, comedia dramática con tintes románticos producida en Estados Unidos que adapta la novela de Garth Stein. La trama tiene como protagonista a un aspirante a corredor de Fórmula 1 y su perro, realizando un recorrido por la vida y los amores del primero y creando un vínculo entre las técnicas para ganar una carrera y los valores necesarios para realizar con éxito el viaje de la vida. Dirigida por Simon Curtis (La dama de oro), la película está protagonizada por Milo Ventimiglia (serie This is us), Amanda Seyfried (Mamma Mia! Una y otra vez), Kevin Costner (Figuras ocultas), Gary Cole (serie Veep), Kathy Baker (Model home) y Martin Donovan (Una historia de venganza).

El drama histórico es el género de Hotel Bombay, film de 2018 con toques de thriller producido entre Estados Unidos, India y Australia que reproduce el secuestro de un grupo de huéspedes del hotel Taj Mahal Palace en 2008. La cinta aborda cómo el grupo de terroristas paquistaníes invadió el lugar para hacerse con su control, y cómo un grupo de funcionarios y huéspedes deciden afrontar la situación y tratar de revertirla. Anthony Maras debuta en el largometraje con esta película en la que Dev Patel (Lion), Armie Hammer (Call me by your name), Jason Isaacs (La cura del bienestar), Nazanin Boniadi (Ben-Hur) y Anupam Kher (Ranchi diaries) son los principales actores.

Entre los estrenos puramente europeos destaca la española Vivir dos veces, drama dirigido por Maria Ripoll (No culpes al karma de lo que te pasa por gilipollas) que arranca cuando un hombre, su hija y su nieta emprenden un viaje tan disparatado como revelador. El motivo del viaje no es otro que ayudar al hombre a encontrar al amor de su juventud antes de que le falle la memoria definitivamente. Por el camino deberán afrontar la oportunidad de una vida nueva, tomar decisiones discutibles y superar contratiempos que les obligarán a afrontar sus propios engaños. El reparto está encabezado por Inma Cuesta (Todos lo saben), Oscar Martínez (El cuento de las comadrejas), Mafalda Carbonell (serie Manual de supervivencia del Club Houdini), Nacho López (En apatía) y Aina Clotet (Durante la tormenta).

Desde Reino Unido llega Ray & Liz, drama de 2018 cuya historia se basa en las memorias del fotógrafo Richard Billingham, concretamente en las que tiene de sus padres. A través de tres episodios se presenta la experiencia de vivir en la periferia de Birmingham y en una sociedad que rompe los tabúes de la sociedad. Escrita y dirigida por el propio fotógrafo, quien de este modo debuta en el cine de ficción, la cinta está protagonizada por Ella Smith (Kill your friends), Justin Salinger (Everest), Tony Way (Trespass against us), Sam Gittins (Obediencia) y Michelle Bonnard (serie Casualty).

También de 2018 es el thriller dramático basado en hechos reales Viento de libertad, producción alemana que dirige Michael Herbig (Vicky el vikingo) y que narra cómo en 1979, durante la Guerra Fría, dos familias planean un plan de huida de Alemania Oriental. El plan pasa por construir un globo aerostático con retales para transportar por aire a los ocho miembros hasta el otro lado del Muro de Berlín. Friedrich Mücke (Un mensaje para ti), Karoline Schuch (Hannas reise), David Kross (El héroe de Berlín), Alicia Von Rittberg (Un traidor como los nuestros), Thomas Kretschmann (Vengadores: La era de Ultrón) y Jonas Holdenrieder (¡Que te den profe!) son los principales actores.

En lo que se refiere a la animación, Kikoriki: La leyenda del dragón dorado es una producción rusa de 2016 que arranca cuando los habitantes de una isla emprenden una aventura cuando un científico amateur inventa un dispositivo que permite intercambiar los rasgos de un ser vivo con los de otro. Pero cuando uno de los apocados habitantes de la isla lo usa para curar su cobardía termina convertido en una oruga, por lo que deberá vencer sus miedos. Dirigida por Denis Chernov (Kikoriki. Equipo invencible), la cinta cuenta con las voces de Wayne Grayson (Zarafa), Peter Linz (Los muppets), Mike Pollock (Pup 2 no good), Alyson Leigh Rosenfeld (La presa), Sondra James (Con la magia en los zapatos) y Tyler Bunch (Finding Joy).

El último de los estrenos de este viernes es el documental Untouchable (Intocable), una mirada a la figura de Harvey Weinstein y el acoso, chantaje y abuso sexual al que sometió a numerosas actrices. La cinta aborda el origen de estos abusos y cómo fueron silenciados durante tanto tiempo, qué supone el ascenso y caída y qué papel ha jugado la sociedad para permitir que sucediera algo como esto. La película está dirigida por Ursula Macfarlane (One deadly weekend in America).

‘X-Men: Fénix Oscura’: pocas cenizas de las que resucitar


Después de escribir los guiones de las últimas aventuras mutantes, Simon Kinberg ha decidido debutar en la dirección de largometrajes con esta historia que adapta una de las sagas más famosas de los X-Men. Y más allá de que la aproximación a las páginas de Marvel haya sido más o menos fiel, como película presenta dos debilidades demasiado contundentes como para obviarlas y no permitir que influyan en el resultado final.

Para empezar, el tratamiento de la historia es excesivamente lineal y simplista. X-Men: Fénix Oscura carece de giros argumentales que generen cierto interés en el espectador, convirtiendo a estos personajes cargados de habilidades sobrehumanas y traumas del pasado en meros vehículos para hacer que la historia avance a golpe de efecto especial. A diferencia de películas pasadas, los personajes apenas dejan aflorar algo del conflicto interno y externo que mantienen, y tan solo sale a relucir cuando conviene. En este sentido es importante matizar además que lo poco que el director (y también autor del guión) rasca de la superficie de los protagonistas se queda en eso, en una mera muestra de intenciones que no se desarrolla posteriormente, sirviendo únicamente como trampolín para una secuencia final espectacular, eso sí, en un tren en marcha.

El otro gran problema de la cinta es la falta de unos enemigos sólidos. La trama juega en todo momento con la delgada y difusa línea que separa el bien del mal. Algo que siempre ha estado presente en estos personajes y que es de agradecer que se mantenga. Pero una vez revelado el verdadero villano de la cinta (y ¡oh, sorpresa!, no es el personaje del título), la película pierde algo de interés tanto porque el villano carece de un trasfondo dramático atractivo como porque el personaje de Sophie Turner (serie Juego de Tronos) parece no desarrollar todo el poder que, en teoría, podría mostrar. A pesar de sus limitaciones, la película plantea la constante lucha entre el bien y el mal dibujada no solo en este personaje, sino en las decisiones de todos los mutantes que aparecen en el film, independientemente de su categoría como héroes o villanos, lo que aporta cierta complejidad (tampoco mucho) a una historia carente, por otro lado, de una gran espectacularidad, a excepción de su tercio final, donde se invierte todo el dinero que se había ahorrado previamente.

Desde luego, X-Men: Fénix Oscura es la cinta más débil de la nueva saga mutante. Curiosamente, igual que X-Men: La decisión final, que también abordaba la historia del mismo personaje. No sé si será casualidad o es que este arco narrativo tiene dificultades para dar su salto a la gran pantalla, pero en cualquier caso estamos ante un film con excesivas irregularidades, espectacular en su tratamiento visual pero carente de giros narrativos y con un desarrollo de personajes más bien plano en el que la dualidad entre el bien y el mal que siempre ha estado presente en estas historias, aunque sobrevuela prácticamente toda la cinta, solo se explora a fondo en los momentos en los que la trama lo necesita como recurso argumental. Es entretenida, es cierto, pero muestra síntomas de agotamiento mutante.

Nota: 6/10

Los ‘X-Men’ regresan para salvar a Fénix Oscura de ‘El sótano de Ma’


Tras el éxito de Vengadores: Endgame la Casa de las Ideas continúa dando superhéroes a la gran pantalla. Este viernes 7 de junio llega a España una de las historias de los mutantes más famosos del cómic, pero no lo hace sola. Terror, comedia, drama y una nueva propuesta de animación son algunos de los géneros que los espectadores podrán encontrar en las salas.

Aunque sin duda el título más esperado es X-Men: Fénix Oscura. Al menos lo será para los amantes de Marvel en particular y de los superhéroes en general. La historia, enmarcada en el universo de los jóvenes mutantes que se inició en 2011, narra cómo durante una misión de rescate en el espacio Jean Grey casi muere al ser alcanzada por una fuerza cósmica de origen desconocido. A su regreso a casa comenzará a notar la presencia en su interior de una fuerza infinitamente más poderosa que ella capaz de desatar sus poderes hasta límites que no puede controlar, iniciando una espiral de odio, violencia y destrucción de todo lo que la rodea, incluyendo los lazos familiares que la mantienen unida a los X-Men, que deberán encontrar la forma de salvar el mundo y salvar a Jean. Dirigida por Simon Kinberg, que debuta como director tras una larga carrera como productor de muchas de las cintas sobre mutantes, la cinta está protagonizada por Sophie Turner (serie Juego de tronos), Jessica Chastain (Molly’s game), Michael Fassbender (El muñeco de nieve), James McAvoy (Atómica), Jennifer Lawrence (Gorrión rojo), Nicholas Hoult (Equals), Alexandra Shipp (Falsa evidencia), Evan Peters (serie American Horror Story: Apocalypse), Tye Sheridan (Ready Player One) y Kodi Smit-McPhee (Slow west).

Muy diferente es El sótano de Ma, cinta de terror dirigida por Tate Taylor (La chica del tren) y con Octavia Spencer (La forma del agua) como principal protagonista. La actriz da vida a una mujer solitaria de una pequeña localidad a la que, un día, una adolescente recién llegada le pide que le compre alcohol para sus amigos. La mujer no duda en hacerse amiga de ellos a pesar de la diferencia de edad. Para ello, les ofrece la posibilidad de beber y hacer una fiesta en su sótano. Tan solo hay unas reglas básicas: uno de ellos debe quedarse sobrio, nada de palabrotas, nadie puede subir a la parte superior de la casa y deben llamarla ‘Ma’. Pero la hospitalidad poco a poco se convierte en una obsesión, derivando en una pesadilla para el grupo de adolescentes. El reparto se completa con Missi Pyle (De tonta, nada), Luke Evans (La Bella y la Bestia), Allison Janney (serie Mom), Juliette Lewis (Back roads), McKaley Miller (Super Novas), Diana Silvers (Booksmart), Corey Fogelmanis (#SquadGoals) y Dominic Burgess (Hot bot).

Drama, música y romance se dan cita en The song of Sway Lake, producción estadounidense de 2017 que gira en torno a un joven coleccionista de jazz que, tras la muerte de su padre, decide robar la primera versión de un éxito de la II Guerra Mundial. El volumen se encuentra en la residencia de verano de la propia familia, y para llevar a cabo su plan pide ayuda a su único amigo. Todo se complica cuando su cómplice se enamora de la aristocrática abuela del joven. Ari Gold (Adventures of power) se pone tras las cámaras, mientras que Rory Culkin (Scream 4), Robert Sheehan (Geostorm), Isabelle McNally (Amnesia), Mary Beth Peil (serie Dawson crece) y Elizabeth Peña (Blaze you out) encabezan el reparto.

Estados Unidos y Reino Unido colaboran en Mejor que nunca, comedia dramática que arranca cuando una mujer que vive en una residencia de ancianos decide montar un equipo de animadoras con sus compañeras. El hobbie pronto se convierte en algo más profesional cuando deciden presentarse a una competición, para lo que contratarán a una joven cheerleader capaz de entrenarlas. Zara Hayes, autora del documental Clothes to die for (2014), debuta en la dirección de ficción con esta historia protagonizada por Diane Keaton (Una cita en el parque), Jacki Weaver (Magia a la luz de la luna), Pam Grier (El hombre de los puños de hierro), Rhea Perlman (Volverás en mis sueños), Bruce McGill (Una noche para sobrevivir), Alisha Boe (Paranormal Activity 4) y Charlie Tahan (serie Wayward Pines).

Antes de pasar a los estrenos puramente europeos, una de animación. Mr. Link: El origen perdido es el título de una aventura cómica con capital estadounidense y canadiense. Escrita y dirigida por Chris Butler (El alucinante mundo de Norman), la cinta arranca cuando un investigador dedicado a mitos y monstruos se encuentra con una amable criatura, la última de su especie. En lugar de capturarla emprenden un viaje juntos para encontrar a los primos de este ser, los Yeti. En el camino, plagado de peligros, estarán acompañados por una aventurera que tiene el único mapa capaz de guiarles hasta su destino. Entre las principales voces en versión original encontramos a Hugh Jackman (El gran showman), Zach Galifianakis (Las apariencias engañan), Zoe Saldana (Guardianes de la galaxia Vol. 2), Emma Thompson (El veredicto. La ley del menor), Stephen Fry (Un robo inesperado), Timothy Olyphant (Feliz día de la madre) y Matt Lucas (Alicia a través del espejo).

De 2018 es El vendedor de tabaco, coproducción germano austríaca que adapta a la gran pantalla la novela de Robert Seethaler que narra la amistad que surge entre un joven que llega a Viena durante la ocupación nazi para trabajar en un estanco y uno de sus clientes, Sigmund Freud. Dirigido por Nikolaus Leytner (Der Fall des Lemming), este drama está protagonizado por Simon Morzé (Einer von uns), Bruno Ganz (Uno tras otro), Johannes Krisch (En la sombra), Emma Drogunova (Die familie), David Altman y Christoph Bittenauer (Life guidance).

Otro de los estrenos europeos es la francesa El creyente, drama de contenido religioso que tiene como protagonista a un joven de 22 años que se une a una comunidad religiosa aislada en un monte con el objetivo de superar su adicción a las drogas. Allí deberá luchar contra sus propios demonios, pero también encontrará el amor. Cédric Kahn (Una vida mejor) pone en imágenes esta historia de 2018 en la que también colabora como guionista, y en cuyo reparto encontramos a Anthony Bajon (Rodin), Damien Chapelle (Planetarium), Alex Brendemühl (Django), Louise Grinberg (Respire) y Hanna Schygulla (Avanti).

La producción española tiene como única representante la comedia Antes de la quema, nueva cinta dirigida por Fernando Colomo (La banda Picasso) cuya trama gira en torno a un humilde artista del carnaval de Cádiz cuya vida da un vuelco al empezar a trabajar en el depósito de droga más grande de Andalucía. El motivo de este trabajo es que el traficante local, gran admirador del artista, planea robar el almacén, y para ello necesita la colaboración de alguien de dentro. Salva Reina (Señor, dame paciencia), Manuela Velasco (serie Velvet), Maggie Civantos (serie Vis a vis), Joaquín Núñez (Ahora o nunca) y Manuel Manquiña (Neckan) son los principales actores.

Las novedades en imagen real se completan con Touch Me Not (No me toques), cinta de 2018 que cuenta con capital procedente de Alemania, Francia, Bulgaria, Rumanía y la República Checa. Este drama escrito y dirigido por Adina Pintilie, con el que debuta en la ficción, sigue los viajes emocionales de tres personajes a través de un acercamiento profundo y comprensivo a sus vidas a través de las relaciones íntimas, mezclando realidad y ficción. El film está interpretado por Laura Benson (Les profs 2), Tómas Lemarquis (3 días para matar), Christian Bayerlein, Dirk Lange e Irmena Chichikova (Viktoria).

Terminamos el repaso semanal con la cinta de animación Lino, producción brasileña de 2017 escrita y dirigida por Rafael Ribas (O grilo feliz e os insetos gigantes) que tiene como protagonista a un joven que trabaja como animador de fiestas. Harto de que los niños se burlen de él por trabajar con un disfraz de gato, decide cambiar su vida y contrata a un mago. Sin embargo, la magia no funciona como él espera y termina convertido en un felino gigante. Selton Mello (Soundtrack), Luis Carlos de Moraes (Adultério por amor), Dira Paes (Encantados), Paolla Oliveira (Trinta) y Guilherme Lopes (serie El Rico y Lázaro) ponen las voces principales.

‘Glass’: héroes (y villanos) de carne y hueso


Diferenciarse en el mundo de los superhéroes en el cine es cada vez más complejo. La proliferación de adaptaciones, personajes e historias ha llevado a este subgénero a repetirse en muchas ocasiones, y por lo tanto a debilitar las tramas y los superhéroes y supervillanos que las protagonizan. Por eso la nueva película de M. Night Shyamalan (El incidente) resulta gratificante a pesar de sus evidentes limitaciones.

Más allá del hecho de unir dos historias totalmente diferentes bajo un mismo arco dramático, Glass es una reflexión no solo sobre la estructura argumental de los cómics y de las historias que nutren sus páginas, sino sobre el efecto y el impacto que este elemento de la cultura popular tiene en la sociedad y en el imaginario colectivo. Con una historia sencilla a la par que directa, el director y también guionista desgrana algunos ejes dramáticos y recursos narrativos de este arte, fundiendo cine y tebeo a través de un metalenguaje ya utilizado en una de las historias sobre las que pivota el film. Y lo hace, además, controlando al milímetro los giros argumentales, marca de la casa Shyamalan, con una profundidad en los personajes que, aunque irregular, termina por dotar al conjunto de una suerte de equiparación entre cómic y realidad.

El problema del film, y no es un problema menor, es un final que retuerce la trama, que trata de dar hasta un triple sentido a lo que se ha narrado. Y a diferencia de otras historias del director, la historia en este caso no ofrece el trasfondo necesario para tanto giro dramático. Esto termina por convertir la historia en una parodia de sí misma, intentado explicar que los superhombres existen entre nosotros pero haciéndolo con quiebros finales para, presuntamente, despistar al espectador de algo que, en realidad, se sabe desde el principio. A esto se suma una cierta ralentización en el ritmo narrativo en varios momentos, algo que se trata de compensar, fundamentalmente, con la labor de James McAvoy (Inmersión), aunque sin conseguirlo del todo.

En definitiva, Glass es un film que va de más a menos, que sienta unas buenas bases dramáticas y ofrece al espectador una reflexión acerca de nuestra sociedad, nuestra cultura y, por qué no, el cine de superhéroes. Pero lo hace con el inconfundible estilo de Shyamalan, para bien y para mal. La necesidad de incorporar giros argumentales que transformen la historia en algo más, en algo diferente, termina por tener el efecto opuesto. Menos sorpresas finales posiblemente habrían dejado un relato más lineal y simple, pero habrían reafirmado este film como un entretenimiento visual para completar una suerte de trilogía. En lugar de eso, da la sensación de que pretende ser más de lo que ya es de por sí, limitando su propio potencial.

Nota: 7/10

Shyamalan enfrenta ‘Glass’ a ‘La favorita’


Al igual que ya ocurriera el fin de semana pasado, este viernes 18 de diciembre llegan a la cartelera un puñado de estrenos que se reparten entre el entretenimiento en estado puro y los más que presumibles candidatos a los premios que se entregarán dentro de algunas semanas. Acción, drama y humor son los principales ingredientes de estas novedades, cuyo repaso comienza con un film que es secuela de dos películas diferentes.

Se trata de Glass, nuevo film escrito y dirigido por M. Night Shyamalan cuya historia une las que ya narrara el propio director en El protegido (2000) y Múltiple (2016). En concreto, sitúa al héroe de la primera y al villano de la segunda enfrentándose en una serie de encuentros cada vez más violentos, mientras la figura del antagonista de la película del año 2000 parece encontrarse detrás de todo y conocer secretos cruciales para ambos hombres. Drama, ciencia ficción y misterio se dan cita en este film estadounidense protagonizado por Sarah Paulson (Los archivos del Pentágono), Bruce Willis (El justiciero), Anya Taylor-Joy (El secreto de Marrowbone), James McAvoy (Atómica), Samuel L. Jackson (Vengadores: Infinity War), estos cuatro repitiendo los papeles que interpretaran en las dos primeras películas; Spencer Treat Clark (Guerra total) y Luke Kirby (Touched with fire).

Muy diferente es La favorita, comedia dramática de corte biográfico ambientada a comienzos del siglo XVIII en Inglaterra, en guerra con Francia y gobernada por la reina Ana, quien parece más preocupada en carreras de patos que en el devenir de su país. En este contexto una joven entra a trabajar como criada en el palacio, siendo acogida por la mano derecha de la reina, una mujer que gobierna y cuida de la frágil salud de la regente. A medida que la política y la guerra consumen gran parte del tiempo de la gobernante, la criada comenzará a acercarse a la reina para ganarse su favor y recuperar la posición aristocrática que una vez ostentó. Yorgos Lanthimos (El sacrificio de un ciervo sagrado) se pone tras las cámaras de esta coproducción entre Estados Unidos, Reino Unido e Irlanda, y que cuenta en su reparto con Olivia Colman (Asesinato en el Orient Express), Rachel Weisz (Mi prima Rachel), Emma Stone (La batalla de los sexos), Nicholas Hoult (The current war), Joe Alwyn (Billy Lynn) y Mark Gatiss (Un traidor como los nuestros), entre otros.

Puramente estadounidense es también Uno más de la familia, aventura para toda la familia que dirige Charles Martin Smith (Stone of destiny) tomando como punto de partida el libro de W. Bruce Cameron. La trama tiene como protagonista a una perra, que realizará un increíble viaje de vuelta a casa después de ser separada de su dueño. Ashley Judd (Ingenua inocencia), Wes Studi (serie Penny Dreadful), Alexandra Shipp (X-Men: Apocalipsis), Edward James Olmos (Blade Runner 2049), Bryce Dallas Howard (Jurassic World: El reino caído) y Chris Bauer (Sully) son algunos de los numerosos actores.

El drama tiene como principal representante Dios no está muerto: Una luz en la oscuridad, que arranca cuando un indencio arrasa una iglesia, lo que deja devastada a la congregación y al cura que la regentaba. La situación lleva a una Universidad a querer expropiar los terrenos y utilizarlos para el campus. Acorralado por lo ocurrido, el religioso hombre pide ayuda a su hermano, abogado de una gran ciudad y ateo. La reunión familiar abrirá viejas heridas y llevará a los hermanos a plantearse los motivos de su separación. Ópera prima de Michael Mason, el reparto de esta producción estadounidense está encabezado por Jennifer Taylor (Una oportunidad para Emma), John Corbett (Mi gran boda griega 2), Ted McGinley (Area of conflict), Tatum O’Neal (Su última voluntad) y Shane Harper (Lift me up).

En lo que a producción exclusivamente europea se trata destaca Gente que viene y bah, comedia española que adapta la novela de Laura Norton cuyo argumento gira en torno a una mujer a la que todo parece irle bien en la vida hasta que, en una sola semana, da un giro de 180 grados: descubre que su novio se está enrollando con una de las presentadoras más monas de la tele y es despedida con una indemnización ridícula. Con este cambio no tiene más remedio que volver a su pueblo natal, donde le espera una familia cuanto menos peculiar y un vecino “misterioso”. Dirigida por Patricia Font, que debuta de este modo en el largometraje, la cinta está protagonizada por Clara Lago (Al final del túnel), Carmen Maura (Cuernavaca), Alexandra Jiménez (Superlópez), Álex García (Gernika), Fernando Guallar (serie Velvet Colección) y Carlos Cuevas (Ahora o nunca).

También española, aunque con colaboración argentina, es La gran aventura de los Lunnis y el libro mágico, producción familiar protagonizada por los famosos personajes de la televisión que narra cómo una niña experta en cuentos y fantasías deberá salvar el libro que contiene todas las historias creadas por la Humanidad de los intentos de un hombre que carece de imaginación y quiere destruir ese libro. Con la ayuda de la guardiana y de los Lunnis, la pequeña se adentrará en las historias más conocidas para derrotar al malvado villano. Juan Pablo Buscarini (El inventor de juegos) dirige esta película que cuenta, entre otros, con Lucrecia (Ataque verbal), Carla Chiorazzo, Bruno Oro (Little ashes), Ramón Barea (Todos lo saben), David Fernández y Pablo Carbonell (Atasco en la nacional).

Austria y Luxemburgo colaboran en Caso Murer: El carnicero de Vilnius, drama de corte histórico escrito y dirigido por Christian Frosch (Von jetzt an kein Zurück) que aborda el juicio a Franz Murer, respetado y adinerado político en 1963 que durante la II Guerra Mundial cometió crímenes de guerra cuando ocupaba el cargo de oficial austríaco de las SS. Las pruebas durante el proceso judicial de su culpabilidad son abrumadoras, pero los poderes establecidos quieren cerrar ese oscuro capítulos cuanto antes. Entre los principales actores encontramos a Karl Fischer (Attack of the lederhosen zombies), Alexander E. Fennon (Stimmen), Melita Jurisic (Mad Max: Furia en la carretera), Ursula Ofner (Von jetzt an kein Zurück) y Karl Markovics (La decisión del rey).

Terminamos el repaso a los estrenos con Mujeres, de Coque Malla, documental español dirigido por Gonzalo Visedo en el que es su debut en el largometraje. La cinta aborda la vida y la carrera del artista español a través de sus canciones y la visión de diferentes mujeres, todas ellas artistas, de edades muy variadas, todo ello culminando con la grabación del disco que da nombre al film.

Butler juega al ‘Juego de ladrones’ y McAvoy realiza una ‘Inmersión’


El mes de abril comienza, en lo que a estrenos se refiere, de un modo muy diferente a como terminó marzo. Sin grandes estrenos que puedan convertirse en blockbusters, la cartelera española se llena este viernes día 6 de varias propuestas para todo tipo de públicos, desde el thriller hasta la comedia, pasando por la animación.

Y dado que no hay ningún gran título, comenzamos por Juego de ladrones, cinta estadounidense que combina acción y drama que arranca cuando un grupo de ladrones especializado en robos de bancos decide ir a por su mayor reto. En su camino, sin embargo, se encuentra una unidad de élite de la policía de Los Ángeles que suele disparar antes de detener a nadie. Ópera prima de Christian Gudegast, autor también de la historia, la película está protagonizada por Gerard Butler (Geostorm), Pablo Schreiber (Traces), O’Shea Jackson Jr. (Straight Outta Compton), el rapero 50 Cent (Espías), Maurice Compte (Memorias de un asesino internacional), Evan Jones (Mil maneras de morder el polvo) y Brian Van Holt (Una bala en la cabeza).

Estados Unidos también participa, junto a Alemania, Francia y España, en Inmersión, thriller dramático con toques románticos dirigido por Wim Wenders (Todo saldrá bien) y que adapta la novela de J.M. Ledgard. El argumento gira en torno a la relación entre un hombre y una mujer que se conocen en un remoto hotel y se enamoran casi en contra de su voluntad. Cuando se separan descubrimos que él es agente del servicio secreto británico y ella busca el origen de la vida en nuestro planeta. Dos mundos separados que llevará su amor a límites que nunca imaginaron. James McAvoy (Atómica), Alicia Vikander (La luz entre los océanos), Alexander Siddig (serie Da Vinci’s demons) y Reda Kateb (Los caballeros blancos) encabezan el reparto.

Francia y Bélgica coproducen Un sol interior, comedia dramática que sigue los pasos de una artista parisina, madre divorciada, que busca el amor entre un plantel de hombres de muy diferentes perfiles sociales, aunque solo encuentra decepciones. Dirigida por Claire Denis (Los canallas), la película tiene como protagonistas a Juliette Binoche (Ghost in the Shell), Xavier Beauvois (El secreto del hielo), Philippe Katerine (Opium), Josiane Balasko (Mes héros) y Nicolas Duvauchelle (Dalida).

Puramente española es Campeones, nueva comedia con tintes dramáticos dirigida por Javier Fesser (Mortadelo y Filemón contra Jimmy el Cachondo) cuya trama se centra en un entrenador profesional de baloncesto que, tras cometer una infracción al volante, es obligado a trabajar con un equipo de chicos con discapacidad intelectual como trabajos comunitarios. Pero lo que comienza siendo una obligación terminará por darle increíbles lecciones de vida que le abrirán los ojos a una realidad que desconocía. En el reparto destacan los nombres de Javier Gutiérrez (El autor), Itziar Castro (Matar a Dios), Luisa Gavasa (La novia), Daniel Freire (Cruzados), Juan Margallo (La reina de España) y Athenea Mata (serie La dársena de poniente).

También procede de España Miss Dalí, drama que aborda la relación entre el artista Salvador Dalí y su hermana Anna María a lo largo de los años. Escrita y dirigida por Ventura Pons (El virus de la por), la cinta está protagonizada por Claire Bloom (Max Rose), Siân Phillips (La guerra de Murphy), Vicky Peña (Juegos de familia), Josep Maria Pou (Abracadabra), Joan Pera (Forasters) y Joan Carreras (Insensibles), entre otros.

El tercer estreno español es Resort Paraíso, thriller dirigido por Enrique García (321 días en Michigan) que arranca cuando una pareja que atraviesa un mal momento decide refugiarse en el hotel donde ella trabaja, cerrado durante la temporada invernal. La mujer tiene acceso a todos los elementos del lugar y un plan para pasar desapercibidos, pero cuando son descubiertos por uno de los guardias de seguridad comienza un macabro juego del gato y el ratón. En el reparto encontramos, entre otros, los nombres de Nora Aguirre, Susana Almahano, Rafael Castillo-Romero, Virginia de Morata (Maniac Tales) y Noelia Galdeano.

Este viernes también se estrena la japonesa Verano de una familia de Tokio, nueva entrega de la saga de películas que vuelve a dirigir Yôji Yamada (La casa del tejado rojo) y que, en esta ocasión, se centra en los intentos de toda la familia porque el abuelo deje de conducir después de sufrir un accidente. Isao Hashizume (Después de la tormenta), Kazuko Yoshiyuki (Umi suzume), Masahiko Nishimura (Zen), Yui Natsukawa (Soromon no gishou) y Tomoko Nakajima (Cha no aji) vuelven a dar vida a los principales personajes.

La única representante de la animación es Have a nice day, cinta que combina comedia y crimen y que ha sido escrita y dirigida por Jian Liu (Piercing I). Su trama arranca cuando un chófer roba una importante suma de dinero a su jefe para poder pagarle a su novia una operación de cirugía plástica. Durante la noche comenzarán a perseguirle para recuperar el dinero robado. Entre las voces de su versión original, además del propio Liu, encontramos las de Changlong Zhu, Kai Cao, Siming Yang y Haitao Shi.

En cuanto al documental, Marea Humana realiza un viaje por 23 países para mostrar la vida a la que se enfrentan los millones de refugiados que huyen de la guerra, la represión y el hambre en el mundo. Con capital estadounidense, alemán y chino, el film está dirigido por Ai Weiwei (Lao ma ti hua).

‘Atómica’: La espía que destrozó Berlín en 1989


Que actores como Charlize Theron (Lugares oscuros), James McAvoy (Trance) o John Goodman (Día de patriotas) decidan trabajar en la primera película de un director como David Leitch debería ser suficiente para, al menos, despertar la curiosidad del más incrédulo. La combinación de estos nombres, con todo lo que eso conlleva artística y visualmente hablando, han dado lugar a un producto que, si bien es cierto que bebe de muchos films similares anteriores, ofrece un espectáculo único, un complejo puzzle de espionaje, acción y drama que deja algunos de los momentos más interesantes del panorama cinematográfico actual, al menos en lo que a apartado formal se refiere.

Puede que Atómica sea, desde el punto de vista del argumento, algo enrevesada. Basándose en la novela gráfica escrita por Antony Johnston, el film tiende, sobre todo en su tercio final, a rizar el rizo del espionaje, a situar la trama en un nivel de complejidad que no termina de encajar con el tono previo que ha tenido la narración, obligando a una especie de final triple que alarga innecesariamente la historia y que, aunque da un sentido muy distinto a todo lo visto durante las casi dos horas de metraje, también plantea otras dudas que no quedan resueltas como deberían. Eso por no hablar de que la definición de algunos secundarios se realiza de forma tan esquemática que tiende a perderse en la maraña de personajes y tramas que suelen definir este tipo de historias.

Con todo, y aunque parezca increíble, este es un mal relativamente menor. La película de Leitch es un espectáculo visual en todos sus sentidos, desde una puesta en escena que juega con inteligencia con los colores y la calidez o frialdad de la luz, hasta algunos hallazgos visuales sencillamente perfectos, como es ese largo plano secuencia que comienza en la calle, pasa por varias peleas dentro de un edificio y termina en el agua. Eso por no hablar de la intensidad de las secuencias de acción, cortesía de un director curtido en este tipo de situaciones (ha sido especialista y director de segunda unidad de este tipo de secuencias en otros films). Todo ello aporta a esta historia un sabor único, a medio camino entre la decadencia y el kitsch, que se acentúa por una banda sonora imprescindible para melómanos.

La verdad es que Atómica apenas da respiro al espectador para acomodarse en su butaca. Y entre medias, las suficientes secuencias narrativas para explicar el contexto, la trama y la doble moral de muchos de los personajes. Una cinta de espionaje que sin duda evocará varios héroes masculinos del género, y que en esta ocasión tiene a una belleza como Theron repartiendo mamporros con cualquier objeto a su alcance. Espectacularidad, adrenalina y mucha intriga, aunque esta última puede terminar por resultar algo irreal según se acepten o no los falsos finales que presenta. En cualquier caso, es un mal que puede poner una mancha en el expediente de esta espía en el Berlín de 1989, pero que no resta valor al resto de su historia.

Nota: 7/10

Una Theron ‘Atómica’ frente al último caballero de los ‘Transformers’


Agosto comienza, en muchos sentidos, del mismo modo en que ha terminado julio. Y en las salas de cine no es diferentes. Si hace siete días llegaba el reinicio de una saga, ahora lo hace una nueva entrega de otra. La diferencia podría estar en que, mientras el fin de semana pasado era el único gran estreno, este viernes día 4 hay otras novedades llamadas a llenar las salas, o por lo menos a intentarlo.

Así que comenzamos este repaso semanal con Transformers: El último caballero, quinta parte de la famosa saga basada en los muñecos de Hasbro y en la serie animada que vuelve a dirigir Michael Bay (Dolor y dinero), y cuyo argumento arranca poco tiempo después de la anterior entrega, con Optimus Prime desaparecido y con la guerra entre Autobots y Decepticons en su punto álgido. Los humanos tratan de sobrevivir en esta lucha, pero para ello deberán conocer la Historia secreta de los Transformers en la Tierra. Mark Wahlberg (Día de patriotas) vuelve a ser el protagonista de esta aventura de ciencia ficción, acción y toques de humor en cuyo reparto encontramos también a Josh Duhamel (Spaceman), Anthony Hopkins (serie Westworld), Stanley Tucci (La bella y la bestia), John Goodman (Kong: La isla Calavera), John Turturro (Mia madre), Laura Haddock (serie Da Vinci’s demons) e Isabela Moner (Los peores años de mi vida), entre muchos otros.

Acción también es lo que propone Atómica, cinta que adapta la novela gráfica escrita por Antony Johnston e ilustrada por Sam Hart. Su argumento, ambientado en el mundo del espionaje en 1989, arranca cuando una agente del MI6 se traslada a Berlín para acabar con una red de espionaje que acaba de asesinar a su compañero. El agente estaba intentado hacer llegar a Occidente una lista con los nombres de todos los agentes encubiertos que trabajan en Berlín Oriental. A medida que la agente se infiltra en este mundo descubrirá no solo que nadie es lo que parece, sino que la muerte la acecha a cada paso que da. David Leitch dirige esta propuesta protagonizada por Charlize Theron (Mad Max: Furia en la carretera), James McAvoy (Múltiple), Sofia Boutella (La Momia), John Goodman, que hace doblete esta semana, Toby Jones (serie Wayward Pines) y Eddie Marsan (serie Ray Donovan).

El estreno español de la semana es Abracadabra, nueva película escrita y dirigida por Pablo Berger (Blancanieves) que, en clave de comedia, narra la historia de un matrimonio en el que el marido parece más preocupado de su equipo de fútbol que de atender a su esposa. Todo cambia tras una boda y un aparente truco de hipnosis que convierte al hombre en un atento y servicial marido. A medida que pasa el tiempo la esposa reconoce cada vez menos al hombre con el que se casó, llegando a creer que está poseído e intentando curarle por todos los medios. Entre los principales actores destacan Antonio de la Torre (Tarde para la ira), Maribel Verdú (El faro de las orcas), Quim Gutiérrez (Anacleto: Agente secreto), José Mota (Torrente 4) y Josep Maria Pou (Secuestro).

Entre los estrenos europeos destaca Regreso a Montauk, drama romántico producido entre Alemania, Irlanda y Francia cuyo protagonista es un escritor que regresa a Nueva York para presentar su último libro. Allí le espera su esposa, pero también una mujer de la que se enamoró hace años y cuya historia es la base de su nueva novela. Aunque se muestra reticente al principio, finalmente terminará viajando con ella a Montauk, donde vivieron su romance y donde ya no queda prácticamente nada salvo un faro y una interminable playa. Dirigida por Volker Schlöndorff (Diplomacia), la cinta cuenta en su reparto con Stellan Skarsgård (Un traidor como los nuestros), Nina Hoss (serie Homeland), Niels Arestrup (War horse), Robert Seeliger (El mundo abandonado), Susanne Wolff (Los tres mosqueteros), Ray Wiederhold (For never) y Bronagh Gallagher (Amor en su punto).

Francia y Bélgica producen Reparar a los vivos, adaptación de la novela de Maylis De Kerangal cuya trama  se centra en un joven que, después de un día de surf con sus amigos, sufre un trágico accidente de coche que le deja conectado a un soporte vital en un hospital para poder sobrevivir. Mientras tanto, una mujer espera un trasplante de corazón que supondrá una nueva oportunidad de seguir viviendo. Katell Quillévéré (Suzanne) dirige este drama protagonizado por Emmanuelle Seigner (La venus de las pieles), Tahar Rahim (Los anarquistas), Anne Dorval (Miraculum), Alice Taglioni (French women), Monia Chokri (Yesterday, today, yesterday) y Bouli Lanners (Crudo).

La última de las novedades de esta semana es La decisión del rey, drama biográfico producido en Noruega sobre la decisión que tuvo que tomar el rey Haakon VII de aquel país en 1940, cuando el ejército alemán llega a Oslo, enfrentándose a la posibilidad de rendirse o morir. Dirigida por Erik Poppe (Mil veces buenas noches), entre los actores de esta cinta histórica destacan Jesper Christensen (Spectre), Anders Baasmo Christiansen (Kon-tiki), Tuva Novotny (Come Reza Ama), Katharina Schüttler (serie Hijos del Tercer Reich) y Karl Markovics (El gran hotel Budapest).

‘Múltiple’: el poder de la mente


Anya Taylor-Joy y James McAvoy son los principales protagonistas de 'Múltiple'.Somos lo que pensamos que somos. Así, con una frase tan sencilla como profunda, se podría definir el nuevo film de M. Night Shyamalan (El protegido), una propuesta tan original como aparentemente simple que esconde, como su protagonista, numerosas interpretaciones, algunas más interesantes que otras. De lo que no cabe duda es de que su máximo responsable ha abandonado fórmulas efectistas para centrarse en un mensaje más elaborado, más reflexivo.

En este sentido, Múltiple se puede entender como un sencillo thriller de supervivencia, pero sería simplificar en exceso los niveles interpretativos que ofrece la trama. Su desarrollo dramático, planteado con inteligencia, peca en algunas ocasiones de un ritmo algo lento, pero eso le permite evolucionar hacia terrenos nuevos casi a cada momento. Del secuestro de las jóvenes al tratamiento de la personalidad múltiple; de aquí al poder de la mente sobre el cuerpo; y de aquí a un final sin grandes giros argumentales pero indudablemente atractivo con los abusos como telón de fondo.

Y en medio de todo ello, el gran pilar de esta historia. James McAvoy (Expiación) da rienda suelta a todo su potencial poniéndose en la piel de casi una decena de personajes con sus manías y costumbres, con sus personalidades y sus problemas, con sus edades y sus diferentes sexualidades. El actor logra no una, sino múltiples interpretaciones brillantes, acaparando toda la atención de un modo casi mágico. Evidentemente, su cuerpo no cambia, por lo que resulta incluso más interesante comprobar cómo es capaz de mimetizarse con los diferentes personajes sencillamente con su rostro.

Posiblemente el mayor problema de Múltiple es que no tiene giros argumentales de especial relevancia. Más allá de sorpresas de última hora (más que sorpresa, lo que hay es un guiño a otro film del propio director), lo cierto es que la historia se desarrolla de forma bastante lineal, lo cual resta algo de tensión dramática en determinados momentos. Con todo, la forma de desarrollar el argumento, desvelando capas a medida que se ahonda en la complejidad del protagonista, supone un viaje tremendamente atractivo e interesante.

Nota: 7/10

Diccineario

Cine y palabras

A %d blogueros les gusta esto: