‘El planeta de los simios’ y ‘Cars’ completan trilogía


Fin de semana de terceras partes. Y no necesariamente peores que sus predecesoras. Bueno, en realidad es algo más que un fin de semana en algunos casos, pues el principal título no llega este viernes, 14 de julio, sino que lo hizo algunos días antes. A diferencia de semanas anteriores, junto a los dos estrenos del título de este texto, pocas novedades más.

Por supuesto, el repaso comienza con La guerra del planeta de los simios, tercera y, a priori, última parte de la revisión de esta historia que llegó el pasado miércoles 12 y que promete, al menos, una intensidad dramática y una acción similares a las entregas anteriores. Matt Reeves vuelve a ponerse tras las cámaras, como ya hiciera con El amanecer del planeta de los simios (2014), para narrar la lucha entre los simios liderados por César y un ejército de humanos dirigidos por un despiadado Coronel. Lucha que termina con inimaginables bajas en el bando de los simios, lo que llevará a su líder a luchar contra su lado más oscuro para iniciar una venganza que determinará el futuro de ambas especies. Andy Serkis (Vengadores: La era de Ultrón) vuelve a dar vida al líder de los simios. En el reparto le acompañan Woody Harrelson (Triple 9), Steve Zahn (serie Mad dogs), Judy Greer (Ant-Man), Terry Notary (Kong: La isla calavera) y Gabriel Chavarría (Un vida mejor).

La otra tercera parte que llega esta semana es Cars 3, nueva aventura animada de Disney-Pixar sobre Rayo McQueen y sus amigos que supone el debut en la dirección de Brian Fee. La historia encuentra al coche de carreras protagonista en medio de un mundo que se ha actualizado, en el que los nuevos corredores cuentan con más y mejor tecnología que dejan al que fuera el más rápido del mundo lejos del deporte que tanto ama. Para recuperar su lugar deberá contar con la ayuda de una mecánica que tiene su propio plan para ganar. La cinta cuenta, en su versión original, con las voces de Owen Wilson (De-mentes criminales), Chris Cooper (Vivir de noche), Nathan Fillion (serie Castle), Armie Hammer (Mine) y Kerry Washington (serie Scandal) entre otros.

Estados Unidos también está presente, junto a Reino Unido y Serbia, en En la vía láctea, nuevo drama escrito, dirigido y protagonizado por Emir Kusturica (La vida es un milagro) cuyo argumento, ambientado en la Guerra de los Balcanes, se centra en un hombre que parece vivir ajeno al conflicto en un poblado serbio, con la única compañía de un halcón, un burro y varios excéntricos personajes. Su forma de protegerse de los proyectiles es un ponerse bajo un paraguas. Su vida da un giro cuando conoce a mujer que busca huir de un pasado y de un mundo que la obliga a casarse con un héroe local de la guerra. Monica Bellucci (Spectre), Predrag Manojlovic (Como estrellas fugaces), Bajram Severdzan (Gato negro, gato blanco) y Sloboda Micalovic (Ranjeni orao) completan el reparto principal.

En lo que a estrenos puramente europeos se refiere, destaca Su mejor historia, comedia dramática con toques románticos producida entre Reino Unido y Suecia basada en la novela de Lissa Evans y con la II Guerra Mundial como telón de fondo. En este contexto, un grupo de personas decide rodar una película en Londres para levantar la moral de la población. Pero lo que comienza como un proyecto de apoyo terminará convirtiéndose en una particular guerra de sexos entre los hombres y mujeres que integran este variopinto grupo. Lone Scherfig (An education) es la encargada de poner en imágenes esta historia protagonizada por Gemma Arterton (100 calles), Sam Claflin (Antes de ti), Jack Huston (Ben-Hur), Bill Nighy (El nuevo exótico Hotel Marigold), Jake Lacy (Carol), Jeremy Irons (El hombre que conocía el infinito), Richard E. Grant (Jackie) y Eddie Marsan (serie Ray Donovan).

La comedia dramática también es el género de Cita a ciegas con la vida, historia biográfica sobre un estudiante casi ciego cuyo sueños es trabajar en un hotel de lujo, por lo que luchará con toda la determinación de la que es capaz. Dirigida por Marc Rothemund (Sophie Scholl), la cinta está protagonizada por Kostja Ullmann (El hombre más buscado), Jacob Matschenz (Jack), Anna Maria Mühe (La condesa), Nilam Farooq (Stiller Frühling) y Ludger Pistor (La dama de oro).

También llega este fin de semana Un minuto de gloria, drama producido por Bulgaria y Grecia y dirigido a cuatro manos por Kristina Grozeva y Petar Valchanov (La lección), cuya trama arranca cuando un trabajador de la empresa nacional de ferrocarril, que lleva meses sin cobrar, se encuentra un millón de levs búlgaros. A pesar de su delicada situación financiera, decide entregarlos a la policía. A partir de este momento se inicia una espiral en la que un ministro de transportes salpicado por la corrupción pretende usarle para desviar la atención, y una directiva del Ministerio le quita su reloj para regalarle otro, lo que llevará la hombre a tratar de recuperar su vida por todos los medios. El reparto está encabezado por Stefan Denolyubov (Avariyno katzane), Margita Gosheva (Three days in Sarajevo), Milko Lazarov, Ana Bratoeva y Nadejda Bratoeva.

La producción nacional de ficción está representada por El debut, cinta que gira en torno a un grupo de actores que se reúnen en un taller de interpretación para abordar el proceso creativo y dramático para interpretar una película que guarda otro descubrimiento. Y es que el relato de la obra que interpretan se centra en un joven torero que entra al ruedo de la mano de un veterano, junto al que descubre su homosexualidad. Gabriel Olivares (Los nombres de Alicia) pone en imágenes esta trama protagonizada por Raúl Peña (Desechos), Jorge Monje (Al final del camino), Silvia de Pé (La noche del hermano), Cecilia Solaguren (serie Bandolera), Mar del Hoyo (La maniobra de Heimlich) y Eduard Alexandre.

En lo que a documental se refiere nos encontramos con Alumbrar: Las 1001 novias, comedia española escrita, dirigida y protagonizada por Fernando Merinero (Capturar: Las 1001 novias) que narra su viaje hacia el sur para dejar atrás los aires de Madrid. Sin tener nadie que quiera ir con él, finalmente se embarca en el viaje con una ex novia a la que consigue enredar. Una vez en Málaga se reencuentra con una antigua novia que ya tiene un hijo de un año, lo que despertará en este hombre de 50 los deseos de volver a ser padre, algo que intentará por todos los medios a su regreso a Madrid.

Anuncios

‘Ben-Hur (2106)’: Roma bajo el sino de los tiempos


Jack Huston y Toby Kebbell compiten en 'Ben-Hur', versión de 2016.El cine es, o debería ser, un reflejo de la situación política, social y económica en la que se realiza. Pero una cosa es eso y otra muy distinta tergiversar deliberadamente una historia para obligarla a cumplir con ese precepto. Esta última idea, demasiado presente en lo nuevo de Timur Bekmambetov (Wanted), es la que provoca que una película más o menos interesante derive en un sinsentido moralista de dudosa credibilidad.

En efecto, Ben-Hur (2016) es un remake intenso, visualmente impecable y con muchos aciertos, uno de ellos darle más presencia al personaje de Messala, interpretado por un irregular Toby Kebbell (El aprendiz de Brujo). Y es que con ello se da más presencia al Imperio Romano y, de paso, al aspecto conquistador, violento y criminal de la expansión romana. En este sentido, resultan interesantes los conflictos morales y humanos del personaje, representando la dualidad de un mundo que lucha por conseguir la paz a través de la violencia. Asimismo, la relación entre los protagonistas queda excepcionalmente bien desarrollada, ofreciendo al espectador una visión más profunda de sus motivaciones y del modo en que sus sentimientos cambian a lo largo de la trama.

El problema es la trama en sí, o mejor dicho el tratamiento dramático que se realiza. Y es que la historia parece desinflarse al introducir problemas innecesarios cada vez más abrumadores a medida que se acerca el final. Por supuesto, la resolución del conflicto entre Ben-Hur (notable Jack Huston, visto en la serie Boardwalk Empire) y Messala es algo tan disparatado como innecesario, pero hay más. La introducción de un personaje secundario totalmente anecdótico al que se le quiere dar más importancia de la que merece; la falta de tratamiento serio de la historia de Jesucristo; poco o nulo desarrollo de algunos secundarios más relevantes.

La pregunta que cabe hacerse es ¿por qué? ¿Por qué tergiversar una historia épica de odio, traición, venganza y perdón modificando la naturaleza de los personajes (y por extensión de lo que representan) con un milagro divino? La respuesta creo que hay que buscarla fuera de la pantalla. En un contexto mundial en el que los pueblos cada vez parecen odiarse cada vez más, la cinta trata de convertirse en una suerte de hermanamiento fraternal entre pueblos tan dispares como el musulmán, el judío y el romano. Y eso, por muy buena voluntad que pueda tener, parecía poco probable en la época romana, sobre todo después de suceder lo que sucede durante la trama. El resultado es el mencionado: se retuerce el desarrollo natural de una historia para forzar un final marcado por los tiempos actuales. Y eso, salvo que se trabaje desde el minuto uno, no suele salir bien.

En resumen, Ben-Hur (2016) comienza bien, posee algunos momentos realmente épicos (la carrera de cuadrigas es espléndida) y ofrece una interesante visión del Imperio Romano en la época de Jesucristo. Ahora bien, la cinta pierde fuelle hacia el final de la trama, y lo hace casi por voluntad propia, modificando no solo la historia que todo espectador con cierta edad tiene en la retina, sino transformando por obra y designio de Dios (y esto es casi literal) a dos personajes enfrentados en dos hermanos. Que Bekmambetov se sienta más o menos cómodo con esta cinta es algo casi secundario (aunque tiene su relevancia que solo parezca disfrutar con las secuencias de acción); el problema es de guión, flojo en demasiados momentos y con tendencia a la autodestrucción más ilógica que se pueda ver en una pantalla.

Nota: 6/10

‘No respires’ mientras ‘Ben-Hur’ vuelve a correr en la arena


Estrenos 2septiembre2016Comenzamos septiembre, y lo hacemos con nuevas versiones de clásicos inmortales. Algo que, habitualmente, no da muy buenos resultados. Muchos son los estrenos que llegan a la cartelera española este viernes, 2 de septiembre, y lo cierto es que la mayoría de ellos no parecen tener el interés suficiente como para atraer a un amplio número de espectadores. La mayoría, es cierto, pero siempre hay algún título que esconde secretos a descubrir.

Desde luego, no parece que sea el caso de Ben-Hur (2016), nueva versión de la inmortal historia escrita por Lew Wallace y cuya adaptación más famosa la interpretó Charlton Heston (Los 10 mandamientos) en 1959. Ahora, y bajo la dirección de Timur Bekmambetov (Abraham Lincoln: Cazador de vampiros), esta épica trama vuelve a narrar cómo un príncipe judío es traicionado por su hermano adoptivo, un tribuno romano. Convertido en esclavo y separado de su madre y su hermana, deberá vivir varios años en las galeras de un barco hasta que logre liberarse, con el único objetivo de lograr la venganza y restaurar su nombre. Acción, aventura y unos renovados efectos visuales son las claves de esta cinta protagonizada por Jack Huston (serie Boardwalk Empire), Toby Kebbell (Warcraft), Nazanin Boniadi (serie Homeland), Haluk Bilginer (Sueño de invierno), Pilou Asbæk (serie 1864), Rodrigo Santoro (Focus), Moises Arias (El juego de Ender) y Morgan Freeman (Objetivo: Londres).

El terror psicológico llega de la mano de No respires, cinta dirigida por Fede Alvarez (Posesión infernal) que, aunque a priori puede parecer terror en estado puro, su premisa es ligeramente diferente. Un grupo de jóvenes ladrones se dispone a dar un golpe sencillo y que podría hacerles muy ricos: desvalijar la casa de un hombre ciego en la que, en principio, se esconde un gran botín. Pero una vez dentro, y con la casa a oscuras, los papeles de presa y cazador pronto dan un vuelco. El reparto, aunque extenso, tiene como principales actores a Stephen Lang (Avatar), Jane Levy (Bang bang baby), Dylan Minnette (Prisioneros) y Daniel Zovatto (It follows).

En lo que a la comedia familiar se refiere, Siete vidas es el título de lo nuevo de Barry Sonnenfeld (Men in Black 3), cuya trama se centra en un hombre rico que vive su vida al límite y que disfruta con su trabajo, algo que no termina de gustar a su familia. Para el cumpleaños de su hija decide comprar un gato a un peculiar vendedor, pero de camino a casa sufre un terrible accidente y queda en coma. Su alma, sin embargo, se traspasa al animal. Kevin Spacey (serie House of cards), Jennifer Garner (Los milagros del cielo), Christopher Walken (Eddie el Águila), Robbie Amell (serie The Flash), Cheryl Hines (El benefactor), Malina Weissman (Thirsty) y Teddy Sears (serie Masters of sex) encabezan el reparto.

Este septiembre supone también el regreso a la gran pantalla de Mel Gibson (Los mercenarios 3) con Blood father, en un papel que conoce a la perfección. La historia arranca cuando una joven es traicionada por su novio traficante después de un robo a un cártel. Perseguida y asustada, su única vía de escape será su desastroso padre, un borracho y violento ex convicto que quiere ejercer de buen progenitor, incluso aunque eso ponga en riesgo su propia vida. Dirigida por Jean-François Richet (Una semana en Córcega), esta mezcla de acción y thriller tiene un reparto que se completa con William H. Macy (La habitación), Diego Luna (Elysium), Thomas Mann (Memoria) y Erin Moriarty (Los amos del barrio).

Muy diferente es el thriller Criminal, coproducción inglesa y norteamericana que recupera un viejo tema policíaco utilizado en varios films de corte fantástico. Con el objetivo de detener una conspiración diabólica, las fuerzas de seguridad deciden implantar los recuerdos, secretos y habilidades de un agente de la CIA muerto en una misión, en un impredecible y violento convicto, de modo que el agente pueda terminar el trabajo en el cuerpo de un hombre cuya vida no parece importarle a nadie. Dirigida por Ariel Vromen (The Iceman), la cinta cuenta con un interesante reparto encabezado por Kevin Costner (3 días para matar), Ryan Reynolds (Deadpool), Gary Oldman (El niño 44), Tommy Lee Jones (Malavita), Gal Gadot (Batman v Superman: El amanecer de la Justicia), Alice Eve (Misconduct), Jordi Mollà (Mi familia italiana) y Michael Pitt (serie Hannibal).

Entre los estrenos puramente europeos destaca la francesa Los visitantes la lían (en la Revolución Francesa), nueva entrega de la famosa saga de comedias que sitúa a los dos protagonistas de la Edad Media atascados en los corredores del tiempo y aterrizando en la Revolución Francesa, cuando los descendientes del escudero Delcojón saquean el castillo de los descendientes del conde Godofredo. Dirigida por Jean-Marie Poiré (Mi mujer se llama Mauricio), la cinta vuelve a contar con Jean Reno (Escuadrón de élite) y Christian Clavier (No molestar) como principales actores, a los que se suman Karin Viard (Grandes familias), Franck Dubosc (Bis), Sylvie Testud (French women) y Marie-Anne Chazel (Fanny).

Desde Italia llega La espera, drama basado en la obra de Luigi Pirandello que dirige Piero Messina en el que supone su debut en el largometraje. El argumento gira en torno a una mujer que pasa sus días en una solitaria villa de Sicilia. Hasta allí se desplaza su hijo y la novia de éste para pasar la Pascua. Cuando el joven sale y las dos mujeres se quedan a solas, desconocidas la una de la otra, comienza una conversación que llevará a los personajes a descubrir sus secretos. Juliette Binoche (Godzilla), Giorgio Colangeli (Cloro), Domenico Diele (Mia madre) y Lou de Laâge (Respire) son los principales actores.

España y México colaboran en El elegido, drama histórico con dosis de thriller que narra el asesinato de León Trotsky en México a manos de un comunista español. Dirigida por Antonio Chavarrías (Dictado), la película cuenta con un reparto internacional encabezado por Hannah Murray (serie Juego de tronos), Alfonso Herrera (La dictadura perfecta), Henry Goodman (Altamira), Julian Sands (Me), Emilio Echevarría (Memoria de mis putas tristes) y Frances Barber (Mr. Holmes).

Pasamos a los estrenos puramente españoles, y entre ellos destaca lo nuevo de Imanol Uribe (El viaje de Carol) como director, Lejos del mar, drama de 2015 que gira en torno a un hombre que, al salir de la cárcel, recorre media España para ir a ver a su compañero de celda, que arrastra una enfermedad terminal. Sin embargo, termina tropezándose con la doctora que le atiende, una mujer con la que tuvo un encuentro terrible hace años y que marcó para siempre la vida de ambos. El reparto está encabezado por Elena Anaya (La piel que habito), Eduard Fernández (Felices 140), José Luis García Pérez (Impávido) e Ignacio Mateos (La mula).

También es interesante Cerca de tu casa, drama musical dirigido por Eduard Cortés (The Pelayos) con el problema de los desahucios como telón de fondo. La trama se centra en una mujer que debe volver a casa de sus padres junto a su marido y su hija al ser echada del piso en el que vivían. Pero junto a ella, la cinta muestra el drama al que se enfrenta el empleado del banco, vecino de la familia, que debe ejecutar una orden que detesta. Y también los remordimientos del policía que debe echarles, y que vive atormentado. La película está protagonizada por Silvia Pérez Cruz, Lluís Homar (La fossa), Adriana Ozores (Nacidas para sufrir), Manuel Morón (Cuento de verano) y Oriol Vila (La punta del iceberg).

Diferente es el género de La puerta abierta, comedia dramática centrada en una mujer que vive con su madre y que, al igual que ella, en su día fue prostituta. Los problemas con sus vecinos no hacen más que aumentar, pero la llegada de un inesperado miembro a esta extraña familia le dará una oportunidad de encontrar la felicidad. Ópera prima de Marina Seresesky, la cinta cuenta en su reparto con Carmen Machi (Rumbos), Terele Pávez (Las brujas de Zugarramurdi), Asier Etxeandia (La novia), Paco Tous (Somos gente honrada), Sonia Almarcha (Orson West) y Mar Saura (serie El ministerio del tiempo).

Banderas descubre ‘Altamira’ mientras la obra de Austen se zombifica


Estrenos 1abril2016Con la resaca todavía (puede que durante varias semanas) del enfrentamiento entre los dos superhéroes más reconocibles de DC Cómics, la cartelera española inicia un nuevo mes de estrenos con una amplia oferta de títulos que contrasta mucho con lo ocurrido en la Semana Santa. Terror, drama, comedia, acción y documentales protagonizan la oferta de este 1 de abril, entre la que destaca la traslación a la gran pantalla de un importante descubrimiento acaecido en España y la adaptación de una de las novelas juveniles más exitosas de los últimos años.

Pero comencemos por Altamira, producción española con colaboración francesa que aborda el descubrimiento de las famosas cuevas ubicadas en Cantabria, conocidas como ‘La Capilla Sixtina del Arte Rupestre’. La cinta narra cómo Marcelino Sanz de Sautuola tuvo que enfrentarse contra una devota sociedad y contra una poderosa Iglesia para demostrar que esas pinturas confirmaban la existencia de antepasados del hombre en una Historia diferente a la que contaba la Biblia. Una oposición que, sorprendentemente, también llegó desde el mundo de la ciencia. Dirigida por Hugh Hudson (Carros de fuego), la película está protagonizada por Antonio Banderas (Los mercenarios 3), Golshifteh Farahani (Exodus: Dioses y reyes), Nicholas Farrell (Legend), Henry Goodman (La dama de oro), Pierre Niney (Yves Saint Laurent) y Rupert Everett (Hysteria).

Pasamos ahora a los estrenos estadounidenses, y entre ellos destaca Orgullo + Prejuicio + Zombis, adaptación de la novela de Seth Grahame-Smith que, a su vez, toma como base el famoso libro de Jean Austen. La trama, básicamente, vuelve a desarrollar los problemas románticos de una joven en la Inglaterra del siglo XIX, luchando contra su orgullo y los prejuicios de la sociedad. Sin embargo, la historia se enmarca en el contexto de una plaga de zombis contra la que los protagonistas deberán luchar para descubrir, por fin, el sentido del amor verdadero. Burr Steers (Siempre a mi lado) es el encargado de poner en imágenes este particular argumento que cuenta con capital inglés y que está protagonizado por Lily James (serie Downton Abbey), Sam Riley (Suite francesa), Douglas Booth (Noé), Jack Huston (La gran estafa americana), Bella Heathcote (Sombras tenebrosas), Lena Headey (serie Juego de Tronos) y Charles Dance (The imitación game), entre otros.

La comedia está presente en Hermanísimas, cinta dirigida por Jason Moore (Dando la nota) que narra el reencuentro de dos hermanas separadas hace tiempo. El motivo es que sus padres van a poner a la venta la casa en la que se criaron y en la que todavía tienen varias cosas de su infancia y adolescencia. Cuando por fin se reencuentran deciden organizar una fiesta con sus antiguos compañeros de instituto, lo que derivará en un desenfreno absoluto. El reparto está encabezado por Amy Poehler (Síndrome postdivorcio), Tina Fey (Ahí os quedáis), James Brolin (Burlesque), John Leguizamo (American ultra), Maya Rudolph (Puro vicio), John Cena (Padres por desigual) y Dianne West (La sombra del actor).

Con bastante retraso llega El infierno verde, nueva propuesta de horror y gore de Eli Roth (Hostel) producida en 2013 entre Estados Unidos, Chile y Canadá. Su trama arranca cuando un grupo de estudiantes activistas dejan su vida y las comodidades de Nueva York para adentrarse en la selva chilena y luchar contra la explotación de las grandes corporaciones de esa tierra virgen. En su viaje, sin embargo, darán por casualidad con una tribu de caníbales que les darán caza. La línea que separa la vida de la muerte dependerá de sus capacidad para matar por sobrevivir. Lorenza Izzo (Que pena tu familia), Ariel Levy (Aftershock), Daryl Sabara (John Carter) y Kirby Bliss Blanton (Project X) encabezan el reparto.

Nos alejamos de Hollywood para abordar el estreno de El inventor de juegos, aventura familiar de 2014 producida por Canadá, Argentina e Italia y basada en la novela de Pablo De Santis, que arranca cuando un niño entra a participar en un concurso de invención de juegos. Cuando el joven resulta ganador entre más de 10.000 participantes empieza a vivir cosas extrañas, desde aventuras con tintes mágicos hasta descubrimientos que le cambiarán para siempre. Comenzará, en definitiva, el juego de su vida. Dirigida por Juan Pablo Buscarini (El arca), la cinta está protagonizada por Joseph Fiennes (Adiós Bafana), Edward Asner (Let go), Tom Cavanagh (serie The Flash) y David Mazouz (serie Gotham).

El principal representante del cine español esta semana, con el permiso de Altamira, es Kiki, el amor se hace, nueva comedia dirigida por Paco León (Carmina o revienta), quien también participa en el guión y se pone delante de las cámaras. La película se compone de cinco historias de amor y curiosas filias sexuales que coinciden en un verano y a través de las cuales los protagonistas descubrirán sus pasiones y harán frente a sus miedos. El reparto se completa con Natalia de Molina (Techo y comida), Álex García (La novia), Alexandra Jiménez (Los miércoles no existen) y Belén Cuesta (El pregón), entre otros.

La cinta más europea, sin duda, es Madame Marguerite, drama coproducto entre Francia, República Checa y Bélgica que gira en torno a una fiesta organizada por la mujer que da nombre a la película. Una fiesta en la que se dan cita personas de las clases sociales más altas, que adulan y aplauden la pasión de la mujer: la música. Sin embargo, la dedicación exclusiva de toda su riqueza a cultivar este arte no impide que siempre cante fuera de tono, lo que acentúa la hipocresía de un mundo movido por los intereses y el dinero. Xavier Giannoli (Crónica de una mentira) es el encargado de dirigir esta propuesta protagonizada por Catherine Frot (La cocinera del presidente), Christa Théret (Renoir), André Marcon (Incompatibles) y Michel Fau (Foon).

Puramente europea es La pasión de Port Talbot, producción de 2012 que dirige Dave McKean (La máscara de cristal) y cuyo argumento es una actualización de la historia de la Pasión de Cristo. La trama se ambienta en Port Talbot, una ciudad en la que una fuerza autoritaria controla los recursos sin tener en cuenta a una sociedad cada vez más oprimida. La resistencia que trata de oponerse a este régimen encuentra en un hombre la motivación que necesita para seguir luchando, un líder carismático que las autoridades ven como una amenaza a destruir. La cinta, que adapta una obra teatral, está rodada en las calles de la ciudad y contando con la colaboración de los vecinos. El reparto está encabezado por Michael Sheen (serie Masters of sex), Francine Morgan (Las maletas de Tulse Luper), Darren Lawrence, Jordan Bernarde y Nigel Barrett.

Los más pequeños de la casa tienen una cita con el cine de animación gracias a Norman del Norte, comedia producida entre India y Estados Unidos que narra el viaje de un oso polar a Nueva York cuando su pequeño rincón del Ártico se ve saturado por la visita de turistas. Para evitar que se construya un complejo deberá tratar de convencer a la empresa constructora, aunque para ello tenga que hacer cosas que nunca se había atrevido a hacer. Ópera prima de Trevor Wall, en su versión original cuenta con las voces de Rob Schneider (Niños grandes), Heather Graham (R3sacón), Ken Jeong (Dolor y dinero) y Bill Nighy (El nuevo exótico Hotel Marigold).

Y en cuanto al documental, el único representante es Hitchcock/Truffaut, cinta que celebra los 50 años de la publicación de ‘El cine según Hitchcock’ de François Truffaut. A través de la mirada de algunos de los mejores directores de nuestro tiempo, el realizador Kent Jones (A letter to Elia) realiza un repaso de la figura del director de Psicosis (1960) y su influencia en la visión del séptimo arte que existe actualmente.

‘El viaje más largo’: el arte de un romance repetido


Britt Robertson y Scott Eastwood protagonizan 'El viaje más largo'.Desde luego, no creo que nadie espere algo diferente de una película en cuyos títulos aparece el nombre de Nicholas Sparks, autor de novelas como ‘El diario de Noa’. Los pilares narrativos son, en esencia, los mismos. Una relación romántica en el presente, otra en el futuro y las conexiones que se puedan establecer entre ambas. Pero incluso en esa repetición se pueden obtener algunos logros, lo que habitualmente es debido a la mano hábil del director de turno, en este caso George Tillman Jr. (Líos de familia).

Y es que El viaje más largo encuentra su mejor recurso en el ritmo que Tillman le imprime al desarrollo dramático, sobre todo a las secuencias de rodeo que nutren el film. Gracias a ellas el guión, que adolece de cierta tendencia al dramatismo adolescente, adquiere una mayor entereza en el paralelismo entre pasado y presente que establece el guión. Un paralelismo, por cierto, que se da no solo en los planos, muchos de ellos similares, sino también en la propia historia, marca de la casa de Sparks.

Aunque desde luego la mejor baza que tiene el film son sus actores, sobre todo los cuatro que conforman las parejas protagonistas. La química entre ellos es capaz de hacer olvidar en muchos momentos que estamos ante un drama adolescente que, en realidad, tiene diversos problemas narrativos que, en otro contexto, podrían generar problemas en el desarrollo de la trama. Y es que no hay que olvidar el tipo de película que es, el público al que se dirige y, sobre todo, el autor literario que hay detrás del proyecto.

Con todo eso en mente, El viaje más largo se puede entender como un drama romántico adolescente más, similar a otros ya realizados sobre las novelas de Sparks y con un final previsto casi antes de que se apaguen las luces. Pero más allá de eso, el ritmo narrativo, los actores y varios momentos bien resueltos la elevan por encima de sus propias posibilidades para crear una historia interesante aunque irregular en intensidad dramática.

Nota: 6/10

‘El gurú de las bodas’ hace ‘El viaje más largo’ hasta la cartelera


Estrenos 8mayo2015Una de cal y otra de arena. O mejor dicho, un fin de semana de blockbuster y otro de cintas con intenciones mucho más humildes en lo que a taquilla se refiere. Los estrenos de hoy viernes, 8 de mayo, coinciden con semanas anteriores en el alto número de títulos y en su variedad, pero desde luego no están llamados a llenar las salas de forma masiva. Eso no quiere decir, ni mucho menos, que no presenten notables atractivos, ya sea por el género o por los nombres que los respaldan. Así que entre tanta novedad tan igualada en lo que a interés se refiere hoy comenzamos, como es habitual, con las películas estadounidenses.

La más destacable es El viaje más largo, drama que adapta otra novela de Nicholas Sparks, autor de El diario de Noa (2004) o Querido John (2010). Aquellos que hayan visto estos films, o al menos que conozcan sus tramas, podrán intuir en qué consiste la de esta película dirigida por George Tillman Jr. (Hombres de honor). En efecto, la historia arranca cuando dos jóvenes de mundos muy distintos inician un romance que deberá luchar contra todo tipo de oposiciones. Durante el duro camino que ambos deben recorrer se encuentran con un anciano cuya historia de amor, que tuvo lugar hace décadas, les inspirará y les ayudará a solventar todas las vicisitudes. El reparto, como es habitual en estos films, está compuesto por nombres propios como los de Britt Robertson (serie La Cúpula), Scott Eastwood (Corazones de acero), Oona Chaplin (serie Dates), Jack Huston (serie Boardwalk Empire), Alan Alda (Sácame del paraíso), Melissa Benoist (serie Glee) y Lolita Davidovich (September Dawn).

Muy distinto es el otro estreno que nos llega de Estados Unidos. El gurú de las bodas es una comedia gamberra que supone el debut en la dirección de Jeremy Garelick, quien también participa en el guión. La trama se centra en un joven encantador con notables problemas para entablar amistades que está a punto de casarse con la mujer de sus sueños. El problema es que no tiene ningún amigo para ser su padrino, por lo que a medida que se acerca la fecha se verá obligado a recurrir a una empresa que ofrece padrinos de alquiler. Kevin Hart (Vaya patrulla), Josh Gad (Ojalá estuviera aquí), Kaley Cuoco-Sweeting (serie The Big Bang Theory), Olivia Thirlby (Dredd), Mimi Rogers (La gran nada) y Jorge García (serie Perdidos) conforman el reparto principal.

Pasamos ahora a lo nuevo que llega de Europa, y aquí destaca Suite francesa, drama romántico producido entre Francia, Reino Unido y Canadá, y ambientado en la II Guerra Mundial. La cinta narra la relación que se establece entre una joven francesa que vive con su controladora suegra mientras su marido es prisionero de guerra, y un oficial alemán que se instala en su casa durante la ocupación nazi de Francia. Adaptación de la novela de Irène Némirovski, la cinta está dirigida por Saul Dibb (La duquesa) y protagonizada por Michelle Williams (Mi semana con Marilyn), Matthias Schoenaerts (La entrega), Margot Robbie (El lobo de Wall Street), Sam Riley (Maléfica), Ruth Wilson (El llanero solitario) y Kristin Scott Thomas (En la casa).

Producción nacional es A cambio de nada, drama social que arranca cuando un joven adolescente decide abandonar su casa ante el infierno familiar que le ha tocado vivir. Será entonces cuando inicie un recorrido por la ciudad en el que, acompañado de su mejor amigo, conocerá a gente que terminará convirtiéndose en su verdadera familia. Daniel Guzmán (Takeando) escribe y dirige la propuesta, mientras que Miguel Herrán, Antonio Bachiller, Antonia Guzmán, Luis Tosar (Musarañas) y María Miguel (La voz dormida) encabezan el reparto.

También española es Sweet home, propuesta de terror que arranca cuando una joven pareja decide pasar una noche romántica en un apartamento situado en un bloque semi abandonado. La posibilidad se les presenta porque ella trabaja como Asesora de inmuebles para el Ayuntamiento y tiene las llaves, pero la pesadilla se desata cuando descubren que un grupo de encapuchados han asesinado brutalmente al único inquilino que quedaba en el edificio, lo que les convierte en el próximo objetivo. Rafa Martínez debuta en el largometraje con esta historia protagonizada por Ingrid García Jonsson (Hermosa juventud), Bruno Sevilla (Wild oats) y José María Blanco (serie El secreto de Puente Viejo).

El drama también protagoniza A Esmorga, producción española de 2014 que adapta la novela de Eduardo Blanco Amor en la que se narra la vida de tres hombres durante 24 horas en las que van dejando tras de sí un reguero de destrucción y de sexo equívoco para romper con su pasado en un camino que parece conducirles a la perdición. Ignacio Vilar (Pradolongo) es el encargado de poner en imágenes esta adaptación, mientras que Karra Elejalde (Ocho apellidos vascos), Ledicia Sola (Los fenómenos), Miguel de Lira (Todo es silencio), Antonio Durán ‘Morris’ (Amador) y Monti Castiñeiras (Dictado) encarnan a los principales personajes.

España está presente, junto con Portugal, en la producción Las altas presiones, drama dirigido por Ángel Santos (Dos fragmentos/Eva) que sigue el viaje que realiza un hombre a su Pontevedra natal para encontrar localizaciones para una película. El viaje supondrá un reencuentro con su juventud, pero también el descubrimiento de un nuevo amor y de unos paisajes, unas gentes y un ambiente que había olvidado. El reparto está encabezado por Andrés Gertrúdix (La herida), Diana Gómez (Faraday), Juan Blanco (Todo el mundo lo sabe), Itsaso Arana (serie El don de Alba) e Iván Marcos (Todo es silencio).

Desde Francia nos llega Hipócrates, adaptación de una obra teatral realizada por Thomas Lilti (Les yeux bandés) que narra los miedos y las limitaciones a las que se tiene que enfrentar un joven médico que se cree destinado a grandes hazañas en la medicina pero que, tras un día en el hospital en el que trabaja su padre, descubre que no solo con deseos y buenas intenciones puede construir su futuro. Vincent Lacoste (Astérix y Obélix: Al servicio de su majestad), Reda Kateb (La noche más oscura), Félix Moati (Livide), Jacques Gamblin (Le premier homme) y Marianne Denicourt (Une folle envie) encabezan el reparto.

Dejamos Europa para abordar las novedades de otras partes del mundo, y la primera es Güeros, drama mexicano de 2014 que supone el debut en el largometraje de Alonso Ruiz Palacios. Su guión, en el que participa el propio Ruiz Palacios, comienza cuando un joven cuyo comportamiento se ha vuelto más difícil con el paso de los años tira una bomba de agua desde su piso, yendo a parar a un cochecito de bebé. Su madre decide mandarle a Ciudad de México con su hermano mayor. Ambos iniciarán entonces un viaje para acompañar a una vieja estrella de rock de la que el adolescente es un fan incondicional en sus últimos días antes de morir. Entre los intérpretes destacan Tenoch Huerta (Ciudadano Buelna), Ilse Salas (Restos), Sebastián Aguirre y Leonardo Ortizgris (Seis).

Y desde Corea del Sur nos llega Princesa, drama del 2013 que gira en torno a una estudiante que es obligada a abandonar su escuela tras producirse un misterioso incidente del que todo el mundo la considera culpable. Con unos padres ilocalizables la chica se va a vivir a un pequeño pueblo junto a la madre de uno de sus profesores, iniciando una nueva vida y unas nuevas relaciones. Una de sus amigas la iniciará en un grupo de música, pero no la joven no tardará en comprender que el pasado siempre vuelve. Ópera prima escrita y dirigida por Lee Su-jin, la cinta está protagonizada por Lee Yeong-ran (Lazos de guerra), Kim So-Young, Jong In-seon (Kape neuwareu) y Chun Woo-hee (Madeo).

Terminamos con las propuestas de animación, que esta semana son varias. La canción del mar es una co producción entre Irlanda, Dinamarca, Bélgica, Luxemburgo y Francia creada y dirigida por Tomm Moore (El secreto del libro de Kells) cuya trama se centra en la vida de dos niños que, tras perder a su madre, viven con su padre en un faro. Su abuela, que reside en la gran ciudad, quiere alejarles de un entorno solitario, triste y peligroso, pero cuando los pequeños lleguen a la ciudad y se enfrenten a su nueva rutina decidirán escaparse para volver con su padre. Drama y fantasía se mezclan en este film nominado a los Oscar que cuenta con las voces, en su versión original, de David Rawle, Brendan Gleeson (Al filo del mañana), Fionnula Flanagan (El irlandés) y Lisa Hannigan.

Francia y Bélgica también están tras Minúsculos: El valle de las hormigas perdidas, aventura familiar que aborda cómo dos tribus de hormigas inician una guerra por los restos de un picnic que una familia de humanos dejó atrás. El principal objetivo es una caja de azúcar. En medio de todo se encuentra una mariquita que vivirá su mayor viaje. Hélène Giraud y Thomas Szabo, autores de la serie de televisión en la que se inspira, dirigen este largometraje.

Y cerramos el repaso con Meñique y el espejo mágico, coproducción hispano cubana dirigida por Ernesto Padrón que sigue las aventuras de un pequeño campesino que, para sacar a su familia de la pobreza, decide ir a la ciudad a buscar fortuna. Allí se enterará de que el castillo real está cubierto por un enorme roble encantado que no solo les mantiene en penumbra, sino que les quita el agua. El premio para quien consiga cortar el árbol y abrir un poco es un título de marqués y la mano de la princesa.

Spider-Man pretende salvar el mundo en Semana Santa


Estrenos 16abril2014Lo que ha ocurrido con los estrenos en España de esta Semana Santa es, cuanto menos, curioso. Y no lo digo porque se hayan adelantado a hoy miércoles, 16 de abril, por otro lado algo habitual cuando los viernes son festivos. No, lo curioso es que los estrenos se han dividido en dos fechas, hoy y mañana jueves, para ocupar las salas de forma progresiva. Más aún, el estreno que a priori tiene todas las papeletas para convertirse en uno de los films más taquilleros del año es el único que se estrena el día 17 de abril, perdiendo la oportunidad no solo de competir desde el primer momento con el resto de novedades, sino desaprovechando las sesiones del miércoles de cara a su recaudación. En cualquier caso, de lo que no cabe duda es de que el regreso del hombre araña es el estreno de la semana.

Así que comenzaremos por ella aunque se estrene mañana jueves. The Amazing Spider-Man: El poder de Electro es el título de esta nueva aventura arácnido que retoma la historia del famoso superhéroe de Marvel allí donde la dejó The Amazing Spider-Man hace un par de años. Peter Parker disfruta siendo un superhéroe, pero el pasado de sus padres sigue persiguiéndole. Su búsqueda de respuestas le llevará a descubrir los peligrosos experimentos en los que se vio envuelto su padre, debiendo luchar al mismo tiempo con tres peligrosos villanos de los que Electro, un hombre que es electricidad en estado puro, representa la mayor amenaza. Acción, humor y 3D es lo que promete esta cinta que, con toda probabilidad, hará las delicias de los fans del superhéroe. Marc Webb vuelve a ponerse tras las cámaras, mientras que los principales actores de la primera entrega repiten en sus respectivos personajes: Andrew Garfield (Leones por corderos) como Spider-Man; Emma Stone (Rumores y mentiras) como Gwen Stacy; Sally Field (Lincoln) como la tía May; Campbell Scott (serie Daños y perjuicios) como Richard Parker; Embeth Davidtz (La lista de Schindler) como Mary Parker; y Denis Leary (Sand) como el capitán Stacy. A ellos se suman los tres villanos interpretados por Jamie Foxx (Django desencadenado); Paul Giamatti (12 años de esclavitud) y Dane DeHaan (Chronicle).

Pasamos ahora a lo que llega hoy miércoles. Y uno de los títulos más destacados es El Tour de los Muppets, nueva aventura de los famosos muñecos televisivos que, en esta ocasión, se ven envueltos en una conspiración internacional cuando realizan una gira por todo el mundo. Dicha conspiración está encabezada, ni más ni menos, que por el Delincuente Número Uno, cuya mano derecha es Número Dos. Dirigida por James Bobin (Los Muppets), la cinta cuenta con Ricky Gervais (Increíble pero falso), Ty Burrell (serie Modern family) y Tina Fey (Noche loca), además de personajes tan conocidos como la rana Gustavo, la cerdita Peggy, Gonzo, el oso Fozzie y muchos más.

El último de los estrenos norteamericanos es La partícula de Dios, thriller de acción del 2011 protagonizado por Antonio Banderas (La piel que habito) que sigue la búsqueda que realiza un investigador privado al que un ruso le encarga encontrar a su mujer. Para poder cumplir con su objetivo deberá enfrentarse a los numerosos hombres que también están interesados en encontrar a la mujer. Para colmo, el contrato llega en un momento en que el hombre se plantea muchos aspectos de su profesión, sobre todo las motivaciones que le llevan a inmiscuirse en la vida privada de la gente. Dirigida por Tony Krantz (Otis), en el reparto encoframos numerosos rostros conocidos como los de Thomas Kretschmann (Valkiria), William Fichtner (El llanero solitario), Sienna Guillory (Corazón de tinta), Delroy Lindo (Domino), James Van Der Beek (serie Apartamento 23), Sam Elliott (Up in the air), Autumn Reeser (La vecina de al lado), Snoop Dogg (Día de entrenamiento), Bill Duke (Yellow) y Rebecca Mader (Los hombres que miraban fijamente a las cabras).

En lo referente a la producción europea, uno de los títulos destacados es Tren de noche a Lisboa, que cuenta con capital alemán, suizo y portugués. La trama arranca cuando un profesor suizo de latín, griego y hebreo salva a una joven portuguesa del suicidio. Al poco tiempo empieza a leer una novela escrita por un doctor y poeta que luchó contra el dictador Salazar. La pasión que despierta el libro en el hombre le llevará a obsesionarse hasta el punto de abandonar su trabajo y viajar a Lisboa para enfrentarse al pasado de una forma que jamás hubiera imaginado. Basada en la novela de Pascal Mercier, la película está dirigida por Bille August (Adiós Bafana) y protagonizada por Jeremy Irons (Hermosas criaturas), Mélanie Laurent (Malditos bastardos), Jack Huston (serie Boardwalk Empire), Martina Gedeck (The door), Tom Courtenay (El cuarteto), Bruno Ganz (El consejero), Lena Olin (Chocolat), Christopher Lee (Sombras tenebrosas) y Charlotte Rampling (Melancolía).

También llega El pasado, producción francoitaliana que, en clave dramática, aborda el difícil proceso de divorcio entre un hombre que viaja de Teherán a París y su mujer francesa. Un proceso que se verá afectado por la conflictiva relación entre la mujer y su hija, y que tendrá inesperadas consecuencias cuando el hombre, en un intento de acercar posturas entre madre e hija, desvele un secreto del pasado. Asghar Farhadi (A propósito de Elly) escribe y dirige la cinta, mientras que frente a la cámara encontramos a Bérénice Bejo (The Artist), Tahar Rahim (Oro negro), Ali Mosaffa (Pele akher), Pauline Burlet (Dead man talking) y Elyes Aguis.

Finalmente, desde Suiza se presenta Hasta ver la luz, film de acción dirigido escrito y dirigido por Basil da Cunha que supone su debut en el largometraje. La historia sigue la solitaria vida de un joven que vive con su iguana y deambula por los barrios criollos de Lisboa durante la noche, todo con la intención de reunir el dinero necesario para saldar una deuda con un jefe de la banda local. Su vida dará un vuelco cuando se vea envuelto en un atraco que sale mal y sea perseguido por la policía hasta el amanecer. El reparto está integrado por actores debutantes, entre los que cabe destacar a Joao Veiga, Pedro Ferreira, Paulo Ribeiro, Nelson da Cruz Duarte Rodrigues y Ana Clara Baptista de Melo Soares Barros.

‘Boardwalk Empire’, calma tras la tormenta en su 4ª temporada


Jeffrey Wright es el nuevo villano en la cuarta temporada de 'Boardwalk Empire'.Todo apuntaba a ello. El final de la tercera temporada de Boardwalk Empire auguraba un futuro más que interesante en el que nuevos personajes y nuevos riesgos harían su entrada en escena. Pues bien, esta nueva temporada ha permitido, en este sentido, repartir nuevas cartas en esta partida por el control de la costa este de Estados Unidos. Y lo ha hecho apelando a un conocido dicho: “después de la tormenta siempre llega la calma”. Habrá quienes piensen que los 12 episodios que componen esta nueva entrega carecen de la agresividad de sus predecesores. En cierto modo es verdad, pero no se ajusta del todo a la realidad.

La situación que se encuentra el espectador nada más comenzar la temporada no podría ser más reveladora. Una reunión de los principales jefes mafiosos en la que se acuerda un pacto de no agresión tras la cruenta guerra vivida poco tiempo antes. Una imagen que, por extensión, define el carácter comedido y negociador de la mayor parte de las decisiones que toman los personajes, comenzando por un Enoch Thompson que vive recluido en un hotel próximo a la playa con el único objetivo de abandonar la vida criminal de una vez por todas. En este sentido, los capítulos se antojan una travesía en el desierto de lo que hasta ahora venía siendo la serie creada por Terence Winter (guionista de Los Soprano).

Al mismo tiempo, sin embargo, esta aparente calma (que nadie se engañe, esto sigue siendo una historia en la que los hombres persiguen y cogen lo que quieren a través de la violencia) permite a la trama y a sus personajes respirar aire fresco. Son la pausa necesaria para coger fuerza de nuevo en su quinta temporada y acometer los cambios iniciados en esta cuarta entrega de forma más contundente. Dicho de otro modo, la historia no se frena, sino que entra en la necesaria fase de explicación, lo que vendría a ser el inicio del segundo acto en cualquier largometraje. La ausencia de una violencia continuada permite, además, que el desarrollo dramático se centre en los personajes secundarios, algo olvidados en la temporada anterior, para que puedan encontrar su nuevo lugar en este mundo de corrupción y mafia que, a pesar de ser el mismo, está evolucionando de forma sorprendente.

No pretendo que de lo anterior se desprenda la idea de que esta nueva temporada de Boardwalk Empire es inferior en calidad dramática que sus predecesoras. Más bien al contrario. La serie ha sabido reinventar sus términos de partida, ha sabido lavar su imagen utilizando una necesaria pausa, pudiendo retomar el pulso de historias secundarias, recuperando personajes con poca presencia e incorporando otros que, tal vez sin el carisma ni la fuerza del que interpretó Bobby Cannavale (Blue Jasmine) en la anterior entrega, sí tienen el suficiente carácter como para ser muy interesantes, destacando sobre todo el de Jeffrey Wright (Los Juegos del Hambre: En llamas) y su obsesión con los pasajes bíblicos. Amén de otras incorporaciones históricas como la de J. Edgar Hoover, al que da vida Eric Ladin (serie The Killing). 12 capítulos maravillosamente aprovechados que sitúan la historia en un nuevo punto de inflexión en el que las traiciones, los pactos secretos y los rencores generados revelan nuevos caminos narrativos a explorar.

La importancia de los personajes

Michael K. Williams y Jack Huston en un momento de la cuarta temporada de 'Boardwalk Empire'.Aunque si algo ha marcado esta nueva tanda de episodios ha sido, sin duda, la despedida de numerosos personajes más o menos principales. Es cierto que la serie siempre se ha caracterizado por el poco apego que le tiene a sus protagonistas, algo loable que permite una libertad inexistente en otro tipo de producciones. Pero lo ocurrido en esta ocasión adquiere un mayor impacto, tal vez por el aura trágica y misteriosa de alguno de los roles eliminados, tal vez por los motivos de otros.

Boardwalk Empire siempre ha sido una historia de traiciones, de personajes que no dudan en matar a sus supuestos socios si eso les beneficia. Pero esas traiciones siempre se habían mantenido, como decimos, entre aliados. Nunca entre miembros de una única familia. Este aspecto es sin duda uno de los más relevantes de la trama. La presencia del FBI y sus tácticas para acabar con el crimen organizado llevan a muchos personajes al límite de sus posibilidades. Más allá de la elegancia con la que la producción ofrece la imagen de villano de aquellos que supuestamente son los “buenos de la película”, lo que impacta es la resolución de dichas situaciones límites. Pocas veces se había visto en la serie un impacto tan claro en el entorno del protagonista de una trama secundaria como la que protagonizan los agentes de la ley. Sin desvelar demasiado, simplemente mencionaré que la resolución de esta línea argumental marca el inicio de la quinta temporada con esa imagen final del personaje de Steve Buscemi (28 días) en la estación.

Y me detengo en uno de los momentos más impactantes y, al mismo tiempo, más lógicos desde que empezó la serie. Aquellos que conozcan la trama sabrán que el personaje de Richard Harrow (interpretado magistralmente por Jack Huston), compañero en la guerra de James Darmody (Michael Pitt), se ha convertido con el paso de los años en uno de esos iconos de la pequeña pantalla. Silencioso, con el rostro desfigurado y la mirada fría e inexpresiva, su eficacia para matar y su lealtad y honor le convertían en un peligroso a la par que admirado personaje. El final de la anterior temporada le dejó como protagonista de un baño de sangre, acontecimiento que le deja marcado hasta el punto de sufrir un cambio radical en esta nueva entrega. Su incapacidad para matar, así como su deseo de iniciar una nueva vida, le otorgaban una mayor profundidad, pero al mismo tiempo eliminaban su esencia y, de paso, forzaban la necesidad de su desaparición de esta ecuación de asesinos y gánsters. Eso sí, se hace como merece un personaje de estas características. La serie no será lo mismo sin su presencia.

Claro que, por otro lado, lo que esta quinta temporada pierde en personajes lo gana en la recuperación de otros que parecían estar desaparecidos en etapas anteriores. Me refiero sobre todo a los personajes de Michael Shannon (El hombre de acero) y Stephen Graham (This is England), este último en la piel de Al Capone. Tras unas temporadas en las que parecían adquirir algo más de protagonismo, su perfil bajó hasta convertirse casi en una mera excusa para rellenar huecos en el desarrollo del resto de tramas. Afortunadamente para el conjunto de la producción, la ausencia de violencia y de desarrollo de la trama principal que antes mencionábamos dan más espacio a la recuperación de estos personajes, sobre todo del primero, que vuelve a mostrarse con la fuerza que hipnotizó en la ya lejana primera temporada.

No ha sido esta una temporada al uso. Es cierto que ha habido un villano, que las conspiraciones y los intentos de asesinato han poblado varios minutos de cada uno de los episodios, pero en líneas generales la sensación que queda es la de haber asistido a un movimiento de estructuras, más o menos como si el final de los anteriores 12 episodios hubieran activado un engranaje que colocara el tablero de juego en otra posición. El acierto de Boardwalk Empire, y lo que la define como la gran serie que es, reside en haber utilizado esto para avanzar en todos aquellos aspectos que había dejado momentáneamente abandonados, enriqueciendo el mundo creado y planteando un futuro prometedor.

Diccineario

Cine y palabras

A %d blogueros les gusta esto: