‘Escuadrón Suicida’, unos buenos malos… ¿o eran malos buenos?


Will Smith y Margot Robbie lideran el 'Escuadrón Suicida' de David Ayer.A tenor de las críticas recibidas, debo de ser de los pocos que defienden Escuadrón Suicida. Y la verdad es que no me arrepiento. Argumentos a su favor tiene, como también los tiene en su contra. Vamos, lo que le viene a pasar al 80% de las películas, y lo que prácticamente ocurre en todas las cintas de superhéroes. El problema, o al menos uno de los más importantes, de la cinta de David Ayer (Corazones de acero), no radica en la propia historia, sino en algo que va más allá de la película, y que tiene un nombre: DC Cómics. La reciente obsesión por juntar en pantalla a un grupos de personajes conocidos por los amantes de los cómics está llevando a esta compañía a hacer películas irregulares, de difícil narrativa, pero con mucha espectacularidad.

La verdad es que esta película con un plantel de actores más que notable merece un análisis más profundo que el de la mera crítica, de ahí este extenso texto. A David Ayer se le puede acusar de muchas cosas, pero desde luego no de lo principal en cualquier película de superhéroes/supervillanos: entretenimiento. Porque esta reunión de malos no tan malos (hay buenos que son peores) es eso, puro y sencillo entretenimiento. El que quiera buscar algo más puede que lo encuentre, pero saldrá mayormente decepcionado. Y la verdad es que la película no busca nada más. Secuencias brillantemente ejecutadas, un humor algo irregular pero efectivo, sobre todo cuando recae sobre Margot Robbie (La leyenda de Tarzán) y su ya imprescindible Harley Quinn, y algunos diálogos que permiten hacer avanzar la acción son las señas de identidad. Vamos, lo mismo que ocurre en Los Vengadores y cintas similares.

Quizá la mejor defensa para este argumento es que Escuadrón Suicida dura dos horas y apenas se nota, logrando superar los baches propios de la narrativa de forma más o menos solvente. Pero volvamos sobre el reparto, o mejor dicho sobre esa pareja formada por Robbie y Jared Leto (El señor de la guerra), un Joker menos alocado y más psicópata que sin duda eleva el tono del film cada vez que aparece… y se hace poco. Ambos personajes, sin duda los mejor definidos e interpretados, son el mejor ejemplo de cómo los secundarios (o protagonistas con menor peso en la trama) pueden terminar por arrebatar el protagonismo de una historia. Y este sí es un punto débil de la película, que abordaré a continuación.

Pero junto a ellos hay todo un grupo de actores solventes, disfrutando de sus respectivos papeles y demostrando que la película puede funcionar en todos sus aspectos. El desarrollo dramático conseguido por Ayer, aunque claramente diferenciado en dos partes, es lo suficientemente sólido como para componer un mosaico de aventura, acción y humor en el que cada personaje, al menos los principales, está definido no solo por sus motivaciones, sino por su pasado y por su personalidad. Otra cosa es lo que ocurre con el resto de secundarios y lo que cabría esperar de la cinta. En cualquier caso, no se puede negar que esta cinta es una pieza más en la construcción de ese mundo cinematográfico de DC, y personalmente creo que es una pieza interesante y atractiva.

Al humo de las velas

Pero seamos sinceros. Escuadrón Suicida no es una película perfecta. De hecho, posiblemente no sea de las mejores de superhéroes. Y varios son sus problemas, que en principio no afectan al disfrute de estas aventuras, pero que sí pueden resultar determinantes para un tipo de público, sobre todo el más especializado. Para empezar, y como comentaba al inicio, DC Cómics llega tarde. Más bien, llega al humo de las velas a esta especie de fiesta en que se han convertido las películas de superhéroes. Con un tono más oscuro que su eterno rival, Marvel Cómics, la compañía ha querido resumir en un par de películas los años de trabajo en la pantalla grande que lleva su competidora. Y eso pasa factura, en algunos casos más grande que en otros.

En la película que nos ocupa, esto se traduce en una necesidad de presentar a demasiados personajes en una sola historia. Si algo han demostrado este tipo de films es que presentar a más de un personaje en la trama (además del héroe, claro está) tiende a ser un problema narrativo más que evidente. Ha pasado con todos, desde Spider-Man a Batman. Y si eso es así, ¿qué puede ocurrir cuando son 10 los roles a desarrollar? Aunque la opción elegida por Ayer no es la peor de todas, desde luego deja muchas lagunas. Para empezar, divide claramente la historia en dos, impidiendo un desarrollo más o menos profundo de la trama principal y su respectiva amenaza. Además, el director y guionista se ve obligado a desarrollar únicamente a los principales, dejando al resto a su suerte y a tratar de resumir su historia en una sola frase, con suerte en una mínima secuencia. Esta idea, aunque efectiva, termina por desdibujar a este grupo de villanos, convirtiendo a muchos de ellos en arquetipos lineales con poca o ninguna diferencia entre ellos, salvo sus habilidades y su aspecto, claro está.

Y precisamente los villanos es otro punto débil de la cinta. Puede parecer irónico que una cinta que se basa en un grupo de malos tenga como debilidad precisamente eso, pero así es. El problema es la necesaria humanización de los personajes. Todos ellos, sobre todo los principales, deben tener un aspecto con el que se puedan identificar los espectadores. Y esto termina siendo un problema, amén de escoger a actor como Will Smith (La verdad duele), héroe por antonomasia del cine de aventuras moderno, para un asesino a sueldo que parece más una figura paternal para el resto de supervillanos. La película utiliza dos herramientas para esa humanización, a cada cual más peligrosa. Por un lado, convertir a los presuntamente buenos, y en general a todos los que les rodean, en más malos que los propios villanos. Y por otro, demostrar que todos los malos lo que buscan, en realidad, es una vida tranquila, sencilla y en paz.

Eso es algo que no funciona, al menos no como vehículo para demostrar que son villanos sin escrúpulos que pueden lograr la redención con sus buenas acciones por un bien mayor. Y no funciona porque, además de que parecen héroes en lugar de antihéroes, los buenos parecen demasiado inocentes. Algo que representa a la perfección el personaje de Joel Kinnaman (serie House of cards), quien comienza la cinta aparentando un desprecio hacia su escuadrón de villanos y termina por ser amigo de asesinos, psicópatas y monstruos. Y ni siquiera la muerte inicial de un miembro del grupo puede eliminar la sensación de que estos antihéroes son héroes; para eso ya se cuidan mucho de que el único que muere es aquel que no tiene casi ni presentación. El resultado final es que Escuadrón Suicida funciona como película de superhéroes, no de supervillanos obligados a hacer el bien. Funciona por su entretenimiento, aunque falla en algunos aspectos que para muchos pueden ser fundamentales. Ahora bien, se disfruta mucho, tanto de la acción como del humor, de su banda sonora y de la locura que imprimen al conjunto Leto y Robbie. Al final, como todo, la película funciona porque se encuentra en un punto intermedio. Y puede que ese sea el problema.

Anuncios

‘Escuadrón Suicida’ lidera los primeros estrenos de agosto


Estrenos5agosto2016La cartelera española comienza el mes de agosto con el que posiblemente sea el estreno más esperado del verano, por no decir del año. Las críticas para todos los gustos y el notable reparto la precedente, pero esta cinta no es lo único que llega este viernes, 5 de agosto, como es lógico. Sin embargo, sí se puede decir que es el más importante, y prueba de ello es que la mayoría del resto de films no parecen querer competir contra su previsible éxito de taquilla.

Hablamos de Escuadrón suicida, nueva adaptación de un cómic, en esta ocasión de DC, que parte de una premisa cuanto menos original. Una oficial de inteligencia de Estados Unidos decide reclutar a los mayores villanos encarcelados gracias a los superhéroes para enfrentarse a un ente enigmático. Sin embargo, cuando el grupo se encuentra sobre el terreno descubre que su objetivo no era la victoria, sino ser una cabeza de turco ante el previsible fracaso, por lo que deberán decidir entre su redención o su huída hacia la libertad. Escrita y dirigida por David Ayer (Sabotage), la cinta, que promete acción, humor y diversión a raudales, cuenta con un reparto de vértigo en el que destacan Will Smith (La verdad duele), Jared Leto (Dallas Buyers Club), Margot Robbie (La leyenda de Tarzán), Jai Courtney (Terminator: Génesis), Cara Delevingne (Ciudades de papel), Viola Davis (serie Cómo defender a un asesino), Joel Kinnaman (Una noche para sobrevivir), Jay Hernandez (Ladrones), Adewale Akinnouye-Agbaje (Pompeya), Raymond Olubawale (Make your move), Scott Eastwood (El viaje más largo), Jim Parrack (serie True Blood), Common (Selma), Ezra Miller y Ben Affleck, estos repitiendo sus respectivos papeles en Batman v Superman: El amanecer de la Justicia.

Muy diferente es Mascotas, propuesta de animación producida entre Japón y Estados Unidos que dirigen a cuatro manos Yarrow Cheney, quien debuta en el largometraje, y Chris Renaud (Gru, mi villano favorito). La trama narra las aventuras que viven nuestros animales de compañía cuando se quedan solos en casa mientras sus dueños van a trabajar o al colegio. Proyectada en 2D y 3D, la cinta cuenta con las voces, en su versión original, de Louis C.K. (serie Horace and Pete), Eric Stonestreet (serie Modern family), Kevin Hart (Un espía y medio), Jenny Slate (Joshy), Ellie Kemper (Sex tape. Algo pasa en la nube) y Lake Bell (Golpe de Estado).

Desde Hollywood también llega Hello, my name is Doris, comedia romántica con toques dramáticos de 2015 cuya historia comienza cuando una mujer soltera entrada en años que no ha conocido el amor se enamora a primera vista de uno de sus compañeros de trabajo, mucho más joven que ella. Desde ese momento iniciará todo un proceso para conquistarle en el que involucrará incluso a la nieta de su mejor amiga. Michael Showalter (The Baxter) es el encargado de poner en imágenes esta historia protagonizada por Sally Field (Lincoln), Wendi McLendon-Covey (Juntos y revueltos), Beth Behrs (serie Dos chicas sin blanca) y Max Greenfield (Reencuentro de amigos).

Con algo de retraso llega la comedia dramática El verano de May, producción de 2013 que cuenta con capital norteamericano, jordano y qatarí. Escrito, dirigido y protagonizado por Cherien Dabis (Amerrika), el film arranca cuando una sofisticada neoyorquina regresa a Jordania, su país natal, para celebrar su boda. Allí salen a relucir innumerables problemas sociales y culturales que obligarán a la mujer a plantearse el paso que está a punto de dar. El reparto se completa con Bill Pullman (Lola Versus), Hiam Abbass (Inheritance) y James Garson Chick (La noche más oscura).

Antes de pasar a los estrenos europeos, Regreso a casa es un drama chino que adapta la novela de Geling Yan en la que, a principios de los setenta, un hombre logra escapar de un campo de trabajo en China para ver a su familia. Sin embargo, su hija, que no quiere que nada arruine su carrera como bailarina, se las ingenia para mantenerle alejado. Años más tarde, y una vez finalizada la Revolución Cultural, el hombre regresa legalmente a casa, solo para descubrir que su mujer, enferma, no le reconoce, aunque sigue esperando a que su marido vuelva. Dirigida por Zhang Yimou (Héroe), en el reparto destacan nombres como los de Gong Li (Memorias de una geisha), Ni Yan (Mural), Tao Guo (7 assassins), Huiwen Zhang y Daoming Chen (Ci ling).

Ahora sí, entre las novedades del Viejo Continente destaca Bella y perdida, drama italiano con tintes fantásticos que gira en torno a un pastor que cuida voluntariamente el Palacio de Carditello, perteneciente a los Borbones. Una propiedad ahora abandonada y desvalijada por ladrones que, además, han arrasado la comarca que lo rodea, ahora en manos de la Camorra. El pastor, junto con dos animales que logra salvar, iniciará un viaje cuyo final cambiará su vida. Pietro Marcello debuta en el largometraje de ficción con este film protagonizado por un reparto casi debutante integrado por Elio Germano (Padroni di casa), Gesuino Pittalis, Sergio Vitolo y Tommaso Cestrone.

Desde Alemania procede Mi vida a los sesenta, comedia dramática producida en 2014 centrada en la vida de una mujer que ha logrado el éxito profesional pero que ha fracasado en el plano sentimental. Cuando le dan la jubilación anticipada en su empresa decide quedarse embarazada y tener la familia que nunca había logrado. El destino querrá que el donante de esperma sea del hijo de un hombre con el que comenzará una relación de la forma más accidental posible. Ópera prima de Sigrid Hoerner, la cinta está protagonizada por Iris Berben (El equipo Tigre), Edgar Selge (El quinto poder), Carmen-Maja Antoni (La cinta blanca) y Björn von der Wellen (Si no nosotros, ¿quién?).

Sin duda el film más internacional es La memoria del agua, drama romántico producido en 2015 entre España, Alemania, Chile y Argentina cuyo argumento narra la difícil relación de un joven matrimonio después del fallecimiento de su hijo. Cada vez más distanciados a pesar del amor que sienten el uno por el otro, la cinta narra la fractura de la pareja y la búsqueda de todo aquello que permita reducir el dolor de la pérdida. Sin embargo, un reencuentro abre la puerta a retomar la relación, algo que podría cambiar para siempre sus vidas. Dirigida por Matías Bize (La vida de los peces), la película está protagonizada por Elena Anaya (Todos están muertos), Benjamín Vicuña (Drama), Pablo Cerda (Educación física) y Néstor Cantillana (No).

‘Terminator: Génesis’: el presente de un pasado alterado por el futuro


Arnold Schwarzenegger vuelve a ser el T-800 en 'Terminator: Génesis'.A primera vista la saga ‘Terminator’ puede ser entendida como un mero entretenimiento de viajes en el tiempo, robots de última tecnología y la ya tradicional guerra entre la Humanidad y las máquinas. Pero esta historia creada por James Cameron (Mentiras arriesgadas) va mucho más allá: es una reflexión sobre el destino, sobre la fútil lucha del hombre contra algo que ocurrirá irremediablemente. Por eso esta entrega/reinicio/remake dirigida por Alan Taylor (Mi Napoleón) deja con un sabor de boca tan agridulce, pues combina lo mejor y más tradicional de la saga pero trata de dar un final que no solo no concuerda, sino que además rompe por completo con todo lo visto a lo largo de las dos horas de metraje.

La verdad es que toda película con viajes en el tiempo es un ejercicio de funambulismo muy peligroso. Exige por parte de director y guionista un control de todo lo que ocurre y de todo lo que se dice para que concuerde no solo con el presente, sino con el futuro que todavía está por llegar y con el pasado que todo el mundo conoce. Dicho de otro modo, ofrecer un final que no mantenga intacto el pasado, el presente y el futuro rompe por completo con el desarrollo dramático de la historia. Por ello no tiene mucho sentido la secuencia final de Terminator: Génesis, y por eso no parece muy coherente el giro que da el film hacia su tercio final.

Y es que la película va de más a menos. Con un comienzo espectacular y brillante, la cinta se anuncia como una especie de homenaje a los dos primeros títulos de la serie, ambos clásicos indiscutibles. La presencia de los robots de ambas cintas, algunos guiños a momentos inolvidables y ciertos diálogos cargados de ironía parecen convertir a esta nueva entrega en una referencia constante a lo mejor de este universo. Pero es cuando debe tomar las riendas de su propia historia cuando la cosa empieza a torcerse. Su objetivo de rizar el rizo lleva a sus responsables a crear una trama que no aguanta ni siquiera una mínima reflexión, no digamos ya una “sesuda” discusión sobre la viabilidad de lo visto en pantalla. A esto tampoco ayuda demasiado el reparto, no tanto porque no sean los actores idóneos sino porque sus personajes tienen un punto autoparódico que no termina de encajar bien en el mito de Sarah Connor y Kyle Reese.

Todo ello por no hablar de algunas preguntas sin respuesta que plantea la película. Es cierto que Terminator: Génesis aborda una línea temporal diferente, y como tal tiene libertad para desarrollar la trama a su antojo. Y hasta cierto punto, sale victoriosa del intento. Pero el problema es que está planteada como una historia tradicional y estándar, en la que el final feliz es de obligado cumplimiento y en la que los héroes logran el objetivo completo, esto es, acabar con la amenaza en el pasado, en el presente y en el futuro. Y eso, más que le pese a alguno, no es Terminator.

Nota: 5,5/10

‘Terminator’ se reinicia para acabar con ‘Magic Mike XXL’


Estrenos 10julio201510Fin de semana de emociones fuertes. Hacía bastante tiempo que no se citaban en un mismo viernes dos films llamados a llenar las salas. Este fenómeno, unido al éxito de Los minionsJurassic World provoca que estemos ante una lucha por la taquilla muy interesante. Pero hoy viernes, 10 de julio, no solo llegan blockbusters a la cartelera. Varias novedades, incluyendo alguna española, conforman una oferta que va desde la comedia al drama, pasando por el thriller o el biopic musical.

Y como no puede ser de otro modo, comenzamos el repaso con Terminator: Génesis, nueva entrega de la saga de ciencia ficción apocalíptica que, en esta ocasión, está planteada más como un reinicio de la historia de Sarah Connor y el Terminator enviado para matarla. Todo comienza como los seguidores de la serie ya conocen. El líder de la resistencia contra las máquinas, John Connor, envía a Kyle Reese a 1984 para que proteja a su madre del Terminator enviado para matarla. Sin embargo, algo sale mal y se produce una fractura temporal que crea nuevos acontecimientos. El soldado se encontrará entonces con un pasado que no se parece en nada al que conocía, por lo que deberá no solo enfrentarse a nuevos enemigos, sino que buscará el modo de volver a escribir el pasado. Dirigida por Alan Taylor (Thro: El mundo oscuro), la película es un vehículo para que Arnold Schwarzenegger (Sabotage) regrese a uno de sus personajes más importantes. El reparto se completa con Emilia Clarke (serie Juego de tronos), Jason Clarke (El amanecer del Planeta de los Simios), Jai Courtney (El maestro del agua), J. K. Simmons (Whiplash), Matt Smith (Lost river), Byung-hun Lee (Red 2) y Sandrine Holt (serie Rehenes).

Aunque sin duda la cinta más importante para muchas (y muchos) será Magic Mike XXL, secuela del film de 2012 que, como se desprende del título, promete algo más grande, más largo y más sofocante de lo que ofreció la primera entrega. ¿Y en qué se traduce esto? Bueno, pues en unos espectáculos de strippers masculinos más subidos de tono. La cinta sitúa a los protagonistas tres años después, ya retirados cuando estaban en la cresta de la ola. Su intención es abandonar ese mundo definitivamente, pero quieren hacerlo a su manera, es decir, ofreciendo un espectáculo como nunca antes se ha visto. Gregory Jacobs (Escalofríos) se pone tras las cámaras para dirigir a Channing Tatum (Foxcatcher), Matt Bomer (serie Ladrón de guante blanco) y Joe Manganiello (serie True Blood) en los principales personajes, a los que se suman intérpretes femeninas como Elizabeth Banks (Los Juegos del Hambre: Sinsajo I), Amber Heard (3 días para matar), Jada Pinkett Smith (serie Gotham) y Andie MacDowell (Prácticamente muerto).

Para aficionados a la música nos llega uno de los estrenos más interesantes, Love & Mercy, el biopic de Brian Wilson, fundador de los Beach Boys. La cinta aborda su vida en dos etapas muy concretas. La primera durante su época de máximo esplendor y de sus primeros problemas nerviosos que le impidieron manejar el éxito que llegó a tener su grupo. La segunda, unos 20 años después, se centra en el hombre arruinado y confundido que está bajo vigilancia de un psicólogo durante 24 horas. Drama musical que recupera la figura de uno de los compositores que marcaron una época y que está dirigido por Bill Pohlad (Old explorers). En el reparto, plagado de nombres conocidos, encontramos entre otros a Paul Dano (Prisioneros), John Cusack (Fuga al límite), Elizabeth Banks, que esta semana repite estreno, Paul Giamatti (San Andrés), Jake Abel (La huésped) y Joanna Going (El árbol de la vida).

El drama romántico está representado por Elsa & Fred, cinta del 2014 dirigida por Michael Radford (El mercader de Venecia) que gira en torno a la relación de dos personas en el ocaso de sus vidas. Él se ha quedado viudo recientemente, por lo que su hija decide trasladarle a un pequeño apartamento en contra de su voluntad. Ella sigue soñando con encontrar a su galán de cine. Su encuentro les llevará a descubrir que nunca es tarde para hacer planes. Shirley MacLaine (La vida secreta de Walter Mitty), Christopher Plummer (The tempest), Marcia Gay Harden (Parkland), Scott Bakula (serie Mujeres desesperadas), Chris Noth (serie Sexo en Nueva York) y James Brolin (Burlesque) encabezan el reparto.

La representante española es Investigación policial, thriller en clave cómica del 2013 que escribe, dirige y protagoniza Daniel Aguirre, quien de este modo debuta en el largometraje. La cinta gira en torno a dos investigadores enfrascados en un caso que no parece avanzar hacia ninguna parte. Las numerosas horas que pasan juntos intentado resolverlo les permitirá compartir sus frustraciones sobre sus respectivas vidas personales. Pero todo cambiará cuando se topen sin previo aviso con una aventura que podría dar por terminada la investigación. El reparto se completa con Sergio Cortina, Antonio Resines (Ni pies ni cabeza), Belén López-Valcárcel e Ingrid García Jonsson (Hermosa juventud).

Y solo en algunos cines se repone con motivo de su 50 aniversario El mundo sigue, cinta de 1965 escrita y dirigida por Fernando Fernán Gómez (La lengua de las mariposas), quien también se reserva uno de los roles principales, y basada en la novela de Juan Antonio de Zunzunegui. Ambientada en la España de los años 60, la película se centra en las relaciones de una familia en la que la madre es una abnegada mujer que soporta cómo su marido, guardia municipal, tiende a maltratarla. Su único hijo, beato convertido en sacerdote, dedica su vida a tratar de expiar los pecados de su familia, mientras que sus dos hijas, cada una obsesionada a su manera por la riqueza, se odian mutuamente. Junto a Fernán Gómez aparecen en pantalla Agustín González (El abuelo), Francisco Pierrá (Amaya), Gemma Cuervo (Señora doctor), Lina Canalejas (El extraño viaje) y Milagros Leal (La vil seducción).

Desde Italia nos llega la comedia romántica ¿Te acuerdas de mí?, cinta producida en 2014 y dirigida por Rolando Ravello (Tutti contro tutti) en la que un cleptómano y una narcoléptica que sufre amnesia cada vez que se desmaya inician una relación sentimental cuando se conocen en la consulta de su psiquiatra. Él está profundamente enamorado, pero ella, que lleva un diario para poder recordar todo, tiene apuntado que es una persona a evitar. El plantel de actores está encabezado por Ambra Angiolini (Maldamore), Edoardo Leo (Viva l’Italia), Paolo Calabresi (Tutta colpa di Freud), Susy Laude (Henry) y Pia Engleberth (El capital humano).

Con algo de retraso se estrena Paraíso, comedia mexicana del 2013 que se centra en los esfuerzos de una mujer por adaptarse a su nueva vida en México D.F. Todo cambiará cuando se entere de un curso de cocina gallega organizado por un grupo de españolas de su vecindario. Dirigida por Mariana Chenillo (Cinco días sin Nora), la película está protagonizada por Andrés Almeida (La otra familia), Daniela Rincón, Luis Gerardo Méndez (Morelos) y Camila Selser (Amor de mis amores), entre otros.

Otra de las novedades de la semana es Retratos de familia, debut en el largometraje de Anthony Chen. Producida en Singapur en 2013 e inspirada en la infancia del director, la trama comienza cuando una mujer filipina entra a trabajar para una familia en la que las relaciones entre el padre, la madre y el hijo son muy tensas. La presencia de la mujer, que rápidamente establece un fuerte vínculo con el chico, no hace sino tensar aún más las situaciones y despertar los celos de la madre. En el reparto destacan los nombres de Yeo Yann Yann (Muallaf), Chen Tian Wen (El laberinto del asesino), Angeli Bayani (Graceland) y Jialer Koh.

El único documental estrenado hoy es La mirada del silencio, producción de 2014 que cuenta con capital procedente de Finlandia, Dinamarca, Indonesia, Noruega y Reino Unido. Dirigida por Joshua Oppenheimer, autor de la polémica The act of killing (2012), la película viene a ser una mirada desde el lado de las víctimas a los mismos acontecimientos narrados en aquel film, llegando a enfrentar a una familia superviviente del genocidio indonesio con los asesinos de muchos de sus familiares.

mirada del silencio

‘El maestro del agua’: el azúcar del café


Olga Kurylenko y Russell Crowe en un instante de 'El maestro del agua'.Las óperas primas de los directores suelen tener un punto en común. La mayoría de ellas son meros vehículos para demostrar la calidad del discurso narrativo que tienen con la cámara. Y eso es básicamente lo que puede encontrarse en la primera obra de Russell Crowe (Una mente maravillosa) tras las cámaras; eso sí, enriquecido con la experiencia como actor y con un trasfondo humano muy interesante.

A grandes rasgos, El maestro del agua ofrece poco desde el punto de vista de la narración. Sin demasiados giros argumentales, la búsqueda de este granjero australiano que viaja a Turquía para buscar a sus hijos muertos en la batalla de Galípoli (o de los Dardanelos) durante la I Guerra Mundial es una sucesión de secuencias, de diálogos sobre la pérdida, la esperanza y el amor. Visto así, el film puede entenderse como un tedioso ejercicio en el que lo único que se salvan son sus actores y la labor de Crowe como director, quien demuestra una caligrafía visual pulcra y con cierta fuerza en los momentos más dramáticos (aunque no tanta como cabría esperar).

Sin embargo, aquellos que quieran buscar algo más profundo, como de hecho hace el protagonista al inicio del relato, se encontrarán con una serie de ideas notables, algunas realmente reflexivas que dotan al relato, y por extensión al conflicto bélico que narra, de un significado matizado. El hecho de que, por ejemplo, el único que ayuda al protagonista sea su máximo enemigo da una idea de los lazos que unen a los hombres y que les lleva a enfrentarse en un conflicto bélico. Igualmente, los contrastes culturales entre occidente y oriente, y los efectos que una guerra tiene en todos los bandos, son otros temas que hacen al relato más sólido de lo que se aprecia a simple vista.

De este modo, El maestro del agua se convierte en un film que esconde bajo su superficie más de lo que aparenta. Visualmente tradicional, con un ritmo constante pero sin giros argumentales destacables, las ideas que lanza invitan al espectador a reflexionar sobre numerosos temas que van desde el choque de culturas hasta las relaciones humanas. Es, por hacer un símil con la propia película, como el café que se utiliza para tomar todas las decisiones. Puede parecer amargo, pero todo depende de la cantidad de azúcar que se le eche.

nota: 6,5/10

Russell Crowe debuta en la cartelera española como director


estrenos 24abril2015Siguiendo la estela de los últimos fines de semana, hoy viernes, 24 de abril, llegan a la cartelera un nutrido y muy variado grupo de estrenos, algunos de ellos con un interés añadido al que habitualmente podemos encontrar en la cartelera. Desde el regreso a la gran pantalla de veteranos actores, hasta comedias de todo tipo, los espectadores podrán encontrar en los cines atractivos proyectos, uno de los cuales sin duda destaca sobre el resto.

Dicho estreno es el de El maestro del agua, debut en la dirección de ficción de Russell Crowe (Gladiator), quien además protagoniza el film. Producida entre Estados Unidos, Australia y Turquía, la acción se centra en la búsqueda de un australiano que, cuatro años después de la I Guerra Mundial, realiza en Turquía para encontrar a sus dos hijos desaparecidos en combate, en un intento de cumplir una última promesa a su fallecida esposa. Un intenso drama salpicado de cierta intriga y con dosis de acción que cuenta en su reparto con Olga Kurylenko (Oblivion), Jai Courtney (Divergente), Isabel Lucas (Amanecer Rojo), Ryan Corr (Before the rain) y Damon Herriman (Son of a gun).

Muy diferente es la comedia gamberra Superpoli en Las Vegas, secuela de Superpoli de centro comercial (2009). Dirigida por Andy Fickman (La montaña embrujada), la trama se sitúa seis años después del primer film, y sitúa al protagonista en una convención de seguridad organizada en Las Vegas. A pesar de ser un encuentro informal y una excusa para tener unas merecidas vacaciones, cuando un complot para atacar el hotel en el que se hospeda sea descubierto el protagonista no tendrá más remedio que volver a hacer lo que mejor sabe hacer. Mucho humor y mucha acción de la mano de Kevin James (Peso pesado), quien repite como héroe de la función. A él se suman Raini Rodriguez (Fin de curso), Eduardo Verástegui (Bella), Daniella Alonso (serie Revolution) y Neal McDonough (serie Mob city).

Aunque sin duda la cinta con los mejores nombres en sus títulos de crédito es La sombra del actor, adaptación de la novela de Philip Roth que, a medio camino entre la comedia y el drama, aborda la desesperación de un famoso actor teatral que, casi de la noche a la mañana, pierde su talento para la interpretación. Deprimido y desesperado, se embarcará en una aventura con una lesbiana en un intento de recuperar la magia perdida. La película, producida entre Estados Unidos e Italia, está dirigida por Barry Levinson (Esfera) y protagonizada por Al Pacino (El Padrino II), Greta Gerwig (Frances Ha), Nina Arianda (Midnight in Paris), Dylan Baker (serie Political Animals), Charles Grodin (Beethoven), Dianne Weist (El gran año) y Kyra Sedgwick (serie The Closer).

Los amantes del terror tienen una cita con La pirámide, producción norteamericana dirigida por el debutante Grégory Levasseur, guionista de Alta tensión (2003) o Maniac (2012). La película, como se desprende de su título, narra la pesadilla que viven un grupo de arqueólogos al entrar en una pirámide recién descubierta y enfrentarse con algo que nunca hubieran imaginado. Ashley Hinshaw (serie True Blood), Christa Nicola (serie Home and Away), Denis O’Hare (serie American Horror Story) y James Buckley (Supercutres) conforman el reparto principal.

Pasamos ahora a los estrenos españoles, y entre ellos destaca Sexo fácil, películas tristes, co producida por Argentina en 2014 y cuya trama es, cuanto menos, diferente. La historia se centra en tres personajes: un guionista y los protagonistas de su nueva película, una comedia romántica que debe escribir mientras supera su mayor crisis sentimental. Escrita y dirigida por Alejo Flah (Taxi), la cinta cuenta con un interesante reparto encabezado por Ernesto Alterio (La montaña rusa), Quim Gutiérrez (La gran familia española), Marta Etura (Mientras duermes), Julieta Cardinali (Tres deseos) y Carlos Areces (Balada triste de trompeta).

Otra comedia, aunque esta vez gamberra, es el género al que pertenece Cómo sobrevivir a una despedida, cuyo argumento puede deducirse del propio titular. Un grupo de amigas cuyas vidas no han sido como imaginaban en su infancia deciden tomar las riendas de su futuro, y para ello comienzan por organizar una despedida de soltera a la primera del grupo que va a casarse. Manuela Moreno, quien también participa en el guión, debuta en el largometraje con esta propuesta protagonizada por Natalia de Molina (Vivir es fácil con los ojos cerrados), Celia de Molina (Temporal), Úrsula Corberó (Perdiendo el norte), María Hervás (serie La pecera de Eva) y Brays Efe.

Las novedades españolas se completan con dos propuestas muy diferentes. Por un lado, Murieron por encima de sus posibilidades es una ácida crítica en forma de comedia a la actual situación que viven millones de españoles. La trama arranca cuando cinco personajes muy golpeados por la crisis aunque sin aparentemente nada en común deciden llevar a cabo un intrincado plan: secuestrar al presidente del Banco Central y exigirle que todo vuelva a ser como antes. La propuesta está dirigida por Isaki Lacuesta (Los condenados), y cuenta con un reparto coral de excepción: Raúl Arévalo (La isla mínima), Imanol Arias (Pájaros de papel), Bruno Bergonzini (Todas las canciones hablan de mí), Àlex Brendemühl (Eltern) Eduard Fernández (El niño), Ariadna Gil (El baile de la Victoria), José Coronado (Los últimos días), Sergi López (Ismael), Carmen Machi (Ocho apellidos vascos) y Ángela Molina (Miel de naranjas).

Los estrenos europeos se completan con dos propuestas francesas. La familia Bélier es una comedia dramática dirigida por Eric Lartigau (Un ticket pour l’espace) que aborda la forma en que los seres humanos nos enfrentamos a los cambios importantes. La trama gira en torno a una chica de 16 años cuya vida se reparte entre el instituto y ayudar a sus padres sordos haciendo de intérprete con el resto del mundo. Su vida cambiará cuando un profesor descubra un talento para la canción, ofreciéndole la posibilidad de desarrollarlo en París. Karin Viard (El amor es un crimen perfecto), François Damiens (Tango libre), Louane Emera y Eric Elmosnino (Ouf) conforman el reparto principal.

Por su parte, Girlhood es un drama que aborda los problemas de integración que sufren los jóvenes en determinadas zonas de Francia. Escrita y dirigida por Céline Sciamma (Tomboy), la cinta sigue los intentos de una joven de huir del entorno opresivo en el que vive. Con nulas perspectivas en la escuela, su encuentro con tres chicas rebeldes abrirá un nuevo camino hacia la libertad que tanto anhela, lo que llevará a la joven a abandonar la escuela e incluso a cambiarse el nombre. El reparto está encabezado las debutantes por Karidja Touré, Assa Sylla, Lindsay Karamoh y Mariétou Touré.

La única propuesta animada del fin de semana llega desde Canadá. La leyenda de Sarila, ópera prima de Nancy Florence Savard, narra los problemas de una tribu de esquimales para encontrar alimentos. A pesar de los intentos de los cazadores, su área parece haber quedado desierta. Los intentos del chamán son infructuosos, por lo que decide enviar a un joven que está empezando a desarrollar ciertas habilidades mágicas (y al que envidia y teme) a encontrar Sarila, una tierra sagrada en la que hay alimentos en abundancia. La película cuenta con las voces originales de Christopher Plummer (La última estación), Rochelle Lefevre (American summer), Dustin Milligan (El rescate) y Tim Rozon (Long gone day).

Terminamos con el documental Cobain: Montage of Heck, relato autorizado de la vida y obra del cantante de Nirvana que, 20 años después de su muerte, sigue siendo un icono de la música. A través de vídeos caseros, grabaciones, fotografías y diarios el realizador y guionista Brett Morgen (El chico que conquistó Hollywood) realiza un recorrido visceral por el lado menos conocido del fallecido artista.

Los ‘Big eyes’ de Burton alegran una Navidad ‘Invencible’


Estrenos 25diciembre2014FELIZ NAVIDAD a todos. Aprovechando que hoy, jueves 25 de diciembre, llegan varios estrenos para sacar el máximo partido a este periodo vacacional, desde Toma Dos os deseamos a todos un final de año maravilloso y lleno de cine. De buen cine, si tenemos en cuenta las novedades que aterrizan hoy en la cartelera, último día de estrenos de este 2014. Unas novedades que, por cierto, están plagadas de nombres de peso en el séptimo arte, y que ofrecen una amplia variedad de géneros, desde el biopic con tintes fantásticos hasta la comedia, pasando por el drama e incluso el terror.

Aunque si hay que destacar un título, ése es el de Big eyes, lo nuevo de Tim Burton (Sombras tenebrosas) que, en esta ocasión, se aleja de la fantasía para narrar la historia real del matrimonio Keane a finales de los años 50 y principios de los 60. Él alcanzó la fama gracias a las pinturas que realizaba de niñas con ojos exageradamente grandes. Su forma de hacer el arte accesible a todas las clases sociales le reportó una reputación que terminó por desvelar que su mujer era la auténtica autora de dichas obras. La cinta narra los inicios creativos de la mujer y la tumultuosa relación que, con los años, se fue fraguando entre ambos. Drama y ciertos toques de fantasía nutren esta historia protagonizada por Christoph Waltz (Django desencadenado), Amy Adams (La gran estafa americana), Danny Huston (serie American Horror Story: Coven), Jason Schwartzman (El gran hotel Budapest), Krysten Ritter (serie Apartamento 23) y Terence Stamp (Destino oculto).

También biopic es lo nuevo de Angelina Jolie (Maléfica) como directora, Invencible (Unbroken), que se basa en el libro escrito por Laura Hillenbrand y cuyo guión viene firmado por, entre otros, los hermanos Coen (A propósito de Llewyn Davis). La historia sigue las peripecias del héroe de guerra Louis Zamperini, que sobrevivió 47 días en una balsa junto a dos compañeros después de que su avión fuera derribado durante un combate en la II Guerra Mundial. Lejos de mejorar, su rescate le llevó a un campo de concentración japonés, donde tuvo que sobrevivir a vejaciones y situaciones extremas. Este drama bélico está protagonizado por Jack O’Connell (300: El origen de un imperio), Jai Courtney (Divergente), Garrett Hedlund (TRON: Legacy), Domhnall Gleeson (Una cuestión de tiempo), Finn Wittrock (Noé) y Takamasa Ishihara.

El último de los estrenos norteamericanos es Noche en el museo: El secreto del faraón, tercera parte de la saga protagonizada por Ben Stiller (La vida secreta de Walter Mitty) que sigue las aventuras de un guardia de seguridad nocturno en el Museo de Historia Natural de Nueva York, cuyas figuras adquiere vida al caer la noche. En esta ocasión, los personajes se trasladan al Museo Británico para tratar de restaurar la tablilla cuya magia hace posible que los personajes cobren vida. Claro que trasladar la tabla a este nuevo museo hará que todo un nuevo mundo cobre vida. Humor y acción son los ingredientes fundamentales de esta historia dirigida Shawn Levy, quien se encargó de las dos anteriores, y cuyo reparto se completa con el fallecido Robin Williams (El mayordomo), Owen Wilson (Los becarios), Dan Stevens (Caminando entre las tumbas), Ben Kingsley (Exodus: Dioses y reyes), Steve Coogan (Philomena), Ricky Gervais (Cruce de destinos), Patrick Gallagher (Monster Heroes), Rebel Wilson (Dolor y dinero) y Rami Malek (serie The Pacific).

En cuanto a los estrenos españoles, dos propuestas muy distintas llegan a la cartelera. En primer lugar la cinta de terror Musarañas, cuya historia transcurre en el Madrid de los años 50. Una mujer se ha visto obligada a cuidar de su hermana pequeña desde que nació. Con su madre muerta en el parto y su padre desaparecido al no poder aguantar la presión de cuidar a sus hijas, la joven ha entregado su vida a la pequeña, pero eso le ha llevado a desarrollar un trastorno obsesivo compulsivo que se ha traducido en un problema de agorafobia. La única conexión con el mundo exterior es la niña, que pronto dejará de serlo. Todo cambia cuando un vecino se cae por las escaleras del edificio y va a parar a a su puerta. Es el primer extraño que deja entrar en su morada, pero nada ni nadie asegura que pueda volver a salir. Dirigida a cuatro manos por Juanfer Andrés y Esteban Roel, la película supone el debut en el largometraje para ambos. Frente a las cámaras encontramos a Macarena Gómez (Las brujas de Zugarramurdi), Nadia de Santiago (serie La señora), Hugo Silva (Los amantes pasajeros), Luis Tosar (El niño) y Carolina Bang (La chispa de la vida).

Muy distinta es El club de los incomprendidos, adaptación de la novela de Blue Jeans cuya trama se centra en una joven que inicia un curso en un instituto nuevo. Acaba de trasladarse a Madrid con su madre tras el divorcio de sus padres, por lo que se ve obligada a asistir a una serie de reuniones con un orientador del instituto en el que coincide con chicos en situaciones similares. Pero lo que comienza siendo una especie de castigo se terminará convirtiendo en una amistad que no se detendrá ante nada, y que llevará a la adolescente a vivir experiencias y emociones únicas. Un drama adolescente llamado a llenar las salas de cine que cuenta con Carlos Sedes (serie Velvet) como director y con Ivana Baquero (El laberinto del fauno), Aitana Sánchez-Gijón (Háblame de amor), Yon González (Mentiras y gordas), Àlex Maruny (Perdona si te llamo amor), Patrick Criado (La gran familia española), Charlotte Vega (Mi otro yo) y Jorge Clemente (La montaña rusa) como actores principales.

Por último España, junto a Alemania y Uruguay, también está detrás de Kaplan, comedia dramática con dosis de thriller que arranca con el hastío de un veterano judío superviviente de la II Guerra Mundial que huyó a Sudamérica. Cansado de su vida, de su familia y con el miedo de no ser recordado, se embarca en una aventura acompañado por un policía retirado para capturar a un alemán del que está convencido que participó en la guerra. Su objetivo es llevarlo a Israel para ser admirado y poder así encontrar su hueco en la historia de su pueblo. Álvaro Brechner (Mal día para pescar) escribe y dirige esta historia protagonizada por Héctor Noguera (El regalo), Néstor Guzzini (Tanta agua), Rolf Becker (NimmerMeer), Nidia Telles y Nuria Fló.

La mente de J. Depp trasciende la guerra de Frankenstein


Estrenos 20junio2014El mes de junio está siendo bastante flojo. Tras tres semanas de estrenos el balance general presenta films que bucean en historias ajenas a las grandes superproducciones pero que, en un sentido u otro, terminan siendo fallidas. Las novedades de este fin de semana se quedan a medio camino entre ambas. Por un lado tenemos producciones con un claro objetivo comercial, mientras que por otro llegan también historias intimistas cuya razón de ser no es otra que contar algo con cierto calado dramático. El éxito o el fracaso de todas ellas se sabrá a mediados de la semana que viene. Ahora únicamente toca hablar sobre esos estrenos que se han repartido entre hoy, viernes 20 de junio, y ayer jueves. Comencemos por estos últimos.

Uno de los títulos más atractivos es Transcendence, thriller de ciencia ficción que vuelve a especular con la idea de la inteligencia artificial, el poder de la mente dentro de la máquina y la lucha por su supervivencia del ser humano contra su propia creación. En esta ocasión la historia se centra en un investigador de la inteligencia artificial que está a punto de desarrollar una máquina capaz de combinar la inteligencia colectiva de la Humanidad con las emociones y sensibilidades que caracterizan al ser humano. Sin embargo, su proyecto se verá truncado cuando un grupo de extremistas anti-tecnológicos atenten contra su vida y le dejen en coma. En un intento por salvarle su mujer y su mejor amigo deciden trascender su mente a la máquina, creando un ser completamente nuevo cuyas ansias de conocimiento pondrá en peligro la propia existencia. Dirigida por Wally Pfister, que debuta de este modo en la dirección después de años como cámara y director de fotografía (es el colaborador habitual de Christopher Nolan), la película cuenta con un reparto espectacular encabezado por Johnny Depp (El llanero solitario), Rebecca Hall (La maldición de Rookford), Paul Bettany (Margin call), Cillian Murphy (Luces rojas), Kate Mara (serie House of cards), Morgan Freeman (El caballero oscuro), Clifton Collins Jr. (Pacific Rim) y Cole Hauser (Objetivo: La Casa Blanca).

Muy distinto es el cariz de Yo, Frankenstein, que combina acción y mitología para contar cómo la criatura del Dr. Frankenstein ha logrado sobrevivir durante 200 años, pasando inadvertido en la sociedad actual hasta que se ve envuelto en una guerra por la Humanidad que también implica a las gárgolas. Será entonces cuando deba tomar una decisión, pues será él la pieza clave para la salvación o la extinción de los hombres. Con un aire a la famosa saga de vampiros y hombres lobo, Underworld (no por casualidad está producida por el mismo equipo), la obra está dirigida por Stuart Beattie (Mañana, cuando la guerra empiece) y protagonizada por Aaron Eckhart (Los diarios del ron), Yvonne Strahovski (serie Dexter), Miranda Otto (El señor de los anillos: Las dos torres), Bill Nighy (Desafío total), Jai Courtney (Divergente) y Socratis Otto (Sin rastro).

El tercer estreno norteamericano del jueves es El cielo es real, film basado en la novela de Todd Burpo y Lynn Vincent que, a su vez, recoge un hecho real que el primero vivió. La trama arranca cuando la familia de Burpo debe afrontar la delicada cirugía de emergencia a la que se somete su hijo pequeño, quien está a punto de morir. Su extraordinaria recuperación parece casi milagrosa, pero lo más sorprendente se revela cuando el niño empieza a hablar con total naturalidad de su viaje por el otro mundo, de la gente a la que conoció y de aquellos a los que todavía puede ver. Un intenso drama dirigido por Randall Wallace (Cuando éramos soldados), quien también participa en el guión, e interpretado por Greg Kinnear (serie Los Kennedy), Kelly Reilly (El vuelo), Thomas Haden Church (Un lugar para soñar), el debutante Connor Corum, Margo Martindale (serie The americans) y Lane Styles (Duda razonable).

Si miramos a Europa una de las novedades más interesantes es Amanece en Edimburgo, comedia musical inglesa con tintes dramáticos y románticos que llega precedida del éxito que tuvo la obra de teatro en la que se basa. Con Dexter Fletcher (Wild Bill) moviendo la cámara, la historia gira en torno a dos amigos que vuelven a la ciudad del título después de haber servido en Afganistán. Ambos son capaces de retomar sus vidas donde las dejaron gracias a unas parejas que les quieren y a unos padres cuya felicidad parece no tener límite. Sin embargo, la felicidad será puesta en peligro cuando un secreto del pasado amenace con destruir todas las parejas. En el reparto destacan nombres como los de George MacKay (Resistencia), Kevin Guthrie (Trash Humpers), Jane Horrocks (Born romantic), Peter Mullan (Caballo de batalla), Antonia Thomas (serie Misfits), Jason Flemyng (Grandes esperanzas) y Freya Mavor (serie Skins).

España presenta este fin de semana varias propuestas. Una de ellas es Perdona si te llamo amor, adaptación de la novela homónima de Federico Moccia que busca continuar el éxito de los anteriores intentos por llevar al cine este tipo de historias. En esta ocasión la trama arranca cuando un joven ejecutivo que parece tenerlo todo en la vida es rechazado por su novia. El duro golpe le lleva a entrar en una espiral de la que solo logra salir cuando conoce a una adolescente 20 años más joven. Entre los dos surgirá un amor imposible que, contra todo pronóstico, llevará a la pareja a descubrir una realidad desconocida para ambos. Joaquín Llamas, veterano director de televisión, debuta en el largometraje cinematográfico con este film protagonizado por Paloma Bloyd (La fría luz del día), Daniele Liotti (La herencia Valdemar), Irene Montalà (Insensibles), Lucía Guerrero (Grupo 7), Andrea Duro (Por un puñado de besos), Adrià Collado (La mujer del anarquista), Jan Cornet (Encontrarás dragones) y Cristina Brondo (Diario de una becaria).

También se estrena Sapos y culebras, película española del 2013 que aborda en clave dramática el vuelco que da la vida de una joven a raíz de la ruina de sus progenitores. Sin embargo, un botín oculto y unas grabaciones reveladoras pueden lograr que todo vuelva a ser como antes. Escrita y dirigida por Francisco Avizanda (Hoy no se fía, mañana sí), la obra cuenta con actores como Ariadna Cabrol (Dos billetes), Juanma Díez (serie Impares), Itxaso González, Alfonso Torregrosa (La vida mancha), Mikel Losada (El cazador de dragones) y Jon Ariño (Bosque de sombras).

La jaula dorada es una de las novedades francesas que aparecen este fin de semana en la cartelera española. Dirigida por Ruben Alves (Secretos de Estado), la cinta cuenta en clave cómica cómo una pareja de inmigrantes portugueses en Francia deben afrontar la difícil decisión de abandonar su vida para volver a su país. Y es que no solo han formado una familia en París, sino que su labor, ella como portera de un lujoso edificio y él como encargado de obra, es tan apreciada que los inquilinos harán lo impensable para evitar que se vayan. Rita Blanco (Noite Escura), Joaquim de Almeida (La conjura de El Escorial), Roland Giraud (Tres solteros y un biberón), Chantal Lauby (Antilles sur Seine) y Barbara Cabrita (Just Ines) son algunos de los integrantes del reparto.

Las novedades francesas en lo que a ficción se refiere se completan con Un cuento francés, comedia producida en 2013 que reflexiona sobre los cuentos de hadas y los finales felices. Todo comienza cuando una joven soñadora que cree en los príncipes azules y en la felicidad sin problemas conoce a un joven que reúne todas las cualidades. Convencida de que por fin ha encontrado lo que busca, su vida dará un vuelco cuando conozca a otro hombre del que también se enamorará. Para colmo, ambos están marcados por unas situaciones personales complejas y que dificultarán mucho el objetivo que la joven se ha marcado. Agnès Jaoui (Háblame de la lluvia) dirige, escribe y protagoniza el film, en el que también encontramos a Jean-Pierre Bacri (Para todos los gustos), quien colabora en el guión; Arthur Dupont (La cocinera del presidente), Agathe Bonitzer (Una botella en el mar de Gaza) y Benjamin Biolay (La mente).

Desde Francia también nos llega el primero de los documentales que aquí abordamos. Se trata de Mademoiselle C, relato que trata de dar una visión inédita y privilegiada del mundo de la moda a través de la vida de un icono de este mundo como es Carine Roitfeld, ex directora de Vogue durante 10 años. Modelos, actores y otros grandes nombres del showbusiness se dan cita en este film dirigido por Fabien Constant (The Vogue Paris Fashion Night Out), entre ellos Anna Wintour, Marion Cotillard (El caballero oscuro: La leyenda renace), James Franco (Juerga hasta el fin), la modelo Linda Evangelista o la cantante Beyoncé Knowles.

Viernes 20 de junio

Tres son las novedades que llegan hoy viernes a la cartelera. Una de ellas es la norteamericana Corrupción en el poder, thriller político del 2010 con dosis de comedia que se basa en uno de los casos más importantes de corrupción en Estados Unidos que involucró a lobbies y partidos políticos. La trama se centra en un lobbista republicano que se enriqueció mediante diversas estafas, fraudes y sobornos cuya base eran los pueblos indígenas a los que representaba en el Congreso. El director George Hickenloop (Dogtown) es el encargado de poner en imágenes la historia, mientras que el reparto cuenta con, entre otros, Kevin Spacey (American Beauty), Barry Pepper (Salvar al soldado Ryan), Kelly Preston (Sentencia de muerte), John Lovitz (Los calientabanquillos), Rachelle Lefevre (serie La cúpula), Ruth Marshall (Baby blues), Graham Greene (serie Defiance) y Jason Weinberg (Puck hogs).

Muy distinto es el cariz de New world, thriller ambientado en el mundo del crimen organizado y producido por Corea del Sur en 2013. Escrita y dirigida por Park Hoon-jung (Hyultu), la trama sigue el proceso de infiltración de un policía en una importante banda criminal. Tras ocho años logra convertirse en la mano derecha del número dos de la organización, pero la muerte del líder desata una lucha de poder que no solo pone en riesgo su misión, sino su propia vida. En medio de todo esto, otro policía busca aprovechar esta situación, para lo que pretende utilizarle de cebo. Violencia, acción e intriga se entremezclan en este film protagonizado por Lee Jung-Jae (El gran golpe), Choi Min-sik (Old boy), Hwang Jeong-min (Geomeun jip), Park Seong-Woong (Hit) y Song Ji-hyo (Some).

Terminamos con otro documental, en esta ocasión la producción española ¡Zarpazos! Un viaje por el Spanish  Horror, cinta escrita y dirigida por Víctor Matellano con la que debuta en el largometraje y que, además, se basa en el libro que él mismo ha escrito. A través de recuerdos, anécdotas y entrevistas de diferentes épocas y a personajes que vivieron o han estudiado el fenómeno, el film repasa la producción que a finales de los sesenta del siglo XX fue protagonista en el cine español, generando un determinado star system y propiciando, sobre todo, una salida al mercado internacional y una cierta influencia en producciones posteriores de todo el mundo.

‘Divergente’: no quiero ser una sola cosa


Shailene Woodley y Theo James protagonizan 'Divergente', de Neil Burger.Soy consciente de que con los años se adquiere una perspectiva sobre lo que nos rodea que no se tiene a edades más tempranas, pero incluso así me resulta sorprendente la cantidad de novelas juveniles que están surgiendo en los últimos años (y sus correspondientes adaptaciones cinematográficas, claro) y que son, en esencia, idénticas. Me imagino que esto ha pasado toda la vida, incluyendo mis años adolescentes, pero parece que Hollywood ha decidido explotar al máximo este fenómeno en los últimos años, provocando una saturación de proyectos cuyas intenciones van poco más allá de llenar salas. Lo cual es muy loable siempre y cuando no resulte ofensivo incluso para los menos exigentes. Esto último es lo que le ocurre al nuevo film de Neil Burger (Tipos con suerte).

En líneas generales, Divergente es un film de aventuras con cierto mensaje revolucionario de fondo que entretiene, o mejor dicho distrae durante sus excesivos 139 minutos. Con un diseño de vestuario que parece sacado de lo que se rechazó en Los Juegos del hambre, la película aprovecha bastante bien sus momentos de acción para conformar un entramado dinámico que apenas pierde fuerza durante sus momentos más narrativos. Bien es cierto que el hecho de tener que explicar la estructura social dominante genera un interés que, sin duda, deberá ser sustituido por algo más en las próximas secuelas, la primera de ellas empezando a rodarse en estos días. El entrenamiento al que es sometido la protagonista, una Shailene Woodley (Moola) que ni encandila ni molesta, se termina convirtiendo en lo mejor del film junto a esa especie de golpe de estado final perpetrado por el personaje de Kate Winslet (Descubriendo Nunca Jamás), de largo la mejor del reparto junto a Jai Courtney (Felony).

Pero el hecho de que no sea un insulto a la inteligencia no implica que no sea mejorable, más bien al contrario. La cinta no ahonda nunca en algunos de los conflictos más interesantes que propone, como es la lucha de poder entre las distintas facciones que viene a desmentir esa idea instaurada en el film de sociedad idealizada. La necesidad de narrarlo todo desde el punto de vista de la joven protagonista impide, por ejemplo, desarrollar algo más algunos villanos y algunos secundarios, algo que habría aportado más dramatismo al conjunto. Además, y aunque no sea necesariamente una debilidad, existe cierta tendencia a infantilidad algunas situaciones. La película se mueve entre la seriedad que aportan los actores más maduros (que por extensión interpretan los personajes más interesantes) y el abandono al género adolescente más tópico y previsible (la relación romántica, la amistad, la ausencia total de sangre). Uno de los mejores ejemplos de esa dualidad es la labor del propio director, quien alterna secuencias muy logradas (el descenso por el cable) con otras bastante confusas o poco convincentes (en general, las peleas).

En cierto modo, Divergente logra un equilibrio entre los dos mundos que representa, tanto formalmente como interpretativamente. Empero, este equilibrio es precisamente lo que impide que alcance el potencial que podría tener, quedándose en un mero producto adolescente que, todo hay que decirlo, sabe cuál es su sitio y cuáles son sus posibilidades. Teniendo esto en cuenta, y sin tomarse demasiado en serio algunos de sus momentos, la cinta se deja ver con cierta frescura, perdiendo ritmo hacia su tercio final pero sin resultar ridícula, como sí ha ocurrido con otros films de características similares. En resumen, podría ser peor. Mucho peor. Es de suponer que en ocasiones futuras aproveche algo más todo el trasfondo social del orden y el control en oposición al libre albedrío que ahora mismo solo se intuye. Pero eso tendrá que ser en un año aproximadamente.

Nota: 6/10

La comedia dramática encuentra algún ‘Divergente’ entre los estrenos


estrenos-30abril2014Nuevo fin de semana que se adelanta en lo que a estrenos se refiere. Si hace dos semanas era con motivo de la Semana Santa, en esta ocasión las novedades se adelantan a hoy miércoles, 30 de abril, con motivo del Día del Trabajo y las diferentes festividades regionales del día 2 de mayo, fecha en la que, por cierto, llegará alguno de los estrenos que hoy abordamos. Será una buena ocasión, por tanto, para descubrir si alguna de las nuevas películas que hoy llegan tiene la fuerza suficiente para competir con Ocho apellidos vascos. Desde luego, algunos de los títulos tienen los suficientes elementos como para lograrlo, pero no puede asegurarse nada.

Comenzamos por el que será el estreno que más atraiga a los adolescentes. Divergente es el título del nuevo film de ciencia ficción para adolescentes que busca seguir la exitosa senda de producciones como Crepúsculo (2008) o Los Juegos Del Hambre (2012). Adaptación del best-seller escrito por Veronica Roth, la historia tiene lugar en un futuro distópico en el que la sociedad se divide en cinco facciones, cada una cultivando una virtud. La protagonista, una joven que está a punto de pasar su examen para conocer la facción a la que pertenece, verá cómo todo su mundo se desmorona al descubrir que no posee únicamente una virtud, iniciando una huida que le llevará a conocer a otros como ella en un grupo rebelde que trata de luchar contra el orden impuesto. Acción, drama y romance son los pilares de esta historia dirigida por Neil Burger (Sin límites) y protagonizada por un reparto en el que encontramos muchos rostros conocidos: Shailene Woodley (Los descendientes), Kate Winslet (Una vida en tres días), Theo James (Underworld: El despertar), Ashley Judd (Objetivo: La Casa Blanca), Maggie Q (El sicario de Dios), Miles Teller (Project X), Zoë Kravitz (El mejor), Jai Courtney (La Jungla: Un buen día para morir), Ray Stevenson (Thor: El mundo oscuro) y Mekhi Phifer (serie Torchwood: El día del milagro).

Evidentemente, una producción de semejantes características proviene de Estados Unidos, nacionalidad a la que también pertenece Aprendiz de gigoló, comedia ácida que escribe, dirige y protagoniza John Turturro (Transformers: El lado oscuro de la luna) y que gira en torno a dos amigos cuyas penurias económicas les lleva a plantearse empezar en el negocio de los gigolós a pesar de su edad y de su aspecto físico. Sin embargo, el principal problema al que deberán enfrentarse será la comunidad judía en la que viven y las tradiciones de su religión. Woody Allen (Blue Jasmine) completa la pareja de protagonistas, a los que acompañan Vanessa Paradis (Café de Flore), Liev Schreiber (serie Ray Donovan), Sharon Stone (Retratos de soledad) y Sofía Vergara (serie Modern family).

En lo que respecta a España, sin duda el estreno más relevante es Carmina y amén, continuación de la comedia Carmina o revienta (2012) que ha seguido sus pasos en lo que a distribución se refiere (se estrena al mismo tiempo en varias plataformas). Paco León (Tres bodas de más) vuelve a abordar la figura de su madre, Carmina Barrios (¿Quién mató a Bambi?), en una historia que arranca con la muerte de su marido. Sin embargo, avisar de su fallecimiento implicaría perder la paga doble que todavía le debían al difunto, por lo que decide esperar unos días hasta cobrarla. Durante ese tiempo tanto ella como su hija deberán compaginar su duelo con la cotidianidad del vecindario en el que viven. La película, que vuelve a contar con el actor en la dirección y el guión, presenta en su reparto a María León (La voz dormida), José Luis García Pérez (Impávido), Manuel Solo (Celda 211) y Yolanda Ramos (serie 7 vidas).

Desde México nos llega una de las comedias de más éxito durante el último año en todo el mundo. No se aceptan devoluciones aborda la relación que se forja entre un hombre, soltero y mujeriego, y el bebé que deja en su puerta una mujer de su pasado. En un intento por quitarse responsabilidades, el hombre viaja a Los Ángeles para devolver a la pequeña, pero en lugar de eso encontrará un lugar donde vivir y criar a su hija. Sin embargo, su mundo volverá a ponerse patas arriba cuando la madre biológica reclame, tras siete años de ausencia, la custodia de la niña. Dirigida y protagonizada por Eugenio Derbez (No eres tú, soy yo), la película cuenta además con Jessica Lindsey (Ahora me ves…), Loreto Peralta, Daniel Raymont (Un buen corazón), Alessandra Rosaldo (serie Ni contigo ni sin ti) y Hugo Stiglitz (Seis días en la oscuridad).

Volviendo a Europa, toca hablar de El gran cuaderno, un intenso drama co producido entre Hungría, Alemania, Austria y Francia que gira en torno a dos hermanos gemelos que son trasladados por su madre a una casa en el campo para huir del horror de la II Guerra Mundial en el último año de conflicto. Sin embargo, los pequeños aprenden rápidamente que la única forma de sobrevivir en el mundo que les espera es insensibilizándose ante las emociones, por lo que inician un duro entrenamiento físico y mental que plasman en un cuaderno. János Szász (Woyzeck) es el encargado de poner la historia en imágenes, mientras que el reparto está integrado por András Gyémánt, László Gyémánt, Gyöngyvér Bognár (Ópium: Egy elmebeteg nö naplója), Piroska Molnár (Aglaja), András Réthelyi (Fekete kefe) y Ulrich Thomsen (serie Banshee).

Aunque sin duda la novedad más internacional es The lunchbox, cinta que cuenta con capital indio, alemán, francés y estadounidense. Su trama gira en torno al malentendido que se produce entre una ama de casa que trata de recuperar el interés de su marido y un solitario oficinista a punto de jubilarse. Todo comienza cuando la mujer prepara una fiambrera que termina por error en manos del hombre. A partir de este momento, y a través de notas que se van dejando en la fiambrera, se establecerá una amistad entre ambos que podría derribar los cimientos de sus acomodadas y monótonas vidas. Ópera prima de Ritesh Batra, la película cuenta con Irrfan Khan (La vida de Pi), Nimrat Kaur (Una noche con el rey), Nawazuddin Siddiqui (Chittagong), Denzil Smith (Paap) y Lillete Dubey (El exótico hotel Marigold) en su reparto principal.

La única película que se estrena el viernes 2 de mayo es Gangs of Wasseypur. Parte II, continuación del mismo título que llegó hace tan solo una semana. La historia, recordemos, narra la enemistad entre atracadores de trenes rivales. Cuando uno de ellos se convierte en un renegado se ve obligado a trabajar en una mina. Sin embargo, la vieja enemistad retornará cuando su hijo decida restaurar el honor del famoso atracador clamando venganza contra el clan rival, que lo convertirá en uno de los hombres más peligrosos de la India. La cinta de 2012 fue dirigida por Anurag Kashyap (No smoking), y entre sus actores principales encontramos a Manoj Bajpayee (Dus Tola), Richa Chadda (Benny and Babloo), Nawazuddin Siddiqui (Talaash), Tigmanshu Dhulia (Arrogantes y exquisitos), Jameel Khan (Loins of Punjab presents) y Piyush Mishra (Gulaal).

El género de animación queda representado por la española La tropa de trapo en la selva del arcoiris, segunda entrega de las aventuras de estos personajes de nuevo dirigida por Álex Colls y que, a su vez, es una adaptación de la serie de televisión. En esta ocasión el argumento sigue a los protagonistas en su intento por salvar animales en peligro en todo el planeta. Su aventura les llevará a la Selva del Arcoiris, en la que se encontrarán con una diversidad inesperada y, lo que es más importante, se deberán enfrentar al peligro de que todos los colores desaparezcan por el mal uso que hace el ser humano del planeta.

Diccineario

Cine y palabras

A %d blogueros les gusta esto: