‘Ralph rompe Internet’: quien tiene un amigo tiene un tesoro


Cualquier secuela tiene que ofrecer algo más que el original. Pero, ¿qué hacer cuando el original ya de por sí rompe moldes? Bueno, ahí está el ejemplo de la saga Shrek y, ahora, el de la saga Ralph. Porque si la primera entrega era un delirio de originalidad narrando el mundo tras los recreativos, ahora la historia va un paso más allá y se sumerge en el vasto mundo de Internet a todos los niveles, incluyendo la Internet oscura. La pregunta es si la historia aporta algo nuevo.

Y la respuesta es un tímido ‘sí’. Tímido porque la dinámica del argumento no resulta demasiado novedosa, toda vez que la aventura vuelve a abordar los miedos de los protagonistas y la necesidad de reconocimiento por parte de los demás como algo más que un mero personaje de videojuego y/o villano. Sin embargo, sí existe un paso adelante en la base conceptual del relato, revelándose como una continuación también en este aspecto. Así, Ralph rompe Internet es un relato sobre la amistad y la necesidad de encontrarse a uno mismo en una relación de esas características. Ahí radica la parte más interesante del conjunto, que tiene su traducción en un apasionante apartado visual.

Porque si algo caracteriza al film es el modo de presentar Internet. Sencillamente brillante. Elementos como la barra de búsqueda, los vídeos de Youtube, los ‘likes’, los molestos anuncios al navegar o los virus se tornan aquí en seres con personalidad propia, en criaturas con una función para dar servicio a un conjunto de usuarios que se mueve a través de vehículos voladores. En este sentido, la Internet oscura o el modo de tratar la vida de los videojuegos en Internet cuando se apagan las pantallas resulta a la vez conocida y refrescante, por cuanto es capaz de reinterpretar incluso a su predecesora. Y como ejemplo, las princesas Disney, sin duda uno de los momentos más hilarantes y surrealistas de todo el metraje, junto tal vez con el viaje del protagonista a esa Internet oscura.

Con una calidad técnica notable y un mensaje de calado para los más pequeños, Ralph rompe Internet es, ante todo, un viaje al interior de uno mismo, a encontrar la esencia de lo que nos define y a lograr que los demás nos acepten como somos. Todo ello con una imaginación desbordante y, cómo no, con todo tipo de conocidos personajes de los videojuegos. En definitiva, todo lo que una secuela debería ser, pues aunque en algunos momentos pierda ritmo y su planteamiento no diste mucho de la original, ofrece en general más de todo, incluyendo cierta profundidad dramática en los personajes. Ah! y no perderse la escena postcréditos, todo un alarde de imaginación y metalenguaje que arranca una sonora carcajada.

Nota: 7/10

Anuncios

‘Los miserables’ y ‘¡Rompe Ralph!’ se disputan el final del año 2012


Estrenos 25diciembre2012Antes de nada, desde Toma Dos quisiera desear a todos aquellos que os acercáis a este rincón cinéfilo una muy Feliz Navidad y un buen años 2013, esperando que el próximo año logréis que sea, al menos, tan bueno como este 2012 que se acaba. Un 2012, por cierto, que termina cinematográficamente hablando con unos estrenos realmente interesantes y destinados a públicos de lo más diverso, desde los fans de los musicales a los más pequeños, desde los amantes de la literatura clásica hasta aquellos que han crecido con los videojuegos clásicos en dos dimensiones.

Y es que hoy, 25 de diciembre, llega a la cartelera de toda España uno de los estrenos más esperados, Los miserables, la adaptación cinematográfica del musical homónimo basado, a su vez, en la obra literaria del mismo título escrita por Victor Hugo. Dirigida por el aclamado director Tom Hooper (El discurso del rey), la historia transcurre en la Francia del siglo XIX y sigue las desventuras de una serie de personajes cuyas vidas quedan entrelazadas a causa de la situación que vive el país en esa época. De este modo, encontramos a un hombre que es enviado a prisión por robar un trozo de pan para alimentar a su familia, al hombre que le hace la vida imposible y a una joven que ve cómo su vida se convierte en un infierno tras tener que vivir un infortunio tras otro. Canciones y números musicales en este drama que tiene uno de los repartos más espectaculares de los últimos meses: Hugh Jackman (Australia), Russell Crowe (Robin Hood), Anne Hathaway (El caballero oscuro: La leyenda renace), Amanda Seyfried (Sin rastro), Sacha Baron Cohen (El dictador), Helena Bonham Carter (Sombras tenebrosas) y Eddie Redmayne (Mi semana con Marilyn).

Del musical pasamos a una compañía que, curiosamente, durante décadas se ha caracterizado por sus musicales. Nos referimos a Disney y su nueva propuesta, ¡Rompe Ralph!, cinta de animación por ordenador y en 3D acerca de un villano de videojuego que, harto de ser siempre el malo, se escapa de su juego para poder ser el bueno en otro videojuego recién llegado en el que el villano es un duro sargento. Comedia para todos los públicos que hará las delicias de los más pequeños, pero también permitirá a los más veteranos reencontrarse con personajes clásicos de su infancia como Sonic, los luchadores de Street Fighter o los clásicos fantasmas del Come cocos. Dirige Rich Moore, que debuta en el largometraje con esta historia, mientras que las principales voces las ponen John C. Reilly (Un dios salvaje), Sarah Silverman (Rent), Jack McBrayer (Paso de ti), Jane Lynch (serie Glee), Alan Tudyk (Conception) y Mindy Kaling (Sin compromiso).

En líneas generales, estos dos son los estrenos más importantes o, al menos, que mayor repercusión van a tener antes de fin de año. Pero hay más. En concreto, una co producción entre Rumanía, Francia y Bélgica titulada Más allá de las colinas, escrita y dirigida por Cristian Mungiu (4 meses, 3 semanas, 2 días) e inspirada en la obra de no ficción de Tatiana Nicolescu, en la que dos amigas que se reencuentran después de muchos años deberán hacer frente a los profundos cambios morales que han sufrido y que han llevado a una de ellas a refugiarse en un convento. Drama de corte religioso y romántico protagonizado por, entre otros intérpretes, Cosmina Stratan, Cristina Flutur, Valeriu Andriuta (Occident), Dana Tapalaga (Ivan Turbinca) y Catalina Harabagiu (Snuff-Movie).

Por último, y en el apartado de los documentales, llega Woody Allen: El documental, cinta que aborda la vida y carrera del director neoyorquino a través de los testimonios de actores que han trabajado a sus órdenes y del propio director, así como de algunos de sus familiares. Todo a través del seguimiento que realiza el director Robert B. Weide (Nueva York para principiantes) durante un año del proceso creativo del autor. Entre los testimonios el espectador encontrará los de Josh Brolin (Conocerás al hombre de tus sueños), Penélope Cruz (A Roma con amor), John Cusack (Balas sobre Broadway), Scarlett Johansson (Match Point) y Diane Keaton (Annie Hall).

Diccineario

Cine y palabras

A %d blogueros les gusta esto: