‘Ad Astra’: en los confines de la galaxia


De un tiempo a esta parte, y con permiso de la saga ‘Star Wars’, el cine espacial ha retomado 2001: Una odisea en el espacio (1968) como su referente principal para adentrarse en la naturaleza del ser humano, en sus miedos y sus desafíos ante un futuro desconocido. La última película de James Gray (El sueño de Ellis) no solo confirma esta tendencia, sino también el interés y atractivo de estas historias.

El espacio, por sus propias características, ofrece posibilidades narrativas casi infinitas. Pero todas ellas suelen tener relación con la soledad, con el vacío y con esa fortaleza física y mental de los viajeros de las estrellas para afrontar desafíos en un lugar en el que nadie puede oír tus gritos. Ad Astra, en este sentido, ahonda en estos sentimientos para obligar al espectador a reflexionar sobre una sociedad que parece cada vez más aislada, más obsesionada con el avance científico y tecnológico, olvidándose por el camino de que lo realmente importante está al otro lado de la ventana. Es por eso que, desde un punto de vista dramático, la cinta se convierte en un interesante relato acerca de cómo la soledad puede hacernos perder el norte social para introducirnos en una espiral autodestructiva y dañina para aquellos que nos rodean, pero sobre todo establece que poner fin a esa situación solo está en nuestra mano.

La referencia inicial a la película de Stanley Kubrick no es casual. Gray aprovecha el lenguaje visual de este clásico del maestro para abordar el desarrollo de su propia película desde un punto de vista más introspectivo, con un uso de la imagen y el sonido cada vez más frecuente en este tipo de films. Con una belleza evidente, el director plantea el contraste entre los primeros planos de un Brad Pitt (Frente al mar) sobrio y en un constante diálogo con su ‘yo’ interior, con los grandes planos generales de un negro e imponente espacio. Esta dualidad genera precisamente la disrupción narrativa del intimismo enmarcado en la grandiosidad, de lo pequeño dentro de un marco gigantesco. En definitiva, de la importancia de lo que tenemos cerca frente a lo inalcanzable de aquello más lejano. El mayor problema de esta historia será, para muchos, su ritmo algo lento y el hecho de que la película no ofrezca más contenido que el viaje de ida y vuelta del protagonista, sin apenas historias secundarias que enriquezcan la trama.

Y puede que esto, al menos la segunda parte, sea el principal inconveniente de Ad Astra. No es algo menor, es cierto, pero lo relevante del film de Gray es esa dualidad que plantea. Más allá de una cinta de ciencia ficción, es una reflexión sobre la importancia de las cosas cercanas (que no pequeñas) frente a objetivos más lejanos y, a priori, inalcanzables. Dicho de otro modo, plantea al espectador la necesidad de cuidar lo más próximo y el riesgo de perderse buscando logros fuera de nuestro alcance, en un intento de determinar esto como el verdadero sentido de la existencia. Bajo este prisma, la obra contiene una profundidad dramática enorme, acompañada por un estilo visual potente a la par que conocido. Lo malo, sin duda, es esa falta de contenido secundario y la sensación de estar ante un homenaje demasiado evidente al clásico de Kubrick.

Nota: 6,75/10

Anuncios

Brad Pitt viaja a los confines de la galaxia con ‘Ad Astra’


Superamos el ecuador de septiembre, y lo hacemos con una de las propuestas más variadas e interesantes en lo que a estrenos se refiere. Ciencia ficción, musical, drama, terror, aventura, … Prácticamente todos los géneros se dan cita este viernes día 20, en el que un actor, además, contará con dos películas en la cartelera española.

Se trata de Brad Pitt, que ya contaba con Érase una vez… en Hollywood y que ahora estrena Ad Astra, cinta con capital brasileño, chino y estadounidense que une ciencia ficción, drama y thriller para narrar cómo un astronauta debe viajar a los límites exteriores del sistema solar para encontrar a su padre perdido hace décadas y desentrañar así un misterio que amenaza la supervivencia de la Tierra y que desafía la naturaleza de la existencia humana. Dirigida por James Gray (Z, la ciudad perdida), en el reparto también encontramos a Tommy Lee Jones (Desvelando la verdad), Liv Tyler (serie The Leftovers), Ruth Negga (serie Preacher), Donald Sutherland (El viaje de sus vidas), LisaGay Hamilton (El vicio del poder), John Ortiz (Bumblebee) y John Finn (Un don excepcional), entre otros.

Muy diferente es Blinded by the light (Cegado por la luz), coproducción musical entre Estados Unidos y Reino Unido que, siguiendo la estela de recientes películas, aprovecha la música de un artista para narrar una historia propia. Esta vez, la de Bruce Springsteen. La trama, basada en las memorias del periodista Sarfraz Manzoor, cuenta la historia de un adolescente británico de ascendencia paquistaní que en 1987, en medio de la agitación racial y económica de esos años, comienza a escribir poesía para escapar de su realidad. Cuando un compañero de clase le da a conocer la música de ‘The Boss’ no solo descubre un paralelismo con el artista, sino una salida a sus sueños y a su propia voz. Gurinder Chadha (El último virrey de la India) es la encargada de poner en imágenes esta historia en la que también participa como guionista. Entre los principales actores destacan Viveik Kalra (serie Next of Kin), Kulvinder Ghir (Level Up), Meera Ganatra (serie PREmature), Aaron Phagura, Dean-Charles Chapman (serie Juego de Tronos), Nikita Mehta y Nell Williams (London town).

Pasamos a los estrenos puramente europeos, entre los que destaca Downton Abbey, continuación de la famosa serie de televisión que, en esta ocasión, sitúa a la familia Crawley y su carismática servidumbre ante un momento crucial: la visita del rey y la reina de Inglaterra, que desatará una situación de intriga y romance que pondrá en peligro el futuro de todos ellos. Dirigida por Michael Engler (The Chaperone), que ya estuvo al frente de varios episodios de la serie, la película cuenta con el reparto original, entre ellos Maggie Smith (El nuevo exótico Hotel Marigold), Hugh Bonneville (Paddington 2), Laura Carmichael (Un reino unido), Michelle Dockery (El sentido de un final), Elizabeth McGovern (La buena esposa), Imelda Staunton (Maléfica), Geraldine James (Daphne), David Haig (Amor con preaviso), Tuppence Middleton (The imitation game) y Matthew Goode (La sociedad literaria y el pastel de piel de patata).

La propuesta de puro terror de la semana es Ghostland, producción de 2018 con capital francés y canadiense que escribe y dirige Pascal Laugier (Martyrs), y cuyo argumento tiene como protagonistas a una mujer y a sus dos hijas adolescentes, herederas todas ellas de una casa. La primera noche en su nuevo hogar sufren un brutal ataque por parte de unos intrusos, lo que les obligará a luchar por sus vidas. 16 años después, una de las hijas es una novelista de éxito, mientras que la otra es víctima de desequilibrios mentales y vive con su madre en la casa. Una reunión de las tres en ese lugar desatará una espiral de terror. Crystal Reed (serie Gotham), Mylène Farmer (Giorgino), Anastasia Phillips (Don’t talk to Irene), Emilia Jones (Residue), Taylor Hickson (Deadpool), Kevin Power (Los jinetes del Apocalipsis) y Rob Archer (El abuelo espía) son los principales actores.

Con algo de retraso llega la japonesa One cut of the dead, cinta de 2017 dirigida por Shin’ichirô Ueda (Okome to oppai), quien también participa en el guión. A medio camino entre la comedia y el cine de zombis, el argumento narra cómo la grabación de una película de serie B de muertos vivientes es interrumpida por un auténtico apocalipsis zombi. El reparto, prácticamente debutante, está encabezado por Takayuki Hamatsu, Yuzuki Akiyama, Harumi Shuhama (Waga haha no ki), Kazuaki Nagaya (Fukushima day) e Hiroshi Ichihara.

La animación cuenta con dos estrenos esta semana. Por un lado, Manou es la historia de una pequeña golondrina que, tras un incidente, termina criándose con una pareja de gaviotas. Crece pensando que es una de ellas, aunque nunca es aceptada como tal. Por ello, decide conocer a los pájaros de su misma especie y quedarse con ellos. Sin embargo, un peligro mucho mayor obligará a ambas especies a trabajar juntas. El debutante Christian Haas y la directora Andrea Block (Im windrausch) se ponen tras las cámaras de esta producción alemana que cuenta con las voces de Kate Winslet (Wonder wheel), Willem Dafoe (Asesinato en el Orient Express), Rob Paulsen (Unintended), Josh Keaton y Julie Nathanson (Searching…).

Por otro, Misión Katmandú, film canadiense de 2017 cuya trama tiene como protagonistas a una detective novata y a un investigador de ciencia. Juntos emprenderán una loca aventura para probar la existencia del Monstruo de las Nieves, enfrentándose a todo tipo de peligros acompañados de un guía y un pájaro parlanchín. Dirigida a cuatro manos por Pierre Greco (Le coq de St-Victor) y Nancy Florence Savard (La leyenda de Sarila), la cinta cuenta con las voces originales de Sylvie Moreau (J’espère que tu vas bien 2), Guillaume Lemay-Thivierge (Nitro rush), Rachid Badouri (Terapia padre-hijo) y Alexandrine Warren.

‘Z, la ciudad perdida’: lo que esconde la obsesión con el Amazonas


Después de seis películas, el director James Gray (Two lovers) se ha convertido en uno de esos autores de Hollywood capaces de sacar adelante proyectos complejos en lo dramático y en lo técnico. Y desde luego, su último proyecto no se aparta de esta idea. Incluso si solo atendemos a la duración de la historia, que transcurre a principios del siglo XX, y a los numerosos acontecimientos por todo el mundo que la nutren, la película ya recuerda a las grandes épicas del Hollywood clásico. Pero por suerte, hay mucho más.

Z, la ciudad perdida es una obra mastodóntica en todos los sentidos. Visualmente incomparable, con unos escenarios tan variopintos como la selva amazónica, la Inglaterra de principios de siglo o las trincheras de la I Guerra Mundial, el film explora, más que la simple búsqueda de aventuras, el constante equilibrio entre el deber y la familia, entre una obsesión y el deber con aquellos que son más cercanos a nosotros. En este sentido, Gray compone con un puñado de protagonistas todo un cosmos en el que, incluso los secundarios, abordan de algún modo esta dualidad, esta confrontación dramática que termina convirtiéndose en el motor de una historia cuyo final, por cierto, es de los más elegantes y bellos que se podían realizar teniendo en cuenta el desenlace de la historia real que relata.

Posiblemente el mayor problema del film sea su duración. A pesar de que la obra es capaz de mantener el interés durante buena parte de su metraje, sobre todo cuando la selva es la protagonista, es inevitable que el ritmo decaiga en numerosas ocasiones, lo que le hace flaco favor, además al reparto. Y es que, aunque la labor del director con los actores es espectacular, no impide que sus carencias interpretativas se perciban a lo largo de las casi dos horas y media de duración, fundamentalmente en aquellos momentos más dramáticos. Con todo, es de justicia reconocer su trabajo en un film que abarca décadas, y en el que los personajes pasan por diferentes etapas de su vida. En este sentido, el tratamiento del guión, que presenta de forma diferente a los protagonistas dependiendo del momento, es formidable.

Pero a pesar de sus debilidades, Z, la ciudad perdida es una de las aventuras épicas más atractivas e interesantes de los últimos años. Gray es capaz de crear un universo fascinante, un mundo con el que demuestra que lo inexplorado todavía tiene cabida en una sociedad que tiene cualquier rincón del mundo al alcance de un clic. Con una puesta en escena elegante y sobria, el director explora las pasiones de un hombre obsesionado no solo con un descubrimiento, sino con el honor, su familia y la reparación de su nombre. En realidad, y aunque la ciudad perdida sea el Mcguffin, lo verdaderamente relevante son las motivaciones que llevan a estos hombres a volver a la selva amazónica hasta en tres ocasiones. Es ahí donde la obra alcanza su mayor expresividad, y donde el espectador puede encontrar todo lo que esconde el film.

Nota: 7,5/10

‘El círculo’ busca ‘La ciudad perdida’ durante una ‘Noche de venganza’


Muchos títulos con notables repartos es lo que propone este primer fin de semana de mayo. Desde películas que adaptan historias reales hasta thriller fantásticos o cintas de acción, este viernes, día 5, llegan a la cartelera española una amplia variedad de propuestas que, aunque ninguna parece estar llamada a llenar las salas como lo han hecho otros films en semanas anteriores, sí ofrecen al espectador algo diferente.

La primera de ellas es Z, la ciudad perdida, cinta biográfica que combina drama, aventura y acción de la mano de James Gray (El sueño de Ellis), quien escribe y dirige esta adaptación del libro de David Grann acerca de las expediciones que llevó a cabo el soldado Percy Fawcett en la selva brasileña. La primera de ellas le dejó tan fascinado que se embarcó nuevamente, descubriendo vestigios de antiguas civilizaciones perdidas. Tras regresar a Inglaterra, logra el apoyo para iniciar un último viaje, acompañado esta vez de su hijo mayor, en busca de la ciudad perdida de Z, pero nunca más se supo de ellos. En el reparto destacan nombres como los de Charlie Hunnam (Pacific Rim), Robert Pattinson (Life), Tom Holland (En el corazón del mar), Sienna Miller (Una buena receta), Angus Mcfadyen (Cisne blanco) e Ian McDiarmid (Star Wars: Episodio III – La venganza de los Sith).

Muy diferente es El círculo, thriller de ciencia ficción cuya trama, basada en la novela de Dave Eggers, arranca cuando una joven es contratada para trabajar en la compañía de internet más prestigiosa del mundo, que ha logrado unificar toda la información digital del individuo en una única identidad en busca de la transparencia. Sin embargo, a medida que la joven asciende, y guiada por el fundador de la empresa, irá sobrepasando los límites de la privacidad, la ética y la libertad, afectando a familiares, amigos y a ella misma. Dirigida por James Ponsoldt (Aquí y ahora), la película está protagonizada por Emma Watson (La bella y la bestia), Tom Hanks (Sully), John Boyega (Star Wars: Episodio VII – El despertar de la fuerza), Karen Gillan (Guardianes de la galaxia Vol. 2) y Bill Paxton (Al filo del mañana), en la que ha sido su última película antes de fallecer.

El thriller policíaco y de acción está representado por Noche de venganza, remake del film francés dirigido en 2011 por Frédéric Jardin cuyo argumento se centra en un policía de Las Vegas aparentemente corrupto. Después de que un atraco salga mal, una banda criminal decide secuestrar al hijo de este policía, que deberá recuperarlo en una sola noche mientras Asuntos Internos le investiga. La nueva versión, dirigida por Baran bo Odar (Silencio de hielo), está protagonizada por Jamie Foxx (Annie), a quien acompañan Michelle Monaghan (Pixels), Gabrielle Union (El nacimiento de una nación), Dermot Mulroney (La verdad), Scoot McNairy (Perdida), T.I. (Ant-Man) y David Harbour (Escuadrón suicida).

Terror en estado puro es lo que propone Nunca digas su nombre (Bye Bye Man), film dirigido por Stacy Title (El diablo viste de negro) que gira en torno a tres jóvenes universitarios que se mudan a una vieja casa fuera del campus. Allí liberan sin querer un ente sobrenatural que persigue y mata a todo aquel que descubre su nombre, por lo que intentarán mantener su existencia en secreto y evitar así la muerte del resto de compañeros. Douglas Smith (El caso Sloane), Cressida Bonas, Lucien Laviscount (Between two worlds), Carrie-Anne Moss (Matrix), Faye Dunaway (Flick) y Doug Jones (Ouija: El origen del mal) encabezan el reparto.

Entre los estrenos europeos de este viernes destaca Un Reino Unido, drama romántico que narra el conflicto internacional que provocó el príncipe de Botswana, Seretse Khama, al enamorarse y casarse con una mujer blanca de Londres en los años 40. Basada en el libro de Susan Williams, la película está dirigida por Amma Asante (Belle) y protagonizada por David Oyelowo (Selma), Rosamund Pike (Nuestro último verano en Escocia), Jack Davenport (Gernika), Tom Felton (Resucitado) y Laura Carmichael (serie Downton Abbey).

En lo que a producción nacional se refiere destaca Pasaje al amanecer, debut en el largometraje de Andreu Castro (serie Yo quisiera) que se ambienta en noviembre de 2004, durante la que es considerada la batalla más sangrienta de la guerra de Irak. En ese contexto un foto periodista es contratado para entrar en el centro del conflicto y relatar en imágenes lo que ocurre. El joven, antes de ir, deberá comunicárselo a su familia y a su novia, lo que resquebrajará los cimientos de las relaciones y llevará a todos los personajes a vivir sus particulares infiernos. El reparto está encabezado por Nicolás Coronado (Novatos), Andrea Duro (Los miércoles no existen), Elvira Mínguez (Truman), Lola Herrera (Primer y último amor), Ruth Díaz (Tarde para la ira) y Antonio Valero (Los Borgia).

El drama también está presente en El jugador de ajedrez, cuya historia se desarrolla durante la Guerra Civil española y la II Guerra Mundial. El protagonista es un campeón de ajedrez español que, cuando el conflicto bélico estalla en España, decide emigrar a Francia junto a su mujer, natural del país, y la hija de ambos. Sin embargo, una vez allí será detenido por los nazis al considerarle un espía. Su única vía para sobrevivir es la pasión que siente el oficial al mando por el ajedrez. Luis Oliveros (Pata negra) dirige esta propuesta protagonizada por Marc Clotet (La estrella), Melina Matthews (Nick), Alejo Sauras (Los abrazos rotos), Andrés Gertrúdix (El apóstata) y Pau Durà (Todo está en el aire).

Entre el resto de estrenos destaca Casi leyendas, comedia dramática con el mundo de la música como telón de fondo que gira en torno a tres amigos que se han distanciado con el paso de los años. Sin embargo, deberán volver a reunirse para formar el grupo musical que estuvo a punto de alcanzar la fama hace 25 años, viéndose obligados además a afrontar sus calamitosas vidas. Escrita y dirigida por Gabriel Nesci (Días de vinilo), la película cuenta entre sus actores con Diego Peretti (Papeles en el viento), Santiago Segura (La reina de España), Diego Torres (La venganza), Claudia Fontán (La reconstrucción) y Florencia Bertotti (Igualita a mi).

Con algo de retraso llega la canadiense Los demonios, drama escrito y dirigido en 2015 por Philippe Lesage en el que es su debut en el largometraje de ficción. La trama se centra en un niño de diez años sensible e imaginativo que le tiene miedo a todo lo que le rodea, desde un posible divorcio de sus padres hasta el sida. Su vida en una zona residencial de Montreal se verá alterada cuando se produzcan una serie de secuestros de niños en su zona, lo que le llevará a descubrir que los demonios de su infancia podrían estar relacionados con las desapariciones. Édouard Tremblay-Grenier, Yannick Gobeil-Dugas, Vassili Schneider (Lucidité passagère), Sarah Mottet, Mathis Thomas y Laurent Lucas (Perros rabiosos) encabezan el reparto.

Desde Japón llega Maravillosa familia de Tokio, comedia que arranca el día del cumpleaños de la mujer del patriarca de una tradicional familia japonesa. Durante la celebración, y como regalo, la mujer le pide a su marido el divorcio. La revelación no solo supone un duro golpe para el incrédulo marido, sino que removerá los cimientos de toda la estructura familiar, cuyos miembros tratarán de evitar por todos los medios lo que parece ser una catástrofe. Yôji Yamada (Una familia de Tokio) dirige esta propuesta en cuyo reparto destacan los nombres de Yû Aoi (Viaje hacia la orilla), Yui Natsukawa (La casa del tejado rojo), Kazuko Yoshiyuki (Leonie), Isao Hashizume (Eien no 0), Shôzô Hayashiya (Penguin’s memorie – Shiawase monogatari) y Tomoko Nakajima (Boku no ojisan).

De Asia también procede Seoul Station, cinta de terror realizada en animación tradicional producida en Corea del Sur que gira en torno a los intentos por sobrevivir de un grupo de personas en la capital de aquel país después de que una horda de mendigos se haya transformado en zombis. Planteada como una precuela de Train to Busan (2016), la cinta está escrita y dirigida por el mismo autor, Yeon Sang-ho (The fake).

También pertenece al género de animación Ovejas y lobos, comedia de aventuras producida en Rusia y ambientada en una lejana y mágica tierra donde un grupo de ovejas vive sin preocupaciones hasta que una manada de lobos acampa en un barranco cercano. La película es la ópera prima de Andrey Galat y Maxim Volkov.

Terminamos el repaso con el documental español Herederos de la bestia, film escrito y dirigido a cuatro manos por Diego López y David Pizarro (Los perversos rostros de Víctor Israel) que aborda la historia detrás de la película El día de la bestia (1995) a través de entrevistas con el director, Álex de la Iglesia (El bar), los actores Santiago Segura, Terele Pávez (La puerta abierta) o Álex Angulo (Zipi y Zape y el club de la canica), y el guionista Jorge Guerricaechevarría (Cien años de perdón).

‘El sueño de Ellis’: La pesadilla de la inmigrante


Joaquin Phoenix, Jeremy Renner y Marion Cotillard protagonizan 'El sueño de Ellis', de James Gray.Al ver la nueva película de James Gray (La otra cara del crimen) uno puede pensar en lo cruel que era la vida para las mujeres que llegaban a Estados Unidos durante los años 20 del pasado siglo. Sobre todo si lo hacían solas y sin recursos. Las promesas de una vida mejor, de un futuro alejado de guerras, pobreza y miseria eran más que suficiente para llevarlas a embarcarse en un barco donde las condiciones eran, cuanto menos, cuestionables. Lo que nadie revelaba nunca era lo que podía ocurrir si se dejaban convencer por un amable caballero que representaba todos esos anhelos. Ahora bien, si nos paramos a pensar fríamente en lo que ocurre actualmente con las mujeres que sobreviven a las redes internacionales de trata de mujeres, ¿cuál es la diferencia? La respuesta a esa pregunta es lo que plantea el film.

De hecho, el trasfondo social es lo mejor que puede aportar El sueño de Ellis. El tortuoso viaje de la protagonista por curar la tuberculosis de su hermana y lograr así que entre en Estados Unidos ofrece al espectador todos y cada uno de los pasos, esperanzas rotas y promesas vacías que viven las mujeres obligadas a prostituirse. Y a tenor del comportamiento de los hombres, parece que es algo universal a lo largo de los siglos. Gracias a una fotografía elegante y a una puesta en escena que desprende melancolía por todos sus lados, Gray aporta al conjunto el necesario tono amargo, trágico incluso en algunos momentos, lo que a la larga le permite jugar con las verdaderas intenciones de los personajes masculinos, verdaderos demonios vestidos con piel de cordero de los que la protagonista, repudiada por falsos testimonios, depende irremediablemente.

Y ya que salen a colación los personajes masculinos, es necesario hacer mención especial al magnífico trío protagonista. Tanto Marion Cotillard (La vida en rosa) como Jeremy Renner (En tierra de hombres) aportan a sus roles, respectivamente, la inocencia y la picardía que los definen. Empero, es Joaquin Phoenix (En la cuerda floja) el que logra encender los ánimos. Gracias a su imagen, a medio camino entre melancólica y romántica, el actor opera en el personaje una transformación sutil y casi imperceptible que tiene su máxima expresión en su frase final, toda una declaración de intenciones que obliga a odiarle a pesar de la lástima que pueda haber generado a lo largo del metraje. Esa dualidad o dificultad para ubicarlo en un lado de la trama (buenos o malos) es, junto a la temática, lo más enriquecedor de la película.

Pero a pesar de lo que pueda parecer, El sueño de Ellis no es un drama tan intenso como cabría esperar. El tendón de Aquiles de la trama está, por desgracia, en su protagonista. La joven interpretada por Cotillard no evoluciona como cabría esperar. Los pocos momentos en los que parece querer tomar las riendas de su vida se diluyen en un devenir sin garra que solo encuentra interés cuando los secundarios se aprovechan de ella o la maltratan, evidenciando entonces el infierno por el que debe pasar una inmigrante en esa situación. Son buenos actores, la imagen general de la trama es dramática, pero su desarrollo no termina de generar la tensión o la tragedia que se intuyen en muchos momentos. Da la sensación de que el director, cuya labor en líneas generales es más que correcta, tiene miedo a entrar de lleno en las consecuencias de lo que vive la protagonista. Y el miedo es lo peor que podría ocurrirle a este film.

Nota: 6/10

El mes de junio termina con varios estrenos ‘Juntos y revueltos’


Estrenos 27junio2014Último fin de semana de junio, y siguiendo la estela de viernes anteriores, las novedades de hoy, 27 de junio, están plagadas de nombres interesantes pero no parecen tener la fortaleza suficiente como para mover de los primeros puestos a las más veteranas. Sin duda generarán interés entre los aficionados al cine que busquen algo más que el típico entretenimiento veraniego, algo que por cierto también está presente, aunque sea de forma minoritaria. Varios estrenos, por tanto, que abarcan desde la comedia hasta el thriller de terror, pasando por el drama o la acción, y que comparten la particularidad de estar producidos en Estados Unidos y en Europa. Como es habitual en Toma Dos, comenzamos por los primeros.

Una de las novedades más destacadas es lo nuevo de Adam Sandler (Desmadre de padre), quien vuelve a colaborar con Drew Barrymore (Todos están bien) para la ocasión. Bajo el título Juntos y revueltos, la cinta arranca cuando una pareja de padres solteros decide no volver a verse tras sufrir una horrible cita a ciegas. Sin embargo, el destino volverá a ponerles a prueba cuando deban compartir una lujosa suite en un hotel africano dedicado a los safaris a consecuencia de un error en las reservas que cada uno hizo por separado. Humor y algo de gamberrismo se unen bajo la dirección de Frank Coraci (Peso pesado), quien dirige, además de a Sandler y Barrymore, a Joel McHale (Ted), Wendi McLendon-Covey (serie Reglas de compromiso), Kevin Nealon (Sígueme el rollo) y Terry Crews (Los mercenarios 2).

También norteamericana, aunque con colaboración francesa, es Tokarev, thriller de acción protagonizado por Nicolas Cage (La Roca) y dirigido por el español Paco Cabezas (Carne de neón), que debuta de este modo en el cine internacional. Su argumento se centra en un hombre de familia, empresario y trabajador, que ve cómo una noche todo su mundo es atacado por la mafia rusa. Obligado a volver a un pasado que había dejado atrás, el hombre reunirá a su antigua banda criminal para ajustar cuentas, iniciando una espiral de violencia cuyo final solo puede ser trágico. El reparto se completa con Rachel Nichols (Conan el bárbaro), Peter Stormare (Dolor y dinero), Danny Glover (Arma letal) y Aubrey Peeples (Sharknado).

Para los más pequeños llega Campanilla, hadas y piratas, cinta de animación por ordenador que, siguiendo la estela de producciones anteriores, retoma a uno de los personajes más icónicos de Disney: el hada que acompaña a Peter Pan en sus aventuras en Nunca Jamás. Todo comienza cuando una incomprendida hada roba un polvo mágico y se une a unos piratas. Será entonces cuando Campanilla y sus amigas deban iniciar una aventura inolvidable para recuperarlo. El problema es que sus poderes han sido cambiados, por lo que todas deberán hacer frente al reto de actuar según su nueva naturaleza. Acción, aventura y diversión de la mano de Peggy Holmes (Campanilla. El secreto de las hadas), que se pone tras las cámaras para dirigir un film que cuenta, en su versión original, con las voces de Mae Whitman (The factory), Christina Hendricks (serie Mad Men), Tom Hiddleston (Thor), Lucy Liu (serie Elementary) y Megan Hilty (serie Smash).

James Gray, director de films como La noche es nuestra (2007) o Two lovers (2008), regresa a las salas con El sueño de Ellis, drama romántico del 2013 ambientado en la década de los años 20 del siglo pasado. La trama se centra en una joven polaca y su hermana, quienes abandonan su pasado para viajar a Nueva York y cumplir los sueños de la tierra prometida. Sin embargo, al llegar a la isla de Ellis la hermana, enferma de tuberculosis, se verá obligada a quedarse en cuarentena. Sola y desamparada, la joven encontrará una salida en un rufián sin escrúpulos que la obliga a prostituirse si quiere recuperar a su hermana. La única oportunidad que le queda es recurrir al primo del proxeneta, un ilusionista que puede resolver la situación. La película cuenta con un trío protagonista de peso integrado por Marion Cotillard (El caballero oscuro: La leyenda renace), Joaquin Phoenix (The master) y Jeremy Renner (La gran estafa americana), a los que se suman Dagmara Dominczyk (Kinsey), Angela Sarafyan (Love hurts) y Jicky Schnee (Perestroika).

Muy distinto es el cariz de El encargo, thriller del 2013 centrado en un hombre duro con mucha mala suerte pero un gran corazón que es contratado por un legendario capo del crimen para que realice un trabajo sencillo pero poco habitual. Las consecuencias de este trabajo derivarán en una espiral de la que no podrá escapar. Ópera prima de David Grovic, quien colabora en el guión, la trama cuenta con nombres tan relevantes como los de John Cusack (Grand piano), Robert De Niro (Malavita), Dominic Purcell (serie Prison Break), Crispin Glover (Jacuzzi al pasado), Rebecca Da Costa (Mine games) y Martin Klebba (Blood shot).

Entre los estrenos europeos destaca Mi otro yo, lo nuevo de la española Isabel Coixet (Ayer no termina nunca). Con capital español y británico, este thriller psicológico sigue a una adolescente cuya idílica vida se desmorona cuando empieza a sospechar que otra persona, un doble, la acecha con la única intención de asesinarla y suplantar su identidad. La película cuenta con un reparto plagado de nombres conocidos como Sophie Turner (Sansa Stark en Juego de Tronos), Jonathan Rhys Meyers (serie Los Tudor), Rhys Ifans (The Amazing Spider-Man), Gregg Sulkin (White frog), Claire Forlani (¿Conoces a Joe Black?), Leonor Watling (Lo mejor de Eva), Geraldine Chaplin (El monje) e Ivana Baquero (El laberinto del Fauno).

Totalmente española es la financiación de Ärtico, drama dirigido por Gabriel Velázquez (Amateurs) que cierra la trilogía conocida como “Familia versus soledad” y que gira en torno a dos jóvenes quinquis que cada día salen a la calle para sobrevivir con lo que les surja. Aunque no parece que nada les importe, en realidad cada uno envidia y desea lo que no tiene: uno está harto de vivir rodeado y solo quiere huir de su familia, mientras que el otro anhela poder encontrar a alguien que mitigue la soledad que siente al llegar a su casa. Víctor García, Juanlu Sevillano, Deborah Borges, Lucía Martínez y Alba Nieto son los debutantes actores que conforman el plantel principal.

Con algo de retraso llega a la cartelera española Foxfire, drama producido entre Francia y Canadá que cuenta con Laurent Cantet (La clase) tras las cámaras. Basada en la novela de Joyce Carol Oates, la acción transcurre en la Nueva York de 1953, época en la que la violencia de la posguerra era más que evidente. Con este caldo de cultivo surge un grupo de chicas decididas a no dejarse vilipendiar por los hombres y a tomar el control de sus vidas. El viaje hacia su libertad estará plagado de incertidumbres y retos que deberán superar. El grupo principal de actrices, todas ellas noveles, está compuesto por Raven Adamson, Katie Coseni, Claire Mazerolle, Madeleine Bisson y Rachael Nyhuus.

Finalizamos el repaso a los estrenos con De caballos y hombres, comedia dramática de 2013 producida entre Alemania e Islandia que entrelaza diversas historias para exponer una única idea: la lucha del hombre contra la naturaleza y los intentos del primero para utilizar la segunda en su beneficio. Todo desde la perspectiva de la influencia que tiene el hombre en el caballo y viceversa. Ópera prima de Benedikt Erlingsson, quien también se encarga del guión, entre sus muchos actores destacan Helgi Björnsson (Fuera del vestuario), Ingvar Eggert Sigurðsson (I against I), Charlotte Bøving (Mávahlátur), Maria Ellingsen (Vuelven los mejores), Juan Camillo Roman Estrada y Kristbjörg Kjeld (Las marismas).

Diccineario

Cine y palabras

A %d blogueros les gusta esto: