El viejo ‘Logan’ afronta su última misión contra ‘El guardián invisible’


Estrenos 3marzo2017Comenzamos nuevo mes y, no por casualidad, comienzan a llegar títulos muy diferentes a lo visto hasta ahora. Para empezar, este viernes, 3 de marzo, tan solo se estrena una película ganadora en los Oscar, en concreto a la Mejor Película de Habla No Inglesa. Y para continuar, llegan a la cartelera española muchos títulos nacionales; de hecho, son la mayoría de las novedades que pueden verse en las salas de cine.

Pero el repaso es necesario comenzarlo por Logan, tercera entrega de la serie en solitario sobre el famoso mutante de Marvel que, en esta ocasión, sitúa la acción en un futuro en el que el protagonista, mayor y con sus habilidades mutantes muy mermadas, sobrevive cuidando a Charles Xavier. Apenas quedan mutantes, y los niños que nacen con estas habilidades son reclutados por una empresa que los convierte en máquinas de matar. Cuando el viejo Lobezno conoce a una de estas niñas decide abandonar su retiro para protegerla. Acción, drama y aventura son los ingredientes de este film dirigido por James Mangold (Lobezno inmortal) que vuelve a contar con Hugh Jackman (Chappie) como Lobezno y con Patrick Stewart (Green Room) como Charles Xavier. A ellos se suman los nombres de Boyd Holbrook (Perdida), Stephen Merchant (Les doy un año), Richard E. Grant (Jackie) y Dafne Keen (serie Refugiados).

También destaca la llegada de El viajante, Oscar a la Mejor Película de Habla No Inglesa. Dirigida por Asghar Farhadi (El pasado), y con capital iraní y francés, la cinta se centra en una joven pareja que debe mudarse de su piso de alquiler ante el peligro de derrumbe del edificio. Sin embargo, un incidente relacionado con la inquilina anterior cambia dramáticamente la vida de la pareja. El reparto está encabezado por Shahab Hosseini (A propósito de Elly), Taraneh Alidoosti (Absolute rest), Babak Karimi (360 degree) y Farid Sajjadi Hosseini (Shad Biron).

Entre los numerosos estrenos españoles destaca el thriller El guardián invisible, adaptación de la novela de Dolores Redondo que también cuenta con capital alemán y cuya trama arranca cuando el cuerpo desnudo de una adolescente es encontrado en la ribera del río Baztán en unas circunstancias que recuerdan al de un caso ocurrido un mes antes. Para resolver el caso una joven inspectora deberá volver al pueblo del que ha intentado escapar toda su vida, y en el que las supersticiones y la brujería interfieren en la búsqueda de un implacable asesino. Dirigida por Fernando González Molina (Palmeras en la nieve), la película está protagonizada por Marta Etura (El hombre de las mil caras), Elvira Mínguez (Truman), Francesc Orella (Contratiempo), Itziar Aizpuru (Loreak), Miquel Fernández (La llave de la felicidad), Pedro Casablanc (Bajo la rosa) y Javier Botet (La cumbre escarlata).

Crimen, intriga y drama es lo que propone Ira, cinta española que se centra en un periodista que decide cambiar el sentido de su documental para grabar el diseño, preparación y ejecución de un asesinato, para lo que contará con un hombre que ha decidido tomarse la justicia por su mano tras el asesinato de su hijo. Escrita y dirigida por Jota Aronak, quien debuta de este modo en el largometraje, la película está protagonizada por Nacho Marraco (Fernanda), Urko Olazábal (Sapos y Culebras), Stephen Hughes (La conjura del Escorial) y Diana Facen (Myna se va).

Con algo de retraso llega la también española Análisis de sangre azul, drama con dosis de misterio realizado en 2015 a cuatro manos por Blanca Torres y Gabriel Velázquez (Iceberg) cuyo argumento se centra en un doctor obsesionado con hacer una película, para lo que utiliza a varios enfermos y a un inglés que no recuerda quién es como protagonistas. Anders Lindström y Juan de Dioa son sus debutantes protagonistas.

España y Marruecos colaboran en Neckan, thriller dramático de 2015 dirigido por Gonzalo Tapia (Lena) y ambientado en los últimos días de la presencia española en Marruecos. La historia gira en torno a un joven abogado, hijo adoptivo de un importante franquista, que llega a Tetuán para tratar de encontrar a su verdadera familia después de recibir un mensaje anónimo con una fotografía. Pablo Rivero (serie Cuéntame cómo pasó), Hermann Bonnín (Lazos rotos), Manuel Manquiña (Lobos de Arga), Roberto Álvarez (La perla de Jorge), Abdelatif Hwidar (Los últimos días) y Natalia Plasencia encabezan el reparto.

El thriller dramático también está representado por La chica desconocida, coproducción entre Francia y Bélgica cuyo argumento arranca cuando una joven doctora descubre que la joven a la que no había abierto la puerta de su consulta aparece muerta y sin identidad al día siguiente. Escrita y dirigida a cuatro manos por Jean-Pierre Dardenne y Luc Dardenne (Dos días, una noche), la cinta está protagonizada por Adèle Haenel (Casa de tolerancia), Jérémie Renier (Waste land), Olivier Gourmet (El caso SK1), Thomas Doret (3 corazones), Fabrizio Rongione (La religiosa) y Christelle Cornil (La promesa).

Desde Francia llega El sr. Henri comparte piso, adaptación de la obra de Ivan Calbérac (Irène) que dirige el propio autor y que, en clave de comedia, narra cómo un viejo gruñón que vive se ve obligado a alquilar una habitación a una estudiante. Pero lejos de compartir su compañía, el hombre utilizará a la joven para sembrar el caos en su familia. Entre los actores que protagonizan este film de 2015 destacan Claude Brasseur (Su Majestad Minor), Noémie Schmidt (Manual de un tacaño), Frédérique Bel (Dios mío, ¿pero qué te hemos hecho?), Guillaume de Tonquédec (El nombre) y Thomas Solivérès (Le tournoi).

En lo que a documental se refiere, y mezclando ficción con realidad, se estrena Capturar (Las 1001 novias), obra de 2015 en la que su director y escritor, Fernando Merinero (El viaje de Penélope), reúne a una serie de mujeres en su casa para realizar un casting. La particularidad es que se mezclan antiguas novias con novias actuales, algunas verdaderas y otras falsas, algunas actrices y otras no. Ninguna de ellas sabe del objetivo de este experimento, lo que genera una especie de terapia que no solo confunde a las implicadas, sino al propio espectador.

‘Del revés’: reinterpretar la vida de dentro hacia fuera


Tristeza, Miedo, Ira, Asco y Alegría son las emociones protagonistas de 'Del revés'.Pixar siempre se ha diferenciado de sus más directos competidores en la impecable factura técnica de sus películas. De hecho, cada nueva aventura suponía un reto técnico y artístico. Pero como era de esperar, tarde o temprano eso tenía que terminarse. Ahora bien, estamos hablando, literalmente, de unos genios, de unos avanzados a su época capaces de estremecer y encandilar sin necesidad de diálogos y de diseñar fluidos y movimientos orgánicos tan realistas como la vida misma. Por ello, el reto de su nueva película no estaba en la técnica, sino en el concepto narrado y el modo en que se narra. Y el resultado vuelve a demostrar la enorme distancia que existe con otros estudios, incluida la propia Disney.

Si algo encandila de Del revés es, desde luego, la traducción a la vida real de los acontecimientos que se narran. El paso de la infancia a la adolescencia de una niña de 11 años separada del mundo que siempre había conocido sirve de excusa para explorar un terreno hasta ahora ignoto. Con la aventura como vehículo narrativo, desde luego lo más fascinante del relato es comprender las consecuencias externas que tiene lo que ocurre en la mente de la pequeña. De dentro hacia fuera, como reza el título original. Y en esta deconstrucción de las emociones humanas hay hueco para todo, desde la comprensión de que no todo es blanco o negro (alegría o tristeza) hasta los sacrificios que hace nuestra mente de aquellos aspectos de nuestra infancia que lastran la madurez.

Por supuesto, todo con un colorido y un dinamismo inconfundibles. Habrá quienes quieran tacharla de infantil. Bueno, de todos los títulos de la productora es uno de los que más se ajusta a esta descripción. Pero una breve reflexión sobre el contenido obliga a modificar sensiblemente la valoración para introducir un factor que muchas películas de animación olvidan: este tipo de cine debe estar dirigido tanto a mayores como a pequeños. Y es aquí donde Pixar demuestra por enésima vez que sus cintas nunca podrán pasar de moda porque narran conflictos universales, momentos que todo ser humano ha vivido antes o después.

Es posible que Del revés posea algunos momentos de ralentización narrativa, permitiendo que el interés del público decaiga ligeramente. Sin embargo, toda la película es una genialidad, desde el colorido utilizado hasta el concepto narrativo, pasando por la traducción en imágenes del funcionamiento de los recuerdos, las emociones o el subconsciente. Desde luego, Pixar lo ha vuelto a conseguir, dejando atrás ciertas impresiones que apuntaban a un cansancio creativo. Y por si alguien quiere encontrar algún detalle técnico que marque la diferencia, ahí va uno muy personal: el bebe con el que comienza el film.

Nota: 8,5/10

‘Musarañas’: una ópera prima con sabor a ‘Misery’


Nadia de Santiago y Macarena Gómez son las hermanas protagonistas de 'Musarañas'.La ópera prima de cualquier director siempre tiene algo de experimental y de homenaje, producido por la necesidad de realizar un ejercicio de caligrafía audiovisual que, como cualquier iniciado en cualquier arte, tiene la utilidad de comprobar si realmente tiene lo necesario para encandilar con su historia. Es por eso que normalmente el espectador puede encontrar elementos muy positivos en estas películas, pero envueltos en un desequilibrio muy acentuado. Es lo que le ha ocurrido a Juanfer Andrés y a Esteban Roel con esta especie de homenaje a Misery (1990).

Porque en líneas generales el desarrollo de la trama bebe mucho de aquella historia, aderezada para la ocasión con un trasfondo social (la dictadura española), psicológico (un caso grave de agorafobia) y familiar (los secretos de las dos hermanas) muy particular que enriquecen los cánones generales de la trama. Y en este sentido, el desarrollo dramático de Musarañas camina con paso firme durante su primera parte hacia el thriller psicológico y el terror atmosférico más personal. Sin embargo, los errores de coherencia cometidos durante dicho desarrollo dilapidan el desenlace, entregándose al exceso de sangre, violencia y caos que generan, a su vez, un final sin demasiado sentido pero que trata de cerrar el círculo familiar de ese piso de roedores. El hecho de que las premisas de la historia se puedan desmontar con una sencilla llamada de teléfono da buena cuenta de la fragilidad sobre la que se construye el resto del guión.

Un guión que, por cierto, basa la mayor parte de su éxito en la labor de Macarena Gómez (Del lado del verano), quien hace suyo el personaje con una solidez asombrosa, dotando a esta mujer traumatizada, enferma y psicópata de una fuerza y de una entereza increíblemente creíbles, valga la redundancia. Es gracias a ella que la cinta absorbe en sus primeros compases, que intriga en su desarrollo y que, a pesar de sus carencias y excesos, incomoda en su desenlace. A su alrededor gravitan una serie de actores en buena forma que ayudan a dotar de credibilidad al conjunto, aunque la calidad de Gómez es tal que termina por eclipsar la labor del resto. En realidad, si no fuese por los actores posiblemente estaríamos hablando de un telefilm algo tétrico y falto de rigor en sus aspectos más realistas.

Lo cierto es que Musarañas es una película que va de más a menos, que atrapa al espectador con el magnetismo de su actriz protagonista y esos primeros ataques de ira que sitúan la acción en el punto idóneo. El problema es que poco a poco pierde fuerza hasta el punto de perder el control. Sus interesantes puntos de giro pueden intuirse a medida que los directores tratan de proporcionar gotas de información que, en realidad, son mensajes bastante evidentes disfrazados de secretos familiares. Film entretenido para los amantes del terror psicológico, pero en cualquier caso una buena prueba de los problemas a los que se enfrentan los directores noveles.

Nota: 6/10

‘Big Hero 6’: programada para no herir a los humanos


Los protagonistas de 'Big Hero 6' se preparan para su primera aventura.No creo que nadie espere encontrar en una cinta de Disney una historia desgarradora con un final duro pero realista. La compañía es lo que es, y esos valores, gusten más o menos, son sus señas de identidad. Pero de un tiempo a esta parte sus mensajes han cambiado ligeramente. Con Frozen: El reino del hielo se cambiaron las tornas en lo que a héroes, villanos y damiselas en apuros se refiere. El resultado todavía lo estamos viendo. En esta primera colaboración con Marvel, casa que posee el cómic en el que se basa, ocurre algo parecido, aunque con la diferencia de que, en esta ocasión, los personajes y el desarrollo de la trama son algo más típicos, tópicos y previsibles.

Porque si algo se le puede achacar a Big Hero 6 es que tanto su historia como sus personajes secundarios carecen de grandes matices. El desarrollo dramático transcurre por cauces habituales, sin demasiados sobresaltos y con giros argumentales más o menos previsibles. Evidentemente, la historia está pensada para los más pequeños. Pero incluso en este marco hay espacio para algo ligeramente diferente que obliga a reflexionar sobre algunas ideas como la pérdida, la forma de afrontar el dolor, la ira o la venganza. En este sentido, el momento en que el joven protagonista modifica la programación de su robot para convertirlo en una máquina de matar es tan impactante como aterradora.

Y por supuesto, tenemos a Baymax, el achuchable robot médico que acompaña al joven protagonista y que se convierte en el alma de la historia por méritos propios desde el primer minuto. Su presencia en pantalla no solo da sentido al conjunto, sino que eleva el grado de entretenimiento, risas y diversión a cotas que no se alcanzan salvo en el tramo final, cuando tiene lugar la gran batalla, todo un alarde de dinamismo, colorido y frases manidas. Desde luego, sin esta especie de primo lejano del muñeco de Michelin la cinta no sería lo que es. Y desde luego, si la acción que tiene en su tramo final estaríamos ante una propuesta mucho más monótona y lenta, como demuestran sus primeros minutos hasta la llegada del mencionado robot.

Está claro que el éxito de Big Hero 6 está asegurado, así como el merchandising que acompañará a la cinta estas Navidades. Pero más allá de todo el envoltorio, la película presenta un mensaje y una moraleja muy interesantes, tal vez no apto para todos los niños pero indudablemente didáctico. Lástima que sus puntos débiles residan en sus secundarios y en un guión excesivamente simple. De haber dotado al conjunto de algo más de solidez narrativa y de unos secundarios con vida propia estaríamos hablando de un importante título de la animación moderna. De este modo, solo se puede decir que es una película muy entretenida que se pasa en un suspiro entre risas y acción. Que es más de lo que puede decirse de otras cintas, por cierto.

Nota: 6,5/10

‘Futbolín’: los valores de un equipo


El protagonista y sus compañeros de 'Futbolín', dirigida por Juan José Campanella.Si por algo se caracteriza el cine de Juan José Campanella (Luna de Avellaneda) es por su elevada carga emotiva, no solo en sus historias sino también en su planificación, en su uso de la música y en su forma de dirigir actores. Su primera incursión en el cine de animación es otra muestra más de que estamos ante un director especial, ante un hombre que sabe aprovechar los recursos que le ofrece una historia para explotar al máximo sus aspectos más entrañables. Por supuesto, la base para conseguir todo esto sigue siendo un buen guión y, en el caso que nos ocupa, una factura técnica y artística muy elevada.

Futbolín es, en pocas palabras, una fábula sobre el trabajo en equipo, sobre la importancia de valores como la amistad, el esfuerzo o el sacrificio por encima del individualismo, el reconocimiento personal o los ídolos de barro en los que se han convertido muchos futbolistas. A través de estos pequeños jugadores de fútbol metálicos, que cobran vida con motivo del sufrimiento del joven protagonista, Campanella ofrece todo un recital de lo que debería de ser el fútbol más allá de managers o de megaestrellas cuya vida en lo más alto dura poco. Y lo hace con la magia de unos personajes entrañables, más o menos arquetípicos pero divertidos como pocos (la rivalidad entre ellos o el carácter argentino de uno de los jugadores son imprescindibles). Son ellos en realidad los que llevan el peso de la historia que, por lo demás, posee un desarrollo bastante previsible salvo su tramo final y su resolución, toda una lección de que un film no necesita tener un final feliz para terminar felizmente.

Pero si la historia y los personajes son entrañables, la forma de abordar la historia por parte del director no es menos apasionante. En la retina se quedan momentos como el primer entrenamiento y posterior partido en el futbolín, secuencias en las que las figuras, todavía inertes, parecen cobrar vida gracias a una vertiginosa cámara capaz de captar y potenciar el dinamismo de este juego. Empero, el mayor éxito reside en el diseño de estos futbolistas en miniatura, no tanto en su forma de moverse como en los detalles de sus cuerpos magullados y con zonas donde el color se ha perdido. Elementos todos ellos que aportan realismo a una fantasía cuya moraleja reside en el partido final jugado en un campo de verdad, y que como decimos tienen mucho que ver con la fama y la ausencia de compañerismo.

No cabe duda de que estamos ante una de las mejores películas de animación de este 2013 que ya termina. Futbolín es, en todos sus aspectos, un film divertido y familiar, una historia con moraleja que engancha al espectador desde esos primeros momentos mágicos hasta un final enternecedor en el que la mencionada magia se impone en un mundo cada vez más dominado por la incredulidad y la necesidad de estar conectados a la realidad y a la tecnología. En este sentido, el relato es un homenaje a una forma de entender la diversión sin ordenadores, videojuegos o tabletas. Es un homenaje a una época, a unos valores y a una forma de entender la vida. Y es un maravilloso homenaje.

Nota: 7,5/10

‘Lorax: En busca de la trúfula perdida’ es lo más visto de Semana Santa junto a ‘Intocable’ e ‘Ira de titanes’


Muchos estrenos recientes esperaban como agua de mayo la llegada de la Semana Santa en España. Y, curiosamente, ha sido el agua y el mal tiempo generalizado durante estas vacaciones uno de los factores que sin duda ha permitido que la tendencia en caída libre de los ingresos en el cine se vea interrumpida. Sin embargo, ninguno de los estrenos ha supuesto una gran alegría, dejando las mayores recaudaciones para viejos conocidos.

De hecho, la recaudación ha sido tan buena que el podium de honor cuenta con películas que han superado el millón de euros recaudados. La primera es Lorax: En busca de la trúfula perdida, la cinta de animación para los más pequeños que, en su segundo fin de semana, aumenta un 34% y logra 1,62 millones de euros durante el fin de semana. El dato curioso es que ya suma 4,4 millones, lo que implica que entre semana ha conseguido la misma cifra que de viernes a domingo, lo que indica la fuerza de los niños a la hora de atraer a las salas a la familia entera.

El caso de Intocable, la segunda cinta más taquillera, es escandaloso. Este es su quinto fin de semana en taquilla, y ha recaudado 1,4 millones, lo que representa un aumento del 21% y hace que roce los 10 millones de euros acumulados solo en España. Vista su evolución, podría alcanzar los 15 millones de euros y los dos millones de espectadores con toda facilidad. La tercera en discordia es Ira de titanes, principal reclamo de los adolescentes en estas vacaciones. Su recaudación total asciende ya a 4,52 millones de euros, sumando este fin de semana 1,3. Esto representa, empero, un descenso del 34%, lo que sin duda juegará en su contra una vez terminen las vacaciones y lleguen los estrenos de cintas fantásticas y de acción.

El reestreno tridimensional de Titanic ha sido mejor que el de otras propuestas como El rey leónStar Wars. Episodio I: La amenaza fantasma. En total, durante los cinco días que ha durado la Semana Santa 145.000 espectadores han acudido a verla, dejando 1,23 millones gracias al recargo de las proyecciones en dicho formato. En cuanto a la quinta posición, Todos los días de mi vida mantiene un ritmo más o menos coherente, descendiendo un 19% (641.000 euros acumulados) y acumulando ya 3,64 millones de euros. Con estas cifras es fácil pensar que la cinta podrá mantenerse en cartel algunas semanas más, sobre todo ante la falta de un estreno de similares características en las próximas semanas.

Dos de los estrenos que, a priori, tenían más papeletas para lograr una buena recaudación se quedan en el sexto y el séptimo lugar. Nos referimos a Grupo 7, el interesante thriller protagonizado por Mario Casas y Antonio de la Torre, y a La fría luz del día, la cinta con Bruce Willis y Henry Cavill. Aunque con similares características, el público español ha optado por el producto nacional, dejando 621.000 euros para la primera (890.000 durante toda la Semana Santa) y 574.000 a la segunda, que en el total de los cinco días sumó poco más de 800.000 euros.

El Top 10 lo cierran tres películas veteranas y muy diferentes entre sí. La octava cinta más taquillera es Blancanieves (Mirror, mirror). Esta versión del cuento con Julia Roberts como bruja suma 531.000 euros, lo que supone un 1% más, acumulando 2,83 millones. Sin duda, el periodo vacacional ha influido mucho en su recaudación, pero el hecho de que no haya mejorado en la línea de, por ejemplo, Lorax: En busca de la trúfula perdida, no presagia nada bueno a largo plazo. [REC]3: Génesis se queda en noveno lugar con 442.000 euros, con 1,72 millones acumulados.

La lista la cierra El exótico Hotel Marigold, que se queda en la misma cifra de la semana anterior, es decir, 411.000 euros. Sin duda, las buenas sensaciones dejadas por esta comedia, y el boca a boca que ha generado, han permitido que alcance ya 1,79 millones de euros, cifra que se superará con creces si el comportamiento sigue como hasta ahora, lo que es de esperar a falta de buenas competidoras por ese público objetivo.

‘Ira de titanes’ logra desbancar a ‘Intocable’, que sigue manteniéndose entre las más vistas


La llegada de un blockbuster como Ira de titanes a las pantallas españolas hacía presagiar su dominio de la taquilla, al menos durante una semana, y no ha defraudado. Y aunque ha sido una de las pocas películas que ha derrotado en recaudación a Intocable, la cinta francesa sigue demostrando su buena salud descendiendo solo un 16%. Junto a la épica cinta protagonizada por Sam Worthington los primeros puestos los ocupan estrenos de la semana, incluyendo esa pequeña joya española del cine de terror titulada [REC]3: Génesis.

En el caso de la superproducción hollywoodiense, en el primer fin de semana logró 1,99 millones de euros en 545 pantallas, lo que le augura una carrera relativamente larga, obteniendo a su paso una importante recaudación, sobre todo si tenemos en cuenta que se estrena una semana antes de la Semana Santa en España. Por su parte, la segunda posición la ocupa la familiar Lorax, en busca de la trúfula perdida se ha quedado en los 1,21 millones, pero se ha estrenado en más salas, 611, lo que deja una media muy inferior y que deja unas perspectivas menos halagüeñas que la historia mitológica. En esta lucha poco ha tenido que ver el nuevo formato tridimensional, pues ambas competían en las mismas condiciones, siendo estrenadas tanto en 2D como en 3D.

La tercera posición la ocupa Intocable, que gracias a ese descenso del 16% que ya hemos mencionado acumula esta semana 1,16 millones de euros. En total, más de 7 millones de euros acumulados y más de un millón de espectadores son las cifras de la cinta en España, lo que confirma su fenómeno en nuestro país y el gran boca-oreja que los espectadores están difundiendo. El techo no parece estar cercano, por lo que podría superar los 10 millones de euros cuando termine su andadura.

La propuesta zombi de Paco Plaza no alcanza el millón de euros en el fin de semana de su estreno, y aunque los 820.000 euros son inferiores a las dos partes anteriores, las buenas sensaciones que deja [REC]3: Génesis y los positivos comentarios que surgen de las redes sociales podrían ayudar a su camino en la taquilla, aunque en su contra juega su género, enfocado a un target muy concreto.

Tanto la quinta como la sexta posición las ocupan estrenos de la semana anterior que han tenido un devenir similar. Por un lado, Todos los días de mi vida, con 750.000 euros, registra un descenso del 42%, alcanzando los 2,48 millones de euros; por otro, Blancanieves (Mirror, mirror) se derrumba un 51%, acumulando 1,8 millones de euros que, a buen seguro, están muy lejos de las previsiones de sus responsables.

El Top 10 del ranking lo completan El exótico Hotel Marigold, que cae un 16% respecto a la semana anterior, recaudando 414.000 euros y acumulando poco más del millón de euros. Habrá que ver el efecto que tienen las fiestas de estos días en su devenir de las próximas semanas. También sigue manteniéndose Los idus de marzo, que logra 185.000 euros, lo que supone un descenso del 36% para la veterana cinta, acumulando ya los 2 millones de euros.

‘Ira de titanes’: parricidio mitológico


Hace dos años, uno de tantos remakes que realiza Hollywood llegó a la cartelera. Su título era Furia de titanes, y narraba la historia de Perseo y su viaje de iniciación como semidiós para salvar a Andrómeda. Más allá de sus elementos positivos (un gran sentido del entretenimiento y unos actores correctos en todas sus facetas), el film será recordado por ser uno de los mejores ejemplos de cómo destrozar una película rodada con cámaras estándar y luego adaptada a las tres dimensiones. Ahora ha llegado la segunda parte del remake, Ira de titanes, también en 3D y, al igual que en aquella, no demasiado necesario.

En esta continuación, que cuenta para la ocasión con los mismos actores principales de su antecesora, Perseo (Sam Worthington) debe ayudar a su padre Zeus (Liam Neeson) y rescatarle antes de que Cronos, padre del dios griego, le arrebate todo el poder y vuelva a reinar en la Tierra. Vamos, una excusa tan buena como otra cualquiera para mostrar espectaculares criaturas, combates que terminan en una extenuación física de los personajes y del espectador, y unos efectos especiales a la altura de este tipo de producciones. Ahora bien, al igual que ocurría en la reciente Inmortals, que nadie entre en la sala buscando una lección sobre historia de la mitología griega.

A pesar de que las relaciones y naturalezas de los personajes quedan bien explicadas (sobre todo si se tiene en mente la primera parte), existen detalles que terminan por resultar algo cómicos por lo forzados que aparecen en el guión. Sin ir más lejos, el famoso Minotauro, aunque sí vive en un laberinto, resulta ser el guardián de una puerta en lugar de una criatura encerrada a la que se realizan sacrificios. Con todo, el resultado final es un producto muy entretenido, que en ningún momento hace perder el interés de su historia a pesar de su previsibilidad y de una sensación de déjà vu.

Por supuesto, la historia de Perseo nada tiene que ver con Cronos o la lucha entre este padre y sus hijos divinos, que le encerraron en el monte tártaro tras arrebatarle el poder. Pero como decimos, esto poco importa. Y en buena medida eso es gracias a unos actores que, sin resultar brillantes, sí son solventes. Tanto Worthington, ahora de moda con Al borde del abismo, como Neeson (El equipo A) o Ralph Fiennes (The Reader) en su papel de un Hades menos malo de lo que cabría hacen lo justo y necesario para superar la prueba. Pero como ocurre muchas veces, son los secundarios los que aportan algo de vida al conjunto, en especial las apariciones de Bill Nighy (El exótico Hotel Marigold) como un Hefesto algo histriónico, y de Toby Kebbell (War Horse) como Agenor, el hijo de Poseidón.

La película, en fin, no termina de llenar como debería hacerlo una producción de este tipo. Claro que la primera tampoco es que fuera algo de otro mundo. Pero tampoco resulta insultante, lo que permite pasar algo más de una hora y media distraídos. A algunos puede que hasta les despierte el gusanillo de conocer más sobre la mitología griega y la historia de Perseo, los dioses y los titanes. A los que ya la conozcan… bueno, que la dejen a un lado antes de entrar en la sala.

nota: 6/10

La ‘Ira de titanes’ se enfrenta a los zombis españoles de ‘[REC]3 Génesis’


En el circuito de salas comerciales las épocas del año se distinguen gracias fundamentalmente a dos fenómenos: en invierno llegan a las pantallas estrenos que compiten por los premios inventados y por inventar, y que consecuentemente son considerados “de alto nivel”; en verano, por el contrario, las películas que son puro entretenimiento, destinadas a un consumo masivo para recaudar cuanto más mejor colapsan los multicines. Según esto, se podría decir que el fin de semana que comienza hoy, el del 30 de marzo, es el primero de la época estival si echamos un vistazo a los estrenos.

Y es que las nuevas propuestas vienen lideradas por dos llamativos títulos. El primero es Ira de titanes, secuela del remake de Furia de titanes con los mismos protagonistas y proyectada en el mismo formato que esta, el 3D, aunque a primera vista parece que se ha corregido el principal defecto de su predecesora, que fue convertida a las tres dimensiones y denostada por ello. Acción, aventura e impactantes efectos visuales promete esta historia en la que Perseo (Sam Worthington, que todavía tiene en cartel Al borde del abismo) debe volver a ayudar a los dioses ante la rebelión de los titanes, que adquieren poder a medida que la fe de los hombres en sus dioses se debilita. Liam Neeson (Love Actually), Ralph Fiennes (El jardinero fiel), Danny Huston (La conspiración) y Bill Nighy (El exótico Hotel Marigold) ponen cara a dioses y guerreros de la mitología griega, todos ellos dirigidos por Jonathan Liebesman (Invasión a la Tierra). Muy recomendable para palomiteros poco escrupulosos con la fidelidad a las historias de la antigüedad.

El otro gran estreno es la esperada [REC]3 Génesis, última entrega de la saga zombi española que llega acompañada de inmejorables críticas. Dirigida esta vez en solitario por Paco Plaza, y planteada como una precuela de los acontecimientos narrados en las dos partes anteriores, la acción se traslada a una boda donde Clara y Koldo verán cómo el día más feliz de sus vidas se torna en pesadilla. Leticia Dolera (De tu ventana a la mía) y Diego Martín (Amigos) son los protagonistas de esta cinta que promete terror, sangre y humor negro a raudales.

Lorax: En busca de la trúfula perdida es la nueva propuesta de los creadores de Gru, mi villano favorito. Proyectada también en 3D, la historia adapta un relato del Dr. Seuss en el que un joven debe salir fuera de las fronteras de la ciudad en busca de un objeto para ganarse el afecto de una chica. Para lograrlo, deberá descubrir la historia del Lorax, un criatura malhumorada pero de buen corazón a la que pone voz Danny DeVito (La guerra de los Rose). Dejando a un lado su poco cuidada animación (sobre todo si se compara con Pixar), el principal atractivo reside en los intérpretes: Zac Efron (high School Musical) y Taylor Swift (Historias de San Valentín) acompañan a DeVito.

Por su parte, Katherine Heigl vuelve a la pantalla grande con una comedia que mezcla romance y acción, un poco al estilo de Killers. En el caso de La cazarrecompensas, la protagonista de 27 vestidos da vida a una empleada de unos grandes almacenes que, tras perder su trabajo, se mete a cazarrecompensas. Una producción hecha a medida de la actriz que hará las delicias de sus seguidores y de los fans de este tipo de films. Dirigida por Julie Anne Robinson, especializada en comedias románticas como La última canción, en la película aparecen también Jason O’Mara (Terra Nova), John Leguizamo (Moulin Rouge) o Debbie Reynolds (Cantando bajo la lluvia).

En cuanto a las producciones europeas, hasta cinco títulos se cuelan en las carteleras españolas. Tres veces 20 años supone la segunda película de ficción para Julie Gavras (La faute à Fidel!), en la que William Hurt (Syriana) e Isabella Rossellini (La muerte os sienta tan bien) interpretan a un matrimonio en el que cada uno afronta la tercera edad de forma muy distinta. También es el turno de una nueva adaptación de Cumbres Borrascosas, esta vez dirigida por Andrea Arnold (Fish Tank) e interpretada por Kaya Scodelario (Moon), James Howson (en su debut en el cine), Nichola Burley (StreetDance 3D) y Steve Evets (Buscando a Eric) entre otros.

El documental queda representado por una producción alemana sobre un personaje español. Bulli: Cooking in progress supone una mirada a la cocina de Ferran Adriá y su concepto de creatividad e innovación. Dirige Gereon Wetzel, especialista en documentales. Junto a ella, y proveniente de China, Historias de Shanghai explica la historia de esta ciudad en constante evolución que se vio marcada por la revolución comunista. Dirige Jia Zhang-ke.

Por su parte, el drama El último cowboy llega con más de dos años de retraso a España. Producida por Finlandia y Alemania, esta producción dirigida por Zaida Bergroth narra la historia de dos hermanos que crecen marcados por la tragedia que desencadena uno de ellos cuando, siendo un niño, encuentra una carta que desencadena peleas entre sus padres. Delante de las cámaras encontramos a Lauri Tilkanen, Tommi Korpela (Rare Exports) y Martti Suosalo (El baile a ciegas).

Diccineario

Cine y palabras

A %d blogueros les gusta esto: